Está en la página 1de 9

BENEMÉRITA UNIVERSIDAD AUTÓNOMA DE

PUEBLA

FACULTAD DE MEDICINA

FORMACIÓN HUMANA Y SOCIAL

RAYO FLORES ORALIA

ENSAYO

“EUTANASIA”

H. CIUDAD DE PUEBLA, PUEBLA A 14 DE

NOVIEMBRE DEL 2017


Eutanasia

“La muerte es opcional, el sufrimiento no”

Alejandro Jodorowsky

Mi postura frente a este tema es de total acuerdo, pues bien, si el hombre se


sueña dueño del mundo, por qué no ha de ser capaz de decidir sobre su
propia vida.
Para comprender mejor el tema es necesario tener una visión sobre
eutanasia, a continuación mencionaré algunas definiciones.En el año 2001, en
su libro tratamiento jurídico-penal de la eutanasia Roxin menciona que “se
entiende como la ayuda prestada a una persona gravemente enferma, por
deseo o por lo menos en atención a su voluntad presunta, para posibilaitar
una muerte humanamente digna en correspondencia con sus propias
convicciones”
Por su parte Ripollés Díaz en 1898 declaró en su obra Eutanasia y Derecho
que por eutanasia en términos genéricos debe entenderse aquel
comportamiento que, de acuerdo con la voluntad o interés de otra persona
que padece un enfermedad o lesión incurable, generalmente mortal, que le
causa graves sufrimientos y afecta considerablemente su calidad de vida; da
lugar a la producción, anticipación o no aplazamiento de su muerte.

En opinión propia considero que la eutanasia abrevia una vida para evitar
grandes dolores y molestias, ya sea por petición propia, de familiares o
sencillamente por iniciativa de terceras personas que presencian, conocen e
intervienen en el caso concreto del paciente.
Por su parte la doctora Eleuteria Vara Ortíz, médico radiólogo del Hospital
General de Puebla opina:

Hay por una lado una neta prohibición legal de la

eutanasia pues esta sigue considerándose delito, el

artículo 134 del nuevo de Ética y Deontología Médica,

declara la Eutanasia u Homicidio por compasión

contrario a la ética, sin embargo existe, por otra lado,

la realidad que yo como médico vivo día a día, por

tanto estoy a favor de la eutanasia, claro, respetando

el procedimiento médico-jurídico que conlleva.

En cuanto a la opinión religiosa, en el año 1995 Juan Pablo ll declara que “el

evangelio de la vida es el que nos dice que Dios quiere que el hombre

defienda el derecho a la vida de cada persona ya que la vida humana tiene un

valor incomparable”.

La iglesia reclama que las cosas que atentan contra la vida y la dignidad del
hombre estén en aumento. Esto puede causar un cambio radical en el modo
de entender la vida y la relación entre los hombres.

Ya entendido el concepto, es también indispensable conocer y comprender en


qué consiste y como ha de clasificarse la eutanasia, dicho lo anterior, con la
intención de terminar el miedo que provoca la ignorancia.

Ahora bien, los términos eutanasia pasiva y activa se refieren al tipo de


participación que tienen terceros capacitados en la terminación de una vida.

La eutanasia activa es el esfuerzo de una persona por ocasionar su propia


muerte o la muerte de otra persona. Dentro de la eutanasia activa
encontramos suicidio, suicidio asistido y homicidio por piedad, en estas tres
formas de eutanasia, la causa médica de la muerte no es enfermedad o
traumatismo sino la acción fatal que se llevó a cabo.
En el caso de homicidio por piedad se clasifica a su vez en voluntario,
involuntario y no voluntario.

En caso de ser voluntario el paciente expresa que su deseo es la terminación


voluntaria de su vida, y este se cumple. No voluntario ocurre cuando el
paciente es asesinado por alguien que no estaba al tanto de sus deseos.
Involuntaria consiste en la explicita negación del paciente respecto a la
eutanasia, y su voluntad es ignorada.

De forma legal, la eutanasia es afrontada, generalmente, como una


interrupción voluntaria de la vida humana. En Europa hay dos países que la
han legalizado condicionalmente; los países Bajos desde 1 de Abril de 2002 y
Bélgica en Mayo del mismo año.

En Estados Unidos la eutanasia está prohibida por la ley Federal, a excepción


de Oregón que desde 1997 tiene una ley que autoriza el homicidio asistido. El
1 de Abril de 2002 Holanda de convierte en el primer país del mundo en
legalizar la Eutanasia, la ley exime al médico de procesos legales si respeta
ciertos “criterios con minuciosidad”. Bélgica hizo lo propio en Septiembre de
2002.

El 18 de Diciembre del 2008, los diputados Luxemburgueses se pronunciaron


a favor de legislar la eutanasia, en caso de situación médica “sin solución”,
pero la prohíbe para menores.

En Italia, la eutanasia esta prohibida pero la constitución reconoce el derecho


de rechazar cuidados médicos.

En Francia, la ley Leonetti del 22 de Abril de 2005 instauró el derecho de


“dejar morir”, sin permitir a los médicos que utilicen la eutanasia activa.

A continuación mencionaré algunos casos relevantes:


1. BRITTANY MAYNARD

“Recientemente esta norteamericana de 29 años conmovió al mundo


anunciando que iba a someterse a la eutanasia el 1 de noviembre de este
año. Tras ‘viralizarse’ un video donde anunciaba su decisión, Brittany
Maynard fue blanco de críticas así como de numerosas muestras de apoyo.

Brittany aseguró que no se trataba de un suicidio, sino que quería morir en


sus propios términos debido al terrible cáncer cerebral que padecía y que le
producía muchos dolores y convulsiones.

Efectivamente, este 1 de noviembre terminó con su vida acompañada por su


esposo y seres queridos.”

2. ELUANA ENGLARO

“La familia de una mujer italiana de 38 años, quien había permanecido por 17
años en estado vegetativo, consiguió su muerte asistida en el 2009. Después
que el Tribunal Supremo Italiano autorizara dicha sentencia, fue
desconectada de todos los aparatos que la alimentaban y mantenían con
vida.”

3. THOMAS INGLIS

“En enero de 2010 en Gran Bretaña, una madre desesperada inyectó una
dosis letal de heroína a su hijo, quien sufría de una lesión cerebral
irreversible.

Frances Inglis, de 57 años, justificó la acción explicando que no tenía más


remedio que liberar a su hijo de ese “infierno en vida”. Tras la muerte de
Thomas, fue condenada a cumplir cadena perpetua en la ciudad de Londres.”

4. SIR EDWARD THOMAS DOWNES Y SU ESPOSA

“Uno de los más respetados directores de orquesta del Reino Unido decidió
suicidarse junto a su esposa, en un centro de eutanasia de Suiza en 2009.

Según lo informado por sus propios hijos, Downes de 85 años y Joan de 74,
ambos murieron en paz, bajo las circunstancias que ellos mismos habían
elegido. Esta clase de centros de eutanasia, permitidos en algunos países
como Suiza.”
Ahora bien, haciendo énfasis en la religión, bien sea católica, mormona,
cristiano- católica, etc. recordemos que a trevés del tiempo el hombre ha
moldeado a conveniencia propias las santas escrituras que engloban los
mandamientos, los deseos, las perspectivas de una deidad, de ahí que el
hombre se sueñe interpretados y ejecutor de la ley divina.

En el caso de éste mi país, México, el católico ha de serlo cuando su


conciencia se lo dicte, ha de ser católico cuando este marcado en el
calendario pero el resto del año sus actos y pensamientos corresponderán a
una vaga y alejada disciplina de los mandatos de Dios.

Ahora bien, el mexicano ha dejado de ser creyente cuando conociendo la


realidad de la iglesia, la doble moral de los sacerdotes y los casos de
pederastia, tanto registrados como no registrados, siguen adorando una
máscara de hipocresía, ha dejado de ser creyente cuando en su corazón se
ha sembrado la semilla del rencor, la avaricia, la mentira, la hostilidad y la
indiferencia., ha dejado de ser católico cuando infringió en la mayoría de los
mandatos de Dios nuestro Señor.

A tal situación la interrogativa es la siguiente, ¿Cómo ha de juzgar el creyente


la acción misericordiosa del hombre científico, que da fin al sufrimiento de su
semejante, cuando éste mismo incurre de forma negativa en cada una de las
leyes divinas?

A contradicción de quienes exigen respetar la palabra de Dios establecida en


el 5° mandamiento, dado por dios a Moisés en el Monte Sinaí, el cual dice “No
mataras”, tenemos que en el antiguo testamento se ha escrito de forma clara y
precisa “amarás a tu prójimo sobre todas las cosas”; pensando de forma
objetiva y analítica, he concluido lo siguiente

¿Cómo he de amar a mi prójimo si me he negado a sus deseos infundados


por la grave agonía que le provoca una enfermedad incurable? ¿Cómo he de
amar a mi prójimo si he de negarle una muerte digna y por el contrario he de
condenarlo al más insólito sufrimiento? ¿Cómo he de amar a mi prójimo si
teniendo las armas suficientes para dar fin a su dolor, soy yo quien alarga su
sufrimiento?

Dios mismo ha sacrificado a su único hijo, condenándolo a una dolorosa


muerte, por el perdón de nuestros pecados, porque dios nos ama como a su
prójimo sobre todas las cosas, entonces quienes somos nosotros para negarle
la muerte asistida a nuestro prójimo, Dios ha predicado con su ejemplo, es
justo y necesario corresponder a su amor.

Los mismos sacerdotes, aún estando “cerca de Dios” han desafiado y roto sus
mandatos, han jurado vivir en celibato y aun con ello forman familias y abusan
de criaturas inocentes, entonces ¿Por qué motivo o razón podrían ser, estos
seres imperfectos como cualquier ser humano de carne y hueso, los
representantes la palabra de Dios?

Dios nos da y nos quita la vida, pero es el mismo Dios quien nos dio la libertad
de elegir como queremos vivir y morir. Es decir, se busca que la eutanasia sea
voluntaria pero que también sea una acción regulada y en un hecho aceptado.

Hay muchas razones por las cuales se teme a la eutanasia, ya que si se


hiciera voluntaria se cometerían una serie de abusos que no pudieran ser
controlados por nadie, pero el error está allí, en la imperfección del hombre,
puesto que el objetivo de la Eutanasia es total y completamente cabal pero la
falla está en la pérdida de valores y racionalidad del hombre.

Otro punto relevante que hoy de decidido mencionar es el nivel de educación


del pueblo mexicano, atribuyo la falta de conocimiento y el miedo que provoca
la ignorancia , entre otras razones, la clave detonante de nuestra clasificación
como país tercermundista y por tanto el retraso socio-cultural que éste
conlleva.

Es por esta razón que el concepto de Eutanasia no ha sido aceptado en


nuestro país, porque somos una sociedad ignorante.

Por otro lado, el respeto por la autonomía de las personas requiere reconocer
su derecho a decidir cómo vivir sus vidas, esto incluye el proceso de la muerte
y la habilidad de elegir el destino propio. De tal forma que se propone el
derecho de evitar el sufrimiento intolerable ejerciendo un control sobre la
forma de morir.

Lo que está en juego es ser libre para tomar responsabilidades sobre la propia
vida, parte de la cual la constituye la muerte. Considero que para terminar con
el sueño utópico de permitir la eutanasia de forma regulada y responsable es
realizar un análisis profundo y reflexivo al respecto, sin dejarse influir por las
concepciones morales y religiosas que cada una de nosotros posee y predica.
Lo cual es sin duda difícil.
Sin embargo, considero que al existir un derecho a la vida y todo cuanto ello
implica, la dignidad y libertad de la persona, es también imprescindible que
exista un derecho a morir dignamente y esto se traduce en la eutanasia.

A modo de conclusión, exhorto a cada individuo romper las barreras de la


ignorancia, la religión, el miedo y tantas otras, veamos y analicemos la
situación desde una perspectiva humanista, avancemos juntos como
sociedad, abrámonos a nuevas posibilidades procurando no dejar de lado la
racionalidad que nos adjudica ser seres pensantes, amemos a nuestro
prójimo, permitamos brindarnos a cada uno de nosotros una vida digna desde
el principio hasta el final de ésta.

Dejemos de lados las etiquetas, médico, creyente, científico, sacerdote y


unámonos con el fin de un solo objetivo.

Somos seres imperfectos por tanto ni la ética ni la moral, establecidos por


nosotros mismos han de ser lo estrictamente correcto o “normal”.

Finalmente tengamos siempre en mente que “LA MUERTE ES OPCIONAL,


EL SUFRIMIENTO NO”
BIBLIOGRAFÍA

 Gary, P, y otros.(2005).Suicidio y Eutanasia.Michigan: Portavoz

pp.(284-286)

 Higuera, G.(2008).Distancia y Moral:Experimentos con el

hombre.Santander pp.(252)

 Hautecolverture, M.(2009).Faut-il légaliser l’euthanasia.Madrid:España

p. (263)

 Sissela, B.(2009).La eutanasia y el auxilio médico al suicidio. Madrid:

Cambridge.

 Sánchez, E.(2007).La Eutanasia frente a la Moral y el

Derecho.España:Sevilla

 Palacios, M.(2009).Soy mi dignidad: Eutanasia y Suicidio.Amertown

international

 Verzcle, M.(2010).La muerte sin dolor:Suicidio y

Eutanasia.Bélgica:Txalaparta

 Mateu, J.(2009).Euntanasia una batalla por ganar.Amertown

international

 Bevington, L.(2009).Eutanasia y Suicicdio.España: Portavoz

 Behar, D.(2012). ¿Cuándo la vida ya no es vida?.México: Pax

 González, V.(2010).La Academia Española.Paría: Parmantier