Está en la página 1de 2

EL CARÁCTER DE UN ADORADOR

Un adorador debe ser un imitador de Jesucristo, en 1 Corintios 11:1 podemos ver que Pablo fue imitador de Cristo e
instaba al pueblo de Corintio que también imitaran a Jesús como él lo hacía. Pablo sabía que para agradar al Padre es
necesario manifestar el carácter del Hijo, lo cual es posible solamente si Cristo vive realmente dentro de nosotros. (Gal.
2:20)
¿Y qué dice la palabra acerca referente al carácter de nuestro Señor Jesucristo?.
Dice que el es…

Benevolente: Que tiene buena voluntad o afecto hacia alguien sobre el que tiene poder o autoridad; en especial, que se muestra
indulgente o tolerante.
“Y recorrió Jesús toda Galilea, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y
toda dolencia en el pueblo. Y se difundió su fama por toda Siria; y le trajeron todos los que tenían dolencias, los afligidos por diversas
enfermedades y tormentos, los endemoniados, lunáticos y paralíticos; y los sanó”. Mateo 4:23-24

Compasivo: Sentimiento de tristeza que produce el ver padecer a alguien y que impulsa a aliviar su dolor o sufrimiento, a remediarlo
o a evitarlo.
“Como pastor apacentará su rebaño; en su brazo llevará los corderos, y en su seno los llevará; pastoreará suavemente a las recién
paridas”. Isaías 40:11

Fiel: Firmeza y constancia en los afectos, ideas y obligaciones, y en el cumplimiento de los compromisos establecidos.
“Fiel es el que os llama, el cual también lo hará”. 1 Ts 5:24

Perdonador: Olvidar [una persona] la falta que ha cometido otra persona contra ella o contra otros y no guardarle rencor ni
castigarla por ella, o no tener en cuenta una deuda o una obligación que otra tiene con ella.
“Y Jesús decía: Padre, perdónalos, porque no saben lo que hacen. Y repartieron entre sí sus vestidos, echando suertes”. Lc. 23:34

Bueno: Inclinación a hacer el bien, comportamiento virtuoso, amable.


“Entonces vino uno y le dijo: Maestro bueno, ¿qué bien haré para tener la vida eterna?”. Mt 19:16

Inocente/ Sin mancha: Condición del que está libre de culpa o de pecado. Falta de malicia, mala intención o picardía.
“Entonces Judas, el que le había entregado, viendo que era condenado, devolvió arrepentido las treinta piezas de plata a los
principales sacerdotes y a los ancianos, diciendo: Yo he pecado entregando sangre inocente. Mas ellos dijeron: ¿Qué nos importa a
nosotros? !Allá tú! Mt 27:3-4

Santo: Que está dedicado o consagrado a Dios


“Respondiendo el ángel, le dijo: El Espíritu Santo vendrá sobre ti, y el poder del Altísimo te cubrirá con su sombra; por lo cual también
el Santo Ser que nacerá, será llamado Hijo de Dios”. Lc 1:35

Humilde: Que no hace ostentación de sus virtudes.


“Porque, ¿cuál es mayor, el que se sienta a la mesa, o el que sirve? ¿No es el que se sienta a la mesa? Mas yo estoy entre vosotros
como el que sirve”. Lc 22:27

Justo: Principio moral que inclina a obrar y juzgar respetando la verdad y dando a cada uno lo que le corresponde.
“No puedo yo hacer nada por mí mismo; según oigo, así juzgo; y mi juicio es justo, porque no busco mi voluntad, sino la voluntad del
que me envió, la del Padre”. Jn 5:30

Clemente: Benevolencia o compasión con que una persona juzga o castiga a otra.
“Pero por esto fui recibido a misericordia, para que Jesucristo mostrase en mí el primero toda su clemencia, para ejemplo de los que
habrían de creer en él para vida eterna”. 1 Timoteo 1:16
Amante: Que siente afecto e inclinación hacia una persona o cosa y le desea todo lo bueno.
“Antes de la fiesta de la pascua, sabiendo Jesús que su hora había llegado para que pasase de este mundo al Padre, como había
amado a los suyos que estaban en el mundo, los amó hasta el fin”. Jn 13:1

Manso de corazón: “Llevad mi yugo sobre vosotros, y aprended de mí, que soy manso y humilde de corazón; y hallaréis descanso
para vuestras almas…” Mt 11:29

Misericordioso: Cualidad de Dios, en cuanto ser perfecto, por la cual perdona los pecados de las personas.
“Por lo cual debía ser en todo semejante a sus hermanos, para venir a ser misericordioso y fiel sumo sacerdote en lo que a Dios se
refiere, para expiar los pecados del pueblo”. Hebreos 2:17

Obediente a Dios el Padre: Acción de acatar la voluntad de la persona que manda, de lo que establece una norma o de lo que
ordena la ley.
“Jesús les dijo: Mi comida es que haga la voluntad del que me envió, y que acabe su obra”. Jn 4:34

Paciente: Calma o tranquilidad para esperar.


“Pero Jesús no le respondió ni una palabra; de tal manera que el gobernador se maravillaba mucho”.

Resignado: Aceptación con paciencia y conformidad de una adversidad o de cualquier estado o situación perjudicial.
“diciendo: Padre, si quieres, pasa de mí esta copa; pero no se haga mi voluntad, sino la tuya”. Lc 22:42

Que resistió la tentación: Dominar el impulso de hacer o tomar algo atrayente pero que puede resultar inconveniente.
“Hablar acerca de la tentación de Jesús en el desierto”. Mateo 4:1-10

Recto: Cualidad de la persona o cosa que es recta y justa en el sentido moral.


“Has amado la justicia, y aborrecido la maldad, por lo cual te ungió Dios, el Dios tuyo, con óleo de alegría más que a tus
compañeros”. Hebreos 1:9

Se negó a sí mismo: “Porque ya conocéis la gracia de nuestro Señor Jesucristo, que por amor a vosotros se hizo pobre, siendo rico,
para que vosotros con su pobreza fueseis enriquecidos”. 2 Co. 8:9

Sin pecado: “¿Quién de ustedes me puede probar que soy culpable de pecado? Si digo la verdad, ¿por qué no me creen?”. Jn 8:46

Sin mancha: “sino con la sangre preciosa de Cristo, como de un cordero sin mancha y sin contaminación…” 1 P. 1:19

Sujeto a sus padres: “Y descendió con ellos, y volvió a Nazaret, y estaba sujeto a ellos. Y su madre guardaba todas estas cosas en su
corazón”. Lc 2:51

Verdadero: Que se ajusta a la verdad. Que es real, que tiene existencia verdadera y efectiva.
“Y aquel Verbo fue hecho carne, y habitó entre nosotros (y vimos su gloria, gloria como del unigénito del Padre), lleno de gracia y de
verdad” Jn 1:14

Celoso: “Entonces él les dijo: ¿Por qué me buscabais? ¿No sabíais que en los negocios de mi Padre me es necesario estar?” Lc 2:49
“Entonces se acordaron sus discípulos que está escrito: El celo de tu casa me consume”. Jn 2:17