Está en la página 1de 7

Stephanie Romero Faz

Sociedad y Cultura en la Nueva España


Semestre 2017-2

“La europeización de la Nueva España”

Una de las características del proyecto de dominación española es que tuvo 2 propósitos
fundamentales: dominación socioeconómica e ideológica, esta última sería efectuada bajo la misión
cristiana. Con respecto a la europeización, la lectura se basa en dos aspectos fundamentales: la
castellanización de la población autóctona y la cristianización de la población indígena.

A través del cristianismo se importaron los valores imperantes en Europa. El año de 1492, va a ser
uno lleno de efectos para el continente europeo; una vez que culmina la guerra de Reconquista y
cae el último reino de Granada, la corona española queda en un estancamiento económico, el cual
hace imperante la gran necesidad de expansión hacia otros territorios, siendo que una justificación
ideológica de dicha expansión estaba directamente relacionada con el “mandato” de llevar el
cristianismo a los confines recién descubiertos.

Un proceso de conquista significa no solo someter a los pueblos militarmente, sino que al mismo
tiempo se transforme su cosmovisión del mundo y convertirlos al cristianismo. Sin embargo, el
proceso de evangelización, que empieza con la llegada de órdenes religiosas (franciscanos,
agustinos, jesuitas, etc.) presenta diversas problemáticas, ya que la visión indígena del mundo, así
como prácticas de idolatría se siguieron presentando, hasta entrado el siglo XVI y el XVII. Es por ello,
que fue necesaria toda una transformación radical de la vida diaria y del pensamiento indígena, para
convertirlos completamente al cristianismo, aunado a esto, con la aparición de la Inquisición a partir
del año 1530, las persecuciones indígenas se hicieron más presentes, y los bautizos fueron el puente,
para que los indígenas pudieran convertirse en miembros de la comunidad cristiana, con lo cual
quedaban sujetos a vigilancia por parte de la Inquisición por si reincidían en prácticas antiguas
religiosas.

Dicho proceso de europeización fue llevado de manera muy lenta en el interior de la Nueva España,
y fue un proceso lleno de retos y transformaciones profundas, para todos los indígenas que debieron
ajustarse a un proceso de aculturación impuesto y que, bajo sus formas específicas, pudieron definir
una identidad propia.
Stephanie Romero Faz
Sociedad y Cultura en la Nueva España
Semestre 2017-2

“Días de guerra, vivir la Conquista”

El encuentro entre 2 culturas completamente diferentes, impulsó un conocimiento y observación a


detalle de cada gesto y forma de actuar, además al provenir de códigos sociales distintos no sabían
cómo proceder ante diversas situaciones que generaban cierta tensión e incertidumbre, como la
guerra y la paz. Ambas culturas no eran ajenas a la guerra, sin embargo, tenían estrategias muy
específicas y añadió connotaciones interesantes.

La guerra indígena

El estilo de conquista de la Triple Alianza, era muy diferente al del ejército español, ya que, en
Mesoamérica, una vez que se sometía un pueblo, los vencedores regresaban a sus lugares de origen
y el dominio se expresaba a través del cobro de tributos. Otra estrategia era el cierre de caminos
para impedir el paso del comercio y esto era signo de hostilidad, así cuando el adversario cruzaba,
la guerra era inminente; el ruido también formaba parte de la de la guerra, ya que se utilizaban para
alentar a los ejércitos mexicas.

Además de técnicas de guerra, igual establecían aquellas de resistencia, dentro de estas, era
habitual esconder a los caídos en batalla y el objetivo era que el contrincante no supiera el número
de bajas. Otra era el uso del disfraz, ya que buscaban provocar miedo en el adversario, aunque este
recurso podía tener implicaciones para evitar la derrota.

Entre las prácticas de guerra indígenas, se pueden encontrar aquellas que tienen que ver con la
forma de hacerse de prisioneros, y su manejo después de la batalla. En algunas crónicas nos
mencionan que a los prisioneros les causaban heridas severas para que pudieran ser sacrificados a
sus ídolos; dichos sacrificios y la exhibición de trofeos. Lo que buscaban los indígenas, por medio del
sacrificio, era que sus dioses (Huitzilopochtli y Tezcatlipoca) los recompensaran con la victoria.
La guerra de los caballeros cristianos

Los españoles a diferencia de los indígenas, tenían inspiración y sustento ideológico proveniente de
la literatura, en cada una de sus batallas. Muchas de sus estrategias, tenían su referencia en las
convenciones de guerra europeas. Una de las influencias ideológicas más claras se encuentra en
libros de caballería.
Stephanie Romero Faz
Sociedad y Cultura en la Nueva España
Semestre 2017-2

“Moctezuma y los signos, Cortés y los signos”

Es importante reflexionar que a partir del conocimiento de la otredad nos vamos conociendo a
nosotros mismos, desde una persona perteneciente a otro grupo social, hasta la diferencia entre
hombres y mujeres; pero ¿Cómo conocer a la otredad? El autor para facilitarnos el proceso de
reconocimiento del otro nos pone de panorama uno de los más grandes momentos históricos que
han existido: El descubrimiento de América, ya que es uno de los apéndices que constituyen nuestra
identidad y a la vez la historia será testigo del mayor genocidio que se haya presenciado.

Colón en base a libros que hablaban de los viajes de Marco Polo y sus largas travesías y
descubrimientos emprendió un viaje en el que el oro, las riquezas no eran el objetivo primordial, al
menos no en primer lugar para él, sino el expansionismo del cristianismo, pero como sabe que para
poder conocer otras tierras necesita recursos, uso la idea de los beneficios económicos que traería
esta expedición para así obtener no solo el financiamiento de los reyes, sino alentar a la tripulación.

Ya había otros viajeros que sabían exactamente el lugar que les esperaba por conocer, pero Colón
solo con la información que previamente había consultado, viajaba en aguas desconocidas,
convencido de que llegaría a las Indias y que grandes descubrimientos le aguardarían. Pero su
sorpresa fue grande cuando se percató de que desde el paisaje, los animales, las personas que llegó
a ver no eran para nada parecidos a las descripciones de Marco Polo, así que supuso que eran
tierras desconocidas y que era benéfico para la corona española llegar hasta allá por los grandes
“provechos” que encontrarían.

Colón, en sus anotaciones hace observaciones acerca de la flora y fauna, con eso se va orientando
y comienza a descifrar la tierra a la que está muy cerca de tocar, así que sus apuntes para la
navegación ya nos dan un panorama acerca de que Colón está muy interesado en la naturaleza.

Una vez que llega a la isla de Cuba y tiene el primer contacto con los nativos empieza a imponer su
autoridad, ya que desvaloriza la información que los indios le han proporcionado, él cree que conoce
perfectamente la isla y afirma que la gente que encontró ahí era “bestial” y que como no hacían otra
cosa más que comer y estar con mujeres, decían que eso era una isla y Colón inmediatamente acude
a la voluntad divina y le atribuye el descubrimiento de la isla a ese saber a priori.
El autor nos menciona un dato muy importante, el cual se presenta en el momento en que Colón
pisa tierra firme y quiere renombrar todo lo que hay en aquel lugar; se tiene la idea de que las
personas que llevan consigo una gran labor de llevar a lugares remotos la palabra de Dios deban
cambiarse de nombre, así Colón mantiene en él 2 aspectos importantes: el de evangelizador y
colonizador.
Colón era consciente de que todo aquello que existía tenía nombre, sin embargo, al querer
apropiarse de ello, es que le acuñe nombres religiosos al lugar, como símbolo de apoderamiento.

Con las características anteriores no es de extrañarnos la actitud con la que Colón percibe a los
indios, ya que desconoce la diversidad de lenguas, dando por resultado una falta de entendimiento
y una mala apreciación de las cosas. Esto dio muchos tropiezos ya que no fue solo la falta de
comprensión del idioma, sino la ignorancia de las costumbres de los indios. Pero más que nada es
importante recalcar que a Colón no le interesa conocer al otro, ni en lo más mínimo, adoptando una
postura autoritaria y ego centrista.

Una característica que sorprende a Colón es el hecho de que las personas no usan mucha ropa y a
esto le da un significado intrigante, sostiene que por principio esas gentes son inferiores, no tienen
cultura, ni leyes, ni religión; en términos generales su actitud frente a una cultura desconocida es la
de un coleccionista, más nunca trata de entender al otro.

Poco a poco un sentimiento de superioridad empieza a adueñarse de él y a otorgar adjetivos como


bueno o malo a los indios, comienza a asumir que los indios están igual de maravillados con su
presencia y que aceptarán la evangelización; conforme el autor va presentando diferentes
anotaciones se va desmenuzando la actitud que tiene Colón hacia los indios y el propósito por el
cual emprendió el viaje pasa a ser acompañado de una sed de dominio y conquista, así ve que la
fuerza es un medio para cumplir su objetivo.

Una vez que afirma la inferioridad de los indios comienzan a desvalorizarlos imponiendo su voluntad
y con la finalidad de obtener “muestras” para sus colecciones comienza a tratar a los nativos como
esclavos, de la misma forma a las mujeres, las cuales además de ser un objeto más para la colección,
se presentaban muchos casos de abuso sexual.

La reflexión que el texto ha dado es que: “Colón descubrió América, pero no a los americanos”.
Esta frase dice mucho acerca del estudio de la alteridad, donde no se ha reconocido, incluso se le
ha sometido y negado. A lo largo de la historia vemos a occidentales dar por hecho que la diferencia
significa un estado inferior y que el conquistador acompañado de una voluntad divina, tiene la misión
de llevar la palabra de Dios y salvar a aquellos “ignorantes” que no viven de acuerdo a la fe cristiana.
Por ello es importante replantearse al otro, ya que como el autor lo mencionó al comienzo, en el
proceso de acercarnos a la alteridad, nos estamos conociendo a nosotros mismos y la finalidad es
entender y dar significado a los diferentes procesos culturales que existen alrededor del mundo.
Stephanie Romero Faz
Sociedad y Cultura en la Nueva España
Semestre 2017-2

“Diversas posturas ideológicas”

La modernidad -señala Dussel- no es otra cosa que un proyecto colonial, puesto que las relaciones
de explotación y dominación han permitido la creciente acumulación de capital, así mismo, pretende
refutar la idea de que la modernidad aparece con el descubrimiento de América, se toma erróneo,
porque solo fungió como constructor de un ego europeo que se consolida con la Conquista, ya que
empieza a crearse una visión de América, y de sus individuos. Dicha invención se realiza a imagen
y semejanza de Europa, quedando esta última como origen.

Dussel expone que la modernidad como mito, surge en el mal llamado “descubrimiento” de América,
ya que es en este momento histórico donde comienza a negarse al otro; y a trasladar valores,
costumbres y creencias europeas en los indígenas americanos, que, al ser no europeos, comienzan
a crearse estereotipos y un menosprecio de su “cultura”, la cual, bajo los estándares occidentales,
solo es un intento, más deben dejar el estado natural para poder ser parte del Estado moderno.

Se puede analizar que Dussel, realiza un profundo estudio acerca de las diversas concepciones del
progreso y cómo se ha olvidado que el proceso colonial va de la mano con la idea del “avance”; nos
menciona que no hay modernidad posible sin colonialismo. Con la llegada de los cronistas europeos,
comienza a difundirse una visión del indio, que al no vivir bajo los estándares europeos poco a poco
se le va atribuyendo la categoría de salvaje, primitivo y bárbaro ya que una vez que Europa se
autoproclama superior, todos los demás pueblos deben seguir sus pasos.