Está en la página 1de 46

INSTITUTO DE ALTOS ESTUDIOS JUDICIALES

POSTGRADO DERECHO PROCESAL CIVIL CON ENFASIS EN LAS


TECNICAS DE ORALIDAD.

BREVES ANOTACIONES Y COMENTARIOS A LOS PRINCIPIOS PROCESALES


CIVILES Art.6 -20 CPCN

Trabajo de graduación presentado para optar al Título de Postgrado Derecho


Procesal Civil con énfasis en las técnicas de oralidad

LUIS ERNESTO GOMEZ MARTINEZ


JULIO CESAR BLANDON VILLAGRA
MAYLING VICTORIA ZELEDÓN MAIRENA.

JINOTEGA, NICARAGUA
MAYO 2016

1
ÍNDICE

2
INTRODUCCIÓN

La presente investigación titulada “BREVES ANOTACIONES Y


COMENTARIOS A LOS PRINCIPIOS PROCESALES CIVILES Art.6 -20 CPCN”,
trabajo de graduación presentado al Instituto de Altos Estudios Judiciales de
Nicaragua, para optar al Título de Postgrado Derecho Procesal Civil con énfasis
en las técnicas de oralidad, se centra en el análisis de los principios que
informan al proceso de civil y su tratamiento en la legislación procesal
nicaragüense con la aprobación de la Ley No. 902 Código Procesal Civil de la
República de Nicaragua, esta creación de un nuevo marco normativo, modifica de
manera profunda el tratamiento que se le daba a los asuntos civiles. Se pretende
aportar un estudio sobre los fundamentos teóricos-doctrinales de los principios del
proceso civil, su regulación y tratamiento en nuestra legislación, visualizando en
sentencias de la Corte Suprema de Justicia su tratamiento.
Se ha estructurado el trabajo en IV capítulos, el primero denominado Marco
Contextual donde se plantea el problema así como la justificación de la
investigación. El Segundo denominado Marco Teórico describimos los principios del
proceso civil según la doctrina y se precisa examinar la regulación y tratamiento en
la legislación procesal civil nicaragüense y la Ley 260. El tercero denominado
Metodología o propuesta a Interpretar donde describimos la estrategia de la
presente investigación tomando como instrumento de obtención de información
de sentencias de la Corte Suprema de Justicia constitucionales en relación con
los principios rectores del CPCN. El cuarto capítulo titulado Resultados y
Experiencias donde verificamos los objetivos planteados tanto general como
específicos a efectos de contrastar la plasmación de los principios procesales
doctrinales tanto en el CPCN como en diferentes sentencias de la Corte
Suprema de Justicia de Nicaragua como fuente histórica de visión del fenómeno
procesal.

3
CAPÍTULO I: MARCO CONTEXTUAL
El derecho procesal se rige por varios principios que están consagrados en la
Constitución Política de Nicaragua y haremos un análisis de principios en relación
con la Ley 902 Código Procesal Civil de Nicaragua.
Antes, cabe recordar que la Constitución Política es una norma jurídica y sus
preceptos gozan de eficacia jurídica, no solo están dotados de un mero carácter
abstracto, aunque este también les puede ser predicable, sino que su efectividad se
extiende también a la normativa: general-vinculante erga omnes y aplicabilidad
inmediata y en particular en el Código Procesal Civil.
Es claro que por la supremacía de la Constitución sobre todas las normas
ordinarias, aquella se erige como la máxima interpretativa de las demás normas del
ordenamiento jurídico, que no podrán ser entendidas ni correctamente aplicadas en
contra de aquella, sino de manera acorde a sus esenciales contenidos. La
determinación de sus esenciales contenidos dispone considerar la aplicación directa
de sus preceptos y principios a los supuestos de hecho subsumibles en ellos, ya sea
de forma inmediata o de modo supletorio, en la medida que contiene principios
generales del Derecho.
Al hablar de principios procesales como elemento auxiliar de la interpretación o
instrumento interpretativo; integrador de la analogía en supuestos de vacíos legales
se infiere que los mismos sirven de guía para el legislador y para el que interpreta y
aplica la norma por cuanto se concretan en las leyes en forma de garantías,
derechos y obligaciones.
Esta naturaleza instrumental no disminuye la importancia del derecho procesal.
Por el contrario, los operadores jurídicos deben tener presente que el proceso señala
el momento crucial de la tutela de los derechos, más aún, marca el momento más
alto y más crítico, en tanto la tutela jurisdiccional constituye, la última de las tutelas
previstas por el ordenamiento, la destinada a operar cuando la observancia
espontánea de los preceptos ha sido violada y han fallado todas las otras formas de
tutela.
Desempeñan un importante papel en el plano normativo en el ámbito del Derecho
Procesal, pues se nos presentan generalmente como binomios contradictorios, de tal

4
suerte que el autor de la norma debe saber previamente qué principios prevalecerán
y a partir de ese conocimiento es que desarrolla su labor normativa.
Las leyes procesales son la plasmación normativa de un catálogo de principios
previamente seleccionados Su valor no es sólo teórico; las repercusiones prácticas
de los principios pueden manifestarse en diversos campos 1:
1.- Como elemento auxiliar de la interpretación;
2.- Como elemento integrador de la analogía, para los supuestos de laguna legal;
3.- Como marco teórico para las discusiones de lego ferenda 2,
4.- Porque en algún caso los principios han sido constitucionalizados.
5.- Por su valor didáctico, con el que se da una visión resumida pero completa del
fenómeno procesal e indicado al momento de acometer el encargo legislativo.
Con la Ley No. 902 se impone un cambio en la mentalidad de los juristas de esta
nueva época, para comprender la nueva cultura de la paz y la armonía social que
deben primar en los procesos civiles y contribuir de esta manera al establecimiento
real, no sólo en la teoría de un Estado de Derecho.
Actualmente en Nicaragua, los procesos que se tramitan en la jurisdicción civil de
los Tribunales de Justicia, se caracterizan por la prevalencia del principio procesal de
la escritura excluyendo la oralidad, precisamente porque no teníamos en la normativa
incorporado el principio de oralidad ni las técnicas de litigación oral, amén de los
formalismos y formulismos que signan a un proceso en que se dirimen enconadas
controversias, luchas entre partes y que casi siempre impregnado de medios
incidentales para volver el proceso lento, engorroso y tendiente a la no inmediación,
lo cual evidentemente incide en la retardación de justicia.
No se trata ésta de una afirmación infundada. El Código responde a una
propuesta de transformación normativa de más de cien años de vigencia de una ley
procesal civil por la adopción de un modelo procesal mixto por audiencias que da un
salto a mejorar la seguridad jurídica mediante principios que inspiran el proceso

1 Collado Barbán Joaquín Ángel. Exposición Principios del Proceso. Documentos en Maestría Derecho de Familia, UDM
Managua 2015.

2 Refiriéndose a la ley tal como sería de desear que fuese. enciclopedia-juridica.biz14.com/d/de-lege-ferenda/de-lege-


ferenda.htm

5
como es el de legalidad con el cual repercutirá en la sociedad específicamente en la
anhelada tutela judicial efectiva.
Por estas razones, la fundamentación y justificación de la Ley No. 902, es lo que le
dio pautas al Poder Legislativo a efectos de promulgar la Ley de Procedimiento Civil
para incorporar en el sistema de justicia civil una reforma ajustada a las nuevas
tendencias doctrinales, y valorando la experiencia forense mediante un
procedimiento ágil, público y transparente reduciendo las estructuras procesales y
sus trámites;3 igualmente son incorporados principios fundamentales como: oralidad,
inmediación, publicidad, derecho de defensa, concentración, y el de legalidad.
Además hay que mencionar que la reforma constitucional del 2014 favorece la
integralidad de los principios y su incorporación en el nuevo Código Procesal Civil,
dando lugar a lo que se llama la constitucionalidad del Derecho Procesal Civil.
Por tal motivo, analizaremos la norma constitucional continente de principios
procesales aplicables en sede judicial, por mandato de la misma Constitución
Política, y la disposiciones de la Ley 260 Ley Orgánica del Poder Judicial, y también
contrastar la materialización y aplicación de estos principios en el Sentencias de la
Sala Constitucional.
En este contexto, el presente trabajo lo centramos en el análisis de los principios
procesales contenido en los artículos del 6 al 20 CPCN, y hemos considerado
integrar a este análisis el artículo 1 ya que refiere al principio de legalidad y el 21
CPCN por cuanto no se puede aplicar de manera aislada ya que su inobservancia
contiene una sanción de nulidad absoluta de lo actuado.
Para el desarrollo del presente trabajo nos hemos plateado como Problema
Científico:
En la práctica forense jurisdiccional civil, no existe costumbre de resolver cada
actuación con aplicación integral de los principios procesales a pesar que las
garantías constitucionales lo proclaman.
Hipótesis
El Código Procesal Civil nicaragüense recoge ampliamente los principios
constitucionales en materia procesal y doctrinales del proceso civil.

3 www://legislacionasamblea.gob.ni. Consultado: 03.03.16

6
Objetivos:
Objetivo general:
Analizar los principios que informan al proceso de Civil según la doctrina y el
tratamiento en la legislación procesal civil nicaragüense y su vínculo con la
fuente jurisprudencial de la Corte Suprema de Justicia, exclusivamente en
materia constitucional.
Objetivos específicos:
1. Explorar los fundamentos teóricos-doctrinales de los principios del proceso
civil.
2. Vincular las regulaciones y tratamiento de los principios del proceso civil
existentes en el Código Procesal Civil nicaragüense con respecto a la
doctrina.
3. Examinar sentencias en materia constitucional de la Corte Suprema de
Justicia analizando las mismas desde la óptica de los principios
doctrinales como fuente de interpretación.

RESULTADOS ESPERADOS
Con la presente investigación se espera explorar y evidenciar que El Código
Procesal Civil nicaragüense Ley 902 recoge ampliamente los principios doctrinales
del proceso civil susceptible de toda la plenitud, agilidad y racionalidad en la
administración e impartición de la justicia despojados de formalismos y excesivo
rigorismo. Y que las resoluciones de la Sala Constitucional emitidas por la Corte
Suprema de Justicia actuales han utilizado como herramienta de interpretación los
principios doctrinales atinentes al derecho procesal y nos brindan la interpretación
que sobre ellos tiene el Supremo Tribunal.
Siendo los principios procesales en materia civil susceptibles de racionalidad por
su contenido normativo, ello significa que no está limitado al texto de la ley, donde
puede en algunos casos estar agotado en ella, pero en otros debe recurrirse a la
doctrina, la jurisprudencia para ajustar la actuación jurisdiccional y la práctica forense
al caso concreto, a como lo vernos en el desarrollo de este trabajo.

7
Y finalmente se plantean conclusiones, que son el colofón de lo investigado,
respecto a que el Proceso Civil nicaragüense partiendo de la promulgación de la Ley
No.902 la cual viene a cambiar drásticamente la óptica del proceso civil traspolando
el mismo a la realidad social en pleno siglo XXI y con ello dando un escalón
considerable a los procesos de modernización que la sociedad nicaragüense se ha
visto inmersa como materialización efectiva de la proclamación constitucional de un
verdadero Estado Social Democrático de Derecho. Este cambio es producto de un
largo proceso histórico que pasa por incorporar en las Cartas Constitucionales los
derechos y garantías de los seres humanos, las que han tenido un mayor desarrollo
en el ámbito penal, y de forma paulatina se han incorporado las garantías y principio
en materia civil o procesal civil.
En la experiencia de Nicaragua viene siendo un tema novedoso en materia
procesal civil que conllevó un proceso de varios años desde la Corte Suprema de
Justicia con el ante proyecto de Código Procesal Civil, siendo un cambio exigido para
ajustar la normativa a la realidad social, aprobándose hasta el año 2015, y entrara en
vigencia en octubre de este año.
En consecuencia, pretendemos motivar a que los operadores del Derecho
conozcan, se apropien y en consecuencia apliquen de forma efectiva y cotidiana en
la práctica forense los principios procesales civiles. Y siendo que carecemos de
estudios sobre esta materia, por lo novedoso que significa, pretendemos motivar a
futuras investigaciones que permitan unificar criterios a nivel nacional. Al igual, se
constatará que la aplicación de los principios será de forma efectiva a partir de la
integralidad en la norma procesal civil (CPCN).

8
CAPÍTULO II: MARCO TEÓRICO
LOS PRINCIPIOS DEL PROCESO CIVIL DESDE LA DOCTRINA
El desarrollo de la tradición constitucional-procesal, específicamente en el área
civil, es un tema novedoso, ya que es a partir de la Segunda Guerra Mundial, que
por primera vez y de manera formal y material aparecen incorporadas en las
Constituciones las garantías constitucionales relativas al proceso civil 4
Cuando hablamos del desarrollo en torno a garantías tenemos que aludir el tema
de los derechos humanos, los cuales no dependen de su positivización, son
derechos inherentes a la naturaleza humana, que el hombre posee por la simple
condición de tal. Cuando se les da contenido normativo se les califica como derecho
fundamental, pero existen sin que ello ocurra. La salvaguarda de estos derechos se
relaciona claramente con la existencia de garantías para hacerlos efectivo 5.
La Constitucionalización de las garantías constitucionales de carácter procesal en
materia civil, hoy es una realidad incuestionable, por ello detallamos a continuación
las características del proceso civil moderno6:
1. Predominio de la oralidad en relación con la escritura.
2. Amplio desarrollo de la primera instancia.
3. Pocas y concentradas audiencias.
4. Presencia de mediación o conciliación como vía de solución de conflictos.
5. Papel decisivo del juez.
6. Aplicación del principio de concentración.

4 Rosales Arguello, Francisco. Estudios Constitucionales. Centro Especializado de Documentación e


Información Judicial, 2013. Pag. 228

5 García Aguilar, Rosaura. En los linderos del Ius Puniendi. Principios constitucionales.1ed. San José,
C.R

6 Collado Barbán Joaquín Ángel. Exposición Principios del Proceso. Documentos en Maestría Derecho
de Familia, UDM Managua 2015.

9
En ese contexto se incorporan a la legislación procesal los principios informadores
del nuevo procedimiento civil, que serán los pilares del mismo.
2.1 Principio.
Definición. Etimológicamente, el término latino principium está compuesto por la
raíz derivada de pris, que significa «lo antiguo» y «lo valioso», y de la raíz cap que
aparece en el verbo capere -tomar- y en el sustantivo caput -cabeza-. Tiene,
entonces, un sentido histórico («lo antiguo»), un sentido axiológico («lo valioso») y un
sentido ontológico («cabeza»).
Según el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua, el término
«principio» significa, entre otros, “punto que se considera como primero en una
extensión o cosa», «base, origen, razón fundamental sobre la cual se procede
discurriendo en cualquier materia», «causa, origen de algo», «cualquiera de las
primeras proposiciones o verdades fundamentales por donde se empiezan a estudiar
las ciencias o las artes“.7
Según Enrique M. Falcón, los principios generales del Derecho o los principios
procesales, “son una fuente de derecho, junto con otras como la legislación, la
jurisprudencia, la doctrina, la costumbre y, eventualmente, los actos de las personas.
Como provienen de distintos lugares y sus orígenes tanto científicos como históricos
son diversos y según los elementos que los autores hayan tenido en cuenta. Una de
las corrientes distingue los principios procesales en dos grupos: los que se refieren al
derecho procesal y los que se refieren al procedimiento, que coincide con esa
distinción entre teoría del proceso y procedimiento”. 8
De tal manera que los principios cumplen una función explicativa en dos sentidos:
en primer lugar nos permiten entender cómo funciona la institución jurídica en el
ordenamiento jurídico y su vinculación con el orden social. En segundo lugar nos

7 Diccionario de la RAE y de la Asociación de Academias españolas, España. Disponible: http://www.buscon.rae.es.


Consultadomarzo 2015.

8 Falcón, Enrique M. Los Sistemas y los Principios Procesales. (2005).


http://www.procesalweb.com.ar/los_sistemas_y_los_principios_Falcon.htm. Visitado el día 20/02/2016.

10
permiten entender el derecho como si se tratara de un conjunto ordenado no simples
pautas sin no con sentido.
El Magistrado Yoaldo, dice son: Principios generales del proceso civil (Orgánico o
directivo) Los principios orgánicos o directivos mayormente tratados en materia civil
son: El principio Dispositivo; El Principio Inquisitivo; El principio de Autoridad; El
Principio de Contradicción; El Principio de Moralidad; El Principio de Economía
Procesal; El Principio de Inmediación Procesal; Principios de Escritura y Oralidad;
Principio de Publicidad; Principio de Adquisición Procesal; Principio de Preclusión;
Principio de Congruencia; Principio de Concentración; Principio de la Razonabilidad
9
(incluidos por algunos dentro de los principios constitucionales generales)
2.2.- Tipología de los principios.
2.2.1.-Principios relativos a la estructura del proceso
Son los relativos a la estructura propiamente del proceso y son los que tienen una
mayor vinculación con los principios políticos, pues constituyen una derivación
directa de aquellos.
2.2.2. Principios del proceso.-
a) Principio de contradicción o audiencia.-
Conocido también como principio de bilateralidad de la audiencia o bilateralidad
del debate, se materializa cuando ambas partes en el proceso
b) Principio de igualdad.-
Se manifiesta como un correlato o complemento del de contradicción, pues lo que
condiciona que exista la bilateralidad mencionada es precisamente la previa
aceptación de un presupuesto de igualdad entre los que intervienen en el debate.
c) Dispositivo material y oficialidad.-
Concebido tradicionalmente como la facultad de las partes de manejar el proceso,
tanto en cuanto al contenido del debate, como a su impulso procesal, de tal suerte
que al tribunal se reservaba una posición pasiva en ambas direcciones.
d) Principio de oficialidad.-

9 Hernández Perera. Yoaldo Funciòn pràctica de los principios rectores del proceso civil (Fragmento Soluciones Procesales) http://yoaldo.org/?p=141

11
Visto como la posibilidad del tribunal de actuar para evitar la paralización del
proceso.
e) Principio de legalidad.
La legalidad es una categoría general del derecho, que tiene su manifestación en
todos los campos normativos; es respeto a lo normado, acomodo a la ley en el actuar
de los ciudadanos y del Estado.
El principio de legalidad está estrechamente ligado con el de igualdad, pues bajo
la vigencia del segundo resulta imposible entrar en discriminación hacia los
individuos, de forma tal que las conductas de uno sean perseguidas y las de otros,
no.
f) Principio de aportación.-
Son las partes las que deben aportar los hechos al proceso por medio de los
actos de alegación; el juzgador no tiene esa facultad (ni deber).
La parte que alegó hechos y no los probó sufrirá las consecuencias de la
sentencia, pues el juzgador no podrá tener en cuenta los hechos no probados.
3.-Principios relativos al objeto de la prueba.-
En este bloque de principios relativos a la delimitación procesal de lo que será el
núcleo del debate.
4,- Principios relativos a la valoración de la prueba.-
Hacen referencia a la eficacia de los medios de prueba para fijar la certeza de las
alegaciones de hecho realizadas en el proceso.
5) Principios relativos a la forma de los actos procesales
Los principios relativos a las formas son los que tienen que ver con el medio que
utiliza la autoridad actuante o el tribunal para imponerse o conocer de las diferentes
actuaciones que se practican durante el proceso. existen dos únicas posibilidades de
presencia de estos principios que son la oralidad y la escritura
6) Principios referidos a la relación del órgano jurisdiccional con los hechos del
proceso.
El tribunal puede trabar conocimiento de las pruebas practicadas para la
demostración de las afirmaciones formuladas por las partes por vía directa o por vía
indirecta.

12
7) Principios relativos a la comunicación de las actuaciones.
En la actualidad el acceso a las actuaciones por las partes y la información a la
ciudadanía de lo que ocurre en los tribunales están dados por determinados
condicionantes, que se regulan siguiendo el dictado de los principios de publicidad y
reserva.
8) El principio de economía procesal.-
Es comprensivo de todas aquellas previsiones que tienden a la abreviación y
simplificación del proceso, evitando que su irrazonable prolongación haga inoperante
la tutela de los derechos e intereses comprometidos en él. Constituyen variantes de
este principio los de concentración, eventualidad, celeridad, saneamiento,
concentración.
2.2.3 Los principios del Proceso Civil Nicaragüense a la vista de la doctrina.
2.2.3. 1 Principio de Debido Proceso.
El debido proceso es entendido como un derecho fundamental contentivo de
principios y garantías que son indispensables observar en diversos procedimientos,
que tienen todas las personas (naturales y jurídicas) a participar en procedimientos,
y que se obtenga una solución sustancialmente justa, requerida siempre dentro del
marco del Estado social, democrático y de derecho, de carácter instrumental,
continente de numerosas garantías de las personas, y constituido en la mayor
expresión del derecho procesal. Se trata de una institución integrada a la
Constitución y que posibilita la adhesión de unos sujetos que buscan una tutela clara
de sus derechos.
Se puede ver el concepto en síntesis de la CS de Chile en la sentencia de 7 de
marzo de 2001, “que, si bien “el proceso tiene como fin lógico la sentencia, acto por
el cual el juez cumple la obligación derivada de la demanda (G. Chiovenda,
Principios de Derecho Procesal Civil, págs. 412 y siguientes), ello necesita que sea
producto de un debido proceso, respecto del cual la doctrina nacional y extranjera
concuerdan en que el catálogo de garantías mínimas para “un proceso racional y
justo implica siempre un procedimiento con la presencia de un contradictor y que las
partes en el pleito tienen derecho a un trato en igualdad de condiciones, pero a la

13
vez, importa realzar el indispensable análisis de toda la prueba rendida en autos”
(Rol 7372-2010, Legal Publishing N° 48017). Citado por Romerol Segue 10.
Se dice que el debido proceso es el conjunto de actuaciones que deben
desarrollar los sujetos procesales y en donde es necesario respetar al máximo las
formas propias de las ritualidades, por ende el legislador exige una mayor atención
para asegurar el máximo los derechos sustantivos, puesto que entre más se ajusta al
principio de juridicidad propio del estado de derecho y hace excluir por consiguiente
cualquier acción contra legem o preater legem, por parte de las autoridades y de los
operadores jurídicos¨.11
Este principio presupone o conlleva:
a) Legalidad del Juez Se hace referencia a los principios de: exclusividad y
obligatoriedad de las decisiones judiciales; juez competente de acuerdo a factores
preestablecidos por la ley, de orden material, territorial y funcional básicamente; juez
tropos o director del proceso (que rechaza la presencia de jueces espectadores); y,
finalmente, independencia e imparcialidad del juzgador. “El principio del juez legal, su
designación previa, es una de las normas básicas de un procedimiento judicial digno
del hombre. ”12
b) principio exclusividad de la jurisdicción. Este consiste en el derecho del
coasociado a que sus derechos sustantivos sean actuados por jueces con
jurisdicción; nadie puede ser sustraído a sus jueces jurisdiccionales, por lo que se ha
de prohibir cualquier tribunal excepcional.
c) Juez Natural. Este principio procesal se ha entendido como el derecho a un
juez preconstituido por la ley procesal para el conocimiento de determinado asunto.

10 Romero Seguel Alejandro. Los Principios Inspiradores del Código Procesal Civil. Universidad de los
Andes 2012 .pg 14

11 Sentencia T-751 de 1999, la Corte Constitucional de Colombia. Manual de Derecho Procesal Civil.
Tomo I. Universidad Católica de Colombia. 2010 Página 20.
http://aprendeenlinea.udea.edu.co/lms/men_udea/pluginfile.php/27496/mod_resource/content/0/IMA
NUAL_DE_DERECHO_PROCESAL_CIVIL.PDF

12 BRIESKORN, Norbert, Filosofía del Derecho, tr. de Claudio Gancho, Barcelona, Herder, 1993

14
d) Principio de autoridad del juez (juez director del proceso). Desde este principio
se rechaza la idea de un juez mero espectador que no intervenga activamente en el
proceso. Se postula la presencia de un juez que ordene, de un juez que impulse, de
un juez sanee y de un juez que cumpla con la inmediación procesal, sin que se
desconozcan las posibilidades de participación de los demás sujetos procesales y,
finalmente, en lo que corresponde a la vigilancia de la ética propia del proceso.
e) Imparcialidad del juzgador. Se concibe como uno de los principios
fundamentales para la obtención del derecho justo.
f) Independencia judicial. Significa que las instrucciones emitidas por el titular de
la función jurisdiccional se vinculan exclusivamente con el ordenamiento jurídico, y
no en los criterios de grupos de presión, o en las pautas dadas por los poderes
económicos, ni en los conceptos proferidos por los demás órganos del poder público
o jueces superiores
g) La legalidad de la Audiencia. El debido proceso implica la existencia de un
procedimiento desarrollado de conformidad con unos parámetros mínimos en los que
se posibilite la defensa, para que finalmente se emitan decisiones justas y en
derecho. Toda relación jurídico procesal se desarrolla de esta forma bajo el postulado
de audiencia en derecho. Significa que el juez debe oír a las partes.” 13
h) La bilateralidad de la audiencia o principio del contradictorio o derecho de
defensa. El derecho a ser oído implica la posibilidad de otorgar a las partes
procesales idénticas oportunidades de defensa, no pudiendo el juez emitir una
determinada decisión cuando no se ha dado la oportunidad de ser escuchado en un
término razonable, salvo excepciones limitadas. 14
i) La legalidad de las formas o el principio del formalismo. Este principio no
reivindica el procedimentalismo y el ritualismo exagerado, sino la observancia de la
forma fundamental, aunque elástica y no rígida, como garantía medio para obtención
de una decisión correcta.

13 LARENZ, Karl, Derecho Justo; fundamentos de ética jurídica, tr. de Luis Díez-Picazo, Madrid, Civitas,
1985.

14 DÍAZ, Clemente A, Instituciones de Derecho Procesal; parte general, Buenos Aires, Abeledo-Perrot.

15
2.2.3. 2 Acceso a los juzgados y tribunales
Este principio, como los otros, tiene un fuerte arraigo en los Derechos Humano.
Conforme a la Declaración Universal de los Derechos Humanos en Artículo 10.
Toda persona tiene derecho, en condiciones de igualdad, a ser oída públicamente y
con justicia por un tribunal independiente e imparcial, para la determinación de sus
derechos y obligaciones o para el examen de cualquier acusación contra ella en
materia penal.15
Toda persona tiene derecho a ser oída, con las debidas garantías y dentro de un
plazo razonable, por un juez o tribunal competente, independiente e imparcial,
establecido con anterioridad por la ley. Artículo 25.1. Toda persona tiene derecho a
un recurso sencillo y rápido o a cualquier otro recurso efectivo ante los jueces o
tribunales competentes…16
Artículo 14. Del PIDCP dice Todas las personas son iguales ante los tribunales y
cortes de justicia Toda persona tiene derecho a ser oída públicamente y con las
debida garantías por un tribunal competente, independiente e imparcial establecido
por la ley.17
El acceso a la justicia es un derecho fundamental, bajo la garantía de la igualdad
de trato ante la ley y la no discriminación, que posibilita a todas las personas,
incluyendo aquéllas pertenecientes a los sectores más vulnerables, el acceso al
conocimiento, ejercicio y defensa de sus derechos y obligaciones, mediante servicios
cercanos.18
El acceso a la justicia se define como "un acceso de todos a los beneficios de la
justicia y del asesoramiento legal y judicial, en forma adecuada a la importancia de

15 Declaración Universal de los DDHH.

16 Convención Americana de DDHH

17 Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos

18 Conferencia de Ministro de Justicia de los Países Iberoamericanos. Mayo 4, 2016 Bolivia.


http://www.comjib.org/acceso-a-la-justicia

16
cada tema o asunto, sin costoso o con costos accesible, por parte de todas las
19
personas físicas o jurídicas, sin discriminación alguna por sexo, raza o religión".
El principio de audiencia20, está relacionado con el principio de acceso a la
justicia, y junto con el principio de igualdad es uno de los llamados principios jurídico-
naturales del proceso, que son los que siempre deben informar la legislación y la
realidad procesales si se quiere que el proceso responda a unos postulados
elementales de justicia.
2.2.3. 3 Tutela judicial efectiva
Es un derecho reconocido 21 desde la Declaración Universal de los Derechos
Humanos adoptada por la Asamblea General de las Naciones Unidas el 10 de
diciembre de 1948, consagró como derecho de todas las personas el derecho de
amparo a los derechos fundamentales, en Art. 8. Igualmente en el Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos adoptado en el seno de las Naciones
Unidas el 19 de diciembre de 1966, Art. 2,3, a. Fue reconocido en el artículo 25, 1 de
la Convención Americana. Tal principio o garantía, se expresa en: a) derecho al Juez
ordinario predeterminado por la ley, a la defensa y a la asistencia de letrado ; b) es
que todo derecho o interés legítimo - es decir, cualquier situación jurídicamente
relevante- debe poder hacerse valer, llegado el caso, en un proceso ante un
verdadero órgano judicial, quedando constitucionalmente prohibida toda forma de
denegación de justicia; c) Las garantías de todo proceso.

19Órgano Judicial de la República de Panamá.- http://www.organojudicial.gob.pa/transparencia/acceso-a-la-justicia/

20 Enciclopedia Jurídica Principios procesales http://www.enciclopedia-juridica.biz14.com/d/principios-procesales/principios-procesales.htm

21 Moreno Molina José Antonio. TUTELA JUDICIAL EFECTIVA. Universidad de Castilla-la Mancha (España)
https://www.google.com.ni/search?q=TUTELA+JUDICIAL+EFECTIVA+Por+Jos%C3%A9+Antonio+Moreno+Molina%2C+Prof.
+Titular+de+Derecho+Administrativo+de+la+Universidad+de+Castilla-la+Mancha+(Espa
%C3%B1a&oq=TUTELA+JUDICIAL+EFECTIVA+Por+Jos%C3%A9+Antonio+Moreno+Molina%2C+Prof.
+Titular+de+Derecho+Administrativo+de+la+Universidad+de+Castilla-la+Mancha+(Espa
%C3%B1a&aqs=chrome..69i57.2695j0j8&sourceid=chrome&ie=UTF-8

17
La tutela Judicial efectiva 22, su objeto es, que va dirigida hacia todas
las personas como la facultad de acudir a los órganos jurisdiccionales, para que a
través de los debidos cauces procesales y con unas garantías mínimas, obtengan
una decisión fundada en derecho, sobre las pretensiones propuestas.
Este principio conlleva como derecho a la acción: 1. Derecho de acceso a la
justicia 2.- Derecho a que el tribunal resuelva sus pretensiones conforme a derecho
3.- Derecho a la efectividad de las resoluciones judiciales 3.1.- Respeto de la cosa
juzgada 3.2.- Disposición de medidas cautelares 3.3.- Ejecución de las resoluciones
judiciales 4.- Derecho al recurso
2.2.3. 4 Juez predeterminado por la ley
Según Montero Aroca23 el origen del principio que se denomina del juez natural,
del juez legal o del juez predeterminado se recoge en todas las constituciones,
expresado en: Todos tienen derecho al juez ordinario predeterminado por la ley”, y:
“Se prohíben los tribunales de excepción. Y que “juez ordinario” equivale a juez
independiente e imparcial, y una y otra característica pueden lograrse bien a través
de lo establecido con carácter general para los jueces y magistrados de cuerpo y
estatuto personal único, bien por medio de las garantías que se fijan en cada una de
las leyes reguladores de los tribunales especiales constitucionales.
Agrega que “El principio del juez predeterminado legalmente sirve, en primer
lugar, para determinar cómo ha de conformarse la organización del conjunto de
órganos a los que se dota de potestad jurisdiccional, y descendiendo en esa escala
llega a determinar la o las personas físicas que han de conocer de un asunto
concreto.”
Este principio da pie a las instituciones de excusa y recusación que se incorpora a
la ley procesal civil.
2.2.3. 5 Igualdad, contradicción, defensa e imparcialidad
También llamado de bilateralidad o de controversia.

22Cornejo Aguiar José Sebastián. Principio de Tutela Judicial Efectiva


ttp://www.derechoecuador.com/articulos/detalle/archive/doctrinas/derechoconstitucional/2015/09/14/principio-de-tutela-judicial-
efectiva

23 MONTERO AROCA JUAN. DERECHO PROCESAL CIVIL. 3a edición.

18
De igualdad de las partes24. Principio jurídico natural del proceso según el cual
sus distintos sujetos principales -el que solicita una tutela jurisdiccional y aquel frente
al cual esa tutela se solicita- deben disponer de iguales medios para defender en el
proceso sus respectivas posiciones, esto es, debe ser titulares de derechos
procesales semejantes, de posibilidades parejas para sostener y fundar lo que cual
convenga. De ahí que parte de la doctrina llame a este principio de «igualdad de
armas».
Principio de igualdad de armas. El principio de igualdad de armas, aplicado al
proceso, no es sino una proyección del principio general de igualdad ante la Ley,
proclamado por nuestra Constitución.
En términos generales, implica la prohibición de que los jueces dicten alguna
resolución o dispongan la ejecución de alguna diligencia procesal sin que,
previamente, hayan tenido oportunidad de ser oídos quienes pudieran verse
directamente afectados por tales actos.
En el caso de la medidas cautelares –decretadas inaudita parte- y los procesos de
ejecución, que excluyen la posibilidad de que en ellos se deduzcan defensas o
excepciones concernientes a la existencia o legitimidad de la relación jurídica
sustancial, o fundadas en hechos anteriores a la creación del título ejecutivo (judicial
o extrajudicial) que le sirve de fundamento, en ninguno de esos casos media una
derogación del principio que nos ocupa, sino, simplemente, una postergación o
aplazamiento momentáneo de su vigencia estricta. Como regla, el principio que
examinamos sólo resulta aplicable en los procesos contenciosos, pues las
sentencias con que éstos culminan son las únicas susceptibles de pasar en autoridad
de cosa juzgada25
La imparcialidad es el fundamento del proceso civil, penal, contencioso-
administrativo, en fin: del proceso como tal. La justicia se basa en la imparcialidad de
las personas que intervienen legalmente en la resolución de la causa. Excepto las
partes en sentido material, respecto a las cuales la parcialidad es condición esencial,
24 Enciclopedia Jurídica

25 Palacios, Gozaini, Couture, Clemente Díaz, Remigio, De la Vega de Opl, entre otros. PRINCIPIOS PROCESALES
http://www.ucasalvm.com.ar/derechophp/.admin/archivos/4e00f1705aebbPrincipios_Procesales.pdf

19
todas las demás personas deben ser tan imparciales como sea posible y en razón
directa de su influencia legal sobre el contenido de la resolución. A partir de este
26
concepto se desprenden los de tacha, excusa, implicancia y recusación.
2.2.3. 6 Proceso público
En virtud de este principio, “el proceso debe ser público para que sea la propia
sociedad la que vigile la actuación de los jueces dentro de los procesos. Esto no se
cumple por las propias barreras que el procedimiento escrito impone, inclusive los
propios funcionarios judiciales. En realidad lo que se aplica es la publicidad
relativa.”27
La publicidad28 exige como condición indispensable la difusión de la actividad
procesal, salvo que la autoridad judicial decida lo contrario cuando la ley lo
determine. La publicidad contiene en esencia la discusión de las pruebas, la
motivación de la resolución y su publicación, la intervención de las partes y a los
actos de comunicación procesal con las resoluciones dictadas en un proceso. Este
principio, admite excepciones.
2.2.3. 7 Dispositivo
Dispositivo. Criterio derivado de la naturaleza predominantemente particular de los
derechos e intereses en juego, en virtud del cual el proceso se construye asignando
a las partes un papel de gran relieve, de modo que, en primer lugar, se hace
depender la existencia real del proceso y su objeto concreto del libre poder de
disposición de los sujetos jurídicos implicados en la tutela jurisdiccional que se
pretende y, en segundo lugar, los resultados del proceso dependen en gran medida

26 Academia de Derecho. LA IMPARCIALIDAD COMO PRINCIPIO BÁSICO DEL PROCESO (LA PARTIALIDAD Y LA
PARCIALIDAD) http://www.academiadederecho.org/upload/biblio/contenidos/la_imparcialidad.pdf

27 Chiong AraúzFlavio. Los principios procesales en el sistema oral civil. Mayo 2006
http://www.chiongyasociados.com/bloq/wp-content/uploads/2011/01/Los-principios-procesales-en-el-sistema-oral-
civil.-Flavio-Chiong.pdf

28 Sánchez Morales Hugo Ramiro. LOS PRINCIPIOS EN EL PROCESO CIVIL. Academia Boliviana de Estudios
Constitucionales. http://www.abec.org.bo/index.php/publicaciones/item/11-dr-hugo-ramiro-sanchez-morales

20
del ejercicio por las partes de las oportunidades de actuación procesal (alegaciones y
prueba) abstractamente previstas en la norma jurídica29.
El principio dispositivo entendido como aquel en virtud del cual las partes poseen
dominio completo tanto sobre su derecho subjetivo sustancial como sobre sus
derechos a la iniciación, desenvolvimiento y culminación del proceso 30.
El principio se manifiesta a través de:
1. Iniciativa: no puede haber proceso sin petición de parte.
2. Impulso Procesal: no basta con plantear la demanda, sino que ése es el punto de
inicio de una serie de cargas técnicas a través de las cuales ambas partes -movidas
por sus propios intereses deberán llevar adelante determinados actos regulados por
los Códigos rituales para evitar que la litis se estanque y muera por caducidad.
3. Delimitación del thema decidendum: son las partes las que a través del planteo de
las pretensiones y defensas construyen el infranqueable cerco dentro del cual debe
moverse el juez para resolver el pleito.
4. Aportación de los hechos: las partes llevan al proceso los hechos constitutivos del
conflicto cuya solución se persigue..
5. Aportación de la prueba: el principio dispositivo manda que el aporte de los hechos
a la causa habrá de ser completo, esto es, no bastará con alegarlos -como se vio-,
sino que también habrá que acreditarlos.
6. Disponibilidad del derecho material: Couture explica que una vez que se entabla la
demanda "el actor puede abandonarla expresamente (desistimiento), tácitamente
(deserción), por acuerdo expreso con el adversario (transacción) o por abandono
tácito de ambas partes (perención o caducidad). El demandado, por su parte, puede
allanarse a la demanda", caso donde el juez está obligado a dictar sentencia en
contra de este sujeto procesal.

29 Enciclopedia Jurìdica. Op cit

30 Revista chilena de derecho. versión On-line ISSN 0718-3437 Rev. chil. Derecho v.34 n.3 Santiago dic. 2007
http://dx.doi.org/10.4067/S0718-34372007000300014 Citado por SciELO

21
7. Legitimación para recurrir: Si el proceso es de las partes, ellas y sólo ellas pueden
motorizar la revisión de lo decidido en la medida en que hayan sufrido un agravio
concreto.
8. Efectos de la cosa juzgada: Finalmente, como colofón de esta serie de
manifestaciones del principio dispositivo encontramos como regla básica que la
sentencia afecta sólo a las partes y con un mismo alcance a todas ellas. 31
Así, el principio dispositivo, relacionado con la mayor o menor amplitud que se
conceda a las partes o al Juez para la investigación de los hechos y el impulso del
procedimiento, éste será diverso en su regulación, sea en favor de los primeros y en
32
detrimento del segundo
El poder disposición es el que permite, una vez iniciado un proceso, renunciar a
obtener lo que se ha pedido (salvo casos excepcionales), allanarse a lo solicitado por
el demandante o desistirse del curso del proceso.33
La determinación concreta del interés cuya satisfacción se solicita del órgano
jurisdiccional es exclusiva facultad de las partes; el actor por medio de la pretensión
y el demandado a través de la resistencia, marcan los límites del objeto del juicio y el
juez carece de potestades para modificar algunos de sus elementos: las partes, la
34
causa de pedir o el objeto pedido.
2.2.3. 8 Aportación de parte
Dice Aroca35: “Conforme a este principio las facultades de dirección material
del proceso corresponden a las partes, en el sentido de que:

31 Palacios, Gozaini, Couture, Clemente Díaz, Remigio, De la Vega de Opl, entre otros. PRINCIPIOS PROCESALES
http://www.ucasalvm.com.ar/derechophp/.admin/archivos/4e00f1705aebbPrincipios_Procesales.pdf

32 Alsina Hufo. Op cit. pg 99

33 Enciclopedia Jurídica

34 Hunter Ampuero Iván. El principio dispositivo y los poderes del juez. Revista de Derecho de la Pontificia
Universidad Católica de Valparaíso XXXV (Valparaíso, Chile, 2010, 2º Semestre).
http://www.scielo.cl/pdf/rdpucv/n35/a05.pdf[pp. 149 - 188

35 MONTERO AROCA JUAN. DERECHO PROCESAL CIVIL. 3a edición. Pg 149

22
a) Son las partes las que han de aportar los hechos al proceso, careciendo el
juzgador de esa facultad. El actor afirmará los hechos que constituyan la causa de
pedir de su pretensión, y el demandado hará lo mismo respecto de los hechos que
fundamenten su resistencia.
b) Las partes tienen la facultad de admitir como existentes los hechos alegados
por la contraria, quedando los mismos fijados para el juez, con lo que son las partes
las que fijan los hechos que quedan controvertidos en el proceso, es decir, los
hechos necesitados de prueba.”
2.2.3. 9 Buena fe y lealtad procesal

“La buena fe, la lealtad, la veracidad y la probidad son principios éticos que han
sido incorporados en los sistemas jurídicos y que componen el llamado “principio de
moralidad” del derecho procesal, que constituye uno de los triunfos de la concepción
publicista de esta rama del Derecho sobre las teorías meramente privatistas o
utilitaristas. Lo que se pretende hacer al incorporar estos preceptos morales al
Derecho positivo es darle carácter vinculante a la forma de actuar de las partes, por
considerar que ésta es jurídicamente relevante dentro del proceso judicial. Por lo
tanto, y debido a que media el interés público en las actuaciones procesales, las
limitaciones que impone el principio de moralidad a la actividad de las partes
encuentran pleno asidero dentro de nuestro ordenamiento. Esta presunción, aplicada
al proceso judicial, implica que unos y otras actúen de conformidad y cumplan con
los principios procesales de moralidad: lealtad, buena fe, veracidad, probidad y
seriedad.”36
“Se considera que el proceso debe ser considerado por las partes para solucionar
conflictos con arreglo a derecho, y no como una hábil maquinación para hacer valer
ilegales, injustas, o peor aún, fraudulentas, por ellos se impone a las partes
comportarse en juicio con lealtad y probidad”37.

36 Sentencia T-1014/99 en relación a procesos de tutela En los procesos de tutela radicados bajo los números T-
239.989 y T-242.095, a Corte Constitucional de Colombia.

37 Informe de Auditoría. Organismo Judicial. Guatemala. 2012. Pg. 68

23
Les exige a los contendientes una actuación leal en el uso de pretensiones,
defensas o recursos, debiendo sancionarse por ende cualquier exceso en el caso de
expedientes dilatorios o pretensiones infundadas. 38
2.2.3. 10 Dirección del proceso
39
Los deberes y poderes del juez en la relación procesal
La relación procesal también hace surgir para el juez una serie de obligaciones
que son propios de su función de impartir justicia. Ellos se justifican por el imperativo
que tiene su función jurisdiccional, que le obliga a conocer, juzgar y hacer ejecutar lo
juzgado.
Así, el juez debe dar a la acción intentada por el actor y a la excepción que
deduzca el demandado la tramitación que corresponda conforme a la ley, según el
tipo de procedimiento aplicable a la acción deducida; debe resolver todas las
cuestiones accesorias y de mero trámite que se promuevan en una audiencia, o
como incidentes ordinarios o especiales; debe pronunciar todas las resoluciones que
establezcan derechos permanentes a favor de las partes y la que decida el objeto o
controversia sometido a su conocimiento si se han cumplido con los presupuestos
procesales.
Si el juez incumple alguno de sus deberes, se puede hacer efectiva su
responsabilidad, dependiendo la sanción o la ineficacia jurídica que afecte a su acto
procesal del tipo de infracción que cometa.
De ahí que se predique, según Ramos Méndez, la autonomía de la judicatura
para la consecución de los actos del proceso.
De lo dicho se puede colegir que la asignación al juez de fuertes poderes en
orden al control de la legalidad de los actos procesales y del andar procesal es
perfectamente posible en un Estado democrático de Derecho garante de los
derechos de los ciudadanos40.
38 Revista Chilena de Derecho. Op cit

39 Romero Seguel Alejandro. Los Principios Inspiradores del Código Procesal Civil. Universidad de los
Andes 2012 .pg 12

40 Hunter Ampuero.op cit. Pag. 158

24
2.2.3. 11 Oralidad
La oralidad 41, supone la incorporación de la oralidad en el nuevo modelo del
proceso civil, esto significa una metamorfosis absoluta sobre lo que hemos estado
haciendo hasta el momento en esta materia. Señala Chiovenda (jurista italiano), que
en la actualidad es difícil concebir un proceso oral puro y uno de escritura puro, pues
los sistemas en los que predomina la oralidad admiten la escritura en algún grado y
aquellos en los que predomina la escritura también admiten la oralidad con respecto
a algunos de los actos procesales.
La oralidad se complementa con otros principios que son la inmediación, la
concentración y la publicidad que se comentarán posteriormente
2.2.3. 12 Inmediación
El principio de inmediación. En sentido estricto, y sólo con referencia a los
procesos dominados por el signo de la oralidad, llamase principio de inmediación a
aquel que exige el contacto directo y personal del órgano judicial con las partes y con
todo el material del proceso, excluyendo cualquier medio indirecto de conocimiento
(escritos, informes de terceros, etc.). De conformidad con la idea precedentemente
expuesta, la inmediación significa que tanto las alegaciones de las partes como la
recepción de la prueba deben producirse en forma directa ante el órgano judicial. 42
Este principio43 permite a la autoridad jurisdiccional, el contacto personal y directo
con las partes en las audiencias, con la prueba y los hechos que se alegan en el
proceso, excepto en los actos procesales que deban cumplirse por comisión fuera de
la jurisdicción del Juzgado..
El Principio de Inmediación, tiene por objeto que el Juez quien va en definitiva a
resolver el conflicto de intereses o la incertidumbre jurídica, tenga el mayor contacto
posible con todos los elementos subjetivos (intervinientes) y objetivos (documentos,
etc.) que conforman el proceso. La cercanía puede permitir proporcionar mayores o

41 Sánchez Morales Hugo Ramiro. LOS PRINCIPIOS EN EL PROCESO CIVIL. Academia Boliviana de Estudios
Constitucionales. http://www.abec.org.bo/index.php/publicaciones/item/11-dr-hugo-ramiro-sanchez-morales

42 Palacios, Gozaini, Couture, op cit.

43 Sánchez Morales Hugo Ramiro op cit.

25
mejores elementos de convicción para expedir un fallo que se adecue a lo que
realmente ocurrió.
2.2.3. 13 Concentración Procesal
A la abreviación del proceso apunta, en primer lugar, el llamado principio de
concentración, propende a reunir toda la actividad procesal en la menor cantidad
44
posible de actos, y a evitar, por consiguiente, la dispersión de dicha actividad.
Determina la conjunción de la actividad procesal en el menor número posible de
actos, para evitar su dispersión. Este principio es una consecuencia lógica del
principio de economía procesal. Es lógico que dicha concentración se cumpla
fundamentalmente por medio de la audiencia, y en ella se realiza lo esencial del
procedimiento en un solo acto, la recepción de la prueba, el debate oral y la
sentencia. De ese modo es como el tribunal puede tener una cabal y completa
aprehensión de las cuestiones para decidir 45. Este principio se da con mayor
esplendor en el proceso oral o por audiencia .
2.2.3. 14 Celeridad
Ya hemos visto que está relacionado con el principio de economía procesal. Este
principio es comprensivo de todas aquellas previsiones que tienden a la abreviación
y simplificación del proceso, evitando que su irrazonable prolongación torne
inoperante la tutela de los derechos e intereses comprometidos en él. Constituyen
variantes de este principio los de concentración, eventualidad, celeridad y
saneamiento. Igualmente tiene relación con la ECONÓMIA DE GASTOS, es decir
evitar el insumo de costos innecesarios y reducir al mínimo el costo de la FUNCIÓN
JUDICIAL, para que todos puedan tener acceso a ella, conforme las normas
constitucionales.
2.2.3. 15 Convalidación procesal
Principio de convalidación los actos pueden ser saneados por la voluntad de
la parte perjudicada con el incumplimiento de una formalidad, toda nulidad
se convalida por el consentimiento. Hay convalidación tacita y expresa.

44 Palacios, Gozaini, Couture, op cit

45 Sánchez Morales Hugo Ramiro op cit.

26
La convalidación expresa en la medida que al acto procesal formalmente viciado,
sea ratificado por la parte perjudicada. Convalidación tacita cuando la parte
legitimada para pedir nulidad no la deduzca en el momento debido, esta se va
a presentar cuando el facultado para plantear la nulidad no formula su pedido en la
primera oportunidad que tuviera para hacerlo.
Existen otras figuras:
a. Aquiescencia: que la parte esta dispuesta a sufrir el efecto de un acto viciado (si
el litigante procede de manera que ponga de manifiesto haber tomado conocimiento
del contenido de la resolución.
b. Finalidad del acto: un acto procesal será valido si pese a haber incumplido un
requisito formal, ha logrado su finalidad.
c. Subsanación: cuando la reparación del vicio no ha de influir en el sentido de la
resolución o en las consecuencias del acto procesal. d. Integración; antes y después
de la notificación46
Principios de trascendencia, convalidación y conservación – Nulidades. Estos son
principios propios de las NULIDADES. Por el de TRASCENDENCIA, se sostiene que
los pruritos formales no pueden socavar el respeto al debido proceso. El de
CONVALIDACIÓN, implica la preclusión de los actos. Y finalmente la
CONSERVACIÓN, acarrea el reconocimiento de los actos que cumplió con su
finalidad. 47
2.2.3.16 Principio de legalidad procesal civil
Principio de legalidad procesal civil 48 es un axioma jurídico en virtud del cual el
juez no puede juzgar con ley establecida posteriormente a la pretensión del
accionante, a no ser que le favorezca.

46 www.academia.edu/7101320/Principio_de_convalidacion

47–Palacios, Gozaini, Couture, Clemente Díaz, Remigio, De la Vega de Opl, entre otros. PRINCIPIOS
PROCESALES
http://www.ucasalvm.com.ar/derechophp/.admin/archivos/4e00f1705aebbPrincipios_Procesales.pdf

48 M A C H I C A D O J O R G . Principios Del Proceso Civil C o n s u l t a d o 1 1 / 0 5 / 1 6


h ttp :/ /jo r ge ma chi cad o .bl o gspo t.co m /20 09 /11/p dp c.h tm l# _Toc1 45 22 75 82

27
El Principio de Legalidad Procesal Civil (PLPC) obliga a quienes administran
justicia. A aplicar las leyes promulgadas por el Estado. La actuación por los sujetos
procesales desconociendo una norma que tiene como base el PLPC, es nula.
Este principio representa la observancia obligatoria de las normas
procedimentales, en cuanto a su forma, para evitar una impugnación posible para
anular lo actuado o reiterar adecuadamente lo desconocido u omitido. Este principio
exige también el cumplimiento puntual de las normas procedimentales, en cuanto al
fondo, de que la resolución judicial este conforme a las normas legales en cada caso.
2.2.3.17 Integración de principios
No encontramos un precedente o antecedente de este principio en la doctrina o
jurisprudencia extranjera, sin embargo hace mención a la integración del Derecho y
de las normas procesales.
Para FERRARI YAUNNER49 "Integrar significa analizar el Derecho como un todo,
verlo en su totalidad para buscar una solución ante la ausencia o insuficiencia de
regulación para un supuesto específico".
Integración de la norma procesal. 50 El Juez deberá atender a que la finalidad
concreta del proceso es resolver un conflicto de intereses o eliminar una
incertidumbre, ambas con relevancia jurídica, haciendo efectivos los derechos
sustanciales, y que su finalidad abstracta es lograr la paz social en justicia.
En caso de vacío o defecto en las disposiciones de este Código, se deberá recurrir a
los principios generales del derecho procesal y a la doctrina y jurisprudencia
correspondientes, en atención a las circunstancias del caso.
Principio de Integración 51. Este principio es aplicado por el juez como director del
proceso, se da por ejemplo cuando al emitir sentencia, el magistrado ha omitido
pronunciarse por el total de las pretensiones invocadas. Si no existiera la integración,

49 Majela FERRARI YAUNNER, Los principios de legalidad y seguridad jurídica.... ob. cit., p. 75.

50Rioja Bermudez Alexander PRINCIPIOS PROCESALES Y EL TITULO PRELIMINAR DEL CODIGO PROCESAL CIVIL
http://blog.pucp.edu.pe/blog/seminariotallerdpc/2009/10/15/principios-procesales-y-el-titulo-preliminar-del-codigo-procesal-civil/

51 CACHO VÁSQUEZ Giusseppi VERA. PRINCIPIOS Y APLICACIÓN PRÁCTICA DE LA NULIDAD PROCESAL.


http://derechogeneral.blogspot.com/2012/03/principios-y-aplicacion-practica-de-la.html

28
la resolución incompleta per se sería nula; sin embargo, por este principio de la
nulidad procesal, el juez tiene la posibilidad para que dentro del plazo señalado en
ley, pueda completarla39, evitando pérdida innecesaria de tiempo
Los principios Son los criterios u orientaciones generales 52 que inspiran el
ordenamiento procesal. Están consagrados en la Constitución Política, y son la base
para la integración e interpretación de las normas procesales.
2.2.4 Principios en Constitución Política y Ley 260, CPP,
Principio de Legalidad, es abordado en la Constitución Política de Nicaragua en
artos. 130 y 160. Regulado en la Ley 260 en arto. 2
El principio de Debido Proceso, se consagra en arto 34 CN. . Regulado en la Ley
260 en arto. 14.
El principio de acceso a la justicia queda plasmado en arto. 160 CN. Regulado en
la Ley 260 en arto.10 y 21.
El principio de Tutela Judicial Efectiva, ha quedado manifiesto en artos. 34, 159 y
160 CN. Regulado en la Ley 260 en arto.21.
El principio de Juez Determinado se afirma en artos. 33, 34 y 158 CN. Regulado
en la Ley 260 en arto. 3 y 10
El principio de Igualdad contenido en artos. 6, 34, 48 y 166 CN. Regulado en la
Ley 260 en arto.21
El principio de contradicción figura como derecho a ser oído en arto.34 CN
El principio de imparcialidad. Figura en Arto. 131 CN. Y Ley 260 en arto. 185.
El principio de oralidad y proceso público, figuran en arto. 34 CN y en el mismo se
dice: “Las garantías mínimas establecidas en el debido proceso y en la tutela judicial
efectiva en este artículo son aplicables a los procesos administrativos y judiciales”.
En Ley 260 en arto. 101.
CAPÍTULO III: METODOLOGIA O PROPUESTA A INTERPRETAR
En el presente trabajo se ha utilizados métodos para la investigación como son
los siguientes:

52 UNIVERSIDAD CATÓLICA DE COLOMBIA. MANUAL DE DERECHO PROCESAL CIVIL Tomo I. 2010.


Pg.51http://aprendeenlinea.udea.edu.co/lms/men_udea/pluginfile.php/27496/mod_resource/content/0/IMANUAL_DE_DERECHO_PROCESAL_CIVIL.PDF

29
I.- Método teórico – jurídico, que se utilizó por su provecho, para validar la
observación, el desarrollo y las propias conclusiones de la investigación jurídica
planteada, la conceptualización teórico-operacional de las diferentes categorías
jurídicas que se utilizan en el desenvolvimiento de toda la investigación. Al respecto,
nos hemos enfocado en el estudio de las posturas doctrinales, Jurisprudencia
extranjera en relación a los principios desde una óptica general a efectos de
contrastar con los principios abordados en el CPCN.
Los principios que serán objeto de estudio, encuentran su génesis en nuestra
Constitución política, la que en su contenido regula principios relativos al proceso
civil en el CPCN como son: Supremacía de la Constitución Política de Nicaragua,
Debido proceso, Acceso a los juzgados y tribunales, Tutela Judicial efectiva, Juez
predeterminado por la ley, Igualdad, contradicción, defensa e imparcialidad, Proceso
público, Dispositivo, Aportación de parte, Buena fe y lealtad procesal, Dirección del
proceso, Oralidad, Inmediación, Concentración Procesal, celeridad, convalidación
procesal. Y hemos agregado para el estudio el arto. 21 de Integración de principio.

II.-Método exegético analítico, utilizado para demostrar la correspondencia entre


las Ley de procedimiento civil (CPCN) y la realidad social (justificación de creación
de la Ley No.902). Para ello utilizamos como herramienta diversas sentencias
constitucionales de la Corte Suprema de Justicia para examinar el abordaje de los
principios en las resoluciones dictadas por la Sala Civil y que tienen atingencia a los
principio del proceso civil como fuente histórico de visión del fenómeno procesal,
dirigido a sentencias emitidas por la Corte previa a la entrada en vigencia del
CPCN específicamente orientado el examen a sentencias emitidas por la Sala
Constitucional de la Corte Suprema de Justicia.
A continuación detallamos las sentencias examinadas:
1.- Sentencia. No 304 del 18/12/06 11:30 a.m.
Criterios jurisprudenciales Sala de lo Constitucional 1990-2010
Página 161
Principio: Debido Proceso. La sala explica el concepto del debido proceso y su
relación con la proscripción del error o la arbitrariedad, así como su calidad de
derecho fundamental. Hace mención a criterios sostenidos en sentencia numero 120

30
de esta Sala del 28 de abril del 2005 de las 8:30 am. Sentencia número 160 del 29
de noviembre del 2002, considerando III; Sentencia número 115 del dos de Junio del
2003, considerando II; Sentencia número 92 del cuatro de agosto del 2004
considerando IV; Sentencia número 02 del veintiuno de enero del 2005 de las 10:45
am.
2.- Sentencia. No 111 del 28/06/07 12:46 p.m.
Criterios jurisprudenciales Sala de lo Constitucional 1990-2010
Sentencia 494 del 01/10/09 10:47 am
Página 181 y 182
Principio: Derecho de Defensa. La sala aborda el derecho a la defensa como una
norma básica del derecho constitucional universal, válido en el orden jurisdiccional.
Hace mención al tratadista Ignacio Burgoa en “El Juicio de Amparo”. Y aduce la Sala
en sentencia de las 10:45 am del veintidós de febrero de 1963 considerando único:
B.J 1963.
3.- Sentencia No. 123 del 08/10/02 8:30 am
Principio: Imparcialidad: La Sala aborda este principio de orden público y que este es
necesario para que la ley sea cumplida. El juez o funcionario que tiene causa para no
ser ecuánime en la resolución que va a dictar la ley lo implica para conocer. La Corte
alude la sentencia del 04/03/70 B.J 1970 página 40 de las 8:30 am
Página 258
4.- Sentencia. No 253 del 06/12/06 1:46 p.m.
Criterios jurisprudenciales Sala de lo Constitucional 1990-2010
Página 254
Principio: Garantía de Audiencia. La Sala expresa en qué consiste dicha garantía
relacionada a la posibilidad de una debida defensa. Expone los requisitos de esta
garantía y su relación con el principio de igualdad procesal. Se refiere a una
sentencia que analiza una resolución administrativa; sustenta su criterio en opiniones
de Narciso Bassol, Andrés Cerra Rojas en su libro Derecho Administrativo primer
curso, en la opinión de Enrique Vescovi, Teoría General del Proceso; así como en
sentencias 148 del 22/12/04 de las 11:45 am; Sentencia 92 del 04/08/04 de la 01:45
pm; Sentencia numero 136 04/11/04 de las 10:45 am entre otras.

31
5.- Sentencia. No 134 del 13/09/96 08:00 a.m.
Criterios jurisprudenciales Sala de lo Constitucional 1990-2010
Página 452
6.- Sentencia No. 149 del 28/04/05 8:30 am.
Página 453
Principio: Igualdad. La Sala define el principio sostenido por la Corte en varias
sentencias, referido a la igualdad de los ciudadanos, una vez adquirido tal calidad de
los 16 años cumplidos y su regulación constitucional haciendo sustento en sentencia
de las 10:45 am del 29/11/91.
7- Sentencia. No 220 del 02/10/07 01: 45 p.m.
Criterios jurisprudenciales Sala de lo Constitucional 1990-2010
Página 454
8.- Sentencia No. 241 del 13/08/08 4:00 pm.
Página 455
Principio: Igualdad. La Sala define el principio y lo desarrolla, hace mención a la
obra del Derecho Constitucional, Derechos y Deberes de los Ciudadanos, de Morillo
Jarquín García; así como a sentencia 101 del 12/05/03 considerando I, sentencia
160 del 29/11/02, considerando I; sentencia 109 del 20/05/03 considerando IV,
sentencia 181 del 03/09/07 de las 10:45 am entre otras.
9.-Sentencia. No 160 del 29/11/02 01: 45 p.m.
Criterios jurisprudenciales Sala de lo Constitucional 1990-2010
Página 461
Principio: Legalidad. La Sala aborda el concepto relacionándolo con instrumentos
internacionales y la consecuencia de su inobservancia. La Corte hace referencia a la
travesía histórica de este principio, hace mención a la obra El Juicio de Amparo de
Ignacio Burgoa y a la Sentencia numero 22 pagina 67 B.J 1998; Sentencia numero
01 de las 8:30 am del 14 de enero de 1999; Sentencia número 22 del 10/03/98
pagina 67 B.J 1998 09: am entre otras
10.-Sentencia No 304 del 18/12/06 01: 45 p.m.
Criterios jurisprudenciales Sala de lo Constitucional 1990-2010
Página 468

32
11.-Sentencia. No 169 del 27/08/07
Pag. 469
Principio: motivación. La Sala comenta en qué consiste este principio, siendo una
exigencia del principio de tutela judicial efectiva. Invoca la relación con las normas
constitucionales y refiere las obras del curso de derecho administrativo de Eduardo
García de Enterría y otros. Y hace mención a la sentencia 146 del 31/07/07 de las
10:45 am; Sentencia número 160 del 29/11/02 del considerando II entre otras.
12.-Sentencia. No 05 del 01/02/05 10: 45 a.m.
Criterios jurisprudenciales Sala de lo Constitucional 1990-2010
Página 471
13.- Sentencia. No 93 del 23/08/06 10: 45 a.m.
Página No. 473
Principio: seguridad jurídica. La Sala aborda el concepto del principio y su
vinculación con las resoluciones. Define la seguridad jurídica diciendo que se traduce
en requisitos, condiciones, elementos y formalidades, es lo que constituye la garantía
constitucional de seguridad jurídica, un acto de autoridad, sin esos requisitos no será
válido a la luz del derecho. Invoca a Ignacio Urgoa en su libro Las Garantías
Individuales, igualmente, a Luis López Guerra en su libro Derecho Constitucional Vol.
I. y sentencia número 116 del 02/06/03 de la 01:45 pm; sentencia 109 del 20/05/03
de la 01:00 pm entre otras.
14.- Sentencia No 354 del 19/12/07 10: 46 a.m.
Criterios jurisprudenciales Sala de lo Constitucional 1990-2010
Página 476
Principio: Tutela judicial efectiva. La Sala aborda el concepto y su extensión en el
alcalde del mismo en el derecho a la fundamentación legal de toda resolución y el
derecho a la ejecución de la misma. Hace referencia al principio del derecho al
acceso a los tribunales como acceso al recurso; invoca la opinión del profesor Juan
José González Pérez al exponer una definición de la Tutela Jurisdicción efectiva,
igualmente, al libro Derecho a la Tutela Judicial segunda edición Civitas S.A página
227.
15.- Sentencia del 08/09/69 de las 11:40 am

33
Boletín Judicial 1969
Pag. No 224
Principio: contradicción y defensa: La Corte aborda el tema que ahora llamados
principios a través de las normas de orden procesal sin hacer mención a normas,
principios garantías de orden constitucional.

CAPÍTULO IV: RESULTADOS Y EXPERIENCIAS

34
En este capítulo partimos del análisis de sentencias de la Sala Constitucional de
la Corte Suprema de Justicia de Nicaragua que exponen algunos principios
procesales pertinentes para el análisis de los principios que regula el CPCN. Con la
salvedad que las referidas sentencias no abordan en su totalidad los principios
exclusivamente la Sala aborda los siguientes principios: debido proceso, derecho a la
defensa, garantía de audiencia, legalidad, igualdad, motivación, tutela judicial
efectiva.
Partimos del análisis de los principios abordados en la doctrina, conjuntos con el
CPCN y sentencias de la Sala Penal Corte Suprema de Justicia para efectos de
tener un panorama amplio de los mismos principalmente como los entiende el
tribunal supremo como guía a los operadores de justicia.
4.1 Principios de legalidad.
La Corte Suprema de Justicia Sala Constitucional lo aborda este principio en
sentencia número 160 del 29/11/02 de la 1:45 pm, inicia mencionado los
instrumentos universales de derechos humanos y que nuestra Constitución Pública le
ha dado vigencia plena en nuestro ordenamiento jurídico en el artículo 64 Cn, que
reconoce el derecho de audiencia previa, presunción de inocencia, presunción de
igualdad, al igual, expresa que sobre esas garantías, del debido proceso, ya ha
dictado otras sentencias relativas a estos principios, y en las consideraciones el
principio de legalidad ha dicho “estima necesario dejar sentado, en base a la doctrina
contemporánea que señala que… el principio de legalidad inherente a todo régimen
de derecho se erigió a la categoría de garantía constitucional…De ahí que cualquier
acto de autoridad independiente a la materia que se emita, al no ajustarse o
contravenir la ley secundaria que deba normarlo viola por modo concomitante dicha
garantía…” y continúa diciendo “que se desprende que todo acto de un funcionario
público debe estar apegado a lo establecido en la Constitución Política y a las leyes
de la materia, ya que en caso contrario se violaría el principio de legalidad contenido
en la Constitución Política.
En la normativa interna, nuestro Código Procesal Civil, es amplio en reconocer
este principio al estatuir: “Artículo 1 Supremacía de la Constitución Política de
Nicaragua Las disposiciones de este Código deberán siempre interpretarse y

35
aplicarse en consonancia con los derechos y garantías contenidos en la Constitución
Política, las leyes, convenciones, tratados u otros instrumentos internacionales de
derechos humanos aprobados y ratificados por el Estado de Nicaragua. Las
autoridades judiciales velarán por el respeto de los derechos fundamentales
consagrados en la Constitución Política”. Es claro en fijar el límite de la actuación
jurisdiccional reconociendo este principio de orden constitucional contenido en los
artículos 130 y 160 CN y en caso inobservancia implica una sanción procesal como
es la nulidad de la o las actuaciones, de conformidad con el artículo 21 CPCN, así lo
respalda la Ley Orgánica del Poder Judicial en los artículos 2 y 4.

La Doctrina parte que este principio de Legalidad Procesal Civil obliga a quienes
administran justicia a aplicar las leyes promulgadas por el Estado y como
consecuencia directa a la inobservancia de los mismos acarrea la nulidad del acto
realizado omitiendo los requerimientos básicos.

4.2 Debido Proceso.

La Sala Constitucional en sentencia número 304 del 18/12/06 de las 11:30 am


expresa lo siguiente: “El concepto del Debido proceso envuelve compensivamente el
desarrollo progresivo de prácticamente de todos los derechos fundamentales de
carácter procesal o instrumental, como conjuntos de garantías de los derechos de
goce cuyo disfrute satisface inmediatamente las necesidades o intereses del ser
humano, es decir, de los medios tendientes asegurar su vigencia y eficacia. El
proceso, amén de ser regulado por ley formal y reservado a esta, debe en su mismo
contenido ser garantías de toda una serie de derechos y principios tendientes a
proteger a la persona humana frente al silencio, al error o la arbitrariedad y no solo
de los aplicadores del derecho, sino también del propio legislador. Debe velar el
debido proceso con las exigencias fundamentales de equidad, proporcionalidad y
razonabilidad, entendida estas como idoneidad para realizar los fines propuestos, los
principios supuestos y los valores presupuestos en el derecho de la Constitución”

La Sala ha expresado: “las garantías del debido proceso no se trata simplemente


de garantías del proceso, sino que aparecen configuradas en nuestro ordenamiento
jurídico como auténticos y verdaderos derechos fundamentales en sí mismos

36
considerados y sometidos a régimen de legalidad. El derecho a la tutela jurídica
efectiva, - sin indefensión ni dilación- es una garantía que constitucionalmente los
Estados otorgan a las personas dentro de su soberanía y que tal principio implica
defenderse de la demanda, y todo dentro de los principios de igualdad, lealtad,
contradicción y buena fe procesal… así mismo, la administración pública no debe
actuar a espalda de las personas a quienes afecte con su actuación….debe darles la
oportunidad de esgrimir la defensa que la Constitución Política le reconoce.”
Este principio está contenido en el artículo 34 Cn del 2014, en el cual se expresan
garantías mininas de toda persona frente a un proceso, es este caso, judicial. La ley
260 en su artículo 14 en el cual ordena a los jueces y magistrados guardar
observancia al debido proceso englobando el mismo en garantías mínimas
incluyendo el principio de supremacía constitucional. El CPCN en su artículo 6
reconoce este principio abordándolo de manera igual al artículo 14 Ley 260.
La doctrina lo entiende en los mismos términos que la Corte Suprema de Justicia
y la normativa interna como un derecho fundamental contentivo de principios y
garantías que son indispensables observar en diversos procedimientos. Este
principio presupone: legalidad del Juez, principio exclusividad de la jurisdicción, juez
natural, Principio de autoridad del juez (juez director del proceso, Imparcialidad del
juzgador, Independencia judicial, la legalidad de la Audiencia, la bilateralidad de la
audiencia o principio del contradictorio o derecho de defensa, la legalidad de las
formas o el principio del formalismo.

4.3 Derecho de Defensa, igualdad, contradicción e imparcialidad.

La Sala ha expresado en Sentencia número 111 del 28/06/07 de las 12:46 pm,
que el derecho a la defensa es: “… norma básica del derecho constitucional
universal, que se explica por sí sola… y que tiene plena validez…ninguna autoridad,
ni aún la misma ley puede privar a nadie del derecho innato del derecho de defensa
que le corresponde…” continúa diciendo: “ todos los actos de los funcionarios
públicos deben apegarse a lo establecido por la Carta Fundamental y las leyes en
caso contrario se viola el principio de legalidad…” En la sentencia 494 la Sala dice:
“sobre el derecho a la garantía de intervención y defensa, de conformidad al artículo
34.4 Cn…” “que el objeto del procedimiento debe ser claramente comunicado al

37
interesado, al igual, de las alegaciones hechas contra él. Además, al afectado debe
dársele suficiente tiempo para preparar su defensa…”
En cuanto al principio de igualdad, la Sala en sentencia numero 134 indica que:
“La Constitución proclama que para el ejercicio de estos derechos no existirán mas
limitaciones que las que se establezcan por razón de edad…” esto se refiere al
ejercicio de los derechos políticos y que el artículo 50 Cn reitera la igualdad y dice:
“el principio de igualdad ante la ley no tiene más objetivos que garantizar la igualdad
de derechos y obligaciones a todas las personas que se encuentran en una
determinada situación jurídica.”
En sentencia número 149 la Sala dice: “…el principio de la igualdad de toda las
personas ante la ley, según la ciencia y el espíritu de nuestra Constitución, no es otra
cosa que el derecho a que no se establezcan excepciones o privilegios que excluyan
a unos de los que se concede a otros en iguales circunstancias, de donde se sigue
forzosamente que la verdadera igualdad consiste en aplicar en los casos ocurrentes
la misma ley según las diferencias constitutivas de ellos y que cualquiera otra
acepción de este derecho es contraria a su propia naturaleza e interés social.”
La Sala en sentencia 123 nos dice: “…el funcionario debe estar revestido de la
imparcialidad necesaria para que la Ley sea cumplida. Y que cuando el funcionario
tiene motivos especiales para no ser ecuánime en la resolución que va a dictar, la
Ley lo implica para conocer.”
Estos principios están contenidos en nuestra Constitución, el derecho de defensa
en el artículo 34.4 Cn otorgándole la garantía de intervención y defensa para
disponer de tiempo y medios adecuados para su defensa. El principio de igualdad
está contemplado en los artículos 6 y 34 Cn está contenido como principio de Nación
y garantía fundamental dentro de un proceso. Es de orden general. En el numeral 5
establece que se debe de contar con abogado para la defensa de sus intereses y en
caso de no tener se establece la posibilidad de nombrar uno de oficio. Se extiende
este principio a la posibilidad de contar con intérprete en caso de no comprender o
no habla el idioma del tribunal.
El artículo 21 de la Ley 260 lo contempla como un principio procesal en el
ejercicio de la acción procesal y tutela judicial efectiva, entiende la igualdad en el

38
ejercicio de la acción procesal en la que únicamente se exigirá el cumplimiento de
los presupuestos de capacidad para ser parte y tener capacidad procesal.
Al respecto, la doctrina Igualdad lo concentra en principios de contradicción,
defensa e imparcialidad, también llamado de bilateralidad o de controversia. De
igualdad de las partes conlleva este principio ser titulares de derechos procesales
semejantes, de posibilidades parejas, que también se denomina igualdad de armas,
conceptualizado como una proyección del principio general de igualdad ante la Ley,
proclamado por nuestra Constitución.
En relación al principio de contradicción requiere, fundamentalmente, que las
leyes procesales acuerden, a quienes se encuentren en las situaciones
mencionadas, una suficiente y razonable oportunidad de ser oídos y de producir
pruebas; sobre la base de un conflicto de intereses, para asegurar una sentencia
justa, a colocar a las partes en u n pie de igualdad para la exposición de sus
fundamentos y el control de los actos de procedimiento.
El principio de Imparcialidad del juzgador, se establece como uno de los principios
fundamentales para la obtención del derecho justo, exige que el tercero director y
supraordenado participe de los intereses comunes de los sujetos procesales, lo que
se asegura por medio de la objetividad correspondiente a esta participación
recíproca.
4.4 Principio de Tutela Judicial Efectiva.
La Sala en sentencia número 354 dice: “la Tutela Jurisdiccional no será efectiva si
el mandato en la sentencia no se cumple la pretensión no quedará satisfecha con la
sentencia…no agota su contendido en la exigencia de que el interesado tenga
acceso a los Tribunales de Justicia…, ni se limita a garantizar una resolución
infundada…Exige también que el fallo judicial se cumpla y que el recurrente sea
repuesto en su derecho y compensado…; lo contrario sería convertir las decisiones
judiciales y en reconocimientos de derechos que ellos comportan a favor de alguna
de las partes en meras declaraciones de intensiones….para que haya una real Tutela
Judicial Efectiva se pasa por el Derecho a la Ejecución de las Resoluciones
Judiciales, para que estas no queden en bellas y memorables declaraciones de

39
buenas intensiones, sobre todo después de un engorroso proceso. Cita los artículos
3, 12, 20 y 21de la Ley 260.
La Sala en sentencia número 169 dice: “la motivación constituye una exigencia de
Principio de Tutela Judicial efectiva, cuya razón última reside en la interdicción de la
arbitrariedad, y por tanto en la necesidad de evidenciar que el fallo no es un simple y
arbitrario acto del juzgador, sino una decisión razonada en términos de derechos,
cumpliendo una doble finalidad: garantizar su eventual control jurisdiccional a través
del sistema de recursos y permitir al ciudadano conocer las razones de la resolución.
La necesidad de motivación no excluye la economía de los razonamientos, ni que
estos sean escuetos, sucintos, o incluso expuesto de forma expresa o por referencia,
a lo que ya consta en el proceso. Lo importante que guarden relación y sean
proporcionados y congruentes con el problema que se resuelve y que, a través de los
mismos, puedan las partes conocer el motivo de la decisión.” Hace referencia al
artículo 34.8 y 52 Cn. Refiere también que conforme a la doctrina la administración
pública está obligada, a motivar con suscinta referencias de hechos y fundamentos
de derechos. Y finaliza diciendo que el acto administrativo para su configuración se
requieren una serie de requisitos formales siendo uno de los principales el de
motivación;…”
La doctrina aborda este principio el cual conlleva como derecho a la acción: derecho
de acceso a la justicia, derecho a que el tribunal resuelva sus pretensiones conforme
a derecho, derecho a la efectividad de las resoluciones judiciales, respeto de la cosa
juzgada, disposición de medidas cautelares, ejecución de las resoluciones judiciales
y derecho al recurso.
Nuestra legislación interna en su artículo 8 CPCN incorpora el principio de Tutela
Judicial efectiva en el cual incluye el principio de motivación de sentencia, al igual,
La Ley 260 en el artículo 21 dentro del acceso y gratuidad incorpora este principio.
No obstante a que la Sala Penal de la Corte Suprema de Justicia en las
sentencias analizadas no abordan en su totalidad los principios, es importante
destacar que con la aprobación de la Ley 902 y partiendo del principio de
“integralidad de los principios” marca una pauta trascendental para la práctica
forense por cuanto el juzgador está obligado, bajo sanción de nulidad, a interpretar

40
de forma integral los principios en sus actuaciones procesales y no de forma asilada,
lo que implica que cada resolución jurisdiccional estará amparada bajo preceptos que
agilizarán los procesos con ello acercándonos a la anhelada tutela judicial efectiva.

41
CONCLUSIONES.

El proceso de modernización de la legislación nicaragüense ha transcendido a la


esfera del Derecho de procesal civil, con la promulgación del Código de
Procedimiento Civil, dando fin a los esquemas y parámetros tradicionales que en el
transcurso de más de un siglo el marco legal nicaragüense se vio inmerso en una
regulación creada para las exigencias de una realidad social que difiere mucho de la
actual; lo que era necesario ajustar la normativa procesal civil a la realidad existente
en el que se establece un procedimiento ágil y expedito para resolver los conflictos
de orden civil.
Este procedimiento está inspirado no solo en la norma primaria, sino en principios
propios de la materia ajustados a las exigencias doctrinales modernas, que le dan
coherencia y a la vez permite que la efectivización de la protección de los interés de
orden privado, tales como: Supremacía de la Constitución Política de Nicaragua,
Debido proceso, Acceso a los juzgados y tribunales, Tutela Judicial efectiva, Juez
predeterminado por la ley, Igualdad, contradicción, defensa e imparcialidad, Proceso
público, Dispositivo, Aportación de parte, Buena fe y lealtad procesal, Dirección del
proceso, Oralidad, Inmediación, Concentración Procesal
Estos principios, se encuentran sistematizados en el CPCN de forma coherente
por un escenario de técnica legislativa, se pueden inferir de la propia redacción de la
norma por ejemplo el principio de legalidad que la norma procesal civil lo ha citado
como principio de supremacía de la constitución, en el se desarrolla por completo los
criterios del principio de legalidad a la luz de la doctrina moderna, con ello se afirma
que el proceso civil nicaragüense está ajustado a las exigencias de la realidad social
en torno a garantías procesales, evidentemente ello como expresión máxima del
reconocimiento del derecho constitucional de los principios o garantías civiles.
Con el abordaje de estos principios en el CPCN, la barrera de la esencia
indeterminada, eminentemente escrita y engorrosa que caracterizaba al proceso civil
previo a la Ley 902, deja de ser una limitante en la solución de los conflictos,
mediante un procedimiento con una mayor eficiencia en su propósito de contar con
un instrumento jurídico más simple, a fin de que los juicios en el ámbito civil se
realicen a través de procedimientos más ágiles, públicos y transparentes, reduciendo

42
las estructuras procesales y sus trámites, estructurado el proceso en sistemas mixto
por audiencia, con lo cual se contribuirá a reducir la retardación de justicia en nuestro
país por cuanto estamos convencidos que esta Ley 902 recoge de forma amplia y
completa principios ya que su valor no es sólo teórico; sino traspola a las
repercusiones práctica de los principios con ello estructurando las instituciones
procesales e interpretándolos en un sentido armónico con las necesidades de la
justicia en relación al tiempo y al pueblo donde han de aplicarse.

Esta Ley 902, al contemplar de forma amplia los principios procesales civiles,
específicamente el principio de “integración de principios”, da un salto a la anhelada
Tutela Judicial Efectiva por cuanto el órgano jurisdiccional está obligado, en sus
actuaciones, a realizar una interpretación y aplicación de forma integral de
principios ya que los considera como un cuerpo normativo procesal, no
separadamente cada uno y de ahí la pertinencia de haber incluido el principio en el
CPCN sancionado con nulidad frente a su inobservancia.

Por ello, sin lugar a duda, afirmamos que el reconocimiento de los principios
procesales incorporados en el CPCN incide directamente en el fortalecimiento del
Sistema Jurídico, en particular del procesal civil, de nuestra nación por cuanto con
ello se materializa el acceso a la justicia como garantía del ciudadano reconocida en
nuestra Constitución Política.

43
BIBLIOGRAFIA

1) Aragoneses Alonso, P.: Proceso y derecho procesal, Aguilar, Madrid, 1960.


2) Academia de Derecho. LA IMPARCIALIDAD COMO PRINCIPIO BÁSICO DEL
PROCESO (LA PARTIALIDAD Y LA PARCIALIDAD) disponible:
http://www.academiadederecho.org
3) Arellano García, C.: Derecho procesal civil, IV edic., Porrúa, México, 1997.
4) Anteproyecto de Ley CPCN. www://legislacionasamblea.gob.ni. Consultado:
03.03.16
5) BRIESKORN, Norbert, Filosofía del Derecho, tr. de Claudio Gancho, Barcelona,
Herder, 1993

6) Briseño Sierra, H.: Estudios de derecho procesal, Cárdenas, México, 1980.


7) Bustamante Alarcón, R.: Derechos fundamentales y proceso justo, Ara, Lima,
2001.
8) Carnuletti, F.: Estudios de derecho procesal, Ediciones Jurídicas Europa-América,
Buenos Aires, 1952.
9) Chiong AraúzFlavio. Los principios procesales en el sistema oral civil. Mayo 2006
http://www.chiongyasociados.com
10)Collado Barbán Joaquín Ángel. Exposición Principios del Proceso. Documentos
en Maestría Derecho de Familia, UDM Managua 2015.
11) Conferencia de Ministro de Justicia de los Países Iberoamericanos. Mayo 4, 2016
Bolivia. http://www.comjib.org/acceso-a-la-justicia
12)Constitución Política de Nicaragua. Gaceta número 32 del 18 de febrero de 2014.
13)Cornejo Aguiar José Sebastián. Principio de Tutela Judicial Efectiva disponible:
ttp://www.derechoecuador.com
14) Corte Suprema de Justicia. Sala Constitucional. Criterios Jurisprudenciales.
1990-2010
15)DÍAZ, Clemente A, Instituciones de Derecho Procesal; parte general, Buenos
Aires, Abeledo-Perrot.
16) Diccionario de la RAE y de la Asociación de Academias españolas, España.
Disponible: http://www.buscon.rae.es. Consultado febrero 2016

44
17)Enciclopedia Jurídica Principios procesales. Disponible: http://www.enciclopedia-
juridica.biz14.com/d/principios-procesales/principios-procesales.htm
18)Falcón, Enrique M. Los Sistemas y los Principios Procesales. (2005). Disponible:
http://www.procesalweb.com.ar/los_sistemas_y_los_principios_Falcon.htm.
Visitado el día 20/08/2015
19)García Aguilar, Rosaura. En los linderos del Ius Puniendi. Principios
constitucionales.1ed. San José, C.R
20) Gimeno Sendra, José Vicente et al. (1988). Derecho Procesal. Tomo I Vol I. 3 Ed.
Editorial Tirant Lo Blanch, Valencia, España. Pág. 313
21)Hernández Perera. Yoaldo Función práctica de los principios rectores del proceso
civil (Fragmento Soluciones Procesales). Disponible: http://yoaldo.org/?p=141
22)Hunter Ampuero Iván. El principio dispositivo y los poderes del juez. Revista de
Derecho de la Pontificia Universidad Católica de Valparaíso XXXV
23)LARENZ, Karl, Derecho Justo; fundamentos de ética jurídica, tr. de Luis Díez-
Picazo, Madrid, Civitas, 1985
24)López González, Jorge Alberto. (2001). Teoría General Sobre el Principio de
Oralidad en el Proceso Civil. 1 Ed. Editorial No Indica, San José, Costa Rica. Pág.
29.
25)Ley 902 Código Procedimiento Civil de Nicaragua. 2015
26)Ley 260 Ley Orgánica del Poder Judicial de Nicaragua. 1998.
27) Melendez Florentin, Instrumentos Internacionales sobre Derechos Humanos
aplicables a la administración de Justicia. Estudio Constitucional comparado.
Universidad Complutense, Madrid, España, Novena Edición, 2013. Ed. San
Salvador, CA.
28)Moreno Molina José Antonio. TUTELA JUDICIAL EFECTIVA. Universidad de
Castilla-la Mancha (España) https://www.google.com
29)MONTERO AROCA JUAN. DERECHO PROCESAL CIVIL. 3a edición
30)Palacios, Gozaini, Couture, Clemente Díaz, Remigio, De la Vega de Opl, entre
otros. PRINCIPIOS PROCESALES http://www.ucasalvm.com.ar/derechophp
31)Revista chilena de derecho. versión On-line ISSN 0718-3437 Rev. chil.
Derecho v.34 n.3 Santiago dic. 2007 disponible: http://dx.doi.org/10.4067/S0718-
34372007000300014 Citado por SciELO
32)Romero Seguel Alejandro. Los Principios Inspiradores del Código Procesal Civil.
Universidad de los Andes 2012

45
33)Rosales Arguello, Francisco. Estudios Constitucionales. Centro Especializado de
Documentación e Información Judicial, 2013. Pag. 228
34)Sánchez Morales Hugo Ramiro. LOS PRINCIPIOS EN EL PROCESO
CIVIL. Academia Boliviana de Estudios constitucionales. Disponible:
http://www.abec.org.bo

46

También podría gustarte