Está en la página 1de 11

Programa de Marchas Procesionales 2016

Muy buenas tardes, autoridades universitarias, claustro de docentes, estudiantes, a


nuestros invitados especiales: familia del Colegio San Sebastián, sean bienvenidos a esta
actividad con la que la Comisión de la evangelización por medio de la piedad popular de la
Pastoral Universitaria, cierra el ciclo de las actividades cuaresmales.

La tarde de hoy tenemos nuestro segundo concierto para los sentidos:


Estos celajes y este clima son el marco perfecto que preparan el ambiente para que fluya
de pentagramas y partituras la música sacra procesional y nos transportemos entre
bemoles y sostenidos, a los antañones barrios del centro de la ciudad, siguiendo los Pasos
del Nazareno, de la Dolorosa, del Sepultado y de la Soledad.

Sonido apagado de los bronces y las melódicas maderas, nos retornan por breves
instantes a los años perdidos de la infancia y entre los compases de las marchas volvemos
a recorrer los amplios corredores nos cobijaron, tal vez tiñendo el aserrín… o degustando
de un plato de ancestral receta o admirando los turnos, las túnicas y las mantillas de
padres y abuelas.

La identidad de la semana santa Guatemalteca es más que fervores y devociones, es abrir


las venas y el corazón de un pueblo que se une al Cristo Nazareno, porque al igual que El,
sufre, padece, y agoniza cada día…. pero que también como Cristo nuestro pueblo
resucita cada día y Resucitará…

Las marchas fúnebres o procesionales son una composición musical que se caracteriza
por su métrica acompasada a cuatro tiempos y por su ritmo lento y solemne, suele
interpretarse en procesiones y actividades religiosas de corte católico o en los sepelios.
Por lo general, está compuesta en tonalidades menores y su musicalidad acentúa un
sentimiento de tristeza que se manifiesta en los feligreses o los dolientes.
Primera Parte – Banda URL

1. La Oveja de Jesús de San Bartolo – Rafael García Reynolds

Hace pocos días éramos testigos de cómo la Ciudad Colonial de la Antigua Guatemala se
desbordaba entre devotos y turistas para presenciar el más capitalino de los cortejos
antigüeños: el de Jesús de San Bartolo, procesión que cierra los cortejos de las aldeas
alrededor de la Antigua Guatemala.

Considerada la Segunda Marcha Oficial para los cortejos de esta imagen la misma es obra
de Rafael García Reynolds. El maestro Reynolds, dedico esta marcha fúnebre a Don René
González y González, a quien apodaban el chivo. La Marcha se llamó originalmente “El
Chivo de San Bartolo”, incluso se puede apreciar esta leyenda en las partituras de la
época. Fue estrenada en un concierto de Velación el Quinto Viernes de Cuaresma. En la
Ciudad Capital se estrenó en la procesión de Jesús Nazareno de Candelaria en el año de
1969.
2. Cantemos al amor de los amores – Arreglo de Fernando Díaz Cuellar

El himno de adoración al Santísimo Sacramento "Cantemos al Amor de los amores", fue el


Himno oficial del XXII Congreso Eucarístico Internacional que se celebró en Madrid del 25
al 30 de Junio de 1911. El autor de la letra fue el P. Restituto del Valle, O.S.A., y D. Juan
Ignacio Busca de Sagastizábal compuso la música.

El hecho de que cien años después se siga cantando con amor y devoción ponen de
manifiesto el valor de este himno, cuantos de nosotros no vimos a los abuelas y abuelos
cantarlo en las celebraciones de Corpus Cristi o en los Jubileos circulares y cantándolo
ellos, sentimos hasta escalofríos al momento en que se entona el coro:

Gloria a Cristo Jesús,


Cielos y tierra bendecid al Señor
Honor y Gloria a ti, Rey de la Gloria
Amor por siempre a Ti, Dios del Amor….
3. Jesús de San José – Miguel Ángel Sosa Ponce

El Domingo de Ramos es un día triunfal y de presagio, las Sagradas Escrituras nos relatarán
que Jesús previo a la celebración de la pascua es recibido como con vítores, palmas y
mantos por alfombras para recibir al “Rey de los Judíos”. Esta realeza dista mucho del
concepto que ansiaban los judíos, Jesús lo advirtió: “mi reino no es de este mundo”…

Del templo de San José, el Domingo de Ramos sale el cortejo de “Jesús Rey del Universo” y
esta composición de Miguel Ángel Sosa Ponce, es una marcha que presenta ese presagio,
en su métrica es una marcha que acentúa el drama de la pasión. Escuchemos bajo la
dirección del maestro Fernando Díaz de Miguel Angel Sosa Ponce JESUS DE SAN JOSE.
4. Jueves Santo – Fernando Díaz Cuellar

Jueves eucarístico, jueves albo, Jueves Santo con Jesús de Candelaria.

La imagen de Jesús Nazareno de Candelaria es una escultura tallada en madera, de estilo


prebarroco, que tiene la particularidad que lleva su mirada hacia el frente, sólo unas
cuantas varas adelante. Posee una leve inclinación hacia adelante, debido al peso de la
Cruz. Su rostro muestra una inmensa angustia y dolor, mismo que se puede observar en
sus ojos, tallados en la misma madera, de color verde olivo y los párpados muy abiertos.
Su boca entreabierta permite observar una hilera de pequeños dientes, además de su
lengua morada, a causa de la deshidratación, misma que se refleja en los labios también
amoratados que se asoman debajo del bigote y por encima de las barbas finamente
talladas. Además de ello se puede apreciar una fisonomía indígena con una tez morena.

Jesús de Candelaria, es el Señor de Jueves Santo en la Ciudad de Guatemala y su cortejo


nos invita a caminar con él por el tránsito de la pasión.
Segunda Parte – Colegio San Sebastián
1. Una Plegaria – Carlos R. Díaz del Cid

Nació en la ciudad de Guatemala el 2 de mayo de 1931 y falleció en el mismo lugar el 5 de


octubre de 1995, hijo de Jorge Díaz Vásquez y María del Carmen del Cid de Díaz. Hizo sus
estudios en el Colegio San Sebastián y recibió el título de Bachiller en Ciencias y Letras en
el Colegio de San José de los Infantes (actual Liceo Guatemala). Estudió la carrera de
Medicina en la Universidad de San Carlos de Guatemala. Y por muchos años fue docente
del colegio San Sebastián.

Es conocido por su especial devoción a la C.I. de Jesús Nazareno de Candelaria y a la C.I. de


Jesús Nazareno de la Merced, la que le inspiro a componer dos marchas fúnebres: La
primera “SERENA MIRADA” dedicada a Jesús Nazareno de Candelaria y “UNA PLEGARIA”
dedicada a Jesús Nazareno de la Merced, las que fueron instrumentadas por el Maestro
Rafael García Reynolds, cuya firma aparece en las partituras originales.

Otro significativo aporte aporte a las tradiciones cuaresmales fue haber escrito durante 20
años interrumpidos un folleto dedicado a Jesús de la Merced, que contenía fotografías,
relatos, anécdotas, e historia, mismo que era entregado para las inscripciones de cada
año. Aún después de la muerte fue entregado por 4 años.

La Marcha Una Plegaria fue estrenada en el Año de 1985, y siempre es tocada cada año
frente a su residencia ubicada en la 2 calle entre 7ma. y 8va. Avenida. Tras un toque de
silencio en su memoria….
2. María la penitente – Fray Miguel A. Murcia
¿Que pueden decir los santos de ti María?, si cosas que brotan del corazón, no hubo amor
más puro que el tuyo, un conocido alabado sintetiza el papel de María en la historia de la
salvación: más grande que tu solo Dios, solo Dios…

Es María la prefiguración del creyente, la mujer de la fe, la que sigue a Jesús llevando la
cruz, la que agoniza en el calvario y la que recibe el cuerpo exánime abrazándolo como
cuando era un niño…

María es mujer de fe: guarda todo esto en el corazón, ella cumplió la profecía de Simeón:
una espada de dolor atravesará tu corazón. Pero también será la testigo de la
resurrección, porque su alma glorificó al Señor.

Escuchemos pues esta bella marcha de Fray Miguel A.Murcia que es la marcha oficial de la
Santísima Virgen de Dolores del Templo de la Recolección en su procesión de sábado
anterior a Ramos o conocido también como “Sábado del Consuelo”.
3. Cristo Rey – Miguel Zaltrón
Marcha fúnebre compuesta por el maestro Miguel Zaltron Barzaghy, el compositor nació
en la Ciudad Capital en 1898 y murió en junio de 1934. . Violonchelista y compositor.
Integrante de la orquesta de la Unión en 1929. Realizó estudios de música en el
Conversatorio de Guatemala y fue profesor de cello en el Conversatorio actuando como
cellista en la ciudad de México.

Algunas de sus obras fueron grabadas en discos de acetato y se popularizaron, llegando a


México y Centroamérica. Ganador del concurso para el himno de la Virgen del Rosario en
1933. Fue discípulo de Daniel Gaitán y maestro de capilla de la iglesia Santo Domingo.

Se tiene el conocimiento que compuso tres Marchas fúnebres: Cristo Rey, Jesús redentor,
Redención. La marcha fúnebre Cristo Rey se estrenó como marcha el Jueves Santo 24 de
marzo de 1932; dos años después falleció.

Un dato curioso de esta composición es que la tercera parte de esta marcha guarda
similitud o tal vez inspiración de una pieza de 1916 denominada “Rosas de Picardía” la
cual compuesta en 1916 por el británico Haydn Wood con letra de Frederick Weatherly,
no se sabe a ciencia cierta si esto es una coincidencia o si el maestro Zaltrón tuvo acceso a
esta composición en sus años mozos.
Tercera Parte – Ensamble
1. Sudor de Sangre – Fray Miguel A. Murcia

Al preguntarle a Fray Miguel a Murcia que le motivó a componer la Marcha Sudor de


Sangre estrenada en 1956, contará que dividió en tres partes su composición, inspiradas
en los siguientes pasajes de la pasión:

En la primera parte plasmó el dramatismo de los momentos previos a la muerte del Señor,
imaginándose la expectación y el movimiento provocado por la muchedumbre que se
dirigía al Monte Calvario a presenciar lo que sucedía: El despojo de los ropajes de Jesús, la
crucifixión y el sufrimiento de su Madre.

Para la segunda parte se inspiró en el momento mismo de la muerte de Jesús y sus últimas
palabras: “Todo está consumado”, tratando de reflejar el pánico que se apoderó de los
presentes al temblar la tierra, al ver las tinieblas que bajaban del cielo y al ver que las
cortinas del Templo se rasgaban.

Finaliza la marcha inspirada en el momento en que, después del supremo dolor y


sufrimiento, de la desesperanza, de la tempestad y del temblor que se pensaba que
destruiría toda la tierra…, llega la calma. Jesús ha muerto. La Madre llora su dolor. Ya no
hay nada más que hacer. Los Santos Varones bajan el cuerpo de la cruz y lo preparan para
su entierro. Todos los presentes se resignan a la muerte de Jesús. Todo es silencio y
tristeza.
2. El Llanto de la Virgen – Brígido Porras
Dedicada a la Virgen de Dolores del templo de Santo Domingo
3. La Sangre de Cristo – Demetrio Mendieta

En la catedral de Managua hay un lugar especial para un cristo crucificado, el cual es ícono
de la identidad nicaragüense, La venerada imagen de la Sangre de Cristo fue traída de
Guatemala en 1638 y la misma ha estado expuesta en diversas épocas en varios templos,
pero con la construcción de la nueva catedral de Managua se le dedicó un altar exprofeso
para el culto. La Sangre de Cristo es para el nicaragüense una devoción que une
generaciones.

Precisamente esta devoción movió al compositor nicaragüense Demetrio Mendieta a


dedicar tan particular marcha fúnebre, la misma posee claros matices que la distinguen de
las marchas Guatemalteca, pero es una composición tan bien estructurada
armónicamente que se adaptó muy bien al gusto de los guatemaltecos, a tal punto que es
oficial del cortejo del Cristo Crucificado Quinto Viernes en San Francisco.

Pero esta marcha suena de manera impresionante además en tarde de Viernes Santo… y
es que entre cristales y bronces, el brillo y esplendor del Santo Entierro Dominico cuando
hace su majestuoso paso por la Catedral, es el marco perfecto para que las notas de "La
Sangre de Cristo" de Demetrio Mendieta invadan el sacro espacio.