Está en la página 1de 7

¿CUÁL ES EL LÍMITE?

Rafael Vergara Navarro, abogado ambientalista


Cartagena de Indias, 23 de febrero de 2018.

Como lo expresé en la audiencia de información realizada por la


ANLA en días pasados, ser ambientalista no significa oponerse por
animadversión o por ignorancia de lo importante que es para el país
la expansión empresarial portuaria o al crecimiento de la ganancia de
quien invierte.
¡No!, va más allá: es un tema de visiones e intereses. Nos anima la
protección del capital natural y del patrimonio ecológico de la Nación,
la defensa del bien común y el interés general así como el acatamiento
riguroso de la ley ambiental.
Por dura que ella sea su correcta aplicación es la única garantía de
lograr ser en realidad sostenibles, es decir, contener los intereses
desmedidos de ganancia que no valoran el costo o el daño y poder
garantizar nuestra existencia futura, la de las otras especies y la del
entorno.
Por eso, el mandato del artículo 107 de la Ley 99/93 es claro y
directo: “Las normas ambientales son de orden público y no podrán

¿CUÁL ES EL LÍMITE? - RAFAEL VERGARA 1


ser objeto de transacción o renuncia a su aplicación por las
autoridades o por los particulares”
  Soy de los que cree que si no se fortalece el control al
cumplimiento de las normas de protección o restricción de uso, el
afán de la ganancia terminará destrozando los ecosistemas.
La Naturaleza puede y debe usarse pero no podemos seguir
abusando de ella. Si hay algo claro en la ciudad es que por ignorancia,
ambición o mala fe se ignora o matiza el efecto acumulativo del
impacto ambiental nuevo.
 No se valora la capacidad de soporte del ecosistema, en este caso
el de la altamente afectada bahía de Cartagena. Hablo de nuestra
bahía interior, el espacio semi cerrado del gran cuerpo de agua que
delinea parte de la ciudad y que según el POT tenía en 2001 una
extensión de 440 ha.
Hoy, luego de 16 años de rellenos autorizados a la Sociedad
Portuaria, a Compas, Algranel, La Suprema y otros –algunos no
autorizados- dudo que alcance las 400 ha.

¿Cuánto impactan las miles de toneladas de cada relleno


efectuado?
  

¿CUÁL ES EL LÍMITE? - RAFAEL VERGARA 2


Valga anotar que en el pasado, Cardique mediante la Resolución
0254/2004 autorizó a Compas dentro de un Plan de Manejo el relleno
de 5 ha y con ello amplió los patios y las operaciones portuarias.
¿Cuánto impactarán las nuevas 4.6 ha que está solicitando
Compas?
No lo sé, pero dudo que sea “en nada”, como dice el EIA
preparado por Aqua&Terra, firma consultora que, valga recordar, es
quien elabora el EIA que en nombre de la expansión portuaria
justifica la fractura de la matriz calcárea y el dragado sobre los corales
heroicos de Varadero para abrir un nuevo canal de acceso, presentado
como Variante del canal de Bocachica.  
Argumentan que en 8 mil ha que tiene la bahía, ¿qué son 5 ha?
Con los rellenos que existen hoy en la bahía interior sí que puede ser
significativo.
Es un dato importante porque rellenar y meter nuevas
infraestructuras en los cuerpos de agua, cerrados o semi cerrados
disminuye la capacidad de captación de aguas, lo que resulta
discutible o incoherente con las políticas de adaptación al cambio
climático.
En ellas se alerta sobre la necesidad de no seguir urbanizando las
aguas, dado el impacto que puede tener en las orillas de la zona de
influencia. La frecuencia de las calles inundadas por el aumento de la

¿CUÁL ES EL LÍMITE? - RAFAEL VERGARA 3


marea en Castillogrande, Bocagrande, el Centro, Manga, el Bosque,
Albornoz obliga a no ignorar cuánto ha subido el nivel del mar y el
nivel de la amenaza.
Es fundamental tener en cuenta que se trata de la bahía interior,
que sus bocas son estrechas y las aguas que van por las lagunas hacia
la Ciénaga de la Virgen están obstruidas por la invasión de La Unión
en los inicios del Caño de Juan Angola.  
Potenciar el negocio portuario privado no puede seguir
haciéndose sin valorar la capacidad de carga del ecosistema y los
riesgos que ello implica para las comunidades. Sin plan de
ordenamiento costero es discutible la conveniencia y legalidad de la
acumulación de las “acreciones antrópicas”. Es vital que se explique
cuál es la norma que autoriza volver suelo el mar.
ANLA tiene que tener claro que mantener esa puerta abierta
desata el afán de lucro, por el espejismo o la realidad, de la llegada de
más carga, lo que invita a que otros puertos aleguen el mismo
“derecho” y con el paso de los años terminemos pavimentando la
bahía interior.
El Ministerio de Ambiente y la ANLA tienen que decirnos en sus
decisiones cuál es la capacidad de carga de la Bahía y el Plan de
ordenamiento marítimo costero que seguimos esperando.

¿CUÁL ES EL LÍMITE? - RAFAEL VERGARA 4


Sin que la ANLA haya aprobado la licencia de las obras en el
puerto junto con el anuncio de una inversión de US$93 millones,
Mintransporte y la ANI autorizaron la modificación de la concesión
de Compas, lo que significa un visto bueno anticipado para que en la
bahía interior rellenen 350.000m y amplíen su capacidad de
operación.
Para triplicar el volumen de carga triplicarán el tamaño original
de la ex Isla del Diablo que dejará de serlo con el segundo relleno de
4.68 ha autorizado en la concesión. Pegada la isla al continente,
desaparecerán aguas y manglares, según Cardique sin importancia
por su exclusivo valor paisajístico, discutible concepto máxime que,
desde la resolución 470/1996 numeral 15, ha sido un tema de interés
del Ministerio y de conflicto.
Con esa decisión modificarían el territorio distrital y el artículo 50
del POT, lo que no puede hacerse mientras el Concejo no lo
modifique. También Compas debe cumplir con su promesa de
adquirir y operar un espacio de parqueo de los tractocamiones. No
hacerlo es incrementar el sufrimiento de la comunidad afectada hoy
en la avenida Pedro Vélez.
Sabemos que Compas ampliará su muelle hasta 110 m, la
capacidad en más del 18% y recibirá barcos más grandes pasando de 
2.820.000 toneladas de carga a 3.724.000. ANI confirmó que según el

¿CUÁL ES EL LÍMITE? - RAFAEL VERGARA 5


COMPES 3744 pagarán en contraprestación por el uso de lo que
dejará de ser de todos, aproximadamente US 42.3 millones de dólares
en promedio anual. Antes pagaban US$ 381,000.  
Más allá de Compas, la retribución para la ciudad son los
indignantes $3.000 millones que recibe la secretaría de Hacienda como
contraprestación portuaria por los 54 muelles que operan en la bahía.
¿Cuánto del pago por lo concesionado son recursos de inversión
para vencer la pobreza, la desigualdad que crece en las población que
se asienta en las orillas de la bahía? Con el costo del capital natural
invertido esa ganancia para la ciudad no es equitativa.
Los entes de Control deben valorar este hecho de transferencia de
riqueza pública a patrimonios privados. El Ministerio de Ambiente y
ANLA, al valorar esta solicitud de licencia, si la autorizan deben
establecer compensaciones que vayan más allá de decir que se
siembren mangles en tal o cual lugar del territorio.
En este caso si se llegare a autorizar el relleno y pegar la isla al
continente, la compensación debería ser además de la siembra y
cuidado del manglar, ordenar que en alianza con la Alcaldía se rescate
el Caño de Juan Angola en el sector de la Unión, reubicando a quienes
allí malviven. Acto seguido dragar para profundizar, resembrar el
manglar y garantizar que en situación crítica de tormenta las aguas

¿CUÁL ES EL LÍMITE? - RAFAEL VERGARA 6


puedan fluir hacia la Ciénaga de la Virgen. Eso compensaría el efecto
negativo del relleno.
 
  Finalmente ANLA debe valorar el planteamiento de los
pescadores cuando exigen “un plan de compensaciones de carácter
social y económico para el gremio y la comunidad”, por cuanto “las
intervenciones generarían deterioro del recurso marino justamente en
la zona tradicional de pesca, reducción del área de faena y serios
problemas de circulación para las embarcaciones de los pescadores,
toda vez que se contempla la reducción de la zona de acceso al Canal
de El Zapatero”.

¿CUÁL ES EL LÍMITE? - RAFAEL VERGARA 7