Está en la página 1de 73

Un romance shifter con Mpreg

2
James, un viril Alfa shifter lobo, siempre ha sido el gran hombre en el campus,
hasta que fue arrastrado a una fiesta salvaje que lo llevó a hacer servicio
comunitario en la biblioteca del campus. Para un animal fiestero como James, no
había nada peor que quedarse atrapado en una biblioteca casi vacía un viernes por
la noche. Al menos hasta que conoció a Earnest.

3
Capítulo 01
Biblioteca Universitaria.
James Tarrington II se estremeció al mirar el inmenso edificio. La enorme prisión
era más como eso. ¿Por qué alguien querría pasar su noche del viernes allí?
Pero James sabía que no estaba en condiciones de quejarse.
Había sido arrestado por lanzarse a una fiesta salvaje en la que no había sido
exactamente cuidadosos revisando para asegurarse de que todo el mundo estaba
por encima de la edad para beber. Bueno, el acababa de hacer algunos exámenes
increíblemente estresantes y necesitaba desahogarse. Mientras todos tuviesen al
menos dieciocho años para ir de fiesta, los había considerados bienvenidos. Yendo
al consejo de la Universidad les dijo a los superioes que era una ley estúpida,
mientras todo el mundo tuviera definitivamente más de dieciocho años, no entendía
porque a ellos les importaba una m…
Bueno, tal vez sus opciones de vocabulario podrían haber sido un poco mejor. Al
menos él había evitado rodar los ojos hacia ellos. Al final, obtuvo servicio
comunitario. Dijeron que tenía suerte de conseguirlo, pero no se sentía afortunado.
¿Realmente habrían cumplido su amenaza de sacarlo de la escuela? ¿Después de
todo el dinero que los Tarringtons habían donado durante generaciones?
Desafortunadamente, el servicio comunitario significaba que estaba atascado en
4
la biblioteca de la universidad durante el resto del semestre, ordenando libros y
verificando a la gente que entra y sale.
No habría verificación real sin embargo. La biblioteca no era un lugar frecuentado
por gente caliente.
¿Quiénes eran los bibliotecarios? ¿Quién se sentaba en la biblioteca y leía libros
ya? Todas sus cosas de la escuela estaban en su tableta. Era mucho más fácil
llevarla consigo.
Y cuando tenía que estudiar, James prefería hacerlo en la comodidad de su bien
amueblada sala de estar. Los Tarrington no tenían necesidad de frotarse los codos
con otros a menos que quisieran. Y realmente no quería conocer a ninguno de los
clientes habituales de la biblioteca.
Qué manera increíblemente aburrida de pasar el último semestre de su último
año.
James se acercó a la mesa y se identificó. —El prisionero Tarrington
reportándose para su castigo —dijo, saludando a la joven de pelo arenoso que
estaba sentada detrás del escritorio circular.
—Sí lo que sea. Lo menos que podías hacer era aparecer a tiempo, se suponía
que ibas a llegar aquí hace media hora. Llego tarde a reunirme con mis amigos para
una fiesta en Oak Street.
—Hey, yo estoy a la moda llegando tarde. Y hablando de moda, buena suerte
entrando a la fiesta vestida así.
—Gracias, imbécil. Al menos soy la que va a salir de aquí para ir a una genial
fiesta, y no pasar el viernes por la noche aquí como otras personas.
—Sabes que nadie en realidad va a estar allí todavía, ¿verdad? Es demasiado
temprano. Apuesto a que ni siquiera tendrán los barriles entregados para el
momento que llegues.
Pero lo único que ella hizo fue darse la vuelta enseñándole el dedo medio
mientras salía de allí.
De acuerdo, tal vez se sentía un poco culpable por cómo le había hablado, pero
era pura tortura estar atrapado en la biblioteca sabiendo que incluso una idiota como
Cindy iba a salir a la fiesta.
No es como si él incluso disfrutara mucho de las fiestas, después de casi cuatro
años de fiesta casi sin parar, las noches de música fuerte y el libertinaje borracho lo
habían envejecido. Pero no le gustaba que le dijeran que tenía que hacer servicio
en la biblioteca, como un Alfa shifter lobo se irritaba con las restricciones.
James se sentó en la silla de plástico, poniendo los pies en el escritorio circular.
Sí, podría conseguir una queja por eso, pero no era como si alguien fuera a venir a
observarlo, no un viernes por la noche. 5
James suspiró. Parecía la misma gente vieja aburrida. Al menos los nerds que
pasaban el rato en la biblioteca eran demasiado tímidos para molestarlo. Las últimas
partes en las que había estado, había sentido que las mujeres lo perseguían. Un
poco de atención era bueno, pero dios, venga ya. Estaba empezando a preguntarse
si tal vez después de un cierto número de encuentros, se volvía aburrido. Sus
primeras conexiones, aquellas en las que algunos cariños caían sobre él, nunca
solía tener ningún problema para conseguir ponerse duro para ellas. Cerraba los
ojos y alguien le hacía sentirse bien y caliente. Pero últimamente, cuando se trataba
de cosas sexuales, especialmente las cosas de bombear y moler, sólo parecía ser
más energía de lo que valía para conseguir sus rocas apagadas. Sobre todo porque
sus manos todavía funcionaban perfectamente bien.
El único problema era que él era un Alfa shifter lobo− se suponía que siempre
estaría merodeando. Su pene siempre debía estar preparado y listo para la acción.
Por su cuenta, no era un problema, pero la última vez que tuvo a una mujer bajo él,
no pudo endurecerse hasta que pensó... bueno, no iba a compartir eso con un
médico. Podría no ser una idea terrible ir al centro médico, podría conseguir una
receta para algo, y luego voila, no más problemas. No más tener que imaginar
situaciones con... bueno, no es como si hubiera actuado alguna vez en esas
fantasías, así que no es como si una fantasía ocasional lo hiciera gay o cualquier
cosa. Por lo tanto, tal vez era sólo 90% hetero en lugar del 100%, con la píldora de
la erección adecuada, nadie lo sabría.
El único inconveniente sería admitir a un doctor que tenía un problema, eso sería
más difícil. Alfas shifters lobos no se supone que tengan ningún tipo de disfunción
eréctil. Él no quería avergonzarse ni traer vergüenza a su clan al admitir que las
mujeres calientes simplemente no le ponían como solían hacerlo.
7:50 p.m. James miró el reloj por enésima vez. No, todavía carecía del poder para
acelerar el tiempo. No por falta de intentarlo, sin embargo. Maldito servicio
comunitario.
Alrededor de las 8 p.m., sucedió algo extraño. James estaba acostado con la
cabeza sobre sus brazos en el escritorio circular, cuando olió un aroma muy inusual.
El dulce aroma fue directo a su polla, que de inmediato se enderezó. James se
sorprendió, nada nunca lo había puesto tan duro en su vida.
Se preguntó si lo que estaba oliendo era algún tipo de crema especial para ayudar
a los chicos a levantarse. Si lo era, definitivamente necesitaba conseguir algo de
eso.
James alzó la vista, tratando de no parecer que estaba olfateando algo, cuando
se encontró mirando el par de ojos castaños más deslumbrantes que había visto en
su vida.
Y podría jurar que estaban brillando directamente hacía él.
Lo único raro es que pertenecieran a un hombre. El mismo tipo que parecía ser 6
la fuente de ese olor increíble que acababa de captar.
—Um, disculpe —dijo el tipo, tratando de mantener su nerviosa voz en un
susurro. —Yo, eh, tengo un problema, y realmente esperaba que pudieras darme la
llave de la habitación Omega.
James lo miró una vez más. —¿Tienes tu I.D. contigo?
—Lo olvidé —dijo el tipo, exasperado. —Salí corriendo de mi apartamento para
un examen y terminé dejando mi cartera, incluyendo mi I.D. Omega, en casa. Pero
realmente necesito quedarme en la habitación Omega hasta que mi compañero de
cuarto pueda venir y llevarme a casa.
James suspiró. —Mira, me gustaría ayudarte, pero podría meterme en una
verdadera mierda si sólo entrego las llaves sin I.D. Ya sabes, un montón de chicos
han sido arrestados por fingir ser Omegas, pero luego resulta que estaban usando
la sala para ligar.
—Pero eso es exactamente lo contrario de por qué necesito la habitación Omega.
Todo es para tener un espacio seguro para que los Omegas vayan cuando lo
necesiten, y realmente lo necesito. Mire—dijo, bajando aún más la voz y volviéndose
para asegurarse de que nadie estaba escuchando. —Estoy bastante seguro de que
hay algo que simplemente activó mi ciclo de celo.
—¿Por qué vendrías a la biblioteca si sabias que ibas entrar en celo?
—¡No lo sabía! Se supone que no se debería todavía. Vine a la biblioteca para
estudiar. Fue sólo cuando estuve aquí que empecé a sentir los cambios. Por favor,
realmente necesito esa habitación.
—Mira, realmente no puedo dejarte entrar en la habitación Omega sin I.D. Estoy
atrapado en la biblioteca porque me pillaron, esto es un servicio comunitario para
mí y estoy un poco en libertad condicional. Me atrapan dejando a alguien en la
habitación Omega sin I.D. y podría ser expulsado de la escuela.
Pero James miró esos ojos suplicantes y la cara asustada del chico y sintió que
su corazón se derretía. —Mira, si quieres, puedes usar la sala de descanso —dijo
James, señalando una puerta detrás del escritorio circular.
—No es tan seguro como la habitación de Omega, ¿verdad?
—No, pero nadie va a pasar más allá de mí. De esta manera, puedo estar seguro
de que estás a salvo, y puedo estar seguro de que no estás usando la habitación
para una cita. Confía en mí, nadie pasaró por este escritorio.
—Mira, lo aprecio, pero, ¿cómo un Beta va a mantenerme a salvo de un Alfa
exigente?
—¿Me veo como un Beta para ti? —James gruñó, levantándose.
El otro chico tembló un poco, mirando el tamaño de James. —¿Eres un Alfa? No
creía que Alfas trabajaran en la biblioteca. 7
—Es una historia larga, triste llena de tristeza y...
—Tú, no vas a hacer nada para tratar de poner en peligro, ¿verdad?
James se echó a reír. —Hay diferentes tipos de Alfas. Soy del tipo que va por las
chicas, no las pollas.
—Uf, eso es un alivio. Me hiciste entrar en pánico por un segundo.
—Hey, tu no...
El tipo tragó saliva. —Sí. Virgen total. Mis padres me matarían si la pierdo antes
del matrimonio. Primero en mi familia es ir a una universidad por cuatro años. Sólo
me queda este último semestre para salir. No puedo decepcionarlos por quedar
embarazado.
—No supongo que no.
—No sólo perdería mi beca, sino que la escuela me haría pagar los tres años y
medio de matrícula gratuita y habitación, comida y otros gastos que ya me han dado.
Incluso con una de las mejores carreras de trayectoria Omega, me llevaría al menos
una década ganar lo suficiente para pagar esa cantidad de dinero.
—Espera un minuto, ¿estás diciendo que la escuela te quitaría el dinero?
—¿Por cometer una conducta impropia? Por supuesto.
—Pero eso es ridículo, esto es la universidad. Todo el mundo jode.
—Es diferente si uno es un Omega. La escuela nos deja entrar, pero luego nos
considera una gran vergüenza si quedamos embarazados mientras estamos aquí.
No pueden echarnos a patadas por el embarazo, pero pueden ir tras nosotros de
otras maneras.
— ¿Al igual que quitarles la beca?
—Sí. Y otras cosas.
Pobre tipo. James no tenía ni idea de que los Omegas lo tenían tan duro por su
cuenta. El marido de su tío Max, Carlo, era Omega, pero Max siempre lo trataba
como si fuera el gran tesoro que había tenido la suerte de encontrar. Por supuesto,
su padre tenía otras cosas que decir sobre su tío Carlo, y le había dicho a su madre
que no quería al tío Max y al tío Carlo en su casa, porque haría parecer que estaban
aceptando su estilo de vida anormal. Pero, de nuevo, era difícil saber cuál era el
prejuicio de su padre con los Omega, odio contra la chinchilla. El tío Carlo era un
shifter chinchilla, y su padre estaba bastante en contra con cualquier persona que
no fuera un shifter lobo. Su padre también había dicho que el tío Max no podía ser
un auténtico shifter lobo si había ido a por un shifter chinchilla.
A James siempre le había gustado su tío Max y su tío Carlo, y se sentía culpable
de haber obedecido a su padre cortándolos de su vida durante tanto tiempo. No fue
hasta que él estuvo en la universidad que volvió a contactarse con ellos. Sus tíos lo
habían aceptado de nuevo en sus vidas con amorosa bondad. 8
James miró al pobre, ansioso Omega delante de él. —Por favor, toma el cuarto
de descanso. Es totalmente seguro. Ningún Alfa desagradable va a pasar a este
gran y malvado shifter, ¿de acuerdo? —James levantó el brazo para flexionar el
músculo, sintiendo una sensación de placer mientras observaba cómo los ojos de
Omega se ensanchaban y luego se oscurecían en respuesta.
—B-bien. Gracias hombre. De verdad te debo una.
—No hay de qué.
Y con eso, el tipo caminó detrás del escritorio circular.
El Omega realmente debía ser un manojo de nervios, porque se las arregló para
tropezarse, aterrizando torpemente en el suelo.
James fue a ayudarlo, notando que el pobre hombre era sólo un desorden de
miembros doblados. Eso y un bien redondeado... James sacudió la cabeza, ¿qué
diablos le pasaba últimamente? Extendió la mano hacia el Omega y le ayudó a
levantarse.
El agarre del Omega no era tan fuerte como el suyo propio, pero había algo
extrañamente agradable en sujetar su mano.
James notó que el rostro del pobre hombre estaba realmente enrojecido... debía
estar bastante avergonzado.
El Omega soltó su mano. Recuperándose, prácticamente entró corriendo en la
sala de descanso.
James oyó el chasquido de la cerradura. Pobre tipo. Cerrar la puerta
probablemente le trajo alguna sensación de seguridad, pero ambos sabían que eso
no sería suficiente para detener a un determinado Alfa. Es por eso que las paredes
en la habitación especial de Omegas eran extra gruesas, y la puerta era de acero
reforzado con varios cerrojos. Eso era mucho más seguro que la sala de descanso
con su frágil cerradura del picaporte.
James caminó torpemente. No podía volver a su siesta, no con ese pobre tipo
dependiendo de él para protegerlo. Y estaba decidido al respecto, había dado su
palabra de que protegería al Omega.
No es como si fuera fácil volver a dormirse. Su erección era peor ahora, y no
podía atreverse a dejar el escritorio para ir a frotar esto fuera. No cuando tenía que
proteger al Omega.
Tenía que averiguar sobre ese olor. Tenía que ser algún tipo de crema de polla.
Fuera lo que fuera, sus efectos no estaban obviamente restringidos al usuario. ¿El
Omega lo llevaba puesto? No podía imaginar por qué, pero eso explicaría porque
ese olor había sido tan fuerte.
James gimió. Si el Omega era la fuente del olor, estaba en problemas. Incluso en
forma humana, James tenía un excelente sentido del olfato. Con el Omega
9
escondiéndose en la habitación de al lado durante las próximas horas, James
estaría con la más larga erección de su vida.
Después de dos horas de tortura, en la que James realmente contemplaba el
jabalí seco del catálogo de cartas (no es como si alguien hubiera usado las cosas
de todos modos, eran como una especie de antigüedad), la biblioteca estaba vacía.
No era sorprendente para un viernes por la noche.
Es hora de que el Omega sepa que la costa está despejada. ¿Tal vez debería
ofrecerse para caminar con el chico a casa?
James no sabía mucho acerca de las cosas de Omegas. Sabía que el tío Carlo
se había quedado embarazado, así fue como consiguió a sus primos gemelos
Georgie y Giuliana, pero no sabía los detalles. Su padre había dejado claro que no
aprobaba el estilo de vida Omega, y se había negado a responder a ninguna de sus
preguntas al respecto. No dejaba que su mamá contestara sus preguntas tampoco.
James dio una patada al escritorio. Su padre no aprobaba muchas cosas. Su madre
usualmente trataba de hacerlo pasar como si fuera un viejo lobo, pero James tenía
algunas palabras diferentes. Su papá podía ser un bastardo recto, y quería causar
una ruptura familiar sólo porque sus tíos tuvieron a sus bebés de modo diferente.
Una vez que nacieron, no es como si alguien pudiera decir que Georgie y Giuliana
habían nacido de una mujer o de un hombre de todos modos.
Si no dependiera del dinero de la familia, James probablemente habría roto lazos
con su padre hace mucho tiempo. No era exactamente como si su papá fuera un
padre cálido y cariñoso. Esa era su mamá. Su padre fue el que decidió que criar a
un hijo Alfa requería ser áspero, de esa manera podría estar seguro de endurecerlo.
Pero, sólo porque su padre era un fanático no significaba que él tenía que ser
uno también. El Omega no parecía un chico malo, él pobre había estado
aterrorizado. Tal vez no sólo le ofrecería acompañarlo a casa, quizás podría ser
amigo del tipo. Un Omega como ese podría usar a un tipo fuerte como él como un
compañero. Entonces el Omega nunca tendría que preocuparse por algún Alfa malo
tratando de follarlo sólo porque estaba en su ciclo de celo. James se estremeció.
¿Qué mierda fue eso? Algunos Alfas imbéciles realmente lo arruinaban para todo el
mundo.
Bueno, su nuevo amigo no tendría que preocuparse de ser atacado. Estaría allí
para protegerlo. Incluso podría empezar ofreciéndose a llevarlo a casa esta noche.
Allí, problema resuelto.
Sólo había un pequeño problemilla. Su erección aún no había desaparecido. Su
polla estaba tan dura como una roca, y no mostraba signos de bajar pronto. James
hizo todo lo posible para esconderlo, su camisa abotonada fuera del pantalón era
casi suficiente. No sólo era embarazoso, no quería asustar a ese pobre Omega.
¿Imagina al pobre Omega pensando que estaba seguro, sólo para ver su polla
abultándose contra sus pantalones de esta manera? Realmente esperaba que el
10
Omega no viviera demasiado lejos, no iba a ser fácil caminar con una erección,
especialmente una que era tan masiva.
Pero, pensó James, sería genial si el Omega pudiera decirle dónde conseguir
esa crema especial de polla.
Capítulo 02
—Oye —dijo James, llamando a la puerta de la sala de descanso. —Soy yo,
James. ¿El Alfa shifter lobo del escritorio circular? Sólo quería hacerte saber que es
seguro que salgas ahora, y si te parece bien, realmente me gustaría asegurarme de
que llegues a casa a salvo.
La puerta se abrió lentamente. El Omega todavía parecía preocupado, pero
relajado cuando vio a James. —Gracias. No sabes cuánto me has salvado. —Y
entonces, envolvió sus brazos alrededor de James y le dio un repentino abrazo.
Se sentía sorprendentemente bien tener el cuerpo esbelto del Omega apretado
contra el suyo.
James no sabía por qué lo hacía, pero se inclinó y le dio al Omega un beso en la
mejilla. Eso fue raro. Nunca fue un besador de mejillas.
Los ojos del Omega se oscurecieron e inclinó su cabeza. Y luego, sin previo
aviso, devolvió el beso, esta vez contra los labios de James.
James dio un jadeo rápido ante el contacto −nunca habría esperado que la boca
del Omega fuera tan suave y cálida. El beso fue directo a su corazón, y luego bajó,
haciendo que su polla hinchada palpitase.
Esta fue una idea increíblemente mala. Claro, James había tenido algunos 11
pensamientos traviesos acerca de los hombres antes, pero nunca se había sentido
tentado de besar a uno. Pero este Omega tenía un sabor tan bueno, y era un buen
besador.
James acercó al Omega, acercándose lentamente a él mientras profundizaba el
beso. Un leve gruñido escapó de sus labios.
Ahora James no era el único que hacía sonidos extraños, mientras el Omega
separaba sus labios, dejando que su lengua aterciopelada se arrastrara sobre la
suya.
James dejó caer sus manos a la pequeña espalda del Omega y lo sostuvo con
rapidez.
Ambos movían sus caderas ahora, más rápido, balanceándose
desesperadamente el uno contra el otro mientras su respiración se deshacía. En
algún lugar bajo capas de ropa, cada uno tenía una polla palpitante que estaba a
punto de disparar. El Omega llegó primero, con un pequeño gemido dulce, y James
podía sentir el semen caliente mientras se filtraba a través de los pantalones del
Omega y hacia el propio. Se sentía cálido y maravilloso y ese era el gatillo que
necesitaba para disparar su propia carga.
El Omega se derrumbó contra él y James lo abrazó. Pero cuando el Omega lo
miró con los ojos muy abiertos, James se dio cuenta de dos cosas, él acababa de
llegar con otro tipo, y ni siquiera sabía el nombre del hombre.
—Wow —dijo el Omega—. Eso fue intenso.
—Me lo estás diciendo —dijo James, todavía sin aliento. —Hoy temprano, no lo
habría creído si alguien me hubiera dicho que esto iba a pasar en la noche.
—Oh —dijo el Omega, con un rostro abatido. —Lo entiendo. Era como un
experimento o algo así. Bueno, gracias por usarme. Supongo que también debo
agradecerte por haberme jodido en seco en lugar de...
James lo interrumpió con un duro beso. —Lo que acabo de decir, eso no salió
bien. No sé lo que está pasando, sólo sé que lo que acabamos de hacer... realmente
quería eso. Y no sólo porque he tenido está loca erección en las últimas dos horas.
Yo... cuando me besaste en la boca... eso golpeó algo dentro de mí. No estaba
tratando de molestarte, quiero decir que me sentí muy bien, pero no sé... había algo
en ti desde el momento en que te vi.
—¿Seguro que no eran sólo las hormonas? Emito un olor bastante fuerte cuando
estoy entrando en mi ciclo de celo. Es como un afrodisiaco para Alfas.
—Así que eso es lo que era ese olor. Es bastante increíble, fue directo a mi polla.
Nunca antes había tenido una erección tan larga. Lo cual —dijo James con
timidez—, ahora parece estar trabajando de vuelta.
—Pensé que no te iban los chicos.
—Tú eres el primero la verdad. Nunca besé a otro hombre hasta ahora. 12
—¿Entonces soy una especie de excepción Omega?
James se encogió de hombros. —No conozco ningún otro Omega.
—No somos muchos. La mayoría de los chicos que conozco son Omegas, sin
embargo. Tendemos a pegarnos juntos −seguridad en números. Conozco a un par
de Alfas sin embargo. Y mi compañero de cuarto recientemente empezó a salir con
uno.
—¿Cómo son los Alfas que buscan Omegas?
—Tienden a ser chicos grandes que gruñen mucho y es probable que te empujen
contra una pared. Algunos de mis amigos están embarazados, y sus Alfas son todos
ojos vigilantes sobre ellos, pero aparte de eso, no soy un gran fan de la dinámica de
la relación. Quiero decir, seguro, me encantaría inspirar esa clase de pasión en
alguien, pero si voy a dar mi cuerpo, sólo quiero que se sienta más igual.
—¿No sólo un trozo de carne?
—Exactamente.
—Um, antes de que nos echáramos el uno sobre el otro, estaba planeando en
ofrecerte caminar a casa. Para que no te pase nada.
—¿Seguro que no estás buscando una excusa para entrar a mi apartamento?
—Tal vez lo esté, o tal vez no lo esté —dijo James, sonriendo.
—¿Cómo sabré?
—Depende de si me invitas o no.
—¿Así que es mi decisión?
—Claro suena como eso, ¿no?
—¿Y si digo 'no'?
—Entonces nos estrechamos la mano y te agradeceré por mostrarme un lado de
mí mismo que nunca he dejado libre antes.
—¿Y si te invito a entrar? —preguntó el Omega en broma.
—Entonces podría llegar a mostrarte aún más de mí mismo.
—Hmm... —dijo el Omega. —Eso es bastante tentador.
—¿Vas a confiar en un Alfa shifter lobo?
—No hay nada que puedas hacer conmigo en casa que no puedas hacerme en
una biblioteca vacía, ¿verdad?
—Tal vez soy el tipo de hombre que prefiere hacer cosas en una cama. —Bromeó
James, deslizando su mano contra la del otro.
—Nah —dijo el Omega. —Te ves como un tipo que definitivamente no se limitaría
así.
13
—Bastante perspicaz para un inocente pequeño virgen.
—Virgen de cuerpo, no tanto de mente. Y no tienes idea del tipo de cosas que
conozco, los chicos me dicen cosas bastante sucias todo el tiempo en la calle.
James frunció el ceño. —Entonces definitivamente te llevaré a casa, aunque no
consiga nada más que un apretón de manos. De ninguna manera dormiría esta
noche preocupándome por algún idiota tratando de forzarte.
—Si sólo fuera un idiota. No tienes ni idea de lo que es ser un Omega. Es como
caminar a través de un campo de minas cada día. Es como si ni siquiera fuera una
persona, sólo soy partes del cuerpo para ellos. Hablando de idiotas, eso es todo lo
que quieren de mí, sólo quieren tomarme y forzarme a abrirme, como que los hace
más masculinos o algo así. El hecho de que pueda tener sentimientos o intereses
no significa nada para ellos. Para ellos, soy un trozo de carne y un servicio de
entrega de bebés.
James puso su brazo alrededor del hombro del otro hombre. Sintió una punzada
de culpa por mirar el culo del Omega antes, pero luego se relajó. Nunca trataría a
esta pobre Omega como lo hacían los chicos de la calle. Apenas lo conocía, pero
ya significaba mucho más para él que una sesión caliente.
El Omega estaba cerca de las lágrimas. —¿Sabías que incluso estamos limitados
a ciertas especialidades? Sólo podemos entrar en campos donde estaríamos a
salvo de Alfas agresivos. Incluso los Betas lujuriosos son un problema. A veces los
Betas son incluso peores que los Alfas porque sienten que tienen algo que probar,
para demostrar que son mejores que nosotros los Omegas.
—Lo siento mucho —dijo James. —No tenía idea de que las cosas funcionaran
de esa manera. —James se quedó allí mientras el Omega acariciaba su cara contra
su hombro. James frotó la espalda del Omega mientras el pobre tipo soltaba
sollozos ahogados. El viejo James habría fingido no oír a otro chico llorar. Pero el
nuevo James estaba allí para su nuevo amigo, murmurando palabras de consuelo
cuando su Omega dejó escapar todo lo que le había estado atormentando.
Su Omega. ¿De dónde había salido ese pensamiento? James trató de alejar la
idea. Sí, acababan de llegar juntos, sus cuerpos se frotaban fuertemente entre ellos,
y estaba bastante seguro de que ya estaba enamorado del tipo, pero no podía hacer
una jugada más seria contra él, de ninguna manera robaría al pobre tipo una
virginidad que, obviamente sentía era preciosa. Ese era uno de los problemas con
ser un Omega, ¿no? Tenían que casarse porque no podían entrar en las profesiones
que pagaban más. Y un Omega que quedaba embarazado por alguien más no se
consideraba más allá de una follada. Además, James se recordó a sí mismo, que
hasta que conoció a este tipo, toda su experiencia sexual había sido con mujeres.
Él y este tipo, ¿cómo podría funcionar eso? Ellos no podían simplemente conectar 14
o incluso salir −estar con un Omega significaría hacer un compromiso serio.
Podía imaginar lo que su padre tendría que decir al respecto si trajera a casa un
Omega. ¿Pero iba a dejar que su padre le dijera a quién podía o no amar?
Amor. ¿De dónde vino esa palabra? El amor era serio. James sintió que su polla
se contraía nerviosamente. Bueno, tal vez su cuerpo tenía algunas ideas sobre el
amor, pero su cerebro estaba confundido. No podía estar enamorado de un tipo que
acababa de conocer, ¿verdad? No, a menos que fuera el destino, ¿verdad? Y ya
que estaba alrededor del 90% hétero, las posibilidades eran bastante buenas de
que su compañero destinado fuese femenino. Bueno, tal vez su pequeña sesión
amorosa sólo cambió sus porcentajes un poco, pero incluso si él era como el 60-
70% hétero, era más probable que cualquier compañero destinado, si él incluso
tuviera un compañero destinado, fuese femenino.
Al darse cuenta de que su polla era demasiado estúpida para entender la
probabilidad o para volver a caer por sí sola, James se movió. No quería asustar a
su Omega. No quería que el pobre hombre pensara que era igual que todos los
demás... Nada en sus mentes, excepto sexo todo el tiempo.
El Omega lo miró con los ojos todavía húmedos. —No eres como los demás en
absoluto — dijo.
James soltó un suspiro de alivio, lo que significó que se había reposicionado lo
suficientemente rápido para que su Omega no pudiera sentir lo bien que estaba.
Pero aún así se sentía culpable, no merecía el cumplido, no cuando estaba
pensando en estar con el Omega. —Probablemente más como ellos de lo que me
gustaría ser —dijo, avergonzado de sí mismo.
El Omega sacudió la cabeza. —Eres realmente diferente, James. Confía en mí,
años de experiencia con esto.
—Tengo que ser honesto —dijo James lentamente. —No quise hacerlo, pero
cuando agarraste mi suéter... mi cuerpo respondió de una manera que no debería.
Fue muy inapropiado, y lo siento. Realmente lo soy.
—Ouch —contestó el Omega, con su cara roja.
—¿Ouch?
—O tu estas demasiado en tu propio espacio en tu cabeza o mi verga no es el
poderoso patio que esperaba que fuera. Tú no eres el único que se ha puesto duro
con ese abrazo, James.
—Pero no era el momento adecuado para ponerse duro.
—Tal vez no lo fue. Me estabas abrazando, y me sentía a salvo y seguro en tus
brazos. Tus buenos brazos fuertes y musculosos. Es sólo natural reaccionar a un
abrazo cariñoso y protector como ese. Parecemos responder muy bien el uno al 15
otro, James.
—¿Pero eso no significa que soy tan malo como un tipo que te mira en la calle?
—James, la única razón por la que me miran en lugar de agredirme es porque
hasta ahora he sido capaz de escapar de ellos. Esos chicos... no sólo quieren
acosarme, quieren ponerse encima de mí. Cualquiera que sea tu interés en mí,
actualmente no estás intentando forzar tu entrada en mis pantalones. Sí, te pusiste
duro, pero no intentaste meterme en mí sin preguntar. Se trata de respeto. Ahí es
donde eres tan diferente entonces −has mostrado respeto. No tienes ni idea de lo
que se siente al ser tratado con respeto, después de todo lo que he pasado.
Sinceramente, el respeto por sí solo sería un gran giro. Por supuesto, el hecho de
que también estés para morirse y tengas este olor almizclado propio no es
exactamente para apagarme. ¿Me llevas a casa?
—Con gusto. —James cerró su turno de biblioteca, manteniendo la puerta abierta
para el Omega.
Cuando ambos estaban afuera, James levantó la mano del otro hombre y se la
llevó a los labios. —Prometo llevarte a casa a salvo, pero creo que voy a tener que
insistir en que no tomemos las cosas más allá de un apretón de manos en la puerta.
Probablemente estamos un poco demadiado ocupados el uno sobre el otro−si me
invitaste a, sería como un pase directo al crucial bebé.
—Pero que viaje sería —dijo el Omega—, y tampoco creo que sea un viaje de
una escala.
—Mírate, tratando de coquetear conmigo, tú travieso Omega, tú. —Bromeó
James.
—Earnest.1
—Parece que lo eres.
—Lo soy. También es mi nombre. Pensé que querrías llamarme así.
—Sí, podría acostumbrarme a decir eso.
—¿Por qué no lo intentas?
—Earnest —susurró James suavemente.
Y como la magia, Earnest, su Earnest se acercó a él, prácticamente
enroscándose en su cuerpo.
¿Qué podía hacer James, sino tomarlo en sus brazos y besarlo?
El beso se sentía tan bueno− dulce y sensible, Earnest tenía suaves labios que
se deslizaban perfectamente contra los suyos. Un gemido surgió entre ellos...
James estaba tan perdido en el momento que ni siquiera sabía de cuál de ellos
había venido. Era perfecto, un beso absolutamente perfecto, mientras sostenía a
Earnest y...
—Parece que esta puta Omega está a punto de ser follada en medio de la calle.
Bueno, date prisa y hazlo ya, amigo. Me pido los derechos de la siguiente ronda—
16
Gritó una voz áspera desde el otro lado de la calle.
—¿Disculpa? —preguntó James, dándose la vuelta, el acero en su voz.
—Hey, chico fácil. No es como si fuera tu novio. Sólo es una zorra estúpida
Omega. Te digo que también puedes acelerar las cosas, sigue y toma su culo, voy
a ver qué tipo de acción sabe dar su garganta.
—¿Estás hablando jodidamente en serio?
—Hey, voy a llevar al nene a terminar si no lo quieres. Aunque tengo que decir,
todos los Omegas con los que he estado explotan como un sueño. Supongo que
tienen que aprender un buen BJ2 real rápido si no quieren ser preñadas todo el
tiempo.
James se sintió ardiendo de rabia.
—Hey, si no estás planeando hacer un movimiento con ese Omega, por qué no
te mueves fuera del camino. Se supone que debo quedar con algunos amigos y
estoy seguro de que no les importaría poner a esta puta muda a través de sus
primeros pasos, ugg.

1
James piensa que le está diciendo que es serio, Earnest en inglés significa serio u honesto.
2
Blow job es como los americanos llaman vulgarmente al sexo oral
Earnest se asustó cuando James de repente se lanzó hacia el otro tipo. Earnest
siempre había huido de los problemas, nunca los había enfrentado. ¿Qué pasa si
James se lastimaba?
El miedo hizo que Earnest cambiara, y su instinto de supervivencia le hizo
escurrirse hasta una rama del árbol. Si Earnest no hubiera sido tan bueno en
escurrirse lejos, él habría caído presa de algún Alfa agresivo años atrás.
Sólo cuando estuvo en lo alto se atrevió a abrir los ojos.
James había dicho que era un lobo alfa, pero no había parecido ser uno con
Earnest. Claro, James se veía como uno− era sexy como el infierno, pero James
había parecido tan bueno dominando sus instintos depredadores. Pero ahora...
joder... había cambiado, y la forma en que se dirigía a ese tipo que lo acosó era
prácticamente salvaje.
Al parecer, una envestida feroz era todo lo que le había costado a James aplastar
al tipo. ¿Era el otro tipo un shifter? Pero no tendría ninguna posibilidad de que...
James tenía dos poderosas patas de lobo que lo clavaban en el suelo, sus
mandíbulas gruñendo y chasqueando cerca de su rostro.
—No. Tú. Nunca. Amenazaras. A. Mi. Novio. —James gruñó.
Earnest contuvo el aliento. ¿Novio? ¿James lo consideraba su novio?
James rechinaba los dientes. Podría arrancar al otro en pedazos si quisiera, y
17
parecía querer matarlo.
Earnest cubrió sus ojos, temeroso de ver lo que sucedería después. Por un lado,
realmente quería ver a James destrozarlo. Por otro lado, no quería que fuera un
asesino.
De alguna manera, James debió haber sabido cómo se sentía, porque cuando
Earnest oyó a James chasquear los dientes en voz alta, vio que sólo había mordido
al aire. Claro que James había maltratado y ensangrentado a ese tipo, pero no lo
había matado.
James le dio un último gruñido y lo empujó.
El acosador de Earnest estaba muy feliz de escapar.
James retrocedió, orgulloso de que se había puesto de pie por Earnest. Pero,
¿dónde estaba su nuevo amigo? Se volvió en un círculo, no pudo verlo en ninguna
parte. ¿Había Earnest corrido? ¿O se había escondido en alguna parte?
James tuvo cuidado de dónde pisaba, no había preguntado a Earnest qué tipo
de shifter era, ¿qué pasaría si fuera algo realmente diminuto?
James cerró los ojos y respiró hondo, concentrándose en el olor de Earnest.
Curiosamente, parecía venir de algún lugar por encima de él.
Miró a un árbol alto y vio a una pequeña ardilla de ojos anchos que temblaba en
una rama.
—¿Earnest? ¿Earnest? ¿Eres tú ahí arriba? Puedes bajar ahora, todo va a estar
bien.
La ardilla le habló algo, luego pareció darse cuenta de que James no podía
entender lo que estaba diciendo. Cuidadosamente, la ardilla bajó por el árbol,
cuando estaba a mitad de camino, dio un gran salto y aterrizó en el ancho hombro
de James.
—Así que, un shifter ardilla, ¿eh? Nunca he conocido a uno antes. Eres una
pequeña cosa linda, ¿verdad? —dijo James, dándole palmadas a Earnest en la
cabeza antes de colocarlo en el suelo.
Earnest se contuvo. “Pequeña cosa linda”. Ésa era la vida de un shifter ardilla.
No quería que James lo viera sólo como una "pequeña cosa linda". ¿Qué era una
"cosa linda" comparada con un sexy shifter lobo? Sin embargo, esa experiencia que
habían tenido en la biblioteca...
—Puedo darme la vuelta para darte privacidad.
Genial, Earnest se preocupó, ni siquiera quiere verme desnudo. Cuando James
se giró, Earnest volvió a su forma humana y recogió la ropa que llevaba puesta. Las
ardillas son tan pequeñas, que cada vez que Earnest cambiaba de forma humana
a forma de ardilla, su ropa se caía de él en una pequeña pila. No es así con James,
pensó Earnest, volviéndose en silencio para echarle un buen vistazo. La ropa de
James se había roto cuando cambió a su forma de lobo, y eso sólo hizo a James
18
mucho más sexy ahora que era un ser humano de nuevo.
Después de que Earnest se vistiera, dio una pequeña tos para que James supiera
que había terminado.
—Entonces, ¿qué pasó? —preguntó Earnest.
—Tenía que mostrarle quién era el jefe. Él consiguió el mensaje correcto− se
orinó antes de escapar.
—¿De verdad?
—Reglas de manada de lobo clásicas. Los lobos más débiles deben mostrar
respeto al Alfa. Mostrar los signos clásicos de sumisión es mostrar su vientre y hacer
pis.
—¿Está en tu manada?
—Si lo fuera, ahora estaría perdiendo una oreja. No soy su Alfa, pero creo que le
di una advertencia lo suficientemente fuerte. Él trata de tirar cualquier mierda como
esa sobre ti otra vez y le faltará más que una oreja.
—Nadie me ha defendido nunca así.
—Eso es porque tú nunca tuviste un Alfa shifter lobo como novio antes.
Earnest se emocionó al oír eso. ¿Así que James realmente lo había querido
decir? —¿Novio? ¿Tú eres mi novio?
James dio un paso atrás. —Bueno, si quieres un novio, soy tuyo sí preguntas.
—¿Qué te parece tomar?
—Eso también.
—¿De verdad? ¿No querrías dominarme todo el tiempo?
James sonrió.
—Um, sólo para que sepas lo que estás consiguiendo, ese tipo en la calle−lo que
dijo sobre el oral− tal vez hay algunos chicos Omega que son buenos en eso, pero
tengo cero experiencia.
—¿Te gustaría aprender?
Earnest asintió. Y lo siguiente que supo, es que James tenía sus brazos alrededor
de él, y lo estaba besando con fuerza. Earnest devolvió el besó de la misma manera,
su cuerpo repentinamente siendo superado por una enorme necesidad.
Afortunadamente su casa no estaba mucho más lejos.

19
Capítulo 03
James pego a Earnest contra la puerta, con las manos debajo de su camisa
mientras Earnest jugaba con sus llaves. Normalmente Earnest caminaba con ellas
en su mano, y prácticamente corría hacia la puerta, pero con James en todas partes,
era difícil concentrarse.
Y concentrarse no era lo único difícil. La polla de Earnest era como una jodida
roca y− santa mierda no podía ser la polla de James la que se tensaba contra la
parte trasera de sus vaqueros, parecía aún más grande ahora que en la biblioteca.
Earnest sabía que podía tomarlo− los Omegas podía tomar cualquier tipo de polla−
pero la polla de James tomaría un poco de maniobra. ¿Podría realmente disfrutar
de algo tan grande? Bueno, por la forma en que su propia polla estaba goteando
por ella, ahí tenía su respuesta.
Y con un gran esfuerzo, Earnest de alguna manera consiguió abrir la puerta.
La puerta apenas se cerraba detrás de ellos cuando James tenía la camisa de
Earnest fuera, sus manos explorando su pecho.
Earnest se estremeció, no porque no le gustara la atención, sino porque no había
manera de que su cuerpo pudiera compararse favorablemente contra un elegante,
musculoso shifter lobo. Definitivamente no era delgado, pero no tenía un paquete
de seis magníficos y altamente definidos como James lo hacía. 20
James comenzó a frotarse contra Earnest de la manera en que lo había hecho
en la biblioteca. Eso se había sentido tan bien, pero...
—No —gritó súbitamente Earnest.
James se detuvo al instante retrocediendo. —Lo siento. No debería haber
supuesto que sólo porque...
—No, no es eso. Quiero esto... Yo... quería decirte que quiero esto y... y más...
no quiero que sólo nos frotemos entre sí con toda nuestra ropa otra vez.
—Estás en celo, los dos tenemos mortales erecciones, no creo que el sexo sea
algo que debamos hacer, a menos que... ¿crees que un condón funcionaría?
Earnest sacudió la cabeza. —No lo sé. Nadie nunca dice si hay sexo seguro para
los Omegas. No sé si un condón funcionaró o no. Lo único que nos enseñan es la
abstinencia. Mantengan sus pantalones hasta el matrimonio.
—Es una educación sexual muy mala.
—Nuestro trabajo es casarnos y reproducirnos. Los omegas se mantienen en la
oscuridad acerca de muchas cosas.
—¿Y qué querías hacer?
—Pensé que tal vez si nos frotamos uno contra otro de nuevo, ¿sólo que esta
vez tal vez sólo en nuestros boxers?
—Llevo boxers slip3 —dijo James.
—Lo harías, ¿verdad?
—¿Que se supone que significa eso?
—Los boxers slip son más sexy. Y tú eres muy, muy...
La boca de James estaba encima de la de Earnest antes de que pudiera terminar
la frase. Lo que Earnest no podía decir en palabras, lo dijo con su cuerpo,
presionándose contra James mientras la lengua de su novio exploraba su boca.
Había mucha ropa entre ellos. Earnest busco a tientas su propio botón y su
cremallera y luego hizo lo mismo con James. Se sentía tan bien presionarse contra
el lobo, bulto contra bulto. Y entonces, sin pensarlo, Earnest tiró del boxer de James.
Earnest se quedó mirando la enorme erección. Su pene era absolutamente
precioso, lleno y bien venoso con una bonita cabeza lisa. Y estaba brillando con
indicios de pre-semen. Tragó saliva. Era un territorio peligroso, pero sentía una
abrumadora necesidad de estar más cerca de James.
James retrocedió, sus ojos se ensancharon cuando Earnest asomó su propia
polla a través de sus pantalones cortos.
—¿Estás seguro? —preguntó James.
Earnest asintió. —Necesito tu toque. 21
Cada uno tomó una respiración profunda y se inclinó hacia adelante.
Era la primera vez que cualquiera de ellos había tocado la polla de otro hombre.
Al principio sus movimientos eran tentativos, nerviosos, conscientes de que estaban
dando un gran paso hacia algo nuevo. Y entonces, cuando sus cuerpos
respondieron al tacto, el instinto se hizo cargo.
Polla deslizándose contra polla, James utilizó una mano para ayudar a
mantenerlos juntos. Estaba a punto de añadir su otra mano cuando la de Earnest
encontró la suya.
—Juntos —susurró Earnest.
Y así, juntas, sus manos unidas con los dedos entrelazados, sus pollas goteando
como locas, bombeando juntos, sus ejes crecían más y más gruesos, las cabezas
de sus pollas volviéndose rosadas por la fricción de sus palmas.
Ambos estaban jadeando. En su excitación, James succionó el cuello de Earnest
hasta que su piel se volvió morada.

3
Y entonces Earnest sintió que empezaba a tambalearse, y lo siguiente que supo
era que su cuerpo estaba arrojando chorros de semen por todas sus manos y
estómagos.
Para no quedarse atrás, James disparó, gimiendo en voz alta.
Se sostuvieron el uno al otro en apoyo mientras sus cuerpos gastados analizaban
lo que habían hecho.
—Hemos dejado que nuestras pollas se toquen —dijo James con asombro.
—Creo que hicieron mucho más que tocarse. Los dos estamos empapados.
James asintió. —Parece que te he dado un buen chupetón tambien.
—¿Lo hiciste?
—Un shifters lobo puede ser muy bocazas. ¿Quieres saber qué más quiero hacer
con mi boca?
—No bromees, no podría soportarlo.
—No bromeo. Los shifters lobos no tienen el mejor sentido del humor. Lo que
digo, lo digo en serio.
—¿Pensé que era yo el que se supone que es serio?
—Quizás me lo has contagiado. 22
—Oh, sé que lo he hecho. Dos veces en una noche —dijo Earnest.
—Entonces no desperdiciemos todo esto. No puedo esperar a descubrir lo que
sabes.
Medio cerró los ojos cuando James se inclinó frente a él y procedió a lamer la
eyaculación de su vientre. Cuando James bajó a su pubis, Earnest se sintió
endurecer de nuevo. Estaba preocupado de asustar a James, porque su polla
creciera delante de su cara, pero James sólo sonrió y lo ayudó con eso, pasando
su dedo índice a lo largo de su gruesa hendidura. Y de repente los suaves labios
del hombre besaron la cabeza de su polla.
Earnest gimió, su polla sensible temblando como loca mientras James extendía
su enorme lengua y comenzaba a lamer su polla arriba y abajo, cada movimiento
cada vez más seguro, los ojos de James entrecerrados por el placer.
James hizo un ruido divertido y abrió la boca más grande, tomando la cabeza de
la polla de Earnest y chupándola contra sus mejillas, mientras una mano se aferraba
al trasero de Earnest y la otra se burlaba de sus pelotas.
De alguna manera, James abrió su garganta, y Earnest se encontró empujando
hacia delante las caderas sacudiéndose mientras se movía, con giros cada vez más
frenéticos, más y más abajo por la garganta de su novio.
Y entonces James hizo algo en sus bolas que encendió algo dentro de él y no
pudo contener más. Con un fuerte gemido, Earnest entró en erupción como loco
dentro de la boca de James, chorreando semen y más semen.
James sólo sonrió, saboreando el sabor mientras succionaba todo lo que Earnest
le había regalado.
Earnest todavía estaba temblando por la fuerza de su liberación cuando James
lo llevó a la cama, besándolo todo el camino.
—Eres absolutamente delicioso —dijo James, apenas capaz de sacar sus labios
de Earnest para hablar.
Earnest se emocionó con el cumplido, besando a James de vuelta igual de duro.
—¿Qué tan lejos quieres tomar esto? —preguntó el lobo, arrastrando un dedo a
lo largo de la clavícula de Earnest—. Podríamos intentar el sexo "falso", follando
muslos contra cosa, básicamente sólo tienes que mantener las piernas muy juntas.
No es exactamente lo mismo que el real, pero todavía se sentirá muy bien y
podemos tomarnos turnos con eso. ¿Suena bien?
—Suena bien, pero...
—¿Demasiado?
—No es suficiente. Quiero, no, te necesito dentro de mí —dijo Earnest. 23
—Pero hay enormes riesgos.
Earnest bajó la cabeza. —El embarazo. Las omegas no sólo tienen relaciones
sexuales, nos apareamos.
—¿Crees que funcionaría si me retiro antes de venirme? No es seguro con las
mujeres, ¿pero quizás con un hombre?
—¿Y si no es seguro?
—Entonces supongo que estarás atrapado criando a los niños de este tonto —
dijo James besándolo.
—¿Estás seguro de eso?
James asintió. —Si te dejo embarazado, asumo toda la responsabilidad.
—Eso es grande —dijo Earnest. —Quiero decir que es enorme, yo…
—Sí, tengo una enorme polla. —James sonrió.
—Y un ego a la altura, al parecer. Pero me refería a tu gesto.
—Oh, puedo hacer un gesto con mi polla también.
—Maldito shifter lobo arrogante.
—Lindo y tierno shifter ardilla —dijo James, tomándolo en sus brazos y
besándolo.
—No muy sexy, ¿eh? —Respiró hondo.
—Lo suficientemente sexy como para perder toda clase de virginidad esta noche.
—No me di cuenta de que había tantas.
—Oh, ya hemos tenido muchos primeros esta noche, y creo que tendremos
segundos por la mañana. Pero, si estás perdiendo tu cereza esta noche, bueno,
quiero poder darte la mía.
Earnest se quedó mirando a James. —¿Me quieres encima? ¿Pensé que los
alfas siempre estaban arriba?
—No quiero ser el estereotipo de alfa desagradable. Lo que tú das de ti mismo,
quiero que sepas que tienes derecho a tener lo mismo de mí.
—¿Bebés?
—Bueno, que no podemos hacer tanto, ¿pero todo lo demás? Quiero que esto
sea lo más igual y amoroso como sea posible. —James sonrió. —Lo menos que
puedo hacer para evitar ser un idiota es compartir mi culo contigo. No hay ninguna
posibilidad de que quede embarazado, así que siéntete libre de venirte tanto como
quieras dentro de mí... y, siempre podrás tener el poder de ser el de abajo si tienes
necesidad de sentirte dominado.
Earnest lo miró con confusión. 24
—Creo que podríamos necesitar ampliar tu conocimiento sobre el sexo —dijo
James, sonriendo.
—¿Creí que sólo habías estado con mujeres antes?
—Lo he hecho, pero eso no significa que sólo haya hecho cosas al estilo
misionero. Y —dijo James con un brillo en los ojos—, sólo porque he estado con
mujeres hasta ti no significa que nunca he pensado en cuestiones masculinas.
—Entonces, ¿no soy tan especial después de todo? ¿Soy tu puerta de entrada a
los chicos?
—¿Estás bromeando? Tú eres él.
—¿Él?
—El chico. El chico con el que aparentemente he estado soñando. Nosotros dos,
se supone que debemos estamos juntos.
—¿Crees que estamos predestinado?
—Nunca había estado más seguro de nada en mi vida— dijo James, abrazando
a Earnest—Ahora vamos a ampliar tu mente un poco.
—Er. —Earnest jadeó cuando James comenzó a acariciar su trasero. —No sólo
mi mente está a punto de expandirse, ¿verdad?
—Y no será sólo un poco. Acuéstese boca abajo, Earnest.
—¿Ahora? ¿Sin nada para comenzar?
—Pequeño tontito. ¿Quieres que tome tu pequeño culo virgen sin preparar?
—Lo siento, sólo sonaba como... —Protestó Earnest. —Tengo amigos Omegas
que perdieron su virginidad así —dijo Earnest en voz baja, recordando algunas de
las historias que sus amigos habían compartido. El sexo de aquellos Omegas había
sonado brutal y bastante doloroso, incluso con culos auto-lubricantes. Cuando
preguntó si un compañero amoroso sería más cuidadoso, el otro Omegas lo había
mirado como si estuviera loco.
—Una brutal, dolorosa jodida seguro como el infierno no es lo que mi dulce
Earnest estará recibiendo. ¿Por qué querría hacerte daño en lugar de darte placer?
Te quiero boca abajo para poder relajarte primero. Si te aprietas mientras intento
entrar, el sexo no será muy divertido para ninguno de los dos.
—Entonces, ¿qué es exactamente lo que vas a hacer conmigo?
—Tocarte, besarte y jugaré contigo, te lameré hasta que tiembles tan fuerte que
estés rogando ser montado.
—¿Los besos y lamidas van a relajar mi trasero?
—¿Con mi cara enterrada en tu culo? No hay duda.
Cualquier duda que Earnest pudiera haber tenido sobre eso desapareció tan
pronto como James separó sus piernas y comenzó a chupar la parte inferior de sus
25
bolas. De inmediato se volvieron rocas, tirando tan cerca de su cuerpo que casi se
sentía como una descarga eléctrica. Earnest gruñó con aprecio. Pero aun así,
James seguía recorriendo sus bolas, casualmente arrastrando su lengua hacia atrás
y arriba hasta que cada golpe de su lengua terminaba en el borde exterior de su
culo, volviéndolo loco de necesidad. Y entonces James usó su poderosa lengua
para girarla alrededor del pequeño círculo de su culo, usando sus dedos húmedos
para ayudarse, hasta que Earnest estuvo gimiendo y agitando sus piernas.
—¿Sabes que tu trasero esta agradable y húmedo para mí?
—¿Entonces es verdad? Supongo que puedo auto-lubricar.
—¿Crees que estás listo, mi pequeño amor? —preguntó James suavemente.
—Para ti —respondió Earnest con voz temblorosa por el deseo. —Sólo para ti.
Sintiéndose de repente muy serio, James se alineó y entró cuidadosamente en
su virginal amante.
—Acuérdate de empujar hacia atrás, cariño —le dijo James. —No queremos que
esto duela.
Earnest asintió, e hizo lo que James le pidió. No era fácil, pero James era tan
tierno con él que no había ningún tipo dolor. Había mucha presión sin embargo.
James habría sido mucho para el culo de cualquiera, y el cuerpo de Earnest
realmente tenía que estirarse para alojarlo cómodamente.
James descansó contra él, dándole tiempo para adaptarse a la sensación. Y
entonces, cuando Earnest indicó que estaba listo, James comenzó a empujar
lentamente, aumentando gradualmente su velocidad mientras Earnest demostraba
su entusiasmo por ser montado.
La respiración de Earnest era fuerte y rápida, su pequeño agujero abrazando a
James con todo lo que tenía mientras James sacudía su cuerpo contra el suyo,
empujando su polla hacia dentro y hacia fuera y estimulando a Earnest como un
loco.
Se sentía tan bien tener a James dentro de él. Le estaba dando sensaciones con
las que ni siquiera se había atrevido a soñar, pero era más que eso, era mucho más
que dos cuerpos que se complacían entre sí. Earnest se sentía tan lleno, tan
querido. James estaba siendo tan considerado, controlándose, asegurándose de
que fuera bueno para él. Oh, pero era tan bueno. Tan increíblemente bueno que
Earnest temía que iba a avergonzarse a sí mismo.
Earnest podía sentir que su tensión comenzaba a burbujear y empezaba a
temblar. Cerró los ojos, preocupado de que James pensara que se estaba corriendo
demasiado rápido.
—Está bien. —James le susurró al oído. —Es tu primera vez.
—Pensé que podría aguantar más tiempo.
26
—Has aguantado mucho más tiempo de lo que yo lo hice mi primera vez.
—Eso fue probablemente hace mucho tiempo.
—Podría haber sido hace unos años. —James estuvo de acuerdo, jadeando.
—Pero estoy muy orgulloso del gran trabajo que estás haciendo. Voy a darte un
empuje más, ¿de acuerdo? Y luego quiero que dejes de retenerte. Quiero que te
vengas por mí.
James gruñó mientras salía casi todo el camino y luego llevaba su polla al interior
de Earnest. —Ahora, vente por mí, ahora.
Temblando, su cuerpo actuando por instinto, Earnest dio un largo gemido y luego
se dejó ir, rápidas ráfagas de semen dispararon de su cuerpo y empaparon su
vientre, sus sábanas.
Mientras Earnest estaba allí, recuperándose, tratando de darle sentido a la
enormidad de sus emociones, James le susurró al oído, con la respiración
entrecortada. —Ojalá pudiera permanecer dentro de ti más tiempo, pero voy a tener
que salir ahora.
Earnest soltó un gemido reacio y sacudió la cabeza.
—Tengo que salir. Mi amor, tenemos que pensar en tu futuro. Vamos a dejar que
obtengas tu título antes de dejarte embarazado.
Y eso fue todo. A pesar de que no le dolió físicamente cuando James se salió de
él, Earnest sintió que las lágrimas comenzaban a salir se sus ojos. Sabía que James
estaba hablando con sensatez sobre evitar el embarazo, pero de alguna manera
parecía que su corazón se estaba rompiendo cuando su amante se retiró.
Emocionalmente, necesitaba que James permaneciera dentro de él. Necesitaba a
James para estirarlo y llenarlo. Necesitaba que pusiera bebés en su interior. Earnest
no se había dado cuenta de lo poderosas que eran esas necesidades hasta que
James se salió de su cuerpo.
James estaba tan orgulloso de haber satisfecho a Earnest sin embarazarlo que
no sabía que su novio se sentía triste por ello. Emocionado por el todavía
tembloroso cuerpo de Earnest, James deslizó su polla goteante contra el muslo de
Earnest. Con un fuerte gemido, disparó contra su espalda, inundándolo con su
semen caliente.
Debería haber sido emocionante compartir la efusiva liberación de James, pero
todo lo que Earnest podía pensar era en cómo esa semilla debería haber estado
dentro de él. Y fue entonces cuando Earnest comprendió exactamente cuánto
estaban destinados a estar juntos. De alguna manera, tendrían que encontrar una
manera para que él se graduara, porque no iba a ser capaz de dejar que James se
retirara la próxima vez. James tenía razón, estaban predestinados. Y tenían que
hacer lo necesario para sellar su vínculo.
James fue tan tierno y amoroso después, sosteniéndolo en sus brazos,
27
acariciándolo, murmurando dulces declaraciones de amor. Se sentía tan bien tener
a James acariciándolo, jugar con un puñado de pelo de su pecho, que Earnest tenía
miedo de arruinar el momento al hablar. ¿Cómo, cuando James le estaba
mostrando tanto amor, cómo podía explicar cuánto necesitaba su semilla para
completar su vínculo?
Y entonces James se volvió, mostrando a Earnest su firme y musculoso trasero.
—¿Seguro que quieres hacer esto?
James asintió. —Quiero que esto sea lo más igual que podamos hacerlo. Acabas
de darme algo tan increíblemente puro y especial, y quiero poder darte lo mismo.
He tenido sexo antes, mucho, pero nunca con otro chico. Nadie ha puesto ni un
dedo en mi culo antes. Tú eres mi compañero predestinado Earnest, y yo te
pertenezco tanto como me perteneces. Soy tuyo para que me tomes— dijo James.
Tragó saliva. Su amante tenía un cuerpo increíble, y estaba muy excitado por él.
Pero sintió un repentino temor de que iba a hacer todo mal.
Sintiendo su nerviosismo James acaricio la mano de Earnest, luego la apretó.
—Está bien, tu cuerpo va a saber qué hacer. Y recuerda, yo no auto-lubrico.
Earnest asintió. Y luego se arrodilló y comenzó a lamer a James, estirando
cuidadosamente las mejillas de su culo para acercarse a su objetivo. Con cautela,
tentativamente su lengua se lanzó hacia fuera para probar, y entonces mientras que
su excitación crecía, su cautela lo dejó.
Todavía estaba triste de que no lo hubiese embarazado, pero no pudo evitar
excitarse de que su James, su Alfa, se ofrecía a sí mismo. Earnest comprendió lo
especial que era este regalo, lo extraordinariamente inusual que era para un Alfa
entregarse así. Su polla se retorcía con entusiasmo y Earnest se dio un apretón.
Utilizó su propio pre-semen para lubricar su objetivo.
—Puedes hacer esto Earnest —dijo James, mientras sentía que su pareja se
rozaba contra él, alineándose.
—¿Cómo lo sabes? —preguntó Earnest repentinamente nervioso, mientras
registraba toda la enormidad de lo que iban a hacer.
—Porque te amo.
Y eso fue todo lo Earnest necesitó para superar su miedo y entrar en James.
Con James empujando hacia atrás, Earnest empujó adelante, y no tomó mucho
tiempo encontrar un ritmo.
—Wow —James jadeó, una y otra vez, disfrutando del placer que cada empuje
de la polla de Earnest estaba llevando a su cuerpo. —Eres increíble en esto.
Earnest se ruborizó y empujó hacia adelante con un renovado vigor, su excitación
era tan grande que sus pelotas ahora estaban golpeando contra su amante.
—¿Cómo diablos duraste tanto tiempo cuando lo hicimos? —James gimió,
tratando de mantenerse para no irse por el borde, mientras la polla de Earnest
28
continuó presionándose contra su lugar de placer especial.
—No fue fácil.
—Tu pene está en el ángulo perfecto. Justo la curva correcta. Esto se siente tan
asombroso, sólo sigue adelante, Earnest, sigue adelante.
—¿Quieres que nos vengamos juntos?
James asintió.
—¿Quieres hacerlo ahora?
James respondió con un gemido que se hizo eco de los gritos de placer de
Earnest. Mientras James empapaba la cama, Earnest lo llenó de esperma caliente.
Después, James, deliciosamente satisfecho, sostuvo a Earnest en sus brazos.
—Bueno, lo hemos hecho bien. Te reclamé, y ahora me has reclamado. Nosotros
dos, es oficial… para siempre.
Se había sentido tan bien, y James estaba tan feliz, que Earnest no quería
arruinar el momento diciéndole lo mal que su cuerpo seguía doliendo por ser llenado
con su semilla. Tendría que encontrar una manera de decirle, pero ¿cómo? Estaba
acostumbrado a huir de sus problemas, al igual que cuando había cambiado a su
forma de ardilla y había subido al árbol. Incluso en forma humana, no era bueno con
el conflicto, y ciertamente no era bueno con ningún tipo de confrontación.
Pero James dijo que lo amaba. Había hecho su declaración abiertamente. Si
realmente se preocupaba por él, entendería su profunda necesidad primitiva de
tener hijos, ¿no? Earnest tendría que encontrar una manera de ser valiente y decirle
a su amante que tenía que quedar embarazado y criar una familia con él.
Con los brazos de James rodeándolo en un amoroso abrazo, Earnest se acurrucó
contra él. Era imposible sentirse vulnerable envuelto en los brazos fuertes y
protectores de James. Pronto, Earnest fue capaz de dormir, soñando con James, y
el matrimonio, y hermosos bebés.
Earnest no lo sabía entonces, pero James tenía un sueño casi idéntico.

29
Capítulo 04
Mareado y agotado, James se despertó por el sonido de su teléfono. Incluso
medio dormido reconocería ese tono en cualquier parte. Buscó su teléfono en la
mesilla de noche, su mano agarrando en su mayoría el aire hasta que finalmente lo
golpeó.
Se obligó a sentarse y echar un vistazo a sus mensajes, aunque todo lo que
quería hacer era acurrucarse y volver a dormir. Gracioso, pero nunca se había
sentido tan sediento sin una resaca antes. Estaba demasiado cansado para ir a
buscar agua sin embargo. ¿Se había sentido tan cansado antes? Pero era un
extraño tipo de cansancio; se sentía agotado y entusiasmado al mismo tiempo,
como si se hubiese forzado felizmente a sus límites.
Mientras revisaba sus mensajes, James decidió que definitivamente no valía la
pena despertarse. Había un montón de amigos borrachos invitándolo a salir a una
fiesta u otra. Por lo que el sabia, tal vez estaban todos en la misma. Además había
alguno de su papá. James puso su teléfono en la mesa de noche sin leerlo,
necesitaba estar mucho más despierto para lidiar con cualquier decisión que su
padre le lanzara esta vez.
La cama era tan agradable y cálida y James comenzó a inclinarse hacia atrás,
hundiéndose bajo las sábanas. ¿Cuándo cambió su colcha por este bonito edredón?
Fue una buena elección, muy agradable y acogedora. Realmente podría
30
acurrucarse en una manta como ésta. Realmente necesitaba volver a dormir. Había
estado teniendo un sueño increíble antes de que se hubiera despertado por sus
mensajes de texto. Sí, era otro sueño con un tipo, pero éste había sido aún mejor.
Podía ver al tipo, probarlo, y ah, las cosas que se habían hecho el uno al otro.
Prácticamente podía sentir al tipo montándolo, penetrándolo, llevándolo al éxtasis.
Incluso despierto, casi parecía que el tipo todavía estaba dentro de él. Durante algún
tiempo, había estado tratando de reunir el coraje para tocarse allí. Se preguntó si
de alguna manera había conseguido jugar con su propio culo mientras dormía.
La pierna de James rozó la de otra persona y sintió una súbita sorpresa. Fue
entonces cuando se dio cuenta de que no estaba en su cama, y que la pierna con
la que había entrado en contacto era mucho más peluda que con las que a veces
se despertaba.
Y ahí fue cuando lo golpeó completamente. El tipo de la biblioteca... Earnest. Ese
dulce pequeño Omega shifter ardilla. Bueno, no pequeño, pero definitivamente
dulce, muy dulce. Y obligado a ser su salvador. Había defendido a Earnest, pero
nada los había protegido de ellos mismos.
Ahora recordaba todo. Había sido increíble, pero no había sido un sueño, habían
estado uno encima del otro, besándose, manoseándose tanto como dos shfters
pueden siendo humanos, había habido tanto contacto increíble, roces... Había sido
una noche de muchos primeros para ambos.
Nunca se había metido en los pantalones de un hombre y follado en seco. Nunca
había masturbado a otro hombre antes o se lo habían hecho a él. Nunca había
tenido una polla en la boca o probado el semen de un hombre antes. Y al final, se
había completado al follar. Físicamente, todo se había sentido increíble, pero había
sido mucho más que eso.
Se sentía emocionalmente satisfecho, querido, necesitado, como si lo hubieran
puesto en la tierra por una sola razón, y esa era para cuidar de Earnest.
Pero ahora, a la luz del día, con Earnest todavía dormido, el peso de lo que había
sucedido entre ellos lo hundió. Había fantaseado acerca de cómo sería estar con
un hombre, pero nunca había pensado en sí mismo como alguien que era gay antes.
Tal vez ni siquiera era gay, aunque siendo bisexual no iba a ganar ningún abrazo
de su padre tampoco. Pero peor que eso, al menos desde el punto de vista de su
padre, era que había sido con un Omega.
Su padre no estaba interesado en los gays o bi, ¿pero Omegas? Él los veía como
una verdadera abominación. "Es trabajo de la hembra quedar embarazada, no del
varón" le había dicho su papá con respecto al tío Carlo. “Lo que tu tío Max le hizo a
su marido fue asqueroso. Perturba completamente el orden natural de las cosas."
Su madre había tratado de defender a su hermano, pero no sirvió de nada. Después
de que el tío Carlo quedó embarazado, su papá no permitió que el tío Max y el tío
Carlo visitaran su casa, o viceversa. Todo lo que realmente había entendido en ese
momento era que ya no se le permitía ver a sus tíos favoritos.
31
Mierda, su padre odiaba a los Omegas y ni siquiera respetaba a los shifters de
otras especies. ¿Cómo iba a ir a casa y decirle a sus padres que se había
enamorado de un Omega shifter ardilla?
James miró su teléfono de nuevo, medio asustado de que de alguna manera su
padre supiera lo que había sucedido entre él y Earnest, y estaba llamando para
gritarle al respecto. Diablos, no sólo gritaría, sino que amenazaría con repudiarlo.
Repudiado, sería un futuro sombrío. ¿Pasar de una vida de lujo de repente a tener
que defenderse por sí mismo?
Parte de él quería correr. Pretender que nunca había conocido a Earnest.
Pretender que la noche anterior y las primeras horas de la mañana nunca habían
ocurrido. Pero aquella era la parte mimada y ociosa de él, una parte que nunca le
había gustado mucho.
¿Cómo podría volver a su vieja vida? Su vieja vida había sido un sin sentido, todo
lo que había hecho era beber como un pez mientras desperdiciaba si ningún
propósito su asignación. Por otro lado, Earnest dio sentido a su vida, un propósito.
¿Podría realmente haber sido puesto en esta Tierra para amar y proteger a Earnest
y para criar una familia con él? Parecía tan simple, tan puro y tan cierto.
James miró hacia donde estaba Earnest durmiendo, su cabeza se había
trasladado a su propia almohada, quizás subconscientemente tratando de buscarlo.
La boca de Earnest estaba ligeramente abierta, y un poco de baba se derramaba
por su labio inferior.
¿Por qué este hombre tenía que parecer tan adorable? ¿Por qué su boca tenía
que parecer tan suave y besable? ¿Por qué no quería nada más que volverse y
tomar a Earnest en sus brazos y abrazarlo como si nunca fuera a dejarlo ir?
Demasiado cansado para las preguntas James siguió su corazón.
Levantó ligeramente la cabeza de Earnest, besando la baba, hasta que la cabeza
de Earnest descansó sobre su amplio pecho peludo.
—Duerme mi ángel —dijo James, sus manos acariciando su sexy y despeinado
cabello por el sueño de Earnest. James no sabía lo que le deparaba el futuro, sólo
sabía que tenía que incluir a Earnest. Todo había sucedido tan rápido entre ellos,
sin embargo, sentía como si hubiera estado esperando toda su vida por este hombre
increíble y especial.
Sintiéndose completo, James se dejó llevar por el sueño.

32
Capítulo 05
James despertó de nuevo cuando Earnest se agitó contra su pecho.
—Todavía estás aquí —dijo Earnest.
—¿Eso debería sorprenderte?
—Tenía miedo de que te fueras. Todo esto es realmente nuevo para ti y bueno,
pensé que podrías entrar en pánico.
—No es tan nuevo para mí como lo fue anoche.
—Pero anoche estuviste un poco demasiado ocupado como para salir corriendo
de la cama.
—Yo lo estaba, ¿no? —dijo James, dejando caer los brazos de la espalda de
Earnest a su sexy trasero.
Earnest respiró hondo. Era ahora o nunca. Tendría que abrirse a James y decirle
la verdad sobre la necesidad de su semilla. —Um... anoche, cuando me dijiste que
nos reclamábamos, y éramos oficiales... para siempre...
—Lo dije en serio —dijo James, dándole un beso. —Oficialmente, igualmente,
compañeros.
—Excepto que no lo estamos —dijo Earnest, tratando de evitar que su voz 33
temblara.
—¡Y una mierda que no! —gruñó James. —Te he abierto mi corazón, mi boca,
mi culo a ti. ¿Qué más puedes pedirme?
—Todo, todo eso, fue increíblemente significativo para mí. Es por eso que me
siento raro diciendo esto. Quiero esto, quiero que tú y yo estemos juntos tanto que
mi corazón duele por ti, pero no hemos completado el vínculo. No me has
reclamado.
—¿No te he reclamado? ¡Estaba dentro de ti!
—Pero tú... tú no... Te has venido dentro de mí.
—Pero pensé que estábamos de acuerdo en que no debía... si hubiera
continuado, probablemente te hubiera dejado embarazado.
—¿No quieres dejarme embarazado? —preguntó Earnest, con tristeza en su voz.
—Honestamente, por raro que esto vaya a sonar, creo que me encanta la idea
de que quedes embarazado. Darte un agradable vientre redondo lleno de nuestros
bebés, ¿cómo sería de perfecto? La idea de los dos tomando nuestro amor y
usándolo para crear estas nuevas vidas, creo que es asombroso e increíble...
—¿Por qué no te viniste dentro de mí?
—Porque no quería que perdieras la beca. Mira, mi familia tiene dinero, pero me
van a cortar en el segundo que mi papá descubra que estoy con un Omega. Si tengo
que encontrar trabajo ahora, lo haré, pero sería más fácil si esperamos hasta
después de graduarnos.
—Si quedo embarazado ahora, no daré a luz hasta después de la graduación.
Podemos hacer esto James, podemos hacer que esto funcione.
—¿Realmente quieres esto? ¿Quieres que te deje embarazado?
—Es más que querer... Lo necesito. Soy un Omega, y acabo de encontrar a mi
único amor verdadero. Se supone que debemos con nuestro primer compañero,
para completar nuestro vínculo. Si no está todo terminado no me sentiré bien, por
mucho que te preocupes.
James lo abrazó.
—Tú también quieres esto, ¿verdad?
—No sabes lo difícil que fue salir de ti anoche.
—Pero lo hiciste.
—Sólo porque pensaba que estaba haciendo lo correcto, pensé que estaba
poniendo tus necesidades delante de las mías.
—Lo sé. Probablemente es difícil para ti entender exactamente cuánto un 34
embarazo con mi compañero predestinado significa para mí como un Omega. Pero
el hecho de que estuvieras tratando de ponerme en primer lugar, eres tan especial
James.
—Antes de que hagamos esto, necesito que me prometas algo. Prométeme que
te graduarás.
—Lo intentaré.
James sacudió la cabeza. —Intentar no es suficiente. He sido un estudiante
perezoso, pero eres un tipo muy inteligente, tienes una beca. Tienes que llegar
hasta el final. Tienes que graduarte.
—No va a ser fácil, voy a ser molestado por la gente.
—¿Con un Alfa shifter lobo a tu lado?
—Bueno no, no si estoy contigo, sino por mi cuenta...
—Entonces no hay nada de qué preocuparse. No estarás solo, yo estaré a tu
lado.
—¿No te refieres a, de mi lado?
—No, me refiero a tu lado. Justo al lado de ti. Justo donde debería estar tu
esposo.
—Esposo —dijo Earnest la palabra sin aliento.
—Sí, esposo. Considérate comprometido. Ahora, veamos lo que podemos hacer
para celebrar la ocasión.
Earnest se movió, amando la sensación de las manos de James amasando su
carne mientras su ancha boca besaba su cuello y hombros.
—¿Estás seguro de que eres realmente un shifter ardilla?
—Me viste en mi forma cambiada cuando estaba en ese árbol. De todos modos,
¿quién mentiría acerca de algo así?
James sonrió. —Oh, sé lo que eres muy bien, es que estás prácticamente
ronroneando.
—Lo siento, no soy un gato. Me aterran.
—¿Los lobos también?
—Cualquier depredador.
—¿Pero yo no?
—No eres depredador.
—Entonces debo estar haciendo esto mal —dijo James, gruñendo en su oído.
Earnest sintió que su corazón se aceleraba cuando James lo volteó.
—Nunca digas a un shifter lobo que no es suficientemente agresivo. Él podría
35
tomarlo como algo personal. —James dijo, su voz gruesa mientras montaba la
espalda de Earnest.
—Entonces, ¿qué cuenta cómo agresivo?
—He sido demasiado tierno contigo mi pequeño chips4.
—¿Chips?
—Cuando no estás en tu forma humana, eres un shifter ardilla ¿verdad?
—Pero ahora soy humano.
—Mira, estoy inventando sobre la marcha. Es sólo un apodo, ¿vale?
—De acuerdo, chips. Soy tus chips.
—¿Y sabes lo que me gusta hacer con mis chips?
—¿Comértelas? —preguntó Earnest, esperanzado.
—Oh, sí —dijo James—, tienes una polla tan dulce. Pero ahora mismo, no voy a
comer mis pequeñas chips. Estoy con ganas de morder.
—Er, no estoy tan seguro, ¿no dolerá?

4
Si no me equivoco aquí hace un juego de palabras ya que chip viene de chipmunk que es ardilla en inglés, por eso se deja tal cual
Chips. Y creo que también hace referencia a las patatas fritas que es Chips en inglés.
—No si lo hago en el momento adecuado —dijo James, atrayendo su grueso
pene a lo largo de la hendidura entre las suaves mejillas de Earnest. James estaba
goteando como un loco, y no podía esperar para entrar en sul culito apretado. Había
sido tan cálido y maravilloso anoche.
—¿Cuándo es el momento adecuado?
—Casi… ahora... —dijo James, inclinándose hacia adelante y hundiendo sus
dientes en el hombro de Earnest mientras sumergía su polla en su húmedo y
ansioso culo.
Earnest gimió en feliz sorpresa. La mordida de amor no había dolido realmente,
y había ayudado a distraerlo de la entrada de James. Ya sabía lo bien que se sentía
cuando James estaba completamente dentro de él, pero aun así era difícil evitar
sentirse nervioso por tener una polla de ese tamaño dentro de su tierno culo.
—¿Encontraste un buen lugar? —preguntó Earnest, jadeando mientras James
se empujaba contra él.
—El mejor. —James gruñó.
¿Así que su dulce Earnest quería ser tomado? ¿Reclamado? Oh sí, él le daría
eso y más. James mordió el hombro de nuevo mientras lo montaba como si sus
vidas dependieran de eso, su polla golpeando profundamente en el interior, Earnest
haciendo sonidos increíblemente sexys que le decían a James lo mucho que amaba 36
ser manejado un poco más duro.
Entró y salió, James montó, estirando a Earnest, amándolo, consiguiendo darle
en ese punto perfecto, haciendo que Earnest se sacudiera como un loco hasta que
finalmente explotó debajo de él.
James se unió al orgasmo de Earnest, como un estallido de erupción, después
de haber llenado a Earnest hasta el borde. Y él simplemente siguió adelante. James
no podía creer la cantidad de esperma caliente que estaba bombeando.
Finalmente, James se inclinó hacia adelante, feliz de permanecer tan cerca de
su amor. Se sentía tan caliente y bueno dentro de Earnest, y aunque llegó, su polla
todavía se sentía gruesa. Podría quedarse en el interior de Earnest hasta que
estuviera más suave, no quería hacerle daño al sacarla... su dulce pobre culo tenía
que estar bastante tierno ahora.
James pasó la lengua por los hombros de Earnest, apreciando su cálida y salada
piel. Y ahí fue cuando James empezó a sentir que se hinchaba. Por supuesto,
Earnest también lo sintió, gimió bajo él.
—Lo siento. —James gruñó en su oído. —Es sólo que sabes tan bien. Eso ayuda
a un tipo a ponerse duro otra vez. Si es demasiado para ti, puedo parar. No quiero
exagerar demasiado las cosas. Tendremos muchas otras mañanas juntas.
—¿Sólo por las mañanas?
—Tendremos mañanas, tardes, noches... a mitad de la noche... —murmuró en el
hombro de Earnest. —Pero el leño en la mañana siempre es más fuerte y mejor.
—Excepto que ahora eres más grande que antes.
—Mi culpa, es tan emocionante correr mi lengua por tu cuerpo. Pero si me estoy
poniendo demasiado duro para ti, pararé.
—¿De verdad crees que puedes?
—Sólo porque los shifters lobos sean unos bocazas, incluso en forma humana,
no significa que no pueda controlarme. Aunque tú, mi dulce chips, eres tan sabroso.
Y tu piel suave sabe tan salada. Realmente te hice sudar, ¿eh?
—Claro que sí. ¿Así que soy dulce y salado?
—Y bueno para beber. No me importaría tomar otro sorbo de ti, te sentías tan
perfecto dentro de mi boca anoche.
—No puedo creer que nunca hubieras hecho esto antes... me sentí como si
hubieras estado haciendo esto durante años.
—Nunca había probado semen antes… siempre pensé que debía tener un sabor
malo, pero no, tu semen era tan malditamente bueno. Me encantaría tenerte en mi
garganta de nuevo.
—Yo también —dijo Earnest. —Pero no creo que podamos hacer eso todavía. 37
—Lo siento, estoy muy emocionado por estar contigo. ¿Quieres que te vuelva a
montar? Porque he vuelto a estar realmente duro y...
—James —Earnest jadeó, mientras la polla de James continuaba creciendo
dentro de él—No creo que esto sea una erección normal
—Eso es porque te encuentro increíblemente sexy y...
—No, no es eso, creo...
—Si no crees que me siento atraído por ti... —James le dio a Earnest una
bofetada juguetona en el trasero.
—No dudo de la atracción, sólo pienso que esto podría ser… Creo que esto es
James… creo que esto es… ¡estás anudando!
—¿Te estoy embarazando? ¿Ahora mismo?
Earnest asintió.
Debería haberle golpeado a James como una tonelada de ladrillos. Debería
haberle dado un susto de muerte. Pero en lugar de eso, James sintió una enorme
oleada de tranquilidad en el cuerpo. Besó la nuca de Earnest. —Voy a ser un papá
—dijo James, asombro en su voz. —¡Voy a ser papá!
—¿No te vas a asustar por esto?
—No sé mucho acerca de las relaciones Alfa y Omega, pero si estamos
anudando, bueno, lo que nuestros cuerpos están haciendo ahora mismo eso es
como un rito sagrado, ¿no? ¿El acercamiento y la fusión de dos mitades en un todo?
Somos un par acoplado, y los shifter lobo toman eso muy en serio. Nos apareamos
para toda la vida. Y tomamos la crianza de los hijos muy en serio. Nunca tuve el tipo
de relación padre-hijo que quería con mi propio padre. Pero ahora que voy a ser
padre...
—No somos sólo un par acoplado, James —dijo Earnest suavemente. —El
entregarnos, la mordedura, el nudo, tenemos todas las características de ser
compañeros destinados.
—Lo sé. —Admitió James. —No estaba seguro si lo sentías también. Lo sentí
ayer... sentí algo especial en el momento en que te conocí.
—Pero parecías tan tranquilo.
—¿Tranquilo? Acababa de conseguir la erección más grande de mi vida. Pero la
cosa era, que me tomó un poco de tiempo resolver las cosas entre lo que mi cuerpo
y lo que mi corazón querían. Y luego resultó que ambos querían lo mismo.
—¿Que era?
—A ti, mi dulce Earnest.
—Nunca esperé tener un shifter lobo como mi compañero. Oye, ¿cómo es que 38
no te llamas a ti mismo un hombre lobo?
—Eso tiene todo tipo de asociaciones a películas de terror. No me considero
aterrador.
—Entonces no viste la mirada en la cara de ese tipo cuando fuiste tras él el otro
día.
—Él era un shifter lobo también. Sin embargo, de una manada diferente.
—¿Sigues siendo parte de tu manada?
—¿Por qué no?
—Bueno, si tu padre no aprueba que nos juntemos, entonces...
—Yo nací Alpha y heredero del líder de la manada. De ninguna manera podría
ser expulsado.
—¿Pero el futuro líder de la manada?
—Tiene que ser un Alfa, y como mi padre y yo somos los únicos Alfas en la
manada...
—¿Entonces estás a salvo?
James asintió. —Puede cortar mis asignaciones y desheredarme, pero no puede
hacer nada con respecto a mi estatus en la manada.
—Lo siento mucho. Desearía que no tuvieras que sacrificarte así para estar
conmigo.
—No lo sientas... Nunca podría aceptar el dinero de alguien que no me aceptó
por era quién yo. O aceptar a quien yo amaba. Va a ser un gran ajuste a mi estilo
de vida, pero voy a tratar. La verdad es que, nunca antes había besado a un tipo,
siempre tuve que ser 100% recto. Mi padre solía suscribirse a una revista de
ejercicio para hombres, y recuerdo haber encontrado viejas ediciones y ocultarlas
en mi habitación. Y entonces un día, todo mi escondite se había ido. Nunca me dijo
nada al respecto. De hecho, tuve el coraje de casualmente preguntarle una vez si
todavía recibía esa revista... ¿Adivinas qué me dijo?
—Él te preguntó “¿por qué quieres saber?”
—Peor. Él dijo: "No sé de lo que estás hablando. ¿Por qué alguna vez me
suscribiría a una revista así?”
—Ouch.
—Nunca volví a ver otra edición en nuestra casa, y miré por todas partes.
—Así que, um... son los chicos de esas revistas tu tipo, porque yo no soy
exactamente...
—Pasé la mayor parte de mi tiempo mirando los pantalones cortos tan diminutos
que llevaban. Era mucho más acerca de tratar de vislumbrar el contorno de una 39
polla y pelotas que babear sobre los músculos de un fisiculturista. Y confía en mí,
cuando se trata de pollas y pelotas, no tienes nada de qué preocuparte en cuanto a
medida. —James hizo una pausa—Como puedes ver, mientras que estar juntos es
un cambio importante para mí, no estoy exactamente sorprendido por ello.
—Podrías haber salido con chicos antes.
—Sí, pero de alguna manera no lo hice. Es como si tú me hubieses salvado.
Significaba mucho para mí ser capaz de entregarme a ti por primera vez. Hablando
de dar, ¿cómo estás? —preguntó James al darse cuenta de que Earnest estaba
jadeando bastante fuerte.
—Aguantando. El nudo seguro tarda un rato. Aunque hablar me ayuda, me
impide concentrarme en la creciente presión.
—¿Presión? ¿Seguro que eso es normal?
—Me temo que sí. Es muy intenso.
—¿Hay algo más que pueda hacer para ayudar, aparte de hablar?
Ernest meneó la cabeza. —Saber cuán comprometido estás con esto realmente
ayuda.
—Uh-uh —dijo James. —Comprometido suena demasiado exigente y formal.
Necesito mostrarle a mi hombre lo mucho que es amado.
Y con eso, James le dio a Earnest unos largos y babosos lametones en la parte
posterior del cuello
—Ewww... —dijo Ernest, pero estaba claro que lo amaba.
—El siguiente será en tu boca, mi amor —dijo James, tirando de la cabeza de
Ernest hasta que sus labios pudieran conectarse. Y se conectaron, sus lenguas
reclamándose con tanta avidez como podían.
Y entonces James deslizó sus manos bajo el vientre de Ernest, donde su polla
esperaba ansiosa. Sin romper el beso, acarició la polla de Ernest, frotándola con su
pre-semen y bombeándolo duro a lo largo de su eje, mientras una mano ahuecaba
sus bolas endurecidas.
Ernest empezó a lloriquear en su boca, el estímulo delantero y trasero estaba
siendo demasiado para él, mientras, las manos de James se movían más rápido.
Earnest gruñó en voz alta, recompensado con un orgasmo explosivo que dejó su
vientre caliente y pegajoso. Pero eso no era todo. James sumergió sus dedos en el
semen caliente y los llevó a su boca. —Dulce y salado. —Proclamó James con un
suspiro mientras se lamía los dedos—Absolutamente deliciosos.
Al bajar de su orgasmo, Ernest repentinamente comenzó a jadear de nuevo.
—¿Estás bien, mi pequeño chips?
—Estás realmente hinchado ahora James, se está poniendo muy difícil toda esa 40
presión en mí…
—Shhhh... Cariño, déjame cuidar de ti —dijo James, besándolo. —Vamos a
superar esto, y cuando esta parte se complete, entonces nuestro pacto será
completamente inquebrantable. Vamos a tener un bebé juntos, Earnest, y vamos a
ser tan buenos padres juntos.
Earnest gimió bajo él, su cuerpo temblaba cuando la presión dentro de él forzó
otro orgasmo.
—Eso es mi amor, déjalo salir. Voy a cuidarte tan bien después de esto. Te voy
a lamer de la cabeza a los pies, con múltiples paradas en esa deliciosa polla tuya.
Me estás dando tanto, Earnest... me estás dando un bebé, me das una familia. Y
nunca dejaré de proteger a mi familia.
James lo sostuvo, el pobre cuerpo de Earnest tomando su nudo, mientras
terminaban de hacer bebés juntos. Y cuando finalmente la polla de James comenzó
a volver lentamente a la normalidad, susurró esas palabras mágicas en el oído de
Earnest.
—Te amo —dijo. —Te amo mi dulce chips.
Dos palabras mágicas que arrasaron los dolores y le trajo una enorme ola de
felicidad. —Te amo también, James —dijo Earnest con un suspiro. —Te amo.
—Ahora descansa, cariño. Tienes bebés que desarrollar.
Capítulo 06
Cuando Earnest se despertó de nuevo, se sorprendió al encontrar a James
apoyado contra las almohadas, hablando por teléfono con entusiasmo.
—¿Qué es eso? —dijo James al teléfono. —Oh, ese es mi dulce pequeño Omega
despertando de una siesta. Sí, claro que lo conocerás pronto. Sí, sí, antes de la
ceremonia. Espera, ¿qué quieres decir con que ya estás en el coche? ¿De verdad?
—¿Ceremonia? —preguntó Earnest, confundido.
James puso su mano sobre el teléfono. —Parece que los shifter ardilla tienen un
ciclo gestacional muy rápido. No puedes dar a luz sin esa pequeña banda de oro en
tu dedo.
—¿Creo que es platino en estos días?
—Sea lo que sea, no puede haber nadie pensando que eres un padre soltero.
—Um, ¿con quién estás hablando?
—Mi tío Max. El hermano de mi madre, él también está en un matrimonio Alpha-
Omega.
—Espera un minuto. —Earnest parpadeó, confundido. —¿Cuánto tiempo estuve
durmiendo? ¿Estamos a punto de casarnos?
41
James se echó a reír. —No nos casaremos hoy, pero pronto. Lo siento, te veías
tan adorable mientras estabas dormido, no quería molestarte. He estado al teléfono
con mis tíos, que no pueden esperar a conocerte por cierto, no tienes ni idea de lo
emocionados que están con esto. Están en el coche de camino.
—Sólo a unos 30 minutos —dijo tío Max en voz alta. —Si ustedes dos pueden
mantener sus manos fuera de sí, eso les da el tiempo suficiente para ducharse,
vestirse y reunirse con nosotros para el almuerzo.
—Tengan cuidado de no pasar demasiado tiempo en la ducha. —Intervino el tío
Carlo—. Nos vemos en el Café Qwerty.
Earnest lo miró con los ojos entornados. —¿Qué diablos acaba de pasar?
—Al parecer tenemos una cita con mis tíos para hablar sobre nuestra boda.
—¿No te estás perdiendo de algo primero?
—Todo lo que necesitamos son los novios, los anillos, el tío Max quiere oficiar, y
mis tíos han ofrecido su casa, y así todo lo necesario va a estar en su lugar, y luego
podemos decidir el color, tema, todo ese rollo…
—¿No se supone que haya una propuesta?
—Vaya gracias Earnest, me encantaría casarme contigo —dijo James. —No
tenías que preguntarme, ya te dije que estábamos comprometidos antes de
anudarnos.
—Podríamos ir con una propuesta más tradicional.
—Bien, me pongo de rodillas y me propongo, pero no me culpes si no puedes
compartir esa parte de la historia con nadie.
—¿Por qué no?
—Porque, si estoy arrodillado delante de ti y si después de tomar tu mano me
dices que sí, estaré babeando de emoción, bueno, voy a querer besarte, un muy
profundo y cariñoso beso.
—Entonces, ¿cuál es el problema?
—Bueno, contigo felizmente moviéndote delante de mí, ¿adivina dónde vas a ser
besado primero?
—Llegaremos tarde a almorzar.
—Habría valido la pena.

42
Capítulo 07
—Entonces, ¿James me dijo que eres un shifter ardilla? —preguntó el tío Max.
El tío Max era sólo el segundo Alfa shifter lobo que jamás había conocido. Él era
mucho más viejo que James, pero claramente era todavía un individuo realmente
fuerte, un hombre poderoso. Earnest sintió que debería haberse sentido intimidado,
pero el tío Max le hizo sentirse como de la familia inmediatamente.
Tanto el tío Max como el tío Carlo le habían dado un enorme abrazo tan pronto
como James se lo presentó.
Earnest asintió. —Sí, somos una pareja depredador-presa.
—Lo sé, es un estereotipo total, pero si es inter-especies con otro shifter,
realmente funciona —dijo Max. —Carlo es un shifter chinchilla. ¿Qué tan exótico es
eso?
—Fetichista —dijo Carlo dando a Max un codazo juguetón. —Así que, cuéntenos
sus planes.
—Earnest y yo vamos a quedarnos en la escuela, y bueno, voy a sacar algunos
préstamos. Me graduaré pronto, así que podré conseguir un trabajo pronto.
Max sacudió la cabeza. —¿Por qué necesitarías préstamos?
43
—Um, has conocido a mi papá, ¿verdad?
Max hizo una mueca. —Todavía amo mucho a mi hermana, pero hay una razón
por la que tu abuelo puso tu dinero en fideicomiso hasta que tuvieras la edad
suficiente para graduarte, él no quería que tu padre tuviera sus patas desagradables
sobre ello.
—¿Abuelo Winslow?
—No, mi padre, tu abuelo Reginald. ¿No lo sabías?
James sacudió la cabeza.
—Soy el albacea5. No puedes conseguir el dinero hasta el día de tu graduación,
pero podemos ayudarlos mientras tanto muchacho. Entre la boda y las cosas del
bebé, querrás asegurarte de hacer esto bien.
—Bueno, es genial escuchar que el abuelo Reginald quería dejarme algo, pero
todavía tenemos que ser ahorrativos, y...
—Y obviamente no tienes ni idea de la cantidad de dinero que estás a punto de
heredar. Confía en mí, no hay necesidad de ser ahorrativos. De todos modos, sólo
te casas una vez.
—¿Y los bebés?

5
Persona encargada por el testador o por el juez de cumplir la última voluntad de un difunto y custodiar sus bienes hasta repartirlos
entre los herederos.
—Espero que haya un montón de ellos. Hablando de eso, a tus primos les
encantaría verte. Espero que ahora que eres mayor ustedes puedan pasar más
tiempo juntos...

Se suponía que solo debían reunirse con los tíos de James para almorzar, pero
tuvieron un momento tan agradable juntos que era de noche antes de que la pareja
mayor regresara a casa. Ver a una pareja mayor de Alfa-Omega y felizmente casada
abrió los ojos para Earnest. Ambos de sus padres eran cambiaformas ardillas Beta,
y nunca supieron cómo manejar a un hijo Omega. Habían hecho todo lo posible,
pero también habían proyectado muchos de sus miedos sobre su único hijo, y no
habían podido darle mucha orientación sobre citas. Le habían dicho que se aferrara
a su virginidad, y que se casara con alguien que pudiera permitirse el sustento de
una familia numerosa, eso había sido básicamente. No sabía que los Alfas podían
ser dulces y cariñosos. James era claramente un fuerte protector compañero, pero 44
Earnest no tenía ni idea de que un tipo como James incluso existiera hasta que lo
conoció en la biblioteca. Earnest siempre había asumido que iba a terminar como
todos sus otros amigos Omega, como algún agujero para un alfa agresivo que
esperaba sexo bajo demanda. Antes de reunirse con los tíos de Jame, Earnest
habría descrito las relaciones de sus amigos como "tradicionales", pero ahora las
llamaría abusivas. Se necesitaba ver una relación buena y saludable para
comprender realmente cómo era una mala.
Capítulo 08
Tener el apoyo de tío Max y tío Carlo fue de gran ayuda. A pesar de que James
y Earnest encontraron a una gran doctora, la Dra. Woods era la principal especialista
en Omegas del país, no era ni un Omega ni un shifter, a veces sólo necesitaban
tener a otra pareja Omega-Alfa para consolarlo.
Era mucho más fácil para Earnest llamar al tío Carlo sobre cosas como
estreñimiento, tobillos hinchados y acidez estomacal.
—¿Por qué, por qué nadie habla de estas cosas? —Se quejó Earnest ante el tío
Carlo. Earnest lo tenía en el altavoz en caso de que necesitara devolver en el cubo
que tenía en su regazo.
—Porque una vez que los bebés nacen, te olvidarás de todo.
—Sí —Intervino el tío Max. —Porque estarás demasiado cansado para recordar
algo de-oof…
—¿Oof?
—Tu tío Carlo me dio un codazo en el estómago. —Se quejó el tío Max.
—Simplemente no quiero que asustes al chico, es su primer embarazo.
—Pero él aprenderá de qué cosas no vale la pena preocuparse. 45
—¿Nuestro sobrino está cuidándote bien? —preguntó tío Carlo.
—¡Como si no lo hiciera! Sabes que estoy aquí con él. Tiene las dos manos en
ese estúpido cubo que le compraste y tengo mis manos en su espalda tratando de
hacer algo con toda su tensión —dijo James.
El tío Max tosió. —Hay otras− ejem −maneras de ayudar con la tensión.
—¡Tío Max!
—Sólo digo que funcionó de maravilla con tu tío Carlo. Hizo que su embarazo
fuera mucho más fácil para mí también.

A pesar de que Earnest podía afortunadamente tener sexo mientras estaba


embarazado, habían marcado las cosas un poco. Todavía estaba súper caliente
para tomarlo en su culo, pero habían llegado a la conclusión de que el sexo era aún
mejor cuando variaban las cosas.
Desde que se convirtieron en pareja, James y Earnest habían encontrado tantas
maneras diferentes de excitarse juntos, a veces las cosas parecían más conectadas
y románticas para acariciar al otro o acariciarse a sí mismos, y lamer al otro después.
Eso siempre condujo a una ronda de bonos con sus bocas, y James simplemente
amaba tomar a Earnest en su boca.
El nivel de intimidad, de confianza, que había allí cuando su garganta cedía a la
polla de su prometido, se sentía tan conectado con él. Y Earnest sabía tan
malditamente bien, incluso mejor de lo que olía. Y teniendo a Earnest sobre él... Ah,
la dulzura en esos ojos castaños bellota cuando bailaban con alegría mientras se
deleitaba en complacerlo. Era adorable cómo Earnest trataba de tomar su polla de
repente, aunque estaba en forma humana parecía como si hubiese hinchado sus
mejillas de ardilla. Era tan especial y amoroso estar con Earnest.
James nunca dejó de estar agradecido por encontrar a su compañero. Estaban
predestinados, por supuesto, pero ¿y si Earnest hubiera terminado por tener que
casarse con alguien más? Earnest había presentado a James a sus amigos Omega,
y James se había esforzado mucho por esconder lo horrorizado que estaba. Uno de
los chicos había estado sentado en un cojín estilo embarazo.
Cuando James había pensado erróneamente que la almohada era un signo de
embarazo, le había deseado sus felicitaciones. Un silencio incómodo siguió hasta
que uno de los otros explicó que sólo necesitaría la almohada por unos días más.
Aparentemente era algo a lo que todos estaban acostumbrados, sus Alfas exigían
46
follar áspero y frecuente, y ellos se sometían, incluso si les hacía daño durante días
después. Al principio pensó que tal vez era una cosa de BDSM, pero no lo era. De
la forma en que James lo vio, no había nada juguetón o sexy en esas relaciones,
era todo "Yo Alpha, tu agujero". Una cosa era si a esos Omegas les gustaba ser
carne, porque ¿quién era él para llover sobre las necesidades de alguien sumiso?
pero simplemente no parecía de esa manera.
Había una gran diferencia entre un deseo sumiso de ser dominado sexualmente
y alguien que carecía de la capacidad financiera y autoestima para liberarse de una
mala relación. Sus Alfas parecían mucho más satisfechos que sus compañeros, que
siempre parecían ser ciudadanos de segunda clase. Con frecuencia, ese grupo de
Omegas se sentaban ahí a tratar de hablar de sí mismos pensando que serían
cuidados.
James se enfermó cuando se dio cuenta de que, si Earnest no fuera tan rápido
para correr por los árboles, podría haber quedado atascado por tener que casarse
con un Alpha así. No se había dado cuenta antes, pero aparentemente era
espantosamente común que Omegas tuvieran que casarse con Alfas que los habían
capturado y embarazado. Los matrimonios siempre fueron insistidos por las familias,
incluso si el Alfa y la Omega no eran compañeros destinados.
Así es como el amigo de Earnest, Petey, había terminado con su marido Iván.
Earnest le dijo que Petey e Ivan habían ido a una cita en un restaurante francés, y
luego Iván se ofreció a llevar a Petey a casa. Pero una vez que estuvieron dentro
del coche, Ivan no se puso al volante y condujo. Iván clavó a Petey en el asiento
trasero. Al parecer, el pobre Petey gritó todo el tiempo que Iván estuvo encima de
él. Después, una vez que Petey dejó de llorar, Iván le dijo que hablaría con sus
padres. Una semana después, Iván y Petey estaban casados, y Petey esperaba
todo día. El otro Omegas susurró y habló de lo increíblemente protector y romántico
que era Ivan siempre que tuviera sus manos alrededor de Petey.
James no podía ver nada dulce y romántico sobre un depredador sexual, pero no
quería causar una fisura entre Earnest y el otro Omega, al menos no mientras
Earnest estaba embarazado y era tan emocionalmente vulnerable. Pero después
de que Earnest tuviera bebés sanos, ellos iban a tener que hablar sobre los
problemas inherentes en muchas relaciones de Alfa-Omega. No había forma alguna
de que terminaran así, pero deberían hacer algo para ayudar a los demás a
entender cómo era una relación amorosa y real.

47
Capítulo 09
A los pocos días, el vientre de Earnest comenzó a resaltar. Una tarde, James
llegó a casa para encontrar a Earnest en lágrimas.
—¿Qué pasó? —preguntó James, acercándose a su afligido prometido.
—Sólo otro día siendo llamado una zorra Omega.
James se quedó quieto para mantener su temperamento bajo control. Si se
enfadaba mucho, tenía tendencia a cambiar, y Earnest todavía no se acostumbraba
al hecho de que su prometido podía convertirse en un lobo extremadamente feroz.
—Te dije que quería escoltarte a todas partes. Demonios, no te lo dije, te prometí
estar a tu lado.
—Lo sé, lo sé. Sólo pensé que finalmente podría ser un poco independiente.
Hace unos días, al ser reclamado por ti me diste algo más de libertad, estaba claro
que me habías marcado con tu olor de Alfa shifter lobo, era obvio que me tomaron.
No tenía que preocuparme de ser asaltado por alguno impulsivo Alpha con la marca.
Pero ahora mi olor ha cambiado de nuevo. Ahora estoy llevando menos de tu olor y
más el olor de nuestros bebés en crecimiento. — Earnest olisqueó. —La gente ha
sido tan cruel conmigo estando embarazado. Y el decano quiere que me reúna con
él mañana para discutir mi beca. 48
—¿Alguien lo dijo en la escuela?
—Podría haber sido cualquiera. Quiero decir, me veo visiblemente embarazado
ahora, y...
—Y no es asunto de nadie más. Y olvídate del Decano... vamos a pasar por
encima de su cabeza. Voy a ir contigo donde el director de la Universidad mañana,
y luego te llevaré a tus clases. ¿De acuerdo?
Earnest asintió. —Pero creo que no hay nada que puedas hacer con mi beca...
—Ya veremos. ¿Conoces la biblioteca donde nos conocimos?
—Por supuesto.
—¿Alguna vez te has molestado en mirar el nombre inscrito en la parte superior?
Earnest sacudió la cabeza.
—Biblioteca Winslow Tarrington. Ése sería el mismo nombre de mi difunto
abuelo.
—¿Exactamente como de rico eres?
—Bueno, ¿no creerás que me dejaron entrar a este lugar basado en mi cerebro,
verdad?
—Eres mucho más inteligente de lo que crees que eres, nunca has tenido una
razón para aplicarte.
—¿Es una buena manera de llamarme perezoso?
Earnest sonrió. —Tú nunca tuviste que trabajar duro antes. Mira cuánto
mejoraron tus calificaciones desde que hemos estado juntos.
—Uf, eso es porque insistes en hacerme estudiar.
—Bueno, ¿cómo crees que tengo buenas calificaciones?
—Porque eres naturalmente inteligente.
Earnest se ruborizó. —Pero también tengo que trabajar para mantenerlas. Y no
te haría estudiar si...
—Si no tuviera que encontrar un buen trabajo después de graduarme.
Earnest asintió con la cabeza. —Mi culpa. Estar embarazado y todo.
—Oh, estar embarazado es tu culpa, ¿eh? —James le dio una sonrisa. —Me
parece que tuve un papel muy activo en que quedaras embarazado. Por supuesto,
si no lo recuerdas, estaré feliz de ayudarte a refrescar tu memoria...
Earnest suspiró mientras James tiro de él sobre su regazo, un brazo alrededor
de sus hombros, besando su cuello, su barbilla, sus labios.
—¿Algo de esto te parece familiar? —preguntó James, renunciando a su control
sobre la boca de Earnest. 49
—Ahora que lo mencionas, ¿podría?
—¿Puedo hacer algo más para ayudar?
—Veamos qué más puedes llenar para mí.
—Tengo un novio travieso, ¿verdad? —preguntó James, dando a Earnest una
palmada ligera y cariñosa en el trasero.
Earnest sonrió. La mano de James contra él no le dolía en absoluto, era sólo
suficiente estimulación para hacerle consciente de cuánto quería a su prometido
dentro de él. —¿Cómo de travieso me quieres?
—¿Crees que todavía puedes tomarme a cuatro patas?
Earnest asintió.
—Entonces extiende esas agradables piernas tuyas y te recordare cómo te
embarazaste.
Gimiendo de necesidad, Earnest se apartó, prácticamente temblando de emoción
cuando James entró en él. De ida y vuelta James lo cabalgaba burlándose con
deleite. Con James dentro de él, su enorme polla presionándolo justo donde lo
necesitaba, no había nada más que Earnest pudiera desear de su novio. Sabía
cómo complacerlo perfectamente.
Y cuando James comenzó a trabajar su polla entre sus manos grandes y fuertes,
no quedó nada más para Earnest que mostrarle lo excitado que lo ponía.
Con un gemido feliz, Earnest detuvo las manos de James mientras su prometido
se desataba dentro de él.
—Estamos en esto juntos, tú y yo —dijo James, su voz ronca mientras su barba
raspaba el hombro de Earnest. —Eres mi compañero, para siempre. Y nadie va a
decir otra palabra en tu contra, no si tengo algo que ver con ello.
Earnest asintió, arqueándose mientras James lo giraba con cuidado hacia su
costado y se acurrucaba contra él.
—Esto se siente bien —murmuró Earnest, mientras James lo envolvía en sus
brazos—Agradable, seguro y amado.
—Cuando tu vientre se haga demasiado grande para estar cómodo, podríamos
empezar a hacer el amor en esta posición.
—¿Por qué esperar hasta entonces? —preguntó Earnest, moviéndose contra
James.
James mordió su oreja. —¿Siempre eres tan insaciable o sólo son las hormonas
del embarazo?
Earnest se encogió de hombros. —No lo sé. ¿Importa?
—Mierda no, pero tengo la sensación de que vamos a terminar con una familia
bastante grande algún día. 50
—¿Está bien para ti?
—No puedo esperar.
—Bueno, ahora mismo no puedo quedarme embarazado... pero ya sabes,
deberíamos practicar bien para la próxima vez.
—Oh, ¿es eso lo que estamos haciendo ahora, practicando?
—Uh-huh —dijo Earnest, mientras James se colocaba en posición. —La práctica
hace la perfección.
—Y yo que estaba pensando que las cosas ya estaban casi perfectas. Pero si
quieres, estoy feliz de practicar toda la noche...
—Toda la noche suena bastante bien para mí. —Gruñó Earnest mientras James
entraba en él. De nuevo.
Capítulo 10
Una noche de amor con su prometido le dejó un sentimiento sincero de ser
amado y protegido, pero sus planes para el día lo hicieron sentir nervioso. Se alegró
de que no tuviera que tener miedo porque James iba a escoltarlo por el campus de
ahora en adelante, pero eso también significaba que James iba a escuchar ese tipo
de cosas que la gente le decía.
James sólo había conocido a uno de los malditos, y lo dejó muy mal después,
pero, ¿qué pasaría después de que James pasara todo el día escuchando a la gente
decir cosas así? ¿Trataría de luchar contra todos ellos? ¿O escuchar esos horribles
comentarios comenzaría a persuadir a James de que tal vez los Omegas realmente
eran inferiores después de todo?
Earnest estaba locamente enamorado de James, nunca había imaginado que iba
a terminar con alguien tan afectuoso, y estaba absolutamente aterrorizado de que
un día James fuese a recuperar sus sentidos y darse cuenta de que estaba tratando
a su Omega de manera muy diferente a la mayoría de los Alfas. Esa preocupación
era la verdadera razón por la que Earnest había insistido en tratar de sobrevivir por
sí solo durante los últimos días.
—Wow, te ves realmente impresionante —dijo Earnest mientras James salía del
dormitorio. —Ni siquiera sabía que tenías un traje. 51
—La maldición de ser un Alfa− tener que vestirte para nuestras reuniones de
manada. Mi papá insiste en que usar un traje te da atención y respeto. Siempre
pensé que era sólo un montón de mierda para conseguir que me conformara con
su código de vestimenta, pero como voy a hablar con el Presidente de la
Universidad hoy, pensé que no podía hacer daño.
—¿Preparado para la batalla?
—Exactamente.
—Mi caballero de brillante armadura.
—¿No debería usar algún detalle tuyo entonces?
—Puedo darte una corbata, pero no tengo ninguna tan bonita como la tuya. En
realidad, sólo tengo dos.
—Entonces préstame una de ellas.
—¿En serio?
—Me ayudará a recordar por qué estoy haciendo esto.
—¿No voy a estar sentado ahí contigo?
—Eso espero. Pero necesito todos los recordatorios que pueda obtener. La
última vez que hablé con los superiores en la escuela terminé siendo un poco menos
respetuoso de lo que estaban buscando. Así terminé con mi trabajo en la biblioteca.
—Bueno, al menos eso nos dio la oportunidad de conocernos.
—Y estar juntos, espero que no les importe nuestro viernes por la noche sentados
en el mostrador circular.
—¿Mientras sigamos haciendo lo de la sala de descanso después?
James sonrió. —La mejor parte de la experiencia de la biblioteca. Ahora vamos,
no queremos llegar tarde.
—¿Desde cuándo eres puntual?
—Desde que mágicamente me convertí en un adulto. Tu culpa, ya sabes —dijo
James, abrazando a Earnest. —Me has dado mucho más de lo qué preocuparme
que solo de mí mismo. No puedo ser un chico malo malcriado cuando tengo a mi
querido compañero de quien cuidar. —James dejó caer su mano en el vientre de
Earnest. —Y una familia maravillosa en camino.

52
James sostuvo la mano de Earnest durante su camino a la escuela, y sólo
renunció a estrechar su mano con el Presidente de la Universidad.
Earnest estaba bastante sorprendido por estar en la oficina del Presidente. Se
sentía fuera de su elemento en la oficina formal con muebles oscuros e imponentes.
—Sr. Tarrington—Le saludó el Presidente Blaine. —¿Y bajo mejores
circunstancias que tu última visita?
—En circunstancias bastante diferentes. La última vez me equivoqué. Esta vez
usted lo hizo.
El presidente Blaine frunció los labios mientras miraba a los dos hombres de pie
frente a él. —A juzgar por la cintura de su amigo aquí, diría que el error es una vez
más una de sus decisiones.
James respiró hondo y contó hasta diez. Cambiar y atacar al Presidente Blaine
se sentiría muy bien, pero no era el enfoque correcto. —Si usted cree que el
embarazo de Earnest es un error, está muy equivocado. Mi novio y yo estamos muy
ansiosos de dar la bienvenida a nuestra familia al mundo.
—Entonces, mis felicitaciones a usted —dijo el Presidente Blaine con dureza, sus
palabras sonando poco sinceras. —Pero no entiendo por qué solicitó esta reunión.
—Mi prometido ha perdido su beca.
—Los términos son bastante claros: una conducta inadecuada conduce a la
terminación de las becas.
—¿Y el reembolso del dinero recibido en virtud de la beca?
—Eso es correcto.
—No, eso es incorrecto.
—Tengo una copia de las reglas y regulaciones aquí mismo, puedo mostrarte
que...
—Y puedo mostrarte casos en los que las alumnas se han quedado embarazadas
sin ninguna pérdida de becas, lo que significa que el embarazo no es un
“comportamiento inapropiado” o la Universidad está deliberadamente discriminando
a los Omegas.
—Esta reunión ha terminado. La Universidad está representada por el bufete de
abogados Carson & Lorsen. Si desea hacer una futura cita, debo advertirle que ellos
asistirán a cualquier reunión.
—Si eso es lo que quieres —dijo James. —Pero esperaba resolverlo por nuestra
cuenta. Es bastante fácil, todo lo que tenías que hacer era restablecer la beca de
Earnest y estar de acuerdo en que los embarazos de Omega ya no dan lugar al
nombre de “conducta impropia”.
—¿Y yo estaría de acuerdo con eso porque...?
53
—Porque mi familia ha sido muy generosa con sus donaciones durante el último
siglo.
—Tenemos muchos donantes generosos. Y no recuerdo que tu padre
compartiera tu opinión sobre los Omegas.
James se estremeció. —La opinión de mi padre con respecto a los Omegas no
es relevante en nuestra discusión.
—Ciertamente lo es, si estás discutiendo suspender las donaciones de Tarrington
en función del tratamiento universitario a Omegas embarazados.
—Soy el único heredero de mi padre. Estoy en segundo lugar sólo por detrás de
él en la manada y voy a llevar la manada cuando sea mayor. En ese momento seré
capaz de dirigir los fondos de Tarrington así como otros fondos de la familia—James
sonrió. —Es bastante vulgar hablar de dinero en efectivo, pero entiendo que es una
cantidad impresionante de dinero.
El Presidente Blaine lo fulminó con la mirada. —La beca de tu Omega se
restablecerá. Tenga la amabilidad de salir de mi oficina ahora.
—¿Y los otros Omegas?
—¿Por qué te preocupa eso?
—Supongo que eso afectará a sus abogados. Tengo ganas de hablar con ellos
en nuestra próxima reunión. —Y con eso, James salió, su brazo alrededor de su
sorprendido novio.
—¿C-cómo, cómo lo hiciste? —preguntó Earnest, una vez que estaban seguros
en el ascensor.
James se encogió de hombros. —No hice mucho.
—Él aceptó devolverme mi beca.
—El poder del dinero, supongo. Pero no estuvo de acuerdo en dejar de clasificar
los embarazos de Omega como “conducta impropia”.
— ¿Vas a encontrarte con él de nuevo?
—Por supuesto. Sólo que la próxima vez supongo que necesitaré traer al
abogado del tío Max para hacer copias de seguridad.
— ¿Crees que realmente puedas hacer eso?
—Eso espero.
—Pero, ¿y si terminas por ir a la corte?
James sonrió. —Espera hasta que conozcas mejor al tío Max. Confía en mí,
estará muy feliz de financiar una buena causa. 54
—Eres increíble, espero que lo sepas.
—Sólo porque me has dado razones para querer hacerme un hombre mejor.
Ahora, antes de que nos metamos en las cosas y decidamos encontrar un lugar
tranquilo para celebrar nuestra pequeña victoria, voy a tener que recordarte que
tienes clases a las cuales ir. ¿Voy a estar aburrido fuera de mi mente?
—Sólo hay una forma de averiguarlo —dijo Earnest. —La primera clase del día
es Economía Domestica Avanzada.
—Eso suena prometedor.
—Es una clase sólo para Omegas. Realmente no es material de universidad,
pero ayuda a cubrir los créditos.
—¿Les importa si me duermo?
—El profesor suele hacerlo.
—¿En serio?
—Por lo general, cabecea cada veinte minutos más o menos. No podemos
culparle tampoco. Coser no es exactamente emocionante.
—¿Se sientan y cosen? ¿No estás tomando clases académicas?
—Tengo una clase de literatura y una clase de historia más tarde. Son clases
regulares de la universidad. ¿Alguna vez has tomado una clase que esta abierta a
Omegas antes?
James se encogió de hombros. —¿Cómo podría saberlo?
—Entonces no lo has hecho. Es una clase mixta, hay una sección restringida
especial para Omegas.
—¿Estás jodiendo conmigo? ¿Tienes que sentarte en una sección restringida?
—Se supone que es por nuestra seguridad. Los Omegas tienen que sentarse en
la sección restringida a menos que estén con su Alfa.
—Tengo la sensación de que voy a tener mucho de qué hablar con el Presidente
Blaine en nuestra próxima reunión.
—Tengo la sensación de que voy a verte con un traje muy a menudo.
—Será por una buena causa.
—Siempre hay una facultad de derecho...
—Es posible que no sea una mala idea.
—No estoy seguro de que estuviera hablando en serio.
—Pero tal vez debería tomarlo de esa manera. No soy fan del trabajo escolar,
pero, si fuera por una causa real... —Pero James no llegó a terminar lo que estaba
diciendo. Sintió que el pelo de sus brazos se erizaba y olisqueó el aire. Algo no
parecía correcto. 55
—Creo que nos están siguiendo —susurró Earnest nerviosamente.
James volvió a oler. Había seis de ellos y se acercaban.
—Deberíamos haber seguido el camino principal —dijo Earnest tragando saliva.
—De esta manera era más corto. —James dijo bruscamente. —No te preocupes,
voy a tratar con ellos.
—¿Tratar con nosotros? —Una voz se rio alegremente. —¿El valiente Alfa va a
tratar con nosotros?
—Apuesto a que sólo quiere mostrarse por su pequeña zorra.
—Apuesto a que no es tan duro como cree que es.
—¿Él piensa que es especial solo por embarazar a un promiscuo Omega?
Demonios, cualquier Beta viejo podría bombear hasta llenarlo de...
James soltó el gruñido más fuerte que jamás había oído en su vida. Con las
orejas aplanadas, se movió de inmediato y se dirigió directamente a la garganta del
último.
Earnest observó con sorpresa una cinta roja de sangre que bajaba por la camisa
del hombre
—¿La facultad de derecho? —Gritó Earnest.
—Tienes razón —respondió James, soltando a su cautivo. —Un mejor uso de mi
energía.
James observó al grupo cautelosamente, mientras el hombre que había mordido
tropezaba con ellos. Él mantuvo una postura de lucha, por si acaso, pero resultó
que nadie más estaba dispuesto a arriesgarse a ser mordido.
—Si te atrapo hostigando a alguien o amenazando con atacar, podría no ser tan
indulgente la próxima vez. —Gruñó James cuando el grupo de hombres se disolvía,
haciéndolos huir aún más rápido.
—¿Estás bien? —preguntó James, volviéndose hacia Earnest.
—¿Qué diablos ocurrió?
—¿Voy a necesitar un traje nuevo? —dijo James, examinando el daño mientras
volvía a su forma humana.
Earnest asintió. —Sí, pero me refería a ti y a esos tipos.
—No creo que tengas que preocuparte de que nadie te moleste más.
—No, no creo que nadie vaya a molestarme después de eso.
—La naturaleza del shifter lobo. Grande, malo y peligroso. Gracias por reprimirme
antes de ir demasiado lejos.
—Gracias por escucharme.
56
—No sería digno de tu amor de otra manera.
—Sabes, podría casarme contigo ahora —dijo Earnest.
—Lo siento, tendrás que esperar hasta este fin de semana. Pero si quieres un
rápido sabor de la vida matrimonial antes de tu clase de economía doméstica...
Y con eso, James envolvió a Earnest dentro de sus brazos fuertes y protectores.
Amaba a su pareja con todo su corazón.
James sólo se equivocó en una cosa esa tarde. No había tal cosa como un sabor
rápido de la vida matrimonial. Earnest termino perdiéndose su clase de economía
doméstica. James se las arregló para llevar a Earnest a su clase de historia a tiempo
sin embargo, y con una enorme sonrisa en su cara.
Capítulo 11
Aunque el tío Max insistió en que nunca tendrían que preocuparse por el dinero,
James no podía verlos lanzando una gran cantidad sobre la extravagante fiesta de
bodas. Pero no era sólo el gasto, el hecho era que en realidad no había tanta gente
que significara mucho para él. Había sido un tipo de fiesta en la universidad, pero
en realidad no había hecho muchos amigos cercanos. Su familia y su manada eran
los que más le importaban. Earnest tenía todo un grupo de amigos Omegas, pero
algunos de ellos eran parte de su grupo sólo porque eran Omegas, no porque
tuvieran algo en común.
Al final, se conformaron con una elegante boda por la tarde en el jardín del tío
Max y la considerable propiedad del tío Carlo.
El padre de James originalmente se negó a asistir, causando una grieta enorme
en su manada. Finalmente aceptó, pero James no se engañó pensando que su
padre estaba allí por él. Su madre tuvo que ir a vivir con Max y Carlo antes de que
su padre accediera a asistir a la boda de James. Él sabía que los lobos se
apareaban de por vida, destinado o no, así que su mamá nunca dejaría realmente
a su papá, pero ella sabía ciertamente como poner presión en él. James sabía que
su papá estaba allí para salvar su propio matrimonio y mantener el orden dentro de
la manada, no por desearle lo mejor, pero James lo prefería a la hostilidad. Y había
sido una buena señal de la manada que sólo los miembros más antiguos se habían 57
unido a su padre, los más jóvenes lo habían apoyado. En el momento en que se
convirtiera en líder, tendría su apoyo unificado.
Con el tío Max y Carlo insistiendo en hacerse cargo de los arreglos, no había
mucho de lo que James se preocupara aparte del próximo embarazo de Earnest.
Por supuesto, había algo como tener demasiado tiempo para preocuparse del
embarazo. Nunca había estado preocupado, pero ahora se cernía sobre Earnest...
si estaba caliente, si estaba cansado, si tenía acidez, James se preocupaba. El tío
Max se sentó con él para poner sus miedos a descansar.
—Va a estar bien, sobrino. Créeme.
—Hay tanto que podría ir mal.
—Y hay tanto que podría ir bien. Mira, sé lo que estás pasando. He estado en el
mismo lugar.
—Es sólo que amo demasiado a Earnest para dejar que algo malo le suceda.
—Y es por eso que tienes un médico de primera clase.
—Sólo no estoy acostumbrado a la posibilidad...
—Realmente no va con la forma Alfa, ¿verdad?
—Requiere más que un salto de fe.
Max asintió. —Seguro que sí. Y vas a tener que hacer ese salto.
Y con el día de su boda acercándose, James se dio cuenta de que tenía que
poner sus temores sobre el embarazo detrás de él. Earnest tenía suficientes
preocupaciones estando embarazado, no necesitaba más ansiedad, necesitaba un
compañero fuerte. James estaba a punto de ser papá. Se metió en el trabajo,
asumiendo más tareas domésticas y dejando reposar a Earnest.
Con el tío Max y el tío Carlo planeando la boda por ellos, no tenían que tomar
demasiadas decisiones sobre las cosas. Así que, naturalmente, la pareja feliz
terminó peleando por su ropa de boda.
Ya que era una fiesta en el jardín, James sugirió que ambos se vistieran de
blanco.
Earnest se opuso.
—Seamos realistas —dijo Earnest. —Cuando uno de los novios está obviamente
embarazado, usar un tono asociado con la virginidad parece bastante tonto.
Además, nada hace que uno se vea tan grande como el blanco.
—Pero amo tu vientre embarazado.
—Tú puedes amar mi vientre embarazado. Nuestros invitados no necesitan pasar
toda la boda mirándolo fijamente.
Al final, se habían decidido por los colores del jardín, yendo con un profundo, rico
púrpura, porque James se negó a usar nada remotamente pastel. 58
Y finalmente el gran día llegó.
—Buena elección —dijo Earnest, observando cómo su novio se ponía la
chaqueta. —El púrpura va bien con el cabello oscuro.
—Lo mismo podría decir. Se ve muy bien en ti también. Por supuesto. —Sonrió—
, no tan bueno como parecerá cuando salga de ti.
—Cuidado —dijo Earnest, dando un empujón amistoso a James—. No quiero que
la ropa de boda esté arrugada.
—¿O mojada?
—Creo que es por eso que hay una tradición de separar a la novia y el novio
antes de la ceremonia.
—Me alegro de que ninguno de los dos sea una novia —dijo James, extendiendo
la mano y tomando a Earnest bajo el mentón. —¿Nervioso? —preguntó.
—Mucho.
—Lo bueno es que tengo una excelente cura para los nervios.
—¿La tienes?
—Sí. Encuentras un nervio realmente grande y lo chupas. Relajación
instantánea—dijo James acariciando la parte delantera del traje de Earnest.
—¿Tenemos tiempo suficiente?
—Es nuestra boda, podemos hacer tiempo —dijo James, tirando de la cremallera
de Earnest.
Más tarde, cuando varios invitados felicitaron a Earnest diciendo que nunca
habían visto a un novio tan brillante, pensó que era mejor atribuirlo al brillo del
embarazo en lugar de a los efectos de un increíble trabajo de última minuto de su
compañero con una fijación oral e increíblemente sexy.

La ceremonia fue como estaba planeada, los padres de Earnest estaban allí para
llevar a su único hijo por el pasillo.
Aunque nunca habían dicho nada negativo a su hijo, los padres de Earnest
temieron su boda desde el momento en que nació. Todo lo que habían oído sobre
las relaciones Alfa-Omega les había llevado a creer que un matrimonio Alfa-Omega
era básicamente sólo la legalización de la esclavitud sexual. A pesar de todas las 59
cosas maravillosas que Earnest les había dicho acerca de James, simplemente no
podían sacudir la idea de que iban a perder a su único hijo con un monstruo. Como
tal, los padres de Earnest habían postergado la reunión con James hasta el último
momento posible, finalmente, reuniéndose con su futuro yerno en la cena de ensayo
la noche antes de la boda. Todos sus miedos desaparecieron tan pronto como
vieron lo tierno y cariñoso que James era con su hijo. Al final de la cena, el padre
de Earnest abrazó a James y le dio su bendición para casarse con Earnest.
Abrumado por su aceptación, James insistió en abrazar a ambos padres de
Earnest, e invitarlos a pasar tanto tiempo visitándolos como ellos quisieran.
—Piénsenlo de esta manera —les dijo James. — No sólo están ganando un hijo,
sino que también están ganando nietos. Y quiero que ustedes dos sean gran parte
de sus vidas.
Por supuesto, había una tristeza en su discurso... James le había dicho lo mismo
a sus padres, pero no fue recibido con lágrimas de agradecimiento y un abrazo de
su madre, sino con un silencioso desprecio de su padre.
—Él vendrá, ya verás —le dijo su madre a James, pero era difícil sentirse
tranquilo.
—Papá nunca lo aprobará.
—El tiempo dirá si lo aprueba o no, pero va a ser terriblemente difícil para él
permanecer lejos. Cualesquiera que sean sus prejuicios, es probable que su amor
por sus nietos lo supere.
—¿Ese es el mismo hombre que casi se negó a estrechar la mano de mis
suegros?
Ella no le dio muchas esperanzas, pero James trató de no insistir en ello, era el
día de su boda y se casaba con el hombre más asombroso que había conocido. Se
necesitaría mucho más que su padre malhumorado e intolerante para arruinar su
día especial.
Y tal vez su padre se daba cuenta de eso también, porque para la gran sorpresa
de James ambos de sus padres lo acompañaron por el pasillo también− él lo había
pensado secretamente, pero no lo había esperado −el tío Max y el tío Carlo habían
estado de suplentes para el trabajo. Bueno, tal vez su mamá tuvo que empezar a
la mitad a arrastrar a su padre hacia el pasillo con ellos, pero después de un tiempo
parecía que los pies de su padre se estuvieron moviendo por su cuenta.
Cuando James se reunió con Earnest en el altar, James tenía lágrimas reales en
los ojos. No sabía lo que la vida iba a traer, pero tenía el amor de un hombre bueno,
y tal vez la belleza de ese amor estaba empezando a sentirla su papá también. Era
todo lo que podía hacer para evitar tirar a Earnest en sus brazos y abrazarlo, pero
había una ceremonia que debía completarse primero. 60
La ceremonia era probablemente lo que solía durar, pero para James, cada
segundo que pasaba era otro que lo mantenía separado de su único amor
verdadero. Cuando finalmente sus manos se unieron en santo matrimonio, James
estaba tan sobrecogido de emoción que apenas podía hablar.
Earnest se sentía tan abrumado. Afortunadamente, sus bocas eran buenas para
las cosas más allá de hablar, y su beso dijo mucho más de lo que las palabras
podrían. Una mezcla de ternura y pasión, encendió un profundo deseo romántico
en ambos hombres.
Si la ceremonia había durado lo normal, parecía que su beso no lo era, pero
ahora estaban casados y podían amarse abiertamente y honestamente.
Eventualmente, el tío Max y el tío Carlo tuvieron que interrumpirlos, pero sólo
porque necesitaban unirse a sus invitados en un brindis por su felicidad.
En un murmullo que sólo Earnest podía oír, James afirmó que si era su felicidad
lo que deseaban, los habrían dejado terminar adecuadamente ese beso.
—Si yo no estuviera ya embarazado, habría sido el final de ese beso. —Earnest
le susurró a él, sonrojándose ligeramente.
—Espera hasta más tarde, esta será nuestra primera noche como pareja casada.
—¿Puedo obtener hoy algo más especial?
Y especial era. A pesar de los repetidos intentos de James de conseguir que sus
tíos planearan algo discreto, estaba claro que los hombres mayores se negaban a
organizar una boda que fuera nada menos que magnífica.
El jardín se mostraba hermoso, y James sospechaba que varios paisajistas
habían sido llamados en el último minuto para persuadir aún más la perfección del
tío Max y del ya encantador jardín de tío Carlo.
El mobiliario era clásico, y James sospechaba que las sillas eran antiguas. Sus
platos fueron encargados especialmente, con una cresta especial que mostraba a
sus dos animales. Los platos eran para que él y Earnest los guardaran, un regalo
hermoso y considerado de Max y Carlo.
Pero ni James ni Earnest pasaron mucho tiempo sentados o comiendo, en
cambio se pasaron la tarde envueltos en los brazos del demás mientras bailaban, y
bailaban, encantados de celebrar su felicidad.
Y al fin, la fiesta terminó. James y Earnest no tuvieron que viajar mucho después,
el tío Max les había dado un adelanto sobre la herencia de James para comprar la
mansión de al lado. Y Max y Carlo también habían arreglado algunas habitaciones
para que pudieran mudarse inmediatamente. Esta sería la primera noche de la
pareja feliz en su nuevo hogar.
James insistió en llevar a casa a Earnest en sus brazos.
61
En algún lugar de su viaje, el pie de James se conectó con un aspersor, y ambos
terminaron empapados.
—¿Ese rociado fue un accidente o a propósito? —preguntó Earnest con amor,
mientras el traje de bodas empapado de James se aferraba a su perfecto cuerpo.
—Oye, te dije que deberíamos haber usado ambos blanco. —James bromeó.
—Después de esta noche, no creo que ninguno de los dos pueda volver a usar
el blanco —respondió Earnest.
—Pequeño Omega —dijo James besando a Earnest. —¿Qué podría hacerte que
pudiese ser tan atrevido?
Pero ambos dieron su mejor intento.
Empapados hasta los huesos o no, James no perdió tiempo rasgando su ropa de
boda tan pronto como entraron en su nueva casa. Tomando cuidado de no golpear
el hinchado vientre de su novio, James llevó a Earnest en una gira para conocer su
casa.
—¿La cocina?—preguntó Earnest mientras James lo levantaba sobre la
encimera.
—¿No es donde se supone que debemos comer y beber? —James le dio a
Earnest una sonrisa y luego se arrodilló entre sus piernas, felizmente participando
de todo lo que su nuevo marido tenía que ofrecer.
La encimera de la cocina de mármol no era un asiento muy cómodo, pero
mientras James lo mantuviera allí, Earnest era un marido muy feliz. Por fin, la
felicidad de Earnest burbujeó, deleitando a su esposo, que lo encontró aún más
delicioso ahora que estaban casados.
Avanzaron habitación por habitación, burlándose uno de otro, jugando,
turnándose, hasta que por fin llegaron a su nueva habitación.
—Creo que nuestro nuevo dormitorio es más grande que mi viejo apartamento—
dijo Earnest asombrado, mientras James lo llevaba más allá del umbral.
—Y tendremos que aprovechar el espacio—dijo James. —Empezando por
nuestra enorme cama nueva.
—Es enorme —dijo Earnest. —Tal vez incluso demasiado grande. ¿Cómo nos
encontraremos en la noche?
—¿Desde cuándo enorme es un problema para ti? —James bromeó. —Y podría
encontrarte en cualquier parte. No es que esté pensando en permitirte estar lejos
de mí, mi pequeño chips. —Y con eso, James le mostró exactamente lo cerca que
quería que su marido, sentándose cuidadosamente en el borde de la cama, y
llevando suavemente a Earnest a su regazo—Siempre estaré aquí para ti, mi
querido esposo —susurró James al oído de Earnest cuando entró con cuidado en
él. Con su ancha boca extendiendo besos mojados a lo largo de la nuca de su
marido, James meció a Earnest de un lado a otro en su regazo, amándolo como
62
sólo un esposo devoto podía. Y cuando ya no pudieron retener su liberación, se
vinieron juntos, sus alegres gritos satisfechos resonaron entre ellos hasta que sus
cuerpos finalmente se calmaron.
Capítulo 12
Una vez que James reclamara la herencia de su difunto abuelo, él y Earnest no
tendrían que conseguir trabajo, ni sus hijos, ni siquiera sus nietos. Pero, sentarse
en su riqueza parecía estar mal.
James sabía que había ido a la universidad simplemente porque eso era lo que
su familia esperaba, pero la universidad realmente significaba algo para Earnest.
Era mucho más inteligente que él. James no quería que Earnest se sintiera atrapado
sólo porque quedó embarazado, si Earnest quería usar su título duramente
conseguido, bueno él estaba de acuerdo. Y le dijo lo mismo a Earnest en la cena
una noche.
—¡Soy tan afortunado de haber decidido estudiar un viernes por la noche! ¿Qué
haría sin ti? —preguntó Earnest.
—No vuelvas a preguntar eso. Nunca estarás sin mí, mi amor. Siempre estaré
aquí para ti.
—Lo que haces por mí —dijo Earnest, abrazándolo con fuerza. —Eres mi roca.
—¿Pensé que era tu polla?
—Ya tengo una de esas —dijo Earnest, golpeando su hombro.
—Pero siempre puedes usar una segunda —dijo James, frotándose burlón.
63
—Lo tendré en mente.
—Tengo la tapadera perfecta sin embargo, no puedes quedar más embarazado.
—No, no puedo quedar más embarazado que esto, ¿verdad?
—¿Por qué siento que vas a hacer esa pregunta una y otra vez durante las
próximas dos semanas?
—Se está volviendo más real, ¿no?
—En dos semanas ya no seremos los dos, seremos cuatro.
—¿Estás listo para eso?
—Absolutamente. Vamos a empezar a tomar siestas ahora para almacenar un
poco de sueño.
—No creo que funcione de esa manera.
—Bueno, tal vez deberías escribir un libro sobre eso.
Earnest lo miró, aquellos grandes ojos brillando. —¡Eso es! ¡Eres un genio! ¡Te
quiero mucho James!
—El genio es apreciado pero probablemente es un poco demasiado generoso…
—No lo ves, ¡es la solución perfecta! Realmente quiero trabajar, ha significado
mucho para mí ganar mi título, pero también quiero dedicar tiempo para criar a
nuestra familia. Y el hecho es que no hay muchos empleos disponibles para
Omegas, no creo que sea fácil encontrar uno que presente desafíos interesantes,
pero tú idea, es una idea increíble.
—¿Tuve una idea increíble?
—¡Me dijiste que escribiera un libro! ¡Eso es lo que debo hacer, lo que podríamos
hacer juntos!
—¿Pero un libro sobre qué?
—Acerca de los Omegas. Una guía para el embarazo. Una guía para criar a los
niños. Una guía para las relaciones Alfa-Omega sanas.
—¡Así, podríamos criar a nuestra familia juntos!
—¡Y no voy a tirar mi educación! Estaría haciendo algo importante, piensa,
¿cuánto más fáciles habrían sido las cosas si hubiéramos tenido un libro que nos
guiara?
—Bueno, afortunadamente tuvimos a mis tíos.
—Lo sé, y han sido increíbles, incluso cuando los fastidiamos. Pero, ¿piensa en
todos esos Omegas que no tienen a quien preguntar? ¿Y Omegas que ni siquiera
tienen apoyo familiar?
64
—Y si voy a la facultad de derecho...
—Tú y yo —dijo Earnest, abrazando a James. —Vamos a cambiar el mundo para
los Omegas.
Capítulo 13
Con los bebés en camino, James y Earnest no podían pasar todo su tiempo
haciendo el amor en su enorme cama nueva. Todavía tenían el resto de la casa por
decorar.
Earnest sostuvo otra muestra de color contra la pared.
—¿Qué piensas de esta habitación como la guardería? ¿Y deberíamos hacerlo
de este amarillo?
James arrugó la nariz. —¿Por qué amarillo?
—Bueno, alguien se negó a dejar que la Dra. Woods nos dijera lo que íbamos a
tener.
James pareció avergonzado. —Si realmente quieres saber, puedes preguntarle,
no quiero ser uno de esos Alfas.
—Nunca podrías ser uno de esos tipos.
—No estaba tratando de forzarte a hacer nada, sólo pensé que sería una gran
sorpresa saberlo cuándo nazcan.
—Pero, ¿qué debemos hacer con los colores?
—¿Nos debería importar? No quiero que nuestros hijos se sientan forzados hacia 65
un camino en particular el primer día. Si no tuviera problemas con mi papá,
probablemente no habría salido con mujeres... pero incluso si hubiera salido con
otros chicos, todavía te habría encontrado, ¿sabes?
Earnest asintió y se acercó para darle un beso en la mejilla. —Estamos
destinados. Nadie se interpone entre compañeros de destino.
—Sólo habría sido una persona más feliz si hubiera aceptado este lado de mí
mismo antes. Yo habría obtenido más que una educación en la universidad también,
no me habría sentido obligado a ir de fiesta todo el tiempo. Era más fácil estar entre
una multitud, emborracharme, tener sexo casual y sin sentido...
—Tranquilo tigre. Lo que pasó en tu pasado se queda en tu pasado.
James asintió. —Lobo, no tigre.
—Como si pudiera olvidar eso —dijo Earnest mientras James le lamía la mejilla.
Tan bocazas.
—Cuidado, o te lamo en otro lugar.
—No es realmente una amenaza si es algo que me gusta.
—Bueno, yo no dije que lugar seria.
—Oye, sólo hay tantos lugares en los que puedes lamer, y me gustan todos ellos.
—¿Están ahí? ¿Tal vez necesite un recordatorio?
Teniendo cuidado de no presionar contra el gran vientre de Earnest, James lo
hizo caminar hacia la pared y procedió a lamerlo de arriba a abajo, y luego lo volteó
cuidadosamente e hizo lo mismo.
Sin aliento, Earnest jadeó. —Bueno, esta habitación no puede ser la guardería.
—¿Por qué no?
—Porque siempre voy a asociar esta habitación con tu gran boca.
—No olvides mi gran lengua.
—¿Podemos poner a los bebés en la habitación de al lado?
—Claro, creo que la luz es mejor en esa habitación de todos modos, además
frente al jardín.
—¿Cuántas habitaciones hay en esta casa de todos modos?
James se encogió de hombros. —No lo sé, todavía no las he contado. Sólo
queríamos un lugar cerca de mis tíos, ¿recuerdas?
—Todavía no puedo creer que hayamos comprado la mansión de al lado.
—No es demasiado cercana, ¿verdad?
—¿La forma en que cocinan? Es perfecta.
—Lo siento, no he resultado de mucha ayuda en el departamento de cocina.
66
—Todavía eres mejor que yo. Mi compañero de cuarto manejaba la mayor parte
de la cocina. Yo era famoso por quemar el pan tostado.
—Yo era muy conocido por pedir comida y complementar el resto con barriles de
cerveza.
—Difícil decir eso por la forma en que estás construido.
—Un metabolismo rápido y buenos genes de shifter lobo. —Earnest levantó una
ceja—También dos horas al día en el gimnasio. —James sonrió.
—Um... después de dar a luz, mi cuerpo va a estar un poco blando por un tiempo.
—¿Preocupado? No lo hagas. Blando todavía va a ser increíblemente delicioso.
—¿Lo dices enserio?
James asintió. —Y puesto que has decidido que no vamos a usar esta habitación
como el cuarto de los niños, podríamos usarlo para un buen fin y mostrarte
exactamente cuánto te amo.
Y James lo hizo, cariñosamente acariciando a su marido con su larga y gruesa
lengua. Cuando Earnest finalmente se vino en su boca, fue con tanta fuerza que
terminó causando sus contracciones.
La decoración del hogar tendría que esperar, tenían asuntos más importantes
que cuidar.
Capítulo 14
James entró en pánico mientras corría con su marido al hospital. Era muy pronto.
Los bebés no debían venir hasta la próxima semana. En términos humanos no era
un gran problema, pero con shifters, los períodos de gestación podrían ser un poco
más complicados. Si hubiera dañado a sus hijos al dejarse llevar por su marido,
nunca podría perdonarse a sí mismo.
Sin embargo, la Dra. Woods era toda una profesional, y pronto tranquilizó a
ambos hombres. —Realmente nunca sabemos exactamente cuando los bebés
están por llegar a menos que sea una cesárea programada. Y además, todavía
estamos comenzando con las contracciones. Mientras todo vaya bien, te dejaremos
ir a tu propio ritmo, y deberíamos dar la bienvenida a los gemelos más tarde hoy.
Confía en mí cuando digo esto, ciertamente no son la primera pareja que inicia las
contracciones por actividad sexual.
—No —dijo James, tratando de creerle.
—Bueno, si estaban tan emocionados para hacer bebés en primer lugar, es
generalmente una buena señal que disfruten de hacer el amor. A menos que el
embarazo sea complicado, estoy feliz de dejar que mis pacientes sigan siendo
amorosos entre sí. Tengo que mantener a ambos padres felices después de todo.
—Pero los gemelos, ¿eso no complica las cosas? 67
—James —dijo ella. —¿Ya hemos hablado de esto cuántas veces? En un ser
humano normal los gemelos son una cosa más arriesgada, pero en shifters, los
gemelos son lo normal. En estos días también los tríos lo son. Es sólo cuando
empezamos a conseguir cuatrillizos o quintillizos que me vuelvo más cautelosa con
los shifters. Ahora, ¿puedo conseguirte una revista o vas a cavar un agujero en mi
sala de parto con tu ritmo?
James asintió y llamó a sus tíos, los padres de Earnest y sus propios padres. En
un momento como este, realmente necesitaba todo el apoyo que pudiera obtener.
El tío Max y el tío Carlo vivían más cerca, así que llegaron primero. Cuando se
hicieron eco de lo que dijo la doctora, James se sintió mucho mejor.
—Me gustaría que hubiera algún tipo de guía para esto —dijo James, abrazando
al tío Max.
—Si sólo la hubiese. —Asintió el tío Max.
—Después de que pasemos por esto, Earnest va a escribir una —dijo James,
sonriendo.
—Has encontrado a alguien bueno —dijo el tío Max. —Y no te atrevas a empezar
a preocuparte acerca de si serás o no un buen padre. Te has convertido en un
infierno de hombre, sobrino, y no podría estar más orgulloso.
La Dra. Woods tenía razón, tomó un tiempo para que las contracciones de
Earnest progresaran. Al principio eran sólo pequeños alborotos, y luego aumentaron
de intensidad a medida que pasaba la tarde.
Cuando llegaron los abuelos, oyeron a Earnest gritar hasta el otro extremo del
corredor.
—Trae viejos recuerdos, ¿eh? —dijo el padre de James, escuchando la maldición
de Earnest. —Me llamaste por cada insulto en el libro. Increíble lo que un bebé
empujando hizo a mi normalmente correcta esposa.
—Bastante seguro de que aún te mereces todo lo que te llamé —dijo la madre
de James con calma.
—Seguro que tienes razón. —Aceptó. 68
—Sólo tenemos un hijo. No hay otra oportunidad para los nietos.
—Sí, entiendo tu punto —dijo bruscamente. —Pero las cosas no son tan fáciles
de arreglar.
—Bueno —dijo ella—. Los padres de Earnest están allí, por qué no empezamos
por estrecharles las mano y felicitarlos.
El padre de Jame se acercó a los padres de Earnest muy a regañadientes. Había
conseguido evitar un apretón de manos en la boda, nunca había estrechado manos
con alguien que no fuera un shifter lobo. Pero, cuando llegó al otro abuelo, ambos
eran abuelos en pleno derecho. Escucharon asombrados cuando el primer bebé
tomó su primera bocanada de aire, lanzando un vigoroso grito. Y en su alegría, el
padre de James arrojó sus brazos alrededor del padre de Earnest, y lo abrazó con
tanta fuerza, que lo levantó del suelo y lo hizo girar alrededor de la habitación.
James tenía sus brazos alrededor de Earnest cuando su madre entró en la sala
de partos.
—¿Papá está contigo?
Ella asintió.
—No creo que tenga fuerzas para tratar con él en este momento.
—No lo hagas. No es para que hagas las paces con él. Ya sabes cómo es con la
manada y los parientes, siente esa fuerte atracción hacia sus nuevos nietos. Pero
le dije que tenía que ganarse ese privilegio. Si quiere ser abuelo, entonces necesita
amar y respetar a los padres de los gemelos.
—¿Saben si van a ser shifters lobos o shifters ardillas?
—Demasiado pronto para saberlo. A veces lo sabes alrededor de los dos o tres
años de edad.
—¿Y qué pasa si uno o ambos se convierten en shifter ardillas?
—Entonces tu padre va a tener que aceptar eso. Además, para entonces ya será
demasiado tarde para él. No pasará de amar a sus nietos a odiarlos.
—Entonces, por mucho que me gustaría tener a shifters lobos como yo, espero
que mis hijos se conviertan en shifters ardillas.
69

Más tarde, después de que todos los abuelos excitados hubieran salido de la
habitación, James se estableció con su marido, dejando que su amor agotado
descansara contra su ancho pecho mientras sostenía a sus dos preciados gemelos
recién nacidos. Él estaría allí para ellos, lo contrario a su padre. Y si eso significaba
cambiar pañales y hacer comida para bebés, entonces estaba de acuerdo con eso.
Había sido un mocoso hedonista egoísta durante tanto tiempo, pero estar con
Earnest realmente le enseñó algo sobre la responsabilidad. Y no iba a ser una
carga, iba a ser una alegría para ayudar. Todo estaba completo, tenía un marido y
dos bebés perfectos para amar y cuidar durante el resto de su vida.
Epílogo

—No puedo creer el tamaño de la multitud que apareció —susurró Earnest a


James desde un lado de la habitación.
—Bueno, eso es lo que sucede cuando escribes un bestseller sobre tu
experiencia en el embarazo.
—Creo que estoy demasiado asustado para leerlo en voz alta.
—No lo estés... eres brillante, y les encantó. Ya saben lo que escribiste, sólo
quieren verte y escuchar tu voz.
—¿Crees que eso va a estresar a Chloe? —Earnest llevaba a su hija en un porta
bebe.
—Mejor que sigas llevándola... si la mueves ahora empezará a llorar y eso
despertará a Charlie, y entonces tendré que llevarlos a otra habitación. Si eso es lo
que tengo que hacer, entonces lo haré, pero realmente quiero estar aquí para tu
debut. Especialmente por tu anuncio al final.
Earnest asintió. —Todavía no puedo...—Tenía lágrimas en los ojos. —La
Fundación…
70
—Es exactamente lo que se necesita, ¿verdad? —James le apretó la mano.
—Tienes esto, pequeño chip. Estoy tan orgulloso de ti.
Earnest respiró hondo mientras el gerente de la librería lo presentaba. Y luego se
acercó al micrófono.
—Me siento honrado de que hayan hecho que mi libro tenga tanto éxito. Nada de
esto hubiera sido posible sin el apoyo de mi maravilloso y amante esposo James,
quien se aseguró de que yo fuera capaz de terminar mi educación aunque estaba
embarazado. No hay ninguna regla Alfa que signifique que ustedes tienen que ser
un agujero de Alfa, y mi marido es la prueba viva de eso. Es ferozmente protector
de nuestra familia, pero también es tierno y alentador.
James dio un gruñido bajo desde el lado del escenario. No lo suficientemente
fuerte como para despertar a los bebés.
—Está bien cariño —dijo Earnest volviéndose hacia él. —Ya saben que eres un
buen tipo, ellos leyeron el libro.
Y entonces Earnest abrió su ejemplar del libro y empezó a leer, su público
tranquilo, salvo unos cuantos resoplidos en el camino.
Cuando terminó de leer, la audiencia se puso de pie de inmediato, aplaudiendo
salvajemente. Chloe se movió, pero Earnest le acarició la cabeza y se quedó
dormida. Se había alimentado justo antes de la lectura, por lo que todavía estaba
llena y feliz.
Earnest tomó el micrófono. —¿Puedo decir unas cuantas palabras antes de
firmar el libro? —Señaló a James, y Max y Carlo se unieron a él. —Nadie ha estado
más satisfecho con el éxito de este libro que yo, pero se siente mal celebrar cuando
hay tantos Omegas en situaciones difíciles. Tengo libros adicionales en los que
estoy trabajando sobre las relaciones Alfa-Omega, pero a veces un libro no es
suficiente. Así que, con la ayuda de mi esposo y nuestros queridos tíos, vamos a
hacer algo al respecto. Tener una sala Omega en los campus universitarios no es
suficiente, y pone el peso sobre los Omegas a retirarse constantemente para
mantenerse a salvo. ¿Qué pasa con los Alfas? ¿Los Betas? ¿Cuáles son sus
responsabilidades en todo esto? ¿Por qué se anima a los Omegas a abandonar
cuando quedan embarazados? ¿Por qué sólo se les permite a Omegas entrar a
algunas carreras? Es hora de parar para que la gente deje de tratar a los Omegas
como algo que va contra la naturaleza. También es hora de dejar de tratarnos como
fábricas de bebés cabezas huecas. Por lo tanto, mi familia está iniciando una
Fundación Omega, nuestros objetivos son simples, hacer de este un mundo mejor
y más seguro para los Omegas. Y vamos a hacer esto a través de programas de
extensión, asesoramiento y financiamiento de un departamento de estudios
Omegas en las universidades, comenzando con nuestros compañeros de alma.
Esta vez, los aplausos fueron tan fuertes que ambos bebés despertaron.
Después de que Earnest agradeciera a su público, James salió de la habitación
para tratar de calmar a los bebés. Earnest sabía que tenía una multitud de gente 71
que esperaba para reunirse con él y hacer que firmara sus libros. Pero también tenía
una familia que cuidar.
—Está bien —dijo James. —Puedo alimentarlos.
—Nos juzgarán si ven a los bebés bebiendo de una botella.
—Ojalá hubieras incluido eso en el libro.
—No pude. Estaba demasiado avergonzado.
—Pero por eso necesitaba estar allí. Si más gente entendiera, entonces no te
sentirías avergonzado. No todos los Omega pueden amamantar. Ni siquiera
conocemos los porcentajes reales de los que no pueden amamantar, porque la
gente tiene miedo de hablar de ello. Los otros Omegas por ahí, necesitan saber que
no son menos dignos si no pueden amamantar.
—Tienes razón —dijo Earnest, abrazando a su marido. — La próxima edición
será editada para incluir eso. ¿Me pasas una botella?
—¿Estás seguro?
—Estoy seguro.
Y Earnest salió de nuevo, esta vez sosteniendo a Charlie en el porta bebé, una
mano apoyándolo, la otra, sosteniendo la botella.
Hubo jadeos cuando la gente se dio cuenta de lo que estaba sosteniendo.
—Sí —dijo Earnest, tímidamente. —Es una botella. Mis dos bebés son de botella.
Mi leche nunca llegó, por lo que tuvimos que criarlos con fórmula. Estaba demasiado
avergonzado de poner eso en mi libro, pero voy a hablar de ello en la versión
editada.
Un hombre de la audiencia habló. —Yo tampoco podía amamantar. Me sentí
como un fracaso de Omega.
—Yo también —dijo otro hombre, levantando la mano.
—Y yo tres —dijo otro hombre.
—Supongo que realmente necesitamos otro libro, ¿verdad? —preguntó Earnest.
—Creo que hay tanto que esperamos de nosotros mismos como Omegas, y creo
que podemos ser demasiado duros cuando se trata de juzgarnos a nosotros mismos
y a otros Omegas. También me parece que hay mucho que no sabemos acerca de
lo que nuestros cuerpos pueden y no pueden hacer, y creo que nuestra Fundación
va a necesitar hacer mucha investigación para separar los hechos y la ficción de los
Omega.
James puso su brazo alrededor de su marido y lo besó, con cuidado de no
despertar a sus pequeños.
—Te amo—susurró James a su oído. —Mi dulce, valiente y amoroso esposo
Omega. 72
—Nunca podría haber hecho esto sin ti —murmuró Earnest.
—Y nunca tendrás que hacerlo. Estoy a tu lado, para siempre—James respondió,
tomando la mano de Earnest en la suya, sus dedos entrelazados en amor y fuerza.

Fin
Créditos

73