Está en la página 1de 2

MINISTERIO:

“La Unción del Renuevo” Jer. 51: 19-23


TEMA: EL ESPÍRITU DE UN CONQUISTADOR
Página 1 de 2
EL ESPÍRITU DE UN CONQUISTADOR
Profeta: Ligia Nerea de Osorto

Conquista: es adquirir algo por la fuerza de las armas. Esto significa que cuando Dios te dice que es tiempo
de conquistar, es el momento donde te vas a levantar para tomar y adquirir violentamente aquello que ya
es tuyo. Aquello que ya Dios dijo que era para ti, para tu familia, ciudad y nación. Tú tienes que ser violento
y con un espíritu de conquista poseer lo que Dios te dio.

Dice la escritura que Dios levantó al pueblo de Israel para poseer la tierra e Canaán y ellos tuvieron que ser
violentos frente a las aguas del Jordán. Ellos tuvieron que abrir paso, abrirse camino; porque Dios les había
dada una palabra. Y esa palabra hizo que Josué estratégicamente se levantara y equipará para
militarmente al pueblo para poseer aquella tierra.

¿Qué nos quiere decir con eso? Que hay algunas cosas por las cuales vas tener pone muy violento,
porque ya Dios te las dio pero el enemigo no te las quiere soltar. Hay algunas cosas que ya son tuyas, que
ya tienen el visto bueno del cielo, hay un decreto de Dios que dice que es tuyo, pero tienes que levantarte
y adquirirlo por la fuerza.

Hay gente que tiene 2, 6, 30 años de escuchar una palabra profética de Dos para sus vidas y tienen una
colección de promesas que no se les ha cumplido. Esto se debe a que muchas veces tú estás esperando
su cumplimiento sentado o acostado; pero cuando la palabra nos habla de conquistar nos habla de
levantarse da posición de conformo n la que hemos estado y comenzar a abrir camino en lugares que
nunca nadie abrió.

¿QUIÉNES NO CONQUISTAN?

1. Aquellos que le temen a lo nuevo.


Los temerosos, los que no están dispuestos a renovar la visión. Seguramente este mensaje será visto por
algunos líderes de la Iglesia, y quiero decirles que hay muchos pastores que están estancados porque no
se atreven a meterse en la renovación que Dios está trayendo en estos tiempos. Hay cosas que te
funcionaron hace 10 o 20 años, pero para este tiempo no te funcionan. Hay un fluir fresco del espíritu de
Dios en el cual tienes que meterte y no a las orilla sino a la profundidad. Los que se quedan a la orilla no
conquistan, lo que se quedan viendo no conquistan.

2. Los incrédulos.
Los que no creen, los que sólo viendo lo negativo, los que hablan pesimismo. Hay gente que es tan
negativa que dice: todo está bueno pero. . Si está bonita la iglesia pero… Ese es el tipo de gente negativa
que difícilmente va a poder llegar al pico de la montaña porque siempre están viendo lo malo y lo
negativo. No pueden alzar su mirada a la excelencia.

3. Los murmuradores y chismosos.


Estos solamente dividen, el chisme divide.

4. Los que todavía están mirando el pasado.


Los que todavía están estacionados en las cosas del ayer. Dice la Palabra en Lucas 9 Y Jesús le dijo:
Ninguno que poniendo su mano en el arado mira hacia atrás, es apto para el reino de Dios.” Hay gente
que todavía está mirando para atrás. Mas yo quiero decirte: Por muy bueno que haya sido lo que viviste
atrás, por muy glorioso y maravilloso que haya sido lo que experimentaste, tú no lo puedes comparar con
lo que está por venir en tu futuro, porque lo que viene es más grande y glorioso que lo que dejaste atrás.

5 COSAS IMPORTANTES QUE HAY QUE TENER PARA PODER CONQUISTAR.

1- Fe: Nadie que conquista puede hacerlo sino es un hombre o mujer de fe. Tienes que tener una
convicción, no importa lo que tú ves ahora. Tú necesitas creer y caminar en la convicción y en la certeza
de aquello que ya Dios te habló. La duda y la incredulidad tienes que echarlas fuera de tu vida porque en
la conquista no caben, no tienen lugar.

2. Lealtad: Dios camina cori gente leal. Lealtad quiere decir, compromiso con lo que exigen las leyes del
honor; es hacer lo que te comprometiste pese a las circunstancias; es visible en los tiempos de bonanza y
en escasez.

PEDRO VILLA.
E-mail: ministeriorestauracion2003@hotmail.com – pedrovilla@misena.edu.co
http://launciondelrenuevo.jimdo.com
MINISTERIO:
“La Unción del Renuevo” Jer. 51: 19-23
TEMA: EL ESPÍRITU DE UN CONQUISTADOR
Página 2 de 2
Lealtad tiene que ver con el compromiso de ser fiel con las demás personas Un verdadero conquistador es
aquel e mantiene leal aún cuando todos den la espalda y suelten las armas, se debiliten, se cansen o aún
cuando todos quieran renunciar un verdadero conquistador estará de pie.

3- Visión: Esto tiene que ver con la capacidad de ver no con los ojos naturales sino con los ojos espirituales.
Es poder ver lo que Dios ha dicho acerca de ti y lo que tiene preparado para tu casa; el poderte levantar
y ver aquello que Dios ha dicho que es tuyo. Cuando tengas en tu vida la visión de lo que Dios quiere,
entonces violentamente te levantarás para conquistar.

Un conquistador es aquel que tiene visión y a causa de ella se levanta en medio de las circunstancias con
determinación y decisión. Tiene empuje, pasión, hay fuego en su corazón para hacer las cosas. Sabe
hacia dónde va, sabe que es lo que Dios quiere y puede hacer con su vida.

4- Discernir el tiempo de Dios para tu vida: La Palabra nos habla de la tribu de Isacar en 1 Crónicas 12:32:
dice que ellos eran conocedores de los tiempos de Dios y por eso calificaron para ser de los valientes del
ejército de David.

Un verdadero conquistador entiende y conoce cuando es el tiempo de moverse, no se queda atrás


cuando otros se quedan. El se levanta; toma posición, avanza y se extiende a causa de que hay una
carga fuerte en su espíritu que le permite avanzar. Un verdadero conquistador sabe cuando entrar y
cuando salir.

5- Apodérate de las promesas y de las palabras proféticas de Dios para tu vida. Hay palabras que las
escuchamos y como no se cumplieron al año siguiente, nos resentimos con Dios o con las personas. No
Sueltes las promesas de Dios, que él - cumplimiento de Elías, será en el tiempo perfecto de Él. Debes
entender el lenguaje de Dios

A veces, El te dice: ¡ahora mismo! y sabes que ese ahora de Dios a veces ha tardado 40 años. El dice:
¡pronto! y creemos que es mañana. Un conquistador es entendido en los tiempos y no suelta las promesas
no importa los años pasados, sabe que el tiempo de Dios se cumplirá en este tiempo o en otro, pero se va
a cumplir porque Dios lo habló.

Un conquistador es entendido en los tiempos y no suelta las promesas no importa los años pasados, sabe
que el tiempo de Dios se cumplirá en este tiempo o en otro, pero se va a cumplir porque Dios lo habló.

PEDRO VILLA.
E-mail: ministeriorestauracion2003@hotmail.com – pedrovilla@misena.edu.co
http://launciondelrenuevo.jimdo.com