Está en la página 1de 7

República Bolivariana de Venezuela

Estado Bolivariano de Miranda


Dirección General de Educación
Región Educativa Plaza-Zamora
U.E.E.R. “JORGE ANTONIO RODRÍGUEZ”
U.E.E.R.
Carretera Nacional Guatire- Caucagua. Sector Altos del Mirador Jorge Antonio Rodríguez

Formulación del Diagnóstico


Análisis del Entorno Externo

Características geográficas, económicas, sociales, culturales,


religiosas y de producción.

La U.E.E.R. Jorge Antonio Rodríguez, se encuentra ubicada en


la Carretera Nacional Guatire Caucagua, Sector El Mirador al Norte de
la Parroquia Bolívar del Municipio Zamora del Estado Bolivariano de
Miranda. Nuestra sede se encuentra dentro del parcelamientos “Altos
del Mirador”, con un relieve predominante de montaña donde la
actividad principal actividad económica es la agricultura.

Toda la parroquia Bolívar es una zona agrícola dedicada


principalmente al cultivo de cítricos, entre los cuales se destaca el
cultivo de mandarina en sus diferentes tipos, limones y naranjas. Otro
rubro de importancia son las verduras y los granos, tales como: yuca,
ñame, ocumo, auyama, mapuey, caraotas, frijoles, quinchoncho, entre
otros.

Un aspecto importante a destacar en relación a los rasgos


socioculturales de la comunidad estudiantil, es que en la institución
se atienden niños, niñas y adolescentes que habitan en la comunidad
de Altos del Mirador, Las Luisas, Quebrada Seca, Kempis, y
estudiantes que viven en diferentes sectores del Barrio El Rodeo pese
a que la distancia que separa a ambos contexto no es significativa se
pueden apreciar diferencias en los rasgos socioculturales de ambos
grupos.

En la población que habita en la comunidad propiamente, se


encuentran costumbres culturales relacionadas con el sector rural,
tales como participar en las actividades de siembra, mantenimiento y
cosecha de los productos, cría de animales, eventuales traslados en
bestias y caminando, cargar agua y leña, sus viviendas son humildes
algunas presentan hacinamiento, entre otros.

Mientras que el grupo que habita en el sector urbano, cuenta con


servicios públicos entre los cuales se pueden mencionar: transporte
público, agua potable, luz, aseo, diferentes centros de salud, escuelas,
otros.

Grupos y organizaciones.

Políticamente, la comunidad de El Mirador se encuentra dentro


del ámbito territorial de la Comuna Simón Bolívar, cuya sede se
encuentra en la comunidad de Cupo a unos 30Km de distancia. Esta
comuna está conformada por 43 Consejos Comunales que hacen vida
activa en los diferentes sectores que se ubican a las márgenes de la
Carretera Nacional Guatire-Caucagua entre la Entrada a la población
de Araira y la Comunidad de Cupo.

Los Consejos Comunales, “Lanceros Bolivarianos de Río Abajo”,


“Simón Bolívar”, “Patriotas con Chávez” entre otros son las
organizaciones políticas con las cuales hace vida nuestra institución.

De igual forma, existen diferentes iglesias entre las cuales


destaca la iglesia Nuestra Señora del Carmen, ubicada en Araira la
cual pertenece a la religión Católica. Existen de igual forma, iglesias
para la congregación de evangélicos, testigos de Jehová, adventistas
del séptimo día, entre otros.
En los sectores El Mirador y Las Luisas no hay predominio de
grupos culturales, sin embrago hay que mencionar a la agrupación del
señor Guido Vásquez denominada “Un Pueblo Canta”, la cual es la
más conocida por estar conformada desde hace más de 30 años.

Oficios y profesiones

La mayoría de nuestros estudiantes proviene de hogares


humildes, de familiar de bajos a medianos recursos, que se dedican a
diferentes actividades, entre las cuales se pueden mencionar: Oficios
del hogar, trabajos agrícolas exclusivamente, trabajo agrícola
ocasionalmente, mecánica automotriz, economía informal, peluquería,
costura, repostería, preparación y venta de alimentos, empleados de
instituciones públicas y privadas, entre otras.

Oportunidades de estudio

Nuestra institución ofrece los niveles de Educación Inicial (sólo el


III grupo) y Educación Primaria (1ero a 6to grado). Contamos con 7
secciones para el turno de la mañana y 7 secciones para el turno de la
tarde.

Existen otras instituciones educativas tales como: Liceo Nacional


Bolivariano “Fernando Paz Castillo”, U.E.N “Araira”, U.E.N. “Teresa de
la Parra” (Ceniza), U.E.E.R. “Quebrada Seca”, U.E.E.R. “Josefina
Gutiérrez de Ruiz”, U.E.E. “Antonio Guzmán Blanco” (Cupo).

Problemas sociales existentes

En relación a los problemas sociales existentes en la comunidad,


hay que destacar que no son diferentes a los que padece la totalidad
de la población venezolana en este momento, los cuales son de
variada índole y afectan igualmente a todos y cada una de las clases
sociales que conforma nuestra comunidad.

Entre los estos problemas sociales tenemos: El desempleo, el


subempleo, la inseguridad, la delincuencia, las drogas, la prostitución y
el embarazo temprano.

Es importante destacar, que si bien es cierto que todos los


problemas señalados existen desde hace mucho tiempo, es en este
momento cuando más se ha agudizado como consecuencia de la falta
de educación, políticas populistas y la corrupción.

En este sentido, se identifican actualmente situaciones muy


específicas en nuestra institución que afectan directa y definitivamente
a nuestra población estudiantil, entre las cuales se deben señalar:
Altos costos de los alimentos, escasez, malnutrición, desintegración
familiar, migración, desplazamientos, mudanzas, escasez de
medicinas, deterioro en los servicios de salud, altos costos de
transporte, inexistencia, mal servicio, robos, hurtos, secuestros,
extorsión, asesinatos, presencia de bandas delictivas, maltrato infantil,
deserción, entre otros.

Problemas de infraestructura

Según la información suministrada por los voceros del Consejo


Comunal “Lanceros Bolivarianos de Río Abajo”, los problemas de
infraestructura en la comunidad son los siguientes: Inexistencia de
acueducto (agua potable), deterioro de la vialidad, inexistencia de
instalaciones deportivas, culturales y de salud.
Servicios existentes y faltantes

Entre los servicios existentes se tienen: Servicio de energía


eléctrica, gas comunal, transporte público y vigilancia policial. No se
puede dejar de señalar que si bien existen estos servicios, no son lo
constante y eficiente que deberían ser.

Por otro lado, faltan los servicios de: Salud, agua potable,
vialidad, instalaciones deportivas y culturales.

Características socioeconómicas de las familias

La mayoría de nuestros estudiantes proviene de hogares


humildes, de familiar de bajos a medianos recursos, que se dedican a
diferentes actividades, entre las cuales se pueden mencionar: Trabajos
agrícolas exclusivamente, trabajo agrícola ocasionalmente, mecánica
automotriz, economía informal, peluquería, costura, repostería,
preparación y venta de alimentos, empleados de instituciones públicas
y privadas, entre otras.

Un aspecto importante a destacar en relación a los rasgos


socioculturales de la comunidad estudiantil, es que en la institución
se atienden niños, niñas y adolescentes que habitan en la comunidad
de Altos del Mirador, Las Luisas, Quebrada Seca, Kempis, y
estudiantes que viven en diferentes sectores del Barrio El Rodeo pese
a que la distancia que separa a ambos contexto no es significativa se
pueden apreciar diferencias en los rasgos socioculturales de ambos
grupos.

Evidencias

Entrevista a Voceras del Consejo Comunal “Lanceros


Bolivarianos de Río Abajo”
Con el objeto de corroborar información del entorno externo a la
institución se realizó una entrevista a las ciudadanas Middeli Ibarra y
Bárbara Arnal quienes son voceras del C.C. Lanceros Bolivarianos de
Río Abajo. La misma se realizó de manera informal y se indagó sobre
los siguientes aspectos:

a) Problemas sociales existentes en la comunidad.


b) Problemas de infraestructura.
c) Servicios públicos existentes y calidad de los mismos.

Croquis de Ubicación

Reflexión
El conocimiento del entorno de donde proceden nuestros estudiantes es de
mucha importancia, ya que esto explica sus costumbres, creencias, valores y
expectativas hacia la escuela, es decir, la escuela debe conocer esos aspectos
que caracterizan el lugar donde vive el estudiante, de tal forma que pueda diseñar
la educación que le sirva para la vida, para el progreso, para ser feliz y romper con
los paradigmas que han mantenido a sus familiares, quizás, en un mismo punto de
pobreza y carencias.
En este sentido se comprende, que la escuela es una institución social cuya
principal misión es la de establecer una interacción con la comunidad que la
contiene, ésta está llamada a actuar como factor socializador entre la realidad
cultural de los estudiantes, el entorno familiar y el ámbito social en el cual debe
insertarse el estudiante. La escuela, a través de sus docentes, debe involucrarse
con una visión crítica y flexible que facilite su actuación dentro de la comunidad
respetando su cultura, costumbres y creencias; pero aportando el conocimiento
formal de la realidad para que se genere el progreso y desarrollo de las
potencialidades.
De allí pues, el Proyecto Educativo Integral Comunitario (PEIC) se presenta
como un instrumento para la construcción colectiva de los espacios que facilitan la
integración Escuela-Comunidad, y el docente es un actor principal en esta
interacción, debe convertirse en un docente con mayor pertinencia social, que
tenga una participación más activa en función de la transformación de su realidad
y en la construcción de un entorno social más armónico; debe convertirse en un
dinamizador del trabajo conjunto.
De lo anterior se desprende, la necesidad de formar desde las instituciones
educativas una cultura de participación ciudadana que permita la atención de
diferentes problemáticas del entorno local y regional que solo es posible si se
conoce y considera el contexto local.
En la comprensión del tema, son valiosos los conocimientos y reflexiones
realizadas en el Módulo de Gerencia Comunitaria de Instituciones y Programas
Educativos y del Módulo Fundamentos Pedagógicos de los Acuerdos de
Convivencia.
En relación a la participación del personal docente, se está en ese proceso
de sensibilización hacia la conciencia de que no somos jueces de las costumbres,
creencias y visiones sino agentes para impulsar el cambio y el progreso de la
comunidad y sus habitantes.

También podría gustarte