Está en la página 1de 62

Advertencia: Esta versión digital no coincide con la  

versión final publicada del libro.
 
 
 
 
 
 
 
 
 
 
Cuestiones epistemológicas 
Una introducción a la problemática científica 
 
 
Karina Pedace, Christian Riopa 
                                                                                             Compiladores

5

Tabla de contenidos

Sobre los autores............................................. .........................13 
Prefacio .....................................................................................15 
1. “Epistemología” se dice de muchas maneras. Karina
Pedace .......................................................................................17 
Introducción ...........................................................................17 
El conocimiento proposicional ..............................................20 
La teoría del conocimiento tras el desafío de Gettier. ...........23 
La filosofía de la ciencia como disciplina específica. ...........25 
Bibliografía básica .................................................................45

2. Empirismo lógico. Santiago Ginnobili ................................47 
Breve historia del Círculo de Viena. .....................................49 
Objetivos políticos del Círculo de Viena ...............................50 
Antecedentes. .........................................................................54 
Hume. ................................................................................54 
Axiomática.........................................................................59 
Logicismo. .........................................................................64 
Mach. .................................................................................66 
Wittgenstein. ......................................................................67 
Posiciones y su evolución. .....................................................69 
Unidad de la ciencia. .........................................................69 
Antimetafísica. ...................................................................72 
Método – elucidaciones conceptuales. ..............................83 
Concepción de teoría. ........................................................87 
Problemas internos de la concepción de teoría científica. .93 
Inducción. ..........................................................................97 
La concepción científica del mundo hoy. ..............................98 
Bibliografía recomendada....................................................100 
Bibliografía citada ...............................................................101

3. La frontera de lo científico marcada por el método
hipotético-deductivo. Mariela Destéfano..............................105 
El escenario y los elementos del Hipotético-Deductivismo.109 
El confirmacionismo de Hempel. ........................................117 
El refutacionismo de Popper................................................125 
A manera de conclusión: Encuentros y desencuentros entre
Hempel y Popper. ................................................................132 
Bibliografía. .........................................................................135 
9

Bibliografía ampliatoria: ......................................................136

4. Teorías y Modelos: De cómo las ciencias elaboran y
proporcionan conocimiento. Sergio Russo...........................137 
Introducción. ........................................................................137 
La concepción clásica de las teorías. ...................................139 
La concepción clásica de los modelos. ................................148 
La revuelta historicista.........................................................153 
La concepción semántica de las teorías. ..............................155 
La concepción estructuralista de las teorías. .......................164 
Conclusión. ..........................................................................169 
Bibliografía. .........................................................................169

5. Reducción Interteórica. Sergio Barberis ..........................173 
La cuestión de la reducción interteórica. .............................173 
Una primera elucidación: la propuesta de J. Kemeny y Paul
Oppenheim...........................................................................177 
La propuesta de Ernest Nagel: conectabilidad, derivabilidad
y leyes puente. .....................................................................181 
La propuesta de Clifford Hooker y Paul Churchland:
analogía entre estructuras y el continuo entre reducciones
retentivas y eliminativas. .....................................................188 
Reducción o Autonomía: La unidad de las ciencias en
debate. ..................................................................................191 
Bibliografía. .........................................................................197

6. Explicación científica. Rocío Pérez ...................................201
El modelo de subsunción bajo leyes. ...................................202 
Explicaciones nomológico-deductivas y leyes
científicas… .....................................................................205 
Explicaciones estadístico-inductivas y estadístico-
deductivas. .......................................................................210 
Explicación y predicción. ....................................................215 
Explicaciones genéticas. ......................................................219 
Explicaciones teleológicas y funcionales. ...........................222 
Insuficiencias del modelo nomológico deductivo. ..............227 
Modelos alternativos............................................................229 
El modelo causal mecanicista. .........................................229 
El modelo unificacionista. ...............................................232 
El modelo pragmático. .....................................................234 
Consideraciones finales. ......................................................236 
Bibliografía. .........................................................................236
10

........... Paula Fleisner........... ....................... La ciencia bajo la mirada de la Sociología................327 10.......................................293 Introducción..............................292 9............................ ......... .... ........................... El regreso del naturalismo metodológico: pasado y presente de una polémica aún vigente............................. María Perot ........312  La guerra de las Ciencias...................268  Sus críticos....295  La sociología de la ciencia de Robert Merton.260  Biblografía... ............................ ....................... ..266  Sus ideas principales........... Historia de la ciencia y epistemología en Francia................................. .........................................................................240  Argumentos contra el dualismo metodológico y sus posibles respuestas.......................264  La Estructura de las Revoluciones Científicas.....279  Legado de Kuhn..... .289  Bibliografía..................255  El regreso del naturalismo metodológico: su impacto en la psicología............................. ...... ..... Christian Riopa .......................247  La imposibilidad de predicción................239  Monismo y dualismo metodológico. ............................... ................................................ . .... Tomás Balmaceda Huarte ............................ ..............329  El lugar de la “tradición epistemológica francesa” dentro de la epistemología del siglo XX..............................................................................................................................329  Introducción....................... ................................................ Su contexto histórico y filosófico....................... ..........................329  11 ... ............266  Sus motivaciones.. María Giannoni ................................243  El relativismo y sus distintas variantes...............323  Bibliografía........263  Introducción.................... ............254  Lo social como distinto de lo natural.........................302  La sociología del conocimiento científico........................................................263  Vida de Kuhn............................................................................................239  Introducción................................ Revoluciones y Progreso Científico...250  La influencia del observador sobre el fenómeno que estudia.................................................243  La imposibilidad de experimentación..............................................................7........ El Giro Historicista: Paradigmas...................... .....262 8.............. .....................................................................................................293  La Sociología del conocimiento de Karl Mannheim.............................

....................... ... .........................................372  12 .............. .364  El conocimiento: la herencia nietzscheana........ ................ ...........350  Georges Canguilhem: ciencia................................334  Antecedentes filosóficos: Kant y Nietzsche............359  La ideología científica y el “virus del precursor”.................333  Presupuestos generales de la epistemología francesa.........................341  La ciencia y la filosofía.................... .....357  Historia de las ciencias y epistemología filosófica............................ .........353  El conocimiento y la vida...................... la genealogía y la historia.............................355  Las ciencias y la historia de las ciencias.......365  Arqueología de los saberes....................347  Fenomenotécnica y dialéctica......... .........................361  Foucault...............338  Ciencia.... historia de las ciencias y epistemología filosófica.. ..368  Bibliografía ... historia y filosofía en Gaston Bachelard.........................................................342  Obstáculo epistemológico........................................ ................... ............366  Genealogía de los saberes.................................. ........ .. ............ ....... Principales características de la epistemología clásica a las que se opone la tradición francesa....

 Es así que la comprensión del empirismo lógico y.  Desde  entonces.  porque un grupo de científicos que se juntaban en esa época a discutir estas  cuestiones hicieron avanzar el área de un modo que no conoce precedentes.  superadores  u  opositores a sus ideas.  Sin  embargo. Esto es así. Los filósofos del siglo XX se  han  posicionado.  por  diferentes  razones.  es  bastante  caricaturizada y simplificadora.  tanto  formal  como  fáctica. fueron escritos por  Aristóteles.  47 .  habitualmente.  suele  sostenerse  que  la  filosofía  de  la  ciencia  contemporánea surge a comienzos del siglo XX.   Santiago Ginnobili                  La  reflexión  filosófica  acerca  de  la  ciencia  es  tan  antigua  como  la  filosofía  misma. de las ideas de los miembros del Círculo de Viena debe ocupar  un  lugar  principal  en  cualquier  curso  de  filosofía. Empirismo lógico. Las posiciones de estos autores han sido una  de las principales influencias sobre el panorama actual de la filosofía de la  ciencia.  como  seguidores.  Sin  embargo.  Se  puede  sostener  que  los  primeros  libros  acerca  de  la  materia. principalmente. La versión que nos ha llegado y  que  forma  parte  de  muchos  manuales  de  filosofía. en  particular.  El Círculo de Viena se encuentra en el centro del movimiento comúnmente  llamado “empirismo lógico”.  el  empirismo lógico es bastante desconocido.  algunas  de  las  cuales  veremos  más  adelante. al menos de los que todavía hoy se conservan. Santiago Ginnobili                                                                             2. pero también de la filosofía en general.  ha  ocupado  un  lugar  central  en  las  posiciones  filosóficas  de  los  filósofos  más  importantes.  la  ciencia.

  finalmente. Ernest Nagel y  W.  y. Las posiciones de estos autores eran bastante heterogéneas  y no es simple señalar una posición común cristalizada.  La expresión “empirismo lógico” es usada a veces de un modo vago  para referirse a todos los filósofos de la ciencia de comienzos del siglo XX. entre  los cuales se encontraban: Hans Reichenbach.  48 .  Veremos  los  objetivos  que  perseguían  y  los  métodos  que  utilizaban.  etc. Rudolf Carnap. El Círculo tenía partidarios y colaboradores a lo largo del mundo. de que tales autores son algunos de los  filósofos  más  fructíferos  y  originales  de  toda  la  historia  de  la  filosofía.  y  que.  Habitualmente  se  utiliza  la  expresión  “concepción  heredada”  o  “concepción  estándar”  en  referencia  a  estos enfoques que se volvieron dominantes durante esas décadas.  Philipp  Frank.  Richard  von  Misses. no solamente de que la comprensión de sus puntos de vista es  esencial  para  la  comprensión  del  panorama  actual  de  la  filosofía  y  de  la  filosofía de la ciencia.  Victor  Kraft.  Las  influencias  que  tenían  y  que  ejercieron.  Trataremos  de  dar. En parte porque no  compartían  todas  sus  opiniones  y  en  parte  porque  las  posiciones  variaron  substancialmente  a  lo  largo  del  tiempo. terminará volviéndose hegemónica en los  países  anglosajones  entre  1940  y  1960. pero que se lleva adelante también en otros países. V. por lo tanto. sino. A veces se suele  hablar  del  “positivismo  lógico”.  El  Círculo  de  Viena  era  una  agrupación  conformada  por  muchos  miembros reunidos en torno a la figura de Moritz Schlick. Una versión del empirismo lógico.  Kurt  Gödel. O. Carl Hempel. Quine.  como veremos algo simplificada.  En este capítulo la utilizaremos de un modo más restringido para referirnos  al  movimiento  que  surge  con  los  trabajos  de  los  miembros  del  Círculo  de  Viena. tienen todavía mucho que enseñarnos.  algunas  características  compartidas. Santiago Ginnobili  En  este  capítulo  expondremos  las  posiciones  de  los  miembros  del  Círculo  de  Viena  con  respecto  a  la  filosofía  en  general  y  a  la  ciencia  en  particular. señalar algunas discusiones que permitan ejemplificar su forma  de trabajo.  Hans  Hahn.  de  mostrar  sus  objetivos.  de  todos  modos.  A  veces  se  utiliza  “empirismo  lógico”  para  hablar  de  esta  última  concepción  y  no  para  hablar  de  las  posiciones  originales  del  Círculo  de  Viena. además. Algunos de los  participantes más conocidos del Círculo eran Otto Neurath.  Todo  esto  con  la  convicción.  del  “neopositivismo”  o  del  “neoempirismo” en este mismo sentido.

  decide  quedarse en Viena. principalmente. para seguir trabajando con el círculo de gente  que se había organizado a su alrededor. El texto mismo  no  tenía  firma. En  1936 Schlick es asesinado en el interior de la Universidad de Viena por un  antiguo  estudiante  por  motivos  personales  y  políticos.  1929).   En  1924  Moritz  Schlick  organizó  un  grupo  de  discusión  de  temas  de  filosofía de la ciencia.  aunque  se  sabe  que  fue  redactado  por  Neurath  y  revisado  por los otros dos autores del prefacio. que  había sido fundada en 1928 como iniciativa de la Unión de librepensadores  de Austria. o en otros por su origen judío. y probablemente por algún miembro  más  del  círculo.  en  reemplazo  de  Ernst  Mach. En agradecimiento algunos de los  asistentes a estas reuniones producen un texto que titulan “La concepción  científica  del  mundo”  (Hahn  et  al. algunos de los miembros del Círculo de Viena comenzaron a tener  dificultades laborales o a ser perseguidos. conjuntamente con miembros de otros círculos con la intención  de difundir los conocimientos de las ciencias a la sociedad. En 1922 se había hecho cargo de la cátedra Filosofía de  las  ciencias  inductivas.  Luego  de  ciertas  vacilaciones. publican  varios libros y fundan  la  primera  revista  especializada  en  temas  de  filosofía  de  la  ciencia:  Erkenntnis. ya sea en algunos casos por sus  posiciones políticas de social demócratas. Muchos de sus integrantes  se ven forzados a exiliarse.    49 .  en  la  Universidad  de  Viena.  En  1929  Schlick  recibe  una  designación  tentadora  en  Bonn. A partir de estos años las actividades del Círculo se multiplican. Santiago Ginnobili  Breve historia del Círculo de Viena.  El  prefacio  al  texto  está  firmado  por Hahn. en los países anglosajones.  dando  lugar al enfoque que entre 1940 y 1960 sería dominante en la filosofía de la  ciencia.  Realizan varios congresos internacionales.  Con  este  evento  desafortunado el Círculo se diluye como grupo. El movimiento generado por el Círculo seguiría  desarrollándose  en  Estados  Unidos  por  los  emigrados  europeos.  De  estas  reuniones  participaban  tanto  alumnos  de  Schlick  como  científicos  de  las  más  diversas  áreas. en parte. Luego del ascenso del nazismo en Alemania y de la anexión de  Austria. Neurath y Carnap en nombre de la asociación Ernst Mach.  Con  este  manifiesto  la  existencia  del  grupo  en  torno  a  Schlick se vuelve pública en 1929 y el grupo adquiere su nombre: “Círculo  de Viena”.

 los objetivos del Círculo eran esencialmente  sociales  y  culturales. el  programa del Círculo de Viena no  puede ser bien comprendido.  cuenta  de  manera  pormenorizada  las  presiones  que  sufrieron  los  miembros  del  Círculo  en  el  exilio  de  mano  del  anticomunismo macartista. En palabras del autor:      El  empirismo  lógico  aspiraba  originalmente  tanto  a  la  sofisticación  filosófica  y  técnica  como  al  compromiso  con  los  científicos  y  con  las  modernas tendencias sociales y económicas. Los dos libros más importantes de las décadas de los ‘60 y ‘70 en  los  que  se  compilan  artículos  de  los  miembros  del  movimiento.  del  movimiento. en  las  exposiciones  habituales  del  empirismo  lógico. Como veremos.  principalmente  políticas. Esta omisión puede deberse a una pluralidad  de causas.  Popper  (1962)  y  de  Kuhn (1970).  sino  que  utilizan  versiones  simplificadas con el objeto de exponer sus propias posiciones. y por otro lado. La Guerra Fría […] tornó  imposible esa agenda y forzó efectivamente a la disciplina a adoptar la  50 .  probablemente  la  causa  subyacente  detrás  de  las  anteriores.  En  particular. dos de los autores más influyentes y leídos de la filosofía de la  ciencia. Santiago Ginnobili  Objetivos políticos del Círculo de Viena   Como ya he adelantado. no se toman en  cuenta  los  objetivos  y  metas  mediatas. las posiciones de los autores del Círculo son  fuertemente desconocidas en la filosofía de la ciencia actual.  esta  no  es  su  intención.  se  desestima  la  heterogeneidad de posiciones a su interior. Sin tomarlas en cuenta. no siempre son justos al exponer los puntos de vista de manera fiel. George Reisch.  tiene  que  ver  con la biografía personal de los miembros del Círculo y la historia política  del momento. también se ha conocido al movimiento a través de las  exposiciones  críticas  de  sus  opositores.  sólo  se  concentran en sus introducciones en los resultados sustantivos acerca de la  ciencia  dejando  de  lado  los  aspectos  políticos  del  movimiento:  la  introducción escrita por Ayer a su compilación El positivismo lógico (1959) y  la  introducción  escrita  por  Suppe  a  La  estructura  de  las  teorías  científicas  (1974). Finalmente.  Estos  objetivos  fueron  cediendo  a  las  presiones  políticas posteriores a la finalización de la segunda guerra mundial durante  la guerra fría.  Hacia  las  heladas  laderas  de  la  lógica  (2005). En general. en un interesante libro con el sugestivo título  de  Cómo  la  guerra  fría  transformó  la  filosofía  de  la  ciencia. Por otro lado.  Por  supuesto.

Santiago Ginnobili  forma  apolítica  y  altamente  abstracta  que  es  rememorada  en  la  obra  The  Structure  of  Scientific  Theories  de  Suppe.  por  ejemplo. pp.  característicos  de  los  empiristas lógicos. en el manifiesto se afirma:      También  se  reconoce  un  acuerdo  notable  en  las  cuestiones  de  vida.  por  algunos  también activamente promovidos (Hahn. Las afirmaciones de  51 .  Así  muestran. Neurath  & Carnap 1929) resultará sorpresiva.  sin  los  cuales  es  imposible  entender  de  manera  adecuada  el  proyecto  de  la  unidad  de  la  ciencia.  pero  sí  es  necesario  para  emprender  cualquier  exposición  de  las  ideas  del  empirismo  lógico  señalar  estos  objetivos  sociales  y  culturales.  p.      “Concepción  científica  del  mundo”  es  la  forma  en  que  llamaban  los  miembros del Círculo a la concepción que compartían.  el  abismo que separa  ese  libro  del  combativo  manifiesto  del  Círculo  de  Viena  […]  fue  obra  de  la  Guerra  fría  (Reisch  2005. Neurath & Carnap 1929. la lectura del manifiesto del Círculo de Viena (Hahn.  27  de  trad.  del  lenguaje  universal  y  de  la  eliminación  de  la  metafísica.  castellana). hacia la unión de la humanidad. hablando de lo que comparten los  diferentes miembros del Círculo.  No  obstante.  los  esfuerzos hacia una nueva organización de las relaciones económicas  y sociales.  esas  actitudes  tienen  una  afinidad  más  estrecha  con  la  concepción  científica  del  mundo de lo que pudiera parecer a primera vista desde un punto de  consideración  puramente  teórico.  aun  cuando  estos  asuntos  no  estuvieron  en  el  primer  plano  de  los  temas  discutidos  dentro  del  Círculo.  En  otras  palabras.      No  repasaré  aquí  esta  historia. se muestra que estos esfuerzos son afirmados y  vistos  con  simpatía  por  los  miembros  del  Círculo.  110‐111 de  trad.  una  conexión  interna  con  la  concepción  científica del mundo. castellana).  Para  cualquiera  que  sólo  haya  accedido  a  las  tesis  del  positivismo  lógico  a  través  de  sus  críticos  o  a  través  de  sus  exposiciones  más  apolitizadas. hacia la renovación de la  escuela  y  la  educación. Así.

  independientemente  de  la  participación  política  directa  de  algunos  de  sus  miembros  (por  ejemplo.  Organizará  conferencias  y  publicaciones  acerca  de  la  posición  actual  de  la  concepción  científica  del  mundo  de  forma  tal  que  se  muestre  la  importancia  que  tiene  la  investigación  exacta  para  las  ciencias  sociales  y  para  las  ciencias  naturales. Santiago Ginnobili  este  párrafo  no  son  meras  declaraciones  sin  efectos  de  ningún  tipo  sobre  sus investigaciones.      Así. castellana).  El  Círculo de Viena cree que al colaborar  con  la Asociación Ernst  Mach  satisface una exigencia actual: tenemos que dar forma a herramientas  intelectuales  para  la  vida  diaria.  que  la  Asociación  declara  su  acuerdo  programático  con  las  doctrinas  individuales  de  Mach.  Esta  Asociación  desea. herramientas que se necesitan también en la estructuración  de la vida pública y privada”.  en  1934  la  52 .  pero  también  para  la  vida  diaria  de  todos  aquellos  que  de  alguna  manera  colaboran  con  la  estructuración  consciente  de  la  vida.  La  vitalidad visible en los esfuerzos por una reestructuración racional del  orden  social  y  económico  atraviesa  también  al  movimiento  de  la  concepción  científica  del  mundo  (Hahn. Mediante la elección de su nombre. la  Asociación  desea  describir  su  orientación  básica:  ciencia  libre  de  metafísica.  sin  embargo. Se esfuerza también por ponerse en contacto con  los movimientos vivos del presente amistosamente dispuestos hacia la  concepción científica del mundo y se apartan de la metafísica y de la  teología.  En  relación  con  el  primero  de  los  aspectos. Pues.      El Círculo de Viena no se contenta con desarrollar el trabajo colectivo  como grupo cerrado.  “promover  y  diseminar  la  concepción  científica  del  mundo.  como  está  establecido  en  su  programa.  Esto  no  significa.  en  1930  realizaron  en  Göttingen  el  “Segundo  Encuentro  Internacional  sobre  la  Teoría  del  Conocimiento  de  las  Ciencias  Exactas”.  para  la  vida  diaria  del  académico.  p.  Así  se  formarán  herramientas  intelectuales  del  empirismo  moderno.  Neurath  participó  activamente  en  la revolución socialista bávara de 1919) la forma de participación de la vida  pública del Círculo fue principalmente a través de la realización de eventos  y  de  publicaciones.  La  Asociación  Ernst  Mach  es  hoy  el  lugar  desde  el  cual  el  Círculo  se  dirige  a  un  público  más  amplio.  111 de trad.  Neurath  &  Carnap  1929.

 Viena: Geroldt.  Pero  también  realizaban  conferencias  públicas  a  través  de  la  Sociedad  Ernst  Mach  con  la  intención  de  “cultivar  la  sofisticación científica y epistemológica.  1941).  8  volúmenes).  Así  en  un  pequeño  párrafo  del  manifiesto. y el Sexto.  al  que  le  seguirían  el  Segundo. Neurath. 1933‐1935. 1939). R. editada conjuntamente con la Sociedad  de  filosofía  empírica  de  Berlín.  1938‐1962.  8  cuadernos  y  dos  libros)  y  del  ambicioso  proyecto  de  una  Enciclopedia  Internacional  de  la  Ciencia  Unificada  (editada por O.  editados por Philipp Frank y Moritz Schlick. Morris.  es cómo estos objetivos mediatos  sociales  influyeron  sobre  los  objetivos  inmediatos  de  índole  teórica. Philipp Frank y Hans Hahn.  Leipzig:  Felix  Meiner.  para  ellos  tenía  que  ver  con  la  posibilidad  de  generar  herramientas  conceptuales  que  permitieran  la  comunicación  entre  los científicos de las diversas áreas por encima de sus especializaciones. el Quinto. Santiago Ginnobili  “Preconferencia  de  Praga  al  Congreso  Internacional  para  la  Unidad  de  la  Ciencia”. Chicago: The University  of  Chicago  Press. aún entre ciudadanos comunes.  23  de  trad.  dos  volúmenes.  en  París.  en  Cambridge  (Inglaterra.  Pero lo que más nos importa aquí. Este objetivo impregna  todas  sus  tareas.  p. en Chicago  (Estados  Unidos.  monista  e  intolerante. y la  comunicación de la ciencia al resto de la sociedad.  1938). 11  tomos.  y  en  1935.  de  dos  colecciones  de  textos  (Escritos  sobre  la  concepción  científica  del  mundo.  En  particular.  Sin  embargo. La  Haya:  Van  Stockuma  &  Zoon.  en  Copenhague  (1936).  puede  destacarse la publicación de la primera revista especializada en filosofía de  la ciencia (Erkenntnis [Conocimiento].  los  puntos  centrales del pensamiento del Círculo quedan relacionados con la meta de  la unidad de la ciencia:      53 .  el  Tercero.  en  París  (1937).  Hoy  suele  entenderse  esta  pretensión  de  un  modo  reduccionista.  1930‐1940.  bajo  el  nombre  común  de  Fundamentos de la unidad de la ciencia).  aquél  que  tiene  que  ver  con  el  de  la  unidad  de  la  ciencia. 1928‐1937. en Harvard (Estados Unidos.  Ciencia  unificada.  editada  por  Otto  Neurath  en  vinculación  con  Rudolf Carnap.  En  cuanto  a  la  labor  editorial  del  Círculo  de  Viena.  el  “Primer  Congreso  Internacional  para  la  Unidad  de  la  Ciencia”.  castellana).  bajo  la  dirección  de  Rudolf  Carnap  y  Hans  Reichenbach. Carnap y Ch.  1937‐1938. de  modo  que  pudieran  evaluar  mejor  la  retórica  oscurantista  proveniente  de  los  sectores  anticientíficos  y  reaccionarios”  (Reisch  2005. Viena: Springer.  el  Cuarto.

  El  método  por  el  cual  se  lograría  esto es el del análisis lógico.  La polémica más importante de la historia de la filosofía tal vez sea  la sostenida entre racionalistas y empiristas acerca del origen y fundamento  del  conocimiento. La tarea por delante consistiría en la clarificación  y elucidación de los conceptos de la ciencia. p. de allí también  la acentuación de lo aprehensible intersubjetivamente.  Antecedentes. 112 de  trad.  acerca  del  54 . Santiago Ginnobili  La  concepción  científica  del  mundo  no  se  caracteriza  tanto  por  sus  tesis  propias. Neurath & Carnap 1929.  brindar  una  somera  presentación  de  los  que  considero fundamentales para la comprensión de sus puntos de vista.  El  esfuerzo  es  aunar  y  armonizar  los  logros  de  los  investigadores individuales en los distintos ámbitos de la ciencia.  los  puntos  de  vista. castellana). por  otro. libre.  la  dirección  de  la  investigación. Baste aquí mencionar estas tesis  y relacionarlas con los objetivos generales.  Se persiguen  la  limpieza  y  la  claridad. Más adelante las examinaremos  con mayor detenimiento.  Hume. de allí surge la  búsqueda  de  un  sistema  de  fórmulas  neutral.  Como  objetivo  se  propone  la  ciencia  unificada.  sino  más  bien.  La  intención  no  es  en  este  punto  hacer  justicia  a  los  antecedentes  del  Círculo  de  Viena.  rechazando  las  distancias  oscuras  y  las  profundidades inescrutables (Hahn.  de  un  simbolismo  liberado de la escoria de los lenguajes históricamente dados. de las ambigüedades  del lenguaje natural (el lenguaje que hablamos habitualmente) y libre. y de allí  también.      Para lograr la unidad de la ciencia consideraban necesaria la creación  de  un  lenguaje  universal  artificial  al  cual  los  diversos  lenguajes  de  las  ciencias particulares se tradujeran. De  esa aspiración se sigue el énfasis en el trabajo colectivo.   Muchas de las posturas del empirismo lógico no pueden entenderse  sin  ser  enmarcadas  en  la  historia  general  del  pensamiento  filosófico. por un lado.  de  cualquier  resabio  de  metafísica.  como  más  bien  por  su  posición  básica.  La  polémica  incluye  un  matiz  psicológico.  la búsqueda de un  sistema  total  de  conceptos.

  en  sus  posturas  extremas.  192). como Aristóteles y Kant  tienen posturas que escapan a esta clasificación. En particular.  En  general  los  filósofos  empiristas  tienen  una  actitud.  mientras  que  Hume.  Así.  Sospechan  fuertemente  de  la  posibilidad  de  llevar  adelante  una  teología  (ciencia  de  la  religión)  y  de  cualquier  reflexión  que  apelando  a  facultades  especiales  de  la  razón  pretenda  afirmar  algo  acerca  del origen o de los constituyentes del universo.  De los filósofos empiristas el que podemos citar como más influyente  sobre  el  empirismo  lógico  es  David  Hume  (1711‐1776).  p.  sin  apelación  a  experiencia  empírica  alguna.  Descartes. Santiago Ginnobili  origen  del  conocimiento. como una reacción a que se pudiera  conocer  el  mundo  con  el  poder  único  de  la  razón.  acerca  del  fundamento  del  conocimiento.      55 .  y  uno  lógico.  por  ejemplo.  deducía  leyes  físicas  de  la  naturaleza  de  Dios.  Tírese  entonces  a  las  llamas.  Los filósofos empiristas surgieron más tardíamente en la historia (al  menos  aquellos  de  los  que  se  conservan  escritos)  justamente  como  una  reacción al racionalismo.  ¿Contiene  algún  razonamiento  experimental  acerca  de  cuestiones  de  hecho  o  existencia?  No. que luego se incluiría modificada en la mecánica  de  Newton). Mientras que. mientras  que  para  el  empirista  se  encontraría  en  la  experiencia.  Platón  y  Descartes  son  exponentes  del  racionalismo.  anti  metafísica.  por  lo  tanto.  Si  bien  en  muchos  casos  los  filósofos  han  tomado  posturas  intermedias. algunos autores.  sin  apelación  a  ninguna  observación  empírica  (entre ellas la de inercia.  Locke  y  Mill son empiristas.  quien  expresa  esta  tendencia  antimetafísica  sobre  el  final  de  su  libro  Investigaciones  sobre  el  entendimiento humano:      Si  procediéramos  a  revisar  las  bibliotecas  convencidos  de  estos  principios  ¡qué  estragos  no  haríamos! Si  cogemos  cualquier  volumen  de  Teología  o  metafísica  escolástica.  para  el  racionalista  tanto  el  origen  como el fundamento del conocimiento se encontraría en la razón.  pues  no  puede  contener  más  que  sofistería  e  ilusión  (Hume  1748.  por  ejemplo  preguntemos:  ¿Contiene  algún  razonamiento  abstracto  sobre  la  cantidad  y  el  número?  No.

  La  matemática  y  la  geometría  tienen  un  estatus  especial. los que tienen que ver  con  relaciones  entre  ideas.  Las  únicas  disciplinas  que  brindan  conocimiento.   56 . constituye un engaño. toda cuestión de hecho se  fundamenta  en  la  experiencia.  como  se  hablaba  en  esa  época.  en  este  sentido.  según  Hume.  no  es  un  empirista  extremo. El único modo de ir más allá de la  1  Hume  habla.  Así  Hume sostiene que existen dos tipos de enunciados.  Hume  consideraba  que  los  enunciados basados en cuestiones de hechos se fundaban en la observación  directa y en el principio de causalidad. basadas en la  experiencia.  basadas  en  juicios  cuya  verdad  depende  únicamente de relaciones entre ideas. Santiago Ginnobili  Este párrafo.  que  no  son  necesarios  (su  negación  es  posible)  y  su  verdad  sólo  puede  conocerse  a  través  de  la  experiencia.  Menciona particularmente a la teología y a la metafísica escolástica.  que  pueden  conocerse  independientemente de la experiencia y la ciencia empírica por enunciados  acerca de cuestiones de hecho. y las ciencias empíricas.  Un  empirista  extremo  consideraría que ambas cuestiones se resuelven de manera completa en la  experiencia.  de  ideas  y  juicios  en  lugar  de  enunciados  y  conceptos. según Hume.  que  son  necesarios  (su  negación  no  es  posible).  La  matemática  y  la  geometría  estarían  formadas  por  enunciados  de  relaciones  entre  ideas.  Hume.  la  palabra  “metafísica” tiene connotaciones negativas. Esta idea será  retomada  y  desarrollada  dentro  del  empirismo  lógico  del  siglo  XX.  y  aquellos  que  son  acerca  de  hechos.  Tanto  en  boca  de  Hume  como  en  boca  de  los  empiristas  lógicos.  Expongamos  estas  ideas  con  mayor  detenimiento.  Además. Así. según Hume.  Cualquier  escrito  que  se  pretenda  conocimiento  y  no  se  encuentre  fundado  en  la  experiencia  o  en  razonamientos  abstractos  matemáticos o formales.  Utilizo  esta  terminología  anacrónica  para  dar  unidad  terminológica a todo el capítulo. que puede sonar algo violento a estas alturas. Lo que  tienen  en  común  ambos  movimientos  es  su  pretensión  de  conocimiento.  no  todo  enunciado  se  basa  en  la  experiencia. no invita a  deshacernos  de  todos  los  libros  que  no  sean  de  matemáticas  o  de  ciencia.  son  las  matemáticas  y  las  geometrías.  Si  bien  considera  que  todos  los  conceptos  surgen  a  partir  de  la  experiencia  (no  nacemos  con  ningún  concepto  innato).  universales  y  pueden  conocerse  con  independencia  (lógica)  de  la  experiencia.  El  fundamento  supone una tesis acerca del origen de los conceptos y de la justificación de  los  enunciados  que  formamos  con  esos  conceptos1.

 Ocurre que  no existía en ese momento una lógica lo suficientemente potente para tratar estos  enunciados.  Kant  suponía  la  lógica  aristotélica.  en  el  enunciado  “los  perros  saben  nadar”  el  predicado agrega información que no está incluida en el sujeto. y sería a priori porque su verdad  no depende de la experiencia.  2 En realidad Kant se confunde al pensar que “2 + 2 = 4” es un enunciado en el que  se predica “4” de “2 + 2”.  La  otra  distinción  sería  según  la  forma  en  que  se  conoce  la  verdad  de  los  enunciados.  que  no  era  en  absoluto  confiable. Si bien gramaticalmente se puede sostener que “2 + 2” es  el sujeto y “= 4” es el predicado. la forma lógica del enunciado es otra.  en  la  que  todo  enunciado  tiene  sujeto y predicado. Santiago Ginnobili  experiencia  directa.  Por  ejemplo.  la  ciencia  empírica  era  constitutivamente un conocimiento débil y falible. El análisis kantiano es incorrecto.  sostiene  que  Hume  confundió.  sino  que  se  sustentaba  por  sobre  un  hábito.  y  tal  principio  si  bien  útil  y  necesario  para  la  ciencia  empírica.  Según  Kant  tanto  los  enunciados  de  las  matemáticas  como  los  de  la  física  newtoniana son sintéticos a priori. El sistema kantiano es complejo y excede  los  límites  de  este  capítulo  exponerlo  detalladamente.  dos  distinciones  distintas:  un  enunciado  puede  ser  analítico  o  sintético. La lógica moderna incluye enunciados que no son de sujeto y  predicado. y su verdad puede conocerse a priori o a posteriori (Kant 1787).  Immanuel Kant (1724‐1804). Según Kant el enunciado “2 + 2 = 4” sería sintético.  Así. Los  enunciados  analíticos  serían  aquellos  en  los  que  su  predicado  no  agrega  ningún  nuevo  contenido  al  sujeto.  en  el  enunciado  “el  triángulo tiene tres lados” la información del predicado se encuentra ya en  el  sujeto. filósofo alemán fuertemente influído por  Hume. sino relaciones o funciones.   57 . Pues en el  concepto  de  perro  no  se  incluye  que  sepan  nadar.  de  la  reciente  física  newtoniana.  pero  se  puede  ilustrar  de  manera  simple  la  naturaleza  de  un  sintético  a  priori  con  las  matemáticas. porque el  concepto de 4 (el predicado) no se encuentra ni en el de 2 ni en el de + ni en  ninguna de sus combinaciones (el sujeto)2.  no  suponía  ningún  proceso  inferencial  lógico.  era  a  través  de  este  principio  de  causa  y  efecto.  en  su  distinción  entre  enunciados  acerca  de  cuestiones  de  hechos  y  enunciados  acerca  de  relaciones  entre  ideas.  Por  ejemplo.  Un  enunciado  es  sintético  si  su  predicado  sí  agrega  nueva  información. La preocupación fundamental de Kant era  fundamentar  y  comprender  la  naturaleza  de  las  matemáticas  y  de  las  ciencias  empíricas.  Un  enunciado  es  a  priori  si  su  verdad  se  conoce  con  independencia  de  la  experiencia y es a posteriori si no.  en  particular.

  podría  hacer  igualmente  inteligible  cualquier  disputa  y  desterrar  toda  esa  jerga  que.  Las  ideas  se  dividirían  a  su  vez  en  ideas  simples  y  complejas. Por ser sintéticos daban nueva información.  por  poder  conocerse  a  priori.  Según  éste.  Sin  embargo.  y  cuando  hemos  empleado  muchas  veces  un  término cualquiera. Incluirían la  información  recibida  a  partir  de  los  sentidos  externos. y la información percibida por nuestro sentido interno. En nuestra mente hay impresiones e  ideas. como  las  emociones. especialmente las  abstractas. justamente.  se  ha  apoderado  de  los  razonamientos  metafísicos y los ha desprestigiado..  Las  ideas  simples  serían  copias  de  nuestras  impresiones. pues. Las impresiones diferirían de las ideas por su vivacidad.  en  la  filosofía a veces se utilizan términos sin ningún significado.  como  veíamos. Todas las ideas.  Finalmente.  su  intención  puede  ser  leída  como  una  vuelta  a  la  idea  de  Hume  según el cual todo juicio analítico sería a priori y todo juicio sintético sería a  posteriori. Santiago Ginnobili  Lo que interesaba a Kant de estos enunciados es que incluían lo mejor  de las dos clasificaciones. aunque sin darle un significado preciso.  durante  tanto  tiempo.  la  física  adquiriría el carácter de universal. etc.  La  mecánica  de  Newton  fue  refutada  y  suplantada  por  la  mecánica  de  Einstein.  El  movimiento  del  empirismo  lógico  entraría  en  esta  cuestión  de  lleno.  y  las  complejas  surgirían  de  combinaciones  de  esas  ideas  simples  según  leyes  definidas.  sino  que. son naturalmente débiles y oscuras. La mente no tiene sino  un  domino  escaso  sobre  ellas.  señala  Hume. El empirismo de Hume se muestra en su afirmación de que toda  idea  surge  a  partir  de  impresiones.  Comenzado  el  siglo  XX  es  imposible  sostener  que  las  leyes  de  las  ciencias  empíricas  son  necesarias  y  verdaderas  sin  lugar  a  dudas.      He aquí.  todo  concepto  que  se  encuentre  en  nuestra mente surge de la experiencia. Una de las metas del empirismo lógico es.  si  se  usase  apropiadamente. verdadera y necesaria que no tenía en el  análisis de Hume. una proposición que no sólo parece en sí misma simple  e  inteligible.  otra  idea  de  Hume  sería  influyente  sobre  el  Círculo  de  Viena.  sonidos. tendemos  58 .  eran  universales  y  necesarios.  Si  bien  la  concepción  de  la  matemática  difiere  substancialmente  de  la  que  tenía  Hume.  tienden  fácilmente  a  confundirse  con  otras  ideas  semejantes.  como  colores. la negación  de  la  posibilidad  de  que  existan  enunciados  sintéticos  a  priori.  Así.

  esto  serviría  para  confirmar  nuestra  sospecha  (Hume  1748.  si  albergamos  la  sospecha  de  que  un  término  filosófico  se  emplea  sin  significado  o  idea  alguna  (como  ocurre  con  demasiada  frecuencia).  no  tenemos  más  que  preguntarnos  de  qué  impresión se deriva la supuesta idea.  Desde  que  Aristóteles  descubrió  la  deducción.  La  noción  de  axiomática  tiene  origen  en  esta  idea.  puede  ser  eliminado. y tampoco es fácil caer en error o equivocación con respecto  a  ellas.  p.  Tal  principio permitiría identificar términos o supuestos conceptos metafísicos.  Por  tanto.      Axiomática.  que  permite  inferir  de un enunciado otro de manera que si el primero es verdadero el segundo  lo  será  también  con  total  seguridad. La tarea de Hume que  podría considerarse psicológica fue transformada en una tarea lógica.  y  por  lo  tanto. castellana). Pero  bien se podría llamar a los empiristas lógicos neohumeanos.  carece  de  una  idea  correspondiente.  La  idea  es  que  si  no  se  pueden  indicar  las  impresiones  de  las  que  un  término  deriva.  es  decir.  bien  interna–  es  fuerte  y  vivaz:  los  límites  entre  ellas  se  determinan  con  mayor  precisión.  En  cambio.      Este  ha  sido  llamado  “principio  de  significatividad”  de  Hume. Santiago Ginnobili  a  imaginar  que  tiene  una  idea  determinada  anexa. con el anexo de la nueva lógica descubierta o creada a  finales del siglo XIX y.  Este  principio  de  significatividad es un antecedente del principio de significatividad cognoscitiva  que  los  empiristas  lógicos  intentarán  encontrar  a  lo  largo  de  toda  su  historia.  La  forma  en  que  la  noción  de  un  sistema  axiomático  ha  ido variando a lo largo  del tiempo  desde  su  origen  en  Aristóteles. por ser posterior al giro lingüístico.  toda  sensación  –bien  externa.  Puede  considerarse  al  empirismo  lógico  como  una  relectura  del  empirismo humeano.  y  la  revolución  en  su  concepción  provocada  por  el  59 .  37  de  trad.  se  ha  considerado  al  conocimiento  como  un  conjunto  de  enunciados  unidos  por  la  deducción.  en  términos de conceptos de algún lenguaje particular.  que  eran  concebidas  como  conceptos  mentales.  entonces  carece  de  significado. y si es imposible asignarle una.  todas  las  impresiones. reinterpretando  las  ideas  humeanas.

 como la consistencia.  Veamos  de  manera  más  pormenorizada  los  constituyentes  de  un  sistema axiomático:      1‐ Lógica  subyacente: Es la lógica  presupuesta  por  el sistema.  la  aritmética.  En  general  se  presupone  la  lógica  de  primer  orden. ¿Cómo hacer para presentar ese conjunto de afirmaciones dado  que  son  infinitas?  Es  posible.  Por  supuesto. etc.  a  todas  las  que  se  derivan  de  los  axiomas  se  los  llama  “teoremas”. Existen  distintos  tipos  de  lógicas.    a.  elegir  un  conjunto  finito  y  pequeño  de  esas  afirmaciones  de  las  cuales  el  resto  se  derivan. Hilbert y otros autores.  Un área del conocimiento puede ser pensada como un conjunto de  afirmaciones  o  enunciados  acerca  de  algo.  por  ejemplo. Conectivos.  A  estas  afirmaciones  se  las  llama  “axiomas”.  damos  ciertas  reglas  de  derivación  y  decimos  que la aritmética es todo lo que se derive de allí.  como  la  teoría  de  conjuntos.  Aquí  simplemente  presentaremos  la  noción  de  sistema  axiomático  que  se  presupone  en  el  empirismo lógico desarrollada por Peano.  o  simplemente  “términos”.  y  además. En muchos casos se presupone sin  aclararla explícitamente. Santiago Ginnobili  descubrimiento  de  las  geometrías  no  euclídeas  constituye  un  capítulo  esencial  de  la  historia  de  la  filosofía  y  de  la  reflexión  acerca  del  conocimiento.  es  posible  una  vez  axiomatizada  dar  ciertas  demostraciones  de  ciertas  propiedades  que  resultan interesantes.  2‐ Vocabulario:  Conjunto  de  los  símbolos  mediante  los  que  se  componen los enunciados.  Se  los  introduce  sin  60 . paréntesis.  b. Si bien este camino no es el más didáctico.  tal  como  demostró  Peano  en  el  siglo  XIX. permite presentarla de  manera  resumida.  Tomemos. cuantificadores. Símbolos  no  lógicos:  conocidos  habitualmente  como  “términos  descriptivos”.  pero  a  veces  es  necesario  presuponer  lógicas  más  potentes. Símbolos  lógicos:  son  los  términos  brindados  por  la  lógica  subyacente.  Esta  lógica  a  su  vez  puede  estar axiomatizada o no estarlo.  completa  y  elegante.  elegimos  un  conjunto  finito  de  axiomas.  pero  excede  el  marco  de  este  capítulo.  no  es  así  como  se  aprende  aritmética  en  la  escuela  primaria.  Así.  Algunos  de  ellos  son  primitivos.

 que sean teoremas o no. No se prueban ni se justifican.  Su  elección  es  arbitraria. los axiomas  eran  proposiciones  cuya  verdad  era  evidente. es decir.  se dice que se da una interpretación del sistema.  La  revolución  de  las  geometrías  euclídeas  mostró  justamente  que  esta  concepción  es  equivocada. En la concepción actual de los axiomas.  Cuando se hace esto.  6‐ Teoremas: Es el conjunto de las fórmulas que se obtienen a través de  las reglas de transformación a partir de los axiomas. De las fórmulas bien formadas nos preguntaremos si se  deducen o no de los axiomas. Sólo se indica la categoría gramatical a la  que  pertenecen  (si  son  predicados  monádicos.  4‐ Reglas  de  transformación:  Son  reglas  lógicas  que  indican  cómo  obtener de unas fórmulas bien formadas.  Los  términos  definidos  son  prescindibles. estos no son ni  verdaderos ni falsos.  diádicos. Otros de ellos se introducen a  través de  definiciones explícitas a  partir  de los  primitivos o  de  otros  términos  definidos.  son  formas  proposicionales. otras. las reglas de  transformación  son  los  razonamientos  válidos.      El  sistema  axiomático  es  una  pura  estructura  sin  significado. Son proporcionadas  por la lógica presupuesta.    3‐ Reglas  de  formación:  Son  reglas  sintácticas  o  gramaticales  que  indican modos legítimos de combinar los símbolos del vocabulario  para formar fórmulas.  pero  deben  permitir  obtener  a  través  de  las  reglas  de  transformación  todas  las  afirmaciones  del  sistema  a  axiomatizar. No tienen significado. ni evidentes.).  constantes individuales.  Sólo  se  los  introduce  por  una  cuestión  de  practicidad. Pero siempre es posible eliminarlos quedándose  sólo con los términos utilizados en la definición.  aquellos  que  transmiten verdad.  Para  Aristóteles  (y  esto  diferencia  esencialmente  la  concepción actual de sistema axiomático de la antigua).  Pero  es  posible  interpretarlo  asignando  un  significado  a  los  términos  primitivos. etc. y en un sistema formal  no  tienen  significado  alguno. Santiago Ginnobili  definición alguna.  5‐ Axiomas: Subconjunto de las afirmaciones que se eligen como base  del sistema. Si ésta es la lógica deductiva. estén correctamente  formuladas. si son teoremas o no. Si la  61 .

 los axiomas interpretados serían:                 Todos los primates son mamíferos               Todos los mamíferos son vertebrados               Algún primate es herbívoro    62 .  En  este  caso. se dice que encontramos un  modelo del sistema. sería una interpretación la siguiente:    A: Primates. C y D que son predicados monádicos. C: Vertebrados.  Algún D es C  Algún D es B    Dar una interpretación de este sistema es asignar un diccionario por el cual  damos significado a los primitivos:      Por ejemplo. son…’ (están dadas aquí ya  las reglas de formación de fórmulas bien formadas). B.  Axiomas:  Todos los A son B  Todos los B son C  Algún A es D    Son  teoremas  en  este sistema.    Ejemplo semiformal de sistema axiomático  Reglas de transformación:  Lógica de primer orden. ‘algunos….  deja  de  ser  meramente  formal  y  se  vuelve  un  conjunto  de  proposiciones  con  significado. B: Mamíferos.  Vocabulario:  Lógicos: ‘todos los… son…’.  los siguientes:  Todos los A son C. dadas las  reglas  de  la lógica  de  predicados. Santiago Ginnobili  interpretación hace verdaderos a los axiomas. D: Herbívoros    Cuando  interpretamos  un  sistema  axiomático.  Descriptivos: A.

Santiago Ginnobili 

Los axiomas se vuelven todos verdaderos, por lo tanto, esta interpretación 
es un modelo del sistema. 
Cuando encontramos un modelo del sistema, sabemos inmediatamente que 
todos los teoremas son verdaderos, puesto que se deducen de aquéllos. 
 
Existen otros modelos de este sistema. 
 
Uno de ellos es: 
A: Tucumanos, B: Argentinos, C: Latinoamericanos, D: Católicos 
 
Fíjense que los axiomas también se vuelven verdaderos. 
 
Una interpretación que no es modelo, podría ser la siguiente: 
A: Tucumanos, B: Franceses, C: Latinoamericanos, D: Cuadrúpedos 
 
En  este  caso  los  axiomas  no  son  todos  verdaderos,  por  lo  tanto  la 
interpretación  no  es  modelo  y  no  tenemos  garantía  de  que  los  teoremas 
serán verdaderos. 
 
 
Una de las razones para axiomatizar un conjunto de afirmaciones tiene 
que  ver,  como  veíamos,  con  una  presentación  más  adecuada  de  cierto 
ámbito. Otra, tiene que ver con la posibilidad de disponer de métodos para 
obtener  teoremas.  Finalmente,  una  vez  realizada  la  axiomatización  es 
posible  demostrar  ciertas  propiedades  de  los  sistemas  axiomáticos, 
sumamente interesantes. Algunas de ellas son: 
 
- Consistencia:  un  sistema  es  inconsistente  si  de  sus  axiomas  se 
deduce  un  teorema  y  su  negación.  Esta  propiedad  es  muy 
importante,  porque  de  una  contradicción  se  sigue  cualquier  cosa. 
Por  lo  tanto,  toda  fórmula  bien  formada  se  vuelve  teorema  en  el 
sistema. Un sistema así, por supuesto, no sirve para nada. Bertrand 
Russell, filósofo británico, demostró de muy joven que la teoría  de 
conjuntos  intuitiva  (la  que  se  aprende  en  los  colegios)  es 
inconsistente. 
- Completitud:  Un  sistema  es  completo  si  logra  dar  cuenta  de  todas 
las verdades de las que pretende dar cuenta. 
63

Santiago Ginnobili 

- Independencia: Un sistema axiomático es independiente si todos sus 
axiomas  son  independientes.  Un  axioma  es  independiente  si  no  se 
deduce  del  resto  de  los  axiomas.  Esta  propiedad  no  es  muy 
importante. Un ejemplo famoso de sistema axiomático dependiente 
es la forma en que Newton presentó su teoría de las fuerzas. 
 
Finalmente,  es  interesante  señalar  una  relación  entre  sistemas 
axiomáticos,  que  tiene  que  ver  con  la  posibilidad  de  reducir  un  sistema  a 
otro.  Un  sistema  axiomático  A  se  reduce  a  uno  B,  si  es  posible  definir  los 
conceptos primitivos de A a partir de los términos de B, y si, una vez hecho 
esto, todos los axiomas de A se deducen de B. 
 
Peano  axiomatizó  la  aritmética  a  fines  del  siglo  XIX,  utilizando  tres 
términos primitivos y cinco axiomas. Algunos han sostenido que es posible 
identificar con esa axiomatización la aritmética, es decir, que la aritmética es 
ese  sistema  axiomático.  Otros  consideran  que  esto  constituye  un  error; 
entre  los  últimos  se  encuentran  los  logicistas,  cuyas  opiniones  ahora 
expondré y que también influyeron sobre el Círculo de Viena. 
La  noción  de  sistema  axiomático  (también  llamado  cálculo  formal  o 
cálculo axiomatizado), como veremos, es central en la concepción de teoría 
científica del empirismo lógico. 
 
 
Logicismo. 
 
Gottlob Frege y Bertrand Russell consideraban que la aritmética no 
podía identificarse con el sistema de Peano, sino que era sólo un modelo de 
éste.  Pero  existían  otros  modelos.  Tampoco  estaban  satisfechos  con  la 
respuesta  kantiana  que  sostenía  que  se  trataba  de  enunciados  sintéticos  a 
priori.  Para  ellos,  la  matemática  era  una  rama  de  la  lógica.  Pero  esto 
implicaba  reducir  el  sistema  de  Peano  a  los  sistemas  axiomatizados  de  la 
lógica. Como veíamos, esto implica definir los conceptos de la aritmética en 
términos lógicos y luego, demostrar los axiomas de la aritmética a partir de 
los axiomas de la lógica, es decir, mostrar que los axiomas de la aritmética 
son  teoremas  en  la  lógica.  El  primero  de  los  pasos  fue  realizado  sin 
dificultades, el segundo es imposible. Es necesario suponer enunciados que 
no son verdades lógicas para poder realizar la reducción. 
64

Santiago Ginnobili 

En  el  intento  de  reducción  de  la  matemática  a  la  lógica,  Frege  y 
Russell  crearon  herramientas  lógicas  más  potentes  que  aquellas  que 
estaban  disponibles  hasta  el  momento.  Crearon  la  lógica  que  se  enseña 
actualmente  en  cualquier  curso  al  respecto,  refutando  la  idea  de  Kant  de 
que  todo  lo  que  podría  decirse  acerca  de  la  lógica  había  sido  dicho  por 
Aristóteles. 
Los  filósofos  del  Círculo  de  Viena  adhieren  a  las  tesis  logicistas  de 
concebir  a  la  matemática  como  una  rama  de  la  lógica.  Con  eso  se  alejan 
tanto del sintético a priori kantiano como de la idea de que las matemáticas 
son empíricas, esto es, de los empiristas extremos. 
 
 

Análisis lógico. 
 
Frege y Russell influyeron también sobre el Círculo de Viena por el 
papel que consideraban que tenía que tener la lógica en la filosofía. Según 
ellos,  la  estructura  gramatical  de  una  proposición  podía  ser  confundente 
(ya vimos el problema de Kant que confundió la estructura gramatical del 
enunciado  “2  +  2  =  4”  con  su  estructura  lógica).  Según  estos  autores, 
muchos  de  los  habitualmente  considerados  problemas  filosóficos,  se 
trataban en realidad de pseudoproblemas, luego de analizarlos a partir de la 
nueva lógica que ellos mismos habían ayudado a elaborar. 
Daré  un  ejemplo  de  este  tipo  de  tarea  basándome  en  el  análisis 
lógico realizado por Russell en On denoting (Russell 1905) del enunciado “El 
actual rey de Francia es pelado”. 
¿Cuál  es  el  valor  de  verdad  de  dicho  enunciado?  En  general  se  tiende  a 
responder  que  es  falso,  puesto  que  Francia  no  tiene  rey.  Pero  si  un 
enunciado  es  falso,  su  negación  tiene  que  ser  verdadera.  Sin  embargo,  el 
enunciado  “El  actual  rey  de  Francia  no  es  pelado”  no  puede  ser 
considerado  verdadero.  He  aquí  un  problema  filosófico:  el  del  valor  de 
verdad de estos enunciados. 
Según Russell, el problema es que la estructura lógica del enunciado es 
distinta  a  la  gramatical.  Al  extraer  la  estructura  lógica  el  problema  no  se 

65

  sino. Neurath & Carnap 1929.    Mach.  Pues.  más  bien.  que la  Asociación  declara su  acuerdo  programático  con  las  doctrinas individuales de Mach (Hahn.  lo  que  el  enunciado  realmente  afirma es: “Existe uno y sólo un rey de Francia y es pelado” 3  Tal  enunciado  es  claramente  falso.  como  en  el  caso  que  veíamos. Análisis  semejantes  permiten  mostrar  que  ciertos  argumentos  filosóficos  tradicionales. pues es precursor tanto de Einstein como de la escuela  3  La forma lógica del enunciado sería ∃x[Kx & ∀y(Ky → y = x) & Bx].  inválidos  con  apariencia  de  válidos). Santiago Ginnobili  soluciona.  Si  bien  sus  influencias  sobre  diversas  áreas  de  la  ciencia  y  la  filosofía  son  enormes  (van  desde  la  física a la psicología.  claramente  verdadera. no son problemas en  absoluto o bien. en este caso.  sin  embargo.  se  diluye.  y  su  negación. castellana). son problemas que sólo pueden ser resueltos por la ciencia. como el argumento ontológico que supuestamente prueba la  existencia  de  Dios.      Mediante  la  elección  de  su  nombre.  El  significado  y  el  valor  de  verdad  del  enunciado  se  aclara  por  el  papel  de  los  símbolos  lógicos implícitos en el lenguaje natural.  Esto  no  significa.    El  nombre  que  los  filósofos  del  Círculo  de  Viena  dieron  a  la  asociación  desde  la  cual  se  dirigían  a  la  sociedad  es  “Asociación  Ernst  Mach”.  muchos problemas que en apariencia son filosóficos.  Ya  veremos  que  este  papel  de  la  lógica  en  la  clarificación  de  problemas  filosóficos  será  fundamental  dentro  del  empirismo  lógico.  la  Asociación  desea  describir  su  orientación  básica:  ciencia  libre  de  metafísica.  considerarán  que  la  principal  tarea  de  la  filosofía  es  el  análisis  lógico  del  lenguaje  de  la  ciencia  y  que. 111  de trad. para todo y si es rey de Francia y es igual a x  y x es pelado.      Mach  también  era  un  filósofo  antimetafísico. Que significa.  Existe un x tal que x es rey de Francia. p.  son  falaces  (es  decir. el existencial.  En  particular.  Los  existenciales  no  son  parte  del  discurso.     66 .

 El caso  que  tendrían  como  guía  es  justamente  la  liberación  de  la  mecánica  clásica  de los conceptos de espacio y tiempo absolutos a los que había estado atada  desde su origen mismo en los escritos de Newton.  habría  ciertos  conceptos utilizados por los científicos en su práctica habitual que pueden  ser  eliminados  de  la  ciencia  sin  problemas. La verdad  de las proposiciones de la ciencia (las únicas con sentido) dependerían de lo  que de hecho ocurre en el mundo.  que  no  hay  problemas  estrictamente  filosóficos. Parte de la meta del  análisis del lenguaje de la ciencia era su depuración de la metafísica. Santiago Ginnobili  de  la  Gestalt  (Pojman  2009))  me  interesa  señalar  la  forma  que  adquiría  en  sus  trabajos  esta  posición  antimetafísica. la de la metafísica.  cualquiera sea el valor de verdad que asuma p. así como lo fueron las influencias que tuvo el libro de  Wittgenstein  Tractatus  Logico‐Philosophicus  (Wittgenstein  1922)  sobre  las  concepciones del empirismo lógico. Estas serían las únicas verdades necesarias.  Wittgenstein  es  el  que  formula  explícitamente  la  idea  de  la  filosofía  como  la  actividad  de  analizar  las  proposiciones  de  la  ciencia  y  señala. llevada a cabo por Mach.    Wittgenstein. Es verdadera en virtud sólo  de su forma lógica.  Según  Mach. aquel que sirve a los  empiristas lógicos  para  detectar  metafísica.  no  sólo  consiste  en  un  rechazo  de  ciertas  posiciones  filosóficas  sino  que  tiene  un  funcionamiento  dentro  de  su  enfoque  metateórico  mismo.  Suele  destacarse  el  papel  que  el  criterio  de  significatividad  cognoscitiva. así como también lo era la política. p. La tercera opción.  pero  suele  olvidarse  el  papel  de  dicho  principio  tanto  en  las  disputas  internas  del  Círculo. 587  de  traducción  al  inglés). no es ocupación de la ciencia” (Mach 1883. como en  el papel purificador del lenguaje de la ciencia mismo. Esta función era importante.    Las  relaciones  del  Círculo  con  Wittgenstein  (1889‐1951)  fueron  estrechas y amplias.  en  donde  era  utilizado  habitualmente  como  guía  de  los temas a discutir y los caminos a seguir en las investigaciones. no  67 .  Los  enunciados de la lógica serían tautologías o verdades lógicas: “p o no p” (en  donde  p  puede  ser  reemplazada  por  cualquier  enunciado)  es  verdadera.  tiene  en  las  disputas  con  otros  filósofos  como  Heidegger.  Los  empiristas  lógicos  harán  suyo el dictum de Mach según el cual: “Aquello donde ni la confirmación ni  la refutación son posibles.  en  consecuencia.  Pues.

 y por  lo tanto.  131‐132  de  trad. el famoso criterio de  significatividad  cognoscitiva.  Según  Wittgenstein  el  propio  Tractatus  carecería  de  sentido. sin embargo.  algo  que  nada  tiene  que  ver  con  la  filosofía‐. No habría  por tanto  proposiciones  estrictamente filosóficas. y por lo  tanto. no  habría  teorías filosóficas:      El  método  correcto  de  la  filosofía  sería  propiamente  éste:  no  decir  nada más que lo que se puede decir.      Esta  idea  será  abrazada  por  el  empirismo  lógico. Santiago Ginnobili  es posible. proposiciones de la ciencia  natural  –o  sea. del Tractatus.  probarle que en sus proposiciones no había dado significado a ciertos  signos.  pero  sería  el  único  estrictamente  correcto  (Wittgenstein  1922. puesto que no se trataría ni  de tautologías ni de proposiciones de la ciencia. p.  pp.  del  cual  más  adelante  relataremos  parte  de  su  historia.  cuantas  veces  alguien  quisiera  decir  algo  metafísico.      Mis  proposiciones  esclarecen  porque quien  me  entiende  las reconoce  al final como absurdas. 132 [proposición 654])      68 . El metafísico trata de decir lo que no puede decirse.  que  arrojar  la  escalera  después  de haber subido por ella. que los empiristas lógicos  rechazarán.  y  entonces.  castellana [proposición 653]).  por  así  decirlo. cuando a través de ellas –sobre ellas– ha salido  fuera  de  ellas.  (Tiene.) (Wittgenstein 1922.  Wittgenstein  también  propone  la  idea  de  que  el  significado  de  una  proposición  es  su  método  de  verificación.  Este  método  le  resultaría  insatisfactorio  –no  tendría  el  sentimiento  de  que  le  enseñamos  filosofía–.  pues estaría formado por pseudoproposiciones. adquiere en el empirismo lógico la forma de un criterio para  distinguir los enunciados con sentido cognoscitivo de  los que no. un criterio para detectar enunciados metafísicos.  Existe un matiz.  Esta  tesis  acerca  del  significado  de  las  proposiciones. o sea.

  Las ciencias del espíritu requerirían de la  hermenéutica y la comprensión. para complicar la exposición. y la que más repercutió sobre las tareas que acometieron.   Como  ya  he  señalado. fue la de  la  confección  de  un  lenguaje  universal  al  que  el  lenguaje  de  las  diversas  69 .  las  posiciones  dentro  del  círculo  eran  bastante heterogéneas.    Unidad de la ciencia.  En su autobiografía intelectual Carnap dice:      En  nuestras  discusiones. de  Dilthey. p.  fundamentalmente  bajo  la  influencia  de  Neurath el principio de la unidad de la ciencia se convirtió en uno de  los  postulados  generales  de  nuestra  concepción  filosófica.  el  estatus  del  principio  de  significatividad congnoscitiva.      Esto  debe  leerse  en  parte  en  relación  con  el  rechazo  del  dualismo  metodológico cuyo origen se encuentra en el siglo XIX. quien distinguía a las ciencias naturales de las ciencias del espíritu.  Este  principio afirma que las diferentes ramas de la ciencia empírica están  separadas  sólo  por  una  razón  práctica  de  división  del  trabajo.  7  de  la  presente  compilación). 98 en trad.  la  forma  más  interesante  en  la  que  pensaban  la  unidad  de  la  ciencia.  o  al  menos.  como  veremos. y tratarán  de  entender  de  otro  modo. castellana).  Posiciones y su evolución.  Cap.  Señalaré  cuando una posición sea característica de alguno de ellos en particular. principalmente. Santiago Ginnobili  Esta idea parecerá algo mística a los miembros del Círculo. Repasaré algunas posiciones más o  menos  compartidas  por  todos.  Sin  embargo.  las  más  influyentes.  Esta  discusión  perduró  entrando  en  el  siglo  XX  y  todavía  hoy  sigue  teniendo  repercusiones  (cf. fueron cambiando en  cada uno de los miembros en el tiempo.  pero  que  en  lo  básico  son  simplemente  partes  de  una  ciencia  unificada  global (Carnap 1963.

 inspirado  en  el  ideal  de  una  sola  humanidad. castellana).  Carnap  trató  esta  cuestión  en  general  en  un  extenso  artículo  traducido como La unidad de la ciencia (Carnap 1932a). Carnap estuvo interesando siempre por los  lenguajes internacionales.  que  me  apresuré  a  aprender.  La  meta  consistía.  a  este  lenguaje.  en  mostrar  que  era  posible  traducir  todos  los  enunciados  de  las  ciencias.  tanto  las  sociales  como  las  naturales. Santiago Ginnobili  ciencias  se  tradujera. Para mí  fue una experiencia conmovedora y sublime oír este drama.      Las razones para la confección de un lenguaje internacional.  expresado  en  este  nuevo  medio  que  hacía  posible  que  lo  entendieran. a la  cuestión  de  cómo  reducir  conceptos  de  la  psicología  acerca  de  mentes  ajenas  al  lenguaje  fisicalista  en  un  conocido  artículo  “Psicología  en  el  lenguaje  fisicalista”  (Carnap  1932b). miles de espectadores procedentes de diversos países  (Carnap 1963.  la  confección  de  un  lenguaje  universal  en  el  que  se  pudieran  expresar  todas  las  afirmaciones  de  la  ciencia.  Uno  de  los  momentos  culminantes  del  Congreso  fue  la  representación de la Ifigenia de Goethe traducida al esperanto.  y  que  se  uniesen  espiritualmente.  me  pareció  casi  un  milagro  ver  lo  fácil  que  me  resultaba  seguir  las  conversaciones y las discusiones en las grandes reuniones  públicas y  después  el  mantener  conversaciones  privadas  con  personas  procedentes  de  países  muy  diversos  mientras  era  incapaz  de  mantener conversaciones en las lenguas que estudié durante años en  la  escuela.  Este  lenguaje  era  llamado  “fisicalista” (que no debe entenderse como lenguaje de la física. y en particular. cuestión  a  la  que  Carnap  dedicó  tiempo.  Cuando  unos  años  después  acudí  a  un  Congreso  Internacional  sobre  Esperanto. p.  El  lenguaje  fisicalista  está  formado  por  enunciados  que  adscriben  propiedades  observables  de  cosas  materiales:  “esta  mesa  es  marrón”.  Algunos  han  interpretado  estos  70 .  aunque  es  distinta  de.  Esta  meta  se  relaciona  fácilmente  con  los  ideales  políticos señalados más arriba.  se  relaciona  en  sus  metas  con. sino de lo  físico).      Cuando  contaba  unos  catorce  años  encontré  por  casualidad  un  pequeño  opúsculo  llamado  «The  World  Language  Esperanto»  e  inmediatamente me fascinó la regularidad y la ingeniosa construcción  de  este  lenguaje. 123‐124 de trad.  entonces.

 Esto. Veamos el siguiente relato de  Carnap para ilustrar este punto:      71 . Santiago Ginnobili  intentos como reduccionistas o  incluso.  La  primera  pretensión  de  traducibilidad  al  lenguaje  fisicalista. Cap. la depuración de la ciencia de cualquier rastro  de  metafísica  que  pudiera  entorpecer  dicha  comunicación  y  la  práctica  científica misma. de modo  que  tal  enunciado  podía  expresarse  por  medio  del  lenguaje  fisicalista. por ejemplo. no es  cierto  de  las  posiciones  del  empirismo  lógico.  Desde  posiciones  normativistas.  Suele  decirse  que  la  filosofía  de  la  ciencia  antes  de  los  70’  era  de  carácter  más  normativo  (preocupada  por  cómo  debe  ser  la  ciencia)  que  descriptivo  (preocupada  acerca de cómo de hecho es la ciencia). el mejoramiento de la comunicación interdisciplinar  y con la sociedad.  Más  adelante  sólo  exigiría  que  los  enunciados  pudiesen confirmarse a partir de enunciados observacionales. que puede ser cierto en el caso  de la metodología popperiana (Cf. como ataques  a  ciertas áreas  de  la  psicología o de las ciencias sociales. y por otro.  fue  abandonada  por  Carnap.  Pero  es  interesante  para  ilustrar  la  tolerancia  de  los  empiristas  lógicos en oposición a filósofos de la ciencia como Popper o Bunge.  La historia de los cambios en las posiciones de los empiristas es difícil  de  relatar. se ha negado el estatus de científica a la teoría psicoanalítica  por  no  cumplir  con  supuestos  estándares  de  cientificidad  (esto  ha  sido  sostenido tanto por Popper como por Bunge). Las intenciones  son otras: por un lado. 3 de la presente compilación). Ya he señalado anteriormente que estos  trabajos  se  ven  iluminados  si  uno  conoce  los  objetivos  políticos  generales. en términos observacionales.  Aunque  la  traducción  de  todo  enunciado  a  un  único  lenguaje  acerca  de  objetos  y  sus  propiedades  observables  no  se  ha  mostrado  como  una  tarea  posible  (más  adelante  veremos  las  dificultades  de  definir  todos  los  conceptos  de  la  ciencia  a  partir  de  lenguaje  observacional)  no  debe  interpretarse tal pretensión como una intolerancia hacia las ciencias sociales  (como las que han presentado otros filósofos de la ciencia).  en  la  que  en  una  primera  instancia  se  definían  los  conceptos  de  un  enunciado  dado de la psicología. que uno  de  los  cambios  de  perspectivas  de  la  forma  en  que  se  relacionan  los  enunciados  científicos  con  el  lenguaje  fisicalista  se  debió  justamente  al  intento  de  tratar  la  teoría  freudiana  del  psicoanálisis.

 Bajo  la influencia de Hume.  Habían  acometido  su  tarea  «fisicalizando»  uno  de  los  tratados  freudianos  enunciado  por  enunciado. Mach. En contraste. Los problemas tradicionales de la filosofía no  son  más  que  pseudoproblemas  que  o  bien  carecen  de  significado  cognoscitivo. castellana). Así. se opone a la intolerancia con los distintos sistemas filosóficos.  es  decir.  Kant. cuando volví a Viena en una de las frecuentes  visitas  que  hacía  desde  Praga.  la  respuesta  consistió  en  la  modificación  de  estas  herramientas filosóficas. Wittgenstein.        72 . 107 en trad. Russell. como la teoría de la selección  natural)  porque  no  se  ajustaban  a  sus  herramientas  metateóricas.  etc.  Yo  expresé  algunas  reservas  hacia  este  procedimiento.  No  se  puede  comprender  las  álgidas  modificaciones  que sufrieron los puntos  de  vista  dentro  del  empirismo  lógico  si  no  se  comprende  el  espíritu  descriptivista característico de su posición.  traduciendo  cada  enunciado  a  un  lenguaje  conductista.  o  bien  son  problemas  que  no  son  solubles  en  el  marco  de  la  filosofía misma sino en el de la ciencia empírica. Popper no dudó al caracterizar como  no científicas a teorías (incluso una cara a él.  que  describimos  al  final  del  último  punto. la filosofía no puede  solucionar  ningún  problema  sustantivo  y  sólo  puede  dedicarse  a  la  aclaración del lenguaje de la ciencia.  y  les  propuse  que  en  lugar  de  enunciados  simples analizasen conceptos (Carnap 1963.      Es  decir.  La  tolerancia  con  la  ciencia.  supe  que  Neurath  y  algunos  de  los  miembros  más  jóvenes  del  Círculo  se  ocupaban  de  la  labor  de  reformular la teoría psicoanalítica de Freud siguiendo nuestro criterio. p.      Antimetafísica. su posición  es fuertemente antimetafísica. Santiago Ginnobili  En diciembre de 1932.  frente  a  la  inadecuación  de  las  herramientas  de  análisis  propuestas  en  una  primera  instancia  al  tratamiento  de  la  teoría  psicoanalítica  de  Freud.

 sino  que  le  preguntamos:  “¿qué  quieres  decir  con  tus  enunciados?”.  como  también  las  de  la  ética  o  las  del  arte. porque no describen  un estado de cosas en el  mundo y no pueden ser verdaderas o falsas.  Cuando  comparaba  este  tipo  de  argumentaciones  con  investigaciones  y  discusiones sobre la ciencia empírica o el análisis lógico del lenguaje.      Bajo  la  influencia  de  Wittgenstein  esta  actitud  antimetafísica  asumió  una forma más definida.  Afirmarán  que  tales  tesis. rápidamente fue replanteada de modo de que se volviera  más sustentable. pues es él. quien sugiere que muchas  de  las  tesis  de  la  metafísica  tradicional.  No  pueden  ser  consideradas  proposiciones o enunciados.  muchas veces me asombraba la vaguedad de los conceptos utilizados  y    la  naturaleza  inconclusa  de  los  argumentos. castellana). sin embargo.  carecen  de  significado  cognoscitivo. “hay una entelequia como principio rector  en el organismo vivo”. si bien fue aceptada  en un comienzo.  Me  deprimían  las  disputas  en  las  que  los  oponentes  hablaban  de  cosas  diferentes  y  apenas  se  vislumbraba  la  posibilidad  de  llegar  ya  no  a  un  acuerdo.  “el  fundamento  primario  del  mundo es lo inconsciente”. la mayoría de las controversias de  la  metafísica  tradicional  me  parecían  estériles  e  inútiles.  sino tan sólo a un entendimiento mutuo. inmediatamente  matizarán  la  idea  de  que  las  tesis  metafísicas  carecen  de  significado. porque no había un criterio  común  para  decidir  la  controversia. 88 de trad. no le decimos “lo que Ud.  carecían  de  significado. dice es falso”. p. Además de no exigir verificabilidad total. como vimos. La posición de Wittgenstein. Santiago Ginnobili      En su autobiografía Carnap afirma:      Incluso antes de la época de Viena.  […]  También  veía  que  las  argumentaciones metafísicas violaban la lógica. Frege había señalado  un ejemplo de tal violación en la prueba ontológica de la existencia de  Dios  (Carnap 1963.      Si  alguien  afirma  “no  hay  un  Dios”.  Y  entonces se muestra que hay una demarcación precisa entre dos tipos  73 .  además  de  inútiles.

  Pero el medio adecuado de expresión para ello es el arte.  la  lírica  o  la  música.  Si  en  lugar  de  ello  se  escoge  la  apariencia  lingüística de una teoría. mientras que las segundas no. Neurath &  Carnap 1929.  A  uno  de  estos  tipos  pertenecen  los  enunciados  que  son  hechos  por  las  ciencias  empíricas.  pp.  Por  supuesto  que  se  puede  a  menudo  reinterpretarlos  como  enunciados  empíricos.  La  expresión  de  tal  sentimiento  seguramente  puede  ser  una  tarea  importante  en  la  vida.  sino  que  sólo  son  expresión  de  cierto  sentimiento  sobre  la  vida.  No  todas  estas  son  metafísicas.  sino  poesía  o  mito. Este tipo de  proposiciones expresan un sentimiento de vida o una valoración al respecto  de  algo.  A  estas  las  llaman  pseudoproposiciones. afirmar algo con  sus oraciones.  pero  en  ese  caso  ellos  pierden  el  contenido  emotivo que es generalmente esencial para el metafísico. Las primeras tendrían significado  cognoscitivo. no proporciona teoría ni comunica  un  conocimiento. sino una expresión.  parecen  74 .  su  sentido  se  determina  mediante  el  análisis  lógico. esto no  se  lo  puede  discutir.  a  los  cuales  pertenecen  aquellos  mencionados  anteriormente. se revelan a sí mismos como completamente vacíos de  significado si uno los toma de la manera como los piensa el metafísico.      Entonces.  Dentro  del  empirismo lógico se les suele atribuir un significado emotivo. Santiago Ginnobili  de  enunciados. representar un estado de cosas.  Sólo  son  metafísicas  aquellas  que  sin  tener  significado  cognoscitivo  simulan  tenerlo. se corre un peligro: se simula un contenido  teórico donde no radica ninguno. incomprendiéndose a sí mismos. Sin embargo.  Los  otros  enunciados.  Pero  él  no  puede  hablar  sobre  ello.  pues  hablar  significa  capturar  en  conceptos. El metafísico  y el teólogo creen. Si un metafísico o un teólogo desea  retener el ropaje habitual del lenguaje. Pero una oración que no tiene  significado  cognoscitivo.  Porque  parecen  hablar  acerca  del  mundo.  reducir  a  componentes  de  hechos  científicamente clasificables (Hahn.  Si  un  místico  afirma  tener  experiencias que están sobre o más allá de todos los conceptos.  más  precisamente:  mediante  una  reducción a los enunciados más simples sobre lo dado empíricamente. el análisis  muestra  que  estas  oraciones  no  dicen  nada. por ejemplo.  podemos  dividir  entre  oraciones  que  expresan  una  proposición y aquellas que  no  lo hacen.  112‐ 113 de trad. castellana). entonces él mismo debe darse  cuenta  y  reconocer  claramente  que  no  proporciona  ninguna  representación.  puede  tener  otro  tipo  de  significado.

  y  la  filosofía  sólo  puede  dedicarse  a  la  tarea  de  realizar  análisis  lógicos  del  lenguaje  de  los  científicos.    El  ejemplo  favorito  de  Carnap  de  pseudoproposición  metafísica  es  “La  nada  misma  nadea”  (Carnap  1932c.  la  idea  heredada  del  logicismo.  Por  un  lado..  El  arte  no  lo  es.  Las  discusiones  éticas  no  lo  son.  . no todo discurso no cognoscitivo es perjudicial o  engañoso.  se  halla  mejor  expresado en la música de Mozart.  en  vista  de  que  se  halla  más  fuertemente  liberada  de  cualquier  referencia  a  objetos.  en  tanto  que  la  metafísica  es  uno  inadecuado. En esta afirmación se muestran dos tesis iniciales del empirismo  lógico  que  subsiguientemente  han  sido  modificadas  o  matizadas. pues simula conocimiento en donde no lo  hay.  en  sustitución  de  la  cual  tienen  una  marcada  inclinación  a  trabajar  en  el  campo  de  lo  teorético.  siempre  y  cuando se tenga en consideración que no se trata de conocimiento.  hallarán  en  la  creación  de  una  obra  de  arte  la  posibilidad  de  expresarse.  pp.  La  metafísica  entonces esconde una impostura.  85‐86  en  trad. Y cuando el metafísico declara su  sentimiento  heroico  ante  la  vida  en  un  sistema  dualista  ¿no  lo  hará  porque  le  falta  la  capacidad  de  Beethoven  para  expresar  dicho  sentimiento  con  un  medio  más  adecuado. blanco habitual de sus críticas.  75  de  trad.  De  aquí  que  no  haya  problemas  estrictamente  filosóficos..  El  sentimiento  armonioso  de  la  vida  que  el  metafísico  trata  de  expresar  con  un  sistema  monista.  cuando  en  realidad  no  lo  hacen.  p. Pero.  […]  Acaso  la  música  resulte el medio de expresión más idóneo de esta actitud ante la vida.  Si  tales  hombres  están  capacitados  artísticamente. Santiago Ginnobili  decir  cómo  es  el  mundo.  Lo  que  resulta  relevante para nuestra reflexión es  solamente  el  hecho de que  el arte  es  un  medio  adecuado  para  la  expresión  de  esta  actitud  básica.  se  determina  el  carácter  de  proposición  de  una  afirmación  dada  es  el  análisis  lógico. forma en la que ésta sea  perceptible  de  un  modo  más  concentrado  y  penetrante. Carnap  llama maliciosamente a los metafísicos “músicos sin capacidad musical”.  El  método  por  el  cual.  En  verdad  los  metafísicos  son  músicos  sin  capacidad  musical.  castellana) .  según  los  empiristas  lógicos.  por supuesto.  en  la  que  el  análisis  lógico  es  75 .      […] ciertos hombres  tienen necesidad de  dar  una  forma  especial  a la  expresión de su actitud emotiva ante la vida.  a  conectar  conceptos  y  pensamientos  (Carnap 1932c.  castellana)  de  su  contemporáneo Heidegger.

      Causas por las cuáles se cae en la metafísica.  Las  dos  desarrolladas  antes  por  Russell  y  Wittgenstein. Por otro  lado. Neurath & Carnap 1929.  sustancialización).  característica  del  papel  central  que  los  estudios  del  lenguaje  adquieren  en  ese  período. Santiago Ginnobili  suficiente  para  realizar  esta  tarea. pp. relaciones (“amistad”) y procesos (“sueño”).  tanto  para  cosas  (“manzana”)  como  para  propiedades  (“dureza”). Como ejemplo de los errores  que esto acarrea –en una crítica que recuerda el reproche que Aristóteles le  hace a Platón cristalizado en la frase “el ser se dice de muchas maneras” –  sostienen:      El lenguaje ordinario.  varios  de  los  miembros  del  círculo)  (Hahn. particularmente.  la  idea  de  que  sólo  hay  que  analizar  el  lenguaje  de  la  ciencia. utiliza el mismo tipo de palabra. castellana). mencionan  dos.    ¿Por  qué  en  toda  la  historia  de  la  ciencia  y  la  filosofía  se  ha  caído  repetidamente  en  la  metafísica?  En  el  manifiesto  se  sugiere  que  puede  haber  razones  científicas  y  lógicas.  una relación estrecha con el lenguaje natural.  Para  encontrar  las  razones  científicas  mencionan  (sin  desarrollar)  la  posibilidad  de  apelar  a  la  psicología  (mencionan. que consideran más analizadas. al psicoanálisis freudiano) y a la sociología (y  mencionan  como  explicativa  de  los  desbordes  metafísicos  a  la  teoría  de  la  superestructura  ideológica. por ejemplo.  La  primera.  En  la  misma  historia  del  empirismo  lógico  se  verá  como  irremediablemente  necesario  apelar  a  análisis  semánticos (que no sólo tomen en cuenta la sintaxis y la forma lógica de las  proposiciones) y pragmáticos (que consideren el uso del lenguaje). 115 de trad. el  sustantivo.  Entre las razones lógicas.  Se  pueden  76 .  en  todas  las  áreas  del  conocimiento  (por  la  cual  ha  sido  llamado “giro lingüístico”).  esto  es  muy  interesante  porque  permite  vincular  el  concepto  de  metafísica  con  el  concepto  de  ideología  –en  el  sentido  marxista  de  mito  de  control  social–  mostrando  otra  vez  las  orientaciones  políticas  de.  al  menos. a través de lo  cual  conduce  erróneamente  a  una  concepción  “cosista”  de  los  conceptos  funcionales  (hipóstasis.

 Pues el sintético a priori que Kant defiende  en  su  interpretación  de  la  matemática.  justamente.  pueda  dar  más  que  enunciados  analíticos  sin  contenido  alguno. castellana).  es  decir. niegan la posibilidad de que  el  pensamiento  puro. o bien al menos puede  llegar a nuevos contenidos a partir de un estado de cosas dado. Pero  la  investigación  lógica  lleva  al  resultado  de  que  toda  inferencia  no  consiste  en  ninguna  otra  cosa  que  el  paso  de  unas  oraciones  a  otras. Santiago Ginnobili  proporcionar innumerables  ejemplos  similares de  extravíos mediante  el  lenguaje  que  han  sido  igualmente  fatales  para  la  filosofía  (Hahn.  y  otra  es  poseer  un  criterio  efectivo  para  distinguir entre lo que tiene y lo que carece de tal significado.      El segundo error básico de la metafísica consiste en la concepción de  que  el  pensar  puede  llevarnos  a  conocimientos  por  sí  mismo  sin  utilización de algún material de la experiencia. 114 de trad. p. castellana). Es imposible saber algo del mundo a partir de la mera reflexión. Neurath & Carnap 1929. Si bien nunca  dudaron  de  la  importancia  de  la  distinción.      Enfrentándose a posiciones racionalistas.      La  otra  fuente  lógica  que  lleva  a  extravíos  metafísicos  sería  cara  al  empirismo clásico y también a posiciones antimetafísicas como la de Kant.    Pero  una  cuestión  es  tener  en  claro  que  no  todo  enunciado  tiene  significado  cognoscitivo.  la  geometría  y  la  ciencia  empírica.  que no contienen nada que no haya estado ya en aquéllas. No es por  lo  tanto  posible  desarrollar  una  metafísica  a  partir  del  pensar  puro  (Hahn.      Criterio de significatividad cognoscitiva. es el tipo de enunciado metafísico que debe evitarse.  77 . para los empiristas lógicos. El criterio original. 114 de trad. pertenece a la  tradición que hay que rechazar. p.  de  que  el  mero  razonar  sin  acudir  a  la  experiencia.  la  historia  del  criterio  de  significatividad cognoscitiva fue compleja y cambiante.  Neurath & Carnap 1929. Si  bien Kant comparte este espíritu.

 En este caso la relación con los enunciados  observacionales  no  es  lógica  sino  de  traducción.  El  criterio.  Los  enunciados  científicos  que  proponen  nuevos  términos  que  refieren  entidades  no  observables  (como  los  que  hablan  de  genes. Santiago Ginnobili  propuesto  por  Wittgenstein.    No  pasaremos  revista  de  todas  las  soluciones. Las  oraciones  que  puedan  traducirse  a  tal  lenguaje  tendrán  significado  cognoscitivo. se mostró inmediatamente  como  muy  restrictivo.)  y  los  enunciados  universales  (como  las  leyes  científicas)  quedarían  del  lado  de  lo  no  cognoscitivamente  significativo.    La historia puede presentarse resumidamente en cuatro etapas:    1‐ En  esta  primera  etapa  se  intenta  establecer  el  significado  cognoscitivo  de los enunciados aislados a partir de relaciones lógicas con enunciados  acerca  de  lo  observable.  Esto  no  podía  aceptarse  de  ninguna  manera.  3‐ En  esta  etapa  sigue  sosteniéndose  que  lo  que  determina  el  significado  cognoscitivo es la relación de los enunciados con el lenguaje empirista  observacional. En el apartado de este capítulo dedicado a la concepción de  las  teorías  científicas  de  los  empiristas  lógicos  repasaremos  la  imposibilidad  de  definir  los  términos  teóricos  a  partir  de  términos  observacionales  con  más  detalle.  átomos.  sería  demasiado  restrictivo.  A  estos  intentos  pertenece  la  propuesta  de  Wittgenstein  recién  mencionada.  Para  esto  se  puede  acudir  al  artículo  de  Hempel  “Problemas y cambios en el criterio empirista de significado” (1950).  fuerzas.  Las  propuestas  son  o  demasiado  restrictivas  (por  no  conceder  significado  cognoscitivo  a  enunciados  generales.  2‐ Se intenta construir un lenguaje empirista acerca de lo observable.  etc.  sigue  sin  otorgar  significado  cognoscitivo  a  los  enunciados  con  términos  teóricos  (que  hablan  acerca  de  entidades  no  observables)  que  no  podrían  ser  traducidos  a  este  lenguaje. Si bien esto soluciona el problema de otorgar  significado  cognoscitivo  a  los  enunciados  generales.  por  ejemplo)  o  demasiado  permisivas  (por  conceder  significado cognoscitivo a oraciones que claramente no lo tienen).  al  discutir  la  forma  de  las  reglas  de  correspondencia. Las que no.  La  idea  es  que  todo  enunciado significativamente cognoscitivo debería poder expresarse en  términos observacionales.  por  lo  tanto. no.  que  sostenía  que  un  enunciado  era  significativo si era verificable por la experiencia.  pero  ya  no  se  exige  que  la  relación  sea  de  traducción  o  78 .

  en  realidad.  la  cuestión  de  que  ciertos  problemas  en  la  filosofía  no  pueden  ser  resueltos  en  los  mismos  términos  en  los  que  se  plantea  el  problema  sino  que  deben  ser  superados  (tratándose. pp. ha  perdido su carácter prometedor y su fecundidad como explicandum.  El  análisis  y  la  reconstrucción  de  esos  conceptos  parece  ofrecer  el  modo  más  prometedor  de  avanzar  en  la  aclaración  de  las  cuestiones  implícitas  en  la  idea  de  significatividad  cognoscitiva (Hempel 1950.  4‐ La cuarta etapa se puede caracterizar como el reconocimiento de que no  puede  darse  ningún  criterio  para  enunciados  aislados  o  conceptos  aislados.  su poder explicativo y predictivo.  con  su  insinuación  de  una  distinción  radical  entre  oraciones o sistemas de oraciones significativas y no significativas. y su grado de confirmación relativo  al  testimonio  disponible.  Tal  vez. castellana).  de  pseudoproblemas)  no  es  un  invento  de  los  filósofos empiristas.  sino  relaciones  más  débiles  como  las  oraciones  reductivas  (cuya  forma  también  se  expondrá  más  adelante). sino que es una enseñanza que surge directamente del  estudio de la historia de la filosofía. Independientemente de la puja política  79 .  Un  estudio  más  detenido  de  este  punto sugiere fuertemente  que […] la idea de la  significatividad  cognoscitiva. Santiago Ginnobili  definición.  Pero  los  problemas  siguen.  Pues  algunos  conceptos  de  teorías  claramente  legítimas  no  se  relacionan de manera directa con la experiencia. Ya no  se  encuentran  reflexiones  sistemáticas  al  respecto.      Actualmente la búsqueda de tal criterio ha caído en el olvido. sino de sistemas de  oraciones  (que  corresponden  aproximadamente  a  las  teorías  científicas)  más  o  menos  comprensivos.  La  conclusión  de  Hempel  en  el  artículo  en  cuestión es programática pero fuertemente debilitada al respecto de las  propuestas anteriores:      […]  la  significatividad  cognoscitiva  no  puede  ser  bien  interpretada  como una característica de oraciones individuales.  por  considerárselo  característico  de  la  intolerancia  filosófica  de  los  empiristas  de  comienzos  del  siglo  XX. 134‐135 de trad. tales como la simplicidad formal de un sistema.  Sin  embargo.  y  de  que  la  cuestión  de  la  significatividad  debe  considerarse  de  un  modo  más  gradual. y  que  lo  mejor  sería  sustituirla  por  ciertos  conceptos  que  admitan  diferencias de grado.

      Funciones del criterio de significatividad cognoscitiva. entre  el  conocimiento  y  la  experiencia. sino que  cumplió un  doble rol dentro del  programa  mismo  del  empirismo  lógico. la discusión entre Carnap y Neurath  acerca  del  estatus  del  lenguaje  protocolar.  la  distinción  entre  lo  que  es  conocimiento  y  lo  que  no  lo  es.  en  su  meta  de  la  ciencia  unificada  libre  de  metafísica. las relaciones de los conceptos teóricos con la base empírica y la  consiguiente  comprensión  de  la  naturaleza  de  las  teorías  científicas  sigue  vigente  hoy.  Así.  La  posición  del  círculo  de  Viena  es  menos extraña de lo que parece y es más aceptada de lo que comúnmente  se  explicita. y la consiguiente relación. Finalmente.    Es  interesante  remarcar  que  este  criterio. que se abandonaran temáticas o propuestas por metafísicas. Un ejemplo podría ser “ahora  mismo  veo  una  mesa  blanca”.  Por  el  otro.  tenía  el  rol  central  de  liberar  a  las  ciencias  particulares  de  conceptos  que  fuesen  innecesarios  para    sus  capacidades  predictivas  y  explicativas.  El camino  marcado  por Hempel  para la búsqueda del criterio  es  interesante.  la  reflexión  al  respecto  debiera  ser  un  área  central  de  la  filosofía.  en  el  marco  de  las  reuniones  del  Círculo  de  Viena.  Por  otro  lado.  no  tiene  la  única  función  de  denunciar  que  ciertas  áreas  de  la  filosofía  no  brindan  conocimiento alguno.  no  es  peculiar  del  empirismo  lógico  sino  que surgió con y es constitutiva del origen de la filosofía.  y  sólo  es  posible  gracias  a  las  primeras  propuestas  del  empirismo lógico.  La  idea  de  que  el  pensar  puro  puede  llevar  a  conocimientos  no  analíticos  no  es  fácilmente  defendible. Santiago Ginnobili  en  la  que  se  encontraran  los  filósofos  que  discutieron  estas  cuestiones  dentro  del  empirismo  lógico.  siguiendo  los  preceptos  machianos. la restricción del conocimiento al ámbito  de la ciencia formal y fáctica.  y  efectivamente.  puede  considerarse  que  la  reconstrucción  de teorías.  El  lenguaje  protocolar  es  aquel  con el que se describe la propia percepción.  Si  bien  el  lenguaje  fisicalista  que  en  un  80 .  Por  un  lado.  sin  embargo.  cumplió un rol heurístico central en las discusiones y las formas en las que  las  encaraban. por lo tanto. Pues justamente  la  pretensión  de  conocimiento  es  lo  que  caracteriza  el  ámbito  de  los  problemas filosóficos.  parece  una  posición  absolutamente  plausible. se puede poner de ejemplo.  Era  habitual.

  según Neurath. inglesa). La búsqueda de la estructura de un  lenguaje  protocolar  que  describa  la  experiencia  privada  e  intransferible  “podría inducir a los jóvenes a la búsqueda de un lenguaje protocolar.  intrínsecamente  metafísica. Más adelante Carnap  revisó  esta  posición  en  base  a  las  críticas  que  Popper    y  Neurath.  207). En una conocida parábola Neurath dice:      No  hay  forma  de  tomar  oraciones  protocolares  concluyentemente  establecidas como punto de partida de las ciencias.  Pero  aquí  interesa  enfocarnos en la crítica de Neurath (1932). además de  servir para atacar enfoques filosóficos con las que no acordaban y de servir  81 . la misma enfatización del yo que  en la filosofía idealista y  moderna. Según Neurath la idea de que las  proposiciones  protocolares  no  requieren  verificación. pp.  se  puede  relacionar  con la creencia en vivencias inmediatas frecuente en la filosofía tradicional.  según  Neurath.  en  consecuencia. No hay una tabula  rasa.  Ambos  subrayaron  la  revisabilidad  de  estas  cláusulas. según esta filosofía.  Estos  elementos  se  encontrarían  por  encima  de  todo  escrutinio  crítico. p.  Existirían. y  que  éstas.      La  búsqueda  de  tal  fundamento  último  es.  p. del estilo de “esta mesa es blanca”. es como la antimetafísica.  Popper  y  Neurath  terminaron  convenciendo  a  Carnap  de  renunciar a partir de esta base fenomenológica basada en las percepciones  privadas. en  un  comienzo  Carnap  consideraba  que  estos  últimos  enunciados  eran  aceptados por cada una de las personas en base a cláusulas protocolares. 42‐52 de trad. Neurath es claro al respecto.  Y  por  lo  tanto  tal  búsqueda  debía  ser  abandonada.  no  revisables (Carnap 1932a.  Sólo  los  elementos  metafísicos pueden eliminarse sin dejar huellas (Neurath 1932. 206). La cuestión a resaltar aquí. Santiago Ginnobili  comienzo  servía  de  lenguaje  universal  estaba  formado  por  enunciados  acerca de objetos y sus propiedades. Somos como navegantes que tienen que transformar su nave en  pleno  mar. ello  puede  conducir  fácilmente  a  desviaciones  metafísicas”  (Neurath  1932.  sin  jamás  poder  desmantelarla  en  un  dique  de  carena  y  reconstruirla  con  los  mejores  materiales.  eran  autoevidentes  sin  necesidad  de  justificación  y. elementos últimos  a partir de los cuales se  construye  la  imagen  del  mundo.  Se  encontraría  en  esta  idea  de  Carnap.  por  describir  la  experiencia  privada  observable.

          82 .  Esto  nos  lleva  a  otra  cuestión  más  general  que  estriba  en qué consiste el método del análisis lógico o de la elucidación y cuál es su  naturaleza.  en  sus  propios  términos.  de  significado  cognoscitivo.  Esto  podría  conservar  el  papel  al  interior  del programa. que parece más adecuada. ni  tampoco  analítica  ni  contradictoria.          Estatus del criterio de significatividad cognoscitiva:    El criterio empirista del significado no es una hipótesis empírica.  Una  primer  posibilidad  de  respuesta  consistiría  en  interpretarlo  como  una  definición  de  lo  que  los  empiristas  entienden  por  una  oración  cognoscitivamente  significativa. cumplía  un  rol  heurístico  central  dentro  de  las  disputas  al  interior  del  Círculo  mismo. es considerarlo  una elucidación o un análisis de la idea de que una oración constituya una  aserción  inteligible.  por  lo  tanto.  Muchos  han  señalado  que  esto  implica una auto‐refutación del empirismo lógico semejante a aquella en la  que incurre el relativista que al afirmar que no es posible el conocimiento.  Tampoco  se  entendería. pero no puede pretenderse.  fundamentar  el  ataque  a  filosofías  alternativas. por  qué  aceptarlo.  Por  lo  que  carecería. Veremos esta cuestión en el próximo apartado.  Otra segunda posibilidad.  quita posibilidad de que el enunciado “no es posible el conocimiento” sea  verdadero.  de  tener  este  carácter  convencional.  y  por qué.  por  qué  habría  sufrido  tantos cambios a lo largo de la historia del empirismo lógico. Si el criterio de significatividad cognoscitiva no tiene significado  cognoscitivo.  aceptar todas  sus  consecuencias. Santiago Ginnobili  como guía para la presentación de una ciencia libre de metafísica. en esta aceptación convencional  del  criterio.

  Supongamos  que  quiero  elucidar  el  concepto  de  mesa.  por  ejemplo. es  decir.  La  tarea  que  se  busca  con  una  elucidación  es  reemplazar  un  concepto  ambiguo. es decir.  Se  suele  llamar  “explicandum”  al  concepto  dado  (o  al  término  usado  para  designarlo)  y  “explicatum”  al  concepto  (o  al  término  propuesto para designarlo) que se elige para ocupar su lugar.  La  idea es distinguir las explicaciones que dan los científicos.  Por  supuesto.  Y  esto  es  así  porque  en  el  caso  de  la  definición  se  busca  la  sinonimia.  por  uno  distinto.  pp.  “tabla  de  cuatro  patas que sirve para apoyar cosas”.  el  explicandum.    Según  los  filósofos  del  Círculo  de  Viena.  puesto  que  buscamos el reemplazo de un concepto poco exacto por uno más exacto. como ya  sospecharán.  por  un  explicatum  más  exacto.  En  inglés  se  propone  este  término  de  raíz  latina  para  oponerlo  a  “explanation”.  entonces.  En  este  caso  esta  no  es  la  meta.  Un  ejemplo  de  esto  es  el  intento  de  parte de los científicos de definir el concepto de especie dentro de la biología.   83 .  sabemos  usar  ese  concepto  (del  mismo  modo  en  que  los  científicos  saben  usar  los  conceptos  que  utilizan).  La  idea  es  explicitar  las  reglas  implícitas  que  se  utilizan  al  aplicarlo.  3‐15). entre el término a definir y la  expresión  que  lo  define.  es  muy  poco  adecuado.  Discutiremos  ahora  la  naturaleza  de  las elucidaciones para después pasar a los criterios de adecuación.  Esto  es  interesante  porque  los  científicos  en  sus  discusiones  habituales  acerca  de  los  conceptos  que  utilizan.  la  tarea  primordial  de  la  filosofía  es  el  análisis  del  lenguaje  de  la  ciencia.  vago  o  poco  claro.  por  uno  que  no  lo  sea. Por supuesto este explicatum.  Lo  primero  que  hay  que  tener  en  cuenta  para  comprender  en  qué  consiste una elucidación. de los análisis que hacen  los filósofos.  Carnap  propone llamar a la tarea por la cual se clarifica un concepto de la ciencia:  “elucidación”4  (Carnap  1950.  volviéndolo  menos  vago  o  más  exacto. Si bien lo que  tienen  en  mente  es  la  elucidación  de  conceptos  del  lenguaje  científico.  es  posible  proponer  elucidaciones  de  conceptos  del  lenguaje  natural.  en  muchos  casos  están  tratando  de  realizar  una  elucidación  pero  describen  esa  tarea  como  la  búsqueda  de  una  definición.  Una  propuesta  de  elucidación  es  reemplazar  el  concepto  de  mesa. Santiago Ginnobili  Método – elucidaciones conceptuales. igualdad de significado. es que no se trata de una definición del concepto a  elucidar.  4    “Elucidación”  es  la  traducción  propuesta  habitualmente  para  “explication”.

 Esto todavía no constituye la elucidación.  “¿por  qué  los  cuerpos  caen  con  una  aceleración  de  9.  por ejemplo. no existe una elucidación  correcta o errónea en términos absolutos. Santiago Ginnobili  Como  los  criterios  de  adecuación  de  una  definición  y  de  una  elucidación  son distintos. Elucidar no es lo mismo que explicar. si bien se parte  de  que  el  concepto  a  elucidar. esto trae innumerables malentendidos.  Carnap  ofrece  tres  criterios  que  debe  cumplir  una  buena  elucidación  y  cuya  satisfacción  en  mayor  o  menor  grado  pueden  permitirnos evaluar la adecuación comparada de distintas elucidaciones. sino la correcta formulación del problema. Para que sea posible  realizar la elucidación el explicandum debe estar puesto en los términos más  claros  posibles.  esto  no  quiere  decir  que  no  haya  que  hacer  el  esfuerzo  de  ponerlo  del  modo  más  claro  posible.  lo  primero  a señalar es  que  por  la  esencia  de la  tarea misma  en  la que  no  se  exige una solución exacta a un problema exacto.  explicaciones informales.  a  través  de  la  utilización  de  ejemplos  de  uso  y  aplicación.  La  intención no es explicar por qué ocurre un fenómeno. Similitud:  No  puede  exigirse  a  una  elucidación  una  coincidencia  completa entre explicatum y explicandum.  que lo que  se pretende elucidar  es el  uso  de  cierto  concepto  en  cierta  teoría  o  en  cierto  contexto.  Una cuestión importante de señalar.e. consiste en que.8  m/s2?”–.  Reitero. sino la confección de  un lenguaje más claro y preciso.  Según  Carnap  este  es  un  requisito  que  se  viola  con  frecuencia  por  los  filósofos  cuando formulan preguntas como ‘¿qué es la justicia?’.  Cap  6  de  la  presente  compilación).  En  cuanto  a  los  criterios  de  adecuación  de  las  elucidaciones. por  supuesto.  Otra  diferencia  importante  es  que  la  tarea  realizada  al  elucidar  conceptos es diferente de la tarea realizada por los científicos en su práctica  habitual. Puesto que el primero debe ser  84 . Los problemas a explicar por  los  científicos  están  enunciados  de  manera  exacta  –p.  y  poniendo  la  máxima  información  al  respecto  del  modo  en  que  es  utilizado. sino que habrá elucidaciones más  satisfactorias  que  otras.      Criterios de adecuación:    1.  es  inexacto.  La  explicación  consiste  habitualmente  en  la  subsunción  bajo  leyes  generales  (Cf.  el  explicandum.  si  lo  estuviera  no  sería  necesaria  la  elucidación.  el  concepto  a  elucidar  no  está  dado  en  términos  exactos. etc. señalando.

  es  conservar  la  mayoría  de  los  usos  del  explicandum.  que son más importantes que éste. pero no acordarán al respecto de si es lícito llamar  pescado  a  peces  muertos  en  el  mar  o  a  peces  capturados  vivos  en  peceras.  debemos  conservar  sus  usos  no  dudosos.  al  menos.  tiene  que  haber  alguna  relación  de  similitud. Fertilidad:  La  elucidación  debe  ser  interesante  y  fructífera. Las reglas de su uso deben encontrarse explicitadas (una de las  formas  en  las  que  se  puede  lograr  esto  es  mediante  definiciones. A igualdad de los otros requisitos.  El  explicatum.  malentendidos  o  desacuerdos  acerca  de  la  ciencia  pueda  solucionar  la  elucidación. Santiago Ginnobili  más  exacto  que  el  segundo.  por  utilizar  una  lógica  más  básica.  pero  puede ser que en algunos casos esto no sea posible).  85 .  justamente.  tal  vez.  O  tal  vez.  Este  requerimiento. La idea.  pero  debe  retener  los  usos  no  dudosos  del  concepto. Simplicidad: sin poner en jaque a ninguno de los requisitos anteriores.  puesto  que  cierto  explicatum  puede  ser  más  simple  por  utilizar  menos  conceptos.  debe  decidir  esos  casos  confusos  para  ser  más  exacto. es preferible la que formule  el  explicatum  de  modo  más  simple.  2.  conservar  los  usos  no  dudosos  del  explicandum.  Así.  esto  no  pone  en  duda  el  hecho  de  que  sea  preferible  buscar  la  mayor  simplicidad  posible en todos los aspectos.  podría  ser  medido  también  por  la  cantidad  de  problemas  o  pseudo  problemas.  3.  alguna  de  sus  aplicaciones.  por  ejemplo.  Carnap  señala que esto se mide a través de la cantidad de leyes universales en  las que el concepto aparece (empíricas de ser un concepto no lógico. o  teoremas.  Por  supuesto  la  medida  de  la  simplicidad  es  siempre  una  cuestión  compleja.  por  supuesto. puesto que la idea no es reemplazar un concepto inexacto por  uno exacto que no tenga nada que ver con el primero.  4.  diferirán  en.  y  si  bien  tales  distintas  formas  de  la  simplicidad  pueden  entrar  en  conflicto.  Los  peces  que  se  encuentran en venta en la pescadería deben seguir siendo pescados.  si  queremos  elucidar  el  concepto  de  pescado  en  sus  usos  en  el  lenguaje  natural. El  concepto  parece  requerir  una  elucidación  puesto  que  si  se  consulta  a  diferentes personas acerca de su utilización.  por  ejemplo.  o. acordarán todas al respecto  de este último punto.  Pero. Exactitud:  El  explicatum  debe  encontrarse  caracterizado  de  manera  exacta. la elucidación debe ser lo más simple  posible. entonces.  de  ser  uno  lógico).

  Así. Dejando de lado la posible exageración  de que.    La  elucidación  en  este  caso  sería  demasiado  permisiva.  En  este  caso  se  suele  hablar  de  “reconstrucción”  más  que  de  “elucidación”.  como  el  de  mesas  con  sólo  una  pata  central. esto es  lo  único  que  se  podría  hacer  en  filosofía. para ellos.  Una  buena  reconstrucción  de  una teoría científica debe cumplir criterios semejantes. casos de mesas que no son dudosos en los  usos  cotidianos.  La  elucidación  es  demasiado  restrictiva. es una  de  las  tareas  que  más  pueden  servir  a  la  práctica  científica  misma.  e  independientemente  de  que  la  caracterización de Carnap de las elucidaciones sea adecuada.  Los  empiristas  lógicos  caracterizaban  sus  tareas  como  elucidaciones. en tanto filosofo de la ciencia. Santiago Ginnobili    En  general. La reconstrucción de  teorías  científicas  fue  la  tarea  que  los  empiristas  lógicos  se  pusieron  como  meta.  también  es  posible  criticar  la  elucidación  por  poco  exacta.        86 .  dejan  de  ser  mesas.  Pierde  casos  que  queremos  retener.  Por  otro  lado.  la  aclaración  de  los  conceptos  de  los  desacuerdos  entre  científicos  suele ser fructífera. es interesante  destacar  que  las  elucidaciones  conceptuales  siguen  tomando  una  parte  central en la filosofía en general y que.  objetos  que  de  ninguna  manera  consideraríamos  como  mesas.  El tratamiento de Carnap de la elucidación se ajusta en todos los casos a  la elucidación de conceptos.  caerían  bajo  el  explicatum. Por un lado. Supongamos que propongo  para elucidar el concepto de mesa.  los  requisitos  que  influyen  en  las  discusiones  entre  diferentes elucidaciones son los primeros dos.  Ambas  críticas  atacan  la  similitud. Veremos ahora su concepción de las teorías científicas.  Por  otro.  Evidentemente  el  criterio  de  similitud  no  está  siendo  cumplido  por  dos  razones diferentes.  evitaban  caer  en  el  misticismo  de  la  solución  de  Wittgenstein  a  la  naturaleza  de sus  reflexiones  en  el Tractatus o de la  filosofía trascendental  kantiana.  como  una  bañera  antigua  con  patas.  en  donde. Pero es posible dar un tratamiento similar a la  clarificación  de  teorías  científicas.  Dado  el  significado  poco  exacto  de  “pata”  no  queda  claro  si  los  perros  caen  o  no  bajo el explicatum.  o  mesas  colgadas  de  la  pared. la expresión  “objeto con  cuatro patas”.

e. ‘todos los perros son cuadrúpedos’. Santiago Ginnobili  Concepción de teoría.  Esta  distinción  permite  distinguir  entre  enunciados  observacionales.  llamados  habitualmente  “enunciados  teóricos  mixtos”  –p.  87 .  existe  una  diferencia  fundamental  entre  las  teorías  formales  y  las  fácticas.  “valencia”.  Entre  estos  últimos  es  necesario  distinguir  aquellos  cuyos  términos  no  lógico‐ matemáticos  son  todos  teóricos.  Pues  las  teorías  fácticas  no  son  sistemas  meramente  formales.  “rojo”.  Los  términos  observacionales  serían  aquellos  que  nombran  entidades  directamente  observables  –p.  “perro”.  sino  que  pretenden  hablar  de  ciertas  porciones  del  mundo.  aquellos  que  tienen  al  menos  algún  términos  teórico.  ‘los  genes  se  distribuyen  equiprobablemente  a  la  descendencia’ o ‘la molécula de hidrógeno está formada por dos átomos’– y  aquellos  que  tienen  los  dos  tipos  de  términos.  con  sistemas  axiomáticos  formales.  Los  enunciados  teóricos  mixtos  son  los  que  permiten  dar  significado  empírico  al  cálculo  axiomatizado. justamente.e.–.  etc.  Los  términos  teóricos  serían  aquellos  que  nombran  entidades  no  observables  directamente  –“átomo”.  aquellos  que  tienen  sólo  términos observacionales además de los términos lógicos  y matemáticos  – p.  Pues.  etc.  Un  enunciado  teórico  puro  como  ‘la  rabia  es  un  virus’  adquiere  significado  empírico  y  permite.  llamados  habitualmente  “enunciados  teóricos  puros”  –p.  Por  eso  se  los  ha  llamado  “reglas  de  correspondencia”.  por  lo  tanto. Sin embargo.e.  ‘los  genes  se  expresan  en  rasgos’.  las  teorías  matemáticas  podrían  identificarse  únicamente.  “más  alto  que”.  Una  cuestión que ha sido fuertemente discutida al respecto es.  ‘el  inconsciente  se  manifiesta  en  el  acto  fallido’–.  realizar  predicciones  empíricas  gracias  a  reglas de correspondencia como ‘los perros con  rabia tienen espuma  en la  boca’.  pero  esto  es  imposible  de  afirmar  con  sentido    respecto  de  las  teorías  fácticas.  Central  para  la  solución  de  este  problema  dentro  del  empirismo  lógico  es  la  distinción  entre  términos  observacionales  y  términos  teóricos. y enunciados  teóricos. o ‘la aguja marca 20’.    Un componente central de las teorías científicas según los empiristas  lógicos es un cálculo axiomatizado.–. en el sentido visto antes. cómo  las teorías fácticas adquieren semántica empírica.  “gen”.e.  en  una  primera  instancia  (porque  esto  es  discutible).

 “hipótesis derivadas”.  Esta  red  representa  al  cálculo  axiomatizado. Santiago Ginnobili  Así. representadas por líneas punteadas. Se suele llamar a los axiomas.  “leyes  fundamentales”. dentro de esta  concepción.  Las  relaciones  son  establecidas  a  través  de  los  enunciados  teóricos.  y  a  todos  los  enunciados  que  se  deduzcan de ellas.  una  teoría  científica  está  compuesta  por  un  cálculo  axiomatizado  formado  por  conceptos  teóricos  (que  se  identifican  en  esta  concepción  con  los  no  observacionales)  y  éstos  son  interpretados  parcialmente a través de reglas de correspondencia que tienen los dos tipos  de  términos.  Los  cuadrados  representan  términos  observacionales.  Finalmente  el  cálculo  axiomatizado  interpreta  parcialmente.    88 .  a  través del contacto de alguno de sus términos teóricos con la base empírica a  través de reglas de correspondencia.  Las  líneas  no  punteadas  que  unen  los  términos  teóricos  establecen  una  red  de  relaciones  entre  los  términos  teóricos.  los  círculos  términos  teóricos.    Esta  concepción  de  teoría  pasará  a  ser  dominante  hasta  los  ‘60  en  los  países  anglosajones  y  es  conocida  como  “la  concepción  estándar  (o  heredada) de teoría científica”.      Cálculo Cálculo axiomatizado i i d Reglas de correspondencia Base empírica     Representación  de  componentes  de  una  teoría  científica.  observacionales  y  teóricos.  que  conectan  a  algunos  de  ellos  con la experiencia.

Santiago Ginnobili  No  es  fácil  presentar  ejemplos  de  reconstrucciones  de  teorías  reales  a  partir  de  este  marco.  Contaré  una  versión  sumamente  resumida  de  algunas  de  estas  ideas  que  89 .    Reglas de correspondencia:    .  .  pues.  los  intentos  de  reconstruir  teorías  llevaron al abandono de la concepción estándar.Toda  célula  proviene  de  otra  célula  por  la  fusión  de  otras  dos  células o por la división de una célula en dos.  Esta  historia  es  sumamente  compleja.Los tejidos de los organismos vivos están compuestos de células.  justamente.      Es  posible  contar  la  historia  de  la  concepción  estándar  de  teoría  científica a partir de la historia de los intentos fallidos de reconstrucción de  las  reglas  de  correspondencia.Todo aumento de volumen de los tejidos de los organismos vivos se  debe a la duplicación de las células que lo componen.    Teoría celular (muy) simplificada reconstruida informalmente:    Vocabulario extralógico teórico:  Célula  x procede de y y de z por unión celular  x e y proceden de z por división celular  x en el tiempo y está compuesto por z células    Vocabulario extralógico observacional:    Tejidos de organismos vivos  Instantes temporales  x está compuesto por y  El volumen de x es y  x es un organismo vivo    Axioma teórico:    .

 estaría dada por el establecimiento de la operación por la que  la  temperatura  se  mide.  Se  utilizarían  para  simplificar cálculos.  Según  los  empiristas  clásicos todos los conceptos acerca del mundo surgían de  y se justificaban  a través de la experiencia. Santiago Ginnobili  desembocaron en la concepción de teoría que acabo de brindar.  si  las  reglas  de  correspondencia  fuesen  definiciones  explícitas)  entonces  serían  prescindibles. En consecuencia.  Una  definición  de  la  temperatura  que  tiene  un  objeto  sería  la  siguiente:    x tiene la temperatura y.  si  los  términos  teóricos  fuesen  definibles  a  partir  de  términos  observacionales  (es  decir.  podría  ser  lo  que  marca  un  termómetro  de  mercurio  al  tocar  el  objeto  del  que  quiero  predicar  la  temperatura.    La forma de las reglas de correspondencia    Es necesario recordar que los filósofos del Círculo de Viena estaban  fuertemente  influidos  por  el  empirismo  clásico.  entonces  el  término  teórico  “temperatura”  sería  definible  a  partir  de  los  términos  observacionales  “termómetro” y “mercurio”. Así.  por ejemplo. puesto que  son indicativas de la naturaleza de los términos teóricos.  en  este  caso. una definición operacional de “temperatura”.      Si  esta  fuese  una  buena  definición.  Recuerden  que  una  definición  explícita  es  eliminable.  Si bien la cuestión de la historia de las reglas de correspondencia es  compleja. al tocar x con un termómetro  de mercurio el termómetro marca y. Así.  Por  “definición  operacional”  entenderemos  una  definición  a  partir  de  las  operaciones  con  las  que  un  término teórico se aplica. el empirista  quedaría tranquilo de no estar introduciendo nada que no sea reducible a la  experiencia. pero podrían evitarse sin problemas. su primera intención consistió  en  entender  a  las  reglas  de  correspondencia  como  definiciones  explícitas  operacionales  de  los  términos  teóricos.  90 .  Es  decir.  un manejo de  lógica básico  alcanza  para  establecer  por  qué  una  definición  de  los  términos  teóricos  a  través  de  los  observacionales  es  normalmente imposible.  si y sólo si.

  se  encuentra  en  lugar  de  “tocar  con  un  termómetro  x”  y  Ny.  al  menos.  Carnap  debilitó  por  lo  tanto  el  enunciado  anterior  del  siguiente  modo    91 .  sin  embargo.  Cuando  un  condicional  tiene  antecedente  falso. lo cual es ridículo.  si  se  toma  en  cuenta  que  lo  que  se  afirma  cuando  se  dice  “si  se    le  corta  la  cabeza  a  una  gallina  entonces  se  muere”  es  que  no  puede  ocurrir  que  le  corten  la  cabeza  y  la  gallina  no  se  muera. Pues. a los objetos que no he tocado con un termómetro  puedo  atribuirles  cualquier  temperatura.  un  condicional (un enunciado de la forma “si… entonces…”).  en  lugar  de  “el  termómetro marca y”. enunciados como “si la luna es de  queso  entonces  Argentina  queda  en  América”  o  “si  la  luna  es  de  queso  entonces  el  sol  es  de  manteca”  son  verdaderos  porque  su  antecedente  es  falso  (la  luna.    En  una  primera  instancia  parece  funcionar.  el  condicional  es  verdadero  para  cualquier  y.  si  Mx  es  falso. La razón  por  la  que  esto  es  así  se  puede  vislumbrar.  no  es  de  queso).  que sólo es falso  cuando  su  antecedente  (lo  que  está  inmediatamente  después  del  “si”)  es  verdadero  y  su  consecuente  (lo  que  está  después  del  “entonces”)  es  falso. es verdadero. y esto último sólo es falso cuando una gallina con la cabeza cortada  sigue  viva.  como  el  sol.  lamentablemente.  podrían tener cualquier temperatura.  Esto tiene una consecuencia extraña con respecto a la definición de  temperatura dada.  tenga  el  consecuente  el  valor que tenga.  Es  decir.  Si  esta  es  la  definición  de  temperatura.    Es  decir.  Puede  sonar  contraintuitivo pero esto es sólo porque no estamos habituados a pensar en  el  valor de  verdad de  enunciados como estos. es verdadero.  los  objetos  que  no  tocamos  con  un  termómetro. en todos los otros casos.  Mx. Santiago Ginnobili        La forma de la proposición sería la siguiente:    Txy ↔ (Mx → Ny)    En  donde  Txy  se  encuentra  en  lugar  de  x  tiene  la  temperatura  y.  el  condicional  sólo  es  falso  cuando  el  antecedente  es  verdadero y el consecuente falso. Es decir.

  cuando  se  propone un nuevo concepto.  como  sostiene  Carnap. los términos teóricos no son eliminables.  Pero  si las reglas  de correspondencia no son definiciones. estamos dando.  Por  un  lado.  pues  este  tipo  de  definiciones  brindan  condiciones  necesarias  y  suficientes  (expresadas  por  un bicondicional que establece que.  Establece  el  significado  del  concepto  sólo  bajo ciertas condiciones.  es  una  definición  parcial  o  una  reducción  parcial.  Es decir.  existen  otras  operaciones  que  nos permiten calcular.  Tienen  una  textura  abierta.  pues  en  muchas  discusiones  de  filosofía  de  la  ciencia  especial. no son sustituibles  por términos observacionales. Por otra parte.  por ejemplo. x tiene la temperatura  y si y sólo si el termómetro marca y.  entonces  nos  vemos  conducidos  a  aceptar  dos  consecuencias  interesantes.  nunca sabemos del todo dónde se aplican.  Puede  haber  otros.  y  de  hecho. pero tal vez haya otras formas de aplicarlo).  Esto parece  llevarse  bien con la  práctica científica. es decir.  pero  éste  es  sólo  uno  de  los  modos  posibles.  a  través  de  un  termómetro. Pero  este  nuevo  enunciado  no  es  una  definición  explícita. no). si se cumple el criterio brindado en la  definición el concepto se aplica.  el  problema  es  planteado  en  términos  de  encontrar  la  definición  de  cierto  término:  la  definición  de  “especie”.  Parte  de lo que hacen los  científicos es encontrar  nuevas  formas de determinar el concepto. en este enunciado. Pues. si no. Esto no  es  una  definición  explicita.    La forma sería la siguiente:    Mx → (Txy ↔ Ny)    Este  enunciado  soluciona  el  problema  anterior  predicando  la  temperatura sólo de objetos que hayamos tocado con un termómetro. la temperatura del sol.  el  concepto se aplica. un modo de determinar  la  temperatura. nunca se sabe bien cuál va a ser la extensión  de  su  aplicación. Santiago Ginnobili  Si tocamos a x con un termómetro. el significado de los conceptos  teóricos  no  está  completamente  determinado.  Es  muy  importante  establecer  con  claridad  este  punto. Las reglas sólo los determinarían  parcialmente.  la  definición  de  “inconsciente”.  la  definición  de  92 . Aquí sólo se brindan condiciones  suficientes  (expresadas  por  un  condicional:  si  se  cumple  el  criterio.  sino. entonces.

  Pues.  que  surgieron  del  mismo  seno  del  empirismo  lógico.  son  aceptadas  como  resultados  generales  acerca  de  los conceptos científicos con independencia de este marco particular.    A  lo  largo  de  este  libro  veremos  distintas  críticas  que  han  recibido  las  ideas  del  empirismo  lógico. la discusión está  perdida. Santiago Ginnobili  “clase  social”.  notaron  que  existían  reglas  de  correspondencia  con  formas  diversas.  llegaron  a  la  conclusión de que no existían reglas de correspondencia para cada uno de  los términos teóricos. Si lo que se busca es una definición.  en  sus  intentos  de  aplicar  su  concepción  de  teoría. se puede sostener que la versión final  es tal como la presenté en el punto anterior. pues probablemente sea imposible.      Problemas internos de la concepción de teoría científica.  y  finalmente.  adoptando  entonces  la  caracterización  que  di  más  arriba  de  regla  de  correspondencia  como  un  enunciado  con  términos  observacionales  y  teóricos. De este modo.  por  los  cuales  es  necesario  abandonar  esta  concepción  de  teoría.  es  decir. a la concepción de teoría que sostenían.  se  puede  pensar  que  casi  todas  las  posiciones  al  respecto  de  cuestiones  actuales  en  filosofía  de  la  ciencia  se  constituyen en cierta medida como una reacción o apoyo a las tesis de estos  primeros  filósofos  de  la  ciencia.  Resulta  que  normalmente  existen  fuertes  razones  para  pensar que los conceptos teóricos primitivos de las teorías científicas no son  definibles  en  ningún  sentido.  Más  adelante.  Si bien estas conclusiones son extraídas a partir de la caracterización  de las reglas de correspondencia y de las teorías científicas brindada por la  concepción  estándar.  sin  ninguna  aclaración  de  su  forma.  Citaré  dos  problemas  señalados  por  Hempel  y  analizaré sus consecuencias:    93 .  señalar  críticas  internas.  etc. En este artículo señala varios problemas que a esa altura le  parecen  insuperables.  sin  embargo.  Como  máximo  estas  teorías  brindan  ciertas  formas de aplicarlos. En 1970 Hempel escribe un  famoso  e  influyente  artículo  señalando  todos  los  problemas  de  la  concepción  heredada  que  él  mismo  había  defendido  anteriormente  (Hempel 1970).  Me  interesa  aquí.

Santiago Ginnobili  Teoricidad    Como  se  verá  en  otros  capítulos  de  este  mismo  libro. puesto que la observación está cargada de teoría.  La  respuesta  clásica  a  la  cuestión.  Repasemos  la  situación.  por  ejemplo.  A  partir  de  aquí  se  abría  el  problema  de  caracterizar la teoricidad independientemente de la observabilidad .  propone  una  distinción  para  reemplazar  la  distinción clásica entre conceptos teóricos y observacionales.  En  el  artículo  ya  mencionado.  Hempel  se  hace  cargo  de  este  problema  proponiendo  una  modificación  esencial  al  enfoque  clásico. Pero si nos percatamos de  que  también  puede  ser  un  rasgo.  o  gen  para  la  superficie  de  la  semilla  rugosa)  son  teóricos. propone enfocarse en la distinción teórico /  no teórico de  un  94 .  inobservables.  En  los  ejemplos  que  acabamos de dar la distinción parece funcionar.  esta  distinción  es  imposible  en  estos  términos.  y  la  distinción  observacional  /  no  observacional  por  el  otro.  Las  críticas  consistían  en  señalar  que  las  distinciones  no  eran  ni  intencional  ni  extensionalmente  coincidentes  (Putnam  1962).  por  un  lado. Así.  En  el  enfoque  clásico  la  distinción  entre  términos  observacionales  y  teóricos  se  hacía  en  base  a  la  observabilidad  directa o no de las entidades a las que refieren.  Al  comienzo  del  artículo.  La  intuición  detrás  de  estas  críticas  es  que  detrás  de  la  distinción  teórico  observacional  existen  dos  distinciones  diferentes  mezcladas. dentro de la  genética clásica.  Debe  existir  otro  modo  de  elucidar esta distinción entre estos conceptos.  semilla  rugosa)  son  observables  mientras  que  los  genes  (gen  para  el  color  de  pelaje  blanco. Según los defensores de la  carga  teórica  de  la  observación.  Aceptando  que  en  realidad  la  distinción  clásica  confundía  dos  distinciones.  consiste  en  señalar  que  los  rasgos  (pelaje  blanco.  el  tipo  sanguíneo  (que  se  referiere a ciertas propiedades de los glóbulos rojos que son inobservables  directamente)  comienzan  a  surgir  problemas.  Intuitivamente  es  posible  separar  en  dos  grupos a los conceptos no lógicos de una teoría científica.  es  decir.  Hubo un grupo de autores cuyas críticas apuntaron a otro problema  de  la  distinción.  y  que  la  distinción  observacional  /  no  observacional  es  cuestionable.  una  de  las  cuestiones  que  más  discusión  provocó  respecto  a  los  supuestos  de  la  concepción  heredada  es  la  pretendida  división  entre  términos  observacionales  y  teóricos. claramente existe una diferencia entre el concepto de gen y  el  de  rasgo.  La  distinción  teórico  /  no  teórico.

  pero  podría  ser  preteórico para teorías más nuevas. Lo que señala  correctamente Hempel es que. El problema de la autojustificación se encuentra parcialmente  solucionado. si bien es cierto que está cargada de teoría.  es  necesario  tener  alguna  concepción  de  sinonimia  entre  conceptos.  nociones  95 .  entonces. la diferencia entre los conceptos no lógicos  de una teoría consiste en que ciertos conceptos son propuestos por la teoría  mientras que otros conceptos se encontraban disponibles con anterioridad  y. Santiago Ginnobili  modo más interesante.  existe el riesgo de que la teoría en cuestión se autojustifique. y el concepto de rasgo  existía  con  anterioridad  a  la  genética  clásica. La base empírica en cuestión no necesariamente  es  observacional. en la genética clásica se propuso el nuevo concepto de gen para  explicar lo que ocurría con la herencia de los rasgos.  es  independiente  de  la  teoría  en cuestión. Así. por decirlo de algún modo.  Por  ejemplo.  Sin embargo.  eran  comprensibles  independientemente  de  la  teoría.  Las  teorías proponen nuevos conceptos para explicar el comportamiento de las  entidades  nombradas  por  conceptos  disponibles  con  anterioridad  a  esa  teoría. cargada  de teoría de otras teorías.  son  necesarias  para  aplicar  la  distinción  historiográfica  de  Hempel.  el  término  “masa”  se  encuentra  tanto  en  la  mecánica  clásica  como  en  la  relativista. la distinción hempeliana tiene un problema vital.  la  distinción  es  relativa  a  una  teoría.  Nótese  que.  pero  al  menos. Según él.  la  base  empírica  de  una  teoría  está  cargada  teóricamente  por  esa  misma  teoría.  Si.  El  concepto  de  gen  clásico  es  teórico  en  la  genética  clásica.  Hempel  llamaba  a  los  términos  que  expresan  conceptos  propuestos  por  una  teoría  T:  “términos  teóricos  de  T”  y  a  los  términos  que  expresan  conceptos  disponibles  con  anterioridad  a  T  “términos  preteóricos  o  antecedentes  a  T”. salvaguarda la  independencia  de  la  base  empírica  que  se  había  visto  complicada  por  los  críticos  de  la  carga  teórica  de  la  observación. La  descripción  que  hago  del  comportamiento  de  las  entidades  que  pretendo  explicar con cierta teoría se encuentra.  efectivamente.  a  diferencia  de  la  propuesta  clásica.  Esta  distinción  es  interesante  porque  además  de  permitir  elucidar  estas diferencias intuitivas entre los conceptos de una teoría.  por  lo  tanto. Para  saber  si  un  concepto  estaba  disponible  con  anterioridad  o  no  a  una  teoría  dada.  ¿Es  por  eso  el  concepto  de  masa  preteórico  en  la  mecánica  relativista?  No  necesariamente.  ni  objetiva.  dado  que  en  muchos  casos  un  mismo  término  puede  tener  varios  significados.  Pero.  no necesariamente depende de la misma teoría que estoy contrastando.

 es lo  que  en  la  concepción  clásica  era  caracterizado  como  un  enunciado  mixto.  hay  que  sostener  que  el  concepto  de  aceleración  se  encontraba  disponible  con  anterioridad  a  esta  teoría.  pero  definitivamente. Si dudamos de la distinción entre enunciados  96 . la concepción de ley fundamental  y  de  la  forma  en  que  adquiere  semántica  empírica  de  la  concepción  heredada  a  través  de  leyes  de  correspondencia  es  inadecuada  para  reconstruir teorías científicas reales. En consecuencia.  Centremos  nuestra  atención  en  la  ley  fundamental  de  la  mecánica clásica de Newton cuya versión simplificada es la siguiente: F = m  .  si  bien  parecen  prometedoras.  Estas  soluciones.  Esto  lleva  a  Hempel  a  sostener  que  la  distinción  entre  principios  fundamentales y principios puente (tal como él los llama) no puede hacerse  en  base  al  vocabulario.  entonces.  Esta  ley  permitió  a  Newton  unificar  los  campos  de  la  física  y  la  astronomía  en  el  siglo  XVII. El concepto de masa es dudoso.  1987). es tomada como ejemplo de teoría científica legítima.  la  ley  fundamental  de  la  teoría  científica  que.  uno  se  ve  conducido  a  dudar  de  la  solución  general  propuesta  por  el  empirismo  lógico  a  la  forma  en  que  las  teorías  se  relacionan con la experiencia.  el  estructuralismo  metateórico  (Balzer  et  al.  a.  afirma  que  si  aplicamos  una  fuerza  a  un  objeto  se  acelerará  de  acuerdo  a  la  masa  que  tenga.  aunque refutada. no quedan dudas de que el concepto de fuerza fue  propuesto por la teoría de Newton.  Pero.  Pero  al  no  proporcionar  ninguna  pista  de  la  solución  posible. puesto  que  se  podía  encontrar  un  concepto  similar  en  la  mecánica  del  choque  descubierta  por  Huygens. Santiago Ginnobili  semánticas  de  las  que  Hempel  carece.  era  posible  medir  aceleraciones  antes  de  la  propuesta  newtoniana.  Básicamente.    Si  aplicamos la distinción.  la  distinción  hempeliana  permite  señalar  otros  problemas  constitutivos  de  la  concepción  de  teoría  del  empirismo lógico que difícilmente puedan solucionarse con modificaciones  puntuales.  Algunos  nuevos  enfoques  han  propuesto  propuestas  de  caracterización  de  la  teoricidad  que  evaden  este  problema.  no  han  sido  aceptadas  unánimemente por la comunidad de filósofos de la ciencia.  puente  o  como  una  regla  de  correspondencia:  un  enunciado  que  tiene  los  dos tipos de conceptos.      Caracterización de ley fundamental y regla de correspondencia    Tenga  los  problemas  que  tenga.  Por  ejemplo.  Obviamente.

  como  “ciencias  inductivas”.  No  existe  un  acuerdo  al  respecto  de  este  punto  en  la  comunidad  de  filósofos  de  la  ciencia.  pero  en  su  mayoría  se  han  buscado  soluciones alternativas para pensar las teorías científicas. mientras que  las  leyes  científicas  habitualmente  los  tienen  (en  la  mecánica  clásica. La razón más fuerte consiste en señalar que la  mera generalización no permite introducir nuevos conceptos.      Inducción. Contra esta idea alzará banderas Popper.  Cap. dentro  del  empirismo lógico. Santiago Ginnobili  mixtos y teóricos dudamos de la concepción de teoría del empirismo lógico  en  su  totalidad. puesto que no es ampliativa (no permite  agregar  información  que  no  estuviera  presente  en  las  premisas)  se  consideraba que tal salto debía ser dado por razonamientos inductivos.  3  de  la  presente  compilación).  Para  esto  desarrollaron  teorías  probabilísticas  y  sistemas  de  lógica  inductiva.  97 . De  allí  que  las  ciencias  que  hoy  se  caracterizan  como  fácticas  eran  denominadas  en  el  siglo  XIX.  Existe un acuerdo general dentro del empirismo lógico en que la inducción  no  puede  funcionar  como  método  de  descubrimiento  de  las  hipótesis  científicas más interesantes. complejos. consideraban que existía un papel para la inducción en el contexto  de  justificación  de  las  hipótesis.  habitualmente.  confirmando  las  hipótesis  cuando  sus  predicciones  se  cumplían.  el  de  gen).  Sin  embargo.  Existía en siglos precedentes la presunción de que el método característico  de  la  ciencia  era  el  inductivo.  por  ejemplo.  o  en  la  genética  clásica.    Es  imposible  referirse  a  las  ideas  dominantes  entre  los  empiristas  lógicos  sin  mencionar  sus  estudios  sobre  razonamientos  no  deductivos.  Es  decir.  autores  como  Carnap  o  Hempel.  la  lógica  inductiva  permitiría  afirmar  que  las  leyes  empíricas  incrementan  su  probabilidad  –o  su  grado  de  confirmación– a partir de las predicciones cumplidas hechas en base a ellas.  se  introduce  el  concepto  de  fuerza.  Dado  que  la  deducción  –que  garantiza  la  verdad de la conclusión partiendo de la verdad de las premisas– no puede  proporcionarnos  leyes generales a  partir de  los  enunciados  singulares con  los que se describe la experiencia. para quien  la  lógica  inductiva  simplemente  no  existe  (Cf.

  con  el  objetivo  de  su  transformación.  perseguían  98 .  La  reacción  natural  debería  haber  sido  la  búsqueda  de  enfoques  más  adecuados  para  reemplazarlos.  Tales  filósofos  se  encontraban  unidos más que por estas creencias. tanto políticos como académicos.  la  situación  presente  no  puede  ser  más  desalentadora. es  una  muestra  clara  de  que  la  crítica  más  generalizada  contra  ellos.  Suele  interpretarse  el  artículo  de  Hempel  “Sobre  la  concepción  estándar de teoría científica” como la aceptación del positivismo lógico de  su  propia  muerte. Pues. sus puntos de  vista  pueden  ser  juzgados  como  inadecuados  a  partir  del  estudio  de  la  ciencia  misma.  Pero  existe  otra  posible  interpretación.  En  este  sentido.  Pues  allí. evidentemente.  tales  metas  siguen  siendo  perseguidas.  uno  de  los  empiristas  lógicos  más  famosos  e  influyentes.  una  piedra  fundamental  del  movimiento.  El  fracaso  en  la  construcción  de  un  lenguaje  universal  ha  llevado  al  abandono  de  las  metas  que  siendo  académicas.  que  no  necesariamente  implicaría  abandonar  las  metas  reconstructivas  y  elucidatorias. es errónea.  En cuanto a las metas sociales. vinculadas con la comunicación entre  los  científicos  y    la  comunicación  de  la  ciencia  con  la  sociedad. Santiago Ginnobili      La concepción científica del mundo hoy. por una actitud general  respecto de la  importancia de los estudios metateóricos para la sociedad.   Hoy  existe  un  acuerdo  general  en  que  las  tesis  sustantivas  del  empirismo  lógico  son  inadecuadas.  si  se  toma  en  cuenta  al  empirismo  lógico  en  un  sentido  más  amplio. más que arrastrar al programa del empirismo lógico consigo.  que  consiste  en  que  sus  afirmaciones  son  tan  vacuas  como  aquellas  de  la  metafísica que rechazaban.  debe  ser  abandonada.  las  ideas  de  los  filósofos  del  Círculo  de  Viena  no  pueden  reducirse  a  las  afirmaciones  sustantivas  respecto  de  la  naturaleza  de  la  ciencia. una metodología  de trabajo y objetivos.  mostrando  claros  avances  en  la  reflexión  acerca  de  la  filosofía  de  la  ciencia  por  algunos  programas  claramente herederos en este sentido del empirismo lógico.  señala  que  la  concepción  que  tenían  de  teoría.  Sin  embargo.  considero  que  la  caída  de  la  concepción  estándar de teoría científica debe ser leída como un éxito de la metodología  del  Círculo.  La  defunción  de  la  concepción  estándar  de  teoría  científica.  De  hecho.

 y lejos ha  quedado  la  idea  de  manejar  un  lenguaje  claro  que  permita  educar  e  informar a la sociedad en su totalidad.  la reflexión sobre el estado actual de la empresa y la posibilidad de retomar  sus objetivos de manera compatible con la nueva visión de la ciencia hoy.  no  puede  entenderse sólo atendiendo  a contingencias al interior de  esos grupos o al  desarrollo  de  la  de  la  lógica  interna  de  sus  ideas. todavía  hoy tienen mucho que enseñarnos. ha aumentado la cantidad de textos y de especialistas en sus ideas. y de hecho.  una  actitud  más  apropiada  parece  ser. Hoy dentro de la filosofía de la ciencia (y de la filosofía  en general) ya no se persiguen los fines caros al empirismo lógico.      99 . más que en la  idea  de  que  los  filósofos  de  la  ciencia  podemos  tener  un  papel  activo  políticamente  persiguiendo  objetivos  académicos. La ingenuidad radica. esto es  lo que se suele pensar de los objetivos generales de los comienzos del siglo  XX.  por cierto. pluralismo y fertilidad de sus ideas.  en  pensar  que  a  esta  situación hemos llegado únicamente por la mejor comprensión de nuestros  límites.  como  la  historia  de  los  objetivos  de  todo  movimiento  de  comienzos  de  siglo  XX.  La actitud con respecto al empirismo lógico en los últimos años ha  cambiado. Ésta se  encuentra  aislada  tanto  de  la  práctica  científica  como  del  resto  de  la  sociedad.  La  vieja  visión  del  círculo  de  Viena  como  un  grupo  de  científicos  intolerantes ha sido cambiada con el reconocimiento de la heterogeneidad.  La  historia  de  los  objetivos  del  Círculo. Uno  puede pensar que tales metas iluministas eran ingenuas.  Se  han  traducido  textos  que  nunca  habían  sido  traducidos  al  inglés. Las metas que persigue son estrictamente académicas. Como otros clásicos. Santiago Ginnobili  asimismo un fin mediato de participación del destino de la sociedad.  La  historia  y  el  fracaso  del  Círculo  de  Viena  no  puede  entenderse  sin  el  nazismo  y  el  macartismo  (Reisch  2005).  amplitud.  En lugar  de  aproximarnos a sus  ideas con una  mirada  condescendiente.  sin  tomar  en  cuenta  el  accionar  político  efectivo  de  fuerzas  políticas  dominantes. mucho más compleja que la que ellos tenían.  más  bien.  Pero  del  hecho  de  que  los  empiristas  lógicos  hayan  subestimado  la  tarea  no  se  sigue  que  los  filósofos  actuales  puedan  darse  el  lujo  de  no  reflexionar al respecto del modo en que pueden ser útiles (en el sentido que  sea) a la sociedad.

  Dos  libros  clásicos  que  ya  hemos  citado  que  incluyen  largas  introducciones  acerca  del  empirismo  lógico  y  luego  editan  varios  artículos  de  representativos  del  movimiento  son  el  de  Ayer  y  el  de  Suppe  (Ayer  1959.  editado  por  Cirera  y  otros.  muy  influente  sobre  éste.  Podemos  agregar  a  éstas:  La  construcción  lógica  del  mundo  de  Carnap  (1928).  pp.  libro  anterior  a  la  formación  del  Círculo. Santiago Ginnobili  Bibliografía recomendada:   Algunos  manuales  de  filosofía  en  castellano  incluyen  información  sobre  el  empirismo  lógico.25‐43).  pp. 1 y 2).  Neurath  &  Carnap 1929) como la autobiografía de Carnap (Carnap 1963).  por  ejemplo  en  el  capítulo  X  del  5º  tomo  de  la  historia  de  la  filosofía  de  Lamanna  (1973. cap.  Suppe  1974).  25‐27). Algunos de ellos son: Echeverría (1999. y el texto de Neurath en el que  arremete contra las ideas de Popper: “Pseudoracionalismo de la falsación”  (Neurath 1935).  1996).  14‐21)  y  Lorenzano  (2004.  Recientemente.  cap. publicado en la revista REDES acompañado de un texto de  Andoni Ibarra (Ibarra 2002).  cap.  el  artículo  “Sobre  el  carácter  de  los  problemas  filosóficos”  también de Carnap.  han  sido  traducidos  al  castellano  el  libro  de  Reisch  que  cuenta los avatares políticos de los miembros del círculo de Viena (Reisch  2005)  y  el  libro  de  Coffa.  Algunas  de  las  obras  de  los  miembros  del  Círculo  que  han  sido  traducidas al castellano (que por cierto no son muchas) ya han sido citadas  en  este  capítulo.  16). Díez y Lorenzano  (2002. pp.  El  programa  de  Carnap. Resulta indispensable para el acercamiento de  estos  autores  tanto  el  manifiesto  del  Círculo  de  Viena  (Hahn.  pp.  De  Kant  a  Carnap  (Coffa  1991).  9).  Si  bien  la  referencia  al  Círculo  de  Viena  es  inevitable en todo manual de filosofía de la ciencia.  El  libro  de  John  Passmore  100  años  de  filosofía  también  tiene  un  segmento  dedicado  al  tema  que  nos  incumbe  (1981.  La  tradición  semántica.  Es  especialmente  recomendable  la  presentación  que  hace  Stegmüller  en  su  libro  Corrientes  fundamentales  de  la  filosofía  actual  (1967. cuya traducción se incluye en un libro ya mencionado  (Cirera.  383‐415).      100 .  trae  varios  artículos  al  respecto  de  distintas  facetas  del  pensamiento  de  Carnap  (Cirera  et  al. Ibarra & Mormann 1996. son pocos los libros de  filosofía  de  la  ciencia  que  incluyen  un  apartado  especializado  dedicado  al  tema.

  Molina.  Londres:  Kegan  Paul.F: Fondo de Cultura Económica. Wolfgang.    (Versión  castellana  de  Carmen  Castells. and Joseph D.  Dordrecht. ʺÜberwindung der Metaphysik durch Logische Analyse der  Spracheʺ. México D.  ——— (1932b)..  in  Paul  Arthur  Schilpp (ed. México.  Erkenntnis  II:219–241  (Versión  castellana  de  de  Aldama. LaSalle. Ramón.  101 .  Trench.  ed.  Mass:  Cambridge  University  Press  (Versión  castellana  de  Max  Fernández  de  Castro  y  otros.  The  Unity  of  Science.  Leipzig:  Felix  Meiner  Verlag  (Versión  castellana  de  Laura  Mues  de  Schrenk. Sneed (1987). Barcelona: Ediciones del Bronce  Coffa. 1993).  The  Semantic  Tradition  from  Kant  to  Carnap:  To  the  Vienna  Station. México DF.  Frisch. ʺPsychologie in physikalischer Spracheʺ.  Alfred  J.  Molina.  Rudolf  (1928). Illinois: Open  Court. 1993).F: Fondo de Cultura Económica. Signos.  ʺCarnapʹs  Intellectual  Autobiographyʺ.  ʺLa  superación  de  la  metafísica  mediante el análisis lógico del lenguajeʺ en Ayer. Barcelona: Paidós.  1993).).  Lancaster: Reidel  Carnap.  ———  (1932a).  ———  (1950). Frisch. J.  Der  logische  Aufbau  der  Welt.  Frisch.  Trubner  &  Co.  Logical  Foundations  of  Probability. México D. and Mormann Mormann (1996)..  1934). 1992. UNAM. Erkenntnis III:107‐ 142 (versión castellana de Aldama.  México D. Molina.  ʺPsicología en el lenguaje fisicalistaʺ. A. Torner y Harrel. El programa  de Carnap. Erkenntnis  II:432‐465  (Versión inglesa de  Max  Black.  (1959).  Chicago:  University  of  Chicago Press  ———  (1963). An  architectonic  for  science:  the  structuralist  program.  Torner  y  Harrel. Positivismo lógico.F: Fondo de Cultura Económica.  ʺDie  Physikalische  Sprachen  als  Universalsprache  der   Wissenschaftʺ..  La  tradición semántica.  Torner  y  Harrel. Carlos Ulises Moulines. De Kant a Carnap. Santiago Ginnobili  Bibliografía citada:   Ayer. Positivismo lógico.  ——— (1932c).  Logical  positivism.. en Ayer ed.  J.  Cambridge.  Alberto  (1991). 2005). The Philosophy of Rudolf Carnap.  Chicago:  The  Free  Press  of  Glencoe  (Versión  castellana  de  Aldama.  Autobiografía  intelectual. 1988).  La  construcción lógica del mundo.  Cirera.  Balzer.  Positivismo  lógico. Andoni Ibarra.

 La filosofía  de la ciencia en el siglo XX. Minnesota Studies in the Philosophy  of Science. McCormick. Pablo (2004). Introducción a la metodología de la ciencia.F:  Fondo  de  Cultura  Económica.  Hempel. ʺOn the ʹStandard Conceptionʹ of Scientific Theoriesʺ. (1970). Minneapolis: University of Minnesota Press. Chicago:  Open Court. David (1748).  Leipzig:  Brockhaus  (Versión inglesa de J.  versión  castellana  de  Pedro  Rivas.  J. An Enquiry Concerning Human Understanding (Versión  castellana  de  Jaime  de  Salas  Ortuela.  102 .. ʺLa concepción científica del mundo:  el Círculo de Vienaʺ.ʺ. S. 1998.  Andoni  (2002).  Ernst  (1883).    Positivismo  lógico.  Investigación  sobre  el  conocimiento humano. 1993).  Wien:  Artur  Wolf Verlag  (Versión  castellana de Pablo Lorenzano. The Science of Mechanics.  Revue  Internationale  de  Philosophie  (2):41‐63  (Versión  castellana  de  de  Aldama.  5. y Winokur Radner.  E.  2ed.  Frisch.  (2002).  Die  Mechanik  in  ihrer  Entwicklung.  ʺKritik  der  reinen  Vernunft. (ed. 9.  Wissenschaftliche  Weltauffassung:  Der  Wiener Kreis.  in M.  C.  La  Filosofía  del  siglo  XX.  Paolo  (1973).  Desarrollos  actuales  de  la  metateoría estructuralista: Problemas y discusiones..  Ibarra. Bernal: Universidad Nacional  de Quilmes  Mach. 1994).).  Madrid:  Alfaguara. Junio de 2002).  Crítica  de  la  razón  pura. Javier (1999). 1960). Madrid: Cátedra  Hahn.  Jose  A. 142‐163  Hume.  Vol.  Immanuel  (1787).  Hempel.  ʺPresentación  de  “Pseudorracionalismo  de  la  falsación”.  Torner  y  Harrel.  primera  parte.  La  crítica  de  Neurath  a  la  metodología  falsacionistaʺ.  Buenos Aires: Librería Hachette  Lorenzano. Santiago Ginnobili  Díez.  Hans.  Otto  Neurath. Vol. Madrid: Altaya.  and  Pablo  Lorenzano.  ʺProblemas  y  cambios  en  el  criterio  empirista  de  significado”  en  Ayer.  ʺProblems  and  Changes  in  the  Empiricist  Criterion  of  Meaningʺ.  eds.  A.  and  Rudolf    Carnap  (1929).  México  D. Bernal: Universitata  Rovira i Virgili  Coordinación General de Investigación y Posgrado  Universidad Nacional de Quilmes  Echeverría. en Redes.  Molina.  Lamanna. Nº 18.G. Filosofía de la ciencia. C.  REDES 10 (19):85‐102  Kant.  (1950).

 in Edward  N.  Corrientes  fundamentales  de  la  filosofía  actual. John (1981). La lógica  de la investigación científica. (1962). (2005).  Illinois: University of Illinois Press (Versión castellana de Castrillo.  ʺProtokollsätzeʺ. 100 años de filosofía. Positivismo lógico.  La  estructura  de  las  teorías  científicas.  ———  (1935).  Reisch. Cómo la guerra fría transformó la  filosofía  de  la  ciencia. México  D. Tractatus logico‐philosophicus.  Tractatus logico‐philosophicus. Madrid: Alianza  Pojman. Bertrand (1905).  Wittgenstein.  Urbana. REDES 10 (19):85‐102.  Passmore.  New  York:  University  of  Cambridge  (Versión castellana de Daniel Blanco.  Erkenntnis  5:353‐ 365 (Versión castellana de Andoni Ibarra. 2009)  Russell.  Otto  (1932). Suppes and A.F: Fondo de Cultura Económica.  Wolfgang  (1967).  Molina. Ludwig (1922).2003).  ʺProposiciones protocolaresʺ. 1971). 1993).  Putnam.  Buenos Aires: Nova  Suppe. en Ayer ed.  Frisch.  Eloy. Madrid: Alianza. in E.  Frederick.  Zalta (ed.  Bernal:  Universidad Nacional de Quilmes. Santiago Ginnobili  Neurath. H.  To  the  Icy  Slopes  of  Logic. London: Kegan  Paul (Versión castellana de Isidoro Reguera y Jacobo Muñoz.  Erkenntnis  3:204‐214  (versión  castellana  de  Aldama.  Methodology  and  Philosophy  of  Science.).  Stanford:  Stanford University Press.  Logic.  Popper.. London: Hutchinson &  Co.  ʺPseudo‐Rationalismus  der  Falsifikationʺ. Madrid: Tecnos. George A. The Stanford  Encyclopedia of Philosophy. Ltd. (Versión castellana de Sanchez de Zavala. ʺErnst Machʺ. P. How the Cold War transformed Philosophy of Science.  Tarski  (ed. 103 . ʺWhat Theories are Notʺ. Paul (2009).  Madrid:  Editora Nacional. ʺOn denotingʺ.  The  Structure  of  Scientific  Theories. Nagel. Mind 14 (56):479‐493  Stegmüller. 2002).  ed. Pseudoracionalismo de la  falsación.  (1974). Karl (1962). The Logic of Scientific Discovery.  Pilar  y  Rada.  Hacia  las  heladas  laderas  de  la  lógica.  Torner  y  Harrel. Victor. 1979).).