Está en la página 1de 146

LOGOTERAPIA
Una alternativa ante la frustración
existencial y las adicciones

EFREN MARTINEZ ORTIZ

AGRADECIMIENTOS EN LA SEGUNDA EDICION


A Dios,
Al equipo terapéutico del C.A.A. por su apoyo y confianza,
Al Dr. Jorge Sánchez Mejorada de Casa Nueva y CARE A.C. en México por la
realización del prólogo a esta segunda edición
A los diferentes programas de tratamiento en Latinoamérica que han abierto sus
puertas a nuestras propuestas.
Al padre Gabriel Mejía de la Federación Latinoamericana de Comunidades
Terapéuticas por su apoyo y confianza,
A Gladys de Rodríguez por su profunda confianza,
A las familias e instituciones que creen en nosotros,
A las personas con problemas de adicción que colaboraron
en este libro con sus testimonios,
y a Clau por ayudarme a captar preguntas muy importantes en mi vida.

Gracias.
CONTENIDO

Prólogo
Prólogo a la segunda edición
Introducción
(Nota a la introducción en esta segunda edición)

1. BREVE SISTEMATIZACION DE LA LOGOTEORIA


- Raíces del pensamiento logoterapeutico
- Visión antropológica
- Inconciente espiritual
- Pilares Fundamentales del análisis existencial y la logoterapia.

2. MODELO DEL PROCESO DE RESTRICCIÓN DE LO NOETICO EN LAS


DROGODEPENDENCIAS
- Vida Vivida
- Vida vivida como construcción de la vulnerabilidad
- Dinámicas restrictivas de la adicción
- La vida vivida como facilitador de las manifestaciones espirituales

3. EL GRUPO DEL SENTIDO: Logoterapia Cotidiana para adictos en recuperación

a. Determinismo y Libertad....................................
2. La Responsabilidad...............................................
3. La Voluntad de Sentido........................................
4. Los Valores como Realización del Sentido............
5. El Optimismo Trágico...........................................
6. El Sentido del Sufrimiento.....................................
7. El Sentido de la Vida.............................................
8. El Suprasentido o Sentido Último.........................

4. OTRAS FORMAS DE LOGOTERAPIA GRUPAL EN ADICCIONES

- Grupo del Suprasentido.............................................


- Grupo de Derreflexión............................................
- Grupo del Sentido..................................................
- Grupo de Existencial
- Grupo de Cuenteria
- Aportes de la logoterapia de grupo –Denominada Grupo del Sentido y Red
existencial- a las personas con problemas de adicción. (algunos resultados de la
investigación cualitativa).

5. ALGUNOS ELEMENTOS LOGOTERAPÉUTICOS EN EL TRATAMIENTO DE


LAS ADICCIONES ....

- Las huellas de sentido..................................


- Las responsabilidades................................................
- La ensoñación logoterapéutica..................................
- Reestructuración cognitiva-humoristica...................
- La intención Paradójica...........................................
- La intención Paradójica derreflexiva.........................
- La Derreflexión...................................................
- La Hiperintención positiva.......................................
- Las Logocanciones....................................................
- Proyecto de vida.......................................................
- El dialogo socrático y las preguntas ingenuas. ........

6. LA LOGOTERAPIA Y LA CUESTION DE LA RECAIDA..........

7. DISCUSIONES EN TORNO A LA CULPA

- Las situaciones límite de Jaspers y la tríada trágica en logoterapia


- Visión Logoterapeutica de la culpa
- El abordaje de la culpa
- Acerca de un caso

8. HACIA LA AUTONOMIA A PESAR DE LA DEPENDENCIA............

9. VACIO EXISTENCIAL Y SENTIDO DE VIDA: UN RETO PARA LA


EDUCACIÓN

- Los males de la época


- Logoterapia: Una alternativa ante los males de la época
- Un abecedario de alternativas prácticas para la educación desde la logoterapia.

10. DISCURSODE HOMENAJE AL CUMPLIRSE UN AÑO DE LA MUERTE DE


VIKTOR FRANKL , EN LA APERTURA DEL SEGUNDO CONGRESO DE
LOGOTERAPIA PARA EL MERCOSUR
Por Geronimo Acevedo......................

A MANERA DE EPILOGO................................................

- La Comunidad Terapéutica y el C.A.A....................


- Alcohólicos Anónimos y el C.A.A............................
- La Fundación Colectivo Aquí y Ahora......................
- Las Familias y el C.A.A...........................................
- La Logoterapia y el C.A.A.......................................

Himno del C.A.A............................................................

Bibliografía..................................................................

"Cristalizada y mentirosa
apareciste primorosa
ante mi mente,
que en tu regazo
se abrió como una rosa,
empezando como muerte
el comienzo del ocaso.
Alegría suspicaz
que retorcía mis venas,
dulce ave rapaz
de angustia entre mis penas.
!ay fugaz osadía!
en la eterna acelerada,
bajo la profunda apatía
de tu cárcel bien labrada.
Anhelos perdidos
en lagrimas de madre,
en promesas de incumplidos
la locura de tu padre.
Se escapo la libertad
que corría y se alejaba,
que lloraba y se reía,
te besaba y te mataba."
PROLOGO

Dice Lain Entralgo que la historia es la sucesión de tentativas del hombre para resolver
su problema fundamental, el de serlo. La salud podría definirse como el desarrollo del
ser en su esencia y sentido. La terapia como el intento de lógralo.

En la actualidad, por lo general, vivimos y trabajamos una historia (del suceso), que
desconoce la subhistoria (proceso) que la hace posible. Excitados por lo urgente
olvidamos lo importante . Ignoramos el "quien", apasionados por un "qué sucede"
vaciado de contenido, inundados por imágenes, que carentes de sentido terminan
empobreciendo nuestro lenguaje existencial.

La muerte, la guerra, el amor, el sexo, la tragedia, la alegría, la amistad, la solidaridad,


la fe pasan a ser imágenes de algo que sucede, no importa dónde ni a quiénes. Son
imágenes para consumir desde la pasividad de espectadores, que no comprometen, que
no alteran los nervios, que están descarnadas, deshumanizadas. Son sólo imágenes.

Pero cabría preguntarse: ¿Cuánto tiempo se puede vivir sin nervios y sin sentido?
¿Cómo se puede vivir sin nervios si no se vive plenamente?.

Efecto inevitable de esta urgencia obsesiva es la destematización humana de la


existencia.

A semejanza de lo que sucede en la vida de un drogadicto cuyo centro temático


existencial es "¿cómo conseguir la droga?", marginándose de otros intereses, en esta
sociedad, lo central y único es lo económico.

Esta destematización se presenta a veces enmascarada bajo la forma de una


pseudotematización, pero finalmente termina en lo mismo: nada va a cambiar
(desesperanza), hay que llegar (intolerancia a la frustración), todo depende de nosotros
(omnipotencia inmanentista ), los que no llegan a lo "inducido" son fracasados. Un
ejemplo claro de esta destematización a través de la Pseudotematización nos lo ofrecen
cotidianamente los medios de comunicación, cuando intentan hacernos creer, y a veces
lo consiguen, que lo importante es lo intrascendente.

Ante esta situación es necesaria la logoterapia y la logoterapia estaba precisando obras


como el presente trabajo, "los héroes no dicen vamos a morir por la patria, mueren". La
logoterapia no se declama , se vive .

Titularía este libro "logoterapia vivida", en el se pone de manifiesto el compromiso


existencial del autor y sus colaboradores.

La visión de mundo de Viktor Frankl fue llevada a la practica con tanta eficiencia y
sencillez que me hicieron recordar sus palabras en la facultad de medicina de Buenos
Aires "mi patria es lugar donde me entienden".

Pensamos que este libro transita por un nuevo camino que nos permite ver el problema
de las adicciones como el lugar de expresión de una problemática humana más
profunda (vacío existencial), y no como su lugar de origen.

Relacionar el lugar de expresión con el lugar de origen puede sernos de utilidad,


siempre y cuando no confundamos efecto con causa. El sol sale después que canta el
gallo, pero no porque canta el gallo. "Resonar no significa ser origen" (Jaspers).

Si nos plantea mos la siguiente pregunta: ¿La droga es el origen del deterioro
psico-físico y de los cambios de conducta del ser humano, o es la forma de expresión
de un vacío existencial, una carencia de valores y un proceso de incomprensión que
padece el ser humano y que se manifiesta en una conducta adictiva frente al objeto
"droga", que produce el deterioro psicofisico .?

Podremos comprender el valor del trabajo que esta realizando este equipo, a través de
la reflexión existencial en prevención de recaídas.

Geronimo Acevedo
Fundación Argentina de Logoterapia
Vice - Presidente
PROLOGO A LA SEGUNDA DE EDICIÓN
Esta segunda edición enriquece la versión original a través de la incorporación de los
nuevos capítulos que nos ofrece el autor. De este modo quienes participamos
cotidianamente en los procesos de prevención integral de las adicciones contamos con
nuevas herramientas que aportar a quienes acompañamos en su búsqueda de sentido.

Escuché por primera ocasión a Efrén Martínez en San José de Costa Rica, en un
encuentro de la Federación Latinoamericana de Comunidades Terapéuticas. De tiempo
atrás deseaba vincularme con una visión logoterapéutica aplicable y aplicada al trabajo
en prevención y tratamiento de adicciones. La respuesta estaba ahí, en la experiencia de
la Fundación “Colectivo Aquí y Ahora” tan clara y convincentemente transmitida por
Efrén. A partir de entonces hemos establecido una fructífera relación que nutre los
programas de Casa Nueva, del Centro de Apoyo a la Recuperación y Educativo y de
otras instituciones vinculadas con la Federación Mexicana de Comunidades
Terapéuticas. Nuestra deuda de gratitud con nuestros colegas y amigos colombianos se
incrementa de este modo.

La logoterapia, como filosofía de vida y como estrategia terapéutica, representa ante


todo un camino de regreso a la esencia mas profunda del hombre frente a los graves
trastornos de la post-modernidad: adicciones y otras compulsiones vinculadas al poder
y al placer. La articulación de los principios logoterapéuticos al modelo de Comunidad
Terapéutica dan a éste una nueva vitalidad.

Frente a un concepto pandeterminista de la adicción como enfermedad esta obra


presenta el concepto del hombre orientado hacia la libertad-responsabilidad y hacia la
voluntad de sentido. Numerosos programas de tratamiento en América Latina y,
particularmente en México, requieren urgentemente de esta visión humanista de la
persona adicta como ser responsable y con potencial para el cambio y el crecimiento
personal. En esta medida es especialmente afortunada la re-impresión de esta obra que
aporta sin duda elementos capaces de iluminar la visión de terapeutas y líderes en el
campo de la rehabilitación de adicciones. Las consideraciones sobre el fenómeno de la
culpa, incorporadas a esta edición, brinda un esquema claro y útil para el trabajo con
adictos y con los familiares de estos. Por su parte las reflexiones sobre el proceso de
restricción de lo noético incorporadas en el capítulo 2, siguiendo al capítulo inicial de
sistematización logoterapéutica da al texto una estructura que facilita la comprensión de
los capítulos posteriores.

Por último quiero destacar la aportación de los conceptos logoterapéuticos al campo de


la educación que plasma Efrén Martínez en su abecedario del capítulo 9. Este es sin
duda una guía fundamental para los educadores del siglo XXI en todos los ámbitos.
Jorge Sánchez Mejorada Fernández.
Medico Psiquiatra
CASA NUEVA Comunidad Terapéutica. Xalapa, México.
Director

INTRODUCCION

Las drogodependencias son una de las áreas más problemáticas y de mayor costo
social, familiar e individual, su etiología y desarrollo en ocasiones parece claro, pero
en otras es totalmente confuso, razón por la cual escribir un libro acerca de ellas,
requiere de mucha responsabilidad y mente abierta para entender y comunicar que en
las adicciones no todo esta dicho y que realmente solo tenemos algunas aproximaciones
a su tratamiento.

Es difícil distinguir entre consecuencias y causas de la adicción, muchas veces


consideramos que los trastornos de personalidad asociados a la tóxicomania se dan
como producto del consumo de drogas, sin embargo, en algunas ocasiones es el
consumo de drogas el que permanece a raíz del trastorno de personalidad latente o ya
existente; un ejemplo claro de lo anterior, lo vivenciamos en los consultantes que
denotan una gran pérdida de sentido y significado por la vida, personas con un fuerte
vacío existencial que a través de las drogas intentan llenarlo, mientras paradójicamente
se hunden en él.

Conscientes de que casi la totalidad de las personas con problemas de adicción son
afectados por un fuerte vacío existencial y la pérdida del sentido de la vida deambula
en su cotidianidad, se vio la necesidad imperante de documentar e investigar sobre
posibles alternativas de abordaje que faciliten la inclusión de sentidos dentro de la vida
en abstención; de esta forma nace el interés por la Logoterapia o Tercera Escuela
Vianesa de Psicoterapia[1]; con el estudio de la logoterapia, sorprendentemente se
confirman hipótesis sobre la carencia de sentido en la adicción. En las investigaciones
logoterapéuticas realizadas sobre el tema, encontramos que: William J. Chalstrom
(Director del Centro de Marina para la Rehabilitación de Drogadictos) afirmó que más
del 60% de sus consultantes se quejan de una carencia de sentido en sus vidas[2]. Betty
Padelford en su tesis doctoral de la Universidad Internacional de los Estados Unidos,
probó estadísticamente que el fondo de las drogodependencias es la frustración
existencial y que en estudiantes universitarios existe una seria correlación entre uso de
drogas y frustración existencial[3], estos resultados son similares a los encontrados por
Gleen Shean en estudiantes usadores de marihuana. De igual forma, Frankl comenta en
uno de sus libros que una alumna suya de la Universidad de San Diego, logró
comprobar que el 90% de los alcohólicos acusaban un complejo de vacío
existencial[4], con esta investigación podría respaldarse la afirmación de Stanley
Krippner para quien el complejo de vacuidad en los drogadictos es del 100 %[5].

Dentro de los estudios comparativos realizados con adictos, sobresale la investigación


de Coleman, Kaplan y Doening quienes encontraron que estos en general, presentaban
una mayor tendencia al suicidio y relación con la muerte, así como un patrón de
inestabilidad en sus relaciones familiares y un propósito vital poco definido.

El éxito de la logoterapia con alcohólicos y drogadictos también ha sido comprobado


científicamente por el logoterapéuta James Crumbaugh, quien ha demostrado a través de
la logoterapia grupal en alcohólicos, una mejora estadísticamente significativa en
comparación con el grupo de control[6] que fue sometido a otras metodologías de
tratamiento. Otra muestra de importancia la dió Albin Fraiser (Centro de Rehabilitación
para Drogadictos de California), quien al utilizar la logoterapia logró superar los
niveles de recuperación existentes, aumentándolos de un 11% al 40% de éxito.

En el ámbito de la investigación logoterapéutica en adicciones, es importante


mencionar que los grupos de 12 pasos tienen una seria relación con los conceptos
logoterapéuticos, si bien difieren notoriamente en sus técnicas, los objetivos y
resultados que persiguen son similares; en ellos se trabaja la responsabilidad, el
suprasentido, el sentido del sufrimiento y la formación en valores, entre otros.

Con base en estos resultados y la consulta de la bibliografía logoterapéutica, el ánimo y


la pasión por profundizar en el tema, sirvieron de motor guía en la inclusión de la
logoterapia dentro de nuestro modelo para la recuperación de adicciones.

En el C.A.A. (Colectivo Aquí y Ahora), creemos firmemente que las toxicomanías son
una respuesta a un mal-estar existencial y que es el espíritu de los tiempos que a través
de la postmodernidad ha formado a nuestros jóvenes dentro de la vacuidad que deja la
inmediatez, la búsqueda exagerada del placer y del poder. Es común encontrar que
aquellos jóvenes que no se drogan practican deportes de extrema peligrosidad, otros
permanecen en los casinos, algunos mas se suicidan, muchos se deprimen, tienen
relaciones sexuales promiscuas, han derrumbado las tradiciones, han enterrado los
valores y pasean de un lado para otro, entrando y saliendo de diferentes gremios o
asociándose en grupos de extrema tras la búsqueda de un sentido de pertenencia.
En mi experiencia, ha sido triste encontrar que cuando pregunto en medio de mis
conferencias para jóvenes ¿Cuántos de Uds. han pensado en suicidarse?, soy
sorprendido por mas de la mitad de los asistentes que levantan la mano tímidamente,
como esperando averiguar si a otras personas les ha pasado lo mismo.

Por ello me atrevería a afirmar que en una época de neurosis espirituales, toda la
juventud esta predispuesta al consumo de drogas y tal vez hablar de estructuras
vulnerables a la adicción, sea peligroso en el caso de nuestros adolescentes.[7]

Sin embargo, no solamente la generación adolescente ha sido afectada por el espíritu de


los tiempos, nuestros adultos que han visto el desbordante avance tecnológico y han
sido víctimas de la publicidad, no se quedan atrás. La última década ha sido madre de
hijos trabajólicos y altos ejecutivos usadores de cocaína, miles de jubilados
convertidos en alcohólicos, grandes oleadas de suicidios por desempleo y un aumento
considerable de las neurosis dominicales. ¿Qué esta pasando?, sencillo, esta es una
época de vacío existencial, situación que requiere de una constante evasión a través de
la producción y la búsqueda del placer. Alguna vez, en una de mis conferencias escuche
decir de la sabiduría popular, la explicación perfecta de lo que esta sucediendo: "Hace
treinta años cuando no existían televisores en mi casa, los Domingos eran días de
reposo muy felices; sin embargo, si hoy se daña la televisión, el día domingo se
convierte en un martirio, en la dificultad de quedarnos con nosotros mismos o de
tener que comunicarnos con nuestra familia".

Las drogodependencias son una de las consecuencias principales de la época que


vivimos, de allí que sea necesaria la ideación e implementación de herramientas de
abordaje que se amolden a las necesidades actuales; una de las alternativas principales
como posible respuesta ante el espíritu de los tiempos es la logoterapia, por ello
nuestros esfuerzos van encaminados hacia su profundización y aplicación en el campo
de las toxicomanías.

Ha sido de nuestro interés compartir el trabajo logoterapéutico realizado en el


Colectivo Aquí y Ahora, intentando motivar a los diferentes estamentos que trabajan
con drogodependencias en la consideración de esta alternativa y otorgando a los
adictos en recuperación, la oportunidad de conocer este material y nutrir su vida de él.

La primera alternativa de trabajo logoterapéutico en el C.A.A nace de la feliz


coincidencia (¿O Diosidencia?) entre algunos cuentos que había escrito y algunos
conceptos logoterapéuticos, así como el conocimiento de los Círculos de Dialogo
Existencial del Dr. Arturo Luna[8]; de esta forma surge la Red Existencial, creando un
grupo de logoterapia formado por misiones existenciales y un grupo de apoyo
existencial que trabaja los conceptos logoterapéuticos a través del análisis de cuentos y
frases, con el paso del tiempo la red fue ampliando sus perspectivas y convirtiéndose
en un motor para la recuperación de las tradiciones y en una estrategia de prevención,
intervención y resocialización en el campo de las toxicomanías.

Posteriormente y con el ánimo de continuar incursionando en el trabajo con


Logoterapia, nace el proyecto de vida. Después de analizar los diferentes trabajos que
se han intentado implementar en diversos programas de recuperación, queríamos buscar
un proyecto de vida basado en la voluntad de sentido y no en la voluntad de poder
(Como la mayoría de proyectos que estudiamos). De esta forma nacen el P.V.I.
(Proyecto de Vida Inverso), el P.V,D. (Proyecto de Vida Directo) y el epitafio de cada
proyecto.

Sin embargo, sentíamos que algo faltaba y que existía un hueco en nuestro trabajo con
Logoterapia. Fue así, que con el ánimo evolutivo que caracteriza a la Fundación
C.A.A. nos lanzamos en la aventura de formar y construir un discurso logoterapéutico
dentro de nuestros consultantes; formando de esta manera el grupo del sentido, en donde
estudiamos y relacionamos la filosofía Frankliana con la cotidianidad de la adicción.
Para él se realizaron unas guías de apoyo con un trabajo esclarecedor que permite
personalizar la logoterapia, convirtiéndose el grupo del sentido en uno de nuestros
pilares para la recuperación.

Finalmente desarrollamos el grupo del suprasentido, intentando reforzar de esta forma


el área espiritual y nuestro trabajo con los pasos de Alcohólicos Anónimos.

Paralelamente al trabajo mencionado con anterioridad, se han realizado grupos de


derreflexión -cuando el sistema requiere ser descentrado-, grupos de cuenteria para
intervenciones profundas y se han implementado técnicas como la intención paradójica,
las preguntas ingenuas, la derreflexión, la ensoñación logoterapéutica y las huellas de
sentido, entre otras[9].

Por todo el dolor que se conoce en carne propia y por el sufrimiento que observamos en
nuestro trabajo con adictos; en el C.A.A estamos convencidos de que una vida llena de
sentido disminuye notablemente las posibilidades de una reincidencia en el consumo y
eleva la vida en abstención a una experiencia que merece ser vivida. Por ello,
exponemos a continuación el trabajo realizado en la fundación C.A.A..
NOTA A LA INTRODUCCIÓN EN LA SEGUNDA EDICIÓN

El trabajo con logoterapia desarrollado durante los últimos años, se ha venido


consolidando, reevaluando, fomentando e investigando. Es grato para nosotros haber
agotado la primera edición de nuestro libro “Logoterapia: Una alternativa ante la
frustración existencial y las adicciones” logrando un reconocimiento en el medio y
sintiendo la acogida de nuestras propuestas y la inspiración que las mismas han dado a
diferentes programas en Latinoamérica.

Esta edición nace después de la aparición de nuestro ultimo libro “Acción y Elección:
Logoterapia, logoterapia de grupo e Intervención en drogodependencias”, trabajo de
mayor madurez en nuestro pensamiento; por ello, en esta edición ampliada y revisada
de nuestro primer libro, se ha eliminado el capitulo de la Red existencial, pues en
“Acción y Elección” es editado con toda su dimensión, sesiones, manejos y
aclaraciones, pues en la actualidad, el trabajo de la Red es mucho más amplio a lo
expuesto en nuestra primera edición. De igual forma, se incluye en este libro –además
de las revisiones al material previo- cuatro capítulos adicionales, uno referente a una
breve sistematización de la logoteoria, puesto que la logoterapia no es muy difundida y
por ello, se considero de importancia incluir un pequeño marco teórico que resume los
principales elementos teóricos de la visión de hombre logoterapeutica; así mismo, se
desarrolla un trabajo titulado: “Modelo del proceso de restricción de lo noético en las
drogodependencias” describiendo el desarrollo de las restricciones espirituales que
predisponen al desarrollo de la adicción, así como aquellas generadas por la misma.
De igual forma, se incluye un capitulo denominado: “Discusiones en torno a la culpa”,
abordando la misma desde una visión teórica, pero al mismo tiempo ofreciendo guías
de intervención ante esta vivencia tan común en el medio de la adicción. Finalmente, se
ofrece un capitulo denominado: “Vacío existencial y sentido de vida: Un reto para la
educación”, aumentando nuestra línea preventiva desde la logoterapia.

Por último, vale la pena anotar que esta edición de “Logoterapia: Una alternativa ante
la frustración existencial y las adicciones” no es tan solo una impresión más de nuestro
primer libro, este trabajo es prácticamente un libro nuevo que bien puede acompañar a
nuestro último libro “Acción y Elección” en el camino que algunos elegimos trabajando
en adicciones: Encontrar nuestro sentido de vida, ayudando a otros a encontrar el suyo
propio.

Efren Martinez, Junio de 2002


1.BREVE SISTEMATIZACIÓN DE LA LOGOTEORIA

La logoterapia es la terapia del sentido, podría definírsele a partir del vocablo griego
logos en su acepción de "razón íntima de una cosa, fundamento, motivo"[10]. Es decir,
logos en logoterapia se refiere a sentido. Podríamos definirla como una escuela
terapéutica parte del movimiento humanista-existencial destinada a la
rehumanización[11] de la psicoterapia, la lucha contra el reduccionismo científico, el
trabajo con el hombre sufriente y una forma de consejería derivada de una visión
antropológica y epistemológica del mundo, con aplicaciones claras de técnicas
especificas y no especificas coherentes con su propia concepción[12].

La logoterapia porque posee una visión antropológica y epistemológica propia, en


donde se considera al ser humano desde una visión Bio-Psico-Socio-Espiritual y se da
una aproximación a la realidad desde la fenomenologia. Asi mismo, la logoterapia
cuenta con una definición original de los trastornos psíquicos y con la estructuración de
sistemas terapéuticos y metodologías basadas en su concepción de realidad.

La logoterapia invita a una “vuelta a mirar al hombre” introduciendo la dimensión


Noética del ser humano, una dimensión espiritual, integradora, específicamente humana
y holista que evita caer en los reduccionismos biologicistas, psicologistas,
sociologistas y noologistas[13].

Uno de sus énfasis fundamentales es el trabajo con el hombre que sufre, devolviéndole
la capacidad para hacerlo con dignidad, significando el sufrimiento necesario y
esclareciendo el sufrimiento innecesario, desarrollando un sistema terapéutico para las
neurosis y las psicosis apelando a lo sano del ser humano y acomapañando al Homo
patines en su búsqueda de sentido.

La logoterapia y el análisis existencial estructuran metodologías terapéuticas de


counseling a partir de una visión de ser humano como una unidad múltiple de cuerpo-
psique-espíritu[14] y haciendo énfasis en la respuesta a la pregunta por el significado
de la vida.

La logoterapia tiene dos caras de una misma moneda: El análisis existencial y la


logoterapia. La logoterapia es un método de tratamiento psicoterapéutico mientras
que el análisis existencial representa una orientación antropológica de
investigación[15]. Es decir, la logoterapia es una psicoterapia que arranca desde lo
espiritual y el análisis existencial es una psicoterapia que se orienta hacia lo
espiritual[16].
Raíces del Pensamiento Logoterapeutico

La logoterapia es creada por Víctor Emil Frankl (1905-1997) médico, neurólogo,


psiquiatra y doctor en filosofía nacido en Viena. Vivió la influencia de la postguerra en
la Europa de la primera guerra mundial, en medio de un clima particular fruto de las
angustias y consecuencias del espiritu de los tiempos.

El nacimiento de la logoterapia recoge influencias de personalidades académicas como


Sigmund Freud, Alfred Adler, Carl Jung, Rudolf Allers y Ludwing Binswanger, asi
como la filosofia de Max Scheler y Nicolai Harttmann, y en menor grado de Martin
Heidegger, Karl Jaspers y Martin Buber.

La logoterapia puede enmarcarse dentro del movimiento humanista-existencial


desarrollado como respuesta al espíritu de los tiempos y el Weltanschauung de los
movimientos acontecidos en la Europa de la postguerra (1918), y la gran crisis
económica y el surgimiento del New Deal en América (1930)[17].

Finalmente vale la pena mencionar que la logoterapia no nace en los campos de


concentración nazi, pues su tradición recopila el pensamiento de muchos autores, es una
teoria integradora aunque creativa; sin embargo, la vivencia de Victor Frankl en los
campos de concentración hacen de este aporte a la humanidad digno de tomarse en
cuenta con la mayor seriedad.
Visión Antropológica

Para Frankl, la persona es un individuo: la persona es algo indivisible, no se puede


subdividir ni escindir precisamente porque es una unidad. Pero no es sólamente un
in-dividuum sino también un in-summabile; esto significa que no es sólo indivisible
sino que tampoco se puede fundir y esto no se puede hacer porque no sólamente es
unidad sino también totalidad[18].

Es decir, lo logoterapia considera al hombre como un ser somático- psíquico-espiritual


en donde lo somático hace parte y refleja al hombre pero no en su totalidad; de igual
forma sucede con lo psíquico y lo espiritual. La logoterapia ejemplifica este hecho bajo
una analogía geométrica que demuestra la ontología dimensional:

Fig. 1 Fig. 2

Fig.1. Primera ley de la ontología dimensional: Uno y al mismo tiempo el mismo


fenómeno proyectado fuera de su propia dimensión, dentro de diferentes dimensiones
diferentes a la suya propia, se muestra de tal manera que las figuras individuales
resultantes se contradicen una de la otra[19]. Es decir, la dimensión psíquica es
inconmensurable con la dimensión somática, puesto que se debe observar al hombre
como una totalidad indivisible y al mismo tiempo insumable (Un rectángulo no es un
cilindro, un circulo no es un cilindro; lo que hace que exista el cilindro es la dimensión
integradora, Noética).

Fig.2. Segunda ley de la ontología dimensional: Cuando fenómenos diferentes se


proyectan fuera de sus dimensiones propias dentro de una sóla dimensión inferior a
las suyas propias, se muestran de tal manera que las figuras resultantes son
ambiguas[20]. Es decir, seres humanos proyectados en dimensiones inferiores a la suya
propia[21]quedan reducidos a imágenes ambivalentes; en ese sentido un santo sería
igual a un sociopata si tan sólo vemos lo somático.
Inconsciente Espiritual

En la logoterapia se cuenta con la presencia de un inconsciente espiritual. La persona


espiritual está en el centro del ser humano -ontológicamente hablando- y se constituye
como lo especifico al hombre y lo facultado para oponerse al organismo psicofísico;
esta persona espiritual puede ser consciente o inconsciente. Cuando se habla de la
persona profunda espiritual, se dice que es necesariamente inconsciente porque es
irrefleja al ser irreflexionable; es decir, el ojo humano no puede verse a sí mismo
porque es él quien ve, si se viese a sí mismo sería otro él y la mismidad quedaría en
entre dicho; de igual forma sólo se vería a sí mismo estando enfermo (como en el
fenómeno de despersonalizacion en donde aparentemente existe una doble conciencia).
Por ultimo, en el inconsciente espiritual se encuentra el logos y las manifestaciones
espirituales latentes que pueden hacerse conscientes a través del sueño, el
descubrimiento de valores y la búsqueda de sentido[22].

Pilares Fundamentales del Análisis Existencial y la Logoterapia

Libertad de la voluntad

La logoterapia la libertad humana como una manifestación que le es específica, a pesar


de ser finita en el organismo psicofísico, se antepone desde lo espiritual a esta finitud,
desarrollando la capacidad de Autodistanciamiento comprendida como antagonismo
psiconoético o el poder espiritual de oponerse a los mandatos del organismo
psicofisico.

De esta forma puede decirse que el ser humano se encuntra condicionado más no
pandeterminado, totalmente finalizado y predestinado.

Dentro de esta libertad se enmarca el concepto de responsabilidad. El hombre es libre


para ser responsable; es responsable porque es libre. Es decir, negar la
responsabilidad es una libre elección de no-ser libre, fundamento que hace
inseparables estas dos manifestaciones espirituales.

El análisis existencial plantea que el hombre es responsable de la realización del


sentido y los valores[23]. Es decir, el hombre está llamado a la realización del sentido
de su vida y de los valores que le dan significado a la misma, y ante este llamado, es
responsable.
De igual forma la logoterapia refiere una responsabilidad ante algo y ante alguien. Ante
algo definido como la conciencia y ante alguien enmarcado en la capacidad
específicamente humana de la autotrascendencia dirigida al encuentro con el otro y con
una dimensión trascendente.

Finalmente, la responsabilidad puede entenderse como la habilidad de dar respuesta a


las preguntas que plantea la vida y como la capacidad de asumir las consecuencias de
las elecciones realizadas.

Voluntad de sentido

En el sistema logoterapéutico se introduce una teoría motivacional denominada


voluntad de sentido, entendida como la tensión entre el ser y el deber ser, como la
capacidad específicamente d Intencionarse y no necesariamente de Distencionarse en
búsqueda de la utopia de la homeostasis.

La voluntad de sentido se relaciona con la autotrascendencia que caracteriza al ser


humano, puesto que ella radica en el hecho fundamental de que el hombre apunte más
allá de sí mismo hacia un sentido que primeramente debe descubrir y cuya plenitud
debe lograr, a esto Frankl suele describirlo con el concepto de voluntad de
sentido[24].

La voluntad de sentido se contrapone a las voluntades de placer (Tendencia a evitar al


displacer) y de poder, pues ellas conllevan un argumento inmanentista que se opone a la
autotrascendencia y frustra la existencia del ser humano. Mientras las voluntades de
placer y de poder consideran como fin último de la existencia la consecución del placer
y del poder, la logoterapia argumenta que los mismos son consecuencias de alcanzar un
fin y no el fin en sí, motivo por el cual se promueve un estado de frustración que
conlleva al surgimiento del vacío existencial. En otras palabras, la frustración en la
voluntad de sentido permite la expresión del vacío existencial y el ciclo comprendido
por las voluntades de placer y de poder, la frustración existencial, el vacío y la final
generación de neurosis noógenas.

En cuanto a la voluntad de sentido esta no busca alcanzar el poder ni el placer, ni


siquiera la felicidad, pues su interés es el encuentro de un argumento, una razón para ser
feliz.

El vacío existencial que surge tras la frustración o el no desarrollo de la voluntad de


sentido se constituye como uno de los síntomas modernos. Según Frankl, vivimos en
una época de reciente automatización y esta lleva consigo un incremento del tiempo
libre disponible. Pero no hay sólo un tiempo libre de algo sino también un tiempo
libre para algo; el hombre existencialmente frustrado, sin embargo, no conoce nada
con lo que podría llenarlo, nada con lo que podría rellenar su vacío existencial[25].

Sentido de vida

Surge la pregunta por el sentido de la vida, mejor entendido como el sentido de una
persona particular en una situación concreta e irrepetible. Según Frankl hay que
preguntar por el sentido de una persona concreta y de una situación concreta. La
pregunta por el sentido de la vida sólo se puede plantear de una forma concreta y
sólo se puede contestar de una forma activa...Es la misma vida la que plantea
preguntas al hombre. El no tiene qué preguntar, mas bien él es el preguntado por la
vida, el que tiene que responder a la vida, el que tiene que asumir la vida
responsablemente. Pero las respuestas que da el hombre sólo pueden ser respuestas
concretas a preguntas vitales concretas[26].

Es decir, el sentido es único e irrepetible para cada persona, es un constructo que apela
a la coherencia y le confiere a la vida orientación, unidad y dirección.[27]

Dice Frankl: En la logoterapia entendemos, en general, por sentido el sentido


concreto que una persona concreta -en virtud de su voluntad de sentido- es capaz de
deducir de una situación concreta. Una capacidad, gracias a la que está capacitado
para percibir, en el trasfondo de la realidad, una posibilidad de cambiar esta misma
realidad o, por el contrario, si esto fuese realmente imposible, de cambiarse a sí
mismo en la medida en que nosotros también podemos madurar, crecer, superarnos a
nosotros mismos por un estado de sufrimiento cuya causa no se puede anular ni
eliminar, de forma que la vida guarda su potencial carácter de sentido incluso in
extremis e in ultimis[28].

En conclusión podríamos argumentar que el sentido de la vida existe en todo momento y


bajo cualquier circunstancia, que el hombre es libre para buscarlo y que esa tensión
entre lo que es y lo que debe ser lo motiva para encontrarlo. Es decir, el sentido de la
vida se contiene en la vida misma. La vida como hecho fáctico que "es", al mismo
tiempo "es posibilidad" de ser y es ante esta posibilidad que el hombre responde y
descubre un sentido para su vida.

Según la logoterapia existen tres caminos para encontrar sentido:


- Valores de creación: dar algo o trabajar
- Valores de experiencia: vivenciar algo o a amar a alguien
- Valores de actitud: asumir el sufrimiento ineludible e inevitable

La tríada de valores de la logoterapia se refiere a valores objetivos que pueden


incluirse en esta estructura triádica; no se refieren a formas de valorar puesto que no se
considera al mundo de los valores como subjetivo. Y aunque el sentido es único para
cada persona y situación concreta, los valores se hacen evidentes en dichas situaciones
permitiendo que a través de ellos se haga evidente el sentido (similar a lo que
sucedería con una Gestalt).

Finalmente los valores de actitud se hacen evidentes ante circunstancias de sufrimiento


ineludible e inevitable, ante aquello que en logoterapia se llama tríada trágica:
Sufrimiento, culpa y muerte, argumento al que se contrapone el optimismo trágico
entendido como esa capacidad de afirmar: Si a la vida...a pesar de todo.

Mas alla del sentido de la vida se encuentra el suprasentido o significado ultimo, ante
el que Frankl dice: No podemos negar que existe una especie de sentido elevado -
"que toca el cielo", habría que decir-, una especie de sentido último, es decir, un
sentido del conjunto, del "universo", o al menos el sentido de la propia vida como un
todo; en cualquier caso, un sentido de largo alcance[29].
2. MODELO DEL PROCESO DE RESTRICCIÓN DE LO NOETICO EN LAS
DROGODEPENDENCIAS

En el abordaje de las drogodependencias existen diferentes modelos de aproximación:


El modelo moral, el modelo de la enfermedad, el modelo de la adaptación, el modelo
de afrontamiento del estrés, el modelo bio-psico-social y una gran cantidad de
apreciaciones dentro de los diferentes enfoques psicológicos. En este aparte, se
pretende exponer de manera un tanto sistemática la visión del desarrollo de
restricciones –o el impedimento de sus manifestaciones- de la dimensión noética en el
campo de las drogodependencias.
VIDA VIVIDA

Desde la Ontología dimensional de la Logoterapia se comprende al hombre como una


unidad indisoluble de cuerpo, mente y espíritu, es decir, se comprende en una y con una
dimensión espiritual, en donde se considera al ser humano una unidad múltiple de tipo
Bio-Psico-Socio- Espiritual, en relación con un mundo interno, un mundo externo y un
mundo trascendente.

La vida como hecho fáctico que es, al mismo tiempo es posibilidad de ser, es decir, es
facultativa. El hecho fáctico se relaciona con la temporalidad del ser humano en un
momento dado y la captación de esa realidad fáctica se llama vivencia, es decir, un
darse cuenta particular de lo que se vive en un momento fáctico. Dicha captación
subjetiva de una realidad objetiva se constituye como vivencias atemporales que
construyen una forma de ver el mundo y que se avivan en diferentes circunstancias
referidas a situaciones históricas distintas; dicho de otra manera, vivencias
introyectadas en el pasado construyen un proceso subjetivo de captación de la realidad
objetiva, que en un presente situacional avivan captaciones de la realidad, formas de
relacionamiento, pensamientos, sentimientos y en sí la relación con el mundo que
continua en proceso de captación. Sin embargo –y como se comento con anterioridad-,
la vida como hecho fáctico que es, al mismo tiempo es posibilidad de ser, es decir, el
ser humano es facultativo y puede oponerse a la captación subjetiva de una
circunstancia, a pesar de las vivencias introyectadas y de la construcción de un modo
de ver el mundo, para de esta forma dar un nuevo significado, transformando de esta
manera y en el presente, la historia que ha venido escribiendo. Por ello, no es necesario
retroceder décadas a traumas infantiles, pues en el presente se manifiesta la biografía y
por la facultatividad que posee el ser humano se puede trabajar desde allí, encontrando
sentido en la captación de la realidad objetiva. Por esta razón, si nos mantuviéramos
desde un punto de vista determinista condenaríamos al ser humano por lo que ha sido,
olvidándonos tristemente de lo que puede llegar a ser.

La vida vivida nunca deja de vivirse, por lo tanto la comprensión de la vivencia y no


solamente el conocimiento de la conducta, juegan un papel de vital importancia en la
aproximación hacia el ser humano.
VIDA VIVIDA COMO CONSTRUCCIÓN DE LA VULNERABILIDAD

El ser humano desde siempre entra en contacto con el azar de la existencia, es decir,
nace con una historia genética que contribuye en su vida vivida, vive con unos padres
(De sangre o de crianza, madre o padre u otros que cumplen dichas funciones
parentales), vive en un país con unas circunstancias socioculturales especificas, se
educa en un modelo educativo particular, en fin se interrelaciona en un momento de su
vida con circunstancias que le han sido dadas. Es allí, en donde en esa vida vivida se
construye un modo de manifestarse, un modo de ser, una forma de ver el mundo interno,
externo y trascendente y de relacionarse con él.

Ante este azar el hombre –como posibilidad- puede construir a pesar o a partir de las
circunstancias; sin embargo, la vida vivida en dichos momentos contempla diferentes
caminos de curso, algunos de ellos facilitan estados de vulnerabilidad que impiden esas
manifestaciones del mundo de lo posible, pues la dimensión espiritual se ve restringida
por múltiples condicionamientos introyectados en la vida vivida.

Cuando la dimensión espiritual se encuentra restringida debido a la poca actualización


que se le ha dado a dichos recursos y por los condicionamientos introyectados, la
persona se encuentra en un estado de vulnerabilidad para el desarrollo de problemas de
adicción (por supuesto también para otro tipo de problemas; sin embargo no son
competencia de este trabajo).

Por otro lado, encontramos caminos de vida vivida que no generan los mismos niveles
de vulnerabilidad, en donde las restricciones de lo noético no son tan fuertes y la
susceptibilidad a desarrollar problemas de adicción no es tan grande; sin embargo, las
drogas y la vida vivida en la relación entablada con las mismas, se convierte también
en vida vivida (recordemos que la vida vivida nunca deja de vivirse) que va
aumentando la vulnerabilidad y por ende, finalmente, desarrollando un problema de
adicción. De esta forma se podrían exponer dos momentos:

1. Las personas que han restringido por diferentes circunstancias sus


manifestaciones espirituales y que debido a ello tienen una mayor vulnerabilidad
para desarrollar un problema de adicción.
2. Las personas cuya restricción noética no es mayor, por lo cual su proceso de
adicción es mas lento, pero finalmente reprimen y restringen sus manifestaciones
espirituales y se genera un problema de adicción.
Podríamos decir, como se ha expuesto en otro trabajo, que en algunos casos los
recursos espirituales se encuentran latentes y restringidos, mientras en otros se
restringen al ser reprimidos.

Los restrictores de los contenidos espirituales poseen contenidos bio-psico-sociales,


algunos de mayor fuerza biológica (Enfermedades propiamente dichas), otros de mayor
fuerza psicológica (Trastornos de personalidad, psicosis...) y otros de índole social
(Hambre, cultura...). Sin embargo es importante resaltar que el todo esta en la parte y la
parte esta en el todo. Por ello, si se logra contactar con una pequeña luz del logos, si se
logra contactar una pequeña manifestación espiritual en medio de las circunstancias de
restricción más adversas, es posible abrir la puerta de lo espiritual para oponerse a lo
psicofísico y manifestarse a pesar de las restricciones.
DINAMICAS RESTRICTIVAS DE LA ADICCION

La restricción de la dimensión noética al desarrollarse una adicción o por la vida


vivida llevada previo al contacto con las sustancias o los comportamientos adictivos,
se da a través de la enfermedad que padece el organismo psicofísico. Dicha restricción
se refiere a una limitación de las capacidades específicamente humanas.

Esta limitación se debe a la supeditación del espíritu humano a su organismo


psicofísico y es expuesta por Frankl al decir: “El espíritu humano es limitado, no
menos pero tampoco más. El cuerpo no origina nada; él sólo limita; pero esta
limitación del espíritu humano consiste, no en último lugar, en la dependencia del
espíritu humano de su cuerpo..., en la supeditación del espíritu humano a la
integridad de la función instrumental y expresiva de su organismo psicofísico. Esta
doble función -¡en la que se basa toda capacidad de acción o de expresión de la
persona espiritual¡- se puede perturbar; pero no por esto destruir a la persona
espiritual...[30]”

Al encontrarse restringida la dimensión noética, se desarrolla al interior del ser humano


una dinámica que limita la expresión espiritual e impide la manifestación del poder de
oposición del espíritu.

Ante ello, la primera afección se da en la expresión de la libertad de la voluntad. La


adicción a las drogas, la enfermedad que padece el organismo psicofísico y/o la vida
vivida se apoderan de la capacidad de elección, impidiendo la apelación al poder de
oposición del espíritu y convirtiendo los condicionamientos psicofísicos en
pandeterminismos que aumentan la vulnerabilidad y/o refuerzan el círculo adictivo
alimentando la restricción de lo noético. Los pandeterminismos se manifiestan como
mandatos a los que el organismo psicofísico esta supeditado, obligándolo a mantenerse
en un estado subhumano, casi sin diferencia de los animales.

Al permanecer detenida la libertad de la voluntad, el llamado a responder del ser


humano de igual forma se restringe, pues él mismo, depende del pilar fundamental de la
libertad. Sin embargo, a pesar de la restricción de la dimensión noética, no por ello,
deja el hombre de ser responsable; puede que el ser humano no sea responsable de su
adicción (en el sentido de herencias genéticas y condicionamientos sociales), pero sí
es responsable de la actitud que asume frente a ella y es allí en donde radica otra de
las grandes dificultades, pues a pesar de esta responsabilidad -y dependiendo de la
gravedad del proceso de adicción- la dimensión noética debe ser antes un poco
esclarecida.
La segunda afección debida a la limitación de la dimensión noética es la dificultad de
expresión de la voluntad de sentido.

En la restricción de la libertad de la voluntad, el organismo psicofísico queda


gobernado por las voluntades de poder y de placer que conducen al estado de
frustración en la voluntad de sentido. Es decir, la no expresión de la libertad de la
voluntad al pandeterminarse por la vida vivida o la adicción dejan la voluntad de
sentido latente y sin expresión o frustrada[31].

La adicción –así como las voluntades de placer y de poder- conllevan un argumento


inmanentista en donde se busca la satisfacción inmediata de necesidades y se opone a la
autotrascendencia, frustrando la existencia del ser humano. Es por ello que cuando un
proceso de adicción no es avanzado o se está dando en la adolescencia temprana, la
adicción conllevará al surgimiento de un vacío existencial que la transforme en
adicción noógena; sin embargo, la adicción también puede manifestarse como una forma
de expresión del vacío existencial preexistente y desarrollado a través de las
voluntades de poder y de placer[32].

Finalmente la tercera afección se da en el área del sentido de la vida en donde la


adicción se puede interpretar –en principio- como un pseudosentido. La conciencia
definida desde la logoterapia como el órgano del sentido, se ve seriamente perturbada
por la limitante y alteración en su expresión, circunstancia que en la vida vivida como
generadora de vulnerabilidad, las drogas generan un pseudosentido captado por una
conciencia alterada.

Esta dificultad para hallar el sentido único y personal de cada situación, puede
interpretarse como una ceguera axiológica. La pregunta por el sentido de la vida queda
irresuelta y el ser humano entra en desesperación.

El mundo de los valores permanece intacto, pero no es posible acceder a ellos y en


especial a los valores de actitud fomentando el victimismo[33] característico de la
adicción.

En síntesis, podemos resumir la dinámica restrictiva de la adicción en dos puntos[34]:

1. La restricción o limitación de la dimensión noética es proporcional al desarrollo de


la morbilidad psicofísica, y

2. Por lo tanto, las capacidades específicamente humanas como la libertad, la


responsabilidad, la conciencia, la voluntad de sentido y el sentido de vida pueden
desplegarse de manera proporcional al desarrollo del proceso de adicción[35].

LA VIDA VIVIDA COMO FACILITADOR DE LAS MANIFESTACIONES


ESPIRITUALES

En nuestra experiencia, los conceptos expresados con anterioridad se constituyen como


elementos de gran importancia en la comprensión de la adicción para el desarrollo de
programas de prevención primaria, secundaria y terciaria.

En prevención primaria tendiendo a la promoción y educación para la salud y en


especial –en lo que compete a la logoterapia- a la actualización y educación en los
recursos espirituales, generando condiciones que faciliten dichas manifestaciones y que
disminuyan la vulnerabilidad en medio del azar. En la prevención secundaria con el
diagnóstico e intervención temprana, evitando el aumento de las restricciones
espirituales tras los contactos iniciales con las sustancias y avivando los recursos que
se sobrepongan ante tales dificultades, y finalmente, en la prevención terciaria
trabajando tanto con lo psicofísico como con lo noético para despertar o des-restringir
dichas manifestaciones y generar las condiciones en las que la salud y los motivos para
tenerla vuelvan a hacerse concientes.

Para una mayor aproximación a este tema se recomienda la lectura del capitulo “Vació
existencial y sentido de vida: Un reto para la educación”, así como un trabajo del autor
próximo a aparecer y titulado “Educación en la libertad, para la responsabilidad y el
sentido de la vida”.
3. LOGOTERAPIA COTIDIANA PARA ADICTOS EN RECUPERACION

Cuando Víctor Frankl afirmó que cada época traía sus propias neurosis[36], la
sociedad científica jamás imaginó que las dificultades de tipo noógeno[37], llenarían
los consultorios en busca de ayuda y que se llegaría a afirmar que las enfermedades del
próximo siglo, serían neurosis de índole espiritual.
La adicción como producto de la frustración en la voluntad de sentido, el espíritu de los
tiempos y la membresía especial del nihilismo[38], ha convertido al ser humano en un
hombre determinado, guiado por sus instintos y condicionamientos. Un hombre que ya
no quiere sufrir, pero paradójicamente se debate entre la culpa, el sufrimiento y la
muerte.

La pérdida del sentido y significado de la propia existencia, el pesimismo, la ausencia


de valores, el miedo a la libertad y a la responsabilidad, la búsqueda exagerada e
inmediatista del placer y del poder; son tan solo algunas consecuencias experimentadas
en la era postmoderna y en especial en la cultura de las drogas.

Son estas las razones principales que nos condujeron a desarrollar un grupo
logoterapéutico basado en los principios filosóficos de Víctor Frankl como alternativa
complementaria en el abordaje de las adicciones.

La idea central de la inclusión de la logoterapia en el programa de recuperación que


llevamos a cabo en la fundación C.A.A. , surge de la búsqueda de respuestas a los
constantes fracasos que comúnmente se observan, en los diferentes tratamientos que
abordan la adicción.

¿Cómo superar la visión de túnel que precipita la reincidencia en el consumo?, ¿Por


qué aparecen depresiones noógenas constantemente?, ¿Por qué reaparecen antivalores
en adictos supuestamente recuperados?, ¿Cómo evitar que el nihilismo se infiltre
nuevamente en los adictos en recuperación?, ¿Y... en los casos donde ya no se cree
poder hacer nada mas?; fueron algunas de las preguntas que enmarcaron la necesidad
imperante de ofrecer una filosofía de vida que no solo ayude en la rehabilitación de la
adicción, sino que de la estructura suficiente para prevenir la recaída.

El grupo del sentido es un trabajo grupal que intenta explicar, ejemplificar, reflexionar
y asociar los principios logoterapéuticos con la vida cotidiana de los asistentes a la
sesión. De esta forma, se seleccionaron los temas del determinismo y la libertad, la
responsabilidad, la voluntad de sentido, los valores de creación, de experiencia y
de actitud, el optimismo trágico, el sentido del sufrimiento, el sentido de la vida y el
suprasentido o sentido último como material de importancia en la comprensión de los
noodinamismos y la facticidad psicofísica.

Consideramos en nuestra experiencia que la elaboración del sentido del sufrimiento, el


desarrollo y hallazgo de sentido a través de la realización de valores, la conciencia del
ser-libre innato como ser no pandeterminado, la invitación a la responsabilidad, la
adquisición de herramientas como el optimismo trágico y el poder desafiante del
espíritu, el reencuadramiento de las voluntades y la firme creencia en un suprasentido,
enmarcan una recuperación con un verdadero significado de vida.

¿Con quiénes se desarrolla?

El grupo del sentido es desarrollado con grupos homogéneos, unidos por una
problemática común; es importante para la inclusión dentro del grupo del sentido
considerar que la dimensión noética se encuentra supeditada al organismo instrumental
y expresivo del psicofisicum; por ello, en entidades y/o consultorios que trabajan con
psicopatologías severas, es recomendable un abordaje funcionalista (Incluyendo si es
preciso la farmacoterapia) antes de una intervención logoterapéutica. De esta forma la
participación dentro del grupo del sentido está restringida para consultantes con
psicopatologías severas que no hayan recibido un abordaje funcionalista.

Durante la aplicación del grupo del sentido, la participación de adolescentes requiere


de la máxima atención y dedicación del facilitador, por tratarse de una etapa de
individuación en la que el sentido del momento carece de futuro y los contactos con el
sufrimiento no han sido tan frecuentes, razón por la cual el significado de algunos
módulos sería de difícil aprehensión.

¿En qué consiste?

El grupo del sentido consiste en una serie de guías de lectura y aplicación a través de
las cuales y bajo la facilitación de un terapeuta, se explican, ejemplifican, relacionan y
reflexionan los conceptos franklianos con las vivencias de los asistentes a la sesión.

El grupo del sentido intenta entrar en contacto con la dimensión noética a través de
trabajos esclarecedores, con preguntas que convocan al participante a vivenciar la
logoterapia y a apelar a su dignidad, y el entendimiento de la vida como una tarea a
realizar.

¿Cómo se desarrolla?

El desarrollo del grupo es realizado en primer lugar con la lectura del módulo a nivel
individual, posteriormente el terapeuta lee, explica y relaciona ampliamente los
conceptos contenidos en la lectura y se abre un espacio de preguntas, reflexiones y
asociaciones referentes al tema y a los módulos desarrollados con anterioridad. En la
segunda parte del grupo, los participantes desarrollan el trabajo esclarecedor; trabajo
que consiste en la elaboración de preguntas guías que permiten una mayor comprensión
y relación de los conceptos logoterapéuticos con la existencia individual de cada
participante. La última parte del grupo consiste en una exposición voluntaria del trabajo
esclarecedor y una discusión grupal acerca de lo aprendido y vivenciado con el
desarrollo del módulo.

Los ocho módulos han sido elaborados de manera secuencial, aplicándose un módulo
por sesión semanal, permitiendo así, la ampliación de los conocimientos sin un
bombardeo de información y la introducción del discurso en una metodología clara y
cotidiana.

Los módulos desarrollados son los siguientes:

1. Determinismo y libertad.
2. La responsabilidad.
3. La voluntad de sentido.
4. Los valores como realización del sentido.
5. El optimismo trágico.
6. El sentido del sufrimiento.
7. El sentido de la vida.
8. El suprasentido”.

Los objetivos del grupo del sentido son:

1. Adquirir una logoactitud a través del conocimiento y esclarecimiento de la


logoteoría.
2. Esclarecer las dinámicas restrictivas noodinámicas frente a la libertad, la
responsabilidad, la voluntad de sentido, los valores, el sentido de la vida, el sentido
del sufrimiento y el suprasentido.
3. Esclarecer el desbloqueamiento de la dimensión noética frente a la libertad, la
responsabilidad, la voluntad de sentido, los valores, el sentido de la vida, el sentido
del sufrimiento y el suprasentido.
4. Descubrir el sentido y significado del análisis existencial como herramienta de
afrontamiento en el nuevo estilo de vida.

El grupo del sentido es desarrollado con adictos en recuperación de nuestra institución,


con un tiempo de desintoxicación superior a un mes (por tratarse de un medio cerrado);
es importante para la inclusión dentro del grupo del sentido considerar que la
dimensión noética bajo la intoxicación, se encuentra bloqueada o restringida, por ello,
en entidades y/o consultorios que trabajan en rehabilitación con modelos ambulatorios
o de consulta, es recomendable un abordaje funcionalista antes de una intervención
logoterapéutica. De esta forma y en pro de la consolidación de la abstención, la
participación dentro del grupo del sentido esta restringida para consultantes con menos
de un mes de recuperación (e incluso más) en medios cerrados y para consultantes
ambulatorios o de consulta que no hallan recibido un abordaje funcionalista.

Durante la aplicación del grupo del sentido, la participación de adolescentes requiere


de la máxima atención y dedicación del facilitador, por tratarse de una etapa de
individuación en la que el sentido del momento carece de futuro y los contactos con el
sufrimiento no han sido tan frecuentes, razón por la cual el significado de algunos
módulos seria de difícil aprehensión.

Para este grupo se desarrollaron unas guías de lectura y aplicación -expuestas a


continuación- a través de las cuales y bajo la facilitación de un terapeuta, se explican,
ejemplifican, relacionan y reflexionan los conceptos franklianos[39] con las vivencias
de los asistentes a la sesión.

Es importante resaltar el papel activo del facilitador del grupo, quien debe conocer y
vivenciar la filosofía Frankliana, y tener la capacidad de ejemplificar y relacionar los
conceptos logoterapéuticos con la cotidianidad de la adicción. El grupo del sentido a
demostrado su gran poder de modulación de la actitud ante la vida, dentro de los
consultantes en recuperación y los mismos terapeutas de la institución.

Dentro del material expuesto a continuación, se han incluido algunos apartes de los
testimonios de conclusión, realizados por los adictos en recuperación vinculados al
grupo del sentido.

GUIAS DE LECTURA Y APLICACIÓN:

a. DETERMINISMO Y LIBERTAD

Alguna vez A. De Mello dijo que los cuentos eran la menor distancia entre el hombre y
la realidad[40]; sobretodo aquellos cuentos y anécdotas que enmarcan la tradición
popular impartiendo de esta forma su sabiduría.

¿Qué vas ha ser cuando grande?


Le preguntó un huevo a un tomate.

- Yo seré un Tomatón.

¿Qué vas ha ser tú cuando grande?


Le pregunto el tomate al huevo.

- El huevo se puso a llorar.

El hombre no es un ser determinado y sin capacidad de elección, como en el cuento


anterior; menos esta condenado a morir por medio y a través de sus condicionamientos.

La conciencia natural humana nos hace seres libres, sin embargo, este ser-libre tiende a
oscurecerse en la cotidianidad. Es en esta cotidianidad donde es frecuente escuchar
afirmaciones como:

- Que le vamos hacer, así soy yo.

- Es que es casi imposible cambiar tantos años de adicción.

- Es que eso fue lo que aprendí en familia.

- Mi herencia alcohólica y/o compulsiva es muy grande.

Sí, es cierto, el ser humano nace con instintos y herencias genéticas, pero de igual forma
nace libre; probablemente en principio, será un ser totalmente dependiente para
continuar viviendo y sus elecciones serán tomadas por sus padres o encargados. Con el
paso de los años, la conciencia natural humana del ser-libre será condicionada por el
medio ambiente, oscureciendo la libertad innata con que nace el hombre.
Posteriormente y si esa es su elección, podrá decidir libremente entre no-ser-libre y el
esclarecimiento de su ser-libre innato.

Es innegable el hecho de la existencia de instintos, herencias y condicionamientos


ambientales que afectan al ser en los aspectos biológicos, psicológicos y sociales; no
obstante, hay algo en nuestro interior que es intocable, la naturaleza humana del ser
espiritual. Es ese espíritu humano el que hoy puede esclarecer nuestra libertad innata
oscurecida por los condicionamientos. Es ese espíritu que nos puede llevar a la
autonomía, a pesar de la dependencia.

Los seres humanos no somos tan solo un producto de la interacción del hombre y el
medio ambiente, sobre dicha interacción el poder del ser-libre permite elegir para
cambiar el resultado:

HOMBRE + MEDIO AMBIENTE =


DETERMINISMO

SER-LIBRE
HOMBRE + MEDIO AMBIENTE = ELECCION

El hombre como ser espiritual toma constantemente postura ante el mundo, el ser
humano no es un ser estático no participativo; se elige por acción o por omisión, pero
siempre se elige. Es esta elección activa u omisiva del espíritu la que hace del hombre
un ser-libre; la que permite que aun en las peores circunstancias, el hombre elija su
acción u omisión. Es esta potencial libertad del hombre la que le permite incluso a
través de ella, elegir un no-ser-libre libremente.

La libertad es el grado más alto de la responsabilidad; es ella la impulsora y fuente de


energía que alimenta esa capacidad inigualable del ser humano para sobreponerse a lo
que le acontece, para trascender su propia existencia. Es en ese ser-libre en el que el
hombre, más allá de toda predicción, puede construir un destino. No importa que
tenga problemas de adicción, que se encuentre sin familia, que la ansiedad y el deseo
de autodestrucción lo agobien, no importan las desilusiones amorosas, la ausencia de
empleo, un descalabro económico, una tragedia familiar, no importa nada de lo que
suceda en contra de sí mismos; aun así, bajo cualquier estado de ánimo y circunstancia,
el hombre es libre y puede elegir un si a la vida, a pesar de todo. Víctor Frankl hace
referencia a esta libertad como el "poder de resistencia del espíritu"[41], poder que
le permite al hombre incluso morir antes que declinar y sobrellevar las más duras
penalidades sin perder su dignidad.

En la recuperación de las adicciones día tras día encontramos gente abstemia y sobria
que nos asombra por el cambio "milagroso" en su manera de vivir. Sus actos, sus
palabras, sus pensamientos ya no están esclavizados ni subyugados a ellos mismos.
Ellos han esclarecido su capacidad innata del ser-libres y han asumido la
responsabilidad que implica la libertad.

La adicción activa oscurece el ser-libre a través de determinismos biológicos (el


síndrome de abstinencia, mi herencia compulsiva, el cuerpo me lo pide...), psicológicos
(mi trastorno de personalidad, el tiempo de consumo, yo soy así, es lo que aprendí...) ,
sociales (¿Cómo voy hacer para ir a fiestas?, me siento como un tonto, ¿Cómo voy a
dejar a mis amigos?...), son estos determinismos los que nos impiden ver nuestra
capacidad innata del ser-libre. Capacidad que se obstaculiza por el miedo a la
responsabilidad.

TRABAJO ESCLARECEDOR

1. A continuación realizaré un listado de todos los determinismos biológicos,


psicológicos y sociales que me sirven de ancla para no desprenderme de mi pasado
oscurecedor.

2. ¿Por qué hoy, elegí estar abstemio?

3. ¿Ante qué circunstancias utilizaría el poder de resistencia del espíritu?

4. ¿Cómo se manifiesta mi ser-libre hoy?

5. ¿Qué esclarecí y como puedo aplicarlo a mi vida?

Algunas reflexiones de adictos en recuperación, participantes en el grupo del


sentido[42]:

"Hoy elegí estar abstemio, porque como persona libre que soy, estoy en capacidad de
elegir lo que quiero hacer con mi vida, la cual valoro en todo sentido y porque no
quiero ser una persona atada a un consumo, sino amarme y rehacer mi vida, la cual
esta llena de oportunidades en las cuales yo tendré el carácter de decidir lo que me
sirve o no, a pesar de que esas cosas sean duras o inaceptables, tendré el poder de
resistencia del espíritu, para no declinar ante la situación y hacer una elección
positiva para mi vida".
"Mi ser-libre hoy se manifiesta eligiendo estar aquí, eligiendo aprender a ser un
adicto recuperado, eligiendo asumir y aceptar las experiencias que me da la vida,
eligiendo estar abstemio, eligiendo asistir a los grupos de apoyo, escogiendo las
alternativas que se me presentan día a día..."

"Hoy aprendí que a pesar de mi pasado, a pesar de todos los determinismos, a pesar
de todo lo que me puede ocurrir en mi vida, yo soy el único responsable de mantener
mi abstención, que soy el que debo elegir todos los aspectos que van a regir mi vida,
escogiendo los caminos que mas me convengan para mi recuperación..."
b. LA RESPONSABILIDAD

En su libro Despierta, A. De Mello nos ejemplifica con un pequeño cuento el miedo


humano a la responsabilidad:

Jaime, Levántate

- Papi , hoy no quiero ir al colegio.

¿Por qué no quieres ir al colegio?

- Porque no me gusta, los niños se burlan de mí y no me quieren.

Pues hijo, te voy a dar tres razones por las que debes ir al colegio:

1. Es tu deber
2. Tienes 45 años
3. Eres el rector.

La responsabilidad es la principal característica de la libre elección de ser-libre. Es a


través de este valor que el ser humano permanece en la libertad y desarrolla su
voluntad de sentido. La responsabilidad es el valor de vida fundamental, el valor que
diferencia la omnipotencia mundana, del ser-libre humano.

Cuando descubrimos nuestro ser-libre innato, el paso a seguir, aunque doloroso, es


asumir la responsabilidad; una responsabilidad que implica nuestra participación y/o
toma de postura ante todo lo que hemos hecho y estamos haciendo. No debemos
confundir la responsabilidad con un totalitarismo, es decir, el valor de la
responsabilidad es el valor actitudinal que asumo frente a mi mismo, frente a alguien o
algo en especial. A manera de ejemplo, podríamos decir que no es nuestra
responsabilidad tener una herencia alcohólica, sin embargo, es nuestra responsabilidad
la actitud que asumimos frente a ella. Se es responsable de algo, ante algo y ante
alguien.

Porttman dice : " El hombre es el ser especial que posee continua libertad de
decisión a pesar de todos los vínculos vitales. Es en esta libertad donde se
contiene la posibilidad tanto del monstruo como del santo"[43] y es en esa libertad
de elección en la que el ser humano es responsable.
La responsabilidad es esa capacidad de responder libremente las preguntas que ofrece
la vida. De igual forma, la responsabilidad es el fenómeno que nos permite asumir las
consecuencias o efectos de nuestras elecciones.

Ser responsable no es una tarea fácil, por lo general el hombre determinista y de por si
determinado, es el producto de la negación de la responsabilidad ante el mismo, ante
algo o ante alguien. Realmente es mucho más fácil responsabilizar al medio ambiente en
el que crecimos, a nuestra familia, a nuestra herencia y a muchos otros determinismos;
el determinismo es la libre elección de no-ser-libre a través de la negación de la
responsabilidad.

En la adicción activa se evade constantemente la responsabilidad y la libertad. El


consumo de sustancias y/o los comportamientos compulsivos son un inocente intento
para no asumir el ser-libre, pues esto implicaría, tomar la responsabilidad de nuestras
vidas.

Asumir nuestros temores, inadecuaciones y conflictos es una tarea dispendiosa y de


mucho dolor, es por ello que es más frecuente la tendencia facilista de la adicción como
muletilla ante la existencia. La tendencia facilista de vivir en este mundo, pero de
manera irreal. El ser humano no es responsable de su adicción (en el sentido de
herencias genéticas y condicionamientos sociales), pero si es responsable de la actitud
que asume frente a ella. Y es responsable, sobre todo, de actuar desde la adicción
activa o de reaccionar en pro de una recuperación.

La responsabilidad es la herramienta principal de la recuperación, es ella la pieza


fundamental que nos permite elegir el ser-libre, sin temores ni ataduras, sin el miedo a
crecer y abandonar la dependencia.

La responsabilidad no es fácil de asumir; enfrentar tanto daño propio y a terceros,


tantos fracasos, humillaciones, degradaciones sexuales y muchos otros fondos, implica
dolor. Es allí donde radica la gran dificultad del adicto para asumir la responsabilidad
de su vida, los adictos ya no quieren sentir dolor, su mundo se derrumba ante
cualquier obstáculo, la baja tolerancia a la frustración los embarga y necesitan evadir
sus inadecuaciones a toda costa. Por ello, solo a través de la aceptación de la
responsabilidad se puede alcanzar un verdadero autoperdón, una verdadera
recuperación. Es en esta responsabilidad hacia la recuperación en la que podemos
libremente elegir ser-libres y optar por el perdón propio y de terceros. Solo a través de
esta responsabilidad desarrollamos nuestra voluntad de sentido.
TRABAJO ESCLARECEDOR

1. ¿Cómo asumo hoy la responsabilidad ante mí mismo, ante algo o alguien?

2. ¿Ante qué o quién soy responsable hoy?

3. ¿Cómo se relaciona la responsabilidad con la recuperación?

4. ¿Qué esclarecí y cómo puedo aplicarlo a mi vida?

Algunas reflexiones de adictos en recuperación, participantes en el grupo del


sentido[44]:

"Hoy asumo la responsabilidad haciendo consciente el hecho de que todo lo que he


vivido, sentido, destruido y/o construido ha sido por elección u omisión propia, hoy
me permito equivocarme y asumir mis errores, enfrentar mi realidad sin evadirme en
ningún momento. Soy responsable de muchas cosas que no quise que pasaran, pero
ante eso, ahora soy más emprendedor, optimista y tolerante."

"Soy responsable ante mi vida, ante mi recuperación, ante mi mismo, ante mi


entorno, ante mi estado de ánimo; soy responsable ante la humanidad, pero
principalmente ante Dios."

"La responsabilidad se relaciona con la recuperación en todo sentido, soy


responsable de perdonarme todos esos fondos, soy responsable de estar alerta, de
¿Qué hago? Y ¿Cómo lo hago?, ¿con quién me relaciono?, ¿por dónde paso?, soy
responsable de mi honestidad, de mi sentido de vida. Dios me dio la capacidad y la
libertad de elección sobre todo, hasta sobre el hecho de si creer o no en él. No soy
culpable de mi adicción, pero si soy responsable de mi recuperación."

"Con la responsabilidad aprendí a ser consciente de asumir mis obligaciones y actos


frente a un problema. También aprendí a ser libre de elección y que tengo la opción
de decir que no a las drogas. Con la responsabilidad también puedo alcanzar la
confianza y el verdadero autoperdón..."
C. LA VOLUNTAD DE SENTIDO

El ser humano del determinismo se debate entre sus instintos y sus condicionamientos
sociales, es decir, entre la búsqueda del placer y la búsqueda del poder.

Cuando nos centramos en el placer o en el goce como fin de nuestra existencia, la vida
solo puede ser hedonismo, vacío existencial y frustración. Por ello, la vida manejada
por una voluntad de placer es totalmente vacía y dependiente. Una voluntad tras la
búsqueda exagerada del placer solamente consigue distanciarlo cada vez mas,
convirtiendo al hombre en un ser insaciable, consumista, desbordante, sin control ni
diferencia de los animales; un esclavo determinado hacia la búsqueda de la satisfacción
de sus instintos y condicionamientos.

Cuando nos centramos en la voluntad de poder[45], la búsqueda del reconocimiento nos


ciega, el ansia de prestigio nos impulsa a llenarnos de ataduras sociales y nuestro vacío
existencial alimenta la sed de poder. Nos convierte en un Homo Faber[46] que
abandona lo esencial por ir en busca de más, oscureciendo al hombre ante la
posibilidad de detenerse y preguntarse: ¿Más qué?.

En realidad, lo primero y esencial del ser humano es la búsqueda y realización del


sentido, es decir, su voluntad de sentido. Para Frankl el hombre no se siente impulsado
ante todo al placer y/o el poder, sino hacia una razón para ser feliz[47]. Es decir,
ni el placer ni el poder constituyen el fin del esfuerzo humano; el placer y el poder
son el efecto de alcanzar un fin, no el fin mismo. Alcanzar el fin es en realidad una
razón para ser feliz.

¿Y si una de mis razones para ser feliz es el desarrollo de mi empresa?, Si tu fin es


buscar el poder que te da la empresa, nunca tendrás una razón para ser feliz; pero si el
poder es tan solo una añadidura o un efecto de esa razón, tu vida esta guiada por
una voluntad de sentido. ¿Y si la empresa se quiebra?, Tu empresa esta guiada por el
sentido de tu vida, No es tu vida la que esta guiada por el sentido de la empresa.

La voluntad de sentido es la tensión del ser humano a hallar y realizar un sentido. Pero
¿Qué sucede cuando se frustra esta tensión?. Al frustrarse dicha tensión, el hombre cae
en el vacío y la falta de sentido; es decir, solo se forma la voluntad de placer y la
voluntad de poder cuando se ha frustrado la voluntad de sentido, es allí, cuando el
hombre intenta llenar su inadecuación y solo logra acrecentar su vacío existencial.
La pérdida de sentido y significado de la vida, la frustración existencial y el vacío
espiritual, son el producto del espíritu de los tiempos, son la enfermedad de nuestra
época. El desborde de adicciones y/o comportamientos compulsivos, el suicidio,
algunas depresiones, la pérdida de valores y muchas otras tragedias son el fiel reflejo
de la frustración en la voluntad de sentido.

Como resultado de este obstáculo en la búsqueda del sentido, día tras día, el ser
humano busca en el placer y/o el poder un aliciente, una compensación ante su
inadecuación.

"Solo la voluntad de sentido puede trascender la voluntad de placer y la voluntad de


poder en el hombre".

La autorrealización se lleva a cabo como un efecto de la realización constante del


sentido de la vida y no como una finalidad. La voluntad de sentido es la búsqueda del
encuentro y realización del mismo. Es a través de la obtención del sentido que se
adquiere una razón para ser feliz. El sentido es toda una razón.

Pero, entonces, ¿Cuál es el sentido de la vida?, ¿Cuáles son nuestras razones para ser
felices?. Pues el sentido de la vida es la vida misma y nuestras razones son solo
nuestras. No debemos esperar que la vida nos del sentido, debemos tomarlo de ella. En
palabras de Victor Frankl: "A la vida no hay que preguntarle, hay que responderle".

No hay vacío más grande ni carencia de sentido mas fuerte como el que otorga la
adicción, ni adicción mas arraigada como la que genera el vacío existencial. La
pérdida del sentido y significado de la propia existencia solo se puede explicar de una
sola forma: La voluntad de sentido estaba frustrada; por ello nuestra vida, nuestros
pensamientos y acciones giraban en torno a la voluntad de placer y a la voluntad de
poder.

Son innegables la adicción cerebral y los condicionamientos sociales a los que se es


expuesto por las voluntades de placer y poder; sin embargo, la abstención y la
recuperación entregan hoy una voluntad de sentido que deja sin piso a las otras
voluntades. Es aquí donde se podría aplicar la frase de Nietzsche: "Quien tiene un
porque para vivir, puede soportar casi cualquier como".

TRABAJO ESCLARECEDOR
1. ¿Qué alcancé a través de la voluntad de placer y la voluntad de poder?

2. ¿Cuáles son mis razones para vivir hoy?, ¿Cuáles son mis huellas de sentido?

3. ¿Qué me otorga la voluntad de sentido?

4. ¿Cómo se relaciona la libertad y la responsabilidad con la voluntad de sentido?

5. ¿Qué esclarecí y como puedo aplicarlo a mi vida?

Algunas reflexiones de adictos en recuperación participantes del grupo del


sentido[48]:

"Con las voluntades de placer y de poder que guiaban mi vida, solo alcancé un gran
vacío, una drogadicción que me hacia cada vez más miserable, más sometido, más
infeliz. Un conflicto interno que me llevó a perder el sentido a todo lo que hacía, lo
que veía y en lo que alguna vez creía..."

"Mis razones para vivir hoy son el disfrutar de lo que estoy haciendo, el saber que
voy a vivir la vida bien, sin sustancias que me impidan darme cuenta de lo que
siento; el saber que hoy estoy aquí porque el mañana será mejor, el saber que hoy
estoy siendo consciente de lo que hago, el saber que hoy estoy abstemio y eso me
permite vivir el día mejor..."

"La voluntad de sentido me entrega paz, compromiso, la necesidad de estar vivo y en


la plena lucha por superarme, ánimo, dinamismo, alegría, sabiduría, espiritualidad,
amor propio y por los demás; humildad y nobleza, y aunque suene paradójico, la
voluntad de sentido me da poder y placer..."

"Hoy esclarecí que el anhelo de poder y de placer es inversamente proporcional a la


felicidad, y que la lucha, el amor a la vida, la aceptación, la sencillez de espíritu y de
materia, y sobretodo la plena convivencia en paz conmigo mismo, con mi poder
superior, con mi entorno y con mi sentido de vida, me hacen ver el día como yo
quiero y como yo me lo he propuesto. Es cuestión de vivir segundo a segundo mi
hermosa realidad..."
d. LOS VALORES COMO REALIZACION DEL SENTIDO

La realización de valores es una de las posibilidades más altas de sentido y la


integración de significados de vida más elevados. Algunos de los valores que nos dan
sentido los podemos clasificar en tres tipos:

- Valores de Creación.
- Valores de Experiencia.
- Valores de Actitud.

Los Valores de Creación son aquellos en los cuales producimos para nosotros y/o para
el mundo. Creamos a través de una actividad, son huellas para el mundo que se
transforman en huellas de sentido para nosotros. Los hombres se marchan, pero sus
obras quedan.

Los Valores de Experiencia o vivenciales son aquellas contemplaciones,


emocionalidades y aportes que recibimos de nuestra interacción con el mundo; nadie
nos puede quitar nuestro pasado, nadie puede quitarnos lo que hemos vivido ni lo que
hemos aprendido a través de nuestras experiencias.

Los Valores de Actitud son las más altas realizaciones de sentido y se desarrollan de la
forma en la que asumimos nuestra existencia, de la postura actitudinal ante un
sufrimiento ineludible; ante un sufrimiento que necesita del poder de resistencia del
espíritu.

Son los valores de actitud los que nos permiten observar el mundo de una manera
tolerante y digna.

La fortaleza de los valores de actitud puede incluso ayudarnos en la transformación de


experiencias en valores vivenciales, puede darnos el impulso para el desarrollo de
valores de creación y lo más importante: Tienen el valor transformador de la
modulación de actitud, es decir, el valor de transformar el más grande e ineludible
dolor, en el aprendizaje y hallazgo de sentido más importante de nuestras vidas.

La realización de los valores nos ubica en una vida digna y llena de sentido, una vida
que merece ser vivida.

La adicción activa es el motor impulsor de antivalores en la existencia; es un motor de


antivalores creativos que solo producen y aportan dolor, destrucción y tristezas; un
impulsor de antivalores experienciales que nos aporta amarguras, mañas y un fuerte
sufrimiento disfrazado de dulce goce; y un antivalor de actitud negativo, nihilista y
desolador de la existencia. Es en estas circunstancias en las que sobran las respuestas a
preguntas como: ¿Cuál es el valor a la vida que posee un adicto activo?, ¿Cuál es su
sentido de vida ?, ¿Es la adicción realmente una forma de vida?.

Sin embargo, es tan alto y fortalecedor el poder de resistencia del espíritu humano, que
incluso en medio del nihilismo de la adicción activa, puede elevarse más allá del plano
psicológico-biológico para desarrollar valores y encontrar un sentido, para cambiar la
elección de no-ser-libres por un si a la vida.

Es en este plano espiritual donde el antivalor de la adicción puede convertirse en la


más alta experiencia de sentido. Es allí donde lo vivido en relación con el dolor, el
rechazo, el abandono, la soledad y la angustia se convierten en un aprendizaje humano
de Valor Experiencial. Es allí donde nos sentimos impulsados a ayudar a los seres que
aun sufren, a restaurar el daño realizado, a realizar verdaderos Valores de Creación.

Pero, ¿Cómo conservar el sentido que en los adictos a pesar de los diferentes valores,
tiende a desaparecer ante la dificultad?. Son los valores de actitud los que se encargan
de conservar y alimentar el sentido, es la postura y actitud ante el sufrimiento
inevitable, es la capacidad humana de encontrar sentido en el dolor. Los valores de
actitud no se refieren a una capacidad heroica masoquista de sufrir y purificarse a
través del autocastigo; se refieren a la forma en que se asume un dolor inevitable, un
sufrimiento ineludible.

Es corriente escuchar de muchos adictos en recuperación un agradecimiento a Dios por


el hecho de ser adictos, pues gracias a ello, pueden ver el mundo de una forma
diferente; gracias a esta experiencia de dolor es que existen hoy muchas razones para
vivir. La recuperación es todo un sentido de vida.

TRABAJO ESCLARECEDOR

1. ¿Cómo se ha realizado el proceso de transformación del antivalor de la


adicción activa, en la experiencia más alta de sentido?
2. ¿Cómo se realizan los valores de experiencia en mi recuperación?

3. ¿Cómo se realizan los valores de creación en mi recuperación?

3. ¿Cómo me ayudan y/o me podrían ayudar los valores de actitud en mi nueva


vida?

5. ¿Qué esclarecí y cómo se relaciona con mi proyecto de vida?

Algunas reflexiones de adictos en recuperación participantes en el grupo del


sentido[49]:

"Gracias a Dios por haber tenido problemas de adicción, porque gracias a ello
puedo ver lo maravilloso que es el mundo y todo lo que puedo hacer como persona,
lo puedo hacer sin las drogas, vivir una vida real sin tener que estar atado a algo;
ahora puedo ser yo mismo...Ahora los problemas los veo como oportunidades y cada
uno de ellos tiene diferentes alternativas para salir adelante..."

"Ahora puedo ayudar a otras personas, ser útil para la sociedad, estudiar con juicio,
ser un buen esposo, padre e hijo; ante todo ser yo mismo, un buen hombre y sobrio..."

"Mi problema de drogas me hizo vivir cosas muy duras, sin embargo, hoy he logrado
transformar todo ese sufrimiento en un gran sentido de vida, hoy me esmero por
ayudar a los adictos que aun sufren, hoy aprendo de todo lo que el mundo tiene para
darme y sobretodo, mi vida y mi actitud, han cambiado para con el mundo, hoy he
aprendido que los problemas son en realidad una oportunidad para crecer y ayudar a
crecer a otros..."
e. EL OPTIMISMO TRAGICO

El optimismo trágico es una de las herramientas de afrontamiento más importantes para


contrarrestar la pérdida del sentido que en ocasiones se produce frente a las
dificultades que ofrece la existencia.

Hay tres cosas en la vida del ser humano que son ineludibles, el sufrimiento, la culpa y
la muerte; es decir, el hombre en algún momento de su vida se enfrenta a los
componentes de esta tríada trágica. ¿Cómo decirle sí a la vida a pesar de estas
tragedias?, es allí donde el optimismo trágico entra en juego, donde debemos recordar
que bajo cualquier circunstancia la vida tiene sentido y merece ser vivida.

Es inevitable que durante la existencia, nos encontremos con situaciones o vivencias


que de manera ineludible causan dolor. En cierta medida hay dolores necesarios e
innecesarios, un dolor innecesario es aquel que carece de sentido (la adicción, el
masoquismo, etc.); un dolor necesario es un sufrimiento ineludible e inevitable a través
del cual podemos encontrar un sentido (la rehabilitación de las drogas, el fin de una
relación tormentosa, etc.). Sin embargo, pese a lo inevitable e ineludible de un
sufrimiento, la actitud asumida puede transformar el sufrimiento en un valor.

Ante la tríada trágica, los valores de actitud logran su máxima realización,


transformando el sufrimiento, la culpa y la muerte, en fe, esperanza y amor. Es ante esta
tríada trágica que el poder de resistencia del espíritu, con base en su optimismo, logra
encontrar y realizar un sentido; incluso enfrentando las peores condiciones y tragedias.

El optimismo es una elección de mi ser-libre responsable, no es un decreto. No se


decreta ser optimista, pues la vida no es Disney World donde debes sonreír a
toda costa; el optimismo es nuestra decisión de conservar el sentido a pesar del
sufrimiento o de los obstáculos que aparezcan.

¿Esto quiere decir que sólo a través del sufrimiento podemos encontrar un sentido?, No.
El sentido lo podemos encontrar y/o conservar a pesar del sufrimiento.

No hay día en la vida de un ser humano en el cual no se logren encontrar huellas de


sentido. Un encuentro con un viejo amigo, alguien a quien amar, una misión por
realizar, un amanecer, un hijo, el trinar de un pajarillo, un atardecer, una madre, una
comida, una lectura, unas palabras, una ayuda otorgada, una sonrisa, un abrazo, algo por
aprender, alguien a quien ayudar, un sueño, la abstención de algo que me ata, un
recuerdo, un descubrimiento o simplemente el gran milagro de estar vivos.

¡La vida al fin de cuentas esta llena de sentido¡

El optimismo trágico permite operacionalizar un famoso mensaje que dice:

Aunque sientas el cansancio,


Aunque el triunfo te abandone;
aunque un error te lastime,
Aunque una traición te hiera;
aunque una ilusión se apague,
aunque ignoren tus esfuerzos...
Aunque la ingratitud sea la paga;
Aunque la incomprensión corte tu risa;
Aunque todo parezca nada...

Vuelve a empezar.

La generación X o la generación del no futuro que esta viviendo nuestra juventud, son el
producto de una acumulación de malestar existencial, de vacío, suicidio, drogas y
escapismos. Es esta generación el resultado de la elección de no-ser-libres, del miedo
a la libertad, de la negación de la responsabilidad y el No rotundo al dolor.

Durante la adicción activa, el pesimismo y la visión fatalista embargan la mente, la


creencia en el futuro o en el sentido de la vida solo llena el vacío con mas temor,
invitando al adicto a escapar con una mayor insistencia de la tan anhelada libertad.

La adicción es la paradoja de la libertad, es en esa cárcel del pesimismo -que


irónicamente se labró con dedicación y persistencia- donde sólo un optimismo trágico
da fuerzas para impedir el regreso a la prisión adictiva; donde sólo este optimismo
permite elegir libremente un reingreso al no-ser-libre o una permanencia en la libertad.
TRABAJO ESCLARECEDOR

1. ¿Por qué puedo decir hoy Sí a la vida?

2. ¿ En qué me ayuda la elección de este optimismo para la recuperación?

3. ¿Cuáles son tus principales huellas de sentido?

4. Después de haber entrado en contacto con la tríada trágica, ¿Qué aprendí de ella?

5. ¿Qué esclarecí y cómo puedo aplicarlo a mi vida?

Algunas reflexiones de adictos en recuperación participantes en el grupo del


sentido:

"Hoy puedo decir si a la vida, porque en el tiempo que llevo abstemio he vivido y he
tenido lo bello de la vida, he experimentado cada día lo que sucede en mi vida;
porque el futuro es esperanzador y me puede traer cosas que me harán feliz, porque
cada momento que vivo me permite sentir y observar la naturaleza y mi interior.
Diciendo si a la vida, se aprende cada día algo nuevo..."

"Este optimismo en la vida me ayuda mucho, porque todos los días vivimos
adversidades y que a pesar de las cosas que ocurren tenemos la esperanza y la fe, y
debemos continuar abstemios, para vivir bien y no dejarnos llevar por los
determinismos para evadir esas situaciones, sino ser auténticos en nuestras
decisiones para mejorar día tras día..."

"De la culpa, el sufrimiento y la muerte también se puede aprender, en la medida que


yo modulo mi actitud ante estos tres componentes, logro trascender y encontrar
sentido o conservarlo en medio de esa tríada de tragedias..."
f. EL SENTIDO DEL SUFRIMIENTO

Hay hombres con tan buena suerte,


que Dios les envía un sufrimiento
para que empiecen a ser felices.[50]

No solo a través del sufrimiento se puede encontrar un sentido a la vida, en ocasiones


se encuentra y se conserva a pesar de él. El sentido del sufrimiento no viene dado en sí
mismo al momento de sufrir, muchas veces el sentido del momento depende de una sana
actitud esperanzadora, la fe en que en algún lugar o momento, algo bueno esta por
suceder. Encontrar el sentido del sufrimiento no es una tarea fácil, cambiar la pregunta
de ¿Por qué precisamente a mí tenia que pasarme esto?, por preguntas como: ¿Para qué
precisamente a mí me paso esto?, significa una difícil, pero sana actitud de visión hacia
el sentido y no una ocasión para revolcarse en el pasado.

La realización del sentido del sufrimiento se lleva a cabo a través del poder
transformador del espíritu humano que logra autotrascenderse y autodistanciarce de sí
mismo, para mantenerse entero a pesar del dolor; esta transformación esta dada en el
desarrollo de los valores de actitud como herramienta fundamental para encontrar este
sentido.

Dentro de la vida misma, el sufrimiento lleva implícito su propio sentido; es así, como
el sentido del momento varía segundo a segundo y persona a persona, otorgando -
aunque no siempre con claridad inmediata- una razón de sentido.

Según D. Guttmann[51] el sufrimiento se da a partir de tres raíces:

1. El sufrimiento inevitable e ineludible


2. El sufrimiento producto de una vivencia
3. El sufrimiento innecesario de una vida sin sentido.

El sufrimiento ineludible e inevitable se refiere a una vivencia que puede


experimentarse durante mucho tiempo y de la cual es difícil desprenderse.
(Enfermedades como el cáncer o el SIDA, la muerte de un ser amado, un secuestro,
etc.).

El sufrimiento producto de una emoción dolorosa, hace parte de la impredecibilidad de


la existencia. No se debe confundir el sufrimiento de una emoción dolorosa con un
sufrimiento ineludible e inevitable; si bien, dicha emoción pudo ser inevitable, no todas
pueden ser ineludibles. (Decepciones, pérdidas económicas, etc.)

El sufrimiento innecesario de una vida sin sentido, es un dolor donde se sufre sin
sentido y se sufre por estar sufriendo. (La adicción a las drogas, la codependencia, etc.)

Sólo la capacidad humana del autodistanciamiento y la autotrascendencia pueden


permitir la transformación del dolor en una experiencia de sentido. El desarrollo de los
valores de actitud, la aceptación del sufrimiento y la elevación a un valor de sentido,
elaboran nuevas formas de ver y experimentar el mundo; nuevas formas de encontrar y
vivenciar significados.

Es difícil encontrar el sentido del sufrimiento cuando lo noético (espiritual) se


encuentra restringido por enfermedades psicológicas y/o biológicas, y más en el caso
de la adicción, pues el consumo de sustancias es una forma paradójica del sufrimiento,
donde se busca un escape al dolor y a la vez se alimenta.

El sufrimiento innecesario en una vida sin sentido no condena al hombre a vivir sin
significados, también este sufrimiento puede ser transformado. Sin embargo, la
búsqueda de sentido a través de la transformación del sufrimiento innecesario, puede
implicar un proceso de dolor necesario; es el sufrimiento de asumir la responsabilidad
y el dolor que implica esclarecer el ser-libre innato, el precio de la recuperación.

La adicción a las drogas es uno de los sufrimientos mas innecesarios que la raza
humana a encontrado; es un sufrimiento paradójico que intenta evadir el dolor, mientras
mas se hunde en él. Los adictos a las drogas que no han elaborado su capacidad
tolerante y transformadora del sufrimiento, continúan atrapados dentro del circulo
enfermizo de la tríada trágica (Culpa, sufrimiento y muerte), intentando evadir estos
componentes a través de aquello mismo que los genera: la adicción activa.

El precio de la recuperación esta dado por la ruptura de este circulo enfermizo,


asumiendo el dolor que implica el esclarecimiento del ser-libre innato y la
responsabilidad del mismo. Dentro de la recuperación, la transformación de antivalores
en valores de creación, de experiencia y de actitud juegan un papel de vital
importancia, pues una abstención con sentido y basada en valores, genera el significado
de una vida que merece ser vivida.
TRABAJO ESCLARECEDOR

1. ¿Qué he aprendido de los diferentes sufrimientos que la vida me ha ofrecido?

2. Gracias a mi problema de adicción, ¿Qué significa para mí estar abstemio?

3. ¿Cómo el sufrimiento de la adicción activa a transformado mi manera de ver el


mundo?

4. ¿Qué ha significado para mí, el sufrimiento necesario que implica la recuperación?

5. ¿Qué podría decirle a aquellos que innecesariamente sufren en la adicción activa?

Algunas reflexiones de adictos en recuperación participantes al grupo del sentido:

"Indudablemente mi vida ha estado marcada por muchos sufrimientos; sin embargo,


no hay mal que por bien no venga y hoy estoy seguro que gracias a todas esas
dificultades la vida hoy me parece mas fácil y menos complicada de vivir, suena
ilógico pero por algo dicen que la boñiga es abono para crecer..."

"Estar abstemio es una de mis razones para vivir y me atrevería a decir que el valor
y el significado que tiene para mi es tan grande que es inexpresable, hoy se que
después de todo lo que sufrí me esperaba algo mejor y eso es lo que estoy viviendo,
hoy mas que nunca se que pase lo que pase mi abstención es sagrada..."

"Yo antes vivía como en otro planeta, solo pensaba en el placer y el dinero y no
quería a nadie, realmente nada me importaba; sin embargo la naturaleza es sabia y
la misma vida me enseñó a ver el mundo de una forma diferente, gracias al hambre
que pase hoy no desperdicio la comida, gracias al rechazo que experimente hoy no
me creo mas que nadie, tal vez gracias a tantas lágrimas es que hoy sonrío tanto..."

"De todas formas la recuperación también tiene un precio, solamente que estas
dificultades en mi recuperación sí tienen sentido, ya no sufro por sufrir, sufro por ver
y enfrentar mi realidad, pero estoy seguro que al final del camino el desierto
florecerá..."
"Me gustaría que todos los adictos que están consumiendo me escucharan y me
creyeran, me gustaría decirles del mal negocio que están haciendo, me da mucha
tristeza ver y sobretodo entender el gran engaño en el que viven...También me da
rabia porque yo también estuve ciego y sé lo difícil que es abrir los ojos, sin embargo
se que no somos seres determinados y que la fuerza del espíritu puede salvarnos..."
h. EL SENTIDO DE LA VIDA

El sentido de la vida no se nos da como un catálogo de funciones para el ser humano; el


sentido debe descubrirse. En ocasiones, el sentido del proceso de la vida puede no
encontrase en el momento y desencadenar el engaño de un sin sentido, es por ello que el
análisis existencial debe enmarcarse con énfasis, en lo referente al sentido en el
proceso y no limitarse exclusivamente al sentido del proceso (pues no siempre es el
sentido último -aunque el sentido del momento pueda encaminarlo).

El sentido en la vida existe en todo momento y bajo cualquier circunstancia, aunque en


ocasiones se nuble y oscurezca, el sentido puede hallarse; este sentido se refiere al
sentimiento de valía que se da en el proceso y en medio de él.

El sentido de la vida también existe en todo momento y de igual forma se busca y se


debe descubrir; sin embargo, es difícil de interpretar, pues se refiere al sentimiento del
valor que se realiza como metasentido[52] del proceso. Es el sentimiento del sentido a
través de la realización del mismo. Según Frankl: "El sentido no solo debe sino que
también puede encontrarse, y a su búsqueda, guía al hombre la conciencia. En una
palabra, la conciencia es un órgano del sentido. Podría definírsela como la capacidad
de rastrear el sentido único y singular oculto en cada situación"[53].

Es la aceptación del misterio constante de las incógnitas que nos plantea la vida, la que
nos permite tomar como principio que cada instante de la vida tiene sentido como
momento y como metasentido.

La vida bajo cualquier circunstancia tiene significado, probablemente el sentido del


momento no sea claro en el presente, pero el sentido de la vida existe y en cualquier
instante se hará evidente; el sentido difiere de persona en persona, de los diferentes
lugares y vivencias que se dan. El sentido es único e irrepetible para cada ser humano.

Hay muchas formas de encontrar y tomar sentido en la vida, realizando un valor, a


través del sufrimiento, en el contacto con la culpa y la muerte, llevando a cabo una
hazaña u objetivo, asumiendo responsabilidades, aceptando la libertad para elegir,
autotrascendiendo y de muchas otras vivencias que nos permitan tomar el sentido de la
vida, sin esperar que sea ella la que nos lo de; es decir, la vida es una tarea a realizar,
es una pregunta que debemos responder y no una respuesta a lo que nos planteamos.

Según D. Guttmann[54], uno de los conceptos centrales de la Logoterapia, se basa en el


principio de que en el hombre existe una conciencia intuitiva sobre la existencia del
sentido de la vida; que el hombre tiene una voluntad de sentido para encontrar este
significado, porque el encuentro de este significado es la principal fuerza motivacional
de su conducta y que el hombre conciente -entendido además como responsable- tiene
la libertad y capacidad para buscar este sentido.

Cuando se conjugan las condiciones de la adicción como el nihilismo, la inmediatez,


las voluntades de poder y de placer, el miedo a la libertad y a la responsabilidad, la
culpa, el sufrimiento, la actitud fatalista, los antivalores, el vacío existencial y la muerte
-entre otros-, cabe la pregunta: ¿Cuál es el sentido de la vida?, cuando lo noético
(espiritual) se encuentra bloqueado o restringido por la intoxicación física y
psicológica de las drogas, a lo sumo, solo se encuentran pseudosentidos[55] inventados
por el clamor de la libertad, que paradójicamente se escapa, mientras se busca a
través de las drogas.

Sin embargo, una vez desbloqueada la dimensión noética, el adicto en recuperación


puede encontrar significado en lo sufrido y desarrollar su voluntad de sentido por
encima de las voluntades de poder y de placer; puede elegir libremente su ser-libre y
asumir la responsabilidad de su existencia, puede transformar los antivalores de la
adicción en valores de creación, de experiencia y de actitud, puede llenar su vacío
existencial de valores que dan significado a la vida y cambiar la actitud fatalista por fe,
esperanza y amor.

La recuperación es todo un sentido de vida y aunque en el proceso se intente oscurecer


el sentido, podemos mantener ciegamente la esperanza en que después de cada
esclarecimiento la vida es mas luminosa y que es en el oscurecimiento del sentido del
momento, en el que debemos comprender qué estamos creciendo.

Una reconocida frase de Nietzsche expresa la importancia del sentido de la vida de la


siguiente forma: "Quien tiene un porque para vivir, pude soportar casi cualquier como".
Es por ello que a través de la recuperación, una vida antes destrozada, empieza a
llenarse de motivos para respirar, de razones para vivir.

TRABAJO ESCLARECEDOR
1. ¿Cuál es la importancia de encontrar sentido en mi vida?

2. ¿Qué vivencias me ha dado la vida para tomar sentido de ellas?

3. ¿A través de qué formas he encontrado sentido en mi vida?

4. Actualmente ¿Cuál es el sentido de mi vida?

5. ¿Cómo relaciono la recuperación con la lectura anterior?

Algunas reflexiones de adictos en recuperación participantes en el grupo del


sentido:

"Para mi encontrar sentido en mi vida es lo más importante, poder conservarlo a


pesar de las dificultades me garantiza no volver al pasado, yo no quiero vivir como
antes sin rumbo y sin que nada me importara..."

"La vida es sabia y como yo he sido tan terco ella se ha encargado de brindarme
oportunidades para que yo tome el sentido de ellas, me he encontrado con
sufrimientos que me han ayudado a cambiar para bien, mi problema de drogas y
algunos accidentes me han enseñado a valorar la vida, las personas que tengo cerca
y a saber que si aún estoy vivo es por algo..."

"Hoy mi vida esta lleno de sentido, no volver a drogarme es una razón para vivir,
también ayudar a mi familia y algún día poder montar una fundación que ayude a las
personas que consumen drogas son para mi el sentido de mi vida...."

"En recuperación y en lo cotidiano uno muchas veces pierde el sentido de la vida,


sin embargo si entendemos que el sentido del momento en ocasiones se oculta y
mantenemos nuestra esperanza puesta en el hecho de que todo va ha estar mejor y en
que por algo estoy viviendo esto en este preciso momento, probablemente no
volvamos a experimentar ese horrible vacío..."
i. EL SUPRASENTIDO O SENTIDO ÚLTIMO

Mas allá de toda razón y comprobación humana, existe el significado último; el


suprasentido o sentido último se refiere según Frankl a "Un mundo mas allá del mundo
humano; un mundo donde la cuestión del significado final del sufrimiento humano,
encontrará una respuesta[56]".

Aunque la existencia del suprasentido sea más que evidente, es difícil de captarse y
más aún de comprenderse; sin embargo, si no existe otra dimensión de orden
trascendente ¿cómo explicaríamos coincidencias que parecen perfectamente ordenadas
para un fin previamente planeado?, ¿Qué mano o qué fuerzas están detrás de tanta
perfección?, ¿Acaso no hay coincidencias que más bien podríamos llamar
Diosidencias?, muchas preguntas surgen ante el suprasentido, sin embargo, sus
respuestas están en nosotros.

Durante mucho tiempo el significado último ha sido tratado de explicar por filósofos
existenciales, psicólogos, sacerdotes, maestros espirituales y otras personas que sin
darse cuenta, reducen el suprasentido a palabras o explicaciones que jamás podrían
enmarcar el misterio; es decir, ¿Cómo explicar en palabras lo inexpresable?, por ello,
el significado último puede referirse a un sentir individual, ya que la creencia en Dios
es un opción particular y toda interpretación racional sería incapaz de trascender al
nivel del suprasentido.

Es asombrosa la manera en que la sincronicidad[57] se evidencia ante nuestros ojos,


confirmando como resultado, el viejo adagio popular que dice: "No hay mal que por
bien no venga". Es como si existiera una gran red en forma de telaraña, en donde todos
estamos interconectados en cierto nivel, un nivel inexplicable que trasciende lo humano
y nos permite ser parte de un mismo estado.

Extrañamente el universo tiene su propio orden, sistemático y perfecto, donde el


tiempo, lo hechos y las personas están dispuestos de tal forma que nos permiten ser
únicos e irrepetibles, con vivencias particulares y exclusivas para nosotros mismos;
vivencias que se interrelacionan con las vivencias de otros y que en ocasiones nos
ubican frente a personas, libros o situaciones que marcan nuestra existencia de manera
singular, dándonos la sensación de que una mano superior nos puso en aquel lugar y
momento.
A veces intentamos explicar muchas cosas que no logramos entender y cuando
modulamos nuestra actitud hacia ellas, logramos comprender que más allá de cualquier
principio, el mundo marcha como debe y que por alguna misteriosa razón, la vida nos
esta planteando una incógnita que debemos responder.

En el mundo de las drogas y las adicciones, es frecuente encontrar un sentimiento de


haber sido abandonados o de encontrarnos en medio de un gran castigo celestial; es
común matar la creencia y la fe en un suprasentido, la esperanza en una posible
recuperación y la seguridad optimista en que en algún lugar nos espera algo mejor. Sin
embargo -aunque paradójicamente- la gran mayoría de adictos en recuperación que se
encuentran abstemios hace un buen tiempo, manifiestan una fuerte creencia y convicción
en un poder superior;[58] un suprasentido en el cual y a través del cual logran
mantenerse abstemios día tras día y superar sus defectos de carácter.

Con el paso del tiempo, los adictos en recuperación descubren muchos significados y
desarrollan una sana, recomendable y fuerte creencia en un poder superior -cualquiera
que fuese- que los protege y escucha a todo momento.

¿Cómo explicar que los intentos de suicidio de algunos adictos, no lograron su


cometido?, ¿Cómo explicar que bajo las condiciones mas infrahumanas en el consumo,
la vida dio nuevas oportunidades?, ¿Cómo entender que a pesar de la autodestrucción y
el deseo de muerte, la vida continuó?, ¿Cómo pudo el cuerpo humano resistir tanto
daño?, ¿Cómo lograron salir vivos de tantos peligros a los que se expusieron?, ¿Cómo
sobrevivieron a tan catastróficos accidentes?, estas y miles de preguntas ejemplifican el
suprasentido en la adicción; definitivamente "Dios escribe recto sobre líneas torcidas"
y en esas líneas rectas es donde el llamado a una nueva forma de vida se hace evidente.

Ante el suprasentido también el ser humano mantiene una responsabilidad; la


responsabilidad de no abandonarlo y después culparlo de abandonante, la
responsabilidad de no autocastigarse y después culparlo de castigador, la
responsabilidad de ser responsable y escuchar la conciencia como órgano de sentido
para si mismo y para el servicio de los demás.

El sentido de la vida, el sentido del sufrimiento, el sentido del momento y el


suprasentido juegan un papel de gran importancia en la rehabilitación de adicciones, es
a través del desbloqueamiento de la dimensión noética, la búsqueda del sentido y la
responsabilidad hacia el sentido último, en que la a-dicción[59] puede convertirse en la
dicción de lo humano.
TRABAJO ESCLARECEDOR

1. ¿Qué coincidencias he vivido, que mas bien parecen Diosidencias?

2. ¿Por qué creo que la vida me esta dando la oportunidad de recuperarme?

3. ¿Cómo se ha hecho evidente el suprasentido en mi recuperación?

4. ¿Qué esclarecí y cómo puedo aplicarlo a mi vida?

Algunas reflexiones de adictos en recuperación participantes en el grupo del


sentido:

"Muchas veces estuve al borde de la muerte, pero misteriosamente siempre aparecía


un conocido o sucedía algo que me salvaba, a veces no comprendo por qué Dios me
cuidaba tanto..."

"Si yo estoy sentado en este momento con ustedes es porque mi poder superior me lo
ha permitido, yo sé que le debo mucho a la vida, probablemente por eso me este
dando esta oportunidad, es tiempo de que salde mis deudas..."

"En ocasiones he querido botar todo por la borda, pero siempre aparece la palabra
exacta en el momento adecuado, es como si una mano superior no quisiera que yo me
fuera del tratamiento, realmente yo tengo muchas cosas por hacer en esta vida y no
me puedo dar el lujo de abandonar mi recuperación..."
4. LA LOGOTERAPIA DE GRUPO EN ADICCIONES

La logoterapia de grupo es una modalidad que poco a poco se ha venido imponiendo en


nuestra Latinoamérica, pues nuestras características hacen hincapié en dicha necesidad;
sin embargo, este tema es tratado en mayor profundidad en nuestra publicación “Acción
y Elección”, dando paso en este aparte a un breve comentario y a la presentación de
algunos resultados de la investigación.

GRUPO DEL SUPRASENTIDO

En vista de la necesidad esperanzadora que otorga un sentido último de la existencia y


con base en nuestra creencia en una dimensión mas allá de la humana, creamos el grupo
del Suprasentido con el objetivo principal de mejorar nuestro contacto conciente con un
poder superior, independiente de la concepción religiosa que le demos.

El grupo del Suprasentido se desarrolla con base en el análisis de las experiencias


cumbres, místicas o de iluminación que se han dado en la vida de los asistentes; de
igual forma se incluyen lecturas relacionadas con el poder superior en la literatura
perteneciente a Alcohólicos Anónimos[60] y a Narcóticos Anónimos[61]. En
ocasiones y de forma opcional para cada participante, se cierra el grupo con una
plegaria a la vida, a Dios o a la concepción individual de quien propone la oración.

GRUPO DE DERREFLEXION

Con base en el trabajo desarrollado por la Psicóloga Alemana Elizabeth Lukas, se


desarrolla el grupo de derreflexión[62] con el objetivo primordial de contrarrestar la
hiperreflexión[63] y la preocupación por el propio malestar. El grupo de derreflexión
consiste en la ideación, creación o recuerdo de eventos positivos o felices para los
participantes, en su desarrollo se hablan de las huellas de sentido de cada consultante y
sobretodo de la alegría propia o ajena que ha colaborado en regalarle a la vida unos
momentos felices.

El Grupo de derreflexión es recomendable en consultantes que lleven varios meses de


abstención o dentro de un programa, pues el uso de esta técnica en consultantes recién
llegados y altamente defensivos es contraproducente para su proceso de recuperación.
De igual forma el grupo de derreflexión puede ser utilizado en aquellos momentos en
los que las circunstancias imprevistas hallan generado una ansiedad masiva o estados
de fuerte alteración.

GRUPO DEL SENTIDO[64]

El Grupo del sentido es pieza clave dentro de nuestro abordaje logoterapéutico, en él se


enseñan, ejemplifican y relacionan los conceptos de la filosofía Frankliana con la
adicción.

El grupo del sentido ubica y construye un discurso dentro de los consultantes,


facilitando el movimiento de saberes existenciales a través de las dificultades
cotidianas. El trabajo desarrollado en el grupo del Sentido no es de uso exclusivamente
grupal, pues cada módulo de aplicación viene acompañado por un trabajo esclarecedor
que personaliza y relaciona los conceptos logoterapéuticos con la vida individual del
consultante; por ello la aplicación de las guías también puede desarrollarse en la
consulta individual, aunque de esta forma el enriquecimiento existencial se vea
disminuido.

GRUPO EXISTENCIAL

Como parte de la Red Existencial, los grupos existenciales propenden por la


comprensión didáctica y aprehensiva de aspectos existenciales como la temporalidad
del ser humano, el sentido último, el significado del sufrimiento y de la vida, entre
otros.

A través de él se analizan cuentos y frases encaminados específicamente hacia la


comprensión de los objetivos del grupo. Los participantes a esta actividad son los
encargados de organizar, planificar y realizar las misiones existenciales, otorgando a
los consultantes una sana derreflexión y diversas oportunidades de encontrar sentido
por medio de la ayuda al prójimo.

GRUPO DE CUENTERIA
El grupo de cuentería es un espacio de intervención desarrollado con la intención de
esclarecer el panorama existencial del consultante en proceso y facilitar la expresión de
lo noético a través del autodescubrimiento y desbloqueamiento de dicha dimensión. El
inconsciente espiritual es obligadamente inconsciente; sin embargo, puede manifestarse
y/o develarse a través de estrategias que faciliten la expresión del contenido espiritual
reprimido y de esta forma su actualización.

El grupo busca básicamente que las personas asuman la responsabilidad sobre la


autobiografía que cada quien ha escrito y que a partir de allí, puedan actualizarse los
recursos espirituales para modificar la autobiografía que sigue en construcción. De
igual forma se busca facilitar la expresión de la libertad de la voluntad, la disminución
de la ceguera axiológica y el esclarecimiento de posibilidades de sentido, así como la
profilaxis del sufrimiento.

APORTES DE LA LOGOTERAPIA DE GRUPO –DENOMINADA RED


EXISTENCIAL Y GRUPO DEL SENTIDO- A LAS PERSONAS CON
PROBLEMAS DE ADICCION (Algunos resultados de la investigación cualitativa)

RESUMEN
El objetivo de la presente investigación fue determinar los aportes que la logoterapia de grupo denominada
Red Existencial y Grupo del Sentido, han realizado a las personas con problemas de adicción tratadas por la
Fundación Colectivo Aquí y Ahora. Este interés se evidenció a través de la nueva cultura evaluadora de la
fundación. La investigación se enmarco dentro de un estudio exploratorio de tipo cualitativo realizado a partir
de la técnica de grupos de discusión y tomando como muestra a un grupo de adolescentes y un grupo de
adultos egresados del programa de tratamiento de la Fundación. Los resultados se estimaron a partir de un
análisis descriptivo e interpretativo del discurso en donde se identificaron los aportes del Grupo del sentido y
de la Red existencial. Finalmente, se concluye que las metodologías de logoterapia grupal dan los aportes más
significativos dentro del programa de tratamiento; de igual forma se definen tres aportes fundamentales del
grupo del sentido: A. Esclarecimiento y concientización de las dinámicas restrictivas de la dimensión noética
en la adicción. B. Facilitación de la liberación, expresión, esclarecimiento o desbloqueamiento de la dimensión
noética. C. Adquisición de una logoactitud ante la vida. Y seis aportes fundamentales de la Red existencial: A.
Esclarecimiento existencial. B. Facilitación de la percepción de valores y Sentido de vida. C. Modulación de la
actitud ante la existencia. D. Responsabilización existencial. E. Capacidad de Autotrascendencia. F.
Sensibilización para el encuentro existencial, así como el cumplimiento de los objetivos propuestos por cada
una de las metodologías.
OBJETIVOS

1. Determinar los aportes y el cumplimiento de objetivos de la logoterapia de grupo –


denominada Grupo Existencial y Grupo del Sentido- a las personas con problemas
de adicción tratadas por el programa de recuperación de la Fundación Colectivo
Aquí y Ahora.
2. Determinar las diferencias y convergencias de los aportes de la Red Existencial y
Grupo del Sentido entre adolescentes y adultos.
ASPECTOS METODOLOGICOS

La investigación realizada es de corte cualitativo desarrollada en un estudio


exploratorio a través de la técnica de recolección de información de los grupos de
discusión. La muestra con la que se trabajó fueron personas con problemas de adicción
que han realizado un programa de recuperación y pertenecen a los estratos sociales 4, 5
y 6 de la ciudad de Bogotá, en estado de abstención de sustancias psicoactivas, con
edades comprendidas entre las etapas de adolescencia y adultez y niveles académicos
entre el bachillerato y la universidad.

En síntesis el proceso de investigación se realizo de la siguiente forma:

1. Selección de la muestra
2. Diseño de la entrevista semiestructurada a partir de los aspectos que podrían
obtener información acerca de los aportes de la logoterapia grupal.
3. Realización de los grupos de discusión: Entrevistas con cada uno de los GD1 y
GD2.
4. Transcripción de las entrevistas realizadas en audio.
5. Codificación y selección de categorías y subcategorias seleccionadas por la
relevancia para esta investigación, por los objetivos de la misma y por la
convergencia de relatos que reflejan las categorías propuestas.
6. Análisis de datos realizado a través de los métodos descriptivo e interpretativo
propuesto por Krueger para el análisis de grupos de discusión[65].
7. Discusión de resultados encontrados a la luz del marco teórico propuesto.
8. Conclusiones con base en el análisis de los aportes identificados en la
investigación y el cumplimiento de los objetivos propuestos por la misma.

RESULTADOS Y DISCUSION

El análisis de los grupos de discusión permitió dar cuenta en esta investigación de los
aportes de la logoterapia de grupo ( en las metodologías de Red Existencial y Grupo
del Sentido) a las personas con problemas de adicción que han recibido un abordaje
terapéutico en la Fundación Colectivo Aquí y Ahora.

A través de dichos grupos y del análisis del discurso realizado, se lograron identificar
aspectos que constituyen un reflejo de la teoría que sustenta las metodologías grupales
estudiadas; en ellos se estipulan seis categorías y nueve subcategorias en donde se
analizan los objetivos particulares de cada metodología grupal y se obtienen los aportes
significativos de las mismas. Vale la pena resaltar que muchos de los aportes
identificados se interrelacionan entre si, situación que dificulto -en cierta medida- la
ubicación de categorías especificas que pudiesen definir con exactitud los discursos.

Las categorías fueron seleccionadas a partir de la convergencia de discursos frente a un


tema particular y estas se organizaron partiendo de lo general a lo particular, intentando
no perder la interrelación entre las mismas.

Aportes significativos del tratamiento de la Fundación Colectivo Aquí y Ahora

La primera categoría definida reúne los aportes significativos que a nivel general
brinda el tratamiento de la Fundación Colectivo Aquí y Ahora. En ella se expone como
principal argumento - Tanto en el grupo de adolescentes como en el de adultos- a la
adquisición de un sentido de vida y el esclarecimiento de la libertad con
responsabilidad. En lo referente al sentido de vida, se pueden observar y reafirmar los
resultados de diversas investigaciones en donde la solución del problema de adicción
es directamente proporcional al logro interior de sentido[137]; situación que
corroboraría la posición logoterapéutica de no trabajar la adicción como enfermedad
primaria, sino como lugar de expresión de una problemática más profunda denominada
vacío existencial[66].

De igual forma, tanto los adolescentes como los adultos estiman como aportes al
encuentro con el sentido del sufrimiento que combate la victimización característica de
la adicción,. el autoconocimiento, la conciencia del problema de adicción,. la
autoestima y el aprender a vivir bien.

Como diferencia significativa, el grupo de adultos le asigno especial importancia al


tema de la voluntad de poder y la voluntad de placer como caminos poco adecuados
para la búsqueda de sentido. Esta importancia podría estar matizada por el nivel
ejecutivo que manejan los adultos que asistieron al grupo de discusión y por la
confrontación existencial que genera este esclarecimiento.

Finalmente, los adolescentes consideraron como aporte fundamental al mejoramiento en


las relaciones intrafamiliares y la valoración de la misma, así como el cambio en la
manera de ver el mundo. Mientras que los adultos no concuerdan en este argumento,
vale resaltar que le dan especial énfasis al acercamiento con Dios.

Dentro de los resultados obtenidos para esta categoría es de relevancia destacar que
aquellos aportes considerados como fundamentales, reflejan una fuerte influencia de la
logoterapia al interior del programa de tratamiento y que a través del mismo se
desbloquean, trabajan o se expresan los tres pilares básicos de la logoteoria: Libertad
de la voluntad, Voluntad de sentido y Sentido de vida.

La logoterapia de grupo al interior del Colectivo Aquí y Ahora

En la especificación de categorías se define como parte de la contextualización de la


investigación, los discursos que reflejan el lugar de la logoterapia de grupo en la
terapia grupal de la Fundación Colectivo Aquí y Ahora. En esta segunda categoría, los
adolescentes y los adultos coinciden en darle valor a todas las metodologías grupales;
sin embargo, se consideran los grupos de logoterapia ( en su referencia al grupo del
sentido y la red existencial) como los más importantes del programa de tratamiento y
las bases del mismo. En cuanto al grupo existencial, los adultos le asignan especial
relevancia en comparación con los adolescentes.

Teniendo en cuenta la percepción de aportes significativos del programa de tratamiento


de la fundación -al considerar al sentido de vida y la libertad con responsabilidad
como los principales- puede fundamentarse el lugar de importancia en donde los
consultantes ubican a los grupos de logoterapia. Estimando de esta manera que el
abordaje terapéutico de la Fundación es de orientación logoterapéutica y por ende no se
basa en las voluntades de placer ni de poder.

A partir de la determinación de aportes significativos del programa de tratamiento y la


fundamentación que expone a los grupos logoterapéuticos como los más influyentes, se
abren categorías especificas que definen los aportes particulares de las dos
metodologías grupales estudiadas.

El grupo del sentido

En cuanto al grupo del sentido, los discursos giraron en tomo tres aspectos definidos -
para efectos de sistematización- como subcategorias. El primer aspecto refleja los
aportes del grupo del sentido en lo referente a la conciencientización de las dinámicas
restrictivas y los bloqueos de la dimensión noética en la adicción. Dicha
concientización se da de igual manera tanto en el grupo de adultos como en el de
adolescentes y gira en tomo a las tres afecciones y/o restricciones de la dimensión
noética: Dificultad para ejercer al antagonismo psiconoético y desplegar la libertad de
la voluntad -así como la responsabilidad- , frustración o no expresión de la voluntad de
sentido -y su respectiva ceguera axiológica- y por ende la dificultad para descubrir el
sentido de vida. Dentro de las diferencias entre adolescentes y adultos, los primeros
asignan una mayor dificultad a la percepción de valores de actitud y el sentido del
sufrimiento, los segundos hacen mayor énfasis en la dificultad de expresión de la
libertad y la responsabilidad, circunstancia que refleja desde la teoría como el
desarrollo del proceso de adicción es proporcional a la afección psicofísica.

El segundo aspecto refleja el esclarecimiento de las anteriores dinámicas restrictivas y


se considera como aporte e influencia del grupo del sentido al desbloqueamiento de lo
noético[67]. En lo referente al desbloqueamiento de las dinámicas restrictivas, los
adolescentes hacen especial énfasis en el área de libertad- responsabilidad, mientras
que los adultos se centran con mayor dedicación en la voluntad de sentido.

Dentro del esclarecimiento que aporta el grupo del sentido se resaltan -además de la
libertad de la voluntad, la voluntad de sentido y el Sentido de vida- el acercamiento a
Dios y la modulación de actitud. En esta categoría, los adultos esclarecen "un
conocimiento primario" sobre la existencia del mundo objetivo de valores y sentidos
que al parecer ya poseían, pero no estaban facultados para acceder a él, en cambio los
adolescentes, al parecer facultan su conciencia para la percepción de valores y
sentidos. Esta diferencia entre adultos y adolescentes podría interpretarse en el hecho
de que los adolescentes son personas formando una personalidad y que muchas
capacidades específicamente humanas se encuentran latentes y/o en desarrollo,
situación que implicaría el grupo del sentido como aporte para la expresión de
capacidades latentes; en cuanto a los adultos, estos harían conciencia de un
conocimiento primario, una conciencia prelógica en donde a través del grupo y del
esclarecimiento que se da en él, se manifiesta.

El último aspecto se refiere a la adquisición de una logoactitud a través del análisis


existencial llevado a cabo en el grupo del sentido. Este aporte es recibido de manera
similar por los adolescentes y los adultos, pudiéndose describir la logoactitud como
una sensibilización para la percepción de valores y en especial para los valores de
actitud. Los adolescentes hacen especial énfasis en la logoactitud como un
entrenamiento para enfrentar los problemas grandes de la vida, las crisis, el cambio de
actitud hacia las dificultades y la relación con el sufrimiento en términos de aprendizaje
y disposición hacia la búsqueda del sentido de la vida. Los adultos coinciden en lo
mismo; sin embargo -y como se ha expuesto con anterioridad- la voluntad de sentido
adquiere una mayor importancia, describiendo la logoactitud como un estilo de vida
que los faculta para el descubrimiento del deber-ser. Este mayor énfasis por parte de
los adultos en lo referente a la voluntad de sentido, podría basarse en el argumento de
la frustración en la dicha voluntad, pues a diferencia de los adolescentes, este motor
motivacional no se encuentra latente, sino que constantemente ha sido frustrado y se ha
impedido su expresión.
Este último aporte es tomado como la adquisición de una predisposición para el
hallazgo de sentido, el esclarecimiento existencial y la amplitud del panorama
existencial en medio del sufrimiento.

La red existencial

La cuarta categoría definida a partir de los grupos de discusión, hace referencia a los
aportes de la logoterapia de grupo denominada Red Existencial. En ella, los discursos
giraron entorno a seis aportes constituidos -por efectos de sistematización- como
subcategorias.

El primer aporte se refiere al esclarecimiento existencial en donde los adolescentes y


los adultos concuerdan en que a través de los cuentos y frases trabajadas en el grupo de
apoyo existencial, el sentido del momento se hace evidente y amplia el panorama
existencial; esta ampliación del panorama existencial podría referirse al despliegue de
la dimensión noética que se encontraba restringida y limitada -por el problema de
adicción del organismo psicofísico- para manifestarse en plenitud. Al igual que con el
grupo del sentido, se produce un fenómeno de aclaración de posibilidades de la vida en
los adolescentes y de un conocimiento primario en los adultos.

Este esclarecimiento existencial da luz a la ceguera axiológica que se da en medio de la


adicción y abre el espacio para el segundo aporte definido en la Red Existencial como
percepción de valores y sentido de vida. Desde la Logoterapia, el mundo objetivo de
los valores permanece intacto y el ser humano esta llamado a descubrirlo para
desarrollar los valores y transformar los bienes-en-si en sentidos de vida o bienes-en-
si-para-mi. Sin embargo, en la adicción se dan ciertas dinámicas restrictivas de la
dimensión noética que dificultan el acceso a este mundo objetivo de valores; por ello el
esclarecimiento existencial que se da en la Red facilita la percepción del mundo de
valores y la configuración del sentido de vida. El aporte fundamental en este nivel
consiste en la introyección o interiorización de valores, devolviendo o facilitando la
facultad para acceder a ellos en contextos diferentes al de la Red Existencial.

Dentro de la percepción de valores de creación, experiencia y actitud dada en el grupo


existencial, se hace especial énfasis en los valores de actitud y el sentido del
sufrimiento. Lo anterior podría explicarse por la gran cantidad de situaciones limites
que se viven en la adicción y por la presencia inevitable e ineludible de la tríada
trágica -sufrimiento, culpa y muerte- en la que se desenvuelven las personas con
problemas de drogas.

Este segundo aporte se centra especialmente en los valores de actitud y el sentido de


vida a pesar del sufrimiento o en medio de él. Por ello, se entra en contacto con un
tercer aporte denominado modulación de actitudes, en donde el trabajo en la Red a
través de los valores de actitud y el sentido del sufrimiento logran conformar una
logoactitud hacia la vida rompiendo la victimización del adicto y las cárceles mentales
que conducen a mantener una visión de túnel en medio de la adicción.

Otro de los aportes considerados en la Red existencial se da en el área de la


responsabilidad humana, pues se estima que a través de la Red la persona desarrolla
mayor facultad para responder a las preguntas que le plantea la vida. Este aporte podría
considerarse fundamental, si se considera que una de las principales características de
la presencia de un problema de adicción, se manifiesta como una perdida de la
habilidad para responder en diferentes áreas de la vida y como una tendencia a la
evasión y defensividad personal. De esta manera, la Red Existencial facilitaría el
descubrimiento de la responsabilidad única y particular de cada momento y de la
existencia personal como una pregunta ante la que se esta convocado para dar
respuesta.

Dentro de esta percepción de la vida como una tarea a realizar y/o pregunta a responder
se enmarca el quinto aporte de la Red existencial definido como autotrascendencia y
derreflexión. Este quinto punto se considera como un aporte, puesto que la adicción se
vive en medio de una tendencia inmanentista y egocéntrica en donde el otro no existe.
Por ello, la percepción de la responsabilidad no solo se da ante la conciencia personal,
sino ante alguien frente a quien debemos responder y es en este punto en donde la
responsabilidad asumida en la Red invita a la autotrascendencia, a salir del
ensimismamiento y dirigirse al encuentro con el otro. Este aporte referente a la
autotrascendencia se basa principalmente en el aspecto de la Red Existencial
denominado Misión Existencial, en donde a través de la autotrascendencia también se
refuerzan la percepción de valores de creación, experiencia y actitud, esclareciendo el
sentido de vida.

La apelación a este recurso específicamente humano (autotrascendencia) tiene efectos


derreflexivos sobre las personas con problemas de adicción, cortando círculos
obsesivos, ansiosos, inmanentes y de introversión. Finalmente, la invitación a la
autotrascendencia reforzada en la Red, termina en el encuentro con el otro; en el sexto
aporte constituido como encuentro humano y encuentro suprahumano. Como aporte al
tratamiento de personas con problemas de adicción, el encuentro con el otro en su
carácter dialógico facilita los procesos de resocialización y la conformación de nuevas
redes de apoyo social en donde las personas están facultadas para el encuentro
existencial y para una comunicación del mismo tipo.

Este efecto derreflexivo es interiorizado como posibilidad, permitiendo que fuera del
contexto de la Red Existencial, la comunicación instrumental sea estimada para lo
necesario, mientras que el encuentro existencial pleno de honestidad, trasparencia y
amor sea llevado a cabo con mayor frecuencia.

En síntesis y en referencia a las investigaciones llevadas a cabo con adictos a las


drogas en donde se refleja una fuerte presencia del vacío existencial y una dificultad
para el hallazgo del sentido de vida, los resultados obtenidos en la presente
investigación constituyen una reafirmación de las reflexiones logoterapéuticas en torno
a las drogodependencias.

La ubicación de aportes realizados por las metodologías de logoterapia grupal


denominadas Red existencial y Grupo del Sentido podrían resumirse de la siguiente
manera:

- El grupo del sentido es un proceso en el que a través del Análisis existencial, se


vislumbran las dinámicas restrictivas que se dan en la adicción y de igual forma se
esclarecen y liberan dichas dinámicas, facilitando la expresión de la dimensión noética
y la adquisición de una logoactitud hacia la vida.

- La Red existencia! es un proceso grupal que facilita el esclarecimiento existencial de


la oscuridad de la adicción, permitiendo de esta manera la percepción de valores y
sentido de vida que modulan la actitud hacia la existencia, asumiéndola de una manera
responsable y ejerciendo la autotrascendencia que conlleva al encuentro con el otro.

Así mismo y por las reflexiones hechas por los participantes de los grupos de
discusión, se considera que estos grupos de logoterapia se enfocan a problemáticas
especificas, pero que de igual manera están destinados al trabajo con todos los seres
humanos.
CONCLUSIONES

Explorados y definidos los aportes de la Red existencial y el Grupo del sentido, se


puede determinar que la influencia y los aportes de los mismos al interior del programa
de tratamiento de la Fundación Colectivo Aquí y ahora, pueden considerarse como los
más significativos y relevantes de la realización del programa. De igual forma, puede
afirmarse que el lugar que ocupa la logoterapia grupal en el contexto de la terapia de
grupo que se lleva a cabo en la Fundación es privilegiado y se connota como la base
del programa y lo más importante del mismo.

En cuanto a los aportes del grupo del sentido, estos pueden resumirse en tres: A.
Esclarecimiento y concientización de las dinámicas restrictivas de la dimensión noética
en la adicción. B. Liberación, expresión, esclarecimiento o desbloqueamiento de la
dimensión noética. C. Adquisición de una logoactitud hacia la vida.

Frente al cumplimiento de los objetivos propuestos por el grupo del sentido, el aporte
A refleja el cumplimiento del primer objetivo propuesto como una adquisición de
logoactitud a través del conocimiento y esclarecimiento de la logoteoría. El aporte B
refleja el cumplimiento del segundo objetivo referente a un esclarecimiento de las
dinámicas restrictivas de la adicción frente a la libertad, la responsabilidad, la
voluntad de sentido, el sentido de la vida, el sentido del sufrimiento y el suprasentido;
sin embargo, cabe anotar que el esclarecimiento frente al suprasentido o sentido ultimo
de la existencia no se hace tan evidente. En cuanto al aporte C este muestra el
cumplimiento del tercer objetivo planteado como un esclarecimiento de la dimensión
noética en abstención frente a la libertad, la responsabilidad, la voluntad de sentido, el
sentido de la vida, el sentido del sufrimiento y el suprasentido; a diferencia del objetivo
anterior, en este punto si se refleja un esclarecimiento del sentido ultimo de la
existencia. En cuanto al cuarto objetivo planteado por el grupo del sentido, este puede
ejemplificarse en el cumplimiento de los anteriores tres objetivos y en especial en la
adquisición de una logoactitud a partir del análisis sobre la existencia, la
concientización de las dinámicas restrictivas de la dimensión noética y el
esclarecimiento de la misma.

En lo referente a los aportes de la Red existencial, estos pueden resumirse en seis: A.


Esclarecimiento existencial. B. Facilitación de la percepción de valores y sentido de
vida. C. Modulación de la actitud ante la existencia. D. Responzabilización existencial.
E. Capacidad de autotrascendencia. F. Sensibilización para el encuentro existencial.

Frente al cumplimiento de los objetivos propuestos por la metodología grupal de la Red


Existencial, el primer objetivo de la Red en donde se invita al desarrollo de la
autotrascendencia como efecto derreflexivo de la victimización del adicto, se cumple a
través del aporte E y se refuerza con el aporte F. En cuanto al segundo objetivo
planteado acerca del esclarecimiento del panorama existencial oscurecido por la
adicción, este puede reflejarse en el aporte A. El tercer y cuarto objetivo definidos
como el descubrir valores de creación, experiencia y actitud, así como el percibir
sentido y significados de vida, se encuentra ejemplificado en el aporte B que a su vez
se consolida como el aporte mas significativo tanto para adolescentes como para
adultos. El quinto objetivo propone la modificación de la actitud ante la existencia,
propuesta que se asume en el aporte C. En cuanto al sexto y octavo objetivo, en donde
se intenta fomentar el encuentro con el otro en una comunicación existencial y el
encuentro suprahumano con una dimensión trascendente, se da como parte del aporte F.
Finalmente, la apelación a los recursos específicamente humanos de la libertad-
responsabilidad, voluntad de sentido, sentido de vida, valores de actitud y sentido del
sufrimiento como séptimo objetivo, se dan a través de todos los aportes de la Red
Existencial y se adquiere una actitud hacia su expresión en el aporte D que invita a dar
respuestas ante las preguntas de la vida.

Por ultimo, es importante destacar que entre los aportes recibidos por adolescentes y
adultos participantes a los grupos del sentido y la Red Existencial, no se encontraron
diferencias significativas, aunque se resalta el mayor énfasis expuesto por el grupo de
adultos frente al esclarecimiento de la voluntad de sentido y la concientización de su
restricción en medio de la adicción, así como el esclarecimiento de un conocimiento
primario al que se encontraban impedidos para acceder. De igual forma, no se
encontraron diferencias importantes en la percepción de aportes -entre los participantes
de la investigación- en cuanto al tiempo de abstención o de haber egresado del
programa de tratamiento.

5. ALGUNOS ELEMENTOS LOGOTERAPÉUTICOS EN EL TRATAMIENTO


DE LAS ADICCIONES

Como complemento en el tratamiento de las adicciones, algunas técnicas y grupos


logoterapéuticos pueden colaborar en el proceso de rehabilitación. Actualmente se han
implementado cinco grupos de Logoterapia, aplicado algunas técnicas e ideado otras
que nos han demostrado su gran efectividad en aquellas problemáticas colaterales al
consumo de drogas o generadas por el mismo. Sin embargo, no se pretende explicar en
el presente capitulo las técnicas básicas de la logoterapia, prefiriendo remitir al lector
interesado a la amplia literatura logoterapeutica sobre ellas.

Además del trabajo grupal expuesto en un capitulo anterior, se han utilizado algunas
técnicas y estrategias relacionadas con el tema:

- Las huellas de sentido


- Las responsabilidades
- La ensoñación logoterapéutica
- La intención Paradójica
- Reestructuración cognitiva-humoristica
- La intención paradójica derreflexiva
- La derreflexión
- La hiperintención positiva
- Las Logocanciones
- El dialogo socrático y las preguntas ingenuas..

LAS HUELLAS DE SENTIDO[68]

Las huellas de sentido son nuestras razones diarias para vivir, son aquellos pequeños o
grandes momentos cotidianos que llenan la vida de sentido. De igual forma, se refieren
a la captación de valores en el pasado, en el presente y en las posibilidades futuras.

Los registros de huellas de sentido colaboran en la identificación de los sistemas


axiológicos de los consultantes. En los registros se pueden observar la presencia de
sistemas axiológicos piramidales que consisten en la captación de un valor máximo o
supremo (por Ej. La familia) y no permiten ver las ilimitadas posibilidades del mundo
de los valores. De igual forma se podrían identificar los sistemas axiológicos paralelos
en donde la presencia de varios valores generan un contexto en que tras la pérdida de
un valor, hay otras huellas de sentido por las cuales y para las cuales seguir viviendo.

Las huellas de sentido tienen una variación denominada Huellas del suprasentido,
consistente en la elaboración de un registro de similar aplicación, pero con la variante
de incluir sólo aquellas experiencias del suprasentido (Sentimiento de completud con el
universo, vivencias religiosas, experiencias místicas y/o numinicas...)
LAS RESPONSABILIDADES

La responsabilidad es uno de los primeros valores que se pierden -en aquellos


consultantes donde existía- en medio de la adicción; así mismo, es la responsabilidad
uno de los primeros valores que se requieren para la recuperación. Lamentablemente
las personas con problemas de adicción cuentan en su vida con cierto número de
personas -codependientes- que le impiden afrontar las consecuencias de sus actos y
crecer como adultos responsables. Con base en esta tradición de la familia adicta, el
sistema Terapéutico implementado en el C.A.A. vela por no repetir los mismos
esquemas familiares y facilitar un crecimiento hacia la responsabilidad; es de esta
forma como se crean y se imparten responsabilidades a los consultantes de la
institución, otorgándoles la absoluta responsabilidad sobre su encargo y permitiéndoles
afrontar las consecuencias grupales de sus errores, es decir, si el encargado de avisar
en la cocina el número de almuerzos para el día de hoy, omite a uno de los invitados a
la mesa, será él mismo quien entregue al invitado su propio almuerzo en un acto de
responsabilidad. Es así como nadie en la Fundación puede apagar las luces excepto el
responsable de ellas y nadie en la Fundación puede limpiar el jardín excepto el
responsable del mismo.

LA ENSOÑACION LOGOTERAPEUTICA[69]

Esta ensoñación fue creada con la intención de formar una conciencia existencial y un
deseo hacia la búsqueda de sentido.

Un ejemplo supuesto podría ser: Una ensoñación logoterapéutica límite donde se


experimenta el sentimiento de la muerte y posteriormente -después de encontrar algunas
razones- se vuelve de ella para la realización del sentido. La realización de esta
ensoñación se inicia con un proceso de relajación y con una guía de imaginación activa
dada por el terapeuta, que dependiendo de las circunstancias de la ensoñación utiliza la
música adecuada para la misma.

LA INTENCION PARADOJICA

La intención paradójica es la técnica cumbre de la logoterapia, en el C.A.A. se ha


utilizado para el manejo de comportamientos Obsesivo-.Compulsivos, fobias y
ansiedades -características de la gran mayoría de alcohólicos y drogodependientes-, y
sobretodo el frecuente miedo al miedo que enmarca la adicción. Debido a la ansiedad
de expectación que se produce y/o exacerba al suspender el uso de sustancias que
actuaban como reguladoras de fobias y ansiedades, los patrones adictivos se hacen
visibles permitiendo su tratamiento.

El trabajo de la intención paradójica se ha realizado tanto por intenciones escritas


como actuadas; la actuación y/o presentación de las intenciones se realiza de forma
grupal, ya que en ocasiones la presencia de la multitud genera mayor ansiedad y en
algunos casos humor, facilitando los beneficios de anticipar precisamente aquello que
más se teme.

La intención paradójica se ha trabajado con resultados excelentes en personas con


miedo a hablar en publico, psicorígidez, insomnio, personas con miedo al rechazo y
mujeres codependientes, entre otros.
Ej: Mujer codependiente cuyo novio es adicto a las drogas y su ansiedad obsesiva de
control la perturba. Como parte del trabajo a realizar se le asigna una frase que debe
repetir ante el inicio de la ansiedad:

"Bienvenida obsesión de control, te agradezco que me angusties hasta la


desesperación y me permitas controlar al máximo a mi pareja. Ojalá la ansiedad
aumente mucho, para poder dirigirle toda la vida a mi novio y evitar por todos los
medios que se recupere".

De igual forma y en algunos casos la intención paradójica se asigna como actuación:

Ej: Joven Obsesivo-Compulsivo con rituales de continuo lavado de sus manos. Como
parte del trabajo a realizar se le sugiere (Con un poco de humorización) que durante
cierto tiempo represente delante del grupo la forma como realiza el ritual de lavado de
manos; eliminando al poco tiempo la conducta compulsiva.

LA REESTRUCTURACION HUMORISTICA COGNITIVA[70]

La Ontología dimensional de la Logoterapia nos muestra un ser humano íntegro y con


diversas dimensiones que se interfundamentan. De esta manera, lo físico puede afectar
lo psíquico, así como lo Noético puede incidir en lo psicológico y lo físico.

La reestructuración Humorística – Cognitiva es la utilización de la intención paradojica


desde un un planteamiento similar al de la Terapia Racional Emotiva de Ellis[71] y la
Terapia Cognitiva de Beck[72]; sin embargo, la diferencia principal se da en el aporte
logoterapéutico del autodistanciamiento a través de la utilización del humor como
recurso específicamente humano.

Ejemplo:

PENSAMIENTO ADICTIVO REESTRUCTURACION


Soy muy joven para ser tan santo,
Soy muy joven para ser tan santo... mejor seguir consumiendo y ser
canonizado en el cielo de los
perdedores.
Me lo voy a meter para castigarlos,
Me lo voy a meter para castigarlos... de esta forma pruebo lo inteligente
que soy y lo mucho que me sirvió el
programa.
De pronto en un viaje a solas me
De pronto en un viaje a solas me puedo tomar unos traguitos; pues
puedo tomar unos traguitos... así, ni Dios, ni yo podríamos
darnos cuenta.

El entrenamiento en reestructuración humorística cognitiva debe ser intenso, de tal


manera que al finalizar el programa de tratamiento, la herramienta haya sido
interiorizada y pueda utilizarse solamente a nivel mental, en cuestión de segundos y sin
la escritura de los pensamientos.

LA INTENCION PARADOJICA DERREFLEXIVA

Esta combinación de intención paradójica más derreflexión ha sido utilizada para


contrarrestar algunas de las compulsiones que por lo general, acompañan a las
personas con problemas de adicción.

Es corriente encontrar en aquellos consultantes con problemas de drogas, otro tipo de


compulsiones como la comida, la masturbación, la ludopatia, el tabaquismo, etc.;
nuestra experiencia ha demostrado que las personas bajo desbordes compulsivos son
más susceptibles y vulnerables para una reincidencia en el consumo al momento del
desborde.
La intención paradójica derreflexiva se ha utilizado específicamente en casos de
excesiva masturbación, para ella se fijan algunas huellas de sentido del consultante y
posteriormente se recomienda no reprimir los deseos de masturbación y realizarla cada
vez que los sienta, solo que en el momento de la masturbación -y de forma paralela- el
consultante debe realizar una de las huellas de sentido más importantes para su
momento histórico.

Ej: A., es un joven de veinte años cuya huella de sentido se da a través del estudio de
la filosofía renacentista. A., se dirige a su cuarto con la intención de masturbarse y
desde el inicio del acto debe estudiar filosofía renacentista. A., esta autorizado para
masturbarse todas las veces que lo desee, solamente que cada vez que lo haga debe
estudiar su libro de filosofía.

LA DERREFLEXION

La derreflexión es una de las técnicas logoterapéuticas más importantes y que por lo


general se recomienda en el abordaje de dificultades sexuales. En el trabajo con
nuestros consultantes, ha sido utilizada para el manejo de momentos de ansiedad y en
circunstancias de constante labilidad emocional. La derreflexión es necesaria en
aquellos casos donde la hiperreflexión exacerba el síntoma del consultante, no
permitiendo el autodistanciamiento y la autotrascendencia.

En el caso de la adicción no es recomendable la utilización de esa técnica antes de un


abordaje funcionalista y bajo ninguna circunstancia en lo referente al consumo de
drogas; la derreflexión es utilizada en aquellos consultantes que después de varios
meses de recuperación continúan rumiando -en forma de invitación- sobre el miedo a la
recaída y la ansiedad constante. Hay una adivinanza muy gráfica que ilustra los peligros
de la hiperreflexión: "Cierto día un indio piel roja se paro en el borde del cañón del
colorado y con la mitad de sus pies dentro del abismo, empezó a decir una y otra vez:
Me voy a caer, me voy a caer, me voy a caer...me voy a caer... ¿Adivinen que paso?".

LA HIPERREFLEXION POSITIVA

Para Frankl, mientras más se persigue el placer, existen mas posibilidades para que éste
se desvanezca. Así que, si la continua y exagerada búsqueda de satisfacción afecta la
consecución de la misma, puede darse un proceso inverso al solicitar la hiperreflexión
sobre el objeto de satisfacción para desvanecer la hiperintención. Conocedores de los
peligros que implica esta hipótesis en la adicción a las drogas[73], solamente hemos
intentado comprobarla -con resultados estupendos- en compulsiones desarrolladas
hacia la comida; un ejemplo de esta hiperreflexión consiste en que el consultante puede
ingerir toda clase de alimentos y cuantas veces lo desee, sin embargo, durante el
proceso de alimentación debe masticar y saborear los alimentos por lo menos veinte
veces antes de la ingestión y registrar cada movimiento.

LAS LOGOCANCIONES

Con base en las guías de aplicación del grupo del sentido, se realizan composiciones
musicales en cuya letra se reflejan los conceptos logoterapéuticos. Las logocanciones -
como las hemos denominado- son utilizadas en el manejo de experiencias educativas y
como complemento de algunos grupos terapéuticos. Actualmente se han desarrollado
cuatro logocanciones que abordan el tema de la libertad y la responsabilidad, el sentido
del sufrimiento y de la vida, la voluntad de sentido y las huellas de sentido, entre otros.

PROYECTO DE VIDA

El proyecto de vida es un trabajo que se desarrolla en las ultimas fases del proceso de
recuperación en drogodependencias. Se han estructurado proyectos de vida directos,
inversos y logoterapeuticos, proyectos expuestos en nuestra publicación “Acción y
elección”.

EL DIALOGO SOCRATICO Y LAS PREGUNTAS INGENUAS

A través del diálogo socrático y las preguntas ingenuas se intentan desarticular los
frecuentes mecanismos de defensa o resistencias que utiliza el consultante con
problemas de adicción. Las preguntas son realizadas con cierto tono irónico e ingenuo
aceptando "aparentemente" la conducta insana del consultante, quien lleno de
inseguridad intentará defenderse nuevamente de la aceptación del terapeuta,
redefiniendo su problema como un verdadero problema. El manejo de estas preguntas
es recomendable para el enganche del consultante hacia la realización del tratamiento,
en este tipo de entrevistas iniciales y una vez el consultante halla redefinido su
problema, el diálogo se debe tornar confrontativo para la concertación del abordaje.

Ejemplo:
C: Mi problema en realidad no es tan grave, yo controlo el consumo.
T: (Ingenuamente) ¿Qué es lo que mas controlas del consumo?
C: Bueno, no lo hago tan seguido y no consumo tanto.
T: (Ingenuamente) En realidad es un alivio saberlo, por un momento creí que lo hacías
por lo menos cada quince días. ¿Cada cuanto consumes?.
C: A ver, en ocasiones si lo hago seguido, pero a veces duro un buen tiempo sin
consumir.
T: Bueno señor C., ¿Por qué decidió venir a nuestra institución?
C: En realidad mi mujer me insistió en que viniera.
T: (Exclamativa e ingenuamente) ¡Su mujer le insistió en que viniera, no creerá ella que
Ud. esta muy mal¡
C: Es que a veces exagera un poco.
T: (Ingenua e irónicamente) La verdad es que para Ud. debe ser muy difícil convivir
con una persona que no lo comprenda y que no entienda que Ud. puede drogarse de vez
en cuando; ¿No ha pensado Ud. en conseguir una mujer que le permita drogarse
tranquilamente?
C: Bueno en realidad ella tiene razón, si yo estuviera solo consumiría más.
T: (Ingenuamente), pero como así, ¿Qué tiene de malo drogarse?.
C: Si tiene muchas cosas malas, uno se va volviendo irresponsable, la relación con la
familia y la pareja se va dañando.
T: (Irónica e ingenuamente)Bueno, pero Ud. cree que ser irresponsable, estar
perdiendo a su familia y a su esposa, serán razones suficientes para dejar de
consumir?
C: Por supuesto yo no quiero dañar mi matrimonio, ni terminar mal.

C = Consultante T = Terapeuta

Después de este diálogo se realiza una confrontación seria acerca de las


contradicciones realizadas y del propio testimonio que dío el consultante en pro de la
recuperación. De igual forma, esta técnica se utiliza durante el proceso de recuperación
para desmontar las resistencias y autoengaños del consultante.
6. LA LOGOTERAPIA Y LA CUESTION DE LA RECAIDA[74]

“La recaída es el proceso a través del cual se observan regresiones a formas de pensar,
sentir y actuar relacionadas con la adicción activa y que finaliza con la vuelta al uso de
la estrategia de afrontamiento adictivo.”

La recaída en el uso y abuso de drogas ha sido desde siempre una de las grandes
preocupaciones en el campo de las toxicomanías; aún hoy en día se encuentran
profesionales que consideran la recaída como el fin de la recuperación y no como una
parte del proceso individual de algunos consultantes con problemas de adicción.

La recuperación y el proceso de adicción debe contemplar diferentes momentos como


los evidenciados por Prochaska y Di clemente: Precontemplación, contemplación,
preparación para la acción, acción, recaída y mantenimiento. En donde la recaída es
considerada como parte del proceso de recuperación y muchas veces como la
posibilidad de aumentar los niveles de concienciación en el espiral de la recuperación.

La prevención de recaídas es una de las áreas más fuertes y sólidas en el programa


desarrollado en el C.A.A., con base en nuestra experiencia se ha construido un proceso
aproximado de recaída y diferentes grupos y estrategias para su afrontamiento.

Esquema del Proceso de Recaída[75]

Etapa de Inicio

1. Cambio
2. Negación
3. Labilidad

Etapa de Desarrollo

4. Regresión
5. Fenómenos de bola de nieve y vaso de agua
6. Ruptura de parámetros

Etapa de Desenlace
7. Autoengaños
8. Reincidencia

Dentro de la prevención de recaídas encontramos elementos de afrontamiento


específicos como:

-Educación en Prevención de Recaídas


-Identificación de Situaciones de Alto Riesgo y/o Estímulos internos de Alto Riesgo
-Identificación de Características del Aspirante a Recaer y de Actitudes de riesgo
-Identificación de parámetros de recaída
-Planes de acción ante SAR, EAR, CAR y Actitudes de Riesgo
-Inventario diario terapéutico
-Plan de Acciones Inmediatas ante deseos urgentes
-Contrato de Prevención de Recaídas
-Apéndices para la salvación
-Red de apoyo para la Prevención de Recaídas
-Reestructuración cognitivo-humoristica y tradicional
-Logoterapia de grupo y experiencias educativas
-Manuales para la Prevención de Recaídas

De igual forma se utilizan técnicas grupales[76] como:

1. Dramatizado Proyectivo.
2. Dramatizado Proyectivo Específico.
3. Seminarios.
4. Reestructuración Cognitiva Grupal.
5. Grupo de apoyo.
6. Grupo de Asesoría por niveles.
7. Grupo de Prevención de Recaídas.

En la experiencia de acompañamiento de las vivencias de la recaída, se puede observar


con claridad que la mayoría de los sucesos de reincidencia son precipitados por un
sentimiento de carencia de sentido y pérdida del significado de la existencia, muchas
veces desencadenados por la dificultad para captar el sentido del sufrimiento o en otras
ocasiones por la frustración en la voluntad de sentido y la predominancia de las
voluntades de placer y poder. Por ello creemos firmemente que los grupos y estrategias
logoterapéuticas expuestas en nuestras publicaciones, juegan un papel de vital
importancia en la prevención efectiva de la recaída.
La logoterapia en la prevención de recaídas no es la única herramienta, debemos
reconocer el amplio recorrido de los modelos cognitivo – comportamentales en el tema;
pero sí podemos afirmar que la logoterapia se constituye como un fuerte complemento y
me atrevería a decir que la base del mismo, pues facilita la utilización de recursos
adquiridos en los entrenamientos de Prevención de recaídas, ya que de nada vale un
buen entrenamiento, sino hay un para que usarlo que lo motive.

Sin embargo y a pesar de los grandes esfuerzos, esporádicamente[77] se presentan


algunas recaídas que requieren de un abordaje inmediato, es allí en donde la
logoterapia cumple su principal papel. Generalmente la reincidencia en el consumo se
convierte en una de las experiencias de dolor más altas en la vida del consultante en
proceso; Ahora bien, cuando lo espiritual vuelve a restringirse por el nuevo uso de
drogas, las dinámicas restrictivas empiezan a manifestarse en mayor o en menor
medida, dependiendo del proceso llevado a cabo por el consultante y las características
propias del evento de consumo. Por ello, la dificultad para captar el sentido de éste
sufrimiento y el vacío generado por el dolor innecesario de la adicción, carcomen y
revuelcan al consultante dentro de su tríada trágica[78], involucrándolo en un circulo
autodestructivo de Culpa-Consumo-Culpa, impidiendo de esta forma trascender el
dolor y volver a la abstención.

Ante la recaída siempre es necesario la aceptación y expresión del sufrimiento, sin caer
en los peligros del lamento insuficiente o exagerado[79], convirtiendo la fuerte carga
emocional del consultante reincidente en intencionalidad y velando por evitar la
distensión, pues ella conduciría al mantenimiento del ciclo de recaída.

Dependiendo de las características del consultante y recomendándose en personas


depresivas y/o en lamento exagerado, los procesos de derreflexión pueden ser eficaces
para la generación de espacios de búsqueda del significado del sufrimiento y la
recuperación del sentido de la vida; de igual forma, dentro del abordaje de la recaída,
el uso diario de las huellas de sentido colaboran en llenar la vida de razones para
seguir adelante.

En los casos en donde los reincidentes manejan mecanismos de defensa ante lo


acontecido (minimizando, justificando, racionalizando, negando, etc.), las preguntas
ingenuas desarrolladas por Lukas y un leve contexto irónico del terapeuta, ayudan en la
modulación de la actitud y en el inicio de la aceptación de los hechos que conducen al
perdón.

La reincidencia en el consumo se presenta como reacción o resultado de vacíos en el


proceso de recuperación -no queriendo decir con ello que un buen proceso de
recuperación este exento de recaídas- entendiéndose el proceso de recuperación como
el trabajo terapéutico desarrollado y el acontecer cotidiano del consultante que debe
continuar en crecimiento. Es por ello que una recaída puede significar el hecho
doloroso que obligue al consultante a continuar con su proceso de crecimiento,
convirtiéndose en una invitación para la autoconfrontación y para la búsqueda del
significado de la misma.

Observar la recaída como una manifestación del sentido latente, facilita dejar de
preguntarse sobre el sentido del momento que en ocasiones se oculta, y permite
acercarse hacia el suprasentido; si bien, no es necesario recaer para encontrar sentido
en la vida en abstención, para algunos consultantes –cuando se presenta- es necesario, y
solo la aceptación del misterio que plantea dificultades, permite en ellos consolidar una
sana abstención con calidad de vida, no limitando al ser humano con problemas de
adicción a tapar simplemente la botella o a dejar de esnifar una dosis de cocaína.

7. DISCUSIONES EN TORNO A LA CULPA

Tras años de trabajo al interior de un medio social en donde la violencia, la adicción y


la transgresión de limites, confluyen en personas que con diversas vivencias acuden en
busca de ayuda, consuelo, terapia o escucha, se había sembrado en el equipo clínico de
la fundación la curiosidad por entender -e incluso comprender- la vivencia de la culpa.

Al respecto, se dieron eventos sincrónicos entre los grupos de estudio sobre


logoterapia, la solicitud de atención por pacientes que podríamos denominar “Dignos
de un libro acerca de la culpa” y la asistencia al seminario sobre sufrimiento, culpa y
muerte impartido por la Dra. Elizabeth Lukas en Ciudad de México; por ello, se
consideró pertinente compartir la experiencia clínica y una propuesta terapéutica
abierta a la discusión, construcción y mejoramiento de la misma.
LAS SITUACIONES LIMITE DE JASPERS Y LA TRIADA TRAGICA EN
LOGOTERAPIA

El ser humano –como diría Jarpers- esta siempre en situación, puede salir de una para
ingresar en otra, pero siempre se encuentra en situación. Dentro de este constante estar-
en-situación se encuentra como expresa Salamun -parafraseando a Jaspers- “<Las
situaciones fundamentales de nuestra existencia>...las situaciones límites” (p. 68).

Jaspers contextualiza las situaciones límite dentro del estar-en-situación diciendo:


“Cerciorémonos de nuestra humana situación. Estamos siempre en situaciones. Las
situaciones cambian, las ocasiones se suceden. Si estas no se aprovechan, no vuelven
más. Puedo trabajar por hacer que cambie la situación. Pero hay situaciones por su
esencia permanentes, aún cuando se altere su apariencia momentánea y se cubra de un
velo su poder sobreacogedor: no puedo menos de morir, ni de padecer, ni de luchar,
estoy sometido al acaso, me hundo inevitablemente en la culpa. Estas situaciones
fundamentales de nuestra existencia las llamamos situaciones límites. Quiere decir que
son situaciones de las que no podemos salir y que no podemos alterar” (p. 17).

En palabras de Salamun: “Las situaciones límite son situaciones de la vida humana en


las que fallan todos los procedimientos corrientes y usuales para modificar una
situación dada. El hombre que esta afectado por ellas y las vive conscientemente choca
aquí con los limites básicos de su ser y adquiere conciencia de la incertidumbre, la
limitación de su vida” (p. 68).

En síntesis, podemos considerar una situación límite como un evento que en nuestro
constante estar-en-situación, se plantea como un pico alto que con arrojo y asombro
profundo abre el campo de la existencia posible, que sin el límite dado por el azar o
por otra situación ya acontecida, la posibilidad del esclarecimiento de esta existencia
no seria evidenciada.

Las situaciones límite expuestas por Jaspers nos acercan a la comprensión Frankliana
de la tríada trágica: Sufrimiento, culpa y muerte.

Para Frankl el sufrimiento, la culpa y la muerte son inevitables en la vida de un ser


humano, “Ninguno de nosotros puede evitar el encuentro con el sufrimiento ineludible,
con la culpa inexcusable y con la muerte inevadible” (p. 63). La tríada trágica conduce
a un campo de diversas posibilidades dentro de la finitud, a un campo que también se
podría denominar la existencia posible.
Elisabeth Lukas a partir de un refrán que le entregó un paciente dice: “<No podemos
evitar que los pájaros del pesar y la pena vuelen sobre nuestras cabezas, lo que
podemos hacer es prevenir que construyan sus nidos en nuestros corazones>...si bien
podemos elegir ver estos eventos trágicos como un tabú, ellos son, de todas formas,
parte de la inalterable realidad de nuestra existencia...Esto significa que no podemos
eludir el hecho de que la “<tríada trágica>” representa un constitutivo primario de
nuestra existencia, pero podemos superarla.” (p. 9).

LA VISION LOGOTERAPEUTICA DE LA CULPA

David Guttmann en su libro logoterapia para profesionales, hace referencia al trabajo


de Sternig, en donde se realiza una diferenciación sobre la concepción de la culpa en
términos de culpa real, culpa neurótica y culpa existencial (p. 62).

La culpa real se refiere a la comisión de actos erróneos -algo que no debía haberse
hecho- o a la omisión de acciones que debían realizarse y no fueron llevadas a cabo. La
culpa neurótica es aquella en donde se experimentan sentimientos de culpa irreal, por
acciones en donde no se ha cometido algún mal o por la presencia de pensamientos que
invitan a cometerlo. Por último, la culpa existencial se entiende como una sensación de
incomodidad interna, en donde no se accedió al sentido del momento en relación con
uno mismo, con los otros o con el mundo.

Elizabeth Lukas nos presenta dos distinciones de la culpa: Culpa real y culpa irreal, o
como lo llama Guttmann: Culpa justificada y culpa injustificada. Para hablar de culpa
real en los términos de Lukas se requieren dos condiciones básicas:

1. Que la persona pueda elegir libremente


2. Que pueda reconocer el sentido de lo bueno y lo malo.

Si estas dos condiciones no están presentes, se puede hablar de una culpa Injustificada
e Irreal, o como Sternig la llama: culpa neurótica.

Dentro de la culpa real expuesta por Lukas está la culpa que se produce por elegir en
contra del sentido o lo que podríamos llamar, basándonos en la anterior explicación,
culpa existencial.

Desde la experiencia y el anterior marco de referencia se ejemplifica una propuesta


esquemática para la culpa:
Cuando se habla de culpa real, se debe aclarar a que se hace referencia con el
concepto de “real”; en este caso, se considera lo real a lo ya acontecido, aquello que en
algún momento hizo parte del mundo de las posibilidades y tras una elección, la
posibilidad se convirtió en única y quedo eternizada. Sin embargo, el paciente siempre
trae en su interior “algo que ha sido” para él, y por lo tanto lo experimenta como real;
es allí, en donde se deben analizar los criterios establecidos por Lukas para determinar
si la culpa es real: 1. Que la persona pueda elegir libremente. 2. Que pueda reconocer
el sentido de lo bueno y lo malo..

Desarrollado el análisis sobre la realidad de la culpa y determinado si esta es real o


irreal, se puede entrar a hablar de dos ramificaciones de la culpa real y la irreal. De la
culpa real se desprende lo que se ha denominado culpa existencial, entendida como
aquella culpa real por comisión u omisión que surge por elegir y actuar en contra del
sentido, por las posibilidades de sentido que no fueron asumidas en relación con uno
mismo, los demás y el mundo.

De la culpa irreal (Aunque en ocasiones sea experimentada como real), se desprende


la culpa neurótica que puede ser definida como la tendencia a culpabilizarse por
pensamientos de actuar en contra del sentido o de realizar algo inadecuado, de igual
forma puede considerarse como parte del sentimiento obsesivo de creer que se puede
influir en los demás tan solo por pensarlo; en síntesis, mientras para la culpa irreal es
necesario: 1. Que la persona no pueda elegir libremente y 2. Que no pueda reconocer
el sentido de lo bueno y lo malo, en la culpa neurótica -independiente de estos
criterios- la persona experimenta culpa.

Ejemplos de culpa real:

1. Una persona en pleno uso de sus facultades tiene un día difícil y al llegar a su casa,
tras un pequeño altercado, sobre reacciona y entre diferentes posibilidades elige
golpear a su mujer. (Culpa por comisión)
2. Una persona en pleno uso de sus facultades elige entre diferentes posibilidades no
acompañar a su madre al médico, aún sabiendo que era su compromiso y
responsabilidad. (Culpa por omisión).

Ejemplo de culpa existencial:

1. Una persona de edad avanzada, al experimentar la etapa del nido vació, empieza
a sentir culpa por no haber aprovechado más su profesión, por no haber
aceptado propuestas...etc.
2. Una mujer que ha encarnado inadecuadamente los valores a nivel familiar,
desecha la oportunidad de ejercer su carrera profesional para dedicarse a su
hogar, sin embargo, lo que quería y siempre quiso era realizar las dos cosas.

Ejemplo de culpa Irreal:

1. Un hombre llega cinco minutos tarde a recoger a su hijo al colegio, en ese


pequeño lapso su hijo es golpeado brutalmente por una pandilla escolar.
2. Una madre siente culpa porque su hija a enfermado de bronquitis, después de
haber caminado unos minutos bajo la lluvia inesperada.

Ejemplo de culpa neurótica:

1. Una persona se siente muy pecadora y culpable porque ha tenido pensamientos


incontrolados y automáticos sobre blasfemias a los santos de su iglesia.
2. Un hombre le dice a Dios que si vuelve a usar drogas le quite lo que más quiere,
al poco tiempo de usar droga, fallece su padre y el se culpabiliza de su muerte.

Es importante resaltar que los ejemplos expuestos son bastante breves y no reflejan
todo el contexto en donde se expresa la culpa; sin embargo, han sido incluidos para
efectos aclaratorios.

Finalmente, es necesario considerar que dentro de las situaciones constantes de la vida,


se presentan culpas que enmascaran otras culpas y generan vivencias que requieren de
un esclarecimiento que facilite la expiación.

EL ABORDAJE DE LA CULPA

La culpa (real) genera un tipo de sufrimiento que si bien podría haber sido evitado,
ahora es irrevocable. Frankl en su libro logoterapia y análisis existencial dice: “Pues
bien, el sufrimiento que ha sido provocado por una mala acción, siempre se podrá
reparar a través de una buena acción y tal reparación se llama, como se sabe,
expiación. Pero ¿Qué pasa cuando algo no se puede reparar, por lo menos no en el
sentido de una expiación, dicho de otra forma, no a través de una buena acción?
Entonces importa sobre la buena actitud, la postura correcta, pero ahora no frente al
sufrimiento en si como tal, sino frente a la culpa y la buena actitud frente a la propia
culpa es el arrepentimiento. Esta es una postura frente a uno mismo, o frente al yo
anteriormente culpable” (p. 140).
En el abordaje de la culpa real, Elizabeth Lukas propone tres caminos de reparación:

1. Reparación en forma de prioridad; reparación directa de “lo que” o “a quien” se


daño. Si se ha ofendido a alguien, se le piden disculpas; si se ha dañado algo, se
busca arreglarlo...
2. Reparación indirecta; es decir, cuando ya no se puede reparar directamente lo
afectado y entonces la acción reparadora recae sobre un tercero; una buena obra
relacionada con la culpa, en donde se paga al mundo de una manera
proporcional. Si alguien perdió su trabajo por nuestra culpa y ya no podemos
repararlo, buscamos darle trabajo a alguien.
3. Cuando los dos caminos anteriores no son posibles, se debe dar un
renacimiento, una transformación de la persona. Después de una vida criminal,
la política de vida podrá basarse en la lucha contra la injusticia de otros.

Para desarrollar alguno de los tres caminos propuestos, se requiere del acto de la
confesión; es decir, si no hay aceptación de la culpa ni arrepentimiento, no puede haber
reparación. De igual forma, se debe tener en cuenta que el arrepentimiento sin acción,
no es arrepentimiento.

La anterior reflexión acerca del arrepentimiento, se basa en la premisa de que no


siempre hay arrepentimiento ante una culpa real, y que en ocasiones el sufrimiento
expresado se refiere más que a la presencia de una culpa real, a una culpa existencial.
A manera de ejemplo se puede mencionar la importancia de esclarecer el tipo de
culpa; es decir, aclarar si la persona llora por haber maltratado tanto a su esposa o en
realidad llora por el hecho de haberse quedado solo. La diferencia podría ser sutil,
pues los mandatos culturales en ocasiones presionan a asumir la culpa que debería ser,
pero que en realidad no se esta sintiendo y en dicho caso la reparación no tiene lugar,
pues el arrepentimiento no existe.

En cuanto a la culpa existencial, David Guttmann -mencionando el trabajo de Sternig-,


dice: “...La culpa existencial surge de sentimientos que demandan acción pero esta no
llega. Aquella acción debe abarcar tres mundos o tres distintos procedimientos:

1. Realizar nuestros potenciales individuales tomando total responsabilidad de


nuestras necesidades en los reinos de lo físico, intelectual y espiritual. Este es el
mundo de la realidad personal o yo, el Eingenwelt.
2. Relacionarse positivamente con los otros dejando de lado las primeras
impresiones, falsos prejuicios, descortesía o intolerancia o comprometiéndose
en interacción social creativa. Este el mundo de la otra persona o personas, el
Mitwelt.
3. Aceptar nuestra obligación para con el mundo natural y el cosmos en general
respetando las plantas, los animales, las montañas y los ríos, los mares, los
océanos y las estrellas en el cielo. Este es el mundo de la naturaleza en conjunto,
el Umwelt. (p. 70-71)

En sí y retomando a Sternig, la falta de respuesta o la negativa a actuar, o la acción en


contra de nuestra conciencia, a partir de la relación con estos tres mundos, resulta en la
presencia de una culpa existencial.

Pero ¿Qué hacer cuando esto ya hace parte de lo acontecido?, para ello, se cita el
trabajo desarrollado por la Lic. Silvana Torrijo titulado “El determinismo del
<Hubiera> ante el esperanzado <Quizás>” y en especial los dos siguientes párrafos que
ejemplifican el “si yo hubiera...” y el esperanzador “Quizás...”: “Hay que ayudar a que
ese pasado, conforme la gama de las experiencias y no de la mera sucesión de instantes
sin sentido...Solo cuando se apropia el pasado, este se transforma en experiencia.
Cuando se le otorga un sentido desde una actitud libre, esa situación, ya experienciada
pasa a formar parte de la historia en que la persona se siente protagonista y no victima.”
Posteriormente continúa: “El <quizás> abre el camino desde el presente hacia el futuro,
futuro a recorrer desde el camino que se ha venido construyendo. Esto implica el
conocimiento de las capacidades para plantearse un “quizás” plausible ante el abanico
de posibilidades, evitando así el alejamiento en demasía de lo previsto, puesto que si
esto sucediera se corre el riesgo de grandes frustraciones.”(p. 31).

Cuando la culpa existencial (real) se ha dado, es necesario explicar al paciente que lo


elegido o no elegido, hace parte de lo acontecido en una situación dada, en donde ya no
están las posibilidades no seleccionadas, pero que ante él, en este momento se abre un
abanico de posibilidades que esperan ser elegidas y abrazadas, y que es allí, en donde
con base en la experiencia de haber actuado en contra del sentido, se abre una nueva
oportunidad para que elija lo que puede ser y aún no ha sido, pues hace parte del reino
de lo posible.
PASADO FUTURO
PRESENTE

Al estar-en-situación, el reino de lo posible muestra diferentes posibilidades que al


elegir una de ellas y realizarla en el presente, empieza a ser parte del reino de lo real y
las posibilidades no elegidas en esa situación especifica desaparecen. Sin embargo,
aún habiendo elegido en contra del sentido, existe la opción de aprender; como diría
Noblejas “Por lo tanto, desde el punto de vista de la logoterapia, la culpa puede
convertirse en una oportunidad para aprender y cambiar a mejor” (p. 27). Es decir, la
experiencia límite de la culpa, muestra un campo desconocido hasta antes de hacer
conciencia, muestra el campo de la existencia posible.

Una vez se ha asumido que las elecciones hacen parte de lo real y que por lo tanto la
única opción es aprender de la elección equívoca, se puede a partir de allí, buscar
valores del mundo de lo real para ser nuevamente actualizados, o valores del mundo de
lo posible para ser realizados. Es en este punto en donde el logoterapéuta debe tener en
cuenta el comentario de Lukas: “Los psicólogos que absuelven a las personas de culpa
para ahorrarles las consecuencias (castigo), involuntariamente alejan los potenciales
positivos de la culpa.” (Guttmann, p. 78).

Cuando la culpa es injustificada, irreal y/o neurótica nos dice Noblejas -coincidiendo
con el pensamiento de David Guttmann-: “Ante los sentimientos de culpa injustificados
hay que analizar si provienen por un acontecimiento producido por un error, en cuyo
caso hay que explicar el error indicando la falta de libertad o la falta de comprensión
de las consecuencias de la acción (puede haber responsabilidad pero no culpa).
También pueden derivar los sentimientos de culpa de una patología, teniéndose en este
caso que potenciar el autodistanciamiento de tales sentimientos reconociéndolos como
irracionales, utilizando, por ejemplo, en los casos adecuados la intención paradójica.
En otros casos como en las depresiones, hay que tener presente que los sentimientos de
culpa son característicos del cuadro y saber que llegará una mejoría.” (p. 29).

Complementando lo anterior, Elisabeth Lukas expone: “El terapeuta, por supuesto, no


juzga a sus pacientes –como podría hacerlo!- respecto al comportamiento errado de los
pacientes que son traídos a su consulta, él solo puede realizar dos funciones. Primero,
junto a su paciente, explorar en que medida los sentimientos de culpa por los cuales
esta sufriendo, son genuinos y justificados. En otras palabras, puede ayudarlos a
indagar en que medida ellos son realmente responsables por lo que ha sucedido o en
que medida sus fracasos pueden ser atribuidos a una variedad de otros factores
respecto de los cuales ellos no tienen control. Sabemos de pacientes que se sienten
responsables por eventos sobre los cuales ellos no tienen o tienen muy poca posibilidad
de libre elección y que los han abrumado sin posibilidad de detener los efectos
perjudiciales...” (p. 9).

Resumiendo, podemos decir que cuando la culpa es irreal se debe evaluar con el
paciente las condiciones para que la culpa sea o no sea real y realizar un cambio de
actitud a partir de allí; cuando la culpa que se presenta es neurótica, se deben utilizar
técnicas especificas como la intención paradójica para realizar el autodistanciamiento,
y en los casos de depresión, la derreflexión para evitar la hiperreflexión sobre la culpa
injustificada y ampliar el horizonte a través de la autotrascendencia.

ACERCA DE UN CASO DE CULPA

Por el tipo de servicio que presta la fundación, con frecuencia llegan personas con
historiales de violencia y delincuencia; sin embargo, hace algunos meses apareció un
hombre de unos 45 años con su rostro lleno de lagrimas y pidiendo ayuda, su solicitud
se basaba en que ya había hecho mucho daño y quería iniciar una nueva vida; ante su
insistencia y a pesar de su carencia de recursos económicos, se decidió recibirlo a
cambio de costear su tratamiento con trabajo para la clínica.

Iniciado el trabajo terapéutico, poco a poco se fueron develando características


bastante delicadas e incluso peligrosas; sin embargo, por respeto a la ética y al lector,
se narraran brevemente aquellos contenidos referentes al tema de este trabajo.

El señor X, manifestaba una recurrente sensación de culpa que facilitaba que en


cualquier actividad estallara en llanto de manera inesperada, ante esta repetida
situación se descartó la presencia de una depresión endógena y se inicio el trabajo
terapéutico.

El señor X, centraba gran parte de su malestar en la creencia de haber provocado la


muerte de su padre, pues había prometido a Dios, que si volvía a usar drogas le quitara
lo que él más quería, y por esas cosas de la vida, días después de recaer, su padre
murió. Indagando en esta culpa (que claramente se puede definir como neurótica), se
descubrieron elementos valiosos para la terapia, pues el verdadero malestar del señor
X, consistía en no haber logrado que su padre lo alcanzara a ver bien (en el buen
camino) antes de morir. Este argumento ayudó al movimiento logoterapéutico de la
responsabilidad, sugiriéndole al señor X. (con base en su creencia religiosa) que
probablemente su padre lo estaba viendo y que comprendía los esfuerzos que él
realizaba por cambiar.

Se pensó que después de esas sesiones cortas y en apariencia tan fructíferas, ocurriría
uno de esos cambios mágicos que en ocasiones se dan en la logoterapia; pero la
sorpresa fue mayor, cuando surgió la culpa por haber hecho sufrir a su padre mientras
estaba vivo. A partir de allí, el señor X. empezó a narrar más de veinte homicidios que
había cometido, algunas agresiones sexuales y un gran prontuario de robo, narcotráfico
e incluso paramilitarismo. Después del asombro que generaba un hombre de apariencia
tierna, colaborador, cómico y hasta con imagen de indefenso, se prefirió confirmar con
algunas fuentes de fidelidad los testimonios recibidos. En efecto, eran ciertos.

El señor X volvía a estallar en llanto y manifestaba sueños, apariciones y recuerdos


que lo atormentaban. De inmediato se puso en marcha un acompañamiento profundo, un
cambio de actitud ante “lo ya acontecido” y un trabajo de expiación y reparación. Se
identificaron las culpas reales e irreales (incluyendo las neuróticas) y se organizaron a
partir del señor X. estrategias para la expiación y reparación.

El señor X. propuso y se propuso trabajar en algunas iglesias para pagar misas


católicas, pedir disculpas a quien debía y podía hacerlo, buscar un sacerdote y
confesarse, viajar a un santuario a sellar su pacto de cambio con Dios, realizar
actividades recreativas para niños...etc.. De estas propuestas se intentaron algunas,
pero ante pequeñas dificultades el señor X. desistía y abandonaba la intención.

Se evaluó el caso una y otra vez. Por supuesto, había una equivocación, pues se paso
por alto el prerrequisito para la expiación y la reparación: el arrepentimiento. Se
retomaron las sesiones y en medio del llanto se descubrió el error, el señor X jamás
había llorado sus homicidios, ni sus agresiones, ni su comportamiento antisocial; en
realidad el señor X. Siempre lloraba por dos cosas: 1. la culpa neurótica por la
creencia de haber asesinado a su padre. 2. Una culpa existencial profunda de haber
desperdiciado tantas oportunidades de la vida, de tener 45 años y encontrarse solo y sin
nada.

Surgieron cientos preguntas (que aún retumban en mi cabeza) ¿Cómo puede alguien
asesinar a 4 personas en diferentes momentos de un mismo día y no sentir culpa?
¿Estamos ante un psicópata de libro?...Se intentó justificar su comportamiento por su
historia de vida, sin embargo, provenía de una familia unida y amorosa, y había tenido
todas las oportunidades; se le intentó justificar patologizándolo, pues cumplía casi
todos los criterios para un trastorno de personalidad antisocial con fuertes rasgos
paranoides; finalmente se decidió creer en sus recursos espirituales y actualizar su
parte sana, con base en el principio contradictorio de Lukas: Hay que ser optimista y
pesimista a la vez.

Optimistas porque se lograba ver -a pesar de- a la persona verdadera; una persona que
empezó a crear sueños nuevamente, que empezó a ver luces del logos más allá de los
obstáculos, que aunque suena duro manifestó culpa por uno de los homicidios, pues era
una mujer que dejaba tres huérfanos y que no le hacia mal a nadie (La mayoría de los
otros homicidios hacían parte de un fenómeno llamado limpieza social, en donde
escuadrones de la muerte, asesinan indigentes y delincuentes).

Pesimistas, porque era descubierto mintiendo nuevamente, robando comida,


amenazando a sus compañeros...

Solo se espera que las múltiples sesiones de logoterapia grupal, los procesos de
esclarecimiento existencial, el trabajo con la culpa por la que sentía arrepentimiento, el
abordaje de su multiproblematicidad, la ampliación de su área de libertad y la
transformación de la culpa existencial en motor de cambio, hayan bastado. Solo en unos
meses o años se sabrá.
8. HACIA LA AUTONOMIA A PESAR DE LA DEPENDENCIA[80]

Ser dependiente de sustancias o tener algún tipo de adicción, ubica al ser humano en
una situación límite, en donde la elección y decisión por permanecer o superar el
problema, se confunden con una autodeterminación que libera al drogodependiente de
toda responsabilidad: no es mi culpa, estoy enfermo; si bien, la adicción a las drogas
puede considerarse como una enfermedad, su progresión y desarrollo dependen de la
propia capacidad de elección y decisión[81]. Por ello, cuando a través de la adicción
se llega a una situación límite, la conciencia manifiesta algunas luces y el usador de
drogas puede afirmar como Max Scheler que "Al cabo de mas de diez mil años, es
nuestra época la primera en que el hombre se ha hecho, íntegramente
"problemático", ya no sabe lo que es, pero sabe que no lo sabe."[82]

El abuso de sustancias es un "inocente intento por volver al paraíso perdido";


inocencia que ubica al consumidor de drogas en el nivel de un niño insatisfecho, sin
paraíso y desprovisto de protección, un nivel con características infantiles como la
carencia de responsabilidad, el egoísmo y el egocentrismo; con características de
orfandad como las dificultades afectivas, el cinismo, los mecanismos de defensa e
incluso la crueldad. El niño interior que existe en todos los seres humanos se convierte
a través del consumo de drogas, en una de las paradojas de la adicción, buscando
protección y encontrando abandono, buscando seguridad y encontrando miedos,
buscando el paraíso y encontrando el infierno.

Los barrotes invisibles de la drogadicción, hacen que la vida de un adicto activo se


encuentre llena de contradicciones y autoengaños, eligiendo caminos y paradojas como
las siguientes:

*Evadir el dolor consumiendo - Aumentar el dolor por el consumo

*Buscar la libertad en las drogas - Encontrar la esclavitud en ellas

*Intentar ser uno mismo - Terminar siendo otro adicto

*Buscar la diversión - Encontrar el dolor

*Encontrar seguridad - Llenarse de temores

*Buscar amigos - Hundirse en la soledad

*Eludir los problemas - Aumentar las dificultades

*Llenar el vacío interior - Aumentar la pérdida del sentido

Es sorprendente la perfección del autoengaño en el que se sumerge el usador de drogas,


envolviendo todo su ser en la falsedad del paraíso que busca. La oscuridad de la
toxicomanía es tan profunda que oculta el sentido de la vida y fomenta el
descubrimiento de antivalores, frustra la voluntad de sentido y reduce al ser humano a
un ente sin control ni poder de elección; convierte a una madre en asesina del hijo que
lleva en su vientre y que se droga a través de ella, transforma en irresponsable a un
padre que deja sin comida a sus hijos por ir a drogarse, conlleva a los hijos a ser
ladrones de sus padres, desborda el instinto sexual para cometer incestos y violaciones,
reduce el valor de la vida a un "nada mÁs que..." incitador al suicidio y conduce al
hombre a la ruina moral; sin embargo, es tal el poder de las drogodependencias que aún
y a pesar de lo mencionado con anterioridad, el consumo de drogas aumenta cada día
más y trágicamente nos expone ante cerebros inundados de sustancias que continúan
negando que tiene un problema de adicción.

Para nadie es un secreto que vivimos en una sociedad adicta y es innegable la


existencia de ciertos condicionamientos sociales, biológicos y familiares que
precipitan, predisponen y/o exacerban el uso de sustancias, conduciendo al ser humano
hacia la dependencia a pesar de la autonomía que desconoce. Sin embargo, redefinir la
concepción del mundo y aceptar que con condicionamientos y posibles dependencias
nuestra autonomía es real, no es una tarea fácil; pues en ocasiones es dentro de
nuestra propia cárcel en donde se empieza a gestar el ser- libre innato, esclareciendo e
invitando al poder desafiante del espíritu hacia la ruptura de las cadenas invisibles de
la adicción.

Ser autónomo significa asumir la responsabilidad de los actos y de las decisiones que
se toman en libertad; significa saber y ser conscientes de que es en mi propio nombre en
el que yo actuó y que tanto por omisión o elección, mi participación es activa.

Dirigirse hacia la autonomía a pesar de la dependencia implica asumir la


responsabilidad sobre el ser-libre innato y aceptar que aunque el cuerpo y la mente se
encuentren esclavizados ante una sustancia, hay una esfera de la existencia que es
intocable por lo patológico, es nuestra característica como seres espirituales la que
con todo y dependencia, nos permite tener una fuerte voluntad de sentido que conduzca
hacia la autonomía.

Ser dependiente de sustancias, en ningún momento remite al hombre a la pérdida de su


autonomía; si bien, la capacidad de elección y decisión se ven seriamente afectadas por
el consumo de drogas, el ser-libre innato permanece intacto y es allí, en la dimensión
noética, en donde apelando a la fuerza del espíritu humano, puede el hombre con
problemas de adicción, dirigirse hacia la autonomía a pesar de la dependencia.
9. VACIO EXISTENCIAL Y SENTIDO DE VIDA: UN RETO PARA LA
EDUCACION

Es preciso establecer –como nos enseña la logoterapia- que éxito en la vida, no es igual
–necesariamente- a sentido de vida, situación al parecer poco comprendida en la
sociedad moderna y en sus instituciones educativas (Familia, escuela y sociedad), pues
los valores se han vuelto mas bien formas de valorar y no valores-en-si, evento que
dificulta la captación subjetiva de valores objetivos y que conduce indudablemente a
una ceguera axiológica.

Es necesario argumentar que la vida vivida al interior de procesos educativos y de


socialización en los que el placer y el poder son el fin de la existencia humana, se ha
convertido en la latencia y represión de contenidos específicamente humanos o
argumentos espirituales como la libertad de la voluntad y su responsabilidad, la
captación vivencial de valores objetivos, la percepción de un sentido de vida, la
autotrascendencia, la capacidad de sufrir con dignidad (cuando el mismo es inevitable)
y el paso hacia una dimensión trascendente.

Victor Frankl, padre de la logoterapia, consideraba que cada época traía sus propios
males y así mismo requería de sus propias soluciones.

LOS MALES DE LA EPOCA

Decía Nietszche: “Quien tiene un porque para vivir, puede soportar casi cualquier
como”; sin embargo, parecería en la actualidad de los jóvenes que seria más fácil decir
“Quien tiene como vivir, puede buscar un porque”. Aquellos que trabajan o conviven
con jóvenes, en la docencia, en la asesoría psicológica o en el diario vivir, podrían
estar de acuerdo en que el reto planteado hace referencia a las vivencias constantes de
aburrimiento, soledad, apatía y desinterés, como señales de una sensación de vacío
existencial y falta de sentido, situaciones expresadas en síntomas como la apatía
(Tendencia al suicidio, aburrimiento, emociones planas...), la Adicción (Alcohol,
drogas, juego, trastornos alimenticios...), la agresión (Vandalismo, búsqueda de
adrenalina...) y los problemas colectivos como la masificación, el fanatismo, la actitud
fatalista y la actitud provisional ante la vida. Ante este panorama confrontador surge la
pregunta que plantea la vida a aquellos que en su misión han elegido la labor educativa,
bien sea como padres o como docentes, bien sea como amigos o pareja, o en el papel
ineludible de seres humanos:

¿Qué mundo construimos para nuestros hijos?


El famoso psiquiatra Victor Emil Frankl profesaba con gran precisión que cada época
traía sus males y que esta –en especial- es una época de males espirituales; por ello, la
logoterapia podría considerarse como una alternativa de gran funcionalidad para este
mundo en crisis.
LOGOTERAPIA: UNA ALTERNATIVA ANTE LOS MALES DE LA EPOCA

La logoterapia es la terapia centrada en el sentido, es una visión de hombre que cree en


el mundo de lo posible y que considera al ser humano como una unidad múltiple a nivel
Bio-Psico-Socio-Espiritual.
Sus principales fundamentos nos dicen:

1. Que existe una libertad de la voluntad que se plantea como una manifestación del
espíritu que a pesar de ser finita en el organismo psicofísico, se antepone desde lo
espiritual a esta finitud. Dentro de esta libertad se enmarca el concepto de
responsabilidad. El hombre es libre para ser responsable; es responsable porque es
libre. Es decir, negar la responsabilidad es una libre elección de no-ser libre,
fundamento que hace inseparables estas dos manifestaciones espirituales.

El hombre está llamado a la realización del sentido de su vida y de los valores que le
dan significado a la misma, y ante este llamado, es responsable. De igual forma existe
una responsabilidad ante algo y ante alguien. Ante algo definido como la conciencia y
ante alguien enmarcado en la capacidad específicamente humana de la
autotrascendencia dirigida al encuentro con el otro y con una dimensión trascendente.

Finalmente, la responsabilidad puede entenderse como la habilidad de dar respuesta a


las preguntas que plantea la vida y como la capacidad de asumir las consecuencias de
las elecciones realizadas.

2. Que las voluntades de placer y de poder conllevan un argumento inmanentista que se


opone a la autotrascendencia y frustra la existencia del ser humano. Mientras las
voluntades de placer y de poder consideran como fin último de la existencia la
consecución del placer y del poder, la logoterapia argumenta que el placer es
consecuencia de alcanzar un fin y el poder un medio para el mismo, y no el fin en sí,
motivo por el cual se promueve un estado de frustración que conlleva al surgimiento del
vacío existencial.

En cuanto a la voluntad de sentido esta no busca alcanzar el poder ni el placer, ni


siquiera la felicidad, pues su interés es el encuentro de un argumento, una razón para ser
feliz.

3. Que el primer fundamento de la antropología Frankliana es el postulado de la


libertad de la voluntad. Una libertad que no sólo es ante algo sino para la búsqueda del
sentido de la vida; es decir, para el desarrollo del segundo fundamento logoterapéutico
o fuerza motivacional llamada voluntad de sentido. Finalmente surge la pregunta por el
sentido de la vida; sin embargo, para preguntar por el sentido de vida -sobre lo que es o
lo que significa- hay que preguntar por el sentido de una persona concreta y de una
situación concreta. Es decir, el sentido es único e irrepetible para cada persona, es un
constructo que apela a la coherencia y le confiere a la vida orientación, unidad y
dirección.

En conclusión podríamos argumentar que el sentido de la vida existe en todo momento y


bajo cualquier circunstancia, que el hombre es libre para buscarlo y que esa tensión
entre lo que es y lo que debe ser lo motiva para encontrarlo. Es decir, el sentido de la
vida se contiene en la vida misma. La vida como hecho fáctico que "es", al mismo
tiempo "es posibilidad" de ser y es ante esta posibilidad que el hombre responde y
descubre un sentido para su vida.
UN ABECEDARIO DE ALTERNATIVAS PRACTICAS PARA LA EDUCACIÓN
DESDE LA LOGOTERAPIA

1. Considere al ser humano como una persona con posibilidades, no vea al niño o
adolescente como un enfermo o un carente; la sobreprotección y la justificación de
sus actos no le permiten asumir la responsabilidad de las consecuencias que pueden
invitar al cambio.

2. Contemple al hombre por lo que puede llegar a ser, como un ser facultativo y no
solo como lo que es en un momento fáctico, pues en ese preciso instante se volvió
pasado y ya “no es”. El hombre es un ser facultativo, es posibilidad de ser.

3. Potencialice la libertad del ser humano, no permita que se creen


autodeterminaciones mentales como: "Así nací yo...", "Yo no puedo cambiar...",
"Hijo de tigre sale pintado..."

4. Eduque para la responsabilidad: Generar la habilidad para responder de una forma


adecuada, evita la presencia de rasgos de personalidad asociados al uso de drogas y
otros problemas. Desde edades tempranas -sin ser abandonantes- es importante
crear una conciencia de responsabilidad frente a la vida; enseñar a decir la verdad
no basta, también es importante que los jóvenes asuman los costos económicos y
emocionales de sus actos, obviamente con el acompañamiento que las
circunstancias requieran. Algunos ejemplos pueden ser:

- No reponga inmediatamente lo que sus hijos desaprovechan.


- No los acostumbre a recibir toda clase de lujos sin que hayan hecho mérito para
ganárselos.
- Reparta las responsabilidades hogareñas entre todos los miembros de la
familia.
- Negocie el pago de vidrios, porcelanas y/o utensilios que sean destruidos.
- Permítale a su hijo enfrentar reuniones, citas y acciones que son su
responsabilidad.
- Mida bien la línea que divide: abandonar los hijos ante el mundo y ayudarles a
vivir en este mundo.

5. Refuerce sus habilidades: Centrarse en los aspectos negativos, realizar


comparaciones y descuidar las potencialidades no colabora en la estructuración de
la autoestima. Refuerce las capacidades y genere espacios que faciliten su
desarrollo. Nunca refuerce las habilidades a través de retos (Ud. no puede hacer tal
cosa o tal otra le queda grande), las habilidades no son blancas o negras, su
desarrollo es un proceso.

6. Permítale vivir su propia vida: A veces los padres tienen miedo del supuesto mundo
cruel y evitan la adaptación de los jóvenes a la realidad en que viven; si bien el
mundo no es lo más adecuado, generar inadaptados puede ser aún más peligroso.
Ante ello puede surgir una pregunta de difícil solución: ¿Educo a mi hijo para que
se adapte y pueda ser parte de las difíciles circunstancias de inseguridad,
corrupción y violencia o lo educo para ser agente de cambio en contra de la
corriente que podría rechazarlo?. Para empezar, el mundo no se divide entre buenos
y malos, e independiente de la pregunta, la función parental no puede pelear contra
el resto del mundo, lo que sí puede hacer es apoyar y generar espacios de reflexión
frente las vivencias de su hijo en formación.

7. Cada persona es un ser nuevo, cada niño es una persona formando una personalidad,
por ello es importante no solo evitar que enfermen, pues la salud no es tan solo la
ausencia de enfermedad, sino tener motivos para estar sanos; es decir, el desarrollo
del ser en su esencia y sentido.

8. Asumir la vida como una pregunta a responder, motiva a entender las infinitas
posibilidades de aprendizaje que se pueden llevar a cabo en cualquier circunstancia
particular. Facilite la reflexión, la critica y la búsqueda de contenidos significativos
en el diario vivir.

9. Es importante fomentar una sana tolerancia a la frustración; no hay qué darle a los
hijos todo lo que desean; recuerde que por lo general estas solicitudes hacen parte
de los mandatos de la publicidad y ante ello es importante ayudarles con una
conciencia critica. Permita que experimenten que no son los dueños del mundo y que
las cosas no siempre salen como se quiere.

10. La formación y mantenimiento de valores y tradiciones familiares juegan un papel


de vital importancia: las tradiciones mantienen unido el núcleo familiar y generan el
sentimiento de valía interior frente a la familia.

11. La formación y mantenimiento de las normas escolares y sociales colaboran dentro


del proceso de educación; el proceso de educación es un caminar dialógico.

12. En la actitud provisional ante la existencia el futuro no existe y el cuidado de las


reservas económicas, naturales, físicas etc., no se considera importante. Por ello
una sana conciencia ecológica y ambiental ayuda con los sentimientos de valía hacia
el mundo.

13. Los mass media (Medios masivos de comunicación) pueden ser tan benéficos como
destructivos; su mal manejo ha consolidado una cultura consumista y guiada por los
mandatos de la televisión, las modas y la publicidad. Argumentos postmodernos
como el Internet y la televisión cuando son mal manejados invitan a dejar de ser
para poder pertenecer. Estas continuas manifestaciones de poder dejan al hombre al
borde de miles de frustraciones que lamentablemente se llenan a través de estilos de
afrontamiento poco adecuados.

14. La formación de una cultura familiar e individual fuerte impide la aculturización y


pérdida de tradiciones autóctonas. Es simpático observar que la clase social alta
desea ser europea, la clase social media sueña con ser gringa y la clase social baja
quiere ser de algún otro país que se asemeje a los anteriores.

15. Fomentar la trascendencia vertical y horizontal sin el uso de sustancias


psicoactivas; el consumo de drogas es intrascendente al interior de nuestra cultura;
las excusas modernas para el uso de drogas no justifican la autodestrucción física ni
la restricción del contenido espiritual.

16. Construir una conciencia crítica ante los argumentos culturales que fomentan la
voluntad de placer y de poder. Estar inmersos dentro del sistema dificulta una
visión objetiva del mismo; sin embargo, una visión crítica frente a los fenómenos
culturales, el espíritu de los tiempos, los medios masivos de comunicación, la
globalización y la postmodernidad, facilita la liberación del ser humano de la
esclavitud de sus condicionamientos.

17. Formación sobre la Voluntad de sentido y no sobre las voluntades de placer y de


poder: Culturalmente se les enseña a los niños que lo importante en la vida es tener
poder y evitar el displacer; sin embargo, el placer y el poder no son el fin de la
existencia humana, son el efecto de alcanzar un fin; por ello el niño y el adulto se
sienten frustrados y con la sensación constante de incompletud. En realidad lo
importante es desarrollar una voluntad de sentido, un sentido de vida que permita
percibir el poder y el placer como una añadidura de poseer sentido en la vida y no
al contrario, pretender adquirir el sentido de la vida a través del poder y del placer
-es imposible-[83].

18. Existe un tiempo objetivo –el del reloj- y un tiempo subjetivo –el de la vivencia-, el
tiempo objetivo pasa, el tiempo subjetivo queda eternizado. Elige en que tiempo
vives, sin descuidar que vida solo hay una.
19. Encontrar sentido en el sufrimiento y no intentar evadirlo a toda costa: La
generación Next es la cultura del No dolor (Todo rápido, emociones fuertes, nada de
esfuerzo), motivo por el cual, el mundo se derrumba ante cualquier pequeña
dificultad. El sufrimiento no hay que buscarlo, pero cuando se presenta de manera
inevitable debemos estar preparados para aprender de él y no para sumergirnos en
la victimización. El sufrimiento puede ser una de las fuentes más altas de sentido en
la vida; sin embargo, no se debe sufrir para hallar sentido en la vida. El sentido de
la misma se puede hallar en medio del sufrimiento y también se puede conservar a
pesar de él.

20. Fomentar el espíritu altruista y la autotrascendencia: Autotrascender significa salir


de uno mismo y dirigirse al encuentro con el otro; es difícil que los niños sufran por
no tener zapatos de tal marca cuando han compartido con niños que no tienen pies y
viven sonriendo.

21. Desarrollar valores: Desde pequeños se han enseñado valores aprendidos de forma
racional (sé amable, sé cordial, sé delicado...); sin embargo, si todos conocen los
valores ¿Por qué se presentan crisis de los mismos? la respuesta es evidente; los
valores se refieren "al sentir de valía interior frente a algo o alguien", no se refieren
al aprendizaje racional del sentir; obviamente es importante conocerlos, pero la
mejor forma de aprenderlos es viviéndolos, no estudiándolos. Todo podría ser un
valor dependiendo de quien lo haga suyo; es decir, para un sicario puede ser un
valor tener la mejor puntería; sin embargo, No todo lo que brilla es oro. Existen
disvalores y valores de sentido existencial:

Disvalores: Son los sentires individuales de valía interior frente a algo o alguien
que no constituyen construcción de vida ni son universales. (lo que la persona
valore...).

Valores de sentido existencial: Son los sentimientos de valía interior basados en una
voluntad de sentido dirigida a algo o alguien. Estos son los valores de Creación, de
experiencia y de Actitud; los valores de creación son todos los sentimientos de
completud que se dan cuando la persona le entrega algo al mundo con la intención
de dar una parte de sí (Un escrito, una pintura, un abrazo, un saludo...); los valores
de experiencia son los sentimientos de completud que se dan cuando la persona
tiene la intención de recibir algo del mundo (Aprendizajes, obsequios,
atardeceres...); y los valores de actitud son las formas en que se asume con dignidad
un sufrimiento inevitable e ineludible (Aprendiendo y creciendo a partir del dolor o
la dificultad). Son valores universales que ayudan a construir vida y que tras su
captación se puede configurar un sentido de vida.

22. Modele un horizonte amplio de valores: Es muy difícil que puedan captarse valores
en medios educativos en donde los mismos no son evidenciados; la mejor forma de
enseñar los valores es con el ejemplo y el modelaje de los mismos, recursos que
amplían el panorama axiológico y facilitan captar los bienes-en-si y convertirlos en
bienes-en-si-para-mi.

23. Recuperar o formar la creencia en una dimensión trascendente: Aunque en algunas


instituciones y familias pareciera antipedagógico mencionar una dimensión
trascendente, la realidad es inminente, las personas que creen en una dimensión
trascendente enferman menos y enfrentan mejor sus enfermedades. "Gracias a
Dios", comprobar científicamente la existencia de un poder superior es imposible.

24. El sentido se contagia con la rapidez del sin-sentido: Es importante asumir la


responsabilidad sobre la imagen de la vida que transmitimos a los jóvenes, pues así
como en un horizonte amplio de valores y de sentido a nivel educativo y familiar es
más fácil captar dichos valores y sentido, sucedería el mismo proceso inverso de
captación de disvalores y sin-sentidos en horizontes de estrechez axiológica.

25. Aprender a decir: "Sí a la vida...A pesar de todo"; la vida tiene sentido bajo
cualquier circunstancia y aunque en ocasiones pareciera nublarse, jamás significa
que haya dejado de existir. La vida no puede carecer de sentido porque la vida "Es"
sentido.

26. En el mundo de la actitud cada quien es protagonista y escritor de su propia


biografía.
10. DISCURSO DE HOMENAJE AL CUMPLIRSE UN AÑO DE LA MUERTE
DE VIKTOR FRANKL , EN LA APERTURA DEL SEGUNDO CONGRESO DE
LOGOTERAPIA PARA EL MERCOSUR
A Cargo del Dr. Geronimo Acevedo

El modo humano de vivir, el modo humano de sufrir y el modo humano de curar nos
lleva inevitablemente a interrogarnos por el efecto terapéutico de la búsqueda del
sentido y es entonces donde se reconoce a Viktor Frankl como el gestor de un nuevo
paradigma : La Logoterapia.

Una propuesta de fundamentos antropológicos de la psicoterapia que se enriquecen con


las vivencias plenas del sentido de los momentos biográficos de su creador.

Momento interrogativo como estudiante cuando se formula las preguntas. Momento


dramático como prisionero en los campos de concentración, cuando da las respuestas a
los interrogantes que la vida le plantea. Momento científico sapiensal el de
rehumanización del concepto de salud a través de la dimensión humana del sentido
cuando fundamenta su teoría.
Momento culminante el de su muerte cuando los integra.

Esta secuencia de buscar, preguntar, conocer, responder, participar ser en el mundo, con
el mundo, comprometerse, son valiosas actitudes características de su vida y de su
obra.

Si su vida fue admirable no lo es menos su muerte. Morir a los 92 años y hacerlo con la
frescura y vivacidad intelectual de Viktor Frankl es fundamentalmente un triunfo sobre
lo inexorable. Aprender a morir parece algo difícil de comprender y alcanzar a vivir
con esperanza: una utopía, en una cultura empeñada en negar el sentido a la vejez, y que
auspicia la Cronolatria, adoración de la actualidad. Hoy ya no importa tanto la verdad
como que su formulación sea reciente. Giacomo Biffi arzobispo de Bolonia decía
"Parecería que como los huevos, las ideas necesariamente deben ser frescas".

También se niega el sentido al dolor, la enfermedad, la muerte y su consecuencia


inevitable: negar el sentido de la vida. Este estilo de vida está exaltando, la búsqueda
de poder y de placer como metas con la ilusión que pueden ofrecer aquello que, en
palabras no sofisticadas, es la aspiración más universal y más antigua: ser felices.

La caída de la bolsa, las crisis económicas de la globalización, nos plantean el peligro


por la fuga de los inversionistas. Se habla mucho de la necesidad de inversiones e
inversionistas. El denominador común de los inversionistas es invertir, pero la
diferencia está en qué, y para qué invertir.
Guillermo Pareja Herrera uno de sus discípulos más lúcidos define a Frankl por su
rasgo más personal como el "inversionista contemporáneo."Quisiera relacionar este
rasgo personal de Viktor Frankl con la necesidad actual de inversiones e inversionistas.

A nivel personal unos seres humanos "invierten" su vida en TENER Satisfacción a


corto plazo, donde lo que cuenta es "la urgencia de satisfacción", total mañana
moriremos, no somos nada. Otros deciden "invertir" en tener : dinero, poder, éxito a
largo plazo pero pierden su vida "invirtiendo" terminan convirtiéndose en poseedores
poseídos por sus posesiones.

Frankl invirtió su vida en Ser fiel, a una causa a largo plazo, que trascendió sus 92
años, una misión comprendida como única, irrepetible y personal de su ser en-el-mundo
"con los demás".

Invirtió su vida en una tarea que proyecta una luz rehumanizadora en la existencia
humana, que consistió en ir más allá de sí mismo y encontrarse con los demás, actitud
solidaria que descubre la esencia de la condición humana: la autotrascendencia en la
autodonación personal. Concibe el "sentido" no sólo con significado direccional, de
destino del hombre, sino de contenido: algo por lo que, siempre y en toda situación,
vale la pena vivir y morir. Lo corrobora a través de su propio testimonio, integra
armónicamente la teoría y práctica.

"Invertir", "poner auténticamente toda la carne en el asador", es una faceta cautivante,


por su coherencia entre el decir y el hacer, de este sabio de nuestro siglo; cuya pasión,
de vivir y de ayudar a encontrar un "porqué y un para qué vivir" lo condujeron día a día
por estos largos, amargos, sinuosos, alegres y sorprendentes caminos del mundo a
encontrar el sentido en su vida.

Agradezco a Viktor Frankl lo que me dio en vida, con su vida; conocimientos,


coherencia, sabiduría y lo más valioso su amistad, en la más genuina dimensión, puesta
de manifiesto con su trato cordial, familiar, generoso y respetuoso.

También lo que me dejó después de su muerte, un legado de sentido con su presencia


permanente en mi tarea profesional y familiar.

El científico que confirió a la esperanza y a la dignidad la categoría de elementos


plenamente curativos, cerró su ciclo vital con un magisterio ejemplar de inquebrantable
convicción en la dignidad humana, fue el suyo un mensaje de fe, coraje, lucidez y
humanismo, en pocas palabras su muerte fue su última y magistral lección de "
Logoterapia vivida".

Antes de terminar voy a recordar las palabras que le expresé a Frankl al darle la
bienvenida en la Facultad de Medicina en 1985. La fortuna de haber convivido más de
20 años con usted a través de su obra nos hace entenderla como el mensaje de su
vida. Cuando en las horas que vendrán usted mire hacia atrás y los recuerdos
transformen toda su existencia en un instante, usted encontrará, qué duda cabe, una
inefable placidez al ver cumplida en plenitud la alegre misión que un día, como
médico, soñó: compartir el dolor, mitigarlo, promover la paz y acompañar lo
inevitable: la muerte.

Recuerdo estas palabras sin nostalgia, porque la nostalgia es la negación del presente,
como también la negación de la genuina trascendencia del pasado. Nostalgia es tristeza
motivada por la imposibilidad de suprimir el hoy y volver al ayer: "la nostalgia de
haber sido y el dolor de ya no ser". El nostálgico ve solamente el campo de rastrojos
del pasado, pero pasa por alto los graneros llenos del pasado.

Citando a Viktor Frankl repito: Se dice han pasado por que son transitorias, pero
debería decirse son pasado, pues una vez temporalizadas, quedan para siempre
eternizadas. La temporalidad traspasa el tiempo unidimensional, comprende el ayer
reconoce el hoy y descubre el mañana.

El ser humano existe en el tiempo, está adentro, está afuera, hereda, incorpora y
modifica, no está preso en un hoy, emerge de él, se moja en él.

Hoy evoco con reminiscencia que es la alegría por revivir lo vivido con sentido. Y
para vivir la alegría de la reminiscencia deseo compartir con ustedes las palabras que
Viktor Frankl nos enviara en oportunidad de un evento como éste y al que no pudo
concurrir "Deseo para ustedes lo mejor, deseo también que, más allá de lo que
vuestro cerebro piense, vuestro corazón sienta mi presencia y compañía".
Que duda cabe, Viktor Frankl estuvo, está y estará con nosotros, acompañándonos con
el ejemplo de su vida y de su muerte.

Permítanme terminar con una reflexión personal que surge de lo más profundo de mis
sentimientos.

Frankl, fue, es y será, mi maestro y amigo.

Dios mi único señor.


Geronimo Acevedo
Vicepresidente de la Sociedad Argentina de Logoterapia
Profesor Master de Drogadependencias de la Universidad Complutense de Madrid
A MANERA DE EPILOGO[84]

Como se mencionó en la introducción, el abordaje logoterapéutico de las


drogodependencias es un complemento en el tratamiento de las adicciones y aunque es
pieza fundamental del trabajo con alcohólicos y drogadictos, no es un todo.

La rehabilitación de las toxicomanías es un proceso creativo, vivencial, filosófico,


psicológico, físico, social, familiar, espiritual, afectivo, honesto y responsable. A
través de él se abordan cuatro áreas de gran importancia para la naturaleza humana:

1. Esfera física

2. Esfera psicológica

3. Esfera social

4. Esfera espiritual.

El trabajo en la recuperación de adicciones debe basarse en estas áreas, pues de lo


contrario estaríamos facilitando un proceso similar al de una cometa a la que le falta
parte de su esqueleto:
Probablemente con un viento muy suave pueda elevarse un par de metros, pero jamás
lograra llegar alto y menos manejar vientos fuertes.

Es por ello que después de conocer los estragos de la adicción y estudiar los métodos
más conocidos para el tratamiento de las toxicomanías, un grupo de profesionales y
adictos recuperados inició el camino de construcción constante de un modelo para la
recuperación de las adicciones, basado en los programas de Comunidad Terapéutica y
Alcohólicos Anónimos con su posterior adaptación para Narcóticos Anónimos; con el
paso del tiempo, el modelo de trabajo fue tomando visos propios, especializándose así,
en la continua evolución del programa.

La Fundación Colectivo Aquí y Ahora desarrolla un modelo de intervención a través de


tres etapas cada una conformada por cuatro fases aproximadas de tratamiento:

1. ETAPA DIAGNOSTICA:

Durante aproximadamente las primeras cuatro fases, el consultante en tratamiento es


vinculado al sistema terapéutico y se realiza un diagnóstico de las problemáticas tanto
familiares como individuales, teniendo en cuenta las esferas de abordaje mencionadas
con anterioridad.

2. ETAPA DE INTERVENCION:

Las fases de la etapa de intervención se extienden de la etapa de diagnóstico a la etapa


de desprendimiento, en ellas se especializa e individualiza el trabajo personal,
elaborando problemáticas y creciendo dentro del programa. De igual forma se continúa
con el trabajo familiar iniciado en la fase diagnóstica.
3. ETAPA DE DESPRENDIMIENTO:

En las últimas fases del programa se continúa con la intervención y se prepara al


consultante para su vida activa laboral y escolarmente.

Las etapas del tratamiento varían en su duración e intensidad de un consultante a otro,


extendiéndose la etapa diagnóstica para algunos y la etapa de intervención para otros.
Finalizado
este proceso primario de recuperación, el consultante pasa a un plan soporte acudiendo
periódicamente a reuniones de apoyo y seguimiento.

Dentro del programa de recuperación desarrollado por el C.A.A. se han tomado y


modificado algunos elementos de trabajo utilizados por las comunidades terapéuticas y
los Alcohólicos Anónimos; de igual forma se han desarrollado una gran cantidad de
herramientas propias, realizando un modelo integral ecléctico, que sin caer en el
sincretismo y el reduccionismo, ha permitido obtener un alto nivel de efectividad dentro
de sus consultantes.

LA COMUNIDAD TERAPEUTICA Y EL C.A.A.

El sistema terapéutico implementado en el C.A.A. goza de una gran cercanía con los
modelos de Comunidad Terapéutica -Incluso podría ser uno de ellos- , manejando
estructuras de roles, fases, orientaciones y responsabilidades por medio de las cuales
se trabaja la honestidad, la responsabilidad, la comunicación, el orden, el manejo de
limites, el respeto de normas y una seria cantidad de valores y beneficios otorgados por
la vivencia cotidiana en comunidad.

Parte de los elementos desarrollados con base en el modelo de Comunidad Terapéutica


son los siguientes grupos de trabajo:

a. Grupos de Orientación y Autoorientación:

- Encuentro de la mañana
- Reencuentro de herramientas
- Reencuentro de cualidades
- Reencuentro de dificultades

b. Grupos de autoayuda:
- Grupo de confrontación directa
- Grupo de empeños o compromisos

c. Grupo de Expresión de sentimientos

d. Grupo de Autoestima

Una de las principales diferencias del C.A.A. con los modelos tradicionales de
Comunidad Terapéutica consiste en el poco distanciamiento de la sociedad que se lleva
a cabo en el C.A.A.[85] y en una duración de intervención tres veces menor; el éxito de
su efectividad y poca duración radica en que el número de consultantes por terapeuta
atendidos en la fundación, es mucho menor que en la Comunidad Terapéutica,
permitiendo así, atender un número similar de consultantes en el tiempo tradicional y
obteniendo un mayor nivel de efectividad.

ALCOHOLICOS ANONIMOS Y EL C.A.A.

El C.A.A. ha tenido una agradable influencia de los doce pasos de A.A[86].; sin
embargo, nuestra preocupación principal consistía en ¿Cómo trabajar los pasos a nivel
terapéutico en un contexto diferente al de los grupos de A.A.?, de esta forma se buscó la
inclusión de los objetivos que perseguían los pasos dentro de los grupos terapéuticos
existentes y se crearon otros para su trabajo específico, logrando un crecimiento dentro
de los pasos con base en uno de sus principales lemas: Póngale acción.

Básicamente el programa de A.A. ha sido tomado bajo la forma de N.A.[87] y con ello
se han creado dos grupos específicos:

1. Grupo de doce pasos


2. Grupo del Solo por hoy

De igual forma, los objetivos de los doce pasos son trabajados en conexión y a través
de los siguientes grupos:

Paso dos y tres:

Objetivo: 1. Llegar a creer que un poder superior puede devolvernos el sano juicio.
2. Disponer la voluntad de la recuperación a la ayuda de un poder superior.

La consecución de estos objetivos se da a través del grupo existencial, del grupo Solo
por hoy y el grupo del suprasentido. Así mismo, las personas con tendencias religiosas
especificas, obtienen un espacio para acudir a sus ritos y ceremonias.

Paso cuarto:

Objetivo: 1. Desarrollar un minucioso inventario moral de los defectos de carácter.

Su consecución se logra con la diaria convivencia a través de las orientaciones en el


terreno, la asistencia a los encuentros y reencuentros, los coloquios, el grupo de
empeños y el grupo de ayuda directa.

Paso quinto:

Objetivo: 1. Admitir ante Dios, ante nosotros mismos y ante otro ser humano, la
naturaleza
exacta de nuestros defectos.

Este paso se realiza por medio de la presentación de la autobiografía y el primer paso


en el grupo de doce pasos, la asistencia al reencuentro, al grupo confidencial y la
comunión con las autoorientaciones en el terreno.

Pasos sexto y séptimo:

Objetivos: 1. Disponer la voluntad para que Dios nos libere de nuestros defectos.
2. Pedir con humildad la liberación de los mismos.

El trabajo de estos pasos se ha limitado a la concesión de espacios oratorios


opcionales para aquellos consultantes que deseen aprovecharlos.

Pasos octavo y noveno:

Objetivos: 1. Reconocer el daño realizado a otros y asumir una disposición para


repararlo.
2. Reparar el daño causado en la medida de lo posible.
Estos dos pasos se trabajan en el grupo profundo de expresión de sentimientos, en el
grupo confidencial, en terapia individual y a través de encuentros específicos
situacionales con familia, pareja o amigos.

Paso décimo:

Objetivo: 1. Realizar un inventario diario personal y admitir las faltas


inmediatamente.

El objetivo del décimo paso es alcanzado con el trabajo de autoorientaciones, el


registro de responsabilidades no cumplidas, el diario terapéutico y los coloquios.

Paso once:

Objetivos: 1. Mejorar el contacto consciente con Dios a través de la meditación y la


oración.

Además de los espacios religiosos mencionados con anterioridad, se busca este


contacto por medio de la meditación, la biodanza y el grupo del suprasentido.

Paso doce:

Objetivos: 1. Pasar el mensaje de recuperación al consultante en proceso.

Este paso se desarrolla sobre lo cotidiano, en la ayuda continua a los compañeros en


crisis, en un clima de amor exigente con las orientaciones, el grupo de ayuda directa, el
grupo de empeños, el grupo de autoayuda del Plan soporte y el proceso como hermano
guía.

El primer paso de Narcóticos Anónimos es el único que se desarrolla de manera


escrita, construyendo el propio proceso de adicción (Con una guía de orientación) y el
desarrollo de preguntas orientadoras encaminadas hacia la concienciación del
problema de adicción y la ingobernabilidad.

Tal vez una de las grandes diferencias del C.A.A. con los A.A. es su tradicional
presentación: "Mi nombre es... y soy un alcohólico"; desde nuestro punto de vista la
palabra es ley y por ello no se deben ejercer autodeterminaciones como “Soy adicto o
alcohólico”, pues el ser humano no es solamente un adicto o un alcohólico, es mucho y
muchas cosas mas. De allí que nuestros consultantes participantes dentro de los grupos
relacionados con el programa de A.A., se presentan como: "Mi nombre es... y soy una
persona con un problema de adicción", posteriormente y finalizando el proceso
primario de recuperación, se buscan eliminar las presentaciones y continuar con el
trabajo acostumbrado.[88]

Vale la pena resaltar que dentro del trabajo derivado de A.A., se logrado trabajar el
programa de una forma didáctica y activa -dejando en claro- que no es la única manera
de hacerlo, pero es una de las posibilidades y opciones.

Resta decir que dentro de nuestra profunda admiración por los Alcohólicos Anónimos,
no somos un programa de A.A., solo hemos aprendido de ellos para complementar
nuestro modelo de tratamiento.

LA FUNDACION COLECTIVO AQUÍ Y AHORA

El C.A.A. es una comunidad de hombres y mujeres que bajo una filosofía de vida han
aprendido a vivir sin drogas, desarrollando un alto nivel de autoconocimiento y
construyendo una misión especifica: "Dejar este mundo mejor de como lo
encontramos".

Con base en el modelo de Comunidad Terapéutica y el programa de Alcohólicos


Anónimos, el sistema terapéutico de la fundación ha solicitado su continua evolución,
adaptando y desarrollando más de veinticinco grupos terapéuticos con diferentes
objetivos y metodológias, entre ellos están:

1. Encuentro de la mañana
2. Reencuentro de herramientas
3. Reencuentro de cualidades
4. Reencuentro de dificultades
5. Autoestima
6. Empeños
7. Ayuda directa
8. Solo por hoy
9. Expresión de sentimientos
10. Grupo de apoyo de Narcóticos Anónimos
11. Grupo de apoyo por niveles
12. Confidencial
13. Expresión de sentimientos a través del arte
14. Grupo de 12 pasos
15. Deporte
16. Meditación
17. Profundo de expresión de sentimientos
18. Temático de adicción
19. Prevención de recaídas
20. Dialogo tolerante
21. Resolución de conflictos
22. Autoconcepto
23. Existencial
24. Biodanza
25. Grupo del sentido
26. Grupo de cuenteria
27. Grupo del suprasentido
28. Evaluación de fin de semana
29. Grupo de derreflexión.

De igual forma y en la cotidianidad del programa de recuperación se utilizan variados


elementos terapéuticos, los mas importantes son:

1. Registro de ansiedades
2. Diario terapéutico
2. Experiencias educativas
3. Responsabilidades
4. Estructura de roles
5. Orientación en el terreno
6. Grupo confronto
7. Amonestación verbal
8. Espacio de reflexión
9. Contrato terapéutico
10. Registro de orientaciones
11. Registro de responsabilidades no cumplidas
12. Buzón de coloquios
13. Buzón de sentimientos
14. Buzón de reestructuración cognitiva
15. Estímulos aversivos
16. Autoevaluación
17. Parámetros de recaída
18. Informe LIT[89]
19. Noticiero
20. Segunda parte
21. Frase del día
22. Proyectos de vida
23. Autoevaluación
24. Tabla de valores
25. Huellas de sentido y suprasentido

Además de las herramientas de uso grupal mencionadas con anterioridad, el trabajo de


mayor importancia se da en el campo de lo personal e individual; es decir, después de
identificar las diferentes problemáticas de los consultantes, se construyen experiencias
de aprendizaje para la elaboración e identificación de las mismas, utilizando en esta
construcción técnicas logoterapéuticas, conductuales, de terapia Racional Emotiva,
cognitivas, Sistémicas y de otras corrientes que colaboran dentro del proceso de
estructuración individual.

En síntesis el Colectivo Aquí y Ahora es un espacio de realidad dentro de la misma


realidad, en él se crean situaciones a nivel terapéutico con el objetivo de llenar
carencias, habilitar potencialidades y aprender a vivir bajo cualquier circunstancia sin
necesidad de drogas.

LAS FAMILIAS EN EL C.A.A.[90]

Propendiendo por una intervención familiar óptima en el campo de las adicciones, la


fundación aborda las familias multiproblemáticas con asistencia a grupos
multifamiliares y a terapia familiar individual.

Trabajo con grupos multifamiliares

Los grupos multifamiliares están compuestos por familias y allegados del consultante en
recuperación (aunque preferiría decir: la familia en recuperación). Algunas de las
estrategias expuestas a continuación, son parte del trabajo con grupos multifamiliares en
la recuperación de adicciones.

Estrategias más utilizadas:

1. Dramatizado Proyectivo
2. Dramatizado Proyectivo Mixto
3. Entrenamiento en Habilidades Familiares (E.H.F.)
4. Entrenamiento en Resolución de Conflictos (E.R.C)
5. Seminarios
6. Grupo de Apoyo Familiar
7. Grupo Profundo de Codependencia
8. Grupo de Evaluación
9. Grupo del Primer Paso
10. Grupo mixto

Trabajo en terapia familiar individual

La Terapia Familiar Sistémica es pieza fundamental en la recuperación de la familia


adicta. A pesar de su gran importancia, resumiremos algunas de las técnicas más
utilizadas en el trabajo familiar realizado por el C.A.A:

Estrategias más utilizadas

1. INTERVENCION ESPECIFICA SITUACIONAL: Durante este espacio se facilita la


expresión y/o comunicación de temas específicos por parte del adicto en
recuperación o su familia. En ella se exponen los parámetros de recaída
individuales, el proyecto de vida, la autoevaluación del programa y en algunos
casos aspectos necesarios para el proceso de recuperación (formas de manipular,
vida del pasado, culpas, etc. ).

2. INTERVENCION TERAPEUTICA: En el proceso de intervención terapéutica se


intenta reestructurar el sistema familiar disfuncional a través de técnicas
estructurales, estratégicas y/o procesos constructivistas. Las técnicas más utilizadas
son las prescripciones paradójicas, el intercambio de roles, los rituales familiares,
las asambleas y en algunos casos tareas especificas para desarrollar en familia.

3. ASAMBLEAS FAMILIARES: Son espacios para la comunicación familiar, donde


se desarrollan temas de asignación específica para cada familia.

4. SEMINARIOS FAMILIARES: Los seminarios son exposiciones familiares frente a


un tema trabajado y asignado en su beneficio. Estos seminarios son de carácter
individual, aunque su exposición se realiza en los grupos multifamiliares.

5. HISTORIA FAMILIAR: Es un trabajo donde la familia redacta y expone su ciclo


evolutivo familiar, analizando sus pautas de interacción.
6. PRIMER PASO FAMILIAR: El primer paso es un trabajo que lleva a la familia a la
aceptación total de la problemática familiar y en especial a la ruptura de los
mecanismos de negación de la adicción.[91]
HIMNO DEL C.A.A

"Pongo todo de mi parte, no puedo, no quiero, seguir muriendo así...


Hoy siento que es importante, si dentro me crecen las ganas por vivir...
Con tantas cosas importantes, que a diario, yo tengo y me ayudan a existir...
Agua, sol, tierra y el aire, y ese alguien, que anhela lo bueno para mí...

Y un corazón que me late por dentro y que lucha aferrado a mí...


Y mi sangre corriendo sin freno, su esperanza fijada en mi...
Y esta emoción de cuidar por completo de mi vida, despertar feliz...
Encontrando motivos para vivir, que bien por mí...

Pongo todo de mi parte, yo puedo, yo quiero seguir luchando así...


Sin tener porque aferrarme al paciente veneno que solo me deja morir...
Y estoy seguro, no me engaño, ya es tiempo, yo debo desde ahora conseguir...
Que mi voluntad constante, con fe me acompañe en mis ganas por vivir...

Y un corazón que me late por dentro y que lucha aferrado a mí...


Y mi sangre corriendo sin freno, su esperanza fijada en mi...
Y esta emoción de cuidar por completo de mi vida, despertar feliz...
Encontrando motivos para vivir, que bien por mí...

Pongo todo de mi parte, yo puedo, yo quiero, desde ahora vivir...

Letra y música: Jorge Florez


AL LECTOR

El Colectivo Aquí y Ahora, es una institución privada autónoma, sin ánimo de lucro,
especializada en el tratamiento de adicciones, la prevención y promoción de la salud, la
consultoría y asesoría psicológica, así como la difusión y aplicación d la logoterapia.

Si esta interesado en nuestros servicios, comuníquese a los siguientes teléfonos:


(091)2138848 o (Fax) (091) 6200090 de Bogotá, Colombia.

Web page: www.caa-fucol.com

Nuestra Dirección Postal es Cll. 125 bis N. 38-07 de Bogotá, Colombia.

E-Mail: efrenmar@col1.telecom.com.co

EDICIONES COLECTIVO AQUÍ Y AHORA

Publicaciones de circulación interna:

- “Cerebros en Compulsión” 1996


- “Y ...Quien dijo miedo?” 1997
- “Adicción y Procesos de riesgo” 1998
- “Estrategias para la prevención de recaídas en adicciones” 1998
- “Logoterapia: Una alternativa ante la frustración existencial y las
drogodependencias” 1999
- “CD: ¿Qué misterio el dolor?” 1999
- “Manual de ejercicios para la prevención de recaídas en adicciones” 2000
- “Evitando la adicción: Guía para padres y educadores” 2000
- “Factores de riesgo asociados al uso de drogas en la población Nortesantandereana”
2001
- “Acción y Elección: Logoterapia, Logoterapia de grupo e Intervención en
drogodependencias”
2002
- “Revista Aquí y Ahora”. Edición anual. Ediciones: 2001, 2002.

BIBLIOGRAFIA

- Acevedo, G. El modo humano de enfermar, ed. FAL.


- _________, La búsqueda de sentido y su efecto terapéutico, ed.FAL.
- Alcohólicos Anónimos, Llegamos a creer, ed. A.A.
- Bazzi, T., Fizzotti, Eugenio. Guía de la logoterapia, ed. Herder.
- Beck y Cols. Terapia Cognitiva de las drogodependencias. Ed. Paidos
- Bretones, F. La logoterapia es Obvia, ed. San Pablo.
- CAVEF. El sentido de la vida. B.Aires. Ed. CAVEF. Mod. 7
- Ellis y Cols. Terapia Racional Emotiva con alcohólicos y toxicómanos. Ed.
DDB
- Fabry, Joseph. La Búsqueda de Significado, ed. FCE.
- Fizzotti, Eugenio. Para ser libres, ed. Herder.
- Frankl, V. La Voluntad de sentido, ed. Herder.
- ________, Ante el vacío existencial, ed. Herder.
- ________, El hombre doliente, ed. Herder.
- ________, El hombre en busca de sentido, ed. Herder
- ________, La psicoterapia al alcance de todos, ed. Herder.
- ________, Logoterapia y análisis existencial, ed. Herder.
- ________, Teoría y terapia de las neurosis, ed. Herder.
- Guttmann, David. Logoterapia para profesionales, ed. DDB.
- ______________. El sentido del momento y la culpa existencial. En: Journal
del Instituto
Víctor Frankl. Vol. 2. N. 3. Ed. San pablo. B. Aires. 1997
- Jaspers, Karl. La filosofía desde el punto de vista de la existencia. Ed. FCE.
Mexico 1992
- Journal del Instituto Víctor Frankl, Vol. 1, N.1.
- Jung, Carl. Arquetipos e inconsciente colectivo, ed. Paidos.
- Kalmar, Stephen. Sobre la culpa y los sentimientos de culpa. . En: Journal del
Instituto
Víctor Frankl. Vol. 2. N. 4. Ed. San pablo. B. Aires. 1998
- Krueger, R. El grupo de discusión: Guía practica para la investigación aplicada.
Ed.
Pirámide. 1991. Madrid.
- Lukas, Elizabeth. Una vida fascinante, ed. San Pablo.
- __________, Psicoterapia en dignidad, ed. San Pablo.
- Lukas, Elisabeth. Superando la tríada trágica: Sufrimiento, culpa y muerte.
CAVEF. B.
Aires 1985.
- Luna, Arturo. Logoterapia: Un enfoque humanista- existencial, ed. San Pablo.
- Lyotard, J-Francois. La postmodernidad explicada a los niños, ed.Gedisa.
- Martínez, Efren. Manual de ejercicios para la prevención de recaídas. ed.
C.A.A.
- ____________, Acción y elección: Logoterapia, logoterapia de grupo e
intervención en
drogodependencias. Ed. CAA. 2002.
- ___________, Evitando la adicción: Guía para padres y educadores. Ed. CAA.
2000.
Bogota, Colombia
- ___________, Estructura terapéutica del modelo colectivo para la recuperación
de
adicciones, (Sin editar).
- ____________, Orientación científica y filosófica de la logoterapia, B. Aires.
Trabajo
presentado a la cátedra abierta Víctor Emil Frankl. P.11.
- Narcóticos Anónimos, Solo por hoy, ed. N.A.
- _________, Libro azul, ed. N.A.
- Noblejas, M. Angeles. Tríada trágica de la vida: Sufrimiento, culpa y muerte.
En: Nous.
N.2. AESLO. Madrid 1998.
- ____________, Una Experiencia de evaluación del logro interior de sentido
dentro del
programa Terapéutico- Educativo Proyecto Hombre Madrid.
(Inédito).
1995, Pg.38
- Pareja, Guillermo. Comunicación y resistencia. Ediciones Coyoacan. 1998.
- Quiymann, H. Psicología humanística, ed. Herder.
- Salamun, Kurt. Karl Jaspers. Ed. Herder. Barcelona 1987
- Scheler, Max. La idea del hombre y su historia, ed. Pleyade.
- SMAEL, Revista mexicana de Logoterapia, vol, 1.
- Torrijo, Silvana. El determinismo del “hubiera” ante el esperanzado “quizas”.
En: Revista
Logo Teoria, Terapia y Actitud. N. 21 Fundación Argentina
de
Logoterapia. B. Aires. 1995
- Yalom, Irvin. Psicoterapia Existencial, ed. Herder.

[1] La primera y la segunda son la de Freud y Adler.


[2] V.Frankl, Teoría y Terapia de las Neurosis. Ed. Herder
[3] V.Frankl, Teoría y Terapia de las Neurosis. Ed. Herder
[4] V. Frankl, Ante el Vacío Existencial. Ed. Herder
[5] V. Frankl, Ante el Vacío Existencial. Ed. Herder
[6] V. Frankl, Ante el Vacío Existencial. Ed. Herder
[7] En ningún caso pretendo negar la existencia de estructuras vulnerables a la adicción, solo intento adecuarme al
momento histórico en donde la juventud se autodetermina.
[8] A. Luna, Logoterapia: Un enfoque Humanista-Existencial. Ed. San Pablo.
[9] La literatura logoterapéutica es bastante amplia en lo referente a estas técnicas, como también es importante
revisar nuestro último trabajo: “Acción y elección”
[10] Bailly. Dictionaire Grec-francaise. (26 ed.) Librairie Hachette. Citado por: Noblejas, M.A. Logoterapia:
Fundamentos, principios y aplicación. Una experiencia de evaluación del logro interior de sentido. Tesis doctoral.
Universidad Complutense de Madrid. Facultad de educación. Departamento de psicología evolutiva. (inédito), 1995, P.
17

[11] La intención de rehumanizar no se expone con el ánimo de calificar de inhumano a las corrientes tradicionales,
puesto que no se afirma que sean deshumanizantes. Sin embargo, implica un volver a mirar, un reevaluar la visión del
ser humano con que se trabaja.

[12] Martinez, E. Acción y Elección: Logoterapia, Logoterapia de grupo e Intervención en drogodependencias. Ed.
CAA, Bogota. 2002.

[13] Por reduccionismos se entiende la tendencia disciplinar a supravalorar su dimensión específica y/o reducir el ser
humano a la misma.

[14] La logoterapia habla de dimensión espiritual como sinónimo de la dimensión noética, apartándose de cualquier
concepción religiosa y refiriéndose a una dimensión integradora de lo psicofísico y hacedora de aquello que es
específicamente humano.

[15] Frankl, Víctor. Logoterapia y análisis existencial. Barcelona. Ed. Herder. 1994. P.62

[16] Arranca de lo espiritual al referirse a técnicas que movilizan capacidades específicamente humanas alojadas en
la dimensión noética y se orienta a lo espiritual al dirigirse hacia el logos.

[17] Martínez , E. Orientación científica y filosófica de la logoterapia, B. Aires. Trabajo presentado a la cátedra
abierta Víctor Emil Frankl. P.11.

[18] Frankl, V. Logoterapia y análisis existencial. Barcelona. Ed. Herder. 1994 p. 68

[19] Pareja, H. G. Comunicación y Resistencia México. Ed. Coyoacan. 1998. P.135

[20] Ibid., p.136

[21] Aquella que es especifica al hombre, su dimensión noética.

[22] Martinez, E. Accion y Elección: Logoterapia, Logoterapia de grupo e Intervención en drogodependencias. Ed.
CAA, Bogota. 2002
[23] Frankl, V. Logoterapia y análisis existencial, Op. Cit., p. 115
[24] Frankl, V. Barcelona. La voluntad de sentido. Ed. Herder. 1994. P.22

[25] Frankl, V. Logoterapia y análisis existencial. Op. Cit. p. 124-125

[26] Frankl, V. Logoterapia y análisis existencial. Op. cit. 1994 p. 150

[27] CAVEF. El sentido de la vida. B.Aires. Ed. CAVEF. Mod. 7

[28] Frankl, V. Logoterapia y análisis existencial. Op. cit. p. 266

[29] Frankl, V. Logoterapia y análisis existencial. Op. cit. p. 287

[30] Frankl, Victor. Logoterapia y Análisis existencial. Ed. Herder. P.89

[31] La voluntad de sentido estaría latente, atrapada y sin expresión en el caso de los niños y adolescentes adictos,
puesto que el organismo psicofísico aun se encuentra en desarrollo y las manifestaciones espirituales no pueden
desplegarse en su totalidad –menos con la restricción de la adicción noógena-. La voluntad de sentido estaría frustrada
cuando luego de su expresión en la adultez, esta es relevada por las voluntades de placer y de poder.

[32] Martínez, Efren. Acción y Elección: Logoterapia, Logoterapia de grupo e Intervención en drogodependencias.
Ed. CAA. Bogota. 2002

[33] Tendencia a supravalorar situaciones con atribuciones de dificultad. Manipulación que genera culpa y ganancia
para el adicto.

[34] Martínez, Efren. Acción y Elección: Logoterapia, Logoterapia de grupo e Intervención en drogodependencias.
Ed. CAA. Bogotá. 2002

[35] Entendiendo el proceso de adicción como una serie de pasos, vivencias, influencias, condicionamientos que se
dan en la construcción de una historia de adicción y que encontramos definidas a través de las etapas social,
experimental, de uso, de abuso y terminal, expuestas en el libro: Martínez, E. Evitando la adicción: Guía para padres y
educadores. Ed. CAA. Bogotá, 2000.

[36] V. Frankl, El Hombre en Busca de Sentido, ed. Herder.

[37] Noós: espíritu, Dimensión específicamente humana.

[38] Nihilismo: No nos referimos al nihilismo como la reducción a la nada, sino como un "Nada mas que..."
[39] Referentes a Víctor Frankl
[40] A. De Mello, Despierta, ed. Norma.
[41] V. Frankl, El Hombre Doliente, ed. Herder, (pag 135)
[42] Los testimonios han sido transcritos de manera textual.
[43] V. Frankl, Logoterapia y Análisis Existencial, ed. Herder, (Pg.117)
[44] Los testimonios han sido transcritos de manera textual.
[45] A. Adler
[46] Hombre reducido a maquina o a recurso de producción.
[47] V. Frankl, La Voluntad de Sentido, ed. Herder
[48] Los testimonios se han trascrito de manera textual.
[49] Los textos han sido trascritos de manera textual.
[50] E. Martínez, La red Existencial.
[51] D. Guttmann, Logoterapia para Profesionales, ed. DDB.
[52] El metasentido se refiere al sentido del sentido.
[53] V. Frankl, Ante el Vacío Existencial, ed. Herder (pg.31)
[54] D. Guttmann, Logoterapia para Profesionales, ed. DDB
[55] Sentidos en apariencia, pero carentes de fundamento y solidez.
[56] D. Guttmann , Logoterapia para profesionales, ed. DDB.
[57] la sincronicidad se refiere a una secuencia de eventos que misteriosamente coordinan entre si. Carl Jung,
Arquetipos e Inconsciente Colectivo, ed. Paidos.
[58] Alcohólicos Anónimos, Llegamos a creer.
[59] Es decir la no-dicción, la no palabra, la falsedad; la transformación de la a-dicción en la dicción de lo humano,
es el cambio de lo no cierto, en la palabra del testimonio mas alto de lo humano.G. Acevedo, La Búsqueda de
Significado y su Efecto Terapéutico. Ed. FAL, A-dicción.
[60] A.A., Llegamos a creer, Alcohólicos Anónimos
[61] N.A., Solo Por Hoy, Narcóticos Anónimos
[62] D. Guttmann, Logoterapia para profesionales, ed. DDB.
[63] Reflexión excesiva y constante en torno a uno mismo o a su propio malestar.
[64] Ver Capitulo 3.
[65] Krueger, R. El grupo de discusión: Guía practica para la investigación aplicada. Ed. Pirámide. 1991. Madrid. P.
123-140

[137] Noblejas, M.A. Una Experiencia de evaluación del logro interior de sentido dentro del programa Terapéutico-
Educativo Proyecto Hombre Madrid. (Inédito). 1995, Pg.38

[66] Vale la pena mencionar –como se dijo con anterioridad- que el vacío existencial no es la causa de la adicción,
sino el lugar de expresión de la adicción noógena y que así como tras la adicción se llega a la consecuencia de la
vivencia de vacuidad interior, de igual forma tras el sentimiento de vacío existencial se puede expresar una adicción.

[67] Es importante considerar que aunque los participantes en la investigación le asignaron al grupo del sentido la
responsabilidad del desbloqueamiento noético, es probable que la percepción este sesgada, puesto que si bien no
podemos negar que el grupo del sentido juega un papel clave en el proceso de esclarecimiento, este desbloqueamiento
seria casi imposible sin el trabajo que se desarrolla a nivel psicofísico.
[68] Se exponen con mayor profundidad en el libro dl autor: “Acción y elección”
[69] Expuesta con mayor amplitud en “Acción y elección”
[70] Explicado con mayor amplitud en “Acción y elección”

[71] Ellis y Cols. Terapia Racional Emotiva con alcohólicos y toxicómanos. Ed. DDB
[72] Beck y Cols. Terapia Cognitiva de las drogodependencias. Ed. Paidos
[73] Nos referimos al peligro de permitir un posible estancamiento en el consumo de drogas con la excusa de la
hiperreflexión.
[74] Invitamos a nuestros lectores a leer un próximo material a aparecer en donde se describe en extensión el trabajo
en prevención de recaídas de la fundación.

[75] Tomado de: "Manual de ejercicios para la prevención de recaídas en adicciones", Efren Martínez, ed. C.A.A.
2000.
[76] Resumidos de : "Recaídas: Estrategias de Afrontamiento", Efren Martinez, Ed. C.A.A.
[77] El termino “esporádicamente” hace referencia a que la inclusión de la logoterapia en los programas de
tratamiento aumenta notoriamente la calidad de los procesos. En nuestra experiencia, si se toma calidad como
abstención y sobriedad (aunque en adicciones este no es un criterio exclusivo), tras la inclusión de la logoterapia se ha
logrado mantener un nivel entre el 69% y el 74.9% de éxito tras seguimiento de un año fuera de la organización.
[78] Culpa, Sufrimiento y muerte.
[79] Lukas, Elizabeth, Una Vida Fascinante, ed. San Pablo.
[80] El capitulo “Hacia la autonomía a pesar de la dependencia”, así como los módulos del grupo del sentido
(Capitulo tres), son textos escritos y dirigidos especialmente a la lectura por parte de personas con problemas de
adicción, no queriendo decir con ello que otras personas no puedan acceder al texto.
[81] Lamentablemente parece existir un bloqueamiento en lo noógeno que impide la manifestación de esta
característica del ser-libre.
[82] Max Scheler, la Idea del Hombre y su Historia, ed. Pleyade.
[83] Cuando el fin último de la existencia humana es el poder o el placer, el hombre vive constantemente frustrado; el
placer o el poder son el resultado de alcanzar un fin, no son el fin en sí mismo.
[84] Para profundizar en el modelo de tratamiento de la Fundación, invitamos a nuestros lectores al libro de próxima
aparición en donde se expone paso a paso la estructura de la organización.
[85] El programa del C.A.A. se realiza en la ciudad y gran parte del mismo es ambulatorio, permitiendo la interacción
con el medio ambiente y evitando la desadaptación con la realidad.
[86] Alcohólicos Anónimos
[87] Narcóticos Anónimos
[88]Debido a las diferentes contradicciones y definiciones de la adicción, no nos referimos con el cambio de la
presentación que hacen los A.A. ha un estado de "Curación", ni pretendemos entrar en esta discusión sin fin.
[89] Línea de Intervención Terapéutica
[90] Tomado de "Recaídas: Estrategias de Prevención", Efren Martinez , ed. C.A.A.
[91] Primer paso familiar - Fundación Colectivo Aquí y Ahora.