Está en la página 1de 4

EL mapeo de campos petroleros de agujero inclinado es complicado por el hecho de que las

relaciones entre los pozos están sujetos a variaciones en tres dimensiones y no son fácilmente
adaptable a la representación en un plano superficie. Perspectivas formalizadas por lo general
expandirse en un laberinto indescifrable de líneas y modelos de clavijas con los necesarios los
divisores de soporte solo sirven para asombrar al espectador con su perplejidad. Lo normal
compromiso alcanzado es un trazado de la proyección de los cursos de todos los pozos en el
campo en un plano horizontal (Fig. I),

Estas parcelas complicadas, cuando se usan en conjunción con la vertical individual las
proyecciones de los pozos, hasta ahora tienen sido la base más práctica para el estudio de
problemas generales de campo, esto método tiene muchas deficiencias, sin embargo, que no
se encuentran en el recientemente desarrolló una proyección equivalente de agujero recto
método. El nuevo método proporciona una serie de mapas similares al tipo ahora en uso
común en campos de agujeros rectos. Es notablemente simple de usar y proporciona un
control rápido de las separaciones entre los pozos. Quizás el mejor modo de entender el
método sea describir los pasos que llevaron a su desarrollo

La práctica común de los inspectores de pozos petrolíferos es proporcionar al propietario una


presentación de la encuesta y una vista de plano trazada contra el meridiano verdadero. Si se
traza una proyección vertical, generalmente se traza por separado y muestra las
profundidades verticales contra la proyección de las estaciones a lo largo de una línea de
sección que une la parte superior e inferior del agujero en la vista del plano.

Un método más práctico sería trazar la línea de sección del plan paralela a la abscisa de la
proyección vertical (Fig. 2). Si esto se hace, cualquier línea paralela a la "línea de base" pasará
a través de los puntos en cada proyección que representan un único punto en el agujero. Otro
gráfico muy útil, que el inspector de pozo podría proporcionar, sería el trazado de
profundidades verticales contra profundidades medidas.

La Fig. 3 ilustra el próximo paso facilitado por esta forma de trazado. Las líneas designadas
como "pozo A" representan el curso propuesto de un agujero para ser perforado.
Sobreimpreso en el dibujo, en su posición relativa adecuada, está la vista de plano y una parte
de la proyección vertical de un productor presente, "pozo B". A partir de una inspección de la
vista de plano, llegamos a la conclusión correcta de que la única posibilidad de colisión
indicada es en el punto de cruce de los pozos en la vista de plano. Con respecto a la proyección
vertical, tenga en cuenta que las profundidades verticales de las estaciones en B, en las
proximidades del cruce, se trazan en el mismo plano de proyección que A. La separación es la
distancia indicada entre las dos secciones verticales medidas a lo largo del paralelo la "línea de
base", que pasa por el punto de intersección de la vista de plano. Repita este proceso para los
otros pozos que cruzan el curso propuesto de A en la vista del plano y tiene una verificación
preliminar de la autorización para el curso propuesto. Una comparación similar de los cruces
en las proyecciones verticales de todos los pozos cuyos planes se acercan a 50 pies de A es la
siguiente en orden, y en la vecindad de las medidas de petróleo, la comparación en ambas
secciones plan y vertical debe ampliarse para incluir todos los pozos la distancia mínima de
espacio bien predeterminada. En el mejor de los casos, esto no es más que un método de
prueba y error, aunque tiene la marcada ventaja de colocar todos los datos en una sola hoja.
La Fig. 4 ilustra un mapa preparado para tal control.

El curso del agujero tal como se perfora se puede trazar en la misma hoja y se pueden realizar
más comparaciones a medida que avanza la perforación. Mantener un curso exacto sería
prohibitivo en costos y la variación dentro de un límite razonable es una práctica común. Esto a
su vez requiere que porciones de pozos adyacentes se trazan para que los datos estén
disponibles para su comparación. Con la necesidad de considerar tolerancias debido a posibles
imprecisiones en encuestas de pozos, cualquier enfoque del pozo de perforación, ya sea en el
plan o en la sección vertical, necesariamente tiene que ser analizado.

En lugares estrechos, la proposición de mirar la situación desde la parte superior y correr


figurativamente hacia un lado para ver cómo se ve desde allí no es demasiado concluyente; lo
que se requiere es la historia completa en una sola imagen. La respuesta lógica es observar la
situación desde el punto de vista del bit de perforación; es decir, trazar los pozos en sus puntos
de intersección con un plano construido razonablemente perpendicular al agujero de
perforación. La construcción de tal proyección es relativamente simple si el curso propuesto se
usa como guía (Fig. 5).

El pozo de perforación en la sección vertical está a 95 pies por encima del curso propuesto y
en el mismo punto a 10 pies a la izquierda a la izquierda del curso propuesto. De la misma
manera, la ubicación de los pozos cercanos se puede determinar con relación al curso
propuesto. Al trazar estos datos se obtiene el resultado que muestran los círculos en la Fig. 6.
Las estimaciones prácticas de la eliminación se pueden escalar directamente desde la gráfica.

Suponiendo que esta sección se dibujó en el último punto alcanzado por la broca, extienda el
orificio de perforación tanto en el plano como en la proyección vertical y construya otra
sección para mostrar las holguras anticipadas después de perforar el siguiente ISO ft.

Ahora superponga la primera sección en la segunda, con las posiciones del curso propuestas
coincidentes, y el cambio en la relación de cualquier hoyo con relación al curso propuesto será
aparente. Las flechas se dibujan para mostrar este cambio y en un solo diagrama se da la
imagen completa de las condiciones para el siguiente ISO ft.

Las variaciones sobre el mismo tema producirán una cadena conectada de flechas para cada
pozo, cada enlace representa la transición a la siguiente serie de planos; o, y este es el plan
preferido, una serie de secciones similares a la descrita anteriormente.

Si estos últimos se preparan en hojas de rastreo, se pueden colocar uno sobre otro para
obtener la cadena de flechas y, sin embargo, se pueden usar solos para reducir la confusión.

Esto describe brevemente la evolución del proceso de mapeo que condujo a las secciones
equivalentes de agujero recto. Obviamente, se pagó por la racionalización del problema del
despeje en relación con los agujeros de perforación; pero el valor real del principio reside en
su aplicación al conjunto como un medio para facilitar un estudio general del espaciamiento
entre los espacios y la formulación de un plan ordenado para el desarrollo futuro.

En Huntington Beach, la piscina de tideland al este de la calle 23 está atravesada por un banco
de 90 pozos ubicados a 900 pies de la costa a lo largo de 4000 pies. frente. La dirección general
de los pozos es perpendicular a la orilla.

Se calculó un par hole, matemáticamente determinado, y en contra de cada uno de los pozos
en el grupo fueron referenciados como se muestra en la Fig. 7 ·

Al agujero de par se le dio un curso perpendicular a la orilla. La ubicación de la superficie se


eligió para aproximar la distancia promedio ponderada desde la orilla de todas las ubicaciones
de la torre de perforación inclinada. En la sección vertical, el par hole es una parábola con
vértice al nivel del mar y un desplazamiento horizontal de 2000 pies a 4000 pies bajo el nivel
del mar.

Se encontró que esta forma parabólica se aproximaba mucho a los pozos anteriores
perforados, aunque en la actualidad se prefiere lo que podría denominarse una "forma de
ferrocarril" de tangentes y curvas circulares. La elección de una sección vertical parabólica
facilitó el cálculo de compensaciones horizontales, normales y tangentes frente a la
profundidad vertical. Incluso la "profundidad medida", la longitud a lo largo de la curva, se
puede calcular con la ayuda de una fórmula de I 2 cilindros. La "profundidad medida" es un
elemento principal en una encuesta de pozo; pero, aunque estas cifras se calcularon para el
par hole, aún no se ha encontrado un uso importante para ellas.

El plano y las secciones verticales del par hole se dibujaron como se muestra en

Fig. 7. Las normales al par hole se muestran en la sección vertical, estas son las huellas de los
planos equivalentes de hoyo recto. También se muestran dos pozos típicos, C y D, trazados en
relación correcta con el agujero par. En la práctica, los planos y verticales de unos 15 agujeros
y el agujero par con normales se trazaron en una sola hoja. Cuando el número de líneas en la
hoja se volvió confuso, se comenzó una nueva hoja. Una vez completado el trazado, se
hicieron tabulaciones para cada una de las secciones equivalentes de agujero recto; listado
para cada sección: (I) desde la proyección vertical, la distancia, medida a lo largo de la traza de
la sección, de cada pozo por encima o por debajo del par hole (indicado como C. y D.), y (2), del
plan, la distancia a la derecha o a la izquierda del agujero par del punto o [intersección de cada
pozo con la sección designada (indicada como CH y DH).

Cada sección equivalente de agujero recto se traza a partir de los datos tabulados

contra el agujero par. Dado que en cada sección cada pozo está correctamente representado
en relación con el par hole, cada pozo está correctamente representado con relación a cada
otro

bien. Superponiendo la sección sobre la próxima sección a continuación, haciendo coincidir los
agujeros par, se dibuja una flecha desde el pozo en la sección superior hasta la posición que
ocupa el mismo pozo en la sección inferior.

Cada flecha representa gráficamente, por longitud y dirección, el movimiento de un pozo en


relación con el agujero par al pasar a la siguiente sección.

RESULTADOS PRÁCTICOS

La Fig. 8 es una sección equivalente de agujero recto en el extremo este de Tideland

piscina en Huntington Beach. El par hole en esta sección se encuentra a una profundidad
vertical de 3400 pies bajo el nivel del mar y alrededor de 1000 pies hacia el mar de la línea de
costa. Si la parte superior del dibujo se eleva hasta que la hoja forma un ángulo de 40 ° 22 'con
la tabla, los ojos del observador se aproximan relativamente a la ubicación de la superficie de
los pozos.

Cualquier agujero nuevo perforado será razonablemente perpendicular a la sección. Si se


adopta un radio de drenaje arbitrario de 200 pies en la arena de petróleo, medido en el plano
de la sección, la posibilidad de nuevas ubicaciones es evidente. Estas nuevas ubicaciones se
indican tentativamente y luego se verifican a través de las secciones inferiores para evitar la
posibilidad de pellizcar, y luego se grafican en las proyecciones horizontales y verticales para
ver si satisfacen los requisitos prácticos de perforación.

Cuando se seleccionan las ubicaciones de la superficie para los fondos nuevos, los cursos
horizontales y verticales tentativos se presentan y se prueban en las secciones equivalentes de
agujeros rectos. En un número sorprendente de casos, las revisiones en los cursos son
necesarias para asegurar una autorización mínima predeterminada para los pozos instalados.
Cuando se está perforando, se verifican los espacios libres a medida que avanza el pozo.

Las secciones también son muy útiles para dirigir el mejor curso de redestilación a fin de evitar
colisiones, proporcionar un mejor espaciado para el drenaje y minimizar la posibilidad de daño
a otros pozos.

El método es bastante funcional y las secciones proporcionan un mapa relativamente simple


para los legos. Si bien la aplicación que aquí se describe se diseñó para el conjunto de
Huntington Beach Tideland, el principio principal, de mapeo perpendicular al agujero,
simplificará muchos problemas de mapeo de agujeros.