Está en la página 1de 2

Queda preso sindicado de jefear banda de estafadores de

Propiedades
16 Nov, 2017 - 9:49 pm

Un juez dictó auto de formal procesamiento con la medida cautelar de prisión preventiva contra
Frelin Eduardo Ulloa Herrera (37), a quien se le considera responsable del delito de estafa en
perjuicio de Servio Rolando López Moreno y Estrella Pineda Moreno.
Además, se le encontró responsable del delito de falsificación de documentos en general en
perjuicio de la fe pública del Estado de Honduras.
Para la Fiscalía, Ulloa Herrera lideraba una red de estafadores que operaba en el departamento
de Cortés y se hacía pasar como ingeniero. También fue aprehendido un abogado que se
encargaba de legalizar los trámites “pandos” con los que engañaban a sus clientes.
En cuanto a los otros imputados que supuestamente formaban parte de esa estructura ilícita y
que fueron detenidos el jueves pasado, Abid Wilmer Suárez García (41) y César Arnulfo Cerna
Mazier (45), se les decretó auto de formal procesamiento con la medida cautelar distinta a la
prisión preventiva.
Suárez García y Cerna Mazier, deberán registrarse en el Sistema Biométrico cada 15 días ante
la Secretaría del Juzgado, no podrán salir del país y se les prohíbe comunicarse con el ofendido.
En el caso contra Gustavo Adolfo Osorio Reyes (41) y Johnny Alexander Mejía López (30) el
juez decretó sobreseimiento provisional.
Frelin Eduardo Ulloa Herrera, es el único preso de cinco detenidos por la ATIC y guarda prisión
en la cárcel de Yoro.
Además de ello, a Ulloa Herrera, Osorio Reyes, Cerna Mazier, Mejía López y Suárez García,
se les decretó sobreseimiento provisional por el delito de asociación ilícita en perjuicio de la
seguridad interior del Estado de Honduras, por el cual fueron acusados por el Ministerio
Público (MP).
Ulloa Herrera fue remitido al centro penal de El Progreso, Yoro y la audiencia preliminar quedó
pactada para el próximo 4 de diciembre, a las 9:00 de la mañana.
Los cinco hombres fueron capturados como parte de la Operación “Telaraña” comandada por
fiscales y agentes de la ATIC, la cual se ejecutó en cinco diferentes sectores de la “ciudad
industrial”, en los cuales se practicaron allanamientos simultáneos.
Luego de denuncias recibidas de afectados, la Unidad de Casos de Impacto de la Fiscalía y el
Departamento de Delitos contra la Administración Pública de la ATIC, identificó tras meses
de investigaciones que una banda delictiva estafaba a compradores de buena fe que pretendían
adquirir viviendas en zonas de alta plusvalía.