Está en la página 1de 2

3 LA CAZA FURTIVA

La caza furtiva se refiere a la caza ilegal, captura o matanza de animales no domésticos. Incluye el incumplimiento de

la ley de especies en peligro de extinción, la caza sin licencia, la caza con métodos ilegales o la caza en lugares

ilegales

La mayoría de los países se han propuesto la creación de leyes para detener o


limitar la caza de especies en peligro de extinción. De hecho existe un tratado
conocido como la Convención sobre el Comercio Internacional de Especies
Amenazadas de Fauna y Flora Silvestres (CITES), que ha sido firmado por la
mayoría de los países.

Aunque muchos animales están protegidos contra la caza, eso no detiene a


algunas personas inescrupulosas que practican la caza ilegal de los mismos. Esto
se conoce como la caza furtiva y en muchos lugares representa una actividad
lucrativa gracias a los altos precios que tienen los cuernos, el marfil y la piel de
estos animales protegidos, entre otras partes del cuerpo.

Incluso ante la presencia de los guardas de caza contratados para patrullar las
áreas protegidas, los cazadores furtivos se las ingenian para ganar ventaja. Estas
zonas son extensiones de tierra muy grandes y es difícil protegerlas como se
desea. Otro inconveniente es que los cazadores furtivos que van tras la caza de
presas grandes, como elefantes y rinocerontes, emplean armas potentes y pueden
ser muy peligrosos.

La caza furtiva no sólo ocurre en África o Asia, se conoce que actos de este tipo
también tienen lugar en Parques Nacionales. Las personas roban cactus, árboles,
tortugas. Ese es un problema frustrante para aquellos que desean proteger a las
criaturas en peligro de extinción.

¿Qué puedes hacer para ayudar?

Hay muchas maneras en que tú y tu familia pueden ayudar a detener la caza


furtiva. Veamos:

• Nunca comprar, vender o poseer cualquier artículo hecho de marfil. Incluso las
ventas legales de marfil impulsan la caza furtiva. Recuerda que todo marfil
representa la muerte de un animal, ya sea un elefante o una morsa.

• Nunca compres coral ilegalmente para tu tanque de peces. No contribuyas con


los cazadores furtivos que extraen parte de los arrecifes de nuestros mares.

• No mantener a los animales exóticos como mascotas, incluso si los ves en una
tienda de mascotas. El comercio de animales exóticos no está regulado en todos
los países del mundo, así que comprarlos estimula la caza de esas especies. Lo
mejor es dejar a los animales salvajes en su hábitat natural.