Está en la página 1de 3

Modulo de criminalistica

Todos hemos oído hablar cuando se comete un delito de preservar la escena del crimen, pero esto
no solo busca reconstruir los hechos, esclarecer el crimen y señalar al culpable, la finalidad
primordial de las etapas de preservación y procesamiento de indicios es generar convicción pleno
en el juzgador al dictar su fallo

Tampoco se puede pasat por alto que los indicios pueden sufrir alteraciones por eso es preciso
que en todo momento los indicios se maenjan siguiendo los procedimientos científicos mas
rigurosos y ordenados por parte de los servidores públicos involucrados

A partir del 2008 el sistema de justicia penal se fue transformando en uno de tipo acusatorio y con
ello el trabajo de los peritos una mayor relevancia por eso es necesario manejar de manera
adecuada la cadena de custodia pues cualquier contaminación o alteración de los indicios puede
alterar el resultado final en el proceso penal y de este modo condenar o absolver a la persona
equivocada

Ahora voy a hablar sobre los protocolos de cadena de custodia

Una vez recibida la solicitud y formado el grupo interdisciplinario que actuara en la investigación
del hecho delictivo este se trasladara al lugar de los hechos o lugar del hallazgo a fin de evitar la
perdida de los indicios

El lugar de los hechos y o lugar del hallzgo contiene la información completa que determinara la
forma en que sucedieron los hechos por lo que es necesario seguir los protocolos de cadena de
custodia de indicios

Los protocolos que integran esta cadena de custodia son:

1) Conocimiento de la comisión del delito por el AMPF o por los policías


2) Preservación del lugar de los hechos por la policía
3) Procesamieno de indicios por los peritos
4) Continuidad de la cadena de custodia en la sede ministerial (integración en la avriguacion
previa de la cadena de custodia)
5) Continuidad de la cadena de custodia en la sede pericial(realización de pruebas periciales)
6) Almacenamiento de los indicios o evidencias

Preservación del lugar de los hechos

Es de vital importancia preservar el lugar de los hechos o hallazgo lo cual significa no dañarlo ni
alterarlo con dos objetivos escenciales

Uno que busca conservar en su sitio original cada uno de los indicios o evidencias tanto en zonas
cercanas al sitio que se considera principal como objetos que se localicen en el lugar de los hechos
y otro que establece las condiciones para reconstruir lo sucedido y determinar la verdad histórica
con tanto apego a la realidad como sea posible
Si este primer paso no se lleva acabo correctamente se produce daño alteración o perdida de
indicios y esto concluirá a un resultado equivocado

Las autoridades responsables de preservar el lugar de los hechos y o lugar del hallazgo son
aquellas que tienen el primer contacto con el escenario del delito ( policías) ellos tienen el trabajo
de no permitir alteraciones por minimas que sean, no tocar nada ni cambiar de sitio asi mismo
como evitar el paso a personas ajenas a las autoridades que realizaran la investigación para
realizar una efectiva preservación del lugar de los hechos o hallazgo se debe acordonar lo cual
depende de cada caso en particular y de que el área sea abierta o cerrada o mixta y esto impide
que otroas personas deambulen innecesariamente en el lugar

Se manupulen objetos que puedan servir como indicios, que se toque o manipulen restos
humanos, se contaminen objetos con huellas dactilares, se desechen objetos que puedan tener
relación con el hecho

La tarea de preservar se debe llevar acabo en tanto el personal especializado no haya comenzado
el estudio del lugar es decir proceso los indicios

De igual forma al llegar al lugar de los hechos o hallazgo se debe realizar una inspección general
que permitirá identificar si existen victimas, lesionados, testigos o detenidos para proceder como
corresponda atención medica, entrevista a testigos y poner en dispocision de la autoridad
ministerial a detenidos.

Para realizar una efectiva preservación del lugar de los hechos se deberán emplear las técnicas
adecuadas de acordonamiento, lo cual dependerá de cada caso en particular, y de que el área sea
abierta, cerrada o mixta. La acción de preservar el lugar de los hechos y/o del hallazgo, a cargo del
personal de la policía, no sólo consiste en acordonar, sino en impedir que: Otras personas
deambulen innecesariamente por el lugar. Se manipulen objetos que pudieran servir de indicios o
evidencias. Alguien toque los cuerpos o restos humanos. Se contaminen objetos en que pudieran
encontrarse huellas dactilares. Se toquen objetos sin el permiso del personal que resguarda el
lugar. Se desechen objetos que pudieran tener relación con el hecho.
La primera obra que asume el esquema “ecológico” se debe a Park, Burgess y
Mckenzie (1928), quienes mantienen que, el crimen es producto de la
“desorganización” propia de la gran ciudad, en la que se “debilita” el control
social y se deterioran las relaciones humanas, propagándose un clima de vicio y
corrupción “contagioso”. La investigación más conocida es, tal vez, la de
Thrasher (1927), denominada “The Gang” quien examinó 1,313 bandas que
operaban en Chicago, integradas por un total de unos 25,000 miembros, llegando
a la conclusión de que en dicha urbe existía una zona o terreno de bandas
(“gangland”), espacio que definió tanto geográfica como socialmente, y al que
pertenecería la zona de fábricas, ferrocarril, oficinas y almacenes de la (city)
ciudad, etc. De tal constatación, dicho autor dedujo que la criminalidad

surge en los confines de la civilización y en zonas que muestran insuficiencias en


las condiciones elementales de vida. Planteamientos muy semejantes son los de
Shaw y McKay, quienes demuestran que las tasas de criminalidad descienden en
función directa al distanciamiento del centro de la ciudad y su zona
industrializada, y se incrementa cuanto más nos aproximamos a aquellos. Los
autores citados mantienen, también, que la criminalidad potencial o pre
delincuencia se concentra igualmente en tales “áreas” (“delincuency Áreas”),
cuando los núcleos poblacionales se encuentran en las proximidades de los
grandes almacenes y establecimientos comerciales de la ciudad (“city”), por la
ausencia o debilitamiento del control social, fenómeno que no se produce en los
alrededores y zonas residenciales de los núcleos urbanos.