Está en la página 1de 369

Capitàn General Francisco de Aguirre Meneses

Informe Técnico Legal a una historia Oficial

DESCLASIFICACIÒN DE
CONTENIDOS AL
DESCUBRIMIENTO,
PACIFICACIÓN Y POBLAMIENTO
DE SANTIAGO DEL ESTERO

Dr. Pedro A. Pernigotti Olmedo Santillàn

Santiago del Estero- Repùblica Argentina- Año 2017


2
Fundador de Santiago del Estero, Tierra de Nueva

El Fundador de Santiago del Estero, Tierra de Nueva Promisiòn


Capitàn General Francisco de Aguirre Meneses 3
BREVE RESEÑA A LA FUNDACIÒN DE SANTIAGO DEL ESTERO extraìda
de:”INFORME TÈCNICO-LEGAL A UNA HISTORIA OFICIAL” del Dr. Pedro A.
Pernigotti Olmedo Santillàn, y publicado en “El Liberal” en 2018

Una ligera apertura

Los oponentes al Cap. Francisco de Aguirre Meneses, los “pradistas”, queriendo dejar cons
tatados por ciertos la actuaciòn del Cap. Juan Nùñez de Prado, construyen una desordenada
Biografìa Historiada inconsciente de sus consecuencias futuras, para un pùblico no prepara
do, en la que van participando distintos autores o constructores a su armado teòrico sobre
este Capitàn en la gesta de la Conquista Española en Yndias

Suman entre sus autores, los modos tentativos de hacerlo Fundador de la ciudad de Santia
go del Estero, como un esfuerzo para revivir a este personaje dejado de lado en la memoria
de los argentinos y su rol en esta Conquista, y que lejos de aclarar y obtener el reconoci
miento de su caràcter de autèntico edificador del fuerte militar del Barco III, el primero en
esta provincia, lo complican y creen estar cerca ya de convertirlo en un protagonista y Fun
dador de otro Fuerte Militar de su vecindad, que se edifica por otro Conquistador y en otro
tiempo, lo que nada les resultarìa porque ambos carecìan de poblaciòn femenina que dè mè
rito a la Colonia en la ciudad o Villa, entre otros impedimentos

Unos y otros van superponiendo argumentos, para reforzar esa idea que comparten entre
ellos, que es exaltar y ensalzar el fin de la historia de este individuo, pero no el proceso his
tòrico del còmo llega a ello. No explican y eluden a todo lo que los desvìe de su camino, co
mo el marco legal, al que debìan atarse rigurosamente el Conquistador. Pero no solo ello.
Asì abstraen o encajonan tambièn sus juicios y las bases de ellos y hacen propuestas inen
tendibles por sus bases imaginativas, que en vez de explicarlas, saltan y traen otras y nuevas
propuestas para evitar detenerse en las anteriores, estimando ellos que en la cantidad de
fundamentos està la verdad que el lector busca y no en la lògica de ellas

Recurren permanentemente a la figura del homònimo, cuando en un viejo documento en


cuentran inscripto su nombre junto a una mala acciòn de èl y dicen: ”¡no¡, es otro Juan

4
Nùñez de Prado”- evitàndole el mote de traidor y rebelde de la corona con que se lo cono
cìa- como si las fuentes de la historia ya estaban agotadas y nada nuevo aparecerìa, como su
cede en mi estudio de los Archivos Sudamericanos que he logrado este año. E Insisten en
explicar las cosas pasadas, desde una definiciòn de diccionario año 2017- y asì lo reconocen-
negàndole al lector la posibilidad de otra opciòn que pudiere estar en las leyes de esa èpo
ca, o sentencias e informaciones que tambièn hasta el cansancio las usaban en otro sentido

Debemos reconocer, que ese modo de defensa a Nùñez de Prado con el propòsito de enalte
cerlo a ojo cerrado, es un mètodo donde no aflora la realidad a la cual mezclan con la fanta
sìa, a tono de imposiciòn como cunado por Autoridad Acadèmica, y por ello en Europa en el
siglo XIX a este estilo de biografìa la confundian con la poesìa (“BIOGRAFÍA E HISTORIA. Teo
ría y práctica de la biografía” Le sin gulier et le collectif à l’épreuve de la biographie College d’
Espagne, 9-10 de febrero de 2010 Pedro Ruiz Torres Departamento de Historia Contem po
ránea Universidad de Valencia) y el pradista hoy persiste, configuràndola en apariencia con
la modalidad de una historia correctiva anticuada, porque ella no es un inventario o su per
posiciòn de hechos històricos, sino que debiera de ser una recomposiciòn cientìfica de la
conducta humana de la sociedad entera y sus instituciones y que las expliquen dentro de to
do su marco fàctico y legal, ùnico modo de alcanzar la historia su rango de Ciencia Social

Los argumentos pradistas que vienen abajo, y por su irracionalidad, se asemejan a los argu
mentos de un juez que condena al sospechoso basado en que un ramo de flores de su pro
piedad es hallado en sangrentado en la escena del crimen, diciendo que la misma es letal y
seguro de haber atravesado el cuerpo de la vìctima y dado su muerte. O de haber dado
muerte al perro con una pluma de ganso. O una gallina que ha parido un caballo. De esto
solo rescatamos por verdadero de que esas flores o la pluma efectivamente alli se encon
traban en esa habitaciòn, o que habìa persona y perro muerto y un caballo recièn dado de
luz, pero nada màs, sin conducir a ninguna otra afirmaciòn, porque no hay lògica en esto,
porque entre la premisa y su conclusiòn no existe nexo causal o de causa-efecto, principio
infranqueable al entendimiento humano elemental. Los tèrminos “fundador”, “el mandato
vàlido dado a Nùñez de Prado”, “dos pueblos unidos por la “metamorfòsis” o mediante “un
traslado jurìdico”, y demàs, tienen la misma ilogicidad que decir “alguien ha escalado por
las nubes”, propio de los dioses del Olimpo de la mitologìa griega. Estas frases pradistas son
hechos o actos humanos que solo conducen a su sola existencia en un tiempo y lugar dado, y
no a los enlaces sorprendentes o poder que le atribuyen con solo nombrarlos: 1- que ellos

5
juntan dos pueblos en uno solo, o 2- que Nùñez de Prado es Fundador de otro pueblo, acto
que ni el mismo se lo imaginarìa de serlo. Es decir que no habrìa sido por acciòn voluntaria
de èl, sino de impuesto por los “pradistas”. Todo extraño. Veamos

Que dos pueblos edificados en años distintos y separados geogràficamente, no conduce a


deducir que el edificador de uno, es el fundador del otro porque ambos pueblos termina
rìan fusionados por obra de una ilusiòn o anhelo y no por causas reales y materiales. Las
ciudades y pueblos no tienen ruedas ni alas, ni se arrastran y si para lograrlo utilizo palabras,
no es ello poesìa? Siempre en la historia seràn dos distintas, de las que una sola supervive,
la nuestra, sin borrar la historia del Barco III y sus primeros expedicionarios, nuestros
antepasados. Los vecinos son los que se entremezclan, yendo y viniendo, pero previa tra
mitaciòn de Admisiòn de Vecindad, que de no contar con ello, serìa excluido de patentes de
comercio, de alcanzar cargos pùblicos o mercedes de la Corona

Que decidimos si se tratara del matrimonio, que es un instituto de derecho, que esposo no
es el marido con quien contrae esa uniòn legal la mujer, sino el primer novio de su hermana
mayor? Compàrece este escenario equivalente. Aguirre es el contrayente legal de Santiago
del Estero y Nùñez de Prado es ese colateral de hecho y no de derecho del Barco III. Jùzgue
se las instituciones por la ley, porque de ahì provienen

El estar presente Francisco de Aguirre el 20 de mayo de 1553, como Gobernador interventor


en el Real del Barco III, solo eso significa y no que el edificador de ese Real se convierta en el
Fundador de otro Real que no existìa aùn, al que Francisco de Aguirre lo edificarà el 25 de
julio de 1553 y poblarà (o fundarà) a fines de 1564. Y màs irracional si afirman que el prime
ro se ha convertido en el otro, por un mètodo en el que no participa el ser humano, sino so
lo vocablos del diccionario

Ambas premisas, salidas de documentos y pueblos edificados, como los ejemplos relatados,
a que conducen racionalmente? Solo a lo que los documento expresan o que dos pueblos
han existido y son edificados por dos conquistadores diferentes en èpocas distantes, aunque
ambos conquistadores tampoco podìan ser fundadores en 1553. Uno de ellos lo serà 11 años
despuès

Se entender el descubrimiento de esos antiguos documentos rescatados del polvo y tras los
muros y el repentino llamado a ser el elegido a dar a conocer una nuevo rostro de la histo

6
ria, como a los actos de la turba cuando se manifiestan en las calles, pero no a la clase culta
y pacìfica que construyendo juicios sin lògica, sin base en la razòn y fuera de las reglas de la
sana crìtica, que lo comienzan como un juego de confrontaciòn intelectual para justificar a
instituciones del derecho fuera del marco de las leyes, hasta terminar, aùn sin proponèrselo,
propiciando a largo plazo a los actos de esas gentes, porque saben y no lo dicen, pero que no
pueden ignorar, que sientan las bases para que otros siguiendo esos idearios cubran monu
mentos, tiren los existentes y cambien el nombre de nuestra ciudad para llamarla El Barco.
Subyase la violencia. O quien dudaria de la desconfianza que genera la tarea interpretativa o
de sopesar esos documentos o leyes del perìodo de 1550 a 1810, tiempos en que regìa el ca
pitalismo monàrquico, por literatos diplomados o no, de personales orientaciones demo
cràticos-socialistas y afines que estàn inmersos en la propiedad compartida y sin diferencia
ciòn de clases? Porque Francisco de Aguirre ha sido el primer y grande capitalista combatien
te por la Monarquìa que ha tenido la Argentina en sus orìgenes, perìodo del que tenemos u
na historia oficial. Es de aceptar la equidistancia u objetividad del estudioso frente a este ob
jeto investigado, desprendièndose de su actitud crìtica y transformadora ?, porque es irresis
tible que la tendencia ideològica marque preferencia en el anàlisis històrico

SANTIAGO DEL ESTERO ERA EN 1553 UNA CIUDAD, O UN REAL MILITAR?


Dicen algunos referentes entusiastas y activos del pradismo local, y aùn no descubro su
intenciòn o utilidad, que esta ciudad, ya era ciudad en 1553. Sin embargo la que hoy es ca
pital de España, Madrid, en 1553 se la llamaba la “Villa de Madrid” y no ciudad, que llegado
el 1561, el Rey Felipe II instala allì su Corte y le diràn: “Villa y Corte de Madrid”

Y siendo de hecho Madrid, Capital de España desde ese entonces, nadie se atreve a llamarle
Capital porque no habìa ley que la declarare asì. Esa ley les viene recièn en 1931. Decìase
entonces por siglos “la capitalidad de la Villa y Corte”. Es decir se usa solo un calificativo au
sente en los diccionarios, que se pareciere a la Capital, como es la capitalidad. El español
hablaba y escribìa con propiedad y temìa al equìvoco y sus reproches, muy contrario a los
pradistas

No cree usted absurdo, que nosotros debatamos si nuestra ciudad era o no una ciudad? O
que èramos màs importante que Madrid, hoy Capital Europea, para llamarnos asì de “ciu
dad” ¿ Ello no es aceptable, porque èramos solo campamentos militares denominados “rea
les”, que luego de edificarse algo, pasariamos quizàs a ser un “lugar,” para despuès hacer

7
nos “Villa”, a la espera final de la decisiòn del Rey que nos “recategorice como ciudad”, lo
que ocurre recièn en 1577, cuando ya desde 1564 nos habìamos iniciado como una colonia
poblada con mujeres o Fundada si asì usted prefiere llamarle, porque en este año de 1564
Aguirre completa recièn los pasos que obligadamente el Conquistador debìa cumplir, para al
canzar el grado de Poblado o Colonizado, que hoy la gente entiende por Fundado, y asì deli
beradamente equivocados para sustituir a Aguirre por Nùñez de Prado

Pero esta ciudad, que empieza como un Real militar o Fuerte y conocida por “tierra de Gue
rra”, y finalizado que es ese primer perìodo violento y fructìfero que dà nacimiento de la pri
meras ciudades argentinas, ha sido màs practica y sin necesidad de dar estos pasos de trans
formaciones, simple e informalmente como nacen los apodos, se hace conocer de hecho por
ciudad, sin serlo, hasta el 22 de marzo de 1577 en que es asì declarada por Cèdula Real de
Felipe II, donde dice “que se la llamaba ciudad”

Repito que el Rey nos declara ciudad en 1577, cuando ya tenìamos a la mujer. O usted cree
que existen ciudades estèriles o sin mujeres? O que es posible la Colonizaciòn sin la mujer?
Es que en 1553 èramos solo un Cuartel Militar poblado solo con hombres hasta 1564, fecha
en que llegan las 10 mujeres “doncellas” desde Chile, que por ley debìamos obligadamente
tenerlas para decirnos “Poblada”. Habìamos ya dejado de ser un cuartel militar en 1564. Y
tres años despuès en 1577 es un año de festejos para los santiagueños, porque tambìèn es el
año que 1) nos dan el Escudo de Armas de la ciudad, que es el que hoy usa nuestro muni
cipio, 2) es el año, que tambièn nos declaran “la muy noble y leal ciudad” y porque una vez
màs, y 3) nos declaran ese mismo año tambièn Ciudad Capital de la Gobernaciòn del Tucu
màn. Era un año tàn de fiestas, que nunca màs se nos repetirà

Y es por esta razòn que el Rey recompensaba al Conquistador que Pacificaba y Poblaba un A
siento Perpetuo con mujeres, y no al Fundador a quien lo desconocìa y no lo incluye en las
leyes del reparto, como serìa a Nuñez de Prado, el edificador del Real del Barco III poblado
por solo soldados. Este vocablo “Fundado” es utilizado con ardides por el pradismo, para e
narbolar a Nùñez de Prado a la cima de los Conquistadores. El sistema premiaba solo al: a-
Descubridor b- al Pacificador y c- al Poblador (lo que ambos era Aguirre). Ni al autor de las
Entradas o al Fundador, se los tiene en cuenta. No existìan como categorìa jurìdica para ob
tener mercedes, ni nada

8
Años antes en 1543 el Cap. Gral. Diego de Rojas en su “Gran Entrada” a estas tierras que
llamo “El Baldìo del Rey”, es el primero en traer 3 mujeres en su comitiva, aunque malogràn
dose su destino. Estas mujeres no han de volver nunca màs, ni sumàndose en siguientes con
quistas de Nùñez de Prado o Aguirre. Rìndaseles tributo a estas primeras tres colonas de pa
so : 1-Catalina de Enciso, mujer de Felipe de Herrera, 2- Leonor de Guzmàn, mujer de Her
nando Carmona y 3- Marìa Lòpez, mujer de Bernardino de Balboa.

Y si por apegos a los hechos y no a la ley, quisierais dar el estatus de Fundador de Santiago
del Estero al “primero” en pisar esta provincia, ahì lo teneis a èste, el Capitàn General Diego
de Rojas, que ademàs de primero en 1543, ha dejado su vida entre nosotros. Èl ha sido un
español real y de actos concretos, como Francisco de Aguirre, contrario al mitològico Nùñez
de Prado

A)-Nos interesa primeramente este tema, y al màrgen de los planteos que formulo, porque
debemos contribuir con aportes creìbles y que pasen las pruebas de verosimilitud a nivel
Acadèmico o para nutrir a estas bibliotecas de material de consulta sostenibles para que los
estudiantes de todos los niveles del conocimiento històrico o en postgrados o doctorados,
cuenten con otro respaldo entre sus opciones para fundamentar sus exposiciones en exàme
nes o para sus estudios que profundicen sobre nuestros Orìgenes y sus Conquistadores. Este
trabajo eso pretende, ser como un apoyo Tècnico-Legal Pericial a la investigaciòn historio
gráfica desde la disciplina Auxiliar de la Historia del Derecho, para lo que tengo licencia uni
versitaria
B)-Porque nuestra inicial historia ha sido tergiversada y herida, al extremo que dejaba vul
nerable a la Historia Oficial que señala al Capitàn General Francisco de Aguirre Meneses co
mo el Conquistador, Pacificador y Poblador de nuestra ciudad el 25 de julio de 1553, cuyo
autor del desmadre irreverente es la corriente innovadora vanguardista denominada “pra
dista”, quienes, sustituyendo vocablos deliberadamente de nuestro lenguaje y callando o
tros muchos aspectos, prefieren llamar a esta primera gesta històrica como de Fundadora y
al Capitàn Juan Nùñez de Prado, su protagonista Fundador
Para ello recurren a una triple argumentaciòn, propias de ciertas piezas literarias no histori
cistas, a las que las dejo desvirtuadas y probadas acabadamente con abundante informaciòn
escrita de ese tiempo. Son tres los principales postulados subjetivos “pradistas ” a que de
ben recurrir necesariamente para poder explicar los hechos de ese pasado. Son ellos

9
A QUE REYNO PERTENECÌAMOS?
1- Que nuestro Real y despuès declarada ciudad, dicen los pradistas que era territorio
del Virreynato de Perù, lo que es una falacia insostenible y abiertamente irreal, pero que
bajo esta premisa ilegal validan el mandato por el que desde el Perù comisionan infructuo
samente a Nùñez de Prado a venir como Conquistador del Tucumàn. Era lo contrario: no so
lo estàbamos fuera de la jurisdicciòn polìtica de ese Virreynato, sino que nos encontràbamos
dentro del gran “Baldìo del Rey” rodeado por Chile, el Rìo de la Plata o Paranà y Charcas,
que pertenecìa a la Capitulaciòn que en 1534 que el Rey otorga a don Pedro de Mendoza,
vaca al entonces, hasta que Valdivia y Aguirre nos anexan y crean como Provincia Chilena
por imperio de 2 leyes distintas, las que ya contemplaban 1º) como si nosotros estàbamos
dentro de sus 100 leguas o 2º) como si èramos tierra de confines de ese reyno por estar cer
cano, sea dentro o fuera a ese lìmite geogràfico. El Virreynato del Perù, llegaba con sus po
deres polìticos solo hasta Metàn – Salta, o latitud S25º 29´. Entre Perù y Santiago existìa un
vacio de màs de 250 kilòmetros en el que solo Rey tenìa autoridad. No entrabamos dentro
de Perù, salvo bajo la jurisdicciòn judicial-no polìtica- primero de la Real Audiencia del Vi
rreynato de Perù y luego de la Real Audiencia de la Plata de los Charcas desde 1563, y re
cièn como otra provincia peruana desde 1564

SANTIAGO DEL ESTERO HA SIDO PACIFICADA Y POBLADA, O FUNDADA?

2- Que en Yndias y en España, no se usaba la palabra “fundador” para referirse al con


quistador que Conquista, Puebla y Pacifica una regiòn, como lo expresa el “pradismo”. Se le
decìa asì extensamente con estos tres vocablos. Pero los pradistas utilizan ese vocablo “Fun
dar”- ignorando o callando que para ello necesitan la presencia de la mujer para Colonizar-
para liberarlo de las obligaciones legales a que se debìan los conquistadores como Nùñez de
Prado, quien lejos de poder cumplir con ello, era solo un militar conocido por Traidor y Re
belde de la Corona en dos oportunidades, que solo edifica el fuerte militar del Barco III, el
que tiene su propia historia y fin, separada a corta distancia de quien serà a futuro su veci
no: el Real de Santiago del Estero de Francisco de Aguirre

ES POSIBLE QUE DOS ASENTAMIENTOS SE AMALGAMEN EN UNO SOLO?


3- E inaudìtamente, y porque los Reales militarizados del Barco III y el de Santiago del
Estero eran pobladìos de soldados fisicamente separados, como hoy lo somos de la ciudad
de la Banda, que con tapujos y sin temor a una crìtica abierta, explican curiosamente còmo
es que fisicamente se habìan unido estos dos asentamientos, mediante el uso de palabras
màgicas sacadas del diccionario, diciendo que ambas se han metamorfoseados o que se ha

10
dado un traslado jurìdico entre ellas amalgamàndose, que me ha obligado a contestarles
que no comprometan al Derecho y a la Razòn con la vacuidad intelectual, porque la ùnica po
sibilidad que existe para que dos ciudades se junten que la lògica y experiencia enseñan, es
por la expansiòn urbanìstica o por un cataclismo, en que sumergidas ambas en una gran
grieta, en el fondo se junten sus restos en polvo. Dicen otros tambièn erroneamente por
descuidar el estudio de las leyes, que un Virrey o Gobernador podìa fundar-como muchos
casos existen-, olvidàndose que la ley solo contempla a la Campaña de Conquista Privada
Aleatorìa. A cuenta y riesgo del Conquistador- y no como un acto de autoridad oficial- que
por una Capitulaciòn el Rey recompensaba con dinero de impuestos o mercedes el èxito de
un particular, y no a un obligado Acto de Gobierno.
Pero, al punto es èsta separaciòn fìsica de ambos campamentos militares, que Nùñez de
Prado no solo la desconocia a esta ciudad en 1553, que hoy le dicen fundada por èl, sino que
no llega a tener ninguna participaciòn material, ideològica o econòmica en la creaciòn de
èsta, nuestra ciudad . Recièn 4 años despuès viene por primera vez a èsta como sublevado
en 1577, pagando con un decapitado por medio, y le cuesta su destierro por vida de la re
giòn, y reiterativo, vuelve en 1582 escandalosamente violando este mandamiento y con la
misma intenciòn de revolotear con 80 soldados peruanos desocupados del rebelde y deca
pitado antes por los Oydores de Perù en 1544, Francisco Hernàndez Giròn, que termina aco
rralado cuando los Oydores de Charcas los desbaratan y lo llevan preso a Nùñez de Prado a
la càrcel de Potosì- Bolivia. Estimo que èsto, que inèditamente doy hoy a conocer, y que ha
tenido una gran significacion por el disgusto en nuestra sociedad de esos años, dicha co
rriente lo ha ocultado conscientemente, y que los analizan desde una perspectiva literaria i
maginativa y no acadèmica. Este punto es la base de sus construcciones teòricas por la que
Nùñez de Prado suplanta a Aguirre. Imaginariamente funden dos pueblos en uno y Nùñez de
Prado resulta ser el fundador de nuestro pueblo (ademàs de serlo tambièn del Barco III), al
que no habìa llegado a conocer ni pisar hasta entrado el año de 1557 como el revoluciona
rio contra el Rey y las Instituciones santiagueña tucumanense

EL AUTOR
.

11
Dr. Pedro A. Pernigotti Olmedo Santillàn
Mecenas y X Custodio de la “Colecciòn Privada Abadesa
Mercedes Santillàn Palacio”
Fundador de Entidad Benèfica FUNDACIÒN APE bajo licen
cia del Superior Gobierno Provincial Serie A Nº3054-30/12/92-
Personerìa Jurìdica de Chaco Nº 108-14/07/ 98- de Pcia. de Sal
ta Res. Nº 009-11/01/ 99-Presidencia Naciòn Res. Nº 1472-03/
4/00

Otros libros de este autor

1º-Fundamentos a Nuevos Mètodos a Investigaciones


Genealògicas

2º-Algunas Fuentes Documentales a Estudios Genealò


gicos de los Santillàn sevillanos Legìtimos en Yndias

3º-Papeles Privados de mi Escritorio

4º- Documentos Argentinos en Archivos Sudamericanos


s. XVI a s. XIX- Sucre

5º Documentos Argentinos en Archivos Sudamericanos


s. XVI a s. XIX- Sucre-Perù

6º- Documentos Argentinos en Archivos Sudamericanos


s. XVI a s. XIX- Chile

7º-El Legado de un Sìmbolo

ISBN. Desclasificaciòn de Contenidos al Descubrimien


to, Pacificaciòn y Poblamiento de Santiago del Estero

12
ÌNDICE

Pàgina CAPÌTULO I - Primera Parte

13 Pueblos del Barco III y de Santiago del Estero. Asientos Poblacionales. Polèmicas

19 SEMBLANZA I

38 Primeras Capitulaciones

48 Buenos Aires es Descubierta y Poblada en 1536. Santiago del Estero en 1564

58 Primeros años de Chile

70 Fundaciones: Verbo de hacer

87 Actas Constitutivas del Asiento, para la Conquista, Pacificaciòn y Poblamiento

105 Otros fundamentos a la inoportunidad del uso del tèrmino Fundaciòn

110 Probanza de Mèritos y Servicios del Cap. Juan Nùñez de Prado

128 Patronato – Persona Jurìdica de Derecho

130 Conclusiones al tèrmino y verbo fundar y al tìtulo de este libro

135 Las diecisiete cuestiones de derecho

160 Juan Nùñez de Prado, traidor y Rebelde de la Corona

165 Demarcaciones territoriales peruanas invàlidas

176 SEMBLANZA II

CAPÌTULO II - Segunda Parte

182 Orìgenes. Capitanìa General de Chile

192 El antes al dictado de sentencia de Perù del 13 de febrero de 1555

197 El despuès al dictado de sentencia de Perù del 13 de febrero de 1555

ANEXO

230 Capitàn General Francisco de Aguirre y los documentos a èl relacionados del Archivo de .
. Historia de Chile

289 Otros Expedientes de Probanzas de Méritos y Servicios

293 Interrogatorio del Procurador de esta ciudad Lorenzo de Maldonado del 16 de julio de 1556

13
FE DE ERRATAS Al PRÒLOGO DE Tº I y Tº III de
“ DOCUMENTOS ARGENTINOS EN ARCHIVOS
SUDAMERICANOS s. XVI al s. XIX- CHILE, PERÙ y
CHARCAS” Se incorpora este tìtulo introductorio, que
precederà a su pàgina 17

A la franqueza de amigos, que me aconsejaban que vol


viera a escribir esta historia, pero sin dar nada por sabi
do. A ellos entonces esta Introducción con estos párra
fos previos, para facilitar la lectura del Capìtulo II, CON
TROVERSIAS DE LA CONQUISTA, la que es una trans
cripción parcial del prólogo de mi último trabajo, intitu
lado“Documentos Argentinos en Archivos Sudamerica
nos s. XVI-XIX-Sucre-Chile-Perú” ed.2017, incorpora da
en pié de página, letra cursiva, obra que solo estarà
disponible en Archivos y Bibliotecas públicas de Argen
tina, a donde no creìa oportuno extenderme en dema
sìa en una historia local a la colecciòn historiogràfica de
interès nacional

14
Primera imàgen sobre esta ciudad de Santiago del Estero,
realizada entre 1553 a 1558, por el cronista Huamàn Poma de
Ayala, año en que ya suma entre sus poblados a Londres y deja
de ser la ùnica del Tucumàn

“...La dicha
ciudad (de
Santiago del
Estero) del Tucumàn no tiene Jurisdicciòn ni Obispado, solo la dicha ciudad, y no tiene
provincias ni comarcanos, villas, aldeas ni pueblos..” Descripciòn del cronista Huamàn Poma
de Ayala, pags. 410 y 411. La describe asì en fecha anterior a las siguientes ciudades fundadas
que le sucederàn de Lòndres, Cañete, Còrdoba del Calchaquì, Esteco, Nuestra Señora de
Talavera y San Miguel de Tucumàn. Tenìa como linderos ùnicamente a la Plata de Charcas al
Norte y a Chile al Oeste, de quien sido su Provincia hasta 1564

15
Propiciado por la “Colección Privada Abadesa Mercedes Delia
Santillán Palacio” se entregan estos ejemplares sin cargo a
Archivos e Instituciones Culturales Públicas y Privadas, a
Universidades y Bibliotecas de la historia en Argentina

El Rey. Nombramiento de Francisco de Aguirre como


gobernador de Tucumán-1567.
―... DON FELIPE, etc. A vos Francisco de Aguirre salud y
gracia. Sepades que Nos informados que el licenciado Castro
del nuestro Consejo de Indias y nuestro presidente de la Au
diencia Real de la ciudad de los Reyes en nuestro nombre, os
ha proveido de esta gobernación de Tucumán que es entre la
ciudad de la Plata de los Charcas de las provuncias del Perú
y las provincias de Chile y Nos, acatando lo susodicho y lo
que vos nos habeis servido en el descubimiento, conquista y
población de las dichas provincias de Chile, nuestra merced

16
y voluntad es deos aprobar y confirmar la dicha gobernación,
por ende por la presente es nuestra merced y voluntad que se
áis nuestro gobernador de la dicha provincia de Tucumán...‖

Reales del Barco III y


de Santiago del Estero.
Asientos poblacionales
perpetuos y de paso. Su
polémica

Primera Parte
CAPÌTULO I
INTRODUCCIÒN
No describo historias a las leyendas de soldados en sus Rea
les militares, como lo han sido el Barco III y el de Santiago
del Estero Tierra de Promisión en 1552 y 1553 o cuando ésta
última se puebla- y hoy maldenominan “Funda”- en 1564, por
no ser àrea de mi competencia y que largo serìa. Pero si he
de confrontar, redactando este memorándum Técnico Legal a
una Historia Oficial, basado en mis personales y profesionales
apreciaciones en todo lo que tiene que ver con el Derecho, el
uso del lenguaje y con la racionalidad ordenada de los juicios,
a la nueva historia pradista correctiva y vanguardista con la
historia descriptiva, y refutar solo a los añadidos inexplicables
o simbòlicos de esa corriente innovadora, que opuestos a la
realidad, a ellos han debido de recurrir para explicar los he
chos del pasado, logrando enmarañar lo que era de còmodo

17
entendimiento, aunque temiendo este autor de esos mismos
pasos con el mismo error por haber preparado un estudio pa
ra ser leido solo por y para letrados ligados al Poder Judicial
Un intento para saltar este obstáculo a la selectividad al lec
tor, y ponerlo a la altura de todos los interesados en este te
ma antiguo y para una lectura accesible y corriente del pre
sente Informe Legal, se debe saber que existe un elemental
inconveniente y que el mismo se deberà eliminar, porquè sinò
harà equivocar al lector y serà necesario su esfuerzo, en el
que, como olvidàndose de lo que entendìa por fundador o fun
daciòn de ciudad, sepa en adelante que deberá reemplazar a
la voz Fundar por la de Poblar, o Pacificar y Poblar porque asì
de preferente era el modo como se la llamaba – y hasta por
cientos de años en adelante – en la calle, por el español o in
dio hablando o escribiendo en documentos privados u oficia
les, ùnico modo que me ha de permitir avanzar construyendo
obligadamente con conceptos ya dejados de usar y dar luz a u
na nueva realidad de la historia y al alcance de todos

Admítase prevenidamente, que la meta de la Conquista Espa


ñola era Pacificar y Poblar y no: fundar, ya que esos eran los
únicos actos concretos de la Conquista que estaban recono
cidos por todos. Y lo que hoy algunos entienden por lo que es
fundar, hace 450 años atràs, masivamente se lo conocía por
Poblar, y que a sabiendas cambian uno por otro para reem
plazar al Conquistador Capitàn General y Gobernador Francis
co de Aguirre Meneses, por el traidor y Rebelde de la Corona
Capitàn General Juan Nùñez de Prado

Pero el autor de ello, que es un sector activo del pradismo lo


cal, que por sus màs acentuados y subjetivos argumentos, to
dos en rechazo liminal permanente a los pretèritos sistemas
de nuestra Autoridad y a sus Leyes e Instituciones Regias ca
noneadas para Yndias, levantándose en contra de las tradicio
nes y homenajes a los antecesores de los santiagueños y de
los argentinos, y negando sistematicamente a don Pedro de
Mendoza y a Francisco de Aguirre Meneses como los primeros
de las campañas de Conquista Española de las principales re

18
giones tucumana - rioplatense, quienes son sus màs conspì
cuos y notables Conquistadores, Pacificadores y Pobladores, y
los sustituyen, al primero despuès de màs de cuarenta años
por Juan de Garay haciendose desaparecer a su primera Con
quista,Poblamiento y Fundaciòn de 1536, y al segundo, hoy
llevado a los lienzos con rasgos somàticos del aborìgen de es
ta provincia, ahora por el traidor y rebelde de la Corona Capi
tàn Juan Nùñez de Prado, haciendo parecer que se trata del
nacimiento de una ideologìa chauvinista e indigenista inclina
dos a valores actuales en reivindicaciòn a la identidad criolla,
y no como una corriente historiográfica objetiva de los hechos
vividos y a hoy conocidos

Sin tener ahora en cuenta estas rèplicas, y lo màs delicado,


es que elaboro un nuevo documento informativo de modali
dad Pericial, acabadamente distinto a lo antes escrito, como si
nada se sabìa al respecto, sobre aquellos Conquistadores que
bien o mal obraban y el porquè de ello, aunquè, por su contex
to, se sospechara de antes que existìan vacios en esta historia
y hoy, despejamos esas dudas a los nuevos estudios que se
basaràn en sus documentos y leyes que gobernaban los he
chos de la Conquista Es pañola

Informe Técnico Legal para el historiador

La suma de estudios que existen sobre el epìgrafe, en cuanto


a su orìgen y su fundador, unos galardonados y otros que no
lo son, estàn basados en fuentes escritas y que en este estu
dio a ellas las doy por sentadas. Solo me limito a ampliar su
campo crìtico, acomodàndolos desde otra y nueva perspectiva
a esas divergencias teòricas, la que solo puede pasar por un
minucioso anàlisis a la legalidad, a la razòn y al simbolismo
del lenguaje– que no se logra satisfacer en estas pàginas - de
los hechos pasados, desde una visión de la Historia del Dere
cho en ciertos aspectos determinantes que nos interesa, con
forme a la jurisprudencia y leyes peninsulares vigentes en ella
y en Indias, reconociendo que a pesar de tener estudios en le
yes, este trabajo es solo un comienzo. Nos queda pendiente

19
señalar la jurisprudencia reinante en el entonces y otros pun
tos sobre mayores precisiones a las demarcaciones territoria
les y sus validaciones Reales, bajo las cuales han realizado las
Campañas de Conquista Pedro de Valdivia y Francisco de A
guirre, y con cierta y mayor metodologìa expositiva interdisci
plinaria de la historia y la ley, explicar el tema anteponiendo a
los derechos de la conquista, un desarrollo anàlitico de las Ca
pitulaciones dentro de su contexto polìtico, històrico y cultu
ral de 1538 a 1563, comprendiendo por igual a la Corona Es
pañola, al Tucumàn, a Chile, Perù y Charcas, que esbozo aquì

El accionar del conquistador en el s. XVI se ejecutaba y regìa


no solo por las Ordenanzas Reales, Reales Provisiònes y Rea
les Cèdulas o simples Instrucciones Reales, Reales Òrdenes,
Bandos, Pragmàticas, Cartas y Despachos Reales. “... he debi
do establecer, por una parte, la pervivencia de elementos ya
existentes, en el sistema anterior al año de 1573 debido fun
damentalmente a la costumbre y a la mentalidad conquistado
ra de los expedicionarios y, por otro lado, la influencia de la lì
neas políticas trazadas por Felipe II que dará unidad y cohe
rencia al sistema indiano de Capitulaciones...”. Marta M. del
Vas Mingo, Univ. Complutense de Madrid “Las Ordenanzas de
1573. Sus antecedentes y consecuencias” Agreguemos que
tambièn son parte del Cuerpo de los instrumentos legales, la
Real Provisión de 1501, las Leyes Nuevas del 20 de nov. De
1542 dirigidas al buen trato al aborígen y una primera Reco
pilación de Leyes para Yndias del 25 de septiembre de 1561
por Felipe II. Le vendrán en años siguientes las Òrdenes para
Nuevos Descubrimientos de 1566 y 1568 enviadas al Perù. En
1628 se dicta, Sumarios de la Recopilación General de Leyes y
en 1573 y 1681 por Felipe IV a las Recopilaciònes de la Leyes
de los Reynos de Yndias – excluyendo las Leyes de Partidas,
la màs antigua del s. XIII, por carecer de previsiones legales
vinculadas a la Conquista Américana o Reconquista Española-
que compilan las normas desde el descubrimiento de la Isabe
la del 6 de enero de 1494, la primera del continente america
no, hasta la mitad del s. XVI.

20
“ Ley primera. Que ninguno pueda hacer en las Indias
entrada , ni ranchería. MANDAMOS , que ninguna per fo
na, de qualquier eltado y condicion que fea, haga en ta
das , ni rancherías en ninguna Isla, Provincia , ni parte de
las Indias, fin cxpreffa licencia nueltra, aunque la tenga
de los Govcmadores, pena de muerte, y de perdimiento
de todos fus bienes para nueltra Camara y Fifco.”

Una Ordenanza Real, era el resultado a cuando las Provisio


nes, Cèdulas, Òrdenes, Cartas Reales, etc, eran acatadas por
sus funcionarios y sus sùbditos. Una Ordenanza de una fecha
dada, era la condensaciòn de esos instrumentos legales meno
res de fechas anteriores que se hayan mantenido vigentes a
la fecha de sanciòn de tal Ordenanza, la que es producto de
un proceso de etapas de aceptaciòn y asentamiento como
cualquier ley, o el Derecho Consuetudinario o la doctrina de
los jueces en el Common Law inglès

La regla básica para la consolidacion de los derechos y liberta


des a españoles y criollos en Yndias, era, ante la excesiva dis
tancia a la Penìnsula y la falta de pronunciamiento oportuno
del Rey y sus Cortes a un pedido o hecho informado a la Coro
na, era que quedaba aceptado y legalizado todo acto llevado a
cabo dentro del marco genèrico de las leyes, gozando de su vi
gencia y debido acatamiento hasta obtener su beneplàcito en
un plazo de 2 años y que los Cabildos los gestionaban con
prontitud ante el Consejo de Yndias

Leyes para Indias, Libro IV, Tìtulo III “...y con calidad de llevar confirmación
del Confcjo dentro de dos años , y entretanto fe guarden..(archiven y ejecu
ten).”

En la pràctica vemos su funcionamiento cuando el Presidente


de Pedro de la Gasca el 23 de abril de 1548 le fija a Pedro de
Valdivia la demarcaciòn de 100 leguas en la que èste gober
narà a Chile y que transcurrido ese plazo de 2 años el Rey no
lo confirma o convalida, deviniendo nulo lo actuado bajo esa

21
normativa provisoria. A esta lìnea demarcatoria la Reyna Do
ña Juana la fija recièn el 31 de marzo de 1552, dando solo va
lidez o imponièndola solo a aquello que suceda con posteriori
dad a esta nueva disposiciòn Real

Toda ley para Indias se daba a conocer solo en los gráficos de la Ga


ceta de Madrid y en la Colección Legislativa de la Península y no en
Indias, hasta que recién por Real Decreto del 5 de octubre de 1888
se manda a que se publique además en las Gacetas de las princi
pales ciudades de Yndias

En el desconocimiento a esas viejas leyes, tambièn estaba la res


puesta a muchos vacios historiogràficos por conductas omisas, de
falta de reacciones a uno u otro hecho, como si se tratara que era la
bùsqueda fallida de esos documentos probatorios (que no me refie
ro al Acta de Fundaciòn) que no aparecìan, pero que ahora estamos
seguros que ello obedecìa a que si se acataban esas leyes que hoy
vemos, y que esas leyes son la causa de tales inacciones o reaccio
nes para no infringirselas

Y como una curiosidad que obliga a decir, que solo en esta


ciudad de Santiago, tradicionalista y hoy la màs española en
sus costumbres, hàbitos, lengua, fiestas cìvicos-religiosas y
populares de la Argentina, pueda tratarse un tema que es el
màs antiguo de toda ciudad, como es su nacimiento, que te
niendo en su historia oficial por fundador (Pacificador y Pobla
dor para nosotros) a Francisco de Aguirre Meneses que es un
reconocido militar de acciòn y estrategias y tambièn hombre
de buen concepto entre nosotros y los chilenos, padre pretèri
to de màs de un millòn de argentinos y chilenos, que sin tener
nada en manos y sì solo alegorìas al mejor estilo de la litera
tura imaginativa, pretenden los pradistas sustituirlo por otro
militar siniestro como es Juan Nùñez de Prado, desconocido
de orìgen y de su fìn, y declarado en su entonces como un
traidor reiterativo y Rebelde de la Corona. Dejo èsto a opiniòn
y sano juicio del lector

22
Y aunque creo estar en el punto correcto interpretando la his
toria dentro de sus lìmites legales, y que èstas fundamenta
ciones son inequìvocas e irrefutables, no ha de pasar de ser o
tro grito en el desierto, ante un pùblico expectante, pero su
mergido en sentimientos arraigados, aunque confusos, que
les da pertenencia a ese grupo que cree avanzar por la senda
del buen criterio

La vieja polémica sobre sì Santiago del Estero pertenecía a


Chile o Perú, y en consecuencia, si quièn es el fundador de
Santiago del Estero, o Juan Núñez de Prado o Francisco de A
guirre (SEMBLANZA I), es solo parte menor o inferior de un
planteo igualmente antiguo y ambivalente de mayor jerarquía
institucional internacional, cual es: Si la Gobernación de Chile
estaba subordinado o no al Virreynato del Perú (SEMBLANZA
II), y cùal ha sido la incidencia de ello en el Tucumàn. Uno y o
tro son indisolubles al tratar estos temas polemizados, y que
sin embargo no he visto estudios a este respecto. Quien ob
vie esta temàtica dualista ajena a nosotros, ha de ver, sin em
bargo, pasar estas hojas sin ser comprendidas. O si èste pa
sar por alto sucede en aulas acadèmicas, todo les serà desvir
tuado en un cercano futuro en que se difundiràn los sucesos
històricos bajo estàs noticias inèditas que expongo en estas
pàginas, a tìtulo de pericia legal o que no las podràn evitar de
discurrirlas

SEMBLANZA I
Opiniones contrarias eran insalvables, aùn en el caso que sì
en 1952 la Academia Nacional de la Historìa de la Repùblica
Argentina hubiese dictaminado en sentido contrario, soste
niendo a Juan Nùñez de Prado como el Fundador, y que ha
brìa surgido lo mismo la corriente Aguirrista. A que obedece
esto?

23
En que es un tema ribeteado de polìtico - en el sentido de di
fundido entre los vecinos que deben de ser de uno o otro sec
tor confrontativo -, y estar esto fuera del alcance de quienes
no estàn en conocimiento de...

a)... las leyes del entonces y de las de hoy, como del saber
històrico formal de Argentina y Chile, conllevando a la necesa
ria tendencia que serà siempre a simplificar los fundamentos
hasta el nivel que permita al neòfito a participar en estos ban
dos, al menos a nivel local,...

b)... en que hacen girar sus cavilaciones en torno a ciertos


conceptos en dificultades de la gramàtica, y ademàs, sin pre
guntarse por sus significados que salidos de la misma historia
y la ley, les habrìa facilitado su asimilaciòn, y no soslayàndola
para dar paso solo a su utilizaciòn, en cuanto a ventaja que
contribuya a estos grupos y sus planteos. La voces “fundaciòn
de ciudades”, “ciudades estables e inestables” que son algu
nas entre otras muchas, como sì las mismas fueran figuras ju
rìdicas, sin serlo, y que dilucidarìan sus enigmas, siendo tér
minos comúnes, que lejos de llegar a algùn resultado, solo
han abierto nuevos caminos hacìa lo sorpresivamente desco
nocido, pero creyendo haber logrado prevalecer la instituciona
lidad por sobre ciertas piezas literarias no historicistas

c)... y en que el tema crucial para darle tèrmino a estas discu


siones, es harto complejo a ràpida lectura y porque estimo
que este libro es el primero en tratarlo, como son las diferen
cias entre los Lìmites Geogràficos de una Divisiòn Polìtica de
un Reyno, con los Lìmites Geogràficos del Poder Jurisdiccional
de la Real Audiencia, como finalmente al rango de Suprema
cìa Legal de una Ley Particular sobre otra General, que son te
mas exclusivamente vistos cuando se trata de dilucidar estas
cuestiones en pleitos entre dos paises en Cortes Internaciona
les, sean por tierras, costas, islas o mar adentro

Jurisdicciones Polìticas y Judiciales complejas

24
Someramente expreso, que esto harà a futuro continuar las
confrontaciones, porque ha de ser irreconciliable que acepten
esta novedad de que no eran las 100 leguas las decisivas (*)
para definir la legalidad de Aguirre, sean dentro o fuera de e
llas, y màs, que ya era natural y legalmente permitido pasar a
distritos vecinos de sus confines para Conquistar, sinò que ra
dicaba basicamente en la ilegalidad de las facultades polìticas
del Virreynato de Perù, ya que èstas terminaban en la locali
dad de METÀN en latitud 25º 29´00´´S, la ùltima de su juris
dicciòn peruana, al sureste y 43` de la ciudad de Salta, y que
la geografìa no le alcanzaban a Perù, como para comisionar
vàlidamente a Nùñez de Prado a venir aquì a Pacificar y Po
blarla. Perú estaba en la Capitulaciónes a Francisco de Pizarro
de Nueva Castilla y de Nueva Toledo dada a Diego de Almagro
en 1538, y esta ciudad en la de Nueva Andalucìa otorgada en
1534 a don Pedro de Mendoza, y por ello el mandato dado a
Núñez de Prado era inadmisible e intrusivo a de marcaciones
inviolables sea por algún Virrey o Gobernador

MEDICIÒN A LOS GRADOS DE LATITUD EN 1553


El perito Nicolàs de Dios en 1553 y lo repite en 1566 (ver A
NEXO, pàg.362), al decir que estaba esta ciudad de Santiago
del Estero en la latitud 27º y 34´S, nadie lo percibìa a que
querìa aludir a que estabamos fuera de la raya de la jurisdic
ciòn polìtica del Virreynato del Perù, y no que fuese una refe
rencia a que entràbamos dentro de las 100 leguas con Chile,
innecesarias, porque para este caso se requerirìa hablar y me
dir con “longitudes” este u oeste y no con latitudes. Èramos el
Baldìo del Rey dentro de la demarcaciòn de la Capitulaciòn de
Nueva Andalucìa que en 1534 el Rey Carlos I le concede a
don Pedro de Mendoza, la que una vez despoblada queda va
ca hasta 1580. Entre nuestra ciudad y el sur peruano existìa
un vacìo de màs de 200 kilòmetros donde regìa solo la volun
tad del Rey y del Gobernador de Chile, su confinero .

(*) 23-12-1553-Carta del Cabildo santiagueño, pidiendo la Gobernaciòn


para Aguirre “...habiendo tantas cordilleras de nieve en medio, donde se le murió to
da la gente a Diego de Almagro, puesto que cae en los límites de su gobernación lo
cual ningun otro podría sustentar...”

25
Es que no se habìa advertido esta ingenuidad de los Cabildantes que hoy eran de Agu
rre y ayer de Nùñez de Prado, de lo que la demarcacion chileno-tucumanence caia en
la Cordillera de los Andes, autodenunciandose ellos mismos que esta ciudad de
Santiago del Estero estaba situada muy y pero muy lejos de la lìnea demarcatoria de
las 100 leguas y por ende esta ciudad era tomada ilegalmente por Chile?
Pienso que el pradismo solo usa esta exageraciòn implantada lo de las 100 leguas como
decisivas a la confrontaciòn y que dejan entrever subjetivamente que existìa un sub
mundo confabulado y alineado a Aguirre y mostrarlo a èste como un autor que inten
cionalmente va a trastocar la historia que les vendrà, como esos caballeros andantes
del futuro. Este pàrrafo que transcribo arriba, demuestra que ese tema no les afligìa
o que no era conversado como preferente entre nuestros colonos

Debo extenderme en esto, hasta que se aprecie que existe


una lìnea que de delgada llega hasta invisibilizar el sentido co
mùn y esta lectura por difìcil de asimilar, y dado que esto es u
na confrontaciòn que hoy existe solo para enaltecer personal
mente a uno que otro Capitàn, antes, en 1553, era cuestiòn
de estado. O sea si nuestra ciudad caìa bajo la jurisdicciòn de
Chile o del Virreynato de Perù, pero independiente de quien
es el que ostentarà el tìtulo de Conquistador y Poblador (o
Fundador)

En concreto, si Aguirre estaba dentro de esas 100 leguas del


lado de Chile - ha de ser que serìa el Fundador (o Poblador)
para Chile, por su obviedad, y sì estaba fuera de esa lìnea,
tambièn serìa Aguirre el Poblador o Fundador de esta ciudad,
pero en este caso sometido al Virreynato de Perù y como una
provincia peruana, dentro de la tesitura pradista

Se ve la diferencia, segùn en que lado haya estado este Capi


tàn Aguirre. A èl nada le cambiaba personalmente, y si solo a
que si era Santiago del Estero de Chile o de Perù, se sumarìa
esta ciudad a una de ellas para su gobierno

Es decir que si Aguirre, repito, estaba fuera de esa lìnea de


las 100 leguas, èl lo mismo serìa el Conquistador, el Pacifica
dor y Poblador pero para el Perù, a lo que Valdivia resiste exi
tosamente, y que si nò, tampoco nada le habrìa cambiado a
Aguirre. Son solo avatares ajenos a èl y sus historiadores

26
Las 100 leguas no era impedimento legal a Aguirre
para venir a Santiago del Estero

Es evidente que ha existido un acuerdo tàcito en que esta ciu


dad perternezca y permanezca para Chile, porque vèase en A
nexo que para 1564, Chile dice que ya no se dan las condicio
nes para que nuestra ciudad continùe como provincia de ellos,
y opera el traslado de Santiago para y como provincia de Perù

Si no es asì, como se explica la fuerte autonomìa de Santiago


del Estero respecto a Perù hasta 1564, obra de Chile, si ellos
no habìan logrado esa marcada independencia con el Virrey
nato de Perù?

Esta es mi evaluaciòn, aunque aùn no he ahondado aùn en la


legalidad de la legua utilizada o sus alcances geogràficos en
1553, tema que tenìa afligido hasta el màs sabios de los peri
tos de España, que ni los reyes lograban reunirlos para ob te
ner una sola medida consensuado, y aùn hoy no tenemos la
ùltima palabra, lo que obligaba a aceptar a esas coordenadas
geogràficas como referenciadores y sin exactitud geogràfica, o
como Chile utilizaba la legua castellana

Esta lìnea divisoria demarcatoria chilena-tucumanense y el


poner bajo sospecha todo lo que estaba a favor de Aguirre,
que moviliza a investigadores y que enceguecerìa al historia
dor, estimo que merecerà estudio aparte, ya que nos falta el
tiempo por requerir la Editorial la entrega de estos originales

Y sostengo basado en estos estudios, que Aguirre habiendo hi


poteticamente conquistado, Pacificado y Poblado (o Fundado)
en un asiento que estaba fuera de las 100 leguas de Chile,
que a este Capitàn es lo mismo y ha de ser su Fundador o Po
blador por imperio de las normas de la Recopilaciòn de Nue
vas Leyes para Yndias DON FELIPE II- ORDENANZA 87- LEY XXV-DE LOS DESCU
BRIMIENTO“...QUE PARA TIERRAS QUE CONFINEN CON VIRREYES O AUDIENCIAS SE DÈ
EL DESCUBRIMIENTO COMO SE ORDENA...EXCEPTO QUE HA DE ESTAR SUBORDINADO

27
EN LO QUE TOCA A GOBERNACIÒN AL VIRREY, O AUDIENCIA EN CUYO DISTRITO ESTU
VIERE INCLUSA, O CON EL CONFINARE...”. Santiago del Estero ni los Bar
cos estaban inclusos dentro de la demarcaciòn peruana

Y que tambièn y por esa misma norma y ley, el gobierno, en


sus funciones polìticas, administrativamente y judicial en to
das sus instancias, correspondìan al Virreynato de Perù, y que
Chile primero por las armas y despuès en acuerdo concensua
do con ese Virreynato, retiene a esta ciudad bajo su dominio,
hasta que en 1564 desiste de ello y opta por separarnos y ser
Provincia propia e independiente y nos pasan a Perù por in
conveniente para Chile, a pesar de se otras las razones es gri
midas, y conforme a documentos que transcribo en ANEXO
(*) El Virreynado de Perù explica y pide a Felipe II, esta me
dida, y se manifiesta el trabajo en comùn de Chile-Perù.

Ello porque el Tucumàn estaba en 1553 en situaciòn del Bal


dio del Rey, aislado entre el Rìo de la Plata, Charcas y Chile. E
ra un distrito en los confines de Chile y de Perù, y Aguirre po
dìa libremente y por imperio de esa ley indicada, venir aquì e
instalar el Asiento y Poblaciòn legal, a lo que nadie nunca re
siste

Resultado de esto, es que nìtidamente los hechos pasados se


guìaban sobre un corredor legal, pero los historiadores lo ex
plicaban y explican desde otro corredor correctivo no real ni
legal, como queriéndolos convertir en vàlido y el autèntica
mente verdadero y real, como es la ficciòn

Y que el Capitàn General Juan Nùñez de Prado, el Capitàn Ge


neral Diego de Rojas y su hijo adoptivo Francisco de Mendoza,
con sus Asientos de Paso de los Reales del Barco III y Mede
llìn, son los primeros expedicionarios en estas benditas tie
rras.

1. Párrafos de una carta de la Audiencia de Lima a Su Magestad. Dando cuenta


...sobre apartar esta última gobernación de la de Chile. Fechada en los Reyes.

28
―.....El conde de Nieva, a petición de la provincia de Tucumán y por haberse
rebelado en ella los naturales y muerto cantidad de españoles, entendiendo que la
provincia de Chile por estar apartado no se le podría dar socorro, proveyó por
gobernador de la provincia de Tucumán, Juríes y Diaguitas, al capitán Francisco
de Aguirre, vecino de Coquimbo, el cual con alguna gente fue al dicho socorro y
está entendiendo en ello. Estas provincias de Tucumán, Juríes y Diaguitas están
apartadas de las de Chile y en medio de ambas una cordillera que no se puede
pasar mucha parte del año y en el paso della tenemos relación que han muerto
muchos naturales del gran frío que en ella hay y que conveníahacerlo goberna
ción por sí, distinta y apartada de la de Chile como ahora está y así nos parece
que Vuestra Majestad lo debe mandar proveer para el buen gobierno de aquellas
provincias y bien de los naturales dellas y se excusarán el mucho trabajo y
muertes que reciben en haber de ir a pedir justicia a Chile y pasar para ello la cor
dillera...‖ En Archivo Nacional de Chile. Colección Gay – Morla. Tomo. 94. Pie
za 12.-Sin fecha.

Aguirre promotor de esta nueva geografìa?


Se inaugura este nuevo ciclo de la Geopolìtica de Santiago del
Estero como provincia del Virreynato de Perù y con el Cap.
Gral. Francisco de Aguirre como su Gobernador

Pero ha sido Aguirre un influyente a esta nueva era peruana


del Tucumàn? Si juzgamos ello – entre otros- por textos utili
zados sea por el Conde de Nieva o por los Oydores de Perù al
Rey solicitando este cambio, o de aquellas que el mismo
Aguirre, por las que todos describian a la Cordillera de los
Andes y de los perjuicios que acarreaba, esta deducciòn nos
hace orientar hacia ese punto e intentar llegar a una evi
dencia. Veamos la narraciòn de Aguirre y de su sobrino Diego
de Villarroel actuando por su tio, ambas de 26 de sept. de
1562 y 1580 que corren en Anexo

“como pasaron, las dichas cordilleras en tiempo de invierno y sucederles muy


recio y frío, que se le helaron veinte y dos caballos y un negro, y perdió casi toda
su ropa y más de cien...‖
.‖... y cuantos con él venían a hacer el dicho socorro, por pasar, como pasaron,
las dichas cordilleras en tiempo de invierno y sucederles muy recio y frío...‖

29
Aguirre es nuevamente designado a principios de 1563 por el
Virrey de Perù, el Conde de Nieva, como Gobernador, y a me
diados de 1565 el Gobernador de Perù, el Licenciado Lope Va

ca de Castro lo confirma de nuevo a Aguirre en ese mismo car


go. Son fechas de transiciòn de esta ciudad al cambio geo
gràfico y no podìan estar fuera de esta negociaciòn los princi
pales hombres de Chile y Perù.

Dice Castiglione, Antonio Virgilio en su Obra citada, que:” Que


tanto Valdivia como Aguirre entendían que si conquistaban a
su costa las tierras que estaban entre la Cordillera y el Mar A
tlántico y fundaban algunas ciudades, y así se lo informaban
al Rey de España, el monarca les acordaría jurisdicción sobre
ellas, uniendo de esa manera todas las tierras del Pacífico has
ta el Atlántico en una sola gobernación...”

Aùn màs. Antonio Encinas en “Historia de Chile” sostiene ello


“Como se recordará, Francisco de Aguirre venía gestionando
la segregación del Tucumán, inclusive con la Serena y Copia
pó, desde los días de Valdivia...”

Aproximación a la voz fundación de


ciudades

La fundación se centraba, entre muchos otros puntos ficticios,


ver solamente adonde estaba el sitio físico en que se asen
taban soldados, y no la población misma, como primer objeti
vo de la Campaña de Conquista, y que ella debía de ser per
petua o con los alcances que vemos adelante y en ANEXO.
―... Ley primera. Que las nuevas poblaciones se funden con las
calidades de esta ley..”. Emperador Don Carlos I, Ordenanza 11 del año 1523

30
Figuradamente dice que se hagan las poblaciones con las calidades
de esta ley, y a continuación explican adonde elegir el asiento seguro
y estable, con rios, árboles, etc.

VECINOS MÌNIMOS PARA FUNDAR UNA POBLACIÒN:


Diez Matrimonios sobre “...30 colonos + o –...“

Ley X- Ordenanza 101- Recopilacion Leyes de YndiasTìtulo:


“...Que no habiendo personas particulares (individuales) sinò vecinos ca
sados, se les conceda a Poblar, como no sea menos de diez

“Cuando algunas personas particulares concordaren en hacer nueva po


blaciòn y hubiere nùmero de hombres casados para el efecto, se les dè li
cencia, conque no sean menos de diez casados, y dèseles tèrminos y terri
En consecuencia analògica a esta Provisiòn Real, Francisco de
torios al respecto de lo que està dicho, y les concedemos facultad para ele
Aguirre encomienda al escribano Gaspar de Medina a traer de
gir consecuencia
En entre si mismo Alcaldes Ordinarios,
analògica a estayProvisiòn
oficiales delReal,
Consejo annales...”
Francisco de

Aguirre encomienda al escribano Gaspar de Medina a traer de


Chile a 9 doncellas, que con su esposa Catalina de Castro Co
ya, se harìan diez de ellas, mìnimamente para tener licencia
para poblar, considerando a este acto, como el inicio Pobla
ciònal de Santiago del Estero y que los pradistas prefieren lla
mar Fundacional

Recreando Una Fundaciòn de Villa o Ciudad


en 1550
Entonces podemos recrear el pasado. Nos juntamos un peque
ño nùmero de amigos, y pedimos a la Corona que nos asignen
un predio, sinò somos nosotros quienes sugerimos un lugar.
Presentamos nota solicitando y diciendo si queremos ser Ciu
dad, Villa o Ciudad. Si somos 30 podemos ser ciudad. La bau
tizamos y elegimos su nombre “La Candelaria”. Ahora vota
mos Alcaldes Ordinario entre nosotros en la cantidad que la

31
ley ya permite segùn sea Ciudad o Villa o Lugar, y otros Fun
cionarios que seràn quienes iràn a Consejos regionales para
representarnos. Todos con sueldos de la hacienda de la Co ro
na. En esta primera reuniòn de vecinos constituimos el Cabil
do y celebramos la primer acta de sesiones haciendo constar
este inicio fundacional. Podemos con escribano de notarìa pri
vada o no oficial, que se redacte el Acta de Fundaciòn con to
do lo expuesto, la que ha de ser la primera acta becerro de Ca
bildo. Se hace un registro de los vecinos, y si alguien desea y
se lo vota, se puede llamar Fundador que podremos insertar o
no en esta acta. Todo se hace ajustandonos a la ley y espera
mos la confirmaciòn del Rey. Una ciudad acaba de nacer con
Alcaldes y Fundador de la Candelaria en Yndias

La ùnica diferencia con una ciudad de Aguirre o de Nùñez de


Prado, es que ha sido màs fàcil, porque no era necesario Des
cubrirla, Conquistarla y Pacificarla. No se requiere tener el Es
cribano de Su Magestad. Ahorramos tambièn el primer discur
so del acto de posesiòn, porque el Rey ya la tenìa, y tambièn
de mirar a los vecinos y darles el ultimàtum de que ya es el
momento de oponerse a esta creaciòn. Pero si requerimos “pa
lo y picota” como sìmbolo de que se harà justicia y que los re
beldes seràn castigados hasta perder la cabeza. Pero Funda
dor y Alcaldes con Sueldos ya tendremos en la Candelaria de
la Yndias, con sujeciòn en lo Polìtico-Administrativo y en lo
Jurisdiccional a alguna Gobernaciòn o Virreynato en cuyo
distrito està la Candelaria o que confine con la Candelaria, de
quienes seremos en adelante su Ciudad, Villa o Lugar

Las Fundaciones en las Leyes del s. XVI


Pero la Fundación, como voz para hacer benemèritos, es un in
vento y un recuso linguístico del siglo XX, para alterar el or
den de Méritos a los Conquistadores en tierras americanas.
No existían premios recompensatorios de la Corona ni a los
Conquistadores ni a fundadores. Ello solo se concedían a Des
cubridores, Pacificadores y Pobladores, etc. y en ese orden

32
excluyente, que vemos en este Informe. Es de suponerse que
a futuro y con seguridad, que otros cientìficos o notables que
hoy no estàn incluido en sus nòminas de elegidos, que si
guiendo èstos caminos del lenguaje, haràn que nazcan “los
nuevos Nòbeles” cuando ya estè desaparecida la Real Acade
mia de las Ciencias de Suecia

El español que viene a Yndias y hace Entradas tampoco obtie


ne recompensas ni reconocimientos. Diferente al Fundador
que tampoco recibe nada, sinò que tambièn se lo desconocía.
Al autor del Asiento tampoco se le tenía consideración en las
leyes, en cuanto a reconocimiento y recompensa. Entonces:

Se le reconpensaba con cargos, salarios y encomiendas o re


partimientos de indios al 1- Descubridor, 2- Pacificador y 3- al
Poblador, y otros de menor atenciòn. Ver otros pàginas ade
lantes

Recopilación de Leyes para Yndias, Ley XIV


El Emperador Carlos I, el 22 de noviembre de 1538 y la Em
peratríz Gobernanta en Valladolid el 22-11-1538, y el Rey Feli
pe II posteriormente, en San Lorenzo el 31 de marzo de
1591, repite estas Órdenes Reales:

“...Que se gradúen los Méritos y Servicios conforme a esta


Ley” Título. “...Asimismo mandamos que todo lo contenido en
la ley antecedente, cuando sucediere concurrir muchos preten
dientes con igualdad de Méritos, sea preferidos los descen
dientes de los primeros Descubridores de las Yndias, y des
pués los Pacificadores y Pobladores y los que hayan nacidos
en aquellas Provincias...”

Pedro de Valdivia en Carta a Francisco de Aguirre del 8 de octubre de


1551―...para que se puedan hacer otras ciudades e poblar de cristianos...‖‖... y
que su Majes tad manda y encarga que se pueblen y conquisten todas las tie
rras que se ...y disposición para que se pue dan hacer otras ciudades e poblar
de cristianos para que nuestro Dios... la Serena é sus términos e las de más ciu
dades que estuvieren pobladas é vos poblaré des... Reyes de las provincias del

33
Perú á para que podais pa cificar los caciques e indios de las dichas ciudades
pobladas é de las que demás se poblaren é pobláredes y reducillos al servicio y
obediencia de su Majestad... , é para que podáis fundar (hacer asiento) é
poblar en la parte que mas conveniente os pareciere otra ciudad o más... na
turales avían muer to setenta a ochenta españoles que estavan en ella que yo la
poblase.. piru y desuburiendo y poblando tierras nuevas don de gaste mas de
dosientos mil pesos... que dios servido que pasase hasta Santiago del Estero
ques en los Juríes y a una ciudad que yo habia poblado que no habia quedado
mas en pie de quatro que abia pobladas...‖

Carta de Francisco de Aguirre, sin fecha‖... Otro si el dicho Francisco de


Aguirre mi parte poblo y edifico la ciudad de la Serena que los naturales de
ella habia despoblado y asolado y muerto a todos los españoles...‖

Carta de Francisco de Aguirre del 10-julio de 1555 ―...hacienda cient mill


pesos de oro, sin que S.M., y sus quintos reales han sido muy aprovechados y
acrecentados, y como tal persona questá á su cargo seis años ha, tiene fecha
gente para ir a socorrerlo y remediallo y poblar un pueblo ó dos, como quedó
concertado con la gente y personas del Cabildo de la ciudad de Santiago del
Esteron....
Carta de Francisco de Aguirre al Rey Felipe III del 1-7-1580 ―...de más de
trescientos mil pesos que yo he gastado sirviendo a Vuestra Majestad así en la
conquista y sustentación deste reino...

Carta de Francisco de Aguirre al Virrey del Perù del 8 de oct. De 1569 ―...Fuí
en pacificar y poblar y ayudar a conquis tar la mayor parte del reino del Perú
desde Chiquito adelante y me hallé en la conquista de todo lo principal de
Chile y en todas las guerras y más señaladas guazavaras que los indios nos die
ron en el descubrimiento y pacificación desta pobre gobernación de Tucu mán,
de que S.M., me ha hecho merced...

Libro IV, Leyes Nuevas 1573,‖... se pueble, asiente y perpetúe, para paz y
concordia de ambas Republicas...‖

Francisco de Aguirre el 20 de julio de 1567 escribe al Rey Felipe II, y le


informa ―...hice luego poblar la ciudad de San Miguel ques en Tucumàn...‖

― Carta de Aguirre al Rey Carlos I- 04-enero-1567...susodicho y lo que vos


nos habeis servidon en el descubimiento, conquista y población de las dichas
provin cias de Chile ...

34
Gobernador Vaca de Castro- Carta a Francisco de Aguirre del 24 de enero de
1567 ―...descubimiento, conquista y población de las dichas provincias de Chi
le ...‖

En: Colección Carlos Morla Vicuña. Tomo 26. Pág. 104 y ss ―...Otro si el
dicho Francisco de Aguirre mi parte poblò y edificò la ciudad de la Serena que
los naturales de ella habia despoblado y asolado y muerto a todos los
españoles y veci nos en ella...‖

Tampoco se aperciben, de que el vocablo fundación tenía un


significado en 1553 y otro diferente en nuestros días. Su orí
gen estaba en los Cánones de la Iglesia o en las leyes del Rey
no desde antiguo pero solo dentro del Patronazgo que tenía la
Corona sobre Yndias en que expresamente el Rey asume las
costas en edificar iglesias y todo lo atinente a ello. En el orden
secular o civil, antes se lo concebía como una imposición del
Rey pero a modo de designaciòn al protocolo para cuando al
go nuevo se va a hacer y bajo estrictas normas de vigilancia,
y hoy, y como si fuera una propiedad del pueblo de una ciu
dad, lo significan como algo ya hecho en el pasado, o el pri
mero en haber realizado algo, para que le quepa una distin
ción u honor. Y ello sin contar que antes al año 1600, si es co
mo los pradistas demarcan, podría habersele sacado prove
cho a este vocablo, cuando sus descendientes debían probar
este vínculo sanguìneo para obtener mercedes o repartimen
tos de indios, pero y que sin embargo no lo usan a este voca
blo de fundador, sino el de Conquistadores, Pobladores y Paci
ficadores, dándonos cierta idea que el tema necesita de ten
ción y reflección

Esta explicación cabría darle igualmente a la Conquista o Con


quistador, como conceptos figurados o como caligramas den
tro de un lenguaje figurado, pero no real o que guarde corres
pondencia con la realidad que ése término quiere expresar.
Pero es la voz Fundar, la que requiere que nos explayemos
porque ella se ha enraizado en su uso general y como una
categoría conceptual superior, sin ser ella elocuente. Son solo

35
verbos de multiusos, y no realidades institucionales como se
pretende en este tema de la historia

El Asiento de la Conquista no merece más atención que en so


lo nombrarla, ya que muchas son la usadas dentro de un léxi
co propio de la epopeya del 1500, que son hechos o actos re
gulados por leyes transitorias, como lo son estas las dictadas
para Indias, porque ellas se han dado en un período de tiem
po y que no volveran a repetirse y utilizarse, porque los descu
brimientos, asientos, entradas, pacificaciones y poblamientos
ya han dejado hace siglos de existir o producirse

En Yndias no teniamos antecedentes de èste tèrmino que era


inexistente en España - excepto dentro del Derecho Canónico
que lo regulan para sustentar obras pías en Conventos, mo
nasterios, capillas y colegios religiosos- porque sus ciudades
nacìan naturalmente sin un hito reconocible por la historia. Es
claro que si tenemos con ellos, y que presentamos escenarios
similares, con el perìodo de la Reconquista de sus territorios
perdidos en manos de los musulmanes, en que dan inicio a es
tas gestas de recuperaciòn de tierras y ciudades desde el el s.
VIII con las montañas de Asturìas, hasta el 2 de enero de
1492 con Còrdoba, la Andaluza. Pero en la Penìnsula no se los
conocìa por fundadores a sus conquistadores. Eran Conquis
tadores o Reconquistadores, sin que este vocablo les haya su
frido cambios conceptuales en sus tiempos posteriores, como
aquí lo intentan a su sustituto de Fundador, al autèntico Pobla
dor

Existía este nombre FUNDAR en España e Yndias, para referir


se a la creación de estas Entidades Benèficas, religiosas edu
cativas y caridad, que vemos adelante en Fundaciones de Co
legios religiosos, Capillas, Monasterios y Conventos y para ne
gocios privados de perlas, ahòndijas y obraj(g)es, y esporàdi
co en sus leyes, para la campaña de conquista, pero que no lo
profundizan o regulan

36
“Ley J. Que se funden Monasterios de Religiosos, precediendo
licencia del Rey...” Felipe II en Madrid a 19 días de marzo de
1591 y 11 de junio de 1594. Identico con Felipe III en Madrid
el 5-12-1608 y en Lisboa el 24 de agosto de 1619. Felipe III
en Madrid de postrero de diciembre de 1635 y el 18 de sep
tiembre de 1553

“...Se edifiquen y funden...” o a la inversa, en otras Órdenes


Reales. “Ley iii.j.” que desde se hubiera de fundar Monaste
rios, sea la costa conforme a esta ley...” “...se hagan a nues
tra costa...” Felipe II en Madrid el 16 de agosto de 1563

Era una voz nueva que se inauguraba en América, cuando a


mediados del XVI empiezan las Ordenanzas Reales a incluirla
muy escasamente y sin ninguna precisión, y con razón, en
sus textos, pero ya cerca de 1573 cuando si lo normatizan so
lo nombrandola, pero sin que lleguen jamás a alcanzar relieve
jurídico, como hoy solo regulamos a las Fundaciones a entida
des con fines sociales públicos y sín ánimo de lucro, relegada
a los privados. Es decir, que siempre la fundación ha carecido
de interés público civil entre nosotros para ser regulada por la
ley, a excepción de que se tratara de éstas señaladas y que
estan fuera de nuestros estudios

Vemos adelante su orígen y el curso de este concepto que se


le da en esta ciudad de Santiago del Estero

Resùmen a: a) y b)
Nunca coincidiràn las corrientes aguirristas y pradistas, si an
tes no se sientan y reponden ambos a esta pregunta:

Para Usted, detallada y minuciosamente, que significa ser Fun


dador y Poblador de ciudades en 1550, 1552 y 1553 o en
1573?

37
Que serìa una Fundación de ciudades
en 1553 o en 1573 ?
Debemos hipotèticamente y con ciertas dificultades, extraerla
del cuerpo de leyes vigentes en Yndias desde 1575 con la Re
copilaciòn de Nuevas Leyes para Yndias, ya que antes, en
1553 ella no està escrita en sus Leyes, salvo tan excepcio
nalmente que no permite su anàlisis, pero sin duda que por
todos los años de la Conquista, en que excepcionalmente se
usa esta voz de Fundar desde el 1500, es solo para indicar el
instalamiento de la Colonia en un sitio o Asiento Perpetuo de
terminado

Existìan Fortalezas, Asiento con Poblamiento perpetuo, Pobla


miento de Paso que son Reales militares, Ciudades, Villas y Lu
gares inicialmente y luego se agrega el Pueblo, sin nunca defi
nirselo

En 1575 estaba escrita, pero tampoco sería tipificada, ni exis


tìa interès por ellas, dado que eran otras las contempladas y
mejores, para no dejar de pasar en alto las muchas exigen
cias e imposiciònes al Conquistador al momento de su Campa
ña. Pero la nombran al menos por primera vez como solo un
Tìtulo solamente, como tambièn lo es con “Conquista”, como
términos figurados que no se articulan con sus siguientes pro
visiones. Solo la incluiràn como parte del Poblamiento dentro
del Asiento. En 1500 o esos años, aparece y desaparece este
concepto y no alcanza a que la estudiemos en este perìodo

Siguiendo este ùnico camino legal ya obligado, puede bosque


jarse una respuesta similar a esta: que la Fundación, Poblado
con mujeres, de Ciudades, Villas o Lugares, es como una ex
presión simbólica y representativa global que encierra en sí al
Ideario Español (*), pero dirigida solo concretamente al con
trol de la Corona para Yndias únicamente sobre la acción edi
ficadora para el avance Poblacional en el Asiento Perpetuo,
medidos èstos razonablemente, y a cargo del Conquistador,

38
sin decidirse por uno o el otro, por ser ambas párticipes de
una misma escencia (Poblar y Asiento), pero entendièndose
que de antes a ello, ya se debìa haber cumplido previamente
con el sembrando y acomodado la hacienda en los corrales, y
asì preparados, iniciar con las campañas del Descubrimiento
del territorio y la Pacificación que llevarà años con los natu
rales guerreando y haciendose las paces entre ellos, todo èsto
hecho en conformidad a la ley y bajo licencia expresa del Rey
mediante el acto de Capitulación u otro acto jurídico del mis
mo alcance, que aunque asì no està explicìtamente normado,
se sobrentiende. Ver su ampliaciòn en Segunda Parte

(*) Recopilaciòn de leyes para Yndias, Ley XXVI- “...


Que se hagan las Capitulaciones conforme a las leyes
de èste tìtulo y circunstancias que concurrieren, tenien
do por principal motivo el servicio de Dios y su Santa Fè
Catòlica...”

Solo informativamente digamos que fundar en 1573, es un A


siento intencionadamente Perpetuo para el instalamiento de la
Colonia Poblada con la mujer, todo lo que es solo un segmen
to menor al Ideario Español. Êste, que es el plan Civil-Reli
gioso, es toda la Campaña de Conquista para cumplir con las
cosas del Rey y del Papado. Es el Ideario venir a Yndias a ha
cer Entradas, Descubrimientos, Asientos, Poblaciòn y Pacifi
caciòn, sometidos a las leyes del Rey y de Dios. Que haya paz
para todos, y que españoles e indios paguen los tributos. No
hay màs de èsto, con lo que màs que se dice en Segunda Par
te

Pero en 1553, que nos interesa por ser el centro de estas diva
gaciones enfrentadas entre dos grupos de pradistas y aguirris
tas, no existe esta preocupaciòn. Sinò vèase en muchas pàgi
nas adelante la abundante informaciòn del s. XVI a XVIII o
200 primeros años, de las Probanzas de Mèritos y Servicios en
que no se conoce esta denominaciòn de Fundadores, sino de
Conquistadores, Pobladores y Pacificadores. Ser sòlo Conquis

39
tador, tampoco era nada y no tenía recompensa, por ser solo
otro término figurado que encerraba al Pacificador y Poblador

Esta acciòn militar azarosa, compleja, riesgosa, coordinada y


costosa para el Conquistador, que lleva adelante Francisco de
Aguirre sobre su real en nuestra ciudad, el que prosperando y
expandiendo su orbe se haría pueblo, aunque conociéndosela
tambièn por ciudad – sin serlo - de Santiago del Estero Tierra
de Promisiòn, sòlo se ha podido llevar a cabo y final con su
Poblamiento y terminarlo recièn en 1564, y no en 1553, es
decir 11 años despuès a lo que se cree

Cotéjese esta definición, que es la ley misma, con la conquis


ta española del lugar que se desee, y de cuales son esos ac
tos llevados a cabo por el conquistador y decidirá si el Con
quistador ha cumplido formalmente las etapas anteriores a es
te final al que algunos quieren que sea ficticiamente la funda
ciòn, como la primera etapa en concretarse de la Conquista,
pero no en su culminaciòn, porque ello es incierto e indefini
do. La incorporación de este término Fundación ya arraigada,
solo ha generado confundir a desprevenidos y construir sobre
bases imaginarias relatos históricos desconcertantes y despro
vista de hechos reales o que hayan existido

En cuanto a esto de definido o no, digamos, que solo la nueva


Entrada Expedicionaria, el Asiento, la Posesiòn, son actos cier
tos y definidos en el tiempo. El Poblamiento apto para la repro
ducciòn humana y la Pacificaciòn con los naturales, no lo son
generalmente, dependiendo de la mayor o menor existencia
de ellas, y la Pacificaciòn por la actitud, que de ser agresiva
se ha de medir por la capacidad para el combate ofensivo o
defensivo del aborìgen

Otros orígenes políticos de la


polémica

40
Y volviendo al porqué del nacimiento de estas confrontacio
nes teóricas de Núñez de Prado o Aguirre, nada se puede de
cir sobre estas divisiones de corrientes teóricas, o sus divisos,
porque solo el Tucumàn ha vivido convulsionado por Perù por
los conflictos de demarcaciones territoriales con Chile-Tucu
màn, fuente de los conflictos y de la actuales abstracciones en
torno al Conquistador de esta ciudad, que bàsicamente radi
caba en que no tenìan definido en quien recaìa la facultad le
gal (*) para dirimir los lìmites geogràficos chileno-tucumanen
se, mezclàndose a turno este atributo legal entre el conquis
tador, un Cabildo, algùn Gobernador o su Teniente, o los Oy
dores, un Virrey y finalmente el Rey o sus Co-regentes, que
tambièn titubeaban por secretarios que a ello contribuìan por
desconocimiento de las Provisiones Reales existentes sobre
este caso, que son muchas y producidas en un pequeño perìo
do de 30 años. El centro tucumanense radicaba en esta ciu
dad de Santiago del Estero, y desde el 22 de marzo de 1577
serà su Capital. !! Tàn reñidos por ella antes, y tàn olvidada
hoy !!

Destaquemos que este arrebato a funciones innatas del Rey,


nunca ha prosperado. Veamos: El Cabildo de Chile en 1542 fi
ja como línea limítrofe en ese reyno y el Tucumán en 100 le
guas, sin validéz. Le sigue Pedro de la Gasca el 23 abril 1548
con esa misma longitud, pero ninguna recibe confirmación Re
al dentro de los 2 años en que ello se debía, sino que la Rey
na Doña Juana de Castilla, no confirmando, sino en su atri
buto que solo a ella le pertenecía, dicta el 31 de marzo de
1552 una ley en ese mismo sentido, pero sin convalidar y
hacer valer sus efectos legales con retroactividad, como pro
rrogando Actos nulos anteriores e inválidos. Esto lo confunden
los pradistas, y no solo a ellos, sinó que a los mismos
Conquistadores y Autoridades indianas, que también equivo
cados, obliga al hijo de Felipe II, don Carlos II, a dictar este
proveido para detener con estos abusos, en Recopilaciones,
Título Primero- Ley Pri mera:

41
“...Ordenamos y mandamos a los Virreyes, Audiencias,
Gobernadores, Corregidores y Alcaldes Mayores, que guarden
y observen los límites de sus jurisdicciones, según les estuvie
se señalados por leyes de este libro, títulos de Oficio, provisio
nes del Gobernador superior de la provincias, o por uso y cos
tumbres legítimamente introducido y no se entrometan a u
sar y ejercer los dichos oficios ni actos de jurisdicción en los
partes y lugares donde no alcanzaren sus términos y territo
rios, so las penas impuestas por derecho...”

Los lìmites a estas inquietudes también se hacían difusos, y


esto nace en que su conquistador, el Capitán General Pedro
de Valdivia tenìa recibido sus poderes del Adelantado y Mar
qués Francisco Pizarro de quien era su Capitàn y Maestre de
Campo -anterior al Lic. Pedro de la Gasca- cuando aùn no se
habìa creado el territorio y jurisdicciòn del Virreynato del
Perù, o sea cuando èste no llegaba todavía hasta Chile ni al
Tucumàn (igual razòn en que la campaña de don Pedro de
Mendoza era independiente y no sujeta a ningún Virreynato o
Real Audiencia de Yndias). Era el Tucumán el baldìo del Rey. E
ran los primeros tiempos de los descubrimientos marinos.
Solo se sabía de estas àreas por los navegantes Juan Días de
Solis, Vicente Yañes Pinzón, Américo Vespucio, Magallanes,
Gavoto y otros exploradores y cronistas

“... 19. Dejación que hizo Pedro Sancho de Hoz de una provisión que el Mar
qués don Francisco Pizarro le había dado a consecuencia de no haber cumplido lo
que había asentado y capitulado con el Capitán Pedro de Valdivia para el des
cubrimiento de las provincias de la Nueva Extremadura. 8 de agosto de 1540.
(32)...” Doc. Inèd.

Primeras Capitulaciones
Alonso de Ovalle en “Historia de relaciones de Chile” ed.
1644, pag.151, dice:”...Habiendo el Adelantado Almagro vuel
to de Chile al Cuzco, pidiò el Maestre de Campo Pedro de Val

42
divia al Adelantado don Francisco Pizarro que pues tenìa del
Rey comisiòn, para que prosiguiese la conquista de Chile...”.
Viene Valdivia a Chile en 1540. A esto volvemos con insisten
cia adelante

También, y hoy indiscutible de formalidad y legalidad, son,


por así decirlo, la Conquista formal sin asientos ni poblamien
to o Actas notariales carente de contenido del Adelantado de
Chile, Jerónimo de Alderete, de ciudades costeras del Pacìfico
como Valdivia y otras, en que desde su barco llevando un es
cribano de actas y aborígenes de esa región, detenía la mar
cha en ciertas coordenadas geográficas, reunía a su gente en
cubierta y daba un discurso peculiar formal y elocuente, di
ciendo entre otras cosas, como la denominaciòn del bautizo o
en cómo actuaba para el Rey y su señor el Cap. Gral. Pedro
de Valdivia y enfatizando profiere amenazas a los aborígenes
invitados y a los ausentes que que dan en tierra, a que si se
resistían que les daría muerte. Así cerraba el escribano el Acta
Fundacional ante indios agradados y sonrientes no en señal
de sometimiento a la Corona o Valdivia, sino en muestra de
gratitud al paseo marino y a quien les hablaba en una lengua
que desconocían. Este hecho hístórico termina legalizado cuan
do subsana lo actuado Alderete en su expediciòn por tierra y
concreta el asentamiento y poblamiento y pacificación definiti
va, escenario que Núñez de Prado no puede realizar por razo
nes que vemos adelante

Este aislamiento de Indias y su distancia a la Península se su


plía nombrando Adelantados de suma importancia y autoridad
como conocemos para Chile o Río de la Plata, que solo reco
nocían la autoridad de su Rey sin intermediarios, quienes en
esos años recibían autorización para construir “fortalezas” de
conquista o poblamiento por años determinados o por dos vi
das a favor del conquistador. En ello radica en parte, en que
aún no acuerdan en que Buenos Aires haya tenido su funda
ciòn en 1536, sino despuès de màs de 40 años con Juan de
Garay. Estas áreas eran consideradas por España como beli
cosas y de riesgos extraordinarios, y de ahí que se habla de

43
fortalezas de resistencia como eficaz a la reacciòn del indíge
na guerrero, al igual que en la península se fortificaban con
murallas por las invasiones de los sarracenos y de otros Rey
nos

Las fortalezas tenìan sus reglas propias y podìan ser hereda


das (Ley IX-Ordenanza 60- “ Si el adelantado o cabo, capitu
lare al gunas fortalezas, tengan la tenencia de ellos por un
tiempo limitado o perpetuo que se le consediese, o a su hijo,
heredero o sucesor, con salario de nuestra hacienda...”)

Buenos Aires es Descubierta, hecho


Asiento y Poblamiento en 1536.
Santiago del Estero del Tucumàn en
1564

Palabras con “efecto telòn”

Primero debe tildarse lo que se quiere conceptualizar, para po


der avanzar en buen sentido al conocimiento verìdico de la his
toria, descubriendo aquellas otras palabras u oraciones efica
ces por su “efecto telòn”, que asì las llamo, que son fàciles de
encontrar, repetir e introducir en los relatos històricos, en las
defensas judiciales, discursos polìticos, etc., para obtener al
go, o posisiones de privilegios en la historia o de otra natu
raleza, o en su gran mayoria solo para llamar la atenciòn co
mo es en la empresa y comerciò para promocionar sus pro
ductos. Se las ven todos los dìas, y hasta son ellas a veces im
prescindibles para acompañar a todo proceso de cambio o re
creaciòn, sea del derecho (“justicia legìtima” por justicia), de
la polìtica (socialismo del siglo XXI” por socialismo), o a una
acepciòn a la voz discriminar en los derechos humanos y polì
ticos de hoy, por la de irrespeto de antes, etc.) y en pocas o
casiones, hasta en el campo de la fìsica nuclear (“cuàntica”
por fìsica del àtomo, etc, la más de las exóticas)

44
Son en nuestro caso, no solo “fundar o fundaciòn”, o “ciuda
des estables e inestables” sino muchas otras que las analizo
en Segunda Parte, y que son aquellas de impacto escenogràfi
co pero sin contenido aparente y sin atinencia, que, como el
artista en su escenario, que siendo autèntico antes de iniciar
el acto, se levanta el telòn, y el pùblico entra en aplausos a
quien ya ha desaparecido y sustituido por su actuaciòn, cuan
do el primero ya ha dejado de ser èl. Lo que el pùblico tendrà
ante su mirada hasta que termine la funciòn, serà algo actua
do, falso, distinto profundamente al mismo actor a antes de la
actuaciòn, o a antes de levantarse el telòn. El pùblico obser
varà algo que solo es arte y no real, como es el papel del ac
tor

No son perspectivas diferentes o dos miradas al mismo punto


señalado u objeto. Son transformaciones falsas de conceptos
a un mismo vocalo, cuando se pretende ocultar algo de èl (A-)
y sustituirlo por otro màs conveniente que lo sea (B-), y que a
juicio de los terceros no cabrìa la advertencia a ese cambio
conceptual operado. Son incorporadas subrepticiamente

El primer concepto es: Poblar, que es lo ùnico conocido en su


tiempo. Es una voz antigua, apagada o que no denota un sig
nificado, uso u utilidad de por sì. El segundo concepto es:
Fundar, que tiene eco, luz y significado actual, aunque sin
contenido ni continente en ese tiempo pasado. Se lo utiliza
después para ocultar al primero

Èstos y otras inverosimilitudes que pretenden que sean crei


bles y que describo a continuación, son recursos disuasivos
del lenguaje con que el pradista ha alterado la realidad a un
público inocente o despreocupado a estos análisis, por ser te
mas históricos fuera de su atención, y que en ausencia de pro
nunciamientos académicos que los guíen, se debe evitar:

1-Ver a un Traidor y Rebelde la Corona, como a un inocente

45
2-Ver al cabecilla de amotinada en 1577, arropado con otro
nombre, porque es el mismo Juan Núñez de Prado el provoca
dor y revoltoso a la paz de nuestra ciudad, capturado y deste
rrado como el traidor y rebelde de la Corona
3-Ver a homónimos de Núñez de Prado, cuando de él se trata
ba y avergonzaban sus hechos
4-Ver a un desterrado desaparecer de aquí a la fuerza de esta
ciudad, de Charcas, Chile y el Perú, como salido por su propia
y misma voluntad. Esto y todo lo que viene, se lo dice por Nú
ñez de Prado
5-Ver y darse el título de Fundador, sin haber fundado nada,
y por ser un título inexistente trás cuatro intentos fracasados
6-Ver al Campamento militar o Real como a una ciudad.
7-Ver cuatro Reales Militares como Uno solo
8-Ver Reales como ciudades.
9-Ver un Fundador de ese Real militar, como si se tratara de
ver un Mariscal de los Ejercitos designado por niños
10- Ver a Perú como Chile
11-Ver una Campaña de Conquista terminada, cuando aún no
había comenzado.
12-Ver mujeres, donde ninguna española había pisado estas
tierras hasta 1564, desde que hablan de fundación como decir
monasterios para guardas de presos
13-Ver la reproducción natural sin mujeres.
14-Ver a Núñez de Prado como un ficticio Fundador de un
Real vecino, al que no conocia y ni a su nombre de Santiago
del Estero, denominado así por Aguirre
15-Ver la metamorfósis en hechos historicos como si fuera un
cuerpo animal mutante celularmente
16- Ver ciudades volar de un lado al otro por Tucumán, Salta
y Santiago del Estero
17- Ver cuatro Fundaciones donde ninguna existía, como Con
quista, Pacificación y Población que no existían
18-Ver necesitar una sola acta fundacional para cuatro Rea
les Militarizados, como si gozara para ello de una dispensa es
pecial dada por el Rey, que la historía no conoce ni un solo ca
so en toda América

46
19-Ver a Núñez de Prado teniendo mandatos para poblar (fue
ra de las demarcaciones que válida o invalidamente le dan los
Oydores Perú) cuando viene a Santiago del Estero por cuenta
propia. Su mandato terminaba en Metàn, hoy Pcia. De Salta
20-Ver la condición de Perpetuidad en quien esta probado de
haber tenido idea fija a la pronta mudanza sin explicación ni
justificativos, que disconforme con su tercer asentamiento de
paso en ésta ciudad – la última - finalmente tenía preparado
a abandonarla para llevar la gente a Tatingasta, a otras 13 le
guas al sur de la nuestra y establecer un Barco IV, todo un ré
cord en transitoriedades, como máxima opuesta al perpétuo
21- Ver a los 3 kilómetros de distancia entre el Barco III y
nuestra ciudad, como gravamente estrecha para que sean dos
pueblos distintos, sinó ser una sola ciudad, y para creerse Nú
ñez de Prado también fundador de ésta, soslayando que hoy
con la ciudad de la Banda tenemos esa misma distancia dimi
nuta y tres veces menor a esos Reales viejos, o como si Juan
se cree dueño de la casa de Pedro por ser solo su vecino
22-Ver, y como la piedra angular decisiva de estos planeos, y
creer que cuando el fallo de 1555 dice “el Barco” III, verla co
mo si fuera ésta ciudad de Santiago del Estero, dando un tum
bo total y completo a la realidad, como queriendo, repito,
hacer historia correctiva y no descriptiva
23-Ver a los Oydores del Perú, que eran tambien los Virreyes
de Perú, como un trio de pacatos, a quienes los he investiga
dos por años y he concluido que han sido los indispensables y
brillantes de la Corona y del Virreynato de Perú, Quito y Chile
que dominaban la vida de casi toda Ámerica del Sur, y con sé
quitos de Secretarios destacados como Francisco de Erazo, el
siempre permanente de la Real Audiencia de Perù y Oficiales
de Justicia en conocimiento de toda la regiòn y con emplea
dos judiciales para estar al día en todos los detalles

Una descripción a palabras con “efecto telón” llevadas


al escenario

La historia de los primeros años de Santiago del Estero, y èsta


“puesta a escena” que ha continuaciòn delineo, es tamprana

47
mente obra de pradistas que influenciados por santiagueños
de buena pluma en el gènero de la literatura imaginativa, poe
sìa, cuentos y cantares, dìa por dìa suman los màs de los des
concertantes y ocurrentes conceptos, frases y puntuaciones
que levitan en el limbo de la irracionalidad no percibida por e
llos, para traerlo como ùltima oportunidad a Juan Nùñez de
Prado al escenario entre los grandes de la Conquista Española

Son quienes naturalmentes no pueden desprenderse de su in


nata imaginaciòn al escribir, que, bebiendo algunas e iniciales
referencias de ciertos historiadores foràneos y locales, èllos,
elevan a la narraciòn y a sus personajes a un plano ideal, a
donde el telòn es el matizador del escenario, de los colores,
las luces y sonidos resaltados hacìa quienes seràn sus prota
gonistas elegidos arbitrariamente y sumiendo a la penumbra
a aquellos verdaderos que se quieren eliminar

Mi propòsito es desplegarle a lector ese escenario y sus acto


res, pero ubicandolos en un orden real y con sus dos concep
tos A- y B-, aunque dentro del teatro pradista de ficciones e i
lusiones

(A-) FRANCISCO DE AGUIRRE, es el primer concepto POBLAR,


es el artista detràs del telòn a quien las luces no le llegan, por
el telòn, que bajado, se interpone al haz de luz. Èl es el au
tèntico, es la realidad, la verdad y es el actor apagado fuera y
detràs de escena y del telòn. Èl es Chile, el Rey, la Ley, el
Consejo de Indias, es Santiago del Estero del Asiento con es
pañoles por èl Militarizado en 1553, del cual es su Conquista
dor y su Pàcificador, y es su mismo Poblador (que hoy se dice
Fundaciòn) 11 años despuès en 1564, pero ahora con mu
jeres. Aguirre se vuelve a Chile. Se levanta el telòn

(B-) NÙÑEZ DE PRADO, siguiendo corrientes de aires, viene


de las tierras altas tucumanas y salteñas. Èl es Perù, es los
Oydores del Perù, es el Barco III y el creador de ese Asiento
Militarizado de españoles, sin mujeres en 1552. Es el segundo
concepto FUNDADOR. Pero ahora es el mismo Aguirre transfor

48
mado o metamorfoseado en el ave fènix. Es el ave-actor
ahora frente al pùblico. Es el mismo alado que brilla enfren
tando a su fantàstica iluminaciòn (aplausos) y empieza su ac
tuaciòn como el fundador del pueblo vecino, tambien sin mu
jeres, al que lo sobrevuela por primera vez, y que escucha
tambien al vuelo por primera vez que se llama Santiago del
Estero. Hay en èl un gesto de admiraciòn y placer (musicali
zàndose ese instante), revoloteando sus alas, como se pone
un ave llevandose pichones de otro nido. Al terminar la fun
ciòn no huye del teatro este pàjaro por que es enjaulado. Se
queda y saluda al pùblico. (Aplausos). Se apagan las luces

Ciudades y Villas estables e inestables


En lo que nos interesa en este subtìtulo, es que debemos re
chazar tambièn otra y una nueva idea escenogràfica, que
pronto ha de llegar a clásica, de que en cuanto al nacimiento
de ciudades coloniales, existen dos de ellas: las ciudades esta
bles y las inestables, provocando que aquella que era la pri
mera en nacer, pasa a ser la segunda, si es que no la hacen
desaparecer en su categorìa jurìdica de ciudad, o que no es
Juan, y que si es Pedro. Se repite la actuaciòn y ahora verbo
rràgica hasta desfallecer

Quieren explicar que el hambre y los ataques de los natura


les, ponìan en riesgo la extinciòn de los poblados? Si, como
en otros poblados en todo Amèrica, pero a que se llegaba con
esa razòn? A nada, porque era un hecho que no descalificaba
a dejar de ser la ciudad que era, existente o no. Muchos son
los pueblos en esa situaciòn aquì en el Tucumàn, y ahì termi
na en que son pueblos a bandonados o destruidos. No quedan
requerimientos ni interrogantes. Salen del anàlisis crìtico y
quedan relegadas a su investigaciòn arqueològica

No existen ciudades inestables, y menos que lo hayan sido.


Porquè en este caso se le dice ciudades desaparecidas. Pero
que pretendìan con esta inestabilidad sin contenido?

49
Acaso ellas explican lo que debe o quiere saber el historia
dor? O no es, que lo que necesita saber es cuales han sido so
lo las ciudades de la Conquista que ya han dejado de existir.
Entonces debieran haber creado una de ellas y no las dos: las
inestables. Pero asì no era conveniente, por que no arras tra
ba hacia donden se querìa llegar: relegar a esas ciudades
exinguidas a un segundo plano: de no haber sido nunca ciuda
des

Inestables, entre otros muchos, es el estado de los quimicos


alterados, o a una persona pròxima a un brote psicòtico. Pero
cuàl es el estado de inestabilidad en una ciudad que ya no e
xiste, o cual es la inestabilidad de un ser fallecido?

Eventuales perturbaciònes a las estructuras edilicias, por a


guas excesivas, fràgiles ante movimientos geològicos, in
comodidades naturales del ser humanos por los cambios cli
matològicos, etc., son factores para definir de inestable a una
ciudad, pero muy inverosìmil de traerla a colaciòn para ex
plicar situaciònes del pasado, por que los sismos o terremotos
ya han dejado de existir.

Pero inestabilidad per se, delata extinciòn, y por ello optan


por esta expresiòn sin contenido, pudiendose haber dicho “ciu
dades extinguidas”, sinò que asì no ayudaba a construir su
silogismo final: que Buenos Aires u otras, no era ni una ciu
dad, y tampoco fundada, sino una fortaleza o campamento
temporal. Era apropiado a sus fines, decir “inestables” antici
pando que existe algo enfermo, agonìa, explosiòn y desapari
ciòn

Y porquè inestable, pasarà imperceptiblemente a denotar lo


opuesto a perpetuidad que si necesita tener el Asiento Es
pañol para terminar eliminada como una ciudad española que
lo era, para ameritar o degradarla a categorìa de Poblamiento
de Paso, o Fuerte, solo Fortaleza, Real, Campamento o Cuar
tel militar, y todo por un tèrmino gramatical, con la finalidad

50
que otra ciudad suba un escaño. Y pasa a ser fundada Buenos
Aires por primera vez en 1580

En este estudio tambièn la uso en pàginas adelante pero,


usando palabras de uso vulgar para sobresalir, o para contras
tar los opuestos, marcando diferencias a las conformaciones
entre Buenos Aires y los pueblos Barcos I, II y III, que no ha
biendo sido nunca Fundaciònes ellas, tambièn ya estàn desa
parecidos, y a las que les digo inestables, y llàmole Fundaciòn
a Buenos Aires. O como al otro Real que era Medellìn, a la que
festejan su fiesta todos los años rememorando su fundaciòn,
y por decirse que es la pri mera del colonialismo español en
1544, y a su Conquistador Francisco de Mendoza, el hijo adop
tivo del Capitàn General Diego de Rojas, a todos los cuales
tambièn los llamo campamentos militares, como lo han sido,
pero arruinar fiestas històricas està fuera de mis posibilidades

En hechos pasados, si se desea saber que ha sido una cosa o


ciudad en la antiguedad, transpòrtese a ese entonces y jùz
guelas, sino corremos el riesgo de desaparecer nosotros mis
mos mañana, si llegado a èl, se les ocurre otro vocablo “efec
to telòn” para nosotros

Las ciudades son, si lo eran. Es diferente. Si Buenos Aires o


los Barcos, o Cañete, Esteco o Nuestra Señora de Talavera e
ran ciudades o pueblos en ese entonces, entonces siempre lo
seràn y la historìa asì los tiene que registrar, existan hoy o
no. Y hoy, no puede inferirse que si èsa ciudad que si lo era
antes, pero que hoy ya no existe, entonces deducir que tam
poco lo ha sido, por ser o llamàrsele “inestable” o sea que no
ha subsistido y por ello dejar de haberlo sido. Un juego de pa
labras atroz. Es la maravilla del lenguaje: de mendigo a millo
nario o al revèz y todo por un tèrmino usado en tiempos dife
rentes de modo asombroso, pero por sus incorrecciones, aun
que eficaces por pasar inadvertidos a sus interlocutores

Es como si hoy nos decimos que somos inestables, cuando


aùn no lo podemos saber. O còmo hasta cuàndo nosotros co

51
mo ciudad, vamos a subsistir o no. Pasàndonos hipotetica
mente al futuro, y si nuestra ciudad desaparece pasado maña
na, diràn los historiadores que nosotros èramos inestables?
No, diràn solo que hemos desaparecido o dejado de exitir co
mo ciudad. Una idea contrarìa a esto, que podrìamos imagi
narnos como razonabe, vèase su utilidad comparativa que ca
recerìa, no obastante, de relevancia para la historia, el ùltimo
puerto a que queremos llegar

Evidentemente, cualquier otra direcciòn que se pretenda dar a


esta simplicidad, serìa intencionadamente falso, para ocultar
una realidad y hacer emerger cualquier otra ventaja. Pero si
en el pasado, ellas no eran ciudades o fundaciones, tampoco
nunca lo seràn. Para saber si lo eran o no, recùrrase al pasa
do y reconstrùyalo tàl cual los sistemas sociales, polìticos,
legales, religiosos, etc., los admitian, lo reconocìan o lo re
chazaban en ese entonces. Ello es todo y es el lo hacemos y
escribimos en estas pàginas

Conquista con Pobla


miento y Pacificación
Buenos Aires como elemento
referenciador a la formalidad de la
Conquista con Poblamiento, para el
Tucumàn
―... Ley primera. Que las nuevas poblaciones se funden con las
calidades de esta ley..”. Emperador Don Carlos I, Ordenanza 11 del año 1523
Capitulaciòn a Don Pedro de Mendoza. Reitera 10 veces las ve
ces Conquista y Poblamiento, y ninguna Fundaciòn, en un solo
documento y Juan de Garay usa una fraseologìa completa al
respecto diciendo: (es este año de 1580 ya regìan las Recopi

52
laciones para Indias de 1573)”.. é fundo en el dicho asiento é
puerto una ciudad, la cual pueblo con los soldados y gente que al
presente tengo...”

DON PEDRO DE MENDOZA- “Año de 1534. EL REY. Primera


mente, vos doy licencia y facultad para ... , y conquistar y poblar las
tierras y provincias que hubiere en las dichas tierras... os ofreceis de ir
á conquistar y poblar las tierras y provincias... Yo mandé tomar con
vos el asiento y capitulacion si guiente:... hizierdes á la vela en estos
Nues tros Reynos, para hazer la dicha poblacion y conquista... podais
hazer en las dichas tierras y provincias hasta tres fortalezas de
piedra, título de Nuestro Adelan tado de las dichas tierras y provincias
que así descubrierdes y poblardes en el dicho rio de Solís,” .. Islas,
que asi descubierdes y poblardes en el dicho viaje... antes de acabar
el dicho descubrimiento y poblacion... pueda acabar la dicha poblacion
y conquista... haveis de hazer la conquista, descubrimientos y po
blacion de la dicha tierra.., la dicha conquista, pacificacion y pobla
cion... Fecha en la ciudad de Toledo á veinte y un dias del mes de Ma
yo de mil y quinientos y treinta y cuatro años...”

Pero contrariamente al Tucumán, Don Pedro de Mendoza trae


mìnimamente 17 (*) mujeres con lo que tipificaba a su campa
ña de “pobladora” para el poblamiento de estas tierras, que
sería la condición sine-quanon para constituir desde 1573 una
formal fundación de una Ciudad o fortaleza, tal se desprende
de las Leyes para Yndias al referirse a las Fortalezas, Ciuda
des, Villas o Lugares. Buenos Aires es tècnicamente fundada
el mismo dìa de su asiento en 1536, que la sostienen y resis
ten por màs años a los que sobreviven en estas tierras: Mede
llin y los tres Barcos y todos juntados

(*)” En la segunda Conquista con Asiento, Pacificación y Pobla


miento de Garay en 1580, tambièn con la prolijidad de la cam
paña pobladora de la Conquista, que nos queda como un mo
delo para nosotros, como tambièn lo es la de Don Pedro de
Mendoza. Dice Garay en Acta Fundacional “.. é fundo en el di
cho asiento é puerto una ciudad, la cual pueblo con los soldados
y gente que al presente tengo, é traido para ello..” Son treinta y

53
cinco las mujeres que llegan con Ortíz de Záráte y son entre
ellas: María Alonso, Constanza de los Angeles Bea triz de
Aranda, Isabel Arias, Constanza de la Barrera, Leonor Bláz
quez, Francisca Bonete, Catalina Correa, María Correa, Ma ría
Dávalos Altamirano, Isabel Domínguez, Beatriz Flortes, María
Flores, María de Heredia, Isabel Higuera, Juana Higue ra,
María Higuera, Luisa Martín, Antonia Moreno, María de la O,
Inés de Pineda, Ana Rodriguez, Catalina Rodriguez, Fran cisca
de la Rueda, María de Salcedo, Leonor de Santana, Ana

Sebastían, María de Sepúlveda, Isabel de Valbuena, Juana de


Valverde e Isabel Vázquez “

Son poblaciones ideales de hombres y mujeres y superiores a


la campaña de Colón (Son ellas: Elvira Hernández-María Díaz-
Catalina Vadillo-Mari Sánchez-María Dávila-Ana Arrieta-Isabel
Arrieta-Isabel de Arias-Juana Marín de Peralta-Martina Espino
za-María Duarte-Ana Fernández-Isabel de Quiróz-Isabel Mart
ínez-Ana de Rivera-Catalina Pérez-Elvira Pineda y María de An
gulo, la hija de don Juan Manrique de Lara) con estas muje
res sobre 60-70 hombres, que eran los principales y 5 igle
sias, etc. Existen otras listas menores o superiores a ésta, de
Piossek Presbisch de ser 11 o de que, según Montes son 22
mujeres. Los más de 2.000 entre soldados, tripulación, mon
jes, etc. eran quienes no tenìan ese privilegio de ser acom
pañados por sus esposas. Pero se entiende que habrían más
de ellas y para tareas diversas

―Desde 1515, la Corona insistió reiteradamente en que los conquistadores llevaran a sus
cónyuges al Nuevo Mundo. El interés poblador era tan evidente que, en algunos textos,
aparecen como una mercadería más. Por ejemplo, en la carta dirigida al Cabildo de
Guatemala el 4 de abril de 1539, Pedro de Alvarado informaba de su boda con Beatriz de la
Cueva, quien «trae veinte doncellas muy gentiles, hijas de caballeros y de buenos linajes.
Bien creo es mercancía que no se me quedará en la tienda nada, pagándomela muy bien»‖
Mar Langa Pizarro, historiadora y doctora en Filología Hispánica en ―las Mujeres en la
expedición de Pedro de Mendoza...‖

54
Tengamos en cuenta que el 23 de abril de 1497, el Rey auto
riza a Cristòbal Colòn a embarcar 30 mujeres a Yndias sobre
300 hombres y como dice Teresa Piossek Presbisch, las muje
res representaban un 5,9% aproximadamente a la poblaciòn
masculina, que irà incrementandose hasta el 10% en el año
1600, y que en 1550 podrìamos nosotros estimar a esa cifra
en un 8,5 por ciento. Al Tucumàn le faltan estudios al respec
to, pero no vienen mujeres en esos primeros años

Porqué Francisco de Aguirre Conquista


Santiago del Estero en 1553 y Puebla (o
Funda) en 1564

Francisco de Aguirre, viene y Conquista estas tierras en 1553


en fechas del festejo a la ciudad, cuando es resistido por dos
columnas de guerreros: A°- Combatiendo y amistándose con
los naturales desde esa primera Entrada y lo continúa en los
siguientes años, es decir que Conquista, hace Asiento de un
Real llamado Santiago del Estero Tierra de Promisión, e inicia
la Pacificación y B°- Dando batalla, desalojando y encarcelan
do a los españoles intrusos que intentan penetrar y apode
rarse para el Perú, a estas tierras que Don Carlos I le tenìa fa
vorecido a Pedro de Valdivia, a quién Aguirre le servía. Expli
quémoslo

Como primer obstàculo para elucidar quien es el Conquista


dor, Pacificador y que Funda (término figurado), es que ni Nù
ñez de Prado ni Aguirre vienen con mujeres. Solo vienen hom
bres dispuestos al combate contra indios y españoles. No to
dos eran soldados, pero debían prepararse con las armas para
la guerra. En los listados de los colonos que acompañan a es
tos conquistadores, no constan registros sobre mujeres. Y en
posteriores Informes o Probanzas de Méritos y Servicios de
los Conquistadores o Funcionarios de la Corona, tampoco se
ha encontrado registro alguno sobre ellas. Francisco de Agui
rre viene a combatir al Barco, porque eso era lo que esperaba

55
y buscaba Nùñez de Prado, a pesar de ser hombre de no blan
dir su espada en situaciones crìticas. Traen soldados.

Y solo con posterioridad a su Asiento, Gaspar de Medina trae


de Chile a 9 doncellas (*) para casarlas con conquistadores de
esta región recièn a fines de 1564 (Carlos Luque Colombres),
para iniciar o incrementar la gesta poblacional, y esto marca
un hito històrico inamovible, hasta que se conozcan quienes
han sido esas primeras mujeres, anteriores a este contingente
de 1564. Sean españoles solteros o que casados en España,
llos se amancebaban con las naturales, que no era lo espe
rado por el Rey

Por esto es que Francisco de Aguirre en sus cartas al Rey, des


pués de 1564, insiste en separar estos actos de conquista, di
ciendo en primeros párrafos “conquisté y pacifiqué” y luego y
a distancia de esto, o aisladamente, dice “..y poblé..”. Véase
muchas de ellas que agrego en ANEXO

(*) Son ”...Entre éstas 1- Da. Isabel Fromista, que se casó con Juan Serra
no, conquistador de La Rioja, 2- Da. Isabel de Salazar, segunda mujer de Her
nán Mejía de Miraval, que se casó en segundas nupcias con D. Alonso de Vera
y Aragón, vecino del Pilcomayo, a quien sucederá en la titularidad de la
encomienda de Matará. Ver de Nélida Beatriz Robledo “Mujer y matrimonio
en San Miguel de Tucumán desde la temprana colonización hasta mediados
del siglo XVIII”. 3- La tercera es Francisca de Cuellar, que casa con Juan de Ar
tàzar. La 4- cuarta ya estarìa presumida por Carlos Luque Colombres y
nosotros la consideramos la 10ma. mujer para alcanzar el rango legal de “Po
blamiento” con Doña Catalina de Castro y Coya, bisnieta del Rey Inca Huaina
Capac, esposa del escribano notable Gaspar de Medina Sotelo. Esta hija de
Barbola Coya y del sevillano Garcì Dìaz de Castro que sobresale en la historia
de Chile- 5- La quinta, como las siguientes y segùn su fuente en mi libro
“Vecinos de Santiago del Estero y San Miguel de Tucumàn de 1574 a 1650” y
el Censo de 1608 de esta ciudad, serìan doncellas casadas en muy tempranas
edades. Es Ana de Rosales, vecina de esta ciudad, esposa de Damiàn Osorio,

56
padres de Elvira, que en 18-1-1579, en dos escrituras consta ser viuda dos
veces y la segunda de Diego de Càceres, por las que apodera al Cap. Francisco
de Godoy a cobrar la herencia de su hija y otra del 8-4-1579 donde apodera a
don Baltazar Maldonado del Espino para recuperar todo bien de esta heren
cia. 6- Sexta. Ana de Astudillo y Chavero, esposa de Alonso de Abad, el
Conquistador mùltiple? Posible familiar de Vasco Gòmez Astudillo Hernàndez
Godinez o de su esposa pariente, escribano de la Serena-Chile- de 1571 a
1596 y fallecido en 1604, casado con Francisca Gòmez Astudillo Hernàndez
Godinez, cote rràneo y par del escribano Gaspar de Medina Sotelo, el
organizador del grupo. 7- Ysabel de Cameros, nacida por 1540 y tantos años,
casada con Manuel de Acuña, nac. en 1538, segùn censo de 1608 y que a esta
fecha ya tenìan un hijo de màs de 40 años. 8- Marìa de Figueroa,
encomendera de Asingasta, nacida por 1550, esposa del Conquistador Alonso
de Contreras, Teniente de Gobernador y Procurador General del Tucumàn,
aunque èl si tiene descendencia. 9- Novena. Doña Juana Nuño Roldàn nacida
en 1548, hija del Conquistador del Tucumàn Pedro Garcìa Nuño Roldàn y de
Juana de Àvila, casada con con Pedro Narbaez Sotelo, encomendero de
Yuquiliguala y 10- Dècima-Doña Marìa Dàvalos, nacida por 1550, casada con
Juan Pèrez Moreno, de los primeros vecinos y conquistadores del Tucumàn y
encomendero de Chicligasta

La omnipotencia del soldado en el Poblamiento de esta


ciudad? Una Colonia sin la mujer?

O sea que ambos pueblos, tampoco eran lo que Don Carlos I


deseaba. No eran Poblamientos para èl ni para el Consejo de
Yndias. Pòngasele otros muchos que existen, pero si no hay
poblamiento, si no hay mujeres, tràtase de reales que son
cuarteles militares para la guerra, y Santiago del Estero, no el
Barco, era considerada “tierra de guerra” que vemos màs a
delante, para después poblar con grupos nuevos de mujeres y
hombres que vendràn. El Rey pretendía a la familia, único
gérmen para poblar Yndias. Hasta que despuès de màs de 30
años debe caer el Gobernador del Tucumàn Juan Ramirez de
Velasco en la vanalidad hacia el gènero, que cuando concedìa

57
una merced al español, se la daba con mujer pobre o huèr
fana y todo obligadamente. Vèase adelante, como èsta fi
nalidad de la reproducciòn natural para la poblaciòn no inte
ligente, en que se regulan al detalle las cantidades de machos
y hembras a traer desde España, si nò de la misma regiòn: 6
gallinas y 1 gallo, o tantos novillos por vaca o de caballos por
yeguas, y sigue esta lista. A las colonas no se les fijan can
tidades cuando se trataba del armado del pueblo con el mí
nimo de 30 vecinos, callando la cantidad de mujeres, porque
ello era un factor incierto. La españolas se negaban a acom
pañar a sus esposos a estas tierras. No existìa regulaciòn a
este punto de cantidades a las españolas. Pero no vienen al
Tucumàn por muchos años

Lamentablemente nuestro pueblo de Santiago del Estero no


tendrà Poblador o Fundador, como se prefiera decir, hasta
que no tengamos pruebas de la llegada de mujeres españolas
o vecinas de otras poblaciones de Yndias, anteriores a la fe
cha de fines de 1564, año que arriba el primer grupo de seño
ritas chilenas traidas por Gaspar de Medina y Sotelo, el escri
bano y amigo de Francisco de Aguirre, quien designado Gober
nador no toma posesión del cargo hasta meses después. Caso
contrario festejaremos a ese año, como el dìa del primer po
blamiento y fundación de nuestro pueblo de Santiago. Y en el
sentido justo de las palabras, debemos decir que:

El 25 de julio de 1553 es fecha de la Conquista, Asiento y lan


zamiento de la Pacificaciòn a los naturales de este pueblo de
Santiago del Estero, Tierra de Promisiòn por el Capitàn Gene
ral Francisco de Aguirre, y que en nada nos cambia por es ta
novedad, sino que no hemos de decir en adelante que se Fun
da esta ciudad en ese dìa

El año de 1564 es fecha del efectivo y real Poblamiento (o


Fundacional) del pueblo de Santiago del Estero por su con
quistador Francisco de Aguirre Meneses cuando le encomien
da a Gaspar de Medina Sotelo, el traslado y llegada de la po
blaciòn femenina con las 9 doncellas chilenas. Estas doncellas

58
se distribuyen entre nuestra ciudad y la de San Miguel de Tu
cumàn, en tiempos no distinguibles, dàndole el beneficio a
èsta vecina ciudad de haber sido fundada el dìa que ya se co
noce, porque algunas de estas niñas tendrìan que haberse mu
dado a esa recièn fundada ciudad. A partir de èsta fecha de
1564, y si existe quien le interese usar el vocablo “Fundador”,
es ahora cuando legalmente pueda decirse que hay un fun
dador para estos pueblos, por que empieza el poblamiento co
mo el Rey establecìa :”.. que se funden poblando...”en mu
chos artìculos de las Recopilaciones de Leyes para Yndias

Buenos Aires, San Miguel de Tucumàn, y otras, serìan funda


das en mismo dìa de sus actas fundacionales, por que exis
tìan mujeres entre los colonos

Y en cuanto al Barco III, que ha sido la primera parada al re


corrido de conquista de nuestros ancestros en esta tierra de
los Jurìes, digamos que es la historia de los santiagueños, an
terior a la de Santiago del Estero, con el Capitàn Juan Nùñez
de Prado como el Conquistador de ese real militarizado hoy de
saparecido, que nunca llega a ser poblado o fundado, y por e
llo el pradista, recurriendo a teorìas que los cobijan, dice que
ese Capitàn funda la otra y nueva ciudad vecina de Santiago
del Estero de Aguirre que èl mismo Nùñez de Prado no ha lle
gado a conocer (*). Atribuyen este poder subjetivo a la meta
morfosis, aunque ella opere cientificamente transformando ce
lularmente a la materia orgànica. Es raro èsto y muy extraño.
Pero el Barco III, nunca ha estado en condiciones de ser un
Asiento a perpetuidad (*) y menos, entre otros, por haber si
do fundado ùnicamente con soldados y sin mujeres, sino por
no poder cumplir con el ideario de la Corona y de la Iglesia,
que se caracterizaba por la Institucionalidad del propòsito del
Rey y de la Iglesia que explico con denuedo en Segunda
Parte, para ser un pueblo o ciudad fundada conforme a la
Voluntad del Rey

(*) “...Nunca seguramente se vio fundador tan nòmada, ni ciudad


tan' andariega. Màs Nuñiez del Praao se fue por de pronto o al des
59
cubrimiento de Famatina...‖AÑO 2. Nº 6. AGOSTO DE 1915 PADRE A. LA
RROUY' M. J. c. Profeaor en el Seminario de Catamarca, . · de lt. "Junta de Histori& y Nu
mismlitica. A.mericana."

Aparece en la Historia Núñez de Prado, como obra del anhelo


de melancòlicos y que asumiendo ser los reparadores de la his
toria, creen ver por encima de la ley a una realidad transfigu
rada, con nuevos hechos y personajes renovados, para cons
truir solo una historia diferente y aparente

(*) Viene por primera vez èste Capitàn a nuestra ciudad cua
tro años despuès de su retirada forzosa provocada por Aguirre
en 1553 que lo toma preso y por segunda vez en el pueblo ve
cino del Barco III, cuando nuestra ciudad ya cumplìa 4 o 5 a
ños de su nacimiento. Llega como un “levantado contra el
Rey” a apropiarse del Gobierno, terminando este episodio trà
gicamente, y tràs su huida, èl es desterrado para siempre y
declarado “traidor y rebelde de la Corona”

Teresa Piossek Presbisch, distinguida historiadora tucumana y


pradista, sobre este punto de las mujeres y la poblaciòn, es
clara como tambièn lo serà al afirmar que Nùñez de Prado vie
ne sin comisiòn vàlida a estas tierras de Santiago. Por segun
da vez coincidemos con ella:” ...Descubrimiento y conquista
pudieron hacerse sin contar con ella (la mujer) como factor
imprescindible, pero en cambio la colonización hubiese sido
imposible sin su intervención. Y la colonización fue lo que dio
sentido a las dos realizaciones previas. Sin la colonización y la
transculturación en ambos sentidos que ella significó, las ta
reas anteriores hubiesen quedado reducidas a meras explora
ciones y sólo, a formales tomas de posesión...” Las Conquista
doras. Presencia de la mujer española en Amèrica durante el
siglo XVI”

Pero no ha sido del interès de esta calificada historiadora, en


abordar el tema de esta fundaciòn, que de habèrselo propues
to, no dudo que habrìa arribado a mis conclusiones, dado que,
segùn veo, es una investigadora a quien no se le escapa al co

60
nocimiento de las leyes del entonces para hacer una proposi
ciòn en la materia

Adelantàndome, porque en pròximas pàginas insistirè en esto,


señalo que cuando el conquistador solicitaba mercedes al Rey,
se congraciaba con él diciendole “..poblé a mi costa y min
sión...” y no: “fundé”. A esto ùltimo el Rey no lo comprende
rìa, porque era un verbo que solo èl usaba para dar òrdenes a
sus Ministros para hacer nuevas construcciones

Y que en adelante cuando diga que se funda o fundador, las


doy a entender con la libertad con que el pradista la usa, y
eximir al interesado en esta lectura a la pesada carga, cual es
la meditaciòn sobre el significado tècnico del mismo que esta
riamos usando

Y ello, aùn sabiendo que ese tèrmino estarìa solo permitido


dentro de la ley, cuando el Conquistador dà cumplimiento i
rrestricto a los pasos previos de la Campaña de Conquista, del
Asiento perpetuo, del Poblamiento y Pacificaciòn de los natura
les. Todo junto y midiendo razonablemente las posibilidades
de sus concreciònes, tàl como la ley dice, porque de lo contra
rio conllevaba pena de muerte y pèrdida de bienes al desobe
deciente. Es decir que estos pasos, son Instituciones Jurìdi
cas, y no son parte de unas teorìas de procesos idealizados, si
no hechos diferentes unos y otros, materiales, concretos y o
bligatorios regulados por la ley

Advièrtase lo embarazoso de mi postura por alterar a una con


ciencia colectiva aceptada y equivocada por siglos, pero no es
mi intenciòn ello, afirmando que por ley- y que esos primeros
colonos tambièn asì lo entenderìan- esta ciudad podràn lla
marse “fundada” recièn a fines de 1564 y su fundador ha de
ser quièn fuera el Gobernador en ese año en disponer de es
tas medida de iniciar el poblamiento, sin la cual no se puede
ni imaginar que hayan sido pueblos fundados. Y al escribano
Gaspar de Medina Sotelo le somos deudos de este honor

61
Este es el resultado de las teorias pradistas, que saliendose a
lo usual de su época, abren estos nuevos caminos, difíciles
de salirse de ellos, por insistir en la voz “fundación” como la
medida justa para entronarlo a Núñez de Prado como el Fun
dador misterioso de un pueblo que él no conocía, sin dar aten
ción que eran otros los términos a utilizar y analizar en estos
casos: Descubrir, Conquistar, Asentar, Pacificar y Poblar

Y este nuevo aporte imprevisto nos viene a alterar la edad,


porque ahoras somos menos viejos o más jóvenes que ayer,
con 11 años de diferencia, y todo por el uso indebido del tér
mino fundación, y para qué o por qué? Por intentar apoderar
se del honor de fundador a Núñez de Prado de una ciudad que
ni él la conocía, cuando esta ciudad nace en 1553. Nace como
pueblo conquistado y a pacificar, pero no como un Asiento po
blado que recién lo será 11 años después en 1564

He de continuar este trabajo, sin volver a referirme a èste


gran òbice, que siendo real, verdadero y legal, no contribuirìa
a las soluciones y sì al desconcierto absoluto, porque es un gi
ro muy radical a lo sabido y contraproducente asimilarlo y di
fundirlo bajo una nueva enseñanza sin objetivo ùtil, porque de
uno u otro modo, Francisco de Aguirre es el artífice coloniza
dor en ambos casos

Esta “nueva verdad” es tàl, que no se complica aùn màs, por


que coincide que Francisco de Aguirre es nuevamente desig
nado Gobernador en 1564 por el Virreynato de Perù y con
firmado por la Corona, y èl es quien encarga a Gaspar de Me
dina Sotelo a esta expediciòn trascordillerana para nuestro po
blamiento, que sinò habrìamos tenido un tercer Fundador.

Esto no necesita ser conocido pùblicamente, porqué, qué su


mamos o cambiamos a los festejos de la ciudad diciendo que
el 25 de julio de todos los años, festejamos la Conquista,
Asiento y Pacificaciòn de nuestra ciudad y no del Poblamiento
y Fundaciòn de ella? Son tecnicismos. Todo por culpa de quie
nes usan un nuevo vocablo y mal utilizado. Serìa confundir al

62
vecino, cuando muchos de ellos viven sus fiestas folcklòrica e
impensadamente. Basta que los recintos universitarios y cultu
rales conozcan la verdad històrica que es irresistible, pero sin
su divulgaciòn inoportuna

Primeros años de Chile

En su orìgen, la Gobernaciòn de Chile se establece cuando


muerto Almagro, el Rey Carlos V da facultad al Marquès don
Francisco Pizarro, Adelantado de Nueva Casti lla (Perù), para
que delegue en otro la conquista de Chile, y recae ello en su
Capitàn Pedro de Valdivia y lo nombra su Teniente de Gober
nador. En años antes, en Amèrica y en 1534 por Ordenanzas
Reales se habìa dividido horizontalmente en 4 fracciones de
200 leguas verticales, con un ancho de costa cada una. Tòcale
a Chile Nueva Toledo, demarcada de Ocèano Pacìfico a Lìnea
de Tordecillas, abrazando al Tucumàn, y generando hasta mil
quinientos sesenta y tres (1563), una franca oposiciòn a nue
vas demarcaciones y nace el conflicto entre Villagràn y Agui
rre con Nùñez de Prado, significando solo para èste, un hecho
determinante o grave a su paso por el sur de Yndias, porque
los españoles chilenos han vivido los grandes dramas y glorias
en Europa e Yndias

Por ello es que el Cabildo chileno, en sus orígenes, nombraba


con autonomía sus gobernadores legítimamente, pero, con to
da suspicacia y adelantándose Perù o su Gobernador y su Pre
sidente Vaca de Castro y Pedro de la Gasca, aprenden y ha
cen perpetuar su estrategia para el Virreynato del Perù, de

confirmar lo actuado por ese Cabildo chileno a modo de hacer


nacer su autoridad dominante en este territorio sureño ignoto,
y Chile a esto se acomoda para evitar confrontaciones arma
das, como la que se vendrà en la Guerra del Pacìfico en el si

63
glo XIX, invadiento por cinco años de pleno a Perù, pero en es
tos primeros años ello no impiden en absoluto, sin embargo, y
por el temple valeroso del chileno, que ellos ejerceràn sin disi
mulo y exclusivamente la autoridad política ejecutiva y militar
de Chile y el Tucumán hasta 1563, con toda la fuerza y vigor
de la legalidad, dando nacimiento al origen Argentino con los
a sentamientos programados en el Tucumán, apoyados en
Carlos I o V

Pero, es de màxima relevancia destacar, que si bien es cierto


que toda cuestiòn judiciable que naciera en sur del Virreynato
de Perù creado en 1542, serìa su Real Audiencia quien lo
resolverà, porque la demarcaciòn de Virreynato de Perù se
extendìa desde Panamà hasta el Estrecho de Magallanes, y es
to es, en cuanto fueran temas judiciables. Tambièn los Vi
rreyes y gobernadores se daban facultades de fijar la de
marcaciòn de los nuevos asentamientos fuera de sus distritos,
pero que no ha funcionado asì en nuestro caso del Tucumàn,
salvo para complicarla, y esta excepciòn obedecerìa para no
bulnerar los tèrminos de las Capitulaciones a Almagro y Pedro
de Valdivia concedidas por el Rey Carlos V o I con anterio
ridad a la creaciòn de ese Virreynato.

Almagro, Valdivia, Villagràn y Aguirre son de estos tiempos


previrreynales peruanos, con derechos adquiridos por el Mo
narca sobre Nueva Toledo (que comprendìa a Chile y Argen
tina). Ellos son de esta plèyade conquistadora de 1534 en que
se divide horizontalmente a Amèrica en cuatro regiones. Era
la primera divisiòn geogràfica vertical (200 leguas) y horizon
tal (del ocèano Pacìfico al lìnea de Tordecillas incluyendo a to
da Argentina), que se practica a Yndias

20 de julio de 1567.
8. Carta dirigida por Francisco de Aguirre al Rey de España,
fechada en La Plata.- 20 de julio de 1567.

64
C.R.M. Si los que en alguna cosa an servido a Vuestra Majestad son tambien
grattificados como yo lo he visto quien á empleado sus vida y hazienda y perdido
la vida de de los hojos deudos y amigos en servicio de vuestra majestad justa es a
saber que ese pedir merced y ansi yo como hombre que a cuarenta años que no
entiendo en otra cosa que en ervir en mi persona e hazienda suplico vuestra
majestad me haga merced por que hasta es para mi averme empleado en servir a
dios y a mi principe como hijo dalgoy cumplir en la obligación que los tales
tienen más suplico a vuestra majestad me haga justicia más vuestra majestad
lamhace a todo el mundo porque acabo de treynta años y mas que yo abia estado
en esta tierra conquistando y pacificando en este reyno de piru y descuburiendo y
poblando tierras nuevas donde gaste mas de dosientos mi pesos sin pretender otro
ynteres más que servir a dios trayendolos naturales dellos al conocimiento de
nuestra santa fe y descubrir a nuestra majestadnreynos y tierras tan remotas y
estrañas como son las de juries y diaguitas y tucuman y aviendo venidoy abiendo
venido a mi casa no a descansar sino a rehacerme de armas y caballos y
municiones para la guerra llego don garcia de mendoza que iba a Chilli por man
dato del marques de cañete visorrey del piru y sin aber causa ni ocasion alguna
abiendole yo recibido en mi casaestando seguro en ella me prendió y saquearon
mi casa y robaron toda mi hazienda y em enbio a lima donde estaba el visorrey su
padre donde lo que pude alcanzar de justicia fue que me volvieran las rayres y o
no el oro y plata, ni caballos, ni armas, ni municiones que me abian tomado ni
aun en cuantole averiguase lo que a i me habian tomado hasta que murio el
marques de cañete que fue un juez por mandado de Real Audiencia de lima
condeno a don garcia en quarenta y dos mil pesos y esta era a toempo que el
estaba en España y asi no e abido de todo ni un peso y bolvi a mi casa con mas de
treynta mil de gastos que me hicieron astar en Lima eny proposito de reposar en
ella y estando bien seguro el conde de nieba visorrrey del piru me enbio una
provision que vista su carta fuere luego a serbir a su vuestra majestad a las
provincias de tucuman, juries y diaguitas que yo habia descubierto y poblado
porque se habian revelado y muerto muchos cristianos y echados otros de la
tierra y que no convenía a servicio de Dios enbiar delante de mi un hijo mio el
mayor solo para que diese nueva como yo yba y que se animasen a recorrer la
tierra por donde abia de yr de guerra y aber muerto poco abia tantos cristianos en
ella no halle quien quisiere yr con el si solo ocho hombresque heran criados
suyos y con ellos y con harto riesgo de sus vidas que -dios servido que pasase
hasta Santiago del Estero ques en los Juríes y a una ciudad que yo habia poblado
que no habia quedado mas en pie de quatro que abia pobladas y los que alli
estaban esperaron cada dia yrse porque no podian sustentarse y con la llegada de
Hernando de Aguirre se animaron puesto que yo medi toda la prisa posible ay
llos a socorrer y entrando por la tierra de guerra y encomendando a querer traelos
que estaban rebelados me mataron un hijo menor que el que abia ido delante y

65
me hirieron otros dos y a mi con ellos y me mataron otros cuatro soldados muy
buenos y todo por causa de unos soldados que eran de los que abian huido otra
vez de allí yo dexe de castigallo porque me dixeron quen era por la muerte de mi
hijo y amigos y aunque dios serbido de castigarme a mi porque donde a pocos
días que llegue a la ciudad de Santiago del Esterodonde mi hijo estaba hice luego
poblar la ciudad de San Miguel ques en Tucuman para desde alli poder mejor
traer de por los indios de Calchaquí y supiesen si entrava para alli gente del

ORÌGEN DEL DERECHO DE PEDRO DE VALDIVIA A

CONQUISTAR EL TUCUMAN. SU CAPITULACIÒN

LÌMITES GEOGRÀFICOS Y JURISDICCIONALES A PERÙ, CHILE Y EL TUCUMÀN - 1534

Son 3 las demarcaciones territoriales para la màs sureña regiòn de Amèrica que emanan de
legìtima autoridad Real, en quien recaìa este atributo exclusivamente, como un derecho
innato y exclusivo

1- Las Ordenanzas de 1534, divide Amèrica en cuatro regiones o Reynos, y crea el Reyno de
Nueva Toledo, o Chile, que tenia 200 leguas de alto sobre la costa del Pacìfico, por un ancho
o longitud total de mar a mar o linea de Tordecillas, que comprende a Chile, y a Tucumàn
como su provincia oriental. Es èste Repatimiento del Adelantado Diego de Almagro y a èste
le sucede Pedro de Valdivia, con venia Real. Aguirre sirve a Valdivia

2-El 30 de marzo de 1552 la Reyna madre Doña Juana confina legìtimamente por pri mera
vez y verticalmente a Chile con una lìnea vertical paralela al Pacìfico, con una dis tancia
entre ambos de 100 leguas, a pesar que el Cabildo de Chile, sin facultades vali das, en 1540
habìa fijado tambièn este mismo lìmite

3- Y en 1564 la provincia del Tucuman (Santiago del Estero, San Miguel de Tucumàn, Còr
doba, la Rioja, Salta, Catamarca y Jujuy) sale de Chile y pasa a integrarse al Virreynato del
Perù, como su provincia

Que se puede observar aquì? Que por todo el tiempo anterior a 1564 el Tucumàn es pro
vincia de Chile, desde su Conquista hasta ese año. Que la Reyna madre Doña Juana demar
que en 100 leguas el lìmite entre ambos y que Valdivia desobedece por bulnerarle sus dere
chos, es solo una irregularidad legislativa por desconocimiento a la voluntad del Rey y Em
perador Don Carlos I, quien 4 años despuès de retomar el Poder Regio, extiende esas 100 y
las amplìa a 150 leguas la cintura de Chile y retorna la paz en la regiòn

66
El que Doña Juana demarque en 100 leguas el lìmite entre ambos y que
Valdivia desobedece por bulnerarle sus derechos, es solo una irregularidad
legislativa por des conocimiento a la voluntad del Rey y Emperador Don
Carlos I, quien 4 años despuès de retomar el Poder Regio en España,
extiende esas 100 y las amplìa a 150 leguas la cintura de Chile y retorna la
paz en la regiòn. Surge nitidamente, que el año de 1549 en que Perù manda
a Juan Nùñez de Prado al Tucumàn, es por un mandato invàlido y por ello
Francisco de Aguirre lo encarcela

Pero, y definitivamente, sinò se quiere entrar a estos temas complejos al


lector, de los conflictos limìtrofes entre dos gobernaciones o naciones, Chile,
vèase que si podìa y por el solo imperio de la ley, Capitular o enco mendar a
todo expedicionaro que pudiere, para entrar a tierras vecinas que
confinaran con ella y hacer Descubrimientos, como es Tucumàn con Chile, y
aunque el territorio elegido estuviera dentro de ese otro Virrey nato, como
era el del Perù, lo que seguramente justificaba el entusiasmo y clamor
pùblico entre todos los participantes de la gran aventura coloni zadora

Este punto bàsico o elemental que no ponìa frenos legales al Conquistar que
arremetìa para Pacificar y Pobl_ar donde sea o en tierras contiguas al que
era de su Asiento, no ha sido tenido en cuenta nunca por los historia dores,
que sumergidos en temas interminables e inconducentes a solu cionar estas
cuestiones, dificultaban su enfoque objetivo e imparcial, e iniciando relatos
que se deberàn abandonar

RECOPILACIÒN DE NUEVAS LEYES PARA INDIAS- TOMO SEGUNDO- TÌTULO


TERCERO-

DON FELIPE II- ORDENANZA 87- LEY XXV-DE LOS DESCU BRIMIENTO“...QUE
PARA TIERRAS QUE CONFINEN CON VIRREYES O AUDIENCIAS SE DÈ EL DESCU
BRIMIENTO COMO SE ORDENA...EXCEPTO QUE HA DE ESTAR SUBORDINADO
EN LO QUE TOCA A GOBERNACIÒN AL VIRREY, O AUDIENCIA EN CUYO DISTRI
TO ESTUVIERE INCLUSA, O CON EL CONFINARE...”

La finalidad de Descubrir es para Pacificar y Poblar y el Descubridor esta en


primer lugar a la hora del repartos de mercedes para èl o sus herederos

67
Siendo este caso el de Francisco de Aguirre que hace Entrada en tierras
Tucumanenses que lindan o confinan con Chile, y para el supuesto obvio
que se piense que esta Campaña le estaba impedida, porque estaba fuera
de las 100 leguas dadas por Doña Juana, madre del Rey Don Carlos I,
entonces debe apreciarse que no incurrìa en violencia a la ley, porque lo
E
mismo le estaba permitido extenderse a tierras de la vecina gobernaciòn
l
Y por esta ley tambièn Francisco de Aguirre tiene asegurada - que su Cam
q
paña de Entrada, Descubrimiento y Pacificaciòn que empieza y termina
Poblandola con las 9 doncellas chilenas queu le trae Gaspar de Medina 11
años màs tarde en 1564 - que sea legìtima e y la ùnica superviviente. Y
siguiendo el texto legal, que Aguirre debìa someterse al gobierno del
D permisiòn de la ley de traspasar
Perù, ya es otra historia que no afecta a la
los lìmites de sus demarcaciones, lo que oNùñez de Prado no podrìa
ñ èl, estas eran tierras propias
utilizarla para su ingreso ilegal, porque para
del Perù, su comitente,y no de confines a

Siendo legal la Campaña de Conquista de J Aguirre, solo resta al pradismo


justificar que el ingreso de Juan Nùñez deu Prado tambièn es legìtima en
cuanto a los siguientes puntos: a
1- La validez legal del mandato que nLa Gasca le dà en 1549 para
ingresar al Tucumàn a

2- La validez legal del mandato de los Oydores del Perù que


d
no le ordenan llegar hasta Santiago
e
del Estero, sino
insistir en Torombòn del Ibatìn-San
m Miguel de Tucumàn
3- Legalidad de Poblaciòn sin matrimonios.
a Cuales o
quienes eran las mujeres quer vienen a poblar el Barco III
q Barco III era
4- Que si ese asiento del Real de
u
intencionadamente a perpetuidad, porque sus mismos
e
expedicionarios dicen lo contrario
5- Que legitimidad tienen 4 reales
e creados en distintas
regiones, pero metamorfoseadas
n en una sola
6- En que ley se encuentra la posibilidad de haber existido
ese “proceso gestacional” que1 le atribuyen al
0
nacimiento de esta ciudad, como si fuera un ciclo
0
evolutivo natural (**)
l 68
e
g
TUCUMÀN, EL BALDÌO DEL REY
Debe vèrse desde èsta òptica al dilema limìtrofe: Chi
le o Reyno de Nueva Toledo, tenìa un ancho amplio
de mar a mar en 1534, pero en 1552, la Reyna doña
Juana lo angosta a 100 leguas, quedando un sobran
te nuevo desde Santiago del Estero hasta el Atlànti
co. Era un vacio sin asentamientos ni poblaciones es
pañolas, siendo el Tucumàn un gran Baldìo del Rey
marginado al Oeste por Chile, al Sur de Charcas y al
Este con el Paranà y Rio de la Plata, y ello hasta
1564 en que el Tucumàn pasa a Perù. Mientras tanto,
nacen sus conflictos

Divisiones Polìticas de un Territorio y lìmites jurisdic


cionales. Sus diferencias

La jurisdicciòn judicial del Virreynato del Perù era lo


que nos llegaba ùnicamente hasta el Tucumàn, que
significa el peso y la dureza de las sentencias o Ac
cuerdos para hacer cumplir las leyes del Rey y de la I
glesia, y no, las funciones polìticas de ese Virreynato
al apoyo a las acciones cotidianas , sean por las o
bras hacia la poblaciòn y su control social, o al Orden
Pùblico con medidas policiales conteniendo a fuerzas
que arriesgan la paz social o el ejercicio de la fuerza
pùblica y todo lo que representa al ejercicio de la Au
toridad Ejecutiva, y no la judicial, dentro de un terri
torio, que constituyen las facultades polìticas y admi
nistrativas de la Gobernaciòn del asentamiento

Son dos òrdenes muy distinguibles que emanaban


des de la Corona, mediantes sus autoridades ejecu
tivas y judiciales

69
(**) Hasta reciente se ha visto recurrir al tèrminos como
“Traslado jurìdico”, mejorando a la de “Metamorfosis” de Alen
Lascano, para explicar como el Real del Barco III, toma el lu
gar o se convierte en el otro Real de Santiago del Estero, Tie
rra de Promisiòn, insistiendo con alquimias para dar sentido a
estos hechos de la historia, comprometiendo al Derecho y a la
Razòn con la vacuidad intelectual. Aunque siendo indulgentes,
diriamos que parècenos èsto, o al vigente estado de desinsti
tucionalismo que presenciamos hoy en otros òrdenes y que
ahora tòcanos a los estudios historiogràficos o que son co
rrientes pasajeras que encontraràn la quietud y que recupera
rà a su sana crìtica abandonada, cuando el Barco III emerja o
salga de la aguas o tierra que lo han visto nacer y lo tienen
hoy sepultado, como en otras pàginas a èsto nos referimos

La carencia, hoy insostenible, de que las atribuciones de los


funcionarios de la Corona no teniàn certeza de si a ellos les
pertenecìan, o si las compartìan, que sumado al obrar expec
tante de los Reyes ante diversas situaciones, no ayudaba a re
solver en tiempo estos conflictos limìtrofes, que obligaba a fi
jar reglas pràcticas de legitimidad a todos aquellos actos o he
chos que ejecutados de uno o otro modo, cuando el Rey no
los habìa anulado dentro de los dos años (2) o impuesto cas
tigo. Y en otros asuntos los mismos se resolvìan por imperio
de viejos principios jurìdicos del asentimiento complaciente o
prescripciòn, caducidad, etc., como ùnico modo de obtener la
seguridad jurìdica, valor èste que es supremo y prioridad fren
te al tema que tratamos en estas pàginas

Debe colegirse que todo los derechos otorgados de antes a la


creación de este Virreynato han pervivido hasta la supresiòn
en la Penìnsula de los Señorios, y en Yndias, en cuanto a mer
cedes concedidas, finalmente se perpetùa como instituciòn
hasta la aboliciòn de tìtulos y privilegios en Amèrica en el s.
XIX.

70
Ovalle, cèlebre, era admirador de Villagràn y decìa de èl que
era el cofundador del Nuevo Mundo y que habìa re cibido de
Valdivia la encomienda de Maqueque con cuarenta mil indios

En nuestro caso nos referimos como derecho adquirido por


estos conquistadores, no a esas mercedes que hacen historia
aparte, sino al poder de Autoridad Real de legada a estos Ade
lantados y Gobernadores en un espacio definido y por el tiem
po que duran sus vidas o sus cargos. O sea que nos refe rire
mos a la validez o legitimidad de los actos de gobierno por e
llos realizados. Pedro de Valdivia conserva plena autoridad
hasta su muerte en diciembre de 1553, cuando su Capitàn
Aguirre ya habìa finalizado la fundaciòn Santiago del Estero
del Nuevo Maestrazgo bajo este viejo règimen jurìdico de de
marcaciòn, y ratificada en febrero 1556 bajo otro nuevo rè
gimen territorial que se inauguraba de nuevos lìmites Chile-Tu
cumàn, con Diego Hurtado de Mendoza, Gobernador de Chile
en esos años, iniciandose la pacificaciòn por claridad de los lì
mites chilenos

Màs, y como si de un negocio privado se tratase, y quizàs el o


rigen de ello estaba en el año 1543 cuando se pensaba que
podrìa ser materia negociable este tema de las demarcaciones
de estos reynos sudamericanos, observamos, que segùn era
la preparacion profesional de cada uno de ellos, como el Go
bernador de Perù Vaca de Castro, que habìa sido Oydor de la
Real Audiencia de Panamà, o el destacado Pedro de la Gasca,
licenciado, y los tres Oydores que le continùan, trataban de
imponer se sobre los hombres de armas como Valdivia, Villa
gràn y Aguirre, cuando èstos pensaban que eran màs indis
pensables ellos al rey, que un Oydor o un Gobernador. Eran
tiempos de Conquista, y Santiago del Estero, “tierra de Gue
rra”

Indicaba atràs que el acto importante de demarcaciòn de lìmi


tes de los Reynos, que incumbirà unicamente al Rey, en estos
años iniciales tambièn podrìa tratarse de un tema de negocia
ciòn y condicionamientos, cuando el Gobernador de Perù Vaca

71
de Castro en 1543 sugiere un marco acordable a Val divia y
al Cap. Diego de Rojas para repartir territorios o hacer aban
donar estas campañas de conquista. Este negocio no se ce
rrarìa, pero si inaugura un ciclo de liberalidades de hecho y
alterando la supremacìa de una autoridad sobre otra en ma
teria que seràn privativas de la Corona para el caso Chile-Tu
cumàn, debiendo el Rey intervenir como ùltimo estadio, como
vemos adelante. Hasta Valdivia se otorga por Cabildo estas
100 leguas hacia el Tucumàn

Levillier interpreta que desde el puerto de Arauco los expedicionarios pretendían tomar por
Mendoza, San Juan y Sur de Córdoba en busca de la ―misteriosa comarca‖. Sin embargo,
todo parece indicar que el interés por el Arauco (región del Biobio) se relaciona con las
informaciones del Obispo Placencia quien había advertido sobre la existencia de un rico
reino en la región. En 1543 Vaca de Castro envía un poder a Pedro de Valdivia en el que
delimita los territorios de éste y los de Diego de Rojas. El río Arauco correspondería a
Valdivia sólo si Rojas desistía de su conquista y encaminaba su derrotero hacia el Mar del
Norte (Archivo General de Indias. Justicia. 648. Nº2. Citado en Teresa Piossek Prebisch,
Beatriz Bixio y Eduardo E. Berberiàn

De la Universidad de Toronto, M. Lizondo Borda, señala que


Valdivia demarca su territorio tambièn por Cabildo local, y
este autor agrega, que ello le habrà valìdo a la Gasca para
aprovechar una demarcaciòn consentida por ambas naciones,
y quedarse con el Tucumàn, o con sus sobras, conteniendo el
avance de Valdivia hasta el Ocèano Atlantico. Olvidaban que
los lìmites territoriales era materia privativa del Rey, quien lo
harà saber a su tiempo y pacificar la regiòn. Es decir que
vemos, como chocan entre nuestros primeros hombres de Yn
dias, en pelearse con buenas intenciones por un atributo que
era solo del Rey
―...Lo que sirvió de título á Chile para apropiarse forzadamente del Tucumán, fué la conce
sión á Valdivia de la gobernación chilena, en la que establecíase, según Herrera, que a
quella abarcaba desde el valle de Copiapó hasta el cuarenta y un grados de Norte á Sur, y
de Este Oeste cien Leguas de Tierra adentro». Ello en contra de nuestra opiniòn de que esta
demarcaciòn era un Atributo Real, y que nos convalida el dictado de la Cèdula Real de
Doña Juana de Castilla en 1552 o en 1555 o 1556 cuando el Emperador Don Carlos I, fijan
primero esas 100 leguan, y que pronto se aumentan a 150 leguas de cintura a Chile

72
Asì y para acercarse a los conflictos que aparecìan en Tucu
màn, se crea la Real Audiencia de Charcas en 1563 no solo pa
ra temas judiciales, sino tambièn para temas polìticos – admi
nistrativos - policiales, pero nunca para aquellos temas priva
tivos de la Corona, aunque ellos excepcionalmente se atri
buìan dichas prerrogativas, que dàndole al afectado sus recur
sos de apelaciòn ante los Oydores del Virreynato de Perù.
Esto es cuanto a tema de segregacion de jurisdicciones, y se
esperarà hasta el siguiente año de 1564 para la segregaciòn
territorial es ta vez al Tucumàn de Chile. Recuèrdese que ante
a este año, regìa las 150 leguas de ancho por las que Chile go
bernaba gran parte de la hoy Argentina, no solo el Tucumàn

“...En 1564 el Gobernador del Perú, Lope/ García de Castro, lo desmembró


de Chile, ― nombrando á Francisco de Aguirre, con dependencia de la Real
Audiencia del Perú...”

Imagen que se nuestra de pag.9- No es un


dibujo a mano alzada, sinò estereotipado, con
figuras insertadas, pero analizadas y elegidas segùn lo que su
autor sabìa de nuestra ciudad, que tràs un ligero repaso a todas
las 37 imagenes de su libro, vemos por comparaciòn con Perù o
La Plata de Charcas, y otras, la buena impresiòn que de
. nosotros tenìa el cronista Huamàn Poma de Ayala

73
LÌMITES GEOGRÀFICOS DEL VIRREYNATO DE PERÙ DESDE 1542,
SEPARADO DEL TUCUMÀN Y DE CHILE
En cuanto a la demarcaciòn geo-politica del Virreynato de Perù, y por los sucesos del Cuzco del
1538 a la que Diego de Almagro la creìa dentro de su demarcaciòn - a quièn le otorgan en 1535
la Capitulaciòn de Nueva Toledo desde y hacia el sur del lago Titicaca en Bolivia y de longitud de
Ocèano Pacìfico a Atlàntico- recibe muerte en la batalla de Salinas, y a pocos años adelante el
Rey Don Carlos I por Cèdula Real del 20 de noviembre de 1542 borra el lìmite entre Nueva
Castilla y Nueva Toledo y crea el Virreynato de Perú sobre ambas Capitulaciones.

Estas dos Capitulaciones sumaban 400 leguas castelllanas de costa Pàcifico o màs, arrancan
do en la titud 1º 17`S (linea de Ecuador) en pueblo de Tenempuebla y finalizan en S25º 31´
00´´, hoy Metàn, localidad salteña. Esto se entiende si se miden por grados, pero no asì, si lo
describimos en leguas, las que reducirìan y nos alejarìa mucho màs del territorio del Virrey
nato de Perù. Las imprecisiones y modificaciones al respecto, no afectaban a nuestras demar
caciones. El rey dice ‖...que podìan ser 200 leguas...‖

―METÀN‖ (25º 29´00´´S), ubicado a 43´al sureste de la Ciudad de Salta. Ella està incluida
dentro y la màs al Sur del Perù y de ahì continuando por el sur, nacìa la Capitulaciòn de Nue
va Andalucìa que el Rey otorga en 1534 a don Pedro de Mendoza, vaca desde su despueble
hasta 1580, que se extendìa abarcando a los Reales de los Barcos I y III, de Santiago del Este
ro Nueva Tierra de Promisiòn, y de Chile inclusive, y màs, como separados del Territorio Po
lìtico del Virreynato de Perù, desde 1542. Solo el Barco II u otra ciudad que igual estuviere
màs allà de la jurisdicciòn de Chile por el Este, Norte y Sur, tampoco estaban alcanzados por
el Virreynato de Perù por debajo de latitud 25º 31´ 00´´S, por lo cual lo llamo ―El Baldìo del
Rey‖. Ver en mapa, pàgina 14

El giro radical a estas observaciones tècnicas, es la novedad entre muchas, de que ese territo
rio del Virreynato de Perù terminaba a los 91 kilòmetros al Sureste de la ciudad de Salta - o
abajo del Taltal Perù y Chile- Dpto. Antopafasta - en la localidad nombrada, evidenciandose
como se guiaba la historia de modo erròneo y creandose hèroes o fundadores imaginarios, o
desfigurando tambièn que en 1553 interesaba el tema de las 100 leguas chilenas, y no adònde
estaba el piso de Perù, clave a la legalidad de los actos en Campañas de Conquista

Esto sucede mientras Valdivia, Alderete, Aguirre (―la mejor lanza venida a Chile‖ y en pa
labras del Gobernador santiagueño el Dr. Antenor Àlvarez Santillàn ―...sufriò persecuciones
y prisiones debido a su severidad....llegò a ser el màs grande de los conquistadores de la
epopeya del Tucumàn considerado por sus cualidades de valor legendario, patriotismo y de
recio luchador sin tregua alrededor de medio siglo...‖, parafraseado por su bisnieto el Dr.
Antonio V. Castiglione de la Cruz en su obra citada) y Villagràn, el primero como el Descu
bridor de Chile, y los otros eran desde el 12 de febrero de 1541 cabildantes del primer Cabil
do de Chile, que viendo los intentos del Perù en desmembrar al Tucumàn de Chile, dedican
su vida a recuperarla y que lo logran y aùn màs, extendiendo este Reyno de Chile hasta el sur
con el Estrecho de Magallanes, con Patagonia y casi toda Argentina 74
Sin embargo Pedro de Valdivia y Francisco de Aguirre siguiendo sus sueños, proyec
tan expendir esos lìmites por el sector norte de Nueva Andalucìa y con el Tucumàn,
la Serena y Copiapò como una sola gober naciòn limitando y con entradas y salidas
con ambos Ocèanos. Esto lo logran en gran parte con el Adelantado Jeròni mo de
Alderete – quien tenìa comunicaciòn directa y personal con Carlos I- y don Garcìa
Hurtado de Mendoza, IV Marquès de Cañete – que empieza cercano a la fundaciòn
de nuestra ciudad en 1553 - que segùn unos, es en 1544 y que nosotros preferimos
estimarla a fines de 1555, que sin llegar hasta el Mar del Norte extienden esas 100
leguas hasta las 150 de ellas abarcando a casi todo el territorio argentino que ya esta
ba expandido por el sur desde 1544 hasta el Estrecho de Magallanes, incluyendo a
nuestra Patagonia

En esta extensa carta del Archivo General de Yndias (ES.41091.AGI/ 23.4.18


//CHILE,18,R.1,N.4 -1552 -10-26 Santiago de Chile), advertimos en su parte
pertinente, la razòn al cambio de criterio del Rey Carlos I de elevar estas medi
das de 150 leguas al ancho de Chile, y la calidad de hacerlo Adelantado para
ese Reyno a Jerònimo de Alderete, quièn habìa vivido y es criado en los pala
cios donde naciera el Rey don Carlos I. Logramos transcribir esta carta de Pe
dro de Valdivia a al Rey don Carlos I del 26 de octubre de 1550, que en su pre
àmbulo anticipa su ànimo a la campaña hasta el Mar Atlàntico por el paso na
tural de Villa Rica en Chile e instalar en el Atlàntico una Fortaleza

―... De la ciudad de la concebción a los V de octubre de 1550 ... vine a servir hasta
aquel punto y con una carta que a su magestad escribí a los XXV de septiembre de
1551 envié el duplicado de aquella de lo que tengo que dar razón después acá es,
que en la ciudad de la concepción hize quarente (vecinos) por el marzo adelante de
1551 poblé la ciudad imperial donde hize ocheta tienen (dadas) su cédulas por
febrero de este presente año de 1552 poble la ciudad de Valdivia tienen de comen
sal sien vecinos no sé si cuando les hubiere de dar las cedulas podrían que dar to
dos, por el abril, adelante poblé la villa rica que es paso al már del Norte (Atlán
tico) sitio donde se pueda fundar una fortaleza se hara para que ningún adversario
entre ni salga sin licencia...‖Para dar a su magestad y a vuestra altesa cuenta de lo
sucedido después que emprendí esta sucedido después que emprendí esta jornada
hasta el día de hoy va el capital Gerónimo Alderete criado de la real (casa) de nues
tra alteza es una de las preeminencias personas que conmigo viniera a es ta tierra...‖
...

Vemos que Valdivia pretendìa por el norte y por el sur adentrarse hasta dicho O
cèano y ahora tambièn comprendemos el arrojo de Valdivia, Villagràn y Aguirre y
sus enfrentamientos con el Virrey de Perù o su Real Audiencia, porque contaban
ademàs, con Jerònimo de Alderete como el ìntimo y fiel interlocutor con el Rey
don Carlos I, criado de su Casa Real, por quien todo lo sabìa

75
FUNDACIÒN: Verbo de hacer
Entradas y Descubrimientos, de
hacer Asientos y de Hacer
Poblamientos y Pacificaciones
de Ciudades, Villas y Lugares
La escasa dimensiòn jurìdica de las fundaciones
de ciudades frente a las Fundaciones de
Establecimientos Mercantiles de pesca, las
Ahòndijas, Obrajes y Hospitales

Una advertencia previa vale tambièn cuando nos adentramos


al tema del conquistador y fundador de nuestra ciudad de San
tiago del Estero

La ley no daba cabida al fundador de una ciudad. Ello no exis


tìa. Solo podìa descubrir, pacificar, hacer asiento, tomar pose
sión, darle nombre al lugar y poblar, con o sin mujeres, dando
nacimiento a lo que se definirà como ciudades o pueblos, con
trario a un Real militar lo que estan conformados o “poblados
con solo hombres”

76
Pero tampoco se debe esperar, y menos en esos años, que la
ley explique el significado de cada palabra, ya que no es el Le
xico Mayor, contador de historias o descriptor de paisa jes,
porque ella está y existe para dar mandamientos, derechos y
obligaciones y sus castigos al infringirlos. Los significados son
los que el común de la gente entiende razonablamente por e
llos, dentro del marco o contexto del cuerpo entero de esa ley

Hoy exigimos una explicación, que a la ley en su tiempo no le


interesaba y eso fuerza al error del interesado, extendiendolo
más allá al que su legislador entendía por claro y suficiente

Entonces al Asiento le va de suyo al Poblamiento, como la Co


lonización va de suyo a la Conquista. Es obvio esto. Y aquí es
donde algunas y aisladas normas jurídicas se menciona a la
Fundación, aunque solo como el título del Capítulo y nada
más. Entonces se puede afirmar que la Fundación es algo que
figuradamente se debe hacer para acomodar la población en
un sitio o asiento fijo. Pero nada más y todo otra acepción
que se le dé, será a cuenta de quien la use, pero el oro no se
halla dentro de las yerbas

Asiento es donde se detiene o estaciona el expedicionario, y


donde esos seres han de formar Colonia con sus mujeres. Su
Perpetuidad va de suyo al Asiento que se elegirá para que esa
Colonia tenga posibilidades medias de subsistir y perdurar
cómoda, segura y decorosamente, según su condición misma
lo exige

Las pocas actas hoy conocidas como de fundaciòn, eran Actas


Constitutivas del Asiento, que son los cimientos de la conquis
ta, pacificaciòn y población. En Sudamérica son contadas
estas actas que existen en un 5%, y su inmensa mayoría ya
no cuentan con ella, o eso creen, porque solo buscan actas
que digan o se rotulen como de “Fundación”, dejandose en el
olvido a aquellos actos que si debían informarse cotidianamen
te al Rey

77
Libro IV Título VII. Leyes Nuevas para Indias de 1573
―...TITUL O SIETE . DE LA POBLACION DE LAS CIVDADES, Villas, y Pueblos. f Ley
primera. Que las nuevas poblaciones se funden con las calidades de esta ley. AVIENDOSE
hecho el 1-descubrimiento por Mar, o Tierra, conforme a las leyes y ordenes que de él
tratan ,2- y elegida la Provincia y Comarca, que se huviere de poblar ,3- y el sitio de los
lugares donde se lian de hacer las nuevas poblaciones , 4- y tomado alsiento fobre ello, los
que fueren a iu cumplimiento, guarden la forma figuiente ...”

Está también claro, que con las Leyes para Indias de 1575 y
para las Provisiones Reales que ellas incluía de años más re
ciente y cercanas a ella, se inicia débilmente el uso de la voz
“Fundaciones de poblaciones”, como del “Asiento” o “Conquis
ta” colocándolas solo en los títulos sin conectarla con su si
guiente desarrollo,-y no como lo hace expresamente con las
Ahòndijas y Obraje - ya que omite las condiciones explìcitas
para obtener su habilitaciòn o sancionar cualquier omisión o
falta de su cumplimiento o evita gravitar su regulación con im
perativos.

Pone a ellos como parte del título, como una denominación


protocolar dàndole un sentido de orientación general al desa
rrollo que le sigue en su articulado. No pasa de ser de un sim
ple nombre al protocolo que se cumplía con diversas y pre
vias acciones de la campaña de conquista, pero que entre e
llas era el poblamiento con mujeres, lo que estaba ligado a la
fundación y no al a siento por si solo. Y ello a que obedecía?

A- En primer lugar, el modelo de una fundación del Codi


go Canónico era una Institución para cumplir con o
bras pías o de caridad, con fondos que venían de un
benefactor que podìa ser tambièn un privado, las más
de las veces y sin que la Iglesia le devuelva con otra
contrapartida. La fundaban, previa licencia del Vicario
sin fecha de vencimiento, con el propósito que tenga
vigencia mientras subsistieran los fondos entregados
por el donante

La Corona habla en voz baja de la fundación por que


no podía imitar a la Iglesia, ya que la conquista solo

78
era viable dándole a los españoles interesados recom
pensas por sus actos. Colón es el primero en recibir es
ta paga y genera el primer litigio con sus descendien
tes inconformes

La recompensa eran darles encomiendas de por vida.


Pero no podía el Rey sostenerlas así. Antes de 1550
les quita este beneficio y Gonzalo de Pizarro se le
vanta con todos los encomenderos que le siguen. Lo
decapitan y pocos años des pués en 1554 Francisco
Hernandez Girón lo imita y también pierde su cabeza.
Núñez de Prado también se levanta en contra de la Co
rona por otros motivos, y salva su cabeza, porque nun
ca se enfrentaba personalmente, ni blande sus armas

B- Para Yndias, la Corona no regula a las Fundaciones pa


ra hacer asientos y poblar. Solo dice que ella no ponía
plata y que el conquistador lo haga a su cuenta y min
sión, ofreciendole que se cobre solo con los reparti
mientos de indios y cuando se formara la ciudad y la
actividad económica, el percibiría una parte de los tri
butos del Rey. Es decir que la fundación serìa parte de
la Capitulación cuando obligaba a que se haga Pobla
ciòn con mujeres, como el beneficio que recibìa el Con
quistador y a cargo del Rey. Se parecía más a una so
ciedad que a una verdadera Fundación, de la que nada
tenía. Por ello léase cuando Fransisco de Aguirre le di
ce al Rey que había alimentado a 60 o 90 colonos por
seis meses y que tenía gastado ya 100.000 pesos y
que habìa poblado a Santiago y a San Miguel de Tucu
màn. Eso era fundar si se quiere darle este nombre,
porque ya tenìa otro especìifico que era Poblar, era
mantener y fomentar el aumento de la población. Fun
dar era hacer Poblamiento en un asiento perdurable,
pero perdurable de gente, con mujeres para multipli
carse, no del sitio físico, aunque uno le sigue al otro.
Era una cuestión poblacional, e independiente de su
destino final y su despueble que le venga, como a sido

79
Buenos Aires a 5 años de su primera fundaciòn y o
tras, y no Medellìn y los Barcos I, II y III, de Francisco
de Mendoza y Juan Nùñez de Prado que eran pobla
mientos a paso o Reales que las leyes desechaban a
toda probabilidad jurídica, o reconocimiento a Asiento
perpetuo

El más claro texto antiguo que he encontrado en Charcas para


explicar ésto, es la Información de Méritos y Servicios de Gon
zálo de Solís Holguín, que en graficando con palabras da una
mejor idea a ello, como dos etapas sucesivas de un solo obje
tivo. A siento al que le sigue el poblamiento. O poblamiento
en etapas continuas anexando hombres y mujeres continua
mente. Pide que le reciban su informe a los Oydores de Char
cas a la orden de Vuestra Magestad y dice: “..y lo que pode
mos in formar a Vuestra Magestad es que el dicho Gonzálo de
Solís es persona benemérita y que de más de aver ayudado
en la población de la ciudad de San Lorenzo el Real de la Ba
rranca, que es en la provincia de Santa Cruz de la Sierra, la
cual comenzó a hacer don Lorenzo Suárez de Figueroa, que a
sido gobernador de aquella provincia dos veces en diferentes
va cantes....” el 26 de diciembre de 1603

A veces estas viejas leyes eran imprecisas al referirse a las ta


reas de la Conquista diciendo “... o tendrá erigidas, funda
das, edificadas y pobladas...‖ En otros párrafos no lo repite en ese
orden. Libro IV, título III. O como intentan do la ley regularla como
instituto jurídico, le dedica un título, pero no estatuye nada en con
creto, o que en otras partes a ella se refieren generalizando. Pero no
expresa nunca, que se funden pueblos previa li cencia del Rey, lo
que si estatuye muy claramente a esas Entidades de Beneficencia o
Ahòndijas y Obrajes. A esta determinación de titularla así categorica
mente, inmediatamente la abandona para volver a repetir las carac
terísticas del asiento para que sea cómoda, segura y pueda perpe
tuarse, que antes ya lo establecía pero al estatuir sobre el Descu

80
brimiento. Es decir que desiste lo que que había co menzado y nunca
lo enmendará

Las leyes entonces incluyen esta voz y verbo Fundación como en el


Derecho Canónico, pero no continùa su desarrollo, dejándolo a éste
término en rango de vocablo común o no legal. Querían esbozar un
instituto del derecho, pero les faltaba su filántropo Patrono que sos
tendría a su población perpetuamente. Imposible y por ello no pros
pera este tèrmino

Màs, en las primeras dècadas del Descubrimiento, las leyes no men


cionan dentro de su tipologìas descriptiva a ―pueblo‖, sino muy
posteriormente al año de 1550. Si se usaba en documentos, pero no
en las leyes

Pero para hacer Asiento, Francisco de Aguirre en cumpli


miento de la condición de que el poblado debía de hacerse
con un mímimo de treinta (30) colonos, este Capitán trae
consigo de Chile a sesenta (60) de ellos, algo similar en
número a los traidos por Núñez de, de quienes, unos 43 que
quedaban de éstos, y se sumarán a Aguirre

Debìan ellos tener esposa, casa propia, diez vacas de vientre,


cuatro bueyes, dos novillos y una yegua de vientre, seis
gallinas y un gallo...”(Recopilacion Leyes para Yndias. Ley VI)

Hago este cuadro comparativo en la utilizaciòn de la voz “fun


daciòn” de las viejas Leyes Españolas para Indias, en el cam
po privado del comercio y en el campo del derecho Pùblico,
con las creaciònes de ciudades con sus actas constitutivas de
sus asientos de las ciudades de San Miguel de Tucumàn, Salta
y Jujuy, y otras, en las que claramente apreciamos las explica
ciones vertidas en este subtìtulo.

Incluyo también la Refundaciòn de Antioquìa, como modelo


ejemplar de dos asientos de Conquista por el mismo Conquis

81
tador, igual al caso de Refundación de Anserma que vemos en
Segunda Parte, asì los pradistas se ciñan a la ley y abando
nen, entre otras, su aspiraciòn de que para probar las mal lla
madas y tres fundaciones del Barco I, II y III, solo es ne
cesario una sola acta, por el beneficio de la metaformòsis que
dicen que opera a su favor. Y también para que cuando bus
quen sus “actas de Fundación” que no necesariamente en e
sos años del año de 1550 tales instrumentos debieran incluir
el término fundacion o que funda, ya que es suficiente que di
ga que se toma asiento y posesiòn donde se poblará a futuro,
en nombre de una autoridad delegante o Rey, indistintamen
te, pero al menos deben en otras actas cumplir con lo que el
Rey requería obligatoriamen como nombres de la ciudad a
crear y demás de interés informativo. Esta última podría ob
viarse sin anularla, pero el palo y el rollo debía realizarse, co
mo signos visibles de un nuevo poseedor Real: el Rey

No era la Fundaciòn la Instituciòn de Derecho, que espera ser


encontrada o desarrollada en la ley para conceder beneficios e
conòmicos o dignidades al conquistador y establecimientos de
ciudades. La ley que muy escasamente a èl se referìa, o nada
para estos años de 1550, lo trata como a una generalidad de
un tèrmino comùn y en tiempo futuro, es decir como una refe
rencia símbolica, y sin imperativo como cuando se la impone
para que hoy suceda ello. Carecìa de interès. En la mayorìa
de los casos, lo nombra como resultado de una suma de actos
de conquistas ya realizados debidamente, pero nunca lo aisla
en vocablo propio, como a un sustantivo independiente y com
pleto que se autoabastecerìa para explicarlo, como debe de
ser frente a una figura de derecho, que la fundaciòn de ciuda
des no lo era

Solo lo nombra figuradamente como el protocolo al estableci


miento de la población y no a la ciudad y otras veces lo hace
al revés. Pero no es un tèrmino que descubra por sì su natu
raleza, gènero o una causa clara y menos sus efectos legales.
No se lo regulaba, para que el súbdito sepa a que atenerse.
No era la Instituciòn del Derecho que nos guìe a encontrar a

82
un fundador, y hoy confunde a los pradistas a encontrar el ca
mino de estudio que defina sus posturas

Pero esta omisiòn de la ley de regular las fundaciones, no es


un descuido del hacedor de estas leyes. Vèase que dicen es
tas regulaciones:

Estatuyen ampliamente sobre la fundaciòn de Ahòndijas o si


los del trigo, diciendo “ se han fundado casas de ahòndijas...”
o “ se estableciò y fundò...” o en tìtulo 26 “ ...que para fundar
obrajes proceda informe de los Virreyes, Presidentes y Au
diencias y Licencia del Rey...”, exigencia y formalidad de la
Nuevas Leyes para Indias, lo que no se tiene en cuenta cuan
do de una ciudad se trata. Este tema carece de interés público
aún hoy

En Hospitales, se regula y exige el acatamiento a la ley

―...Que los Hospitales fe funden conforme a la ley i . tit. 4....‖

No existe norma que diga: ―...Que los pueblos y ciudades se fun


den conforme a la ley...‖

Pero si está expresamente normado que:‖...Que las tierras y provin


cias que se eligieren para poblar tenga las calidades que se decla
ra...‖ Título Quinto- Ley Primera de Recopilación Nuevas Le yes pa
ra Indias-Tomo Primero

Y ―...que para hacer pacificaciones procedan las diligencias de esta


Ley...‖ Título Quarto- Felipe II Ordenanza 134-Tomo Primero

En Ley VIII Ordenanzas 53, 51 y 44 ―...a los Adelantados...tendrán


erigidas, fundadas, edificadas y pobladas, por lo menos tres ciuda
des...‖ Tomo Primero

83
Nòtese que este tèrmino fundar en sentido de formaciòn, crea
ciòn o establecimiento de emprendimientos privados, las vie
jas leyes ya la imponìan al comercio y e llos gozaban de una
categorìa de derecho, y eran reguladas ampliamente ya que
se requerìa a ella su aprobaciòn para su funcionamieto legal,
como hoy a la Fundaciòn, persona ideal de derecho, sin obje
tivos lucrativos:

a- Visado previo, cuando el negocio se tratase sobre pes


ca, ostras y perlas, iniciando su tràmite por peticiòn y
aprobaciòn del Alcalde Ordinario.

b- Visado de autoridades y Licencia Real, pero solo si se


trataba de ahòndijas que eran silos para a copio de tri
go y obrajes de paños y tejidos. Participaciòn del Vi
rrey al iniciar el pedido. Interviene la Real Audiencia y
su aprobaciòn y finalmente debìa otorgarse la Licencia
del Rey, la que se denominaba certificado de funda
ciòn de comercio

Ley primera. Que para fundar ebrages preceda informe de los


Virreyes, Prefidentes, y Audiencias, y licencia del Rey.

¿ Si una ciudad es mas importante que un negocio de telas, enton


ces debe preocuparnos el porquè a la ciudad no se le exigia ser
fundada siguiente un claro tràmite que empieza aquì y termina
allà.?

Aquì, gramaticalmente, la voz “fundaciòn”, cumple con sus re


glas de la sintàxis o de la gramàtica, por su expresa legaliza
ciòn, o generaciòn de un nuevo vocablo legal, mediante la ins
titucionalizaciòn de ese tèrmino con que se denomina a un Ins
tituto de Derecho, cual es la Fundaciòn de Ahòndijas y Obra
jes. O aquellas fundaciones de beneficencias, de Colegios,
Conventos y Capillas, que estarán contempladas en normas
de Derecho Canónico Cap. II “de las Personas Jurídicas” y o
tras.

84
Ya se sabìa que era una fundaciòn, y sin embargo no la utili
zaban para cuando el Conquistador termina su tarea de esta
blecer una Ciudad, Villa o Lugar. Entonces porque los pradis
tas la usan insistidamente como un vocablo para que Nùñez
de Prado sea el Fundador, habiendo fracasado en su intento
de conquista y enemistado con la Corona? Estimo que debe
rìan los seguidores de Nùñez de Prado, haberle llamado “el
primer Expedicionario” o “Primer Conquistador del Barco III”,
aunque los Reales no era el fin de una expediciòn sinò solo su
medio para llegar a algo màs grande que beneficie a España.

Tampoco se podrìa decir que era el Fundador del Barco III,


porque no solo no habìa mujeres, sinò que nunca he leido tal
aberraciòn sobre un Real. Decirle Primer Expedicionario es un
tèrmino privilegiado, pero no invasor, y que no se le habrìa re
sistido y haber tenido su propio monumento en esta calidad
de participante en la Conquista de Yndia: “Primer o Principal
Expedicionario”, del Barco III, por que si lo ha sido, acepciòn
que le dà la ley y vemos adelante, pero evitar, cuando a èl se
refieren, de usar expresiones apoteòticas o encumbradas has
ta estar seguros de los antece dentes nada alagüeños que ha
tenido este Capitàn para con nuestra ciudad. Nùñez de Prado
era un allegado a los traidores de la Corona Gonzàlo Pizarro y
Franciscisco Hernàndez Giròn, todos decapitados. Pero no po
demos negar que Nùñez de Prado es el Descubridor y Con
quistador del Barco III, como muchos españoles lo han sido
de pueblos desaparecidos, pero no es el Pacificador en pos de
la paz con el natural y menos el Poblador. Y el Barco III, ha
sido solo un real con soldados y sin mujeres, sin prole, sin re
producción natural y sin colonización, como también lo ha si
do nuestra actual ciudad de Santiago del Estero en sus pri
meros once años

Que a contrario sensu, significa que para crear una ciudad, es


te tèrmino fundaciòn no estaba comprometido para darle su
nacimiento, en sentido legal. No era un vocablo necesario
cuando de crear una ciudad se trataba en la ley, porque ya e

85
xistìan otras de mayor jerarquìa, como Descubrir, Conquistar,
Poblar y Pacificar y sin embargo era la primera condiciòn
categórica y taxativa para armar un elemental negocio de te
las y paños. Hoy invertimos los significados. Esto obliga a re
pasar o repensar màs este tema

Vèase el esmero del legislador en detallar las etapas a cumplir


para que el asiento termine de levantarse, desde los sembra
dios a los cimientos de las viviendas. Hasta le llaman fundar
en sentido del verbo “comenzar” o antes del comienzo de la
construcciòn de las viviendas. Existìa un orden establecido:

1573 y 1686- ^ Ley xV. Que habiendo fembrado, los pobladores, comiencen a edificar
―...Ley xV. Que habiendo fembrado, los pobladores, comiencen a edificar.Felipe Segundo
Ord, 13 1 Ord. n i L UEG O que fea hecha la sementera,y acomodado el ganado en unta
cantidad y buena prevención , que con la gracia de Dios nueltro Señor puedan efpprar
abundancia de baltimcntos , comiencen con mucho cuidado y diligencia a fundar y edificar
fus cafas de buenos cimientos y paredes, y vayan apercibidos de tapiales, tablas, y todas las
otras herramientas, c inltcumencos, que convienen para cdificac con bcevedad, y a poca
coíta. ..‖

Primero se sembraba y se acomodaba las vacas y caballos y


luego se echaban las bases y fundaba las edificaciones con
cimientos firmes a las paredes. Ese era el orden cronológico
para el Asiento y poblamiento que le vendrá, y aquì se en
cuentra tambìen el buen sentido de la voz fundar en estos
primeros años

Estimo, tratàndose de ciudades, que “fundaciòn” y las oracio


nes en que la incluyen, constituye otro ejemplo de expresio
nes dificultosas de la lengua, sea de la sintàxis o de la se màn
tica, pero es objeto de la Gramàtica. Por ello, ni en las viejas
leyes la ubican dentro de su mismo rango de comprensiòn,
por quizàs carecer de necesidad de su cabal entendimiento

Pero quienes la utilicen para enarbolar una idea, o como cabe


cera de libros o propuestas teòricas, aconsejable serìa que le
precedan con el significado del vocablo que han decidido adop
tar y asignarle. A nosotros es preferible atribuirle el sentido,

86
de que es una clàsica expresiòn sintètìca que encierra a una
serie de actos y hechos de conquista en acatamiento a las
exigencia que las leyes marcan como necesaria para que el
Rey le reconozca a un individuo sus derechos y beneficios eco
nòmicos por su campaña de Conquista, pero que curiosamen
te, como vemos en la ley páginas atrás, no es al fundador al
que premian (ni lo nombran) sino en este orden: 1- primero
al Descubridor 2- despues al Pacificador y 3- finalmente al Po
blador

Y principalmente que estos verbos o acciones de conquista de


Fundar, hacer Entradas, Conquistador, hacer Asiento, no cons
tituyen ninguna Instituciòn del Derecho Español e Indiano,
porque ni siguiera son tèrminos legales, ya que carece de
mención o de regulaciòn propia o que gocen de entidad para
crear, modificar, finalizar o relacionar situaciones necesarias
de hechos o actos jurìdicos. Son conceptos comunes de la len
gua o un recurso de registro linguìstico no legales o no letrado

Los reyes o sus funcionarios autorizaban en sus capitulacio


nes a hacer Entradas, Descubrir, a Conquistar, Poblar y Paci
ficar y todo lo demàs, pero no a fundar. Era solo el lenguaje
del notario oficial que encuadraba en la ley. Salvo èsto cuan
do el Rey ordenaba al Virrey a fundar pueblos a futuro, como
en un plan amplio de desarrollo en un continente, pero tam
bièn usandolo como un tèrmino gramatical sintètico o sim
bólico y no legal, y a futuro. Ningùn español salìa de España a
fundar, sino a descubrir, a fijar un asiento, a poblar y pacifi
car. Alguna ley podrìa pecar de tecnicismo, y abreviando el
texto de la norma, decir fundar. Pero esto estas abreviaciones
son campo de la gràmatica o semàntica

Lèase el Acta notarial de San Miguel de Tucumàn, Còrdoba,


Buenos Aires, Salta Jujuy y otras donde nunca mencionan la
fundaciòn o fundador, salvo Córdoba y Buenos Aires, pero ha
cen incapiè en el Asiento, Conquista, Poblamiento y Paci
ficaciòn. Estos instrumentos notariales que transcribo son un

87
modelo correcto, de acuerdo a la ley y espìritu español de ese
tiempo,

Adelante de esto hacemos el mismo análisis respecto al uso


de este vocablo u otros, adonde mayor interés debía existir
para ello, que es en las probanzas o informes de Méritos y Ser
vicios, único canal legal válido para hacer alabanzas exagera
das para obtener beneficios económicos del Rey, donde
concluimos luego de revisar cientos o más de mil de estos
expedientes en Charcas, que en algunas de ellas, alguna ais
ladas o nada, es que se usa la voz fundación. Mejor dicho solo
existen dos, que es la fundacion de Reyes (Lima) por los “13
de la Fama”, o “los Trece de Gallo”, y otra más, dignidad sus
tituyente del fundador que aquí mal usamos. En Córdoba y
Buenos Aires, habría que revisar en sus probanzas de Méritos,
si Jerónimo Luis de Cabrera y Juan de Garay qué vocablo utili
zan para justificar las mercedes solicitadas. Si se dicen fun
dadores o Conquistadores, pobladores y Pacificadores, a pesar
que el acta fundacional el escribano de Gobierno dice que
fundan

Sin embargo, repito, siendo éste el momento de autoalabarse


por los servicios dados al Rey, usando las mejores palabras
que denoten la efectividad del beneficio que el Rey había
obtenido con sus servicios, ellos nunca utilizan la palabra de
haber sido fundadores de ciudades.
No es sugestivo? Las vemos en abundancia páginas adelante

No es sugestivo esto, porque los solicitantes de mercedes, ya


sabían que el Rey solo evaluaba y accedía y decidía en recom
pensarlos en este orden inviolable y cuando había igualdad de
Méritos:
1-Primero el Descubridor
2-Segundo el Pacificador
3-Tercero el Poblador
4-Los que tuvieren mujeres en estos Reynos (“Que los solte
ros sean persuadidos en casarse”. Ley V del Emperador Don

88
Carlos I y de la Emperatrìz en Valladolidad el 23 de agosto de
1538)
5-Y entre ellos los tres primeros nombrados, ganaba el peticio
nante que había nacido en Yndias, frente a los nacidos en la
Península u otros reynos de la Corona
6-Los hijos de los soldados muertos en guerras

Tucuman Relacion en suma De la tierra y poblacones que don geronimo Luiz || de cabrera
gouernador de las prouincias de los Juries ha descubierto donde va || a poblar en nombre de
su magestad — Una ciudad — (Archivo General de Indias)
[1571] ―Comision a don jeronimo de cabrera gouernador de tucuman para poblar en las
dichas prouinçias los pueblos de españoles que le pareciere‖
[1571] ―Comision a don geronimo de cabrera gouernador de tucuman para poblar un
pueblo en el valle de Salta y repartir los yndios del --- del dicho pueblo y defenderse [de]
los chiriguanaes queriendoselo ympedir‖
Relaçión en suma . y de la tierra y poblaçiones que don Gerónimo || Luis de Cabrera .
gouernador destas prouinçias . de los Juries a descubier= || to donde va a poblar en nombre
de su magestad una çibdad.

De esta lectura, surgiràn las creencias erròneas e instaladas


en nuestro pais y en toda América sobre el instrumento legal
del “Acta de Fundaciòn”, como aparente acto legalizador de
las fundaciones de ciudades argentinas, generando a quienes
no la poseen, cierto desasociego por darse éste vacìo en el sis
tema jurìdico del nacimiento de sus ciudades

Ignoro el orìgen del yerro, pero debe haber estado ligado a


que carecian de antecedentes referenciadores en España, de
cuando ellos tampoco las tenìan de sus propias ciudades. En
su primer ciclo de constitucion de sus grupos humanos y sus
edificaciònes, en que las ciudades españolas nacìan esponta
neamente sin un Rey que instruyera este acto notarial.

Y en su segunda etapa de la Reconquista tampoco las tenian


cuando se recuperaban sus reynos en manos de los musu
lmanes, que, aunque tambien existia un hecho inaugural en la
toma de esos reynos, enarbolando el pendòn como signo visi
ble de posesiòn y Recuperaciòn de la ciudad, y repartimiento
de tierras, fincas, cultivos, etc. de los musulmanes que pasa
ban a manos de las tropas españolas de Reconquista, sin em

89
bargo se desconoce la palabra fundación o fundadores. Lo que
si se da sobre estos orígenes de guerras, es la creación y en
trega de títulos nobiliarios a quienes habían estado al frente
comandando los ejércitos, de honores y dignidades per so
nales que pasarán de padres a hijos en recuerdo de sus his
toria con reconocimiento social y legal, pero todo institucio
nalidado, legalizado y regulado ampliamente para así resolver
en justicia cuando partes interesadas se confronten por ellos

Diferente al descubrimiento de Indias, en que vienen a con


quistar, a asentarse, a poblar y pacificar a los naturales, eri
giendo nuevos asentamientos de propiedad de la Corona, y
que siguiendo las costumbres privadas en los negocios de
compra-ventas de inmueble, de asentar en actas notariales
cuando el español aprehendía fisicamente dicho fundo o
inmueble, entonces trasladan éste concepto de posesión a es
tas nuevas ciudades en tierras ultramarinas, y que elemen
talmente era la toma de posesiòn, con actas notariales y ritos
en demostraciòn de quien es su nuevo propietario, para po
der, mediante esta instrumentaciòn legal, recordar al ùltimo
poseedor y tambièn para poder contradecir con superioridad
de condiciones de derechos entre la misma dinastía Real, de a
que Reyno pertececía y a cuál Príncipe. Lèase en Leyes Nue
vas, que dice “las Yndias no podìan enajenarse”, tèrmino del
Derecho Privado. La posesiòn en todos los tiempos, es el mo
do consolidador de los legìtimos derechos. Perfecciona al tí
tulo de dominio o a su inversa, o completa al título

Pero a estos primeros colonos que hoy se pretende hacerlos


fundadores, las leyes para Yndias, solo les da trato de “primer
poblador” o “Pobladores Principales” y gozaba de ciertas pre
minencias, tàl como ser conocidos por Fijosdalgos y otros

Libro IV, Tìtulo VI―...EL primer poblador, y vecinos, que fueren a la nueva
población dcfde ellos Reynos, no paguen derechos de almojarifazgo, ni otros
ninguno...‖
―...Ley vj. Que los pobladores principales...sean legìtimos Hijosdalgos en la
Yndias...‖

90
Se observa que la evoluciòn del vocablo fundaciòn, sigue un
curso de transformaciòn en el espectro privado, màs no en lo
pùblico que se detiene y supervivirà legislando y regulando so
lo en el àrea de la beneficencia en manos privados, sobre to
do en ámbito de leyes fiscales que ordenan las excenciones
impositivas, so pena de conculcar el derecho innato de ejercer
sus libertades y en este caso de hacer caridad o beneficencia

No obstante tampoco puede sobrevivir entre nosotros, sino so


lo reaparecer en posteriores años para optar por uno u otro es
pañol como autor de nuestro orígen como ciudad, porque
terminadas, digamos, las fundaciones en Yndias, trasuntarà in
variablemente ese antiguo vocablo del Conquistador y Po
blador con el sentido de “mejor derecho” al darle preferencia
a la hora del reparto de mercedes a estos herederos o como a
legato de un derecho de sangre por el Conquistador del Asien
to o Población por ésta descendencia que eran los verdaderos
competidores en el reparto a las mercedes. En este mismo or
den de prefrencias se extiende a quienes habìan participado
en la ceremonia fundacional, es decir a aquellos otros colonos
que ameritaban una posibilidad econòmica y que acreditaran
algún vínculo con ese primer tiempo del asentamiento español

Que mejor ejemplo de esto, es en la excepcional llamada


fundación de ciudad de Reyes, a los “Trece de la Fama” o
“Trece de Gallo” llamados así a los primeros 13 primeros
conquistadores en establecerse acompañan do al que será
Marqués, a don Francisco Pizarro. No son fundadores hoy,
sino que gozan de un superior privilegio de llamarlos los”
Trece de Gallo”. Y muchos otros a èstos trece, intentan sin
éxito desplazarse para incorporarse hoy al 14 o 15 puesto,
igual que en esta ciudad Núñez de Prado con Aguirre, sino
que aquì desplazandolo mediante el mal uso del lenguaje y pa
labras con efecto telòn

Este mismo honor que ha de diferenciar a los primeros hom


bres de una ciudad, es como en Ùbeda, España, en homenaje

91
a los 12 más valerosos españoles de su Reconquista que se
baten a duelo con 12 moros para evitar el combate y muertes
masivas, es que ponen e insertan al escudo de su ciudad, con
12 leones, a sus memorias, declaràndola el Rey “Muy Noble y
Muy Leal Ciudad”, distinciòn de la que tambièn goza nuestra
ciudad desde 1577

Y transcurridos los siglos, adonde ya nada existe para a prove


char estas ventajas de sangre o conquistas, el tèrmino es nue
vamente reutilizado para obtener honores y dignidades de la
historia para ser el fundador o acompañante de èl, en abierta
violación de su significado histórico legal

Pero este trajinar de la voz Fundador, que es un proceso ex


pandido por siglos, cambiando su significado de uno a otros, fi
nalmente en nuestra ciudad, experimenta a la actualidad otro
extraño matíz, cual es de que es fundador aquél que haya e
chado las primeras bases de la edificación de una villa o pue
blo, única manera de enarbolarlo a Núñez de Prado como
primer fundador, apartandose del primer mandamiento legal
que dejamos atrás para comprenderlo, obviando que no es el
Asiento sinò el poblamiento lo que da nacimiento a la ciudad o
pueblo. Lo reducen los pradistas a la simplicidad de la data
ción del primer ladrillo o teja, agravandolo porque se trata de
un pueblo distinto al que hoy vivimos. Parécese a una alucina
ciòn, que ven algo donde nada existe.

Son dos pueblos y dos historias: El Barco y Santiago del Este


ro, Tierra de Promisión, virulentados por la escasa distancia
entre uno y otro

Todo documento notarial o de la Corona que haga referencia


a lo que ella exigìa al conquistador sobre el Descubrimiento,
Asiento, Poblamiento y Pacificaciòn, es suficiente para acre
ditar la legitimidad del acto de Conquista y del titular del A
siento. La fundaciòn no estaba contemplada como final a cum
plir por los individuos ni por la Corona. Son vocablos que des
de tiempos inmemoriables los escribanos creaban y modifi

92
caban, como constructores de sus propios lèxicos, acomodan
do con un tèrmino comprensible, la explicaciòn pràctica del
conteni do general del hecho constatado o acto jurìdico ante
èl cele brado. Buscaban armonizar el acto celebrado y su en
cuadre legal si existía o de la costumbre. Utilizaban palabras
con significado tradicional, que terminaràn posteriormente uni
ficandose con aquellas terminologìas propias de las Notarìas
sean oficiales o no.

Preferente es para el investigador obtener o analizar todo a


quellos documentos que hagan referencia a las obligaciones
que las Ordenanzas imponìan como ineludibles, bajo distintas
penas. Son cargas al Conquistador y que debìan informarse
permanentemente a la Corona

Libro IV Título VII. Leyes Nuevas para Indias de 1573


TITULO SIETE DE LA POBLACION DE LAS CIVDADES, Villas, y Pueblos. f Ley
primera. Que las nuevas poblaciones se funden con las calidades de esta ley. AVIENDOSE
hecho el 1-descubrimiento por Mar, o Tierra, conforme a las leyes y ordenes que de él
tratan ,2- y elegida la Provincia y Comarca, que se huviere de poblar ,3- y el sitio de los
lugares donde se lian de hacer las nuevas poblaciones , 4- y tomado alsiento fobre ello, los
que fueren a iu cumplimiento, guarden la forma figuiente

ACTAS CONSTITUTIVAS DEL


ASIENTO, PARA LA CONQUISTA
Y PACIFICACIÒN
San Miguel de Tucumàn y Nueva Tierra de
Promisiòn en el Ybatìn-1565

“En el nombre de la Santìsima Trinidad, Padre, hijo y Espìrito


Santo, tres personas y un solo un Solo Dios verdadero, y de
la Vìrgen gloriosa Santa Marìa, su venditìsima Madre y del A
postol Santiago, luz y espexo de la Españas, y de San Pedro y

93
San Pablo y del bienaventural Arcàngel San Miguel ; el muy
magnìfico señor Capitàn Diego de Villarroel ponìa e puso un
palo e picota en un hoyo que habìa mandado hacer para el di
cho efecto, en el cual fuè hincado y puesto en alto segùn y co
mo se acostumbra hacer en todas las demàs ciudades que an
sì se pueblan, adonde dixo y señalò fuese la plaza de la ciu
dad y que en el dicho rollo y picota se executase justicia pù
blicamente de todos los malhechores; y despuès de haber
puesto el dicho rollo y picota el dicho señor capitàn Diego de
Villarroel dixo en nombre de nuestro Dios Nuestro Señor y de
su Magestad del Rey Don Felipe, segundo deste nom primero
emperador del Nuevo Mundo de la Indias, y del muy ilustre
Francisco de Aguirre.....poblaba y poblo en este asiento en
lengua de los naturales llamado Ybatìn desta ciudad se nom
brase....treinta y uno del mes mayo de milquinientos sesenta
y cinco...”

Ciudad de Santiago del Estero y


Tierra de Promisiòn
21 de mayo de 1553
Francisco de Aguirre toma
posesión del Barco III como
Teniente de Gobernador de Valdivia
y encarcela al Cap. Juan Núñez de
Prado

Andrès Alberto Figueroa, en Santiago del Estero,tie rra de


promisiòn” ed. 1924 “...Procediò luego a hacer se reconocer
de pobladores pregonando la provisiòn que trajo de Valdivia
el acta respectiva que se labrò decìa:
“Santiago del Baeco del Nuevo Maestrazgo de Santiago que
cae en la demarcaciòn de la gobernaciòn de la go bernaciòn
de el muy ilustre Señor don Pedro de Valdivia gobernador

94
perpetuo e capitàn perpetuo e Capitán General en este
Reyno de la Nueva Extremadura para su Magestad a veynte
y uno del mes de mayo de mil quinientos cincuentra y tres
años en presencia de mi Gaspar de Medina escribano Mayor
del Juzgado del muy magnífico Señor General Francisco de
Aguirre en la Plaza Pública de esta ciudad estando presente
Diego de Torres y Francisco de Valdenebro Alcaldes Hordina
rios e otros muchos vecinos y soldados por voz de Rro drigo
pregonero se pregonó esta provisión desta parte y desta
conthenida después de aver preatado el dicho Señor General
Francisco de Aguirre en el dicho Cabildo el dicho General
Francisco de Aguirre por Capitán General e Teniente de Go
bernador como en la dicha Provisión se contiene al cual el di
cho pregón fueron presentes ansí mismo por testigo Rrodrigo
de Aguirre Alferez General a Diego de Carmona y Miguel
López en esta dicha ciudad paso ante Gaspar de Medina...”

Ciudad de Salta del 16 de abril de 1582


En este valle de Salta a los 16 días del mes de abril de 1582, estan do
su señoría el Ilustre Señor Licenciado Hernando de Lerma, Gobenador
y Justicia Mayor de estas Provincias de Tucumán y sus dependencias,
habiendo venido a este asiento para poblar en nombre de S. M.
una ciudad, y estando Su Señoría el Señor Gobernador en el dicho
Asiento, en presencia de todo su campo, capitanes y soldados, dijo:
que por cuanto es notorio en esta Gobernación y Provincias del Tu
cumán, Su Señoría el Señor Gobernador ha venido a este valle y
asiento con campo formado y gente de guerra, a la conquista de
los naturales de este valle de Salta, Jujuy, Calchaquí, Pulares, Co
chinota, Omahuaca e todos los demás circunvecinos e comarcanos,
que son de guerra e revelados contra el servicio de S. M.; e para po
blar en su real nombre una ciudad e pueblo de Españoles, para
que su real corona vaya en acrecentamiento, y los dichos naturales
vivan en política e tengan doctrina e reconocimiento de la palabra del
Santo Evangelio, e cosas de nuestra santa fé católica......: el sitio mas
cómodo e conveniente e mejor asiento para asentar e poblar esta
dicha ciudad; asi por la mucha abundancia de tierras fértiles para

95
estancias e semen teras, pastos, viñas e huertas de recreo que parece
tener, como por estar entre dos ríos, el uno llamado de los Sauces y el
otro de Ciancas, y prometer otras muchas buenas esperanzas. ......Y
como así pasó su Señoría el Sr. Gobernador pidió testimonio a mi el
presente Escribano para informar a S. M. e a su Virrey del Perú e Rea
les Audiencias, y firmó de su nombre- El Licenciado Hernando de Ler
ma. Por ante mi Rodrigo Pereira.

Ciudad de San Salvador de Jujuy


Hoy no existe una acta ùnica notarial del establecimiento de su A
siento, pero si varias que cumplen con los requerimientos de la Co
rona en cuanto a denominaciòn del nuevo asiento, y de los exis
tentes en el àrea y caracteristicas geogràficas, palo, picota y rollo, el
ideario del Rey y de la Iglesia, y la celebraciòn de una misa como ac
to posesorio y pedir oposiciòn del acto a los presentes

" Que es notorio en esta dicha provincia el ha venido es este di cho


Valle de Jujuy y asiento donde está con ella a poblarla y conquistar
los naturales que están de guerra rebeldes contra el ser vicio de su
majestad para que su real corona vaya en acrecentamiento de la
palabra del santo evangelio y cosas de nuestra santa fe católica y
reciban el santo bautismo y cesen los robos,, muertes y daños....." "si
había alguna persona que contradijesen el dicho asiento y juris
dicción" “ los participantes se dirigieron al templo para asistir a misa
en "señal de posesión de la dicha iglesia y sitio de ella"

Ciudad de Còrdoba de la Nueva


Andalucìa- 1573
―En el nombre de la Sanctissima Trinidad, Padre, Hijo y Espiritu Santo, un
solo Dios Verdadero y de la Gloriosa Virgen su madre, nuestra Señora, al que
toma por abogada y al bienaventurado apostol Santiago, Patron de las Es
pañas. Estando en el asiento que en la lengua destos yndios se llama Quis

96
quiçacate, en seys dias del mes de julio, año del naçimiento de nuestro Sal
vador Jesucristo de mil y quinientos y setenta y tres años, dia de la otava del
Señor San Pedro, Principe de la Yglesia Romana. El muy Ylustre Señor Don
Geronimo Luis de Cabrera, Governador y Capitan General y Justiçia Maior
destas Provinçias de Tucuman, Juries y Diaguitas y de lo demas desta parte de
la cordillera, por Su Magestad, en presençia de mi, Francisco de Torres, Es
crivano de Su Magestad e Mayor desta Governaçion, su Secretario y testigos a
qui contenidos, dixo que por quanto las cosas que tienen principio y funda
mento en Dios Nuestro Señor permaneçen y se aumentan e las que no son
prinçipiadas en su Santo Nombre se acaban y deshazen, le encomienda la fun
daçion desta nueva çiudad e la pasy!caçion de los naturales destas Provinçias
para que su Divina Magestad los traiga a verdadero conoscimiento de nuestra
Santa Fe Catolica y en ellas se les predique el Sagrado Evangelio que en
nombre de Su Magestad, por virtud de sus Reales Provissiones y poderes que
para ello tiene, que manda se pongan con estos autos por cabeça del Libro de
nueva çiudad que puebla y funda en este
Cabildo desta
dicho asiento, çerca del rio que los yndios llaman de Suquia y el dicho
señor Gover nador le a nombrado de San Juan por llegar a él en su dia y por
ser el sitio mas conveniente que a hallado para ello y en mejor comarca de los
naturales y en tierras valdias, donde ellos no tienen ny an tenido
aprovechamiento por no te ner sacadas açequias en ellas por tener mucha
abundançia y mejores tierras e aver en el dicho asiento las cosas neçesarias y
bastantes e su!çientes que han de tener las çiudades que en nombre de Su
Magestad se fundan, como son dos rios caudales que tiene en termino de tres
leguas de muy escoxidas aguas, con mucho pescado y que el uno alcança a
entrar en el Rio de La Plata, donde a de tener puerto esta çiudad para
contratarse por el Mar del Norte con los / Roto: Reynos / de Castilla y esta en
el dicho puerto a poco mas de veynte / Roto: leguas de aqui / e ser el dicho
asiento sano de buen temple y / Roto: abundante de mo tes para leña y piedra
y cal y madera e tierras para eredamientos e dehesas para pastos de ganados y
mucha caça e partiçipa a dos leguas de la sierra y cordilleras a do se an hallado
muestras de todos generos de metales, por donde se ampliara la

97
Corona Real de Castilla e quintos de Su Magestad / Al margen: Nombre
destas Provinçias / que nombraba y nombro a estas dichas Provinçias la Nueva
Andaluzia / Al margen: Nombre desta çiudad / e a la çiu dad de Cordova y
como leal vasallo de Su Magestad y en señal de poblazon e fundaçion, en
nombre de la Magestad Real del Rey Don Felipe nuestro señor, mando poner e
puso un arbol sin rama ni hoja, con tres gaxos por rollo e picota e dixo que
mandava e señalava ally fuese la plaça de la dicha Ciudad de Cordova e que
en este lugar se execute la Real Justiçia publicamente en los malhechores, el
cual dicho rollo e picota quedo puesto e hincado donde el di cho señor
Governador mando e señalo, el cual puso mano a la espada que tenia en la cita
y desnuda corto ramas de un sauze e las mando de una parte a otra en señal de
la poseçion qeu tomava y tomo en nombre de la Magestad Real de la dicha
çiudad y Provinçias de la Nueva Andaluzia e de como la a tomando en el
dicho real nombre sin ninguna contradiçion, diziendo ay alguna o algunas
personas de los questan presentes que me contradigan lo susodicho, los quales
dixeron que no y lo pidio por testimonio e lo !rmó de su nombre syendo
testigos el Muy Magni!co Muy Reverendo Señor Francisco Perez de Herrera,
Cura y Vicario de todos los españoles e naturales questan en el exer cito de su
Magestad e el Capitan Don Lorenço Xuarez de Figueroa, Alferes Ge neral del
dicho Real Exercito y el Capitan Juan Perez Moreno, Sargento Maior del
dicho Real Exercito y Hernan Mexia Mirabal y Alonso de Contreras y
Rodrigo Fernandez y Juan Rodriguez Juarez y Blas de Rosales y Diego Her
nandes y Pedro de Ludueña y roman de Chaves y Anton Berru y Juan de Cha
ves y Nuño de Aguilar y Juan de Villegas, residentes en el dicho Real
Exercito. Don Geronimo Luis de Cabrera / Rubricado / Ante my Francisco de
Torres / Rubricado / Escrivano de Su Magestad. E luego el dicho señor
Governador dixo que en nombre de Su Magestad / Roto: dava e dio a / esta
dicha çiudad jurisdiccion privativa de / Roto: todas las otras / çiudades, villas
e lugares de Su Magestad que‖

98
Ciudad de Buenos Aires- 1580
En el nombre de la Santísima Trinidad, padre é hijo y Espíritu
Santo, tres personas y un solo Dios verdadero, que vive y reyna
por siempre jamás amen, y de la gloriosísima Virgen Santa Maria,
su madre, y de todos los santos y santas de la corte del cielo, yo
Juan Garcia Garay, teniente de Governador y Capitan General y
Justicia mayor y alguacil mayor en todas estas provincias, por el
muy Ilustre el Licenciado Juan de Torres de Vera y Aragon, del
Consejo de su magestad, y su oidor en la Real Audiencia de la
ciudad de la Plata en los Reynos del Pirú, Adelantado y
gobernador y Capitan General y justicia mayor y alguacil mayor
en estas dichas provincias del Rio de la Plata, por la magestad
Real del Rey don Felipe nuestro señor, conforme y al tenor desus
Reales provisiones y capitulacion, dadas y hechas con el muy
Ilustre señor adelantado Juan Ortiz de Zárate, difunto, su an
tecesor, y por virtud de la cláusula de su testamento y dis
posicion por lo cual le sostituyó y eligió por sucesor segun que to
do mas largamente por las dichas escrituras consta, á que me re
fiero: digo, que en cumplimiento de lo capitulado y asentado con
su magestad por el dicho señor Adelantado Juan Ortiz de Zárate,
y en lugar del dicho señor Adelantado Juan de Torres de Vera y
Aragon, su sucesor, y en nombre de la magestad Real del Rey
don Felipe nuestro señor, hoy sábado, dia del señor San Bernabé,
once dias del mes de junio del año del nacimiento de nuestro
señor Jesucristo de mil y quinientos ochenta años, estando en
este puerto de Santa Maria de Buenos Ayres, que es en la
provincia del Rio de la Plata, intitulada la nueva Vizcaya, é fundo
en el dicho asiento é puerto una ciudad, la cual pueblo con los
soldados y gente que al presente tengo, é traido para ello, la
yglesia de la cual pongo su advocacion de la Santísima Trinidad,
la cual sea é ha de ser yglesia mayor é perroquial, contenida y se
ñalada en lata que tengo fecha de la dicha ciudad y la dicha ciu
dad mando se intitule la ciudad de la Trinidad por que conforme á
derecho en las tales ciudades alliende de los governadores y jus
ticias mayores, á de haver alcaldes ordinarios para que hagan y
administren justicia, y regidores para el govierno y otros oficiales
y en nueva poblacion, á mi como justicia mayor me compete el de
recho de coelegir y establecer y nomerar y señalar y dar principio

99
de su año y señalar el remate y dia en que han de acabar y ser o
tros elegidos; por tanto, acatando las calidades, abilidad y cris
tiandad de vos, Pedro Ortiz de Zárate, por Gonzalo Martel de Guz
man, conquistadora y pobladora desta ciudad y puerto é pro
vincias, vos señalo y nombro por tales alcaldes ordinarios; y ansi
mesmo á vos Pedro de Quiros y Diego de Lavarrieta y Antonio
Bermudez y Luis Gaitan y Rodrigo de Ibarrola y Alonso de Es
cobar por Regidores desta dicha ciudad, á los cuales y á cada u
no de ellos doy entero poder, cumplido, en lugar del dicho señor
Adelantado y en nombre de su Real Magestad, para que usen sus
oficios conforme á las leyes y pracmáticas de su magestad, y los
dichos Alcaldes hagan justicia asi de oficio como de pedimento
de partes segun y como y tan copiosamente lo hacen é usan y
ejercen los dichos oficios en las otras ciudades, villas y lugares
dellos Reynos y Señorios de su magestad, é les sean á los unos y
los otros guardadas las gracias, honrras é franquezas y libertades
y exenciones á los que tales oficios tienen, les suden ser guar
dadas y les sean acodidos con sus salarios ó derechos conforme
á las leyes é pracmáticas y aranceles de su magestad, en nuevas
tasaciones fechas en estas provincias por los governadores de
ellas; que para todo lo susodicho y lo á ello anexo é dependiente
é concerniente, les doy entero poder cumplido con todas sus inci
dencias y dependencias y con libre y general administracion, y
mando á los caballeros, escuderos, soldados y hombres buenos
deste Real, los hayan y tengan y obedezcan por tales, so las
penas en derecho establecidas ó por que segun costumbre en
muchas ciudades se tiene por estilo vacar los dichos oficios el
dia de San Juan de cada un año, por la presente establezco é
mando que los dichos oficios vaquen el dia de San Juan, de junio
del año próximo venidero de ochenta y uno, y por la mañana el tal
dia antes de misas mayores se junten á cavildo los dichos Alcal
des y regidores, todos los que hubiese é pudiesen ser abidos en
esta ciudad, é voten é elijan nuevos Alcaldes é Regidores para el
año siguiente que les sucedan en los dichos oficios, y los que
conforme á derecho por la dicha eleccion fueren electos, sirvan
los dichos oficios por el año siguiente en fin del cual se guarde la
órden dicha; y asi vaya cada un año graduandose la dicha órden,
para siempre, en tal manera que su magestad sea servido y esta
ciudad y vecinos y conquistadores estantes é abitantes sean te
nidos en justicia, con tanto que los dichos alcaldes y Regidores

100
ante todas cosas hagan azetacion de los dichos oficios y la
solenidad del juramento que en tal caso se requiere, en fé de lo
cual hize é hago la presente escritura de ciudad é señalamiento
de justicia y Regimiento ante el presente escribano é testigos que
fecho en el dicho dia mes y año susodicho: testigos, Antonio To
mas y Anton Higueral y Pedro Hernandez y otras muchas perso
nas é pobladores que estaban presentes, el cual dicho seña
lamiento digo, que hago de ciudad y sitio en esta parte é lugar, a
tento que es el mejor que hasta hagora hi hallado y le hago con re
servacion que en mi hago, y de los otros capitanes que suce
dieren en esta ciudad, que si se hallare otro que mejor sea asi Hi
gueral y Pedro Hernandez y otras muchas personas é pobladores
que estaban presentes. el cual dicho señalamiento digo, que hago
de ciudad y sitio en esta parte é lugar, atento que es el mejor que
hasta hagora hi hallado y le hago con reservacion que en mi ha
go, y de los otros capitanes que sucedieren en esta ciudad, que si
se hallare otro que mejor sea asi para el puerto como para la
comunicacion de los naturales, para que sean comunicados con
menos trabajo é mas en servicio de su magestad, la pueda é pue
dan remover é mudar esta dicha ciudad al tal sitio y lugar, con a
cuerdo de los Alcaldes y Regidores que aquella sazon hubiese en
esta dicha ciudad, y asi lo dijo y declaró y mandó — testigos los
dichos.
Juan de Garay Pedro de Jerez, Escribano público y de gover
nacion.

Ciudad de Arequipa-Perú
Villa Hermosa de Nuestra Señora de Asunta-15 de agosto de 1540

"E después de lo susodicho, en el valle de Arequipa, a quinze dias del mes


de agosto de mill e quinientos e cuarenta años el muy magnífico señor Garcí
Manuel de Carbajal teniente e capitan por el ilustre señor Marqués Don
Francisco Pizarro governador en estas provincias por su magestad, en
cumplimiento del manda miento de dicho señor governador anduvo por el
dicho valle de Arequipa, e se informó del asiento más conveniente e sano e
de menos perjuicio de los naturales; e abiéndolo visto según dicho es, dixo
que en nombre de su magestad e del dicho señor governador Don Francisco

101
Pizarro e en su real nombre, fundaba e fundó la dicha Villa Hermosa en el
Valle de Arequipa, en la parte de Collasuyo, donde su Señoria mandó,
encima de la barranca del rio, del dicho valle; e su merced en la cruz en el
sitio que viene señalado para iglesia, e ansi mismo puso la picota en la plaza
de la dicha villa, lo que dixo que hacia e hizo en nombre de su majestad y del
dicho señor govemador en su real nombre como dicho es e por posesión, e
ansi fecho su merced mandó pregonar e fue pregonando que los vezinos e
otras personas que tienen solares en la dicha villa hermosa los pueblen e
edifiquen sus casas en ellos dentro de seis meses cumplidos primeros
siguientes so las penas que el señor governador manda e ansi fue
pregonado publicamente por vos Pedro Ires pregonero público e su merced
lo firmó de su nombre .....”

Los pueblos Barco I, Barco II y Barco III, debieran


tener cada uno de ellos su respectiva Acta
Constitutiva de Asiento o Fundaciòn, sea que
estén dentro o fuera de su distrito. Vèase el
traslado de Antioquìa
Pero muy significadamente transcribo tambièn al Acta de
Refundaciòn de Antioquìa por su mismo conquista dor del 7
de septiembre de 1542, donde se aprecia la contradicciòn con
la libertad que el pradista trata a la travesìa de Nùñez de Pra
do sembrando pueblos a su paso por el Tucumàn. En Capìtulo
II doy el caso similar de la Refundaciòn de Arserma. Explica
tambièn la carencia de formalidad de este Capitàn, vièndose
en esta pàgina los pasos legales y el cuidado en cambiar de a
siento de un sitio a otro dentro de su propia demarcaciòn, y
como ir a cada paso redactando su propias actas de Funda
ciòn, tàl como era la opiniòn de nuestro historiador Gargaro

ACTA DE REFUNDACIÓN DE LA CIUDAD


DE ANTIOQUÍA- 1542

102
“En la prouncia de nori terminos de la ciudad de antiochia desta governacion de po
payan destas partes de las yndias del mar oceano jueves a siete dias del mes de
setiembre año del nacimiento de nuestro señor Jesucristo de mill e quinientos e
quarenta e dos años El mui magnifico señor capitan teniente de governador y capitan
de la cibdad de antiochia e sus terminos e su jurisdicion por el Ilustre señor ade
lantado don sebastian de belalcacar governador e capitan general de la prouincia de
popayan e sus pouincias por su Magestad en presencia de mi andres perez escriuano
de sus magestades e su notario publico de los sus Reynos e señorios e de los testigos de
yuso escritos el dicho señor capitan e teniente de governador susodicho dixo esta
Razon o por palabra en la manera siguiente:

“escriuano dadme por testimonio signado de vuestro signo en manera que haga fee e a
los señores ruego me sean testigos y digo que por cuanto por el capitan Jorge Robledo
en nombre de su Magestad y en nombre del dicho señor governador don sebastian de
belalcazar como su teniente y capitan fundo (Fo 32) en la prouncia de bexico esta
cibdad de antiochia la qual fundo con aditamento que hallandose otro mejor asiento e
sitio en los terminos de la dicha cibdad se pudiese mudar y tornorse a fundar segun
que mas largamente se contiene en la fundacion primera por el dicho capitan Robledo
hecha que esta en este dicho Libro de Cabildo de la dicha cibdad y agora aviendose
hallado otro mejor asiento e sitio en los terminos de la dicha cibdad de muchas tierras
y exidos y pastos y montes y leña y agua con parecer de los alcaldes y Regidores de la
dicha cibdad conformandome con los poderes e ynstrucion que para los susodicho
tengo de su Señoria del dicho señor governador presentados en este dicho libro y con
parecer de todos los demas vecinos y pobladores y conquistadores desta dicha cibdad
estando en esta dicha prouncia de nori en un llano cavana en medio de dos Rios
pequeños que vienen de la sierra a trecho el uno del otro el dicho llano el dicho señor
capitan de teniente de (Fo 32v) governador susodicho hizo hazer vn hoyo y alli por
sus propias manos puso e metio vn madero grande y dixo pidiendome por testimonio a
mi el dixo escriuano en la manera susodicha como en nombre de su Magestad el Rey
Emperador don Carlos nuestro señor y en aumento de la Corona Real de Castilla y
del Ilustre señor Adelantado don sebastian de belalcazar governador e capitan general
destas prouncias e governacion de popayan etcetera por su Magestad e por virtud de
los poderes que de su Señoria del dicho señor governador tengo pongo aqui este
madero en señal de posesion para que en este dicho llano fuese pasada a Refundada la
dicha cibdad de Antiochia e asi la fundaua e Refundo y mando que alli fuese edificado
y el dicho madero dixo que señalaba y señalo por picota para que en ella fuese
executada la Justicia Real de su Majestad y fuese la abocacion de la yglesia mayor de
la dicha cibdad la abocacion de nuestra señora (Fo 33) de la concecion y dixo que
tomaba y tomo la posesion cevil e criminal e natural corporalmente de la dicha cibdad
e que aquí hazia e hizo la fundacion y Refundacion la qual dicha posesion tomo quieta
y pacificamente sin contradicion alguna que le fuere dicha ny hecha por alguna
persona e pidiolo ante mi el dicho escriuano por testimonio la qual dicha fundacion
dixo que hazia e hizo con el aditamento que si al dicho señor capitan y teniente de
governador susodicho y al Cabildo desta dicha cibdad le pareciere que la dicha cibdad
se debia mudar e pasar a otra parte dentro de sus terminos dexando por mejor do
tuviese mejor asiento E otras cosas particulares que como tal cibdad Requiere tener e
los vecinos e conquistadores e pobladores Recibieren honra y prouecho y quietud y los

103
yndios naturales de las tierras comarcanas menos daño que la pudiesen mudar e
muden (Fo 33vo) en aquella parte que mejor fuese sin que por ello caigan en pena
alguna ni dello les pare perjuizio ninguno e lo pidio por testimonio. testigos que fueron
presentes martyn bocanegra e grauiel de barrionuevo alcaldes hordinarios de la dicha
cibdad e francisco Zambrana e alexo de san miguel e Juan de bustamente e Juan
torero e diego hernandez e diego maldonado Regidores della e martyn de eras e
goncalo martyn E Juan de lele e diego sanchez e francisco barahona e Juan de aldana
vecinos e conquistadores de la dicha cibdad e otros muchos e el dicho señor capitan E
teniente de governador susodicho lo firmo de su nombre. ysidro de tapia”

Uso de los términos Poblador y


Fundador en los expedientes de
Probanzas de Méritos y Servicios en la
Real Audiencia de Charcas,
jurisdicción a la que pertenecía el
Tucumán, y en la creación de Colegios
religiosos y Capillas
Se han consultado en Archivo 1450 expedientes de Acuer
dos de Oydores sobre informaciones de Méritos y Servicios,
y los que transcribo son los únicos expedientes existentes de
los que resulta que en ninguno de ellos usan la voz Funda
ción o Fundador, Son:

43 entre otra cantidad igual, expedientes de actos y la voz de


Descubrimientos, Poblamiento y Pacificación, de los que co
pio solo algunos de ellos
2 expedientes de Fundación de ciudad de Reyes y Paspaya

104
11 expedientes de Fundaciones de Colegios religiosos, Mo
nastarios, Capilla y Conventos

JUAN PÉREZ DE ZURITA


―Vista en este Real Acuerdo de Justicia...a pedimento de Juan Pérez
de Zurita, consta por ella ser muy antiguo en estos Reynos y desde
tiempo que está en ellos, y en otras partes, aver servido a Vuestra
Magestad, así en las tocantes a la guerra como en oficios de justicia
que ha tenido con mucha lealtad y fidelidad...‖ 6 de hebrero de 1584

MAESTRO DE CAMPO JUAN JUÁREZ


BABIANO
―A pedimento...consta haver sido en las guerras en el valle de Cal
chaquí de cavo y capitán General de la Caballería y Maestro de Cam
po...siendo conquistradores y muy nobles. Que el es hijo legítimo de
Juan Rodriguez Juárez Babiano y María Villarro el...‖ 22 de noviem
bre de 1642

MARTÍN DE ALMENDRAS
―...a pedimento de Martín de Almendras, por si y en nombre de sus
hermanos, se ha hecho Ynformaciuon de los servicios que el Gene
ral Matín de Alñmendras, su padre y por su abuelo Per Alvarez de
Holguín....consta por ella aver sido de los primeros que entraron en
el Reyno, que sirvieron a Vuestra Magestad calificadamente sierndo
capitanes y generales de ejercitos....averse hallado en conquistas, des

105
cubrimiento y otros servicios en esta tierra....‖ 23 de septiembre de
1585

CONTADOR GARNICA
Vista.... consta por ella que Nicolás de Garnica a servido a Vue tra
Magestad de muchos años a esta parte, en las gobernaciones de Tu
cumán y Chile en la conquistra y pacificación de ellas...‖ 16 de sep
tiembre de 1585

DON GONZÁLO DE CABRERA- REBEL


DE DECAPITADO
―Conforme....hijo de Gerónimo Luis de Cabrera, gobernador que fué
de las provincias del Tucumán....y casado con una hija de Juan de
Garay, teniente general que fué de gobernacior en las provincias del
Río de la Plata, que sirvió tan bien a Vuestra Ma gestad, con mucho
cuidado y diligencia y murió en su officio...‖
2 de septiembre de 1585

GONZALO MEXIA DE FIGUEROA


―Por el orden...ymitando a su padre e abuelos, consta aver servido a
Vuestra Magestad principalmente y con buen lustre en la paci
ficación y allanamiento del Reyno de Chile... 15 de hebre ro de 1585

GERÓNIMO DE HINOJOSA
―A pedimento....su padre, consta por ella aver servido muy bien a
Vuestra Magestad con mucho lustre y como honbre principal, y aver
muerto en servicio de Vuestra Magestad en el descubrimiento y paci

106
ficación de las provincias de Tucuman y Río de la Plata, donde le
mataron siendo Maestre de Campo....‖ sin fecha

DON ÁLVARO DE CHÁVEZ


―a PEDIMENTO... HIJO LEGÍTIMO DEL General Ñuflo de Cha
vez, se ha rrecivido información,los servicios de su padre an hecho a
Vuestra Magestad en este Reyno, y en las provincias del Río de la
Plata y en la Santa Cruz de la Sierra que conquistó y pobló... y en
cuarenta años que rresidió en estas partes hasta que murió sirvien
do...siempre se ocupó en conquistas, desc brimientos, pacificación y
allanamiento de la tierra con sus armas -19 de henero de 1589

EL CAPITÁN FERNANDO DE SALAZAR

―A pedimento.....consta que que el año de milquinientos y cin cuenta


vino al descubrimiento y población de la provincia del Río de la Pla
ta...‖ 19 de mayo de 1589

HERNÁN MEXIA MIRABAL

―A pedimento de Hernán Mexía de Mirabal, vecino de la ciudad de


Santiago del Estero en la provincia de Tucumán, se rresivió..
ocupándose en descubrimientos, conquistas y población y ser uno de
los primeros que entendieron en descubrir, conquistar y poblar las
provincias del Tucumán con el general Juan Núñez de Prado e
ayudó a poblar la ciudad de Santiago del Estero y otras ciudades e
poblaciones...‖ 23 de marzo de 1589

DON DIEGO DE PERALTA CABEZA DE


VACA

107
―A pedimento....vecino de la ciudad de la Paz, hijo legítimo de
Diego de Peralta, difunto y de doña María de Robles...acerca de los
servicios que el Diego de Peralta su padre, y él an hecho a Vuestra
Magestad...., y pareze que el dicho Diego de Peralta sse hallo con el
marqués don Francisco Pizarro en la fundación e población de la ciu
dad de Reyes...‖. Único documento en casi 200 primeros años de
Yndias en que usan este término Fun dación. Y, por estudios que
tengo hechos sobre el Perú, Diego de Peralta Cabeza de Vaca, su
padre, llega un día después de la ceremonia fundacional de Reyes,
no siendo por ello otro de los ―trece de gallo‖ tan disputados en Pe
rú, tal como sucede con Pra do y Aguirre aquí en Santiago

CAPITÁN JUAN LADRÓN DE LEYBA

― De pedimento...le encomendaron la población de una villa en el


valle que le llaman de Paspaya, fronteras de los indios Chirigua nes
la qual fundó e pobló y a asistido a ella con gente para su de fensa...‖

GOBERNADOR HERNANDO ARIAS DE SAAVEDRA

―Por parte de....nació en la dicha provincia y desde que tubo edad se


ha ocupado en las guerras, conquistas y pacificaciones de los in
dios.... tibo a su cargo dos veces la gobernación de aquellas pro
vincias...esta casado con hija del General Juan de Garay, que tam
bién sirvió a Vuestra Magestad en las dichas provincias...‖- 3 de di
ciembre de 1601

GOBERNADOR GONZÁLO DE SOLÍS


HOLGUÍN

108
―Por parte....es persona benemérita y que además de Aver ayudado
mucho en la población de la ciudad de San Lorenzo el Real de la Ba
rranca que es de la probincia de Santa Cruz de la Sie rra...‖- 26 de
diciembre de 1603

DON DIEGO DE ZÁRATE

―Por parte..a pedimento de don Hernando de Zárate, cavallero del há


bito de Santiago, su tío, hermano de...consta haber servido el uno y o
tro a Vuestra Magestad en casos o cosas muy ympor tantes...‖.

GOBERNADOR FELIPE DE ALBORNÓZ


―Gobernador de las procincias del Tucumán... que se podrá la paci
ficación y población, y de lo demás...‖ 23 de hebrero de 1634

DON PEDRO DE VELASCO


―El maese de campo don Pedro Ramírez de Velasco, presento en es
ta Real Audiencia...y de Juan Ramírez de Velasco, su padre...consta
que Juan Ramírez de Velasco fué Gobernador de las Provincias del
Tucumán y Paraguay en que sirvió a Vuestra Ma gestad y que en la
provincia del Tucumán pobló tres ziudades como fueron la de la Rio
ja, Sant Salvador de Jujuy, la de las Juertas...y que a título de Po
blador le fueron encomendadas a Juan Ramírez de Velasco, los
indios de el pueblo de Famatina jurisdicción del de la ciudad de la
Rioja...‖ La Plata, 12 de marzo de 1637

DOCTOR ADRIÁN CORNEXO

109
―Información...hijo legítimo de Capitán Adrién Cornejo y de doña
Catalina Cortés, vecinos feudatarios de la ciudad de Córdoba en
Tucumán y nieto de los Conquistadores Pedro Moyano Cornexo y
Pedro Cornexo Díaz Cortés, conquistadores y pobladores de algu
nas ciudades de aquella nación y Reyno de Chile...‖ 30 de mayo
1565

110
FUNDACIONES DE
COLEGIOS,
MONASTERIOS,
CAPILLAS Y
CONVENTOS
Éstas, que requerían licencia previa para entrar en fun
ciones, tambíen debían tener el patrón aportante de fon dos
para su sostenimiento, tal cual hoy así existen

7 de septiembre de 1596
FRAY CHRISTÓVAL DE CHÁVEZ

― De pedimento del presentado Fray Christóval de Chávez,


rreligioso del Orden de Nuestra Señora del Cármen, gra
duado en Santa Teología se recibió información con ci tación
del Fiscal de Vuestra Magestad en esta Audiencia, por ella
consta que por rrecados bastantes del Vicario Ge neral de las
Provincias de España confirmados por el ge neralísimo de
su orden vino por Vicario a Nueba España e a estas partes
del Perú y para poder fundar conventos de su orden y rreco
jer a ...

111
7 de septiembre de 1596

LOPE RUIZ LUZERO


―Conformele encargó fundase en los valles de Guaicoma una
parrochia, como lo hizo y sacó a mucha costa y...‖ 10 de he
brero de 1597

LICENCIADO DON FRANCISCO DE


SALZEDO
FUNDA COLEGIO A COMPAÑÍA DE SAN MIGUEL DE
TUCUMÁN

―Por parte de...con citación del fiscal de Vuestra Mages tad y


por ella consta haber sido Tesorero de la Iglesia Ca tedral de
la Provincia de Tucumán y Provisor y Visitador en ella y
Comisario del Santo Oficio y haver edificado con costa de
su azienda la Iglesia de Santiago del Estero y fundado un
Colegio de la Compañía en Sant Miguel de Tucumán...‖

CONVENTO DE SANT AUGUSTÍN DE


CHARCAS

―Por cédula....a 11 de marzode 1608, se manda enviemos rela ción


del tiempo que a que se fundó el Convento de San Agustín de esta

ciudad y con que patronazgo y que renta tiene y si es bas tante para
sustentare religiosos...consta que dicho convento tiene una renta de

112
4.000 pesos que se cobran mal y a mucha quiebra...sustenta a 15 o
20 religiosos...que se fundó hace cincuenta años y no ha tenido ni
tiene patrón...‖ 20 de hebrero de 1617

DOÑA MARÍA DE ZEBALLOS Y DOÑA


MARÍA MOGOLLÓN
―Por parte de doñaa María de Zeballos y Vera y doña María Mo go
llón de Ribera. Biudas, vecinas de esta ciudad, se presento petición
en esta Real Audiencia, diciendo que pqara servicio de Dios y bien
de estas provincias deseaban fundar un convento de la Orden de San
ta Clara y ser ellas las primeras religiosas. Y pidieron información
de los útiles de la dicha fundación y de la necesidad que había de di
cha fundacion para amparo de de muchas principales y virtuosas per
sonas, y de cómo las susodichas tenían bastante hacienda para ello
...‖ 11 de enero de 1627

YNFORME SOBRE LA FUNDACIÓN DE LOS PADRES DE


LA COMPAÑÍA DE LA VILLA DE TARIJA- 9 DE ABRIL DE
1690

Otros fundamentos a la
inoportunidad del uso del tèrmino
fundaciòn
―... Ley primera. Que las nuevas poblaciones se funden con las
calidades de esta ley..”

113
Es vàlido decir fundar, como verbo, para dar la idea de que al
quien ha hecho algo que valga destacar, pero no como adje
tivo o predicado dando mèrito con exclusividad a alguien so
bre un beneficio honorìfico o legal, excluyendo a otro interesa
do a esa misma dignidad, sin llevarlo a su plano jurìdico y sus
leyes aplicables. Esto es de obviedad manifiesta, salvo que el
legislador decida lo contrario

Fundaciòn es una voz comùn vàlida a usarla en la literatura no tèc


nica, pero que no podemos utilizarla para englobar a muchos Ins
ttutos de Derecho, como son: la Entrada, Descubrimiento, Capitula
ciòn, Conquista, Asiento, Perpetuaciòn, Poblaciòn y Pacificaciòn, a
quienes las Leyes del entonces, les dedican sus Capitulos se parados
con diversas condiciones para la comprensiòn de su natu raleza y pa
sos a darse para su concreciòn legal. Esto, salvo exprofeso, como en
este trabajo lo hago, para simplicar el cotejo entre dos corrientes de
creencias pradistas y aguirristas, en que los primeros la utilizan im
propiamente y con amplia suspicacia algunos, para impedir que se
vea las inconsistencias de los poblamientos ―a paso‖ de los Barcos,
llevando el diagnòstico teòrico a otros temas de distracciòn e inutili
dad a estos estudios

La figura jurìdica, lo digo repetidas veces, es el Descubrimien


to, la Comisiòn y Capitulaciòn, el Asiento, la Conquista o Po
blamiento y Pacificaciòn y el Patronato pero que evidente men
te son vocablos que incomodan al pradista, porque intu yen
que denota algo màs sustancioso que encontrar un acta no
tarial de fundaciòn que dicen extraviada, o que buscan una so
la acta por los tres a sentamientos – refutando a nuestro his
toriador Gargaro - explicado bajo otro tèrmino fantasioso de
la “metamorfòsis”, que es còmo explicar fenòmenos fìsicos
por experimentos medicinales, cuando los tres barcos han su
frido una transformaciòn material de 3 pueblos en uno solo,
ergo, lo que concluyen que necesitan encontrar solo una sola
Acta de Fundación o de un Solo Asiento, ya que èse asiento
encierra dentro de si, a los otros Barcos I y II. La historia dice
lo contrario

114
Esto puede argumentarse porque se ve que solo en el marco
històrico todo està permtido, porque es inimaginable que Juan
vaya a un juez, y alegàndole y explican do que su padre es el
mismo y metamorfoseado con otros dos padres, para que
Juan lleve la herencia de los tres señores fallecidos

Léase el acta de toma de posesión de Francisco de Aguirre


como Teniente de Gobernador de Pedro de Valdivia, con pre
gonero y demas condiciones de ley del 21 de mayo de 1553,
en calidad de interventor por Chile, encarcelando al intruso
Núñez de Prado, anterior a la nueva erección de la nueva
ciudad de” Santiago del Estero tierra de Promisión” a tres kiló
metros del Barco III, que la poblará con 60 hombres venidos
de Chile y a los que se sumarán otros 43 vecinos del Barco
III. Todo sin mujeres. Y digo interventor, porque Nùñez de
Prado, les guste o no a sus seguidores estaba como Teniente
de Gobernador de Pedro de Valdivia en el pueblo del Barco
III, que no es la ciudad vecina de Santiago del Estero sinò o
tra, mal que les pese a los pradistas

La nueva ciudad de Francisco de Aguirre, está por de más


probado documentalmente, que no ha sido erigida sobre los ci
mientos del Barco III, ni siguiera que se ha ya construido
expandiendo el trazado urbano de sus suburbios. Eran si duda
dos pueblos separados con una mayor distancia a la que hoy
existe entre la ciudad de la Banda y ésta de Santiago

Que les impide a los pradistas a admitirlo a Nùñez de como so


lo el fundador del o los Barcos, si es lo ùnico que el ha cami
nado y conocido? Tàn irracional serìa que los Aguirristas pre
tendan, aduciendo que se ha dado una metamorfòsis inversa-
que es el lenguaje de los pradistas- hacerlo a Francisco de
Aguirre tambièn fundador de los Barcos I y II que tampoco las
ha conocido o del Barco III que no le interesaba? Es el
proceso de metamorfòsis lo que hace esto posible, a opiniòn
de los pradistas?

115
O es la nostalgia a los hèroes de la mitologìa grecolatina, que
a estos recursos debìan acudir para alar a sus blancos caba
llos o mezclando seres entre animales y humanos, como ùnica
manera de explicar aquello que no encontraba sustento en la
razòn o realidad? Deberìa el pradista contar la historia de
nuestra ciudad en verso o prosa, y asì advertir y anticipar al
lector que la narraciòn va por cuenta de solo èl y de su arte,
como hace 400 años Gaspar de Oquendo “el poeta” ha escri
to en prosa nuestra historia del Tucumàn

Probanza de Mèritos y Servicios de


Juan Nùñez de Prado
Detengo y transcribo un curioso documento de 1566, en que
la imaginación tambien era frondosa en el Capitán Núñez de
Prado (R. Levillier dice ser éste un homonimo sin justificación
suficiente), pero, y no sé, si ha sido solo una inadvertencia de
los pradistas en no publicarlo, o porque lo daban por homó
nimo, para no pagar por el escándalo de la inverosimilitud de
su contenido y que descalificaba a este Capitán. Es una infor
mación de Méritos y Servicios inaudita, de Juan Núñez de
Prado y su cuñado Gómez de Tamayo. Es éste el que habla
por sí y por su cuñado y Núñez de Prado quién no suscribe.
Contra la ley, hace el informe en un distrito ajeno (*) a su
residencia y de donde habría dado servicios al Rey. Dicen ha
ber perdidos sus pruebas de Mèritos y Servicios por un se
cuestro fantasioso que sufren de los turcos, quienes les tiran
estos papeles al mar. O sea irrecuparables. Dice Tamayo que
ambos están en Guatemala o el Salvador desde hace 25 años.
Que es la primera vez que piden mercedes, los dos. Pero que
creo que es para que el Ad ministrador de la Real Audiencia
no busque los antecedentes de Núñez de Prado, que era “un
pròfugo de la justicia”. Que han sido regidores o Alcaldes los
dos o uno de ellos, sin aclarar. Dice que es imposible o de re
querir de hacer proezas para sostenerse hasta conseguir

116
estas pruebas, como sugiriendo que se desista de buscar las
pruebas de sus afirmaciones. Insòlita relaciòn en grupo

Los testigos eran honorables y letrados y callan lo que no se


les pregunta. Solo conociàn a Nùñez de Prado con 12 a 13
años atràs, tiempo que es ejeno a sus antece dentes del
Tucumàn. La narraciòn del encabezado sobre el secuestro
fantàstico en el mar y los papeles probatorios de sus servicios
echados al mar, no es parte de las declaraciones de los testi
gos. Corrìa por cuenta de Tamayo, su relator y de Nùñez de
Prado su cobeneficiario

Tambíen adviértase que Núñez de Prado calla sus méritos y


servicios prestados a la Gasca y Oydores de Lima por los Bar
cos I, II y III. Hoy, cuando doy a conocer el “levantamiento
en contra del Rey” en 1557 y su castigo del destierro de la am
plía región, no debe sorprendernos la autonegación que se ha
ce Núñez de Prado de su pasado en el Tucumán

Pero dicen los testigos, muy creibles, que este Núñez de Pra
do, a que lo conocen de hace 12 y 15 años atrás, -fechas que
debemos entenderlas como aproximadas-o sea desde que des
pues de arribar esta Capitàn al Tucumàn y de los años en que
ya nada tenìa que hacer aquì e irìa de vuelta a sus tierras
donde tenía su familia residiendo de antes, porque aquí nada
sabiamos de él y de su casa. Ni de donde venía y donde ha
sido su destino final. Y dice un testigo que Prado es de extre
madura, como efectivamente lo era de Badajóz en Extrema
dura. Todo curioso este documento, pero no de alguien que
desterrado por rebelde, de toda una vasta región y con temor
a tantos enemigos.

Núñez de Prado oculta y nada dice de los pueblos de los Bar


cos del Tucumán, siendo entendible, pero esto daría razón a
pradistas para alegar y atribuirlo a un caso de homonímia,
que con otra palabra “efecto telón” lo taparía

117
El acta se celebra en la villa de Madrid, cuando por ley debía
hacerse en el lugar de sus residencias o donde habrían tenido
sus méritos: Leyes Nuevas, Libro IV, Tìtulo VI. Es obvio esta
rareza, escondiendose de quienes lo conocían y que era impro
cedentes compensar economicamente a un traidor del Rey

(*) “...Los que pretcndicrcn fer gratificados den informaciones de lus


méritos y Servicios en la Audiencia del distrito,con citación de nuestroFiscal,
y villas, y conferidas, hagan merced,y gratifiquen en nucllro nombre a los que
tuvieren mas méritos,guardando en la graduación la ley 14. tit. 1 . lib. 5

Ellos tenían residencia en San Salvador-Guatemala.

Los servicios al Rey, los han cumpido en Salvador de Gua


temala y con la Real Audiencia de Confines en Valladolid de
Comayagua en Honduras

El investigador chileno Pablo Muñoz Acosta me dice “ “En va


rios documentos de la Segunda Serie, el susodicho Núñez de Prado,
aparece citado o referenciado. Yo diría que es el mismo. Fíjate, por
ejemplo, que uno de los testigos de Tamayo y Núñez, en Madrid, fue
Pedro Vizcarra, personaje conocido en Chile, especialmente en la
guerra de la frontera araucana...(Chile)”

Y los cargos de Regidor de Núñez de Prado, si es posible dado su


parentesco y amistades que estaban en esas posiciones en Guatemala

Constato que el testigo Francisco del Valle Marroguín, era vecino y pri
mer poblador de Guatemala, señalado en el Instituto Salazar y Castro
en “Índice de Insertos de XXV años” de A. B. de Valenzuela, como No
bleza de Guatemala. Regidor en 1571 en Santiago de Guatemala. Al
calde Mayor de Nicaragua. Juez Administrador de pueblos de Indios.
Procurador de la Villa de la Trinidad y amplias referencias suyas en el
Archivo General de Indias

118
El testigo Licenciado en leyes Pedro de Viscarra, de gran figuraciòn en
los estamentos de gobierno y de largo curriculum. Dos veces Goberna
dor provisorio de Chile, relator de Reales Audiencias de Quito y Lima
hasta 1564 y en 1590 Justicia Mayor de Chile y en muy viejo es procla
mado Gobernador de Chile después de 1590

Y Pedro de Abante de Casa y Gamboa, es probablemente el Regidor de


la Villa de la Trinidad en Nicaragua por esos años, llamado como Pedro
de la Casa, según documentos del Archivo de Indias.....CONT: pàg.121

TEXTO Y TRANSCRIPCIÒN DE ESTA INFORMACION

―...02 de octubre de 1566.

Gómez de Tamayo y Juan Núñez de Prado presentan información de


los servicios que han hecho en la provicia de Guatemala.

Muy poderoso señor:

Gómez de Tamayo, digo: que por orden y mandato de V.A, yo hice


esta averigua ción y probanza que con las personas que se han po
dido hallar aquí, de los mé ritos, calidad, y servicios de Joan Núñez
de Prado y míos, que esta que presentó, llegando yo a la costa de
estos reinos, me fueron robadas por los moros las informaciones que
traía conforme a lo mandado y ordenado por V.A,.: suplico a V. A,
mande ver lo uno y lo otro y atento lo mucho que perdido en este
viaje y haber de aguardar aquí de traer aquí las dichas informciones
sería perecer de hambre y necesidad, por me haber robado los dichos
moros todo cuanto traía, le tomaron las dichas probanzas y o tros
munchos papeles y se los echaron a la mar,V.A, provea y mande se
nos den cédulas de recomendación para que en aquellas provincias,
don de hemos residido y vivido, se nos de comer conforme a nuestra
calidad y servicios, en lo cual rescibiremos bien y merced. Gomez
de Tamayo

119
En la villa de Madrid, a dos días del mes de octubre de mill y qui
nientos y ssenta y seis años, ante el magnífico señor licenciado Pa
lominos, teniente de corre gidor de esta villa por S.M., é por ante mí
Pedro González de Vega, escribano del número desta villa, y de los
testigos de yuso escritos, pareció presente Gómez de Tamayo, es
tante en esta corte, e presentó el pedimento del tenor siguiente:

Muy magnífico señor:- Gómez de Tamayo, digo, que viniendo de la


provncia de Guatemala á estos reinos á suplicar se me hiciese mer
ced conforme a mis servicios, fui cautivo en la costa de estos reinos
por los moros, los cuales me tomaron y robaron las probanzas que
traía, y ansimismo, una de Juan Núñez de Prado, mi hermano, y me
conviene hacer de nuevo información de nuestras personas y cali
dad: a V.M., pido y suplico la mande recibir y darmela en pública
forma para usar della donde y como me convenga, é para ello, etc..

1. Primeramente, si conocen a los dichos Juan Núñez de Prado y Gó


mez de Tamayo.

2. Si saben que ha tiempo de veinte años, poco más o menos, que pa


saron á las dichas provincias de Guatemala, donde han estado re
sidiendo con sus casas po bladas.

3. Si saben que los susodichos son casados en las dichas provincias


de Guatemala, el uno con doña María de Bueno y el otro con doña A
na de Chávez, hijas de personas nobles y antiguos conquistadores e
pobladores de aquella tierra.

4. Si saben que todo el tiempo que los dichos Gómez de Tamayo y


Juan Núñez de Prado han residido en las dichas provincias se han
ocupado en servir a S.M., en lo subcedido en ellas y en lo demás que
se encargado y mandado por los gobernadores y Audiencia de aque
lla tierra, ansi en oficios como en otras cosas de mucha confianza e
trabajo.

120
5. Si saben que, así á causa de lo susodicho, como a causa no se les
hecho ninguna merced de tierra, los dichos Gómez de Tamayo y
Juan Nuñez de Prado han padecido y padecen pobreza y necesidad,
mayormente después de casados por la casa y familia que están obli
gados a mantener.

6. Si saben que los dichos Gómez de Tamayo y Juan Núñez de Pra


do, son hombres nobles, caballeros, hijosdalgo de casa conocida y
han vivido en las dichas provincias como tales con todo recogi
miento y virtud, é por tales han sido tenidos y habidos y comunmen
te reputados .

7. Si saben que los dichos Gómez de Tamayo y Juan Núñez de Pra


do, así respeto de sus personas y calidad é servicios como respeto de
la buena cuenta que han dado de loque se les ha encargado y
mandado, cabe en ellos cualquier merced que S.M., les haga, así en
indios como en oficios, como en otra cualquier cosa.

8. Ítem, si saben que todo lo dicho es público é notorio é publica voz


e fama.- Gó mez de Tamayo.

E así presentado, pidió lo en ella contenido e justicia.

El señor teniente la dio por presentada y mandó que de información


de lo contenido en el dicho pedimento, y dada, proveerá justicia,
etc.- Francisco Martínez.- Francisco de Vera, escribanos.-Ante mí-
Vega, escribano, etc.

En la villa de Madrid,á ocho días del dicho mes de octubre de mill y


quinientos y sesenta e seis años, ante mi el presente escribano e tes
tigos el dicho Gómez de Tamayo presentó por testigos al licenciado
Pedro de Viscarra y a Francisco del Valle Marroquín, vecinos de
Santiago de Guatemala, é a Pedro de Casa de Abante y de Gamboa,
vecino de la provincia de Honduras, de los cuales é de cada uno de
ellos fue rescibido juramento en forma de derecho, por Dios, nuestro
señor,e por la señal de la cruz, é tal como esta +, en que pusieron sus

121
manos dere chas, que dirían verdad de lo que les fuese preguntado, y
así lo hicieron, Dios les ayude, y al contrario se lo demandase, y al
fin del juramento, dijeron " si juro, e amen". Testigos que lo vieron
jurar: Cristobal Diez e Juan de Ugarte, vecinos desta villa. Ante mi.-
Vega, escribano, etcetera.

El dicho licenciado Pedro de Viscarra, vecino de la ciudad de San


tiago de Guatemala, estante en esta corte de S.M., testigo pre
sentado, é habiendo jurado é siendo preguntado por las preguntas del
dicho interrogatorio, dijo lo siguiente:

1. A la primera pregunta dio que conoce a los contenidos en la


pregunta, de vista é habla é trato y comunicación, de doce años á
esta parte.

Preguntado por las preguntas generales de la ley, dijo que es de edad


de treinta é cinco años, é que no es pariente, ni te tocan las gene
rales.

2. A la segunda pregunta, dijo: que el dicho tiempo que ha que los


conoce en la pegunta antes de esta, los ha visto residir a los suso
dichos en la ciudad de San Salvador de Guatemala con sus casas po
bladas y ser tenidos por pobladores de muchos años antes.

3. A la tercera pregunta, dijo saber ser los susodichos casados con


las personas que la pregunta dice, ls cuales eran tenidas por tales per
sonas nobles e hijas de conquistadores e pobladores de aquella tie
rra, como la pregunta dice.

4. A la cuarta pregunta, dijo que siempre este testigo residió en la


dicha provincia, siempre vido que los susodichos sirvieron á S.M.,
en lo que se ofreció y al tiempo de la tiranía de Juan Gaitán entendió
el testigo que, como personas principales de la dicha ciudad, tuvie
ron particular cuenta con el servicio de S.M.,

5. A la quinta pregunta dijo: que siempre este testigo ha visto


padecer necesidad al dicho Gómez de Tamaya, por no habérseles he
122
cho merced alguna ni tener indios de encomienda y que el dicho
Juan Nuñez de Prado, según la calidad de su personas, con lo que tie
ne no se puede sustentar, y por la mucha casa y familia que siempre
este testigo le ha visto sustentar.

6. A la sexta pregunta, dijo: que este testigo siempre ha visto y vido


tener a los susodichos por tales personas como la pregunta lo dice, y
como á tales los á visto vivir y tratarse, y ansí lo ha oído decir a
personas de su natural, y le ha visto vivir el dicho testigo con toda
cristiandad y irtud, sin haber oido decir cosa contraria.

7. A la séptima pregunta, dijo que por lo que han dicho en la pre


gunta antes desta e colegido de los susodichos, lo parece á este tes
tigo que cabe en ellos la merced que V.M., fuere servido dehacelles.

8. A la octava pregunta, dijo: que hice lo que dicho tiene y es la


verdad para el juramento que fecho tiene, é firmolo de su nombre.-
El Licenciado Viscarra.-Ante mí.- Vega, escribano.

El dicho Francisco del Valle Marroquin, vecino de la ciudad de


Santiago de Guatemala, estante en esta corte de S.M., testigo jurado
é presentado, é habiendo jurado por las preguntas del dicho pedi
mento, dijo e depuso lo siguiente:

1. A la primera pregunta, dijo: que conoce a los contenidos en la


pregunta, al Juan Núñez, de quince años á esta parte, é á Gómez de
Tamayo, de doce años de vistaé trato é comunicación.

Preguntado por las preguntas generales de la ley, dijo que es de edad


de cuarenta años, é que no es pariente, ni le tocan las generales y no
le competen.

2. A la segunda pregunta, dijo que desde el tiempo que dicho tiene


en la pregunta antes desta que conoce a los susodichos, sabe que son
vecinos de la ciudad de San Salvador, porque omo dicho tiene, los
conoce y á estado en sus casas pobladas, esto sabe de la pregunta, é
los ha comunicado.
123
3. A la tercera pregunta, dijo: que sabe la pegunta como en ella se
contiene y es y pasa como en ella lo dice, porquel dicho Juan Núñez
de Prado es caballero natural de extramadura, é por tal es habido y
conocido de muchas personas de la dicha ciudad de San Salvador

donde es vecino,my allí casado con la dicha doña Ana de Chávez,


hija de Juan de Medina y de doña María de Pallares, su mujer,
vecinos, conquistadores, é pobladores de la dicha provincia de Gua
temala; y el dicho Gómez de Tamayo, es casado con dona María de
Busto, hermana del dicho Juan Núñez de Prado, é los ha visto este
testigo hacer vida maridable, é ha visto a los vecinos de dicha ciudad
respetar al dicho Gómez de Tamayo, por persona de mucha calidad
muy hijodalgo, y en tal posesión está en aquella provincia; y esto
sabe de la pregunta.

4. A la cuarta pregunta, dijo: que es verdad que desde el dicho tiem


po que este testigo ha conocido a los dichos Gómez de Tamayo y
Juan Núñez de Prado, los ha visto servir a V.M., en oficios públicos
y ser alcaldes ordinarios y regidores en la dicha ciudad de San Sal
vador y en otras comisiones particulares en la Audiencia de los Con
fines que les h sido cometido en diversos tiempos como a personas
de tanta calidad; y demás desto, los ha visto este testigo siempre te
ner en sus casas muchos criados é buenos caballos y armas y estar á
punto para cada é cuando que se ofrezcan negocios tocantes al ser
vicio de S.M., como personas de tanta calidad; y esto sabe porque lo
ha visto y responde a la pregunta.

5. A la quinta pregunta, dijo: que sabe que, según la calidad de las


personas de los susodichos y la familia y casas que sustentan, no se
pueden comodamente sus tentar con la hacienda que tienen, y esta
sabe de la pregunta.

6. A la sexta pregunta, dijo que: por lo que dicho tiene en la tercera


pregunta é por la notoriedad que dello hay en la dicha provincia de

124
Guatemala, sabe que los dichos Gómez de Tamayo y Juan Núñez de
Prado, son hijosdalgo, de noble sangre y de casas conocidas, y en lo
que toca a la honestidad e recogimiento de sus personas, es cierto
que viven muy cristianamente, y esto es público y notorio, y sabe de
la pregunta.

7. A la séptima pregunta, dijo: que sabe que los dichos Gómez de Ta


mayo y Juan Núñez de Prado, y en cualquiera dellos cabrá cualquier
merced que S.M., sea servido hacerles y será en ellos la que se les
hiciere muy bien empleada, y esto responde a la pregunta.

8. A la octava pregunta, dijo: que dice lo que dicho tiene y es la ver


dad para el juramento que fecho tiene: é fírmelo de su nombre.
Francisco del Valle Marro quín. Ante mí.- Vega, escribano.

El dicho Pedro de Abante de Casa y Gamboa, vecino de la provincia


de Honduras, estante en estacorte, testigo, y jurado é presentado, é
habiendo jurado, é siendo preguntado por las preguntas del pedi
mento, dijo lo siguiente:

1. A la primera pregunta, dijo que conoce a los que contenidos en la


pregunta tre ce años á esta parte, de vista, é trato é conversación.

Preguntado por las preguntas generales de la ley, dijo que es de edad


de treinta é siete años, é que no es pariente de las partes, ni las
demás no le competen, e Dios ayude a decir verdad.

2. A la segunda pegunta, dijo: que dice lo que dicho tiene en la pri


mera pregunta é que es público é notorio que el dicho Juan Núñez de
Prado y el dicho Gómez de Tamayo son antiguos pobladores en
aquella tierra e vecinos e casados en la ciudad de San Salvador de la
dicha provincia, donde este testigo los ha visto é cono cido casados
con sus casas pobladas, y esto sabe porque lo ha visto, y responde a
la pregunta.

3. A la tercera pregunta, dijo este testigo que como tiene dicho tiene,
los conoció á los susodichos en la dicha ciudad, casados, el dicho
125
Juan Núñez de Prado con la dicha Ana de Chávez y el dicho Gómez
de Tamayo con la dicha María de Busto, hermana del dicho Juan Nú
ñez de Prado; a á todos los cuales el testigo tiene por tales personas
como la pregunta lo dice, porque son de los principales de esa ciu
dad, y como tales los ha visto sustentarse, y que esto es muy público
y notorio en aquella ciudad y comarca; y esto responde a la pregun
ta.

4. A la cuarta pregunta dijo: que este testigo, siempre del dicho


tiempo a esta parte, ha visto residir en las dichas provincias a los
susodichos y que á oído decir por público que siempre, casi cada
año, han sido de los que han regido en el cabildo de aquella ciudad y
servir a S.M.; y ansímismo ha oído decir que el Au diencia Real de
los Confines y al gobernador que al presente en ella está les ha
encargado algunas cosas importantes al servicio de S.M., y provecho
y bien de los naturales de aquella tierra, de lo cual han dado cuenta,
y que en ello han he cho servicio a S.M.,

5. A la quinta pregunta, dijo: que este testigo, como dicho tiene,


conoce a los susodichos, y que le parece que durante el tiempo que
este testigo los conoce no se le ha hecho ninguna merced, y que a
causa de sustentar mucha familia y casa, é pasar necesidad algunas
veces, se han visto endeudados; y que por poder pagar lo que debían,
les era necesario retirarse al campo, a sus haciendas en tiempo de
verano, y questo este testigo lo ha visto por vista de sus ojos, por
haber pasado cerca de donde los susodichos estaban en el campo con
sus casas; y esto responde a la pregunta.

6. A la sexta pregunta, dijo: queste testigo lostiene a los contenidos


en la pregunta por tales hijosdalgo, é como tales hn vivido en la di
cha ciudad; y esto responde a la pregunta.

7. A la séptima pregunta, dijo que: este testigo le parece que cual


quier merced que en aquella tierra S.M., le haga a los susodichos,
cabe bien a sus personas, por que, como dicho tiene, conoce dellos
son buenas personas de buenas partes e bue nos cristianos y de mu

126
cha confianza é que tiene por muy cierto que de cualquier cosa que
S.M., les encargare é mandare en su servicio, daran buena cuenta
dello, descargando su real conciencia; y esto sabe de la pregunta.

8. A la octava pregunta, dijo que: lo que dicho tiene es la verdad pa


ra el jura mento que fecho tiene, é fírmolo de su nombre. - Pedro de
Casa de Abante.- Ante mi.- Vega, escribano.

E ansí tomados é firmados los dichos e depusiciones de los dichos


testigos en la manera que dicha es, é vistos por el Licenciado Palo
mino, dijo que se lo mandaba e mandó todo ello escritpo en limpio y
en manera que haga fe al dicho Gómez de Tamayo según é como lo
tiene pedido, é a ellon dijo que interponía e interpuso su abtoridad é
decreto judicial, en cuanto ha lugar de derecho; é lo firmó de su
nombre,siendo testigos Cristábal de Rivera é Alonso Pérez, escri
banos públicos de esta villa. - El Licenciado Palominos.- Ante mi.-
Pedro González de Vega, escribano público.

En Colección de Documentos Inéditos para la Historia de Chile.


Tomo XXIII. Págs. 192 a 199...‖

------------

Viene de pàg. 113


Tampoco se explica el sentido o provecho a sacar si aparecie
ran las pretendidas actas de fundaciòn de ambos pueblos de
sus Capitanes Nùñez de Prado y Aguirre, si al primero forsoza
mente le darìan el asiento o de posesiòn del “Barco III” y al
segundo el de “Santiago del Estero”, como lo dice el acta del
21-3-1553, y que no podrìa ser de otra manera, y todo que
darìa igual en cero y sin salida

Regresemos al uso del término común o no letrado y en ton


ces porquè utilizar este lenguaje comùn, en asuntos aca
dèmicos, englobando a figuras jurìdicas bajo un tèrmino co

127
mùn que nada dice legalmente, como es la fundaciòn? Esto so
lo se concibe cuando se persigue politizar a ciertos contenidos
cientifìcos

O acaso de la Gasca no la usa correctamente en este sentido


cuando comisiona a Nùñez de Prado a venir al Tucumàn en
1549¿. Decìa “...pacificar y poblar...”. Pero Nùñez de Prado
no llega a pacificar y menos a poblar

Hay quienes usan indebidamente este término de fundador,


para seleccionar al conquistador del asiento. Sustituyen al
vocablo “asentamiento” o “poblamiento de asiento”, al que se
dice perpetuo, que es el tipificado en la ley para erigir ciuda
des, por contraposición a la voz “poblamiento de paso”, que
no nos sirve para estos estudios, porque esa transitoriedad no
conduce a nada. Es el caso de Núñez de Prado con los 3 Bar
cos. Son taxativas las leyes al referirse a ellos, verdaderas
Instituciones del Derecho de la Conquista. Repàse se los tex
tos legales administrativos de uso en todos los tiempos, espe
cialmente separados claramente en las Ordenanzas de Felipe
II en 1573, e incluidos en los Cuerpos Legales de la Corona de
España vigentes en estas tierras

Por 1550 todavìa se la llamaba Conquista y luego pacificaciòn


- por considerarla el Rey y teòlogos españoles que suavizaba
la agresividad que denotaba el vocablo anterior- y Po bla
miento en tierras libres de ocupaciòn por españoles o indios,
derivada de la Capitulaciòn de Rey o sus delegados, con el
Conquistador, donde ahì se consignaban las ventajas de uno y
otro, sus alcances y lìmites. Como si fuera un contrato priva
do. A la Capitulaciòn le sucedìa el descubrimiento, al que le se
guìa el asiento, la toma de posesión con ritos externos vi
sibles-audibles, el poblamiento, y la denominaciòn con que se
conocerà a la factorìa, villa o pueblo, o tècnicamente bien ex
presado como “Ciudades, Villas y Lugares”, ùnicas categorìas
admitidas por ley en esos años, previa venia confirmatoria del
Rey. Podìan finalizar estos sucesos de conquista con el acta
notarial de constituciòn de asiento o de fundaciòn – segùn sea

128
el lenguaje del notario- o posesiòn y la pacificaciòn, que era
el objetivo de la Corona y una carga para el conquistador,
aunque tampoco la ley señala a este acto notarial como es
cencial para cerrar la campaña de conquista. Generalmente lo
omite. Era una tarea entre otras del notario

El Rey obligaba al conquistador a cumplir con 4 o 5 pasos o


actos de conquista. Nada dice del acta notarial, o si cómo de
bìa de hacerse. Si en una o en cinco actas, a pesar que las le
yes establecìan las tareas del notario en demasiada extensiòn
y minusiocidad. Pero era muy obligatorio, que el conquistador
le informe continuamente de todo y anticiparse a lo que
podrìa suceder en adelante. El o las actas notarias era una de
èstas cargas informativas

Las hoy llamadas Actas de Fundaciòn, son las que llamo Actas
Constitutivas del Asiento, que es lo primero, por que la edi
ficaciòn del conglomerado urbanìstico les vendrà luego. La ley
habla del asiento y para que el conquistador tome posesiòn
del territorio para su Rey. Sobre ese territorio se harà un
asiento delimitado que serà la base de operaciones de sus
campañas. Allì se haràn ciudades y desde allì, se poblará y
estando ya preparados se pacificarà a los indios con la doc
trina de la Iglesia

Cuando el Conquistador se asienta en un lote baldìo, solo pue


de tomar posesiòn y hacer declaraciònes de sus intenciones y
planes encomendados por el rey e Iglesia, contemplados en
su Capitulaciòn. El Acta notarial, si es un acto de: 1- posesiòn
para la Corona y 2- manifestacion de anhelos del conquis
tador. No hay nada que fundar porque nada existe, pero si
mucho por hacer. El asiento se pisa, y no se funda. La ciudad
construida y poblada sobre ese asiento, es lo que se harìa o
fundarìa por su población ya instalada, según Leyes Nuevas
de 1573

129
Pero antes de dar estos pasos, debían los colonos preparar
sus tierras de sembradios y acomodar el ganado. Después se
harán los cimientos y paredes

Como en las Ahòndijas y Obrajes, que despuès de estar cons


truidos estos establecimientos comerciales, recièn iniciaban
los tràmites hasta terminar en una licencia escrita del rey y
que èste se la extendìa al propietario del emprendimiento ya
antes concretado y terminado

Si no ponemos en orden estos conceptos, como entender si


quien es el fundador, entre que ofrece las dificultades en ser
un vocablo inventado para sus propias teorías? o fundador de
què? Puede fundarse el Barco I, II y III y tambien puede
fundarse a Santiago del Estero, y todas las que se quieran
siempre y cuando estèn en acatamiento a las exigencia de
ley. Si la ciudad de Aguirre no se ha construido sobre los ci
mientos del Barco III de Nùñez de Prado, como se sabe, cual
es el problema de existir dos fundaciones? Una del Barco III y
otra de Santiago del Estero. Claro que el Barco III ya no
existe y Núñez de Prado queda con las manos vacías? Son
Muchos los casos que asì se repiten en el Tucumàn. No es
igual hoy a la ciudad de la Banda que està a 1 tiro, no tres, de
arcabuz de la de Santiago? La distancia que los separa, son el
ancho que ocupa el Rio Mizqui Mayu. Es dudoso que se trate
el pradismo de una teoría de la historia

Repárece mas abajo, que los descendientes de todos èstos


fundadores de sudamérica y especialmente los del Tucumán,
no sabían que sus antepasados habían sido o serían los funda
dores. Solo los pradistas la usan para confrontarlo con Aguirre

Cuando los Oydores de Perù, lo restituyen a Nùñez de Prado


en 1555, lo reinstalan en el Barco III como Capitàn del mis
mo, y ello no significa que hay un error del fallo, como que
querian decir que era a la ciudad de Aguirre a la que se re fe
rìa, o sea Santiago del Estero. Ediliciamente eran dos pueblos
separados, màs allà de la distancia entre ellos. Eran dos o

130
tres kilòmetros de separaciòn entre ellos, y con 60 nuevos
pobladores nuevos venidos con Aguirre de Chile

Sostiene esta corriente contraria a él, que ni Aguirre decía


haber fundado esta ciudad. Y si. Pero Núñez de Prado tampo
hace esta afirmación para él. Pero como lo van a decir, si en
su época y hasta recientes días, no se la llamaba fundación,
ya que era concepto desconocido en cuanto a creación de
asientos poblacionales. Pero Aguirre (véase atrás) y el Rey en
carta le dice a nuestro Capitán, que había Conquistado, Pobla
do y Pacificado esta provincia de Chile. Léase el inventario de
estas situaciones y sus denominaciones que hago en esta Pri
mera Parte

Como pueden construir teorìas sobre suposiciones de errores


de jueces muy versados, o de otro significado que tienen las
palabras, como que si son testigos los que hablan a favor de
Aguirre, que soslayar esos dichos que han sido dados en co
rrupciòn. Aunque éstos declarantes habìan sido dadas por mis
mo colonos principales que secundaban a Nùñez de Prado, y
esto no se acaba nunca, como lo es a todas las cuestiones poli
tizadas. Y todo para defender a un consuetudinario traidor de
la Corona y a nuestra ciudad, a la que solo le ha servido para
ser su principal fuentes de dificultades y problemas. Cuando
el pradista agota sus expresiones paradigmáticas hacia Prado,
recurren a amalgamas o alegorías de imposible asimilaciòn
por mentes ajustadas a cierta lògica y que no conducen a na
da

Debìa el conquistador, decir en la primera acta notarial, si què


era lo que conquistaba: o Ciudad, Villa o Lugar y despuès el
Rey confirmarìa o no. Esto es importante hoy al hacer histo
ria, porque si a Santiago del Estero recièn despuès de 20 años
el rey la declara Ciudad, es por que nunca se habrìa labrado
la primera acta de fundaciòn, tàn pretendida por los investiga
dores. La administraciòn de la Corona carecìa de este antece
dente o categorizaciòn urbanìstica al poblado del asentamien
to

131
Reitero que si a 20 años del asiento de Francisco de Aguirre,
la Corona dice “que se la llamaba por ciudad”, a nuestra ciu

dad, es porque en los despachos Reales no tenìa registros ni


ninguna Acta de Asiento o Fundaciòn u otra indicativa de esta
obligaciòn del Gobernador, porque en este caso esa expresiòn
de que “...se la llamaba como...” no se la habrìa incluido, sino
expresa y directamente se la categorizarìa segùn lo dicho en e
sas actas donde debìa llamarsele o indicar si era Ciudad, Villa
o Lugar, demostràndose que no tenemos “acta de fundaciòn”,
o que ya la misma estarìa perdida de antes a 1577, lo que
parece difìcil de aceptar esta ùltima opciòn. No existía

Estimo que con el acta de posesión como Teniente de Gober


nador, vista atras, de Francisco de Aguirre, no ha creido nece
sario hacer otra nueva, y todo cuanto fuere necesario se daría
informe por separado, como según veo de las múltiples corres
pondencias entre Valdivia, Villagrán y Aguirre con el Rey Car
los I

Decir fundaciòn en el sentido que le dan, es un vocablo que


se encierra en sì mismo, sin ningùn significado. No pretenden
que sea la sìntesis de muchos actos y hechos independientes
entre ellos y que les deben preceder obligatoriamente, y que
podrìan llegar a su fin o no. Se puede descubrir y nada màs, o
hacer una Entrada y nada màs, o hacer solamente el asiento,
o pacificar sin poblar o viceversa, tambièn se podrìa ilegal
mente fundar sin asiento y continuar esta lista. Pero no se
puede decir fundar en el sentido que le dan los pradistas, sin
haber dado todos los pasos previos a ello, como sucede con
Nùñez de Prado, el expedicionario y poblador de asientos de
paso y desaparecidos. Si se quiere saber quien “ha fundado”
un lugar, entonces se dificulta y requiere muchas explicacio
nes o visado de situaciones, que el pradista obvia. No se
observa seriedad ante tanta libertad para opinar sobre hechos
pasados, viéndolos desde su personal mirada, sin tener pre

132
sente a los sistemas múltiples de Estado que existían y bajo
los cuales se regían

De el Poblamiento y Pacificaciòn al indio, es de donde le na


cìan al propietario privado y organizador de la campaña, o
titular de la Capitulaciòn, sus derechos de conquista.

Significa la fundaciòn tambièn en las leyes viejas, como tal se


la cartulaba al acta notarial del escribano oficial encargado de
asentar ello y sus contenidos variaban se gùn sea el notario
actuante. Pero eran actas de Asientos territoriales. Asì tam
bièn la denominan a las bases de la paredes al construir las vi
llas o ciudades, tal como hoy se la llama, a la transformacion
del oro en lìquido, etc. Repito que los derechos nacìan del con
tenido del acto y no de la carpeta notarial

Son explìcitas estas normas Leyes Nuevas para Indias de


1542:

Don Carlos, por la divina clemencia, Emperador semper augusto, Rey de


Alemania, Doña Juana su madre, y el mismo Don Carlos, por la gracia de
Dios, Reyes de Castilla, de León, de Aragón, : Ítem: que el tal descubridor
vuelva a dar cuenta a la abdiencia de lo que hubiere hecho y descubierto, y
con entera relación que tome de ello el abdiencia, lo envíe al nuestro Consejo
de las Indias, para que se provea lo que convenga al servicio de Dios y
nuestro; y al tal descubridor, o se le encargue la población de lo que hubiere
descubierto, siendo persona hábil para ello, o se le haga la gratificación que
fuéremos servidos
Ítem: porque se han tomado y hecho asientos y capitulaciones, con algunas
personas que entienden al presente en descubrir, queremos y mandamos que
en los tales descubrimientos guarden lo contenido en estas ordenanzas, y más
las instrucciones que las abdiencias les dieren, que no fueren contrarias a lo
por Nos ordenado, sin embargo de cualesquier capitulaciones que con ellos se
hayan hecho, apercibiéndoles que si no las guardaren y en algo excedieron,
por el mismo caso ipso facto sean suspendidos de los cargos e incurran en
perdimiento de todas las mercedes que de Nos tovieren,
Y demás de lo susodicho mandamos a las dichas personas que por nuestro
mandado están descubriendo, que en lo descubierto hagan luego la tasación de
los tributos y servicios que los indios deben dar, como vasallos nuestros; y el

133
tal tributo sea moderado de manera que lo puedan sufrir, teniendo atención a
la conservación de los dichos indios, y con el tal tributo se acuda al
comendero, donde lo oviere, por manera que los españoles no tengan mano ni
entrada con los indios, ni poder ni mando alguno

PATRONATO – Persona Jurídica de Derecho Público

El Patronato es la figura o Instituto del Derecho, incorporada en la legislación


española. El Papa Alejandro VI, dona por Bula a España las tierras a con
quistarse en Yndias y mediante otra Bula Papal de 1508, se le concede a los
Reyes la potestad de crear Iglesias en Yndias para enseñar la doctrina de Cris
to y enseñarles a ―...los indios y moradores...apartarles de los vicios y comer
carne humana, instruidos en nuestra San ta Fe Catòlica...‖ Ver esta norma en
Recopilaciòn de Le yes de Indias de 1683, Libro Primero Tìtulo Primero y sus
Provisiones Reales del Emperador Don Carlos en Granada y Felipe III al
ordenar esta Recopilaciòn, o ―...los indios idolatrar y comer carne humana,
aunque sea de los prisioneros y muertos en guerra, y hacer otras abominacio
nes...‖
TITULO VI. Del patronazgo Real de las Indias. LEY PRIMERA. Don Felipe II, en San
Lorenzo á 1. 0 de Junio de 1574, cap. 1, 0 del Patronazgo. En Madrid, á 21 de
Febrero de 1575. Y á 15 de Junio de 1G54. Que el Patronazgo de todas las Indias
pertenece privativamente al Rey y á su Real corona, y no pueda salir de ella en
todo ni en parte. Por cuanto el derecho del Patronazgo eclesiástico nos pertenece
en todo el Estado de las Indias, así por haberse descubierto y adquirido aquel
Nuevo Mundo, edificado y dotado en él las iglesias y monasterios á nuestra costa,
y de los señores Reyes católicos, nuestros antecesores, como por habérsenos
concedido por Bulas de los Sumos Pontífices de su proprio motu, para su
conservación y de la justicia que á él tenemos.

LEY XLIII. Don Felipe II, en el Pardo, á 27 de Mayo de 1591, Que si algún particular
fundare iglesia, ú obra pía, tenga el Patronazgo clf^ ella, y los Prelados la juris
dicción que les da el derecho, Es nuestra voluntad, que cuando alguna persona do
si:, propia hacienda quisiere fundar monasterio, hospital, er. mita, iglesia ú otra o
bra de piedad en nuestras Indias premisa la licencia nuestra en lo que fuere nece
saria., ,se. cumpla la voluntad de los fundadores, y que en esta conformidad ten
gan el Patronazgo de ellas las personas á quien nombraren y llamaren, y los Arzo
bispos y Obispo., la jurisdicción que les permite el derecho.

134
La Iglesia era quien conocía y manejaba esta terminolo gía de la Fundacion y
del Patronato o Patronazgo, que era quien administraba los recursos econó
micos, con sus órganos y patronos designados a estos fines para obras pías y
caritativas. Todo continùa como hoy

La Corona y sus reyes que se titulaban Patròn de las Iglesias, malcopia estos
terminos sobre las fundaciones y nunca llega a definirla hasta hoy. Todos,
gobiernos e iglesias, regulan estos institutos desde aristas distintas. Pero es la
Iglesia su origen y actualidad. La leyes civiles para Yndias toman prestado
este término, y por ello nunca llega a encuadrarlo y tampoco trasunta si que es
lo que pretendía o sobre a qué los conquistadores deberán atenerse, porque e
ran estos objetivos algo que solo el Estado podía sumirlo, y no los privados
expedicionarios

Ya en 1501 se estable el Patronazgo del Rey pero en todo lo atinente a la


Religión. En España el Patronazgo de las Iglesia lo tenía el Vaticano. Con el
Descubrimiento de Yndias acuerdan el Rey y el Papa en 1508 como digo párra
fo arriba

Por ello queda esta palabra desperdiciada y cae en el llano de los conceptos co
múnes. El Patronato, es el sustantivo y es un derecho tipificado en la le
gislación, por que es como el directorio de las sociedades, sobre quienes re
caen la administración y gobierno de estas personas físicas o ideales, pero aquí
sin percibir salario por estas gestiones. En el ámbito preferentemente religioso,
también son antiguas dignidades, porque son quienes administran las Iglesias,
Conventos y Monasterios y Colegios y obtienen así los fondos para su susten
to

Repásese las cartas de Francisco de Aguirre, como y cuando le enfatiza al


Rey, que con su propio peculio ha sostenido a nuestra ciudad de Santiago del
Estero, porque era el compromiso del conquistador, en poblar y sus tentarla
con sus limitaciones. Aguirre era como el Patrono de la ciudad y el Rey debía
saberlo. Aguirre no es el único en ser así. Todos los pacificadores y poblado
res debían así de serlo. Por ello las leyes para Yndias si regulaban meticulo
samente a sus institutos de derechos que eran El Descubrimiento, Las Entra
das, El Descubrimien to, La Conquista, el Asentamiento perpetuo, el Pobla
miento y la Pacificación de los naturales

La fundación no podía serlo, porque ya existían esos nombrados Institutos ju


rídicos de Descubrimiento, Conquista, etc. No se podía instituir las Fun dacio

135
nes para creación de las ciudades y a su pueblo, porque ese término va a
compañando al sustantivo PATRONATO, y el sostenimiento debería haber
sido del Rey y no de los Conquistadores. El Rey promociona a la actividad pri
vada y sobre ellos deberán correr los gastos. Esto es de elemental compren
sión

Fundaciones sin Patronos, nada significarían. El Patrón, es el derecho, el sus


tantivo y su escencia. Antiguamente no estaban equivocados técnicamente,
porque se los llamaba Conquistadores, Pobladores y Pacificadores. Hoy, la
confusión de sus conceptos ya instalada, es solo una oportunidad u ocasión gra
matical irregular, para incluir o excluir personas en lugares de la historia, se
gún sean las orientaciones críticas del investigador sobre el pasado

Conclusiones al tèrmino y verbo fundar-


fundador y al tìtulo de este libro

He insistido largamente en èste tèrmino igualmente usado


tambièn por los pradistas, dàndolo a Juan Nùñez de Prado por
fundador de nuestra ciudad, a la que ni èl mismo ha llegado a
conocer, sin haberse reparado en su inoportunidad conceptual
y legal, para su ya largo reclamo por el olvido a sus derechos
de Conquista

La irracionalidad de sus argumentaciones solo perviven por la


sutileza de sus proposiciones, a las que en muchas pàginas
las refuto en Segunda Parte, y de ahì el tìtulo de este libro de
Desclasificaciòn de Contenidos, refiriendome a documentos de
archivos y leyes que ya no son del dominio pùblico por su an
tiguedad y que èstos son como una diversidad heterogènea
de escollos que invisibilizan a la verdad històrica del Conquis
tador, Pacificador y Pacificador, el Cap. Francisco de Aguirre,
como si por largo tiempo han estados clasificados como incon
venientes a que sean conocidos publicamente, como si nues
tra historia nos hubieran regalado y sin pagar costos, y son:

136
1- El ocultamiento flagrante a que en la jornada de amo
tinamiento de nuestra ciudad de 1557, en la que de
cìan que no participaba Nùñez de Prado y que termina
con Salazar decapitado y los otros presos y liberados,
sucesos que habìan comenzado en nuestra ciudad, y
prosigue asì:

Nùñez de Prado acaudilla este 1er. levantamiento en


persona contra de La Corona sobre nuestra ciudad, es
tando ausente su Gobernador Mexia Mirabal, lo que le
hace valer el mote de traidor y del “Rebelde de la Coro
na”, como lo han sido en Perù Gonzàlo de Pizarro en
1548 y Francisco Hernandez Giròn en 1554, quienes
terminan decapitados tras intensos combates y Gon
zálo de Cabrera, el hijo del Conquistador benemérito
Jerónimo Luis de Cabrera y Toledo, también decapita
do

Nùñez de Prado en noticia de que sale de Chile Rodri


go de Aguirre para prenderlo, sobrino de Francisco de
Aguirre nombrado Gobernador, y despuès de que Her
nàn Mejìa Mirabal da muerte al otro cabecilla Salazar,
huye con sus 80 hombres bien armados a Sococha en
Bolivia a esconderse, donde la Corona, con ayuda de
Oydores de Charcas Calderòn y Jerònimo de Altamira
no Oydor de Perù y consuegro de Francisco de Agui
rre, lo prenden y llevan preso a la carcel de Potosì ter
minando como una autèntica hazaña de la Corona.
Nùñez de Prado no se resiste y es deportado de esta
regiòn y su Maestre de Campo Juan de Santra Cruz
que le pretende herir al Oydor Calderon, es decapitado
en Potosì adonde los habìan encerrado. Nùñez de
Prado nunca levanta sus armas contra las autoridades,
sea quien sea. Era prevenido en esto y era un lìmite
que jamàs traspasarìa y le ayuda a salvarse y salir su
ileso, hasta regresar a su casa y familia en San Sal
vador de Guatemala

137
En este un movimiento de mercenarios en 1557 a com
pañan a Nùñez de Prado los soldados desocupados del
cèlebre encomendero peruano Hernàndez Giròn, tam
bien traidor y decapitado en 1544 en Lima
Vèase adelante los documentos de Charcas en pag.
156/9, que en 1583, Nùñez de Prado protagoniza otro
evento revoltoso y va preso a Charcas

2- Leyes precisas aplicables, que se dejaban olvidadas


para el desconocimiento del estudioso

3- Documentos de archivos de fàcil acceso y escon didos


en la penumbra de su consideraciòn

4- La màs de las inadvertidas, que son el transfondo de


sus especulaciones subjetivas, base de sus conclusio
nes, sin reglas de la lògica

5- Por simular aculturaciòn, finamente confundiendo la


gràmatica bàsica, anteponiendo un verbo como un ad
jetivo “fundador” y callando deliberadamente que ellos
no pueden ser derechos del conquistador, ni de na
die, que perdidos, hoy se pretenda recuperar. Los de
rechos son todos sustantivos siempre como El Descu
brimiento, etc. y el Patronato, pero no verbos, que al
cancen a ser Institutos del Derecho, desarrollados am
pliamente en cualquier ley.

Si se me quisiera corregir diciendo que fundador o


fundaciòn son sustantivos y no verbos, en nada cam
bia, porque el objeto de esos sustantivos, asì con ver
tidos del verbo, tienen por su objeto al verbo fundar y
todo vuelve en cìrculo a su orìgen e inùtil de utilizarlo
en este tema.

Tambièn serìa posible subsanar el desorden grama


tical, si el legislador decide crear la figura jurìdica de

138
la fundaciòn para ciudades, pero estimo con seguri
dad, que previo a regular su funcionamiento deberà
definirla o suponerla y no podrìa ser distinta a la que
tengo hecha pàrrafos atràs. Repito que ella no esta le
gislada, por que si està sobreentendida en su contexto

6- Que este desarreglo sintàctico, ha sido deliberadamen


te incluido por el pradismo, para perturbar y obstruir
una clara oposiciòn

7- El descreimiento sistemàtico y como estrategia, a to


dos los textos històricos que indiquen un buen propò
sito, un testimonio, un hecho o una sentencia que a
porten cierta relevancia al actuar de Francisco de Agui
rre

8- Y, sobremanera, y definitivo, la irracionalidad a favor


de Nùñez de Prado, el haber enraizado en el estudioso
lo siguiente:

a- Que al fallo de 1555 en que los Oydores de la


Real Audiencia del Virreynato que resuelven
devolverle a esta Capitàn en el cargo de mando
del Barco III, dicen que no han querido decir Bar
co, sino Santiago del Estero, y asi cierran esta
cuestiòn, como si se trataran de Jueces probos
pero pacatos

b- Con el mismo artilugio, hacen confundir dos ciu


dades en una, soslayando y alegando que no era
fiable que se haya despoblado el Barco III a pe
sar de inumerables testimonios de vecinos y fun
cionarios principales del pueblo del Barco III, que
afirmaban su fijaciòn en la alternancia de si tios
de Nùñez de Prado, en mudarse cuanto podìa de
un punto a otro. Como si nuestra historia està es
crita sobre todos testimonios falsos y asì de fà cil
cambiarla. Hasta dicen estos testigos, que ya

139
habìa èste Capitàn mandado gente a Tatingasta,
trece leguas al sur, para hacer la traza del si
guiente asiento de una nueva erecciòn a un Bar
co IV, y el pradista no acepta que el Barco III ha
ya sido despoblada. Como sostener que no era
creible que haya despoblado el Barco III, si ya
también venía despoblando al Barco I y y al Bar
co II. Todo un récord en abandono y despueble

9- Haber no transcripto o dado a conocer publicamente al


Informe notarial hecho por Tamayo y Núñez de Prado
sobre sus servicios en Guatemala en 1566, y además
que demuestra, como los inèditos que doy noticia, que
este Capitán no haya sido asesinado, sino que por el
contrario termina sus días en su tierra de Guatemala
en compañia de esposa e hijos

10- Que pasan inadvertido que Juan Nùñez de Prado en su


ùltimo intento sobre el Barco III, viene a los jurìes y a
la costa del rìo Dulce desoyendo a sus mandantes de
la comisiòn a poblar y pacificar: los Oydores del Perù,
que debìa instalarse nuevamente en Torobon del Iba
tìn o Barco I y no venir hasta Santiago del Estero, lo
que significaba que arriba a esta ciudad sin instruccio
nes vàlidas y todo le deviene nulo, por quinta vez aho
ra. Los pradistas callan a esta afirmaciòn de Teresa
Piossek Presbisch, tucumana, historiadora cèlebre y A
cadémica de nùmero de la Academìa Nacional de la
Historia de la Repùblica Argentina y tambièn entusias
ta de la corriente pradista

11- Hacer esta afirmaciòn: “que aùn no se han encontra


do las actas de fundaciòn”, como dejando detràs del
telòn una apariciòn fantàstica que nos maravillarà con
una soluciòn para uno u otro conquistador. Pero quien
duda? Si obviamente ellas apareciendo solo serìan dos

140
distintas, como los capitanes eran dos, y como tam
bièn los pueblos eran dos diferentes, llamandose el
Barco uno, y Santiago del Estero el otro, porque: Na
die ha sostenido nunca lo contrario. Un pueblo no se
ha edificado sobre el otro, ni uno ha llegado a ser la
expansiòn urbanìstica del otro, y entre ellos ha bìa u
na separaciòn superior a tres vecez màs, a la que hoy
existe para La Banda y la nuestra de Santiago del Es
tero

LAS DIECISIETE CUESTIONES DE


DERECHO
Pero es evidente que centrar el diagnòstico històrico en la a
pariciòn de cuatro actas notariales (tres para los Barcos I, II y
III y una para la de Santiago del Estero) como lo hacen los
pradistas, ha perturbado y desviado la atenciòn a lo escencial
o contenido de la campaña de conquista, cuales son:

A-) Que el enfrentamiento entre Aguirristas y Pradistas, no es


una cuestiòn sobre la valìa de ciudades, sino de Reales Mili
tares. Los Barcos y Santiago del Estero, Tierra de Promisiòn,
han sido Reales o Cuarteles militares, porque en esos años de
1553 solo vienen soldados o solo hombres. El o los Barcos
desaparecen a nuestro estudio, y Santiago del Estero se Pue
bla o Funda a fines de 1564, y se hace ciudad por Òrden Real
en 1577

B-) Que bastarìa solo este punto, para dilucidar y explicar la


legalidad el pasado de conquistas y fundaciones del Cap. Gral.
Pedro de Valdivia y evitar continuar la lectura del presente
trabajo:
Que tàn era la admiraciòn del Rey Carlos V o I por estos capi
tanes, Alderete, Valdivia, Villagràn y Aguirre, que les dicta
una ley exclusivamente para ellos, algo muy fuera de lo co

141
mùn, como si se declarara un Reyno aparte a Chile autònomo
del Perù y por encima del Virrey, Oydores y Gobernadores del
Virreynato del Perù. Lèase Libro Tercero, Tìtulo de los Virreyes
y Gobernadores

“ Ley XXX. Tìtulo: Que el Virrey y y Audiencia de Lima no se


entrometan en el Gobierno de Chile, si no fuere en casos
graves y de mucha importancia

QUE ES NUESTRA VOLUNTAD, que los Virreyes del Perù y


Audiencia de Lima no impidan ni em baracen al Presidente,
Gobernador y de Capitàn General de Chile en el Gobierno,
Guerra y materias a su cargo...”

Véase en SEMBLANZA II como por otra Orden Real del 1 de di


ciembre de 1577 Felipe II dice que “siempre se debía haber
entendido que el Reyno de Chile era independiente del Virrey
nato del Perú”, en respuesta a su misma ley que decía lo
contrario del 11-14-1589-Ley Tercera de Recopilación en
Título Primero

Pàginas adelante, digo que los chilenos eran los consentidos


del Rey para dar la razòn a la tendencia pacìfica y legalista,
de cuanto han obrado estos capitanes en el Tucumàn y que e
llos representaban a lo legìtimo y lo Real, y el Perù a sus intru
sos

La excepciòn a este mandamiento Real, o sea si sucedieran


“cosas graves o importantes” podrìa tratarse si estos ca pita
nes invadieran las demarcaciones del Virreynato del Perù, lo
que si ocurre en la Guerra del Pacìfico en 1879 cuando chile in
vade y ocupa a la Repùblica de Perù hasta 1883

No puede nacer teorías santiagueñas sobre nuestra historia,


sin pasarlas previamente por la historia de Chile o lo que este
Reyno significaba para la Corona, quien le legisla claramente
protegiendola de Perú.

142
Recopilación de Leyes para Yndias. Ley LXX. Don Felipe II en
Madrid el 15 de febrero de 1566 y el 15 de febrero de 1567 di
ce:”... Que el Virrey de Perú, tenga el Gobierno de las Audien
cias de los Reyes (Perú) Charcas y Quito y provea todo...” No
incluye a Chile, por ser autónoma

Ley XXIX, Felipe II, en Aranjuez el 30 de noviembre de 1568,


Felipe III en San Lorenzo el 27 de septiembre de 1614 y en
Madrid el 5 de mayo de de 1620 y Felipe IV en Madrid el 18
de febrero de 1628, dicen:”... que hallándose el Virrey del Pe
rú en Panamá, Quito o la Plata, puede presidir en sus Au dien
cias...” No incluye a Chile por ser autónoma

Ley LXX, Don Carlos II en Madrid el 22 de febrero de 1680, d


ce:”...que el Virrey de Perú, tenga en Chile nombrado perso
na que Gobierne por muerte del Gobernador...” Esto es nom
bramiento provisorio hasta que el Rey nombre al defini tivo, y
por mayor cercanía de Perú que España. Véase este tema en
SEMBLANZA II

C-) DIVISIONES POLÌTICAS Y SUS LÌMITES EN YNDIAS


– LÌMITES A LA JURISDICCION JUDICIAL DE LAS REA
LES AUDIENCIAS – UNA LEY PARTICULAR ES SUPERIOR
A OTRA GENERAL

Si bien sabemos que jurisdicciòn significa solo “decir el dere


cho” exclusiva del juez, aquì la usamos tambièn como lìmite a
funciones polìticas de Virrey o Gobernador. La Cèdula Real de
la Reyna madre, la Princesa Dona Juana de Castilla creando el
lìmites geogràfico Chile-Tucumàn del 31 de marzo de 1552 no
solo resalta que la cuestiòn de Divisiones y Lìmites Polìticos
de un Reyno no solo es atributo Real, sino que le dà su prema
cìa jurìdica a Valdivia. Còmo?

Pero estos temas son particularmente especìficos y para po


cos estudiosos de la historia e inaccesibles al pùblico lector
por su complejidad, que aventuro a decir, que era màs fàcil
vivirlo en su momento como el Conquistador lo hacìa, a que a

143
hora tener que explicarlo, al punto que el cèlebre historiador
Roberto Levillier lo evita por su larga tarea, en su clàsica o
bra Nueva Crònicas de la Conquista del Tucumàn, expre
sa:”...pero no hemos visto citada en las extensas obras de los
señores Barros-Arana, Amunàtegui y Morla Vicuña, sobre cues
tiones de lìmites, como no la hemos encontrado en los traba
jos de los historiadores chilenos ni en documentos alguno de
la època...”, que lo dice refiriendose a cuando Don Garcìa Hur
tado de Mendoza es designado Gobernador de Chile y de sus
provincias de Tucumàn, Jurìes y Diaguitas e interesado en su
legitimidad para gobernarnos, con cierta duda a si la respues
ta a ello estaba en el anàlisis a los Lìmites Territoriales

Esta cuestiòn que estaba en clave para historiadores de am


bos lados de la Cordillera, no ha ayudado a simplificarlo, y
que solo era posible si distinguiamos dos temas: Divisiones Po
lìticas con sus delimitaciones y los lìmites jurisdiccionales de
las Reales Audiencias. Ambos tienen demarcaciones con lìneas
en mapas y territorios y confunde y no aprecian que la prime
ra es material y las segundas son lineas ideales, no teniendo
nada que ver una con otra, salvo en que los lìmites de las Au
diencias no podìan sobrepasar a los lìmites de la propiedad
del Rey

A estas dobles divisiones la puedo explicar: Argentina y otros


paises, hoy celebran a menudo tratados y convenios multi
nacionales o binacionales en donde para obtener fondos, u
otros asuntos, deben aceptar someterse a la Justicia de otros
paises, que llegado el caso, podràn ejecutar las sentencias en
contra esta Naciòn, embargando y rematando nuestros bienes
en el exterior. Esto es aceptar una jurisdicciòn judicial que
està fuera de nuestras fronteras o lìmites polìticos de este
Paìs. Una divisiòn polìtica puede amurallarse y las judiciales
no, porque la primera es material y la segunda idealizada

Pero que la otra Corte de La Haya tenga jurisdiccion Judicial


sobre nosotros, para dirimir y fijar los lìmites territoriales de
los paises que han suscripto su ingreso a ese Òrgano, no signi

144
fica que pueda mandar tropas, o revocar el mandato de nues
tro Presidente, o alterar el perìodo de sesiones del Congreso
de esta Naciòn, mandar a construir caminos o fijar los suel
dos.

O sea que asì el Virreynato del Perù podrìa actuar sobre el


Tucumàn con su Real Audiencia, pero judicialmente y no en
trometerse en la cosa polìtica-administrativa diaria que incum
be al Gobernador tratandose de los salarios de los fun ciona
rios chilenos, o fijar otro dìa no laborable o el descanso de la
jornada laboral, hasta tanto ellos no sean judicializados, o
mandar espìas, o provocar a Chile con estrategias de conquis
ta, que para tàl no tenìa poder. A estas cuestiones que siem
pre las tengo a puntadas, es por que allì radica el misterio de
la indiferencia de Valdivia a su lìmite para venir al Tucumàn, y
que nos la recuerda a su disconformidad, al instruirlo a Agui
rre al venir hacia nosotros, ”...dentro de su de marcaciòn, y
fuera de ellos...”, que tràs èsta expresiòn, pareciera encerrar
solo a su caràcter y no a sus derechos. Intento explicarlo

Repito: Perù tenìa desde 1542 poder polìtico-administrativo


hasta, Metàn - Salta (25º29`S), como consecuencia despuès
que los Reyes de España crearan el Virreynato de Perù.
Santiago del Estero estaba fuera de ellas. Pertenecìamos a la
capitula cion a don Pedro de Mendoza de Nueva Andalucìa,
vacante en 1553. Esta tierra era solo un gran Baldìo o vaco

145
27º 47´S-EL BARCO III Y SANTIAGO ESTERO

146
A estas cuestiones que siempre las tengo a puntadas, es por
que allì radica el misterio de la indiferencia de Valdivia a su lì
mite para venir al Tucumàn, y que nos la recuerda a su dis
conformidad, al instruirlo a Aguirre al venir hacia nosotros,
”...dentro de su demarcaciòn, y fuera de ellos...”, que tràs ès
ta expresiòn, pareciera encerrar solo a su caràcter y no a sus
derechos. Intento explicarlo

Amèrica del Sur, despuès de ser partida en dos para España y


Portugal por una lìnea vertical o de Tordecillas en 1494, los
Reyes de España luego hacen la primera divisiòn ”polìtica”(*),
para repartir entre sus primeros Adelantados con cuatro linea
horizontales y cuatro Reynos, y en lo que nos atañe, a Piza
rro le dan Nueva Castilla y a Diego de Almagro el Reyno de
Nueva Toledo, a quien a su vez le sucede Pedro de Valdivia y
la de Nueva Andalucìa a don Pedro de Mendoza, bajo cuya de
marcaciòn estaba esta ciudad de Santiago del Estero. Por ello
Valdivia actùa conforme a esta Capitulaciòn sin tener lìmites
que le impidan Conquistar al Tucumàn, o al menos con esta
ciudad de Santiago del Estero Sus derechos llegaban hasta la
lìnea de Tordecillas. Ver en los tres mapas

Y esto va a ser hasta el 31-3-1552, cuando la Reyna Doña


Juana de Castilla, divide por primera vez “verticalmente” a
Chile con las 100 leguas de cintura, quedando hacia el oriente
ese gran Baldio del Rey como era el Tucumàn y que de èl es
cribo en otras pàginas. Es la primera particiòn vertical de te
rritorio entre nosotros y que solo durarà hasta fines de 1555.

(*)Se llaman de norte a Sud: 1- Nueva Castilla a Francisco Pizarro, 2-


Nueva Toledo –Chile- a Diego de Almagro 3- Nueva Andalucìa a don Pedro
de Mendoza a Buenos Aires y 4- Nueva Leòn a Simòn de Alcazàbar

Antes a 1552, que existe de historìa que nos interese o afec


te?

147
Solo A Nuñez de Prado construyendo los Reales de los Barcos
I y II, segùn un mandato que Pedro de la Gasca, Virrey del
Perù, cuando ello no estaba en sus manos, porque su Jurisdic
ciòn Polìtica era hasta Salta (25ºS) y no le llegaba hasta a es
ta ciudad, que està fuera de ella. Confundìan con los lìmites
jurisdiccionales de la Real Audiencia, que si llegaban hasta el
Estrecho de Magallanes, allì muy al sur nuestro, pero sus atri
butos polìticos no, que es otra cosa. Les quedaba corto. O no
le alcanzaba para Conquistar hasta el Tucumàn a la Gasca

Cual es la situaciòn de Nùñez de Prado entonces en 1553, un


año despuès, que viniendo al Barco III, Aguirre lo encarcela?
Es que Nuñèz de Prado carecìa ya de mandato dado en 1549
y los Oydores no le confieren otro nuevo por cautela de no in
vadir a la otra gran Repartimento de Nueva Andalucìa, demar
cado por el Rey en 1536, sinò que solo se limitan a seguirlo a
este Capitàn en su trayecto de aventura, dàndole indicaciones
a quien, carecìa materialmente de un instrumento legal Capi
tulaciòn. No tenìa elementalmente un contrato escrito emana
do de una Autoridad que tuviere el atributo de violar las de
marcaciones Capitulares de 1536 firmada por el Emperador
don Carlos I

Asì cuando ya tècnicamente creiamos resuelto el tema de la


osadìa de Valdivia en enfrentar a los Oydores del Perù, atro
pellando la Cordillera con las armas, advertimos o que podrìa
mos estar equivocados en este anàlisis o siendo màs probable
que existìera otro justificativo que no sea la Capitulaciòn mis
ma, sino una ley concreta. Nos incluimos en èsta ùltima, y
sondeando las leyes y repitiendo su lectura con insistencia,
advertimos sorprendidos esta otra senda clarìsima y que los
habilitaba a los capitanes Villagràn y Aguirre cruzar las Altas
Montañas heladas y mortales, y apersonarse entre nosotros
como si fuera dentro de su misma casa, con la sensaciòn que
invadìan espacios sostenidos ùnicamente por una posesiòn i
rregular que con las armas, se impondrìan definitivamente, y
no.

148
Todo Gobernador de un distrito, como era Valdivia de Chile,
estaba facultado por ley a incursionar Descubriendo, Conquis
tando, Poblando y Pacificando las àreas de los confines ve
cinos, aunque ella estuvieran dentro del distrito de algun Vi
rrey o Gobernador, como era La Gasca en Perù. Era una nor
ma jurìdica obvia. Quièn sinò el vecino cercano se expandirìa
a sus lados y porquè impedirselo, si ello convenia a la Coro
na? Pero, otro pero viene, y cuàl es, que en este caso el Nue
vo Conquistador debìa someterse al Virrey del distrito donde
re caia su nueva conquista, que en nuestro caso es el Virrey
nato de Perù. Pero es otra historia, que no obstruye a los ac
tos ya realizados, y ello serà resuelto por el Rey.

Felipe II, en Recopilaciones- Ley Primera, Título Primero


RECOPILACIÒN DE NUEVAS LEYES PARA INDIAS- TOMO SEGUNDO- TÌTULO TERCERO-

DON FELIPE II- ORDENANZA 87- LEY XXV-DE LOS DESCUBRIMIENTOS“...QUE PARA
TIERRAS QUE CONFINEN CON VIRREYES O AUDIENCIAS SE DÈ EL DESCUBRIMIENTO
COMO SE ORDENA...EXCEPTO QUE HA DE ESTAR SUBORDINADO EN LO QUE TOCA A GO
BERNACIÒN AL VIRREY, O AUDIENCIA EN CUYO DISTRITO ESTUVIERE INCLUSA, O CON EL
CONFINARE..

D-) Que esta Provisiòn Real tiene alcance para afuera de las
demarcaciones chilenas, porque para adentro de sus fronteras
ya tenìan Autoridad Real para repeler por las armas a los intru
sos entrometidos del Perù u otros. Carlos I, aspiraba a que
Valdivia continuara con sus conquistas fuera de sus demar
caciones chilenas. Legaliza la Campaña de Conquista a Santia
go del Estero

E-) Que La falta de mandato de Nùñez de Prado invalida de


quajo todo lo actuado, y no se explica el por què de no haber
sele decapitado, como años despuès han hecho con Gerònimo
Luis de Cabrera, quien teniendo mandato para fundar Salta,
desobedece y funda Còrdoba de Nueva Andalucìa

Los Oydores del Virreynato, contrario a lo creido, despuès que


Nùñez de Prado abandona el Barco I en Tucumàn y va hacìa

149
Salta por el Barco II, le dan instrucciones de regresar a Tu
cumàn, por ser conveniente a las rutas, y desobedecien do
viene a Santiago. Sobre esto hacemos consulta, por interme
dio del historiador santiagueño el Dr. Antonio Virgilio Casti
glione de la Cruz, a Teresa Piossek Presbisch, miembro de la
Academìa Nacional de la Historia de la Repùblica Argentina y
nos reponde “...Cuando Núñez de Prado dejó Barco I fundado en la Quebrada
del Portugués (en Tucumán) y lo llevó a los Valles Calchaquíes (Tomobón) para salir
de la jurisdicción de Pedro de Valdivia, desde Lima lo emplazaron a regresar a Tucu
mán aduciendo que la orden original había sido fundar en este lugar. El motivo era
la importancia geopolítica de la Quebrada de Portugués (que desemboca en el sur
tucuma no) era el único camino de conexión entre Perú-Alto Perú y la llanura tucu
mano-santiagueña por la cual se llegaba al Río de la Plata...”

F-) Que el estudio del fundador, es primeramente un estudio


de los tìtulos jurìdicos del conquistador

G-) El haber seleccionado los documentos històricos que se


exponìan al pùblico, cuando la tarea investigativa debe ser la
desclasificaciòn de todos los papeles antiguos existente en ar
chivos y referentes a estos puntos. Aguì se ubica a Juan Nù
ñez de Prado

150
151
152
F-) Que el estudio del fundador, es primeramente un estudio
de los tìtulos jurìdicos del conquistador

G-) El haber seleccionado los documentos històricos que se


exponìan al pùblico, cuando la tarea investigativa debe ser la
desclasificaciòn de todos los papeles antiguos existente en ar
chivos y referentes a estos puntos. Aguì se ubica a Juan Nù
ñez de Prado

H-) Bajo que demarcaciòn territorial y capitulaciòn se llevaba


a cabo el acto de conquista, y la prevalencia de la jerarquia
del valor institucional de los instrumentos legales con que con
taba la Corona, que estudiamos abajo. Aquì se ubica a Fran
cisco de Aguirre

I-) Que la Capitulaciòn era un acto de Derecho Pùblico y no


Privado, entendièndose como tàl a la fuente del Reyno que e
mana imperio absoluto y fuerza pùblica a sus resoluciones y
que somete a los mismos reyes y la Iglesia, a sus funcionarios
reales, y del clero, sus vasallos, y vecinos del Reyno y colo
nias y provincias ultramarinas

J-) Que el Presidente de Perù el Lic. Pedro de la Gasca carecìa


de autoridad legìtima para comisionar al Cap. Juan Núñez de
Prado para expedicionar al Tucumán. Sus poderes no eran
hàbiles, y que de serlo, tampoco le alcanzaban para dejar sin
efecto las Capitulaciones otorgadas por el Rey al Marqués
Francisco Pizarro y la de éste a Pedro de Valdivia

Y se ha dicho esto antes: que La Gasca políticamente tenía


atributos legales hasta Metàn-Salta (latitud 25º), que era la
demarcación de las Capitulaciones ordenadas por Carlos I en
1536 para don Pedro de Mendoza. Que si los límites de la Real
Audiencia del Virreynato del Perú se extendiera hasta el Es
trecho de Magallanes (abrazando a Chile) solo se refería a sus
funciones jurisdiccionales o de justicia, pero no políticas, las

153
que solo llegaba hasta el confín sur –norte entre ambos Rey
nos de Perù y Cile

No ha existido en Perú en este siglo XVI fisura alguna en que


irrumpiera un nuevo orden político dejando sin efecto los he
chos o actos jurídicos creados con anterioridad, permutando
un orden de gobierno por otro nuevo. Era la misma evolución
de la Monarquía en nuevas tierras indianas

K-) El silencio ex-profeso de ciertos escritores a datos histò


ricos, han contribuido a sostener al Cap. Nùñez de Prado, co
mo ha sido la decisiòn de la Reyna en 1552 sobre las 100 le
guas y que este Capitàn Nùñez de Prado habìa sido el cabeci
lla de la rebelìòn y asalto armado en 1577 a nuestra ciudad,
resultando otra vez màs perdedor y huir a Sococha-Bolivia.
Oydores de Charcas y Perù ayudan a apresarlo y ejecutar a
los rebeldes y Nùñez desterrado de esta regiòn, entre otras
que vamos a pasar vista. Sus apresadores piden al rey recom
pensa al rey por este servicio contra los enemigos de la Co
rona, lo que era o asì era tenido en esta regiòn Nùñez de Pra
do

Debe la corriente pradista explicar, como un desterrado y tra


tado como el rebelde de la Corona, puede alcanzar el altar del
Padre de la ciudad que pretenden

L-) Que ès la calidad del asiento, poblaciòn y su perpetuaciòn


lo que prima y es lo que debe tenerse a estudio y discusiòn, lo
que tambièn vemos adelante

M-) Que el tratamiento de este tema ha sido enfocado como


una soluciòn santiagueña usando testimonios de residentes,
tambièn seleccionados, o lo dicidido por el poder contrario del
Perù por funcionarios que procedìan polìticamente, nada de
extrañar, opacando deliberadamente el encuadre legal, omi
tiendo a todos su participantes y documentos de quienes deri

154
vaba la autoridad y legitimidad de estos hechos y actos de
conquista

N-) Que la nulidad de los actos jurìdicos del derecho privado


rigen tambièn en el derecho pùblico por aplicaciòn analògica y
subsidiaria

Ñ-) Que solo e hipotèticamente, si consideramos que Aguirre


viene al Tucumàn sin apoyo legal y como invasor ilegal, pode
mos en el peor de los casos explicarlo asì:

Que por esta misma Cèdula Real de 1552 de demarcaciòn


territorial, nuestra ciudad de Francisco de Aguirre del 25 de
julio 1553, nace en una situaciòn de hecho muy particular
para estas èpocas, por pacificar y poblar bajo una doble plata
forma legal. Esta ciudad nace...

1- Entre el viejo règimen de las capitulaciones a Alma


gro y Valdivia del Nuevo Toledo con Chile y su ancho
hasta la lìnea de Tordecillas que la incluìa y sobre
pasaba al Tucumàn muy generosamente, tìtulos que
estaban vigentes hasta diciembre de 1553. Le da
legitimidad a la campaña de Aguirre y principalmen
te por conquistar duera de la demarcaciòn peruana

2- Y de los nuevos lìmites geogràficos transitorios de


demarcaciòn Chile-Tucumàn de Juana de Castilla y su
otro hijo coorregente don Fernando de 100 leguas,
del 31 de marzo de 1552, que la excluìa y le da ile
gitimidad o anulabilidad a esta fundaciòn de Francisco
de Aguirre, ignorando deliberadamente en este pàrra
fo, que Carlos I, elimina toda ostentaciòn legalista
Real

Quien pretendiera considerar que sus primeros tìtulos no se


regìan por aquellas leyes vigentes al tiempo de la adquisiciòn
de sus derechos, y si por aquellas que le vendràn a futuro,

155
aunque esto sea extraordinariamente ajena a toda razòn y
norma de derecho, cabe entonces hacer algunas reflexiones
sobre el funcionamiento de estos mecanismos legales que
siempre han existido para remediar las dificultades

Tècnicamente, si se arguyera que la Cèdula Real de 1552 que


conlleva nulidad a Nùñez de Prado visto en punto H-), que
tambièn invalidarìa asimismo la conquista de Francisco de A
guirre por ser anterior esta ley a su fundaciòn de 1553, ad
mitàmosla como hipòtesis y discriminemos las dos categorias
de nulidades a los actos jurìdicos: los nulos y los anulables.

La primera y por nacer con la creaciòn del acto, es nula, de


nulidad absoluta, sin posibilidad de remediarla. Opera “ipso
jure”, por estar viciada su raìz, como es la de Nùñez de Prado.
Por ello Aguirre invade a Prado, le arrebata el mando y lo en
carcela

La de Francisco de Aguirre serìa anulable, porque emanaba el


acto de una Autoridad Real constituida de antes a 1553 y con
tinuarà por diez años màs, hasta 1564, pero por sobretodo
porque se debìa estudiar tìtulos, contemplar y medir las le
guas de distancias y discutir cual de la leguas se aplicarìa,
cual demarcaciòn serìa la vàlida y otras nuchas consi
deraciones de hecho y derecho. Para anular un acto asì vicia
do, como la fundaciòn de Francisco de Aguirre de 1553, debìa
la Corona o un funcionario de ella incoar o peticionar su anu
laciòn por vìa judicial, o si hay prisa, ejercer alguna acciòn ex
pedita sumarìsima con uso de la fuerza pùblica. Ello no ha si
do ni siguiera intentado y si solo una acciòn ràpida para res
tituirlo a Nùñez de Prado como Capitàn General en el BarcoIII
y no en Santiago, sin estudio a derechos de Aguirre o validez
de demarcaciones, o indicar al titular del asiento, que termina
en 1555 pero que no se ejecuta judicialmente. Lo vemos ade
lante. No he visto este fallo en la parte de sus considerando,
pero se infiere el silencio a estos temas prevalentes

156
O podìa la Corona dilucidar estos lìmites geogràficos por una
Orden Real directa o por intermedio de sus funcionarios,
revalidar, subsanar el vicio inicial, aunque parcial, lo que si se
concreta tres años despuès cuando el Rey Carlos I nombra Go
bernador de Chile a don Garcìa Hurtado de Mendoza con la
nueva delimitaciòn – tambièn antes dada al Adelantado Jerò
nimo Alderete - de 150 leguas de longitud hacia nosotros, al
Este, que dando este pueblo de Santiago comprendido dentro
de Chile tambièn legìtimamente, y por segunda vez.

Esto no significaba que se eliminaban Òrdenes Reales o torga


das de antes por este mismo Rey, como son las Capitulacio
nes a Almagro y Valdivia al menos vigentes hasta diciembre
de 1553 cuando èste fallece, con posterioridad a la creaciòn
de Santiago del Estero del Nuevo Maestrazgo. No se trataba
de una encomienda de indios, sino del mandato del goberna
dor Valdivia y la vigencia y validez de sus actos de gobierno
mientras ha detentado este cargo hasta diciembre de 1553

De ahì, que cuando Valdivia comisiona a Aguirre a sacarlo a


Nùñez de Prado, y establecer una nueva ciudad, diciendole
que valla a su demarcaciòn “! E fuera de ella...!”

No conocemos declaraciòn de la Reyna en 1552, respecto a la


negaciòn o eliminaciòn a los derechos de Valdivia, que tam
poco podìa hacerlo sin causa especìfica, y la màs frecuente,
era el cambio de bando del conquitador

Y la fecha del año de 1556 que subsana y legitìma a una parte


del vicio que afectaba al tìtulo de nuestra conquista o paci
ficacìon, a pesar que Aguirre comunica todo esto a Carlos I,
es la fecha en que el Gobernador de Chile envìa a Rodrigo de
Aguirre, sobrino de Francisco de Aguirre, como Teniente de
Gobernador de Santiago del Estero, a presurado y ayudado
por Rodrigo Bazàn, para proceder a contener la rebeliòn y
amotinada de Juan Nùñez de Prado y su Maestre Juan de San
ta Cruz, que huyen sin dar batalla frontal siendo decapitado
en nuestra ciudad solo Salazar, secuaz de Núñez de Prado y

157
Santa Cruz en Potosì. Actuaban por cuenta propia y no en
nombre de Perù, porque sus mismos Oydores cola boran a
apresar a este rebelde de la Corona Nuñez de Prado. “..hom
bre malqisto...” dice Gonzalo Calderòn, Oydor de Char cas en
1558.

Contrario a lo sabido, Nuñez de Prado no lucha tampoco en es


ta ocasiòn a pesar de estar pertrechados para este encuentro.
Si se resiste su Maestre San Cruz al Oydor de Charcas Calde
ròn, pero en Potosì, no en nuestra ciudad, y es por ello su de
capitaciòn allì, que es donde son trasladados tras ser apre
sados en Sococha en Bolivia, donde estaban escondidos. Esto
lo sabemos por sus mismos captores en este libro. La muerte
de Salazar, soldado cabecilla de Núñez de Prado que es deca
pitado aquí en Santiago del Estero, lo sabemos por Roberto Le
villier en su célebre obra sobre el Tucumán.

El mes de febrero de 1556, es la fecha de la segunda toma de


posesiòn de nuestra ciudad de Santiago del Estero para la Ca
pitanìa General de Chile, estrenando su nueva demarcaciòn
Real limìtrofe Chileno-tucumanense, con la comisiòn y envìo
de su tercer Teniente de Gobernador para esta ciudad de Ro
drigo de Aguirre

Santiago del Estero, desde su fundaciòn en 1553, hasta su in


dependencia de Chile, despuès de 1563, ha tenido Goberna
dores o Tenientes de Gobernadores designados exclusivamen
te y enviados desde la Capitanìa General de Chile

O-) Que en Yndias se desconocìa que pudiera debatirse sobre


los derechos, mercedes o dignidades a favor de los traidores a
la Corona. Màs, se les arrebataba la tenidas de antes y su des
cendencia “caìan en desgracia” frente a la espectaciòn a obte
ner beneficios

P-) Que el rechazo armado de Valdivia a Juan Nùñez de Pra


do, ha sido repeler al intruso, en uso de sus derechos de con

158
quista que emanaban de Capitulaciones y demarcaciones Rea
les, anterior a la Gasca y Nùñez de, consentido y otorgado por
Carlos I

Q-) Que podrìa abstraerse de todo lo anterior y aislar a los


Barcos I, II y III, sometiendolos al anàlisis de si ellos han sig
nificado un “poblamiento de asiento” o un “poblamiento de
paso” y concluir que la ley excluye a este ùltimo de la posibi
lidad de ser fundado. Solo le admite al “poblamiento de asien
to”, el que serà perpetuo

R-) La Nulidad de los actos hechos en violaciòn de la ley,


como el desacato en que incurre Nùñez de Prado de continuar
y no cesar en el avance de conquista, cuando a sabiendas se
resistìa a la Autoridad establecida en ese asiento y regiòn.
Véase adelante que esto ha motivado a prohibir la entrada
este díscolo Capitán a la jurisdicción de Charcas, Perù y del Tu
cumán

Nuñez de Prado sabìa, temìa y huìa del poder chileno, que era
el ocupante de estos territorios tucumanenses, en violaciòn
flagrante a la ley de Yndias Libro Quarto,Tìtulo Primero- Ley
Primera, que mandaba a que Nùñez de Prado cese y se deten
ga en su campaña y recurra judicialmente a la Audiencia. Y no
al revéz. Pero jamàs, despuès de su advertencia en el Barco I
de San Miguel de Tucumàn, insisto, nunca debìa haber conti
nuado con el Barco II en Salta y el Barco III en nuestra ciu
dad, soslayando por ahora que se sumaba su inválida comi
sión para poblar el Tucumán. Se sublevaba contra el Rey.

Por esto Núñez de Prado es aprehendido en San Miguel de Tu


cumàn y encarcelado en Chile y luego enviado a Perù, la pri
mera vez, y en la segunda en 1557 lo apresan en Sococha-Bo
livia, y llevan a Potòsi, donde decapitan a su Mestre de Cam
po Santa Cruz, y a èl y otros los destierran por vida de estas
regiones. A este amotinamiento el hijo del Virrey de Perù, don
Garcìa Hurtado de Mendoza, repito, envìa a Rodrigo de Agui

159
rre a sofocar este levantamiento, y Nùñez de Prado y secua
ces huyen otra vez màs al norte, con un final conocido. Sus
asientos de paso solo tienen un valor històrico, pero no
jurìdico que amerite el honor del fundador, porque eran actos
nulos de nulidad absoluta, y castigables con pèrdidas de su
vida y bienes

Ninguna teorìa podrìa sostener que Nùñez de Prado al venir a


Jurìes a establecer el Barco III, que ignoraba que Chile tenìa
el dominio sobre el Tucumàn y que estaba invadiendo un terri
torio ocupado, de quien antes habìa sido su Teniente de Go
bernador, el Cap. Pedro de Valdivia, cuando Prado se asienta
en el Barco I en San Miguel de Tucumàn. Y lo mismo si no hu
biere ejercido este cargo. Lo sabía él y sus acompañantes. Era
Nùñez de Prado una autoridad sublevada, pero instruida en
sus limitaciones legales, o intentaba ser un hèroe de la con
quista en el Tucumàn?

Y este momento de la intervenciòn al Barco III que ejecuta A


guirre desde el real del Barco III con su Cabildo reunido al e
fecto, crea en el pradista la idea de que si existia ya de antes
este real, entonces por que Aguirre serìa el fundador y no Nù
ñez de Prado, su edificador?

Toman un diccionario y leen que significa “fundador” y tienen


solucionado su problema. Primero era Nùñez de Prado. Pero
tenìan la dificultad de que eran 2 reales a cortas distancias y
sin la voluntad a la verdad de decir que Nùñez de Prado es
fundador(¿) del real del Barco III que ya no existìa, entonces
diicen: porque no es de la otra ciudad de Santiago del Estero,
si cerca estaba? Arguyen diciendo que existe una metamorfo
sis por la que el Barco III es la misma ciudad vecina de San
tiago del Estero, Nueva Tierra de Promisiòn, aunque la de San
tiago aùn no habìa empezado su edificaciòn ni tenido su nom
bre de bauti zo. Fundamentos artìsticos e irreales e ilegales, a
esta construcciòn o correcciòn de la historia

160
S-) Haciendo abstracciòn, como si no extieren el Rey, Valdi
via y Aguirre como actores de esta Conquista, y Nùñez de Pra
do ùnico descubridor y conquistador del Tucumàn tambièn ha
brìa sido ilegìtima su campaña

1- Arranca su campaña sin comisiòn vàlida de la Gasca


2- Continùa hasta el Barco III sin instrucciones de los
Oydores Virreyes de Perù y en desobediencia como
Cabrera al fundar Còrdoba y que le cuesta su vida
3- Actùa al llegar al Barco III por cuenta propia,
4- 4- Nùñez de Prado funda pueblos infundables del
Barco por ser reales o “poblamientos de paso” para
soldados y sin mujeres

Nùñez de Prado y Francisco de Aguirre no tienen acta notarial


de Fundaciòn - que ellas no aparecen aùn, dicen- siendo pro
bable que nunca hayan existido y si solo el acta de toma de
posesiòn de gobierno por Francisco de Aguirre, ante el notario
Gaspar de Medina de 1553, actuando como gobernante inter
ventor del Barco III y antes a erigir a nuestra ciudad de San
tiago del Estero, Tierra de Promisiòn a 2-3 kilòmetros del
Barco

A Nùñez de Prado le atribuyen fundaciones de ciudades, sin


que haya conquistado y pacificado antes el territorio y motiva
ello la superposiciòn con Aguirre, el que si actuaba para el con
quistador Valdivia que de antes ya controlaba con celo toda
esta regiòn conquistada. Valdivia tenìa el mando efectivo indis
cutiblemente, y Nùñez de Prado le rehuía. Se mostraba y
escapaba como lo hace el intruso

El o los Reales del Barcos I, II y III podrìan haber sido, por


sus caracterìsticas, “Lugares” ocupados pero sin tìtulo de e
llos, que de tenerlo podìan gozar legìtimamente de cierta or
ganizaciòn administrativa con su cabildo y escudo de armas,
como que Nùñez de Prado constituye de hecho al Ayunta
miento con Alcaldes para intentar legalizar su campaña. San
tiago del Estero del Nuevo Maestrazgo, también y como el

161
Barco III, era un Real. No gozaba de calificaciòn de ciudad
hasta el año de 1577, y habra sido seguramente una “Villa”,
sinò un “Lugar” de ocupaciòn, aunque como lo dice esa misma
Real Provisiòn de 1577, que se la “conocìa como ciudad”, o
sea, sin serlo. Solo el Rey tenìa la potestad de designar ciu
dad, villa y lugar: “Ley vj. Que los Virreyes, Audiencias ,y Gobernadores no den ti
tulos de Ciudades, ni Villas.‖ ―Leyij. Que en las Ciudades principales baya doce Re gidores
:y en las demás Villas, y Pueblos Jéis, y no mas‖ Y sea unas u otras, siempre
debìan ser reconocidas por la Corona, que como ade lante
decimos que Nùñez de Prado no tenìa ni tiempo de esta blecer
tantos asentamientos en su breve plazo de recorridas,
cumpliendo los tràmites de ley para poblar y despoblar, como
ha sido reiteradamente. Solo era posible si se trataba de cam
pamentos en trànsito hasta llegar a lo que perseguìa este Ca
pitan Nùñez de Prado

CS Virreyes , y Governadorcs, que tuvieren facultad, feñalcn a cada Villa , y Lugar, que de
nuevo fe fundare y poblare , las tierras y folares, que huvierc mencllcr, y fe le podran dar,
fin perjuicio de tercero , para proprios, y envíennos relación de lo que a cada uno huvieren
feñalado y dado, para que lo mandemos confirmar.

Vèase què era una ciudad metropolitana, de mayor o menor


importancia en la ley: “...Lij. Que habiendo elegido sitio, el Gobernador
declare si ha de ser ciudad, villa, o lugar, y así u forme la República. D. Felipe II
Ordenanza 43. 3 Elegida la Tierra, Provincia y Lugar en que se ha de hacer nueva
población, y averiguada la comodidad y provechamientos que pueda haber, el Gobernador
en cuyo distrito estuviere, o confirmare, declare el pueblo que se ha de poblar, si ha de ser
Ciudad, Villa, ó Lugar, y conforme a lo que declarare se forme el Concejo, República y
oficiales de ella, de forma que si hubiere de ser Ciudad Metropolitana, tenga Juez con
Título de Adelantado, o Alcalde mayor, o Corregidor, o Alcalde ordinario que exersa la
jurisdicción insolidum, y untamente con el Regimiento tenga la administración de la
República: Dos o tres Oficiales de Hacienda Real: Doce Regidores: Dos Fieles executores:
Dos Jurados de cada Parroquia: un Procurador general: un Mayordomo: un Escribano de
concejo; dos Escribanos públicos, uno de minas y registros: un Pregonero mayor: un
Corredor de lonja: dos Porteros; y si Diocesana, ó sufragánea, ocho Regidores, y los demás
oficiales perpetuos: para las Villas y Lugares, Alcalde ordinario: un Alguacil: un Escribano
de concejo y público: y un Mayordomo. Rec. Leyes de Indias. TÌTULO SIETE sobre De
las Poblaciones de las Ciudades, Villas y Pueblos

RECOPILACIÒN DE LAS LEYES DE INDIAS-LIBRO QUAR TO-


(Compilaciòn de leyes, Provisiones y Ordenanzas Reales,

162
Jurisprudencia, criterios reales y costumbres preexistentes)
Libro Cuarto,Tìtulo Primero- Ley Primera
“De los descubrimientos”
“...Ordenamos y mandamos que antes de conceder nuevos
descubrimientos y poblaciòn, fe de orden de que lo descu
bierto, pàcifico y obediente a Nuestra Santa Madre Iglesia Ca
tòlica, fe pueble, afsiente, y perpetùe, para paz y concordia
de ambas Repùblicas...”

Ley xj. Que ningún descubridor entre a poblar en el distrito


de otro.
“...Mandamos, que ningùn descubrimiento entre a poblar en
el distrito de otro. Mandamos que ningun descubridor, ni po
blador, en tèrminos que otros tuvieren en cargados, o hubiera
descubierto, y habiendo duda, o diferencia sobre los lìmites,
por el mismo caso, los unos y los otros cesen de descubrir y
poblar en las partes que hubiere dudas...”
Es que decir asientos poblacionales va a contramano de las té
sis favorables al Cap. Juan Núñez de Prado, quien se caracteri
zaba por la transitoriedad en sus estancias de campañas infru
ctuosas de poblamiento y pacificación encomendada desde el
Virreynato del Perú, en las que solo concreta los brotes del
Barco I, el Barco II y el Barco III, todos desaparecidos por tra
tarse de territorios ocupados por Valdivia o no ser vacos de es
pañoles o indios a sabiendas, persistente y pertinàz en ello,
como exigìa la ley y por carecer Nùñez de Prado de fondos su
ficientes para la campaña, que a Francisco de Aguirre le cuest
a 100..000 pesos y lo asume. Son célebres estas palabras “ ..
atadme y llevadme de aquì..” de Núñez de Prado en instantes
inmediatos a la llegada de Aguirre para erradicarlo de nuestra
ciudad, respondiendo los testigos – y todos coincidentes- al
interrogatorio a màs de 20 preguntas, de Lorenzo Maldonado
Procurador de Santiago del Estero del 16 de julio de 1556
ante el notario Diego Lòpez y el Alcalde Renterìa:

163
8. Testigo Andrès Herrera- — A las ocho preguntas, dijo: que lo que sabe
della es que. por lo que dicho tiene, tiene al dicho Juan Núñez de Prado
por hombre de nial gobierno, y por lo que le oyó hablar ó decir, especia
lmente que ha- biendo pasado esta ciudad 'junto á ésta, como dicho tiene,
le oyó decir un día que dijo á Juan Yásquez, su teniente: «dejaldos á és
tos, que yo daré al través con éstos y les haré que salgan como gentilesh
ombre.? con sendas varitas en las manos;» y por esto cree y tiene por cie
rto que andaba poblando y despoblando para que las gentes le dejasen é se
saliesen desta tierra juntamente con él; y esto dijo á esta pregunta, et
c.

Testigo Julian Sedeño-8. — A las ocho preguntas, dijo: que lo qu


e sabe desta pregunta es que tiene al dicho Juan Núñez de Prado
por hombre de mal gobierno, por las obras que le vía hacer y le
oyó decir muchas veces: «átenme, átenme, cual se andan aquí,» de
que colegió este testigo que quisiera que lo ataran y lo sacara
n de la tierra, y que le vía poblar y despoblar ciudades, é que
le parece á este testigo que todo aquello hacía porque dejasen e
sta tierra de cansados; é lo demás contenido en la pregunta no l
o sabe, etc.
Testigo Cap. Rodrigo de Palos- 8. — A la otava pregunta, dijo: q
ue lo que sabe della es que conoce al dicho Juan Nüñez de Prado
ser hombre mal acondicionado y que procuraba se despoblase esta
tierra ó salirse della, é lo sabe porque mi día allegó este test
igo á él juntamente con Alonso de Villadiego, vecino desta ciuda
d, y le dijeron; «vuestra merced, qué es lo, que quiere? dénos-
lo escripto eu un papel y firmado de su nombre, y aquí le traere
mos las firmas de todo el pueblo,» y el dicho Juan Nuñez de Prad
o les respondió: «bagan lo que quisieren ó átenme,» por donde es
te testigo coligió deseallo el dicho Juan Nmiez de Prado; y esto
dijo desta pregunta, etc.

Testigo Nicolàs. Preg. 16- de Dios é queste testigo vió en la ciudad


de los Reyes al dicho Juan Núñez de Prado, y estaba probé, tal que no ti
ene posibildad para, hacer gastos ni para proveer esta tierra, é ha oído
decir en esta ciudad á vecinos della quel dicho Juan Núñez está malquisto
, y que si viniese á esta tierra, que se despoblaría; y esto dijo á esta
pregunta, etc.

Testigo Blas de Rosale, Alcalde: 3, — A la tercera pregunta, dijo: q


ue la sabe como en ella se contiene; preguntado cómo la sabe, di

164
jo .que porque ha visto en el libro del Cabildo el recibimiento
que se hizo al dicho gobernador Francisco de Aguirre, firmado de
l Cabildo é Regimiento, ó andinismo ha visto las provisiones que
para ello le dió el gobernador Pedro de Valdivia, é sabe que! d
icho Juan Núüez de Prado en el asiento ele Tucumán, de su autori
dad se sometió á la juridición de Chile, diciendo que no tenía r
emedio para poder sustentar esta tierra, por la poca posibilidad
que tenía, y así se lo dijo á este testigo el dicho capitán Jua
n Núflez de Prado platicando con él, é así fué público é notorio
á todos los vecinos que á 3a sazón estaban en la dicha ciudad,
é después vio toda la justicia mudada por el dicho gobernador Pe
dro de Valdivia, é ha oído decir á un piloto que se dice Nicolás
de Dios, que sabe de altura, questa tierra cae en la demarcació
n de Chile, porque este testigo le vió tomar el al- tura y enton
ces se lo dijo, etc.

Por los documentos antiguos que se conservan, es evi dente


que Nùñez de Prado ni siquiera parecìa tener la voluntad o in
tenciòn de establecer un asiento perpetuo. Algo que solo èl sa
bìa, lo impulsaba a pisar un territorio y salirse de èl, que no e
ra solo el temor de ser alcanzado por Villagràn o Aguirre. Sus
compañeros de campaña lo dicen. Parecìa no llegar nunca a
lo que buscaba, porque no era el oro o plata su objetivo.
Leyes Nuevas para Indias de 1542: “...Antes que se concedan
descubrimientos, ni se permita hacer nuevos poblaciones, asì
en lo descubierto o que se descubriere se de orden como de l
o que està descubierto pacìfico, y debajo de nuestra obedienci
a se pueble, asì de españo les como de indios, y de lo poblado
se de asiento y perpetuidad...”
Esta corriente pradista da prevalencia al uso terminológico de
la “fundación” y que así continuamos nosotros para facilitar
esta lectura- concepto escasamente explicado en la doctrina y
leyes- o actas oficiales que induz can a la existencia de ella,
obviando al asentamiento y poblamiento y pacificaciòn, que p
revia capitulaciòn era la única realidad de la campaña coloniza
dora de conquista y su adecuación a la institucionalidad del pr

165
opósito de la Corona, bajo la primera regla de no infringir al id
eario español.

JUAN NÙÑEZ DE PRADO, traidor y dos


veces “Rebelde de la Corona” (ver do
cumentos de Charcas en pagina 167 a
171) y desterrado por vida de toda la
Regiòn
Pero es incomprensible, que hoy sean vistas aquellas con fron
taciones sin criterio objetivo, magnificando los escenarios que
carecìan de entidad en su entonces para crear nuevos hèroes
de la vieja conquista, en desacuerdo a los documentos es pa
ñoles, chilenos y tucumanos de esos siglos que se conservan
hoy en o para Chile y Charcas?

Que lleva a proponerlo a este Capitàn, si no es el atractivo po


pular a encumbrar a quienes vivìan por fuera del sistema de
la Corona y de la ley ¿

Nùñez de Prado, “hombre malqisto”, pero de màs amigos que


enemigos y reconocido documentalmente como traidor de
Gonzàlo de Pizarro y tambièn traidor y rebelde de la Corona
por ser el amotinador alterador del orden dos veces en Santia
go del Estero en 1577 y en 1582 y desterrado del Tucumàn,
Charcas, Chile y Perù por rebeliòn a la Corona y por màs de
30 años. Entre otros, vèase a delante las Informaciones Inè
ditas de Mèritos y Servicios del Oydor Calderòn y del expedi
cionario Pedro de Valencia, sus apresadores y restantes pape
les

Lo dabamos por autoexilado en España, basados en esos tres


poderes señalados por Levillier que dà Nùñez de Prado a
Juan Vàasquez Pacheco, Francisco Gonzàlez y Juan Rodriguez,

166
donde dice:”...de yr a los Reynos de España a besar los piès y
manos a Su Magestad..”, pero èsto era solo una fòrmula ya
concebida de rigor o meramente formal, que todos debìan e
xaltar y exibir pùblicamente su lealtad al Rey, màximo tratàn
dose de èl. Si era un traslado judicial adenàs debìa llevarse a
esa cèdula y llevarla y asentarla sobre su cabeza. Vèase en
ANEXO en documentos de Francisco de Aguirre el uso de esta
fòrmula de rutina, probandolo solo este documento que una
persona estaba viva al suscribirla

Nacido en Badajóz por 1515-1520, se instala y avecina en


San Salvador de Guatemala en 1541, hermano de Marìa de
Busto desposada con Juan Tamayo, ambos vecinos de Gua
temala. Casa con doña Ana de Chávez, hija de Juan de Me
dina y de María de Pallares, estirpe de Conquistadores y
Pacificadores en Guatemala. Después de ser desterrado de la
vasta región del Tucumán, Charcas, Chile y del Virreynato del
Perú, vuelve a Guatemala, donde, dicen testigos, obtiene alcal
días y regidurías (y Levillier), cargos sobre los que no tene
mos más precisiones, y algúnas gestiones privadas no espe
cificadas o algo como mediando entre los Oydores con los na
turales en la Real Audiencia en Confines para Guatemala,
Nicaragua y otras. Hoy al menos conocemos algo sobre el
orígen o primera estancia en Yndias de este Capitán a quien
le debemos los primeros años del Barco III y de haber traido
en su campaña, a nuestros primeros pobladores y antepasa
dos

Por ser un andariego Juan Nùñez de Prado, cuesta a sus biò


grafos a ubicarlo en un espacio y tiempo seguro. Y ràpidos di
cen: son uno o tres homònimos, no èl. Exiten muchas conje
turas a raiz de ello, como si no fuera posible verlos en los do
cumentos a parecer en una regiòn y otra distintas. No es el
ùnico en presentar este panorama interregional disgregativo.
Dicen de què es muerto por Aguirre a muchas otras fantasìas.
Inclusive Levillier divaga a falta de respaldo documental (y
desconocìa este documento que agrego de ser este Capitàn
un traidor, ser un desterrado por vida y rebelde de la Coro

167
na) y no quiere comprometerse a ver dos o tres Nùñez de
Prado como una misma persona. Pero dice èste cèlebre de
nuestra historia, que Hernàn Mexìa Mirabal aduce que ha sido
muerto por Gerònimo Luis de Cabrera, y dicen entonces que
por ello ser un homònimo, por estar en esos años vivo fir
mando papeles. Cierto, pero estimo que esa informaciòn de
Hernàn Mexìa Mirabal que dice “.. saven que despuès de aver
le muerto el gobernador don Geronimo de Cabrera a Juan
Nùñez de Prado por haberle cometidos delitos..”, puede haber
querido decir o mal transcripto ese documento, que Cabrera
“..querìa haberle muerto a Nùñez de Prado..”, que en este
documento que agrego inèdito, se ve a Nùñez de Prado vivo y
vigoroso en 1583, por lo que no debe inferirse que se trata de
una homonimia.

Pero es èl, aunque no muerto, y este relato tiene algo de ver


dad, en cuanto a los perjuicios que le causa a Gerònimo Luis
de Cabrera en esos años que èste era Gobernador de nuestra
ciudad. De todos modos anexo el Acuerdo de la Real
Audiencia de la Plata de Charcas de 1576, pidiendo el Oydor
que se les remita pruebas de un testimonio de Nùñez de
Prado, si saberse a que tiempo ello podrìa referirse. Es un a
sunto sobre el ya decapitado Cabrera

Es este Acuerdo del 23 de enero de 1576, a raìz del juicio de


residencia al Conquistador de Còrdoba Jerònimo Luis de
Cabrera, en que revocan a su favor parcialmente el fallo del
juez inferior, pero que previo a decidir otros puntos no claros,
ordenan traer como prueba el testimonio de Juan Nùñez de
Prado que estàn en otro proceso penal por separado donde ès
te Capitàn nuevamente està sindicado y complicado. Esto con
firma lo que Levillier en “Nuevas Crònicas...”, cuenta que Nù
ñez de Prado habrìa cometido delitos a Cabrera. Lo agrego a
este Acuerdo encontrado, como el anterior, en Charcas

Pero Juan Nùñez de Prado sigue vivo el 26 de enero de 1583


gozando de mucha y buena salud y de nuevo con alborotos de
èl y acompañantes como Antonio Heredia y Farfàn de los Go

168
dos, y muchos otros y de nuevo molestando en nuestra ciu
dad. Ahora se lo acusa de delito de desacato. O un alzamiento
abortado, sofocado o desistido por arrepentido? Adjunto este
fallo - pero no para que se niegue que es el mismo Nùñez de
Prado- que explicìta este episodio, donde mandan nuevamen
te a apresarlo, aunque con mucha cautela y sigilio de estos
Oydores, hasta asegurarse de la existencia del hecho, porque
este Capitàn habìa aducido menosprecio a su persona por el
Alguacil Mayor de Charcas Hernando de Retamoso, pero que
era un asunto de mucha importancia, si lo era, y que podrìa
haber sido otro intento de sediciòn, en lo que mucha expe
riencia tenìa, porque se ve la preocupaciòn de los Oydores en
sus votos del Acuerdo. Debe aceptarse que Nùñez de Prado
era un revoltoso incansable durante casi toda su vida, pero
dirìa que preparado y de mucha y larga conversaciòn y
educaciòn que le habrìa beneficiado distendiendo sus delitos,
castigos y ensañamientos personales, y que vivìa en la paz de
su hogar en el Salvador de Guatemala y tal vez falleciendo de
anciano. En este proceso el Oydor Peralta vota que Nùñez de
Prado vaya preso y que lo manden a aprehender al licenciado
Francisco de Vera, Oidor que ha sido de la Real Audiencia de
Charcas y muerto a antes de abril de 1588, y se lo comisiona
al Tucumàn para estas dos tareas de dos causas diferentes

Agrego estos documentos desconocidos de la Real Audiencia,


pesàndome por no ser diplomado en historia y si solo en leyes
y excederme a lo que no corresponde y al propòsito del pre
sente, obra que tampoco estaba en la intenciòn de escribìrse
la

Paralelo a este nuevo revuelo y en este mismo expediente, in


terviene Hernàn Mexia Mirabal y Pedro Sotelo como querellan
tes contra el licenciado Lerma, Gobernador nuestro y solicitan
do a que los Oydores instruyan esta causa, y el funcionario a
signado al efecto vendrìa a acometer estas dos gestiones. Di
cen que era mejor que el Gobernador no estuviere en ese A
siento, cuando lleguen esos funcionarios, asì los testigos ten
gan libertad de colaborar con la justicia. Y estimo que por los

169
dichos detalles de este Acuerdo nombrando a Mexìa Mirabal, a
Pedro Sotelo, al Gobernador Lic. Hernando de Lerma, a tener
deudos y muchos amigos aquì, etc. es de meridiana verdad y
claridad, de que se trata del Capitàn Nùñez de Prado, el Con
quistador del Barco III y rebelde de la Corona

Sus obras: los fracasos del Barco I, II y III. Ellos y el Real de


Santiago del Estero no han sido ciudades, salvo esta última
que estaba en vìas de serlo, que recién lo logra en 1577. Esto
no menguaba los derechos del pacificador o conquistador, por
que sus derechos le venían por “asentarse y poblar en un te
rritorio con el fìn de quedarse y pacificar a los naturales”. El
asiento que debía poblarse, debía ser perpetuo, o para que
darse o duradero o hasta que resistan, con la voluntad e inten
siòn “ànimus domini” o de dueño, necesaria en derecho pri
vado para usucapir, sin importar la suerte que correrà el pue
blo o ciudad. Y la pacificación sería como el rey, la iglesia, los
doctrineros y teólogos recomendaban o estatuían. No hay
constancias que Nùñez de Prado haya intentado pacificar es
tas tierras. Francisco de Aguirre logra perpetuar el asiento y
su población, pacificar y ser respetado entre los naturales, a
excepción que no contribuía con la Santa Iglesia porque pro
ferìa y preferìa que le enviaran soldados y no sacerdotes,
pagando ello con dos procesos ante los Tribunales de la Inqui
siciòn en Lima

Esta lìnea de un sector del pensamiento pradista, es la que


paradògicamente ayer negaba tambièn a la Buenos Aires de
don Pedro de Mendoza el carácter de fundación a dicho asen
tamiento por carecer de la condición de estabilidad de su a
siento, restándole los méritos a la mejor y triste de las cam
pañas de Conquista que ha ennoblecido la memoria de Argen
tina en épocas más tempranas

Y que diríamos si los criterios tenidos por ellos para funda


mentar y sostener a Núñez de Prado como el fundador sin
asientos y libre de ocupantes, los trasladamos a los muchos
otros pueblos de Argentina superpuestos o trasladados de sus

170
asientos originales que son numerosos. Que quedarìa de la
historia sabida, donde sus fun dadores serían otros a los que
hasta hoy se reconocen oficialmente. Hoy crece este movi
miento revisionista sin objetivos claros, que asoma como una
propuesta polìtica divisionista, con argumentaciones que no
profundizan en el conocimiento académico histórico y jurídico,
de lo cual nosotros tambièn distamos aún

Demarcaciones territoriales
peruanas invàlidas
Pero bajo que demarcaciòn territorial Nùñez de Prado viene
en 1549 hasta 1552 al Tucumàn. ¿ De las 100 leguas de an
cho que tenìa Chile, dispuesta por la Reyna madre Doña Jua
na en 1552, que Pedro de Valdivia y sus dos capitanes siem
pre las desconocen, y que los mismos Reyes sabían de esta
desobediencia ¿ Nada tiene que ver con Nùñez de Prado, y si
solo con Francisco de Aguirre o a quien viniera de Chile hacia
el Este

Digamos que las 100 leguas de demarcaciòn a Chile, es causa


a quienes quieren ilegalizar la Campaña de Aguirre al Tucu
màn, donde nada compromete a Nùñez de Prado

A este Capitàn, le impedìa que viniendo al Tucumàn de la


Capitulaciònes de Nueva Castilla y NuevaToledo, sobre las que
el Virreynato de Perù estaba asentada, estaba traspasando
una lìnea prohibida como era la demarcaciòn de Nueva
Andalucìa. Solo el Rey podìa dar autorizaciòn a Nùñez de
Prado, lo que no sucede. Era nulo lo acordado por La Gasca o
por quienes lo continùan: los Oydores Virreyes Santillàn,
Altamirano y Bravo de Saravia

Tanto Aguirre como Nùñez de Prado se debaten entre òrdenes


insostenibles, sea para el primero por Capitulaciones indefen
dibles por la muerte de Almagro que deja difusos sus atribu

171
tos de ley. Y al segundo por mandatos nunca confirmados.
Pero Aguirre tenìa la ley de su lado para conquistar, pero des
favorecido por tener que ponerse bajo las ordenes del Perù y
no de Chile, estando esta ciudad fuera de la raya de Perù

Se ha tenido en cuenta que si recièn el 31 de marzo del año


de 1552 la Reyna, la Princesa Doña Juana y su otro hijo el
Prìncipe Don Fernando, en ausencia temporaria del Rey Carlos
I, dictan en Madrid la Cèdula Real el 31 de marzo de 1552 (*)
y crea legìtimamente por primera vez las 100 leguas de ancho
de Chile, es porque la demaraciòn idèntica del Cabildo de
Chile efectuada de antes en 1542 y la otorgada por La Gasca
el 23 de abril de 1548, carecìan de legitimidad, por no tener
competencia sobre lo que era materia exclusiva del Rey, como
que tampoco La Gasca para comisionar a Nùñez de Prado por
no llegarle sus funciones hasta el Tucumàn, ya que eran và
lidas solo hasta el confìn de un Virreynato que no llegaba has
ta aquì, e igual luego pasa con los Oydores Virreyes desde el
23 mayo de 1550 que estaban en la misma situaciòn y no
previenen en otorgar otro y nuevo mandato en sustituciòn al
de la Gasca fenecido, que aunque no teniendo atributo para e
llo, tampoco la gestionan ante el Rey

El Rey nunca nada ratifica sobre lo actuado por Perù y su


mandato de Nùñez de Prado. Solo confirma 4 años despuès a
Pedro de Valdivia como Gobernador de Chile y ratifica las 100
leguas demarcadas por su madre, la Reyna, documento de
reciente apariciòn

Màs cauteloso ha sido el Gobernador de Vaca de Castro, po


niendo papeles sobre la mesa y permitiendo la negociaciòn a
los conquistadores interesados, sin imponer su autoridad pa
ra demarcar, de la que habrà tenido sus dudas, como Oydor
que era también.

(*) «Desde Copiapò que está en 27º de la línea equinoccial


hasta la parte sur, hasta cuarenta e uno de la dicha parte, pro

172
cediendo norte sur derecho por meridiano, e de ancho en
trando de la mar a la tierra hueste leste cien leguas »

Estas expediciones peruanas no tenìan respaldo legal, pero es


probable que quien lograra un Asiento de Conquista y confor
me al Rey, habrìa podido obtener la validèz del Rey, y que
ello harìa en insistir irregularmente en sus conquistas al Tucu
màn. La Corona preferìa los resultados obtenidos

Seis son las Òrdenes Reales desde 1543 a 1563, una de Cabil
do de Chile y una del Virreynato del Perù, que se emiten so
bre estos lìmites geogràficos de gobernaciones de la Corona

A- La divisiòn de 1534 en cuatro demarcaciones. Nace Nueva


Toledo, para Chile

B-Al Adelantado Diego de Almagro en 1543, en Capitulaciòn


de lìmite amplio de Nueva Toledo

C- Del Cabildo de Chile en 1542 demarcando sus 100 leguas


al Este

D-Al Cap. General Pedro de Valdivia en 1544 en Capitulaciòn


de lìmite amplio de Nueva Toledo

E-La Reyna Doña Juana y su hijo don Fernando, prìncipe, el


31 de marzo de 1552 fijan las 100 leguas a Chile

F-al Adelantado Jèronimo de Alderete en 1555 dàn las 150


leguas de Chile (otros autores chilenos dicen que es en 1544)

G-A don Garcìa Hurtado de Mendoza, Gobernador de Chile e


hijo del Virrey de Perù, también las 150 leguas de Chile. Por
esta nueva línea el pueblo de Atacama es propiedad de Chile.

H-En 1563 se incluye al Tucumàn en la Jurisdicciòn de la Real


Audiencia de Charcas

173
l- En 1564 se separa al territorio del Tucumàn de Chile,
quedando como otra Gobernación y Provincia del Virreynato
del Perú

Este nuevo panorama de legalidad, de los alcances de la Orde


nanzas Reales y Reales Provisiones de la Corona, nos fuerza
ahora a reforzar y demarcar la ilegalidad de los mandatos con
que habían actuado Núñez de Prado

Nùñez de Prado, viene al Tucumán con una comisión sin valor


jurídico, por lo que ya insistidamente lo explico que estas
funciones polìticas-administrativas del Virreynato del Perù
terminaba en Metàn localidad en Pcia. de Salta, sin llegarle o
alcanzarle a este sector del Tucumàn, y este Capitán habría
venido por su cuenta o sin capitulación, no significando nada
su campaña engañosa con los Barcos. “...hombre malqisto”,
decìa el Oydor de Charcas Gonzàlo Calderòn y en algùn docu
mento de Charcas, lo titulan como “...El rebelde de la Coro
na”, de quién no se podía esperar otros mejores episodios

Y tambièn Nùñez de Prado, luego de la intervenciòn de Valdi


via allì, prosigue hasta Torobòn en Salta. Y no resistiendo este
segundo asiento por las violencias del aborigen, desobedece a
los Oydores del Perù de que descendiera de nuevo hasta el
Barco I en Tucumàn, por su conveniencia de conexiòn a rutas
valiosas para Chile, Asunciòn y Charcas, decide por su cuenta
y llega hasta el rio dulce en la hoy Santiago del Estero. Funda
el Barco III, sin comisiòn vàlida, ahora de su comitente el Vi
rreynato de Perù, quienes en otra ilegalidad, no había dado
Capitulación a este Capitán (Ver en Teresa Piossek Presbisch
en “A 467 años de un acto fundaciònal del Tucumàn” el reco
rrido de este Capitàn y en su respuesta personal a que le hi
cieramos arriba)

Agreguemos que cuando Rodrigo de Aguirre,Teniente de Go


bernador de Santiago del Estero, dependiente de Chile, pide
la detención de Núñez de Prado, en el año de 1557, hace esta
petición a Chile, Charcas y Perù y colaboran con esta aprehen

174
sión, comisionando a Pedro de Valencia y a Gonzalo Calderón,
el Oydor de esta misma Audiencia Real de Charcas, los que
salen en busca del Capitan Núñez de Prado, y dice este Oydor
de este Capitán:”... entradóse contra la voluntad de la Justicia
de Vuestra Magestad a la Provincia de los llanos (de Santiago
del Estero) tierra de guerra...” que los historiadores no nos
contaban así esta historia – y este autor también asi de equi
vocado estaba- de que el mismo Capitán Juan Núñez de Prado
estuviera en la amotinada o levantamiento de esta ciudad en
1557, y menos de que termina desterrado este Capitán, al me
nos en estos años:”...que estando el capitán Juan Núñez de
Prado y Juan Santa Cruz, su maestre de campo, en la provin
cia de Sococha...”, Decíase que había desaparecido, o que
Aguirre le había dado muerte. Pero aparentemente en el año
de 1566 Nùñez de Prado había participado en cargos ediles en
Guatemala, que se sabrá al transcribir un documento aquí vis
to en Tomo III

Pedro de Valencia, y Gonzalo Calderón al año siguiente, pre


senta su informe de Méritos y Servicios a esta Real Audiencia
de Charcas y relata (Véase en Tomo II) que:

175
“....NUÑEZ DE PRADO, Juan, capitán, rebelde de la Corona
Española, aprendido por Gonzalo Calderòn y Pedro de Valen
cia:

Desbaratar y prenderlos y el dicho Capitán Pedro de


Valencia fué en compañía de dicho Calderón y los
desbaratarón y prendieron y traxeron a los principales
mobedores a la Villa de Potosí donde se hiuzo justicia del
Juan de Santa Cruz y los demás fueron y desterrardos,
que fué servicio de mucha importancia pata el sociego y
quietud de esta Proncia y de todo el Reyno por estar las
cosas en aquella sazón con poco assiento en esta tie
rra...”

176
INFORMACIÒN DE MÈRITOS Y SERVICIOS DEL OYDOR DE CHARCAS
GONZÀLO CALDERÒN

177
178
179
180
Francisco de Aquirre gozaba de tìtulo y respaldo legal a la
fundaciòn de Santiago del Estero, basado en un derecho que
radicaba en las Capitulaciones de Almagro y Pizarro a Valdi
via, que les da fuerza y legalidad para imponerse con las ar
mas sobre el Perù hasta 1563. Los Reyes observaban estas
reyertas y no actúan. El tucumán se separa de Chile, pero
Chile seguirá hasta la Independencia de España, como Reyno
independiente como vemos en SEMBLANZA II. Chile tambièn
nace fuera de la demarcaciòn del Virreynato del Puerù,
porque Copiapò estaba en la misma latitud que nuestra ciu
dad

Desde fines de 1555, rigen las nuevas 150 leguas de cintura


ensanchada de Chile, abarcativa y concreta del Tucumàn,
regresado que es Carlos V a la administraciòn de la Corona,
cuando este Rey le da al Adelantado Alderete y al hijo del
Virrey de Perù, don Garcìa Hurtado de Mendoza – ambos para
gobernadores de Chile -, esta mayor extensiòn territorial para
que gobiernen, y debiendose esperar a 1563 para entrar a
una etapa de silencio a estas demarcaciones y lìmites geogrà
ficos o digamos, de pacificaciòn del Tucumàn con Perù y Chile
con Perù

El Tucumàn solo funcionalmente pasa a Charcas y a su Real


Audiencia en 1563, porque su territorio ha de seguir y unido a
Chile en lo polìtico y administrativo, hasta 1564, pero defini
tivamente esta segregaciòn es cuando se crea el Virreynato
del Rìo de la Plata en 1776 con su nueva de marcaciòn inclu
siva del Tucumàn a la nueva Real Audiencia que incluirà a
Charcas e independiza del Virreynato de Perù

Esperamos clarificar cuando transcribamos paleogràfica mente


este documento chileno, que el Virreynato de Perù brega por
la separaciòn del Tucumàn del Gobierno de Chile en lo polìtico
y administrativo

“...6. Párrafos de una carta de la Audiencia de Lima a S. M. dando


cuenta de la muerte de Francisco de Villagra, de los nombramientos de

181
Pedro de Villagra para el gobierno de Chile y de Francisco de Aguirre
para el de Tucumán y sobre apartar esta última gobernación de la de
Chile. Fechada en los Reyes. 9 de marzo de 1564. (10)...”
Colección de Documentos Inéditos Para la Historia de Chile.
Segunda Serie.
Tomo I. Rodrigo de Quiroga - M. Bravo de Saravia. 1558-1572.

SEMBLANZA II
Y en cuanto al enigma de si Chile era o no del Perú, es un ho
rizonte que también dubitativo llega hasta finales del siglo
XVIII, en que “por Real Orden de 15 de marzo de 1798 se
declaró independiente al reino de Chile del Virreinato de Perú,
añadiendo que siempre debió entenderse así...” Guía de fuentes
para el estudio de la Audiencia de Chile en el Archivo General de
Indias María Belén García López. Es decir que 257 son los años
que han debido transcurrrir para hacer esta declaracíón de
independentismo retrasada.

El añadido es consecuencia de Ordenes Reales previas, ya que


aparentemente – hasta la aparición de Provisiones Reales de
fechas anteriores- puede ser el Rey Don Felipe III por Princi
pado y Gobernaciòn de San Lorenzo del 15 de octubre de
1597, y copiado nuevamente por el mismo Rey en Madrid el
15 de enero del año 1600, dicta esta Provisión Real que
continúa incorporándose en las Leyes Nuevas para Yndias de 25
de octubre 1597 y en Recopilaciòn de Leyes de Yndias de 1687

“ Ley XXX. Tìtulo: Que el Virrey y Audiencia de Lima no se


entrometan en el Gobierno de Chile, si no fuere en s graves y
de mucha importancia

QUE ES NUESTRA VOLUNTAD, que los Virreyes del Perù y


Audiencia de Lima no impidan ni embaracen al Presidente,
Gobernador y de Capitàn General de Chile en el Gobierno,
Guerra y materias a su cargo...”

182
Algo, aunque no similar, sucede para nuestra ciudad de San
tiago del Estero, pero que solo se toma un plazo de 23 años
tardíos y para una rectificación demorada e incompleta, lo que
no autoriza a nuestra ciudad a ir más allá, revolviendo y con
fundiendo los sucesos de nues tras historias

Me refiero a lo que nos atañe a los santiagueños, que ello


està reflejado en una carta del Rey Felipe II del 1 de diciem
bre de 1577, y trato de justificar todas estas confusas posi
ciones de la corriente pradista, aunque por distinto camino al
de Don Felipe II

Este año de 1577 es el año que sin duda el Rey ha tenìdo más
en cuenta a nuestra ciudad, debido a que sus asesores le
habìan reunidos los documentos reales referidos a nosotros :
a) Se la declara “la muy Leal” el 19-2-1577
b) Se le otorga el escudo de esta ciudad el 19-2-1577 c) Es
el año que declara ciudad a nuestro pueblo de Santiago del
Estero el 22-3-1577, y
d) Declara y dignifica a nuestra ciudad cabecera o capital de
la Gobernación del Tucumàn el 22-3-1577, lo que perdurarà
hasta acercarse al perìodo independentista de la Rèpublica

Con la firma de estas providencias reales de 1575, Felipe II,


el 1 de diciembre de ese mismo año (o sea 12 años después
de la creación de la Real Audiencia de Charcas cuando el Tucu
mán se separa finalmente de Chile) recièn advierte y dice:”...
Que al virrey del Perù y no al gobernador de Chile tocaba este
gobierno como que estaba totalmente separado de aquel Rey
no...”, misiva que la conocemos en “Guerras calchaquies. Sus
implicancias” de Norma Cantatore de Frank, que no he consta
tado su existencia, pero su contenido indica que al Tucumàn
se referìa, como su autora afirma

Es como si Felipe II nos dijera: “!Vaya... que estabamos equi


vocados...!” Pero si es el rey el equivocado, su ley o criterio,
es ley. Dura o torcida o errónea, es ley y así y por ella nos
hemos regido, al menos por unos cortos años.

183
Nos dice este Rey Felipe II que legalmente y con mal criterio
de la Corona, el Tucumàn pertenecìa a Chile, convalidando y
haciendo innecesario este contenido extenso, pero, estas tar
días reflexiones de Don Felipe, era la reacción y sorpresa de
ver en un plano la magnificencia el Reyno de Chile interfi
riendo y reduciendo al hoy continente Argentino

Pero estas expresiones reales son parciales, porque su padre,


el Rey Carlos I o Carlos IV había fijado los límites chileno-
tucumanense con mayor generosidad para Chile, que vemos
abajo al tratar al Adelantado J. de Alderete y al hijo del Virrey
de Perú Garcìa Hurtado de Mendoza, pero que sin duda los
asesores de Felipe II le habrían mostrado- ademàs de un
dibujo mostrando una silueta irregular de demarcaciòn de Chi
le abarcando a Tucumàn muy opuesta a las lìneas uniformes
comunes a otras demarcaciones- solo las Provisiones Reales
emitidas por su abuela la princesa Doña Juana y su tío el prín
cipe Don Fernando de 1552, que reducia la cintura chilena a
las 100 leguas al Este. Veremos abajo que esto ocurre en
ausencia momentánea de su padre el Rey Carlos I o V, y que
a su regreso reestablece estos límites ampliándolos a 150
leguas, envolbiendo desde el Océano Pacífico hacia el Este a
todo el Tucumán y màs.

A ello se sumaba, que en la mitad del s. XVI, que es el tiempo


de estos asentamientos, la Corona tenìa asumido a que era
preferible a que los sucesos se produzcan con las soluciones
que daban las autoridades locales, a que tener que intervenir
con la magnificencia de sus potestades imperiales a veces
inoportunas a estas regiones, y todo a fin de llevar adelante
el ideario de la Conquista. Es decir que habían aprendido los
reyes a actuar por las consecuencias, al menos en este perío
do, por que años antes en 1536 con la fundaciòn de Buenos Ai
res interviene el rey directa e inflexiblemente, a contracara de
la laxitud con que se operaba en el Tucumàn por la interme
diaciòn del Virrey o Audiencias Reales de Pedro de Valdivia y
Francisco de Aguirre, se comunicaban frecuentemente con los

184
Reyes Carlos I y con su hijo Felipe II, y los tenían al corriente
de todos estos sucesos, y nunca los Monarcas les dan contra
indicaciones, en lo que ahora nos interesa, siendo por ello
convalidado legalmente todos estos acontecimientos de la Con
quista del Tucumán. Compruèbese esto al final en el Tomo III

“En lo político, el gobernador de Chile estaba subordinado al


virrey del Perú. En teoría, al crearse el virreinato de la Nueva
Castilla o Perú, (1542), no se incluía en sus límites el terri
torio chileno, pero una real cédula de 1548 facultaba la virrey
para proveer gobernaciones en los “nuevos descubrimientos e
poblaciones en las dichas provincias del Perú”, y en virtud de
ella el virrey don Pedro de La Gasca nombró gobernador de
Chile al descubridor don Pedro de Valdivia, aunque ya había si
do reconocido como tal en cabildo abierto de Santiago de
Chile, en 1541. El propio Licenciado Pedro de La Gasca, fa
cultado por el rey para hacer este tipo de nombramientos,
expresa en carta a S.M. este merecimiento por parte de Val
divia. Esta designación de La Gasca, sometía a la gobernación
de Chile a la Audiencia de Lima, la cual quedaba autorizada a
proveer interinamente el cargo de gobernador, pero la Co
rona, al confirmar el nombramiento de Valdivia como gober
nador de Chile, omitía toda referencia a esta subordinación. A
partir de ahí, tanto el virrey de Perú, como la Real Audiencia
de Lima, intervinieron en los asuntos de Chile, lo que se vio
confirmado por la Recopilación de 1569, que vino a establecer
la subordinación de la gobernación de Chile al virreinato de
Perú. Esto mismo confirmó también la Recopilación de 1680.
También competía al virrey el nombramiento de gobernador
interino de Chile, aunque ya hemos visto que se dio el caso de
elección del gobernador a cabildo abierto, e incluso el nom
bramiento directo por la Audiencia de Lima. Esta situación se
mantuvo hasta finales del siglo XVIII, en que por real orden
de 15 de marzo de 1798 se declaró independiente al reino de
Chile del virreinato de Perú, añadiendo que siempre debió en
tenderse así. (Obra citada de María B lén García López

185
Pero en el Tucumán era tan definida la autoridad de Chile,
que nunca le permiten a Perù, y por la fuerza, a en trometer
se en el Tucumàn. Desde Perù solo hacìan – nunca oficialmen
te- algunos pocos intentos de ostentar autoridad exponiendo
a terceros particulares, que rechazados por las armas de Chi
le, se retiraban y nunca màs volvìan a intentarlo. Valdivia ya
habìa fallecido en 1553 y el Lic. Pedro de la Gasca que tenìa
un gran poderio militar, pero temìa al Rey, y su habilidad en
estratègica le impedìa mostrarse como generador de proble
mas hasta 1550 en que abandona Perù. Los tres conti nuado
res de la Gasca, los Oydores Bravo de Saravia, Santillàn y
(Suarez de) Figueroa y Altamirano, la complican magistral
mente, pero sin ningùn resultado como siempre, hasta 1563 y
en este ámbito

Digamos que los peruanos, el Lic. De la Gasca y sus tres


Oydores Bravo de Saravia, Santillàn y Altamirano, eran fun
cionarios sagaces y de alto valor intelectual para el Perù y a
su Rey, y que el Cap. Gral. Pedro de Valdivia y sus Capitanes
Villagràn y Aguirre se imponìan y defendìan con sus armas
sus razones y sus derechos

Este escenario de sometimiento pleno del Tucumàn a Chile no


solo era en los años de Aguirre y Villagrán o el primer go
bierno del destacado Juan Pérez de Zurita, si no cuando pos
teriormente la Real Audiencia de Charcas intenta quebrar esta
dependencia del Tucumán a Chile en abril de 1561, fracasa
cuando siendo Gobernador de Chile Francisco de Villagrán que
manda a Gregorio de Castañeda para que aprehendan al mis
mo Pérez de Zurita por aceptar el cargo dado por el Perú y lo
encarcela por desobediencia a la jurisdicción chilena. Este pro
ceso penal se trata en el libro fuente del Tomo I, pero por tra
tarse de quien era Pèrez de Zurita, lo liberan en el camino y
en esa condiciòn enfrenta su proceso penal. Véase este trato
preferente a Pérez de Zurita, a contracara al dado a Juan
Núñez de Prado

186
Nos quedarìa pendientes transcribir este documento que
desconocemos, en que Pèrez de Zurita, cuestiona estos mis
mos temas jurisdiccionales y podrìa arrojar alguna luz: 4. Pleito
seguido por Juan Pérez de Zorita, como Gobernador de la provincia de Tucumán,
para eximirse de la jurisdicción de Francisco de Villagra, que ejercía igual cargo en
Chile. 1561. Sin embargo en este otro documento, este mismo
conquistador y emèrito fundador de numerosos pueblos, regis
tra otro antecedente contradictorio que merece conocèrcelo,
porque en 1564 el Tucumàn vivìa pacificamente en armonia
con el Virreynato del Perù y bajo su dependencia. Carta del Capi
tán Juan Pérez de Zurita pidiendo socorros al Cabildo de Santiago y dando cuenta
de la crítica situación en que se hallaba el Gobernador. 2 de enero de 1564. (353)

Para el Tucumán se hace necesario llegar a 1563 con la crea


ciòn de la Real Audiencia de Charcas para definir definitiva
mente su dependencia al Virreynato del Perú. Mientras, Chile
era la ley y la autoridad. Los hechos producidos dentro de ese
plazo de 1541 a 1563 y dentro de su ley y autoridad imperan
te, han sido y son actos legítimos, convalidados por la Corona
y asentidos por el Virreynato del Perú

187
Segunda Parte
Capìtulo II

CONTROVERSIALES ACTOS DE CONQUISTA


A SANTIAGO DEL ESTERO, TIERRA DE
PROMISIÒN EN 1553

“Documentos Argentinos en Archivos Sudamericanos s. XVI a XIX- Sucre,


Chile y Perù” Ediciòn 2017, piè de pàgina - letra cursiva

Orìgenes. Capitanìa General de Chile


Dentro de lo que éticamente me está permitido por mi falta de forma ción
académica en este campo, he logrado redactar, absteniéndome de toda
opinión personal, un inventario o catalogo general clàsico de fuentes
historiogràficas en unos casos, y en otros una Guia Pràctica de señala
miento a la bùsqueda y localizaciòn de fuentes historiográficas, desde la
fecha germinal del año de 1553 a las primeras décadas de la Repùblica, el
que se ha de constituir, estimo, en una inevitable herramienta útil para dar
mayores posibilidades a nuestros investigadores en el repaso, desde una
perspectiva de la judicatura sucrense, a la vieja historia de Argentina (1)
cuando ella nace (2) con su dependencia a Santiago de Nueva Extremadura
en Chile con la fundación de la segunda ciudad (3) que perdurará de
Argentina en territorio santiagueño de “Santiago del Estero del Nuevo
Maestrazgo” el 25 de julio de 1553 con Francisco de Aguirre Me neses,
“...Capitán muy diestro en la guerra y honbre de gran puerto…” al de cir de
los Oydores (paginas adelante), y comisionado por el Capitàn General
Pedro de Valdivia, dándose inicio al proceso de la organización admi

188
nistrativa, política y jurídica de las provincias del Tucumán, cimiento y se
milla de la única remi niscencia primigénita al origen temprano de nuestra
Nación, como un logro conjunto e inequívoco de este genearca y militar es
pañol con los primeros cuatro seño res Oydores de la Real Cancillerìa de la
Plata de los Charcas, los licenciados Pedro Ràmirez de Quiñones, Juan de
Ma tienzo, Antonio Lòpez de Haro y Martìn Pèrez de Recalde, y con la Real
Audiencia de Lima y los licenciados Melchor Bravo de Saravia, Hernando de
Santillàn (Suàrez de) Figueroa y Diego Gonzàlez Altamirano - estos ùltimos
que en el perìodo de los años de 1552 a 1556, también han sido Virreyes
del Virreynato del Perù – jueces de primera instancia en causas de com
petencia originaria, y de segunda y tercera instancia a aquellas sentencias
de Cabildos y de la Real Audiencia de Charcas que se agregan en este
trabajo

El Cap. Gral. Pedro de Valdivia con sus capitanes Villagràn y Aguirre que
estaban bajo la òrbita de los arriba nombrados Oydores del Vi rreynato de
Perù, con funciones de Virreyes de 1552 a 1556, recibìa también ordenes
directas del Rey Carlos I, tambièn conocido por Carlos V desde 1519,
generando ello la ambivalencia e incertidumbre de la autoridad y mando en
estas tierras, hasta que la misma Corona, muerto que ya es Carlos I y Pedro
de Valdivia y por los conflictos que se sostenìan con Perù, establece la Real
Audiencia de la Plata de los Charcas en 1563 e incluirà dentro de su juris
dicciòn a esta ciudad de Santiago del Estero y a las que vendràn en esta re
giòn del Tucumàn, quedando establecido que será en adelante el Virrey
nato de Perù la autoridad imperial final sobre ella, fundada y construida en
1553 por Francisco de Aguirre a orillas del rio Misquy MayU y cercana al Bar
co III del Capitàn Juan Nùñez de Prado, a la que el 12 de agosto de 1952 la
Academia Nacional de la Historia de la Repùblica Argentina (4) la califica
como acto “fundaciònal” y a Aguirre su “fundador”, asì tambièn hoy lo
reconocemos, a pesar de opiniones contrarias (Ver ellas en “Fundaciòn de
Sa tiago del Estero” de Raùl Jorge Lima, ediciòn 2000)

(1) La orientaciòn de esta narrativa, que no le alcanza a la elec


ciòn de los documentos que se agregan, es hacia la descripciòn y
probanzas històricas, hacièndose abstracción a los albores del
primer perìodo y los no menos egregios pero aislados aconteci
mientos prìstinos e inaugurales de la Corona Española en sus do
minios ultramarinos al sur de Yndias, abajo de Chacas y de las

189
tierras de Andrès Manso y Ñuflo de Chàves y al este de Chile,
con el desembarco de Juan Dìaz de Solìs en la costa Orietal en
1516 o Hernando de Magallanes en 1520 en la costa patagò
nica, a la primera designaciòn para Argentina por el Consejo de
Indias para Gobernador del Rìo de la Plata en Miguel de Herrera
el 27 de enero de 1531, a la gran campaña y establecimiento co
lonizador y primera fundaciòn de Buenos Aires con el Ade
lantado D. Pedro de Mendoza en el año de 1536, o de los promo
tores de estas gestas en Asunciòn de Paraguay, Rìo de la Plata y
Buenos Aires, los Ortìz de Zárate desde 1564 a 1580, o a la
ciudad más antigua de Espíritu Santo de Sebastián Gaboto en el
año 1527, y en la regiòn de los indios Tucumàn, a los primeros a
sentamientos a paso con Cabildo y reparto de mercedes, con
Medellìn en 1544 en suelos del que han de ser Santiago del Este
ro, y también allì a los ingresos de la soldadesca norteña con las
incursiones malogradas del Cap. Gral. Diego de Rojas en 1543 y
1544, o los pueblos inestables del Capitàn Juan Nùñez de Prado,
el titulado con el predicado “Rebelde de la Corona” en Charcas,
erigidos en sus derroteros erràticos por San Miguel de Tucumán,
Salta y Santiago con las ciudades del Barco I, II y III en 1549 /
1552

(2) Por ser esta una historia que por si sola fomenta el debate,
por ser sobre una Naciòn en que han convergido distintas co
rrientes colonizadoras en diferentes tiempos para su conquista y
fundaciòn, contrario al nacimiento de Mèxico, de Perù y de Chile
gestados en actos de conquista ùnicos, y por las datas de los do
cumentos fuentes, existentes y conseguidos en Archivo base de
este trabajo, de marco y decido este hito incluyèndolo en una su
cesiòn de tres etapas con actos heroicos precedentes e indepen
dientes o sin continuidad programadas entre ellos, seguida por
este atisbo fundacional y expansionista pero polìticamente orgà
nico, porque asì està reconocido por la Corona Española, por la
Real Academia de Historia de España y la Academia Nacional de

190
la Historia de la Repùblica Argentina, y finalmente su derivaciòn
en el impulso a la consolidaciòn social y jurìdica del territorio ar
gentino con las provincias del Tucumàn, pilar innegable de la Na
ciòn

(3) Los primeros dos asentamientos de pasp o Reales, pero


sujetos a la jurisdicciòn del Virreynato del Perù, con Cabildos
constituidos y repartos de mercedes, son: 1) Medellìn, aùn en piè,
en la regiòn de Socon cho, por Francisco de Mendoza en 1544, a
quél andarín expedicionario y conquistador que deja su vida en
1544 en Malaventu ra, en el norte de la provincia de Córdoba,
hijo adoptivo del nombrado Diego de Rojas y 2) El desaparecido
Barco (III) por el Capitàn Juan Nùñez de Prado en 1552, y tam
bièn de sus primeros establecimientos españoles ocasionales e in
existentes en Argentina en San Miguel de Tucumàn el 29 de ju
nio de 1550 y en la provincia de Salta en el mes de julio de 1552,
las tres con la misma de nominaciòn

(4) Insìgne Academia, que a regañadientes, e introduciendo una


modificaciòn a su primer criterio, y a tono conciliador para con
los historiadores locales, sugerìa que de hacerse monumento a
su fundador Aguirre, se erija ademàs de las imàgenes de estas
otras ciudades, a la figura de Nùñez de Prado, cuyo merecimien
to paso a tratarlo en este piè de pàgina

El pueblo del “Barco III” de Nùñez de Prado, ha logrado desapare


cer en la magnitud que de èl se esperarìa. En 1553 ya decae por
su innata precariedad del entonces y era un pobre villorio, una
barriada de españoles carenciados, de la soldadesca con
viviendo con el indìgena, convirtièndose muy pronto en un pobla
do anònimo de viviendas dispersas en el llano, entre el monte y
las aguas del rìo, y tal vez tomando distancia al acoso del él, por
sus crecidas estivales. Pero el esplendor y grandiosidad ignota

191
de ella, està sumergida en las mismas aguas o en terrada en el
suelo que la visto nacer.

Habiendo ellas – el Barco III y la de Santiago del Estero - nacidas


en cruentos episodios del pasado, por el enfrentamiento de Pe
dro de Valdivia con el Virreynato del Perù, como dos sucesos
claros y separados, en que estos dos pueblos son creados y or
denados por y desde dos naciones distintas de Chile y Perù, con
vidas y bienes perdidos en pos de estas gestas victoriosas, hoy,
sin embargo, pareciera que en la ciudad capital de Santiago del
Estero aspiran a absorber toda esta historia, juntàndolas en una
misma y sola ciudad (que esta ùltima lo es recièn desde el 22 de
marzo de 1577) quedando el Barco III como la ùnica vàlida y
con su ùnico fundador Juan Nùñez de Prado, y a Aguirre relegàn
dole a un rol de “repoblador” recurriendo a un escenario utòpico
ausente del ordenamiento jurìdico, de toda lògica y realidad, u
sando para ello tèrminos y frases alegòricas de base imaginaria
de esa misma idea amalgatoria, sin comprenderse si son utili
zadas en el sentido de una trasposiciòn espiritual virtual e
idealizada para repercutir con insistencia hasta modificar los
hechos històricos, diciendoles “funda”, “ciudad portàtil” o que “se
ha trasladado” “se despoblò el Barco”, “ambas son la misma ciu
dad” y “es un proceso gestacional o proceso fundacional” o “ciu
dad viajera” con la autoridad de una imposiciòn axiomàtica ase
gurada, pero todo de imposible verdad real comprobable que la
experiencia enseña, mostràndose esta nueva corriente de la
historia en el primer paso en una carrera hacia su final espera
do, cual serìa el cambio del nombre de la ciudad de Santiago de
Estero por el Barco III, como su ùnica realidad històrica

Por que España viene, por agua y tierra, a conquistar, colonizar,


poblar y fundar todo con puñados de hombres y contadas muje
res. Solo las personas se superponen o mudan con su mobilia
rio, sus tìtulos y enseres de un lugar a otro. Se mudan los propie

192
tarios, màs no sus propiedades. Se muda el Gobernador con su
despacho, pero no el gobierno. Las pueblos formal y sustancial
mente fundados, las leyes, y sus fundadores quedan donde esta
ban. Son ùnicos, irrepetibles, insustituibles, inamovibles e indes
tructibles. Pero Santiago del Estero tambièn como el Barco III,
han tenido el mismo origen que las siguientes fundaciones en la
regiòn, en que han surgido con los mismos españoles migrantes
que ya existian en otros pueblos, y que si no era al tiempo de ser
fundadas, luego y a continuaciòn de ella, estos flujos de inter
cambios de vecinos era preponderante, y tambièn pasaban ofi
ciantes y regidores y de uno a otro cabildo siguiendo al nuevo
conquistador en busca de sus sueños y ubicàndose ellos donde
fueren necesarios, sea como meros pobladores, talle ristas, co
merciantes, mercaderes, como funcionarios de Cabildos, Iglesia
o milicias y asì han resultado “Còrdoba de la Nueva Andalucìa”,
“Cañete” y muchas otras, como pueblos separados y autònomos
y con su único fundador. El mismo Nùñez de Prado suma a su
campaña, gente que habìan acompañado al Cap. Gral. Diego de
Rojas en la “Gran Entrada” cinco y seis años antes y los de su hijo
Francisco de Mendoza, los del Medellìn, no privandole ello a los
Barcos de su identidad independiente de conquista

Los hechos previos, y que terminan en actos fundacionales, son


tambièn actos formales, porque venir a asentarse y antes a po
blar requerìa permiso de Autoridad, anduviera donde anduviera
el español, y el còmo se llevaban a cabo era algo que no necesi
taban ser imitados unos de otros y no existen reglas ni paràme
tros al respecto, excepto normativas de posesionamiento o edili
cias u otras sin importancia a nuestra tarea, salvo excepciones.
Sus circunstancias fàcticas que lo rodean, y que pradistas apro
vechan, del modo que fuesen, no da beneficio ni perjuicio. Son ac
tos formales que basta con cumplirlos. La vecindad tambièn es
un acto formal. Ser pueblo, villa o ciudad era una de cisiòn for
mal legal. El hecho o la intencionalidad del agrupamiento de ve

193
cinos, sinò raya en el delito, escapa al anàlisis, pero, y que no es
tenido en cuenta, es que la despoblaciòn tambien era un acto for
mal y que tomaba su largo tiempo hasta obtener esta licencia
(Vèase en este libro el expediente de vecinos que gestio nan el
despueble de “Cañete” o “Esteco”) La utilizaciòn de estos elemen
tos como expresiones para el diagnòstico y armado de una tèsis
a mayores niveles de debate, generarìa, sinò el riesgo de extra
viarse en consideraciones vagas que toda propuesta debe de
temer, en un desconcierto y escasa atenciòn para seguirla por
ser proposiciones imaginativas o meramente subjetivas inva ua
bles, en un escenario de conquista carente de leyes y de realidad
posible

Nùñez de Prado, Capitàn General y Justicia Mayor, es solo pobla


dor y no pacificador, como tal le ha sido encomendado el 16-9-
1549 (Lima, Reyes ...Instrucción dada por el licenciado Gasca
al capitán Juan Núñez de Prado sobre pacificación y pobla
ción de la provincia de Tucumán. Traslado del escribano de la
Audiencia de la ciudad de Los Reyes, Pedro de Avendaño. 2
hjs. Fol Instruccion del Ldo. La Gasca sobre pacificaciòn de
Tucumàn.ES.28079.AHN/5.1.15//DIVERSOS-COLECCIONES,23,N.33.) y mal de
nominado “fundador” del Barco III del Nuevo Maestrazgo, hoy
inexistente. Francisco de Aguirre, es fundador de Santiago del
Estero del Nuevo Maestrazgo. Ambas pueblos a distancia que de
antiguo se graficaba “a dos o tres tiros de arcabuces”, significan
do relativamente muy cercanas como hoy son Santiago del
Estero y la Banda, indicada èsta ùltima como sitio probable del
Barco III (Ver en “Historia de Santiago del Estero” del Dr Antonio
Virgilio Castiglione, ed. 2012, pag 157) que de hacerse algùn
homenaje a este conquistador, podrìa ser en esta vecina ciudad,
o hacerla en algùn otro sitio figurado

I) Francisco de Aguirre, no representaba a un grupo de expe


dicionarios. Solo a su Gobernador y su Rey. Viene a esta regiòn

194
bajo este mandato de Valdivia :”.. .que vos en aquel paraje, den
tro de los lìmites de mi damarcaciòn ! e fuera della!, e vos doy
poder para que vayais en persona a la dicha ciudad del Barco, y
en ella y en las demàs, podais y hagais todo aquello que con vi
niere al servicio de Su Majestad...revocando, como revoco, el po
der y cargo que està dado a Juan Nùñez de , que quedò por
orden y comisiòn del Capitàn Francisco de Villagra”

Èl y su tropa eran los mandatarios de la Ley, el Orden, la Se guri


dad, las finanzas, el alimento, el trabajo y el futuro. Era el Es
tado mismo o que asì los vecinos lo veìan, donde sus necesida
des podrìan ser satisfechas y libres del asedio de las indiadas y
españoles violentos. (En Mèritos y servicios de Aguirre, Die go de
Villarroel su sobrino dice por poder:”... parte de ellos, reedifican
do la ciudad de Barco que al presente se llama Santiago del Estero,
que había sido despoblada por Juan Núñez de Prado, dando en ella
de comer a noventa españoles, sustentándolo todo a su costa hasta
el día que llegó don García de Mendoza a gobernar las dichas pro
vincias, lo que otro ninguno pudiera sustentar por no haber de pre
sente en ella oro ni plata descubierto...”) Èl funda la ciudad de
Santiago del Estero (“..tierra de guerra...” dice el Oydor de Char
cas G. Calderòn en 1558) e inicia la epopeya expansionista. Esta
es la historia oficial de hoy, que se enseña a niños y recuerda a
ancianos. Merece Aguirre su busto tal como hoy lo tiene

II) Nuñez de Prado. Que respaldo o a quienes representaba?

Primero debemos saber que en el perìodo que veremos de los


poblamientos del Barco III y la fundaciòn de Santiago del Estero
por Francisco de Aguirre, o sea de 1549 a 1556, los reyes hasta
1558 eran los cooregentes la Princesa Doña Juana y su hijo
Carlos I. Y que en 1552, el año de la creacion de las 100 leguas,
es Rey transitorio de España Don Fernando, hermano de Carlos
I. A pesar de ser años de apogeo por la culminacion de realiza

195
ciones, es el perìodo de la vejez de Carlos I e instalado en Inns
bruck.

Vèase atras en Capìtulo IU, como esta Real Proviciòn de la Reyna


madre, marca la exclusividad de la facultad de demarcar este
territorio y que dejaba al descubierto la ilicitud de La Gasca y de
sus Oydores, tambien Virreyes luego de èl, en entrometerse
difultando el gobierno de Chile en esta Regiòn Tucumanense atri
buyendose este atributo al dar mandato de Nùñez de Prado a ve
nir entre nosotros

El Presidente de Perù el Fray Pedro La Gasca solo tiene una ini


cial e ilegal participaciòn por el mandato dado a Nùñez de Pra
do, anterior a la fundaciòn de Santiago del Estero. Los años inte
resantes de 1552 a 1556 han estado bajo la autoridad del
Virreynato Tripartito de Perù, de los Oydores Licds. Bravo de Sa
ravia, Hernando de Santillàn (Suàrez de) Figueroa y Diego Gonzà
lez Altamirano. Y en Chile, con Hernando de Santillàn desde
1556 o 1557 hasta 1561 como asesor del Gobernador Garcìa
Hurtado de Mendoza, su Justicia Mayor, Capitàn General y Te
niente de Gobernador de Chile.

Es decir, que de ellos, los principales, y a pesar de ser los autores


de la sentencia que veremos de 1555 y tambièn los ideòlogos de
la creaciòn de las 100 leguas de delimitaciòn limìtrofe Chile-
Tucumàn cuestionadas, no se conoce documento alguno o ac
ciòn militar en apoyo de Nùñez de Prado, y que la fecha del nom
bramiento del 29 de marzo de 1555 como Gobernador de Chile
del Adelantado Gerònimo de Alderete, Regidor en Santiago de
Chile desde 1535, es determinante para explicar estos aconte
cimientos, lo que sucede luego a la muerte de Valdivia cuando Al
derete se encontraba en la Penìnsula y que acuerda la Goberna
ciòn de Chile con el Rey Carlos I entre lo que especificamente se
le fija las nuevas 150 leguas, en fecha anterior a su nombra

196
miento de Gobernador en marzo de 1555 y en que le da el hàbi
to de Santiago. Sèpaselo y tòmeselo como el norte en estas delibe
raciones

No digo que representaba o tuviere el respaldo del Virreynato pe


ruano, porque está comprobado que Perù, contraviniendo a las
leyes o a sus funciones, nunca apoya a Núñez de Prado en sus
dos momentos màs determinantes de su campaña, sea cuando
es atacado por Aguirre o antes por Villagràn, o cuando al fallo
del 13 de febrero de 1555 a favor de este Capitàn, ni intentan en
darle fuerza de ejecuciòn, exhibièndose estas autoridades perua
nas como renuentes y ausentes permanente, salvo que esta im
pasividad era por si tener conocimiento oficial del cambio de
criterio del Rey Carlos I y de su Real Orden de no entrometerse,
impedir y no embarazar la actividad y gobierno de Valdivia fue
ra de sus lìmites que transcribo en pàg. 105, modificando y am
pliando a 150 leguas el limite Chile-Tucumàn Vèase pàginas ade
lante con la crudeza con que actuaban los Oydores ante un le
vantamiento armado a sus posesiones. Veremos que esta inac
ciòn de la autoridad obedece al cambio del marco legal en pleno
desarrollo en estos dìas del fallo. Y que ahora lo sabemos, el Oy
dor Altamirano del Virreynato de Perù, en 1577 ayuda a apre
sar al Capitàn Nùñez de Prado estando escondido en Sococha-
Bolivia -luego de huir de esta ciudad cuando Rrodrigo de Aguirre
se hace nuestro Gobernador

Nùñez de Prado representaba a hombres desesperados y ham


brientos, librados a su suerte y Gracia de Dios. Pero que agota
dos, irritados y desesperanzados llegan e instalan su cabildo,
aunque al màrgen de la ley. Y al Barco III lo pueblan equivocada
mente en tierras ocupadas por otros, y que si ha sido ello inten
cionado, tambièn ha tenido su fin estèril. Se asientan y prueban
sus proyectos individuales y familiares en una nueva vida inde
pendiente la despueblan. De ella, y pasado un año con Nùñez de

197
Prado es encarcelado en Chile por Aguirre, y sus vecinos princi
pales se mudan a la màs nueva ciudad y se ponen bajo la protec
ciòn de este Capitàn Francisco de Aguirre Meneses en la reciente
“Santiago del Estero Tierra de Promisiòn”, pero el Barco III queda
donde estaba enclavado con sus vecinos y moradores, en la que
ya habian empezado la vida que buscaban. Estos pobladores de
menos recursos del Barco, seràn sus ùnicos habitantes, que pa
saràn a acupar los mejores solares de los que otros abandonan
en el Barco y tendràn sus trabajos diarios en su ciudad vecina,
pero continuaban siendo lo que eran, despojàndosele al Barco III
de su breve e incipiente historia relevante, para comenzar la era
de la nueva Santiago del Estero. O es que no se repite este proce
so migratorio en la misma ciudad de Santiago del Estero antes
del 1600, de sus gentes principales hacia otras vecinas ciudades
con su consecuente impacto al retroceso, que aùn hasta hoy està
marcado? Esto que no ha sido abrupto si no pausado, lo que na
da cambia, no ha logrado borrar nuestro pasado o su historia.
O las comunidades aborìgenes con españoles, que masivamente
han sido atraìdos por las minas de Potosì?

En que diferìan estos fenòmenos de disgregaciòn poblacional,


con el Barco III? En el desalojo, asalto o golpe de mando y el bre
ve encarcelamiento de Nùñez de Prado, por una autoridad cons
tituida de antes a èl sobre esta regiòn y de la que èl estaba preve
nido y temìa, como tambièn de la que èl mismo huìa y a la que
antes se habìa sometido y aceptado?. Lo trato en dos partes: el
antes al dictado de sentencia de Perù del 13 de febrero 1555, y
el despuès a este fallo

El antes al dictado de sentencia de Perù del 13


de febrero 1555
Pedro de Valdivia con sus capitanes, representaban el orden y la
ley y eran con sentidos por el Rey Carlos I y su hijo Felipe II, por
198
ser los más celosos, eficientes, cercanos territorialmente y de dis
poner de màs dinero en el cuidado de esta región. Esto ha de
cambiar en 1563, diez años después. Los pradistas asemejan
sin decirlo, y retirando el escenario del marco de su debida obje
tividad, con las ciudades que en Oriente y Occidente en que na
cen conquistadas y tienen su origen en la fuerza y violencia, ol
vidando que Aguirre y Nùñez de Prado eran solo capitanes que o
braban , acrecentaban y conquistaban tierras para propiedad
de una misma Corona y ambos, Nùñez de Prado y Aguirre, de
bìan obediencia y estaban bajo las òrdenes de una sola y misma
Autoridad Real, variando solo sus mandos intermedios

Su cuestionamiento legal actual no tiene ninguna significaciòn y


no repercute para cambiar el curso de la historia de sus pobla
mientos, ademàs, por que en el juicio que acontece ante ello, el
caràcter de fundador no integraba la litis y la sentencia dictada
en 1555 por los jueces del Virreynato peruano solo se limitaban
a reintegrarlo a Nùñez de Prado a su situaciòn anterior como
administrador del Barco III (como si su actuaciòn o el pequeño
poblado no ameritaban a darle la Gobernaciòn), pero estarìa
fundada en otras consideraciones ajenas a su condición de con
quistador, como Bulas Papales, Decretos Reales, jurisdicciones,
los lìmites de 1548, coordenadas geogràficas, las 100 leguas, o
la superioridad jerarquía jurìdica de un Virreynato sobre una
Capitanìa General, etc., pero no el muy reciente cambio de pare
cer de Carlos I, al que lo estimo sucedido a fines de 1544 o arran
cando el 1555, año del fallo peruano

Èsta restituciòn del cargo a Nùñez de Prado es a la ciudad del


Barco III, y no al pueblo de Santiago del Estero, como sistienen los
pradistas. Osea en esos años, se ameritaba que existìan dos
pueblos vecinos, y que Prado era el primer colonizador del Barco
III

199
Si sus jueces Bravo de Saravia, Santillàn (el primero luego Gober
nador de Chile, y Santillàn desde 1563/8 Presidente de Quito) y
Altamirano, consuegro de Aguirre (el Oydor que colabora apre
sar a Nùñez de Prado en la amotinada sediosa de 1557) en el
momento que era oportuno para tratar si quien era o no el fun
dador del Barco o de Santiago del Estero - que si no era la base
del reclamo que genera la contienda, los jueces debían traer lo
mismo de oficio este tema a colación como un aporte crucial pa
ra atender al demandante Núñez de Prado y fundar su senten
cia – y que sin embargo no lo consideran, entonces no se explica
porquè hacerlo 450 años despuès, invirtiendo o confundiendo
los hechos o sus motivaciones que no se cuestionaban en su en
tonces?
No ha sido suficiente que el Gobernador de esta ciudad Rrodrigo
de Aguirre, en la amotinada de 1557, y al llegar a esta ciudad, a
hacerse cargo de este Gobierno, en que Nùñez de Prado huye a
Bolivia, donde lo apresan y es desterrado, y su Maese Santa Cruz
es decapitado, para que la cuestiòn se cierre definitivamente?

Este acontecimiento es en 1557 cuando ya era de pùblico y pacì


fico conocimiento que nuestra ciudad pertenecìa a Chile. Esta
ban vigentes las 150 leguas de longitud, como lo vemos en estas
pàginas

Estos jueces de sentencia tambièn eran Virreyes, es decir eran la


Autoridad Administrativa y Polìtica de la Corona en esta regiòn,
y la sentencia del 13 de febrero 1555 que esgrimen los pradis
tas, que no era una sentencia judicial serena y ecuànime porque
no podìa serlo tratandose de quien venìa, sino que solo es un
instrumento ejecutivo màs, pero como un acto administrativo
del Perù provocativo y a favor del poder hegemònico del Perù so
bre Chile en esta regiòn, y Nùñez de Prado solo un proyectíl màs,
y que su resultado termina sin trascendencia alguna para el pe
ticionante favorecido, porque no la ejecuta a esta sentencia, sea

200
porque no vuelve inexcusablemente a esta ciudad a hacerse car
go de su distinciòn judicial, como un claro y fuerte agravio moral
y econòmico a sus casi 60 exploradores de su campaña coloni
zadora de tres asentamientos, en un andar de poco menos de
tres años, o sea porque desaparece huyendo otra vez màs deste
rrado del Tucumàn de las Yndias y esta vez definitivamen te, pa
ra volver a la tierra de su casa y familia en San Salvador de Gua
temala

Para el Virreynato, el fallo carecìa de valor porque Perù no podìa


imponerse sobre Valdivia y deberàn esperar a la Reorganizaciòn
de estos territorios por la Corona, con la creaciòn de la Real Au
diencia de los Plata de los Charcas de 1563 para afianzar su au
toridad en el Tucumán desde el 29 de agosto de ese año, aunque
vemos en este libro, que año o dos antes a esta fecha, ya habìa
esta Corte dictado proveidos sobre el Tucumàn de alcance poli
cial y es probable que existieren otros de contenido judicial. Des
de 1558 ya existìan Oydores designados

Que se pretende rescatar de este fallo, que si en su tiempo no ha


tenido eficacia, porque hoy si? Que realismo verdadero guìa a
quienes lo pretenden? O deberìan modificar sus argumentciones
o sus ambiciones

Es el mismo error de desconocer la realidad en que incurren los


ideòlogos a las 100 leguas creadas para detener a Valdivia en
su expansiòn, creyendo sus autores que con una linea imaginrìa
amarilla de delimitaciòn a su territorio trazadas en mapas, que
lo detendrìan a èl o sus Capitanes que luchaban en defensa de
sus Capitulaciones concedidas por el Rey, quien en toda su vida
da respaldo a Chile en este conflicto limìtrofe tucumanence

Pero vuelvo al fallo del 13 de febrero de 1555, que si era una ac


ciòn administrativa sumaria de despojo de este Capitàn por o

201
contra el Capitàn Francisco de Aguirre, cuando Nùñez de Prado
era su Capitàn y administrador del Barco III, porqué, los jueces
probos y eruditos como Bravo de Saravia y Hernando de San
tillàn, dan una sentencia sin culpables penales o civiles o indem
nizaciònes, o las penalidades econòmicas de costas para el era
rio de la Corte tan comunes al entonces?. Era solo un manda
miento final para el acatamiento del fallo que estába dirigido a
funcionarios indeterminados. Era un acto administrativo del
gobierno para el gobierno. Ni lo nombran a Aguirre, al menos
en su parte resolutiva, que es donde debiera, o quizás ello por
ser la acción en contra de la Capitanía de Chile o contra nadie,
como una acciòn sumaria del Ejecutivo, sin sustanciaciòn de par
tes, porque su cuestiòn era materia de orden pùblico, pareciendo
màs oportuno, haber evitado un juicio y ordenar el envìo de tro
pas como se estilaba y sofocar el levantamiento y reponer en la
autoridad al reclamante Capitàn Nùñez de Prado (no Gober
nador) con Aguirre encarcelado o decapitado.

Es evidente que carecìan de poder para ello, y para mucho me


nos que eso, y Nùñez de Prado y la discutida sentencia, son me
ros sìmbolos de Perù para intentar imponer su autoridad sobre
el Tucumàn, pero solo por el breve perìodo de 1552 a 1555 que
era cuando al menos o supuestamente las leyes los respaldaban
teoricamente, que se desvanece por la expresa orden del Rey
que copio antes, y por ademàs, el desconocimiento de los jueces
a que el Rey ya le habìa asignado a Alderete las novedosas 150
leguas o sus derechos derivados de las Capitulaciones

Pero a la luz de las constancias històricas de España, pareciere


ser algo màs que Carlos I cambia de opiniòn, sino que abando
na su refugio de Carintia, vuelve a su trono y retoma su criterio
anterior de la mayor anchura del territorio chileno administrado
por su Capitàn Pedro de Valdivia, dejando sin efecto lo hecho por
su madre, la Princesa Doña Juana, y su hermano Don Fernando.

202
De todos modos en Primera Parte explico que la Cedula Real de
la Reyna madre, corrobora que las demarcaciones era facultad
privativa del Rey, y que su dictado denota que toda demarcaciòn
de 100 leguas emitida de antes por autoridad menor, carecìa de
valor, sinò la Reyna no repitirìa una identica demarcaciòn tenida
de antes por vàlida

El despuès a la sentencia de 23 de
febrero de 1555
Los pradistas sostienen que en este fallo el objeto de despojo, era
la ciudad del Barco o de Santiago del Estero, porque era lo mis
mo segùn testigos que treinta o màs años adelante, que asì las
llamaban indistintamente o como la cartografìa posterior, pero
inadmisible en el fallo que era en fecha concomitante con el he
cho ilìcito y en que ambos pueblos eran los unicos protagonistas
de ese proceso judicial. Y tambièn no se entiende que esta sen
tencia no alcanzara a Aguirre, siendo el gobernador del nuevo
problema o de su nuevo pueblo de Santiago del Estero, ùnico us
urpador y ùnico autor del ilìcito, y su hecho, el único objeto del
juicio, lo que no excusaría al juez de no tratar la cuestión del fun
dador o de nombrarlo o alcanzarlo en la condena, o para anali
zar la justificaciòn o el mejor derecho de uno sobre el otro o pa
ra fundamentar obligadamente el quiebre de la ley.

Ciegan la clara y categòrica realidad expresada por tres brillan


tes Oydores de Perù. A Nùñez de Prado lo restituyen como Capi
tàn del pueblo por èl poblado: El Barco III. No del poblado por
Francisco de Aguirre: Santiago del Estero, Tierra de Promisiòn

Ambos capitanes eran indisolubles al tratamiento y juzgamien


to de la ùnica cuestiòn ventilada en la acciòn de despojo, abuso
de autoridad, levantamiento en armas, etc., o cual fuere, donde

203
Aguirre evidentemente habrìa incurrido en inconducta por exce
sos en el modo de imponer su autoridad, vista desde Perù, pero
no de Chile. Esta falta de señalamiento al autor del ilicito desen
cadenante, se parecerìa a una causa penal cualquiera por homi
cidio, pero donde no se nombra al matador, o un divorcio en que
se prescinde de nombrar a uno de los còn yuges, la adopciòn sin
adoptado o adoptante, o asì en la curatela, y mil absurdos màs.

La intrascendencia o indiferencia a cumplir con el fallo de 1555


no habrà pasado por alto a su juez, autor del fallo, el lic. Her
nando de Santillàn Figueroa, que de Oydor y Virrey del Tripar
tito Gobierno del Perù, que viene a Chile con el hijo del Virrey del
Perù, don Garcìa Hurtado de Mendoza, que serà el Gobernador
de Chile y IV Marquès de Cañete. Viene Santillàn como su asesor,
Capitàn General y Justicia Mayor, y Teniente de Gobernador, pe
ro sobre todo es el coautor de las complicantes 100 leguas des
de el Pacìfico hacia el Este Argentino y base del litigio, y que na
da hace para ejecutar su misma sentencia, aunque ello si lo in
tentan los supuestos seguidores sediciosos ex-soldados desocupa
dos del encomendero sublevado y ejecutado por traidor, Fran
cisco Hernàndez Giròn, con Juan de Nuñez de Prado como ca
becilla, en la amotinada en esta ciudad de Santiago del Estero en
1557 que termina con un decapitado y los otros amotinados
condenados a muerte, en que Rrodrigo de Aguirre aplica inflexi
blemente le ley vigente, como si el juicio que analizo, nunca hu
biese existido. Repito que este grave y màximo castigo, lo aplica
como si este juicio no se lo impidiera, o como si Nùñez de Prado
haya sido el perdedor del juicio, pero que sabemos que no. Nadie
ha debatido esto. Esto provenìa del Reyno de Chile y era la ley
vigente en Santiago del Estero. Perú le dá la espalda por segun
da y ùltima vez a este Capitán. Hoy podemos enmendar este
suceso històrico gravitante, en que es el mismo Nùñez de Prado
es el cabecilla de la amotinada y tres veces perdedor frente al
poder chileno

204
La amotinada sediciosa fatal del 24 de septiembre de 1557, lle
ga tardìa, porque a fines de 1554 o comienzos de 1555 el Rey
Carlos I, habìa cambiado las 100 leguas por las 150 leguas, a la
que los limeños evidentemente las desconocìan

Pero tambièn la sentencia en cuestiòn del 13 de febrero de 1555,


llega tarde por la misma razòn. Trancribo en Segunda Parte, un
fallo inèdito del Oydor Hernando de Santillàn, imponiendo casti
go a Francisco de Aguirre, un par de años adelante

Pareciere que este juez Santillàn no consideraba oportuno ejecu


tar su misma sentencia, ya que no le faltaba nada para hacerlo
porque era quien dirigìa el Ejèrcito y era màxima autoridad de
justicia de Chile. Estas condiciones que rodeaban al fallo, no ha
sido tenido en cuenta por los historiadores. A quienes lo presu
man, Aguirre no representaba amenza o amedentramiento pa
ra Bravo de Saravia, hàbil conductor de graves dificultades pro
pias y ajenas, o de Santillàn, porque tambìen siendo Capitàn Ge
neral del Perù, y al mando del grueso de las tropas de 1.000 sol
dados, es quien pacifica al Perù en 1554 por segunda y ùltima
vez, venciendo y decapitando al rebelde de la corona Francisco
Hernàndez Giròn en “La Guerra de los Oydores”, junto al Ar
zobispo de Lima Loaysa, dejàndonos dudas si existen vacios en
la historia de èste tan nombrado fallo, debièndose considerar
muy especialmente que:

En los muchos juicios de residencias en Chile, Lima y Quito a ès


tos Oydores, no existe reclamo alguno en sus contras por Agui
rre ni Nùñez de Prado, como tampoco existen en Chile, Charcas
o Lima estos reclamos en los seis Juicios de Residencias a Fran
cisco de Aguirre y a Francisco de Villagràn que fueren incoados
por Nùñez de Prado, que de haber sido seguro y ser cierto los he
chos del modo planteado y resuelto por el avasallamiento de

205
Aguirre o Villagràn a la ley de la Corona, deberìan haber termi
nado en una inevitable acusaciòn en sus juicios con penas máxi
mas a Aguirre o Villagràn

Pero tan inciertos eran estos lìmites para los vecinos del Tucu
màn, que desde 1556 a 1561, se complica y ya sin remedio, y
tambièn paraliza la ejecuciòn de la sentencia de 1555, quedan
do todos estos actos firmes y consentidos por las Justicia de Chile
y la Corona, si es que no lo eran de antes en los años de Valdivi
a, que ya èste habìa dado poderes a Francisco de Aguirre de
conquistar desde la costa del Pacìfico hasta la costa del Atlàntico
y mostràndose como bravos oponentes todos èstos conquistado
res con razòn, a los lìmites de las 100 leguas hacia el Atlàntico, fi
jado para y contra de Valdivia por la Corona y por Decreto Real
en 1552. Estas 100 leguas discutidas y pretendidas por Perù se
agravaban aùn màs por falta de instrumentos para su me di
ciòn, que de tenerlos, inùtil serìa triunfar con ellos frente a las
creencias y el caràcter de estos españoles, en quienes seguian vi
gentes los amplios lìmites geogràficos de Tordecillas de costa a
costa, o de las Cèdulas Reales de 1534 de 200 leguas de costa
pacìfico de latitud hasta el ocèano Atlàntico de longitud, y de las
150 leguas que dos y tres años adelante le darìan al Adelantado
Gerònimo de Alderete y al Gobernador de Chile Garcìa Hurtado
de Mendoza

Es tambièn claro que las 100 leguas han sido, en su mediciòn, co


mo el oasis en el desierto, a pesar que el mismo Cabildo de Chile
en 1542 tambièn asì las habìa establecido. Duran tan solo me
nos de 3 años, connotando el fracaso de su creaciòn o de su sos
tenimiento y mostrando el apresuramiento o mal asesoramiento
en la Reina Doña Juana al imponerla, en ausencia de su hijo Carl
os I, quien corregirà esto a antes al 29 de marzo de 1555 o a ras
del dictado de sentencia en cuestiòn. O las constantes ase chan
zas y presiòn que ejercìan los Otomanos sobre España, o la ten

206
siòn de los protestantes reformistas en este año de 1555 en que
se le pone fìn el 25-7-1555 al movimiento religioso de la Con tra
rreforma con la firma del tratado de Paz de Augsburgo que da
ba derecho a los alemanes a adherirse al Luteranismo, con tra
rio a la voluntad de Carlos I, harìa triviales estos temas de San
tiago del Estero para que urgiera la celeridad a las enmiendas
del caso. Carlos I era tambièn el Emperador del Sacro Imperio
Romano Germànico y antes ya habìa instruido a que Perù no se
entrometiera con Chile

Quien esperarìa que Valdivia acate esta disposiciòn de la 100


leguas, si antes de morir, solicita al Rey la extensiòn del territorio
chileno hasta el Estrecho de Magalanes, y se le concede a pesar
de la oposiciòn del brillante Fray Pedro La Gasca Presidente del
Virreynato de Perù, con facultades de Virrey que se oponìa ? Y
esta ampliaciòn a las 100 leguas que hoy tanto nos interesa, si
no las ha pedido Valdivia al Rey es porque èl consideraba que ya
era su territorio por la Orden Real de Carlos I obligando a Perù a
que no se entrometa con los chilenos y que la historia tambièn se
lo ha convalidado

Y quien era el autor de las cien leguas? La Reina Juana la pro


mulga el 31 de marzo de 1552, en ausencia de su hijo Carlos I,
el protector de Valdivia. Ella lo dicta a pedido de Virrey de Perù,
quien era sus mismos Oydores y ellos sin asesores econòmicos,
que son los mismos jueces autores del fallo de 1555, dictado, co
mo parece, en desconocimiento del cambio de criterio de la Coro
na.
Bravo de Saravia y Hernando de Santillàn, de fama reconocida
como juristas, literatos o militares de gestas que pacifican a Pe
rù en 1554, con dignidades eclesiàsticas e intelectualmente pro
minentes, (que desde 1549 y despuès tambièn ya eran los ase
sores de los Virreyes) pero carentes del conocimiento a las reglas
del comercio ultramarino y sus fomentos o inconvenientes caus

207
antes del desaliento a las inversiones por sus promotores prota
gonistas que eran los mismos conquistadores, que por ello estas
100 leguas dura y tolera solo al Gobierno de ellos cuando eran
los Virreyes hasta 1556, en que Carlos I ya la habìa dejado sin
efecto enervando las facultades de Perù expresamente, sino que
el Rey va màs lejos e impone las 150 leguas en adelante. La Rei
na Juana habìa logrado detener las campañas de conquista en
esta regiòn, como le sucede a Nùñez de Prado. Y hasta es posible
que Carlos I haya ignorado la modificaciòn hecha por su madre
y hermano. Estimo que encontraremos Provisiones Reales al res
pecto aclarando aùn màs este punto

Como sabrìa Carlos I de la altreraciòn de estos lìmites Chile-Tucu


màn, si en este año debe huir de Mauricio de Sajonia en alianza
con Francia y se recluye en Carintia durante la “Guerra de los
Prìncipes” en 1552, año de la reforma a las 100 leguas, como
que su agenda estaba colmada por los luteranos rebeldes y Solei
mam, el Otomano?. Por ellos estaban en juego la integridad de
la Iglesia y la seguridad de Europa. Su hermano Don Fernando o
cupa transitoriamente el trono en ese entonces, coogobernando
con su madre la Princesa Doña Juana. Y estimo que en los años
que nos vienen, vamos a encontrar otras Provisiones Reales so
bre nuestra ciudad que va a sorprender

Ahora, en 1556, continuaràn, pero con una percepciòn limpia y


no crìtica, con otros lìmites jurisdiccionales dados a Don Hurtado
de Mendoza y Hernando de Santillàn de 1556 a 1561, que es
cuando los lìmites de Chile alcanzan en forma efectiva su ancho
màximo de 150 leguas de Oeste a Este en que haya sido otor
gado taxativamente por un Rey a concretos conquistadores,
abrazando a Santiago del Estero, todo el Tucumàn y aùn màs, lo
que explica las discordias y la no solucion de los conflictos hasta
1563, pero tambièn justifica o se explica a la no ejecuciòn del
fallo de 1555

208
Decìa el IV Marquès de Cañete "..Por cuanto su Majestad por
sus reales Provi siones me encargó la Gobernación de estas
dichas Provincias de Chile de Norte a Sur desde el Valle de
Copiapó hasta la otra parte del Estrecho de Magallanes, y de
este-oeste ciento cincuenta leguas, como se lo dio y señaló
por Gobernación al Adelantado Don Jerónimo de Alderete ...”

Estas Expresiones son del 20 de noviembre de 1560, cuando Hur


tado de Mendoza da comisiòn a Pedro del Castillo para tomar po
sesiòn del Valle de Huentata y fundar en 1561 a la ciudad de
Mendoza, la que con San Juan y San Luis continuaràn bajo domi
nio de Chile hasta la creaciòn del Virreynato del Rìo de la Plata
en 1776. Asì encabezaba esta provisiòn a Castillo ” Don Garcìa
Hurtado de Mendoza, Gobernador y Capitàn General en estas
provincias de Chile y sus comarcas por su Magestad...”

Tèngase presente que la posiciòn chilena sobre sus lìmites de de


marcaciòn geogràfica continuaràn vigentes por màs de 250
años posteriores al conflicto de Nùñez de Prado, como que la
historia abruman sobre la pretensiòn de Nuñez de Prado y de los
Oydores del Perù, dejàndoselos en silencio y soledad

Esta delimitaciòn de las fronteras chilenas para Alderete y Gar


cìa Hurtado de Mendoza, es considerada a hoy por los histo
riadores chilenos, como la màs clara definiciòn de sus lìmites, y
estimo, que a sesenta años del descubrimiento de Amèrica, esa
alteraciòn y reducciòn de fronteras a 100 leguas ha sido una re
pentina manifestaciòn bajo el fulgor de un incipiente localismo
expresivo que se extenderà con la incidencia criolla, en contra
frente a las potestades soberanas de la Monarquìa Española,
hasta alcanzar la descolonizaciòn con la Repùblica del s. XIX, y
que hoy, lejos ya de los gobiernos monàrquicos, dan oportuni

209
dad al reverdecer de nuevos criterios democràticos para
justificar el curso de la historia

Desde 1555 y ante el origen espùreo en que queda el Barco III,


nos deja duda al escaso cometido y los esfuerzos de Chile al
sostenimiento econòmico y militar al ya fallido Barco III en estos
años, contribuyendo a ahondar su decadencia lamentada

Don Gerònimo de Alderete, es el primero designado en el testa


mento de Pedro de Valdivia, para su sustituciòn en caso de muer
te, y Aguirre y Villagràn estaban en segundo y tercer psiciòn de
sucesiòn. Se embarca en octubre de 1555 y muere de fiebre
amarilla en el barco a comienzos del año siguiente.

“.... Real cédula a los oficiales de la Casa de la Contratación


de Sevilla para que dejen embarcarse en la armada en que
va el Virrey del Perú a Jerónimo de Alderete y a su hermano
Francisco de Mercado. 27 de diciembre de 1555..”. Docu men
tos Inèditos.

“...Real cédula comunicada al Adelantado don Jerónimo


Alderete, Gobernador de Chile, sobre beneficiar las minas de
aquella provincia. 4 de septiembre de 1555...” Doc. Inèd. No
he logrado aùn precisar estos acontecimientos y sus fechas,
salvo errores en ellas, como èsta que lo da por Gobernador
en septiembre de 1555, y en la siguiente en que Carlos I
anula su designaciòn en Testamento de Valdivia en febrero
del mismo año, pero avanzamos en ello

“...Real Testimonio de una real provisiòn anulando los nom


bramientos hechos por Pedro de Valdivia a favor de Jerònimo
de Alderete, Francisco de Villagràn y Francisco de Aguirre y
diligencias obradas en su consecuencia en los pueblos de
Chile. 13 de febrero de 1555...” Doc. Inèd.

210
Ante estas discordancias consulto a Chile, al Magister en Historia
Andrès Càrde nas Palma, quièn explica este punto:

“...Claramente el año 1555 es muy confuso para la historia de


Chile y hay que tener los documentos en mano para entender
a cabalidad lo que sucedió.

Primeramente, Valdivia estipuló en su testamento, documento


que se abrió tras su muerte en diciembre de 1553, que su
sucesor en la gobernación de Chile sería don Jerónimo de
Alderete (gran colaborador en la Conquista por estos lados), y
en la ausencia de éste ocuparía el cargo, de manera interina,
don Francisco de Aguirre. Por mala suerte, Alderete se
encontraba en España en ese momento y supo de la muerte
de Valdivia en 1554. En Chile, la situación militar y la confusión
del momento, debido a la Guerra de Arauco, influyó para que
las tropas españolas del sur nombrasen por sucesor interino a
Francisco de Villagra, mientras que el Cabildo de Santiago
estipuló que este cargo debía caer en un vecino de la ciudad
capital, llamado Rodrigo de Quiroga. A esto se sumó las
pretenciones de Francisco de Aguirre que declaró su derecho,
pero se encontraba en Tucumán.
Entonces la situación se logra entender en base al lugar en
donde se efecutaron estos nom bramientos. El primer
documento que usted nombra (29 de marzo de 1555) fue
hecho en España, ante el emperador, y es una ratiticación de
lo estipulado en el testamento de Valdi via, vale decir,
Alderete Gobernador. El segundo documento corresponde a
una Real Provi sión (12 de febrero de 1555), anulando las
pretenciones de Villagra y Aguirre, a favor de Rodrigo de

211
Quiroga. Corresponde entonces a un documento hecho en
Santiago de Chile. A mi parecer, es como una petición
momentánea de la vecindad a favor de Quiroga, en la espera
de Alderete, y no corresponde a un documento hecho en
España. El tercer docu mento (4 de septiembre de 1555) es
hecho todavía en España, a favor de Alderete, que se gún
otros datos se embarcaría recién en octubre de ese año, y
moriría en Panamá en 1556, mientras trataba de regresar.
Respecto a las leguas de anchura de Chile, tiene razón, eso es
ratificado por el gobernador García Hurtado de Mendoza.
Pero conocer este dato no creo que influya más en el entendi
mieto de esta situación. ..”

Testado o no, el Rey deja sin efecto este testamento quedando el


Gobierno de Chile en su Cabildo y el Virrey decide llamar a su hi
jo.”... Provisión del Marqués de Cañete nombrando Gober
nador de Chile a don García Hurtado de Mendoza. 9 de enero
de 1557...” Este es posterior al año que creiamos de 1556. Allì el
nuevo Gobernador recibe al inicio de su gestiòn, el encargo del
territorio de Chile del Rey, sin màs formalidad a lo que expreso
de haber sido encomendado por el Rey. Quienes dudaren de esta
legalidad, este Marqùes era el hijo del vigente Virrey de Perù,
Don Andrès Hurtado de Mendoza, II Marquès de Cañete, y que
todo indica que èste ha acompañado a su hijo en esta desiciòn
Real

Este mandato recibido, es el mismo dado antes por el Rey al


Adelantado Gerònimo de Alderete, primer Regidor en la funda
ciòn de Chile, y que viene a estos lugares bajo las òrdenes de
nuestro Cap. Gral. Diego de Rojas , y que es expedicionario de Pe
dro de Valdivia “....su Magestad por sus reales provisiones me

212
encargò... como se lo dio y señaló por Gobernación al Adelan
tado Don Jerónimo de Alderete...”

En nuestro caso y ciudad ¿que duda albergarìan los pradistas,


que Santiago del Estero, haya sido el poblamiento de asiento legì
timamente fundado con reconocimien to de la Corona, y que
cualquier alteraciòn de ello, correspondìa hacerlo solo a la
Corona o a quienes lo continuaban? Que si es la sentencia de
1555 la que se ocupa de ello, veremos que la misma de nada ha
servido, porque la realidad los habìa superado.

Nùñez de Prado tambièn ha tenido sus impropias fundaciònes


del Barco I, II y III en un sentido erròneo o incompleto, y ademàs
tambièn por pretender a un territorio equivocado y ocupado por
otro. Una interpretaciòn actual de estos hechos, no puede
ignorar dos realidades elementales: a) que la ciudad que existe
hasta hoy es la de Santiago del Estero, y que al Braco III, como
sus anteriores Barcos I y II, es solo una preocupaciòn de la ar
queologìa en localizarlo y desenterrarlo y b) que Nùñez de Prado
en sus pasos presurosos, huyendo y disparando de sus perse
guidores Villagràn o Aguirre, sembrando y abandonando pue
blos, increiblemente rompe los paradigmas de lo que es un fun
dador y la fundaciòn, o de lo que se cree de estos tèrminos. Èl y
sus seguidores son la antìtesis de estos institutos indianos, donde
las especulaciones no tienen cabida

Estas realidades son inquebrantables. Entonces la cuestiòn es un


conflicto de las actas de fundaciòn de un pueblo contra la otra
acta del pueblo vecino y cual de ellas es la que supervive legiti
mamente, o que el primer asiento prima sobre la segunda, que
dando de plano descalificado Aguirre, algo a lo que nadie se ha
atrevido a hacer esta afirmaciòn como vemos adelante. Para e
llo, o sea el Barco y Nùñez de Prado, construyen fundamentaciò
nes con proposiciones o tèsis tan increíbles como sus formulacio

213
nes subjetivas, pero que las estimo que son gestos motivados
por sentimientos de justicia, que aunque tardìa, intentan recupe
rarlo a Nùñez de Prado por su condiciòn de ser el desafortunado
del pasado y no tenido en cuenta en el reparto de dignidades a
nuestros conquistadores. Quieren sustituir las pèsimas condicio
nes personales de Nùñez de Prado y sus fracasos a intentonas
fundacionales, pretendiendo tremolàrlo en la cima gloriosa para
la consagraciòn eterna reservada a los grandes conquistadores
de Yndias, que estarìamos en principio de acuerdo pero en las
condiciones que da la Academia de la Historia de la Repùblica
Argentina, porque no ha habido conquistador en Amèrica libre
de estas tachas y que debemos a veces juzgarlos por sus actos y
sus esfuerzos en obtenerlos y que lo ameriten. Y nos adherimos
tambìen nosotros, vièndole a Nùñez de Prado como el primer y
principal colonizador

Que si en defensa de Nùñez de Prado infieren que autorizar a po


blar es a fundar, y que fundar es solo un acto instantàneo y es
cosa de papeles o encontrar actas perdidas y en este caso, exten
dido a tres pueblos gemelos y repetidos en tres provincias y to
dos frustrados, llamados Barco y mal denominadas fundacio
nes, y tambièn indebidamentes llamadas ambas como ciudades,
por ser el Barco III un asentamiento a paso, y que èste tambièn
estaba a punto de ser abandonado para irse a otro lugar, en el
mismo momento y antes de entrar Francisco de Aguirre a po
ner fin a esto, es como aceptar que fundar un pueblo era igual a
inaugurar un negocio privado con solo un certificado de habili
taciòn de Cabildo o de la Casa de Contrataciones de Sevilla. Una
fundaciòn es màs que eso, que entramos a ver. Es la cuna de u
na ciudad o de la Naciòn. Es o son ciudades o pueblos fundados
para el Rey y las leyes de España, insistiendo que asì tambièn las
denomino al Asiento y Poblaciòn que no ha sido obra de Nùñez
de Prado, para facilitar esta lectura con una misma fraseologìa

214
Del mismo modo e indistintamente se les da categorìa jurìdica
de ciudad a estos pueblos, a pesar que la Corona recièn el 22 de
marzo de 1577 asì lo reconoce por Cèdula Real despuès de màs
de veinte años a la llegada de estos conquistadores. Todo lo con
funden alterando lo que con tanto celo y cuidado habìan puesto
desde la Penìnsula, y como hoy se lo tiene antes de categorizar a
un pueblo en ciudad. Pueblo, Villa o Ciudad, diferìan en los gas
tos presupuestarios de la Corona porque se ampliaba el nùmero
de Regidores de Cabildo y otros muchos aspectos bàsicos de su
existencia, como el mìnimo poblacional, infraestructura y servi
cios y las mayores exigencias a futuro de sus vecinos. En Santia
go del Estero solo ha sido ciudad nuestra capital desde 1577, y
no los Barcos ni Medellìn. Ser ciudad es un concepto puramente
te legal y una decisiòn de la Administraciòn Pùblica

Serìa viable esta postura que poblar es fundar, si los aconteci


mientos hubieren transcurrido como normalmente esto sucede a
los pueblos establecidos y que perduran y nadie cuestiona. No se
escarba su origen. Pero no es nuestro caso. En Amèrica han exis
tido asientos, poblaciones y fundaciònes imaginarias, en que su
fundador nunca habìa avistado ni pisado ese dominio. Hoy no
tiene debate. Otros han debido crear ficticiamente nada menos
que una Gobernaciòn solo para expedir la Capitulaciòn a un con
quistador verdadero, pero en un asiento poblado y autorizado
de antes por otra Gobernaciòn. Hoy no tiene debate.

Las Ordenanzas de Felipe II contemplaban esta situaciòn y dice


que si uno avanza sobre otro asiento anterior, que ambos se de
tengan hasta que resuelva la Audiencia. No dice que la primera
es la que vale y la segunda que se anule o al revès. Este articu
lado da por supuesto que se trata de pueblos ya fundados. Pero
en nuestro caso, esto si ha seguido este curso legal previsto y la
Audiencia incompetente de Perù se pronuncia, salteando la Jus
ticia Mayor de Chile y resuelve a favor del primero, o sea Nùñez

215
de Prado pero con una sentencia que cae en el vacio por las razo
nes apuntadas, para todas las partes y sin ejecuciòn o sin que se
altere los hechos como estaban antes al fallo y asì hasta el dìa de
hoy siguen. Esta sentencia no es una pieza para juzgar la histo
ria de estos pueblos, a favor de uno ni otro. O si no, la falta de su
ejecuciòn e impasividad del Virreynato de Perú deja en mala po
siciòn al favorecido en ella

Entonces fundar no es poblar y fundar no es redactar o tener un


acta de fundaciòn, aún habiendo participado la mujer en su
colonización

No hay dudas que Nùñez de Prado, de contar con apoyo financie


ro, habrìa quizàs en algùn momento Fundado un pueblo bajo
las exigencia de las leyes del enconces, consolidàndolo como los
muchos otros que cubrìan esta regiòn, si hubiere estado dispues
to a decidirse en hacerlo, como si hubiere tenido una mayor ca
pacidad econòmica o hubiere elegido un territorio vaco. Pero los
Barcos no han cubierto ni la propia espectativa ni la satisfacciòn
de Nùñez de Prado, ni a la de la ley de los Conquistadores

En 1573 Felipe II, con el cùmulo de experiencia por pronuncia


miento judiciales en Yndias y del Consejo de Yndias desde 1492
y su jurisprudencia sentada, en “Las Ordenazas al Descubrimien
to, Nueva Poblaciòn y Pacificaciòn de Yndias” preveìa sancion de
ilegitimidad a las fundaciones que que se apartaban de los ritos
o formalidades de ella, y también exigentes como que debían ha
cer constar en su acta, entre otros, los tèrminos y lìmites geogrà
ficos de lo fundado, con distancia precisa a rìos y mar (Salcedo y
Salcedo) y art. 14 de esta Ordenanza. Penoso esto que no se ha
ya cumplido con el Barco III, aunque tampoco serìa la ùnica ex
cepciòn, que hoy nos habría ayudado a desenterrarlo.

216
Otros sostienen que existìan cuatro realidades inseparables en
una fundaciòn:1-espacio organizado 2- conjunto de edificios, tie
rra y agua 3- sistema econòmico completo y pròximo a la auto
suficiencia y 4- una entidad polìtica

Ese criterio es correcto, vièndonos a nosotros mismos. Pero no si


es visto desde la Corona, donde las formalidades que se reque
rìan para ser visto como Acto Fundacional, y la principal, era la
institucionalidad local al propòsito de la Corona en Yndias con la
preparaciòn formal y estructurada de la organizaciòn misma de
la empresa de conquista, con el ideario polìtico, social y religioso
de la Corona, pero manifestado, consolidado y concretado mate
rialmente para estas tierras, y dirigida a los españoles y aborìge
nes por igual, y que no han sido cumplidas ni por Francisco de
Mendoza en Medellìn o por Nùñez de Prado con los tres Barco, y
èste por insistir en asentarse en un territorio ocupado por Chile,
perdiendo tiempo en disparar y tomar distancia de Valdivia y
sus capitanes. ¿Como ser fundador Nùñez de Prado con recono
cimiento de la Corona, si por sus Ordenanzas para Yndias regìa
el imperativo de “poblar asiento y no de paso”. La campaña
colonizadora, la capitulaciòn y el acta de fundaciòn, deben
rodear a un pueblo de asiento, que no los han sido, y ni nadie
puede pretender que ello lo sea, porque existìan leyes y sus
controles, y porque ellas son las que definen las realidades y sus
historiadores deben apegarse a ellas, so pena de dañar la his
toria mostràndose solidario al observar el pasado històrico con y
desde su personal visiòn estereotipada

Se podía trasladar una fundación por el mismo fundador de con


quista hasta màs de una vez, de un lugar a otro en Amèrica, y si
es que ambas se fundaban repentidamente o en breves perìo
dos, y si en la primera Acta de Fundaciòn se advertía de ante
mano y por escrito que podría mudarse a tierra más favorable,
pero a distancias pròximas de 3 a 5 leguas del primero elegido,

217
pero atraìdo por paisajes o salientes menores y màs con venien
tes. Y la segunda trasladada debìa cumplìr nuevamente sus ritos
como la primera y volvìa a ser fundada formalmente, como
ejemplo hemos tenido en la fundaciòn original de Antioquìa y
ahora de Santa Ana de los Caballeros de Colombia el 15 de
agosto de 1539, renombrada “San Juan” en 1540 y Anser ma en
1541 y “Ansermanuevo”, y esta ùltima con la misma po blaciòn,
cura y comisario, y con tres fundadores distintos: el Ca pitàn
Jorge Robledo, Pascual de Andagoya y Sebastiàn Belal càzar, su
perviviendo dos de sus originales poblados y conser vando la
autonomìa sus fundadores, sin necesidades de recurrir a amal
gamas como en nuestra ciudad. Es un antecedente muy cercano
a los Barcos.

O la ciudad de San Miguel de Tucumàn, tratandose de mudan


zas no repentinas o a tiempos y distancias mayores, no es el
modelo ejemplar para Argentina, en el cumplimiento de for
malidades de su fundaciòn y traslado en acatamiento a las
leyes del Reyno, cuando Diego de Villarroel Meneses funda en el
Ibatìn a “San Miguel de Tucumàn y Nueva Tierra de Promisiòn”
el 31 de mayo de 1565, en el mismo sitio que le señala su co
mitente y que 120 años despuès y por la violencia del aborìgen,
se traslada en 1685 por pedido y concreciòn de los Goberna
dores Dìez de Andino y Fernando de Mendoza y Mate de Luna a
60 kilòmetros de ella, previo despueble del asiento que se aban
dona y beneplàcito formal de la Corona con la denominaciòn de
“San Miguel de Tucumàn” a su actual sitio? Y Diego de Villarroel
Meneses es el ùnico fundador de San Miguel de Tucumàn, y sus
siguientes traslados han sido medidas necesarias y obligadas de
gobierno, difiriendo de la fundaciòn en que estos son actos
derivados de libres decisiones que convienen o no a la campaña
de conquista privada y a costa y riesgo de su fundador.

218
Y la actual San Fernando del Valle de Catamarca, asì nombrada
en 1686 en honor a don Fernando de Mendoza y Mate de Luna
hoy en su sexto asentamiento, iniciando bajo la denominacion de
Londres por Hernàn Mejìa de Mirabal en 1558, desde Santiago
del Estero, parte del cordòn de seguridad para nuestra ciudad
de Santiago del Estero, junto a Còrdoba del Calchaquì. Le sigue
la segunda fundaciòn en el Valle de Huasàn en 1562 por Gre
gorio de Castañeda, saliendo la campaña desde Santiago del
Estero. Le sigue la tercera en 1607 se vuelve a fundar donde
hoy es Belèn por orden del Gobernador del Tucumàn Alonso de
Rivera, siguiendole en cuarta vez y llamada Juan Bautista de la
Paz en 1612 por mandato de Luis Quiñones de Osorio Gober
nador del Tucumàn, y en 1613 por quinta vez la denominan San
Juan Bautista de la Rivera de Pomàm, hasta llegar a la ùltima
primeramente nombrada

Sumamos entre nosotros los pueblos superpuestos de “Cañete”


fundada por el Capitàn Juan Pèrez de Zurita llamada en honor
al IV Marquès de Cañete sobre el “Barco I” de Juan Nùñez de Pra
do, en la hoy Provincia de Tucumàn, en que ambas en la historia
han gozado pacificamente de independencia con sus actos de
conquista, sin ser necesario que le agreguemos como tercer acto
fundacional a “San Miguel de Tucumàn y Nueva Tierra de Pro
misiòn” por su fundador Diego de Villarroel Meneses ante la falta
de coincidencia entre los historiadores

La Villa, irregular por informalidades, de “Càceres” poblada por


Holguìn-Heredia-Berzocana, es sustituida por “Nuestra Señora de
Talavera” fundada por Diego Pacheco el 15 de agosto de 1567,
sin teorias de superposiciòn entre ellas, cuando con el poblado
de “Nueva Madrid de las Juntas”, son trasladados y sustituidos
por la nueva “Nuestra Señora de Talavera de la Madrid”, creada
èsta ùltima en 1609 con nombre asignado oficialmente por el

219
Gobernador del Tucumàn, Alonso de Rivera. Y tambièn como las
anteriores, hoy sin debate

Son superpuestos sobre el Barco II de Nuñez de Prado, el pueblo


Còrdoba del Calchaquì en 1559 por Juan Pèrez de Zurita, sobre
la que Gonzàlo de Abreu y Figueroa en 1574, Gobernador del
Tucumàn, funda San Clemente de la Nueva Sevilla, exterminada
por indios y vuelta a reconstruir por segunda vez, y finalmente
la fundan nuevamente como Nuestra Señora de Guadalupe por
el otro Gobernador del Tucumàn Felipe de Albornoz en 1630,
siendo llamada posteriormente por los jesuitas, San Carlos de Ba
rromeo sin precederle fundaciòn alguna. Es decir que esto ùl
timo es solo un cambio de denominaciòn aceptada. Es èste Barco
II y Anserma de Colombia y Antioquìa los màs claros ejemplos
de pueblos superpuestos en la Amèrica Hispànica en que sus po
bladores y fundadores conservan sus independencias sobre un
mismo pueblo

El Incumplimiento de las formas y ritos de la fundaciòn, traìa


hasta penas de muerte. La ley existìa en estas tierras lejanas y
nos consta ello. Querìan las Audiencias que todo quede registra
do. Pero dudo que Nùñez de Prado haya seguido estos pasos por
que: A) la distancia recorrida en tre el Barco I, II y III han sido
màs de 200 o 300 leguas, y califica para tratarlo de actos de
conquista distintos e independientes entre ellos, que no cambia
argumentando, como lo hacen, que eran pobladas con sus mis
mos vecinos lo que no es excusa a evadir la ley. Ser distintos pue
blos e independientes, no perjudicaba a Nùñez de Prado por que
si estaba autorizado a poblar en plural, pero si afecta a su
corriente defensora por que asì lo necesitaban que fuere para
poder construir las premisas de sus conclusiones mezcladas de
lògica con fantasìa, para lograr aparentar silogismos basados
en la razòn, y que a ellos recurren como si de un debate de base
filosòfica se tratara, pero que a pesar de ello, si les ha valido pa

220
ra avanzar en esta postulaciòn a Nùñez de Prado y B) porque la
motivaciòn del traslado que se informarìa a la Real Audiencia,
serìa diciendo que mudaba su fundación porque huìa de Valdi
via y sus capitanes, o ser un prófugo de la justicia, que de nada
les servirìa.

El Virreynato del Perù incurría deliberadamente en el mismo


desacierto e ilegalidad de Prado por ser su instigador. Si Nùñez
de Prado hubiera redactado actas fundacionales estas no se ha
brían registrados, salvo la última cuando estimara ya haber lle
gado al último asiento. Las actas de fundación, si las ha habido,
se las redactaban al solo fin de legitimar las elecciones en el A
yuntamiento y la elección de Alcaldes, hasta acomodar estos
papeles para cuando llegue su momento. Existìan leyes y su con
trol

La Corona y sus planes. El conquistador y fundador era el inicial


instrumento, para anexar a la penìnsula estos dominios ultra
marinos, en propiedad de la Corona, para mejorar la vida de
todos los españoles, estèn donde estèn. Era la Corona y no el
fundador el que interesara. Se premiaba el èxito y no el fracaso.
El bien comùn esperaba para su satisfacciòn que la empresa del
conquistador y los pobladores aporten sus impuestos y el 1/5 del
oro. No necesitaba el fracaso de Nùñez de Prado. El Reyno no
tenìa sentimientos, como hoy. Y este Estado tenìa metas para
que la sociedad funcione dentro del orden y la ley, con sus institu
ciones alineadas en armonìa que incluìa a Yndias con sus espa
ñoles y aborìgenes, en que estos propòsitos de la Corona fun
cionarìa a fiel reflejo en la penìnsula. Ese ideario debìa cumplir
se, so pena de muchas penalidades, pero que hoy y por ser ya
historia, lo deciden transformar en premio a la campaña con
quistadora malograda y para Núñez de Prado, como su funda
dor de tres pueblos Barco, incluyendo ademàs la cuarta ciudad
de la hoy Santiago del Estero, que no ha sido de èl o que èl no lle

221
ga ni a conocer. Son tan extraño estos planteos, que invaden las
dudas y quizàs tendrìa que aceptar que hay varias maneras de
ver las realidades, y Francisco de Aguirre ser solo una imagina
ciòn ¿ Vèase al final del libro Tomo III de Chile, todo el material
acumulado sobre este conquistador Aguirre en Archivo. Parado
gicamente de Nùñez de Prado nada hemos encontrado, salvo en
Sucre a quien lo llaman con el predicado de “El rebelde de la Co
rona” y a sus apresadores laureados como los hèroes del
Capitàn conspirador capturado

Con la experiencia de 80 años en la Conquista de Yndias, decìa


Felipe II en el preàmbulo de su Ordenanza dictada en el bosque
de Segovia en 1573, y que es una sìntesis a mi larga narraciòn,
dice que en Indias, y antes de empezar a regular los asientos y
poblaciones, dice que primaba èl, la Iglesia y los Naturales:

“Don Phelipe, etc- A Los Vyrreyes presidentes de Audiencias y


pouernadores de las nuestras Yndias del mar oceano y a todas
las otras personas a quien lo in frascripto toca y atañe y pueda
tocar y atañer en cualquier manera saued que para que los des
cubrimientos nueuas poblagiones y pacificaciones de las tierras
se hagan con mas facilidad Y COMO CONVIENE AL SERUICIO DE
DIOS Y NUESTRO Y BIEN DE LOS NATURALES entre otras cossas
hemos mandado ha zer las ordenanzas siguientes:...”

Eran estos objetivos Reales, que mediantes las instrucciones a


sus funcionarios de jerárquia con sus subalternos y las obli ga
ciones a los encomenderos, para costear la evangelización del a
borigen y el trato personal al esclavo, con sus respectivas pa gas
a sus servicios; que fuese fluido el sistema de comunicación; cui
dar precios y abasto de alimento en la ciudad; la percepción de
los impuestos y el envío del quinto del oro extraìdo a la penínsu
la; el pago a los oficios de misa por los sacerdotes a cargo del en
comendero en su encomienda; que éstos estén pertrechados con

222
hombres y armas para socorrer en caso de le vantamientos de
españoles o aborígenes; que las Iglesias, Seminarios, Colegios,
viudas, huérfanos y menores, efectivamente perciban los dineros
que tenian asignados en porcentajes de las rentas de las enco
miendas en terceros, etc

A Nùñez de Prado, le interesaba o podìa cumplir algo de esto y


tenìa recursos e conòmicos para a frontar todas o algunas de
esta situaciones, con la misma gente en tres pueblos fundadas a
su manera, en menos de 3 años, y a punto de arrancar con la
cuarto poblamiento y recorriendo cientos de leguas y con los
mismos vecinos agotados y no creyentes de su capitàn?. Como si
la ley no existìa para ellos, que levantaban sus campamentos a
su gusto y se mudaban a su sola voluntad y presurosos y no
como pueblos que nacìan, se asentaban un tiempo mayor y desa
parecìan por razones fundadas, con conocimiento y licencias ex
presa de la Real Audiencia. ¿Que tiempo insumìa tramitar solo el
despueble si estaban a 3000 kilòmetros de su Real Audiencia?
Que tiempo insumia todo lo atinente a la conquista de nuevos
territorios, aunque no existieran las leyes?

Vèase sentencias que corren adelante que dicen que este capitàn
hace matar a su expedicionario (y tambièn a otros dos màs que
no querìan seguir en esta a ventura con ese Capitàn), el mexi
cano Hernàn Cortes Carvajal por no haber le prestado a èl sus
10.000 pesos y si hacerlo con Francisco de Villagràn? (Casti
glione Antonio V. en obra citada, dice 13.500 pesos) No se puede
aceptar esto. Choca contra toda ley de probabilidades todas es
tas fundaciones. Eran campamentos en misiones de La Gasca y
los Oydores Virreyes para probar hasta donde se resistìan Val
divia con sus capitanes, y darles su recompensa si fuere nece
sario al salir de la jurisdicciòn de Valdivia en el peor de los casos.

223
Sus dineros al canzaban solo para la supervivencia de la expedi
ciòn, y no para cumplir con los planes de Corona y la Iglesia, y
estaba signada a desaparecer sin soluciòn, a no poder continuar
con sus propios deseos, y que si hoy Nùñez de Prado està dentro
de la historia santiagueña, es por el abordamiento de Aguirre
con quien la historia empieza. De no ser por Aguirre, la expedi
ciòn de Prado y sus expedicionarios habrìan regresado a Perù
sin necesidad de que nadie ni nada les impida y habrìan desapa
recido de nuestras pàginas

A estos planes de la Corona se lo podìa apreciar por sus conse


cuencias, y la primera y más elocuente, es la infalibilidad de la
historia que solo ha reconocido a Juan Nùñez de como el pobla
dor de soldados y mal llamado fundador del Barco I, II y III y le
ha dado su nombre a una avenida de nuestra costanera a los
pies del monumento a Francisco de Aguirre

Entre otras que se evidenciaba estos objetivos o propòsitos del


Rey, es al tiempo en que la descendencia del fundador aspira a
la obtenciòn de los beneficios eco nòmicos que se reconocen a los
fundadores, por el Rey, Virrey o Gobernador, o cuando es preferi
do o no frente a sus opositores, sinò por la confirmaciòn o no an
te el Consejo de Indias. Este Capitàn podìa autootorgarse una
encomienda de hecho, como lo ha sido, pero su objeciòn vendrà
cuando terceros pretendientes se confronten con su descenden
cia pidiendola en segunda o tercera vida, donde se cuestionarìa
el actuar de Nùñez de Prado, màxime si lo que se solicita es la
participaciòn en dinero de las rentas dadas y provenientes de en
comiendas adjudicadas a terceros. Con Nùñez de Prado, sus
descendientes, que no le conocemos, no habrìan logrado conti
nuarlo en su derecho, si la tenida eran de esas principales merce
des que se le daba a los fundador Gobernador, como lo ha sido
con Soconcho y Manogasta, que años despuès seràn del Gober

224
nador Ramìrez de Velasco. La falta de descendencia de Nùñez
de Prado, nos impide a hacer estas corroboraciones

Y este dar la espalda a las instituciones de los españoles, incum


pliendo su compromiso en su territorio de Gobernaciòn encomen
dado y a la que se debìa todo Gobernador o Capitàn General al
frente del administraciòn colonial, que estaban impuestas desde
el primer dìa de la fundaciòn, porque era ìnsita a ella, asì como
su castigo por desoirlas, ¿ no lo hemos vivido los santiagueños
con Francisco de Aguirre cuando es acusado y encarcelado en
dos procesos por no cumplir con los planes de la Iglesia? Hoy los
limeños afirman que el juicio más interesante que ha tramitado
la Inquisición Española en Perú en toda su existencia de màs de
tres siglos, ha sido la de este Capitán Francisco de Aguirre

Se repiten los asentamientos a paso. Como Medellìn, que dicen


fundada en 1544 que poblada por 180 soldados, que pronto se
disgregan y reducen por desentendimientos, con Cabildo y en
comiendas otorgadas, pero que deben abandonar por un incen
dio, no deja de ser un real, fuerte o pueblo a paso, incendiado
por ellos mismos como estrategia de la dejaciòn y partida mili
tar. ¿Pero a èsto han venido estos españoles a Yndias, a probar
suerte a corto plazo, a sobrellevar sus esfuerzos y recursos y
prevalecer unos sobre otros en sus poderes personales? Eso es
un asentamiento a paso, donde no se tenìa en cuenta, por ser
pronto, en el cuidado y preservaciòn al ideario de la Corona,
pero que ello quizàs si le sobrevendrìa de permanecer en ese mis
mo sitio hasta verse o autocontemplarse como los meros instru
mentos para el cumplimiento de fines superiores, hasta que
vieran la existencia de un orden superior. Medellìn como los Bar
cos, no han sido fundaciones sino asentamientos transitorios o
pueblos a paso, perdidos y agoviados entre los montes, sus
discordias y sus necesidades

225
Si lo dicho no fuere suficiente, los pradistas que no quieren tener
en cuenta , por considerarlo invàlido tàcitamente, utilizando gi
ros verborràgicos , a que Nùñez de Prado, y por ende sus cabil
dantes, haya aceptado ponerse al mando de Chile con Valdivia
y como su Teniente de Gobernador, con descripciones de aven
turas de la literatura imaginativa, pero que sus seguidores vuel
ven insistiendo en la defensa de Nùñez de Prado argumentando
que si este capitàn huye de Villagràn fundando otro Barco II a
màs distancia - Salta- es porque tàcitamente repudiaba el cargo
dado y aceptado ante a Valdivia y su sometimiento a Chile. Es un
planteo hipotètico de mucha simplicidad, desmarcado de la ley y
de la realidad posible

Y si como los pradistas sostienen que el Barco era una ciudad


portàtil o viajera porque viajaba (denominaciòn similar que se
dice de la joyerìa colonial viajera de su origen manufacturero ha
cia un lado u otro), o que las tres era una, con la belleza que nos
recuerda a la obra màgica de los cuentos infantiles con las cosas
que volaban o se traspasaban, entonces, el sometimiento del Bar
co I a Gobernaciòn de Chile, le vale igual para las otras dos que
le siguen del Barco II y Barco III, y los pradistas caen al precipi
cio. Les convendrìa mantener y sostener sus tèsis con las tres ciu
dades independientes de los Barcos, como lo han sido, y màs o
tro rasgo diferencial

Para el Rey o Virrey o Gobernador, comisionar a un conquista


dor para que posea, pacifique, pueble un pueblo, era una oportu
nidad para el otorgante en crecer en su fama personal y econò
micamente, si consideramos que al fundador le asignaba un
veinte por ciento de lo recaudado.

Valdivia esperaba de Aguirre, no que le lleve un Acta Fundacio


nal, sino el compromiso cumplido de una ciudad poblada, sobre
la base de la prósperidad, seguridad y en obediencia a las leyes

226
del Rey y de Dios. Fray y Lic. Pedro La Gasca, el vencedor en Ja
quijahuana en 1548, y Presidente de Perú hasta 1550, y los Vi
rreyes Bravo de Saravia y Hernando de Santillàn y sin poner es
fuerzo, esperaban con Núñez de Prado en dificultarle el Gobier
no a Valdivia y sus capitanes sobre el Tucumán. Dos visiones y
dos resultados

A este respecto y en cuanto a Valdivia se referirìa, dice lo mismo


Felipe II en sus Ordenanzas, art.103, que el gobernador “no se
contente con haber tomado y hecho el dicho asiento, sino...”

“ Hauiendose tomado para nueua poblaciòn por via de colonia


adelantamiento, alcaldia y los que gouernaren las Indias no se
contenten con hauer tomado y hecho el dicho assiento sino que
siempre los vayan gouernando y ordenando como los pongan en
exeçucion y tomandoles quenta de lo que fuere haziendo...”

Que nos podemos imaginar que estatuirìa Felipe II para los ca


sos de los conquistadores errantes y frustrados como Nùñez de
Prado, si esta norma ya es dura para con aquellos altos fun cio
narios que habiendo hecho bien sus trabajos fundacionales,
quedan dormidos y frenando el empuje de su gobierno sin ma
no ejecutiva y sin ver sus propios errores? Que dirìan los pra
distas a favor de este Capitàn? que Nùñez de Prado debe estar
contento y asegurado porque tenia su acta de fundaciòn guar
dada en su despacho ¿

Entonces que significaciòn por antonomacia debe darse a que


Aguirre colonice y funde en el territorio con sus extensiones o
leguas como su Gobernador Valdivia lo tenìa y que asì lo
instruye, que sin tener Valdivia el beneplàcito Real de modo
expreso de lo actuado por Aguirre, porquè no inferir en este
mismo orden, que la venia de la Corona si ha existido de modo
tàcito, porque su licitud nunca se ha cuestionado en 450 años,

227
pero dejando supuesto, ergo, que tambièn la Corona tàcitamen
te dejaba sin efecto las tres fundaciones de los Barcos, si asì le
quieren llamar, de Nùñez de Prado? Porque no se conoce que la
Corona admita legalmente dos fundaciones superpuestas y am
bas legìtimas, sobre un mismo asiento. Siempre ha de ser la ùl
tima superviviente la legìtima y la primera solo historia de la se
gunda

Era una màxima legal en esos años y por las distancias Penìn
sula-Yndias, que todo acto pretendido por los conquistadores
puesto en conocimiento de la Corona y que no haya sido dene
gado expresamente por el Rey dentro del plazo de dos años,
quedaba convalidado, firme y en estado de Cosa Juazgado

Porquè, y mìrese, la respuesta oficial inmediata del gobierno de


esta ciudad ha sido en este sentido, cuando Nùñez de Prado se
levanta contra el Rey, se amotina, invade y toma el gobierno de
nuestra ciudad de Santiago del Estero - no del Barco III – en 1577
y en 1582, a una ciudad que no conocìa, el Gobernador enviado
por Chile Rrodrigo de Aguirre, sobrino carnal de Fransisco de
Aguirre, y no encontrando a los sediosos en esta tierra, da a
conocer ello a Chile e imparte òrdenes de salir en su bùsqueda
para su castigo y final que ya conocemos en Capìtulo I,
significando ello acabadamente que si existe una ratificaciòn ex
presa de Chile a nuestra Gobernaciòn y que tambièn es conva
lidada y confirmada tàcitamente por omisiòn del Virreynato de
Perù, porque tampoco los Oydores de la Real Audiencia de Perù
proceden Rrodrigo de Aguirre por abuso de poder o asesinato?

Màs hoy sabemos que el Oydor de Perù Altamirano (emparen


tado politicamente con Aguirre) habìa contribuido personal
mente a detener y castigar al Cap. Nùñez de Prado, teniendole a
presado en Potosì. Pero si Francisco de Aguirre en 1553 era un
“levantado”, porquè no han actùado en su contra? Era èste el

228
procedimiento ordinario ante la rebeliòn. Vèase adelante que los
Oydores de Charcas desde 1563, cuando el Tucumàn ya se
habìa incorporado bajo de los lìmites geogràficos de esta Real
Au diencia de Charcas, lo encarcelan al bien reconocido conquis
tador Pèrez de Zurita una o dos veces por otras cuestiones meno
res

E Insisto, que Valdivia y Alderete, Adelantados y Gobernadores


predecesores a Francisco de Aguirre, entendìan que todo su
reyno se extendìa a su vasta regiòn al Este hasta llegar a la
costa del Atlàntico. Y al año siguiente a la sentencia de 1555, la
latitud o anchura del territorio del Reyno de Chile sobrepasaba a
las fundaciones de Nùñez de Prado y Aguirre. Tomaba toda la
Patagonia y la Regiòn de Cuyo con Mendoza, San Juan y San
Luis que continuaràn bajo el gobierno de Chile hasta 1776.

Al tiempo de la conquista de Aguirre, hablar de las 100 leguas


era inadmisible, y tan asì era, que esta medida solo dura en su vi
gencia casi por 3 años. Los planos de època en Chile o en
Santiago del Estero hecho por el Licenciado Basualdo nos
sorprende por una Argentina desconocida. Desde el descubri
miento de Amèrica hasta la consolidaciòn de estas colonias, esas
100 leguas era tema crucial por desalentar las expediciones
desde la Penìnsula y a veces para no terminar las cuentas en
cero, o inversiones quebradas, razòn por la que se la deja sin
efecto muy prontamente, si es que la orden de Carlos I, de que
Perù no se meta con Chile, no es del año 1542 y que su madre y
hermano coregentes la desconocìa tambièn

La firmante de estas 100 leguas, es Juana I de Castilla, dos años


antes de su fallecimiento en 1555, a sus 73 años de edad, que
reina junto a su hijo el Rey Carlos I, quien en 1555 para Alderete
y en 1556 y por segunda vez vuelve a las 150 leguas de lìmites
geogràfico y ahora a don Garcìa Hurtado de Mendoza. De esta

229
ley rescatamos lo que vengo sosteniendo: que la facultad de las
demarcaciones territoriales eran atributo exclusivo de los Reyes

Remarco que la conveniencia de ejecutar este fallo a favor de


Nùñez de Prado tiene un giro radical, por un nuevo aconteci
miento cuando con posterioridad a esta sentencia en 1555, en
que su nuevo gobernador recibe del Monarca las instrucciones a
gobernar Chile en todo el ancho de sus latitudes hasta las 150 le
guas, dejandose atràs a las tàn repetidas 100 leguas fijadas, las
que tambien de sapareceràn y todas ellas, cuando para el lìmite
entre la Gobernaciòn del Tucumàn y el Reyno de Chile se fija la
Cordillera de los Andes en 1669

Esta es la razòn, que nadie se preguntaba, del silencio històrico a


la sentencia de 1555 y sus inconsecuencias inexplicables

Francisco de Aguirre que obraba dentro de la lìnea de Torde


cillas y para Valdivia, comienza su gesta con el trazado simple
en que Carlos I en 1534 habìa dividido a Amèrica del Sud ver
ticalmente, de norte a sur hasta el Estrecho de Magallanes,
dàndole a cada fracciòn 200 leguas de costa o de largo a cada u
na de estas cuatro, y con el ancho o latitudes desde el ocèano
Pacìfico al ocèano Atlantico. Costa a costa, que se suponìa hasta
dar con la linea de Tordecillas. En virtud de este mismo Decreto
Real, el Adelantado don Pedro de Mendoza se lanza a Buenos
Aires en 1536, y tambièn se fundan las tres ciudades argentinas
de Cuyo que continuaràn siendo de Chile hasta 1776. Francisco
de Aguirre es reconocido por sus actos de conquista desde el s.
XIX en que entra en la Historia de España por dictamen de su
Real Academia de Historia

Es necesario un repaso màs detallado o encolumnado de los


limites geogràficos territoriales de los Virreynatos dentro de las
que ejercia su poder ùnico, polìtico, administrativo y judicial en

230
ciertas condiciones, sin que se deban equiparar a los lìmites geo
gràficos o delimitaciòn del àrea geogràfica solo idealizadas, den
tro de la que la Reales Audiencias - que podìan ser ùnicas o no –
dentro de las tenìa su funciòn jurisdicciònal judicial y otras para
sus servicios de justicia, tambièn en ciertas condiciones de com
petencia

En su comienzo la geografìa del Virreynato del Perù se extendìa


desde Panamà hasta el Estrecho de Magallanes y tenia seis
Reales Audiencias con sus demarcaciones ideales cada una de e
las

Las primeras divisiones de Amèrica del Sur nacen el 7 de junio


de 1494 con el tratado de Tordecillas en que Fernando el Ca
tòlico, Rey de Castilla y Aragòn divide España con Portugal sus
dominios con la lìnea de este nombre, fijada a los 370 leguas de
la Isla de Cabo Verde en 46º 37’ O’’, donde sus ùnicos planteos
estaban reducidos a la medida mètrica del grado que diferian
grandemente entre sus peritos. Este trazado vertical polo a polo,
es que pasando por Brasil llega hasta Porto Alegre. Toda Argen
tina y Chile y Perù seràn de España

En 19 de julio de 1534 y 1539 se dictan en Valladolid Decretos


Reales que disponen los lìmites verticales de 200 leguas de costa
o vertical, cada una de las cuatro divisiones de Amèrica del Sud,
por el ancho del pacìfico hasta la lìnea de Tordecillas. Esto es
Porto Alegre de Brasil. Se llaman de norte a Sud: 1- Nueva Casti
lla a Francisco Pizarro, 2- Nueva Toledo –Chile- a Diego de
Almagro 3- Nueva Andalucìa a don Pedro de Mendoza a Buenos
Aires y 4- Nueva Leòn a Simòn de Alcazàbar

El 23 de abril de 1548, Pedro de Valdivia, es nombrado por La


Gasca en nombre del Rey ( y le fija ilegalmente las 100 leguas
que Chile ya la tenía ilegalmente también asignada por su

231
Cabildo), Capitàn General y Gobernador de Nueva Extremadura
y la Reyna cooregente Doña Juana, madre del Rey Carlos I, por
Cèdula Real dictada el 31 de marzo de 1552 en Madrid, fija
válidamente por primera vez esta demarcación «Desde
Copiapò que está en de la línea equinoccial hasta la parte
sur, hasta cuarenta e uno de la dicha parte, procediendo nor
te sur derecho por meridiano, e de ancho entrando de la mar
a la tierra hueste leste cien leguas » Pide Valdivia su extensiòn
hasta el Estrecho de Magallanes, que La Gasca le habìa negado,
pero el Rey Carlos I le con cede cuando Valdivia ya habìa muerto

Consecuente a esto, los comisionados por Chile para poblar y


fundar ciudades en el territorio que es hoy Argentina, se lanzan
en sus campañas a colonizar en este orden:

Santiago del Estero el 25 de julio de 1553, con el Capitàn de


Chile Francisco de Aguirre y Meneses. Valdivia le da territorio a
conquistar de costa a costa, o has ta donde èl las tenìa “ y fuera
de ellas ” Se decìa de costa a costa o lìnea de Tordecillas. Valdivia
se extralimita por ser conciente de que tenìa el apoyo del
Monarca. Nunca y ningùn funcionario de la ley o de la Coro na,
ha de hacer cuestionamiento a ello, aunque si al modo de
proceder de sus capitanes Aguirre y Villagràn. Tèngase presente
del celo de los Virreyes cuando los conquistadores se excedìan en
los territorios encomendados, como al cèlebre Gerònimo Luis de
Cabrera que lo ejecutan por decapitaciòn aquì en nuestra ciu
dad, por haber fundado la ciudad de Còrdoba y no la ciudad de
Salta como se lo habìa instruido

1555. Es designado por el Rey el Adelantado Gerònimo de Al


derete Gobernador de Chile y le asignan 150 leguasde longitud
horizontal de Oeste a Este, pero muere en el barco haciendo es
cala rumbo a Chile, el 7 de abril de 1556. El gobierno Chileno es
ejercido por los Regidores del Cabildo de Santiago de 1555 a

232
1556. En vida se habìa unido con Aguirre a Pedro de Valdivia
como sus expedicionarios. Toma en vida posesiòn de ciudad de
Osorno en 1540 y Villa Rica

En 1560, el Gobernador Garcìa Hurtado de Mendoza (de 1556 a


1561) dice haber tenido mandado por el Rey para gobernar
desde 1556 o desde enero de 1557 como lo tenìa el Adelantado
G. de Alderete dentro de la linea horizontal de las latitudes hasta
sus 150 leguas, incluyendo al Tucumàn y aùn màs

Mendoza en 1561 y bautizada con el nombre del Gobernador de


Chile D. Garcìa Hurtado de Mendoza, quien comisiona para ello
a Pedro de Castillo

San Juan en 1562, cuando el Mariscal de Chile y Capitàn Fran


cisco de Villagràn comisiona a este acto a Juan de Jufrè y
Montesa

San Luis el 25 de agosto de 1594 el Gobernador de Chile Martìn


Garcìa Oñez de Loyola, comisiona a este acto a Luis Jufrè de
Loaysa y Meneses

EL AUTOR

233
ANEXO

234
DOCUMENTOS REFERIDOS AL
CAPITÀN GENERAL FRANCISCO DE
AGUIRRE
DOCUMENTOS TRANSCRIPTOS DE LA SEGUNDA SERIE DE LA COLEC
CIÓN DE DOCUMENTOS INÉDITOS PARA LA HISTORIA DE CHILE.
TOMOS 1 A 6.

9 de marzo de 1564.

1. Párrafos de una carta de la Audiencia de Lima a S.M. Dando cuenta de la


muerte de Francisco de Villagra, de los nombramientos de Pedro de Villagra para
el gobierno de Chile y de Francisco de Aguirre para el de Tucumán y sobre
apartar esta última gobernación de la de Chile. Fechada en los Reyes.

LA RESIDENCIA de don García de Mendoza que Vuestra Majestad manda se


envíe, ha muchos días se envió en la flota que fueron los comisarios.

Hasta ahora el gobernador de Chile no ha enviado relación ni parecer alguno so


bre lo que Vuestra Majestad en otra su cédula manda, como lo envíe, se enviará
con brevedad a Vuestra Majestad.

El mariscal don Francisco de Villagra, gobernador de Chile, murió y dejo nom


brado en el dicho gobierno al capitán Pedro de Villagra, su primo, por provisión
que a ello tuvo de vuestros comiarios, el cual ha escrito el aprieto en que aquella
tierra está por haberse rebelado los naturales del estado de Arauco y haber

235
muerto muchos españoles y tenido victorias en las guazabaras nque han tenido
con ellos y que tanta necesidad de ser socorridos de gente, armas y municiones
deste reino y por ser la coyuntura que es y haber tanta gente descontenta y sin
remedio, no nos hemos atrevido a hacer junta de gente de guerra, pero hemos
acordado de enviarle ocho mil pesos de armas y municiones y pertrechos de
guerra, los cuales nse han gestado de vuestra Real Caja. El dicho Pedro de
Villagra envió poder para que le pudiesen obligar su hacienda en cantidad de
sesenta muil pesos para este socorro, no se ha podido hallar por el dicho poder
cosa alguna a cuya causa fue necesario tomar los ocho mil pesos de la Caja Real
de este reino y por ellos hizo obligación a Vuestra Majestad el licenciado don
Alvaro Ponce de León, oidor de esta audiencia, a quien vino el dicho poder para
que los pagara no teniendo Vuestra Majestad poor bien que se hayan pagado de
su Real Hacienda. Pedro de Villagra es un buen capitán y ha servido mucho a
Vuestra Majestad en aquel reino, entendemos que al presente tiene mucho trabajo
y costa en la gobernación y pacificación de aquella tierra que por más servir a
Vuestra Majestad con su hacienda porque no ceare el socorro envió poder para
obligarle y para gastarlo en vuestro real servicio emplearse a bien en su persona y
servicio la merced que Vuestra Majestad le hiciere en ésto y en otras cosas.

El conde de Nieva, a petición de la provincia de Tucumán y por haberse rebelado


en ella los naturales y muerto cantidad de españoles, entendiendo que la
provincia de Chile por estar apartado no se le podría dar socorro, proveyó por
gobernador de la provincia de Tucumán, Juríes y Diaguitas, al capitán Francisco
de Aguirre, vecino de Coquimbo, el cual con alguna gente fue al dicho socorro y
está entendiendo en ello. Estas provincias de Tucumán, Juríes y Diaguitas están
apartadas de las de Chile y en medio de ambas una cordillera que no se puede
pasar mucha parte del año y en el paso della tenemos relación que han muerto
muchos naturales del gran frío que en ella hay y que convenía hacerlo goberna
ción por sí, distinta y apartada de la de Chile como ahora está y así nos parece
que Vuestra Majestad lo debe mandar proveer para el buen gobierno de aquellas
provincias y bien de los naturales dellas y se excusarán el mucho trabajo y
muertes que reciben en haber de ir a pedir justicia a Chile y pasar para ello la cor
dillera.

En Archivo Nacional de Chile. Colección Gay – Morla. Tomo. 94. pieza 12

Sin fecha.

2. Fragmento de carta del licenciado Monzón al Consejo de Indias sobre la


gobernación de Tucumán y necesidad de que haya audiencia en Chile.

236
LUEGO que vinieron los emisarios a esta cibdad llegó su provisión de Francisco
Villagra de gobernador de las provinvcias de Chile, aunque la gobernación de
Tucumán que por otro nombrense llama de los Diaguitas es distinta de la de Chi
le porue el Marqués de Cañete las había dado entrambas a don García de Men
doza, pretendió Francisco de Villagrán estando en esta ciudad sin haber tomado
la posesón de su gobernación sin ser suya la de Tucumán de enviar allí un
tiniente suyo y como el licenciado Bribiesca y el licenciado Balderasle fa
vorecían tanto hubo efecto su intención y provisión de esta audiencia para que la
recibiesen envió a Gregorio Castañeda por su tiniente general, entendiendo des
pués quje habían sido engañados y que era gobernción distinta de la de Chile y
que Juan Pérez de Zorita que a la sazón era gobernador la tenía en paz yb trataba
a los indios como se requiere, mandaron dar su provisión para que el Gregorio
Castañeda no entrase en la gobernación sino que se estuviese ansi hasta que Vues
tra Majestad proveyese lo que más a su servicio convenía, la cual provisión el li
cenciado Bribiesca y el Conde no consintieron que se despachase de lo cual
resultó que el Gregorio Castañeda tomó la posesión y prendió a Juan Pérez de
Zorita y se hubo harto mal en su gobierno y visto por los indios se alzaron y
destruyeron la cibdad que estaba poblada y mataron a los vecinos della y a las
mujeres y niños cabtivaron y de los demás pueblos no se sabe nada lo que ha
sucedido y ansi dos o tres escaparon vinieron a pedir socorro, como la abdiencia
de las Charcas no le dió casi jurisdicción porque no podía allá abogar el licen
ciado Balderas no lo pudieron remediar y están aquí y como vienen tan pobres y
en la tierra agora como se ha entendido en poblarse no se han descubierto minas
no se les ha dado remedio ni se han socorrido los demás, no proveyendo en ese
Real Consejo de persona que gobierne podría Vuestra Majestad cometerlo al
abdiencia de Charcas o la de Chile se perderá del todo, porque aunque no hubiese
otros pleitos sino los agraviosdel gobernador y tinientes certifico a Vuestra Ma
jestad que tan necesario como ésta. Llegado Francisco Villagrán de Chile quitó
todos los indios y chácaras y tierras que había dado don García de Mendoza y so
bre esto él y sus tinientes han hecho grandes agravios a los vecinos de aquella
tierra y desacatos contra las provisiones desta abdiencia, hácelo por un paracer de
estar quitados los indios a los que los tenían y poseían o los habían conquistado
cuando se rebelaron, este consejo que acá se hizo después de estar todos despo
jados dieron provisión con sello y título de Vuestra Majestad para que valiese lo
que había el dicho Francisco de Villagrán y que se estuviesen despojados y ansi
creo que con esta provisión que dieron los comisarios no obedecerán las ejecu
torias de esta abdiencia. En todo provea Vuestra Majestad de remedio.

En Medina, Manuscritos. T. 230, doc. 5955-A. Pags. 37-40.

04 de enero de 1567.

237
3. Fragmento de carta del licenciado Castro a S.M. Fechada en los Reyes, sobre
prisión de Francisco de Aguirre y noticias de la guerra de Arauco.

PORQUE en primero de octubre del año pasado escrebí a Vuestra Majestad y en


veinte y ocho del mismo a su Real Consejo de Indias lo que hasta entonces había
sucedido en esta tierra, en ésta haré relación de lo que nuevamente es bien que
Vuestra Majestad sea avisado lo que en Tucumán ha sucedido. Entenderá V.M,
por esa relación y por la carta de relación de Francico de Aguirre que a V.M,
invió, la color que dan los que le prendieron al motín que le hicieron y es que
porque la Audiencia de las Charcas había mandado que Francisco de Aguirre
poblase calchaquí que est´pa en medio de Santiago que es el pueblo principal de
Tucumán y la ciudad de la la Plata donde reside el Audiencia para que el tuviese
el camino abierto desde Santiago para el Audiencia que Francisco de Aguirre
porque no supiesen los agravios que él les hacía a los de Tucumán había tomado
aquella derrota que era hacia Coquimbo donde él tenía su casa y esto no lleva
camino porque Francisco de Aguirre guiaba la derrota para la Mar del Norte y su
casa quedaba para la mano derecha junto a la Mar del Sur. Coloran ansimismo su
prisión por la Inquisición por un mandamiento que dió contra él un vicario que
está en Tucumán y el mandamiento parece que se dió después de él preso. El
Audiencia de las Charcas aunque el general del motín vino trayendo preso a
Francisco de Aguirre hasta entregallo a la Audiencia no tratado de castigar a él ni
a los que lo trujeron, por dos cosas, la una porque no se amotinasen los soldados
que poblaron en Esteco como V.M, mndará ver por esa relación, la otra es porque
ya no se amotinasen huirían de miedo del castigo y desampararían la tierra y
quedarían los de Santiago del Estero en poder de los indios y por eso pareció que
era mejor inviar una prsona que primero se apoderase de la tierra y castigase los
soldados principales que hallase culpados después de apoderados, porque el
obispo de los Charcas tiene preso por el Santo Oficio a Francisco de Aguirre y
me escribió que su negocio iba muy a la larga como el Audiencia tratase a quien
inviaría, vineron a discordar en el parecer de manera que lo que hubieran de
proveer luego me lo remitieron, que anonada, son trescientas leguas de venida y
trescientas de vuelta, yo les despaché luego el mensajero que me inviaron
remitiéndoles el nombramiento de la persona al que la mayor dellos nombrase y
en caso que estuviesen iguales el que fuese nombrado por el presidente con un
oidor, yo espero en Dios en ello se allanará y castigará, que inviar ahora allá a
Francisco de Aguirre aunque podía estar dado en fiado por lo que le tienen puesto
ante el obispo porque yo lo he visto no conviene, porque es un hombre algo
áspero de condición y la tierra se amotinaría contra él, el que mejor lo podía
hacer es un Juan Perez de Zurita que tuvo aquella tierra en gobierno por don
García de Mendoza cuando estuvo en Chile y siempre lo tuvo en paz y a contento
de los que allí vivían, solo tiene dos incovenientes: el uno es que es enemigo de

238
Francisco de Aguirre y el otro y mayor es que es muy gran amigo de Diego de
Heredia que fue elprincipal del motín, quien bien lo podría hacer es Diego
Pacheco corregidor de Potosí que es muy cuerdo, de lo que suediere en esto
avisaré a Vuestra Majestad.

Medina, Manuscritos. Tomo 230. Doc. 5969. Pags. 84 - 88

25 de febrero de 1567.

4. Nombramiento de Francisco de Aguirre como gobernador de Tucumán.

DON FELIPE, etc. A vos Francisco de Aguirre salud y gracia. Sepades que Nos
informados que el licenciado Castro del nuestro Consejo de Indias y nuestro
presidente de la Audiencia Real de la ciudad de los Reyes en nuestro nombre, os
ha proveido de esta gobernación de Tucumán que es entre la ciudad de la Plata de
los Charcas de las provuncias del Perú y las provincias de Chile y Nos, acatando
lo susodicho y lo que vos nos habeis servidonen el descubimiento, conquista y
población de las dichas provincias de Chile nuestra merced y voluntad es de os
aprobar y confirmar la dicha gobernación, por ende por la presente es nuestra
merced y voluntad que seáis nuestro gobernador de la dicha provincia de
Tucumán y estéis y presidáis en ella cuatro años y corran y se cuenten desde el
día que hubiéredes entrado a la dicha provincia a tener la dicha gobernación en
adelante y más el tiempo que fuere vuestra voluntad y que seáis nuestro
gobernador de la dicha provincia y uséis del dicho cargo y administréis la nuestra
justicia, así civil y criminal en ella usando del dicho cargo en las cosas que lo han
usado y podido y debido usar los nuevos gobernadores que han sido hasta aquí de
la dicha provincia y podáis y hagáis todas las diligencias que por nuestras
provisiones, cédulas e instrucciones y despachos cometimos y mandamos que
hiciesen los gobernadores que hasta aquí han sido de la dicha provincia y por esta
nuestra carta o por su traslado signado de escribano público mandamos a los
consejos, justicias, regidores, caballeros, escuderos, oficiales y homes buenos de
las ciudades, villas y lugares de la dicha provincia e a los nuestros oficiales della
que luego que con ella fueren requeridos, tomen y reciban de vos el dicho
Francisco de Aguirre el juramento y solemnidad que en tal caso se requiere y
debéis hacer, el cual por vos así hecho vos hayan, reciban y tengan por nuestro
gobernador de la dicha provincia todo el dicho tiempo y más el que fuere nuestra
voluntad, y vos dejen libremente oír, librar y conocer de todos los pleitos y
causas, así civiles como criminales que en la dicha provincia hubiere y vos
pudiéredes y debiéredes como tal nuestro gobernador y proveer todas las otras
cosas que los alcaldes mayores y gobernadores que han sido de ella podían y
debían hacer y conocer y tomar y recibir cualesquier pesquisas e informaciones
en los casos de derecho, premisas que entendiéredes que a nuestro servicio y

239
ejecución de nuestra justicia y buena gobernación de la dicha provincia convenga
y llevar y llevéis los derechos al dicho oficio anexos y pertenecientes que para lo
usar y ejercer, cumplir y ejecutar la nuestra justicia todos se conformen con vos
con sus personas y gentes y os obedezcan y den y hagan de dar todo el favor y
ayuda que les pidiéredes y menester hubiéredes y en todo os acaten y obedezcan
y den y hagan dar todo el dicho su favor y ayuda y cumplan vuestros
mandamientos y que en ello ni en parte de ello embargo ni contrato alguno vos
no pongan ni consientan poner e a vos por la presente vos recibimos y habemos
por recibido al dicho oficio y al uso y ejercicio del y vos damos poder y facultad
para lo usar y ejercer, caso que por ellos o por alguno de ellos o por alguno de
ellos a él no seais recibido; y otro sí, por esta nuestra carta mandamos a cualquier
persona que tuviere vara de nuestra justicia que luego que por vos fuere requeri
do vos la dé y entregue y no use más del dicho oficio, so las penas en que caen e
incurren las personas que usan de oficios públicos y reales para que no tienen
poder, que Nos por la presente les suspendemos y habemos por sus pendidos de
los dichos oficios, para lo cual todo lo que dicho es y para cada una la cosa y
parte dello vos damos poder cumplido con todas sus incidencias y de pendencias,
anexidades y conexidades y mandamos que hayáis y llevéis de sa lario con el
dicho cargo de nuestro gobernador mil quinientos pesos oro de a cu atrocientos y
cincuenta maravedís cada uno, en cada año, de los cuales hayáis de gozar y
gocéis desde el día que hubiéredes sido fuéredes recibido el dicho oficio y en
adelante todo el tiempo que le sirviéredes y mandamos a los nuestros oficiales
del distrito en que estuviere la dicha gobernación o a sus tenientes que vos den en
cada año los dicho mil y quinientos pesos de oro de salario, de cualesquier rentas
y provechos que Nos tuviéremos en la dicha provincia desde el día que les
contare por testimonio signado de escribano público que fuéseis recibido al dicho
oficio en adelante y tomen asimismo vuestra carta de pago, con las cuales y con
el traslado de ésta nuestra provincia mandamos que le sea reci bido y pasado en
cuenta lo que en ello se montare y que la asienten en los nuestros libros que ellos
tienen y sobrescrita y librada dellos tornen a vos este ori ginal. Dada en el
Escorial a veinte y cinco de febrero de mil quinientos y sesenta y siete años. Yo
el Rey. Refrendada de Erazo. Librada del presidente Valde rrama. Muñoz. Moli
na. Salas.

26 de abril de 1565.

5. Fragmento de carta del licenciado Castro acerca del socorro de doscientos


veinte hombres enviados a Chile. Fechada en los Reyes.

ESCRITO he a Vuestra Señoría cuanta necesidad hay para el descargo de la


conciencia de Su Majestad ques e ponga una Audiencia en Chile y que esto se
podría hacer sin costa de Su Majestad, inviando la Audiencia de Quito allí porque

240
en Quito no es necesaria y no solo no se seguiría costa a Su Majestad, más aún
Su Majestad ahorraría el salario que a los de Quito porque estando en Chile ellos
lo cobrarían allá porque de Chile jamás viene cosa para Su Majestad.

Dos nuevas me han venido esta Semana Santa de que me he holgado, la una es
que sea vivo Francisco de Aguirre en Tucumán como V.S, verá por esta carta que
escribió la otra es por el socorro que de aquí invié a Chile llegaría allá esta
Pascua de Flores. Van por la mar doscientos y veinte hombres sin la gente de
servicio, todos muy bien aderezados y por tierra otros treinta llegan a tiempo que
nucha gente de Chile se huía para pasarse a estas partes, que ha tenerme algo en
inviar socorro que despoblará aquel reino, creo con la ayuda de Dios que con
llegada desta gente y con el socorro que también he escrito que se haga a
Francisco de Aguirre desde las Charcas que va por esta otra parte y con el apare
jo que he mandado hacer contra el Inga, vernán todos de paz bien en breve,
porrque se correrán luego estas nuevas por todos los indios de unas partes a otras
que no ha sido de poco efecto para allanar el levantamiento que estos naturales te
nían tratado de hacer cuando llegué a estas partes como escribo a Su Majestad en
ese Real Consejo.

La necesidad que hay de que la Audiencia de las Charcas se visite es tan grande
que me fue forzado para hacellos y concordar y vivir de otra manera, escribillos
que no fuesen causa que yo fuese a vellos antes de lo que yo querría. V.S, provea
como esto se remedie porque con estos fieros que les he hecho pienso de irlos en
treteniendo hasta que de allí venga remedio y vuelvo a decir y con esto descargo
mi conciencia, que conviene muy mucho que no haya tantos gobernadores en es
te reino sino que lo haga uno y éste sea tal de quien Su Majestad se pueda confiar
y vuelvo a decir que con esto cumplo con lo que debo, porque de otra manera se
entienden las cosas puestos acá que allá como a esto que digo. En la provisión de
oidor que trujo el doctor Rivas se contiene que Su Majestad le provee de oidor en
la Audiencia que nuevamente ha fundado en Quit, en la cual tiene proveído por
presidente al doctor Saravia y como acá lo ha sabido el doctor Saravia está muy
sentido, que aunque yo le quiero decir que se puso allí por yerro como él lo había
también sabido de allá en España siéntese mucho V.S, le podría proveer la visita
de la Audiencia de Charcas con buen salario porque lo hará bien(es designado
Presidente de esa Real Audiencia el Oydor de Perù, Hernando de Santillàn).

En los términos que se dió a la Audiencia de las Charcas en lo que toca mandar
que todos los del término de la la ciudad del Cuzco que conforme a la provisión
han de ir a la Audiencia de las Charcas, quien a V.S, informó de ésto le engañó
muy engañado, porque hay muchos repartimientos que están en términos de la
ciudad del Cuzco que conforme a la provisión han de ir a la Audiencia de las
Charcas y están ducientos y veinte leguas della y no estána a cincuenta leguas de

241
esta ciudad y ansí han sido muchos indios desconsolados en ver que los
remitirían a la Audiencia de las Charcas y ya que V.S, daba la ciudad del Cuzco a
la Audiencia de las Charcas para partir bien la tierra, pudiera V.S, mandar que
desde la ciudad del Cuzco para allí acudiesen a esta Audiencia conforme a lo que
allá en España se hace entre Valladolid y Granada cuanto a la ciudad de Toledo y
su tierra, hablo en esto como quien tiene la cosa presente porque de todo lo que
está hecho se siguen muy grandes costas todos los que residen en la ciudad del
Cuzco a esta parte, así españoles como naturales. También en la partición de los
términos de entre esta Audiencia y la de Quito no hicieron buena relación a V.S,
en dejar a la ciudad de Jaén en el distrito de la Audiencia de Quito, porque está
metida más de treinta leguas más hacia esta ciudad que el puerto de Paita que
quedó por distrito de esta Audiencia y más cerca de esta ciudad que de Quito.

Medina. Manuscritos. Tomo 230. Dcto. 5957. Colección de documentos inéditos


para la historia de Chile. Tomo 1. Pags. 34 y 35.

08 de octubre de 1551.

6. Nombramiento de Francisco de Aguirre para teniente de gobernador del


Tucumán por Pedro de Valdivia.

DON PEDRO DE VALDIVIA.

Gobernador y capitán general por su Majestad en este nuevo Estremo, primer


descubridor por mar y tierra, conquistador y poblador, sustentador y perpetuador
de estas nuevas provincias de la Nueva Estremadura y términos que por su
Majestad me están señalados en governación.

Por cuanto, al servicio de nuestro Señor y de su Majestad conviene visto como á


sido servido que estas tierras hayan sido descubiertas y puestas debajo de su real
obediencia y que haya sido principio para que todas las provincias y comercas
sean descubiertas y estos reinos mejor se conserven y la hacienda real sea
aumentada y que su Majestad manda y encarga que se pueblen y conquisten
todas las tierras que se puedan para que él sea más servido y su real patrimonio
acrecentado y porque tengo aviso que la ciudad del Barco que está poblada detras
de la cordillera de la nieve en el paraje de la ciudad de la Serena y es tierra que
tiene aparejo y disposición para que se puedan hacer otras ciudades e poblar de
cristianos para que nuestro Dios en ella sea servido y su santo nombre alabado y
los naturales convertidos a santa fé y creencia, doctrinados y enseñados en ella é
puestos en camino de salvación debajo de la obediencia y servicio de su Majestad
como los demás caciques que en esta tierra yo é conquistado lo han hecho y por
que ay necesidad que á ello vaya persona de esperiencia, ábil y de confianza,

242
celoso del servicio de su Majestad y temeroso de su conciencia y que tenga todo
esfuerzo y osadía para semejantes conquistas y poblaciones y que tenga toda
esperiencia de las costumbres de los indios; é porque vos el capitán Francisco de
Aguirre sois tenido y estimado por caballero hidalgo y en quien concurren las
cualidades suso dichas é otras muchas que aquí no se especifican y tengo con
fianza que con todo recaudo y como convenga al bien de todo lo dicho, haréis lo
que por mi os fuere mandado y encargado; por la presente,en nombre de su Ma
jestad y mio é por el tiempo que mi voluntad fuere, os proveo por mi lugar
teniente de capitan general y governador de la dicha ciudad del Barco y la Serena
é sus términos e las demás ciudades que estuvieren pobladas é vos poblarédes en
aquel paraje dentro de los límites de la mí demarcación é fuera dellos, é vos
doypoder para que como tal vais en persona a la dicha ciudad del Barco y en ellla
y en las demás podáis hacer y hagáis todo aquello que conviniere al servicio de
su Majestad pro y utilidad de todo lo dicho é para que podais como tal mi tenien
te de gobernador, oir, determinar e oyais, libreis, determineis todas las cau sas é
pleitos civiles é criminales de cualquier calidad que sean que se ofrecieren é ante
vos vinieren en primera y segunda instancia ansi entre los vecinos y con
quistadores que al presente ay como los qu demas vinieren andando el tiempo y
conocer dello hasta la sentencia defintiva y ejecución de ellos, segun yo lo podría
hacer, decidir y determinar, guardando en todo ello los mandamientos reales
quedando las apelaciones que de vos se interpusiesen en los casos que de derecho
aya lugar para ante su Majestad é para los señores de su muy alto Consejo de
Indias e chanclillería de la ciudad de los Reyes de las provincias del Perú á para
que podais pacificar los caciques e indios de las dichas ciudades pobladas é de las
que demás se poblaren é pobláredes y reducillos al servicio y obediencia de su
Majestad e asentar con ellos las paces é servicio que deviéren hacer a su
Majestad, haciéndoles primeramente los requerimientos é autos conforme a los
mandamientos de su Majestad para vengan al verdadero conocimiento de nuestra
santa fé católica y a sus real servicio y obediencia, y para que, si hechos los
dichos requerimientos no quisieren venir en paz, los podais apremiar, y castigar y
hacer la guerra conforme a los mandamientos reales y hacer lo que por una
instrucción que por mi vos será dada se os manda las cual habeis de guardar
cumplir y tener la dicha orden para la dicha pacificación é para que podais
descubrir por la dicha tierra las provincias de que tuvierdes buenas noticias,
tomeis y aprendais en nombre de su Majestad y en mi lugar posesion de la dicha
tierra siendo necesario é abiendo posibilidad para lo poder hacer con vuestra
persona continuando la posesión que esta tomada é tiene en dichas parte, é para
que podáis fundar é poblar en la parte que mas conveniente os pareciere otra
ciudad o más abiendo aparejo para ello é para que podais señalar é depositar
caciques é indios á a los vecinos é conquistadores en los dichos pueblos é si
vacaren algunos en las dichas ciudades pobladas los podais ansi mismo dar y

243
depositar conforme a los mandamientos reales e darles en mi nombre cédulas de
deposito dellos con tanto que hecho el repartimiento me lo envieis, para que po
dais repartir é repartáis los solares, tierras, caballerías é peonías y estancias a los
vecinos y conquistadores de las ciudades que se poblaren é los repartidos en las
ciudades pobladas del Barco y la Serena dar por servidos, conforme a los man
damientos de su Majestad é limitar los ejidos é pastos para los propios de los di
chos pueblos é para que podais hacer y hagais todas las cosas en cada una de e
llas que á la paz y sosiego de la dicha tierra convenga, é para que por razón del di
cho oficio é cargo podais llevar y lleveis todos los derechos é salarios a el anejos
é pertenecientes é que suelen llevar los que usan y ejercen el dicho cargo que vos
abeis de usar y ejercer; y mando a los cabildos os reciban el dicho oficio de mi lu
gar teniente de capitan general y governdor de las dichas ciudades y sus terminos,
tomando primeramente de vos el juramento é solemnidad que en tal caso se
requiere, el cual por vos ansi hecho les mando ansi mismo a todos los caballeros,
vecinos, conquistadores hijos dalgo, gentiles hombres, soldados estantes y
abitantes en las dichas ciudades de la Serena é del Barco é sus terminos que ago
ra estan é a los que á ella vinieran de aqui en adelante vos ayan tengan é obe
descan por tal mi lugar lugar teniente de capitan general y governador de las di
chas ciudades y sus términos é cumplan é cumplan vuestros mandamientos como
cumplirian y mandarian los mios é usen con vos los dichos oficios é cargos en to
das las cosas é casos á el anejas y concernientes segun é como lo suelen usar con
los otros lugares tenientes de capitanes generales é governadores que han sido é
son proveidos por los governadores e capitanes generales de su Majestad é vos
guarden é hagan guardar, todas las onrras, gracias, mercedes, franquezas, premi
nencias, prerrogativas e inmunidades é antelaciones é todas las cosas é cada una
de ellas que por razon del dicho oficio é cargo deveis haber y gozar e vos debenn
ser guardadas en guisa que vos no menguen de cosa alguna, so pena de caer en
mal cason é de diez mil pesos de oro la mitad para la camara é fisco de su Ma
jestad é la otra mitad para vos el dicho Francisco de Aguirre é de todas las otras
penas que vos de mi parte les pusiéredes las cuales por vos puestas yo les pongo
y é pór condenados en ellas, y vos doy poder para las ejecutar en los que remisos
e inobedientes fueren, é por la presente yo desde agora vos recibo épor recibido
al dicho oficio é cargo de mi lugar teniente de capitán general é governador en
las dichas ciudades de la Serena é del Barco é sus terminos é vos doy poder cum
plido cual de derecho en tal caso se requiere é puedeo dar para que lo useis y ejer
zais ansi y como lo suelen usar y ejercer los tenientes de governadores é capi
tanes generales en su real nombres en estas partes de las Yndias con todas sus in
cidencias y dependencias, anexidades y conexidades, é con libre y general admi
nistración rebocando como reboco el poder que esta dado al dicho Juan Nuñez de
Prado que quedo por orden y comision del capitan Francisco de Villagran mi lu
garteniente de capitan general é governador por mi en la ciudad del Barco y sus

244
terminos; y os doy poder para que podais crear en nombre de su Majestad é mio
un capitan que quede a la guardia y conservacion de la ciudad del Barco y de al
guna otra si se poblare en tanto que vos venis a me dar cuenta y razon dello para
que yo le provea de mi lugar de teniente de capitan e governador si os pareciere
convenir despues de vos recibido en el cabildo de la dicha ciudad del Barco por
mi lugarteniente de capitan general e governador, dejar al dicho Juan Nuñez de
Prado por capitan como al presente esta en ella lo podais hacer y hagais a como á
vos bien visto vos fuere; en fe de lo cua, vos mandamos dar la presente firmada
de mi nombre é refrendada por Juan de Cardenas, escribano mayo del juzgado
por su Majestad en esta mi governación que es fecha en esta ciudad de la Concep
cion del nuevo Estremo á ocho dias del mes de octubre de mil y quinientos y
cincuenta y un años.

PEDRO DE VALDIVIA.

Por mandato del señor governador. Juan de Cardenas.

En: Carlos Morla Vicuña. "Estudio histórico sobre el descubrimiento y conquista


de la patagonia y de la tierra del fuego". Pags.80 – 82.

F. A. Brockaus. Lepzig. Alemania. 1903.

Transcrito desde el original existente en el Archivo de Simancas. Legajo:


Descubrimientos Perú. 1552 – 1554, y legalizado por el archivero Francisco de
Paula Narvaez, en enero de 1877.

7. Carta de Francisco de Aguirre al Rey de España.

Por otras ántes de esta tengo dado quenta á vuestra majestad de lo sucedido en la
tierra de Chile después de la muerte de Pedro de Valdivia, Gobernador por
vuestra majestad en ella, y ansí mismo como en su testamento por virtud de una
provición que de vuestra majestad tenía me dexo nombrado para que yo
gobernase y tuviese en justicia aquella governación mientras vuestra majestad
otra cosa fuese servido de mandar, y yo como leal vasallo de vuestra majestad,
siendo enviado á llamar por los cavildos y vecinos de Chile á la provincia de los
Juríes y Diaguitas que yo en nombre de vuestra majestad juntamente con la ciu
dad de la Serena tenía en gobernación, dexando el recaudo que convenía vine sa
biendo la necesidad en que estavan en su socorro y viendo ser servicio de vuestra
majestad acepté el nombramiento en mí hecho y procuré sustentar aquella tierra
en servicio de Dios nuestro señor y de vuestra majestad á mi costa gastando de
mi hacienda y renta, sin que de la real caxa de vuestra majestad donde yo estuvie
se se sacase un solo peso y ansi estuvo en paz y sosiego, aunque no de todos los

245
na turales de la tierra, hasta el tiempo que el Marques de Cañete Visorrey por
vuestra majestad vino á este reyno que me escrivió y publicó en todo en querer
hacerme grandes mercedes en nombre de vuestra majestad porque avia sido in
formado de mis muchos servicios y grandes gastos hechos en servicio de vuestra
majestad, y no dexo pasar a mi mujer y hijos que iban donde yo estava aunque
fué muchas veces requerido dellos diciendo detenerlos para hacerles mercedes y
esto manifestó hasta que hubo despachado á Don García de Mendoza su hijo para
que fuese á governar la governación de Chile donde yo estava sustentándola en
servicio de vuestra majestad y embiando á la de los Diaguitas y Juries socorro de
gente y sacerdotes que avia seis años que estava sin ninguno hasta que este tiem
po que yo se lo envié a mi costa y llegando Don García de Mendoza donde yo es
tava yo le recibí con el celo que siempre tuve como á persona que decía ir en
nombre de vuestra majestad, aunque después de recibido, solo mostró una pro
vición firmada de su padre y quinientos hombres que le acompañaban; y el cum
plir las palabras que su padre y él me avian dado de gratificar mis servicios y
gastos en nombre de vuestra majestad fue robar mi hacienda y quanto yo y mis hi
jos y criados teníamos y pareciéndole no poder ser efetuado bien su deseo es
tando presente me envió á su padre preso á esta ciudad de Lima, donde te
niéndome preso y con guarda, no se tratara sino del género de muerte que me
avia de dar por aver yo servido a vuestra majestad veinte y tres años y por
quitarme mi hacienda para dalla á sus hijos; y á cerca de un año que estoy en esta
ciudad preso sin poder salir á dar quenta a vuestra majestad ni bolver a mi casa
teniendome con mi muger y hijos sin tener que gastar por haberme tomado veinte
mil castellanos de renta de mis indios, y los indios quitados y puestos en ellos y
en mis haciendas á sus criados con excesivos salarios y más de cinquenta mil cas
tellanos que me tomaron de mis haciendas repartiendolos el dicho Don García en
tre si y sus criados y enbiando el oro de mi renta á su padre y á España; y esto no
es mucho que lo haga con un hombre como yo, pues lo que hace con la hacienda
de vuestra majestad, porque sin mucha nescesidad en seis meses se gastaron de la
real caxa de vuestra majestad mas de doscientos mil castellanos, que nunca tal en
aquella tierra á costa de vuestra majestad se gastó hasta el tiempo de agora, y fue
porque aviendo los vecinos de Chile mucha comida y caballos y armas para la
guerra sin tomar un peso por ellos lo quenta él á vuestra majestad y toma de la
real caxa lo que le parece que vale y esto digo porque es así cierto; y agora
aviendo visto que en esta real Audiencia un proceso que Don García envió contra
mí y no hallando por él aver yo hecho cosa que no fuese en servicio de vuestra
majestad en veinte años que siempre he tenido cargos de vuestra majestad y
siendo sentenciado y absuelto de los cargos que en él me ponían, no me ha
dejado ni deja vuestro visorrey salir de esta Ciudad, haviendole pedido muchas
veces licencia, diciendo aver escrito á vuestra magestad lo mucho que yo he ser
vido y he gastado para que vuestra magestad me haga merced y hasta que esto

246
venga es su voluntad esté aquí; y con esto me detiene padeciendo gran nescesi
dad, solo a efecto que su hijo Don García de Mendoza gaste mi hacienda y renta
como hasta aquí lo ha hecho y alla parescerá ante vuestra majestad, aunque no ay
hombre que ose dar testimonio de cosa que pase ni quien lo pida, me an sin gran
riesgo de su persona, porque si así no fuese ni tuvieren tan opresos á los vecinos
de Chile avrian ido á quexarse á Vuestra Magestad de los agravios que cada dia
se les hacen y á dar quenta de la perdición de aquella tierra. Suplico a vuestra
magestad pues yo siempre é servido y gastado mi hacienda como leal vasallo no
permita vuestra magestad sea desposeido ni maltratado sin aver otra cosa mas
que ser siempre servidor de vuestra magestad y tener vuestra real provisión para
governar aquella tierra; antes sea vuestra magestad servido mandarme gratificar
mis servicios y grandes gastos y dar vuestra real provisión para que me sean paga
dos todos los daños y menoscabos de mi hacienda, porque en esta real Audiencia
me an dado provisión para ello y que se me buelvan, por ser Don García hijo del
visorrey no lo puedo cobrar; sino que es siendo favorescido de vuestra magestad
como mis servicios merecen; asi mismo suplico á vuestra magestad que por que
Pedro de Valdivia en su vida me encomendó y requirió de parte de Dios y de
vuestra magestad que porque el no podía sustentar la ciudad de la Serena que esta
va despoblada porque los naturales avían muerto setenta a ochenta españoles que
estavan en ella que yo la poblase y tuviese con sus términos y lo demas que yo
descubriese y conquistase tras la cordillera nevada como governación en nombre
de vuestra magestad, y yo viendo ser servicio de Dios nuestro señor de que tanto
vuestra magestad es celoso, onra y aumento de la corona real de España y renta
de vuestra magestad lo acepté y poblé la ciudad de la Serena y descubrí y con
quisté tras la cordillera nevada las provincias de los Juries y Diaguitas que eran ig
notas de vista á todo el mundo y esto á mi costa y mision, gastando en ello mas
de cien mil pesos y agora con todo lo demas con todo lo de mi hacienda me lo
han quitado, suplico a vuestra magestad me mande dar su real provicion de nuevo
para que yo tenga aquella tierra conforme á la provicion que Pedro de Valdivia
Gobernador por vuestra magestad tenia me abía dado, pues aliende de cien mil
castellanos que me cuesta, he gastado en el descubrimiento y conquista de ella
diez años trabajando con mi persona sin veinte y tres que á que sirvo a vuestra
magestad en este Reyno del Perú y en el de Chile siempre á mi costa, y pues en el
testamento de Pedro de Valdivia yo quede nombrado por virtud del poder que
para ello tuvo de su magestad para que governase aquella governación de Chile
juntamente con la que en su vida estava a mi cargo y yo avia conquistado y si no
fuera por el impedimento que digo de Don García de Mendoza yo huviera puesto
so el yugo y amparo de nuestra magestad mucha mas tierra y poblado otros
pueblos y se uviera dado puerto a la mar del Norte para que se pudiera contratar
con este reyno del Perú que fuera cosa muy importante al servicio de vuestra
magestad. Nuestro Señor dexe vivir y reynar a vuestra magestad por muy largos

247
tiempos con acresentamiento de mayores reynos y señorios como los leales
vasallos de vuestra magestad deseamos. De esta ciudad de los Reyes á seis dias
del mes de abril de mil quinientos y cincuenta y ocho años. Sacra, Católica, Real
Magestad. Besa los pies de vuestra magestad su leal vasallo.

FRANCISCO DE AGUIRRE

En: Archivo de Simancas. Legajo: Audiencia de Chile. Registro de partes. Reales


órdenes, etc. Años 1553 a 1611.

Copiado por Carlos Morla Vicuña, en : "Estudio histórico sobre el descubri


miento y conquista de la patagonia y de la tierra del fuego". Pags.80 – 82.

F. A. Brockaus. Lepzig. Alemania. 1903.

20 de julio de 1567.

8. Carta dirigida por Francisco de Aguirre al Rey de España, fechada en La Plata.

C.R.M. Si los que en alguna cosa an servido a Vuestra Majestad son tambien gra
ttificados como yo lo he visto quien á empleado sus vida y hazienda y perdido la
vida de de los hojos deudos y amigos en servicio de vuestra majestad justa es a
saber que ese pedir merced y ansi yo como hombre que a cuarenta años que no
entiendo en otra cosa que en ervir en mi persona e hazienda suplico vuestra
majestad me haga merced por que hasta es para mi averme empleado en servir a
dios y a mi principe como hijodalgo y cumplir en la obligación que los tales
tienen más suplico a vuestra majestad me haga justicia más vuestra majestad
lamhace a todo el mundo porque acabo de treynta años y mas que yo abia estado
en esta tierra conquistando y pacificando en este reyno de piru y descuburiendo y
poblando tierras nuevas donde gaste mas de dosientos mil pesos sin pretender
otro ynteres más que servir a dios trayendolos naturales dellos al conocimiento de
nuestra santa fe y descubrir a nuestra majestadnreynos y tierras tan remotas y
estrañas como son las de juries y diaguitas y tucuman y aviendo venidoy abiendo
venido a mi casa no a descansar sino a rehacerme de armas y caballos y muni
ciones para la guerra llego don garcia de mendoza que iba a Chilli por mandato
del marques de cañete visorrey del piru y sin aber causa ni ocasion alguna abien
dole yo recibido en mi casaestando seguro en ella me prendió y saquearon mi ca
sa y robaron toda mi hazienda y em enbio a lima donde estaba el visorrey su
padre donde lo que pude alcanzar de justicia fue que me volvieran las rayres y o
no el oro y plata, ni caballos, ni armas, ni municiones que me abian tomado ni
aun en cuantole averiguase lo que a i me habian tomado hasta que murio el mar
ques de cañete que fue un juez por mandado de Real Audiencia de lima condeno

248
a don garcia en quarenta y dos mil pesos y esta era a toempo que el estaba en Es
paña y asi no e abido de todo ni un peso y bolvi a mi casa con mas de treynta mil
de gastos que me hicieron astar en Lima eny proposito de reposar en ella y
estando bien seguro el conde de nieba visorrrey del piru me enbio una provision
que vista su carta fuere luego a serbir a su vuestra majestad a las provincias de
tucuman, juries y diaguitas que yo habia descubierto y poblado porque se habian
revelado y muerto muchos cristianos y echados otros de la tierra y que no
convenía a servicio de Dios y de vuestra magestad que sin dilación alguna yo
fuese a socorrer los que uedaban bivos y a pacificar los naturales y viendo lo
mucho que a vuestra magestad en toda mi pesadumbre propuse ponerme en
trabajos menos y tomara a gastar mas de quarenta mil castelrar armas y caballos
y municiones y pareciéndome que cualquier dilación hera mucho daño para los
que estaban a tanto aprieto y cercados de yndios ynfieles acorde enbiar delante de
mi un hijo mio el mayor solo para que diese nueva como yo yba y que se an ma
sen a recorrer la tierra por donde abia de yr de guerra y aber muerto poco abia
tantos cristianos en ella no halle quien quisiere yr con el si solo ocho hombres
que heran criados suyos y con ellos y con harto riesgo de sus vidas que dios
servido que pasase hasta Santiago del Estero ques en los Juríes y a una ciudad
que yo habia poblado que no habia quedado mas en pie de quatro que abia
pobladas y los que alli estaban esperaron cada dia yrse porque no podian susten
tarse y con la llegada de Hernando de Aguirre se animaron puesto que yo medi
toda la prisa posible ay llos a socorrer y entrando por la tierra de guerra y enco
mendando a querer traelos que estaban rebelados me mataron un hijo menor que
el que abia ido delante y me hirieron otros dos y a mi con ellos y me mataron
otros cuatro sol dados muy buenos y todo por causa de unos soldados que eran de
los que abian huido otra vez de allí yo dexe de castigallo porque me dixeron quen
era por la muerte de mi hijo y amigos y aunque dios serbido de castigarme a mi
porque don de a pocos días que llegue a la ciudad de Santiago del Estero donde
mi hijo estaba hice luego poblar la ciudad de San Miguel ques en Tucuman para
desde alli poder mejor traer de por los indios de Calchaquí y supiesen si entrava
para alli gente del Pirú que los esperaba cada dia y que si estuviesen nueba que
entrada al guna que los ayudasen a entrar sino que con el mejor concierto y
horden que pudiesen se tornasen donde yo estaba y entre estos veynte y quatro
que iban he ran algunos dellos los que antes abian huydo y acordaron hacer otra
peor que fue una nocha juntarse hasta dose y prendieron al capitan que llevaban y
desarmaron los demas que estaba síguenos y saliéronse todos a píru dexandome a
mi y a los demas entremos en el travajo que vuestra magestad podra ver yo
entendí que llegados a la Real Audiencia de las Charcas que fueran castigados
muy bien y yo socorrido como vasallo de vuestra majestad tan leal y que tanto
avia servido y serbía y no fueron si antes el presidente della Pedro Ramirez de
Quiñones los favorecio y los torno a enviar donde yo estaba con cartas suyas de

249
fabor dicien dome quel lo enbiase a servir a vuestra majestad que yo no los
castigase porque ansi concernia a vuestro Real servicio lo qual yo obedeci y
procure de alli en adelante anímallos y provencellos entendiendo que por alli
serian buenos y no aprovecho antes se confederaron de secreto con algunos de
los que poco antes el mismo presidente avia enviado con un capian que se
llamaba Martín de Al mendras el qual avia mandado procurase matarme y enviar
mi cabeca quel le sacaria al par y salvo dello y para este efecto hizo gastar al
dicho presidente Pe dro Ramirez de Quiñones al Martin de Almendrass que
enviaba mas de cinquenta mil castellanos parte dellos de la caxa de vuestra
magestad probeer de remedio aquella tierra por quanto yo que la tenia encargo
hera muerto y aunque en este tiempo llegaron a esta audiencia mensajeros con
carta mas diciendo como yo estava bueno y tenia la tierra en paz y sosiego y asi
mismo mi hijo Hernando hera bivo aqui en piru dias antes avian enviado desta
Real Audiencia provisión juntamente con la que a mi me enbiaron de governador
de vuestra magestad y ansi mismo sabiendo como antes desta provision yo la
tenia del Conde de Nieva y del Licenciado Castro visorrey y procurador de
vuestra magestad y con serle notorio que ni en el pensamiento yo jamas avia de
deservido a vuestra magestad.

―I. Informaciones de los servicios hechos en las provincias del Perú y Chile por
Francisco de Aguirre. (Archivo de Indias. Patronato. 1-4-9/14). 26 de septiembre
de 1552.‖

―Colección de Documentos Inéditos Para la Historia de Chile‖

―Pedro de Valdivia y sus compañeros‖

―III‖ ―26 de Septiembre de 1562‖

―I. Informaciones de los servicios hechos en las provincias del Perú y Chile por
Francisco de Aguirre‖

―(Archivo de Indias, Patronato, 1-4-9/14)‖ ―Muy poderoso señor – Diego de


Villarroel, en nombre del capitán Francisco dAguirre, vecino de la ciudad de la
Serena, que es en las provincias de Chile, y por virtud del poder que del dicho
Francisco de Aguirre tengo, de que hago presentación, digo: habrá veinte y dos
años y más quel dicho Francisco de Aguirre, mi parte, pasó a los reinos del /(P.6)
/ Perú con celo de servir a Dios nuestro señor y a V.M., como siempre ha
mostrado, llevando consigo armas y caballos y esclavos y criados españoles para
su servicio, y mucha cantidad de aderezos de su persona, de lo cual dio a muchos
soldados que a su casa se llegaban, que tenían dello necesidad, sirviendo en el
dicho reino a V.M. y al marqués don Francisco Pizarro, vuestro gobernador, en

250
todo lo que por el dicho marqués o por su capitán general le fue mandado y
encargado en la pacificación y conquista del dicho reino, hallándose, como se
halló, en descercar a Gonzalo Pizarro y los españoles que con él estaban en
Cochabamba, y puestos en gran aprieto por los naturales y después en conquistar
y poblar la provincia de Charcas con el capitán general Diego de Rojas, por su
teniente, adonde, saliendo el dicho Diego de Rojas para hacer la entrada de los
chiriguanaes, quedó el dicho Francisco de Aguirre, mi parte, en la dicha
provincia de los Charcas por teniente gobernador del dicho marqués, tiniendo el
dicho cargo dos años, poco más o menos, dentro del cual conquistó y pacificó,
trayendo de paz muchos indios con sus caciques, que habían quedado por
conquistar en la dicha provincia, tiniéndola en toda paz y sosiego, así de los
naturales como de españoles, todo el tiempo que en la dicha provincia estuvo,
saliendo después en busca y seguimiento del dicho capitán Diego de Rojas, con
cierta gente de caballo y de pie, para hacer la dicha entrada juntamente con él,
como su tiniente, y cuando el dicho mi parte llegó por do el dicho Diego de Rojas
había comenzado a entrar topó con él, que se volvía a salir, a causa de no haber
acertado con la entrada, y juntándose con el dicho mi parte, le encargó fuese a la
provincia de los chichas y buscase una comarca e asiento a do pudiese reformar
la gente real que traía, porque, demás de venir fatigados del trabajo del camino,
no traían comida ninguna y el dicho mi parte con su gente fue y anduvo casi toda
la dicha provincia de los chichas hasta que halló el dicho asiento e comarca,
despechando luego dos de caballo a hacerlo saber al dicho Diego de Rojas, y
como tenía buscada la entrada y había habido guías que los guiasen, y cuando los
dos de caballo llegaron a do el dicho mi parte había dejado al dicho Diego de
Rojas hallaron desbaratada la gente e ido a la ciudad de los Reyes, y así se
volvieron, y visto y sabido por el dicho mi parte el desbarato, por servir más a
V.M., como lo hizo, fue en busca del valle de Atacama, que está en el camino por
do van a las provincias de Chile, pasando / (P.7) / para llegar a él el despoblado
que el adelantado don Diego de Almagro pasó cuando fue a las dichas provincias,
sin que pareciese ningún español ni caballo de todos los que consigo llevaba,
como lo hizo el dicho Adelantado y todos los más que por allí pasan y han
pasado, padesciendo en el dicho camino grandes trabajos de fríos y hambres.
Estando en el dicho valle dos meses y más, esperando al gobernador don Pedro
de Valdivia, que iba a la sazon por tiniente del Marqués Pizarro, haciéndole
guerra los naturales del dicho valle treinta días y aún más, hasta quel dicho mi
parte les tomó una fuerza a do se recogían a les facer la guerra y facer los daños
que a todos los que por allí pasaban facían, la cual les tomó con sólo nueve
soldados que para ello llevó, lo que antes Rodrigo Orgóñez, capitán general del
dicho don Diego de Almagro, no había podido hacer, acometiéndola con cierto
de caballo, matándole un español y haciéndole otros muchos daños, sin jamás
querer obedescer al dicho Adelantado, con llevar, con llevaba, quinientos

251
españoles, en cabo de todo lo cual llegó don Pedro de Valdivia, hallándole con
quince de caballo y diez arcabuceros y ballesteros, proveyéndole de maíz y
ganados y otras cosas de las que él tenía recogidas, con que pudieron pasar el
despoblado sin padescer mucho trabajo, por tener el dicho mi parte guías que le
mostraron el camino de los indios que en el dicho valle habían usado, que fue
causa a que se descubriesen y conquistasen las dichas provincias y pasar a ellas
sin rescebir ningún mal y daño de los indios del dicho valle, como rescibió el
dicho adelantado don Diego de Almagro a causa de tenerlos el dicho mi parte
sugetados y castigados; y así fue en compañía del dicho Valdivia a las dichas
provincia de Chilí, sirviendo en ellas a V.M. y al dicho Valdivia en vuestro real
nombre en toda la conquista y pacificación de ella, y en todo aquello que por el
dicho Valdivia, en nombre de V.M. le fue mandado y encargado, sirviendo
siempre en cargo de capitán o su tiniente general, hallándose en la ciudad de
Santiago cuando se juntaron todos los naturales de la tierra y vinieron a les
quemar la dicha ciudad y a ellos, como se las quemaron, y hicieron otros muchos
daños y muertes, que sólo quedó por quemar la parte y cuartel quel dicho mi
parte guardaba, matándole en la dicha pelea un caballo y hiriéndole otros dos,
saliendo él muy mal herido, siendo causa a que la tierra y ellos no se perdiesen,
contra voto de todos los más españoles que en ella estaban, que querían se
desamparase.‖

/(P.8) /

―Otrosí; el dicho Francisco de Aguirre, mi parte, pobló y reedificó la ciudad de la


Serena, que los naturales de ella había despoblado y asolado, y muerto todos los
españoles y vecinos que en ella estaban, habiendo antes muerto en el valle de
Copiapó, al capitán Juan Bohon y treinta soldados que con él estaban, sin más de
otros setenta ú ochenta que antes habían muerto yendo á las dichas provincias en
compañía y cuadrillas, conquistando todos los valles á ella sugetos, con solos
once soldados que consigo llevó, sacando de poder de los dichos indios muchos
niños é niñas cristianos, hijos de los españoles que los dichos indios habían
muerto, no habiendo podido hacer lo sobredicho otros capitanes que a ello fueron
enviados, con llevar más de setenta y ochenta españoles y otros muchos amigos
de los naturales, como fueron el capitán Francisco de Villagrán y Pedro de
Villagrán y Juan Jofré, ni el mismo Gobernador Valdivia por ciento y cincuenta
españoles pudo sugetar el dicho valle Copiapó, sino que le mataron en él un
español y le hirieron otros muchos y caballos, lo cual hizo el dicho mi parte á su
costa y minsión gastando su hacienda y renta por servir a V. M., como siempre
ha fecho, siendo causa, á que el dicho gobernador don Pedro de Valdivia, viendo
quél mostró haber sido parte a hacer lo sobredicho, dio la dicha ciudad de la
Serena y sus términos al dicho Francisco de Aguirre, mi parte, para que en
nombre de V.M. la tuviese en gobernación, dividiéndola y apartándola de la suya,

252
en entendiendo; convenir así al servicio de V. M. y pro y utilidad de la tierra y
bien de los naturales della, con más comisión para que pasase las cordilleras
nevadas, y lo que descubriese y poblase tras las dichas cordilleras, tuviese
asimismo en nombre de V. M., como la dicha ciudad de la Serena, como consta y
paresce por esta provisión de que hago presentación, lo cual visto por el dicho
Francisco de Aguirre, mi parte, y entendiendo servir en ello a V. M. en aumentar
y ampliar vuestro patrimonio real, acetó el dicho cargo y pasó las dichas
cordilleras llevando consigo toda la más gente que pudo, gastando en ello y
aderezos necesarios á la dicha jornada más de sesenta mill pesos de oro de su
hacienda y renta, sin que para ello de la hacienda de V. M. le fuese fecho algún
socorro, como se acostumbra a hacer a otros capitanes y gobernadores, y así llegó
a los llanos de los Juríes, ques tras las dichas cordilleras, á do halló grandes
poblaciones de indios, conquistando y pacificando la mayor parte de ellos,
reedificando la ciudad de Barco que al pre /(P. 9) / sente se llama Santiago del
Estero, que había sido despoblada por Juan Núñez de Prado, dando en ella de
comer a noventa españoles, sustentándolo todo a du costa hasta el día que llegó
don García de Mendoza a gobernar las dichas provincias, lo que otro ninguno
pudiera sustentar por no haber de presente en ella oro ni plata descubierto, sin
gran costa de la hacienda de V.M., lo cual hizo por servir a V. M, y gastar en
vuestro real servicio su hacienda, como siempre ha hecho, descubriendo más otra
provincia que se llama de los Diaguitas, que era ignota a españoles, a do hobiera
poblado otras ciudades, por ser la tierra aparejada a ello, si no sucediera la muerte
del gobernador Valdivia que fue causa a que no lo hiciese, por venir, como vino,
el dicho mi parte a socorrer las dichas provincias de Chile, siendo llamado por
los vecinos de la ciudad de Santiago y la Serena, así eclesiásticos como seglares,
encargándole servir más a V.M. en sustentar lo ganado que ganar de nuevo, y
avisándole pertenecerle hacer el dicho socorro por quedar nombrado para
gobernar las dichas provincias por el dicho gobernador y pertenecerle por la
provisión de V.M. que para lo poder hacer tenía, por lo cual y viendo que en ello
el dicho mi parte servía a V. M. en que no se acabase de perder aquella tierra que
tanto les había costado, y los españoles e indios que en ella estaban, dejando a
buen recaudo la ciudad de Santiago del Estero y provincias de Tarija y Diaguitas
para la sustentación de ellas, siendo primero rescebido por la Justicia y
Regimiento y vecinos della por gobernador, por virtud del dicho nombramiento y
provisión que de V.M. tenía, pasó a hacer el dicho socorro, poniéndose a punto y
peligro de perderse él y cuantos con él venían a hacer el dicho socorro, por pasar,
como pasaron, las dichas cordilleras en tiempo de invierno y sucederles muy
recio y frío, que se le helaron veinte y dos caballos y un negro, y perdió casi toda
su ropa y más de cien marcos de plata labrada de su servicio, y parescieran todos
sino por su buena diligencia y ánimo, que fue causa de que no peresciese ningún
español, llegando a la ciudad de la Serena a tiempo y forma que los indios a ella

253
sujetos andaban casi alzados y los españoles velándose tenían hecho un fuerte, a
do de noche se recogían , cesando todo su llegada, sosegándose los indios como
de antes estaban, sirviendo en ello a V.M., como más largo V.M. podrá ver por
una probanza que Juan Mier de Cansio ante V.M. tiene presentada, a que me
remito y rescibieron al dicho mi parte por gobernador de las dichas provincias de
Chile por virtud del dicho nom-/ (p. 10) /

01 de julio de 1580.

1.Carta de Francisco de Aguirre al Rey sobre sus servicios y gratificación que cree
merecer.

SACRA CATOLICA Real Majestad. Si los que sirven y han servido a Vuestra
Majestad con sus personas son gratificados de Vuestra Majestad, yo que en los reinos
de España serví en mi mocedad y en éstos ha cuarenta años que no me he ocupado en
otro sino en servir a Vuestra Majestad con persona e hijos y criados y hacienda en
gran cantidad, justo era suplicar a Vuestra Majestad me haga alguna merced para
que yo satisfaga a mis hijos y nietos de más de trescientos mil pesos que yo he gastado
sirviendo a Vuestra Majestad así en la conquista y sustentación deste reino como en
descubrir e conquistar otros a mi costa como es muy notorio y Vuestra Majestad
entiendo que ha tenido noticia. Suplico a Vuestra Majestad sea servido hacerme
merced con que pueda vivir y pagar las deudas en que he quedado y para remediar
muchas hijas y nietas y un solo hijo que me ha quedado, que también ha veinte y siete
años que sirve a Vuestra Majestad en esta tierra, donde ha perdido otros tres hijos y
un yerno y un hermano y tres sobrinos todos en servicio de Vuestra Majestad y los
que hemos quedado ha sido con tanta necesidad y deudas que nos ha forzado a no
poder parecer ante Vuestra Majestad a pedir merced y gratificación de nuestros
muchos servicios y gastos. Nuestro Señor la muy alta e muy poderosa persona de
Vuestra Majestad guarde con acrecentamiento de muy mayores reinos e señoríos. De
Chile de la ciudad de La Serena primero de julio de mil quinientos ochenta años.
S.C.R.M. De Vuestra Majestad vasallo que sus reales pies y manos besa.- Francisco de
Aguirre.

En: Colección de Documentos Inéditos para la Historia de Chile. Segunda Serie.


Tomo III.Pág. 72. Documento N° 24.

Copiado de Manuscritos Medina. Tomo 92. Doc. 1320. Págs. 80 – 81. Original en el
Archivo de Indias. Doc. 77 – 5 – 14.

23 de diciembre de 1553.

2. Carta del cabildo de la ciudad de Santiago del Estero, en la que pide al rey nombre
por gobernador a Francisco de Aguirre.

254
Sacra católica cesárea majestad.- Porque habrá dos años que escribimos a la
Audiencia de V.M., que reside en la ciudad de los Reyes lo sucedido en esta ciudad de
Santiago y provincias del nuevo maestrazgo, tan apartadas y remotas, de que
creeemos ya V.M., tendrá relación: por esta, solamente hacemos saber a V.M., como
ha cuatro añosque andamos trabajando y muriendo sin tener un solo día de descanso,
solo por sustentar esta tierra a V.M., en cabo de los cuales no teniendo ningún
remedio, sino despoblar y desampararla por faltarnos lo necesario para nuestra
sustentación; fue Dios servido traer a ella al capitán Francisco de Aguirre con socorro
de gente y armas y todo lo necesario para la sustentación della, en lo cual somos
ciertos por vista de ojos, ha gastado más de cuarenta mil ducados, vino con
provisiones y despachos del gobernador de V.M., don Pedro de Valdivia, en que por
virtud de la provisión que de V.M., tiene, le nombra y elige por general y que tenga en
gobierno la ciudad de la Serenany esta ciudad y todo lo demás, que poblare de esta
parte de las cordilleras de nieve, por estar tan apartadas de donde reside y no lo poder
sustentar, y como tal se rescibió en este cabildo, y certificamos a V.M., que en hacer
este socorro como lo hizo a su costa, hizo muy grande servicio a Dios Nuestro Señor é
á V.M., y restauró esta tierra y á todos nosotros; después que en ella entró ha ido
personalmente a visitalla y conquistar parte della y la ha puesto en toda paz y sosiego,
debajo del yugo y obidencia de V.M., y aun descubierto otra, y en todo se da tan
buena manera y orden como persona que ha tanto tiempo que sirve a V.M., y tiene
isperiencia de españoles y de indios, de que todos vivimos muy contentos y en todo
sosiego y quietud.

A V.M., humildemente suplicamos sea servido darnosle por gobernador, pues ansí lo
quiere y declara el dicho gobernador don Pedro de Valdivia, por sus despachos si
V.M., dello fuese servido, por caer acá en esta parte tan remota y apartada de la
gobernación de Chile, habiendo tantas cordilleras de nieve en medio, donde se le
murió toda la gente a Diego de Almagro, puesto que cae en los límites de su goberna
ción lo cual ningun otro podría sustentar siempre a costa de su hacienda sin que V.M.,
gaste un solo real y el tener la posibilidad para todos y ser tal persona y tan servidor
de V.M., de que todos nosotros y esta tierra viviremos muy contentos, siendo V.M.,
servido de lo hacer las mercedes tan cumplidas cuanto él es cumplido y celoso del
servicio de V.M. Nuestro Señor deje vivir é reinar a V.M., por largos tiempos con
acrecentamiento de muy mayores reinos y señoríos como los vasallos de V.M.,
deseamos. Desta ciudad de Santiago del Estero, veinte tres diciembre mil quinientos
cincuenta y tres. Sacra caesárea católica majestad.- Muy humildes vasallos de V.M.,
que sus cesáreos pies besan.- Diego de Torres.- Alonso de Villavicencio.- Pedro Palos.-
Blas de Rosales.- Francisco de Valdenebro.- Julián Sedeño.- Miguel de Ardiles.- Lope
Maldonado.- Pedro Diez Figueroa.- Por mandado de la justicia é regimiento de S.M.-
Juan Gutiérrez, escribano de S.M.

En: Colección de Documentos Inéditos para la Historia de Chile. Primera Serie. Vol.
13. Pag. 344. Biblioteca Nacional de Chile. Microformato. SM 360.

08 de octubre de 1569.

255
3. Carta de Francisco de Aguirre, gobernador de Tucumán, al virrey del Perú, dando
cuenta de sus servicios en la conquista y población de Chile y de los trabajos y malos
tratamientos de que ha sido víctima.

MUY ilustre señor. Por otra que luego que supe la buena venida de Vuestra
Excelencia tengo escrita, dí a Vuestra Excelencia la enhorabuena della y cuenta en
general de mis trabajos. Esta escribo del camino que por ser importuna no quisiera
escrebir por no dar fastidio a Vuestra Excelencia recién llegado, más no lo puedo
excusar y así Vuestra Excelencia pues le envía el Nuestro Señor para que en lugar de
nuestro rey que tan lejos tenemos deshaga los agravios que a sus vasallos se hacen, no
creo le recibiera y quiero tomar el cuento de otras aunque Vuestra Excelencia me
perdone. Pasan treinta y seis años los que ha que vine a este reino y no desnudo como
otros suelen venir, sino con razonable casa de escudero y muchos arreos y armas y
algunos criados y amigos. Fuí en pacificar y poblar y ayudar a conquistar la mayor
parte del reino del Perú desde Chiquito adelante y me hallé en la conquista de todo lo
principal de Chile y en todas las guerras y más señaladas guazavaras que los indios
nos dieron en el descubrimiento y pacificación desta pobre gobernación de Tucumán,
de que S.M., me ha hecho merced y estándola gobernando me fué forzado salir della
porque me enviaron a llamar los de Chile muerto el gobernador Valdivia, para que la
gobernase por nombramiento que al tiempo de su muerte me hizo y como Francisco
de Villagra también pretendiese aquella gobernación, el Marqués de Cañete envió por
gobernador a su hijo don García de Mendoza, el cual nos envió a Lima y como S.M.,
hiciese merced de la gobernación de Chile a Francisco de Villagra, determiné de me
recoger a mi casa en Copiapó y habiendo estado en ella descansando sólo siete meses,
que nunca otro tiempo he tenido de sosiego ni descanso en estas partes, vino por
visorrey del Perú el Conde de Nieva, mi antiguo señor, el cual me envió a mi casa una
provisión de gobernador de Tucumán y me escribió que en ella aceptalla hacía muy
gran servicio a S.M., sobre los hechos y aunque se me hizo de mal dejar mi sosiego,
pero con todo eso nunca fuí perezoso en hacer lo que me ha mandado mi rey y lo que
ha convenido a su real servicio determiné de lo aceptar y comenzar de nuevo a
trabajar y con mis hijos y la gente que pude allegar entré en Tucumán, que estaba la
mayor della alzada y rebelados los indios diaguitas por el mal gobierno que tuvo un
teniente de don García que se llamaba Juan Pérez Zorita, que por haber muchos
pueblos habiendo poca gente españoles, los indios se atrevieron a alzar y mataron
nuchos dello, no quedó sino solo el pueblo de Santiago del Estero y los que estaban
recogidos en él se querían salir porque no les entraba socorro de ninguna parte de
vestidos, hierro, plomo, pólvora que es lo que más han menester y como yo entré se
sosegaron con el socorro que les hice, en que en aquella vez y otra gasté más de
ochenta mil castellanos y perdí un hijo legítimo en una guazavara que le dieron los
indios y a mí me hirieron queriendo pasar por la tierra de guerra para venir a esta
Audiencia de los Charcas a dar cuenta al presidente y oidores della y a meter más
gente y como no me acudió a tiempo un capitán a quien yo había mandado que me
aguardase con alguna gente en Salta, me fue forzado retirarme a Santigo y como la
Audiencia de los Charcas no se tuviese noticia de mí en más de un año, trataron de de
enviar por gobernador desta población a un Martín de Almendras y queriendo ya
concluillo con él llegó antes que se efectuase un criado mío con cartas para el
Audiencia y envié también un capitán para que hiciese alguna gente y aunque lo

256
supieron y viron mis cartas y todo el pueblo lo contradijo y también el fiscal y se
ofrecían en mi nombre a pagar lo de aquel Martín de Almendras había comenzado a
gastar y que entregase la gente a mi capitán por evitar los daños y desasosiegos que
dello podrían suceder por no estar mi provisión revocada, y todavía porfió el
presidente de los Charcas quel Martín de Almendras fuese y ayudóle el licenciado
Haro por sus fines e intereses de cosas que había dado al presidente y el Martín de
Almendras le había comprado de pólvora y arcabuces y otras cosas que le encargó,
que según su mujer dice serían cinco mil pesos, de lo cual se anda quejando
públicamente y el licenciado Haro por se quedar a vivir en casa de Pedro de Castro en
que ahora vive, quel sería que fuese a otra entrada como fue estando tan bien, vino el
gobernador della y después de contradicho hizo más de cien soldados y entró en la
gobernación que yo gobernaba en nombre de S.M., y es público que le dijeron ambos
que me matase o prendiese y quísolo efecuar en el camino mandando a su maese de
campo que fuse a ello con treinta hombres porque no fuese sentido y quso Dios que se
volvió por no acertar el camino, de lo cual hizo el Martín de Almendras gran
sentimiento y como llevaba tan mala intención le atajó Dios los pasos y murió él solo
en el camnino a manos de los indios y su maese de campo recogió luego la gente y
escribió a la Audiencia si pasaría adelante o se volvería y no le quiso responder al
presidente ya esta causa metió la gente que traía, que no debiera y como sabían la
voluntad del presidente y Haro desde luego comenzaron a urdir un motín para me
prender o matar y enviando yo veinte hombres a Calchaquí [ donde había] indios
alzados y de guerra, para que si alguna gente me trajese el capitan que había enviado
la amparase y guiase, y ellos se alzaron en el camino y prendieron al capitán que yo
enviaba y le llevaron preso a la Audiencia de los Charcas y aunque fueron presos
algunos dellos especialmente un Berzocana, que fué el principal en el motín por el odio
quel presidente me tenía y siempre tiene, les soltó él solo como ordinariamente lo hace
sin parecer de los oidores y concertó con mi capitán que los llevase y me escribió que
perdonase al Berzocana, yo lo perdoné por su mandado, al cual mandó de palabra el
presidente que me prediese según el mismo lo publicó después que me prendió y en
llegando questos llegaron, determiné de enviar a mi hijo Hernando de Aguirre a
castigar y poblar Calchaquí por se haber los indios alzado y muertos muchos
españoles y como la tierra y publicaban que se había de salir del Perú y matar al
capitán si se lo impidiese, de los cual me avisaron frailes, por esta causa determiné
mudar derrota e irme con ciento y veinte hombres muy bien armados, que no se hará
otra tanta gente con treinta mil castellanos a una noticia que yo tenía de tiempos
antiguos, la mejor y más rica de cuantas yo he visto, que está entre la cordillera de
Chile y el Río de la Plata, a poblar allí un pueblo en medio de dos ríos que entran en el
Río de la Plata, adonde pretendía poblar un puerto en el mismo río que entra en la
Mar del Norte por do se pudiese ir a España sin peligro de corsarios y en treinta o
cuarenta días, así los desta gobernación de Tucumán como los del Paraguay, los de
Chile y del Perú, cosa que tanto S.M., ha deseado y aún mandado a la Audiencia de los
Charcas que lo haga por expresa provisión que para ello he visto y estando ya muy
cerca de la parte adonde había de poblar, determinaron algunos de los que entraron
con Martín de Almendras de me prender y una noche se conjuraron catorce y
nombraron por general a un Jerónimo Olguín y hicieron otros capitanes y convocaron
por fuerza a otros y me prendieron a mí y a mis hijos y amigos y echáronme unos
grillo como a traidor y nos hicieron mil oprobios, preguntándoles yo que por qué y

257
por cuyo mandado, dijeron que el presidente se lo había mandado y viendo que en
decir esto habían errado, dijeron de ahí a poco rato que por la Inquisición, sin haber
tal mandamiento de hombre humano ni aún pensamiento dello, sino que lo debían de
tener urdido y tramado con un clérigo que trajeron que pretendía ser vicario por una
provisión del obispo que tenía revocada y dada la provisión a otro, porque yo no quise
admitirle a él sino a un Payán que tenía nueva provisión y preso ne volvieron a mí y a
mis hijos y criados a Santiago del Estero de donde habíamos salidoy me llevaron y
metieron tan ignominiosamente que tengo verguenza de decillo. Alzáronse con
Santiago del Estero y quitaron por fuerza de armas las varas a los que las tenían y
diéronlas a los que ellos quisieron, robáronme a mí y a mis hijos y criados cuanto
teníamos y quitaron al verdadero vicario y pusieron tiránicamente a otro que se dice
Julián Martínez, hombre que ya otra vez había revuelto aquella misma tierra y
procedió contra mí por la Inquisición, andando con quince arcabuceros de casa en
casa preguntando por un interrogatorio a los testigos que me habían prendido y sido
mis enemigos, dieron en el camino garrote a un español sin le deje confesar, dieron y
quitaron indios, hicieron insultos no oídos y trajéronme preso con grillo hastala
cibdad y pudiendo en el camino matallos no lo quise hacer diciendo que iba el rey y al
obispo que ellos me harían justicia y los castigarían conforme a sus maldades y
avínome al revés de lo que pasaba, porque ellos se pasearon y triunfaron y a mí me
prendieron y fué el consultor y solicitador contra mí el preseidente Haro y pensando
yo que aquello se acabara en una hora, me hicieron detener cerca de tres años y gastar
más de treinta mil pesos y aún procuraron de vengarse de mí por mano ajena dando
favores al Jerónimo de Olguín y a los demás que me prendieron y a sus aliados
acompañándose de ellos nunca salían de sus casas, aconsejándoles lo que habían de
hacer y como me habían de perseguir y enviarona llamar a un Juan Pérez de Zorita
teniente que había sido de en Tucumán, el mayor amigo que tenían los que me
prendieron y pretendieron de enviarle al castigo de sus amigos que a mí me habían
prendido y porque hubo pareceres diversos en el Abdiencia lo remitieron al señor
gobernador Castro, el cual escribió que no convenía enviar a Zorita, que enviasen a
Diego Pacheco corregidor que era de Potosí y entre tanto que vino la respuesta desto,
el presidente en presencia del obispo de los Charcas persuadió y mandóa Juan Pérez
Zorita que se fuese y entrase en Tucumán, quel le enviaría las provisiones allá y se
apoderase de la tierra, pues eran sus amigos Heredia y Berzocana que eran los
principales después de Olguín que fueron en mi prisión y estaban alzados en un
pueblo que de su propia autoridad hicieron y con ocho o diez hombres se fue y entró
por Chile en Tucumán y cuando llegó halló ahorcados a Heredia y Berzocana por un
teniente mío y pacífica la tierra y publicó que traía provisión de gobernador y envió
diversas cartas a los cabildos y personas particulares, las cuales todas se pusieron en el
proceso que contra él se hizo y están por él reconocidas ante la Audiencia de los
Charcas y así llegando se comenzaron algunos a alterar y el teniente determinó de le
sacar de la tierra y le llevar preso a la Real Audiencia y le llevó, el cual en llegando
prendieron y pasados tres días por mandato del presidente y de su mujer y del
licenciado Haro, el alcaide le dejó andar suelto por la ciudad y se iba y venía de día y
de noche en casa de ambos a dos y allí se hacían las consultas contra mí y a los que
salieron de Tucumán y me trajeron preso, les procuraban hacer mis enemigos y
amigos del Zorita y publicaban bandos sin haber ocasión para ello, sólo a efecto de me
hacer mal y con cuantas molestias me hicieron nunca hombre de mi casa echó mano al

258
espada, porque se lo mandé yo y entendí que no deseaban otra cosa sino que me
demandase y para ello me daban grandes ocasiones para me destruir y al fin me
guardó Dios mi entendimiento y tuve la paciencia que todo el mundo ha visto y
entendido. Jueces questo hacen y lo que luego diré, vea vuestra excelencia si son jueces
o tiranos, si desean servir al rey o alterar la tierra, pues no podré contar a vuestra
excelencia por más memoria que tenga la décima parte de las exhorbitancias questos
dos jueces han hacho contra mí y yo he sufrido. Procuraron también con todas sus
fuerzas que el obispo me inhabilitase o me desterrase de Tucumán y trataron con don
Gabriel Paniagua que pretendiese la gobernación ya que no pudieron darla a Juan
Pérez Zorita y según fama la envióa pedir al señor gobernador Castro, todo por me
echar a mí della y para este efecto dejaron salir de la cárcel a Jerónimo Olguín que es
el general que se dice por su propia autoridad para me prender y aunque se envió a
pedimiento del fiscal un alguacil por él mandó el presidente que no le siguiese y así
pareció, porque el alguacil se volvió al otro día diciendo que se la había cansado un
caballo sin haber caminado tres leguas, finalmente él se fué por sus jornadas a Lima y
volvió y estuvo preso y le condenaron a muerte a él y a otros y favoreciéndole el don
Gabriel por mandado del presidente importunó al obispo que le diese cosas del
proceso que decían que había en él sólo para me infamar y al fin por pura importu
nidad, porque decían que si no lo daban decía el presidente y Haro que le condenarían
a muerte y de otra manera no, el obispo les dió la sentencia y la conmutación sin hacer
al pleito más que un libro de Amedis, todo ocon dañada intención y a fecto de me
infamar y para lo volver a ver en revista el pleito trataron de enviar al licenciado
Recalde, oidor, juez sin pasión a cierta comisión sin haber causa ni ocasión para le
enviar y el fiscal lo impidió, contra el cual permitieron dar peticiones injuriosas y
muchas más contra mí, teniéndome tiránicamente preso y con los mismos que me
prendieron para su descargo. Hase publicado que por no le osar absolver lo han de
remitir en discordia a la Audiencia de los Reyes y para que se vaya en seguimiento le
han de dar enfado que lo mesmo se hace en todos los negocios que publican los votos y
los comunican con las partes a quien favorecen y dan trazas como se haga lo que ellos
quieren, que no hay otras leyes más de su voluntad. También se ha publicado quel don
Gabriel Paniagua ha e ir en nombre de la ciudad de La Plata a besar las manos de
vuestra excelencia y llevar todas cuantas maldades los dos jueces han pensado y
forjado contra mí, para pretender la gobernación y para abonallos y para ganar su
amistad le ha prestado el presidente siete mil castellanos y es famaque tiene más de
sesenta mil pesos que trajo de de deuda de Guatemala donde fué antes oidor. Suplico
a vuestra excelencia no sean contra mí admitidas sus razones sin que yo sea oído
primero, quería por no ser prolijo pasar por otra inversión que conmigo han usado,
más todavía me parece que conviene que vuestra excelencia lo sepa: estando
despachado por el obispo y no teniendo más que esperar, habrá un año pedí en esta
Audiencia licencia para me ir a mi gobernación que tenía por dos títulos del virrey
Conde de Nieva y del señor gobernador Castro y aún por provisión desta Real
Audiencia y ofrecíme a mi costa de ir a poblar cuando me prendieron y otro en Salta
junto a Calchaquí, para sosegar todos los indios que andaban alterados en esta
provincia y en la de los Charcas, que me costará treinta mil castellanos y para ello no
quería otra ayuda más de que no me desfavoreciesen que harta gente habría para ello
si no me la descuajasen y lo mismo pidieron los procuradores de Tucumán, lo cual no
solo no quisieron proveer, antes remitiéndolo al señor gobernador Castro me

259
mandaron que no entrase ni usase de la jurisdicción en Tucumán hasta que el señor
gobernador o S.M., otra cosa mandasen. Yo no quise suplicar del auto y tomáronme
las provisiones y no me las quisieron volver. Visto este desafuero, como no tuviese ya
que gastar queríame irme a mi casa y escribieron al obispo que me detuviese y diese
por ninguna la sentencia que sus jueces habían dado contra mí, el obispo lo hizo así y
me detuvieron en esto más de ocho meses pensando que me muriera. Finalmente el
obispo vino y mandó guardar la primera sentencia, salíme luego de Chuquisaca a
esperar si antes que viniesen las aguas me venía la provisión de España, para si no
viniese irme desde los Chichas a mi casa, que se parte de allí el camino para ambas
partes. Antes desto habían prevenido el presidente y Haro que entrasen don cartas
suyas seis hombres desta gobernación, que habían hecho mis enemigos para que nome
recibiesen ni entrasen y me prendiesen y matasen y iban publicando que era hereje y
me habían de quemar y otras cosas deste jaez para me revolver con toda la tierra, lo
cual pudiesen excusar si vían que no convenía que yo entrase [y] que no obedeciera lo
que se me mandara, más viendo que no lo podían hacer importunaban al obispo que
lo hiciese y por otra parte deseaban que entrase sin licencia para publicar que era
traidor e inobediente y para que después de entrado me prendiesen o matasen, para
que se dijese que era verdad lo que siempre han escrito de mí, que no convenía que yo
entrase en esta tierra porque los enemigos que en ella tenía me prenderían o matarían
o se saldrían y despoblarían la tierra, obra por cierto no de hombres sino del demonio
y por parte se dieron prisa a despachar los negocios de los que fueron en mi prisión y
a algunos les desterraron y a otros mandaron servir un año en Calchaquí a su costa,
para que entrasen como entraron delante de mí a lo mismo que los primeros publicó
quel presidente le había dicho que si había alguno en Tucumán que me diese de
puñaladas y sobre ello se hizo proceso contra él y con cartas y prevenciones un
Méndez, criado del licenciado Haro, había tratado con doce o trece hombres que son
los que luego diré que topé en el camino, que me prendiesen o matasen según supe de
los que con ellos salieron y porque entendió el presidente que no podía detenerme más
en los Chichas y que no venían mis despachos de Lima ni de España, trató con el
encomendero de Atacama que escribiese a los indios otra invención más diabólica que
las pasadas, que diz que él me había preso y de ahí a tres horas habían venido a la
cárcel trescientos hombres y me habían sacado y llevado por ahí, que si fuese por sus
pueblos alzasen las comidas y me matasen si pudiesen y esta nueva se publicó en
Chile, cosa que ni pasó aún por el pensamiento cuanto más de hecho sólo fué hecho a
efecto que pensaba que me iría a mi casa porque tardaban las provisiones y yo había
escrito que si no llegaban por agosto me iría a mi casa, para que yendo por allí no me
pudiese escapar o porque los indios yendo descuidado y sólo con seis o siete criados
míos me matasen o no hallando comida muriesen de hambre, porque son doscientas
leguas de despoblado y solo Atacama en medio. Finalmente hízolo Dios mejor, que mis
provisiones de España me llegaron en fin de agosto y con treinta y cinco hombres que
se vinieron conmigo me entré en esta gobernación y ayer topé con Luis Chasco,
teniente de Diego Pacheco que venía con veinte hombres que traían ropa de la tierra
para vender y entre ellos venían doce o trece soldados de los que se hallaron en mi
prisión, yo los recibí con buenas palabras perdonándoles lo pasado y luego fuí avisado
que habían tratado de me prender o matar y que aún ahora hacían corrillos y quien
me lo dijo lo sabe Luis Chasco, y después de les haber desarmado porque no
intentasen alguna desverguenza de las que suelen, les desterró mi teniente y no les

260
volví las armas por temerme de alguna traición y porque de tierra de guerra como
ésta no se acostumbra dejar a ninguno sacar armas, a los que no eran desta liga se las
volví y cierto entiendo fué permisión de Dios que ésto saliesen, porque cierto si ellos
quedaran en ella la revolverían y acá no quedan seis hombres que me tengan
enemistad de doscientos y veinte que hay en la tierra y mediante Dios cuando ésta
llegue a vuestra excelencia yo la terné tan sosegada como está esa. Esa gente suplico a
vuestra excelencia no me vuelva a ella porque harán mucho mal y acá no tienen
méritos más de heberme a mí preso. Bien sé que había en los Charcas mucha grita
porque los semejantes tiranos han hallado allí socorro y favor. Bien sé también quel
presidente o Haro harán información contra mí y que tomarán por testigos estos
mismos que yo desterré y que no faltará quien les persuada que digan más de lo que
vieron y oyeron y cualquiera dellos que tome la información le tengo por tan
sospechoso como a los que me prendieron y que no tomarán por testigo a dos
religiosos que van con ellos ni a los demás que van en sus negocios y mercaderías sino
a los desterrados y tiranos que me prendieron. Yo procuraré si algunos quedaran de
los culpados de les perdonar y hacer buen tratamiento y tener a todos los que acá
quedan sobre mis ojos y en todo hacer lo que siempre he hecho que es servir a S.M.,
hasta la muerte como vuestra excelencia verá y oirá. Suplico a vuestra excelencia
como a señor mío tan cristianísimo, si por ventura allá llegaren algunas invenciones
de las que estos jueces suelen inventar contra mí o algunas quejas, que como
benignísimo señor guarde él un oído para mí, informándose de personas sin pasión y
acordándose que yo soy de casa de vuestra excelencia y más antiguo que otro y que
estoy martirizado por servicio de mi rey, y en su servicio he gastado más de trescien
tos mil castellanos y estoy adeudado que no puedo salir de deudas en mi vida y en la
mucha sangre que he derramado en servicio de la real corona, sin jamás haber
ofendido en hecho ni en pensamiento como otros que tienen mejor de comer que yo y
que me ha costado la muerte de un hijo mío y de un hermano y sobrino y deudos, que
han muerto todos peleando en esta tierra en servicio de S.M., y no es justo por tan
buen servicio al fin de mis días haya mal galardón por información falsa y de personas
apasionadas antes vuestra excelencia me haga mercedes porque otros se animen a
mejor servir a S.M., y me sea vuestra excelencia favorable con S.M., para que me
confirme la merced desta gobernación por mi vida que ya es poca y de Hernando de
Aguirre, mi hijo mayor, que ha mucho tiempo estado en esta tierra y servido muy bien
en ella y tiene mucha experiencia del gobierno della, con título de adelantado para mí
y mi hijo pues tanto me cuesta y porque entiendo que vuestra excelencia me la hará,
quedo con estos campos rogando a Nuestro Señor la vida y estados de vuestra exce
lencia guarde y aumente por muchos años con la prosperidad que los que somos de
casa de vuestra excelencia deseamos. De Jujuy a ocho de octubre de mil quinientos
sesenta y nueve.

Envío juntamente con ésta una que me enviaron de Tucumán. Suplico a vuestra exce
lencia la mande hacer leer toda para que se vea la amistad que me tiene el presidente
de los Charcas y tengo otras diez personas que dicen lo mismo. Suplico a vuestra
excelencia la mande entregar al que viniere a visitar la Audiencia de los Charcas para
que lo averigue y castigue. Muy excelente señor: besa pies y manos a vuestra
excelencia su más servidor y criado. Francisco de Aguire. ( hay una rúbrica).

261
En: Colección de Documentos Inéditos para la Historia de Chile. Segunda Serie.
Tomo 1. Págs. 239 – 248.

Copiado de Medina, Manuscritos. Tomo. 268. Doc. 7639, págs. 26 – 48.

Originales en Archivo de Indias, Patronato, 2 -2-1/ 13, N° 65.

23 de diciembre de 1553.

4. Carta de Francisco de Aguirre al rey en que refuere sucintamente sus trabajos y


pide la gobernación de Santiago del Estero.

23 de diciembre de 1553.

4. Carta de Francisco de Aguirre al rey en que refuere sucintamente sus trabajos y


pide la gobernación de Santiago del Estero.

A V.M., suplico humildemente, atento á que toda mi vida he empleado en servir a


V.M., y lo tengo que hacer hasta que la vida se me acabe yo y mis hijos, como siempre
mis pesados lo han hecho, y atento a los grandes gastos quehe hecho y tengo de hacer
en servicio de V.M., por haber de sustentar esta tierra y de lo qu el dicho goberndor,
siendo dello V.M., servido lo desea y declara por el despacho que me dio, sea servido
de me hacer merced de la gobermnación desta tierra, con sus mercedes tan grandes y
gratas que V.M., ha hecho y suele hacer á los humildes y leales vasallo como yo.

Nuestro Señor deje vivir y reinar á V.M., por muy largos tiempos, con acrecen
tamiento de muy mayores reinos y señoríos, como yo leal vasallo de V.M., deseo. Desta
cib dad de Santiago, 29 de diciembre de 1553. - SCCM:- Muy humilde vasallo de
V.M., que sus cesáreos pies besa. Francisco de Aguirre.- ( hay una rúbrica).

En: Colección de Documentos Inéditos para la Historia de Chile. Primera Serie. Tomo
13. Págs. 346 – 347.

Originales en Archivo de Indias, 2-2-1/3

14 de julio de 1536.

5. Minuta de cédula para Francisco de Aguirre concediéndole un regimiento en el Cuz


co.

En Valladolid a catorce de julio de mil quienientos é treinta é seís años se despachó un


Regimiento de la cibdad del Cuzco para Francisco de Aguirre con las cláusulas de que
no sea de corona y con que se haya de presentar en el Cabildo de la dicha cibdad
dentro de quince meses con que no se ausente della ocho meses sin licencia de Su
Magestad. Firmada de la Emperatriz Nuestra Señora y refrendada de Samaño y
firmada del Cardenal y Beltrán y Bernal y Velásquez.

262
En: Colección de Documentos Inéditos para la Historia de Chile. Primera Serie. Tomo
8. Pág. 10. Originales en Archivo de Indias 109 -7-1.

29 de abril de 1557.

6. Testimonio de la cabeza de proceso que se hizo en Chile contra Francisco de


Aguirre.

Francisco de Carvajal, escribano de cámara de su Católica Majestad en su audiencia


y Chancillería Real que reside en esta ciudad de los Reyes, doy fee é verdadero
testimonio quen parece por un proceso de pleito que en mi poder esta pendiente en la
dicha Real Audiencia, entre el fiscal de Su Majestad en ella contra el capitán
Francisco de Aguirre, sonbre ciertos excesos de que por el dicho fiscal es acusado, que
en la ciudad de la Serena, de las provincias de Chile, en veinte y nueve días del mes de
abril de mill é quinientos é cincuenta y siete años, el licenciado Hernando de Santillán,
oidor desta Real Audiencia y justicia mayor y justicia mayor é teniente general de las
dichas provincias de Chile, hizo cierta cabeza de proceso contra el dicho Francisco de
Aguirre, que su tenor del cual es este que se sigue.

En la ciudad de la Serena destas provincias de Chile a veinte y nueve días del mes de
abril de mill e quinientosé cincuenta y siete años, el muy magnífico señor licenciado
Hernando de Santillán, oidor del Audiencia Real del Perú y justicia mayor é teniente
general destas provincias de Chile, por el muy ilustre señor don García Hurtado de
Mendoza, gobernador dellas, en presencia de mí el escribano yuso escripto, dijo que
por cuanto á su justicia es venido que Francisco de Aguirre, vecino desta dicha
ciudad, preso en un navío en el puerto della, durante el tiempo que fue teniente de
gobernador en esta dicha ciudad por don Pedro de Valdivia, gobernador que fue de
las dichas provincias; é después del dicho Gobernador ha hecho é cometido muchos
delitos, ansí en hacerse recibir por gobernador desta tierra forzosamente y sin
autoridad de Su Majestad como en desacatos y resistencias de la justicia real y o
obedecer sus mandamientos y provisiones reales y muertes y malos tratamientos de
los naturales destos reinos y otras personas particulares y otros delitos en todo lo cual
le han dado consejo, favor y ayuda y le han acompañado Gabriel de Zapata, Joan de
Cosío Guevara, Bautista Berno, Joán de Céspedes, Luis Gómez Salcedo, Joán
Gutiérrez Cornejo, Domingo Pérez, Pedro de Villarreal, Arias Botellón, Antón Berrú,
Alonso Martín del Arroyo, Pedro de Villalba e Saldaña, Alonso Pérez Jurado, Joán de
Aguirre, Hernando de Aguirre, hijo del dicho Francisco de Aguirre; y porque al
servicio de Su Mejestad y ejecución de su real justicia conviene que sobre todo ello se
haga justicia y los culpables sean punidos y castigados para que en ello sea ejemplo y
en los demás sea escarmiento; por ende, que para averiguación de todo ello y para
proveer lo que á el caso más convenga, hacía y hizo la información siguiente.

La cual cabeza de proceso, ya el dicho escribano hice sacar del dicho proceso que en
mi poder está, de mandamiento del señor dotor Gregorio González de Cuenca, oidor
de S.M., en la dicha su Real Audiencia, en la cibdad de los Reyes, en primero del mes
de febrero de mill é quienientos é cincuenta é ocho añ

263
7. Nombramiento de las ciudades del Barco y la Serena á don Francisco de Aguirre e
informción de sus méritos y servicios,

Muy poderoso señor= Diego de Villarreal en nombre del capitán Francisco de Aguirre
vecino de la ciudad de la Serena que es en las provincias de Chile y por virtud del
poder que el dicho Francisco de Aguirre tego de que hago presentación, digo aver
veinte y dos años y más que el dicho Francisco de Aguirre pasó a los reinos del Perú
con celo de servir a Dios Nuestro señor y a vuestra majestad como siempre á mostrado
llevando consigo armas y caballos para su servicio y mucha cantidad de aderezos de
su persona lo cual dió a muchos caballeros soldados que á su casa se llegaban que
tenían de ello necesidad sirviendo en el dicho reino de á vuestra majestad y al
marqués Don Francisco Pizarro nuestro governador en todo lo que por el dicho
marques ó por su capitan general le fué mandado y encargado en la pacificación de y
conquista del dicho reino hallándose como se halló en descercar a Gonzalo Pizarro y
los españoles que con él estaban y puestos en gran aprieto por los naturales y después
en conquistar y poblar la provincia de los Charcas on el capitán general Diego de
Rojas por su teniente á donde aliendo el dicho Diego de Rojas para hacer la entrada
de los chiriguanos quedó el dicho Francisco de Aguirre mi parte en la dicha provincia
de los Charcas por teniente de governador del dicho Marqués teniendo dicho cargo
dos años poco más o menos dentro del cual conquistó y pacificó trayendo de paz
muchos indios con sus caciques que avían quedado por conquistar en la dicha pro
vincia teniendola en toda paz y sosiego así de los naturales como de españoles todo el
tiempo que en la dicha provincia estuvo saliendo después en busca y seguimiento del
dicho capitan Diego de Rojas con cierta gente de cavallo y de pie para hecre la dicha
entrada juntamente con su teniente y cuando el dicho mi parte llegó por dó el dicho
Diego de Rojas avía comenzado a econm el que entrar con el que se volvía á salir á
causa de no aver acertado con la entrada y juntandose en el dicho mi parte le encargó
fuese a la provincia de los Chichas y buscase una comarca y asiento á do pudiese
reformar la gente y real que traía para que demás de venir fatigados del travajo del
camino no traían comida ninguna y el dicho mi parte con su gente fue y anduvo casi
toda la dicha provincia de los Chichas hasta que halló el dicho asiento y comarca
despachando luego dos de a caballo y faciendo saber el dicho Diego de Rojas como
tenía buscada la entrada envio asi dos guias que le guiasen y cuando los dos de a
caballo llegaron á do el dicho Diego de Rojas hallaron desvaratada la jente y el ido a
la ciudad de los Reyes y asi se volvieron y visto y sabido ppor el dicho mi parte el
desbarato por servir mas a vuestra majestad como lo hizo fue en busca del valle de
Atacama que esta en el camino por do van a las provincias de Chile pasando para
llegar á él despoblado que el adelantado don Diego de Almagro psó cuan do fue a las
dichas provincias sin que pereciese ningún español de todos los que consijo llevaba
como lo hizo el dicho adelantado y todos los demás que por allí pasan y han pasado
padeciendo en elmdicho camino grandes travajo de frio y hambre, estando en el dicho
valle dos meses esperando al governador don Pedro de Valdivia que iba a la sazon por
temiente del Marqués Pizarro, haciéndole guerra los naturales del dicho valle treinta
días y mas hasta que el dicho mi parte les tomo una fuerza á do se recojian á la facer
la guerra y facerles daños que por allí pasaban facian la cual les tomo con solo nueve
soldados que para ello llevo, lo cual antes Rodrigo Orgoñez capitán general del dicho
Don Diego de Almagro nio abia podido hacer acometiendola con ciento de caballo

264
matandole unespañol y hciendole otros muchos daños sin jamas querer obedecer al
dicho adelantado con llevar como llevaba quinientos españoles en cabio de todo lo cual
llego don Pedro de Valdivia hallandose con quince de a caballo y diez arcabuceros y
ballesteros proveyendoles de maiz y ganado y otras cosas que el tenia recogidas con
que pudieron pasar el despoblado sin padecer mucho trabajo por tener el dicho mi
parte y guias que les mostraron el camino de los indios que el dicho valle avia asido
que fue causa a que se descubriesen y conquistasen las dichas provincias y pasar a
ellas sin ningun mal y daños de los indios del dicho valle como los recibio el dicho
adelantado Don Diego de Almagro a causa de tenerlos el dicho mi parte sugetados y
castigados y asi fue en compañia del dicho Valdivia á las provincias de Chile sirviendo
en ellas a veustra mejestad y al dicho Valdivia en vuestro real nombre en toda la
conquista y pacificación de ella y en todo aquello que por el dicho Valdivia en nombre
de vuestra majestad le fue mandado y encargado sirviendo siempre su cargo de
capitan ó su su teniente genral hallandose en la ciudad de Santiago cuando se
juntaron todos los naturales de la tierra y vinieron a les quemar la dicha ciudad y á
ellos como se las quemaronm e hicieron otros muchos daños y muertes que solo quedo
por quemar la parte y cuartel que aldicho mi parte que al dicho mi parte guardava,
matandole en la dicha pelea un caballo y hiriendole otros dos saliendo muy mal
heridos siendo causa á que la tierra y ellos no se perdieran contra voto de todos los
más españoles que en ella estaban que querían s desamparase.

Otro si el dicho Francisco de Aguirre mi parte poblo y edifico la ciudad de la Serena


que los naturales de ella habia despoblado y asolado y muerto a todos los españoles y
vecinos en ella estaban abiendo antes muerto en el valle de Copiapó al capitan Juan
Bohon y treinta soldados que con el estavan sin mas de otros sesenta á ochenta que
antes avian muerto yendo á las dichas provincias en compañias y cuadrillas
conquistando todos los valles a ella sujetos con solo once soldados que consigo llevo
sacando de poder de los dichos indios muchos niños é niñas cristianos hijos de los
españoles que los dichos indios avian muerto no aviendo podido llevar mas de setenta
y ochenta españoles y otros muchos amigos de los naturales como fueron el capitan
Francisco de Villagran y Pedro de Villagran y Juan Jufre ni el mismo governador
Pedro de Valdivia con ciento y cincuenta españolesn pudo sujetar el dicho valle de
Copiapóm sino que le mataron en el un español y le hirieron otros muchos y caballos
lo cual hizo el dicho mi parte á su costa y munsion gastando su hacienda y renta por
servir a vuestra magjestad como siempre á fedio siendo causa a que el dicho
governador don Pedro de Valdivia viendo que ni el ni otro havian sido parte a fecer lo
sobredicho dio la ciudad de la Serena y sus términos al dicho Francisco de Aguire
para que en nombre de vuestra majestad la tuviese en gobernación dividiéndola y
apartándola de la suya entendiendo convenía así al servicio de vuestra majestad y pro
y utilidad de la tierra y bien de los naturales della y mas con misión para que pasase
las codilleras nevadas y lo que descubriesen y poblase tras las dichas cordilleras
tuviese asi mismo en nombre de vuestra majestad como la dicha ciudad de la Serena
como consta y parece por esta provisión de que hago presentación lo cual visto por el
dicho Francisco de Aguirre mi parte y entendiendo servir en ello a vuestra magestad
en aumentar y ampliar vuestro patrimonio real aceptó el dicho cargo y pasó las
cordilleras llevando consigo toda las mas gente que pudo gastando con ellos y aderezos
necesarios a la dicha formada mas de setenta mil pesos de oro de su hacienda y renta

265
sin que para ello de la hacienda de vuestra magestad le fuese pedio algun socorro
capitanes y governadores y asi llegó a los llanos de los Juríes que es tras las dichas
cordilleras á do halló grandes poblaciones de inios econquistandon y pacificando la
mayor parte de ellos redificando la ciudad del Barco que al presenta se llama Santiago
del Estero que había sido despoblada por Juan Núñez de Prado, dando en ella e comer
a noventa españoles cuestandolo todo á su cuenta hasta el dia que llego Don Garcia
era sustede Mendoza a governar las dichas provincias lo que otro ninguno pudiera
nsustentar por no ver al presente oro ni plata descubierto sin gran costo de la
hacienda de vuestra magestad lo cual hizo por servir a vuestra magestad, y gastar en
vuestro real servicio su hacienda como siempre á fedio descubriendo mas otra
provincia que se llama de los Diaguitas que era ignota á españoles á do oviera poblado
otras ciudades por sr la tierra aparejada á ello sino sucediera la muerte del gover
nador Valdiviia que fue causa a que no lo hiciese por venior como vino el dicho mi par
te a socorrer las dichas provincias de Chile siendo llamado por los vecinos de la ciu
dad de la Serena así eclesiásticos como seglares encargandoles servir más a vuestra
magestad en sustentar lo ganado.

En: Colección Carlos Morla Vicuña. Tomo 26. Pág. 104 y ss.

Nombramiento de las ciudades del Barco y la Serena á don Francisco de Aguirre


e información de sus méritos y servicios.ganando nuevo y avisandole perte
nercerle hacerse el dicho socorro por quedar nombrado para governar las dichas
provincias por el dicho governador y pertenecerle la provisión que de vuestra
majestad para lo poder facer tenía por lo cual y viendo que en ello el dicho mi
parte servía a vuestra magestad en que no se acabase de perder aquella tierra que
tanto y los españoles é indios que en ella estaban dejando buen recaudo la ciudad
de Santiago del Estero y provincias de Juríes y Diaguitas, para la sustentación de
ellos siendo primero recibido por la justicia y regimientos y vecinos de ella por
governador por virtud del dicho nombramiento y provisión de vuestra majestad
paso a hacer el dicho socorro poniendose á peligro de perderse él y cuantos con
él venían a facer el dicho socorro por pasar como pasaron las dichas cordillleras
en tiempo de invierno y sucederles muy recio ytal que se le elaron veinte y dos
caballos y un negro y perdió casi toda su ropa y más de cien marcos de plata
labrada de su servicio y perecieron todos sino fuera por su buena diligencia y
animo que fue causa á que no pereciese ningun español, llegando a la ciudad de
la Serena a tiempo y sazon que los indios á ella sujetos anadaban casi alzados y
los españoles velandose teniendo hecho su fuerte á do de noche se recogían
cesando todo con su llegada socegandose los indios como de antes estaban
sirviendo en ello á vuestra majestad como y mas largo vuestra magestad podra
ver por una provanza que Juan Mier de Cusio ante vuestra magestad tiene
presentada á que me remito y recibieron el dicho mi parte por governador de las
dichas provincias de Chile por virtud del dicho nombramiento por el dicho
governador el fecho como á vuestra magestad es notorio todo lo cual como tengo

266
dicho y mucho más y más de servir a vuestra magestad notorio podrá ver por
estas provanzas de que en nombre del dicho mi parte fago presentación.

Y pues el dicho governador don Pedro de Valdivia con ser como fue un hombre
de valor que á vuestra magestad es notorio y teniendo la posibilidad que tuvo no
pudo sustentar las dichas provincias de Juríes y Diaguitas ni la dicha ciudad de la
Serena que fué causa á darle al dicho mi parte par que ene nombre de vuestra
magestad como siempre procuró y ser util y necesario a la sustentación della
menos lo podra oy dia sustentar otro alguno sin gastar á vuestra magestad gran
suma de pesos de oro por lo cual atento todo lo sobredicho y que el dicho
Francisco de Aguirre mi parte lo conquistó y redifico y á sustantdo todo tanto
tiempo y gastando en ello más d cien mil pesos de oro de su hacienda y rentaá
vuestra magestad suplica le sea fedia merced de la dicha governación de la
ciudad de la Serena y sus terminos con lo demas que á descubierto y poblado tras
las dichas cordilleras con mas lo que poblare y descubriese aguas vertientes á la
mar del norte tras la dicha cordillera pues es cosa distante y apartada de lo de
Chile y en facer la vuestra magestad le hara merced y descargara su real
conciencia y su parte sera gratificado de sus servicios grandes gastos = Otro si
suplica á vuestra magestad atento a sus servicios le sea fedia merced de una
pesquería que al dicho mi parte á descubierto que es desde la boca del rio de
Linares hasta el valle de Copiapó para que ninguno otro pueda pescar a tener
dentro de le dicho termino sino el dicho mi parte y sus sucesores porque demas
de merearlo sera animar a otros á que ser sirvan á vuestra magestad como el á
fedio y hace y a ello recibiera merced.

Otro si suplica vuestra magestad le haga merced de un ------ de Santiago para él y


otro para su hijo fernando de Aguirre pues dejados sus servicios su persona lo ----
por ser como ser como es un caballero hijodalgo en todo lo cual y en lo nece
sario.= Diego de Villarroel.=

Este es un traslado fielmente sacado de una provisión y despacho firmado según


por ella proveníadel ilustre señor don Pedro de Valdivia governador por su
magestad de las provincias de Chile refrendada de Juan de Cardena con ciertos
autos hechos en la ciudad de la Serena y en la ciudad del Barco según por ellos
parecía su tenor de la cual dicha provisión y autos es esta la que se sigue.-

Don Pedro de Valdivia, governador y capitan general por su magestad en este


nuevo extremo primero descubridor por mar y tierra, conquistador, sustentador,
poblador y perpetuador de estas provincias de la nueva extremadura y terminos
que por su magestad me estan señalados en governacion si por cuanto al servicio
de de nuestro señor y nuestra magestad conviene visto como á sido servido quen
estas tierras se haya descubierto y puesto debajo de su real obediencia y que haya

267
sido principio para que todas las provincias sus comarcanas sean descubiertas y
estos reimnos mejor se conserven y la hacienda real sea aumentada y que su
magestad manda y encarga que se puebla y conquisten todas las tierras que ser
puedan para que él sea más servido y su real patrimonio acrescentado y porque
tengo ----- que la ciudad del Barco que está poblada detrás de la cordillera de la
nieve en el parage de la ciudad de la Serena y es tierra que tiene aparejo y
disposición para que s peuedan hacer otras ciudades époblar de cristianos para
que nuestro Dios en ella sea servido y su santo nombre alabado y los naturales
convertidos a nuestra santa fé y creencia dotrinados y enseñados en ella y puestos
en camino de salvacion debajo de la obediencia y servicio de su magestad como
los demas caciques que en esta tierra ya se han conquistado lo han hecho y por
que ay necesidad que a ello vayan personas de experiencia abil de confianza
celoso del servicio de su magestad y temeroso de su conciencia y tenga todo
esfuerzo y osadia para semejantes conquistas y poblaciones y quetengan toda
experiencia de las poblaciones y costiumbres de los indios y porque vos el
capitan Francisco de Aguirre sois tenido y estimado por caballero hijo dalgo y en
quien concurren las calidades susodichas é otras muchas que aqui no se
especifican y tengo confianza que con todo recaudo y como covmega al bien de
todo lo dicho,hareis lo que por mi os fuere mandado y encargado por la presente,
en nombre de su magestad y mió é por el tiempo que mi voluntad fuere, os
proveo por mi lugar teniente de capitan general é governador de la dicha ciudad
del Barco y la Serena, é sus terminos é de las demas ciudades que estuviesen
pobladas é con povlaredes en aquel parage dentro de lo límites de mi
demarcación é fuera dellos é vos doy poder para que como tal bais en persona a
la dicha ciudad del barco y en ellas y en las demas podais hacer y hagais todo
aquello convieniere al servicio de su magestad pro y utilidad de todo lo dicho y
para que podaís como tal mi teniente de governador oir determinar oyais, libreis
y determineis todas las causas, pleitos civiles, y criminales de cualquier calidad
que sean que se ofrecieren é ante vos vinieren en primera é segunda instancia
ansi entre los vecinos y conquistadores que al presente ay como oos que demas
vinieren andando el tiempo y conocer dellas hasta la sentencia defintiva y
ejecución que de ellos según yo lo podría hacer decidir y determinar guardando
con todo ello los mandamientos reales quedando las apelaciones que de vos se
interpusieren en los casos de derecho aya lugar para ante su magestad é para ante
los señores de su muy alto consejo de indias é chancilleria de la ciudad de los
Reyes de las provincias del Peru e para que podáis pacificar los caciques é indios
de las dichas ciudades pobladas é de las que demas se poblaren é poblaredes é
reducillos al servicio al servicio y obediencia de su magestad e asentar con ellos
ñas pace se servicio que devieran hacer a su magestad haciendoles primeramente
los requerimientos é autos conforme a los mandamientos de su magestad para
que vengan al verdadero conocimiento de nuestra santa fe católica y á su real

268
servicio y obediencia y para que así hechos los dichos requerimientos é no
quisren en venir en paz los podias apremiar y castigar y hacer la guerra conforme
a los mandamientos reales y hacer lo que por una instruccion que por mi vos será
dada se os manda lo cual abeis de guardar y cumplir y tener la dicha orden para
la dicha pacificación y para que podias descubrir por la dicha tierra las provincias
de que tuviéredes buenas noticias, tomeis y aprendais en nombre de su magestad
y en ki lugar posesión de la dicha SEGUIR EN PÁGINA 114 VTA.

13 de febrero de 1555.

1. Testimonio de una real provisión anulando los nombramientos de hechos por


Pedro de Valdivia en favor de Jernónimo de Allderete, Francisco de Villagrán, y
Francisco de Aguirre y diligencias obradas en sus consecuencias en los pueblos
de Chile

Don Carlos por la divina clemencia, emperador semper augusto, etc.

Por parte de las ciudades de Sanctiago del Nuevo Exteremo, la Serena y Con
cepción y demás ciudades y villas de la provincia de Chile, cuya gobernación
teníamos encomendada á Pedro de Valdivia, nos fué hecha relación por sus
peticiones que presentaron en la nuestra corte y Chancillería ante el presidente y
oidores de la nuestra Real Audiencia en la ciudad de los Reyes d los nuestros
reinos del Perú, que sirviéndonos el dicho Pedro de Valdivia en el dicho cargo y
hallándose en la dicha ciudad de la Concepción que nuevamente se había
poblado, se habían rebelado contra nuestro servicio los naturales, y queriéndolos
pacificar, lo mataron y á ciertos españoles que en su compañía se hallaron, y que
después de su muerte, a causa de ciertos nombramientos quel dicho Gobernador
había hecho en Jerónimo de Alderete y Francisco de Villagrán y Francisco de
Aguirre para que gobernasen esa provincia después de su muerte en tanto que
Nos proveíamos del dicho cargo, y de ciertas elecciones que algunos de los
cabildos de las dichas ciudades hicieron para ello á los susodichos y á otras
personas cada uno de los susodichos de por sí había pretendido usar el dicho
cargo y sobre ello había habido algunas diferencias, y por las de evitar todo daño
que se pudoera recrecer, las dichas ciudades, como celosas de nuestro servicio y
del bien y sustentación de las dichas provincias, había procurado entretenerlos en
conformidad y venir y enviarnos á avisar dello, como todo parecería por ciertos
testimonios y autos de que se hizo presentación, y nos fue pedido é suplicado
mandásemos proveer lo que más conviniese á nuestro servicio y al buen gobierno
y sustentación de la dicha provincia, españoles y naturales della, ó como la
nuestra merced fuese: lo cual visto por el dicho presidente y oidores, fue
acordado que debíamos enviar esta nuestra carta eb la dicha razón é Nos
tovímoslo por bien, por la cual damos por ningunos y de ningún valor y efecto

269
todos los nombramientos quel dicho nuestro gobernador Pedro de Valdivia hizo
por testamentos, cobdicilios, por escrito é de palabra, en cualquier manera, en los
dichos Jernónimo de Alderete y Francisco de Aguirre y Francisco de Villagrán o
en cualquiera dellos ó en otra cualquiera persona, para el uso del dicho cargo de
gobernador yjusticia mayor é capitán de la dicha provincia, y las elecciones de
capitán general y justicia mayor que las dichas ciudades y cualquiera dellas
hubieren hecho en los susodichos y en cualquiera dellos y en otras personas, para
que no se use de lo uno ni otro; y mandamos que que la gente que tuvieren hecha,
la deshagan luego y dejen estar y residir en los pueblos ya partes de la dicha
provincia que quisieren , sin no más requerir ni consultar, ni esperar sobre ello
otra nueva carta, segunda ni tercera jusión; y queremos y es nuestra voluntad que
los negocios y estado de la dicha provincia estén y se queden en el punto y estado
en que estaban al tiempo del dicho nuestro Gobernador falleció, y que no se
proceda en más descubrimiento, ni población ni castigo ni allanamiento de los
naturales de como entonces quedó, procurando traer de paz á los dichos naturales
por las mejores vías y medios que pudiesen, sin les hacer la guerra; pero si los
dichos naturales la hcieran, queriendo despoblar los pueblos poblados y echar a
los españoles dellos, procuren de conservarse con el menos daño de los naturales
que ser pueda y que los vecinos de la Concepción pueblen aquella ciuda, enten
diendo que se puede hacer sin riesgo dellos y muerte de los dichos naturales, y
teniendo para ello necesidad de ayuda, se den la ciudad de Santiago y vecinos
della; paresciéndoles que las ciudades de Imperial y Valparaíso no se pueden
sustentar cada una de por sí, se junten ambos pueblos en uno para que mejor se
haga; y mandamos que los alcaldes ordinarios de cada una de las dichas ciudades
y villas de las dichas provincias en sus lugares é jurisdicciones usen sus cargos de
la administración de nuestra justicia y no de otra persona alguna, y que los
susodichos y cualquier dellos y todos los demás Cabildos, escuderos é oficiales,
homes buenos de las dichas ciudades y villas los obedezcan y acaten y hagan y
cumplan sus mandamientos, y guarden y hagan guardar todas las honras, grafias
y mercedes que lkes debn sr guardadas en guisa de que les no mengüe ni falte
ende cosa alguna,y que sin embargo ni contrario les no pomngan no consien tan
poner: lo cual todo queremos y es nuestra merced y voluntad que se guarde y
cumpla hastan que por Nosse provea de persona que gobierne esa dicha provincia
so pena de nuestra merced y de muerte, y de cada diez mil pesos de oro para la
nuestra cámara, y perdimiento de cualesquier merced que de Nos tengan. Dada
en la ciudad de los Reyes, á trece días del mes de hebrero de mil y quienien tos é
cincuenta e cinco años.- El Doctor Bravo de Saravia. - El licen ciado Hernando
de Santillán.- El licenciado Altamirano.- El licenciado Mercado de Peñalosa.

270
Yo, Pedro de Avendaño, escribano de Cámara de sus Cesáreas y Católicas
Majestades la fice escribir por su mandado, con acuerdo de su presidente é oidor
es.- Refrendada.- Bartolomé Gascón.- Por Chanciller.- Francisco de Ortigosa.

En la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo, á veinte y tres días del mes de
mayo de mill y desta ciudad quienientos y cicnuenta é cimco años, en el Cabildo
della presentó esta provisión de S.M., el contador Arnao Zegarra Ponce de León,
la cual vista por los señores Justcia y Regimiento desta dicha ciudad, fue
obedecida en forma, como Su Majestad lo manda, y respondido questán prestos
de hacer é cumplir lo que S.M., manda, al pié de la letra , sin que dello falte cosa
alguna, como sus leales vasallos son obligados á lo hacer, la cual mandaron
apregonar y se apregonó en la plaza pública de essta ciudad públicamente, por
voz de pregonero, según está asentado largamente por auto en el libro del
Cabildo desta ciudad: lo cual pasó todo ante mí.- Diego de Orúe-. Escribano
público y de l Cabildo, etc.

En la ciudad de Santiago del Nevo Extremo, a veinte é cuatro días del mes de
mayo de mil quinientos y cincuenta é cinco años, se apregonó esta provisión real
de Su Majestad en la plaza pública desta ciudad, por ante mí Diego de Orúe,
escribano de Su Majestad, público y de cabildo della, por vos de Gonzalo de
Lepe, pregonero público della, saliendo de la misa mayor, y fueron testigos los
señores Rodrigo de Araya y Alonso Descobar, alcaldes ordinarios, y Pedro
Miranda, y Juan de Cuevas, regidores y otros muchos.- Diego de Orúe, etc.

En la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo, á veinte y ocho días del mes de
mayo de mil y quinientos y cincuenta é cinco años, yo Diego de Orúe, escribano
público y del cabildo della, de pedimento del contador Arnao Zegarra Ponce de
León notifiqué desta provisión de Su Majestad, contenida en la hoja antes desta,
al capitán Gabriel de Villagrán, en nombre del general Francisco de Villagrán y
por virtud del poder que dél tiene, y dijo que lo oye; testigos los señores Rodrigo
de Araya y Alonso de Escobar, alcaldes ordinarios, y Franciscom Martínez,
regidor, en ansímismo le entregó en mi presencia el dicho contador al dicho
capitán Gabriel de Villagrán, en nombre del dicho general Francisco de
Villagrán, una carta que parecía ser de los señores oidores de la ciudad de los
Reyes, y otra que parecía ser del secretario Pedro de Avendaño, las cuales recibió
en presencia de los dichos testigos.- Diego de Orúe, escribano público y de
cabildo, etc.

En ansí mismo luego incontinente, estando presentes los dichos señores del
Cabildo, el dicho contador Arnao de Zegarra dijo al dicho Gabriel de Villagrán,
pues está para ir donde el dicho Francisco de Villagrán en las provincias de
Arauco, y la gente y cabildos de las demás ciudades y pueblos que hay desta

271
ciudad de Santiago para arriba, que le pedía la llevae consigo esta provisión real
y se la hciese notificar, pues Su Majestad ansí lo manda; y el dicho capitán
Gabriel de Villagrán dijo que lo oye y quel responderá; testigos, los dichos
señores del Cabildo.-Diego de Orúe, etc.

En la dicha ciudad de Santiago, a veinte y nueve días del dicho mes de mayo de
mil y quinientos é cincuenta é cinco años, el dicho capitán Gabriel de Villagrán,
dijo que: respondiendo a la notificación desta provisión real que ayer le fue fecha
a pedimiento del contador Arnao de Zegarra Ponce de León, quél tiene el poder
del general Francisco de Villagra para recebir en esta ciudad á la persona que por
Su Majestad o por su Real Audiencia de los Reyes viniera nombrada a est reino é
que si para esto se extiende el poder que tiene, recibe la dicha provisión y la
obedece en nombre del dicho general Francisco de Villagrán , como carta y man
do de su rey y señor general, cuan bastantemente es obligado á lo hacer; y que en
cuanto´á irla á notificar al dicho general y á las demás ciudades y pueblos que
hay de esta de Santiago para arriba, que á él no se lo manda Su Majestad ni los
señores oidores, y quien lo trae á su cargo y es obligado á ello lo hacer y questo
daba por respuesta á la dicha notificación y á lo demás pedido por el dicho
gobernador; y lo firmó siendo testigos Baltasar de Godoy y Gonzalo de Lepe.-
Gabriel de Villagra. Pasó ante mí.- Diego de Orúe, escribano.

En la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo, a ocho días del mes de junio de mil
y quinientos y cincuenta y cinco años, estando juntos en sun cabildo é ayun
tamiento los muy magníficos señores justicia é regidores desta ciudad, y estando
presente el contador Arnao Zegarra, regidor, é dijo que le diese por fee y testi
monio, á mi el dicho escribano, en cómo pedía y requería á Alonso de Villadiego,
regidor de la ciudad de la Serena, que presente staba en el dicho Cabildo, que
llevase en su poder un traslado desta provisión de S llevar el dicho Majestad para
que la llevase en su poder, y la diese y entregase y notificase al Cabildo de la
dicha ciudad de la Serena para que allá se sepa la voluntad de Su Majestad, y que
también se notifique al capitán Francisco de Aguirre, y en defecto de no querer
llevar el dicho traslado y hacello notificar á los susodichos, si por ello hubiese
algún escándalo y alboroto ó otros daños, que sea á su cargo y culpa; y á mí, el
dicho escribano, me pidió se lo notificase, y luego yo el dicho escribano se la
notifiqué la dicha provisión de verbo ad verbum,

Rodrigo de Araya y Alonso Descobar, alcaldes, y los demás regidores.- Diego de


Orúe, escribano público, etc.

En la ciudad de Santiago del Nuevo Extremo, á catorce días del mes de junio de
mill y quinientos y cincuenta y cino años, sábado por la mañana, saliendo de la
misa de Nuestra Señora, á la puerta de nuestra Señora del Socorro desta ciudad,

272
yo Diego de Orúe, escribano público y del Cabildo desta dicha ciudad, de
pedimiento del dicho contador Arnao Zegarra Ponce de León, que presente
estaba, leí é notifiqué esta provisión real de S.M., antes desto escripta al general
Francisco de Villagran, que allí presente estaba, el cual habiéndola visto y
entendido y oído, la tomó en su manos y la besó y puso sobre su cabeza, quitad a
la gorra que en ella tenía, y dijo; que la obedecía y obedeció, como carta y
mandado de su rey y señor natural, á quien Dios, nuestro señor, deje vivir é reinar
por muchos años con el señorío del universo, y en cuanto a su cumplimiento,
questá presto y aparejado de hacer y cumplir lo que S.M., por la dicha provisión
real manda al pié de la letra sin que dello falte cosa alguna, como su leal vasallo
es obligado á lo hacer y como siempre ha hecho lo que S.M., ha mandado y
manda; y luego incontinente mandó al caitán Alonso de Reinoso, su maese de
campo; que allí estaba, que obediece y cumpliese la dicha provisión real de S.M.,
como en ella contiene, el cual el dicho Alonso de Reinoso tomó la la dicha
provisión real en sus manos y la besó y puso sobre su cabeza, como carta y
mandado de su rey y señor natural, á quien Dios, nuestro señor, deje vivir é reinar
por muchos años con el señorío del universo; y en quanto del cumplimiento,
questá presto de hacer y cumplir lo que S.M., manda al pié de la letra y como el
dicho general Francisco de Villagrán se lo manda que lo haga: á lo cual fueron
testigos Rodrigo de Quiroga y Francisco de Riberos y Francisco de Martínez y
Juan de Cuevs y Diego García de Cáceres, vecinos desta ciudad y otros muchos
caballeros y soldados que allí presentes se hallaron, que serían cantidad de ciento
é cincuenta hombres, á lo que parecía, los cuales todos estuvieron atentos oyendo
leer la dicha provisión real; y después de haber pasado lo susodicho, el dicho
general Francisco de Villagrán , hizo a todos allí á todos públicamente un
parlamento, en que, entre otras cosas que en el dijo, hablando con todos los que
allí estaban en general, dijo que ya todos sabían y habían visto lo que S.M.,
manda se haga, y como él lo ha obedecido, que todos hiciesen lo mismo, y que
ninguno hablase cosa ninguna contra lo que S.M., manda porque prometía y
juraba , que si lo supiese , quel denunciaría el primero de la persona ó personas
que lo hiciesen y que lo supiesen, que siendo necesario, él, con mandamiento de
los señores alcaldes ordinarios desta ciudad, sería ejecutor contra los que
mereciesen, y encargando a todos el amor y conformidad, como es razón que
entre todos se tenga; y demás desto, dijo otras cosas muchas palabras encargando
el servicio de S.M., y el obedecimiento y cumplimiento de lo que por su
provisiones se manda, a lo cual ansimismo fueron testigos los dichos.- Diego de
Orúe.

En la muy noble y muy leal ciudad de Santiago del Nuevo Extremo, provincias
de la Nueva Extremadura, llamado Chile, en diez días del mes de julio de, año
del nacimiento de nuestro Salvador Jesús, de mil y quinientos é cincuenta é cinco

273
años, estando en la iglesia mayor desta ciudad este dicho día, después de haber
oído misa en ella toda la más gente della y estando en ella el Iltmo., señor gober
nador Francisco de Aguirre, en presencia de mí, Juan de Céspedes, escribano
público y del cabildo desta dicha ciudad, y de los testigos yuso escriptos, pareció
presente Juan de Maturano, en nombre del contador Arnao Zegarra Ponce de
León, é por virtud del poder que para lo que yuso se hará minción el dicho
contador le dió por virtud de las instrucción que para ekki deice por el dicho
poder tiene de los señores oidores que residen en al ciudad de los Reyes, que ante
mí presentó, el cual parece que fue otorgado en la ciudad de Santiago deste dicho
reino,ante Diego de Orúe, escribabo della, por el dicho Arnao Zegarra Ponce de
León, en veinte y cuatro días de mes de junio próximo pasado deste dicho año, y
me pidió en el dicho nombre leyese y notificase esta provisión al señor
gobernador Francisco de Aguirre, que presente estaba, questá y se contiene en las
dos hojas de papel antes desta, de la una dellas cual es ésta su compañera, la cual
yo el dicho escribano leí y notifiqué toda de verbo ad verbum al dicho señor
gobernador en su persona; el cual, después de ser por mí leída y notificada, la
tomó en su manos y la besó y puso sobre su cabeza, lo cual dijo todo haría como
á provisión é mandado de su rey é señor natural, la cual comoá tal obedecía, á
quien Dios, nuestro señor señor, deje vivir y reinar por muchpos y largos
tiempos, con acrecentamiento de mayores reinos; y en cuanto al cumplimiento
della, la dicha provisión no habla con con Su Señoría en lo que toca al
recebimiento que fue hecho en Su Señoría por la provisión y facultad de Su
Majestad; y que, sin embargo que la dicha provisión, en lo tocante á esto, no
declara cosa alguna, Su Señoría da licencia, como siempre la ha dado, á todas las
personas que se quisisen ir, sin que les sea puesto embargo ni impedimento
alguno, como siempre le han tenido, y los alcaldes ordinarios usen sus oficios,
como siempre lo han usado, para que en todo se cumpla y efectúe lo que Su
Majestad por ella manda; y dijo que respondía, y lo pedía é pidió por testimonio.

E demás desto, hace saber á S.M., y á los dichos señores, donde emanó la dicha
provisión, cómo el gobernador don Pedro de Valdivia, por ver questaba tan
apartado desta ciudad de la Serena é ciudades desa parte de las cordilleras, atento
á los grandes servicios que Su Señoría ha hecho á S.M., y grande costa é gastos
en su real servicio, así en estas provincias de Chile como en las del Pirú y otras
partes, así en el poblar esta ciudad de la Serena y sustentalla é conquistar estas
dichas provincias de Chile y lo desas partes de las cordilleras; y atento á esto, el
dicho Gobernador apartó de su gobernación esta ciudad de la Serena con las
demás ciudades desa parte de la cordillera, por ser esta ciudad camino y puesto
para remediallas, y le encargó á S.S., para que la gobernase en nombre de S.M.,
como á persona que concurrían en él las calidades que se requerían para ello y
tener posibilidad para la poder sustentar, dándole provisiones muy bastantes para

274
ello, especificando en ellas las causas porque lo hacía, y el dicho Gobernador
había enviado á avisar y dar cuenta á la real persona de S.M., sobre lo cual ya
estaba proveído, y Su Señoría por más servir á S.M., lo aceptó; é por virtud de las
dichas provisiones quel dicho Gobernador le dió, que fueron apregonadas en esta
gobernación, fue recebido en vida del dicho Gobernador y otra vez después de su
muerte el cargo de todo ello, y lo ha regido é gobernador deste entonces acá, y en
lo sustentar ha gastado de su hacienda cient mill pesos de oro, sin que S.M., y sus
quintos reales han sido muy aprovechados y acrecentados, y como tal persona
questá á su cargo seis años ha, tiene fecha gente para ir a socorrerlo y remediallo
y poblar un pueblo ó dos, como quedó concertado con la gente y personas del
Cabildo de la ciudad de Santiago del Esteron y los demás señores y caciques de
la tierra Diaguitas, por manera que por falta de no socorrerlos se despueble
aquella tierra y no se pierda Dios y S.M., serían muy deservidos, pues los dichos
señores no le han querido dar la mano para remediar estrotro de arriba de Arauco,
lo cual Su Señoría hobiera remediado y lo tuviera pacífico y puesto debajo del
yugo y obidiencia de S.M., y en su servicio si se la hobieran dado, lo cual saben
fuera parte para ello, pues Su Señoría les avisó é informó dello y no quisieron
proveer, y por esto se piensa partir á poner remedio en lo que dicho tiene, donde
de estará sirviendo á S.M., y los dichos señores le podrán enviar á mandar lo que
más fueren servidos, porquesto conviene á su real servicio y aumento de su real
hacienda, donde tiene por cierto, con ayuda de Dios, nuestro señor, que su ida ha
de redundar en muy gran servicio de S.M., y aumento de sus reales haciendas;
todo lo cual respondía é dijo en la dicha iglesia, siendo presentes por testigos el
vicario general Rodrigo González y el capitán Juan de Aguirre y Rodrigo Palos,
regidores desta dicha ciudad, y sus otras muchas personas que á ello presentes se
hallaron, que serían en cantidad y al parecer de más de cient hombres, los cuales
todos estuvieron atentos á lo que dicho es de pedimento del dicho Gobernador; y
firmólo de su nombre.- Francisco de Aguirre.- Pasó ante mí.- Juan de Céspedes,
escribano público y de cabildo.

En la muy noble ciudad de la Serena del Nuevo Extremo, en once de julio de mil
y quinientos y cincuenta é cinco años, Juan Maturano, en nombre del contador
Arnao Zegarra Ponce de León presentó esta provisión ante los señores Justicia é
Regimiento desta dicha ciudad, por virtud del poder que para ello tuvo, que
queda en mi poder, estando juntos en su cabildo á ayuntamiento, por ante mí el
escribano yuso escripto, y me pidió en el dicho nombre leyese é notificase la
dicha provisión real, ques esta que va cosida con este pliego de papel, á los
dichos señores, la cual yo leí, é por sus mercedes fue obedecida, como leales
vasallos que de S.M., son, y mandaron apregonar y se apregonó públicamente por
virtud del dicho mando de los dichos señores en esta dicha ciudad y en la plaza
pública della, por voz de pregonero, en presencia de los dichos señores del

275
cabildo y de muchas otras personas; é respondido por sus mercedes á ellaque
avisarán á S.M., lo que más convenga a su real servicio, segúnque todo ello
quede más copiosa y bastantemente queda asentado en el libro del Cabildo,
questá y queda en mi poder: todo lo cual pasó ante mí.- Juan de Céspedes,
escribano público y de cabildo.

En la muy noble y leal ciudad de la Serena del Nuevo Extremo, en doce días del
mes de julio, año del Señor de mil á quinientos é cincuenta é cinco años, se
juntaron á cabildo, como lo han de uso é de costumbre de se ayuntar, conviene á
saber: el ilustre señor gobernador Francisco de Aguirre y los magníficos señores
Luis Ternero é Juan Gutiérrez, alcaldes por Su Majestad en esta dicha ciudad y
sus términos, y los señores regidores Pedro de Herrera y Juan González y
Hernando Morales y Rodrigo de Palos y Martín Conejo y el capitán Juan de
Aguirre é asimismo Garci Díaz y Pedro Cisternas, oficiales de Su Majestad, y el
bachiller Rodrigo González, vicario general desta gobernación, y Juan Gudínez y
Luis de Cartagena, vecinos de la ciudad de Santiago, que para oir y ver lo que de
yuso se hará minción fueron llamados; y estando así juntos empezaron de hablar
y tratar cosas tocantes y cumplideras al servicio de Su Majestad y bien desta
dicha ciudad é reino, y el dicho señor Gobernador empezó á hacer é hizo un
parlamento á los dichos señores de cabildo, en que al fin de otras cosas que en él
propuso, dijo: que ya sabían y les era notorio cómo en el propio lugar y sala
donde al presente estaban haciendo el dicho cabildo, al tiempo que á esta ciudad
llegó de la de Santiago del Estero, le habían recebido por gobernador y capitán
general desta dicha ciudad por Su Majestad, por virtud del nombramiento que
para ello en Su Señoría había hecho el gobernador don Pedro de Valdivia, que
sea en gloria, y por cuyo fin é muerte á él le habían recebido al dicho cargo y al
uso dél , como todo ello parecería por los autos del recibimiento que sobre ello se
hicieron questaban asentados en el libro del Cabildo desta dicha ciudad, viejo, y
ansimismo el dicho nombramiento, a todo lo cual se refería, el cual dicho cargo
al tiempo que lo acetó, propuso de lo tener y ejercer hasta tanto que Su Majestad
ó los señores oidores de la Audiencia é Chancillería Real de la ciudad de los
Reyes proveyesen lo que más servidos fuesen; demás de que, asimismo le
habíamovido á lo aceptar, tener entendido el gran servicio que en lo aceptar hacía
e hizo á S.M., á causa que á la sazón toda la tierra estaba levantada y alterada y
está alborotada, la cual con su venida se apaciguó y asentó, así está y naturales
della como los naturales que á la ciudad de Santiago servían; todo lo cual á sus
mercedes les era notorio; y que asimismo agora ya sabían y habían visto una
provisión que á esta ciudad había venido de los señores oidores que residen en la
dicha ciudad de los Reyes, en que por ella declaran por extenso lo que son
servidos se haga en este dicho reino é gobernación y ansimismo dan la orden que
son servidos se tenga en la administración de la justicia y en todo lo demás, la

276
cual S.S., había sido notificada por mí el dicho escribano á pedimiento de Juan
Maturano en nombre del contador Arnao Zegarra Ponce de León, la cual en todo
los que á S.S, tocaba, él había obedecido como muy leal vasallo que de S.M., es y
ha sido con cierta respuesta que á ella había dado y en cierta forma; y que demás
desto, decía que pues por la dicha provisión parece ser la determinación voluntad
de la dicha Real Audiencia que los alcaldes de las ciudades desta gobernación
tengan el mando y administración de la justicia; por tanto, quél se apartaba y
apartó del dicho oficio de gobernador é capitán general que hasta esa sazón había
usado y ejercido por virtud de lo ya dicho, y daba y dió el mando de de todo ello
á los dichos señores alcaldes, que presenten estaban, desta dicha ciudad, como
asimismo él lo tiene ya dicho y respondido á la notificación que le fue hecha de
la dicha provisión, conforme al contenido en la provisión dicha; y que les rogaba
y encargaba procurasen é inquiriesen el amor y amistad; quietud, paz y sosiego y
conservación desta dicha ciudad y de los vecinos y moradores y estantes della, y
que en todo usasen enteramente del poder de justicia que tenían; y que para ello y
para la ejecución della tuviesen entendido como siempre que tenían espaldas en
él para elefecto dello y para todo lo demás que conviniese al servicio de S.M., y
aún, que así fuese necesario para ello, y efectuándolo sería aquí Roma; por lo
cual y por lo que dicho tiene, se conocería haber sido tal su intento é intención;
todo lo cual dijo hacía é hizo atento á loque dicho tiene y por continuar en el celo
que siempre ha tenido y tiene servir a Su Majestad, el cual él siempre ha sus
tentado y sustenta, dando dello testimonio sus obras y servicios que por él han si
do hechos á su real servicio; y así dijo que se apartaba y apartó é quitaba é quitó,
como está dicho, así por lo que dicho y espcificado tiene, como por procurar,
como siempre ha procurado y procura, la paz y sosiego deste reino é tierra, hasta
que otra cosa Su Majestad mande y provea en el caso que más sea servido; ya lo
pidió por testimonio;y firmólo de su nombre.- Francisco de Aguirre.

E yo Juan de Céspedes, escribano público y de cabildo desta dicha ciudad de la


Serena, presente fuí á todo lo quen es dicho, en uno con el dicho señor general y
con los demás señores dichos y nombrados; y de su pedimiento, como es dicho,
dí la presente é lo escribí y saqué del dicho libro del Cabildo, y por ende, en
testimonio de verdad, fice aquí este mío signo, a tal.- Juan de Céspedes, escriba
no público y de cabildo.

En: Colección de Documentos Inéditos para la Historia de Chile. Primera Serie.


Vol. 28. Pieza 3. Págs. 10 - 18.

Biblioteca Nacional de Chile. Microformato. SM 367

Nombramiento de las ciudades del Barco y la Serena á don Francisco de Aguirre


e información de sus méritos y servicios.

277
... siendo necesario é abiendo posibilidades para lo poder hacer con vuestra per
sona continuando la posesión que está tomada é tiene en estas dichas partes é
para que podáis é fundar é poblar en la parte que más conveniente os pareciere
otra ciudad ó más, abiendo aparejo para ello é para que podáis señalar é depositar
cacique é indios á los vecinos y conquistadores en los dichos pueblos é marcasen
algunos en las dichas ciudades pobladas los podáis llevar y llevési todos los
derechos é salarios á el anejos é pertenecientes a que suelen y deben llevar los
que usan y ejercen el dicho cargo que vis avéis de udar y ejercer y mando a los
cabildos justicias y regimientos ansi de la ciudad de la Serena como de la del
Barco que juntos en sus cabildos os reciban al dicho oficio y cargo de mi lugar
teniente de capitan general y governador de las dichas ciudades y sus terminos
tomando preimeramente de vos el juramento é solemnidad que en tal caso se
requiere el cual por vos ansi hecho les mando ansi mismo a todos los caballeros,
vecinos, conquistadores, hijosdalgo, gentiles hombres, soldados estantes y abi
tantes, en las dichas ciudades de la Serena é del Barco é de sus términos que ago
ra están é á los que á ella vinieran de aquí en adelante vos ayan tengan é obedecer
or tal mi lugar teniente de capitan general é governador de las dichas ciudades é
sus terminos é cumplan é guarden nuestros mandamientos como cumplieran y
guardaren los míos é usen con vos los dichos oficios é cargos en todas las cosas y
casos á él anejos é concernientes segun é como lo suelen usar con los otros
lugares tenientes de capitan general é governadores que an sido é son proveidos
por los governadores y capitanes generales de su magestad é vos guarden é hagan
guardar todas las onras gracias mercedes franquesas, preeminencias prerrogativas
é inmunidades é antelaciones é todas las otras cosas é cada una dellas que por
razon del dicho oficio é cargo debeis aver é gozar é vos deven ser guardadas en
guisa que vos no mengue ende cosa alguna so pena de caer en mal caso de diez
mil pesos de oro la mitad para la cámara é fisco e su magestad é la otra mitad
para vos el dicho Francisco de Aguirre é de las otras penas que por vos de mi
parte loes pusiéredes por vos puestas yo les pongo y é por condenadas en ellas y
vos doy poder para las ejecutar en lo que remisos é inobedientes fueren épor la
presente yo desde agora vos recibo y é por recibido el dicho oficio é cargo de mi
lugar teniente de capitan general é governador en las dichas ciudades de la
Serena é del Barco é sus terminos é vos doy poder cumplido cual de derecho en
talcaso se requiere é puedo dar para que lo usési y ejercéis ansi como lo suele
usar y ejercer lls tenientes de governadores é capitanes generales puestos por su
magestad é por sus gevernadores é capitanes generales en su real nombre en estas
partes de indias con todas sus incidencias y dependencias anexidaes y
conexidades é con libre y general administración rebocando como reboco el
poder que está dado al dicho teniente Juan Núñez de Prado que quedó por orden
del capitan Francisco de Villagrán mi lugar teniente é capitán general y
governador por su capitan en la ciudad del Barco e sus terminos y os doy poder

278
para que podáis crear en nombre de su magestad é mio un capitan que guarde a la
guardia y conservación de la dicha ciudad del Barco y de alguna otra si se
poblare hasta en tanto que vos venis a me dar cuenta y razon dello para que yo lo
provea de mi lugar teniente de capitan general é governador y si os pareciere
convenir después de ser vos recibido por el cabildo en la dicha ciudad del el
Barco por mi lugar teniente de capitán general é governador dejar al dicho Juan
Núñez de Prado por capitan como al presente está en ella lo podáis hacer y hagais
como á vos bien visto vos fuere en fe de lo cual os mandé dar la presente firmada
de mi nombre é firmada de Juan de Cárdenas, escribano mayor del juzgado por
su magestad en esta mi governación que es fecha en esta ciudad de la Concepción
del nuevo extremo a pchpo día del mes de octubre de mi quinientos y cincuenta y
un años. Pedro de Valdivia. Por mandado del señor governador. Juan de Cárde
nas.

** En la ciudad de la Serena del nuevo extremo, veinte y dos días mes de


noviembre del año de mil quienientos y cinquenta y un años estando ayuntados
en su cabildo como lo an de uso y de costumbre el my magnífico señor Francisco
de Aguirre teniente de governador y capitán en la dicha ciudad por el muy ilustre
señor Don Pedro de Valdivia governador y capitan general perpetuo por su
magestad en estos reinos de la nueva estremadura é los magnificos señores Diego
Sanchez Morales é Pedro de Herrera lcldes ordinarios por su magestad en esta
dicha ciudad é Garcí Díaz é Pedro Cisternas y Jua González é Baltasar de Barrio
Nuevo é Barto lomé de Ortega regidores en esta dicha ciudad y por ante mí
Gonzalo de Peñaloza escribano público de esta dicha ciudad de la Serena y del
consejo y cabildo della los dichos señores teniente y alcalde é regidores hablaron
en sus cabildos cosas convenían al servicio de Dios y de su magestad y bien de
esta y después que huvieron hablado luego el dicho señor teniente y capitan
Francisco de Aguirre y por mi el dicho escribano fué leída una provisión del
dicho señor governador Don Pedro de Valdivia y ansi presentada y leída y vista y
entendida por los dichos señores regidores y alcaldes dijeron que la obedecían y
que están prestos de cumplir lo en ella contenido segun y como por el dicho
señor governador les es mandado no embargante que por otra provisión de su
señoría que en este dicho cabildo el dicho señor teniente tiene preentada que la
recibieron y admitieron al uso y ejercicio del cargo contenido en la dicha
provisión y que agora á mayor abundamiento le recibían y recibieron y
admitieron al uso y ejercicio del cargo contenido en esta provisión que de su
señoría agora presentaban tanto que haga el juramento y solemnidad que en tal
caso se requiere y luego incontinente los dichos señores alcaldes y regidores
tomaron y recibieron juramento según forma devenida de derecho del dicho
señor teniente y capitán Francisco de Aguirre sobre la señal de la cruz en que

279
corporalmente puso su mano derecha y ala absolución del dicho juramento dijo sí
juro y amen.

Y ansi leído el dicho juramento en la manera que dicho es, los dichos señores
alcaldes y regidores dijeron al dicho señor teniente y capitan Francisco de
Aguirre que so cargo del dicho juramento que ledio tiene use y ejercite el dicho
oficio y cargo de teniente de governador y capitan general de que es elegido y
proveido por el dicho señor governador Don Pedro de Valdivia y segun se
contiene en la dicha provisión de su señoría según en como en ella se contiene
quedando en todo el servicio de Dios y de su magestad y el bien y pro de la tierra
teniendo y manteniendo en justicia a las personas que ante su merced la pidieran
como por el dicho señor governador le es mandado.

E luego el dicho señor teniente y capitan dijo que el lo lo hara y cunplirá así so
cargo del dicho juramento que hecho tiene é firmolo e su nombre. Francisco de
Aguirre.

E así el dicho señor teniente y capitán fue admitido y recebido en el dicho


cabildo al dicho oficio y cargo de teniente de governador y capitan general segun
y como en la dicha provisión de su señoría se contiene é firmaronlo de sus
nombres Diego Sanchez Morales, é Pedro de Herrera é Garcí Díaz é Pedro
Cisternas é Juan Gonzalez é Baltasar de Barrio Nuevo é Bartolomé de Ortega é
yo Gonzalo de Peñaloza escribano publico y del consejo de esta dicha ciudad de
la Serena del nuevo estremo presente á todo a todo lo que dicho es en uno con los
dichos señores é lo escrebí segun ante mí paso é saque por su mandado del libro
de cabildo de esta dicha ciudad el cual ueda en mi poder con el traslado de la
dicha cédula la cual no va aquí porque el dicho señor teniente y capitan general
tiene el original en su poder y porque es verdad fice aquí este mio signo que es a
tal en testimonio de verdad. Gonzalo de Peñaloza, escribano público y del conse
jo.

*** En la ciudad del Barco del nuevo maestrazgo de Santiago que cae en la
demarcación del muy ilustre señor Don Pedro de Valdivia governador perpetuo é
capitan general en este reino de la nueva estremadura por su magestad a veinte y
un días del mes de mayo año del Señor de mil quinientos y cincuenta y tres años
en presencia de mi Gaspar de Medina escribano mayor del juzgado del muy
magnífico señor general Don Francisco de Aguirre en la plaza pública de esta
dicha ciudad estando presentes Diego de Torres é Francisco de Valdenebro
alcaldes ordinarios é otros muchos vecinos y soldados por vos de Rodrigo
pregonero se pregono esta provisión de esta otra parte y desta contenida despues
de la aver presentado el dicho señor general Francisco de Aguirre en el cabildo
de esta dicha ciudad del Barco é ser por el dicho cabildo obedecida é recibido el

280
dicho señor general Francisco de Aguirre por capitan general é teniente de
governador como en la dicha provisión se contiene al cual dicho pregon fueron
presentes ansi mismo por testigos Rodrigo de Aguirre Alferez general de é Diego
de Carmona é Miguel Lopez estantes en esta dicha ciudad. Paso ante mi Gaspar
de Medina.

Fedio é sacado corregido é concertado fue este dicho traslado de la dicha


provisión original é autos de suso declarados en la dicha ciudad de Santiago del
Estero en el nuevo maestrazgo á veinte y cuatro días del mes de diciembre del
nacimiento de nuestro salvador Jesucristo de mil é quinientos é cincuenta é tres
años estando presentes por testigos á lo ver corregir y concertar este dicho
traslado con el dicho original Francisco de Valdenebro alcalde ordinario por su
magestad en la dicha ciudad e Miguel de Ardiles regidor é Rodrigo Palos
Alguacil Mayor é regidor ansimismo en la dicha ciudad; = é va enmendado do,
dis, tenido y entre renglones dodis como, vale= E yo Juan Gutierrez escribano y
notario publico de su magestad é publico del numero é del cabildo de la dicha
ciudad de Santiago fuy con los dichos testigos a los ver, corregir é concertar este
dicho traslado de la dicha provisión original é autos é doy fe que es verdadero y
fice aquí este mio signo á tal en testimonio de verdad= Juan Gutierrez escribano
de su Magestad.

E yo Juan Hurtado escribano de su magestad é su notario publico en la su corte y


en todos sus reinos y señoríos presentes fi en uno con los testigos al ver, sacar,
corregir, concertar este dicho traslado con el dicho original é doy fe que va cierto
y verdadero é por ende fice aqui este mio signo que es a tal = Juan Hurtado escri
bano de su magestad.

E yo Gaspar de Medina, escribano mayor del juzgado del muy magnifico señor
Francisco de Aguirre presente fui en uno con los dichos testigos al ver leer,
corregir é concertar este dicho traslado con la dicha provisión original é autos é
doy fe que va cierto y verdadero é por ende fice aquí este mio signo segun es a tal
= En testimonio de verdad= Gaspar de Medina

En la ciudad de la Serena del nuevo estremo provincia de Chile á veinte y tres


días de julio del año del señor de mil quinientos cincuentra e cuatro años este día
por ante por ante demas magnífico señor Pedro de Cisternas alcalde ordinario en
la dicha ciudad é sus terminos por su magestad y en presencia de mi Gonzalo de
Peñaloza escribano publico del consejo de la dicha ciudad y por nte Juan Hurtado
escribano de su magestad y para esto el dicho señor alcalde mando que se hallaba
presente é de los testigos yuso escritos parecio presente Juan Fernandez de San
Pedro en nombre del ilustrísimo señor governador Francisco de Aguirre por
virtud de sus poder é presento un escrito de pedimento yuso escrito en el eun

281
interrogatorio de preguntas é un poefr de tener de lo cual una en pos de otro es
este que se sigue.

*** Magnifico señor= Juan Fernandez de San Pedro en nombre del governador
Francisco de Aguirre mi señor por virtud de su poder que de el tengo de que hago
presentación paresco ante vuestra merced é digo que el dicho mi parte demas de
otra provanza quel a fedio y enviado a su magestad de los servicios que el á fedio
en estos reinos é provincias y otras partes, tiene necesidad de hacer otra ad per
petuam rei memorian para la enviar ansi mismo á su magestad ó donde viere que
le conviene por ende a vuestra merced pido que los testigos que yo presentare los
mande examinar por las preguntas ynfrascritas é de lo que dijeren é depusieren
me lo mande vuestra merced dar escrito en limpio en publica forma interpo
niendo á ello vuestra merced su autoridad y decreto judicial sobre que pido jus
ticia y en lo más necesario el magnifico oficio de vuestra merced imploro la
cuales preguntas son las siguientes.-

1= Primeramente sean preguntados si conocen al dicho governador Francisco de


Aguirre y de cuanto tiempo á esta parte y si conocen al govenador Pedro de Val
divia que saven

2= Item si saven que despues que el governador Francisco de Aguirre entro en


esta tierra é provinciade Chile que á catorce años en todo el tiempo que el dicho
governador estuvo en ella solo el por alcalde é justicia de su magestad como
siendo teniente del governador Don Pedro de Valdivia nunca se resolvio ni
lebanto ni ubo escandalo ni alboroto alguno ni muerte de cristiano ni menos de
indios por la.......... la tenia a toda paz y justicia y bien regida y governada y los
naturales querian y tenian y sacaban oro en toda quietud y se pagaban los quintos
a su magestad digan lo que saven.

3 = Item si saven que luego que el dicho governador Don Pedro de Valdivia entre
en esta tierra que puede aver los dichos catorce años entro con ciento cincuenta
hombres en el valle de Copiapó y no le pudo sujetar ni hacer que sirviese antes le
mataron un cristiano que se llamaba francisco rrs° y hirieron otros muchos é le
mataron caballos é una mula y salio del valle sin poder hacer lo susodicho digan
lo que saven.

4 = Item si saven dende a cientos vino al dicho valle de Copiapó el capitan


Valdivieso con quince hombres de á caballo y los mataron á todo lo que no que
do sino que se llamaba Gasco digan lo que saven.

282
5 = Item si saven que despues de la muerte del dicho Valdivieso y los demas
puede aver ocho años mas o menos vino al dicho valle de Copiapó el capitan
Diego Maldonado.

6 = Item si saven que desnde á un año despues que los dichos indios mataron a la
dicha gente del dicho capitan Maldonado vino al dicho valle de Copiapó Estevan
de Sosa con setenta de a caballo y sabido que lo supo el capitan Juan Bohon en
esta ciudad a recibir al dicho valle de Copiapo donde hallo al dicho Estevan de
Sosa y el dicho Juan Bohon..... en el dicho valle con treinta de á caballo é de á
pie y dieron en el los indios del dicho valle una noche y le mataron á él y a todos
cuantos con él consigo tenia sin que escapase un solo hombre dellos y despues
vinieron los indios a esta ciudad de la Serena y mataron a los españoles y cuantos
en ella estaban y quemaron la iglesis y casas de los vecinos y la asolaron y
destruyeron toda é hicieron grandes crueldades en los españoles digan lo que
saven.

7= Item si saven que despues de esto y aver muerto los dichos indios ála gente é
capitanes en la pregunta antes de esta contenida vino el capitan Francisco de
Villagra á hacer el castigo al dicho valle de Copiapó con trienta hombres y
mucho indios naturales amigos y nunca lo pudo conquistar ni oso entrar en ella y
se volvio sin hacer cosa alguna, digan lo que saven.

8= Item si saven que despues de averse vuelto el dicho capitan Francisco de


Villagra sin hacer cosa alguna vino al dicho valle el capitan Pedro de Villagra y
Juan Jufre con hasta ochenta hombres de á caballo y otra gente á pie y no la
pudieron conquistar y salieron del dicho valle huyendo y descalabrados y muer
tos caballos sin hacer cosa alguna, digan lo que saven.

9 = Item si saven que despues de todos lo susodicho y muertos los dichos indios
y toda la gente contenida en las preguntas antes de esta el dicho governador
Francisco de Aguirre vino á poblar y redificar esta dicha ciudad de la Serena y a
conquistar el dicho pueblo é valle de Copiapo.... á ello y con once hombres de á
caballo y sola su persona le conquistó é sujetó en seis meses y los trujo é puso
debajo del yugo é obediencia de su megestad y sirven oy dia én esta dicha ciudad
ellos y los demas valle é tierras que á esta dicha ciudad sirven y ay muchos indios
que se an tornado cristianos que lo an podido ellos y saven la dotrina cristiana y
saco de poder de los dichos indios muchos niños é niñas mestizas que los dichos
indios tenian é abian llevado cuando mataron a los españoles vecinos de esta di
cha ciudad y en ello el dicho governador Francisco de Aguirre sirvio mucho a su
magestad, digan lo que saven.

283
10 = Item si saven que despues de todo lo susodicho abra dos años poco mas o
menos que el governador Don Pedro de Valdivian dio al dicho governador Don
Francisco de Aguirre provisión para que tuviese en nombre de su magestad en
govierno esta dicha ciudad de la Serena y del Barco que agora se llama Santiago
del Estero que el dicho governador Francisco de Aguirre poblo y redifico y
conquisto y pacifico á su costa y todo lo demas que poblase é conquistase de la
dicha otra parte de la cordillera nebada o no lo poder el conquistar ni ser parte
para ello aunque caia en los limites de su governacion y se lo encargo como a
persona celoso del servicio a su magestad y que tenian tan grande esperiencia en
las coss de la guerra de los indios é de los españoles y que tenia posiblidad para
gastar en la dicha conquista lo que fuese necesario en servicio de su magestad
como por la dicha provincia parece que pido sea mostrada á los testigos digan lo
que saven que el dicho governador Francisco de Aguirre acepto lo susodicho para
mas servir su megestad que pudo de esotra parte de las cordilleras nebadas é
gastando para la dicha jornada más de sesenta mil pesos de oro de su hacienda
sin que nadie ni otra persona alguna le diese ni prestare cosa ninguna digan lo
que saven lo cual hizo el dicho governador Francisco de Aguirre dos veces digan
lo que saven.-

12 = Item si saven que el dicho governador Francisco de Aguirre entro y llego al


llano de los juries la segunda vez donde hallo grandes poblaciones y conquisto é
pacificó la mayor parte dellos y sirven my bien oy dia despues que el dicho
governador entro en ella y dejo aquella tierra toda en paz y sosiego hallando la
dicha tierra de los juries como la halló perdida y dos veces despoblada la ciudad
que abia poblado Juan Nuñez de Prado la cual el dicho governador Francisco de
Aguirre poblo y la sustenta oy dia á su costa y minsion lo que otro ningno podria
sustentar lo cual hace por solo servir á Dios nuestro señor y á su magestad y no
por lo que de ello puede pretender por no aver en ella oro ni plata, digan lo que
saven.

13 = Item si sven que al tiempo que llego el dicho governador Franciso de


Aguirre á los dichos llanos de los juries los españoles que estavan en ellos con
Juan Nuñez de Prado ya querian desamparar la ciudad por se poder sustentar en
ella ni tener posibilidad el dicho Juan Nuñez de Prado ni ellos para la poder
sustentar digan lo que saven.

14 = Item si saven que el dicho Juan Nuñez de Prado era muy mal querido de la
gente que consigo tenia y que todos deseaban huirse apartarse del por no poderle
y porque vian que mataba á los hombres dando colores esquisitos y para ello
diciendo que le querian matar á él , si saven que el dicho Juan Nuñez de Prado no
sabia hacer la guerra a los naturales como se requeria ni tenia esperiencia en ello
y ansi tenia opresos á los españoles que consigo tenia, digan lo que saven.

284
15 = Item si saven que estando el dicho governador Francisco de Aguirre en los
dichos llanos de los juries entendiendo en lo contenido en las doce preguntas
antes de esta los indios naturales de de esta tierra de Chile se alzaron é revelaron
en el cual alzaminento mataron al governador Don Pedro de Valdivia con sesenta
hombres de a caballo sin que escapase uno digan lo que saven.-

7 = Item si saven que hallandose en esta tierra el capitan Francisco de Villagra y


queriendo hacer el castigo a los dichos indios por la muerte del dicho governador
fue con ciento cincuenta hombres y le mataron al pie de los ciento dellos y con
los demas se retrujo y retiro á la ciudad de la Concepcion y no parando alli se
salio con la gente que le quedo y con la que estaba y se hallo en la dicha ciudad
de la Concepcion que servian por todos hasta ciento cincuenta hombres y se vino
y retiro á la ciudad de Santiago despoblando la dicha ciudad de la Concepcion
dejando perdido muy grande cantidad de hacienda en la dicha ciudad de la
Concepcion en valor de más de cuatrocientos pesos de oro digan lo que saven.

17 = Item si savan que en este medio tiempo luego que los dichos indios mataron
al dicho governador don Pedro de Valdivia algunos vecinos deste reino asi escle
siasticos como seglares escribieron al dicho governador Francisco de Aguirre á la
ciudad de Santiago del Estero donde estaba rogandole e implorandole por un solo
Dios viniera en socorro de esta tierra y que solo en su venida estaba elsocorro
della y que en ello aria gran servicio a su magestad digan lo que saven.

18= Itema si saven que luego que el dicho governador Francisco de Aguirre supo
la dicha muerte del dicho governador Don Pedro de Valdivia por las dichas cartas
como celoso del servicio de su magestad repartio la tierra á las personas que
abian en elle servido a su magestad y con muy gran diligencia se apercibio para
reunir a hacer el dicho socorro dejando como dejo muy bue recaudo é guarda en
la dicha ciudad de Santiago del Estero que esta poblado en los llanos de los juries
digan lo que saven.

19= Item si saven que antes que se partiese de la dicha ciudad de Santiago el
cabildo justicia y regimiento della por virtud de la provision de su magestad que
el dicho governador Don Pedro de Valdivia tuvo para nombrar persona antes de
su muerte y del nombramiento del dicho governador ferdio en el dicho gober
nador Don Francisco de Aguirre le recibieron por governador é capitan general
de su magestad de la dicha ciudad é nuesvo maestrazgo de Santiago segun como
su magestad lo mande por su provisión hasta tanto que su magestad ó su Audien
cia real que reside en la ciudad de los Reyes otra cosa provea ó mande, digan lo
que saven.

285
20= Item si saven que el dicho governador Francisco de Aguirre con la mas gente
que pudo se partio con gran prisa de la dicha ciudad de Santiago del Estero para
venir al dicho socorrompor aberle escrito que estaba en muy gran necesidad
como lo esta y va perderse esta tierra y reino y paso la sierra y la cordillera ne
bada en medio del invierno con muy gran riesgo de su persona y de los españoles
que con el venian por darlles como les dio un temporal y en la dicha pasada per
dio veinte é dos caballos y negros y otras piezas de servicio y al fin paso sin
perder un español por el buen recaudo maña é diligencia que se dio digan lo que
saven.

21= Item si saven que viniendo por el camino el dicho governador Francisco de
Aguirre á hacer el dicho socorro antes de pasar la dicha cordillera le salieron
muchos indios caciques de los diaguitas de paz y á le servir solamente por el
buen tratamiento que les hace y verdad que les trata y mantiene los que los di
chos indios nunca an querido hacer ni salir á ningun capitan que por alli á pasado
digan lo que saven.

22= Iten si saven que despues que el dicho governador Francisco de Aguirre
llego á esta ciudad de la Serena por virtud de la dicha provision de su magestad y
nombramiento fue recibido por el cabildo justicia é regimiento della por governa
dor é capitan general de su magestad conforme a la dicha provision digan lo que
saven.

23= Item si saven que demas del dicho nombramiento el dicho governador Don
Pedro de Valdivia que .....dejo otra vez nombrado en su testamento al dicho
governador Francisco de Aguirre para que conforme á la provision de su
magestad que tenia para ello governado tida esta dicha governacion de la nueva
extramadura digan lo que saven.-

24 = Item si saven que todo lo susosdicho es publico y notorio y piblicavos y


forma de -

(Sigue el poder y varias declaraciones de testigos)-

Esta conforme son su original que existe en este Archivo General de Indias.
Sevilla 6 de diciembre de 1876. El Archivero.

Francisco de Paula Juarez.

En: Copia existente en el Fondo Carlos Morla Vicuña. Vol. 26. Fojas. 103 a 129
Vta. Archivo Nacional de Chile.

286
DOCUMENTOS ARGENTINOS EN ARCHIVOS SUDAMERICANOS s. XVI
al s. XIX- SUCRE-PERÙ-CHILE ed. 2017 del mismo autor

1. Información de servicios de Pedro de Villagrán. 11 de septiembre


de 1562. (5).

6. Carta del Cabildo de la ciudad de Santiago del Estero, en la que


pide al Rey nombre por Gobernador a Francisco de Aguirre. 23 de
diciembre de 1553. (344).

7. Carta de Francisco de Aguirre al Rey, en que refiere sucintamente


sus trabajos y pide la gobernación de Santiago del Estero. 23 de
diciembre de 1553. (346).

9. Carta del Cabildo de Villarrica a la Audiencia de Lima en solicitud de


que se confirmase a Francisco de Villagrán en el cargo de Gobernador
para el que le había elegido. 12 de febrero de 1554. (349).

10. Carta del Cabildo de Concepción a la Audiencia de Lima dándole


noticia de la muerte de Pedro de Valdivia y pidiendo por Gobernador a
Francisco de Villagrán. 13 de febrero de 1554. (351).

11. Carta del Cabildo de los Confines a la Audiencia de Lima en


solicitud de que se nombrara Gobernador a Francisco de Villagrán. 20
de febrero de 1554. (353)

12. Carta del Cabildo de la ciudad de Valdivia a la Audiencia de Lima


sobre la misma materia de las precedentes. 22 de enero de 1554.
(354)

13. Carta de los oficiales reales de Chile a la Audiencia de Lima sobre


la misma materia de las precedentes. 25 de febrero de 1554. (357).

16. Pruebas de Jerónimo de Alderete para ser recibido como


Caballero de la Orden de Santiago. 21 de noviembre de 1554. (375).

17. Memorial de Jerónimo de Alderete al Consejo de Indias. 1554.


(390).

18. Memorial, presentado por Jerónimo de Alderete al Rey. 1554.


(391).

287
19. Memorial de Jerónimo de Alderete al Consejo de Indias. 1554.
(393).

20. Memorial presentado por Jerónimo de Alderete en nombre de


Pedro de Valdivia al Consejo de Indias. 1554. (396).

21. Carta del Cabildo de Valdivia al Rey. 20 de enero de 1554. (399).

24. Carta de Francisco de Villagra al Rey. 25 de febrero de 1554.


(405).

27. Traslado de la petición que se dio en el Consejo por parte de


Francisco de Villagra y lo que respondió a ella. 1554. (415).

28. Documento referente al Gobernador de Chile don Pedro de


Valdivia y a Jerónimo de Alderete. 1554. (416).

29. Consulta del Consejo de Indias a S. M. 24 de abril de 1554. (417).

30. Parecer del Consejo a S. M. acerca de los servicios de Pedro de


Valdivia. 24 de abril de 1554. (417).

31. Parecer del Consejo de Indias acerca del nombramiento de


Gobernador de Chile. 15 de diciembre de 1554. (419).

32. Fragmentos de una consulta a S. M. de los del Consejo de Indias.


6 de febrero de 1555. (423).

33. Parecer del Consejo de Indias sobre los servicios de Jerónimo de


Alderete. 27 de abril de 1555. (424).

34. Memorial de Jerónimo de Alderete al Consejo de Indias. 1555.


(425).

35. Memorial de Jerónimo de Alderete al Rey acerca de sus servicios.


1554. (426).

36. Carta sin dirección ni firma enviada desde Chile a España, en que
se refiere la muerte de Pedro de Valdivia. 1554. (429).

288
39. Licencia concedida a doña María de Torres, mujer del Capitán
Francisco de Aguirre, para que pueda llevar a Chile hasta mil
quinientos pesos en joyas. 27 de noviembre de 1553. (437).

40. Licencia para que José de Aguirre pueda pasar a Chile. 27 de


noviembre de 1553. (438).

42. Real cédula relativa a los nombramientos de regidores hechos por


Pedro de Valdivia. 9 de marzo de 1554. (439).

47. Real cédula dirigida a Pedro de Valdivia, encargándole el buen


tratamiento de los indios. 10 de mayo de 1554. (445).

49. Real cédula tocante a los indios que fueron de Pedro de Valdivia y
que solicitaba su viuda. 10 de enero de 1555. (447).

50. Real cédula para que se de a Jerónimo de Alderete certificación de


las cantidades pagadas por él en nombre de Pedro de Valdivia. 30 de
marzo de 1555. (448).

51. Real cédula para que se deje pasar a Indias al Adelantado


Jerónimo de Alderete y su familia. 31 de marzo de 1555. (450).

52. Real cédula por la que se da licencia a Jerónimo de Alderete para


que pueda pasar a Indias joyas de oro y plata labrada. 31 de marzo de
1555. (451).

53. Real cédula para que Jerónimo de Alderete pueda pasar a Indias
ciertas armas. 31 de Marzo de 1555. (451).

55. Título de Gobernador de Chile para Jerónimo de Alderete. 29 de


mayo de 1555. (453).

56. Real cédula por la que se encarga a Jerónimo de Alderete que


envíe a explorar las tierras y poblaciones que haya de la otra parte del
estrecho de Magallanes. 29 de mayo de 1555. (456).

57. Real cédula de contestación a Francisco de Villagra acerca de sus


pretensiones a la gobernación de Chile. 29 de mayo de 1555. (458).

289
58. Real cédula a la Audiencia de Lima en recomendación de
Jerónimo de Alderete. 29 de mayo de 1555. (458).

60 Real cédula al Cabildo de la Serena participándole el


nombramiento de Jerónimo de Alderete para Gobernador de Chile. 29
de mayo de 1555. (460).

64. Real cédula a los oficiales reales de Tierra Firme para que
entreguen cierta suma al Gobernador Jerónimo de Alderete. 24 de
noviembre de 1555. (464).

66. Real cédula al Gobernador de Chile encargándole que haga


justicia a los herederos de Jerónimo de Alderete. 29 de octubre de
1556. (467).

67. Real cédula para que el Gobernador de Chile encomiende en doña


Esperanza de Rueda, viuda de Jerónimo de Alderete, los indios que
éste poseyó. 29 de octubre de 1556. (468).

68. Real cédula en recomendación de Francisco de Mercado, hermano


mayor de Jerónimo de Alderete. 29 de octubre de 1556. (469).

69. Real cédula dirigida a Jerónimo de Alderete, Gobernador de Chile


sobre obtener mayor beneficio de las minas de oro y plata
pertenecientes al Fisco. 1556. (470).

71. Carta del Cabildo de Santiago al Emperador, en recomendación de


Jerónimo de Alderete. 26 de octubre de 1553. (472).

72. Donación de ciertas tierras que Pedro de Valdivia hizo a Inés de


Suárez y cesión de ésta y Rodrigo de Quiroga al convento de Santo
Domingo. 2 de enero de 1550. 22 de agosto de 1558. (474).

· P.346 - 347

7. Carta de Francisco de Aguirre al Rey, en que refiere sucintamente sus


trabajos y pide la gobernación de Santiago del Estero. 23 de diciembre de
1553.

· P.437

290
39. Licencia concedida a doña María de Torres, mujer del Capitán Francisco
de Aguirre, para que pueda llevar a Chile hasta mil quinientos pesos en joyas.
27 de noviembre de 1553.

· P.438

40. Licencia para que José de Aguirre pueda pasar a Chile. 27 de noviembre
de 1553.

Tomo XXI. Proceso de Villagra (II).

· P.213

5. Declaraciones dadas en Lima, al tenor de este interrogatorio, por los


siguientes testigos, en 17 de octubre de dicho año (1558).

Francisco de Aguirre.

Tomo XXVIII. Alderete y Hurtado de Mendoza.

· P.8

3. Testimonio de una real provisión anulando los nombramientos hechos por


Pedro de Valdivia a favor de Jerónimo de Alderete, Francisco de Villagrán y
Francisco de Aguirre y diligencias obradas en su consecuencia en los pueblos
de Chile. 13 de febrero de 1555.

· P.81

23. Testimonio de la cabeza de proceso que se hizo en Chile contra Francisco


de Aguirre. 29 de abril de 1557.

· P.155

36. Carta de Francisco de Aguirre a Su Majestad. 6 de abril de 1558.

Tomo XXIX. Francisco y Pedro de Villagra (I).

· P.309 44. Carta del Licenciado Juan de Herrera a S. M. en la que refiere


las pretensiones de varios al gobierno del reino, y especialmente trata de
Francisco de Aguirre. 8 de enero de 1564.

291
Colección de Documentos Inéditos Para la Historia de Chile. Segunda Serie.

Tomo I. Rodrigo de Quiroga - M. Bravo de Saravia. 1558-1572.

· P.10

6. Párrafos de una carta de la Audiencia de Lima a S. M. dando cuenta de la


muerte de Francisco de Villagra, de los nombramientos de Pedro de Villagra
para el gobierno de Chile y de Francisco de Aguirre para el de Tucumán y
sobre apartar esta última gobernación de la de Chile. Fechada en los Reyes. 9
de marzo de 1564.

· P.87

39. Fragmento de carta del licenciado Castro a S. M. fechada en los Reyes,


sobre prisión de Francisco de Aguirre y noticias de la guerra de Arauco. 4 de
enero de 1567.

· P.89

41.-Nombramiento de Francisco de Aguirre como gobernador del Tucumán.


25 de febrero de 1567.

· P.239

88. Carta de Francisco de Aguirre, gobernador de Tucumán, al virrey del Perú,


dándole cuenta de sus servicios en la conquista y población de Chile y de los
trabajos y malos tratamientos de que ha sido víctima. 8 de octubre de 1569.

Tomo III. Martín Ruiz de Gamboa - Alonso de Sotomayor. 1577-1589.

· P.72

24. Carta de Francisco de Aguirre al Rey sobre sus servicios y gratificación


que cree merecer. 1º de junio de 1580.

· P.152

56. Carta de Fernando de Aguirre al virrey del Perú sobre las noticias del reino
que le remite. 3 de febrero de 1583.

292
OTRAS PROBANZAS DE MÉRITOS Y SERVICIOS
Tomo 10, “Acuerdos...” pag. 8
Informacion de servicios, gobernador de sago en el año...., el 6 de febrero de
1584, y a su pedido, la Real Auduencia de la Plata, de oficio procede a
sertificar susu servicios a la Corona;...Vista en el real Acuerdo de Justicia, que
por mandato de Vuestra Magestad rreside en esta ciudad de la Plata, la
información hecha de officio, a pedimento del Capitán Loan Pérez de Zurita,
consta por ella ser muy antiguo y desde el tiempo que esta en ellos y en otras
partes, aver servido a Cuestra Magestad, así como en las cosas tocantes a la
guerra como sus officios preheminentes de justicia que a tenido, con mucha
lealtad y fidelidad, como bueno y leal vasallo. E así nos parece que se
empleará en él muy bien, que Vuestra Magestad sea servico de le hacer
merced, de dos mil pesos de rrenta en cada año. Escrito en 6 de febtero de
1584....”

Pag.52
19 de enero de 1589
Don Álvaro de Chávez, hijo legítim o del General Ñuflo de Cávez, se ha
rreceivido información de oficio conforme a la orden mandado guardar por
Vuestra Magestad y con citacion del Fiscal de esta Real Audiencia de los
serviciuos de ssu padre y el han hecho an hecho a Vuestra Magestad en este
Reyno y en las provincias del Rio de la Plata y en la de Santa Cruz de la Sierra
que conquisto y pobló el dicho General....que rresidio en estas partes hasta
que mirió sirviendo a Vuestra Magerstad siempre se ocupó en conquistas,
poblaciones, pacificaciones e allanamiento de la tierra con sus armas,
vasallos y criados con mucho aparato de guerra como caballero conocido y
Capitán General que y otros cargos onrrosos principales y de confianza que
tuvo en que sirvio.....y lo mismo que hizos don Francisco de Mendoza su
hermano “ Se le da cuatro mil pesos de renta en encomienda.

Pag.56
RODRIGO ORTÍZ DE ZARATE

293
“...vecino de la ciudad de la Trinidad, puerto de Buenos Aires, se ha hecho
información con citación Fiscal y conforme al orden mandado guardar por
V.M. de los servicios que a hecho a V- M. oir ella consta que a tiempo de 17
años que vino a las provincias del Rio de la Plata en la armada que traxo el
Adelantado Joan Ortiz de Zárate para la conquista, pacificación y población
de los naturales que estavan por conquistar en aquella tierra...y para hacer la
población del puerto de Buenbos Aires...

Pag. 63
CAPITÁN FERNANDO DE SALAZAR

“....A pedimento del capit. Fernando de Salazar, vecino de Santa Cruz de la


Sierra, se a hecho información de officio conforme al orden mandado
guardar por Vuestra Magestad con citación del Fiscal de los servicios que a
hecho a Vuestra Magestad, por ella consta que en año mil quinientos y
cinquenta vino al descubrimiento y población de la provincia del Rio de la
Plata e que.....en compañía de l Cap. Ñuflo de Chavez con el cual vino al
descubrimiento y conquista de la provincia de la dicha ciudad de Santa Cruz
de la Sierra conquista, allanamiento y pacificación de la tierra...”

En pag.85 de d. Diego de Peralta Cabeza de vaca, dice en 1592, DICE QUE SU


PADRE PARTICIPA EN fundacion y pacificACIÓN DE CIUDAD DE Reyes, que no
correcto. No es uno de los llamados “ TRECE DE GALLOS”
“...Diego de Peralta sse halló con el Marqués don Francisco Pizarro en la
fundación e población de la ciudad de Los Reyes...”

FRANCISCO BRICEÑO

“En esta Real Audiencia podió Francisco Brizeño, clérigo presvítero...que


consta que havia veynte y ocho años que siendo el dicho Francisco Brizeño
hombre lego se halló en la conquista y pacificación de los indios de Maca... y
se halló en la población de la ciudad de la Nuestra Señora del Rosario de
Samagulli que al presente esta poblada y permanese...”

JUAN GRIEGO

294
“por el año pasado de sesenta y cinco, pareszio en esta Real Audiencia Juan
Griego,,,reciibvise su información....en ella consta que a más de cinquenta
años que pasó a estos Reynos en compañia dl Gobernador Ordaz y ayer ido a
descubrir el río Marañon y ayudado a conquistar la provincia de Cuguava y la
provincia de Santa Marta y Sierra de Bonda, Cartagena....”

HERNANDO DE AGUILAR- 18 DE ENERO DE 1592

“,,,clérigo en esta Real Audiencia....sirva hazerle merced presentándole a una


dignidad, prebenda o beneficio de lsas iglesias de este Reyno premiándole
por los servicios de su bisabuelo Antonio de Villasante y su abuelo Hernando
Cremona que fueron los primeros conquistadores de la isla la Española de
Santo Domingo, que entraron con don Chrostobal Colón y de García de Agui
lar su abuelo que fué en estas provincias leal vasallo de Vuestra Nagestad y u
no de los segundos que entraron en estos reynos y primer poblador de esta
ciudad de la Plata y Villa de Potosí...”

GONZALO DE CABRERA- SOLICITA MERCED

el 2 de septiembre de 1585, y en 1599 “Hízose de él justicia por traydor en el


mes de marzo”
“...conforme...hizo pedimento de don Gon´zlo de Cabrera, hijo de don
Jheronimo Luis de Cabrera, governador que fué de las Provincias del
Tucumán y por ellas pareze que el don Gonzalo a servido a Vuestra Magestad
bien y lealmente en lo que en su tiempo se a ogressido y es casado con hija
de Juan de Garay, Teniente General que fué de Gobernador en las provincias
del Río de la Plata que sirvió tan bien a Vuestra Magestad con mucho
cuydado y diligencia y murió en su officio a manos de los Yndios de guerra,
por lo cual oarece a esta Audiencia que se empleará bien en el dicho don
Gonzalo la merced que Vuestra Magestad fuere servido de Escripto en el
Acuerdo de la Real Audiencia de Vuestra Magestad de la ciudad de la Plata
del Pirú, en 2 de sept. De 1585.Lic, Cepeda y lic. Grancisco de Vera, Oydoires”

GASPAR DE SALDAÑA

“...En la flota que partió de estos Reynos por el año de setenta y ocho y
después en la del año de ochenta e uno ynformé esta Audiencia a Vuestra
Magestad Catholica por cartas que a pedimento de Gaspar de Saldaña

295
escrivimos de nuestros servicios que a fecho a Vuestra Magestad en estos
Reynos después aca a pedido que conforme a la orden que Vuestra Magestad
tiene que se guarde cerca del hacer las informaciones que hisiese de los
suyos y que ppor ellos consta que a cuarenta y tres años que paso de esos
Reynos a los de Nueva España en compañía de don Antonio de Mendoza,
vosorrey que le vino a gobernar, ocupóse tres en el descubrimiento de las
siete ciudades con Francisco Basquez Coronado que las fué a descubrir y
conquistar y así mismo en otras cosas...”

A PEDIMENTO DE LUYS PERDOMO- 26 DE NOVIEMBRE DE 1594

“...A pedimento .......que el capytán Luys Perdomo, su abuelo, hizo a Vuestra


Magestad en estos Reynos del Perú y por ella parece haber pasado a ellos el
año mil quinientos treinta y cuatro con su persona y casa muy en orden y
lustre con armas, criados y esclavos y aviendo entendido en la provincia de
Cartagena en la conquista y pacificación de los naturales de ella el año de
treinta y seis entro en este mar del Sur y desembarcó en el puerto que dicen
Túmbez y en la conquista y pacificación de estas tierras...”

296
INTERROGATORIO DEL PROCURADOR
DE LA PROVINCIA DE SANTIAGO DEL
ESTERO LORENZO MALDONADO DEL
16 DE JULIO DE 1556

En las páginas siguientes damos á luz un importante


documento, hasta ahora desconocido, en que se cuenta con
gran abundancia de detalles lo sucedido en la antigua
ciudad del Barco desde que fué fundada por Juan Núñez de
Prado hasta que la socorrió Francisco de Aguirre.

Por ahora no... es nuestro ánimo utilizar los hechos his


tóricos que fluyen de las declaraciones prestadas por las
personas más culminantes que en el entonces vivían en el
Barco, encaminadas á poner en claro el gobierno despó
tico, y, en general, la persona de Juan Núñez de Prado:
en esa parte, nuestro documento interesa más á los ar
gentinos que á los chilenos; pero, á la' vez, es de gran
valor para los historiógrafos de esta parte de los Andes
por las noticias que consigna de Francisco de Aguirre, y
que le pintan como un colonizador experto y diligente.

Por lo demás, la presente información complementa la que


publicamos hace poco con el título de Francisco de Villa
grán y Juan Nùñez de Prado en la ciudad del Barco.

297
Nos halagamos con que ambas han de ser pronto aprove
chadas por los escritores argentinos. Quiera, Ud., mi
distinguido amigo, como uno de ellos, aceptar este re
cuerdo de JOSE TORIBIO MEDINA Santiago de Chile, 11 de
Octubre de 1896.

Este es un traslado bien y fielmente sacado de una pro


banza hecha en memoriam por parte de Lorenzo Maldonado,
procurador de sta ciudad de Santiago del Estero, en nom
bre de la dicha ciudad y común de ella, contra el capitán
Juan Nùñez de Prado, su tenor de la cual de verbum ad ver
bum, es este que se sigue, . etc. '

“...en la ciudad de Santiago del Estero, á diez é seis


días del mes deJulio, año del Señor de mili é quinientos
é cincuenta é seis años, ante el magnífico señor Martín
de Rentería, alcalde ordinario en la dicha ciudad por S.
M., é por ante mí, Diego López, escribano público y del
Cabildo de la dicha ciudad, etc., pareció presente
Lorenzo Maldonado, vecino é procurador de la dicha
ciudad, é presentó un pedimento é interrogatorio'de pre
guntas, todo uno en pos de otro, que es este que se si
gue, etc.

Magnificó señor Martín de Rentería, alcalde ordinario por


S. M. en esta ciudad de Santiago del Estero: — Lorenzo
Maldonado como procurador de la dicha ciudad, en nombre
del común, parezco ante vuestra merceden aquella vía y
forma que de derecho haya lugar que más convenga a esta
ciudad ó vecinos é moradores- della, digo: que á mi
noticia por dichos de algunas personas que al presente
están en esta ciudad, en que oyeron decir en las pro
vincias del Perú como S. M. é los señores de" su Real
Audiencia que residen en la cibdad de los Reyes, han dado
nuevas provisiones al capitán Juan Núñez de Prado, capi
tán é justicia mayor que fué de sta dicha cibdad, para

298
que volviese á ella con cargo de justicia por capitán,
así de la gente que con él viniese como de los que más
cuesta ciudad están, é yo recatándome de llos porqués
cosa que puede ser con malas informaciones é cautelas ha
ber cobrado de S. M. algún despacho por parte dello, é
porque todo lo dicho, que como digo, si S. M. lo ha dado,
ha sido por mala relación que á S. M. ó á los señores de
su Real Audiencia han hecho, ó porque se vea la verdad y
S. M. sepa quien le sirve é le desirve, á mí en el dicho
nomre conviene facer nueva probanza ad perpetucm rei me
moriam, é como más convenga al bien ósosiego desta ciudad
é de los naturales destas provincias, á con ella éotros
autos é escripturas de que me entiendo .aprovechar, ir á
dar cuenta á S. M. de lo sucedido en estos sus reinos é
ciudad, desde' que á ellos vino á poblaHa el dicho capi
tán Juan Núnez de Prado hasta que la socorrió el
gobernador Francisco de Aguirre que al presente la go
biernaen nombre de S. M., é agora otra vez la ha so
corrido enviando á ella mucha gente con caballos, armas é
otras cosas necesarias para la sustentación y perpetuidad
desta población, c de otra que puebla en los Diaguitas;
por tanto, pido á vuestra merced, y de parte de S. M. y
desta ciudad requiero, reciba juramento en forma de las
personas que me entiendo aprovechar é yo presentaré para
en guarda del derecho é amparo desta ciudad, é lo que
ansí los testigos, dijeren é depusieren, vuestra merced
me lo mande dar signado en manera que haga fee, sellado é
cerrado,poniendo en ello su autoridad é decreto judicial,
cual de derecho se requiere, é vuesta merced mande citar
al fiscal ele S. M. se halle. Presente al ver jurar é
conoscer los testigos que así presentare; é juro á Dios y
áesta que este pedimento no lo hago de malicia, sino por
que asi conviene al servicio de Dios Nuestro Señor y de
S. M. y aumento de su real corona, y al bien, paz y sus
tentación desta cibdad y sosiego de los naturales destas
provincias, paralo cual é demás necesario, etc.; é pído
lopor testimonio, é pido á vuestra merced me mande dar,
hecha la dicha probanza, un traslado ó dos ó más, é asi
mismo de las demás escripturas de que me entiendo apro

299
vechar, é pido á vuestra merced que los testigos que así
presentare sean examinados por las preguntas siguientes,
etc.

21 PREGUNTAS A TESTIGOS
1 . — Primeramente, si conocen á Francisco de Aguirre,
gobernador por S. M. en esta ciudad é provincias, é si
conocen al capitán Juan Nùñez de Prado é á mí el dicho
procurador, etc.

2. — Item, si saben, croen, vieron ó oyeron decir que el


capitán Juan Nùñez de Prado es un hombre cruel y de muy
mala condición y está apasionado con los vecinos' é mora
dores desta cibdad, é si S. M. le enviase á ella ó él vi
niese, no le esperarían eri ella sabiendo de su veni da,
porque es notorio mataría muchos vecinos della, por es
tar, cómo está, apasionado con la mayor paité dellos, á
cuya causa esta ciudad se des-poblaría; digan los testi
gos lo que cerca desto saben, etc.

3. — Item, si saben, etc., que cuando el dicho Cabildo


desta dicha ciudad se fundó, el gobernador Francisco de
Aguirre fué por provisiones quepara ello trajo del gober
nador Pedro de Valdivia, que haya gloria, queen aquel
tiempo gobernaba esta cibdad por S. M., por estar, como
está, en su demarcación é por sometimiento que antes había
hecho el dicho capitán Juan Núñez de Prado á la juris
dición é gobernación de Chile, yen ella había quedado el
dicho Juan Núñez de Prado por teniente de gobernador en
nombré delicho Valdivia; digan los testigos lo que sa-
ben, etc.

300
4. — Item, si saben, etc., que después desde á muchos
días quel dicho Juan Núñez de Prado renunció los poderes
que por S. M. tenía é se sometió al distrito jurisdición
de Chile, y por estar, como está, esta cibdaden aquella
demarcación, hizo é mandó poner una escalera en el rollo
desta cibdad, que en aquella sazón estaba poblada en Tucu
nián, paracon ello y otras palabras temerosas que decía
inducir á los vecinos que firmasen se sacase de allí esta
cibdad, diciendo que no estaba bien poblada y en parte
conveniente, haciéndose velar y guardar con gente armada,
por poner más miedo y temor á los vecinos para que
firmasen y hiciesen lo que él quería, y porque se lo
contradijeron Antón de Luna é Alonso del Arco, los mandó
matar, haciendo proceso contra ellos, no consintiendo se
les guardasen los términos del derecho, antes les man-da
ba respondiesen por credos y momentos; digan lo que
saben, etc.

5. — Item, si saben, etc., que por despoblar esta ciudad,


co mo la despobló el dicho Juan Núñez ele Prado, del a
siento de Tucumán, donde primero estuvo poblada, se
jierdieron muchos caballos, yeguas y otros ganados, ó los
naturales mataron muchos yanaconas, piezas ó indios
deservicio de los vecinos desta ciudad, todos los cuales
no murieran si la ciudad no sé despoblara, y en ello se
desirvió mucho á Diosy á S. M. y vino gran perturbación
en todos los indios que en aquella sazón servían, queeran
treinta y seis repartimientos, y de muchos de ellos
consintió sacaren cadenas y todos los más murieron, y por
ello se despobló la dicha provincia y hasta hoy está
perdida; digan lo que saben y la estimaciónde todo, etc.

6. — Item, si saben, etc., que si la dicha ciudad no se


despoblase, como la despobló Juan Núñez, del asiento de
Tucumán, donde estaban los vecinos é moradores della,
estuvieran todos remediados é ricos é hubieran labrado
minas de oro é plata, de donde los reales quintos fueran

301
aumentados, y así por la despoblar se perdió ésto y mucho
más, que fuera en gran cantidad de pesos de oro; digan lo
que saben, etc.

7. — Item, si saben, etc., quel dicho Juan Núñez de Pra


do, cuando despobló esta dicha ciudad del asiento de
Tucumán y la pasó en el valle de Calchaquí, ques en la
provincia de los Diaguitas, muchos de los caciques ó
indios le sirvieron y en ella se hallaron muy ricas minas
de oro, de donde también la despobló, por lo cual parece
claro ser de malicia, mal gobierno y poca voluntad que
tenía de estar y sustentar la tierra; digan lo que saben,
etc.

8. — Item, si saben, etc., quel dicho Juan Núñez de Prado


era un capitán remiso, de mal gobierno, y procuraba por
muchas maneras salirse y despoblar esta tierra, ó así le
oyeron decir palabras correspondientes á ello, diciendo
que si le atasen, él iría á dar cuenta á S. M., é viendo
que por aquí no hallaba salida á su intención, mudaba é
mudó esta ciudad muchas veces de los asientos donde
estaba, siendo, como eran, buenos, porque de cansados los
hombres la viniesen á dejar y despoblar; digan lo que
saben, etc.

9. — -Item, si saben, etc., que cuando entró en esta


ciudad el gobernador Francisco de Aguirre, el dicho Juan
Núñez de Prado tenía concertado y propuesto de despoblar
otra vez esta cibdad de donde al presente está, por
efectuar su mal propósito y desasosegar la gente, y
porque se perdiesen los ganados, y así decía que el mayor
inconveniente que hallaba para la despoblar y dejar, era
sacar tantas yeguas y potros y mucha suma de otros
ganados, todos multiplicados en ella, los cuales muertos
tenía mucho mejor color para dejarla; digan lo que saben,
etc.

302
10. — Item, si saben, etc., que si en la sazón quel
gobernador Francisco de Aguirre entró en esta ciudad, no
entrara ni la socorriera, como la socorrió, con sesenta y
tantos hombres de caballos, herraje, pólvora y arcabuces,
y otras cosas necesarias para la sustentación, y, sobre
todo, la mucha experiencia, prudencia y valor de su
persona, ya eta ciudad fuera perdida y los naturales
muertos, porque tornaran á la guerra qentre ellos solía
haber, lo cual fuera al contrario si no le trajera Dios
áella; digan lo que saben, etc.

11. — Item, si saben, etc., que] dicho gobernador


Francisco de Aguirre fué recibido en esta ciudad de la
Justici y Regimiento della en nombre de S. M., por
capitán general, por los poderes que trajo del gober-
nador Pedro de Valdivia, que en aquella sazón gobernaba
las provincias de Chile," á cuya juridición y amparo esta
ciudad estaba sometid y por caer en su demarcación, donde
había quedado el dicho Juan Núñez de Prado por teniente
de gobernador, según parecerá por cédulas de encomienda
que hizo como tal teniente de gobernador, después delo
cual se alzó y quebrantó el juramento que sobro ello
hizo; digan lo que saben, etc.

12. — Item, si saben, etc., cure por fin é muerte del


gobernador Pedro de Valdivia fué recibido en esta ciudad
en nombre de S. M. por gobernador Francisco de Aguirre
por el nombramiento que en él hizo el dicho Pedro de V
aldivia en su vida para que después de su muerte
gobernase estas provincias el dicho gobernador Francisco
de Aguirre por el poder que de S. M. tuvo para lo poder
nombrar y así por tal gobernador en nombre de S. M. le
tienen é obedecen en esta ciudad; diganlo que saben, etc.

13. — Item, si saben, etc., que fué cosa bien acertada,


muy conveniente al servicio de Dios Nuestro Señor é de S.

303
M., é ála sustentación de este pueblo é bien destas
provncias é de los naturales dellas, queldicho gobernador
Francisco de Aguirre las gobernase é gobierne, por ser,
como es, caballero buen cristiano, celoso del servicio de
Dios, atrmentador de la fee, é muy leal vasallo é
servidor á la Corona Real de Castilla; digan lo que sa
ben, etc.

14. — Item, si saben, etc., que si el dicho gobernador


Francisco de Aguirre se desistiese del cargo y amparo
desta ciudad é provincias, áque está obligado, no tan
solamente la ciudad no se sustentaría, pero se
despoblaría é perdería, é por la tener él á su cargo per
manecerá é irá adelante, por ser, como es, persona pode
rosa y de muchas haciendas y ha gastado y gasta en la
sustentar y sostener gran suma de pesos de oro, lo cual
ninguno sino él lo puede facer por lo dicho y por el apa
rejo del puerto en el valle de Copiapo, é si él no la
hubiera sustentado ésocorrido ya estuviera despoblada;
digan lo que saben, etc.

15. — Item, si saben, etc., quel dicho gobernador Fran


cisco de Aguirre es persona de gran experiencia, ansí
entre españoles como entre indios, é tiene gran cono
scimiento de tierras nuevas, y en estos reinos no hay
quien pueda como él poblar y sustentar esta tierra, por
lo dicho y por los muchos hijos, parientes y amigos que
tiene é le yudaban á'ello, é por estar muy cerca desta
tierra su valle de Copayapo que es puerto de mar por
donde sin riesgo ni trabajo de los naturales meteráen es
ta gobernación todas las cosas necesarias para la sus
tentar ó poblar; digan lo que saben, etc.

1G. — Item, si saben, etc., que de cuatro meses á esta


parte ha enviacls el dicho gobernador Francisco ele
Aguirre socorro á esta ciudad por dos veces, de mucha

304
gente, de [caballos, armas, arcabuces, pólvora, hierro,
acero, herraje, herramientas de minas, plantas y otros
árboles frutíferos, y espera á enviar más, todo á su
costa, por lo cual ha sido parte que esta ciudad perma
nezca, lo cual no puede gastar ni gastar áel dicho Juan
Núñez de Prado, antes si supiesen ha de venir á esta ciu-
dad, la despoblarán y se huirán de él porque está apa
sionado con los vecinos ¿porque no los mate?; digan "lo
que saben, etc.

17. — Item, si saben, etc., que ansimismo el dicho


Gobernador ha enviado dos capitanes con mucha gente de
caballo y lo necesario para poblar un pueblo de cris
tianos en la sierra, á cuarenta leguas desta ciudad, que
es tierra muy rica de oro y muy conviniente á la susten
tación desta tierra, porque esta ciudad, sin aquélla no
se podrá sustentar y por el consiguiente aquélla sin ésta,
la cual si se hobiera de poblar ácosta ele S. M., gastara
en ello más de ochenta mili castellanos, é porle servir,
el dicho Gobernador la puebla á su costa é hace todos los
gas-tos; digan lo que saben, etc.

18. — Item, si saben, etc., que en estas provincias se ha


visto y está descubierto partes ó provincias donde se
pueden poblar otros muchos pueblos de cristianos, por ser
' tierra muy ancha, bien poblada, llana yapacible, las
cuales poblaciones hará y sustentará el dicho gobernador
Francisco de Aguirre, por estar, como está, á su cargo es
ta gobernación,é si S. M., con ótro mayor cargo, le
sacase della, no se podrá poblar porque, como digo, él y
no otro es poderoso y tiene aparejo _para lo facer; digan
lo que saben.

19. — Item, si saben, etc., que algunos de los tales


pueblos tendrían contratación en la fortaleza de Gaboto,
que es en el Pao ele la Plata, cerca de la Mar del Norte,

305
señaladamente un pueblo que está visto se puede poblar en
la provincia do los Comechingones, que estará distancia
de ochenta ó cien leguas de la dicha mar y puerto de Bue
nos Aires, donde llegan los navios desde Castilla, é de
allí se puede proveer esta tierra de todo lo necesario,
sin que los naturales reciban ningún traba?jó, 'trayén
dolos en carreta, porque está visto el camino ser llano y
aparejado para ello; digan lo que saben, etc.

20. — Item, si saben, etc., quel dicho capitán Juan


Núñez de Prado es un hombre interegal (sic) é muy sobre
sí é le han oído decir muchas veces que él no tiene ganas
de venir á esta tierra, mas por se vengar de los vecinos
desta ciudad, lo cual él hará si S. M. le consiente venir
áella, porque de su venida no puede suceder bien, antes
mal y escándalode muertes y guerras entre los españoles,
é por ellas vendrían en gran menoscabo y perdición los
naturales y esta ciudad se despoblaría; diganlo que sabe:

21. — Item, si saben que todo lo sucedido es pública voz


y fama entre las personas que dello tienen noticia. —
Lorenzo Maldonado, etc. E así presentado el dicho pe
dimento é interrogatorio, el dicho señor alcalde dijo que
lo había é hubo por presentado é que trayendo anté llos
testigos ele que se entiende aprovechar, está presto de
los examinar conforme á derecho, é mandaba á mí el dicho
escribano citase á Francisco Delgado, fiscal de S. M.,
elegido por el Cabildo desta ciudad; testigos, los di
chos.

LOS TESTIGOS DEPONEN


E luego incontinente, yo el dicho escribano, cité en
persona al dicho fiscal, que presente estaba, para que se
hallase presente á ver jurar y conoscer los testigos quel

306
dicho procurador de la ciudad presentase en esta causa,
el cual dijo que lo oía y se bailaría presente; testigos,
los dichos, etc. Y luego incontinente, antel dicho señor
alcalde paresció presente edicho Lorenzo Maldonado, y en
el dicho nombre presentó por testigo para en prueba de su
derecho á Blas de Rosales, alcalde por S. M. en esta
ciudral, é á Miguel de Ardiles, regidor de la dicha
ciudad, é á Nicolás Ca rrizo, é á Julián Sedeño, regidor
ele la dicha ciudad, ó á Juan González é á Rodrigo Palos
é Alonso de Orduña, alguacil mayor é regidor desta
ciudad, é á Gonzalo Sánchez Garzón, é á Andrés de
Herrera, é á Rodrigo Fernández, regidor desta dicha
ciudad, é á Lorenzo Maldo-nado é á Nicolás de Dios é á
Baltasar Hernández, vecinos y estantes en la dicha
ciudad, los cuales juren y declaren. por las preguntas
deste dicho interrogatorio qtiel susodicho pidiere y
señalare y por todas, siendo necesario, y pidiólo por
testimonio, siendo testigos Bar tolomé de Malísilla y
Juan Martín é Hernán Mejía Villalobos, vecinos de la
dicha ciuad, etc.

E ansiúiisino, el dicho Lorenzo Maldonado pidió al dicho


señor alcal-e mandase dar su mandamiento en forma para
que los testigos" por épresentados en esta causa vengan á
declarar y decir sus dichos, siendtestigos los dichos,
etc.

E luego, el dicho señor alcalde hubo por presentados los


dichos testigos, de los cuales é de cada uno dellos,
eceto(excepto?) de Gonzalo Sánchez Garzón é ele Rodrigo
Hernández, tomó ó recibió juramento en forma debida ele
derecho por Dios é por Santa María é por las palabras de
los santos evangelios, donde más largamente están
escripias, poniendo su mano derecha -sobre una señal de
cruz, á tal como ésta f, que dirían verdad de todo lo que
supiesen en el caso que son presentados por testigos,
ála. confusión é conclusión del dicho juramento dijeron é

307
respondieron cada uno. dellos por sí: si juro é amén; y
lo que dijeron é depusieron en el caso, siendo pre
guntados por las preguntas del dicho interrogatorio, se
creta é apartadamente, en presencia del dicho señor al
calde, es los iguiente, y al ver jurar los dichos tes
tigos se halló presente el dicho Francisco Delgado,
Mariscal, siendo testigos Juan Martín y Bartolomé de
Mansilla é Hernán Mejía, vecinos de la dicha ciudad, etc.

E luego, proveyendo el dicho señor alcalde acerca del


mandamiento pedido por el dicho Lorenzo Maldonado, dijo
mandaba é mandó dar su mandamiento en forma para que los
testigos por él presentados viniesen á declarar, y por
sus dichos, y en defecto de no lo querer hacer, mandaba
fuesen presos y no saliesen ole la prisión hasta tanto
que dijesen sus dichos en esta causa, é firmólo de su
nombre, el cual se dió en forma. — Martín de Rentería,
etc.

Martín de Rentería, alcalde ordinario por S. M. en esta


ciudad de Santiago del Estero, hago saber á vos el
alcalde Blas de Rosales, ó Miguel de Ardiles, é Nicolás
Carrizo, é Julián Sedeño, é Rodrigo Hernández, é Juan
González, é el capitán Rodrigo Palos, é Alfonso de
Orduña, alguacil mayor, é Lorenzo Maldonado, é Gonzalo
Sánchez Garzón, é Andrés de Herrera, vecinos tiesta dicha
ciudad, é Niculás de Dios é Baltasar Hernández, estantes
en la dicha ciudad, cómo por Lorenzo Maldonado, pro
curador tiesta dicha ciudad, en nombre tiesta ciudad,
écómo me ha presentado ante mí cierto pedimento en que
por él quiere hacer cierta probanza ad perpetuam rei
msmorian para en guardia del derecho de la dicha ciudad é
común en que ha presentado ante mí cierto interrogatorio
de preguntas, é á vos todos los sobredichos ha pre-sen
tado por testigos, pidióme que vos compeliese é apremiase
á que dijéredes é declaráse des vuestros dichos en el
caso; é yo, visto su pedimento ser justo y á derecho

308
conforme, mandé dar ó di este mi mandamiento contra vos ó
cada uno de vos en la dicha razón, eceto contra el dicho
Blas de Rosales, alcalde, mi compañero, por ser, como es,
igual en jurisdición, por el cual vos mando que siendo
llamados por el dicho Lorenzo Maldonado é vierdes este mi
mandamiento, luego, sin dilación alguna, parezcáis aute
mí á decir vuestros dichos en el caso, y si así no lo
biciéredes, mando al alguacil mayor desta ciudad ó su lu
garteniente vos prendan ó pongan en la cárcel desta ciu
dad é no vos suelten della hasta tanto que digáis vues
tros dichos en el caso, porque así onviene á la ejecución
de la justicia, sobre lo cual mandó dar é di este man
damiento,que es hecho en la ciudad de Santiago del Es
tero, á diez y seis días del mes de .Jullio de mili é
quinientos é cincuenta é seis anos. — Martín de Rentería.
— Por mandado del señor alcalde. — Diego Lopes, escribano
público y de cabildo, etc. El dicho, declaración de Blas
de Rosales, alcalde ordinario por Su Majestad en la dicha
ciudad, el cual habiendo jurado, según dicho es,é siendo
preguntado por las preguntas del dicho interrogatorio,
secreta y apartadamente, dijo lo siguiente, ele.

Blas de Rosales,
Alcalde Ordinario por
Su Majesta
í. — A la primera pregunta dijo: que conoce á los
contenidos en ella de vista é trato é conversación, al
capitán Juan Núñez de Prado de diez años á esta parte, y
al gobernador Francisco de Aguirre é al dicho procurador
de cuatro años á esta parte, etc.

309
Fué preguntado por las preguntas generales, y respondien
do á ellas dijo: que era de edad do cuarenta y dos años,
poco más ó menos, ó queno es pariente ele ninguna de las
partes é lo demás en las preguntas generales contenido no
le toca ni atañe, mas de que Dios dé la justicia ála par
te que la tuviere, etc.

2. — A la segunda pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo la sabe, dijo que la
sabe porque habrá siete añospoco más ó menos, que este
testigo vino á esta entrada con el dicho capitán Juan
Núñez de Prado ó le conoció por tal hombre cruel, porque
le vio facer crueldades muchas, ó que si viniese á esta
tierra, cree y tiene por cierto que ejecutaría su mal
propósito en muchas personas, por ser, como es, hombre
vengativo, y á esta causa tiene por cierto que no le
esperarían muchos vecinos desta ciudad, si á esta ciudad
viniese, yá esta causa lo sabe y tiene por cierto, é que
esta ciudad se despoblaría, etc.

3, — A la tercera pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo la sabe, dijo .que
porque ha visto en el libro del Cabildo el recibimiento
que se hizo al dicho gobernador Francisco de Aguirre,
firmado del Cabildo é Regimiento, ó andinismo ha visto
las provisiones que para ello le dió el gobernador Pedro
de Valdivia, é sabeque! dicho Juan Núñez de Prado en el
asiento ele Tucumán, de su autoridad se sometió á la
juriSdición de Chile, diciendo que no tenía remedio para
poder sustentar esta tierra, por la poca posibilidad que
tenía,y así se lo dijo á este testigo el dicho capitán
Juan Núñez de Prado platicando con él, é así fué público
é notorio á todos los vecinos que á la sazón estaban en
la dicha ciudad, é después vio toda la justicia mudada
por el dicho gobernador Pedro de Valdivia, é ha oído
decir áun piloto que se dice Nicolás de Dios, que sabe de
altura, questa tierra cae en la demarcación de Chile,

310
porque este testigo le vió tomar el altura y entonces se
lo dijo, etc.

4. — A la cuarta pregunta, elijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo la sabe, dijo que
porque se halló presente á todo lo quela pregunta reza y
vió poner ú escalera en el rollo á manera de amenaza, la
cual puso al tiempo que tornó á alzarse por sí y no que
rer estar al dominio é juridición de la provincia de
Chile, y sobre ello atormentó á Andrés de Herrera é á
Antón de Luna, porque decían que venía gente de Chile, é
por tener, como los tenía, por hombres aficionados á las
cosas tocantes á la gobernación de Chile; é á este
testigo le mostró ene-mistad el dicho capitán Juan NúÑez
de Prado é Juan de Santa Cruz,su maestre de campo, porque
entendieron dél pesarle porque querían mudar del asiento
de Tucumán la ciudad que estaba allí asentada épara sacar
la al valle de Calchaquí y salirse del dominio del dicho
don Pedro de Valdivia, y después de levantada la ciudad y
salidos al valle de Calchaquí, vió en la plaza de la
dicha ciudad que allí se pobló, muerto al pié del rollo
al dicho Antón de Luna é Alonso del Arco, ó que era
público é notorio que los había mandado matar el dicho ca
pitán Juan NúÑez de Prado por temor que tenía dellos, por
ser, como eran, aficionados á las cosas de Chile; é ensi
mismo era público que no les guardólos términos del dere
cho y que se los daba por horas é momentos, é á esta
causa sabe, etc.

5. — A la quinta pregunta, dijo: que la sabe como en ella


se contiene;preguntado cómo la sabe, dijo que porque se
halló presente á todas lasc osas ó casos que la pregunta
dice, é lo vió todo por vista de ojos, y vió llevar
muchos indios en cadenas de los que servían, y morir
muchos en los caminos; é vió que vinieron algunos caci
ques á rescatar su gente con ovejas, y sabe que por lle
var los naturales ansí en prisiones se despoblóla dicha

311
provincia de Tucumán, de tal manera que hasta hoy día no
sirven, y quemaron los pueblos en que en aquella sazón
residían, y á esta causa lo sabe, etc.

6. — A la sexta pregunta, dijo: que lo que della sabe es


que si el dicho capitán Juan Núñez de Prado no despo
blara, como despobló, la dicha ciudad del asiento de Tucu
mán, los 1 vecinos della fueran remediados y ricos porque
hobieran labrado muchas minas de oro por donde los quin
tosde S. M. fueran aumentados en gran cantidad de pesos
de oro, lo cual sabe porque este testigo, por mandado del
di cho Juan Núñez de Prado, fué juntamente con un minero
que se decía Hernán García á dar catas de minas de oro á
un tiro de arcabuz, poco más ó menos, donde estaba
poblada la dicha ciudad de Tucumán, que es en el mismo
río de Tucumán, é á tres bateas que se labraron de tierra
se halló oro; y demás desto, por mandado del dicho ca
pitán, fué otra vez Alonso Diaz Caballero á dar cata al
mismo río, juntamente con un minero que se dice Pedro
Ximénez y sacaron buena muestra de oro, y este 'testigo
vió el dicho oro y lo tuvo en su casa guardado; y esto sa
be desta pregunta, etc.

1.' — A la séptima pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contiene, porque este testigo se halló presente
al despoblar la dicha ciudad que estaba en Tucumán y á
poblalla en el valle de Calchaquí é vió como vinieron de
paz y servían muchos caciques ó indios, é vió ir algunas
veces muchas personas á buscar minas de oro en el valle
de Calchaqui por mandado del dicho capitán Juan NúÑez de
Prado, y el mismo Juan Núñez de Prado fué en demanda de
las dichas minas, y su maestre de campo, Juan de Santa
Cruz, las cuales dichas minas se hallaron todas las veces
que las fueron á buscar, y este testigo tuvo en sus manos
parte del oro que se halló en las dichas minas, é lo mos
tró el dieho capitán Juan Núñez de Prado y él lo hizo
sacar, é vió como el dicho Juan NúÑez de Prado, sirvien

312
do, como servían, los indios naturales del vahe de
Calchaquí, é habiendo las dichas minas de oro, sin haber
causa para ello, despobló la ciudad del dicho valle ó la
pasó á los Juríes, por donde cree que fué maliciosamente
hecho y por mal gobierno y poca voluntad que tenía de
estar en esta tierra, y á esta causa lo sabe, etc.

8. — A la otaya pregunta, dijo: que lo que sabe desta


pregunta es quel dicho Juan NúÑez de Prado, tratando eon
este testigo ciertas pláticas, presentes otras personas
que no se acuerda quien son, dijo en público que si no le
llevasen atado á sacarle desta tierra, que no saldría de
lla,de lo cual colegió mal este testigo é sospechó que lo
decía para dar avilantez á que lo atasen, é que cree que
porque no hubo quien lo osase atar para sacarlo de la
tierra, se poblaba y despoblaba tantas veces de las
asientos donde la tenía poblada, siendo, como eran, tan
buenos para que la gente de cansada viniesen á dejar y
despoblar esta tierra, é en lodemás contenido en esta
pregunta dice lo que dicho tiene en la pregunta antes
desta, etc. •

9. — A la novena pregunta, dijo: que lo que sabe desta


pregunta es questando poblada la dicha ciudad, un cuarto
de legua poco más ó menos más abajo deste asiento donde
al presente está, el dicho capitán Juan Núfiez de Prado
mandó á este testigo que fuese al asiento de Ta-
quitingasta, que es trece leguas más abajo donde estaba
asentada la di-cha ciudad, para que mirase adonde la
asentaría bien, y que entendíade sus palabras que aunque
fuese malo el asiento dijese que era buenopara que se
efectuase su mal propósito sobre la levantada deste
pueblo,ó que vió insiuias en el dicho Juan Nünez de Prado
por doudo quisierae todos los ganados los llevara el
diablo y por ver como mandaa quelas yeguas y ganados que
entraban en las chacras que los matasen, co-

313
mo mandó matar y se mató una yegua de un soldado que se
decía Pe-dro Ruiz de Ahumada; y esto dijo desta pregunta.

10. — A la décima pregunta, dijo: que lo que sabe della,


es que si elgobernador Francisco de Agnirre no entrara en
esta ciudad como entróá socorrerla con gente y anuas y
herraje, arcabuces y otras cosas nece-satiás que la
pregunta reza, esta ciudad se despoblara, por traerla
comola traía en tan mal gobierno el dicho Juan Núñez de
Prado, poblándolay despoblándola tantas veces, y á esta
causa los hombres andaban tan desabridos que andaban en
cuadrillas para se huir desta tierra y despo-blalla, y
así se huyeron seis hombres á la sazón y fué gente tras
ellos ylos trajeron; y en lo demás que la pregunta dice
de la mucha pruden-cia, experiencia y valor del dicho
gobernador Francisco de Aguirre, quesi no fuera por ello
y por la venida é esta tierra cree y tiene por ciertoque
esta ciudad fuera perdida y los naturales muertos porque
torna-rían á las guerras que en ella solían haber; y esto
dijo desta pregun-ta, etc.

11-. — Ala oncena pregunta, dijo: que dice lo que dicho


tiene en laspreguntas antes desta, é que oyó decir á Juan
Gutiérrez, escribano quefué desta ciudad y secretario del
dicho JuanNúñez de Prado, que habíahecho ciertas cédulas
de encomiendas de indios por mandado del dichoJuan Nüííez
de Prado en nombre del gobernador don Pedro de Valdi-via,
como su teniente, etc.

12. — A la docena pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contie-ne; preguntado como la sabe, dijo: que
porque ha visto en el libro del

cabildo desta ciudad, como regidor que ha sido, las


provisiones del go-bernador don Pedro de Valdivia que
para ello lo dió, ó las provisionesque le dió el

314
Licenciado do la Gasea al dicho gobernador don Pedro
deValdivia para que después de su muerte gobernase estas
provincias lapersona quel dicho don Pedro de Valdivia
nombrase, y por la provi-sión del dicho don Pedro de
Valdivia, parece haber nombrado porgobernador al dicho
gobernador Francisco de Aguirre, y ansimismo havisto el
recibimiento que se hizo, que fué recibido por gobernador
des-tas provincias en nombre de S. M., é por tal
gobernador es habido ótenido en esta ciudad, é se
obedecen sus mandamientos como tal gobernador de S. M,
que es; y esto responde desta pregunta, etc.

13. — A la trecena pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo la sabe, dijo por ser,
como es, el dicho gobernador Francisco de Aguirre caba
llero y cristiano temeroso de Dios Nuestro Señor y muy
leal servidor de S. M., é que por ser persona tal és
conveniente para gobernar esta tierra y no otra persona:
y esto dijo desta pregunta, etc.

14. — A la catorcena pregunta, dijo: que lo que desta


pregunta sabe eque si el dicho gobernador Francisco ele
Aguirre se desistiese del cargoé amparo desta ciudad é
provincia, esta ciudad se despoblaría ó perdería, como
tiene dicho, por ser, como es, persona poderosa y de
muchas haciendas y emparentado y ha gastado y gasta en la
sustentación de lla muchas cantidades de pesos de oro; y
demás desto por tener, como tiene, el buen aparejo del va
lle de Copayapo, donde ha proído y provee todas las cosas
necesarias para la sustentación desta ciudad; y esto dijo
á esta pregunta, y lo demás en ella contenido se remite á
lo que tiene dicho en las preguntas, etc.

15. — A la quincena pregunta, dijo: que dice lo que dicho


tiene en la pregunta antes desta, etc.

315
16. — A las diez y seis preguntas, dijo: que sabe que de
cuatro meses á esta parte el gobernador Francisco de Agui
rre ha enviado á esta ciudad por dos veces socorro de
gente de caballo con armas herraje y plantas frutíferas,
en que gastó mucha suma de pesos de oro, ansí enlas di
chas armas y herraje como en cabalgar soldados, todo á su
costa é minsión, é lo sabe porque este testigo lo vió por
vista de ojos, por venir, como vino, con la dicha gente
de socorro, que para traerla fué enviado por el Cabildo
desta 'ciudad; y esto elijo desta pregunta, y lo demás en
ella contenido, dice lo que dicho tiene en las preguntas
antes desta.

17. — A las diez y siete preguntas, dijo: que la sabe


como en ella se contiene; preguntado cómo la sabe, dijo
que porque ha visto en esta ciudad dos capitanes con
gente que ha enviado el dicho gobernador Francisco de
Aguirre para poblar un pueblo de cristianos en la sie
rra,que será cuarenta leguas desta ciudad, que se dice el
vale de Conando, é ha oído decir que está muy en comarca
para que esta ciudad sea remediada con la población que.
alli se hiciere, é ha oído decir que es tierra muy rica de
oro, é demás desto ha visto oro que se ha sacado en ella,
é que si S. M. mandara poblar el dicho pueblo, le parece
que gastara mucha suma de pesos de oro; y esto dijo desta
pregunta.

18. - — A las diez y ocho preguntas, dijo: que es público


é notorio en esta ciudad que hay partes ó lugares donde
se pueden poblar otros pueblos de cristianos; y en lo de
más contenido en esta pregunta, que dice lo que dicho
tiene en las preguntas antes desta, etc.

19. — A las diez y nueve preguntas, dijo: que cree que


poblados los pueblos que se pueden poblar en esta tierra
y en los comeehingones habrá contratación cíe unos

316
pueblos en otros hasta el puerto de los Buenos Aires, é
que ha oído decir á personas españoles que lo han ancla
doe visto que podrá haber desde los comeehingones hasta
el puerto de los Buenos Aires hasta ochenta leguas, poco-
más ó menos, en el cual dicho puerto de Buenos Aires ha
oído decir á algunas personas que es tierra llana y que
puede venir todo proveimiento á esta ciudad en carretas,
sin que los naturales reciban vejación ni daño; y esto
dijo á esta pregunta, etc.

20, — A las veinte preguntas, dijo: que dice lo que dicho


tiene en las preguntas antes desta, é demás desto ha oído
decir á algunas personas de las que agora al presente han
venido de la ciudad de Lima á esta ciudad, como oyeron
decir al dicho capitán Juan Núñez de Prado que no deseaba
venir á esta tierra por otra cosa sino por vengarse de
algunas personas, etc.

21. — A la veinte y una preguntas, dijo: que todo lo que


dicho tiene en su dicho es así verdad y público y notorio
á las personas que dello tienen noticia y en ello se
afirma, é firmólo de su nombre.- — Blas de Rosales, etc.

El dicho y declaración del capitán Rodrigo Palos, testigo


susodicho, elcual habiendo jurado eu pública forma, según
dicho es, ó siendo pre-guntado por las preguntas del
dicho interrogatorio, estando presente elseñor alcalde,
dijo é depuso lo siguiente, etc.:

317
Capitán Rodrigo Palos
1. — A la primera pregunta, dijo: que conoce á los en
ella contenidos de vista é trato ó conversación, de
diez y ocho años á esta parte al gobernador Fran
cisco de Aguirre, ó al dicho capitán Juan Núñez de
Prado é al dicho Lorenzo Maldonado, de siete años á
esta parte, poco más ó menos, etc.

2. Fué preguntado por las preguntas generales, y


respondiendo á ellas, dijo que es de edad de treinta a
ños, poco más ó menos tiempo, é que es natural de la ciu
dad de Badajoz, que es en los reinos de España, de donde
es natural el dicho capitán Juan Núñez de Prado, ó ques
pariente en el dicho grado del dicho Juan Núñez de Prado,
y lo demás contenido en las preguntas generales, no le to
can ni atañen, mas de que Dios dé la justicia á la parte
que la tuviere, etc.

2. — A la segunda pregunta dijo: que tiene al capitán


Juan Núñez de Prado por hombre apasionado, por conocerle,
como le conoce, tanto tiempo ha, é que si viniese á esta
tierra le parece que castigaría á las personas que le hu
biesen hecho por qué, é questo le parece, porque tra-
tando palabras el dicho capitán Juan Núñez de Prado con
este testigo en la ciudad de Santiago, que es en la ciu
dad que está asentada en Chíle, por donde entendió estar
mal con muchos vecinos desta ciudad; yesto dijo desta pre
gunta, etc.

3, — A la tercera pregunta dijo: que lo que della sabe es


questando esta ciudad poblada en el asiento de Tucumán,
vino á ella Francisco de Villagrán, capitán general del
gobernador don Pedro "de Valdivia, é allí se sometió el

318
capitán Juan Núñez de Prado á la juriclición de Chile,
debajo del dominio del dicho gobernador Valdivia, é se
entró en cabildo sobre ello, y el dicho capitán Juan
Núñez de Prado se desistió del cargo que tenía de S. M. é
hizo el dicho sometimiento dentro en el dicho cabildo, se
quitaron las varas de justicia é las dieron de nuevo en
nombre de S, M. por el dicho gobernador clon Pedro de
Valdivia, lo cual sabe porque se halló presente á todo
ello, siendo regidor á alguacil mayor ala sazón, é
después vió cedidas de encomiendas de indios que dio el
dicho Juan Núñez de Prado en nombre del dicho don Pedro
de Valdivia, como teniente suyo que era, é que al tiempo
que el gobernador Francisco de Aguirre fué recibido en
esta dicha ciudad, este testigo no se halló en ella, mas
que después que este testigo vino á ella, le vió mandar é
obe decer sus mandamientos, é asimismo ha visto en el
libro del cabildo lasprovisiones que la pregunta dice y
el recibimiento que se le hizo por el cabildo desta dicha
ciudad; y esto dijo desta pregunta, tc.

4. — A la cuarta pregunta, dijo: que estando poblado el


dicho Juan Nuñez de Prado en el dicho asiento de Tucumán,
salió el dicho capitán Juan Núñez de Prado á los Diagutas
y este testigo y otros muchos con él y anduvo por allá
obra de cuarenta días, quieto ó pacífico, é ácabo deste
tiempo vino á la ciudad y entró de noche, y vió que otro
día encomenzó el dicho Juan Núñez de Prado á poner guar
das en su casa de gente armada y con arcabuces, y mandó
facer un requerimiento, escrito de un criado suyo que se
llamaba Batista de Alcántara, para que todos firmásemos
en él en que era bien que se despoblase la ciudad y que
se fuese camino del Perú al valle de Jujivy, que había
más de cien leguas, y visto el dicho requerimiento firma
ron muchos vecinos y vinieron con el dicho requerimiento
Juan Núñez de Prado Guevara ó Rodrigo Fernández, siendo
procurador de la dicha ciudad, á este testigo é á
Francisco de Valdenebro que á la sazón era alcalde, á que
firmasen allí sus nombres, y les dijeron ambos á dos que

319
no querían firmar el dicho requerimiento y fuéronse muy
enojados, y dede á pocovió una escalera en la picota é
rollo, ó vino el padre fray Gaspar de Caravajal á ambos,
como estaban juntos en la plaza, á que firmasen edicho
requerimiento, el cual traía en sus manos, y les dijo que
femasen allí sus nombres porque el capitán Juan Núnez do
Prado quedaba indignado contra ellos, y este testigo
respondió que femase su paternidad, que ellos firmarían,
y ansí el dicho padre femó é luego firmaron los dos; é
después de pasada la ciudad al valle de Calchaquí,
entendiendo Antón de Luna é Alonso del Arco que allí no
se podía sustentar la ciudad y que Juan Núñez de Prado
era pública voz y fama se quería, ir al Perú y sacar la
gente tiesta tierra, procuraron irse ele Chile, y sabido
por el dicho Juan Núñez de Prado los mandó prender, di
cindo que le querían matar, ó hizo proceso contra ellos,
é una noche los mandó dar garrote, é á la mañana amane
cieron muertos al pió del rollo; é oyó este testigo decir
á algunas personas, que no se acuerda, que no se les
había guardado los términos del derecho é que se los ha
bla dado por horas é momentos; é esto dijo desta
pregunta, etc. -

5. — A la quinta pregunta, dijo: que lo que sabe es que,


al tiempo que despobló la ciudad del asiento del Tucumán
el dicho Juan Núñez de Prado, le servía toda la comarca,
y sirviendo los mandó atar y los llevaron con cargas
hasta el asiento de Calchaquí donde murieron muchos d
ellos, unos en cadenas, otros que los mataban los indios
diaguitas cuando volvían á sus tierras, é que todos los
pueblos de donde sacó la dicha gente están asolados y des
truidos, que hasta hoy día no hanservido ni vienen á ser
vir á esta ciudad, y que vió que en aquella sazón que la
dicha ciudad se despobló, servían á los españoles trein-
ta y seis repartimientos en comarca de veinte leguas; y

320
esto dijo desta pregunta é lo sabe como era vecino en la
dicha ciudad, etc.

6. — A la sexta pregunta, dijo: que le parece que si la


dicha ciudad no se pasara del dicho asiento de Tucumán,
estuvieran los vecinos desta ciudad remediados, por ha
ber, como hay, minas de oro que se han hallado en la
comarca del dicho asiento de Tucumán, y larándose las
tales minas tiene por cierto que los quintos reales fue
ran aumentados; y esto dijo desta pregunta, etc.

7. — A la séptima pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo la sabe, dijo que por
que se halló presente á todo lo que la pregunta dice é lo
vió por vista de ojos, é demás desto fué á las dichas
minas tres veces por mandado del dicho Juan Núñez de Pra
doá dar catas, ó todas tres veces se halló é sacó oro,
etc.

8. — A la otava pregunta, dijo: que lo que sabe della es


que conoce al dicho Juan Nüñez de Prado ser hombre mal
acondicionado y que procuraba se despoblase esta tierra ó
salirse della, é lo sabe porque midía allegó este testigo
á él juntamente con Alonso de Villadiego, vecino de sta
ciudad, y le dijeron; «vuestra merced, qué es lo, que
quiere? dénoslo escripto eu un papel y firmado de su nom
bre, y aquí le traeremos las firmas de todo el pueblo,» y
el dicho Juan Nuñez de Prado les respondió: «bagan lo que
quisieren ó átenme,» por donde este testigo coligió
deseallo el dicho Juan Nuñez de Prado; y esto dijo desta
pregunta, etc

.9. — A la novena pregunta, dijo: que lo que sabe desta


pregunta es quel dicho Juan Núñez de Prado tenía ya
coneertadó' de pasar esta ciudad al asiento de
Tatiugasta, y así había enviado ya á trazar el pueblo, y

321
que le parece, pues tantas veces poblaba y despoblaba,
era por el poco sosiego y mal gobierno que tenía; y esto
dijo desta pregunta, etc.

10. — A la decena pregunta, dijo: que sabe que si el dico


gobernadorFrancisco de Aguirre no viniera á esta tierra,
como vino, esta ciudadfuera despoblada y los españoles se
hubieran ido della, porque' por so-corrella, como la
socorrió, con ge.nte y caballos y armas y lo demás ne-
cesario, se ha sustentado y se sustenta, y que el dicho
gobernador Fran-cisco ele Aguirre es hombre de gran
prudencia y valor para sustentareste reino y otros
mayores; y esto dijo á esta pregunta, etc.

11. - — -A la oncena pregunta, dijo: que dice lo que


dicho tiene en laspreguntas antes desta, etc.

12. — A la docena pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo la sabe, dijo que
porque se halló presente dentroen el Cabildo como regidor
é alguacil mayor que á la sazón era é fuéen recibirlo é
víó las dichas provisiones que la p s regnta dice, etc. -

13. - — A las trece preguntas, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo la sabe, elijo que
porque, como dicho tiene, conoce al dicho gobernador
Francisco de Aguirre gran tiempo ha é le conocepor
persona de gran gobierno é muy leal vasallo ó servidor de
la coronareal de S. M. y hombre de grau experiencia para
todas las cosas tocantes á tierras nuevas como éstas son,
y que los indios temen su nombreen oíllo nombrar, é que
por su venida esta ciudad se perpetúa é va adelante cada
día, etc.

322
14. — A las catorce preguntas, dijo: que lo que sabe y le
parece es quesi el dicho gobernador Francisco de Aguirre
alzase la mano desta tierra,qne no se podría sustentar y
so despoblaría, por ser, como es, persona rica y de
muchas haciendas y por el buen aparejo que tiene de su
vahe de Copayapo, que estará cien leguas desta tierra,
poco más ó menos,ques puerto de mar, y que asimismo le
parece que ál sólo es conveniente para esta tierra y no
otro, por lo que dicho tiene, etc.

15. — -A las quince preguntas, dijo: que dice lo que


dicho tiene en laspreguntas antes desta, etc.

16. — A las diez y seis preguntas, dijo: que la sabe como


en ella secontiene; preguntado cómo la sabe, dijo que
porque vió todo lo contenido en la pregunta, y este
testigo, por mandado del dico gobernador Francisco de
Aguifre, vino á esta ciudad de las provincias de Chile
por capitán con gente de guerra á la socorrer é amparar,
é que el dicho gobernador Francisco de Aguirre tiene
posibilidad para sustentar ó poblar esta tierra, y no el
dicho Juan Núñez de Prado, por ser, como es,pobre; y á es
ta causa la sabe, etc.

17. — A las diez y siete preguntas, dijo: que la sabe


como en ella seÇcontiene; preguntado cómo la sabe, dijo
que porque este testigo vino de las provincias de Chile
por capitán y con gente, juntamente con el capitán Juan
de Cusió, para poblar en la sierra en los Diaguitas un
pueblo de españoles, que será cuarenta leguas desta
ciudad, poco más o menos, é que se tiene noticia que es
tierra muy rica é de mucho oro, y que si aquella ciudad
no se poblase allí, esta en que estamos no se podría
sustentar, por el consiguiente, las que se quieren poblar
sin ésta, y que si hoy en seis días, que se contarán
veinte y tres deste presentemes de Julio, siendo Dios

323
servido, se partirán, enviará á facer la dicha población
con gentes é ganados é otras cosas necesarias, todo á
costa del dicho gobernador Francisco de Aguirre, y le
parece que si á costa de S. M. se poblara, gastará en
ello mucha suma de pesos de oro; y áesta causa lo sabe,
etc.

18. — A las diez y ocho preguntas, dijo: que lo que sabe


della es que en esta tierra puede poblar otros pueblos de
españoles, como es en los Comechingones y en Estoco, que
se podrán facer los dichos dos pueblos á cincuenta ó á
ochenta leguas desta ciudad, é se ha visto donde se po-
drían facer los dichos pueblos, que hay mucha gente de
indios é tierras de grandes comidas, á lo sabe porque
este testigo lo ha visto, por ser,como es, de los pri
meros descubridores desta tierra; y lo demás en
estapregunta contenido, que dice lo que dicho tiene en
las preguntas antesdesta, etc.

19. — A las diez y nueve preguntas, dijo: que sabe que si


un pueblo

se poblase en los Oomcchingones, que desde allí á la


fortaleza de Gabo-ta, que es en el Pao de la Plata, donde
vienen los navio de Castilla,podrá haber ochenta leguas,
poco más ó menos, según lo han dichojjersonas que lo han
andado, por donde se podría proveer esta tierra detodo lo
necesario del dicho Rio de la Plata, trayéndolo en
carretas, por que este testigo ha visto la mayor parte
del camin 3' es toda la tierrallana; y esto sabe desta
pregunta, etc.

20. — A las veinte preguntas, dijo: que sabe que si el


dicho Juan Núñez de Prado viniese á esta tierra, habría
escándalos ó muertes 'de gentes porque resistirían su
entrada, por temer, como le temen, y ser hombre vengativo

324
y cruel, y por tener en este reino, como se tiene, por
go-bernador de Su Majestad al dicho gobernador Francisco
de Aguirre,por lo cual podría venir en punto ele despo
blarse esta tierra y én gran disminución los naturales
della, habiendo escándalos y alborotos entre españoles;
preguntado como lo sabe, dijo que porque ansí es príblico
é notorio é lo ha oído decir, platicar entre muchos ve
cinos desta ciudad;y esto dijo desta pregunta, etc.

21. — A las veinte y una "preguntas, dijo: que todo lo


que dicho tiene es pública voz é fama é notorio á las
personas que della tienen noticia,y en ello se afirmó y
fuéle encargado el secreto de su dicho, é firmólode su
nombre. JRódrigo Palos, etc.

El dicho é declaración de Lorenzo Maldonado, el viejo,


vecino de la dicha ciudad, el cual habiendo jurado en
pública forma, según dicho es, siendo examinado por las
preguntas del dicho interrogatorio, en presencia del
dicho señor alcalde, secreta é apartadamente, dijo lo
siguien-te, etc.

Lorenzo Maldonado, el
viejo
1. — A la primera pregunta, dijo: que conoce ú los en-
ella contenidos de vista é trato é conversación, al
gobernador Francisco de Aguirre, detres años á esta par
te, poco más ó menos, é al capitán Juan Núñez de Prado,
conoce de siete años á esta parte, é al dicho Lorenzo
Maldonado, procurador de la dicha ciudad, de cuatro años
á esta parte, etc. Fuéle preguntado por las preguntas

325
generales, y respondiendo áellas, dijo ques de edad de
treinta y seis años, poco más ó menos, é lodemás en ellas
contenido, no le toca ni atañe, ni es pariente de nin
gunade las partes ni le va mas do que Dios dé ía justicia
á la parte que latuviere, etc.

2. — A la segunda pregunta, dijo:, que lo que sabe desta


pregunta esqueste testigo tiene al dicho capitán Juan
Nuñez de Prado por hombre cruel ó mal acondicionado,
porque le ha visto facer crueldades en el tiempo que
dicho tiene que le conoce y ha andado con él en esta tie
rray cree verísimamente que está apasionado con muchos
vecinos desta ciudad, y que si viniese á esta ciudad jio
le esperarían las tales personas que contra ellas tiene
pasión, y este testigo sería uno de los primeros se fuese
é ausentase desta ciudad con los amigos que se halla
se,aunque pensase dejar toda su hacienda é ganados; y
esto dijo destapregunta, etc.

3. : — A la tercera pregunta dijo: que lo que sabe desta


pregunta es, questando esta ciudad poblada en el asiento
de Tucumán, vino allí elgeneral Francisco de Villagrán en
demanda del capitán Juan Núñez dePrado para satisfacerse
dél sobre que una noche yendo su camino eldicho Villa
grán, veinte leguas ó más de donde estaba el dicho Juan
Nuñez do Prado, dio sobre él de noebe con manó armada, de
que hubo muertes é heridos, así de españoles como de
cabalgaduras; y como sevieron los dos, el padre Fray Gas
par ele Caravajal metió gran calor enello é los hizo
amigos, porque no bobiese muertes de gentes, y después de
ser amigos, el dicho Villagrán comía con el dicho- Juan
Núñez de Prado muchas veces, y el dicho Juan Núñez de
Prado, sin ser á ello forzado, antes de su voluntad,
entró en el cabildo con la justicia ó regimiento de la
dicha ciudad, y allí se" sometió debajo de la gobernación
de Chile, y fueron quitadas las varas que él tenía da das
por los poderes que de S. M. para ello tenía, y él dejó

326
la suya y la entregó al dicho Francisco de Villagrán en
nombre del dicho don Pedro de Valdivia, y el dicho
Francisco de Villagrán recibió las varas del dicho Juan
Núñez dePrado y de los demás alcaldes que él tenía
puestos, y las dió y entregó á Martín de Rentería é
Francisco de Valdenebro, y al dicho Juan Núñez de Prado,
á él por teniente de gobernador, y á los dichos alcaldes
ennombre de S. M. y del dicho gobernador don Pedro de
Valdivia, y allífué recibido por teniente de gobernador
en el dicho nombre; é lo sabe porque á la sazón que esto
pasó era este testigo regidor dé la dicha ciudad, ó se
halló dentro en cabildo á todo lo que dicho es é lo vió
pasar así, é demás desto vió que de ahí á cuatro meses,
poco más ó menos,el dicho capitán Juan Núñez de Prado é
Juan de Santa cruz, su maestre dé campo, que vino en este
instante del Perú, y los dos hicieron entrar en cabildo á
la justicia y regimiento, teniendo gente arada para
ello,é allí deshicieron todo lo que habían hecho y puesto
con el dicho Francisco de Villagrán é lo dieron por
ninguno é fué restituido en el cargoque de antes tenía, é
de ahí á ciertos días alzó la ciudad del dicho asiento de
Tucumán y la pasó al valle de Calehaquí, treinta leguas
más atrás, camino del Perú, y á la salida de la dicha
ciudad de Tucumán el dicho Juan Núñez de Prado mandó ir-
á ranchear los pueblos de indios que servían para tener
gente para llevar las cargas, é se trujo mucha gente en
prisiones é las repartieron para llevar las dichas
cargas, y este testigo las vio llevar en cadenas hasta el
dicho asiento de Calehaquí, yen el dicho pueblo de
Tucumán, antes que se levantase, vinieron algunos
caciques con ovejas á rescatar alguna gente suya, y
algunos las rescataban y otros no se las querían dar, y
sabe que por la dicha levantadade ciudad de Tucumán y por
atar las piezas que se ataron, se levantó toda la tierra
que servia de paz y dejaron sus pueblos é los quemaron é
hasta hoy día no vienen á servir á los españoles que de
ntes servían,*é que si este testigo ayudó al dicho Juan
Núñez de Prado á alzar la ciudad, fué por temor que tuvo

327
del dicho Juan 'Núñez de Prado; y esto dijo desta pire
gunta.

4. — A la cuarta pregunta, dijo: que dice lo que dicho


tiene en la pregunta antes desta, y demás desto sabe quel
dicho Juan Núñez de Prado mandó matar en el asiento de
Calehaquí á Antón de Luna éá Alonsodel Arco, ó los vió
muertos al pie del rollo, etc. -

5. — A la quinta pregunta, dijo: que en el camino eme se


hizo para mudar la dicha ciudad oyó decir que se habían
muerto tres cabalgadu ras ó algunos ganados, é no lo vió
porque había ido á buscar comidacon el maestre de campo
Juan de Santa Cruz; é lo demás contenido en esta pregunta
que dice lo que dicho tiene en la pregunta antes desta,
etc.

6. — A la sexta pregunta, dijo: que lo que della sabe es


que si no sealzara la ciudad del dicho asiento de Tucu
mán, fuera muy gran bien para todos ios vecinos desta
ciudad y naturales della,. porque estuvieran todos en
mucha quietud é sosiego, é la santa feo católica fuera
muchomás aumentada de lo que al presente está; y que lo
demás contenidoen esta pregunta no lo sabe, etc.

7. — A la séptima pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo lo sabe, dijo: que
porque vió traer el oro de Gualastre y dijeron que eran
muy ricas minas las personas qe lo traían el dicho oro, ó
lo demás en la pregunta contenido se halló presente é
lovió por vista de ojos, etc.

8. — A la octava pregunta, dijo: que lo que clella sabe


es quel dicho Juan Núñez de Prado era un hombre de mal
gobierno, y decia: «si nome atan, no saldré de la

328
tierra», y que lo que entendió este testigo del dicho
Juan Núñez de Prado , se holgara que lo sacaran de la
tierra por fuerza; y esto dijo desta pregunta, etc.

9/ — A la novena pregunta, dijo: que lp que sabe della


es que al tiempo quel gobernador Francisco de Aguirre
entró en esta ciudad, estando esperando al dicho Juan
Núñez de Prado que era ido fuera para alzar esta ciudad
al asiento de Tatingasta, é se publicaba quel dicho Juan
Núñez de Prado decía quel mayor inconveniente que hallaba
para salir desta tierra era haber tantas cabalgaduras é
ganados, porque no saldría con su honra habiendo de lle
var todo el ganado consigo; y esto dijo desta pregunta,
etc.

10. — A la decena pregunta, dijo: que la sabe, como en


ella se contiene; preguntado como lo sabe; porque lo vió
é se halló prsente, etc. :

11. — A la oncena pregunta, dijo: que lo que della sabe,


es queste testigo, siendo regidor desta ciudad, se halló
presente al rescibimiento que se hizo al dicho gobernador
Francisco de Aguirre dentro en el dicho cabildo, ó allí
vió las provisiones que para ello trujo, la una que dio
el Licenciado de la Gasea á don Pedro de Valdivia, y otra
que le dió el dicho gobernador Pedro de Valdivia al dicho
gobernador Francisco deAguirre para que vimese á esta tie
rra, según que más largo lo dicen lasdichas provisiones;
y esto dijo desta pregunta.

12. - — A las doce preguntas, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo la sabe, dijo: que
porque como dicho tiene, ha visto las dichas provisiones
é le vió recibir por virtud dellas por gobernador en esta
dicha ciudad, é le ha visto obedecer sus mandamientos é
gobernar según é como las preguntas lo dicen, etc.

329
13. — A las trece preguntas, dijo: que le parece ser
ansí todo lo quela pregunta dice, porque el dicho gober
nador Francisco de Aguirre es persona tal para facer todo
aquello que la pregunta dice y muchomás, etc. '-

14. — A las catorce preguntas, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo lo sabe, dijo: porque
no hay en todas las Indias el día de hoy hombre como el
dicho Francisco de Aguirre, por tener,como tiene, puesto
ó posibidad é valor de su persona y es hombre degran
prudencia; y á esta causa lo sabe, etc.

15. — A las quince preguntas, dijo: que dice lo que dicho


tiene en la pregunta antes desta, etc.

16. — A las diez y seis preguntas, dijo: que la sabe como


en ella secontiene; preguntado cómo lo sabe, dijo: que
porque ha visto todo lo qué la pregunta dice, y cree que
será así cuanto toca á la venida deldicho Juan Nuñez, ó á
lo que toca á los árboles, fruteros, oyó decir que los ha
enviado á esta ciudad el dicho gobernador Francisco de
Aguirre y están en poder de Nicolás Carrizo, vecino de
esta ciudad,porque no se pierdan; y á esta causa lo sabe,
etc.

17. — A las diez y siete preguntas, dijo: que la sabe


como en ella se contiene; preguntado cómo lo sabe, dijo:
que porque lia visto los dichos capítulos é gente que
vinieron á facer la dicha población é andan de camino
para irla á poblar, é ha oído decir que el asiento donde
quieren asentar el dicho pueblo está en buena comarca de
los naturales, é cercade las minas, ó que le parece que
desta ciudad al dicho asiento habrá cuarenta leguas, poco
más ó menos, é le parece que si S. M. la hubiera de hacer
la dicha población, hobiera de gastar mucha suma de oro,
etc.

330
18. — A las diez y ocho preguntas, dijo: que lo que sabe
della es que hay en esta tierra partes é lugares donde se
pueden poblar pueblos deespañoles, donde es la provincia
de los Comechingones é la fortaleza de (raboto y en Este
co, é lo sabe porque lo ha oído decir á muchas personas;
y en lo demás en la pregunta contenido, que dice lo que
dicho tiene en la pregunta antes desta, etc.

19. — A las diez y nueve preguntas, dijo: que' ha oído


decir á personas que lo han andado que poblándose un
pueblo en los Comechingonesso podría proveer de todo lo
necesario de la fortaleza de Gaboto, ques puerto de la
Mar del Norte, donde vienen los navios de Castilla; é de-
más desto, que ha oído decir todo lo contenido en la
pregunta á personas antiguas de la tierra, etc.

20. — A las veinte preguntas, dijo: que sabe quel dicho


Juan Núñez de Prado es un hombre interesado é sobre sí;
porque este testigo, estando en el asiento de Tucumán
cuando venían de camino para venir ápoblar esta ciudad,
juntamente con el dicho Juan Núñez da Prado é Juan
Vásquez, su teniente, é Alonso de Villadiego, dijo el di
cho Juan Núñez de Prado: «ea! que ya no es tiempo, sino
que en hablando dos hombres juntos dos veces no conviene,
sino dalles de puñaladas»; é lo demás contenido en la
pregunta no sabe, etc.

21. — A las veinte, y una preguntas, dijo: que tocio lo


que dicho tienees así verdad ó público é notorio á las
personas que dello tienen noticia,y en ello se afirma, y
fuclc encargado el secreto de su icho, á firmólode su
nombre. — Lorenzo Maldonado, etc.

El dicho é depusición del veedor Julián Sedeño, vecino é


regidor dela dicha ciudad, el cual habiendo jurado en
pública forma, según dichoes, é siendo preguntado por las

331
preguntas" del dicho interrogatorio enpresencia del dicho
señor alcalde, dijo lo siguiente, etc.:

Julián Sedeño, Regidor


1. — A la primera pregunta, dijo: que conoce á los en
ella contenidosde vista é trato é conversación, al
gobernador Francisco de Aguirre. De tres años á esta
parte, y al capitán Juan Núñez de Prado, de siete años
acá, é á Lorenzo Maldonado, procurador de la dicha
ciudad, de otros siete años acá, poco más ó menos, etc.

Fuéle preguntado por las preguntas generales, y


respondiendo á ellas,dijo que será de edad de treinta
años, poco más ó menos tiempo, é que no es pariente de
ninguna de las partes ni le toca ni atañe lo demás enlas
preguntas generales contenido, mas de que Dios cié la
justicia á la parte que la tuviere, etc.

2. — A la segunda pregunta, elijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo la sabe, dijo que
porque habrá siete años y más queste testigo vino á esta
tierra con el dicho Juan Núñez le Prado é levió que mató
tres hombres é prendía las justicias, sin saber este
testigo por qué, é que cree que si el dicho Juan Núñez ele
Prado viniese á esta tierra, que no le esperaría mucha
parte de los vecinos clesta ciudad,por crae le temerían;
é que á esta causa lo sabe y cree todo lo contenido en la
pregunta, etc.

3. — A la tercera pregunta, dijo: que lo que della sabe


es que estando esta ciudad poblada en el asiento de
Tueumáu, el general Francisco de Villagrán pasaba con su

332
gente veinte leguas donde el dicho Juan Núñez de Prado
tenía asentada la dicha ciudad, y el dicho Juan Núñez ele
Prado dió una noche en el dicho Villagrán é gente, con
gente de guerra é mano armada é casi le tuvo desbaratado
é mucha gente presa, y el dicho Villagrán se rehizo é
vino tras del dicho Juan Núñez de Prado á Ja ciudad que
tenía poblada en el asiento de Tuciunán é allí el padre
fray Gaspar de Carabajal entrevino entre los dos, en
viánclolo por niensagero el dicho Juan Núñez de Prado, el
cual los hizo amgos, é luegoJuan Núñez de Prado se some
tió á la jurisdición de don Pedro de Valdivia, y sobre
ello entraron en cabildo y vino que las justicias
quedaron en nombre del dicho gobernador don Pedro de
Valdivia, é después oyódecir quel dicho Juan Núñez de
Prado había dado cédulas de indios en nombre del dicho
gobernador don Pedro de Valdivia; preguntado cómo lo
sabe, dijo que porque lo vió é oyó así decir, é lo demás
contenido en la pregunta no lo sabe, etc.

4. — A la cuarta pregunta, dijo: que lo que sabe della es


que desde quel dicho Juan Núñez de Prado quedó por el
dicho Valdivia, pasarían seis meses, poco más ó menos, y
se salió fuera de todo lo,que habían puesto con él y se
hizo restituir en el cargo que antes tenía, contra la vo-
luntad de todo el pueblo, según este testigo oyó
decir, ansimismo, he-cho esto, vió como el dicho Juan
Núñez de Prado se velaba con gente armada é dió tormentos
á españoles, y á este testigo le mandó, so pena de la A-
ida, que no saliese de su casa hasta quel dicho Juan
Núñez dePrado saliese del dicho asiento de Tucumán, y
ponía temores á las gentes con las palabras que les decía
y cosas que le vían hacer, y que hizo salir la gente é
despoblar la dicha ciudad contra la volntad de la mayor
parte del pueblo, é lo sabe por haberse hallado presente,
siendo Arecino en la dicha ciudad; y esto sabe desta

333
pregunta, y lo demás en ella contenido dice lo que dicho
tiene en Ja pregunta antes desta, etc.

5. — A la quinta pregunta, dijo: que la sabe como en ella


se contiene;preguntado cómo lo sabe, dijo que porque se
halló presente é lo vió así pasar como la pregunta dice,
y al pasar de la ciudad se le murió á este testigo un
caballo y mucho ganado cabruno y vido quedar por los
caminos yeguas é ganados perdidos.

6. — A la sexta pregunta, dijo: que dice lo qe dicho


tiene en la pregunta antes desta, y que tiene por cierto
que si la dicha ciudad no selevanta, como se levantó,
estuvieran los vecinos remediados y los quintos reales
fueran aumentados, etc,

7. — A la séptima pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo la sabe, [dijo] que
este testigo aúó que le ser ...de paz la mayor parte de
la tierra en el asiento de Calchaquí, é que había minas
de oro en muchas partes, é que este testigo se halló en
traeroro de dos partes, en el mismo valle de Calchaquí,
y, que, con todo loque dicho tiene vio quel dicho dicho
Juan Núñez de Prado alzó é des-pobló la ciudaddel dicho
valle de Calchaquí, y demás deto oyó decirá algunas
personas, que había dicho el dicho Juan Núñe-z de
Pradodejarlos á éstos, que yo daré un perrazo con ellos»,
etc.

8. — A las ocho preguntas, dijo: que lo que sabe desta


pregunta es que tiene al dicho Juan Núñez de Prado por
hombre de mal gobierno,por las obras que le vía hacer y
le oyó decir muchas veces: «átenme,átenme, cual se andan
aquí,» de que colegió este testigo que quisiera que lo
ataran y lo sacaran de la tierra, y que le vía poblar y
despoblar ciudades, é que le parece á este testigo que

334
todo aquello hacía porque dejas en esta tierra de
cansados; é lo demás ontenido en la pregunta nolo sabe,
etc.

9. — A las nueve preguntas, elijo: que lo que sabe desta


pregunta esque al tiempo quel gobernador Francisco de
Aguirre entró en esta ciudad, el dicho Juan Núñez de
Prado tenía para alzar la ciudad y pasabaal asiento de
Taquitingasta, y para ello envió ciertas personas á ver
el asiento y á cortar madera, por lo cual le pareció á
este testigo que lo facía por efetuar su voluntad, que
era salirse ele la tierra éá los vecinos facer daño, y
cree este testigo que levantando la ciudad de donde al
presente está, que no la tornará á poblar, y esto sabe
por haberlo oído decir públicamente á muchas personas é
haberse hallado presente á algunas cosas debo; y esto
sabe desta pregunta, etc.

10. — A las diez preguntas, dijo: que cree, según lo que


se tenía entendido é visto de la voluntad del capitán
Juan Núñez de Prado, quesi no entrara, como entró, el
gobernador Francisco de Aguirre en esta dicha ciudad con
gente y socorro de herraje y armas, y la sustentara,como
la sustentó, é que atento á esto, tiene este testig
entendido queesta ciudad fuera despoblada, porque como
los traía pobndo y despoblando, no tenía con qué sus
tentarse, y que si la dicha ciudad se despoblara, tiene
por cierto este testigo que los naturales se perdieran,
porque hobiora entre ellos muchas guerras como antes
había; y esto dijo destapregunta, etc.

11. — A las once preguntas dijo: que dice lo .que dicho


tiene en laspreguntas antes desta.

12. — A las doce preguntas elijo: que la sabe como en


ella se contiene;preguntado cómo lo sabe, dijo: porque lo

335
vio é se halló presente á todolo que la pregunta dice,
siendo regidor, este testigo estuvo en cabildo y fué uno
de los que le recibieron y lo vio rescibir á todos los
señores deldicho cabildo é allí vio las provisiones que
la pregunta dice, etc.

13. — A las trece preguntas dijo: que la sabe como en


ella se contiene;preguntado cómo lo sabe, dijo: que por
quel dicho gobernador Franciscode Aguirre es persona que
están en él todas las cualidades que la pregunta dice y
muchas más, porque lo ha visto todo ser ansí muy por en-
tero en los casos' tocantes al servicio de S. M., é que
por su venida áesta tierra, nuestra santa fé católica
será aumentada é los naturales évecinos y sustentadores
desta tierra aprovechados é contentos.

14. — A las catorce preguntas dijo: que lo que sabe


desta pregunta esque por lo que sabe de la tierra y de
los que en ella están, que si el gobernador Francisco do
Aguirre se desistiese del cargo á que está obligado á
gobernar esta tierra, recibiría muy gran daño la tierra y
los queen ella están, porque él mejor que otro puede por
obras que. ha visto este testigo facer al dicho gober
nador Francisco de Aguirre en socorrer esta ciudad, como
dicho tiene, á su costa, gastando mucha suma de pesos de
oro, sin sacar ningún provecho della, y así por esto,
como por tener, como tiene, el puerto de Copayapo. cree
que él mejor que otropuede facer lo que dicho tiene; y
esto dijo á esta, pregunta por haberlovisto y entendido,
etc.

15. — -A las quince preguntas dijo: que clice lo que


dicho tiene en laspreguntas antes desta, etc.

16. — A las diez y seis preguntas dijo: que dice lo que


dicho tiene enlas preguntas antes desta, y demás dosto,

336
el dicho gobernador Franciscode Aguirre en el socorro que
agora envió á esta tierra envió plantas éotras cosas
necesarias para esta tierra, porque este testigo lo vió;
é lodemás contenido en esta pregunta no lo sabe, etc.

17. — A las diez y siete preguntas, dijo: que lo que sabe


della es queha visto en esta ciudad dos capitanes que
envió el dicho Gobernador con gente para poblar un pueblo
en la sierra, en el asiento que se dice de Cenando, é ve
andar aviándose la gente para ir á facer la dicha po-
blaci é se dice que saldrán desta ciudad de hoy en diez
días, el cualdicho asiento ha oído decir á personas que
lo han visto que es bueno y que hay cerca del minas de
oro, que se han visto, y este testigo las hay isto é
sacado con sus manos el oro de las minas, y le parece cpi
esta ciudad, sin la qne sg quiere poblar, no se podría
sustentar, y por el consiguiente la otra sin ésta, y que
ve claramente que se hace gran servicio á S. M. en que
rerse poblar la dicha, ciudad, porque si S. M. la ho-
biera de mandar poblar ásu costa, gastara en ella gran
suma de pesosde oro; y esto dijo á esta pregunta, etc.

18. — A las diez y ocho preguntas dijo: que sabe questa


tierra es bañay de mucha gente, y se tiene noticia de
partes y lugares donde se podrían facer poblaciones de
pueblos, que es en los Comechingones y en Esteco y en
otras muchas partes, é le parece quel dicho gober nador
Francisco de Aguirre hará lo que la pregunta dice, él
mejor que otro,según que lo tiene dicho eli las preguntas
antes desta, etc.

19. — A las diez y nueve preguntas dijo: que dice lo que


dicho tiene en la pregunta antes desta, é que lo demás no
lo sabe, etc.

337
20. — A las veinte preguntas dijo: que dice lo que dicho
tiene en lapregunta antes- desta, ó qué lo demás no lo
sabe, etc.

21. — Alas veinte é una preguntas dijo: que todo lo que


dicho tienees ansí verdad é público ó notorio á las
personas que dello tienen noticia, y en ello' se afirma,
ó fuéle encargado el secreto de su dicho, é fir-mólo de
su nombre. — Julián Sedeño, etc.

El dicho é declaración de Andrés de Herrera, vecino de


la dicha ciudad, el cual, habiendo jurado en pública
forma, según dicho es, é siendo preguntado por las pre
guntas del dicho interrogatorio, dijo é depusolo siguien
te, etc.

Andrés de Herrera
1. — A la primera pregunta elijo: que conoce á los en
ella contenidosde vista é trato é conversación, al
gobernador Francisco de Aguirre de veinte años á esta
parte, é á los demás de nueve años á esta parte, etc.
Fuéle preguntado por las preguntas generales, é
respondiendo á ellas dijo: que es de edad de sesenta é
seis años, poco más ó menos, é queno es .pariente ele
ninguna de las partes, y lo demás en las preguntas
contenido no le toca ni atañe, mas de que Dios dé la
justicia á la parte, que la tuviere, etc.

2. — A la segunda pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo lo sabe, dijo que
porque habrá ocho años, poco más ó menos, que este
testigo ha estado con el capitán Juan Núfiez de Prado y

338
le conoce por hombre mal acondicionado y cruel ó le vio
facer crueldades, é que mató á tres españoles, que eran
Hernán Cortés de Carvajal, é Antón de Luna, ó Alonso del
Arco, y se les dió los términos por horas y momentos, y
antes que los matase los atormentó colgándolos de los
brazos, echándoles mucho hierro á los pies, y teniendo
colgado de los brazos al dicho Antón de Luna, Alonso de
Villadiego,' vecino tiesta ciudad, fué á él y le dió tres
bofetadas en el rostro, dieiéndole «esteputo viejo no
quiere decir verdad,» lo cual torio pasó estando presente
el dicho Juan Núfiez de Prado, é se rió dello, y á este
estigo, sin haber causa para ello, le prendió y le ator
mentó malamente é le tuvo entérminos de matallo, sin
saber este testigo por qné lo hacía, y por ser hombre de
la calidad que es, cree este testigo que si viniese á
esta tierra saldrían todos los vecinos della é la mayor
parte le saldrían al camino á facerse pedazos con él y
defenderle la entrada con las lanzas en las manos, é se
irían desta tierra y no le esperarían y la ciudad se
despoblaría; y desta causa lo sabe, etc.

3.- — A. la tercera pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contiene;preguntado como la sabe, dijo que porque
vió como el genral Francisco de Villagrán vino por esta
tierra con gente ele guerra para el socorrode Chile y se
alojó con su gente junto al Alto de Toama, é que
estarábien veinte leguas y más del asiento de Tucumán,
donde el dicho JuanNúfiez de Prado tenía esta ciudad
asentada, y estando allí sin facerdaño á nadie,' el dicho
Juan Núñez de Prado dió una noche en él con gente de
guerra y lo puso en términos de desbaratarlo, y en el
acometimiento hubo muerte de un español y otros más
heridos y muchos caballos y piezas heridos y muertos, y
se saquearon muchas haciendas, y después de haberse
rehecho el dicho Villagrán fué tras dl dicho Juan Núñez
de Prado con setenta hombres en su alcance, y el dicho
Juan Núñez de Prado se huyó al monte con cinco ó seis
amigos suj'os porqueno lo hallase el dicho Villagrán ó lo

339
matase, y en este instante el padre fray Gaspar de
Caravajal, porque no hubiese muertes de hombres,
ontrevino en rogar al dicho Villagrán perdonase al dicho
Juan Núñez de Prado, el cual los hizo amigos, trayendo,
como trujo, al dicho Juan Núñez de Prado tle los arca
bucos donde estaba metido, y hechas las dichas amistades,
ol dicho Juan Núñez ele Prado llamó al Cabildo, á la Jus
ticia,y Regimiento que tenía puesta de su mano en nombre
de Su Majestad, y hizo entrar dentro al dicho Francisco de
Villagrán, é allí el dicho Juan Núfiez de Prado, sin que
se le hiciese fuerza, quitó las varas de los alcaldes
ordinarios y él dejóla suya y todas las dió y entregó al
dicho Francisco de Villagrán, sometiéndose, como se
sometió, á la juridición del gobernador don Pedro do
Valdivia, y el dicho Villagrán dió y puso las varas de su
mano en nombre del dicho Valdivia, dando la Yara de
teniente al dicho Juan Núñez de Prado, ó las de alcaldes
á Martín de Rentería, ó Francisco de Valdenebro,- y así
se publicó luego como salieron de Cabildo por toda la
dicha ciudad, y este testigo lo vió así pregonar por voz
de pregonero; ansimismo se halló presente este testigo
cuando se recibió el gobernador Francisco de Aguirre, é
decían públicamente que lo hablan recibido por provisio
nes que trujo del gobernador don Pedro de Valdivia; dijo
más, que se halló este testigo con el dicho Juan Núñez de
Prado cuando dió en el dicho Villagrán.

4. — A la cuarta pregunta, dijo: que la' sabe como en


ella se contiene;preguntado cómo la sabe, dijo que porque
lo .que dicho tiene y porquese halló presente y vió ser
así todo lo que la pregunta dice, y la escalera que mandó
poner en el rollo era para ahorca:: este testigo que le
estaban dando tormento, etc.

5. — A la quinta pregunta, dijo: que clende á poco tiempo


quel dicho Juan Núñez de Prado se sometió á la juridición
de Chile, deshizo tod lo que había hecho y levantó la

340
ciudad del asiento de Tucumán, sirviendo muchos
repartimientos á los españoles, y para ello mandó atar
muchos indios naturales é ir por ellos á los pueblos don
de estaban, dedonde trujeron atados é en cadenas
trescientas piezas é más, é después las vió este testigo
ir en prisiones ahogadas y vió muertas muchas de Has por
los caminos y que iban muchos caciques con ovejas á
rescatar gente suya y no se las querían dar, y por causa
de lo susodicho se destruyó la provincia de Tucumán ó los
indios della quemaron sus pueblosy hasta hoy día no
sirven; y esto dijo desta pregunta.

6. - — A las seis preguntas, dijo: que lo que della sabe


es que si el dicho Juan Núñez de Prado no levantara la
ciudad del asiento de Tucumán,donde la tema, los vecinos
estuvieran remediados, por haber, como hay,minas de oro
en la dicha provincia, ó se sacó oro dellas; é lo demás
no sabe, etc.

7. — A las siete preguntas, dijo: que la sabe como en


ella se contiene;preguntado cómo lo sabe, dijo que porque
lo vió todo lo ue la pregunta dice, y estando la ciudad
asentada en el dicho asiento ele Calchaquí,servían todos
los indios de aquel valle de paz, y se fué tres veces á
bus-car minas y cada vez trujeron oro dellas, y sin ver
causa por quó 3 vió

8. — A las ocho preguntas, dijo: que lo que sabe della es


que por loque dicho tiene, tiene al dicho Juan Núñez de
Prado por hombre de nial gobierno, y por lo que le oyó
hablar ó decir, especialmente que habiendo pasado esta
ciudad 'junto á ésta, como dicho tien, le oyó deciun día
que dijo á Juan Yásquez, su teniente: «dejaldos á éstos,
que yodaré al través con éstos y les haré que salgan como
gentileshombre.? consendas varitas en las manos;» y por
esto cree y tiene por cierto que andaba poblando y

341
despoblando para que las gentes le dejasen é se salies en
desta tierra juntamente con él; y esto dijo á esta
pregunta, etc.

9. — A las nueve preguntas, dijo: que al tiempo quel


gobernador Francisco de Aguirre entró en esta ciudad, el
dicho Juan Núñez de Prado estaba para levantar esta
ciudad y pasalla al asiento de Tatingasta, y para ello
había enviado á ver el asiento é cortar madera; y lo
demáscontenido en esta pregunta, que dice lo que dicho
tiene en las preguntas antes desta, etc.

10. — A las diez preguntas, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo lo sabe, dijo que
porque vió el dicho gobernador Francisco de Aguirre
socorrió á esta ciudad con todo lo que la pregunta dice,
ó que si él no viniera á esta tierra y enviara el dicho
socorro, este testigo cree y tiene por cierto que esta
ciudad se ^perdiera y despoblaray que entre los indios
naturales hobiera grandes guerras como las tenían antes
cuando los cristianos entraron en esta tierra, etc.

11. — A la oncena pregunta, dijo: que dice lo que dicho


tiene en laspreguntas antes desta, etc.

12. — A la docena pregunta, dijo: que lo sabe como en


ella se contiene; pregmitado cómo lo sabe, dijo que por
que se halló presente y vió todo lo que la pregunta dice,
etc. ,

13. — A las trece preguntas, dijo: que cree y tiene ser


así todo lo quela pregunta dice, y que Dios Nuestro Señor
y los áugeles le trajeron á esta tierra para su santísimo
servicio y amnentamiento 'de la santa fee católica y bien

342
de todos, y así fundó y edificó templos y con su
buena•venida luego esta tierra fué adelante, etc.

14. — A las catorce preguntas, dijo: que lo que sabe


della es quel dicho gobernador Francisco de Aguirre ha
gastado ó gasta cada día gran sumade pesos de oro en la
socorrer é proveer, é que él más que otro lo puofie
facer, por ser persona tai yrieo y poderoso y tener el
valle de Copayapo, que es puerto de mar, por donde se
puede cada día proveer estatierra; y esto sabe porque lo
ha visto, é lo demás contenido en la pre-gunta, dice lo
que dicho tiene en las preguntas antes desta, etc.

15. — A las quince, preguntas, dijo: que conoce al dicho


gobernador Francisco de Aguirre por persona de gran expe
riencia, así entre españoles como entre indios, y que le
temen mucho los indios, de tal manera que en oir nombrar
su nombre tiemblan, y que es muy buen cristiano, temeroso
de Dios Nuestro' Señor y celoso del servicio de S. M.;
yesto sabe por lo haber oído decir púbbcamente y haberlo
tratado y conocido todo el tiempo que dicho tiene; y esto
dijo desta pregunta.

16. — A las diez y seis preguntas, dijo: que lo que sabe


desta. pregunta es que el dicho gobernador Francisco de
Aguirre ha socorrido á estciudad por dos veces, de seis
meses á esta parte, enviando á ella gente de caballo,
armas, arcabuces, hierro, acero, herraje, herramientas de
mi-nas, plantas é otros árboles frutíferos, porque este
testigo lo ha visto, é lo denlas contenido en ta pregunta,
dice lo que dicho tiene en las pre-guntas antes desta.

17. — A las diez y siete "preguntas, dijo: que la sabe


como en ella so contiene; preguntado cómo la sabe, dijo:
que porque ha visto ser así todo lo que la pregunta dice,
é que están de camino los dichos dos capitanes para ir al

343
asiento de Gonando, ques enTos Diaguitas, á facer ladicha
poblacióu, y que asimismo ha oído decir que adonde
quieren poblar ques tierra rica de minas de oro, y le
parece que si S. M. hiciera ladicha, población gastará
mucha suma de pesos de oro.

18. — A las diez y ocho preguntas, dijo: que lo que dell


sabe, es queha oído decir á españoles antiguos en la
tierra que hay en estas provincias buenos asientos donde
se pueden poblar otros pueblos, como es los Comechingones
y en la provincia del Esteco, y que es tierra ancha y
bien poblada de mucha gente, é que lo parece questas di
chas poblaciones hará y gobernará con las demás pobladas,
el dicho gobernador Francisco de Aguirre por lo que dicho
tiene; y esto elijo desta pregunta, etc.

19. — A las diez y nuevo preguntas, dijo: que dice lo que


dicho tiene en las preguntas antes desta, etc.

20. — A las veinte preguntas, dijo: que no sabe más que


lo que tienedicho en las preguntas antes de

21.— A las veinte y una preguntas, elijo: que todo lo que


dicho tienees ansí verdad y ptíblico y notorio á las
personas que dcllo tienen noticia, y en ello se afirma, y
fuéle encargado el secreto de su dicho, y no lo firmó
porque dijo lio saber firmar, é firmólo el dicho señor
alcalde.Martin de Eentería, etc.

El dicho y declaración de Juan Gutiérrez, testigo


susodicho, el cualhabiendo jurado en pública forma
segúhMicho es, é siendo preguntado -por las preguntas del
dicho interrogatorio en presencia de dicho señoralcalde,
dijo lo siguiente, etc.

344
Gutiérrez Juan
1. — Ala primera pregunta, dijo: que conoce á los en la
pregun-ta contenidos, de vista y trato y conversación, al
gobernador Francisco de Aguirre, de tres años á esta
parte, poco más ó menos, y al dicho Juan Núñez; de Prado,
de siete áños á esta parte, y al dicho Lorenzo Maldonado
ha cinco años, poco más ó menos, etc. Fuóle preguntado
por las preguntas generales y respodiendo á ellas dijo:
que no es pariente de ninguna de las partes, é que habrá
cincuenta é cinco años, poco más ó menos, é lo demás con
tenido en las preguntas generales no le toca ni atañe,
mas de que Dios dé justicia á la parteque la tuviere,
etc.

2. — A la segunda pregunta, dijo: que lo que della sabe


es que vió quel dicho capitán Juan Núnez de Prado mató y
mandó matar tres es-pañoles, uno en Tueumán y dos en
Calchaquf, y los mataron, de queeste testigo colegió ser
crueldad la muerte dellos. y que sabe que muchos de los
vecinos desta ciudad están mal con el dicho Juan Núñez de
Prado y el dicho Juan Núñez con ellos, porque así lo ha
oído platicar á muchas personas, y cree este testigo que
por esta razón si el dicho Juan Núñez viniese á esta
tierra haría crueldades en las personas qn están mal, y
que no le esperarían muchas personas por el temor que le
tendrán, é saldrían al camino á facerse pedazos, con él
sobre defenderle la entrada, y conosce al dicho Juan
Núñez de Prado por hombre interesal,porque con este testi
go tomó muchas veces interese y le hacía malostra
tamientos sin haber causa para ello; y esto dijo -á esta
pregunta, etc.

3. — A la tercera pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contiene;preguntado cómo la sabe, dijo: que

345
porque se halló presente á todo lo que la pregunta dice,
y lo vió así pasar y pregonar públicamente, etc.

4. -—A la cuarta pregunta, dijo: que lo que della sabe,


es que despuésde haberse sometido el dicho Juan Núñez de
Prado á la juridición de Chile, dende á ciertos dias vió
quel dicho Juan Núñez de Prado en el asiento de Tucumán,
estando allí poblada esta ciudad, mandó poneruna escalera
en el rollo, la cual vió este testigo puesta, y se decía
por el pueblo que había puesto la escalera para poner
temores, para alzar el pueblo, de lo cual pesaba á todo
el pueblo, según este testigo oía quejar á los vecinos de
la dicha ciudad, y este testigo con ellos; y que eldicho
Juan Núñez de Prado se 'hacía velar con gente armada, no
habiendo para qué; é lo demás contenido en esta pregunta,
dice lo que dicho tiene en la pregunta antes desta, etc.

5. — A la quinta pregunta, dijo: que lo que sabe della es


que por despoblar esta ciudad del asiento de Tucumán, se
perdieron algunas cabalgaduras é ganados é los naturales
se perdieron é murieron muchos de llos por llevarlos, co
mo los llevaban, en prisiones é cargados, ó que por lle
varlos ansí en prisiones todos los indios naturales que
servían, que eran muchos, despoblaron sus pueblos y se
huyeron dellos, y hasta hoydía están rebotados; y esto
sab e porque lo vió y se halló presente como vecino desta
ciudad; y esto dijo desta pregunta.

6. — A la sexta pregunta, dijo: que á su creer deste


testigo, si la ciudad estuviera queda en Tucumán y no se
la levantara, los vecinos es tuvieran prósperos, porque
le parece que es tierra aparejada la de Tucumán para
haber oro en ella; y esto dijo desta pregunta.

7. — A la séptima pregunta, dijo: que cuando el dicho


Juan Núñez de Prado despobló esta ciudad del asiento de

346
Tucumán y la pasó al valle de Calchaquí, en el dicho
valle de Calchaquí servían muchos indios de paz y en ella
se hallaron minas de oro, y este testigo fué en sacado
sirviendo los indios, y sacándose oro vió este testigo
quel dicho Juan Núñez de Prado levantó otra vez la ciudad
del dicho valle de Calchaquí y la pasó junto y por bajo
~de donde al presente está poblada; y esto dijo á esta
pregunta y lo demás no sabe, etc.

8. — A la otava pregunta, dijo: que lo que desta pregunta


sabe es que tiene al dicho capitán Juan Núñez de Prado
por hombre de mal gobierno por lo que cada día le vía fa
cer, especialmente en poblar y despoblar, y que oía decir
al vulgo de la gente quel dicho Juan Núñez de Prado
quería y deseaba que lo atasen y sacasen desta tierra; y
esto dijo desta pregunta é lo demás no lo sabe, etc.

9. — A la novena pregunta, dijo: que oyó decir al dicho


Juan Núñez"de Prado como quería alzar esta ciudad otra
vez y pasarla la tierra adentro al asiento de Tatingasta.
y así había enviado á cortar madera,á ver el asiento; y
esto sabe desta pregunta y no más, etc.

10. — A las diez preguntas,, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo lo sabe, dijo que
porque se halló presente cuando el dicho gobernador
Francisco de Aguirre entró en esta ciudad con la gente de
socorro é con todo lo demás que la pregunta dice, y que
si se ha sustentado esta ciudad ha sido por el dicho
socorro y expiriencia y prudencia y gran valor de su
persona y buen gobierno que ha hecho en esta tierra, por
donde, cree y tiene por cierto si el dicho gobernador no
entrara en esta tierra se hobicra despoblado y dejado,
por estar todos tan descontentos y descorazonados con el
dicho Juan Núñez de Prado.

347
11. — A la oncena pregunta, dijo: que lo que sabe desta
pregunta es que al tiempo quel dicho gobernador Francisco
de Aguirre entró enesta ciudad, fué recibido en el
Cabildo della por teniente do gobernador ó capitán
general, ó después que salieron del Cabildo se' halló
presente este testigo á ver pregonar las provisiones que
para lo trujo del gobernador don Pedro de Valdivia y del
Licenciado de la Gasea, y demás desto oyó este testigo
decir á muchas personas como por virtud de las dichas
provisiones lo habían recibido por tal teniente de
gobernador é capitán general, é por tal le vía mandar
gobernando esta tierra y obedecer sus mandamientos; y
esto sabe desta pregunta, é lo demás enella contenido no
lo sabe y dice lo que dicho tiene en la pregunta an tes
desta, etc.

12. — A las doce preguntas, dijo: que lo cpie della sabe


es que al tiempo quel dicho gobernador Francisco de
Aguirre fué recibido en esta ciudad de Santiago por
gobernador de S, M. y este testigo entró á besalle la
mano por tal gobernador, é luego so publicó por el pueblo
é oyó decir á muchas personas eme por provisiones del
gobernador don Pedro de Valdivia y del Licenciado de la
Gasea lo habían recibido por gobernador, por fin é muerte
del gobernador don Pedro de Valdivia,que se tenía nueva
cierta en esta ciudad que era muerto, y lo habían muerto
los indios, según dijeron los mensageros que vinieron de
Chileá ello, y después de hecho gobernador, lo vio
gobernar á mandar é letemían é obedecían sus manda
mientos; y esto dijo desta pregunta,etc.

.13.— A las trece preguntas, dijo: que la sabe como en


ella se eontiene; preguntarlo cómo la, sabe*, elijo que
porque después quel dicho gobernado.].' Francisco de
Aguirre entró en esta tierra, se ha hecho gran fruto en
los naturales ó se ha ensalzado nuestra santa fee cató
lica é lo snaturales sirven, é por ser, como es, el dicho

348
gobernador buen cristiano, celoso del servicio de Dios y
de S. M., y su persona os dotada degran valor y saber y
los indios le temen de oir su nombre, sin facerlesnial; y
á esta causa lo sabe, etc.

14. — A las catorce preguntas, dijo: que le paresce quel


dicho gobernador Francisco de Aguirre más que otro es
bastante para gobernar ésustentar esta tierra y otras
más, por el valor de su persona., y por serrico é tener
gran aparejo, como tiene del puerto de Copayapo, j que ha
visto este testigo que para la- sustentación desta tierra
ha gastado égasta todo á su costa porque esta ciudad se
sustente, é que nunca lehan visto llevar provecho desta
tierra sino grandes trabajos; y esto sabedesta pregunta y
no más, etc.

15. — A las quince preguntas, dijo: cpxe dice lo que


dicho tiene en lapregunta antes desta, etc.

1(3. — A las diez y seis preguntas, dijo: que lo que sabe


della es queldicho gobernador Francisco de Aguirre, de
cuatro meses á esta parte,ha enviado á esta ciudad soco
rro por dos veces é mucha gente de cahallo con armas,
arcabuces, pólvora, hierro, acero, herraje, é plantas,
éárboles frutíferos para la sustentación tiesta ciudad,
todo á su costa;preguntado como lo sabe, dijo que porque
vio traer el dicho socorro,según é como lo tiene
declarado, é oyó decir asimismo que se trajeronlas dichas
plantas ó árboles, etc.

17. — A las diez y siete preguntas, elijo: que lo que


della sabe es queldicho gobernador Francisco de Aguirre
ha enviado dos capitanes congente de caballo á esta
ciudad con cosas necesarias para poblar un pueblo en los
Diaguitas, en la sierra, que se dice ques tierra rica de
oro, loscuales dichos capitanes andan ele camino para ir

349
á facer la dicha po-blación, ó para ello tienen aparejado
muchos ganados, y que le parece á este testigo que es
cosa muy conveniente poblarse el dicho pueblo, óque aquél
sin esta ciudad y esta ciudad sin él no se podrían
sustentar, éque si Su Majestad mandara facer la dicha
población, le parece quegastara mucha suma ele pesos de
oro. lo cual gasta todo á su costa eldicho gobernador
Francisco de Aguirre; y esto sabe desta pregunta yno más,
etc.

18. — A las diez y ocho preguntas, dijo: que lo que della


sabe, és queha oído decir á muchas personas antiguas en
esta tierra que hay partesy lugares en ella donde se
pueden poblar otros pueblos de cristianos,que es en los
Oomechingones y en Esteco, é que es tierra de muchagente
é larga; y esto sabe desta pregunta y no más, etc.

19. — A las diez y nueve preguntas, dijo: que no la sabe,


mas de loque dicho tiene en las preguntas antes desta,
etc.

20. — A las veinte preguntas, dijo: que dice lo que dicho


tiene en las preguntas antes desta, etc.

21. — A las veinte y una preguntas, dijo; que todo lo que


dicho tiene en su dicho es así verdad é público é notorio
á las personas que dellotienen noticia, y en ello se
afirma, é no supo firmar su dicho, é filóle encargado el
secreto, é firmólo el dicho señor alcalde. — Martin de
Renteria, etc.

E después de lo susodicho, en la dicha ciudad, á veinte


días del dichomes de Jullio del dicho año, antel señor
alcalde, juró en forma debida dederecho, según dicho es,
el dicho Rodrigo Fernández, é siendo preguntado por las

350
preguntas del dicho interrogatorio, dijo lo siguiente;
testigos que lo vieron jurar, Francisco Pérez é Andrés de
Valenzüela, "veci-nos de la dicha, ciudad, etc.:

Rodrigo Fernández
1. — A la primera pregunta, dijo: que conosce á los en la
preguntacontenidos de vista é trato é conversación, al
dicho gobernador Franciscode Aguirre de tres años y más á
esta parte, y al capitán Juan Núñezde Prado de más de
veinte y cinco años á esta parte, y a dicho Lorenzo Maldo
nado, procurador, habrá chico años, poco más ó menos,
etc.

Fuéle preguntado por las preguntas generales, dijo que


será de edadde treinta é ocho años, poco más ó menos
tiempo, é ques pariente del dicho capitán Juan Nuñez ele
Prado dentro del tercero gradó, ó de los demás no lo es,
y lo demás contenido en las preguntas generales no letoca
ni atañe, mas de que Dios dé justicia á la parte que la
tuviere, etc.

2. — A la segunda pregunta dijo: que sabe que el dicho


Juan Núñezde Prado es mal acondicionado porque le ha
tratado mucho tiempo, y cree questá apasionado con muchos
vecinos desta ciudad, y que podría ser que si á ella
tornase les haría malos tratamientos; y que asimismo ha
oído decir á algunos vecinos desta ciudad que si el chebo
Juan Núñe de Prado viniese á esta ciudad que no le
esperarían, y que este testigo no le esperaría, y esto
dijo á esta pregunta; dijo más: que si el dicho Juan

351
Núüez de Prado viniese á esta tierra, cree que des
poblaría esta ciudad, etc.

3. — A la tercera, pregunta dijo: que lo que el ella sabe


es que stando esta ciudad asentada en el asiento do
Tucumán, vino allí Francisco deVillagrán, general del
gobernado!' don Pedro de Valdivia, en busca del dicho
Juan Núñez de Prado, porque había ciado el dicho Juan
Núñes de Prado en Francisco ele Villagrán en Tuama una
noche, y que á este tiempo era este testigo procurador
desta ciudad, y que por mandado de Juan Núüez de Prado,
este testigo, é como procurador de la dicha ciudad, hizo
un pedimento al dicho Francisco de Villagrán, que toma
seesta ciudad á su cargo, según quemas largo en el dicho
requerimiento se contiene, á que se refiere, y entraron
luego en cabildo el dicho Juan Núñez de Prado y la
justicia y regimiento qiíe él tenía puesta de sumano en
nombre de 8. M., y allí acordaron de someter esta ciudad
de bajo del dominio é amparó del gobernador don Pedro de
Valdivia, y así fué llamado dentro en cabildo el chebo
Francisco de Villagrán, y el dicho Juan Núñez de Prado
quitó las varas á los alcaldes y él dejó lasuya, y las
dió y entregó al dicho Francisco de Villagrán, diciendo
quese sometía á la juiidición de Chile, y el dicho
Francisco de Villagrán dió la vara al dicho Juan Núñez de
Prado é le hizo teniente de gobernador, en nombre del
dicho don Pedro de Valdivia, eligió por alcaldes á Martín
de Rentería é Francisco de Valdenebro, é allí fueron las
dichas justicias rescibidas por los señores de cabildo, é
lo sabe porque lovió y se halló presente en cabildo, como
procurador ele la ciudad, é quecuanto toca al
recibimiento que se hizo al dicho gobernador Franciscode
-Aguirre dijo que lo oyó así decir como la pregunta dice,
y era pú-blico en esta ciudad, y que esto testigo no se
halló presente é que estabafuera desta ciudad; y esto
dijo desta pregunta, etc.

352
4. — -A la cuarta pregunta dijo: que lo que sabe es que
dende á muchos días quel dicho Juan Núñez de Prado hizo
el dicho sometimiento,andaba el dicho Joan Núñez de Prado
velándose con gente armada yde mala arte, y dió á este
testigo una escritura en las manos para mudar la ciudad,
é le mandó como procurador della la firmase é la hiciese
firmar á otras personas, y este testigo, habiendo visto
la dicha escritura, le dijo que no era verdad lo que allí
decía, y el dicho Juau Núñez do Prado le volvió las es
paldas y se fué enojado, á cuya causa la firmóe ste
testigo, más por miedo que por otra cosa, y este testigo
llevó poa compañado á Guevara, noñándose del, para que
hiciesen firmar la dicha escriptura á los vecinos, y hizo
que firmasen muchos vecinos la eli día escriptura, é que
los que sabía el dicho Juan Núñez de Prado que no querían
firmar los amenazaba malamente, él y sus amigos, y asi
mismo sabe quel dicho Juan Núñez de Prado estaba mal con
los eme querían sustentar esta tierra, y Juan Vázquez, su
teniente, habló á este testigo y le dijo que le fuese
buen amigo al dicho Juan Núñez de Prado en él alzar de la
ciu dad, y le dio á entender que si no le fuese tal ami-
go, que le mataría; é demás desto, después de alzada la
ciudad del asiento de Tucumán y asentada, en el valle de
Calchaquí, viniendo este testigo de fuera parte halló
presos á Antón de Luna é Alonso del Arco, quelos habían
atormentado, ó le mandaron áeste testigo que, so pena de
lavida, no sábese de su casa, y estando detenido dijeron
á este testigo queya habían muerto á los dichos Alonso
del Arco é Antón de Luna, como de hecho los mataron por
mandado del dicho Juan Núñez de Prado, y sabe este testi
go que los dichos difuntos eran hombres que querían sus
tentar la tierra, á cuya causa el dicho Juan Núñez de Pra
do estaba mal con ellos; y esto dijo desta pregunta, é lo
demás dice lo que chebotiene en las preguntas antes
desta, etc.

5. — A la quinta pregunta, dijo: que la sabe como en ella


se contiene; cómo la sabe, dijo que porque se halló

353
presente á todo loque la pregunta dice, y vió y entendió
ser así todo lo en ella contenido, etc.

G. — A la sexta pregunta, dijo: que lo que della sabe es


y cree que sila ciudad no se despoblará del asiento de
Tucumári, estuvieran los vecinos más remediados de lo que
agora están, porque había minas de oro, y este testigo
vió el oro que se sacó dolías, y sacándose oro, como se
sacaba, está claro y notorio que los reales quintos
fueran aumentados; óló demás contenido en esta pregunta
no sabe, etc.

7. — A la séptima pregunta, dijo: que lo que sabe della


es que standoesta ciudad poblada en el asiento de
Calchaquí, se hallaron minas deoro, y este testigo fué en
sacabas ó vió el oro y servían los indios del dicho valle
de paz, y allí se estaría poblada la ciudad doce ó trece
meses,poco más ó menos, y al cabo deste tiempo el dicho
Juan Núñez ele Pra-do despobló la ciudad y la pasó en los
Jurís, por bajo de donde agoraestá asentada, adonde se
perdieron muchas haciendas por causa de mudarla, y, como
dicho tiene, y este testigo elijo quel asentar y levantar
tantas veces la ciudad era de mal gobierno y poca gana de
estar en latierra; y esto elijo desta pregunta, etc.

8. — A la otava pregunta, dijo: que algunas veces oyó


decir este testUgo al dicho Juan Núñéz de Prado, y ansí
era público que decía: «átenme,préndanme, sáquemne», mos
trando voluntad de que lo sacasen de la tierra; y lo de
más en esta pregunta contenido, dice lo que dicho tiene
en las preguntas antes desta, etc.

9. — A la novena pregunta, dijo: que oyó decir al dicho


Juan Núñez de Prado que quería, pasar esta ciudad al
asiento de Tatinga'sta, y era público por toda la ciudad
que se quería pasar, porque habla enviado españoles á

354
limpiar el dicho asiento, y sabe y tiene por cierto que
si noe ntrara el gobernador Francisco de Aguirre, que se
-mudara la dicha ciudad; y esto dijo desta pregunta, etc.

10. — A la décima pregunta, dijo: que lo que sabe es que


si el gobernaddr Francisco de Aguirre lio entrara, como
entró, en esta ciudad conla gente é armas ó socorro que á
ella trujo, al creer deste testigo, la ciudad estuviera
despoblada, por estar, como estaba, para azarse y la
gente descontenta; y en lo del valor y prudencia de la
persona del dicho señor gobernador, este testigo tiene y
cree que la tiene, según y como la pregunta lo reza, y
mucho más por haberle, como le ha tratado é seídomandado
dél; y esto dijo desta pregunta, etc.

1 1 . — A las once preguntas, dijo: que dice lo que dicho


tiene en las preguntas antes desta.

12. — A las doce preguntas, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo la sabe, dijo que
porque se bailó presente cuandole acabaron de recibir en
el Cabildo desta ciudad al dicho señor Francisco' do
Aguirre c vió pregonar las provisiones por donde lo
recibieron por fin é muerte del dicho don Pedró de
Valdivia, que son las contenidas en 3a pregunta, é que
después acá es tenido por tal gobernador deS. M. en esta
ciudad é ha visto obedecer sus mandamientos; ó á esta
causa lo sabe, etc. .

13. — A las trece preguntas, dijo: que la sabe como en e


lla se contiene;preguntado cómo la "sabe, dijo: que por
que, después de Dios, el dicho gobernador Francisco de
Aguirre lia sustentado esta ciudad, é si él no hobiera
venido á ella, como dicho tiene, cree se hubiera perdido,

355
y este testigo tiene al dicho gobernador Francisco de
Aguirre pr tal personacomo la pregunta dice, etc.

14. — A las catorce preguntas, dijo: quel dicho


gobernador Franciscode Aguirre es persona rica é de
muchas haciendas y que ha gastado mucha suma de pesos de
oro en esta tierra, y que él más que otro le parece que
podrá sustentar esta tierra, ansí por lo. que dicho
tiene, comopor tener el puerto de Copayapo; y esto sabe
porque lo ha visto, é lodemás en la pregunta contenido,
dice lo que dicho »tiene~ en las antesdesta, etc.

15. — A las quince preguntas, dijo: que dice lo que


dicho tiene en lapregunta antes desta, etc.

16. — A las diez y seis preguntas, dijo: que la sabe como


en ella secontiene; preguntado cómo la sabe, dijo que
porque ha visto todo locontenido en la pregunta y cree,
como' dicho tiene, que si el dicho Juan Núñez de Prado
viniese á esta ciudad, como dicho tiene, se despoblaría.

17. — A las diez y siete preguntas, dijo: que la sabe


como en ella se contiene; preguntado cómo la sabe, dijo
que porque ha vístelos capitanes é gente que la pregunta
dice, los cuales andan ele camino para ir áhacer la dicha
población y que es cosa muy conveniente al servicio de
Dios y de S. M, que la dicha población se haga para que
aquélla con ésta se puedan sustentar, y ansimismo es
público ques tierra muy rica lacomarca donde se quiere
poblar, y le parece que si á costa de S. M. so hubiera de
poblar el dicho asiento en la tierra, se gastará gran
cantidadde pesos de oro, por ser, como es, tierra nueva y

356
estar la gente della de guerra; y á esta causa la sabe,
etc.

18. — A las diez y ocho preguntas, dijo: que dice lo que


dicho tieneen las preguntas antes desta, y demás clesto,
ha oído decir á muchas personas que lo han visto que hay
en esta tierra donde se pueden poblar otros pueblos do
cristianos, donde es en los Comechingones y en Esteco.

19. — A las diez y nueve preguntas, dijo: que ha oído


decir lo contenido en la pregunta ser ansí como ella lo
dice, etc.

20. — A las veinte preguntas, dijo: que dice lo que dicho


tiene en las preguntas autes desta, etc.

21. — A las veinte y una preguntas, dijo: que todo lo que


dicho tiene es así verdad y piíblico y notorio á las
personas que dello tienen noticia, y en ello se afirma, y
firmólo de su nombre, y fuéle encargado elsecreto del
juramento. — Rodrigo Fernández, etc

El dicho y declaración de Alonso de Orduila, alguacil


mayor de ladicha ciudad, vecino y regidor dolía, el cual
habiendo jurado en públicaforma, según dicho es, é siendo
preguntado por las preguntas del dicho interrogatorio, en
presencia del dicho señor alcalde, dijo lo siguiente,
etc.

357
Alonso de Orduila, Alguacil Mayor

1. — A la primera pregunta, dijo: que conoce á los en ela


contenidosde vista ó trato tí conversación, al gobernador
Francisco de Aguirre, detres arios á esta parte, y al ca
pitán Juan Núñez de Prado, de siete añosá esta parte, y
al dicho Lorenzo Maldonado habrá que lo conoce cuatroa
fios, etc.

Fuéle preguntado por las preguntas generales, y respon


diendo á ellasdijo que sería de edad de veinte y ocho
años, poco más ó menos tiempo, y que no es pariente de
ninguna de las partes; 4 lo demás en las preguntas
generales contenido no le toca ni atañe, mas de que ayude
Diosá la verdad, etc.

2. — A la segunda pregunta, dijo: que lo que della sabe


es que vió como el dicho Juan Nuñes de Prado en lo que es
tuvo en esta tierra mató é mandó matar tres españoles, é
queste testigo le tiene por hombre mal acondicionado, é
que sabe que está apasionado con algunos vecinos desta
ciudad, porque este testigo le óllò decir al dicho Juan
Nùñez de Prado que si S. M. lo enviase á esta ciudad, no
le esperarían algunos vecinosen esta ciudad, Sabiendo su
venida, porque este testigo lo ha oído así decir á
algunas personas, y le parece á este testigo que con la
pasión que tendrá, si viniese á cha, haría mal y daño á
algunos vecinos; y esto dijo á esta pregunta, etc.

3. — A la tercera pregunta, dijo: que al tiempo quel


dicho gobernadorFrancisco de Aguirre fué recibido por
teniente de gobernador y capitánen el Cabildo desta
ciudad, este testigo andaba conquistando y no estaba en
esta ciudad, y sabe quel dicho Juan Núñez de Prado se so
metióá la juridición de Chile y quedó por teniente de

358
gobernador en nombre del gobernador don Pedro de
Valdivia; preguntado cómo lo sabe, dijoque porque lo vió
pasar así como dicho tiene, estando esta ciudad asentada
en el asiento de Tucumán; y esto dijo á esta pregunta,
etc^

4. — A la cuarta pregunta, dijo: questaiido esta ciudad


en el asientode Tucumán, este testigo vió que al tiempo
quel dicho Juan Núñez de Prado la levantó, ciertos días
antes, inducía á algunas personas á que le ayudasen á que
se alzase de allí la cibdad, y ansimismo sabe que le
pesaba si no querían venir en ello, y oyó decir á perso
nas que no se acuerda,que en aquella sazón mandó poner
una escalera en el rollo de la dicha ciudad y que en este
tiempo vió este testigo como el dicho Juan Núñez de Prado
se Telaba y guardaba con gente armada para que viniesen á
hacer lo quél quería, que era mudar la dicha ciudad; y es
to elijo á esta pregunta.

5. — A la quinta pregunta, dijo: que sabe é vió que por


despoblar yalzar la dicha ciudad, el dicho Juan Nùñez de
Prado, del dicho asientode Tucumán se perdieron algunas
cabalgaduras, ganados de cabras y puercos, é sabe que en
la jornada mataron los indios algunas piezas,por lo haber
oído decir, y que si la ciudad no se despoblara, cree es
te testigo que no muriera nada de lo susodicho, é le pare
ce que por habersemudado la dicha ciudad y sucedido lo
que sucedió, se desirvió en ello áDios Nuestro Señor é
tí. M., porque servían á la sazón la más gente de ladicha
provincia de Tucumán, de lo cual sabe que vino gran daño
y perturbación á los naturales della, especial á los in
dios que servían, porque los sacaron de sus casas ó
pueblos atados en cadenas y así los cargaron, ácuya causa
murieron muchos indios naturales, porqueste testigo los
vía muertos por los caminos, y que por haber alzado la
dicha ciudad y todolo susodicho, ha venido muy gran daño

359
á la dicha provincia ele Tucumáné naturales della; y esto
dijo á esta pregunta, etc.

6; — A la sexta pregunta, dijo: que cree y tiene por


cierto que sí la dicha ciudad no la despoblara, que los
vecinos y moradores della estuvieran más remediados de lo
questán y no hubieran pasado tanto trabajo y hobiera mu
chos más ganados de los que hay, y cree qe se hubieran
labrado minas de oro, porcpie en algunas partes se había
sacado, y si sehubiera sacado oro, está claro que los
reales quintos fueran aumentados;y esto dijo á esta pre
gunta.

7. — A la séptima pregunta, dijo: que sabe que se asentó


esta ciudad enel vallo de Calchaquí, y asentada, servían
muchos indios á los españoles, porque este testigo lo
vió, é demás desto sabe que hay en el dichovalle minas de
oro. porque dicho Juan Núñez de Prado envió á sacaroro
délláS, y cpieste testigo vió muestra de oro, y qué le
parece á esttestigo que todo lo quel dicho Juan Núñez ele
Prado hacía, poblando despoblando, era de mal gobierno y
poca voluntad que tenía ele estaren la tierra, y ansí se
lo dijo el dicho Juan Núñez de Prado á este testigo; y
esto dijo á esta pregunta, etc.

8, — A la octava pregunta, dijo: que lo que della sabe es


queste testigo oyó decir al dicho Juan Núñez de Prado:
«átenme ó tómenme, y hagan,de mí lo que quisieren,» y que
á este testigo le parece que por estas palabras tenía
deseo de salir desta tierra, ó sabe que en los asientos
de Tucumáu y Calchaquí donde esta ciudad estuvo poblada
por el dicho Juan Núñez de Prado eran buenos asientos,
queste testigo los vió; yesto dijo á esta pregunta, etc.

9. — A la novena pregunta, dijo: que lo que della sabe es


que después quel dicho Juan Núñez de Prado alzó esta

360
ciudad del valle de Calchaqui y la asentó por bajo de
adonde agora está poblada, vió este testigo como envió el
dicho Juan Núñez efe Prado ciertos vecinos desta ciudad
juntamente con el padre Caravajal á hacer el asiento para
pasar esta ciudad adonde dicen Tatingasta, y para ello es
tuvo alguna madera cortada, y que sabe y que entiende.
que por la mudanza de la ciudad tantas veces traía la gen
te perdida; y esto dijo á esta pregunta, etc.

10. — A las diez preguntas, dijo: que lo que sabe es y le


parece quecon la venida del gobernador Francisco de
Agüirre y del socorro queá esta ciudad trujo, se
recresció gran bien á esta ciudad y á la sustentación
della, por ser hombre de tanta experiencia y prudencia y
valor,y la puede sustentar él mejor que otro, y que si S.
M, no le proveyese por tal gobernador, este testigo cree
questa ciudad se perdería, por tener él mejor aparejo
para la sustentación della que otro ninguno; yesto dijo
desta pregunta, etc.

11. — A las once preguntas, dijo: que lo que sabe desta


pregunta es que oyó decir este testigo quel dicho Juan
Núñez de Prado había dado cédula ó cédulas de repar
timientos ele indios en nombre del gobernadordon Pedro de
Valdivia, como teniente suyo que era; y esto á esta
pregunta, y lo demás contenido en ella dice lo eme dicho
tine en la pregunta antes desta, etc.

12. — A las doce preguntas, elijo: que sabe quel


gobernador Franciscoele Aguirre fué recibido por el
cabildo desta ciudad por gobernador de lla en nombre de
S. M., por fin é muerte del gobernador don Pedro de Val
divia, que se tuvo nueva cierta que era muerto, é ha oído
decir que por provisiones del Licenciado dé la Gasea y
del dicho don Pedro de Valdivia fué recibido en esta
ciudad por gobernador; preguntado comolo sabe, dijo: tpie

361
porque ansí fué público en esta ciudad, y se regocijaron
de haberle recibido por gobernador, y á esta causa lo
sabe, etc.

13. — A las trece preguntas, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado cómo lo sabe, dijo: quo por
lo que dicho tiene, y porque cree ser ansí todo lo que la
pregunta dice, etc.

14. — A las catorce preguntas, elijo: que, como dicho


tiene, el dicho gobernador Francisco de Aguirre, más que
otro, es bastante para sustentar esta tierra, por ser la
persona que ha dicho y de grandes haciendas,y por tener,
como tiene, el valle de Copayapo. que es puerto de mar, y
porque ha gastado y gasta mucha suma de pesos de oro en
socorrer ésustentar esta tierra; y esto dijo á esta pre
gunta, etc. •

15. — A las quince preguntas, dijo: que dice lo que dicho


tiene en lapregunta antes desta, é que tiene al
gobernador Francisco de Aguirrepor hombre muy emparentado
é rico, é que tiene muchos hijos y amigos y es de gran
conoscimiento en tierras nuevas y temido de los indios,
etc.

16. — A las diez y seis preguntas, dijo: que sabe é ha


visto como el dicho gobernador Francisco de Aguirre ha
enviado por dos veces socorro á esta ciudad, enviando á
ella dos capitanes con gente de á caballoó han traído á
ella armas, herraje, hierro, é acero, é herramientas
deminas, arcabuces é pólvora, el cual socorro ha hecho de
seis meses áesta parte; y anstmismo ha enviado plantas é
árboles frutíferos, porqueeste testigo lo ha visto. todo
en esta ciudad, por donde tiene y cree queha sido mucha
parte para que esta ciudad se sustente y no se despobla-
se, lo cual cree este testigo quol dicho Juan Nuñez de

362
Prado no podrá hacer, por ser, como es, hombre probé; y
esto dijo á esta pregunta, etc.

17. — A las diez y siete preguntas, dijo: que la sabe


como en ella.secontiene; preguntado cómo la sabe, dijo:
cpie porque ha visto los dichoscapitanes é gente en esta
ciudad, y que están de camino para ir á facerla dicha
población en la sierra en los Diaguitas, y es núblico é
notorioque hay en ella ricas minas de oro é todo lo demás
contenido en la pregunta, y cree este testigo ser así,
porque ayudándose una ciudad con la otra se sustentarán é
ayudarán, é si aquélla no se poblase en la sierra,ésta no
se podría sustentar, é le parece que si S. M. mandara fa
cer la dipha población que gastará en ella muy gran suma
de pesos de oro porser, como es, tierra nueva, etc.

18. — A las diez y ocho preguntas, dijo: quedo que desta


preguntasabe es que ha oído decir á personas que lo han
andado, que ha r eiiesta tierra partes y lugares donde se
pueden poblar otros pueblos de cristianos, donde es en
Esteco y en los Cpinechmgones y en Famat-jna,y que si
estos pueblos se poblasen, el dicho gobernador Francisco
de Agnirre es bastante para los poblar é sustentar, go
bernar, por lo quetiene dicho, lo cuál cree este testigo
no se haría si S. M. sacase al dicho gobernador desta
tierra, antes tiene por cierto que se destruiría; y esto
dijo desta pregunta, etc.

19. — A las diez y nueve preguntas, dijo: que ha oído


decir todo lopontenido en la pregunta á personas que lo
han visto, etc. -

20. — A las veinte preguntas, dijo: que cree que si el


dicho Juan Núñez viniese á esta tierra, que con su venida
habría gran escándalo eiiella entre los españoles, por lo

363
que dicho tiene en las preguntas antesdesta; y esto dijo
á esta pregunta, etc.

21. — A las veinte y una preguntas, dijo: que todo lo que


dicho tienees así verdad é público é notorio á las perso
nas que dello tienen noticia, é firmólo de su nombre, é
fuéle encargado el secreto. — Alonso de Ordnña, etc.

El dicho é declaración de Baltasar Fernández;, testigo


susodicho, elcual habiendo jurado en pública forma, según
dicho es, ó siendo pre-guntado por el dicho señor alcalde
por las preguntas que pidió el dichoLorenzo Maldonado
señaladamente que declarase, dijo é depuso ló si-guiente,
etc.

Baltasar Fernández
1. — A la primera pregunta, dijo: que conoce á los en
ella contenidos,de vista, é trato ó conversación, al
gobernador Francisco de Aguirre habrá un año, é al
capitán Juan Núñez de Prado habrá año y medio, yá Lorenzo
Maldonado habrá un mes, poco más ó menos.

Fuéle preguntado por las preguntas generales, dijo: que


es de edadde treinta é cinco años, poco más ó menos
tiempo, y que no.es pariente de ninguna de las partes, y
lo demás en las preguntas generales contenido que no le
toca ni atañe, mas de que Dios dé la justicia al que la
tuviere, etc.

364
3. — A la. tercera pregunta, dijo: que ha oído decir todo
lo que la pregunta dice en Chile, y en esta ciudad y en
la ciudad de los Reyes, etc.

13. — A las trece preguntas, dijo: que la sabe como en


ella se contiene, por conocer, como conoce, al dicho
gobernador Francisco de Agui-rre por persona tal como la
pregunta dice, por lo haber tratado, y ansimismo tiene
por cierto y es notorio que por su venida á esta tierra
lasanta te católica ha sido aumentada y ha sido por bien
desta tierra y delos naturales deba, porque esta tierra
estaba perdida y sin remedio; y áesta causa lo sabe, etc.

15. — A las quiuce preguntas, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado como lo sabe, dijo: cpie
porque, como dicho tiene, conosce y ba tratado al dicho
gobernador Francisco de Aguirre y es hombrede gran
conocimiento en tierras nuevas y á quien temen mucho los.
Indios y por ser muy emparentado y tener, como tiene,
muchos hjos éamigos que le ayudarán "a facer cualquier
cosa, y por tener, como tiene el valle de Copayapo, que
es puerto de mar, y este testigo lo ha visto, pordonde se
puedo traer á esta tierra muchas cosas necesarias para la
sustentación della, etc.

16. — A las diez y seis preguntas, dijor que sabe que de


cuatro ó seismeses á esta parte el dicho gobernador
Francisco de Aguirre ha envia-do el socorro á esta ciudad
que la pregunta dice, porque este testigo lovió y es uno
de los que vinieron con el socorro, é vió las dichas
plan-tas é árboles frutíferos; y demás desto, podrá haber
año y medio, pocomás ó menos, , queste testigo vió en la
ciudad de Lima y habló con eldicho Juan Núñez y vió
questaba probé y que no tema posibilidad parafacer gastos
necesarios en esta tierra, eceto que no sabe si por su
veni-da á esta tierra se despoblaría esta ciudad, etc.

365
17. — A las diez y siete preguntas, dijo: que la sabe
como en ella secontiene; preguntado como lo sabe, dijo
que porqueste testigo ha vistoen esta ciudad los
capitanes é gente que la pregunta dice, y andan ade-
rezando para ir á facer la dicha población, é ha oído
decir ques tierramuy rica de oro, y que todo lo gasta á
su costa el dicho gobernador Francisco de Aguirre, y que
si Su Majestad la hobiera de mandar poblar gastara mucha
suma de posos de oro, y le paresee ques cosa muy
conveniente que se haga la dicha población, porque, si no
se hiciese, creeesta ciudad no se sustentara, etc.

20. — A las veinte preguntas, dijo: 'que lo que della


sabe es que tratando este testigo con el dicho Juan Núñez
de Prado en la ciudad deLima, dijo á este testigo como
estaba de camino para esta tierra, que lhabían ya tornado
á proveer en el cargo los señores del Audiencia Real, y
que una de las cosas de que deseaba venir á esta tierra
era porse vengar do algunos vecinos della, y esto le oyó
decir apasionadamente; y esto dijo desta pregunta, etc.

21. — A las veinte y una preguntas, dijo: que todo lo que


dicho tienees' así verdad é público é notorio á las
personas que dello tienen noticia, y en ello se afirma so
cargo del juramento que hizo, y firmólo , desu nombre; é
fuéle encargado el secreto. — Baltasar Hernández, etc

El dicho y depusieión de Niculás de Dios, testigo


susodicho, el cualhabiendo jurado en pública forma según
dicho es, é siendo preguntadopor ciertas preguntas del
dicho interrogatorio quel dicho Lorenzo Mal-donado pidió
declarase por ellas, y no por más, dijo y declaró lo si-
guiente, etc.:

366
Niculás de Dios
1. — A la primera pregunta, dijo: que cohoce á todos los
contenidosen la pregunta de vista é trato é conversación
de tres años á estaparte, etc.

Fuéle preguntado por las preguntas generales, é respon


diendo áellas, dijo que no es pariente de ninguna de las
partes, ó lo demás enlas preguntas generales contenido no
le toca ni atañe, mas de que Diosdé la justicia á lá par
te que la tuviere.

3. — A la tercera pregunta, dijo: que lo que sabe della,


es que ha oído leer las provisiones por donde hicieron go
bernador al dicho Francisco de Aguirre; y demás desto sa
be questa ciudad cae dentro en la gobernación de Chile;
preguntado como lo sabe, dijo que porque este testigo es
hombre que sabe del altura y piloto y ha tomado el altura
en esta ciudad y en Chile y hallado questá esta ciudad en
veinte y siete grados y treinta cuatro minutos; y esto
dijo á esta pregunta, etc.

13. — A la trecena pregunta, dijo: que la sabe como en e


lla se contiene; preguntado como la sabe, dijo que porque
lo ha visto y tratado al dicho gobernador Francis co de
Aguirre. sabe ser así todo lo que lapregunta dice é sabe
que por su venida á esta tierra.se ha aumentadola santa
fee católica, é por bien de estas provincias é na turales
della, etc.

, 15. — A la quincena pregunta, dijo: que la sabe como en


ella se contiene; preguntado como lo sabe, dijo que por
que conosce al dicho gobernador Francisco de Aguirre ser

367
tal caballero como la pregunta dice,é ser bastante é
poderoso para lo que la pregunta dice, ó que es muy
emparentado é tiene muchos hijos é amigos para hacer lo
que quisiereen nombre de Su Majestad, é demás desto por
el buen aparejo quetiene en el su valle de Copayapo, quos
puerto de mar, el cual este tes-tigo ha visto, y á esta,
causa lo sabe, etc.

16. — A las diez y seis preguntas dijo: que sabe ó ha


visto que de seismeses á esta parte el dicho gobernador
Francisco de Aguirre ha enviafio por dos veces el socorro
que ta pregunta dice á esta ciudad é las llantas é árbo
les frutíferos que la pregunta dice, todo á su costa,
porqueste testigo es uno de los que vinieron al dicho so
corro, é que creeque por haber ansí enviado el dicho so
corro ha sido parte para questaciudad permanezca; é
queste testigo vió en la ciudad de los Reyes aldicho Juan
Núñez de Prado, y estaba probé, tal que no tine posibili-
dad para, hacer gastos ni para proveer esta tierra, é ha
oído decir en estaciudad á vecinos della quel dicho Juan
Núñez está malquito,(malvisto) y quesi viniese á esta
tierra, que se despoblaría; y esto dijo á esta pregun-ta,
etc.

17. — A las diez y siete preguntas dijo: que la sabe como


en ella seContiene; preguntado como lo sabe, dijo que
porque lo ha visto todo locontenido en la pregunta, é
halládose presente, eceto eme si S. M. hobiera de hacer
la dicha población, no sabe él cuanto gastara, mas de
quegastara gran suma de pesos oro, por ser, como es, tie
rra nueva.

20. — A las veinte preguntas dijo: eme lo que sabe della


es questandoeste testigo hablando con el dicho Juan Núñez
de Prado en la ciudad deLima, habrá catorce ó quince
meses, dijo á este testigo ue no deseabavenir á esta

368
tierra por otra cosa sino por se vengar de los vecinos
destaciudad que le habían vendido, y esto decía con mucha
pasión y 'enojo;y esto dijo á esta pregunta, é lo demás
no sabe, etc.

21. — A las veinte y una preguntas elijo: que todo lo que


dicho tienen su dicho es así verdad y público y notorio á
las personas que clellotienen noticia, y en ello se
afirma é no supo firmar su dicho y firmó eldicho señor
alcalde, é fuéle encargado el secreto. — Martín de Rente-
ría, etc.E así hecha la dicha probanza según é de la
maneta que elicho e?, eldicho señor alcalde dijo: que
manda dar un traslado della autorizadodella en pública
forma al dicho Lorenzo Maklonado, según que lo tiene
pedido, é á ello elijo que interponía é interpuso su
autoridad é decreto judicial, aquel que de derecho en tal
caso se requiere, é firmólo de sunombre. — Martín de
Rentería, etc.

E yo, Diego López, escribano público y del Concejo


desta dicha ciudad, que presente fui á tocio lo
susodicho juntamente con el dicho señor alcalde,
é de pedimento del elicho Lorenzo Maklonado,
procuradorde la dicha ciudad, lo hice escribir
en veinte y cuatro hojas de papel, élas dos van
en blanco, é lo signé é sellé con el sello acos
tumbrado, éva cierto é verdadero é corregido
según que ante mí pasó é" queda en mi registro,
é por ende fize yo aquí este mi signo á tal.—
(Hay un signo.) — En testimonio de verdad. —
Diego López, escribano público y delConsejo. —
(Hay una rúbrica)

369

Intereses relacionados