Está en la página 1de 3

ESCUELA COLOMBIANA DE INGENIERIA JULIO GARAVITO

MAESTRÍA EN INGENIERÍA CIVIL CON ÉNFASIS EN GEOTECNIA


Seminario de Ciencia, Tecnología y Sociedad
Estudiante: José Jaime Sierra Molina
Código: 2131942
Fecha de entrega: 28 de septiembre de 2016

CIENCIA, TECNOLOGÍA Y CULTURA.


RETOS BIDIRECCIONALES DE LAS CULTURAS ACTUALES Y EL
DESARROLLO TECNOCIENTÍFICO.

Para Jesús Mosterín, la cultura es: “la información transmitida por aprendizaje social”1,
ahora bien, una visión simplificada de lo social se debe entender como aquello
concerniente a las interacciones que se presentan entre los individuos que conforman
una sociedad.
Si se realiza un símil de la sociedad con un sistema tecnológico, tal como lo plantea
Quintanilla, se identifica que su componente principal es aquel relacionado con la toma
de decisiones, particularmente se refiere a los agentes intencionales.
Adicionalmente, se podría considerar a la sociedad como una macro entidad biológica
conformada por todos los individuos de la raza humana cuya capacidad de conocer
vendría dada por la cultura.
Ante lo dicho, se plantea por lo tanto que, uno de los principales retos de las culturas
actuales frente al flujo de información y conocimiento generado por la globalización y
avances de la tecnociencia en su vorágine de artefactos tecnológicos a los que es
sometida cualquier persona del siglo XXI es primordialmente su educación para poder
percibir, interpretar, valorar e intervenir los desarrollos tecnocientíficos de acuerdo con
Medina en La Cultura de la Tecnociencia.
De acuerdo con Rodolfo Llinás, los organismos evolucionan para crear entidades cada
vez más complejas, en el libro El Cerebro y el Mito del Yo realiza el planteamiento de
una mente colectiva, para llevar cabo tal empresa es necesario que se desarrollen
artefactos tecnológicos en un marco tecnocientífico que permitan una interacción entre
mente y máquina. Esto permitiría que posteriormente dos mentes se conectaran por
medios tecnológicos, lo cual, aún hoy, serian visto como propios de los espectáculos
circenses o de hechicería.

1
MOSTERÍN, Jesús. Cultura como información en Filosofía de la cultura. Ed. Alianza, Madrid, 1993.
La conexión de muchas mentes utilizando este tipo de tecnologías puede conducir a
dos caminos, uno optimista que resalta la creación de una consciencia global que
suprayace a cualquier percepción que pueda tener un individuo. Por otra parte, la
conexión de la mente mediante y hacia mundos de realidad virtual plantea no solo un
reto sino un riesgo de acuerdo con la definición de la Sociedad del Riesgo encontrada
por Medina. Acorde con ello, Llinás establece podemos alejarnos de la realidad por
disfrutar de los “beneficios” que ofrece un mundo artificial del que podemos ser amos y
señores, conduciéndonos a la trampa del suicidio de la sociedad, para ofrecer una
respuesta Camus.
Otro de los grandes retos de las culturas actuales consiste en aceptar o rechazar las
necesidades artificiales impuestas por las grandes corporaciones, lo cual implica que
la persona desenvuelta en las culturas actuales deberá tener una capacidad de
discernimiento que le permita decidir respecto a lo que consume, es decir se requiere
una mayor consciencia en la toma de decisiones. Se requiere conocer los impactos
negativos del consumo desmedido, aspectos como la obsolecencia programada, los
impactos medioambientales, la influencia del neuromarketing, la programación
neurolingüística.
En muchas ocasiones no existe algo más actual que dar un vistazo a los sucesos
históricos, a sabiendas que quienes no conocen su historia están condenados a
repetirla. Es útil por tanto, conocer grosso modo lo ocurrido con las culturas
precolombinas. Entendiendo que su origen yace en un grupo de humanos curiosos
que partieron de remotas regiones de oriente, y tuvieron que cubrir enormes distancias
llenas de distintos peligros, aventuras y retos, hasta llegar al territorio americano. Cabe
preguntarse entonces si en su momento aquel recorrido desde África no equivaldría a
lo que hoy sería atravesar el inmenso espacio intergaláctico en busca de tierras
promisorias. Por un lado el deseo de bienestar se vio ampliamente suplido,
exuberantes extensiones de tierra, con especies frutales inéditas, clima agradable,
agua abundante, en pocas palabras un jardín de edén. ¿No serían esas condiciones
una de las causas del estancamiento de las culturas aborígenes de américa? ¿No
sería que no vieron el reto al que se enfrentaban? Habían encontrado el paraíso. Vale
la pena reflexionar al respecto, si dentro de las nuevas tierras promisorias que trae la
tecnología no se encuentra el paraíso de los mundos virtuales. En la vertiginosidad de
los avances tecnocientíficos es posible que el principal reto sea la velocidad de
reacción que tengan las culturas actuales.
De esta manera resulta que uno de los principales retos consiste en identificar los
factores que inducen a un equilibrio dinámico, entendiendo el carácter evolutivo de la
sociedad actual.
En conclusión se identifica que el principal riesgo de las culturas actuales respecto a
los desarrollos tecnocientíficos consiste en poder ser protagonista de su propio destino
mediante su intervención consciente, para ello es necesario que puedan valorar e
interpretar de manera crítica las innovaciones tecnológicas actuales.
Por otra parte, se espera de los desarrollos tecnocientíficos medir los impactos de
manera acertada en aspectos sociales y ecológicos generados por los sistemas
técnicos que construye en su avance diario.

Bibliografía
LLINÁS, Rodolfo. I of the vortex: from neurons to self (El cerebro y el mito del yo).
Estados Unidos: The MIT Press, 2001.
MOSTERÍN, Jesús. Cultura como información en Filosofía de la cultura. Madrid:
Alianza, 2004.
MEDINA, Manuel. Ciencia, Tecnología y Sociedad en el siglo 21. Los retos de la
tecnociencia y la cultura. Disponible en http://ctcs.fsf.ub.es/prometheus21/
________. La cultura de la tecnociencia. Disponible en
<http://ctcs.fsf.ub.es/prometheus21/
QUINTANILLA, Miguel. Técnica y Cultura.