Está en la página 1de 11

INTRODUCCION

Las finanzas públicas son un campo de la economía que se encarga de estudiar el


pago de las actividades colectivas o gubernamentales, y con la administración y el
diseño de dichas actividades. En términos generales, finanzas se entiende como la
actividad en los negocios en relación con las cuestiones monetarias.

Desde que el ser humano apareció en el planeta tuvo que hacer ciertas cosas para
poder sobrevivir, como fue la caza, la agricultura, etc., por mencionar algunas y poco
a poco y con el transcurso del tiempo fue evolucionando, como lo fue en administrar
sus recursos para poder sobrevivir un claro ejemplo fue la comida ya que en esos
tiempos era escasa y difícil de conseguir y así fue como se fue desarrollando.

Hasta que años más tarde apareció por primera vez la moneda y supo cómo
administrarla y por consiguiente surgió las finanzas como una ciencia, disciplina,
que consiste en el estudio de la manera en cómo se asigna recursos escasos a
largo tiempo en condiciones de incertidumbre que se basan principalmente en dos
características como lo son: los costos y beneficios de las decisiones financieras y
la distribución de los recursos a lo largo del tiempo.

En los últimos años se ha producido un acercamiento importante entre la comunidad


científica y los legisladores. Estos acercamientos han sido formalizados con la firma
de convenios de asesoría del Foro Consultivo Científico y Tecnológico y de la
Academia Mexicana de Ciencias con las Cámaras de Diputados y de Senadores.

En la actualidad las finanzas son sumamente importantes en el ámbito empresarial,


ya que de ella depende de él gran crecimiento y desarrollo de las empresas, ya que
tiene como objetivo principalmente la expansión y multiplicación del dinero, en ella
encontraras cómo manejar adecuadamente tus ventas y gastos para tener una
buena rentabilidad e utilidad.
DESARROLLO

FUNDAMENTOS

Se conoce como finanzas al estudio de la circulación del dinero. Esta rama de


la economía se encarga de analizar la obtención, gestión y administración de
fondos. Lo público, por su parte, hace referencia a aquello que es común a toda
la sociedad o de conocimiento general. Las finanzas públicas están compuestas por
las políticas que instrumentan el gasto público y los impuestos. De esta relación
dependerá la estabilidad económica del país y su ingreso en déficit o superávit.

Cada vez es más complicado ceñir en un solo concepto el termino finanzas. Hoy día
se habla de finanzas en prácticamente todos los medios de comunicación; existen
diarios especializados en noticias financieras, los noticiarios de radio y televisión
tienen secciones dedicadas a informar sobre las principales variables económicas
y financieras, y abundan las revistas que tratan de tópicos de inversiones y finanzas.

Las expectativas de mejora, de crecimiento de inversión, de ahorro y de solvencia


financiera son temas tratados día a día por mucha gente y no solo por los expertos.
Finanzas, según el diccionario, se refiere a hacienda, caudal y negocios. Se le
define como el conjunto de actividades mercantiles relacionadas con el dinero de
los negocios, de la banca y de la bolsa; y como el grupo de mercados o instituciones
financieras de ámbito nacional o internacional.

Así, la palabra “finanzas” se puede definir como el conjunto de actividades que, a


través de la toma de decisiones, mueven, controlan, utilizan y administran dinero y
otros recursos de valor. “Finanzas” es una palabra que provoca reacciones distintas,
las cuales pueden ir desde el interés y la curiosidad hasta el temor y la angustia.
Para la mayoría de las personas las finanzas se perciben como algo complejo, poco
accesible y que solo es manejado por los estudiosos; en realidad, estas pueden ser
tan sencillas, interesantes y útiles si se cuenta con los conocimientos financieros
esenciales.
FINANZAS PUBLICAS

En cuanto a los gobiernos, estos por lo general gastan más de lo que reciben. El
déficit de un gobierno, que no es otra cosa que el diferencial entre los ingresos
obtenidos y los egresos aplicados, se debe financiar, es decir, deben obtenerse los
recursos faltantes para poder realizar los gastos programados. Un gobierno recibe
recursos financieros por medio de los impuestos y derechos que cobra, por la
ganancia que generan las empresas estatales, por la emisión de dinero que realiza
y, en última instancia, por los recursos en préstamos que puede obtener. El gobierno
utiliza todos los recursos disponibles para cubrir sus gastos, crear infraestructura,
garantizar la seguridad de sus ciudadanos y establecer las condiciones económicas
propicias que estimulen el desarrollo de la población. Estas actividades se realizan
en el ámbito de las finanzas públicas. Cuando el gobierno necesita recursos “emite”
algunos instrumentos financieros y con ello capta los recursos que tienen en exceso
los individuos o las empresas. El instrumento más común que tienen algunos
gobiernos es el denominado certificado de la tesorería o pagare gubernamental.
Cada determinado tiempo el gobierno emite certificados de la tesorería y la gente
los adquiere, es decir invierte, entregando sus recursos al gobierno. En México los
CETES es uno de los instrumentos financieros más comunes y conocidos entre la
población.

Tanto en el campo de las finanzas públicas como en el de las finanzas corporativas


y personales, es necesario conocer los principios financieros básicos que nos
ayuden a tomar buenas decisiones. Estos principios se refieren a los conceptos
elementales para comprender como se generan las ganancias y los costos en las
operaciones financieras. Tales conceptos son los siguientes:

 Activos financieros
 Mercados financieros
 Valor del dinero a través del tiempo
 Tasas de interés
 Valuación de activos fijos
 Contabilidad y estados financieros
El conocimiento de los fundamentos financieros puede evitar errores costosos en
las decisiones que tomamos y que pudieran haber sido mejores de haber contado
con más y mejor información. Así como el objetivo de las finanzas públicas es lograr
el crecimiento y la sustentabilidad de la economía, y el de las empresas es obtener
utilidades que incrementen su valor, el propósito de las finanzas personales es
acrecentar un patrimonio que nos permita vivir con solvencia económica y poder
hacer frente a nuestras necesidades, gustos e imprevistos en el corto, mediano y
largo plazos.

Dentro de la definición que algunos estudiosos han hecho de “economía” se puede


encontrar el común denominador de cualquier clasificación de finanzas y, sobre
todo, del verdadero sentido de la actividad financiera. La economía es la ciencia que
administra los recursos escasos y deseos ilimitados, dos elementos que siempre
están presentes en las finanzas públicas, corporativas y personales, tanto el
gobierno, como una empresa o un individuo, saben que los recursos disponibles
nunca son suficientes para todos los proyectos deseados. Priorizar los deseos y
conseguir los recursos necesarios se ha convertido en un verdadero crucigrama
para todas las personas.

PLANEACIÓN DE LOS INGRESOS PÚBLICOS.

La recaudación de impuestos comprende el uso de instrumentos orientados a


fortalecer los ingresos públicos a partir de gravámenes de dominios específicos de
la actividad económica. Por ejemplo, entre los impuestos de aplicación más
generalizada se encuentran aquellos que gravan el ingreso personal y de las
empresas, las contribuciones a la seguridad social y los impuestos al consumo de
bienes y servicios.

La estructura impositiva se conforma de la participación de los diferentes


gravámenes en la generación de ingresos públicos. El tamaño de la contribución de
cada tipo impositivo dependerá tanto del nivel de la tasa impositiva como del tamaño
de la población de contribuyentes. En México, los impuestos de mayor recaudación
corresponden al impuesto sobre la renta (ISR) y al impuesto al valor agregado (IVA).
Sin embargo, existen diferentes instrumentos impositivos especiales como el que
grava la producción y servicios relacionados con los combustibles, bebidas
alcohólicas y cigarros, o los que gravan los ingresos de las empresas.

La planificación y el presupuesto gubernamental, partiendo de una racionalidad,


tiene relación a las siguientes causas que tienen un carácter político, económico y
social; esencial para el crecimiento y desarrollo de cualquier país:

El presupuesto está compuesto por recursos que se extraen a la sociedad y


representa cargas fiscales en grupos sociales. Se relaciona con el poder del estado
de meter la mano en los bolsillos y decidir sobre su asignación.

En esa decisión sobre la distribución, el presupuesto revela las prioridades del


gobierno y permite evaluarlo a través del análisis de impactos, así como de la
revisión-auditoría.

El presupuesto tiene un peso macroeconómico muy evidente en el crecimiento, el


empleo, la inflación, y la estabilidad. Las políticas de ingreso y de asignación del
gasto público son elementos clave de la política económica: tienen impactos
definitivos en el crecimiento de la economía y en el desarrollo social.

El presupuesto tiene un evidente impacto en la economía y el desarrollo en su


conjunto, pero también lo tiene en la vida de los habitantes del país. El presupuesto
tiene un peso microeconómico, con la asignación de recursos para prestar servicios
que demanda la sociedad. En contextos democráticos, esas políticas se someten a
escrutinio, evaluación y debate públicos.

Un factor que le da gran importancia al presupuesto es el hecho de que es la


sustancia del funcionamiento gubernamental, de los programas: representa los
recursos del estado. El estado, para funcionar, para cumplir con sus funciones
básicas y constitucionales, requiere de recursos. Cualquier acción gubernamental,
requiere de un aparato administrativo que necesita recursos públicos. Estos se
generan a través de las funciones estatales de levantar impuestos, producir algunos
bienes, prestar algunos servicios, emitir y contratar deuda pública.

Por último, pero no menos importante, el presupuesto tiene una fuerte relación con
la política y con el poder. La acción gubernamental tiene un impacto determinante
en la estructura política: la consolida, la erosiona, siempre la modifica. Las acciones
gubernamentales debilitan o favorecen a grupos, regiones, sectores económicos,
sociales, geográficos. Desde esta perspectiva, el presupuesto es parte clave de la
Política, pues asigna recursos.

LA HACIENDA PUBLICA Y LA CONSTITUCION POLITICA DE LOS ESTADOS


UNIDOS MEXICANOS

“El término de finanzas publicas ha tenido distintas connotaciones de acuerdo a las


funciones y enfoques que se le atribuyen al estado en la economía. Musgrave en
su obra clásica Teoría de la hacienda pública (1960) define las finanzas públicas
como el conjunto de problemas que se centran en el proceso de ingreso y gasto del
estado. Por su parte, Somers (1964) afirma que las finanzas públicas pueden
considerarse como un elemento poderoso que repercute en la economía,
extendiendo sus efectos a todas las esferas de la producción y el consumo. Una
definición generalizada considera a las finanzas públicas como el ámbito de la
política fiscal donde las medidas relativas al régimen tributario, gasto público,
endeudamiento interno del estado y gestión determinan los niveles de los ingresos
y gastos públicos, mediante los cuales se afecta el ingreso nacional, el consumo, el
ahorro y la inversión privada”

El marco jurídico delimita y otorga sostén a las actividades financieras, al crear las
reglas bajo las cuales se realizan las transacciones necesarias para que el estado
arribe a sus finalidades de rectoría y cumplimiento de sus más altos objetivos. La
economía se relaciona a la creación de riqueza y la manera de lograrla; el gasto y
los ingresos públicos, implican el concepto de la Hacienda pública cuya función es
obtener los recursos necesarios para enfrentar los costos de la administración
estatal. Las políticas económico-sociales, en un marco jurídico, requieren de un
aparato administrativo para seguir los procesos o procedimientos y llegar a los fines
sociales que previamente se determinan.

El Estado no sólo está orientado al cumplimiento de sus leyes fundamentales y sus


objetivos políticos; además, dirige su actividad diaria hacia grandes objetivos tanto
sociales como económicos y a la consecución de medios para alcanzarlos; las
erogaciones que realiza, la administración y gestión de los recursos patrimoniales,
constituyen precisamente la actividad financiera. La referencia al aspecto
indisoluble del vínculo político, económico y social de las finanzas públicas, no debe
limitarse al enfoque de la Hacienda pública, donde el punto de vista queda
restringido a la consecución de ingresos y a la erogación del gasto, se requiere una
mayor amplitud para reunir diversos enfoques y finalidades en la determinación del
ingreso y la calidad del gasto. La actividad financiera del Estado se distingue
primordialmente por su naturaleza y contenido substancialmente diferente a los de
la actividad realizada por los particulares.

La Ley General de Desarrollo establece como el primero de sus objetivos “garantizar


el pleno ejercicio de los derechos sociales consagrados en la Constitución Política,
asegurando el acceso de toda la población al desarrollo social”. Por ello, la política
de desarrollo social que se implementa en nuestro país tiene, entre sus principios
rectores, la atención de la población con mayores desventajas sociales,
particularmente de aquellos en situación de pobreza.

Los recursos públicos con los que cuenta cada nivel de gobierno o institución pública
son asignados conforme a sus competencias. La Constitución Política del Estado,
la Ley Marco de Autonomías y otras leyes específicas determinan las competencias
para los diferentes niveles de gobierno: central, municipal y departamental. Bajo
este marco competencial, y conforme a la autonomía económica financiera para
decidir el uso de sus recursos, los gobiernos subnacionales (gobernaciones y
municipalidades) deciden la asignación de su presupuesto en programas y
proyectos en los diferentes sectores (educación, salud, saneamiento básico,
infraestructura, caminos, etc.) según su planificación, criterios de priorización de
necesidades y demandas, y participación ciudadana.

Artículo 25 de la Constitución política

El Estado velará por la estabilidad de las finanzas públicas y del sistema financiero
para coadyuvar a generar condiciones favorables para el crecimiento económico y
el empleo. El Plan Nacional de Desarrollo y los planes estatales y municipales
deberán observar dicho principio.
Artículo 108 de la Constitución política

Las Constituciones de los Estados de la República precisarán, en los mismos


términos del primer párrafo de este artículo y para los efectos de sus
responsabilidades, el carácter de servidores públicos de quienes desempeñen
empleo, cargo o comisión en los Estados y en los Municipios. Dichos servidores
públicos serán responsables por el manejo indebido de recursos públicos y la deuda
pública.

EL FEDERALISMO Y LA COORDINACIÓN FISCAL.

En un Estado cuya división política abarca varios niveles (nacionales o federales,


provinciales o estaduales y municipales), las competencias, funciones, gastos e
ingresos públicos deben ser reglamentados para cada uno de estos niveles. Hay
dos modelos fundamentales para regular la distribución de funciones. En el caso de
la solución central, las funciones son adjudicadas al nivel superior. Este sistema
tiene la ventaja de su mayor eficiencia administrativa porque la concentración de
competencias contribuye a reducir los costos. En el caso de la solución
descentralizada, donde las competencias son adjudicadas a los niveles inferiores,
la ventaja es su mayor eficiencia de abastecimiento, porque las funciones estatales
se cumplen en contacto más directo con el ciudadano.

El sistema centralizado de las funciones evita costosas estructuras administrativas


duplicadas y permite una mayor unidad y transparencia de la gestión pública. Por
otra parte, permite tener una mayor visión de conjunto comparada con los sistemas
descentralizados, especialmente cuando éstos no disponen de los instrumentos
necesarios de intervención y financiamiento.

En el sistema descentralizado hay un rendimiento superior en los casos en que las


regiones tienen una estructura socioeconómica diversa y se diferencian por sus
necesidades. En estas circunstancias, la gestión local permite reaccionar de manera
flexible y concreta a este tipo de diferencias. Una prestación local de la función
pública despierta mayor comprensión entre los ciudadanos porque el nivel de
información de éstos suele ser mayor en relación con los acontecimientos locales.
Desde el punto de vista fiscal, los sistemas tributarios municipales se basan por lo
general en ingresos provenientes del impuesto a la propiedad, mientras que los
sistemas provinciales suelen estar basados en el impuesto a las ventas o ingreso.
Por último, a nivel nacional los regímenes tributarios tienden a estar apoyados en
los impuestos sobre los ingresos y ganancias.

El federalismo fiscal puede ser estructurado sobre la base de dos subsistemas. El


sistema de impuestos exclusivos les otorga a los entes la facultad de disponer de lo
recaudado en relación con diferentes fuentes independientes de ingresos. Sin
embargo, también presenta algunas desventajas; por ejemplo, existe el peligro de
que el ciudadano se vea afectado por una doble imposición y de que genere
abultados costos administrativos.

Tampoco se garantiza en todos los casos un financiamiento adecuado de los


Estados subnacionales. Debido a la brecha de bienestar que existe entre los
distintos entes, las unidades descentralizadas cuentan con diferentes niveles de
ingreso. Desde este punto de vista, un sistema de coparticipación es superior al
sistema de impuestos exclusivos. En este sistema, un determinado ente
jurisdiccional es el encargado de recaudar los impuestos, en tanto que los restantes
entes jurisdiccionales participan de la recaudación realizada. Se agregan objetivos
políticos, como la búsqueda de condiciones de vida equitativas.

El principio de subsidiariedad prevé la asignación de una función a un nivel superior


únicamente en aquellos casos en los que ha quedado comprobado fehacientemente
que el nivel inferior no está en condiciones de lograr un resultado satisfactorio por
sí mismo. La competencia de ejecución y la competencia de recaudación deben ser
asignadas al nivel donde tal gestión genere menos costos; por lo tanto, el nivel
encargado de la organización de una determinada función asume la responsabilidad
por los recursos financieros requeridos. En este sentido, la Economía Social de
Mercado es sinónimo de un federalismo cooperativo que reconcilia las necesidades
de autonomía de cada entidad con las de coordinación en los objetivos comunes.

Razones por las que se considera que el sistema federal no cumple con su objetivo:
 Indefinición de responsabilidades: una encuesta revela que la población no
sabe qué nivel de gobierno es el responsable de las distintas actividades
públicas.
 Inadecuado sistema de transferencias que ni resarce, ni compensa.
 Inapropiada política pública en el nivel federal que no coadyuva a reducir las
brechas regionales. La inversión pública federal se da sin una planeación
para compensar a las regiones más necesitadas, sin una evaluación de
proyectos tomando en consideración el beneficio social. En el estudio
argumentamos que, cuando se planean los proyectos públicos de inversión,
se toma en cuenta únicamente la evaluación costo-beneficio económico y no
social. Asimismo, la política de subsidios en una serie de servicios, que
incluyen electricidad, bombeo agrícola y agua, distorsiona los precios
relativos, lo que favorece artificialmente el desarrollo de la región norte del
país.

CONCLUSIÓN

Las finanzas públicas modernas con su carácter multi e interdisciplinario actúan


como punto de reunión, cuyo objeto al ser el estudio de las reglas y operaciones
con los fondos públicos, otorgan sustento a las funciones del estado a fin de cumplir
con los postulados del desarrollo social.

Las finanzas estudian la manera en que los recursos escasos se asignan a través
del tiempo, además de que se involucran con un sinfín de cosas, como lo son
principalmente en las cuestiones empresariales, ya que por ejemplo una decisión
de costos y beneficios mal tomada puede perjudicar de una manera importante a la
entidad.

Nos podemos percatar de lo importante que son las finanzas en el ámbito


empresarial, ya que de ellas depende prácticamente el futuro de la entidad, si
sabemos sobrellevarlas y manejarlas de la manera más adecuada y tomarlas de la
mejor manera, sin duda alguna podremos llegar muy lejos. Con un futuro rentable
lleno de oportunidades.
Bibliografías

http://www.editorialpatria.com.mx/pdffiles/9786074387230.pdf

http://www.uaa.mx/investigacion/revista/archivo/revista37/Articulo%206.pdf

http://s69071cbe34067299.jimcontent.com/download/version/1455846863/module/
6261850062/name/Nociones%20de%20Finanzas-Econom-
Hacienda%20P%C3%BAbl-Gr2.pdf

http://www.kas.de/upload/dokumente/2011/10/SOPLA_Einfuehrung_SoMa/parte2_
4.pdf

http://www.foroconsultivo.org.mx/libros_editados/resumen_analisis.pdf