Está en la página 1de 197
Lo Etica en Aristoteles ola Moral de a Virtud _ wi je an cr RCO NRE Endebas.BM, Fanaa por la Universidad de Buenos Aires en 1958 Primera edicién: ctubre, 1997 Disefio de tpa: Luis M. De Riis Disco de interior: Ezequiel A, Bluvstein (©1997 EUDEBA SEM - Editorial Universitaria de Buenos Aires Sociedad de Economia Mixta, Av. Rivadavia 1871/1973 (1033) Buenos Aites, Republica Argentina, Queda hecho el depdsito que marca Ia ley 11.723 Derechos reservados TS.B.N. 950-23-0660-0 Nose permit la repoduccign total o parca de est libro niu lmacena- ‘mieno en un sistema informitico, ni su tansmisén en cualquier Toone 9 Bor cualquier medio, electnico, mecnico,foocopia u otros métode, sin el permiso peevio del editor Pees i ] | ita Setesinge Kenn Cae, | Rodeo Monat Jas Las Romero, magi isin mmanorian aan ten scan RNS on senna ERE EERIE ” Prdlogo [BI present libro es el resultado de un largo y casi siempre amis- {oso rato entre el autor y Ios textos aristotlicos, tanto os especttica ‘mente étcos como los concernientes a a fisia, la metafisica, a ilo sofia de la dialética, de la retrica y de la l6gice, Ia biologi, Ie historia, et., que se incié hace treintay cinco aos, cuando, a ins- tancias de mi maestro, Eilhard Scblesinger, comencé mi investgs i6n sobre Anaximandro de Mfileo, la que culminaria en mi esis de licenciatura dela Universidad de Buenos Aires, Posteriormente, mi Dissertation para obtener Dr Phil, en la Universidad de Tubingen, ‘Alemania, vers6 ya sobre un problema de filosoia de la Logica en, AvisiGteles, a saber: su concepeién de la eorfa de los contrarios, en especial por contraste con la tcorfa platénica de los principios, ta como ésta habfa sido reconstrada por esos alos por mi director, Konrad Gaiser A la problemdtica ligada con este tema se remonta uno de los planteos que se encontrard desarrllado especialmente en Jos primetos capitulas del presente libro, a saber: la concepcién aristoélica de la acei6n y de su conocimiento, el método apropiado para las cuestiones que se relacionan con la prdxis,y el significado {el érmino bueno 0 bondad referido a las acciones. En efecto, al ‘comparar y conteastar Ios textos aristoiélicas con ia metafisiea platénica det perfodo tardfo, tl como ésta aparece esbozada en los Gidlogos apartir dela Repblica, especialmente enel Filebo, y sobre {odo en los Testimonia platonica recopiladios por Geiser, que reco- ‘gen la radici6n doxogréfica sobre Ia. as llamada doctrina no escrita el fildsofoateniense, se me iba haciendo més y més claro el profun- do sentido que la euptura epistemol6gica con el punto de vista de su ‘maestro habia tenido para la maduracin del concepto de acci6n y, ‘en general, para la visiGn de los fenémenos morales y politicos en Avisteles Fltab, sin embargo, otro estimulo, més acuciantey per turbador, para volearme decididamente hacia la 6tca con preferen- ‘ia aos otros temas, igualmente atrayentes, que se ofrecéan dentro de los estudis aristotclicos a principios de los aftos setenta. Bste provino de dos acontecimientos politico-ideol6gicos que dieron un u : fo z a a a é t Tuclcoamisintoresesacadémicos, encamindndolasdefinitivamente hacia Te ticay a flosofiapotica: l golpe mili Laue ‘bia derroca al gobiemo democrica del Presidente Arta ibis on la Argentina, poniendo fin a toa espera de ‘consolidacién de Ie entonesineplente democrats, ensturada en mil novecenios cincuena y ocho, y el movin stugianesalemane¥ ena dima Wada dels sea Ae stb ch ogc cu o ai ali en mil sovesentcs Festa ocho, Por suinlyjo descr primers BsculadeFanctoe '8 Dialéctica de la lustracion, la obra de ‘Exnst Bloch, a cuyos semi- ‘arisen a Universidad de Tbingen ss, decn verdad on, wna enorme concurencia qu los tort casos ecarene sexdEnios, yoda a bibliogaaentomoal joven Hegel ancy Marx Es muy diel recrere lima de a Replies Fseog Alesnia por agulos fos, sb odo cua on ree aa Ge estar yo y mi familia al, eayelgbiema dea pom se Cote democisianesyscistemeratasy Wily Brandssugionc ¢lunfaoren as aris tecons, es por pine see esens, de arent fos, ngianaun socialise como primer inane Cron, gules qu sca, n0 eminencién al esr ne podlons hace sutbiograade mis alos de omacion, sino mis benno bozo de mis variables relaconesconelEstaghitaanecesnego gt tora y ots mds tates, pero siempre intesses y rotary Par dl conocmiento yl apropiacion de a teore crane nse 22s olin dei popiopesancno en estone coer "los précis que end un argo period de aleron a, eras mtd, en i noveiets wenn yooh 1 rinerecald nun ateul atemaico sobre ooo ses ‘efuirés ovo qe culminarn sis alos despuce en Iocan verdad) legtinacicn También con lan ala ea ec, cles xe nuevo enfogue produc un gro imporane eg an de la problema: x pari de enonces me eta inpatient ‘incur as cussion de inerprtcion de acca arsontcg especial du tori de as virus, del oneto soils inden lscida tadconl, gray stoi en aque fa consbidny Ss Lueg demir al pusen mil noecenorseemay ng 2 omens ajar na fice Pola desde ta va ps perv, que ole ngusi unt conta rar donors cna conveaioer perce quate fru el ho frm ce nonce adores do era agua y dea, ue viv nun exo intr edsto nay eas Kone sae acon deanbt en ovens etna ey eet dete eet nets, Aes tp dol wrens wenn y nal ochnny Seay ra poe lesa como Ir cay igen amit dota a gue ye refer, Sin ebugel mel munud sap Inbebin dig ieonmhtoe fa ica pli de Atle dapeaba, menos pbiado taht herein lcd is osm ee henacn dua ca niereit endl gn eve Singur unos dpa ung elaine occa in hn ae aj {etsrnions aac en meaner ono ‘nitquts Enns tos Rite ele gwen Seno Gm psp re eso Rat "me finn mds ss siti pepe ea oe iterelt pragma oa comuncin,Baa stens conto Sin con alge, laser ya pragicn l dacenorm vv como cor lon robes us plane para neva n- ‘eral lpia eau! dl mundo conemportns es son ae sor cree ota in rin urea ot ans ah ee fonann mea prnpeta dla qs niece! neo cena dea ite, tort de viru qc expe por verenan aril sie ae ya dca contempord nex en i movin nove, Een oli ded xe evo B 2c RSME ‘punto de encuentro que he retomado Ia investigacin de Ia ética sistotéica, en paralelo con mi trabajo sistemstico sobre una ética ‘universalsta. Por esta razén decid publicaren mil novecientos noven- {ay dos todos mis trabajos, éitos inéditos, sobre la Etica y Politica avistoélicas, orgaizados y sistematizados de modo tal que se presen taran, sino en una exposicén continua, al menos en una articulacién coherent. Se trats, en realidad, de una especie do Preprint o docu. ‘mento de trabajo tanto por la precatiedad de In edicién como por el estilo dela editorial (Centro Editor de América Latina) y dela cole. 6m (Los fundamentos de las ciencias del hombre) que lo albergaba A pesar de estas caracteristicas, libro tuvo su repercusién, como lo ‘mucsiran Ins dos resefas debidas a dstinguidas colegas, especialists «en filosofia griega: Graciela Marcos y Mara Isabel Santa Cruz, las ‘nurnerosas ita en los trabajos de colegs filsofos/a, La obra que hoy oftezco difiere, pues, de todo lo anterior, yaque strata de una presentacin continua y consistente ds los temas con. tales de la moral arsttéica dela viru, de sus supuestos y puntos e part en la concepci6n de la acciGn, del método de ia flosofia Prdetica, y de tipo de razén epropiada aella, Mi concepcién actus! de la tca aristotlica se distingue notablemente en muchos aspectos de fa que tenfa al comenzar a escribir hace casi veinticinco ates Sobre ella he revalorizado el papel que Aristételes signa ala razén ena ica, y he descubierto que, dentro de la economfa de su obra, ‘xiste al menos una concepeién de la buena vida, la del magndnimo, entrada en la vide de a virtud, que ain hoy, a través de numerosas ‘mediaciones a partir dela étcaestoica en adelante, nos habla de un ‘deal que noses familiar, aunque distante, Par legar estas impor. ‘antes rectificaciones asi como para ofrecer la interpetaciGn ms fon- dada tanto de cada una de las virudes como de su conjunto, me dei ‘Qué intensamente al estudio de la impresionante bibliograffa en len. ‘gun ingles, de orientaciGn analitica, aparecda en la dima década, 4ue ba dado un impulso decisivo alas investigaciones sobre la filo. sofia préctics aristotéiea, a pesar de las frecuentes reteraciones, la ‘excesiva proijidad y las abundants trivialidades que se encuentra «en ella, al menos para alguien que, como yo, ha sido formado en la rigurosa austeridad de la ilologta germénica, ioe: ege den pine Fipln prerelease: sg linac solide Aisles crs dena 8 {nq ts hn io tans cn Cape ertoum Sgvendtncafle 2 ye dticadee as cctones dln Sentara eiscatn Los capt 4 Set ae ten dtaio er enero bss. quprsu important d- tense esnor pr nero sonal lage Frc) lena ben Lacapsn deltas dee Meee vid ex dsl capa sx Cris capo 12 eral ro imu in ea ica ‘Tne deste a pepe de a ica one, yt Seine, dea rear vil gy nurs a co overeat utero cnt, Po io, a argalnen: nome cup celia der tea ea alee Seen que coun sens pn on esto po wine demon rencontre isin! apy decane seine, bio po oi sans gee eo ac one sande’ on Hunted lean Coss NacioaI- “tne hs Te el Aya Ue Sales de La Plan y Buon Ait, Seve 88¢hu soos dei oboe conel agi tode siglo Hurlingham, invierno de 1997, a nest ERR salamat hiieemsaeimanmantssniamnii Nota preliminar Enel ext de lito se utlizan dos manerasdisintas dest A) ls textos clsicos son sitads ene paréntesis en el cuerpo principal por medio de tas abrevisturas suamentewilizadas, qe se tencontearén explicadas ena ita complet en la Biblio raf con la «ques ier libro, por ejemplos (EV 1, 1098 a5) remit ala Ehica Nicomache, iro, ap. 1p. 1094, columnad,ineas 1a 5de la cdicign de I Bebe, qu se encuentra repradcia al margen todas as ediciones ras y des mejores wadacciones 2) faibliografa secundaria se ita en fas naa de sour lsc ssientesquema: 1) aur, fecha de pubicacin y pins, se ata de libros 0 articulos, y 2) autor, sigla del tftulo, tomo y paginas, si se trande historias deals, dedeconaris ode ramatcas. Como nd), ascites complet se encontrarn enn iligrfi fil, ote nada en seis grandes secciones: 1. Historia del sola rigs 2 Monografia antl sobre ilosofa ries especiaiment soe la Aion de Aisttles; 3 Historia de a erate, de a clr y dela religid; 4 Dzconais y gramétias; 5 Histcia poi, social y conse 6. Filosofia en general espovisiment ia. ‘Todas las waducciones de Jos textos citados son mias, a menos «ques indique lo contrat, En las traducciones de los textos se uili- zan os siguientes signos diacriticos: {J indican una interpolacién hecha por mi al texto original, sea para completar el sentido implicito, sea para comentato. ‘<> indican una interpolacién de una o més palabras en el texto _ariego, introducida por medio de una conjetura por el editor, uno de los comentaristas, 0 en casos excepcionales por mt, 1) indican que se dehe suprimir una o més palabras del texto sriego, debidas a una intrpolacién ocurida en la transmisi6n del texto de los manusertos, de acverdo con alguno de los editores 0 ‘comentaristas. EN /streraionaninsisi Capitulo 1 La vida de Arist6teles y la historia de sus tres Bticas 1 Biografia de Avistbteles (384-322 4 C.) CConira lo que generalmente se cree, la biografia como género tuvo un nacimiento relativamente tardio en la Antighedsd. El drama «en sus distintas formas, la prose histérca, la orator forensey poli- tia, los diioga filosicos y aun la rosa cientficahabfan aleanza- do su madurez y en algunos casos inclusive su decadencia, cuando hizo suaparicin, hacia mediados del siglo III 4C., la biografia junto ‘alas narraciones de viajes y fs cronicas entretenidas con colt loca. Por esa causa, la primera biografa de AistGteles, debida a un Cl Hermipo, se escribic més de un siglo después de su muerte, esto es hacia fines de sigio IC. A partir de entonces se multiplicaron las, Vidas de Avistoteles, que mezclaban datos reales y ficticios, desmedidamente encomidsticos los unos y directamente calumnio 03 os otto, A diferencia de Platén, existié ya durante su misma vida una tadicién profundamente host a Aristtees, que fue cre- ciendo con el correr de Ios siglos. Como consecuencia de todo ello, El pasa admite més de una interpretacisn, especialmente a cau- sa de su estilo en extreme conciso, que diffcuta en parte saber a ciencia cierta hacia dénde apunta cada paso. A pesar de ello, la ‘concepeisn central no solamente es clara, sino que constituye uno de los puntos de partida centrales de a filosofiapréctica aistotslica, La afirmacién central, en torn la cual se articula el texto, es a ‘que encontramosen la seccin ()(1222b 21-24): «De entre os prin- Bont, Index p. 416 a5, dala siuinteacnpn para oso uo de hyo: [psa ropiam ac prmeram aul vocab nooner, proprun ac pecs ‘haute notonls nomen scat Asi o ha entndido Ono, EE, p28, {quan Fade: »Urspringe nun ven der Art. dass sie an der Spize von Verandorungevorgangen sehen. halseen Ureprings im stengen Wort. ‘Mas retrtemento Kory, 1978, pp-3-12, ha scat con parte doa tl pase, conrbuyendo sensblomante acu rtrpretacén. Sin embargo, fa ‘nerpretacsn de Keony dere Kndamontamonts con la sostnis eau er [Giterpretacisn dl igticado do hosque Kannyteduce por senting, {modo que arta’ Japa eon scooting prinelple pp. 45). Eero Intepretacon do Kenny se orga, ami mado da er, enol hecho de que ro ‘vet hasta qué punto Ariel lege alos spincpiose matemcos ol ‘arc daprindpioe, Para Kenny estos Uitmos estan engi mismo plano ‘ue algunas caueas fscas, ya que erat all cases of physical causation ae ‘Ghusaton of main lhe. The generation of ene substance by anothers a susaon of sustaneo, ot a causation of mesons. Aqui, ampa, fla ia rucin atotli de Keney, ya que la eemula wun hombre engendia a ‘oo homores a refere justamonl a hombra en tanto ser arial co unt ‘nla qu leva el pnp de! movimionto en si misma, eso es, a capacdad ‘anaver nar fe movieno} oo ee do gu msira aspect: cp. Wieland, 197, pp. 236-258 oe txts all ckados. Pot lo dds, ol psalepaallo de Mit 10, 87a 22°35 pone justamente ol acento en ast aspecto da "eprocuclen natural que pars, come pincp de la misma, do un inéiduo ‘dela mms especie; cp. Dimelr, Ml, pp. 2278. para as relacionas con EE-De este mado, el cusco que Kenny prosenta en 6 no coresponde las letnclonos (no mo alaogara a establecer aqui una cae, como Implctamecta hace Keney) do tot, “a Ge wcausa» (alfa, ation). Al menos éste esl sentido que da todo el pirafo la observacin final (1222 b 38): «Lo que aqut intentamos proba, a saber, que es «necesariamente» as, es evidente a partir de ls Analiticos». La remisign es lo sufcientemente vaga como para ‘que exista una gran discrepancia con respecto al pasae al que Aris- {6telesremite, aunque lo mas probables es que s rate, como sugiere Dirlmetr, de una remisién genera alos Analiticos Segundos. En capitulo 11 del libro II de este tratado, capitulo que ests dedicado al silogismo de Ia causa, aparece justamente una forma de eausalidad caracterizadaas{ (An, Post, 94 a 21-22): «(cuando) habiendo ciertos aniecedentes es necesario que exista el consecuente>. AristGtees se refiere con ello la «nccesidad silogistican esto es, In que une nece- sariamente a conelusién con las dos premisas (94a 24-26), pero el ejemplo queda de este tipo de «necesidad» es de cardeter matemsti- coy muy similaralofrecido aquf. En ambos casos, el consecuente se sigue necesariamente del antecedente, porque segin Aristteles el antecedente («causa») aparece en el t&rmino medio del silogismo