Está en la página 1de 3

Colegio Gimnasio Campestre San Sebastián

1. IDENTIFICACIÓN:
GUIA No. 1 FECHA: 20/02/2018
ESTUDIANTE:
AREA: Historia, Geografía, democracia y
ASIGNATURA: Economía
constitución política
GRADO: Undécimo DURACION EN HORAS: Tres
COMPETENCIAS: Interpretativa, argumentativa, propositiva.
DBA LC 5: Comprende que los argumentos de sus interlocutores involucran procesos de
comprensión, crítica y proposición.
DOCENTE: Vida Patricia Durán González

2. EXPLORACION CONOCIMIENTOS PREVIOS:


Actividad individual:
1. Pueden utilizar la siguiente información para su proyecto
LA ECONOMÍA COLONIAL

De acuerdo a los Historiadores Bárbara y Stanley Stein, los elementos esenciales


de la economía colonial eran los siguientes:

Una serie de centros mineros: En México y en Perú y en menor escala en


Honduras (los minerales y real de minas de la alcaldía mayor de Tegucigalpa).
Regiones agrícolas y ganaderas: Periféricas a los centros mineros para el
aprovisionamiento de víveres y materias primas. En caso de Choluteca,
Comayagua y Olancho en Honduras.
Un sistema comercial: para encauzar la plata y el oro en forma de numeración o
lingotes a España por los cuales esta pagado por lo bienes recibido de Europa
Occidental. Permite a la vez encauzar bienes a America desde el único puerto
autorizado: el de Sevilla pues España practicaban el monopolio comercial con sus
provincias. La colonia pensaba la fugo de metales precioso hacia otro estado
europeo.

La minería: Los principales descubrimientos mineros en America se realizaron


entre 1545-1565 en México y Perú. Posteriormente y en menor escala en
Honduras que, según Newson (Op.Cit). Aportaba un 5% del total de riqueza
mineral del imperio.
La mano de obra fue principalmente indígena. El escaso capital circulante fue el
punto débil de los dueños de las minas recurriendo a los comerciantes y las
iglesias.
Los dueños particularmente de minas pagaban a la corona el 20% de la plata
extraída y acuñada, además la corona obtenía otros ingresos a través del control
monopólico del mercurio cuyo derecho de distribución se reservaba y el cual era
indispensable para la separación de la plata en su estado natural.

La agricultura: Grandes haciendas, la actividad minera creo un mercado interno


para la producción colonial, tiendas, hospedajes, iglesias, cantinas, albañilería,
malacate escaleras, mulas cueros etc.
En el siglo XVII, la falta de capital circulante, escasez de barcos de transportasen
los metales precioso (por la derrota de la armada invencible española a manos
de la iglesia), hacen que la mayor parte de los dueños de minas trasladaran su
inversión a la hacienda para el cultivo de comestibles y la cría de ganado.

Sumando a la adquisición de tierras indígenas individuales, estimulo el latifundio


una hacienda era un fundo de grandes extensiones donde se cultivaban cereales
y se creaba ganado sus productos eran consumidos localmente y la fuerza de
trabajo indígena. Aquí estos hallaron refugio de la crueldad de las faenas mineras
y otros desmanes, creándose entre el dueño de la hacienda y el indígena una
relación de carácter patriarcal.
Colegio Gimnasio Campestre San Sebastián
La plantación: Era un latifundio orientado al monocultivo de exportación con
mano de obra esclava e independiente de la actividad minera.
Los portugueses en el siglo XVI, los españoles desde el siglo XVIII, los
holandeses desde el siglo XVII y las colonias inglesas del sur de Norteamérica
desde el siglo XVIII, desarrollaron una economía de plantación entre cuyos
productos de alta demanda en Europa, encontraron tabaco, algodón, cacao y
caña de azúcar.
El modelo agrícola colonial desde una perspectiva dependiente, Manlio Martínez,
sugiere que la actual estructura de la economía agrícola centroamericana fue el
resultado de las formas de propiedad técnica orientación comercial implantadas
por los españoles desde inicio de la colonia.
Los 2 principales cultivos agrícolas de exportación de Centroamérica fueron el
cacao que servía como colorante para la industria textil europea.

La política agraria colonial para el historiador guatemalteco, Severo Martínez


Peláez, la actual estructura concentradora de la propiedad agraria
centroamericana, se originó a partir de lo que el demoniza los cinco principios de
la política agraria colonial:
1.Principio de señorío: no hay tierra sin dueño, únicamente el rey tiene el derecho
de cederlas en usufructo.
2.La tierra como aliciente: la colonia premiaba a los conquistadores con las tierras
de ellos mismos les arrebataban a los indios y con los indios mismos (a través de
la encomienda).
3.La tierra como fuente de ingreso para las cajas reales. Después de 1591 la
corana dicto órdenes para que todos los propietarios de tierras presentaran los
respectivos títulos. Caso los usurpadores podrían conservarlas pagando al Rey
una suma de dinero llamada composición.
4.Que los pueblos de indios tuvieran suficientes tierras. Este fue el único que
opero como factor de creación de latifundios.
5.Bloqueo agrario a los mestizos: Este fue que estimulo el crecimiento de los
latifundios por que la población mestiza pobre se vio obligada a desplazarse a las
haciendas y a trabajar en ella a cambio de tierra en usufructo bajo condiciones
que les imponían las elites criollas terratenientes.
Martínez concluye su análisis advirtiendo que, dado que la disponibilidad de mano
de obra indígena no aumenta lo suficiente, la elite criolla para preservarse tuvo
que frenar su propio crecimiento y concentrar en sus manos cada vez más tierras.

La tierra sin el indio no valía nada y como la búsqueda del control del trabajo del
indio estimulo el afán por acaparar la tierra, durante la colonia el valor de una
hacienda incluía el derecho a un número determinado de indios.

El comercio: la colonia española tenia su principal problema en controlar al


máximo la plata y el oro que venia de las colonias base de la economía y posición
española en Europa. Para controlar la entrada de lingotes y numerario se crearon
en España la casa de contratación (1508) y el consulado de Sevilla (esta ultima
con filiales en America).
De esta forma se pretendía garantizar el control monopolista que España ejerce
sobre el comercio colonial y las entradas de oro y plata con un puerto distribuidor
de bienes a America.
Los productos manufacturados de Europa occidental eran vendidos libremente a
los criollos y de manera forzada a los indígenas por los corregidores.
El contrabando era estimulado por el sub.-aprovisionamiento en que el consulado
de Sevilla mantenía a las colonias para encarecer los productos cuyas ofertas no
alcanzaba a satisfacer la elevada demanda.

En otras palabras, lo bienes extraídos de América por España sirvieron


básicamente para enriquecer a Inglaterra, Francia y Holanda.

En Honduras por el carácter relativamente despoblado y con el débil, o nula


presencia española en su costa norte y oriente se desarrolló una activa relación
Colegio Gimnasio Campestre San Sebastián
comercial ilícita de los ingleses con los indios misquitos o con los colonos de
occidente.

Los ingleses obtenían madera preciosa, añil, esclavos indígenas, y plata que
intercambiaban por ron, armas, textiles y manufactura que España no era
capaces de proveer por la lentitud y encarecimiento de su monopolio comercial

Socialización:

3. MATERIAL DE CONSULTA:

Tomado de: https://histounahblog.wordpress.com/6-4-unidad-ii-economia-


colonial-gr-4/

VALORACIÓN INTEGRAL
CALIFICACION GUÍA FIRMA FIRMA
DESEMPEÑO
CUALITATIVA CUANTITATIVA DOCENTE ACUDIENTE
SUPERIOR
(96 – 100)
ALTO
(86 – 95)
BASICO
(75 – 85)
BAJO
(10 – 74)