Está en la página 1de 27

LA SOCIEDAD ANONIMA

La sociedad anónima constituye una de las formas societarias más importantes de la


actualidad, juntamente con la sociedad de responsabilidad limitada. Su función práctica de
captar pequeños capitales y crear solidos fondos de inversión le ha permitido ser el prototipo
de sociedad mercantil. Y dentro de la economía capitalista, es la sociedad anónima la que
mejor le sirve, al grado de que la suerte de esta sociedad ha estado ligada al desenvolvimiento
de la economía liberal en todo su proceso histórico.
El antecedente de esta sociedad se suele encontrar en el derecho romano. En el primero se
dice que existieron sociedades autorizadas por el estado para recolectar impuestos, que tenían
su capital divido en partes cedibles entre los particulares ; en la segunda, existieron
instituciones bancarias como el banco de San Jorge, cuya organización era muy parecida a lo
que hoy conocemos como Sociedad anónima.
Con el triunfo de liberalismo y el advenimiento de la revolución francesa, esta sociedad fue
encontrada mejores posibilidades para su organización, las que se vieron definitivamente
incrementadas con el Código de comercio de Napoleón en 1807. A partir de este código, la
formación de sociedades Anónimas y control permanente. De la ley Napoleónica paso a otras
legislaciones, introduciéndole las innovaciones que la practica Mercantil ha ido aconsejando.
En todo caso, podemos decir que el Código de Napoleón, en el aspecto Comercial, es el
ascendiente directo de la sociedad anónima de la actualidad.
En Guatemala, la sociedad anónima apareció en el Código de Comercio de 1877, promulgado
durante la administración del general Justo Rufino Barrios, teniendo como ejemplo el código
de Comercio de CHILE. Hasta 1942 fecha en que se emitió un Nuevo Código de Comercio, el
legislador no hizo más que sistematizar mejor el articulado, que se vio ampliado por una serie
de leyes complementarias posteriores. En la época actual la sociedad anónima se rige por el
decreto 2-70 del congreso de la república, que contiene el nuevo código de comercio, en
donde la sociedad que tratamos ocupa uno de los lugares más importantes, adaptada a la vez, a
la doctrina mercantil más conocida.
CONCEPTO, CARACTERISTICAS Y NATURALEZA JURIDICA
La sociedad anónima es una sociedad formalmente mercantil, de carácter capitalista, se
identifica con denominación, tiene un capital dividido representado en título llamados
acciones, y lo socios limitan su responsabilidad hasta el monto total de las acciones que son de
su propiedad.
Expliquemos el concepto que hemos concebido al temor de los que prescribe el Código de
comercio. Decimos que es una sociedad formalmente mercantil, porque es una de las formas
reconocidas en nuestro derecho. Pero hay que hacer notar que la sociedad anónima, es toda su
historia, siempre ha sido conocida como de naturaleza mercantil, y esa calidad no se le ha
discutido, Agregamos que es una sociedad capitalista porque lo importante para organizarla es
el elemento pecuniario; quien sea el socio no interesa; lo que tiene relevancia es su aporte. La
forma de identificarse frente a terceros es por medio de la “Denominación”, que es a la
sociedad lo que el nombre es a la persona individual. La denominación puede ser un nombre
caprichoso y se forma libremente, a voluntad de los socios, debiéndosele agregar la leyenda
“sociedad anónima” que podrá abreviarse “S.A” En la denominación puede tambien incluirse
el nombre de un socio fundador o los apellidos de dos o más de ellos, siendo obligatorio
siempre incluir la actividad principal a que se dedicara la sociedad. Esta modalidad de formar
la denominación tiene como fin permitir que se dé a conocer por medio de sus socios
fundadores que tengan prestigio comercial individual, con el supuesto de que se indique el
objeto de la sociedad, debiéndose tener muy claro que ese hecho no convierte la denominación
en razón social.
En cuanto al capital social, decimos que se encuentra dividido y representado por títulos
llamados acciones, o sea que para saber cuál es la cifra de ese capital, basta con sumar el valor
nominal de los mismos y por último, afirmamos que el socio limita su responsabilidad al
monto nominal de las acciones que son de su propiedad, ya que se trata de una sociedad de
responsabilidad limitada, o sea que, por la obligaciones de la sociedad, no responde con su
patrimonio particular. Tómese en cuenta en todo caso, que la responsabilidad limitada no la
relacionamos con el hecho de la suscripción, como lo hace el código, sino con el hecho de la
propiedad, ya que así incluimos al socio que tiene esa calidad por habérsele transmitido títulos
anteriormente suscritos por otra persona. Esta limitación a la responsabilidad tiene sus
excepciones en el derecho comparado, pues en el código de Comercio de Nueva York y en el
de Canadá, si se trata de responder de obligaciones laborales, el socio tiene responsabilidad
limitada, disposición sumamente acertada y que debe tomarse en cuenta para una futura
reforma al código de comercio de Guatemala.
En cuanto a las características propias de la sociedad anónima la doctrina le asigna las
siguientes.
A. Es una sociedad capitalista
B. El capital se divide y representa por títulos valores llamados acciones;
C. La responsabilidad del socio es ilimitada;
D. Hay libertad para transmitir la calidad de socio mediante la transferencia de las acciones pero
esa libertad se puede limitar contractualmente cuando se trata de titulos nominativos.
E. Los órganos de la sociedad funcionan independientemente y cada uno tiene delimitadas sus
funciones.
F. Se gobierna democráticamente, porque la voluntad de la mayoría es la que da fundamento a
los acuerdos sociales, sin perjuicio de los derechos de las minorías, pero en este aspecto la
doctrina peca de ingenua, Nosotros afirmamos que la sociedad anónima gobierna
plutocráticamente, porque en la asambleas de socios predomina y determina las resoluciones
el socio que es dueño de la mayoría de capital.
G. Por ultimo para explicar la naturaleza jurídica de la sociedad Anónima, se han dado dos
teorías que parecen las más importantes: la teoría contractual y la teoría institucional, para la
primera así como el concepto general de sociedad mercantil gira en torno a la idea del
contrato, tambien la sociedad anónima se puede decir que es un contrato. La teoría
institucional, en cambio prescinde del acto contractual, que solo sirve de punto de partida, y
afirma que la sociedad anónima es una institución que se desenvuelve a un medio comercial
determinad. Esta teoría, tomada del derecho público, es la que mejor explica todas las
relaciones jurídicas que se originan ante la existencia de una sociedad, la que si bien surge e
un contrato, tiene la cualidad de ser una persona jurídica que es sujeto de imputación dentro
del sistema jurídico.
SISTEMAS DE FUNCIONAMIENTO
La sociedad anónima ha acaparado siempre la atención del poder público y se ha tratado de
ejercer control sobre su existencia jurídica. No son pocos los argumentos vertidos para
justificar dicho centro, sobre todo si se toma en cuenta que esta sociedad, por sus especiales
características, ha sido el vehículo apropiado para desvirtuar la pretendida buena fe
comercial y para violentar la competencia el mayor o menor control que el estado ejerza en
materia de sociedad anónima ha determinado que se hable de sistemas de funcionamiento,
dentro de los cuales se estudian tres: Sistema liberal, Sistema de autorización y control
permanente, y de normatividad imperativa, Explicaremos más en detalle cada uno.
El sistema liberal podemos decir que es aquel en que las sociedades anónimas se organizan
contractualmente con la sola intervención de los particulares.
Celebrar un contrato para formar una sociedad es un acto confiado a la autonomía de la
voluntad, como celebrar un contrato de compraventa. El estado no tiene ninguna injerencia
en la formación de la sociedad, aun cuando exista una dependencia administrativa, como el
registro Mercantil, que lleva el registro de cada sociedad que se organiza. Al estado no le es
dable considerar si el capital de la sociedad es proporcional al tipo de negocios que se van a
realizar; si conviene o no a los intereses de la existencia de determinada sociedad; si se trata
o no de un monopolio, su función en este sistema, que regularmente se ejerce por medio de
un registro, se contrae a comprobar la legalidad de la constitución a establecer si el
instrumento público que contiene el solemne. Este sistema es el que, en términos generales,
se sigue en Guatemala aunque debamos recordar que hay algunas sociedades anónimas que,
por su carácter especial, se encuentran sujetas al estado, tal es el caso de los bancos, las
empresas de seguros, las sociedades financieras privadas y los almacenes generales de
depósito, que están bajo control de la superintendencia de Bancos, tanto en su nacimiento
como en su existencia y extinción.
FORMACION DE CONSTITUCION
Para organizar una sociedad anónima existen dos procedimientos o formas de constitución:
constitución sucesiva y constitución simultánea. Hay legislaciones que contemplan las dos
formas, y así estaba regulado en el código de comercio derogado. Pero en el nuevo
únicamente se conoce la forma simultánea.
En el sistema de constitución sucesiva la sociedad no queda fundada en un solo momento.
Previamente a la celebración del contrato, preceden una serie de actos organizativos y
preparativos que van a converger en el momento de la fundación de la sociedad y que tienen
relevancia para la existencia de la persona jurídica. Regularmente un grupo de socios
fundadores desarrollan esos actos previos y se dedican a colocar las acciones entre el
público; y cuando se ha cubierto los requisitos que correspondan y se tiene el capital
necesario, entonces se constituye la sociedad. Este procedimiento con mucho acierto fue
abandonado en el nuevo código de comercio, porque se deba el caso de engañar al
inversionista que compraba acciones de la futura sociedad, la que nunca llegaba a
organizarse porque personas sin escrúpulos se apropiaban del capital recolectado.
El sistema de constitución simultanea se caracteriza porque el acto de Fundar una sociedad
anónima es uno solo se celebra el contrato con la comparecencia de todos los socios
fundadores y se paga el capital en forma total o en los porcentajes establecidos en la ley.
Creemos que esta forma de constitución es más adecuada, sobre todo por los defectos que se
le atribuyen al sucesivo.
LA ESCRITURA SOCIAL Y LOS ESTATUTOS
En la parte general se habla del carácter solemne del contrato de sociedad y se dijo que todo
lo que incida en su existencia jurídica, debe constar en escritura pública para que tenga
validez legal. La idea de ampliar el tema obedece a que el código de Notariado, en sus
artículos 6 y 47, establece requisitos especiales para que el contrato de sociedad anónima, de
manera que la escritura debe contener lo siguiente.
A. Nombres, datos personales y domicilio de los socios
B. enunciación clara y completa del objeto de la empresa o negocio del que tome su
denominación
C. Capital de la compañía, numero de valores y clases de acciones en que se divide, las
preferencias en el pago de dividendos y amortizaciones de las distintas series de acciones, si
las Hubiere; las primas que se establecen en el caso de redención y la forma y plazo en que
los socios deben de consignar su importe en la caja social.
D. El monto del capital suscrito en el momento de la organización de la sociedad y la parte que
este efectivamente pagada.
E. La forma de administración forma de nombrarlos y facultades de los administradores,
atribuciones de la junta general de accionistas
F. Fechas en que deben de celebrarse las sesiones ordinarias de la junta general de accionistas.
G. Época en que debe formarse el inventario, el balance del inventario o cuadro del estado y
fecha en que se acordaran los dividendos.
H. parte de las utilidades que formaran el fondo de reserva
I. el tanto por ciento de pérdida de capital social que causara la disolución de la sociedad antes
de su vencimiento.
CAPITAL SOCIAL Y ACCION.
El capital social en la sociedad anónima podría definirse como la suma del valor nominal de
las acciones en que está dividido. Al decir valor nominal, debe entenderse como tal el que
aparece en el título: pueden haber acciones de diez quetzales, de cien quetzales, etcétera, en
cuyo caso, para obtener la cifra de capital social, se procede a sumar estos valores nominales
y obtener la cifra del capital. Esta aclaración se hace porque tambien existen otros valores de
la acción, como el valor real o bien el valor contable, el valor real o de mercado es la suma
en que se puede vender una acción y el contable, el que le corresponde conforme al estado
patrimonial de la sociedad.
El capital está regido por los siguientes principios:
DE DETERMINACION:
Por este principio, el capital social debe estar determinado en la escritura social, tanto el
autorizado como el suscrito y el pagado.
DE INTEGRACION:
Según este principio, el capital debe mantenerse en los valores inicialmente pactados, de
manera que únicamente debe modificarse mediante la celebración de nueva escritura y su
consiguiente tramite Registral.
DE DESEMBOLSO MINIMO
Casi todas las legislaciones establecen que del capital pactado, debe existir un desembolso
efectivo mínimo, En Guatemala el desembolso mínimo debe ser el 25% del capital suscrito,
porcentaje que en todo caso no puede ser menor de cinco mil quetzales.
DE EFECTIVIDAD O REALIDAD
Tanto la doctrina como la legislación establecen este principio para que el capital no sea
ficticio; de manera que la ley, en variadas normas, tiende a que el capital de las sociedades
sea real. Este principio conforme el derecho Guatemalteco puede resultar purgatorio si se
aportaran estudios de pre factibilidad, de factibilidad o de costos de promoción de la
empresa, pues son valores que varían, constantemente dentro de una economía de mercado
libre.
PRINCIPIO DE UNIDAD
El capital de la sociedad aun cuando se encuentra dividido en acciones de igual valor, debe
entenderse que constituye una unidad económica y contable.
Todos estos principios se encuentran contenidos en la legislación guatemalteca y lo que se
dijo en la parte general con relación al capital de la sociedad es aplicable y debe tomarse en
cuenta con respecto a la sociedad anónima.

FORMAS DE CAPITAL:
AUTORIZADO, SUSCRITO Y PAGADO
Conforme a la ley guatemalteca, el capital puede presentarse en tres formas: Autorizado,
suscrito y pagado mínimo, el capital autorizado es la suma hasta donde la sociedad puede
emitir acciones sin modificar su capital social. Este capital autorizado puede estar total o
parcialmente suscrito, en consecuencia. El capital suscrito seria el valor total de las acciones
suscritas o sea aquellas que se han tomado para sí o para tercero. Este capital suscrito puede
pagarse tambien total o parcialmente para el segundo caso. La ley establece que debe pagarse
un mínimo de 25% del capital suscrito, porcentaje que no deja de ser menor de cinco mil
quetzales. Estar formas de capital deberán expresarse en la escritura constitutiva y su
omisión da lugar a que se multe al infractor por parte del registro mercantil. Con relación al
capital pagado mínimo, se entiende que es para las sociedades anónimas comunes, pues, las
especiales como los bancos, las aseguradores, las financieras y los almacenes generales de
depósito, sus leyes específicas establecen cantidades mayores. Así tambien observamos que
la ley es excesivamente drástica al establecer multa cuando se omite el anuncio de las cifras
de capital, ya que lo correcto debió haber sido prescribir que la escritura no surtiría efecto,
porque, la verdad es que el registro Mercantil no tramita una escritura con tal omisión
debiéndose hacer la ampliación del caso.

LAS ACCIONES Y SU NATURALEZA JURÍDICA


Atendiendo a la semántica que use el código de comercio de Guatemala, podemos decir que
la acción es una cosa mercantil, termino sustitutivo de los bienes muebles del derecho civil.
Participa en parte de la naturaleza jurídica de los títulos de crédito, en los que es compatible
con sus peculiares características. Pero no es en sí un verdadero título de crédito, si
atendiéramos aleman, diríamos que la acción es un título valor, ya que encierra el valor
correspondiente a una parte alícuota mueble, entonces, puede ser objetivo de prenda y
usufructo, admite copropiedad y puede ser reivindicada.

4. LOS TRES SIGNIFICADOS DE LA ACCION


La acción se estudia doctrinaria mente en casi todos los autores de derecho mercantil desde
tres puntos de vista: como fracción del capital; como fuente de derechos y obligaciones para
el socio; y como título valor. Estudiamos por separado cada aspecto.
4.1 COMO FRACCION DEL CAPITAL
La acción representa una parte del capital social expresado en su valor normal, el cual debe
ser uniforme en su cantidad para todas las acciones. No es posible, pues, conforme el
derecho guatemalteco, que haya acciones de 10 quetzales y de 15 quetzales al mismo tiempo,
porque no existiría uniformidad en el valor normal. Lo que si permite es la emisión de varias
clases de acciones que facultan a ejercer derechos de diferentes índole, peor siempre serian
de igual valor nominal.
En algunos países se fijan límites mínimos y máximos para el valor nominal de la acción. En
nuestro derecho solo se exige la uniformidad. Es prohibido también emitir acciones bajo la
par. Estas acciones seria las que emitiese la sociedad por un valor inferior al valor nominal
pactado en la escritura (art. 102). Se habla también de las llamadas acciones con prima ósea
aquellas en que el adquirente, además de pagar el valor nominal de la acción, paga sobre
cargo llamado “prima”. Esta modalidad no está prevista en nuestra legislación, pero podría
aparecer como regulación contractual. En todo caso, esta prima no formaría parte de la cifra
de capital social, pero podría ser una reserva voluntaria. Regularmente se usa en acciones
que son adquiridas por personas que ingresan a la sociedad, posteriormente al acto
constitutivo.
LA ACCION COMO FUENTE DE DERECHOS U OBLIGACIONES PARA EL
ASOCIADO
Los derechos y obligaciones del socio anónimo son los mismos que genéricamente
estudiamos en la parte general. Pero, en el caso de la sociedad anónima, la ley confiere al
titular de la acción un mínimo de derechos, además de conferirle la condición de socio. Estos
derechos son los siguientes:
a) el de participar en el reparto de utilidades sociales y del patrimonio resultante de la
liquidación; las utilidades son calculadas por medo de la contabilidad de la empresa y
asignada por los administradores, previa aprobación de los socios reunidos en asamblea
general ordinaria. Mientras que la cuota de liquidación es asignada por los liquidadores de la
sociedad;
b) el derecho de suscripción preferente: es aquel por el cual el socio tiene derecho a adquirir las
nuevas acciones que se emitan, antes de que sean suscritas por terceros extraños a la
sociedad. Este derecho admite pacto en contrario. Si no existe, la preferencia adquisición se
tiene con relación proporcional al número de acciones que ya se poseen y plazo para
ejercerlo es dentro de lo quince días que corren a partir de la publicación del acuerdo. La
falta de ejercicio de ese derecho faculta a los administradores a colocar las acciones con
terceros y como mejorar convenga a la sociedad; el de votar en asambleas generales: el
derecho de voto es fundamental dentro de los derechos corporativos y se regula
pormenorizadamente en esta sociedad, porque el voto se emite en relaciones al número de
acciones art. 186. Establecer el derecho de nombrar auditor o comisario para la fiscalización.
La finalidad de estos derechos es evitar que la mayoría actúe sin tomar en cuenta a los que
poseen la menor parte del capital.

LA ACCION COMO TITULO


Hemos dicho anteriormente que la acción participa, por su calidad de título, además de su
naturaleza de cosa mercantil, de la característica de los títulos de crédito la acción viene a ser
el documento literal que emite la sociedad en favor del socio; estableciendo la ley que
elementos mínimos debe contener su redacción; siendo estos, los siguientes:
1. la denominación, el domicilio y la duración de la sociedad.
2. la fecha de la estructura constitutiva, lugar de su otorgamiento, notario autorizante y datos de
su inscripción en el registro mercantil.
3. Nombre del titular de la acción, o sea el nombre del socio.
4. Monto del capital social autorizado y la forma en que este se distribuirá.
5. El valor nominal, su clave o número de registro.
6. Los derechos y las obligaciones particulares de la clase a que corresponden y un resumen
inherente a los derechos y obligaciones de las otras clases de acciones si las hubiera.
7. La firma de los administradores que con forme a la escritura social deban suscribirlas.
CLASIFICACION DE LAS ACCIONES
La acción como título, recibe varias clasificaciones que podemos resumir así:
5.1 por su forma de pago, las acciones pueden ser:
Acciones liberadas y acciones no liberadas. Las primeras son las que están totalmente pagas
en su valor; y no liberadas, aquellas que se pagan mediante llamamiento o abonos. Cuando
un socio no a pagado totalmente su acción, se le extiende un “certificado provisional”, el que
se redacta con los mismos de la acción, con la diferencia de que únicamente pueden ser
nominativos y de que debe consignarse el modo de los llamamientos pagados sobre el valor
de la acción. Estos certificados se pueden ceder, pero, como son nominativos, la trasferencia
no surte hasta que se cambien el registro en la sociedad emisora. El cedente, en este caso, es
solidaria y subsidiariamente responsable con el adquirente por el saldo pendiente sobre el
valor de la acción durante un término de tres años a partir de la fecha de la trasferencia. Al
cancelarse totalmente el valor de la acción, estos títulos provisionales se canjean por los
títulos definitivos, los que solo se emiten si la acción está totalmente pagada. En el derecho
guatemalteco solo hay acciones liberadas, ya que los títulos provisionales no tiene esa
calidad, o sea que no hay posibilidades de emitir acciones no liberadas.
POR LA NATURALEZA DEL APORTE
Las acciones se clasifican en acciones dinerarias y de industrias según que el equivalente al
valor de las acciones se entregue en efectivo, otro tipo de bienes o se emitan en razón del
trabajo que se presta a la sociedad esta clasificación es únicamente teórica, pues en la acción
no consta la naturaleza del aporte. Además, conforme algunas legislaciones, incluyendo la
guatemalteca, no se aceptan las acciones de industria, ya que la anónima es una sociedad de
capital.
SEGUN LOS DERECHOS QUE GENERA LA ACCION
Hay acciones que confieren derechos comunes para los socios, si que existan diferencias. A
estas acciones se les llama “acciones ordinarias”. Pero hay otro tipo de acciones que dan
ciertas preferencias de orden patrimonial o corporativo, como por ejemplo: recibir antes que
los otros socios, el pago de dividendos o la cuota de liquidación. En este caso, estamos ante
las llamadas “acciones privilegiadas” o “acciones preferentes”, que casi siempre tienen el
voto limitado.
POR LA FORMA DE EMITIRSE Y TRANSMITIRSE
Esta clasificación, que expresamente contenía nuestro código de comercio, las dividía en
acciones “nominativas” y “al portador”, las nominativas son aquella en las que consta el
nombre del socio en el documento. Para transmitirse esta clase de acciones debe endosarse y
cambiarse el nombre el titular en los registros que para el efecto lleva la sociedad emisora; de
manera que, la sociedad considera propietario de las acciones nominativas a quien aparece en
sus registros, aun cuando la acción haya sido endosada. Las acciones al portador eran
aquellas que no se emitían en favor de una persona determinada, pues el nombre del
adquirente no aparecía en el documento; de manera que para transmitirse bastada la simple
entrega del documento y la sola posesión legitimaba al propietario. Las acciones pedían
emitirse en estas dos formas a elección del socio, a menos que en la escritura se hubiera
pactado que tipos de acciones debían emitir la sociedad o que la ley obligara que solo
pudiera ser nominativas. En cuanto a las acciones nominativas, conforme a las normas
vigentes, puede pactarse que únicamente se pueden transmitir las acciones nominativas con
la anuncia previa de la sociedad, pacto que deberá constar en la misma acción. En la
actualidad y conforme a las disposiciones de la ley de extinción de dominio, se modificó el
código de comercio en el sentido de suprimir las acciones al portador y se dio un plazo para
que las sociedades tramitaran la conversación de las acciones al portador por acciones
nominativas, bajo el argumento de que la acción al portador permite actos reñidos con la ley;
es decir, y en el mismo sentido de la observación que se hace al tratar de la sociedad
afianzadora, creemos que esta disposición es retroactiva porque afecta negociaciones que se
celebraron al amparo de una ley distinta y con base en la autonomía de la voluntad. En todo
caso, esta regla de que solo existan acciones nominativas no es novedosa en Guatemala, pues
ya para algunas sociedades especiales, como la que se dedica al negocio bancaria, por
ejemplo, está previsto que solo puede fraccionar su capital en acciones nominativas.
DESTRUCCIÓN Y PÉRDIDA DE ACCIONES
La acción, como título, está sujeta a que se destruya o que se extravié. En ambos casos, la ley
establece loso mecanismos para reponerla; y como solo pueden ser nominativas, no hay
mayor problema, porque la sociedad lleva un registro de acciones y sus propietarios,
bastando solicitar a los administradores la reposición, y estos tiene facultada para resolver,
exigiendo o no que se preste garantía previo a reponer los documentos.

ADQUISICION DE ACCCIONES
La doctrina nos enseña que ninguna sociedad anónima puede adquirir sus propias acciones
sin embargo, en el caso de que un socio se separe de la sociedad o sele excluya de la misma,
la sociedad podría estar interesada en adquirir las acciones del socio afectado. En este caso,
la ley permite que la sociedad adquiera sus propias acciones, pero se exigen los siguientes
requisitos:
A) Que la sociedad tenga utilidades acumuladas o reseras no legales, regiones que puede usar
para adquirir las accione. Si no les alcanzan esos fondos para cubrir el valor de las acciones
por adquirir, debe proceder a reducir el capital.
B) La sociedad puede tener en su poder las acciones adquiridas, durante un plazo máximo de
seis meses; mientras estén en poder de la sociedad, los derechos que confieren la acción se
suspenden; y,
C) Si durante esos seis meses la sociedad no logra vender las acciones, se procede a la
reducción del capital.

AMORTIZACION DE ACCIONES
Dentro de las formas de reducir el capital social en una sociedad anónima, la amortización de
acciones es uno de los procedimientos recomendados por la ley. Consiste este en la
cancelación de un cierto número que pierden su calidad de títulos representativos de parte del
capital; pagándole al socio que sufre la amortización, el valor contable de la misma. Para
amortiguar una acción es requisito indispensable que esté totalmente pagada, ya que, como
se dijo, es una reducción del capital. El procedimiento puede estar previsto en la escritura y
contar en los títulos; o bien acordarse en una asamblea general, en cuyo caso debería hacerse
un sorteo ante notario, para establecer que socio sufrirá la amortización.
OTROS TITULOS QUE PUEDE EMITIR LA SOSCIEDAD ANONIMA
9.1 Para estimular y reconocer la labor de los socios que organizan y fundan o sea aquellos
títulos que se extienden, como la palabra lo dice, a los socios fundadores. Este documento da
derecho a percibir un dividendo no mayor al diez por ciento de las utilidades netas anuales y
por un plazo que no exceda de diez años, limitación que se establece para no colocar a los
socios fundadores en una posición de permanente privilegio. El bono de fundador también
debe emitirse en forma nominativa y literalmente deberá contener:
1. La expresión certificada o bono de fundador, con caracteres visibles.
2. La denominación, domicilio, duración, capital de la sociedad y fecha de constitución.
3. El número ordinario del bono i la indicación del número que se han emitido.
4. La participación que corresponda al bono y el tiempo durante el cual deba ser pagada.
5. Firma de los administradores.
El bono del indicador únicamente confiere un derecho de contenido patrimonial y no
acreditada para participar en la vida de la sociedad en la forma que lo hacen los demás
socios. De esa manera, un socio fundador puede tener acciones y bonos de fundador a la vez,
participando plenamente en la vida de la sociedad por las primeras y percibiendo dividendos
por el bono durante el plazo pactado.
Del contexto de la ley se deduce que el bono o certificado de fundador se extienden en
reconocimiento al esfuerzo organizativo del socio fundador; y por ser un título accesorio,
solo puede extenderse como nominativo y no es transferible ya que se cumple con la
finalidad de premiar a los fundadores de la sociedad y siguiendo el fin que contiene la ley de
extinción del dominio.

ORGANOS DE LA SOCIEDAD ANONIMA


EL ORGANO DE SOBERANIA:
ASAMBLEA DE ACCIONISTAS

En la sociedad anónima al órgano de soberanía se le denomina “asamblea”. Se entiende por


asamblea la reunión de los socios conforme las normas especiales del código de comercio y
las que hayan establecido en el contrato social. Por consiguiente, no cualquier reunión de los
socios puede considerársele asamblea. Existe únicamente cuando se reúnen mediante una
convocatoria previa, con un quórum específico, se discute sobre una agenda prestablecida y
en el lugar que constituye la sede social. La única excepción a este procedimiento se da en la
llamada “asamblea totalitaria”, en la que, como vemos más adelante, no son necesarios
algunos requisitos de los anteriormente señalados.
La asamblea no es un órgano de funcionamiento permanente, pues su actividad es temporal.
A pesar de eso se le considera como el órgano supremo de medida en que sus resoluciones
vinculan jurídicamente a todos los miembros individuales. Asimismo, siendo una sociedad
en que se vota en razón de título o acción, los acuerdos son el resultado de la voluntad de
quienes poseen la mayor parte del capital social.
Ahora bien. Decir que la asamblea es el órgano supremo de la sociedad, no significa que su
poder sea ilimitado, ya que no puede resolver más allá de lo que la ley o el contracto le
permiten. Sus decisiones no pueden lesionar los derechos que la ley reconoce a las minorías;
y salvo el caso en que se vote por unanimidad o que se consienta lo resuelto, existe siempre
el derecho a impugnar las resoluciones que toma la asamblea
.
CLASES DE ASAMBLEAS
Las asambleas se clasifican atendiendo diferentes aspectos, así, por ejemplo, si se toma en
cuenta el momento en que se celebra, en relación al plazo, resulta que puede hablarse de las
siguientes
A. ASAMBLEA CONSTITUTIVA: Es la que sirve para fundar la sociedad. Si
aceptamos la teoría orgánica para explicar la naturaleza jurídica de la administración,
de la asamblea y de la fiscalización, es inaceptable concebir una asamblea
constitutiva. No puede existir un órgano que nazca antes de la entidad de la cual
forma parte y legalmente, tampoco es factible porque el código de comercio no lo
contempla como tal.
B. ASAMBLEA DE GESTION: Se le llama así a las que se celebran durante la vida de
la sociedad y su nombre obedece a que en estas se discute y se traza la gestión
empresarial de la sociedad.
C. ASAMBLEA DE DISOLUCION Y DE LIQUIDACION: Se conoce como tales a las
asambleas que ponen fin a la sociedad, En nuestro derecho la disolución y la
liquidación es un proceso jurídico contable de realización patrimonial, o de ello, se
procede a liquidarla. La clasificación anterior tiene interés teórico por eso es más
corriente la siguiente:
a) ASAMBLEA GENERAL ORDINARIA: Esta Asamblea es la que se celebra por lo
menos que delimitan una vez al año, luego que se ha practicado las operaciones
contables que delimitan el ejercicio social, Su función es la de conocer todos aquellos
temas que son propios de la vida Ordinaria de la empresa: nombrar administradores,
Enterarse de los negocios sociales, aprobar el reparto de dividendos y, en términos
generales, resolver todo asunto que, por su carácter no especial, hacen que la persona
jurídica no se afectada en su estructura;
b.) ASAMBLEA GENERAL EXTRAORDINARIA: se celebra en cualquier tipo y sus
resoluciones, generalmente, afectan la existencia jurídica de la sociedad. Por ejemplo,
si se va a aumentar el capital, se va a transformar o a funcionar la sociedad, es natural
se modifica la estructura general de la sociedad; y por eso, estos temas son propios de
la asamblea general extraordinaria, la que se puede celebrar en cualquier tiempo de la
naturaleza ocasional de los derechos en que ella se trata. El artículo 135 del código de
comercio, establece que en esta asamblea se puede resolver;
i.) modificación de la escritura, incluyendo aumento o reducción de capital y prórroga del
plazo;
i.i) creación de acciones e voto ilimitado o preferente, así como la emisión de
obligaciones sociales o de ventures;
i.i.i.) Aumento disminución del valor nominal de las acciones; y,
i.v.) otros asuntos que la ley y el contrato le asignen a esta asamblea.
c.) ASAMBLEAS ESPECIALES las especiales no son asambleas generales, ya que no
reúnen a todos los socios. La especial es la reunión de un determinado grupo de
accionistas en relación a la clase de acciones que tienen en propiedad. Por ejemplo, si
sean emitido acciones privilegiadas, preferentes o de voto limitado, y se reúnen solo
los socios que tienen estas acciones, entones estamos ante una asamblea especial.
d.) ASAMBLEA TOTALITARIA esta asamblea, llamada “universal” en el derecho
argentino, es aquella que se celebra sin convocatoria previa. Los socios se pueden
encontrar reunidos por un acontecimiento festivo; y si en esa por unanimidad, el
funcionamiento del órgano es legal y sus decisiones vinculan a todos los socios. Esta
asamblea se encuentra regulada en el artículo 156 del código de comercio, el que
transcribimos a continuación por merecer un comentario especial:
artículo 156. Asamblea totalitaria toda asamblea podrá reunirse en cualquier tiempo
sin necesidad de convocatoria previa, si concurre la totalidad de los accionistas que
correspondan al asunto que se tratara, siempre que ningún accionista se opusiere a
celebrarla y que la agenda sea aprobada por unanimidad si leemos detenidamente el
articulo trascrito, podemos notar que al decir “toda asamblea”, se está indicando que
puede haber tres clases de asamblea totalitarias : ordinaria totalitaria, extraordinaria
totalitaria y especial totalitaria
PROCEDIMIENTO PARA LA CELEBRACIÓN DE LA ASAMBLEA
a.) CONVOCATORIA: para considerar que una asamblea funciona legalmente, deberá
ser convocada con no menos de 15 días de anticipación a la fecha de su celebración,
lo que se hace mediante avisos que se publican por dos veces en el diario oficial y
otro de mayor circulación. Al socio, en vista de sus acciones son necesariamente
nominativas debe comunicárseles por correo certificado la celebración de la
asamblea, mediante nota que contenga los mismos requisitos del aviso de prensa, y
conforme el artículo 138 del código de comercio, son los siguientes:

i.) nombre de la sociedad en caracteres tipo gráficos notorios. En este caso la ley se
refiere a la denominación y a nombre comercial:
i.i) lugar, hora y fecha de la reunión; indicación de la asamblea a celebrar (ordinaria,
extraordinaria o especial);
i.v) requisitos para poder participar.
Si se trata de una asamblea extraordinaria o especial, debe especificarse el asunto o
los asuntos que se van a tratar.
¿Que son las asambleas por segunda convocación? La ley no las regula
expresadamente, pero remite al contrato la posibilidad de que puedan realizarse,
sucede, por ejemplo que a la primera audiencia que se celebrara la asamblea, no
concurre el quórum necesario; y podría ocurrir que fijando una nueva oportunidad,
tampoco se reunirá el quórum, tornándose difícil llevarla a cabo para resolver este
problema, en los avisos de convocatoria suele decirse que, si por falta de quórum no
se celebra la sesión en la fecha y hora inicialmente indicadas, se realizaran otras que
en el mismo aviso se señalan, con los socios que asistan a la misma. Esta última seria
por segunda convocatoria y viene a resolver un problema que puede presentarse en
aquellas entidades o sociedades de innumerable cantidad de socios, tal es el caso del
banco de los trabajadores de Guatemala. En este aspecto, a nuestro juicio la ley
adolece de un defecto pues la posibilidad de celebrar asambleas de segunda
convocatoria, solo se da si el contrato social permite. ¿si existe silencio contractual?
La ley debió salirle al paso a este posible problema y establecer la facultad de la
autoridad que convoque, a señalar asambleas de segunda convocatoria, para
realizarse con los socios que asistan siempre que la ley no requiera un quórum
específico para el asunto a tratar. Como sucede de la modificación del capital. Una
futura reforma al código de comercio, debería contemplar esta sugerencia.
Diferente es la asamblea sucesiva prevista en el artículo 151 del código de comercio.
En esta, el quórum se reunió, pero como el tiempo para discutir el contenido de la
agenda no alcanza, los socios deciden continuar la asamblea en los días siguientes,
hasta agotar todos los asuntos que motivaron la asamblea.
b.) ¿Quién convoca? Conforme al artículo 140 del código de comercio, la convocatoria la
hace el órgano administrativo o el de fiscalización, si los hubiere, cuando se
considera oportuno celebrarla según la ley o el contrato. Pero también está previsto
en los artículos 141 y 142 de código que un 25% de los socios con derecho a voto, en
el ejercicio de un derecho de minoría, o un socio en forma individual, en ejercicio de
un derecho corporativo, pueden pedir al órgano que corresponda que se convoca a
una asamblea; y puede recurrirse, incluso, a una autoridad judicial para que convoque
en caso de negativa a la petición.
c.) lugar de reunión: la asamblea debe reunirse en la sede social de la persona jurídica, o
sea el lugar señalado como asiento principal de la empresa. Si embargo, la escritura
constitutiva puede permitir que se celebre en un lugar diferente.
d.) Agenda De la asamblea la agenda es preparada por la autoridad que convoque y debe
contener los puntos que se someterán a KIK de la asamblea. En la agenda pueden
figurar aquellos temas que los socios propongan para la deliberación. Siempre que la
proposición provenga de socios que tengan derecho a pedir convocatoria.
e.) Otros actos preparatorios: durante los 15 días anteriores a la asamblea debe ponerse a
la vista de los socios toda la documentación que sea necesaria al respecto de lo que se
discutiera en la asamblea. La documentación en referencias se encuentra designada
en el artículo 145 del código de comercio y se refiere al balance general del ejercicio
social y correspondiente estado de perdida y ganancias, al proyecto de distribución de
utilidades, a la memoria de labor de la administración, al libro de actas, etcétera.
Además, si se trata de una asamblea general extraordinaria, debería explicarse a los
socios los motivos que han originado el asunto que se discutirá, es importante hacer
notar que cualquier omisión de estas formalidades procedimentales, da como
resultado la irregularidad de la asamblea y se puede discutir judicialmente la validez
de las resoluciones.
QUORRUM DE LAS ASAMBLEAS
El quórum se refiere a la presencia de los socios o de sus representantes para la
celebración de una asamblea. Para la determinación del mismo se toma en cuenta a
los propietarios de acciones nominativas que aparezcan inscritos en el registro
especifico de acciones, con 5 días de anticipación a la celebración de la asamblea. El
quórum es, entonces, la cantidad de personas que representando un porcentaje del
capital, son necesarias ´para la celebración de la asamblea. Hay 2 clases de quórum:
“de presencia” y “de votación”. El primero se necesita para iniciar la sesión; y el
segundo, para tomar una resolución. La diferencia entre ambos depende del tipo de
asamblea, por ejemplo:
ASAMBLEA ORDINARIA
a.) Quórum de presencia. Lo constituye como mínimo, la mitad de las acciones con
derecho a voto.
b.) Quórum de votación. Es la mayoría simple de votos presentes. Si la sociedad tiene
500 acciones con derecho a voto, se necesitaría 250 para iniciar la sesión y 126 para
votar a tomar una resolución con plena validez puede suceder que el quórum de
presencia se desintegre; entonces la sesión puede continuar, pero los acuerdos deben
tomarse por la mayoría según el quórum con que se inició la asamblea. Por ejemplo,
si la sesión se inició con la representación de 400 acciones, la mayoría simple para
votar seria 201; en el supuesto de que se desintegrara, tendrían que estar
representadas estas 201 acciones para tomar acuerdos válidos.

1.3.2 ASAMBLEA EXTRAORDINARIA


a.) Quórum de presencia. Se forma con el 60% de las acciones con derecho a voto, salvo
que la escritura fije un porcentaje mayor.
b.) Quórum de votaciones. Se requiere más del 50% de las acciones con derecho al
menos que la escritura fije un porcentaje mayor si aplicamos el ejemplo de las 500
acciones, se necesitaran 300 acciones para iniciar la sesión y 251 para votar. Y si
hubiere desintegración del quórum de presencia, este no puede bajar más allá de la
mitad más uno de las acciones con derecho a voto.
ASAMBLEAS ESPECIALES
Para las asambleas especiales no existe una norma específica que establezca los
porcentajes de acción que forman el quórum de presencia y el de votación. Sin
embargo, el artículo 155 del código de comercio establece que a estas se les aplicara
las reglas de las ordinarias.
De todo lo dicho puede inferirse que el quórum se forma con relación a las acciones
con derecho a voto y no con referencia a los socios, ya que estamos ante una sociedad
capitalista. Por ello debemos establecer en qué casos no se toman en cuenta algunos
títulos para integrar el quórum y que valor tienen otros en las deliberaciones.
Veamos;
Acciones en copropiedad: cuando una acción pertenece a varias personas, debe
nombrar un representante común para que las represente en las asambleas y vote por
todos los condóminos.
Acciones dadas en prenda: para estas acciones concurre y ejerce los derechos que
genera el título, el deudor prendario.
Acciones dadas en usufructo: en este caso, el voto lo ejerce el usufructuario.
Acciones en poder de la sociedad: una acción en poder de la sociedad tiene
suspendidos los derechos que genere: en consecuencia, no se toma en cuenta para
determinar el quórum. Tampoco confieren votos las acciones en poder de agentes de
bolsa, corredores o comisionistas.
Acciones de socios interesados: cuando un socio tiene un interés contrataría al de la
sociedad, sus acciones se toman en cuenta para formar quórum de presencia, pero no
puede ejercerse el voto. En este aspecto consideramos que la ley (Art. 130) es
contradictoria porque si no tiene derecho a votar y el tema es único en la agenda
tampoco debiera tomarse en cuenta para el quórum de presencia.
Certificados provisionales: sabemos que cuando el socio no paga en su totalidad al
valor nominal de la acción, se le da un certificado provisional. Y si el socio es
solvente en el saldo, tiene derecho a voto y se le tomara en cuenta para establecer el
quórum, salvo pacto en contrario.
Bonos de fundador y certificado de goce: no confieren derecho a voto ni se toman en
cuenta para determinar el quórum.
DESARROLLO DE LAS ASAMBLEAS.
La asamblea, regularmente, la dirige el administrador único o el que preside el conejo
de administración; en otros casos, la asamblea puede designarse a un socio para que
la presida; y en las asambleas especiales, los socios designan a uno de ellos para ese
efecto. Deliberaciones se levanta un acta autorizada por el secretario del consejo de
administración o por un notario; y aunque la ley no le dice si la administración es
unipersonal y no se cuenta con los servicios de un notario, los socios pueden nombrar
un secretario accidental para constancia de las asambleas es imperativo llevar un libro
de actas ; y si acta notarial con el objetivo de darle certeza al documento y evitar que
se acrediten posteriormente, resoluciones que no se tomaran o que se tergiversen. Por
ultimo si se trata de una asamblea extraordinaria y si se toman resoluciones sobre los
aspectos a que se refieren los artículos 135, ya que comentamos, debe enviarse copia
certificada, dentro de los 15 días siguientes, al Registro Mercantil.
1.5 DERECHO DE IMPUGNACIÓN
Como las asambleas pueden realizarse en contra venció al procedimiento descrito o
lo que se haya pactado en el contrato social, el artículo 157 del código de comercio
confiere el derecho a impugnar los acuerdos sociales, derecho que se ventila en juicio
ordinario. La acción de impugnación caduca en un plazo de 6 meses a partir de la
fecha en que tuvo lugar la asamblea.
Con respecto al derecho de impugnar lo acordado en una asamblea, la corte suprema
de justicia, al resolver el recurso de casación No. 97-2011, dicto la sentencia de fecha
7 de junio el año 2012, en el que resolvió una controversia sobre la legitimación para
pretender la nulidad de un acuerdo social, habiendo resuelto lo siguiente:
Esta cámara que si bien es cierto el artículo 1302 del código civil establece que la
nulidad puede ser declarada de oficio por el juez, a petición de quien tenga interés o
por el ministerio público, lo es también, que la nulidad solicitada por el recurrente se
refiere a un acuerdo derivado de la celebración de una asamblea de una sociedad
mercantil, por lo que, en atención al principio de especialidad en lo relacionado a que
para resolver las controversias deben aplicarse las normas jurídicas contenidas en las
leyes sociales, no así en la generales, por consiguiente es indispensable estar a los
establecido en el código de comercio, que el articulo 160 estipula quien es el sujeto
que tiene la legitimidad para el ejercicio de las acciones judiciales a que se refieren
los artículos 141, 142, 145 y 157; este último hace referencia a la impugnación de los
acuerdos de las asambleas.
EL ORGANO DE GESTIÓN:
LA ADMINISTRACIÓN DE LA SOCIEDAD
En el desarrollo de la primera parte de este libro, dijimos que el órgano
administrativo es a la sociedad, lo que el poder ejecutivo es el estado. Su misión es
ejecutar la gestión social de conformidad con los lineamientos del contrato y de las
resoluciones que se tomen en las asambleas, ciñendo en todo caso sus funciones a lo
establecido en los artículos 162 al 183 del código de comercio. En esta sección nos
concretaremos a exponer la particularidad de la administración de la sociedad
anónima, ya que los fundamentos generales de este órgano fueron también expuestos
en la primera parte.
FORMA DE ADMINISTRACION
La administración de la sociedad puede estar confiada a una persona o varias
personas. En el primer caso estamos ante una administración unipersonal; en el
segundo, ante una administración colegiada, que en la práctica se le llama “consejo
de administración *o” junta directiva”. Regularmente la segunda forma se presenta en
aquellas sociedades de gran magnitud, aunque también puede darse en sociedades de
pequeño capital.
La administración unipersonal no presente mayores dificultades en su
funcionamiento; en cambio, la colegiada tiene algunas especialidades. Por ejemplo:
tiene un presidente cuya forma de designación debe estar prevista en la escritura; a
cambio de un pacto expreso, el primero de los administradores designados
desempeñara la función. El administrador presidente viene hacer el medio de
comunicación del órgano colegiado y permite que este se exteriorice, ya que, si es
una junta directiva numerosa, su comparecencia a diversos actos de gestión resultaría
incomoda.
NOMBRAMIENTO, FACULTADES, PROVICIONES Y RESPONSABILIDAD
DEL ADMINISTRADOR
Los administradores pueden ser o no socios. Son electos, generalmente, en asamblea
ordinaria, por un periodo de 3 años, aunque pueden ser reelectos. Si cumplido el
periodo no se nombra el sustituto, o si nombrado no toma posesión, se prorroga en
periodo por el tiempo necesario en que se haga efectiva la sustitución con el objeto de
que la sociedad no quede acéfala. El hecho que un administrador sea nombrado para
un periodo especifico, no significa que sea inamovible, ya que la asamblea puede
sustituirlo si lo considera oportuno. Pueden también los socios nombrar
administradores suplentes, si está previsto la escritura.
Las facultades que los administradores tienen por el hecho de su nombramiento, están
reguladas por el código de comercio; pero, la escritura debe especificar aquellas que
los socios otorguen con especialidad. Una función importante es la de representar
judicial y extrajudicialmente a la sociedad y el uso de la razón social. En los casos de
administración colegiada, el ejercicio de la representación puede ser delegada
mediante la figura contractual del mandato; pero si se trata de administración
unipersonal, la delegación solo es permitida si está facultado en la escritura
constitutiva o si precede autorización de la asamblea general.
En materia de responsabilidad, los administradores la tienen frente a la sociedad, los
socios y los terceros, si el ejercicio de du función causa daño o perjuicio. Esta
responsabilidad es solidaria en el caso de administración colegiada; pero o la tienen
aquellos que votaron en contra del acto que origina administradores responden
también de lo siguiente:
De la efectividad y valor de las aportaciones;
De la existencia de las utilidades a partir;
De la legalidad veracidad de la contabilidad; y,
Del cumplimiento de los acuerdos tomados en asamblea.
La acción de responsabilidad es un derecho de los socios y los acreedores sociales; y su
ejercicio provoca la automática remoción del administrador, quien solo puede ser
reinstalado si los tribunales lo absuelven de los cargos que se le atribuyen.
LOS GERENTES
Regularmente se confunde al administrador con el gerente y se cree que son dos
formas denominar a un mismo funcionario. Pero, legal y doctrinaria mente, son
categorías diferentes. El gerente puede tener las mismas facultades que un
administrador, pero técnicamente es un subadministrador. En una sociedad existe la
administración, y a la vez, la gerencia con muchas variantes: gerencia de producción,
gerencia de ventas, gerencia de créditos, etcétera, según la organización interna de la
actividad empresarial. O sea que el gerente, si bien puede tener atributos de gestión y
de representación, no es el órgano de la sociedad, como lo es la administración. Al
gerente lo nombra la asamblea, o la administración si tienen facultades para ese
efecto. Es un cargo indelegable y sus atribuciones deben fijarse en la escritura o en el
acuerdo de nombramiento. En caso contrario tiene las facultades de un auxiliar del
comerciante en la forma que se concibe la representación mercantil: amplia, pero en
relación directa a la actividad económica a que se dedica la sociedad.
EJECUTORES ESPECIALES
En el caso de la sociedad anónima, el artículo 136 del código de comercio establece
que la asamblea puede nombrar ejecutores especiales para que cumplan con un
acuerdo que ella haya tomado, lo cual implica que, para ese acto, el ejecutor especial
representara a la sociedad. Este es un caso en que se da la representación sin
mandato; en consecuencia quien vaya a ejecutar el acto acordado, acreditara su
representación con certificación del punto de acta en que se le faculto y otorgo esa
singular representación; y, como no se trata de un mandatario, este representante, que
regularmente es un socio, no tienen obligación de inscribir su representación en
ningún registro, pues, repetimos, es un caso de representación legal y no de
representación contractual proveniente de mandato. En el caso del ejecutor especial
que actúa en nombre de una sociedad extranjera, como ha sucedido en alguna
práctica, debería exigirse probar que en el ordenamiento jurídico al cual debe su
formación la sociedad, está previsto que la asamblea puede delegar facultades de
representación en ejecutores especiales, pues tal situación no se regiría por el derecho
guatemalteco. En todo caso, aclaremos que los ejecutores especiales pueden actuar en
actos de representación o de otra índole, según para lo que haya facultado la
asamblea.
EL ORGANO DE FISCALIZACION.
Dentro del equilibrio que se trata de mantener en el ejercicio del poder que los
órganos ejercen dentro de la sociedad, el órgano de fiscalización tiene la misión de
controlar la función administrativa. A la asamblea, a pesar de ser el órgano supremo,
no le es posible ejercer ese control de manera permanente, ya que su funcionamiento
es temporal y no tiene inmediato acceso a los problemas que representen una
administración anómala. Por esa razón se ha establecido el órgano de fiscalización,
con el que se pretende garantizar y ofrecer seguridad en el buen manejo de la gestión
social, lo que redundara en la confianza que el accionista siente al invertir su capital
en la adquisición de acciones.
El órgano de fiscalización se encuentra regulado en los artículos 14 al 194 del código
de comercio, pudiéndose dar en tres formas:
a) Fiscalización ejercida por los mismos socios;
b) Por medio de uno o varios contadores o auditores; y
c) Por medio de uno o varios comisarios. La escritura social debe determinar qué forma
se adoptara o bien estipulara que se haga por más de una de esas formas.
En la primera consideramos que la ley es poco práctica. Una de las características de
la sociedad anónima, es la de tener sus órganos bien delimitados, pero esas
características se rompen, en la medida en que todos los accionistas se rompen en la
medida que todos los accionistas funjan aquellas sociedades de gran cantidad de
socios. Así mismo de pensarse que muchos socios se interesan únicamente en
invertir su capital y se presenta a la sociedad solo a cobrar sus dividendos. Si se
quería que los socios controlaran la función administrativa, basaba con que se
estableciera como un derecho corporativo; pero en forma prevista por la ley,
posibilita en gran medida la ineficiencia del órgano.
SOCIEDADES ANONIMAS ESPECIALES
Son aquellas que regularmente se organizan por procedimientos distintos a las sociedades
comunes que rige el Código de Comercio como ley complementaria, pues se exigen
requerimientos contractuales que las colocan en una situación legal. Estas sociedades
anónimas son la de inversión, la bancaria, la aseguradora, la de inversión, la almacenadora y,
en algunos aspectos, la afianzadora y las que se dedican al mercado de valores y mercancías.
SOCIEDAD ANONIMA DE INVERSION
Antes de la promulgación del decreto 3496 del congreso de la republica identificado como
“ley de mercado de valores y mercancías” no existían en Guatemala normas jurídicas
relacionadas con esta modalidad de sociedad anónima; aunque a nuestro juicio y dentro del
régimen de la autonomía de la voluntad nada obstaculizaba que se organizara una sociedad
anónima de inversión, al tenor de las disposiciones del código de comercio y conforme al
concepto general de contrato que contiene nuestro código civil. Sin embargo, con el
surgimiento de las bolsas de valores y el fortalecimiento del mercado de valores el referido
decreto introdujo esta variante especial de la sociedad anónima, en su artículo 73. A dicho
decreto nos referimos en este subtema
ANTECEDENTES
Se considera que el antecedente de la sociedad de inversión en el investment trust, de origen
anglosajon, conocido en los estados unidos de Norteamérica como investment company. Con
respecto al origen del trust de inversión, el profesor mexicano, Rodolfo batiza, dice:
Hay quienes pretender remontar a las postrimerías de la edad media ciertas prácticas seguidas
en la colocación de capitales, que estiman procuras del trust de inversión , pero la afirmación
repetida con mayor frecuencia es en el sentido de que el primer ejemplo de trust de inversión
se encuentra en la sociedad algemeene Neder landsshe Maatschappy, organizada en Bruselas
por el rey Guillermo en 1833, conocida después de la independencia de Bélgica como Societe
des pays Bas, y más tarde como siete General de Belgique, demostrando que el objeto de la
Societe General no es admisible a las funciones desempeñadas por el trust de inversión. La
opinión más generalizada y de mayor autoridad sostiene el origen británico de la institución
por más que en otros países principal mente europeos, se hayan desarrollado organizaciones
semejantes. ¿Qué es en realidad el trust de inversión? En forma provisional, y a reserva de
precisar diferencias específicas podríamos decir armonizando el parecer de varios autores que
en el trust de inversión es una organización en la cual los fondos combinados de múltiples
participantes son invertidos en una diversidad de valores, a fin de obtener seguridad del capital
a través de la distribución de los riesgos.
OBJETO DE LA SOCIEDAD DE INVERSION
Estas tienen como objeto exclusivo invertir sus recursos en la adquisición de valores que la ley
indica, los cuales, según salinas Martínez, son cuidadosamente seleccionados con el propósito
de lograr mediante la diversificación de los riesgos, la mayor seguridad del capital invertido.
Establecido este objeto es necesario indicar la diferencia específica que identifica a esta
sociedad, frente a la proximidad que ofrece con otros entes mercantiles.
Con forme a la doctrina citada y lo que se establece en nuestra legislación, entonces, ponemos
decir que una especialidad de la sociedad de inversión es la de organizarse para un solo objeto:
invertir sus recursos exclusivamente en la inversión de valores.
Ejemplo de sociedad de inversión
Guatefondo, Sociedad de Inversion Guatemalteca S.A de C.V
Artículo 73. Sociedades de inversión. Las sociedades de inversión son aquellas que tienen
por objeto exclusivo la inversión de sus recursos en valores a que se refiere en el artículo de
ley…
Valores: Se entiende como valores todos aquellos documentos, títulos o certificados, acciones,
titulo de crédito típicos o atípicos, que incorporen o representen, según sea en caso derecho de
propiedad, de créditos o de participación. Los valores podrán crearse o emitirse y negociarse
mediante anotaciones de abono en cuenta. Sin embargo, cuando la escritura lo permite, este
concepto de valor se entiende a invertir en cuentas de ahorro, certificados de depósito y otros
instrumentos financieros de inversión de alta o inmediata liquidez, tal como lo establece el
inciso f del artículo 73 de la ley.
EL CAPITAL SOCIAL EN LA SOCIEDAD DE INVERSIÓN
La segunda especialidad de esta sociedad tiene que ver con su capital social. En primer lugar,
esta es una sociedad de capital variable.
La modalidad de capital variable no existía en Guatemala antes de la emisión de la Ley del
Mercado de Valores y mercancías; y se explica su necesidad por las particularidades con que
funciona esta sociedad en cuanto al ingreso o salida de los socios; pero, es una modalidad que
solo puede darse en cuanto al ingreso o salida de los socios; pero es una modalidad que solo
puede darse en cuanto a la sociedad anónima de inversión. Todas las demás sociedades
accionadas que se forman al tenor de nuestros ordenamientos jurídico, son capital fijo.
En cuanto al monto del capital pagado mínimo también existe una especialidad en la sociedad
de inversión, pues debe organizarse con un monto mínimo de cincuenta mil unidades.
Artículo 90. Calculo de las multas. Las multas se refinarán en unidades de multa determinada
por el registro en la resolución respectiva. El valor mínimo de cada unidad será de diez
quetzales (Q.10.00) y el valor máximo de cien quetzales (Q.100.00) el registro actualizará
semestralmente dentro del rango señalado el valor de cada unidad mediante resolución que
deberá publicarse por una sola vez en el Diario oficial.
Por ejemplo, si el Registro del Mercado de Valores y Mercancías, que es al que se refiere la
ley, establece que la unidad de multa equivale a veinte quetzales, el capital pagado mínimo de
una sociedad de inversión tendría que ser de un millón de quetzales que resultaría de
multiplicar 50,000 x 20. El notario tendrá que informarse del valor vigente de la unidad de
multa antes de autorizar una escritura pública de una Sociedad de Inversión.
ESPECIALIDAD EN CUANTO A LAS ACCIONES
En cuanto a las acciones la sociedad anónima de inversión tiene diferencias con la común, a
saber.
a) La sociedad de inversión puede comprar sus propias acciones sin necesidad de reducir su
capital social. En este caso las acciones compradas pasan a ser acciones de tesorería, quedando
en suspenso los derechos políticos y patrimoniales que otorga la acción, en tanto son vendidas
de nuevo. La escritura pública establecerá los términos a que debe atenderse la sociedad para
comprar sus propias acciones o facultar el órgano de administración para que los fije (art. 73
inciso c)
b) Se puede emitir acciones sin derecho a voto cuando a solicitud de sus tendedores la sociedad
de inversión debe recomprarlas dentro de un plazo máximo de treinta días (art inciso d)
c) La oferta pública de sus valores acciones deberá inscribirse en el registro presentando la
documentación en información que corresponde proporcionar a cualquier emisor de acciones
(art. 73 inciso g) para este caso habría que tomar en cuenta lo que el registro mercantil exige
cuando la sociedad anónima común registra sus emisiones de acciones.
d) Las acciones de las sociedades anónimas de inversión solo se pueden cotizar en una bolsa de
comercio, si no están sujetas a derecho de recompra. (art. 73 inciso h)
e) Periódicamente y tal como lo disponga el registro, esta sociedad debe anunciar el valor neto de
sus activos por acciones: es decir, el valor que representa cada acción según sus activos netos,
el cual resulta de dividir los activos netos entre el número de acciones emitidas.

ESPECIALIDAD EN CUANTO A DERECHOS DEL SOCIO


En la sociedad anónima común cada acción otorga derecho a un voto y se tendrá como pacto
leonino el que una acción no lo otorgará. Pero en la sociedad de inversión sí pueden emitirse
acciones sin derecho a voto y ocurre esta modalidad cuando, a solicitud de los tenedores, la
acción se recomprará dentro de un plazo máximo de treinta días.
Esta previsión de la ley es razonable pues es un derecho sin la posibilidad de ejercerse, dado
el corto plazo en que el tenedor será titular de la acción (art.73 inciso d). y, una segunda
especialidad es que en esta sociedad no existe el derecho de suscripción preferente, por la
finalidad o el objeto propio de la sociedad de inversión, que coloca sus propios valores en su
bolsa.
ESPECIALIDAD EN CUANTO A LA ADMINISTRACIÓN
Una especialidad curiosa en la sociedad de inversión es que la ley en el inciso e) del artículo
73, permite que la sociedad de inversión sea administrada por otra sociedad anónima, a la que
se le denomina sociedad gestora. Esta sociedad gestora se organizaría conforme el código de
comercio, con la particularidad de que su objeto también es exclusivo: administrar fondos de
las sociedades de inversión.
Por ejemplo, ADMIRA, administra las inversiones de Guatefondo S.A
Ahora bien, para que la administración de la sociedad de inversión pueda confiarse a una
sociedad gestora la escritura lo debe normar como una decisión de la asamblea general
ordinaria de accionistas o bien del órgano de administración.
Fijándose los emolumentos que se pagaran a la sociedad gestora por su servicio o la forma de
determinarlos. Esta designación es revocable y la gestora responde de sus actos en los
términos que establece el artículo 183 del Código de Comercio. A este respecto debe señalarse
la limitación establecida en la ley, en cuanto a que la decisión la toma una asamblea general
ordinaria y si en función de la administración se trataría de una facultad similar a la que tienen
los administradores de nombrar mandatarios.
ESPECIALIDAD EN CUANTO A LA RESERVA LEGAL
Esta sociedad no está obligada a formar reserva legal.
Fuera de estas especialidades que le dan una fisonomía distinta a la sociedad de inversión, en
lo demás, se rige por el Código de Comercio; pero la redacción de su negocio constitutivo
debe armonizar el régimen común de la sociedad anónima con el régimen especial de la
sociedad de inversión.
SOCIEDAD ANÓNIMA BANCARIA
Organizar o fundar un banco se fundamenta con la libertad de industria y comercio que
establece el artículo 43 de la Constitución Política de la República, pues el negocio de la banca
está reconocido como actividad mercantil según lo previsto en el artículo 2, inciso 3 del
Código de Comercio. Y como esta actividad comercial es esencial para la economía del
Estado de Guatemala el régimen legal de la Sociedad Anónima bancaria se rige por normas
especiales que hacen variar el procedimiento constitutivo, con respecto a la sociedad anónima
común que regula el Código de Comercio. Esta exposición, empero, se refiere a los bancos
privados; a los que surgen de la autonomía de la voluntad de los ciudadanos, y no a los
llamados bancos públicos de propiedad estatal, en donde la figura societaria está ausente,
porque deben su existencia a la ley que lo crea, tal el caso del Crédito Hipotecario Nacional.
ESPECIALIDAD PRECONTRACTUAL
Previamente a la constitución de un banco privado, debe seguirse un procedimiento
administrativo en la superintendencia de bancos, con efectos de que, con la opinión de esta,
junta monetaria este en posibilidad de otorgar o denegar la constitución de la entidad. Este
procedimiento previo esta normado en el artículo 8 de la ley de bancos y grupos financieros,
en donde se establece que para constituir un banco establecer una sucursal de un banco
extranjero o registrar una oficina de representación de este último, se representara una
solicitud, acompañado la información y la documentación que indica el reglamento.
En el reglamento, artículo 2 y 3, se establece que las personas individuales que por sí o en
representación de otros suscriban una solicitud para organizar un banco, sus firmas deben ser
autenticadas o legisladas por notario. A la solicitud debe acompañarse un estudio de
factibilidad del fututo negocio, que comprenda el estudio de mercado, bases de
financiamiento, firma de gobierno de la sociedad, sus organización y administración, monto
del capital autorizado y pagado y forma de aportarse, su proyección financiera indicando los
elementos propios de estos estudios económicos y contables a que se alude describirlos
profesionales de la economía y de la contaduría pública, teniendo prohibición de hacerlo
aquellos profesionales que elaboren en las dependencias bancarias que intervienen en la
solicitada, incluyendo quienes integran la junta monetaria o laboren en el banco de Guatemala.
PROYECTO DE ESCRITURA CONSTITUTIVA
El proyecto de escritura que posteriormente se formalizara para organizar a la sociedad
anónima bancaria, debe cumplir los requisitos de forma y fondo que establece el banco y
grupos financieros. En cuanto al reglamento el artículo 4, exige hacer constar:
a) Bases de constitución, incluyendo la denominación social el nombre comercial y el domicilio.
b) Capital social autorizado, suscrito y pagado y forma de acumularlas reservas;
c) Objeto de la sociedad
d) Número y valor nominal de las acciones, las que deberán ser nominativas
e) Órganos directivos, responsabilidades, funciones y atribuciones
f) Plazo de la sociedad
g) Ejercicio financiero, estados de situación e informes especiales
h) Declaración y pagos de dividendos
i) Órgano de control
j) Disolución y liquidación
k) Otras disposiciones que sean propias de esta especie de sociedad y necesarias conforme a la
ley.

ESPECIALIDAD EN CUANTO AL TEMA DEL CAPITAL SOCIAL

Se rige por los artículos 15 al 19, inclusive de la ley y bancos y grupos financieros. Una de sus
particularidades es que las acciones tienen que ser normativa. En cuento al monto el banco
tiene que tener un capital pagado mínimo, cuya cifra la fijara cada año la superintendencia de
bancos. Sobre esa cifra los accionistas pueden pactar una suma mayor. Y, como el capital
social debe pegarse en efectivo, los aportes tienen que ser obligadamente dinerarios.
Habrá casos en que pueda ser que un banco pueda ser obligado a que aumente su capital por
razones de seguridad en su actuar comercial, el caso de superintendencia lo exige el banco
tiene que cumplir. Una medida que juzgamos también como especial en esta sociedad es que
los accionistas para poder ser propietarios de acciones que representen el 5 % del capital
pagado de la sociedad y debe de tener autorización de la superintendencia de bancos.
ESPECIALIDAD EN CUANTO A LA ADMINISTRACIÓN

En lo que se refiere al órgano de administración, el artículo 20 de la ley establece que este


debe organizarse de manera colegiada con no menos de tres miembros. Además, las personas
individuales que lo integren, lo cual se exigen también para los gerentes, deben acreditar su
solvencia económica, honorabilidad, conocimientos y experiencia en el negocio bancario y
financiero, así como en la administración de riesgos financieros. Para el cumplimiento de estos
requisitos, la Superintendencia de Bancos tiene facultad de exigir.

ESPECIALIDAD EN CUANTO AL REGISTRO DE LA PERSONA JURÍDICA


Únicamente cabe señalar que además del registro de la sociedad en el Registro Mercantil, la
Superintendencia de Bancos lleva un registro propio de las sociedades anónimas bancarias
autorizadas para funcionar.

LA SOCIEDAD ANÓNIMA ASEGURADORA


La sociedad anónima aseguradora se rige actualmente por el decreto 25, 2010 emitido por el
Congreso de la República en el año 2010 el que sustituyo y derogó al Decreto ley 473 y sus
reformas que era la ley de empresas de seguros.

DEL ORIGEN DE ESTA SOCIEDAD


Contrariamente a lo que estaba en la ley anterior que solo permitía que sociedades organizadas
en Guatemala se dedicaran al negocio del seguro y del reaseguro. La Ley de la Actividad
Aseguradora permite que sociedades anónimas extranjeras, al igual que las fundadas en
Guatemala, puedan dedicarse al negocio de seguros y de reaseguro, lo que es consecuencia de
la globalización de las actividades mercantiles y de los mismos tratados de libre comercio
suscritos por el estado.

3.2 DE LA DENOMINACION
El artículo 6 de la ley establece que, en la denominación de la sociedad anónima aseguradora,
debe incluirse la actividad a que se dedicara: el seguro o el reaseguro. Esta disposición legal se
complementa con la contenida en el artículo 13, en donde se establece que solo las sociedades
debidamente autorizadas para dedicarse a este tipo de negocios, puede utilizar en su
denominación o nombre comercial, el termino que identificara el objeto social de la sociedad
ya se refiere al seguro o al reaseguro, y puede ser en idioma español o en uno distinto,
exigencia que también se exige a los intermediarios entre la aseguradora y el asegurado y que
ha sido tradicional conocerlos como agentes de seguros. Estas disposiciones resuelven el
problema que pudiera plantearse desde la perspectiva de la Ley de Defensa del Idioma, en
cuanto a un conflicto de materias, ya que, si se trata de una sociedad que organizo en Francia o
en Inglaterra, por ejemplo, podrán utilizar términos en francés o inglés en su denominación,
porque la ley posterior así lo permite; y sobre todo, porque de acuerdo con disposiciones del
Derecho Internacional Privado contenidas en nuestra Ley de Organismo Judicial, el estatuto
personal adquirido en el extranjero lo lleva la persona al lugar a donde vaya, ya sea individual
o jurídica, y parte de ese estatuto personal es el nombre que la identifica, que para el caso lo es
la denominación que adopte la sociedad anónima aseguradora. Sin embargo, lo aconsejable es
que cuando se formula una denominación en idioma distinto al español, entre paréntesis se
escriba la traducción al español, aunque ello dependerá de la autonomía de la voluntad.
Ejemplo; GENERALI SEGUROS = ASEGURADORA GENERAL
EJEMPLO DE UNA DENOMINACION
COFIÑO STAHL S.A
sus fundadores son don Pedro Cofiño Durán y don Irving Stahl.

3.3 DEL CAPITAL SOCIAL


En este tipo de sociedad anónima los conceptos del capital autorizado suscrito y pagado, son
los mismos que contiene el Código de Comercio, y en cuanto a su monto, eso depende de la
autonomía de la voluntad, debiéndose representar y dividir por medio de acciones
nominativas. En donde la Ley si es imperativa, es en cuanto al capital pagado mínimo y su
cifra va a depender del ramo del negocio del seguro a que se dedicara la sociedad. Así, el
artículo 17 dice que tanto las sociedades aseguradoras Organizadas en Guatemala, como las
que tengan el estatus de extranjeras, deberán tener los montos de capital pagado mínimo,
siguientes:
1. Si atenderá el ramo de seguro de vida o de personas, Q.5,000,000.00;
2. Si se trata del ramo de seguro de daños, Q.8,000,000.00;
3. Si atenderá el seguro de caución, Q.3,000,000.00
4. Si atenderá los tres ramos anteriores, Q.13,000,000.00; y
5. Si el objeto es exclusivamente el reaseguro, el monto es de Q.26,000,000.00.
Estos montos de capital pagado mínimo es una exigencia para dedicarse a las ramas indicadas;
pero, esas cifras deben ser revisadas anualmente por la Superintendencia de Bancos, a efecto
de aumentarlas a mantenerlas en los montos previstos den la ley.
DEL OBJETO SOCIAL
Es la actividad económica a la que se dedica la sociedad, ya adelantamos que esa actividad es
el seguro y el reaseguro; y, únicamente las entidades mercantiles debidamente autorizadas
conforme a la ley, se pueden dedicar a ella, ya sea directamente o por intermediarios. En
cuanto el seguro propiamente dicho, la Ley, en su artículo 3, establece dos ramos:
a) El seguro de vida o de personas, que cubre el riesgo de la muerte o supervivencia del
asegurado y las rentas vitalicias; y,
b) El seguro de daños que cubre los riegos que se corren en cuanto a eventos inciertos que
pueden causar responsabilidad civil y pago de daños y perjuicios. Curiosamente la ley incluyo
en este seguro los accidentes personales, de salud y hospitalización, riesgos que en la
legislación anterior estaban dentro del seguro de personas. También se incluye aquí el seguro
de caución, que equivale a la fianza mercantil a que se refiere el Código de Comercio. ¿Qué
razones se tuvieron para legislar en ese sentido? La nueva ley va en contra de la naturaleza de
la fianza y el seguro, porque la fianza tiene una finalidad distinta. La fianza de una obligación,
por ejemplo, es para pagarla en defecto del fiado si éste no cumple con la prestación, mientras
que el seguro, que regularmente es indemnizatorio, no tendrá esa finalidad.
ALGUNAS PARTICULARIDADES DE ESTA SOCIEDAD
Como apéndice de este subtema, al igual que con las demás sociedades anónimas especiales
que se tratan, se incluye el Decreto 252010 del congreso de la Republica y sus reglamentos
emitidos por la Junta Monetaria. Y aunque el estudiante encontrara en su lectura todos los
pormenores de esta sociedad anónima especial, debemos puntualizar lo siguiente:
a) Esta sociedad, por mandato legal, es de plazo indefinido. O sea que en este tema no funciona
la autonomía de la voluntad.
b) Contrariamente a otras disposiciones legales que circunscriben el domicilio a un departamento
de la Republica, para la sociedad anónima aseguradora o reaseguradora su domicilio es todo el
territorio nacional.
c) Su órgano de administración es obligado que sea colegiado o sea un Consejo de
Administración de tres miembros como mínimo.
d) El proceso de constitución de una sociedad anónima aseguradora o reaseguradora, está
regulado, especialmente, en los artículos 7,8,9,10 y 11 de la nueva ley, los cuales deben leerse
para adquirir el conocimiento sobre este tema.

SOCIEDAD ANÓNIMA FINANCIERA


La sociedad financiara es otro tipo de sociedad anónima sujeta a la vigilancia de la
Superintendencia de Bancos. Su objeto es el negocio bancario, con la especialidad que le fija
el Decreto Ley 208, Ley de Sociedades Financieras Privadas, que data del año de 1964,
modificada por el Decreto Ley 1086 y por los Decretos del Congreso de la Republica 5172,
1188 y 2495. En razón de estos instrumentos legales debemos considerarla como sociedad
anónima especial.
NATURALEZA JURÍDICA
Conforme al artículo 1º. de dicha ley.
Las sociedades financieras son instituciones bancarias que actúan como intermediarios
financieros especializados en operaciones de banco de inversión, promueven la creación de
empresas productivas mediante la captación y canalización de recursos internos y externos de
mediano y largo plazo; los invierten en estas empresas, ya sea en forma directa o adquiriendo
acciones o participaciones; en forma indirecta otorgándole créditos para su organización,
ampliación y desarrollo, modificación, transformación o fusión, siempre que promuevan el
desarrollo y diversificación de la producción. La forma que debe adoptar es la de sociedad
anónima.
Una particularidad de esta sociedad es que su actividad solo la desarrollan dentro de la
llamada Comunidad Económica Centroamericana.

FUNDACIÓN
Establecido que las sociedades financieras son entidades bancarias, conforme a los artículos 2
y 3 de su ley especial, el trámite y los requisitos que deban observarse para su fundación, son
los mismos ya estudiados para la sociedad anónima bancaria, de manera que deberá estarse a
lo previsto en el Decreto 315 del Congreso de la Republica, el que ya reseñamos al desarrollar
la sociedad anónima bancaria.
CONTROL SOBRE LA SOCIEDAD FINANCIERA
Conforme al artículo 4º. De la ley, la sociedad financiera está bajo la jurisdicción de la Junta
Monetaria y sujeta a la intervención y fiscalización de la Superintendencia de Bancos. Según
artículo 51 de la Ley Orgánica del Banco de Guatemala, la sociedad financiera debe contribuir
a costear ese servicio de inspección o fiscalización.
En resumen: todas las especialidades que se señalaron al tratar de la sociedad anónima
bancaria, en cuanto a los requerimientos de organización o fundación, capital social, calidades
de los fundadores y promotores, etc., son aplicables a la sociedad financiera.
LA SOCIEDAD ANÓNIMA ALMACENADORA
Al referirnos a los almacenes generales de depósito, lo hacemos con respecto a los que son
propiedad de la empresa privada, ya que también existen los que pertenecen al banco estatal
denominado “Crédito Hipotecario Nacional” regidos por el Decreto 1236 del Congreso de la
República, del año de 1958, reformado por el Decreto Legislativo 7669.
Los almacenes generales de depósito se rigen por el Decreto 1746 del Congreso de la
Republica, reformado por el Decreto Legislativo 5573, y por el Acuerdo Gubernativo M. de E.
2069, que reglamenta la ley citada. En el artículo primero de dicho decreto se establece que la
forma que debe adoptar el almacén general de depósito es la sociedad anónima; y su
naturaleza es la de constituir instituciones auxiliares de crédito. En el mismo artículo se
establece su actividad social, al decir que su objeto” … es el depósito, la conservación y
custodia, el manejo y la distribución, la compra y venta por cuenta ajena de mercancías o
productos de origen nacional o extranjero y la emisión de los títulos valor o títulos de
créditos…” a que se refiere la misma ley, o sea los certificados de depósito y los bonos de
prenda.
Aun cuando esta sociedad se constituye en términos generales al amparo del Código de
Comercio, se considera que es una sociedad anónima especial, porque:
1. El capital pagado mínimo debe ser de doscientos cincuenta mil quetzales, aunque la ley no lo
dice así expresamente.
2. Además del objeto general ya transcrito, el artículo 3º. De la ley determina las funciones del
almacén. Una de ellas es la de fungir como Almacén de Deposito Fiscal, lo que permite que en
el mismo se paguen los impuestos a que están sujetos los bienes depositados.
3. Es el único sujeto autorizado para emitir certificados de depósito y bonos de prenda.
4. Aun cuando la escritura constitutiva de una sociedad almacenadora se autoriza sin requisitos
previos, para el almacén pueda iniciar sus funciones requiere dictamen favorable de la
Superintendencia de Bancos y autorización de la Junta Monetaria.
5. Esta sociedad está sujeta a la vigilancia de la Superintendencia de Bancos.

LA SOCIEDAD ANÓNIMA AFIANZADORA


No existe en el ordenamiento jurídico de Guatemala, una disposición expresa que obligue a
observar la forma de la sociedad anónima para la organización de una sociedad afianzadora. El
artículo 30 del Decreto 403 del Congreso de la Republica, habla de las “compañías de fianzas
que operen en el país”, lo cual hace suponer que la actividad comercial de afianzar solo la
puede desarrollar un comerciante social, sobre todo si recordamos que históricamente, el
“termino” compañía ha sido sinónimo de sociedad, tal como aparecía en el Código Civil de
Guatemala, de 1877. No obstante, lo anterior, en la práctica solo encontramos afianzadoras en
forma sociedad anónima; y dadas algunas previsiones fuera de lo común, es necesario tenerla
también como sociedad anónima especial.
Esta sociedad se rige por el Código de Comercio, el Decreto 403 del Congreso de la
Republica, del Decreto 470 del Presidente de la Republica y el Decreto 3290 del Congreso
de la Republica. Al tenor de esta legislación podemos señalar como aspectos especiales, los
siguientes:
1. Se encuentra sujeta a la supervisión de la Superintendencia de Bancos.
2. Generalmente su objeto exclusivo es afianzar obligaciones y funciona como sociedad anónima
especializada.
3. Su capital pagado mínimo no puede ser menor de dos millones de quetzales.
4. Su función afianzadora se refiere a la fianza mercantil, prevista como contrato en el Código de
Comercio.
BOLSA DE COMERCIO Y AGENTES DEL MERCADO DE VALORES Y
MERCANCIAS

El artículo 302 del Código de Comercio de Guatemala, Decreto 270 del Congreso de la
Republica, tipificaba la Bolsa de Valores como un sujeto auxiliar del comerciante. Sin
embargo, al emitirse la Ley de Mercado de Valores y Mercancías, que ya mencionamos al
tratar la sociedad de inversión, fue derogado dicho artículo y la Bolsa de Valores dejo de ser
auxiliar del comerciante, para convertirse en sujeto principal de la actividad comercial,
exigiéndose que el tráfico de valores y mercancías, como negocio bursátil, sea propio de un
comerciante social que debe adoptar la forma de sociedad anónima. Y, en vista de que su
organización y el régimen legal de la bolsa tiene algunas características fuera de lo común, la
trataremos como sociedad anónima especial. En el caso de la bolsa, la nueva ley la
denominada Bolsa de Comercio, en lugar de Bolsa de Valores.
BOLSA DE COMERCIO
Independientemente del nombre utilizado en nuestro derecho, como antecedente de la bolsa,
dice Joaquín Garrigues:
Desde muy antiguo solían los comerciantes reunirse en un día determinado y en un
determinado lugar para concluir sus negocios y tratar de los asuntos que interesaban a su
profesión. Estos lugares de contratación estaban en las grandes ciudades mercantiles del norte
de Italia, en las cuales desde el siglo XII se desarrollaba una especie de tráfico bursátil
vinculado a las mesas de los cambistas y banqueros. Pero la organización moderna de la bolsa
arranca del siglo XVI. En Londres se constituye la bolsa del año 1570, y un año después, la
Lonja de Barcelona se convierte en verdadera casa de contratación.
Suele entenderse por bolsa lo siguiente: el lugar de la contratación bursátil; el conjunto de
operaciones de un día determinado, el estado de las operaciones bursátiles (la bolsa baja, sube
o está firme); y, finalmente la institución de la bolsa. Es este último sentido el que interesa al
tratar a esta sociedad anónima especial, cuyas negociaciones, según Garrigues, se caracteriza
por
Bolsa de Comercio, que es la institución que facilita el mercado de valores y mercancías y
que, de modo especial, funge como institución auxiliar del tráfico comercial, sin ser auxiliar
del comerciante.
El artículo 6º, indica que la bolsa de comercio son instituciones de derecho mercantil que
tienen por objeto la prestación de servicios para facilitar las operaciones bursátiles,
instituciones que, conforme el artículo 5º, podrían adoptar en su denominación los distintivos
de: bolsa de comercio, bolsa de valores, bolsa de mercancías o bolsa de productos, sin
perjuicio de que el nombre primario sea el de “bolsa de comercio”.
FUNDACION Y AUTORIZACION
Inexplicable la ley omitió decir en forma expresa que la bolsa de comercio debe adoptar la
forma de la sociedad anónima.
Conforme al artículo 22, las personas interesadas en el funcionamiento de una bolsa de
comercio, deben solicitar autorización ante el Registro del Mercado de Valores y Mercancías,
acompañando un proyecto de escritura constitutiva de la sociedad y de sus estatutos, si así lo
deciden los socios, conforme a las normas generales del Código de Comercio. Decimos que, si
así lo deciden los socios porque, conforme nuestro Código, la sociedad anónima puede o no
tener estatutos; lo que no puede dejar de tener es escritura pública. Deberá indicarse en la
solicitud del monto y la forma de aportar el capital pagado inicial, así como la manera de
efectuar la capitalización que se proyecta llevar a cabo dentro de los próximos cinco años,
contados a partir de la inscripción definitiva en el Registro Mercantil. Lo anterior quiere decir
que esta sociedad, primero obtiene su inscripción en el específico, el del mercado de valores y
mercancías; y después lo obtiene en el Registro Mercantil, como lo debe hacer cualquier
sociedad organizada de Guatemala. Además, deberá acompañar un proyecto de reglamento
interno, cuyo contenido está previsto en la misma ley, lo cual resulta ser poco técnico, porque
dicho reglamento viene a ser un repetidor de la ley y no para hacerla más comprensible u
operativa.
Cumplidos los requisitos legales, conforme al artículo 23, el Registro resolverá autorizando la
bolsa de comercio, aprueba el proyecto de escritura y entonces se autoriza el instrumento
público correspondiente. Como consecuencia y el tenor del inciso e) del artículo 16, se
inscribe la bolsa de comercio, sin perjuicio de que se prosiga con el registro de la sociedad en
el Registro Mercantil, como lo establece el Código de Comercio.
ACTIVIDADES DE LA BOLSA
El artículo 18 de la ley establece las actividades a que se dedicara una bolsa de valores, lo cual
constituye una delimitación de su objeto social, resumido así:
a) Tener locales y mecanismo adecuados para el tráfico bursátil de valores, mercancías y
contratos;
b) Inscribir las ofertas públicas de valores;
c) Informar al público sobre emisión de valores y la negociación de mercancía y contratos, así
como cualquier otra información atinente a dicho mercado.
d) Tiene legitimación para solicitar medidas judiciales que tiendan a garantizar la seguridad
jurídica del mercado de valores.
e) Realizar cualquier acto o contrato relacionado con mercado bursátil, no prohibido por la ley.
SIGNIFICADO TERMINOLÓGICO
Dado el fin docente de este texto, consideramos conveniente incluir el significado de algunos
términos que se utilizan en las bolsas de comercio o bolsas de valores, dentro de la práctica de
sus negocios:
a) Corro. Lugar de la sede de la bolsa en donde se llevan a cabo las operaciones o negociaciones
bursátiles. También suele llamársele “piso de Bolsa”, “salón de remates”, “rueda de recinto de
operaciones”.
b) Mercado Primario. Es la negociación bursátil de títulos valores nuevos que emite una
institución estatal o una privada. Estos títulos o valores son ofrecidos por primera vez.
c) Mercado Secundario. Es la negociación de títulos valores que ya han circulado en el mercado.
DE LOS AGENTES
Aunque sin el rigor de las demás sociedades que hemos estudiado como sociedades anónimas
especiales, los agentes del mercado de valores y mercancías deben organizarse como
sociedades anónimas, cuyo objeto, conforme al artículo 43 de la Ley del Mercado de Valores
y Mercancías, se circunscribe a:
a) Actuar por cuenta propia o como intermediario en las operaciones bursátiles;
b) Recibir fondos para realizar dichas operaciones;
c) Solicitar inscripción de ofertas públicas de valores;
d) Recibir o conceder préstamos o créditos para realizar sus actividades propias;
e) Asesorar en operaciones bursátiles;
f) Prestar el servicio de custodia de valores;
g) Administrar cartera de valores propiedad de terceros;
h) Realizar cualquier acto relacionado con el objeto anteriormente descrito.
Con respecto a la organización de esta sociedad, el Notario puede autorizar la escritura
constitutiva sin sujeción a una autorización previa, pues lo que se presenta al Registro del
Mercado de Valores y Mercancía, para obtener la inscripción, para obtener la inscripción, es
una fotocopia autenticada de la escritura constitutiva de la sociedad anónima, cuyo capital solo
puede representarse y dividirse en acciones nominativas. Está prohibido que figuren como
accionistas otras sociedades anónimas que sean agentes del mercado de valores y mercancías.
A la solicitud debe acompañarse:
 Fotocopia autenticada del acta notarial de nombramiento del representante legal de la sociedad
 una copia autenticada de la póliza o fianza que caucione la responsabilidad del agente, por su
actuación en el mercado fuera de bolsa o extrabursátil.