Está en la página 1de 2

INSPIRATORY MUSCLE TRAINING IN HIGH-RISK PATIENTS FOLLOWING LUNG CANCER SURGERY

ENTRENAMIENTO MUSCULAR INSPIRATORIO EN PACIENTES DE ALTO RIESGO TRAS LA


CIRUGÍA DEL CÁNCER DE PULMÓN

Introducción: Un deterioro en la capacidad ambulatoria y el nivel de actividad


física es común para las personas tratado quirúrgicamente por cáncer de pulmón.
Los niveles más altos de actividad física están asociados con una mejor la calidad
de vida relacionada con la salud en esta población, pero los métodos para mejorar
el postoperatorio la recuperación física del nivel de actividad ha sido escasamente
evaluada.

Propósito: El objetivo de este estudio fue evaluar el efecto del entrenamiento


inspiratorio postoperatorio durante dos semanas sobre la actividad física
autorreferida en pacientes de alto riesgo que se sometieron a cirugía de cáncer de
pulmón. Además, apuntamos a la identificación de predictores potenciales para la
recuperación mejorada del nivel de actividad.

Métodos: el estudio fue un ensayo aleatorizado de un solo centro, de grupos


paralelos, con cegamiento del evaluador y análisis por intención de tratar (intention
to treat analysis). El grupo de intervención (IG, n = 34) se sometió a dos semanas
de entrenamiento muscular inspiratorio postoperatorio, dos veces al día con 2 x 30
respiraciones en una intensidad objetivo del 30% de la presión inspiratoria
máxima, además de la fisioterapia postoperatoria estándar. La fisioterapia
estándar en el grupo de control (GC, n = 34) consistió en ejercicios de respiración,
técnicas de tos y movilización temprana. Evaluamos la función pulmonar, la fuerza
muscular respiratoria (presión inspiratoria / espiratoria máxima, MIP / MEP), el
rendimiento funcional (prueba de caminata de 6 minutos) y la actividad física
autoinformada (cuestionario PAS 2) el día antes de la cirugía y dos semanas
después de la operación.

Resultados: La edad promedio (± DE) en la muestra del estudio fue de 70 ± 8


años y el 58% fueron hombres. La toracotomía se realizó en el 48% (n = 33) de los
casos. Dos semanas después de la operación, un número significativo de
participantes del IG informaron niveles de actividad más altos, en comparación con
el CG (actividad inactiva 6% vs. 2%, actividad baja 6% vs. 6%, actividad moderada
38% vs. 12%) , p = 0.0063, para el IG y el CG, respectivamente (prueba de Mantel
Haenzel Chi Square). No hubo diferencias significativas entre los grupos con
respecto a la fuerza muscular respiratoria postoperatoria, el rendimiento funcional
y la función pulmonar. En un análisis de regresión logística multivariable,
encontramos que una mayor capacidad de difusión de monóxido de carbono
preoperatoria (DlCO) y valores de MIP a las dos semanas se asociaron con
mayores niveles de actividad (OR 1.56, IC 95% [1.00, 2.45], p = 0.0508 y OR 1.31,
IC del 95% [1,03; 1,67], p = 0,0304) respectivamente para DlCO y MIP.

Conclusión (es): los pacientes que realizaron entrenamiento muscular inspiratorio


postoperatorio tuvieron una mayor recuperación de los niveles de actividad
después de la cirugía de cáncer de pulmón que los pacientes que no realizaron
ejercicios. Se necesita más investigación para confirmar estos hallazgos.

Implicaciones: el entrenamiento muscular inspiratorio puede ser una opción de


tratamiento para mejorar la recuperación de los niveles de actividad después de la
cirugía de cáncer de pulmón.