Está en la página 1de 6

AGUA DE ENFRIAMIENTO

Calidad del agua

Descripción breve
[Dibujar su lector con un resumen de la participación. Normalmente es un breve resumen del
documento.
Cuando esté listo para agregar contenido, haga clic aquí y empiece a escribir.]

Mario Sánchez Guarneros


Clasificación del agua
Agua de procesos
Se engloban aguas de calderas, agua de enfriamiento, agua para cambiadores de calor y motores,
agua para disolución de químicos, entre otros. Normalmente tiene una conductividad entre 0.1 y 50
μS/cm, y la dureza debe de ser muy baja, nula en algunos casos para así evitar la formación de
depósitos en os equipos de intercambio de calor. Se deben eliminar todo el oxígeno como de dióxido
de carbono, ya que provocan corrosión.

Agua de alimentación de calderas


El agua de alimentación de calderas se utiliza para producir vapor. La presión de vapor (0.5 –
102Kg/cm2) determina la temperatura y la capacidad energética, pero también la calidad del agua
de alimentación. La regla general expone que cuanto más alta sea la presión, mas estricta debe ser
la calidad del agua de alimentación a la caldera

Agua de enfriamiento
El agua de enfriamiento es la que mayor se usa en una planta de proceso. Para este tipo de agua es
necesario un tratamiento que evite la incrustación, corrosión, y la formación de algas y hongos. Para
sistemas de enfriamiento del tipo enchaquetado se debe de usar agua desmineralizada.

Agua para uso sanitario


Este tipo de agua debe ser potable, y estar libre de bacterias patógenas, para esto es necesario una
dosificación de cloro y se bombea a un sistema independiente; mediante pruebas bacteriológicas
se puede establecer las ppm de cloro residual que deben quedar en la solución y después de 10
minutos se asegure la destrucción de todos los microrganismos en el agua tratada.

Tratamiento de agua para enfriamiento en contacto con


intercambiadores

Una planta de tratamiento de agua es el conjunto de operaciones unitarias de tipo físico, químico o
biológico, cuya finalidad es la eliminación o reducción de la contaminación o las características no
deseables de las aguas, bien sean naturales, de abastecimiento, de proceso o residuales.

El objetivo principal del tratamiento de agua es evitar problemas principalmente causados por las
impurezas en el agua de alimentación, por ejemplo:

 Formación de incrustaciones
 Corrosión
 Formación de burbujas (priming)
 Mantener la eficiencia de intercambio lo más alto posible
 Disminuir el tiempo de paro de las torres de enfriamiento por limpieza
Los principales parámetros que deben monitorearse en el tratamiento de agua de
enfriamiento son:

P.H.
El P.H. representa las características acidas o alcalinas del agua, por lo que su control es esencial
para prevenir problemas de corrosión (bajo P.H.) y depósitos o incrustaciones (alto P.H.).

Dureza
La dureza del agua cuantifica principalmente la cantidad de iones de calcio y magnesio presentes en
el agua, los que favorecen a la formación de incrustaciones difíciles de remover sobre las superficies
de transferencia de calor de un intercambiador.

Oxigeno
Favorece a la corrosión de los componentes metálicos del intercambiador. La presión y la
temperatura aumentan la velocidad con la que se produce la corrosión.

Hierro y Cobre
El hierro y cobre forman depósitos que deterioran la transferencia de calor. Pueden usarse filtros
para remover estas sustancias.

Dióxido de carbono
Favorece a la corrosión esta corrosión se da principalmente en las líneas de retorno de agua este se
disuelve en el agua, produciendo acido carbónico.

Solidos disueltos
Son la cantidad de solidos (impurezas) disueltos en el agua.

Sólidos en suspensión
Los sólidos en suspensión representan la cantidad de solidos (impurezas) presentes en suspensión
(no disueltas) en el agua.

Sílice
Puede formar incrustaciones duras(silicatos) o de muy baja conductividad térmica (silicatos de calcio
y magnesio)

Alcalinidad
Representa la cantidad de carbonatos, bicarbonatos, hidróxidos y silicatos o fosfatos del agua de
enfriamiento es importante, ya que representa una fuente potencial de depósitos.

Cloruros
El contenido en cloruros afecta la potabilidad del agua y su potencial uso agrícola e industrial. A
partir de 300 ppm el agua empieza a adquirir un sabor salado. Las aguas con cloruros pueden ser
muy corrosivas debido al pequeño tamaño del ion que puede penetrar la capa protectora en la
interface óxido-metal y reaccionar con el hierro estructural. Se valora con nitrato de plata usando
cromato potásico como indicador.
Sulfatos
Los sulfatos de calcio y magnesio contribuyen a la dureza del agua y constituyen la dureza
permanente. El sulfato de magnesio confiere al agua un sabor amargo. Cuando el sulfato se
encuentra en concentraciones excesivas en el agua ácida, le confiere propiedades corrosivas.
Algunos centenares de ppm perjudican la resistencia del hormigón. Industrialmente es importante
porque, en presencia de iones calcio, se combina para formar incrustaciones de sulfato cálcico.

Tabla de impurezas más comunes y sus posibles tratamientos


Constituyente Fuente principal Efecto en el sistema de Tratamiento para removerlo
del contaminante intercambio térmico del agua
Sólidos en Drenado superficial, Arrastres, espumas, lodos o Sedimentación, coagulación, filtración,
suspensión residuos industriales incrustación evaporación
Sílice Depósitos minerales Incrustación Sedimentación, coagulación, filtración,
evaporación intercambio iónico
Carbonato de Depósitos minerales Incrustación Ablandamiento con productos químicos,
calcio intercambio iónico, evaporación
Bicarbonato de Depósitos minerales Incrustación Ablandamiento por calentamiento con
calcio productos químicos, intercambio iónico,
evaporación
Sulfato de calcio Depósitos minerales Incrustación, corrosión Ablandamiento con productos químicos,
intercambio iónico, evaporación
Cloruro de calcio Depósitos minerales Incrustación Ablandamiento con productos químicos,
intercambio iónico, evaporación
Carbonato de Depósitos minerales Incrustación Ablandamiento con productos químicos,
magnesio intercambio iónico, evaporación
Bicarbonato de Depósitos minerales Incrustación Ablandamiento con productos químicos,
magnesio intercambio iónico, evaporación
Cloruro de Depósitos minerales Incrustación, corrosión Ablandamiento con productos químicos,
magnesio intercambio iónico, evaporación
Ácidos libres Aguas tratadas, residuos corrosión Neutralización seguida en ocasiones de
industriales ablandamiento o evaporación
Cloruro de sodio Aguas tratadas, residuos Produce hongos, algas, lodos, Evaporación y desmineralización
industriales, depósitos bajo ciertas condiciones puede (intercambio Iónico)
minerales ser corrosivo
Carbonato de sodio Depósitos minerales Arrastre, espuma Evaporación y desmineralización
(intercambio Iónico)
Bicarbonato de Depósitos minerales Arrastre, espuma Evaporación y desmineralización
sodio (intercambio Iónico)
Oxigeno Absorción de la Corrosión Desaereación, tratamiento químico con
atmosfera secuestrante de oxigeno
Materia orgánica y Residuos domésticos e Corrosión, depósitos, arrastre Coagulación filtración, evaporación
Aguas negras industriales espuma.
Ácido carbónico Absorción de la Corrosión Desaereación
atmosfera,
descomposición de
materia orgánica,
depósitos minerales

Calidad del agua de enfriamiento


Presión de Fe Cu Dureza total Grasas P.H.
trabajo
Kg/cm2 Ppm Fe Ppm Cu Ppm CaCO3 Ppm @25°C
0 a 21 0.100 0.050 0.300 1.00 7.5 a 10
Procesos de tratado del agua

Sedimentación

La sedimentación se utiliza en la potabilización del agua, para reducir la cantidad de partículas no


deseadas, y se diseñan dispositivos para ese fin. la sedimentación en el agua potable, está basada
en la ley de Stokes que menciona que las partículas de mayor diámetro y/o mayor peso específico
que el líquido son más fáciles de sedimentar, así también una menor viscosidad del líquido logra una
mejor sedimentación.

En el tratamiento de las aguas residuales, es muy útil en la remoción de materia sólida fina, orgánica
o no, el agua se hace pasar por un sedimentador que retiene materiales para su posterior
eliminación.

Coagulación
Se agregan al agua ciertos productos químicos que logran retirar la suciedad y otras partículas
sólidas en suspensión. Estos productos son el sulfato de aluminio Al2(SO4)3 y el hidróxido de calcio
Ca(OH)2 que, al ser vertidas en el agua, reaccionan entre sí y forman hidróxido de alumnio Al(OH)3,
que es una sustancia pegajosa, parecida a la gelatina y que atrapa las partículas suspendidas en el
agua.

Filtración
Consiste en pasar el agua a través de un filtro, que retiene los sólidos.

Evaporación
Es uno de los procedimientos más eficientes para el tratamiento de efluentes industriales, ya que
permite separar con gran eficacia los contaminantes que se encuentran en el agua. Tras un proceso
de evaporación se obtienen elevadísimos porcentajes de agua destilada (95%) y una cantidad muy
pequeña de rechazo (5%) para ser gestionado. Este rechazo es tan pequeño debido a la elevada
concentración de residuos que se consigue en el proceso. Gracias a ello, las industrias que han de
tratar caudales medios y grandes pueden beneficiarse de importantes ahorros, ya que el volumen
de residuos que se han de enviar a gestionar se reduce considerablemente.
Ablandador de agua

El ablandamiento del agua es una técnica que sirve para eliminar los iones que hacen a un agua ser
dura, en la mayoría de los casos iones de calcio y magnesio. En algunos casos iones de hierro
también causan dureza del agua. Iones de hierro pueden también ser eliminados durante el proceso
de ablandamiento. Los ablandadores de agua son específicos intercambiadores de iones que son
diseñados para eliminar iones, los cuales están cargados positivamente. Los ablandadores
mayormente eliminan los iones de calcio (Ca2+) y magnesio (Mg2) . Calcio y magnesio son a menudo
referido como “minerales duros”. Los ablandadores son incluso aplicados para eliminar hierro,
cuando el hierro causa la dureza del agua. Los mecanismos de ablandamiento son capaces de
eliminar más de cinco miligramos por litro (5 mg/l) de hierro disuelto. Los ablandadores pueden
operar de forma automática, semiautomática, o manual.

Intercambio Iónico

El intercambio iónico es un proceso de tratamiento de agua utilizado generalmente para el


ablandamiento o desmineralización del agua, aunque también es utilizado para remover otras
sustancias del agua en procesos tales como la desalcalinización, desionización, y desinfección.

El intercambio iónico describe un proceso químico específico en el que iones disueltos no deseados
son intercambiados por otros iones con una carga similar. Los iones son átomos o moléculas que
contienen un número total de electrones que es igual al número total de protones.

Hay dos grupos diferentes de iones, los cationes, que están cargados en forma positiva, y los
aniones, que están cargados en forma negativa, provienen de la atracción de los cationes hacia el
cátodo y de la atracción de los aniones hacia el ánodo en un dispositivo galvánico.

Esta atracción es utilizada para eliminar contaminantes iónicos disueltos del agua. El proceso de
intercambio tiene lugar entre un sólido (resina o zeolita) y un líquido (agua). Durante el proceso, los
componentes menos deseados son intercambiados por otros considerados más deseables. Estos
iones deseables son los que se cargan sobre el material de la resina.

En el intercambio de cationes durante el tratamiento de agua, los iones cargados positivamente que
entran en contacto con la resina de intercambio iónico son intercambiados con los iones cargados
positivamente disponibles en la superficie de la resina, generalmente sodio.

En el proceso de intercambio aniónico, los iones cargados negativamente son intercambiados con
iones cargados negativamente en la superficie de la resina, generalmente cloruro. Varios
contaminantes — incluyendo a los nitratos, fluoruros, sulfatos y arsénico — se pueden remover
mediante el intercambio de aniones. Estas resinas pueden utilizarse solas o en conjunto, para
eliminar los contaminantes iónicos del agua.