Está en la página 1de 17

Petrología: Rocas ígneas

En esta parte se describen la naturaleza y las características más relevantes


de los distintos grupos de rocas ígneas.

Clasificación de las rocas ígneas


Abundancia de las especies minerales principales
Ultramaficas plutónicas
Máficas-félsicas plutónicas
Volcánicas lávicas
Volcánicas piroclásticas
Abundancia de elementos químicos
Características texturales
Rocas ígneas comunes
Recursos en la red

Clasificación de las rocas ígneas


Las rocas ígneas se clasifican mediante dos criterios fundamentales:
 Abundancia de las especies minerales primarios principales
 Abundancia de elementos químicos
Para la clasificación de las rocas ígneas deben seguirse las recomendaciones
dadas por la Subcomisión para la Sistemática de las Rocas Ígneas de la
IUGS (Unión Internacional de Geociencias). Estas recomendaciones
pueden encontrarse en:
 Le Maitre, R.W., A. Streckeisen, B. Zanettin, M. J. Le Bas, B. Bonin,
P. Bateman, editors; 2002; Igneous Rocks: A Classification and
Glossary of Terms: Recommendations of the International Union of
Geological Sciences Subcommission on the Systematics of Igneous
Rocks; Cambridge University Press, 252p.

Abundancia de las especies minerales principales


La abundancia (en volumen) de un mineral en una roca se
denomina abundancia modal. La moda de una roca es, por tanto, la
abundancia volumétrica de sus minerales constituyentes expresada en
porcentajes sobre cien (% vol).
Los minerales se clasifican en:
 Minerales primarios (o singenéticos, formados durante procesos
magmáticos).
o Pirogenéticos: Formados directamente a partir del fundido
magmático.
o Minerales de reacción: Se forman por las reacciones de los
minerales pirogenéticos con el fundido residual.
o Minerales xenógenos, formados al asimilarse fragmentos de
rocas encajantes en el magma.
 Minerales secundarios o postmagmáticos: Minerales formados en
procesos hidrotermales, metasomáticos o metamórficos que
afecten la roca.
Desde el punto de vista de su abundancia, los minerales se clasifican en:
 Minerales principales: Aquellos cuyo contenido es superior al 5% en
la roca.
 Minerales de segundo orden: (accesorios mayores) con contenidos
entre el 2 y 5% en la roca.
 Minerales accesorios: Su contenido es inferior al 2% en la roca.
Para clasificar una roca ígnea en base a su moda, se utilizan diagramas
ternarios en los que se representan los contenidos de
minerales primarios (no se utilizan los secundarios, formados después de
la cristalización del magma).
Se utilizan los siguientes parámetros:
 Q: Polimorfos de SiO2 (típicamente cuarzo, aunque tambien
tridimita y cristobalita en algunas rocas ígneas cristalizadas a altas
temperaturas).
 A: Feldespato alcalino, incluyendo feldespato potásico (sanidina,
ortosa y/o microclina) y albita (término de la serie de las
plagioclasas con porcentajes molares de anortita entre 0 y 5 %).
 P: Plagioclasa (todos los términos de la serie de las plagioclasas con
procentajes molares de anortita entre 95 y 100 %) y escapolita.
 F: Feldespatoides (leucita, pseudoleucita, nefelina, analcima,
sodalita, noseana, kalsilita, haiiyna, cancrinita).
 M: Minerales máficos (micas, anfíboles, piroxenos, olivino),
minerales opacos en luz transmitida (magnetita, ilmenita), epidota,
allanita, granate, melilita, monticellita, carbonatos primarios y
accesorios (circón, apatito, titanita, etc).
Desde el punto de vista de las clasificaciones modales, los minerales de los
grupos Q, A, P Y F comprende los minerales félsicos, (de "fel" y "si",
acronimos de feldespatos, feldespatoides, minerales del Si, o sea,
minerales ricos en Si, Al, Ca, Na, y K) y los minerales del grupo M
son máficos (de "m" y "f", acrónimos de los elementos Mg y Fe, o sea,
minerales ferromagnesianos).
Desde el punto de vista del índice de color se utiliza el porcentaje de
minerales máficos M' (= M menos moscovita, apatito, carbonatos
primarios).
 Hololeucocrática: 0-10%
 Leucocrática: 10-35%
 Mesocrática: 35-65%
 Melanocrática: 65-90%
 Holomelanocrática: 90-100%
Series de reacción de Bowen (para la diferenciación ígnea por cristalización
fraccionada)
Series de reacción de Bowen (imagen tomada de Rocas y
Yacimientos Ortomagmáticos).

Ultramaficas plutónicas

Cuando M > 90, los minerales máficos son dominantes, las rocas son muy
ricas en MgO y FeO y pobres en SiO2, y denominándose rocas
ultramáficas. Se utilizan los siguientes diagramas, donde se indican los
nombres de las rocas.

Clasificación de las rocas ígneas plutónicas. M > 90. Rocas


ultramáficas (Le Maitre et al 2002; imagen tomada de Tutor de
Petrología).
Clasificación de las rocas ígneas plutónicas. M > 90. Rocas
ultramáficas con anfíbol (hornblenda) (Le Maitre et al 2002; imagen
tomada de Tutor de Petrología).

Rocas máficas-félsicas plutónicas


Cuando M < 90, las rocas son máficas, intermedias o félsicas. Se utilizan
los siguientes diagramas, donde se indican los nombres de las rocas.

1a cuarzolita o silexita
granitoides ricos en
1b
cuarzo
granito de feldespato
alcalino; con bajo
2
índice de color:
alaskita
3a sienogranito
monzogranito,
3b
adamellita
4 granodiorita
tonalita,
cuarzodiorita; con
5
bajo índice de color:
trondjemita
cuarzo-sienita de
6*
feldespato alcalino
sienita de feldespato
6
alcalino
sienita feldespatoidal
6' de feldespato
alcalino; pulaskita
7* cuarzosienita
7 sienita
sienita feldespatoidal;
7'
miaskita
8* cuarzo-monzonita
8 monzonita
monzonita
8'
feldespatoidal
cuarzo-monzodiorita,
9*
cuarzo-monzogabro
monzodiorita,
9
monzogabro
monzodiorita o
9' monzogabro
feldespatoidal
cuarzodiorita,
10*
cuarzogabro
gabro (%An en
plagioclasa > 50%)
10
diorita (%An en
plagioclasa < 50%)
gabro o diorita
10'
feldespatoidal
sienita nefelínica,
11
foyaita, lujavrita
12 plagifoyaita
13 essexita
theralita, teschenita si
14
tiene analcima

15 foidolita

Clasificación de las rocas ígneas plutónicas. M < 90. Rocas máficas,


intermedias y félsicas (Le Maitre et al 2002; imagen tomada
de Tutor de Petrología).

La distinción entre gabros y dioritas (campo 10) y otras rocas relacionadas


(campos 9', 9, 9*, 10', 10* y 14) se hace con base al contenido molar de
anortita de la plagioclasa (determinado por propiedades ópticas o mediante
microscopía electrónica):
 An ≥ 50 Gabro
 An < 50 Diorita
Si no se puede determinar el contenido de An (por alteración o maclas mal
definidas) se utiliza el valor de M:
 M ≥ 30 Gabro.
 M < 30 Diorita.

Clasificación de las rocas ígneas plutónicas. M < 90. Rocas máficas,


intermedias y félsicas (Le Maitre et al 2002).

Para las rocas máficas (gabroicas) se utilizan también los siguientes


diagramas:
Clasificación de las rocas ígneas plutónicas gabroicas (Le Maitre et al 2002;
imagen tomada de NASA).
Clasificación de las rocas ígneas plutónicas gabroicas (Le Maitre et al 2002;
imagen tomada de NASA).

Rocas volcánicas lavicas


Para las rocas volcánicas lávicas se utiliza el diagrama Q-A-P-F:
Clasificación de las rocas ígneas volcánicas. M < 90. Rocas máficas,
intermedias y félsicas (Le Maitre et al 2002; imagen tomada
de Tutor de Petrología).

Volcánicas piroclásticas
Las rocas volcánicas piroclásticas (explosivas) deben contener
fragmentos volcánicos no retrabajados (i.e., transportados por agentes
externos como viento, agua,...) en una proporción mayor de 75%. Para
estas rocas, se utiliza el diagrama:
Clasificación de las rocas ígneas volcánicas piroclásticas. (imagen
tomada de NASA).

Brechas piroclásticas, Cabo de Gata


Se consideran rocas epiclásticas aquellas que contienen fragmentos de
rocas volcánicas con evidencias de haber sido transportados en algún
medio.

Abundancia de elementos químicos


Para las rocas volcánicas se utiliza el diagrama TAS (Total Alkalis vs Silica).
En este diagrama no se utilizan términos modales (máfico, félsico, etc) sino
químicos: rocas ultrabásicas,básicas, intermedias, y ácidas, en
función de la abundancia de SiO2 en porcentajes en peso:

Clasificación química de las rocas ígneas volcánicas. Diagrama TAS -Total


Alkalis vs. Silica- (Le Maitre et al 2002; imagen tomada de NASA).

Características texturales
De los cinco tipos texturales básicos, las rocas ígneas pueden presentar
texturas secuenciales, vítreas y clásticas. Las clásticas son exclusivas de
las rocas volcánicas fragmentales, las vítreas de las rocas volcánicas
lávicas y las secuenciales de las rocas plutónicas, subvolcánicas y
volcánicas lávicas. Una vez establecido el patrón textural básico, hay que
describir las características geométricas y morfológicas de los
componentes. Estas se describen a continuación.

Cristalinidad
Proporciones relativas de vidrio y cristales. Los términos aplicables son los
siguientes:
 Holocristalina: Compuestas del 100% de cristales.
 Holohialina: Compuestas del 100% de vidrio.
 Hipocristalina, hipohialina o hialocristalina: Compuestas por
proporciones variables de vidrio y cristales. Debe indicarse las
proporciones relativas de ambos.
Típicamente, las rocas holohialinas e hipohialinas son volcánicas, mientras
que las holocristalinas son todas las plutónicas y subvolcánicas y parte de
las volcánicas.

Granularidad
Tamaños absolutos y relativos de los cristales. Esta propiedad abarca tres
tipos de conceptos distintos:
a) Qué se puede distinguir o no de visu. En función de esto, se
diferencian dos grandes grupos:
 Faneríticas (generalmente > 0.1 mm): Todos los cristales y
componentes pueden distinguirse de visu.
 Afanítica (generalmente < 0.1 mm): No todos los cristales
pueden distinguirse, ni siquiera con una lupa de mano,
debiendo recurrir al microscopio. Existen dos subtipos,
microcristalina, cuando los cristales son reconocibles al
microscopio, y criptocristalina, cuando no lo son.
b) Tamaños absolutos de los cristales y componentes. Se diferencian
los siguientes tamaños:
 Muy grueso: > 16 mm
 Grueso: 16-4 mm
 Medio: 4-1 mm
 Fino: 1-0.1 mm
 Muy fino: 0.1-0.01 mm
 Ultra fino: <0.01 mm
c) Tamaños relativos de los cristales. Se diferencian dos grupos:
 Equigranulares: Los cristales de los distintos minerales son
aproximadamente de mismo tamaño de grano.
 Inequigranulares: Los cristales presentan tamaños variados.
Existen distintas variedades de este tipo de texturas, siendo
una de las más comunes la textura porfídica, que supone
cristales relativamente grandes (denominados fenocristales)
englobados en una matriz de grano más fino. Esta textura
además da nombre a un tipo de roca ígnea, los pórfidos.

Hábito y formas cristalinas


En cuanto a las formas cristalinas desarrolladas por los cristales los términos
aplicables son los ya conocidos de idiomorfos, hipidiomorfos y xenomorfos
discutidos en el Tema 2. Existen términos equivalentes, como son:
 Euhédricos = Euhedrales = Idiomorfos = Automorfos
 Subhédricos = Subhedrales = Subhidiomorfos = Hipidiomorfos =
Hipautomorfos
 Anhédricos = Anhedrales = Alotriomorfos = Xenomorfos
Las texturas determinadas por la forma de los cristales son:
 Panidiomórfica
 Hipidiomórfica
 Alotriomórfica
En cuanto a los hábitos cristalinos, los más generales son: ecuante o
equidimensional, tabular, laminar, prismático y acicular.

Textura global y particulares


Los diferentes tipos de disposición y relación entre los componentes de las
rocas son muy variados. La terminología es relativamente complicada por
lo que no entraremos en ella. Sin embargo podemos dar algunos nombres
generales que involucran los conceptos anteriores de cristalinidad,
granularidad y formas cristalinas. Por ejemplo, una relación textural podría
ser granular hipidiomorfa, lo cual significa que los cristales están
relacionados de manera que todos son aproximadamente del mismo
tamaño, y en parte presentan caras cristalinas y en parte no. De entre las
texturas particulares, pueden nombrarse las texturas poiquilíticas, donde
unos cristales de tamaño mayor engloban a otros de tamaños menores, o
las gráficas y mirmequíticas, muy comunes en granitos y formadas por
intercrecimientos más o menos regulares de cuarzo y feldespatos; las
texturas vesiculares o vacuolares, comunes en rocas volcánicas lávicas y
que implican la existencia de espacios rellenos o no por minerales, se
forman por concentración de gases volcánicos en la lava.
Texturas de rocas ígneas plutónicas (Castro, A., 1989. Petrografía
Básica. Paraninfo. Madrid)

Rocas ígneas comunes


Las rocas ígneas plutónicas son por definición holocristalinas, esto es, sus
componentes son todos minerales (no existe vidrio) que generalmente
pueden observarse visualmente sin ayuda del microscopio (faneríticas).
Las texturas presentes son muy variadas, desde tamaño de grano muy
grueso (>30 mm), grueso (5-30 mm), medio (1-5 mm) a fino (<0.1-1
mm), y de equigranulares (los cristales de los distintos minerales son
aproximadamente de mismo tamaño de grano) a fuertemente
inequigranulares (e.g. porfídicas), etc.
La clasificación de las rocas plutónicas se basa en las proporciones relativas
de sus componentes principales (que son función de la composición original
del magma). De una manera muy simple, los grandes grupos son los
siguientes:
Acidas e intermedias. Rocas compuestas por minerales de colores
claros, ricos en sílicio y/o sin Fe-Mg (denominados leucocráticos o
félsicos), como cuarzo, feldespato potásico y plagioclasas más bien
sódicas. Los tipos más comunes son el granito, la granodiorita, y
la tonalita. Estas rocas se caracterizan pues por presentar colores
claros, en general en tonos de grises, pudiendo distinguirse el
cuarzo y los feldespatos como minerales fundamentales. Otros
minerales presentes en cantidades variables, pero siempre
subordinadas respecto de los anteriores, son moscovita, biotita,
anfíbol, óxidos (magnetita, ilmenita), apatito, zircón...
Básicas. Rocas compuestas por minerales de colores oscuros, en
general pobres en silicio y ricos en Fe-Mg (denominados
melanocratos, máficos o ferromagnesianos), como biotita,
anfíboles, piroxenos, olivino y oxídos de Fe-Ti. El tipo más común
es el gabro. Estas rocas se caracterizan por ser de colores oscuros,
en general negras o en tonos de verde, no soliendo presentar cuarzo
en abundancia (a veces ni siquiera existe) ni feldespato potásico. El
único mineral de color claro que puede distinguirse es la plagioclasa,
que será de composición cálcica.
Ultrabásicas. Rocas compuestas exclusivamente por minerales
feromagnesianos (olivino y piroxenos esencialmente), muy oscuras.
El tipo más común es la peridotita. Son rocas muy oscuras, negras
o verdosas, no presentando minerales claros excepto pequeñas
cantidades de plagioclasa cálcica. Este tipo de rocas suelen
presentarse en la naturaleza relativamente transformadas. Los
minerales primarios (olivino y piroxenos) se alteran a minerales de
tipo serpentina (filosilicatos hidratados) durante procesos que
afectan a la roca una vez formada, transformándola en una roca
metamórfica (serpentinitas).
Las rocas ígneas volcánicas pueden ser holocristalinas (100% de cristales),
holohialinas (100% de vidrio) o hipohialinas (mezcla de cristales y vidrio).
Cuando presentan cristales, suelen ser rocas con texturas porfídicas,
pudiendo observarse los fenocristales con tamaños y formas variadas
inmersos en la matriz de grano fino a muy fino (o afanítica: microcristalina
si se pueden distinguir cristales con el microscopio o criptocristalina si no
es así).
La clasificación petrográfica de las rocas volcánicas se basa igualmente en las
proporciones relativas de los minerales más abundantes. Sin embargo, el
hecho de presentar matriz cripto- o microcristalina y/o vidrio dificulta su
clasificación petrográfica, por lo que más frecuentemente que en las rocas
plutónicas se utilizan clasificaciones de tipo químico. En cualquier caso, los
criterios son los mismos, estableciéndose grandes grupos equivalentes
composicionalmente a los definidos en las rocas plutónicas.
Acidas. Son rocas rocas constituidas por minerales claros, leucocratos
(cuarzo, feldespatos), que en el caso de ser una roca no holohialina
suelen presentarse como fenocristales. Los tipos más comunes son
las riolitas y dacitas. El color de estas rocas puede o no ser claro,
ya que la matriz puede imprimirles un color más o menos oscuro.
Básicas. Son rocas constituidas por minerales oscuros máficos
(olivino, piroxenos, anfíboles) y plagioclasas cálcicas. Estos
minerales suelen encontrarse como fenocristales. La matriz suele
ser de color oscuro debido a la presencia de abundantes
microcristales de óxidos. Los tipos más abundantes
son basaltos y andesitas.
Por otra parte, un grupo importante de rocas volcánicas ácidas son rocas
fragmentales (llamadas piroclásticas), formadas a partir del material
proyectado violentamente al exterior durante eventos explosivos. Este tipo
de rocas se denominan en general tobas volcánicas. En general, las
rocas volcánicas suelen ser muy porosas y a veces muy permeables (sobre
todo las piroclásticas), por lo que se presentan más o menos transformadas
debido a los procesos volcánicos tardíos que las afectan, tales como
circulación de gases volcánicos, aguas termales etc, formándose minerales
secundarios, como ceolitas (tectosilicatos hidratados), que frecuentemente
se localizan en las vacuolas.