Está en la página 1de 155

REGLAMENTO DE GUIA DE CANES

INDICE

CONTENIDO PAGINA

CAPITULO I

ANTECEDENTES HISTORICOS DEL EMPLEO DE


PÉRROS EN DEBERES MILITARES.
1.1. PERROS DE GUERRA...................................... 18

1.2. RAZAS USADAS PARA LABORES


MILITARES....................................................... 19

1.2.1. EL PASTOR ALEMAN..................................... 19

1.2.1.1. DESCRIPCION................................................. . 20

1.2.1.1.1. APARIENCIA GENERAL............................... . 20

1.2.1.1.2. ESTRUCTURA Y LOCOMOCION................. . 21

1.2.1.1.3. TEMPERAMENTO.......................................... . 21

1
CAPITULO II

SELECCION Y ADQUISICION DE PERROS


MILITARES.
2.1. SELECCION Y ADQUISICION....................... 23

2.1.1. EXAMEN FISICO............................................. 23

2.1.2. PRUEBA Y ACONDICIONAMIENTO A LOS


RUIDOS DE ARMAS DE FUEGO.................. . 24

2.1.3. PRUEBA DE TEMOR A LA APROXIMACION


DE EXTRAÑOS................................................. 24

2.1.4. PRUEBA DE AGRESIVIDAD......................... . 25

CAPITULO III

INSTALACIONES DE UN CENTRO DE
ADIESTRAMIENTO.
3.1. INSTALACIONES............................................. 26

3.1.1. CARACTERISTICAS DE LOS CANILES...... . 26

3.1.2. ORGANIZACION Y CUIDADO DE LOS


CANILES............................................................ 27

2
CAPITULO IV

SALUD, CUIDADO Y ALIMENTACION DEL


PERRO.
4.1. MANTENIMIENTO Y CUIDADOS................. 29

4.1.1. OJOS................................................................... 29

4.1.2. OIDOS............................................................... . 29

4.1.3. NARIZ............................................................... . 30

4.1.4. PATAS Y MANOS............................................. 30

4.1.5. DENTADURA................................................... 30

4.1.6. GLANDULAS ANALES.................................. . 30

4.1.7. LA PIEL Y EL PELO......................................... 30

4.2. EVACUACION DE INTESTINOS Y VEJIGA. 31

4.3. EL PERRO SALUDABLE................................ . 32

4.3.1. APARIENCIA GENERAL................................. 32

4.3.2. TEMPERATURA DEL CUERPO. .................... 32

4.3.3. LA INSOLACION.............................................. 32

4.3.3.1. SINTOMAS PROGRESIVOS DE LA


INSOLACION................................................... . 33

3
4.3.3.1.1. AGOTAMIENTO POR CALOR...................... . 33

4.3.3.1.2. CALAMBRE POR CALOR............................. . 33

4.3.3.1.3. INSOLACION................................................... . 33

4.3.3.2. ENTRENAMIENTO DE EMERGENCIA


CONTRA LA INSOLACION............................ 33

4.3.3.2.1. CONTRA EL AGOTAMIENTO POR CALOR. 33

4.3.3.2.2. CONTRA CALAMBRES POR CALOR.......... . 34

4.3.3.2.3. CONTRA INSOLACION PROPIAMENTE


DICHA................................................................ 34

4.3.4. LA RESPIRACION............................................ 34

4.3.5. EL PULSO.......................................................... 35

4.3.6. MUCOSA Y MEMBRANA. .............................. 35

4.3.7. PIEL Y PELAJE................................................ . 35

4.4. SERVICIO VETERINARIO.............................. 36

4.4.1. RESPONSABILIDAD DEL VETERINARIO.. . 36

4.4.2. RESPONSABILIDADES DEL GUIA.............. . 36

4.5. ENFERMEDADES MAS COMUNES EN LOS


PERROS.............................................................. 37

4
4.5.1. SINTOMAS DE LAS ENFERMEDADES
CANINAS. ........................................................ . 37

4.6. DIFERENTES TIPOS DE ENFERMEDADES. 37

4.6.1. ENFERMEDADES CONTAGIOSAS.............. . 37

4.7. ENFERMEDADES NO CONTAGIOSAS....... . 38

4.7.1. PREVENCION DE LAS ENFERMEDADES


CONTAGIOSAS............................................... . 38

4.8. LA RABIA O HIDROFOBIA........................... . 40

4.9. EL MOQUILLO CANINO................................. 41

4.10. LA HEPATITIS CANINA INFECCION.......... . 42

4.11. LEPTOSPIROSIS............................................... 42

4.12. PARASITOS INTERNOS.................................. 43

4.13. ALIMENTACION DEL PERRO DE


TRABAJO......................................................... . 47

4.13.1. GUIA DE LA NUTRICION DEL PERRO....... . 47

4.14. GENERALIDADES RELACIONADAS CON


LA ALIMENTACION...................................... . 49

4.15. COMO ADMINISTRAR LA MEDICINA


DEL PERRO..................................................... . 52

4.16. CUIDADOS DEL PERRO COMVALECENTE 53

5
CAPITULO V

OBEDIENCIA BASICA Y AVANZADA


5.1. INTRODUCCION............................................. . 56

5.2. PRINCIPIOS BASICOS..................................... 56

5.3. CLASIFICACION DEL PERSONAL DE


GUIAS............................................................... . 61

5.3.1. CUALIDADES ESENCIALES.......................... 61

5.3.2. OBJETIVOS...................................................... . 63

5.4. ALCANCE DEL PROGRAMA........................ . 63

5.5. PERSONAL ADECUADO PARA UN CURSO


DE ENTRENAMIENTO.................................... 64

5.6. EQUIPO INDISPENSABLE.............................. 64

5.7. CAMPO DE INSTRUCCION........................... . 65

5.8. MANERA CORRECTA DE COLOCAR UN


COLLAR DE INSTRUCCION......................... . 66

5.9. EL ENTRENAMIENTO BASICO..................... 67

5.9.1. CAMINAR AL LADO CON TRAILLA (FUS). 67

5.9.1.1. COMO ENSEÑAR EL EJERCICIO................. . 67

5.9.2. SENTARSE CON TRAILLA. (SIT).................. 69

6
5.9.2.1. MANERA DE ENSEÑAR EL EJERCICIO..... . 69

5.9.3. ECHARSE CON TRAILLA. (PLATZ)............ . 70

5.9.3.1. MANERA DE ENSEÑAR EL EJERCICIO..... . 70

5.9.4. PERMANECER PARADO (STEIN)................ . 71

5.9.4.1. MANERA DE ENSEÑAR EL EJERCICIO..... . 71

5.9.5. LA FIRMEZA DE LOS EJERCICIOS SIT,


PLATZ Y STEIN................................................ 71

5.9.5.1. POSICION DE SIT............................................. 72

5.9.5.2. EJERCICIO DE ECHADO (PLATZ)................. 73

5.9.5.3. EJERCICIO DE PARADO (STEIN).................. 74

5.9.6. ACUDIR AL LLAMADO (HIAR)................... . 75

5.9.6.1. MANERA DE ENSEÑAR EL EJERCICIO..... . 75

5.9.7. SALTAR A LA TRAILLA. (JOP).................... . 76

5.9.7.1. MANERA DE ENSEÑAR EL EJERCICIO..... . 77

5.9.8. REPETIR CON TRAILLA. (CRICH).............. . 78

5.9.8.1. MANERA DE ENSEÑAR EL EJERCICIO..... . 78

5.9.9. OBSERVACIONES GENERALES.................... 79

5.10. OBEDIENCIA AVANZADA............................ 81

7
5.10.1. GENERALIDADES.......................................... . 81

5.10.2. OBSERVACIONES GENERALES.................. . 82

5.10.3. CAMINAR AL LADO SIN TRAILLA (FUS). . 82

5.10.3.1. MANERA DE ENSEÑAR EL EJERCICIO..... . 83

5.10.4. SENTARSE SIN TRAILLA. (PATZ)............... . 83

5.10.4.1. MANERA DE ENSEÑAR EL EJERCICIO..... . 84

5.10.5. ECHARSE SIN TRAILLA. (SIT)..................... . 84

5.10.5.1. MANERA DE ENSEÑAR EL EJERCICIO..... . 84

5.10.6. PARADO SIN TRAILLA. (STEIN)................. . 85

5.10.6.1. MANERA DE ENSEÑAR EL EJERCICIO..... . 86

5.10.7. ACUDIR AL LLAMADO SIN TRAILLA


(HIAR)............................................................... . 86

5.10.7.1. MANERA DE ENSEÑAR EL EJERCICIO..... . 86

5.10.8. SALTAR SIN TRAILLA. (JOP)....................... . 87

5.10.8.1. MANERA DE ENSEÑAR EL EJERCICIO..... . 87

5.11. POSICIONES FUNDAMENTALES.................. 88

5.11.1. POSICION FIRMES........................................... 88

8
5.11.2. POSICION DE ADISCRESION O
DESCANSO...................................................... . 88

5.11.3. MANERA DE VIAJAR EN VEHICULOS...... . 88

CAPITULO VI

ENTRENAMIENTO ESPECIALIZADO
6.1. GENERALIDADES........................................... 90

6.2. MISIONES DEL EQUIPO DE PERROS


EXPLORADORES (EPE).................................. 90

6.3. IMPORTANCIA DEL PLANTEAMIENTO Y


PREPARACION PARA EL EMPLEO DE
PERROS EXPLORADORES............................. 91

6.4. DESPLIEGUE DE LOS EPE DURANTE


OPERACIONES................................................. 92

6.5. IMPORTANCIA DE LAS REUNIONES


ANTES Y DESPUES DE UNA MISION......... . 94

6.6. DESPLIEGUE DEL EPE EN PATRULLAS


DE OBSERVACIONES Y EMBOSCADAS..... 94

6.7. MANTENIMIENTO DE LA EFICIENCIA


TACTICA.......................................................... . 96

6.8. PROCEDIMIENTOS EN SITUACIONES


ESPECIALES...................................................... 97

9
6.9 ALIMENTACION.............................................. 98

6.10. ATENCION VETERINARIA........................... . 98

CAPITULO VII

TECNICAS DE ADIESTRAMIENTO
7.1. CLASIFICACION DEL PERRO PARA
SU ADIESTRAMIENTO.................................. . 99

7.2. SELECCION PARA EL TIPO DE


ADIESTRAMIENTO.. ....................................... 99

7.3. CONDICIONES FISICAS.................................. 100

7.4. CONDICIONES GENERALES........................ . 100

7.4.1. PORTE.............................................................. . 100

7.4.2. INTELIGENCIA............................................... . 100

7.4.3. BUENA DISPOSICION..................................... 101

7.4.4. AGRESIVIDAD MODERNA............................ 101

7.4.5. ENERGIA ALTA.............................................. . 101

7.4.6. SENSIBILIDAD MODERNA............................ 101

7.4.7. OTROS REQUISITOS...................................... . 101

10
7.5. CONDICIONES PARA EL
ADIESTRAMIENTO........................................ . 102

7.5.1. FUNCIONES DEL GUIA................................. . 102

7.5.2. FUNCIONES DEL AUXILIAR O


FIGURANTE...................................................... 102

7.5.3. CAMPOS DE ENTRENAMIENTO.................. 102

7.6. TIEMPO DE ENTRENAMIENTO.................... 103

7.6.1. PROCEDIMIENTO........................................... 103

7.7. EL GUIA DEBE APRENDER DURANTE


EL ADIESTRAMIENTO.................................. . 105

7.8. VOCES DE MANDO USADAS EN LA


EXPLORACION............................................... . 105

7.9. TECNICAS BASICAS DE EXPLORACION.. . 106

7.10. PREPARACION PARA EL TRABAJO........... . 106

7.11. ETAPAS DE ADIESTRAMIENTO


ESPECIALIZADO............................................ . 107

7.12. OBSERVACIONES SOBRE EL EQUIPO DE


TRABAJO......................................................... . 108

7.13. APROVECHAMIENTO DEL VIENTO


EN EL TRABAJO............................................. . 108

7.14. COMO DA EL PERRO SU ALERTA............... 110

11
7.15. COMO DEBE TRABAJAR EL PERRO............ 110

7.16. IMPORTANCIA DEL FIGURANTE................ 111

7.17. OBSERVACIONES QUE DEBEN TENER


EN CUENTA LOS GUIAS................................ 112

7.18. EL PERRO DEBE TRABAJAR EN


SILENCIO........................................................... 113

7.19. COMO IMPEDIR QUE UN PERRO


EXPLORADOR RASTREE............................... 113

7.20. QUE DEBE HACER EL GUIA PARA


LOCALIZAR EL OBJETIVO.......................... . 114

CAPITULO VIII

POSIBILIDADES Y LIMITACIONES DEL PERRO


EXPLORADOR.
8.1. GENERALIDADES............................................ 115

8.2. LOS SENTIDOS DEL ANIMAL....................... 115

8.3. ADIESTRAMIENTO Y CAPACITACION


FISICA................................................................ 117

8.4. EFECTOS DEL VIENTO Y DEL TERRENO... 117

8.5. POSIBILIDADES Y LIMITACIONES DEL


PERRO EXPLORADOR.................................... 119

12
8.5.1. UTILIDAD Y PROPOSITO DE ESTA
INSTRUCCION.................................................. 119

8.6. LOS PERROS DEBEN SER MUY BIEN


ENTRENADOS Y CONTROLADOS................ 120

CAPITULO IX

TECNICAS DE ADIESTRAMIENTO DE TRAMPAS


9.1. DETECCION DE TRAMPAS CASERAS,
CAZABOBOS Y MINAS................................... 122

9.2. COLOCACION DEL EQUIPO DE


EXPLORACION................................................ 122

9.3. COMO ENSEÑAR AL PERRO A


LOCALIZAR MINAS........................................ 123

9.3.1. TRAMPAS TIPO PUNJIPIT.............................. 124

CAPITULO X

TECNICAS DE DETECCION DE PERSONAL Y


EQUIPO

10.1. DETECCION DE PERSONAL OCULTO


BAJO TIERRA.................................................. . 126

10.2. DETECCION DE DEPOSITOS OCULTOS


DE MATERIAL Y EQUIPO.............................. 128

13
10.3. OPERACIONES DE LIMPIEZA...................... . 129

CAPITULO XI

ADIESTRAMIENTO ESPECIAL PARA COMBATE

11.1. EL RUIDO PROPIO DEL COMBATE............ . 131

11.2. CRUCE DE PUENTES IMPROVISADOS...... . 131

11.3. METODOS DE ENSEÑANZA DE CRUCE


DE PUENTES Y OBSTACULOS..................... 132

CAPITULO XII

TECNICAS DE RASTREO Y DE EXPLORACION

12.1. RECURSOS DE RASTREO............................... 135

12.2. CONDICIONES DE RASTREO EN LE


SELVA................................................................ 135

12.3. METODOS PARA EVITAR EL DESPISTE


ENEMIGO......................................................... . 136

12.4. OBSERVACIONES SOBRE EL PERRO


EXPLORADOR. ............................................... . 137

12.5. OBSERVACIONES PARA EL GUIA QUE


VA A UN PATRULLAJE................................. . 138

14
CAPITULO X III

EL PERRO CENTINELA

13.1. ADIESTRAMIENTO BASICO........................ . 140

13.2. OBEDIENCIA AVANZADA............................ 140

13.3. PISTA DE OBSTACULOS................................ 140

13.4. MISION DEL PERRO CENTINELA............... . 141

13.5. UTILIZACION DEL PERRO CENTINELA.... 141

13.6. SELECCION DE ANIMALES PARA


TRABAJO DE CENTINELAS.......................... 142

13.7. CONDICIONES PARA EL


ADIESTRAMIENTO........................................ . 142

13.7.1. DEBERES DEL GUIA....................................... 142

13.7.2. DEBERES DEL FIGURANTE.......................... 143

13.8. EQUIPO NECESARIO PARA EL


ADIESTRAMIENTO........................................ . 143

13.8.1. PROCEDIMIENTO DEL


ADIESTRAMIENTO........................................ . 144

13.9. TRABAJO CON LA MANGA DE ATAQUE


Y LA COLETA................................................. . 145

13.9.1. AGITACION EN LA FILA.............................. . 147

15
13.9.2. AGITACION CON EL PERRO
AMARRADO.................................................... . 149

13.9.3. AGITACION CON BOZAL. ............................ . 149

CAPITULO XIV

ADIESTRAMIENTO AVANZADO
14.1. LA TECNICA DEL CUARTEO....................... . 151

14.2. SISTEMA DE ADIESTRAMIENTO............... . 152

14.3. ATAQUE CON EL USO DE ARMAS DE


FUEGO.............................................................. . 153

14.4. CUSTODIA DE PRISIONEROS...................... . 153

14.4.1. CONDUCCION DE UN PRISIONERO............ 154

14.5. OBSERVACION SOBRE EL


ADIESTRAMIENTO........................................ . 154

16
EL ADIESTRAMIENTO

PROPÓSITO GENERAL

Este manual es una guía general para el personal militar


encargado del cuidado, adiestramiento y utilización de
perros militares.

Incluye instrucción sobre el uso de los perros militares


para: patrullaje, centinelas, cuidados y manejo, tipos de
animales empleados y una breve historia del perro en
serios servicios militares.

17
CAPITULO I

ANTECEDENTES HISTORICOS DEL EMPLEO DE


PERROS EN DEBERES MILITARES
1.1. PERROS DE GUERRA.-

El uso de perros como auxiliares militares es tan antiguo


como la guerra misma. El hombre primitivo usaba el pero como
guardián de su familia y sus propiedades, y lo llevó su lado en los
combates, resultado de las disputas tribales. A través de la historia de
la guerra, desde los persas y las conquistas del Imperio Romano hasta
el conflicto del Vietnam, los perros han asistido a los combates al lado
de su amo.

En la antigüedad, se usaron como eficaces elementos ofensivos


dotados de corazas y collares armados de púas envenenados, no
obstante, con la invención de las armas de fuego, el valor del perro
como elemento de ataque disminuyó considerablemente. Durante el
presente siglo el uso del perro se generalizó, no tanto como auxiliar
ofensivo, sino en deberes auxiliares como centinelas, mensajeros,
explotadores, detectores de minas, portadores de munición y perros
seminarios.

Se usó en proporción notable durante la Primera Guerra Mundial, pero


fue en el segundo gran conflicto (1.939-1.945) cuando alcanzó
jerarquía insospechada. Más de 250.000 sirvieron en los Ejércitos
Aliados y las potencias del eje. Cierto número de perros de guerra de
todos los países beligerantes efectuaron hazañas sorprendentes en los
campos de batalla. Miles de vidas fueron salvadas gracias a la
oportuna intervención de estos nobles animales. Por lo menos un pero
al servicio de las tropas de los Estados Unidos fue condecorado con la
Estrella de Plata y el Corazón Púrpura por un Comandante de

18
ultramar, aunque ambas condecoraciones fueron anuladas
posteriormente por ser opuestas a la política oficial del Ejército, la
cual le prohibía otorgar condecoraciones o premios de este tipo de a
los animales. En enero de 1.944 sin embargo. El Departamento de
Guerra disminuyó las restricciones en tal sentido y permitió la
publicación de encomios en las Ordenes Generales. Posteriormente,
varias unidades caninas se hicieron acreedoras a citaciones
presidenciales como recompensa a su labor en combate. En la guerra
de Corea se desempeña con notable éxito un pelotón de perros
exploradores, que actúo en más de 1.000 misiones de patrullaje
reduciendo en un 65% la proporción de bajas en las tropas americanas
durante estas misiones. En esta misma forma, numerosos perros
fueron considerados en otros países en reconocimiento oficial a su
empeño como valiosos auxiliares en misiones bélicas.

1.2. RAZAS USADAS PARA LABORES MILITARES.

En muchos Ejércitos del mundo se han experimentado con


varias razas y tipos de perros para el servicio, y se ha llegado a la
conclusión de que el Pastor ALEMÁN ES EL DE mejores
condiciones generales por su capacidad de trabajo, talla, facilidad de
adquisición ay adaptabilidad a otras clases de climas y terrenos. El
pastor alemán es el típico perro de trabajo fuerte., ágil, bien
musculoso, alerta y lleno de vida. además de esta raza se han
utilizado con algún éxito , algunas otras razas como el Collie, el
Boxer, el Doverman pinster, el Airedale Terrier, el Rotwciler y el
Schnauzaer Gigante, entre los más notables.

1.2.1. EL PASTOR ALEMAN.-

El pastor alemán, como raza reconocida, es relativamente


nuevo en el mundo canino, el primer esfuerzo organizado para
desarrollar y promover esta raza, data de la función e l Sociedad “Der
Vereintfur Deutsche Shafer-Hunde” (Sociedad para la formación de

19
perros pastores alemanes) en Alemania de 1.899. bajo la dirección del
Capitán Max Von Stepphanitz desde 1.899 a 1.935, se logró establecer
formalmente la raza en tres variedades a saber: Pastor Alemán de pelo
liso, el Pastor Alemán de pelo duro y el Pastor Alemán con pelos largo
con mechones.

1.2.1.1. Descripción.-

1.2.1.1.1. Apariencia General.

El pastor alemán moderno es un clásico perro de trabajo,


bien musculoso, alerta, ágil y lleno de vitalidad.

Los animales escogidos para el servicio deben ser buenos


representantes de la raza, cualquiera de los sexos puede ser empleado,
aunque las hembras deben ser antes sometidas a una histroctemia lo
cual no le afectará en su desempeño y se evitará las molestias e
interrupciones en el servicio que supone los períodos de celo.

Esta operación debe ser practicada por un cirujano- veterinario por lo


menos de 90 días de que el animal ingrese al servicio.

Las medidas y pesos mínimos aceptables son los siguientes:

Alzada : Machos de 60 a 65 centímetros


Hembras de 55 a 60 centímetros
Peso : De 30 a 50 kilos
Edad : De 12 a 36 meses.

Este animal debe estar en óptimas condiciones de salud, buen tomo


muscular, piel lustrosa, ojos claros y brillantes, buen aliento, actitud
alerta.

20
1.2.1.1.2. Estructura y locomoción.-

Los animales seleccionados deben llenar los requisitos


mínimos del standard de la raza, aunque algunos defectos menores
pueden ser tolerados, cuando no inciden en el rendimiento del animal.
Es deseable una apariencia hermosa, pero las actitudes para el trabajo
indispensable del pastor alemán no deberán ser jamás sacrificados a
aquella. Puede aceptarse machos con mono o criptorquedismo. Los
ojos deben ser brillantes y expresivos, sin defectos de visión, las
orejas limpias y sin fallas de audición.

Las encías deben aparecer saludables y los dientes fuertes, sanos y con
no más de tres faltantes, de los cuales no más de uno debe ser canino.

Animales con esmalte afectado o caries deben ser rechazados, perros


zambos o estevados se rechazarán también. El cuerpo y los miembros
deben ser bien proporcionados. Buena estructura ósea y pecho
profundo patas y manos en buena posición. Angulaciones anteriores y
posteriores buenas, así como los aplomos.

La existencia de displacía en la cadera, enfermedad hereditaria común


en la raza, es un grave defecto físico que indica negativamente el
desempeño de un perro de trabajo, debe ser motivo de rechazo. Esta
política de buena selección, que en ocasiones impone rechazos
aparentemente injustificados para el lego de la materia, será garantía
de éxito.

1.2.1.1.3. Temperamento

Los animales deben mostrar claras evidencias del carácter


de la raza. El Pastor Alemán, de acuerdo con las exigencias del
standard. Su vivacidad agresiva, atención a lo que le rodea, vigor y
valentía, son cualidades necesarias. La timidez y la cobardía, la
excesiva sensibilidad a las armas de fuego o motores, deben ser causa

21
de rechazo. Un animal agresivo debe dar muestra de irritación cuando
se lo provoca amenaza, estas muestras de irritación se manifiestan con
gruñidos, ladridos y erizamiento de los pelos del lomo. Un perro
miedoso a los ruidos extraños será aquel que se acobardará cuando los
escucha, sin embargo puede adaptarse a ellos mediante un
entrenamiento adecuado.

Puede haber varias razones para este temor, que no necesariamente


indica que el perro es naturalmente sensible a los ruidos. El perro
puede haber estado aislado mucho tiempo, por lo que es apenas
normal que demuestre cierta timidez ante actividades y ruidos nuevos
para él.

También es posible que su arma de fuego haya sido disparada


demasiado cercana de sus oídos y le haya causado alguna lesión en el
oído interno por lo cual se sentirá naturalmente fastidiado con ruidos
intensos y al oírlos. Además es también posible que el animal nunca
antes haya sido expuesto a ruidos de armas de fuego y se atemorizará
al oírlos por primera vez.

Por esta razón se debe actuar con amplio criterio cuando se trate de
juzgar la sensibilidad de un perro a los ruidos.

22
CAPITULO II

SELECCIÓN Y ADQUISICIÓN DE PERROS MILITARES

2.1. SELECCION Y ADQUISICION.-

Es siempre preferible la adquisición de perros ya adultos


para el servicio Militar. Estos animales pueden proceder de
donaciones particulares se debe proceder en la siguiente forma.

Se debe recibir poniéndole un collar preferible mente de cuero y debe


ser paseado por los alrededores por un guía para permitirle evacuar y
familiarizarse con el lugar. Posteriormente puede ser puesto en
cuarentena durante dos semanas bajo la supervisión del Veterinario,
quien vigilará que el animal sea convenientemente alimentado y
dejado tranquilo para que se recobre del posible viaje y se habitúe al
lugar. Durante este período de dos semanas: el perro debe ser
sometido al siguiente proceso:

Examen físico a cargo del Veterinario


Pruebas de sensibilidad a los ruidos de armas de fuego.
Prueba de sensibilidad a la presencia de extraños,.
Prueba de sensibilidad
Prueba de capacidad para viajar en vehículos.
Tatuaje y filiación de los perros aceptados.
Rechazo y devolución de los perros que no resulten aptos.

2.1.1. EL EXAMEN FÍSICO.-

Todo perro que va a ser adquirido debe someterse a un


completo examen físico a cargo de un veterinario, incluyendo un
chequeo con rayos X, para determinar si existe la displacía,
enfermedad que deforma la cadera y es hereditaria. Un animal que no

23
sea aprobado en el examen físico, debe ser declarado inmediatamente
inapto para el servicio Militar, y devuelto a su dueño original.

2.1.2. PRUEBA Y ACONDICIONAMIENTO A LOS


RUIDOS DE ARMAS DE FUEGO

Un perro puede ser considerado adaptado a los ruidos de


armas de fuego cuando puede dispararse un arma de pequeño
calibre cerca de él, sin que cause temor. Hay algunos perros que
jamás pueden ser acostumbrados a soportar dichos ruidos o
deben ser por lo tanto rechazados.
Un perro puede ser acostumbrado a soportar ruidos de armas de
fuego disparando armas de pequeño calibre o torpedos de los
usados en fuegos artificiales, desde una distancia de 300 metros
que van disminuyendo gradualmente, a la vez que se va
aumentando el calibre de arma. Es preferible iniciar este
entrenamiento cuando el animal se encuentra distraído en otra
actividad, como obediencia básica o agitación y ataque. Esto lo
hará adaptarse al ruido subconscientemente. Se ha comprobado
que el mejor método para acostumbrar al perro a los ruidos, es
hacerlo casualmente, cuando el perro se encuentra alarmado, no
debe reforzársele a permanecer quieto cuando se repite el
disparo. Es mejor suspender el fuego y reiniciarlo solamente
cuando el perro este completamente tranquilo.

2.1.3. PRUEBA DE TEMOR A LA APROXIMACION DE


EXTRAÑOS.

Si un perro tiembla, gime o se acobarda por la


aproximación de una persona extraña, debe ser considerado no apto
para el servicio.

24
2.1.4. PRUEBA DE AGRESIVIDAD

El test de agresividad se limita a demostrar si un perro si


reacciona apropiadamente a una provocación. Para hacer esto, un
individuo debe aproximarse al perro y amenazarlo o hacerle gestos
exagerados. El perro debe responder con gruñidos, ladridos o instintos
de morder a su ofensor. Algunos perros para reaccionar
adecuadamente deben ser pellizcados.

25
CAPITULO III

INSTALACIONES DE UN CENTRO DE ADIESTRAMIENTO

3.1. INSTALACIONES.-

Es necesario que las instalaciones de un Centro de


Adiestramiento de perros militares estén situados suficientemente
retirados de las zonas pobladas y centros de actividad humana, con el
fin de que los ladridos y ruidos de los animales no afecten la
tranquilidad de las personas. Por otra parte se evitarán a los perros,
distracciones y alteraciones inconvenientemente. Estas instalaciones
deben comprender los aspectos siguientes:

Caniles y perreras.
Dependencias Administrativas si es necesario
Enfermería Veterinaria
Depósito de Víveres.
Campos de instrucción con las Ayudas Necesarias.

3.1.1. CARACTERISTICAS DE LOS CANILES

Los caniles convenientes para un Centro de


Adiestramiento permanente son los de tipo múltiple. Para su
construcción se tendrán se tendrán en cuenta los siguientes puntos:

El clima en que se van a construir


Orientación adecuada, a fin de aprovechar al máximo las
ventajas de la ventilación y el sol, de acuerdo a las
características del clima.
La facilidad de limpieza.
Adecuado tipo de piso y demás materiales que se empleen en su
construcción

26
Evitar la humedad y las corrientes de aire , tan perjudiciales para
la salud de los animales.
Bebederos adecuados y agua corriente abundante
Evitar la vista directa de canil a canil
Identificación de los caniles.

3.1.2. ORGANIZACIÓN Y CUIDADO DE LOS CANILES

Las perreras deben ser aseadas escrupulosamente todas las


mañanas para acostumbrar el animal el ambiente fijo.

Esto lo estimulará también en los propios hábitos de aseo.

El encargado de las perreras deberá hacer controles periódicos a


las perreras durante le día y asearlas cuantas veces sea necesario.
El aseo conveniente y continuo de las perreras será la más
elemental medida de prevención de enfermedades y epidemias.
Las perreras deberán ser desinfectadas por lo menos una vez al
mes o siempre que un perro sea sacado definitivamente de ella y
otro venga a ocupar su lugar.

Antes de introducir un animal a una perrera comunitaria o


múltiple, debe comprobarse que se encuentre el animal en
buenas condiciones físicas.

Esto se logrará mediante un examen médico previo, por parte


del Veterinario, o la presentación de los correspondientes
certificados de vacunaciones vigentes y exámenes físicos
recientes. El incumplimiento de estas normas higiénicas hacen
peligrar la seguridad física y la salud de los perros. El director o
Comandante del Centro será el responsable del cumplimiento de
estas medidas preventivas.

27
Debe tener permanentemente un plan de distribución y
organización de las perreras, teniendo en cuenta alojamiento
para animales enfermos parturientas o en gestación, caniles
desocupados etc., es conveniente llevar un cuadro demostrativo
sobre el particular.

En cada canil constará la identificación de cada perro con datos


que incluirán su especialidad y el nombre de su respectivo guía.

DATOS DEL..............................

Nació en............... el ....................de..........


Padre :....................................................
Madre :....................................................
Calificación :.............................................
Enfermedades :.............................................
Recomendaciones :..................................................................................
.................................................................................................................
........................

EL OFICIAL ENCARGADO

28
CAPITULO IV

SALUD, CUIDADO Y ALIMENTACION DEL PERRO

4.1. MANTENIMIENTO Y CUIDADOS

Un perro requiere atención todo el año. Esta atención


incluye la inspección diaria de ojos, nariz, oídos, patas, manos, boca,
dentadura y glándulas anales. El cepillado diario mantiene el pelo y la
piel del perro en condiciones de limpieza y de salud. El baño no será
necesario para el perro cuando diariamente esta sometido a un
enérgico cepillado, que deberá hacerse a favor y en contra de la
dirección del pelo. La piel del perro debe mantenerse libre de pulgas,
piojos y garrapatas. En la inspección diaria, se tendrá en cuenta los
siguientes puntos:

4.1.1. OJOS.-

Cuando se note una mucosidad en los ojos, deberá ser


removido con un algodón impregnado en Suero Fisiológico o en su
defecto con agua destilada o esterilizada. Si la mucosidad mencionada
persiste debemos consultar con el Veterinario, ya que puede tratarse
de un síntoma de enfermedad.

4.1.2. OIDOS.-

En el interior de las orejas del perro suela depositarse un


tapón de cera que puede dificultar la audición del animal y que debe
ser removido con un trozo de algodón impregnado en suero fisiológico
y unas gotas de alcohol. También hay que tener en cuenta que entro
del oído se suelen alojar insectos que pueden causar una infección al
perro, aparte del natural fastidio.

29
4.1.3. NARIZ.-

Si se nota alguna secreción extraña en la nariz del perro se


debe dar parte del caso al Veterinario, pues puede tratarse de alguna
afección seria. La nariz debe permanecer húmeda y fría.

4.1.4. PATAS Y MANOS.-

Las uñas del perro suelen crecer hacia abajo y causan


heridas y dolores en los dedos. Se debe cortar las uñas con una pinza
especial para este propósito. Cuando el animal haya estado trabajando
en climas propicios a la garrapata debe buscarse estos insectos entre
los dedos, donde suelen alojarse, causando infecciones dolorosas.

4.1.5. DENTADURA.-

Debe eliminarse el sarro que se deposita sobre las piezas


dentales y que originan caries e infecciones. Esto se logrará con un
cepillado y jugo de limón, cuando el sarro se encuentra muy
endurecido, se lo puede remover con una pinza especial en forma de
cucharilla.

4.1.6. GLANDULAS ANALES.-

Los perros poseen una glándula en e interior del ano que


suele infectarse con facilidad. Si el perro se arrastra sobre el ano
tratando de rascarse de la mencionada glándula, caso por el cual debe
consultarse con el Veterinario.

4.1.7. LA PIEL Y EL PELO.-

El cepillo diario es importante, el Pastor Alemán tiene


clases de pelo, el pelo exterior grueso y brillante en forma de capa del
animal propiamente dicha y el sotopelo, una especie de lana de color

30
más claro que se cae con frecuencia, de acuerdo a los cambios de
clima y que se encuentra debajo del pelo exterior. El pelo del pero es
grasoso y por lo tanto impermeable, masajes con la yema de dedos,
para remover el sotopelo desprendido que luego se puede sacar con un
cepillo suave, este procedimiento diario, preservarán la salud y el
brillo dl pelo y en consecuencia el aspecto saludable del animal, en
climas demasiados fríos se debe evitar remover el sotopelo del animal,
pues este es su único abrigo contra el frío y la inclemencia del clima.
Sin embargo. En estos casos es conveniente peinar al animal para
remover cuerpos extraños que pueden afectar la piel. El baño no es
indispensable para el perro y solo ocasionalmente puede ser necesario.

La piel del perro tiene numerosas glándulas que produzcan grasa que
sirven para mantener brillante y seca la capa pues es impermeable.

Si el animal es bañado con frecuencia, se le removerá esta grasa


protectora y expondrá la piel a la sequedad no natural y como
consecuencia, a varias enfermedades. Cuando se haga necesario, el
baño, debe usarse un jabón especial y se tendrá cuidado de removerlo
en el enjuague posterior. Debe tratarse a toda costa que no le penetre
agua o jabón en los ojos y las orejas. Una vez terminado el baño, debe
secarse con una toalla y ser expuesto al sol.

4.2. EVACUACION DE INTESTINOS Y VEJIGA.

Debe permitírselo al pero evacuar intestinos y vejiga a


intervalos regulares. Poco antes de empezar las sesiones de
entrenamiento debe permitírselo al animal reposar con el fin de que
realice sus necesidades Fisiológicas. Es necesario tener en cuenta que
el perro solamente puede evacuar su vejiga por cortos intervalos
periódicos y nunca totalmente

31
4.3. EL PERRO SALUDABLE.-

4.3.1. APARIENCIA GENERAL.-

El perro saludable se sostiene firmemente sobre sus cuatro


patas. Sus ojos deben estar abiertos y brillantes, su nariz ligeramente
húmeda y sin secreciones. Sus orejas rectas y su piel lustrosa. Sus
membranas de ojos y boca deben estar rosadas. En general, debe dar
la impresión de un animal en permanente estado de atención y alerta.

4.3.2. TEMPERATURA DEL CUERPO

La temperatura del cuerpo del perro en reposo normal es


aproximadamente de 36,5 a 37,5 grados centígrados. Inmediatamente
después del trabajo especialmente si ha sido bajo el sol, la temperatura
puede elevarse ligeramente. Es necesario tener en cuenta que un
aumento injustificado de la temperatura del cuerpo, puede ser indicio
de enfermedad o infección la temperatura del animal se debe tomar
con un termómetro clínico que se aplicará por vía rectal.

El termómetro debe ser previamente lubricado con vaselina para


facilitar su aplicación. Deberá permanecer lubricado por tres minutos
al menos para que la indicación sea más precisa. Luego retirando y
leído, debe ser lavado con alcohol y agua fría.

4.3.3. LA INSOLACION

La insolación consiste en la alteración de los mecanismos


de regulación térmica en el cuerpo. En general la insolación resulta de
altas temperaturas del ambiente, humedad, y falta de ventilación.

32
4.3.3.1. Síntomas progresivos de la insolación

4.3.3.1.1. Agotamiento por Calor.-

Las primeras señales de peligro pueden incluir debilidad,


temblorosa musculares, aceleración d e la respiración y el pulso y
colapso. Es posible que la temperatura del cuerpo se eleve sobre lo
normal.

4.3.3.1.2. Calambre por Calor.-

Se puede presentar fuertes espasmos musculares cuando se


trabaje con el animal bajo los rayos solares por un tiempo
prolongado, por lo cual es necesario vigilar este tipo de reacciones en
el animal, cuando esté expuesto a estas contingencias. Estos calambres
pueden ser indicios de insolación.

4.3.3.1.3. Insolación.-

La presencia de vómitos, elevación de la temperatura a


más de 42 grados, mirada inexpresiva y fija en el vacío. Indicarán que
el perro está definitivamente insolado y podrá morir a menos que sea
sometido inmediatamente a un adecuado tratamiento.

4.3.3.2. Entrenamiento de emergencia contra la insolación

4.3.3.2.1. Contra el Agotamiento por Calor.-

Mientras llega el Veterinario el perro debe permanecer en


un lugar sombreado y fresco, debe ser rociado con agua fría.

33
4.3.3.2.2. Contra calambres por calor.-

Mientras llegue el veterinario, el perro debe ser colocado


en un lugar sombreado y fresco o sea el mismo procedimiento
anterior.

4.3.3.2.3. Contra insolación propiamente dicha.-

Es necesario en este caso actuar lo más pronto posible para


evitar la muerte del animal. Se debe roncear el cuerpo del perro con
agua fresca y flancos. Debe tener cuidado para evitar hacerle
descender la temperatura corporal con demasiada rapidez y evitar que
a toda costa que dicha temperatura vaya a descender a menos de lo
normal, o sea un promedio de 37 grados centígrados. Es necesario
vigilar en todo caso llamar al veterinario lo más pronto posible, es
necesario vigilar muy de cerca al animal para evitar una recaída. El
perro no debe ser bañado hasta las 24 horas después de su
recuperación total. No se debe confundir la rociada con agua fría con
un baño total.

4.3.4. LA RESPIRACIÓN.-

El ritmo respiratorio del perro se indica que el movimiento


cadencioso de sus flancos, este ritmo varía de 8 a 16 movimientos por
minuto cuando el animal está en reposo. Inmediatamente después de
haber efectuado algún ejercicio, este ritmo puede aumentar, aunque el
perro esté en reposo, debido a que las glándulas de la piel no son
suficientemente activas para desempeñar las funciones respiratorias.
Para superar esta dificultad, el perro debe entonces respirar por la
boca.

34
4.3.5. EL PULSO.-

El pulso normal de un perro varía entre 70 a 100


pulsaciones por minuto, dependiendo de la raza y el tamaño del
animal.

El pulso del perro se le puede tomar en su costado izquierdo,


inmediatamente atrás del codo o de la arteria femoral, que se localiza
fácilmente en la parte interior de cualquiera de los muslos del perro.
El pulso se contará por 30 segundos y el total se multiplicará por dos.

El pulso debe ser tomado cuando el perro esté en reposo, pues el


ejercicio hace acelerar el pulso en su ritmo. Durante una enfermedad
el pulso es generalmente más rápido de lo normal, también se
presentan variaciones siendo en ocasiones más fuerte o más débil de
lo corriente.

4.3.6. MUCOSA Y MEMBRANA:

En caso de enfermedad, las mucosas y membranas de los


ojos, nariz y boca pueden presentarse rojas y congestionadas; pálidas
y descoloridas cuando hay pérdida de sangre; o amarillas a causa de
problemas digestivos.

4.3.7. PIEL Y PELAJE:

Una piel sana debe ser grasosa al tacto y desprovista de escamas


y de caspa.
Un buen pelaje debe ser suave al tacto y estar apretado sobre la
piel. Su apariencia debe ser brillante y tupida.

35
4.4. SERVICIO VETERINARIO.-

4.4.1. RESPONSABILIDADES DEL VETERINARIO.

Tratamiento de enfermedades y heridas de los perros.

Prevención de enfermedades y epidemias.

Inspección de las perreras y áreas adyacentes por lo menos una


vez al mes, con el fin de supervigilar y aconsejar las medidas
sanitarias del caso.

Inspección y supervigilancia de los regímenes alimenticios para


los animales.

Eliminación de los animales que sean rechazados, declarados


inaptos para el servicio.

4.4.2. RESPONSABILIDADES DEL GUÍA.

El Oficial, Suboficial, Clase o Soldado guía es responsable


de la medidas preventivas tales como inspección diaria de las patas,
orejas, uñas, ojos, nariz, dentadura, glándulas anales, etc. con el fin de
reconocer a tiempo síntomas enfermedades o infecciones para
notificar al veterinario.

El guía también es responsable de la aplicación de las medidas de


primeros auxilios del caso mientras llegue el veterinario, cuando sea
necesario. Por último el guía es responsable del aseo y saneamiento
de la perrera y zonas adyacentes. A si mismo el guía será responsable
de que los tratamientos ordenados por el veterinario sean cumplidos
en todos sus detalles.

36
4.5. ENFERMEDADES MAS COMUNES DE LOS
PERROS

4.5.1. SÍNTOMAS DE LAS ENFERMEDADES CANINAS:

El guía debe ser capaz de reconocer los primeros síntomas


de las enfermedades más comunes para juzgar cuando el animal
necesita atención veterinaria. La pérdida del apetito es uno de los
primeros síntomas de enfermedad. Otros síntomas comunes son
temperatura anormal, pulso, respiraciones agitadas, intranquilidad,
aparecimiento de decaimiento, flujo nasal, tos persistente, diarrea,
constipación, falta de brillo en el pelaje o hinchazón en alguna parte
del cuerpo.

El mejor momento de buscar estos síntomas es durante periodos de


inspección diaria.

4.6. DIFERENTES TIPÓS DE ENFERMEDADES :

4.6.1. ENFERMEDADES CONTAGIOSAS.

Las enfermedades contagiosas son aquellas que se transmiten


por medio del contacto directo con algún animal enfermo o
indirectamente como consecuencias de infecciones en las
perreras, condiciones antihigiénicas en el régimen alimenticio,
insectos portadores de infecciones parásitos y por último
descuido por parte del guía encargado. Las secreciones del
sistema respiratorio, digestivo, urinario de un perro, enfermos
son medios de propagar la infección de este a los demás
animales las enfermedades contagiosas requieren más atención
que las enfermedades comunes, pues son susceptibles de
aparecer cuando los animales se alojan en grupos, algunas de
esas enfermedades son incurables, algunas pueden ser
transmitidas al hombre o en general, todas ellas causan graves

37
perjuicios sino se les controla oportunamente. El moquillo, la
hidrofobia o rabia son entre otras enfermedades más contagiosas
comunes. En toda enfermedad suele haber período de
incubación, que es el intervalo entre la infección y la
manifestación de los primeros síntomas de la enfermedad. Este
período es variable y puede ser de pocos días o varias semanas.

Hay varias condiciones que predisponen a un animal a sufrir una


enfermedad. Entre las condiciones más comunes están las
deficiencias alimenticias, debilidad general y exceso de trabajo.

4.7. ENFERMEDADES NO CONTAGIOSAS.-

Las enfermedades no contagiosas son las que no se


transmiten por algunos de los medios ya mencionados de un animal a
otro.

Entre estas figuran: La Nefritis, La Displacía, La Bronquitis y los


trastornos digestivos o nutricionales. Algunas de estas enfermedades
se pueden provenir por falta de cuidado en el mantenimiento del perro.

Aunque las enfermedades no contagiosas causan un desperjuicio al


servicio y muertes de animales, no constituyen un serio problema
como los contagios.

4.7.1. PREVENCIÓN DE LAS ENFERMEDADES


CONTAGIOSAS.-

Las causas que predisponen a los perros a adquirido una


enfermedad, puede prevenirse para evitar la propagación de una
epidemia entre los animales, tomando las siguientes medidas:

Inspección de área de todos los animales, con el fin de localizar


los posibles casos y aislar los enfermos de los sanos.

38
Los perros enfermos o sospechosos de haber adquirido una
infección deberán ser aislados y puestos en cuarentena, bajo la
supervisión veterinaria y por un término medio de 21 días.

El sitio seleccionado para la cuarentena deberá estar aislado de


tal forma que resulte imposible a los demás animales entrar en
contacto con los que están en cuarentena. Los perros que hayan
estado expuestos a una infección o que sean sospechosos de
haberlo estado, son fuentes potenciales de propagación.

Durante el período de propagación de incubación de una


enfermedad se vuelve totalmente vulnerable para el resto de
perros sanos. La mayoría de las enfermedades contagiosas de los
perros tienen in período de incubación de menos de tres
semanas. El período de incubación debe ser entonces superado
por el tiempo de cuarentena.

Debe adaptarse un período de cuarentena no inferior a 21 días.


La aparición de un nuevo período de 21 días de aislamiento
sanitario. La cuarentena de animales que han estado expuestos
durante una epidemia, es de carácter obligatorio y será
responsable el Veterinario de hacer cumplir escrupulosamente
esta disposición. El celo en el cumplimiento puede evitar un
costoso tratamiento y pérdida de animales.

Todo perro nuevo o recién adquirido, debe ser sometido, antes a


la misma cuarentena, en prevención de cualquier infección o
enfermedad de que pueda ser portador.

Los recipientes de la comida deben asearse y desinfectarse


diariamente y las perreras una vez a la semana. Se aplicará
cualquier agente químico desinfectante indicado por el

39
Veterinario. Hay que recordar que el sol es un buen medio de
desinfección.

La vacunación periódica contra toda clase de enfermedades


contagiosas conocidas es obligatoria.

4.8. LA RABIA O HIDROFOBIA.

La rabia es una enfermedad producida por un virus que se


trasmite al hombre a través de mordeduras de perros, gatos o
animales de sangre caliente. Es transmisible a los perros por
medio de murciélagos, ratas, etc. Los perros militares que sean
mordidos por otros perros infectados, por murciélagos o ratas,
serán puestos en cuarentena bajo la vigilancia veterinaria. Se
debe procurar identificar al perro infectado que ha causado la
mordedura y ponerlo directamente en cuarentena también para
los análisis del caso. A causa del peligro que representa la rabia,
cualquier caso de mordedura de un perro debe ser
inmediatamente informado al Veterinario y al Médico de la
Unidad para que se tomen las medidas preventivas del caso.

Es también necesario llevar a cada uno de los perros el récord


exacto de vacunación con el fin de proceder de conformidad en
caso de que un perro militar muerda accidentalmente o por
motivos de servicio a cualquier persona.

De este récord se encargará el Veterinario de la Unidad.

Todo perro rabioso debe ser eliminado, teniéndose cuidado de


no destruir el cerebro, que es la base para el análisis del caso.
Los animales sospechosos de padecer la infección deben ser
sometidos a rigurosa cuarentena y observación.

40
Aunque no hay un cuadro uniforme de los síntomas de la rabia,
ya que su comportamiento es variable, se debe vigilar la
aparición de cualquiera de estas actitudes: pérdida del sentido
del gusto, que lo lleve a morder o comer palo atrapados, ya que
su apetito no es afectado al principio: parálisis de la garganta,
que no permitirá al perro tragar normalmente; agresividad
injustificada contra todo lo que ve; acumulación de espuma en
la boca causada por la paralización de la garganta. En general
cualquier actitud no usual en el animal debe ser inmediatamente
comunicada al Veterinario.

4.9. EL MOQUILLO CANINO. (Enfermedad de Careé)

La Hepatitis canina infecciosa es una enfermedad causada


por un virus y que se transmite directamente de un animal a otro a
través de las heces y más usualmente a través de al orina. Hay varias
intensidades de la enfermedad que va desde la forma benigna, que
solo produce pérdidas ligeras, desde apetito hasta la forma más severa
que presente, debilitamiento progresivo, secreción amarillenta por
nariz, ojos, diarrea, vómito, tos, estornudos. La enfermedad se
considera incurable, ya que causa lesiones irreparables en sistema
nervioso de la víctima. Siempre los perros recuperados quedan con
escuelas posteriores que afectan su capacidad como perro de servicio
militar. En vista de lo anterior se adelantará un escrupuloso programa
de vacunación, que será controlado por el Veterinario de la unidad. El
aseo y la higienización de los alojamientos de los animales contribuirá
también a prevenir la enfermedad. Cualquier perrera que haya sido
ocupada por un animal enfermo de moquillo deberá ser desinfectado
rigurosamente.

41
4.10. LA HEPATITIS CANINA INFECCIOSA
(ENFRMEDAD DE Rubarth)

La Hepatitis canina infecciosa es una enfermedad causada


por un virus que se transmite directamente de un animal a otro a
través de las heces y más usualmente a través de la orina. Hay varias
intensidades de la enfermedad que va desde la forma benigna, que
solo produce pérdidas ligeras, desde apetito hasta la forma más severa
que presenta síntomas con abdomen dolorido, fiebre, amígdalas
irritadas, itricidia. Es interesante anotar que una vez que el animal es
recuperado de la enfermedad, es posible que aún sea portador de virus
vivo durante varios meses y transmitirla por medio de la orina. El
mejor método de prevenir y controlar la hepatitis canina es la
vacunación anual.

4.11. LEPTOSPIROSIS.

La Leptospirósis es una enfermedad que ataca a los animales de


cualquier edad. El perro puede contraer la enfermedad más de
una vez.

La enfermedad puede ser confundida en un principio con la


hepatitis o el moquillo, ya que presenta síntomas similares, a
saber, diarrea a veces sanguinolenta, vómito, secreciones de los
ojos y la nariz, ictericia y afecciones renales.
La enfermedad se transmite a través de la orina. Se ha
comprobado que la bacteria ha sobrevivido hasta dos años en un
perro, después de haber padecido el mal.

La leptospirosis es una enfermedad que suele contraerse en el


edio selvático o natural. Al perro explorador debe impedírselo
beber o nadar en charco, pozos u otros tipos de aguas
estancadas. La bacteria de leptospirosis puede sobrevivir hasta
tres semanas y puede ser dejada en las aguas estancadas por un

42
perro infectado. Por eso, es aconsejable que en lo posible se
lleve en los patrullajes suministro de agua pura para los perros,
pero si esto no fuera práctico, se debe hacer que el animal nade
y beba en fuente de aguas corrientes.

Hay que tener en cuenta que la leptospirosis es una enfermedad


transmisible al hombre, así que cuando sea tratado un animal
enfermo deben observarse las más severas medidas higiénicas.

Los guías que sufren alguna herida abierta deben tomar


precauciones especiales.

El mejor medio e control de la enfermedad es la vacunación os


veces al año.

4.12. PARASITOS INTERNOS

La infección de parásitos internos de los perros causan


trastornos digestiva serios, los parásitos más usuales en el
aparato digestivo de los perros son : Ascaris, anquilostoma, tenia
y gusano de látigo.

Es necesario tener conocimiento del ciclo vital de los parásitos


adultos que se encuentran en el intestino del perro producen
huevos que salen en la heces del animal, se incuban y
desarrollan hasta convertirse en larvas. Estas larvas ingresan
nuevamente al perro por la boca donde se convierten en adultas.
Este es el medio de transmisión directa, esto es de perro a través
de las heces.

El método de transmisión indirecto, como el de la tenia o solitaria es


diferente. El huevo, después de ser eliminado en las heces, es tragado
por una pulga donde se incuba y desarrolla convirtiéndose en larva. El

43
pero al rascarse o morderse traga la pulga con la larva, la digiere y la
larva se aloja en el intestino.

En el intestino la larva se convierte en adulta. Un medio de romper


este ciclo, es remover la perrera constantemente los excrementos de
los perros y enterrarlos. El aseo es un excelente medio de control del
parásito. La perrera y sus alrededores deben ser fumigados
constantemente para ahuyentar las pulgas y otros insectos.

La diagnosis de los parásitos intestinales se basa en el análisis


microscópico de muestras de materiales fecales de los perros.
Este análisis debe ser repetido periódicamente. La presencia de
ella tenia o solitaria es fácilmente diagnosticable con la simple
observación de los segmentos planos que salen en los
excrementos o que quedan pendidos al rededor del ano. Las
Ascaris, los anquilostoma y el gusano de látigo no se pueden
observar en las materias fecales fácilmente y solamente con la
detección microscópica d huevos es posible establecer su
presencia.

LOS ASCARIS.- Son los parásitos más comunes en los perros


jóvenes. los huevos son resistentes al frío y a los desinfectantes
y pueden mantenerse provisionalmente en otros animales tales
como ratas, lombrices de tierra, cucarachas o aves de corral.
Pueden sobrevivir largo tiempo en la humedad, pero es muy
sensible al calor del sol y la falta de humedad. De ahí la
importancia de que los canales no conserven humedad. El
Ascaris es un parásito de ciclo vital directo.

LOS ANQUILOSTOSMAS : Son parásitos de


aproximadamente dos centímetros de largo

El guía para cumplir con este requisito debe observar


detenidamente al perro y deslizar la mano por toda la superficie

44
del cuerpo en especial por la base de la cola y entre los dedos y
almohadillas. En caso de la localización de alguna garrapata, no
debe ser arrancada, pues la cabeza del parásito puede ser
arrancada y quedar incrustada dentro de la piel y causar
irritación o infección. Debe aplicársele a la garrapata una
solución insecticida para hacérsele soltarse de la piel y luego ser
cuidadosamente arrancado. En caso de no disponer de la
solución antes mencionada, puede servir el vinagre casero, el
alcohol y el yodo. Las garrapatas extirpadas deben ser
incineradas. El cepillo diario evitará muchos problemas pues
puede así removerse las garrapatas que aún no han logrado
entrar en la piel. Este es el mejor o en ocasiones, el único medio
de control en el campo.

Pulgas : Como antes se mencionó, el control de las garrapatas y


pulgas es una de las bases del control de la tenia o solitaria. Las
pulgas, por consumidoras de la sangre del perro, puede causar
anemia cuando se encuentran en grandes cantidades. Pueden
causar irritaciones de la piel, demás de pérdida de pelo.
También afecta al animal tornándolo inquieto y nervios. Los
huevos de la pulga son depositados en grietas y hendiduras y
otros lugares escondidos, donde es difícil localizarlos, donde se
incuben y desarrolle. El mejor método de control es el de
inspección diario, los lavados con los insecticidas adecuados y
la fumigación de la cama, la perrera y las zonas adyacentes. Es
necesario que el cepillado diario se le haga en lugares diferentes
cada día, pues las pulgas que se expulsan en el cepillo pueden
volverse a prender al perro si al día siguiente se regresa al
cepillado al mismo sitio.

Acaro de la Sarna : El ácaro de la sarna causa la afección


mencionada en los perros. Existen dos formas de sarnas, la
sarna doméstica roja o folicular y la sarna sarcóptica. Los
ácaros no pueden ser observados a simple vista pues se necesita

45
de la ayuda de un microscopio o una lupa. Rasquiña o perdida
de pelo en el sitio afectado son los síntomas de la presencia de
este parásito. Una dieta balanceada; limpieza diaria e inspección
completa son medios suficientes para controlar este animal.

Piojo : (Pediculosis) El piojo puede ser de dos clases: El


chupador de sangre y el mordedor. Ponen sus huevos en la piel
del perro donde pueden verse en forma de pequeños puntitos
plateados y ovalados. Allí se incuban y se desarrollan los nuevos
piojos.

Existen en el comercio varios tipos de insecticidas en polvo o


líquido para atacar a los piojos y a las pulgas.

Los ácaros de la sarna de las orejas (Otodectus Cynotis) son


parecidos a los causantes de la sarna sarcóptica pero de patas
más largas y mucho mayor. Vive en las orejas pero se esparce
cuando el perro sacude la cabeza y arroja la cera terrosa y esta
puede caerle a otro perro que no tardará en tener el mismo
parásito. Esta ácaro produce una irritación de la oreja en su
parte interior, comezón cuando existe en un animal, éste sacude
la cabeza y trata de rascarse. En su extirpación se usan
compuestos de retenones, una solución al 1% de isómero gama
de hexacloruro de benceno o DDt.

Al aceite mineral puede reemplazar estas drogas cuando no


estén disponibles. Se colocarán unas gotas cada tres días,
durante cinco en el canal de la oreja.

46
4.13. ALIMENTACION DEL PERRO DE TRABAJO.

4.13.1. GUÍA DE LA NUTRICIÓN DEL PERRO:

Las necesidades nutricionales de un perro de trabajo militar son


similares a las del hombre. Este necesita una dieta balanceada de
proteínas, carbohidratos y grasas. El exceso de alguno de estos
ingredientes altera la dieta.

un perro en estado salvaje se procura esta dieta balanceada


mediante la caza. Al capturar y devorar un conejo por ejemplo,
obtiene proteínas de los músculos, grasas de los tejidos grasosos
y carbohidratos de los órganos tales como los pulmones e
hígado de su presa.

Los nutrientes requeridos para una dieta balanceada que puede


agrupar en las siguiente forma:

Proteínas: Son necesarias para los músculos y los tejidos


del perro. Se obtiene con dietas de carne.

Grasas : Suministran energía y calor; se obtiene en las


carnes grasosas y los aceites minerales.

Carbohidratos : Producen energía; se obtiene en las


harinas y los cereales.

Minerales : Son necesarias para los huevos. Se obtienen


en los vegetales, cereales y huevos.

Vitaminas : Son esenciales para la fijación de los demás


nutrientes. Se obtiene en los vegetales, cereales y tejidos
orgánicos.

47
El sistema digestivo del perro está adaptado a los alimentos
fácilmente digeribles tales como: carnes, productos animales y
cereales.

Su proceso digestivo es relativamente corto que el humano. El


perro no puede digerir grasas o alimentos como el apio, pues son
de difícil y prolongada digestión.

No se dispone de un alimento concentrado de los que se venden


comercialmente, para las necesidades en campaña, se puede
combinar una dieta balanceada compuesta de carne, excepto
carne de cerdo que causa con frecuencia alteraciones digestivas
de los perros, huevos, leche común o en polvo, patatas, arroz,
cereales cocidos, vegetales cocidos y pan. Es preferible, en lo
posible, evitar dar a los animales las sobras del personal, pues
estas comidas suelen esta demasiado condimentadas y pueden
causar diarrea. En forma aproximada la dieta de un perro debe
estar compuesta de la siguiente forma:

Proteínas: Una tercera parte de la mitad esta compuesta


por carnes, huevos, leche en polvo, queso o pescado.
Proteínas de origen vegetal como frijoles, pueden
emplearse cuando se dispone de proteínas animales. Se
entiende que los alimentos arriba anotados solamente irá
uno de ellos por comida.

Grasa: Dos zonas de aceite vegetal.

Carbohidratos: Las dos terceras partes de la comida


deben ser alimentos ricos en carbohidratos, por ejemplo:
arroz cocido o en una sopa espesa, cereales, patatas.

Dos partes de arroz una parte de carne hacen una dieta normal
balanceada en caso necesario. Alimentos descompuestos o

48
frituras harán mucho daño al perro, así que no deben dárselo por
ningún motivo. El arroz es un excelente alimento fácil de
digerir, nutritivo de buen sabor. Un grano de arroz contiene
cerca del 90% de nutrientes en su volumen. Este porcentaje
comprende 8% de proteínas, 79% de carbohidratos y 2% de
grasas. Además es fácil de transportar, ya que ocupa poco
espacio y al ser separado o cocido aumenta el volumen.

4.14. GENERALIDADES RELACIONADAS CON LA


ALIMENTACION.

A un animal de trabajo debe dársele todos los días la misma


alimentación. El perro no puede adaptarse a la variedad de
alimentos tan fácilmente como el hombre. Las variaciones
repentinas en la dieta causarán diarreas. Una vez que un perro
se acostumbra a un tipo de alimento, carne de caballo por
ejemplo, no debe cambiársele.

Los perros no pueden cansarse de un tipo de alimento


determinado. En relación con la carne de caballo, hay algunos
criaderos que no son partidarios de su uso pues, según se afirma,
afecta al temperamento del animal tornándolo pasivo. Sin
embargo es nutritiva y generalmente más económica.

Si es necesario cambiar la dieta de los perros, debe hacerse en


forma gradual para evitar la diarrea o el rechazo.

La primera comida debe estar compuesta por el 50% de nueva


ración, la segunda por el 75% y la tercera por el 100% del nuevo
alimento, esto permitirá al organismo del perro acostumbrarse al
nuevo tipo de comida elegida.

49
Horario de alimentación.

El perro de trabajo debe ser alimentado todos los días al


término de su labor y la misma hora. Debe transcurrir un
lapso de por lo menos 30 minutos después del trabajo para
alimentarlo, con el fin de permitirle que se relaje y se
prepare para comer. Un animal cansado o excitado no
podrá comer bien. Si se le alimenta inmediatamente
después del trabajo, puede producírsele indigestión,
retortijones y calambres, o puede suceder que el animal
rechace el alimento.

Tampoco debe alimentarse al perro inmediatamente antes


de empezar a trabajar. Esto traería como consecuencia
pesadez en sus reacciones y trastornos digestivos si es
absolutamente necesario alimentarlo antes del trabajo,
debe transcurrir por lo menos un periodo de tres horas
entre la comida y el trabajo.

La ración debe dejársele al alcance del perro durante un


máximo de 45 minutos y retirada si es consumida en este
período. Si las necesidades del servicio lo permiten, se
debe alimentar al perro las últimas horas de la tarde
cuando es el tiempo más fresco. En caso de que el animal
deba trabajar en la noche, se alimentará en la mañana, una
vez terminada su misión.

Las raciones de campaña (raciones “C”) no son


convenientes, ya que éstas para los perros son indigestivas
y pueden causar diarrea y vómito.

50
Ración Normal para un Perro Militar;

Por regla general solamente basta una comida diaria para


un perro militar. Esta medida mantendrá al animal en
mejor disposición para el trabajo y cumple con las
exigencias alimenticias del Can.

Una ración razonable para un perro Pastos Alemán adulto


puede consistir en una libra de carne y dos libras de
alimento concentrado o arroz, cereal o sopa espesa. Si el
animal pierde peso, esta cantidad puede ser incrementada
en una cuarta, tercera o media parte según el caso. El peso
del perro debe chequearse al menos cada dos semanas con
el fin de ajustar las dietas a esos factores.

Una injustificada pérdida de peso debe ser puesta


inmediatamente en conocimiento del Veterinario, pues
puede ser el indico de una enfermedad. Si el animal se
encuentra saludable, solamente se agregarán dos onzas de
aceite vegetal como suplemento de calorías.

Hay factores para tener en cuenta en el suministro de


alimentación de cada perro, entre estos factores está el
temperamento del animal. Un animal excitable, nervioso
o que a toda hora está moviéndose en su canil necesitará
más alimento que un animal calmado y pasivo. Otro factor
es la cantidad de trabajo que un perro ha desempeñado.

Si un animal trabaja en regiones quebradas, de terreno


irregular, necesita más alimento que si trabaja en una zona
plana y suave entre más difícil es el trabajo más alimento
será necesario. Estos factores serán juzgados por cada
guía. Otro factor digno de tenerse en cuenta es el clima en
que opera el perro, generalmente el perro que trabaja en

51
climas cálidos necesita menos alimentos que el que trabaja
en clima frío. Pues necesita menos calorías para mantener
su cuerpo caliente que el de tierra fría.

La comida debe suministrársele al animal en un recipiente


limpio para evitar infecciones y afecciones digestivas.

Cuando se suministre al perro un alimento concentrado


debe agregársele agua en proporción de la mitad del
volumen del concentrado con el fin de hacerlo más
sabroso y digerible.

Cómo hacer comer al perro impaciente.

Un perro que está enfermo o ligeramente inapetente puede


ser en ocasiones estimulado o comer calentándolo
ligeramente la ración para hacerla en esta forma más
olorosa y provocativa.

4.15. COMO ADMINISTRAR LA MEDICINA DEL


PERRO.

Las medicinas suelen administrarse en forma de líquidos,


polvos, píldoras, tabletas o cápsulas. Las siguientes son las maneras
más prácticas de administrarlas:

Líquidos: Para un perro que trague un líquido, este puede


colocarse en la parte posterior de la lengua si es cantidad
pequeña como una cucharadita. Si es una cantidad mayor, se
levantará la cabeza con una mano haciendo que la nariz apunte
hacia arriba. Se le tira del labio para formar una bolsa en la
mejilla y ahí se le vierte el líquido. Se sigue manteniendo la
nariz levantada para que el líquido escurra entre los dientes. En
esta forma el perro lo tragará.

52
Polvos : Se abre la boca del perro lo suficiente para insertar el
aplicado de polvos que pueden ser una espátula de madera o una
cucharilla. Se introduce entre los dientes incisivos y se hecha el
polvo hacia la parte posterior de la boca. Se vuelve a cerrar las
quijadas tan pronto como se saque el aplicador. Se hace que la
boca del animal abra solamente para permitir sacar un polvo, la
lengua. Moviendo la lengua el perro mezcla la saliva con el
polvo y forma una pasta que se esparce por la boca y va siendo
tragada poco a poco

Píldoras, tabletas y cápsulas:

El método de administración es el mismo para los tres.

Se coloca la medicina cerca del perro, donde quien la aplica


pueda alcanzar fácilmente. Se coloca la mano izquierda sobre el
hocico del perro con el dedo pulgar por lado y los otros dedos
por el otro.

Se apunta la cabeza del perro hacia arriba lo que obligará al


animal a abrir la boca. En la mano derecha ya se tendrá entre los
dedos índice y pulgar la píldora. Con los restantes se presionará
la quijada hacia abajo y se colocará la medicina lo más atrás que
sea posible, se le cerrará la boca al perro, se le sostiene unos
segundos la cabeza apuntada hacia arriba. Luego se le dejará en
libertad pero se le observara unos minutos para comprobar que
no escupa la píldora o cápsula.

4.16. CUIDADOS AL PERRO CONVALECIENTE

Los buenos cuidados son indispensables en la recuperación del


perro enfermo o herido. Deben tenerse en cuenta los siguientes
puntos en alojamiento del perro.

53
Ventilación: Hay que suministrar al animal aire fresco en
abundancia pero protegerlo contra corrientes perjudiciales.
Si es en campaña, se debe proteger al animal contra el
viento, la lluvia, proporcionándole una capa en lo posible.

Cama adecuada: Una cama limpia y bien dispuesta


inducirá a un perro convaleciente a descansar deberá ser
cambiada todos los días y removidas las partículas de
comida y materias fecales. Una buena cama para un perro
se debe improvisar con heno y paja o en su defecto con
trozos de papel periódico arrugado.

Los animales convalecientes deberán recibir tanto ejercicio


como lo permita su estado. Sin embargo se debe tomar en
cuenta que el descanso es el mejor tratamiento.

Los perro que estén muy deprimidos por su convalecencia, no


deben ser sometidos sino a una breve inspección diaria. Deben
ser cepillados una vez al día y sus ojos y nariz limpiados con un
algodón empapado en suero fisiológico. Si el animal no está
muy enfermo debe recibir un mantenimiento normal.

Algunos perros enfermos mantienen un apetito normal, pero esto


no debe inducirnos a sobre alimentarlos, a menos que haya una
orden del veterinario en tal sentido.

Es necesario mantener en agua fresca al alcance del enfermo


para que su digestión sea siempre suave y sus disposiciones sean
normalmente blandas. No se deben dejar residuos de alimentos
en el interior de la perrera. Con un perro enfermo se debe
extremar las medidas de aseo e higienización del canil y las
áreas adyacentes. Si un perro no come debe acudirse a
alimentarlo con la mano, o a suministrarlo alimentos líquidos

54
que se administrarán en forma descrita para las medicinas
líquidas.

El médico veterinario será la única persona que dispondrá que


un perro vuelva al servicio normal por considerarlo
completamente restablecido, y así lo informará al comandante
responsable.

Toda enfermedad o herida sufrida por un perro militar con sus


tratamientos y características será consignada en la historia
clínica del animal que llevará el veterinario y que forma parte de
la hoja de vida de cada perro. En ella se especificará el tiempo
que a faltado al servicio.

55
CAPITULO V

OBEDIENCIA BASICA Y AVANZADA


5.1. INTRODUCCION.-

Como primera medida, no existe ningún misterio en el


entrenamiento de perros. Es simplemente un proceso ordenado y
metódico basado en los siguientes puntos:

Conocimiento práctico de las reacciones mentales del perro.

Repetición constante de ciertos ejercicios.

Capacidad de reconocer el progreso del perro en el


entrenamiento del perro a que está siendo sometido

5.2. PRINCIPIOS BASICOS

La eficacia de un programa de adiestramiento de perros


depende de la observación de ciertos principios básicos.

Cada guía puede hacerse cargo totalmente del perro que lo sea
asignado. Será exclusivamente el encargado de cuidarlo,
alimentarlo, manejarlo. El guía no debe permitir por ningún
motivo que otra persona acaricie o se haga amiga se su perro.
Esto es de suma importancia.

El guía debe entender que tiene limitaciones en su capacidad


mental. Al principio el perro no sabe que es lo que espera de él,
y no entenderá completamente una orden hasta que esta sea
repetida varias veces.

56
Existen técnicas especificas para dar órdenes a los perros con el
fin de obtener que sea comprensibles para los animales

Las voces de mando deben ser dadas en forma clara y


firme. El tono y el sonido de la voz y no el volumen son
los factores que influyen sobre le perro. Las voces de
mando deben se r dirigidas a cada perro determinado y no
al azar. Las voces deben inspirar confianza al animal para
así inducirlo a obedecer.

Simultáneamente con la voz de mando se le dará al perro


órdenes por medio de señales visuales. De esta manera, se
logrará que el animal aprenda a obedecer indistintamente
por cualquiera de los dos medios. Al principio las señales
visuales se darán siempre en combinación con las voces.
Luego será posible suprimir las voces para que el perro
reaccione solamente con las señales.

Es esencial repetir al perro la misma orden una y otra vez hasta


que aprenda a obedecer sin necesidad de retarlo. La repetición es
mucho mas importante en el proceso del perro que el proceso de
aprendizaje del perro que el proceso de aprendizaje del humano.
Sin embargo, la excesiva repetición de un solo ejercicio durante
un período determinado puede cansar tanto la guía como al
perro. Se aconseja entonces pasar a otro ejercicio durante algún
tiempo y volver luego a la práctica del día interior.

El guía nunca debe perder la paciencia o irritarse. De lo


contrario, el perro se pondrá nervioso al captar el estado de
ánimo de su guía. La paciencia es uno de los requisitos de un
entrenador. Sin embargo, debe combinarse la paciencia con la
firmeza.

57
Una vez que el guía entienda que el perro ya sabe ejecutar el
ejercicio, debe exigirle corrección en su ejecución. De esta
manera se logra que sea en el futuro un trabajador ágil y seguro.

Desde el comienzo del entrenamiento debe exigir al perro que


obedezca una orden determinada y que la ejecute en forma
completa. No se le debe permitir ejecutar un ejercicio a medias,
pues esto le creará malos hábitos y le estimulará la pereza. El
animal debe aprender a asociar la orden de su guía con su
inmediata ejecución.

Al perro se le debe acostumbrar a que su única alternativa ante


una orden del entrenador es la de obedecer. Cualquier tolerancia
de este aspecto por parte del guía puede originar una actitud de
desobediencia o desinterés en el perro que puede perjudicar al
progreso del entrenamiento. Una vez que el perro sepa ejecutar
un ejercicio, pero se niegue en alguna oportunidad a realizarlo,
el guía debe castigar al animal mediante un tirón de la traílla.

Sobre el Castigo.- El propósito del castigo es de corregirlo y no


reprimirlo.

El no atiende los conceptos abstractos del bien y el mal de


acuerdo a los puntos de vista humanos. Por esto la
recompensa o el castigo deben usarse solamente para
enseñar al perro lo que debe y lo que no debe hacer.

Nunca es aconsejable recurrir al castigo físico para


corregir a un perro. Por lo común bastará como represión
una palabra dicha con toda energía pero sin gritar. Esta
palabra es “Fui”.

Otras veces habrá que acompañar esta palabra con un tirón


del collar.

58
Si se golpea al perro, podrá obtenerse, al menos en
apariencia un esclavo, pero jamás un camarada dispuesto
a trabajar por complacer a su amo. Todo castigo debe
hacerse inmediatamente después de cometida la falta, pues
el animal no puede relacionar un castigo recibido con una
falta cometida varios minutos antes.

Si el perro es díscolo o rebelde, habrá necesidad de apelar


a correctivos más energéticos, sin llegar sin embargo
nunca a los golpes. El perro nunca debe ser castigado por
su lentitud en aprender o su inhabilidad para atender lo
que se desea de él. Un castigo por este motivo tendrá
efectos contraindicados. La palabra “FUI” se usa para
indicar al perro que está equivocado. Cuando acompañe
con el tirón de la traílla será un castigo un poco más serio.
Si al perro que está equivocado. Cuando acompañe con el
tirón de la traílla será un castigo un poco más serio. Si la
actitud del animal exige un castigo más severo, bastará
con encadenarlo y encerrarlo en la perrera. El guía nunca
deberá golpear al perro con su mano o con la traílla.

La mano es el instrumento de alabanza y caricia y debe


representar placer para el perro. La traílla debe significar
para el animal un instrumento de trabajo agradable no de
dolor.

El hombre del perro nunca debe ser citado en conexión


con una corrección. Nunca debe decirse por ejemplo “FUI
RINGO”.

Cuando el perro haya ejecutado bien un ejercicio, aunque haya


demostrado algo más de lo normal, el guía debe alabarlo y
premiarlo con una palmadita en el costado. Nunca se deben dar
estas palmaditas de alabanza en la cabeza.

59
Generalmente un perro está ansioso de complacer a su amo. Se
le debe entonces enseñar como lograrlo. Cuando un perro es
recompensado por algo que ha hecho bien, él siente que ha
hecho lo correcto y querrá repetirlo cuando reciba la misma
orden. La alabanza para un perro puede hacerse de las siguientes
maneras:

Por medio de palabras.


Palmaditas en el costado.
Permitiéndole unos minutos de retozos.
Permitiéndole ejecutar su ejercicio favorito, como saltar,
correr o jugar.

Es necesario tener en cuenta que para premiar a un perro se


deben usar las palmaditas en el costado simultáneamente con la
palabra SOIS PRAF pronunciaba suavemente. Hay animales
que solamente son sensibles a las palabras y otros lo son
solamente a las caricias.

No es recomendable premiar a un perro militar con bocaditos de


comida, pues se acostumbrará mal y esperará este tipo de
estímulo cuando haya hecho algo bien en campaña, es probable
que no se disponga de estas golosinas.

Toda sesión de adiestramiento debe terminar con caricias y


voces de aliento al perro para mantenerle vivo su entusiasmo
por el trabajo.

Si el perro no ejecuta bien un ejercicio determinado, no se debe


terminar con este movimiento la sesión de entrenamiento, sino
que se le hará ejecutar uno que haga bien con el fin de que las
caricias con que se termine sean bien ganadas.

60
5.3. CALIFICACION DEL PERSONAL DE GUIAS

5.3.1. CUALIDADES ESENCIALES

El éxito de un programa de adiestramiento de perros


militares depende de la calidad del personal escogido para esta labor.
La experiencia enseña que estas cualidades deben ser las siguientes:

Inclinación natural hacia los perros. Todo individuo que vaya


a dedicarse al adiestramiento de perros debe tener una gentil
inclinación y afición por los perros. Los aspirantes que no
reúnan estas cualidades indispensables no deben ser tenidos en
cuenta para participar en el programa de entrenamiento.

Ingreso voluntario. El entrenamiento de perros en una


actividad que requiere ante todo buena voluntad. Cualquier
INSTRUCTOR que esté en esta actividad forzado por las
circunstancias o por una orden superior, tendrá seguramente
problemas en su misión.

Inteligencia. Se ha demostrado que individuos con inteligencia


inferior al término medio no pueden desempeñarse con éxito en
labores de entrenamiento de perros.

Paciencia y perseverancia. El guía no puede forzar a un


animal para que acelere el aprendizaje de determinado ejercicio,
pues éste es un proceso lento que requiere paciencia y constante
repetición hasta lograr el éxito.

Coordinación física y Mental. El guía debe estar en capacidad


de transmitir sus deseos al perro mediante señales y voces, lo
que requiere una coordinación física y mental mínima.

61
Resistencia Física. El guía debe estar en capacidad de superar
al animal en cualquier ejercicio prolongado.

Iniciativa. El guía debe poseer la suficiente iniciativa para


proceder en casos no previstos por los reglamentos o por los
planes de acción previstos. Así mismo se encontrará en
campaña con situaciones imprevistas que deben superar por su
propia iniciativa.

Responsabilidad Personal. El guía tendrá a su cargo por


completo todo el mantenimiento y cuidados que el perro
requiere y debe estar dispuesto a satisfacer estas necesidades sin
que se lo ordene o controle. Del buen estado en que se
mantenga el perro, depende su buen desempeño en el servicio.

Confiabilidad. Teniendo en cuenta que el guía con su perro va


a estar encargado de la vigilancia de instalaciones de suma
importancia, tales como depósitos de materiales de guerra,
residencias o edificios muy importantes, etc. debe contarse con
personal de absoluta Confiabilidad. Desde luego, no existe un
método absolutamente objetivo que permita determinar estas
cualidades exigibles a un futuro guía de perro.

Sin embargo, se deben agotar todos los medios para seleccionar


adecuadamente al personal. Hay individuos que en un principio
supone, y que no obstante, no darán rendimiento posteriormente.
Por otra parte, nunca se debe obligar a una persona a ingresar a
esta actividad, pues los resultados que se obtendrán serían
negativos y contraproducentes.

Una entrevista previa con un oficial experto o un entrenador


profesional, puede ser una base aceptable para establecer un
criterio de selección. Se aconseja repetir la entrevista dos
semanas después de iniciado el curso de entrenamiento. Se debe

62
observar cuidadosamente la actitud del aspirante hacia esta
actividad durante las primeras semanas. En caso de ser
negativa esta actitud, se destinará a otro tipo de servicio

5.3.2 OBJETIVOS

Los objetivos del entrenamiento básico son:

Desarrollar en los perros la capacidad de obedecer, que es básica


para el adiestramiento posterior en actividades específicamente
de uso militar.
Determinar qué tipo de servicio debe asignarse a cada animal de
acuerdo a sus características especiales:

Entrenar perros.
Entrenar hombres en el correcto uso de los perros para
labores militares de utilidad

5.4. ALCANCE DEL PROGRAMA:

El programa básico de entrenamiento tiene por objeto poner al


perro en capacidad de ejecutar las siguientes ordenes que
constituye la llamada “Obediencia Básica”.

Con traílla

 FUS (Marchar el lado izquierdo)


 SIT (Sentarse)
 PILATZ (Echarse)
 HIAR (Acudir al llamado)
 CRICH (Reptar)
 JOP (Saltar

63
Acostumbrar al animal a:

Viajar en todo tipo de vehículo , sin sufrir mareos.


Tolerar todo tipo de ruidos de armas de fuego.

5.5. PERSONAL ADECUADO PARA UN CURSO DE


ENTRENAMIENTO

Para llevar adelante un programa de adiestramiento de


perros militares se requiere tres clases de individuos.

Instructores.- Personal calificado y experto que tomará a su


cargo el adiestramiento de hombres y animales en deberes
militares de centinelas y exploradores.

Ayudantes de instrucción.- Personal escogido por el instructor


para ayudar en el adiestramiento.

Personal de guías.- Personal escogido que adiestra perros bajo


al dirección del Instructor encargado y recibe instrucción sobre
los aspectos del servicio canino.

5.6. EQUIPO INDISPENSABLE

El equipo básico para el adiestramiento de perros militares es el


siguiente, por unidad de guía - perro.

Un recipiente para alimentación del perro.


Un bozal que se usará en loas viajes, cuando esté siendo
atendido por el veterinario o en casos especiales.
Un collar metálico de instrucción
Una traílla de cuero de 150 centímetros para la instrucción
de obediencia básica.

64
Una cuerda de pista de 8 metros para rastreo e
instrucción.
Un collar de cuero de tres centímetros de ancho, usado
para atar a los perros cuando no estén trabajando.
Una cadena de dos metros para atar a los perros que no
estén trabajando.
Un cepillo de cuerda o guante metálico para aseo de
perros.
Un arnés de pista para los perros exploradora cuando
adelanten trabajo de rastreo.

El uso apropiado de los anteriores elementos es de gran


importancia, por medio de ellos les guiará, manejará y
mantendrá a su perro.

Todo el equipo debe ser periódicamente revisado para


comprobar su buen estado. Los collares serán revisados
diariamente eslabón por eslabón para prevenir una rotura que
puede causar un accidente.

Las traíllas serán limpiadas con jaboncillo especial para cuero


con el fin de mantenerlas flexibles y resistentes.

5.7. CAMPO DE INSTRUCCIÓN

Tan pronto como un guía ha recibido un perro, lo tomará con


mucho cuidado le colocará el collar de cuero y con la traílla lo
sacará a pasear con el fin de hacerse conocer del animal. Estos
paseos se prologarán por lo menos durante os horas diarias por
espacio de una semana.

Cada ayudante de instrucción tendrá a su cargo un grupo de


cinco y seis guías a quienes conducirá a las perreras para recibir
a cada animal asignado. En lo posible, la asignación de animales

65
debe ser hecha teniendo en cuenta las preferencias de cada
individuo.

Bajo la supervisión de cada Ayudante - Instructor, cada día


tomará con el collar y la traílla a su respectivo animal y se
dirigirán hacia el campo de instrucción, donde se iniciarán las
clases.

La duración de cada entrenamiento será establecido por el


instructor, quien se basaré en el tiempo atmosférico reinante, y
en la disposición de guías y perros. Por regla general, el
entrenamiento se dividirá en períodos de 15 a 20 minutos de
trabajo por diez a 15 minutos e descanso.

Toda sesión de entrenamiento se comenzará invariablemente


con un corto de período de obediencia con la traílla, repitiendo
aquellos ejercicios que el perro haya aprendido. Este
procedimiento será tomado en cuenta aun en el período de
obediencia avanzada y el período de entrenamiento
especializado.

5.8. MANERA CORRECTA DE COLOCAR UN


COLLAR DE INSTRUCCIÓN

Como principio general, el perro debe ser siempre


colocado a la izquierda del guía. El collar metálico de Instrucción tipo
cadena, se debe clocar en tal forma que toma la configuración de un
lazo, quedando de argolla que se usa en la traílla al costado derecho
del perro y la otra argolla de abajo hacia arriba. En esta forma la
presión del collar sobre el cuello del animal será variable dependiendo
de los movimientos que el guía realice con la traílla.

66
5.9. EL ENTRENAMIENTO BASICO

5.9.1. CAMINAR A LADO CON TRAILLA (FUS)

Tiene como finalidad acostumbrar al perro a caminar


dócilmente al lado izquierdo del guía. Cualquier que sea el aire de
marcha a los cambios de dirección de éste. El hombro derecho del
animal debe estar a la altura de la rodilla izquierda del conductor.
Cuando el perro efectúe correctamente el ejercicio, debe mantener la
misma posición aun cuando el guía se movilice por entre grupos de
personas o intenso tráfico callejero. Al detenerse el guía, el perro debe
sentarse a su lado sin recibir otra orden

5.9.1.1. Como enseñar el ejercicio

Una vez colocado el collar de instrucción en la forma descrita


antes, el guía colocará el mosquetón de la traílla situará a su
perro al costado izquierdo. Toma la traílla con la mano derecha
y por su parte media, formando una argolla que fijara en su dedo
pulgar. La palma de la mano va hacia arriba. La traílla debe
permanecer floja y solamente se hará tensión cuando se le vaya
a transmitir un orden al perro como un giro o una parada.
Situado en esta forma, el guía iniciará la marcha dándole al
perro simultáneamente FUS i golpeándose el muslo con la mano
izquierda. Durante la marcha, el guía dará suaves tironcillos a la
traílla acompañados por la voz de mando de FUS y la palmada
en el muslo.

Si el perro trata de adelantarse, el guía hablara en forma de tirón


suave pero firme y repetirá la orden FUS. Si el perro se queda
atrás, se disminuye la marcha y muy suavemente se atraerá al
animal a la vez que se le repite la voz de FUS y se le hace la
señal correspondiente. En este caso nunca se debe hablar como

67
cuando el perro se adelanta. Si se hacen tirones iguales, el perro
puede volverse temeroso.

El guía debe permitir que sobre la traílla se produzca una tensión


constante. Si el perro marcha adelantado tensionando la traílla
deberá hacer tirones hacia atrás cuantas veces sea necesario,
aflojándola inmediatamente. Si se permite que el perro vaya
tensionando la traílla el adiestramiento será efectivo.

Durante la marcha el guía efectuará constantemente giros a


derecha e izquierda. A cada cambio de dirección dará la voz de
FUS con la señal respectiva sobre le muslo izquierdo. para
ejecutar el giro a la derecha dando un tironcito a la traílla y
siguiendo en ángulo recto en la nueva dirección. Para el giro a
la izquierda, procederá en la misma forma, pero esta ves
levantará la rodilla derecha con la que golpeará ligeramente en
la cara del perro, haciéndole apuntar el hocico hacia la nueva
dirección. Otro truco para hacer girar oportunamente al perro
hacia la izquierda, es pisarle suavemente las manos, si se trata de
seguir recto cuando se ha dado la voz de FUS para giro a
izquierda, esto obligará al perro a mantenerse entre la pared y el
guía, dándole espacio apenas suficiente para que quepa el
animal. Este recurso se utilizará con perros que tengan la
tendencia a desplazarse demasiado hacia la izquierda del
conductor. Se hará repetidas pasadas por cerca de un poste
dándole al perro el espacio justo para que pase entre este y el
guía, se le acariciará.

Si el animal pasa por e l lado opuesto, el guía continuará la marcha lo


que hará que el animal se enrede y golpeé la cara. Este será el castigo
por su descuido y la próxima vez el perro estará más atento. Cuando el
perro empiece a marchar dócilmente junto a la rodilla izquierda del
guía, se le acariciará y premiará con la palabra. SOISPRAF
acompañada de palmadas cariñosas en el costado.

68
El guía debe recordar que en las primeras capas el adiestramiento la
caricia constante es muy necesario. Es necesario hacer constantes
paradas para dejar descansar al animal. Cuando el perro esté
ejecutando bien el ejercicio se debe suspender la instrucción. Darle
unos minutos de reposo y conducirle a la perrera.

5.9.2. SENTARSE CON TRAILLA (SIT)

Enseñar al perro a adoptar la posición de sentado y


permanecer en ella hasta que se ordene otra cosa. Esta posición debe
adoptarla también cuando vaya caminando al lado y el guía se
detenga.

5.9.2.1. Manera de enseñar el ejercicio.

El ejercicio de SIT se enseñará simultáneamente con el FUS,


pero se iniciará una vez que el perro empiece a caminar al lado
aceptablemente. Cuando el animal se esté desplazando
correctamente al lado del guía este detendrá la marcha.
Inmediatamente le ordenará al pero SIT, a la vez que hará un
ligero giro hacia el animal. Le colocará la palma de la mano
izquierda sobre la grupa haciéndole presión hacia abajo y
hablará con la mano derecha la traílla hacia la derecha,
obligando al perro a sentarse. Se adopta fácilmente esta
posición se le acariciará con palmadas en el costado izquierdo
y con la palabra de alabanza SOISPRAF.

El ejercicio correcto consiste en que el perro se siente junto a la


pierna izquierda del guía y en la misma dirección o frente con
que tiene éste. Si el perro al sentarse se disloca o cambia de
frente, el guías procederá a corregirlo con su mano izquierda.
La corrección es más efectiva si hace antes que las nalgas del
perro toquen la superficie del terreno.

69
Para iniciar la marcha, el guía dará nuevamente la orden FUS
golpeará el muslo izquierdo. Es necesario repetir este ejercicio
constantemente durante las primeras etapas de entrenamiento.

5.9.3. ECHARSE CON TRAILLA (PLATZ)

Que el perro adopte la posición de echado y permanezca


en ella hasta que reciba la orden. Esta posición la adoptará
inmediatamente y después de cualquier otra que se encuentre, ya sea
sentado, parado o caminando.

5.9.3.1. Manera de enseñar el ejercicio

El ejercicio de PLATZ se enseñará cuando el animal esté


empezando a reaccionar positivamente con las voces de FUS y
SIT. se enseñará cuando el animal esté al lado izquierdo del
guía. y desde la posición de sentado. Yendo el animal en el
ejercicio de FUS el guía detendrá la marcha y después de dar la
orden SIT, tomará con la mano izquierda la traílla por cerca de
la unión con el collar, y ejercerá presión hacia abajo después de
pronunciar la orden PLATZ.

El guía debe echarse junto al perro a medida que va obligando


con la traílla al a perro a hacer contacto con el perro. Una vez
que el perro ha adoptado la posición correcta, el guía lo
acariciará y alabará con la palabra SOISPRAF. No debe
permitirse que el perro se recueste sobre uno de sus costados.

La posición correcta es la escrita en la Fig. No 18.

Una vez que el perro esté correctamente echado, el guía se


parará y después de unos minutos ordenará SIT, animando al
animal con tironcitos de la traílla hacia arriba. En caso de que no
reaccione inmediatamente a esta orden. Cuando el perro se

70
haya sentado correctamente nuevamente el guía acariciará y
felicitará al animal.

Ese ejercicio se alternará con el SIT y FUS, es necesario tener


en cuenta que el ejercicio de PLATZ es fatigante para el perro
cuando se le ejecuta correctamente. En consecuencia no debe
repetir demasiado en un principio.

5.9.4. PERMANECER PARADO (STEIN)

Enseñar al perro a permanecer en la posición de parado y


permanecer en ella hasta que reciba la orden en contrario. Es un
ejercicio de disciplina y prepara al animal para trabajos posteriores.

5.9.4.1. Manera de enseñar el ejercicio

Se parte desde la posición de SIT. El guía dará en primer


lugar la orden STEIN y luego halando ligeramente la traílla hacia
adelante. Adelantará su pierna derecha simulando la actitud de iniciar
la marcha. Una vez que el perro se pare, el guía lo detendrá repitiendo
las palabra STEIN . si el animal permanece en esa posición se le
acariciará y felicitará. Después de unos momentos, el guía ordenará
nuevamente SIT. Este ejercicio es también fatigante para el perro, así
que no debe alejarse en la posición más de un minuto. Si el perro se
sienta sin haber recibido orden, el guía repetirá el movimiento inicial
con la orden STEIN.

5.9.5. LA FIRMEZA DE LOS EJERCICIOS SIT, PLATZ, Y


STEIN.

A medida que se va progresando en los ejercicios SIT,


PLATZ y STEIN, se va enseñando firmeza en cada uno de ellos. Para
lograrlo, se procederá en la siguiente forma.

71
5.9.5.1. Posición de sit.-

El guía con el perro en FUS, se detendrá dando la orden


SIT a su animal, induciéndolo con un leve tirón de la traílla hacia atrás
y con su, mano izquierda, desplazándose dos pasos hacia adelante,
pero aun sosteniendo al animal sentado. Si el perro permanece en esta
posición, el guía sin darle la espalda, tomará la traílla en toda su
extensión, repitiendo continuamente la orden SIT.

Si el perro intenta levantarse, el guía halará hacia arriba la traílla y


repetirá el comando.

Si es necesario, volverá al lado del perro para colocarlo nuevamente


en la posición. Si el perro permanece sentado cuando el guía se
desplaza hacia adelante y lentamente suelta la traílla dejándole
extendida en el suelo. El guía entonces, sin darle la espalda al animal,
empezará a desplazarse en semicírculo a unos dos metros del perro.
Repitiéndose continuamente el comando SIT acompañado del nombre
del perro.

Este semi - círculo se va ampliando hasta lograr pasar por detrás del
animal. A medida que el perro vaya aprendiendo a permanecer
sentado sin el guía, este se puede alejar más y más. en un principio no
debe dejarse al perro por más de un minuto en esta posición

Debe intercalarse este ejercicio con el FUS, SIT y al lado y PLATZ,


al lado.

Es necesario recordar que los períodos de trabajo deben ser máximo


de 15 minutos por 15 de descanso. Una vez que el perro aprenda a
permanecer sentado podrá hacer el ejercicio sin detenerse el guía
quien sobre la marcha ordenará el ejercicio.

72
Para ordenar el ejercicio sobre la marcha, el guía dará la orden SIT,
hará una ligera tentativa de detenerse, colocará su mano izquierda
extendida por delante del hocico del animal, indicándole que se
detenga, soltará la traílla en el suelo y después de avanzar cuatro o
cinco pasos, se detendrá y dará frente al perro repitiendo la orden de
SIT.

Si el perro permanece, se le premiará pero solamente con la voz de


alabanza correspondiente, posteriormente podrá hacerse este ejercicio
a marcha rápida, al trote y a la carrera.

Para comprobar la firmeza del animal en su permanencia en esta


posición, el guía se alejará progresivamente más y más controlando
siempre al perro. El guía puede inclusive de la vista del animal por
breves momentos. Si el perro se levanta, el guía debe correr a su lado,
ponerlo nuevamente en la posición y repetir el proceso.

En caso de que el perro se mueva o desplace el sitio donde a recibido


la orden de permanecer sentado, el guía de inmediatamente lo
regresará exactamente al mismo sitio donde nuevamente le repetirá la
orden de SIT.

5.9.5.2. Ejercicio de echado (platz)

Este ejercicio tiene enorme importancia pues es básico


para otros posteriores como cuidar objetos o personas, etc. el perro
entrenado debe estar en capacidad de permanecer echado en un sitio,
del que no se moverá hasta nueva orden y sin control visual del guía.

En este ejercicio si puede permitírsele al perro que adopte una


posición más descansada recostado sobre uno de sus costados. El guía
iniciará el ejercicio yendo sobre la marcha con el perro en FUS. En
un momento determinado, el guía sin detenerse ordena PLATZ a la
vez que hace una tentativa de agacharse hablando con una mano

73
izquierda la traílla hacia abajo. La traílla debe estar tomada por cerca
al collar para facilitar el halón. El resto de traílla debe continuar en la
mano derecha. El halon debe hacerse inmediatamente después de la
orden de mando y en dirección abajo y delante. Si el perro adopta la
posición de echado, el guía se desplazará unos pasos adelante sin
perder la vista al animal y dejando la traílla extendida en el suelo
frente al suelo.

Aquí se permitirá el procedimiento enunciado para el ejercicio de


SIT, consiste en desplazarse en semicírculo que se ampliará
progresivamente. Si el perro permanece, se halagará y felicitará
solamente con la voz SOIS PRAF sin tocarlo. El guía puede ir
aumentando la distancia y el tiempo de permanencia del ejercicio.
Puede esconderse de la vista del perro, sin perderlo a su vez de vista,
para proceder inmediatamente a corregirlo si el animal abandona su
posición. En caso de que el perro se levante o desplace el guía saldrá
de su escondite y correrá hacia el animal para regresarlo al mismo
sitio dándole la voz correspondiente. Cuando el perro empiece a
ejecutar el ejercicio a permanecer en él, se hará sin traílla y sobre la
marcha o al trote.

5.9.5.3. Ejercicio de parado (stein)

En la misma forma que los anteriores, el ejercicio se


iniciará mientras se practique el FUS. En un momento determinado,
el guía dará la orden STEIN a la vez que hace la tentativa de detener la
marcha y coloca su mano izquierda con la palma hacia atrás por
delante del hocico del animal, en forma similar a la indicada en la.

La traílla debe dejarse caer extendida por delante del perro. El guía
debe alejarse unos pasos sin perder de vista al animal. Si este se
desplaza, se le instará nuevamente con la voz STEIN procediendo
nuevamente a colocarlo en su posición correcta. En este ejercicio no
dejarse al animal por más de 60 minutos, es cansado. La práctica de

74
los tres ejercicios antes mencionados debe intercalarse con los otros de
obediencia básica y descritos.

5.9.6. ACUDIR AL LLAMADO (HIAR)

Enseñar al perro a acudir en la forma más rápida posible


junto al guía. El perro debe llegar junto a su guía, sentarse luego pasar
al lado izquierdo. Este ejercicio se empezará a enseñar cuando el
perro haya aprendido a permanecer en SIT, PLATZ STEIN. La orden
HAIR debe ir antecedida del nombre del animal ejemplo “Ringo hair”.

5.9.6.1. Manera de enseñar el ejercicio

El ejercicio se iniciará dejando al perro en la posición de


SIT y tomando la traílla por la punta, desplazarse hacia el frente del
animal en toda la extensión de esta. El guía se parará directamente
frente del perro y después de unos segundos, dará la voz de HAIR,
halando simultáneamente la traílla con la mano izquierda atrayendo al
animal hacia sí. Con la mano derecha se dará simultáneamente con la
voz, la señal respectiva. Esta señal consiste en extender el brazo
derecho hacia el lado y pararlo al suelo, flexionando luego para poner
la mano extendida sobre el pecho y a la altura del hombro. (Fig. 20)
una vez que el perro acuda, se le hará sentar a una distancia que le
permita al guía tocar la cabeza del animal sin cambiar de posición. El
perro deberá permanecer por lo menos 30 segundos sentado al frente,
antes de que se le ordene pasar al lado izquierdo con el comando FUS.

Para enseñar al animal a pasar al lado izquierdo en forma correcta se


tomará la traílla por cerca de la unión con el collar, con la mano
izquierda la palma vuelta hacia abajo. Se saca la pierna izquierda
hacia atrás y se hala al perro haciéndole escribir un semicírculo de
afuera hacia dentro para obligarlo a entrar al costado izquierdo del
guía donde se sentará.

75
Iniciación de la enseñanza del salto sobre obstáculo de madera en 120
cm.

A medida que avanza este ejercicio, va suprimiendo la tracción de la


traílla que se reemplazará con una palmadita izquierda sobre el guía
acompañada con el comando FUS.

Si al acudir al llamado el animal no se sienta perfectamente al frente o


se desplaza, el guía retrocederá, hablando la traílla y guiando al animal
a la posición correcta. Cuando el perro este completamente alineado
el guía se detiene y hace sentar al frente. Luego se pasará al perro a la
posición del FUS de la forma descrita. En caso de que el perro no
acuda y por el contrario huya o se aleje del guía, este jamás deberá
perseguir al animal. Por el contrario, se alejará en dirección contraria
a la del perro llamando la atención. Cuando el animal haya
completado el ejercicio, es decir se encuentre finalmente en la
posición FUS, el guía lo premiará con palmaditas cariñosas en el
costado y con la palabra SOISPRAY.

5.9.7. SALTAR A LA TRAÍLLA (JOP)

Enseñar al perro a saltar cuando se le ordene. Generalmente


a todo perro le gusta saltar a voluntad y un perro normalmente salva
obstáculos de más de 120 cm sin gran esfuerzo y por su propio
iniciativa con la voz JOP el animal aprenderá a saltar a trepar
cualquier obstáculo posible. Un perro salta un obstáculo con salto
directo cuando está dentro de su posibilidad, pero también debe saltar
hasta donde pueda trepar el resto apoyando sus patas de sus salientes y
aprovechando el impulso. En esta forma el animal fuerte puede salvar
obstáculos de 250 centímetros o más.

76
5.9.7.1. Manera de enseñar el ejercicio

El ejercicio debe iniciarse cuando el animal esté trabajando


muy bien en EL FUS con traílla. Inicialmente se debe usar un
obstáculo de manera no mayor de cincuenta centímetros de
altura, por sobre el cual el guía pueda dar un paso. Se marchará
con el perro en FUS y lentamente se le enfrentará de una
zancada. Dándole simultáneamente al perro la orden de JOP y
ayudándole con la traílla. Si el animal pasa el salto fácilmente
felicítelo y acarícielo. Si el animal se niega a pasar, no se debe
halar la traílla ni obligar violentamente al perro a saltar. Esto
puede hacer que el animal le cobre miedo a este ejercicio. Se lo
debe atraer suavemente hacia el obstáculo, señalándose con la
mano y pasando el guía de un paseo.

Si el animal pasa fácilmente el obstáculo de 120 centímetros. El


perro será colocado a un metro frente al obstáculo mientras que
el guía se colocará a un lado de el (fig. 21). la traílla irá tomando
con ambas manos como lo muestra la figura. Después el guía
dará la orden JOP a la vez que anima al perro a saltar halándolo
suavemente y mostrándole con la mano la valla.

Después que el perro salte fácilmente y confiado la valla de 120


centímetros, el guía puede hacerlo repetir al animal dos o tres
veces cada ocasión el ejercicio. Puede pasar el guía conduciendo
al perro en FUS y dándole la voz de JOP al pasar por el
obstáculo.

Este ejercicio, aunque le agrade al perro, no puede repetirse


demasiado durante una clase, pues es fatigante para el animal.

Una vez que el perro pueda pasar con éxito la valla de 120
centímetros, se le ordenará saltar a otros tipos de obstáculos,
como tapias, arroyos, escaleras, etc. existe un obstáculo de altura

77
variable y en forma de valla alta con salientes para que el animal
se apoye al salvar alturas de 150 centímetros. Los obstáculos
naturales que se encuentran en el terreno con la mejor práctica
para el perro militar. No se debe sin embargo exigir demasiado
al animal, pues puede cobrarle antipatía al ejercicio. No es
aconsejable usar obstáculos metálicos pues hay la posibilidad
de causarle una dolorosa lesión al perro en el borde anterior de
la pierna. Una vez que el animal esté completamente
familiarizado con el salto puede introducirle variante tales como
salto sobre llamas, que serán supervigilados por el instructor o
uno de sus asistentes.

El salto sobre las llamas logra que el animal pierda el miedo al


fuego, cuando se ejecuta metódicamente. Lo contrario puede
producir efectos contraindicados. Por último hay que recordar
que el salto es un ejercicio que levanta el espíritu del animal,
cuando se enseña y ejecuta correctamente.

Es consecuencia puede usarse cuando el animal no muestre


deseos de ejecutar otro ejercicio.

5.9.8. REPETIR CON TRAILLA (CRICH)

Enseñar al perro a arrastrarse y avanzar a la voz de


CRICH. Este ejercicio tiene como objeto lograr que el perro pueda
desplazarse de un lugar a otro presentado el menor blanco posible,
cuando las circunstancias lo requieren.

5.9.8.1. Manera de enseñar el ejercicio.

El guía coloca al perro en PLATZ a su lado, teniéndole a


su vez. Tomará la traílla con su mano izquierda vuelta hacia abajo y
por cerca a la unión con el collar. Dará entonces la voz de CRICH
repetidas veces a la vez que empieza avanzar teniendo, halando hacia

78
adelante al perro animándolo a que lo siga. Es un principio se exigirá
al animal solamente trechos de dos metros como máximo. Es
necesario tener en cuenta que este es uno de los ejercicios mas
pesados par el físico del animal, por lo que nos debe repetir más de
dos veces por clase.

Si el perro trata de pararse o erguirse, el guía detendrá el avance,


tranquilizará al animal con palabras cariñosas y cuando el animal se
aquiete reiniciará el avance. Al mantenerse al perro en CRICH por dos
metros o más. Debe ser recompensado por su guía con caricias y
palabras. En ocasiones se utiliza este ejercicio como castigo, aunque
no es recomendable, pues cuando sea necesario que el perro repte, lo
va asociar con el castigo que haya recibido en esa forma, desorientado
y haciéndole perder confianza al animal. Este ejercicio se puede
practicar pasando bajo alambradas u obstáculos parecidos.

Una vez que el perro haya aprendido a ejecutar el ejercicio con la voz
de mando se le puede enseñar la señal visual correspondiente.

Para ello, se colocará al perro en PLATZ, se le dará la voz de CRICH


a la vez que con la mano izquierda extendida y con la palma hacia
atrás y ligeramente inclinado adelante, se harán movimientos a
derecha e izquierda como se indica en la figura, animando al perro a
avanzar. Cuando el animal ya entienda esta señal se hará a distancia,
colocando a cinco metros el perro en PRATZ y el guía la frente del
animal, se inclinará ligeramente ordenando CRICH y simultáneamente
haciendo la señal.

5.9.9. OBSERVACIONES GENERALES

Las voces de mando aquí usadas son convencionales y no se


ajustan ortográficamente o gramaticales a ningún idioma
determinado. Son sonidos fácilmente discriminables por el perro
y ante los cuales reacciona. El perro diferencia los sonidos en sí

79
pero no puede determinar el significado de una palabra. Es falsa
la creencia popular de que l perro pastor alemán solamente
entienda alemán. Como ya se ha dicho, el animal solamente
reacciona ante un sonido al cual se ha condicionado y
relacionado con un movimiento determinado, a condición de que
el sonido sea claro y lo más corto posible.

Se insiste en la paciencia como cualidad básica para un


entrenador de perros. El maltrato o el golpe al perro solamente
perjudicará al guía pues al animal disminuirá su capacidad para
aprender, retrasando en esta forma el desarrollo del
adiestramiento. En el supuesto de que un guía se sienta irritado
por la lentitud o aparente negligencia de su alumno antes que
golpearle o maltratarle, debe solicitar al instructor o ayudante de
instrucción o permiso para retirarse de la clase y guardar al
animal hasta que sienta totalmente tranquilo, en esta forma se
evitará provocar un trauma al perro que irá en detrimento de su
progreso.

Este primer período de obediencia básica es, como su nombre lo


indica, la base fundamental para un buen rendimiento futuro. La
correcta ejecución de esta primera parte del programa,
garantizará un progreso más rápido y firme.

El guía y el instructor deben observar constantemente al animal


durante este período, para establecer sus cualidades y
características físicas y temporalmente con el fin de destinarlo
al entrenamiento más adecuado, deberes como perro explorador
o centinela.

80
5.10. OBEDIENCIA AVANZADA

5.10.1. GENERALIDADES.

Una vez que el instructor juzgue que los perros estén


ejecutando correctamente los ejercicios de obediencia con traílla, dará
comienzo al trabajo sin traílla. A este tipo de obediencia solamente los
animales que desempeñen aceptablemente sin traílla.

Los animales que aun no ejecuten los ejercicios deben recibir períodos
extras de entrenamiento con el fi de buscar ponerlos a la altura del
resto.

Durante el trabajo sin traílla el guía debe estar más vigilante A la


conducta dl perro, para evitar las riñas. En caso de presentarse riñas
entre los animales, se debe tomar en cuenta lo siguiente:

Es peligroso intervenir en la separación de dos o más perros


riñendo, por lo que es necesario proceder con cautela.

Cada guía tratará de acercarse por detrás de su respectivo


animal y en forma simultánea lo tomará d ella cola o de los
posteriores, llamando al perro por su nombre o reprendiéndole
con la voz FUI. Se halará de la cola del animal, teniendo
cuidado de no hacerlo cuando alguno esté prendido a las orejas
del otro pues de lo contrario se puede provocar desgarres
difíciles de corregir.

Si hay mano una manguera de riego, baldes u otro tipos de


recipientes, se le echará agua fría encima. Con estos en
ocasiones es suficiente para hacerlos saltar.

81
Las heridas que se provocan los perros riñendo, raramente son
serias, sin embargo es mejor acudir al Veterinario para prevenir
infecciones.

Los perros que son reconocidos peleadores deben trabajar un


poco aislados del resto para evitar las peleas. El guía de un
perro peleador debe extremar las medidas de control a su
animal. Por lo general un perro peleador es sumamente difícil de
corregir. Sin embargo un método, de castigo será encerrar al
animal en su sitio oscuro durante el resto del día.

5.10.2. OBSERVACIONES VARIAS

Los ejercicios sin traílla se ejecutarán en forma similar a los


descritos con traíllas. En este caso, el guían dependerá
solamente de su voz y las señales visuales para controlar y
dirigir al perro. En este período, el guía debe estar especialmente
atento, para no permitir la menor desobediencia del perro, pues
si el animal nota que puede burlar una orden sin recibir la
corrección de inmediata, será muy difícil disciplinarla
nuevamente, inmediatamente después de que el animal deje de
ejecutar un ejercicio sin traílla, el guía deberá ponerle traílla y
trabajarlo tiempo extra en el ejercicio en que haya fallado.

Hay que tener en cuenta que toda sesión de entrenamiento, aún


durante el período especializado, debe ser iniciado por un
mínimo de cinco minutos de trabajo con traílla, para mantener al
perro en permanente estado de obediencia, fundamental en
cualquier estado de la instrucción.

5.10.3. CAMINAR A LADO SIN TRAILLA (FUS)

Este ejercicio cuando se ejecuta correctamente, es el mejor


índice del estado de obediencia del animal. El perro debe estar en

82
capacidad de desplazarse a cualquier aire de marcha; junto a su guía,
sin quedarse, adaptarle sin sobrepasarlo. Así mismo deberá conservar
esta posición en los giros de derecha, izquierda o medias vueltas.
Debe poder desplazarse el guía por entre grupos de personas o tráfico
callejero. El guía no solo dispondrá de la voz FUS y del golpe de la
mano izquierda sobre el muslo para controlar al animal.

Al detenerse el guía, el perro debe adoptar la posición de SIT sin


recibir la orden y reiniciar la marcha cuando el guía lo haga también
sin recibir la orden.

5.10.3.1. Manera de enseñar el ejercicio

Los movimientos serán similares a los descritos en el caso


del trabajo con la traílla. Se practicarán giros en ambas direcciones,
medias vueltas, cambios de aires de marcha y paradas utilizando el
guía solamente la voz de FUS.

Si el animal desobedece al comando oral, el guía le reprenderá con la


voz FUI y le repetirá la orden usando también la palmada en el muslo
izquierdo. Si el perro reacciona positivamente se le premiará con
voces y caricias sobre la marcha. Si el animal no obedece a la segunda
orden, el guía deberá ponerle al animal la traílla. Esta es una forma de
castigarlo, pues el animal comprenderá que al no obedecer, recibirá
como castigo la limitación de su libertad.

5.10.4. SENTARSE SIN TRAILLA (SIT)

Enseñar al perro a adoptar la posición de sentado mediante


la orden oral o visual correspondiente que le dé el guía.

83
5.10.4.1. Manera de enseñar el ejercicio

Para iniciar la enseñanza, al animal debe ejecutar


correctamente la orden SIT con traílla. Cuando el guía esté trabajando
a su perro sin traílla en el ejercicio FUS, se detendrá y dará la orden
SIT. También puede dejar al perro en posición STEIN y con la traílla
puesta.

El guía entonces se desplaza en la extensión de la traílla y se coloca


frente a ella con la mano izquierda. Dará entonces la orden SIT, a la
vez que levanta su brazo derecho al frente y con la palma de la mano
vuelta hacia arriba Este movimiento debe ser rápido y enérgico. Si el
perro no reacciona, se le hará la traílla hacia arriba y se repetirá el
comando oral y la señal. Cuando el perro obedezca sin necesidad de
halarle la traílla, se deberá suprimir ésta. La distancia entre perro y el
guía se irá aumentado a medida que el perro obedezca con más
firmeza.

También se alternará la orden con la señal. El animal deberá estar en


capacidad de obedecer indistintamente cualquiera de los dos tipos de
voces.

5.10.5. ECHARSE SIN TRAILLA (PLATZ)

Enseñar al perro adoptar la posición de echado solamente


al recibir la orden oral y visual.

5.10.5.1. Manera de enseñar el ejercicio

El animal debe estar ejecutando la orden de PLATZ con


traílla. El guía dejará al perro en la posición de SIT sobre la marcha y
se desplazará hacia adelante en toda la extensión de la traílla que
conservará tomada por la punta en la mano izquierda. Se acentúa
frente al perro y después de un momento dará orden PLATZ

84
acompañada de la señal visual que consiste en levantar el brazo
derecho vertical y con la palma de la mano hacia adelante y bajarlo
rápidamente por el frente hasta la posición inicial. En caso de que el
animal no reaccione, se le repetirá la voz visual a la vez que se le
halará la traílla hacia abajo y adelante con la mano izquierda. Si el
perro ejecuta el ejercicio, se le suprimirá la traílla. La distancia se irá
aumentando a medida que el perro ejecute bien el ejercicio. Este
ejercicio podrá ordenarse desde la posición de STEIN Y SIT.
También se hará ejecutar desde la marcha de la siguiente manera. El
perro se llevará en la posición de FUS sin traílla y en determinado
momento se le ordena STEIN. El guía se desplaza unos 15 metros
adelante, da media vuelta y ordena el ejercicio PLATZ usando la voz
y la señal.

Otra forma de practicarlo, será yendo sobre la marcha con el animal en


FUS y dando la orden de PLATZ sin detener el guía su avance.
Inmediatamente antes de ordenar el ejercicio el guía tomará el collar
del perro por la parte de la garganta del animal. Dará la orden oral
PLATZ a la vez que rápidamente dará un halón hacia adelante y abajo.
Se observará si el perro adopta la posición, pero el guía no detendrá la
marcha. Si el perro no se hecha sino que permanece sentado o parado,
el guía regresará a su lado y lo obligará a ejecutar el ejercicio.

Este ejercicio se puede combinar con el SIT, STEIN y FUS. No debe


ser repetido muchas veces pues es cansado para el animal.

5.10.6. PARADO SIN TRAILLA (STEIN)

Enseñar al perro a quedarse parado en un sitio a la orden


oral o visual correspondiente.

85
5.10.6.1. Manera de enseñar el ejercicio

Yendo el guía con su perro en FUS sin traílla, sobre la


marcha dará la orden STEIN, a la vez que simultáneamente pondrá su
mano izquierda con la palma vuelta hacia atrás por delante del hocico
del perro haciéndole ademán de que se puede. El guía se adelantará
unos metros y desde allí podrá ordenar otro ejercicio como HAIR,
PLATZ o SIT. Si el animal no ejecuta el ejercicio o toma otra posición
el guía regresará, lo pondrá en STEIN, simultáneamente con la señal
visual. Esta consiste en levantar el brazo doblado por el codo con la
palma de la mano hacia el frente en la forma indicada en la Fig.
Cuando el perro se mueva de la posición ordenada, el guía debe acudir
inmediatamente al lado del animal, regañarle o regresarlo a la misma
posición y al mismo sitio donde se encontraba.

5.10.7. ACUDIR AL LLAMADO SIN TRAILLA (HAIR)

Enseñar al perro a acudir prontamente al llamado de su


guía cualquiera que sea la distancia que los separe.

5.10.7.1. Manera de enseñar el ejercicio

Se utilizará el mismo sistema que el descrito para el


mismo ejercicio con traílla, usando esta vez la cuerda de pista de ocho
metros. Los movimientos serán los mismos ya mencionados. Una
vez que el perro acuda sin necesidad de halar la cuerda, puede
suprimirse esta y llamar al animal sin su ayuda. Si el perro acude, el
guía lo hará pasar FUS y luego felicitará efusivamente al animal con
caricias o con voces. Una vez que el perro acude y se coloque sentado
al frente del guía, deberá transcurrir al menos 10 segundos para darle
la orden de pasar al lado izquierdo. Si el perro no acude
inmediatamente al llamado, el guía repetirá por segunda vez la orden
oral y visual, retrocediendo unos pasos alejándose del perro. Si el
animal acude, se debe premiar. Nunca debe castigarse al animal en

86
vez de acudir al llamado huye en dirección distinta, el guía no debe
por ningún motivo perseguir al animal. Por el contrario se alejará a su
vez del animal llamándole la atención. Se puede utilizar el recurso de
que otro guía distinto amenace al perro para obligarlo a acudir al guía,
el mismo que lo recibirá con caricias y voces de alabanza. También se
puede, cuando el perro se distrae o marcha a otra dirección,
esconderse el guía del perro, éste lo buscará y cuando lo encuentre el
guía lo recibirá también con caricias y felicitaciones. La señal visual
para este ejercicio es la descrita en la página 63 y en la Fig. 29.

5.10.8. SALTAR SIN TRAILLA (JOP)

Enseñar al animal a saltar un obstáculo a la orden JOP.


Este ejercicio capacitará para superar cualquier obstáculo que se le
presente durante su trabajo en campaña.

5.10.8.1. Manera de enseñar el ejercicio

Es necesario que el perro ya ejecute el salto a la traílla y


mediante la voz de mando correspondiente. El guía pasará con el
perro en FUS sin traílla y por la derecha de un obstáculo. Al
acercarse, ordenará al animal JOP y continuará la marcha. Una vez
que el perro haya saltado, el guía ordenará nuevamente FUS y
felicitará al perro. Otra variante de este ejercicio consiste en colocar
al guía frente a un obstáculo de 120 centímetros con el perro sentado a
su lado. Ordenará indicando con su brazo extendido hacia adelante
la dirección del salto. Una vez que el perro haya saltado, ordenará el
guía con la traílla, con la cual estará atado el perro, en esta
oportunidad, volverá a ordenar el ejercicio contrario animando al
perro con la voz de JOP, halándolo suavemente con la traílla. El perro
una vez que haya regresado, debe sentarse frente al guía, en la misma
forma que al acudir a la voz HIAR y será pasado al lado izquierdo
también en igual manera. En este período, el salto será practicado

87
utilizando los accidentes naturales del terreno y los obstáculos que
estén presentes.

5.11. POSICIONES FUNDAMENTAL

Las dos posiciones fundamentales del guía con su perro


serán las posiciones firmes y a discreción o descanso.

5.11.1. POSICION FIRMES

La posición firmes del guía con el perro será


fundamentalmente la misma del Soldado común. El guía al recibir la
voz de “atención” pasará la traílla a la mano izquierda y ordenará al
perro SIT. A la voz de “firmes” adoptará la posición fundamental
corriente, permaneciendo el perro sentado al lado. (Fig. 30)

5.11.2. POSICION DE A DISCRECION O DESCANSO

Partiendo de la posición de “firmes” una vez que el guía


reciba la orden “a discreción” ordenará al perro PLATZ, a la vez que
pasará la traílla a la mano derecha como lo indica la Fig. 31. La traílla
se sostendrá en esta forma con las dos manos, mientras el guía
permanece en la posición de descanso reglamentario.

5.11.3. MANERA DE VIAJAR EN VEHICULOS

Es necesario que el perro sepa saltar a la voz de JOP. Cada


guía, por turno, se coloca en la entrada del vehículo y le ordenará JOP,
teniendo cuidado de ayudarle al animal si es necesario para evitarle se
golpee con el borde del vehículo cuando se trate de camiones de
transporte. Seguidamente sube el guía que se acomodara al lado y
lado del camión y hacia el fondo, sentado el perro entre sus piernas y
colocándole la cabeza en su regazo y sosteniéndole con ambas manos.
Los guías deben quedar frente a frente y los perros espalda a espalda,

88
Cuando se viaje, es preferible usar bozal para los perros. Los
animales suelen agitarse al viajar en vehículos, a sí que se debe tener
especial cuidado al abordar o desembarcar para evitar las peleas,
cuando no están usando el bozal. El guía deberá hablar y tranquilizar
al animal si lo observa nerviosos o con síntomas de mareo.

89
C A P I T U L O VI

ENTRENAMIENTO ESPECIALIZADO
6.1. GENERALIDADES

La asignación de Equipos de Perros Exploradores (EPE) a


las Unidades se hará de acuerdo a las necesidades del caso, pero
generalmente un pelotón se asignará a nivel División. Una escuadra,
que esta compuesta de seis guías con sus perros, se asignará a nivel
Compañía o Pelotón, para misiones o períodos de tiempos específicos.

6.2. MISIONES DEL EQUIPÓ DE PERRO


EXPLORADOR (EPE)

La misión del Reparto de Perros Exploradores es la de apoyar a


unidades de infantería o PARACAIDISTAS en operaciones contra
fuerzas hostiles, detectando y dando aviso silencioso de la
proximidad de personas extrañas alas propias tropas. Los equipos de
perros exploradores pueden ser utilizados además para las siguientes
misiones específicas:

Detección de emboscadas
Detección de tiradores apostados.
Detección de escondites enemigos
Detección de depósitos ocultos de municiones, armamentos y
provisiones en general.
Detección de minas enterradas o trampas (bobbytraps) durante
operaciones de limpieza o patrullaje.
Apoyo de operaciones de bloqueo y barrida de zonas.
Apoyo de patrullas emboscadas y a puestos de observación a fin
de anunciar la proximidad del enemigo.

90
6.3. IMPORTANCIA DEL PLANTEAMIENTO Y
PREPARACIÓN PARA EL EMPLEO DE LOS
REPARTOS DE PERROS MILITARES
EXPLORADORES

Cuando una unidad de perros exploradores, pelotón, escuadra o


núcleo, sea asignada a una Unidad Táctica, el Comandante del
Pelotón, escuadra o el guía, hará recomendaciones el
Comandante de la Unidad sobre el empleo de los perros.
Cuando el EPE se emplee en unidades que no hayan trabajado
antes con perros, el personal de éstas, deberá ser
cuidadosamente orientado sobre las capacidades y limitaciones
de aquellos. Esto es absolutamente necesario para el buen
desempeño del EPE en combate, ya que la mayoría de
comandantes no está familiarizados con los métodos adecuados.

Antes de asignar cualquier misión al EPE, debe informarse al


Comandante de éste o al guía, con la mayor anticipación posible
con el fin de que seleccione el guía o perro o EPE más
conveniente para esa tarea específica. Esto permite también a
los guías preparar adecuadamente a sus animales, controlando
sus condiciones físicas y ejercitándolos con cortos
entrenamientos con el fin de estimular su interés y verificar su
grado de efectividad.

Es preferible en lo posible, que un EPE determinado trabaje


siempre con la misma unidad táctica o patrulla, pues la
familiaridad hará que el desempeño del EPE mejore cada vez
más.

La presencia de un perro explorador causa variadas reacciones


entre el personal no familiarizado con ellos. Algunos pueden
sentir un exagerado sentimiento de seguridad, mientras que otros
pueden sentirse aprehensivos y desconfiados. Para prevenir

91
estas situaciones extremas, el guía deberá informar a los
miembros de la patrulla sobre la misión del perro explorador,
sus métodos de operación, sus posibilidades y limitaciones.

Con el fin de cumplir con el requisito anterior, el guía debe


reunirse con la patrulla, y tomar parte en el planeamiento y
preparación de ésta. Al mismo tiempo, el guía deberá dar al
comandante de la patrulla sus recomendaciones sobre el mejor
uso del EPE.

La integración del EPE a la patrulla, debe incluir la participación


de éste en actividades de entrenamiento, en esta forma los
miembros de la patrulla se familiarizará así mismo con los
olores de cada individuo, los ruidos y movimientos particulares
de una patrulla de acción.

6.4. DESPLIEGUE DE LOS EPE DURANTE


OPERACIONES

Generalmente, la mejor ubicación de la Unidad de perros


exploradores es directamente al frente de la patrulla. El EPE
precede a la descubierta, conservando la dirección previamente
asignada. Sin embargo, las condiciones del viento pueden hacer
aconsejable que el EPE se coloque en la parte de la ruta es
donde viene el viento con el fin de aprovechar al máximo las
cualidades perceptibles del animal.

En ocasiones es conveniente colocar el EPE a la retaguardia, si


el viento está soplando desde atrás cuando la marcha se acelera
(como en una marcha de aproximación), ya que es preferible
conservar las energías del perro todo lo posible. Esto es
particularmente aplicable, cuando el EPE forme parte de una
patrulla avanzada de exploración o seguridad de una unidad
grande que se dirige a un área determinada. (Fig. 33).

92
En una patrulla de reconocimiento o combate, con misiones de
hacer infiltraciones en líneas enemigas, el perro puede utilizarse
para localizar los puestos de observación enemigos. En estos
casos, una vez que el EPE haya localizado un puesto de
observación, puede moverse en zigzag a derecha o izquierda
para establecer la situación de otros puestos y así mismo
permitir a la patrulla deslizarse entre ellos (Fig. 33).

En toda misión de patrullaje, un miembro de la patrulla debe ser


destinado a proteger al EPE, debido a que cuando el animal está
trabajando en una pista, el guía deberá usar ambas manos para
controlar al pero, por lo que sería presa fácil al enemigo.

La distancia desde la cual el perro puede detectar, depende de


las condiciones del terreno y tiempo atmosférico. Pueden ser 30
o 300 metros.

Una vez que el perro ha detectado, el guía hará la señal al comandante


de la patrulla para que detenga al personal en el sitio. El comandante
debe entonces adelantarse solo hasta el lado del guía, opuesto al perro
para recibir la información del caso.

Si el contacto con el enemigo es inminente, el guía deberá permanecer


en el sitio para que la patrulla lo sobrepase en la retaguardia. Este
procedimiento evita movimientos innecesarios y por lo tanto riesgos a
la patrulla. En casos en que se produzca un contacto imprevisto con el
fuego enemigo, y el EPE está situado en la vanguardia, debe buscar en
lo posible colocarse en medio de la patrulla, o en una posición que no
interfiera con la línea de fuego.

93
6.5. IMPORTANCIA DE LAS REUNIONES ANTES Y
DESPUÉS DE UNA MISION

Es muy importante que el guía asista a todas las reuniones


que se efectúen antes y después de una misión, con el fin de que
conozca la línea de acción y se analicen las buenas y malas
actuaciones del EPE, así como instruir a los miembros de la patrulla y
lograr el mejoramiento del desempeño futuro del EPE.

6.6. DESPLIEGUE DEL EPE EN PATRULLAS DE


OBSERVACIONES Y EMBOSCADAS

Los EPE pueden ser muy efectivos en las posiciones estáticas


como puestos de observación, avanzadas, puestos de escucha y
emboscadas.

Cuando el EPE es utilizado como apoyo de un puesto de


avanzada o escucha, los perros deben ser utilizados al frente
del puesto, suficientemente retirados de las propias líneas para
no ser distraídos, pero bastante cerca para mantener contacto
con la Unidad, con el fin de evitar poner en peligro el EPE en
caso de ataque o infiltración enemiga.

Cuando el perro explorador actúe en un puesto de avanzada y de


aviso silencioso sobre proximidad del enemigo, el EPE se
retirará de inmediato a la parte del puesto para no interferir o
estorbar la línea de fuego. Es indispensable que el guía tenga
preparada de antemano una ruta de desplazamiento a la
retaguardia antes de colocarse en su sitio de trabajo (Fig. 34).

Hay varios métodos por los cuales un guía puede alertar al


comandante de la patrulla sobre la aproximación de tropas
enemigas pero la más simple y usada es el tendido en una cuerda
entre dos puntos que se halará de acuerdo a las señales

94
previamente acordadas, para alertar al comandante sin moverse
del sitio ni hacer ruido.

Los procedimientos de retirada y colocación de un perro


explorador es una patrulla de emboscada son los mismos que
para los puestos de avanzada y observación, excepto que cuando
el sector a ser cubierto es demasiado ancho para un solo perro,
se colocará dos EPE o más, situado a cada lado de la herradura.

Los perros exploradores pueden ser empleados con éxito para


detectar posiciones enemigas con el propósito de hacer contacto
o evitarlo según el caso, o cuando la misión de la patrulla es
infiltrarse por la líneas enemigas.

El uso del perro explorador como elemento de detección no se


limita a operaciones sobre el terreno, sino que es posible usarlo
desde pequeñas embarcaciones en terrenos pantanosos donde es
posible encontrar al enemigo.

Aún cuando los perros exploradores son usados principalmente


en las horas de la noche, debido a la incidencia negativa de la
oscuridad sobre las facultades perceptivas humanas, pueden
también ser usados durante el día en aquellos sitios donde las
condiciones de terreno y tiempo atmosférico limitan la
visibilidad humana y donde las posiciones enemigas puedan
evitar su detección. Ejemplo, matorrales, selva, hierbas altas,
arrozales y áreas que obligan usar escondites subterráneos
debido a la ausencia de cubierta.

La capacidad de trabajo de perro explorador es de gran utilidad


en su empleo de villorrios, o poblaciones pequeñas. En este
caso, la población se evacua totalmente en una agrupación, y en
esta forma el perro puede trabajar tranquilo de casa en casa
localizando personas escondidas.

95
Las condiciones ideales para un perro explorador son aquellas
áreas extensas y deshabitadas con un mínimo de distracciones.
Es necesario recordar que el perro es incapaz de discriminar
entre enemigos y amigos. Así, que, si el animal está
constantemente en estado de alerta por la presencia de habitantes
de la región no enemigas, perderá interés en su tarea.

Durante el entrenamiento se debe acostumbrar al perro a poner


atención a animales domésticos como otros perros, cerdo,
ganado,. Etc. esto evitará mas tarde las falsas alarmas.

6.7. MANTENIMIENTO DE LA EFICIENCIA TACTICA

Los perros situados en zonas de descanso necesitan


permanentemente reentrenamiento, con el fin de mantenerlos en
buen estado de trabajo. Se recomienda trabajarlos por lo menso
una hora diaria.

Un perro explorador no debe ser usado para labores de


patrullaje y a la vez como observador en puesto a avanzados en
una sola noche. Si es necesario usar perros para ambos tipos de
misión, se llevará dos EPE. La experiencia ha demostrado que el
patrullaje es la misión para el perro explorador.

Los perros que no han tenido éxito o no han hecho patrullajes


sucesivos, deben ser estipulados en patrullajes de instrucción o
entrenamiento, con emboscadas simuladas. Esto mantendrá el
interés del animal en su trabajo. El perro solamente siente que su
labor ha tenido éxito, sin diferenciar una situación simulada de
una verdadera situación de combate.

Un perro explorador puede trabajar eficientemente máximo de


tres horas cada vez. Algo menos en algunos climas tropicales
muy severos. Cuando sea necesario e l uso e un perro explorador

96
en la vanguardia por períodos de tiempos mayores de tres horas.
Se usarán dos perros y se llevará uno de ellos en la retaguardia
como reserva, cuando el animal vaya en condición de reserva no
será exigida.

6.8. PROCEDIMIENTO EN SITUACIONES


ESPECIALES.

En este caso de que el guía sufra un accidente, se procederá de


acuerdo al plan preparado de antemano para ese patrullaje.

Si el guía es herido en combate, y es dejado para posterior


evacuación, el perro deberá permanecer con él.

Si el guía va a ser evacuado por la patrulla, el perro


posiblemente seguirá suelto al guía, si esto no sucede, se
destinará a un miembro de la patrulla para que conduzca el
animal atado con la traílla.

En ocasiones algunos perros tratarán equivocadamente de


proteger a sus guías, en este caso deberá tratarse por todos
los medios de alejar al animal del herido para que pueda
ser atendido o evacuado. Si no es posible, el perro debe ser
eliminado para que la vida del guía no corra peligro.

Si el guía muere y el perro no puede ser recuperado por


rezagado con el trabajo del guía. El comandante de la patrulla
será el encargado de decidir lo que se debe hacer, de acuerdo
como se presenten las circunstancias. Es posible que el enemigo
se apodere de un perro abandonado y lo utilice contra las propias
tropas.

97
6.9. ALIMENTACION

Para el perro en campaña, es más importante ella agua fresca


que el alimento.

Si no se cuenta con agua fresca y pura, el agua que se encuentre


debe ser hervida o tratada con tabletas de purificación.

Un perro explorador no debe ser alimentado inmediatamente


antes de salir a un patrullaje, ya que tendría efectos nocivos
sobre el animal. El guía debe llevar una provisión suficiente de
alimentos de campaña para el animal durante las misiones
prolongadas. El perro puede resistir perfectamente en un
momento dado, hasta dos días sin alimento, pero no puede
prescindir del agua. esto es particularmente aplicable en los
climas cálidos y húmedos. Debido a la deshidratación de que
puede ser víctima el animal.

6.10. ATENCIÓN VETERINARIA

La atención veterinaria es fundamental para conservar la


continua efectividad de los perros durante las operaciones tácticas.
En operaciones de contrainsurgencia hay muchas cosas que pueden
suceder que limitan la efectividad del perro o lo que lo inhabiliten
para el trabajo. Existe la posibilidad de que el perro beba agua
contaminada, pise un atrampa o caiga en ella (pungí - pit) o que sufra
de insolación. En la mayoría de los casos, cuando u n enfermero
veterinario está presente. Las enfermedades o heridas leves pueden
ser tratadas sobre el terreno, lo que le habilitará al animal a continuar
su misión. En caso de no contarse con el enfermero, usualmente no
hay otra alternativa que evacuar al animal para evitar una infección o
prevenir el agravamiento de una enfermedad, debe asignarse un
enfermero especializado por cada pelotón de perros exploradores.

98
CAPITULO VII

TECNICAS DE ADIESTRAMIENTO
7.1. CLASIFICACIÓN DEL PERRO PARA SU
ADIESTRAMIENTO

Los perros se deben clasificar para el tipo especializado de


trabajo militar para el cual parecen mejor dispuestos. Esta
clasificación se basa en la observación ce características físicas y
psíquicas manifestadas por el pero desde el momento en que se
prueban para la recepción, a través del período e adiestramiento
básico y aún después de que se ha iniciado el adiestramiento
especializado. Es necesario continuar observando la conducta del
perro a través de todo el programa de adiestramiento especializado.
Las cualidades o defectos e algunos perros pueden salir a la luz en
forma inesperada. Los perros deben observados y analizados por una
comisión compuesta por el comandante del centro de entrenamiento
y pro instructores seleccionados. Basadas en las características físicas
y temperamentales manifestadas por el perro. En cualquier etapa de
entrenamiento.

7.2. SELECCIÓN PARA EL TIPO DE


ADIESTRAMIENTO.

Corresponde a la junta de clasificación decidir que perros


deben ser adiestrados como exploradores y cuales como centinelas.
La selección se basa en las cualidades demostradas individualmente
por cada animal de acuerdo a las exigencias requeridas por cada tipo
de trabajo. La exploración exige mas inteligencia y temperamento que
el servicio de centinela. Por lo tanto, generalmente los perros
demuestran mejores cualidades cuando son seleccionados para
entrenamiento como exploradores, a los otros se les entrenará como
centinelas.

99
Durante el entrenamiento del perro explorador puede tomar más
tendencia al servicio de centinela. En este caso se continuará con
entrenamiento con centinela. Las altas exigencias establecidas para un
perro explorador pueden rebajarse cuando las cantidades de perros de
que dispone, es limitada.

7.3. CONDICIONES FISICAS

Los perros exploradores deberán tener buenos huesos,


cuerpo bien proporcionado, espaldas fuertes, pecho profundo y patas
de músculos fuertes y buenas almohadillas. Las mandíbulas serán
fuertes y los dientes sanos y parejos. Nariz con fosas nasales bien
amplias. Manos bien aplomadas, no torcidas hacia afuera o dentro.

7.4. CONDICIONES GENERALES

Los perros de servicio militar deben ser de fácil


mantenimiento. No deben ser flacos, excepto bajo inevitables
condiciones de campaña. Bien musculosos, las membranas mucosas
(ojos y encías) deben estar regularmente húmedas y nunca pálidas.
Debe tener aliento agradable.

7.4.1. PORTE

Los perros deben demostrar una actitud alerta llena de


vigor y energía. Deben ser seguros de si mismos, nunca excitables o
tímidos. Deben demostrar gustosa disposición a ser enseñados y
evidenciar su facilidad para aprender y tener lo que han aprendido.

7.4.2. INTELIGENCIA

Para aprender
Para discriminar olores

100
Para recibir entrenamiento sin distraerse.

7.4.3. BUENA DISPOSICION

Para trabajar bajo condiciones adversas.


Para desempeñar por su gusto el trabajo, sin esperar
recompensa.

7.4.4. AGRESIVIDAD - MODERADA

Debe ser adaptable a una situación particular en el


adiestramiento.
Agresividad controlable.

7.4.5. ENERGIA ALTA

Puede ser controlado.


Soportar períodos prolongados de trabajo e instrucción
Un perro con esta cualidad está mejor dispuesto a trabajar sin
recibir recompensas materiales.

7.4.6. SENSIBILIDAD MODERADA

No debe ser extra sensible a los sonidos de armas de fuego.


No debe ser nervioso.
No debe morder por miedo.
No debe ser ruidoso.
Debe ser fácilmente controlable.

7.4.7. OTROS REQUISITOS

Edad : de 12 a 36 meses.
Peso : de 35 a 55 kilos.

101
Alzada : Machos, de 60 a 65 centímetros. Hembras, de 55 a 60
centímetros.
Osamenta bien proporcionada.
Inteligencia alta.
Energía alta.
Buena disposición.
Agresividad moderada.
Sensibilidad

Un collar de cadena para instrucción del tipo estrangulador de


eslabones grandes: traílla de instrucción de cuero de 150 centímetros
con uno o dos mosquetones fuertes; cuerda de pista de 8 metros y
arnés de exploración,

7.5. CONDICIONES PARA EL ADIESTRAMIENTO

7.5.1. FUNCIONES DEL GUIA

El guía debe aprender a leer e interpretar a su perro con el


fin de que pueda traducir la señal particular para indicar la
aproximación de extraños.

7.5.2. FUNCIONES DE AUXILIAR O FIGURANTE

El auxiliar o figurante deberá actuar como señuelo durante


el entrenamiento.

7.5.3. CAMPOS DE ENTRENAMIENTO

El entrenamiento se iniciará en el área regular. El figurante


no debe esconderse siempre detrás del mismo tipo de patrulla. Si se
procede en esta forma después de las primeras tres o cuatro tareas de
exploración en que el perro encuentre el objetivo oculto detrás de un
mismo tipo de cobertura, el animal asociará tales áreas con la

102
localización de sujeto y se confiará solamente en su defectuosa vista
para localizar al figurante.

No usará su olfato y oído que son los sentidos de los cuales él debe
aprender a depender. Las áreas de entrenamiento deben ser cambiadas
diariamente para que el animal no aprenda a asociar el objetivo con un
área determinada.

7.6. TIEMPO DE ENTRENAMIENTO

Aunque un perro explorador es usado generalmente en las


horas de la noche, debe ser entrenado la mayor parte del tiempo en el
día. El instructor decidirá cuando un guía y su perro han completado
suficiente tiempo de entrenamiento diurno y están listos para
ejercicios en la noche.

7.6.1. PROCEDIMIENTO

Desde el principio del entrenamiento básico, un perro será


reprobado para explorar se es inclinado a ladrar y chillar. El guía
deberá usar todos los medios razonables a su alcance para
mantenerlo callado. Si el perro es enseñado a obedecer la voz
correctiva FUI durante el entrenamiento básico, usualmente no
habrá dificultad para silenciarlo con esta palabra. Si es
necesario, el hocico del animal se presionará suavemente con la
mano. Si el animal se calla, se le acariciará. Este defecto suele ir
desapareciendo a medida que el perro ha adelantado en el
entrenamiento y va adquiriendo madurez.

Antes que el guía y el perro lleguen al campo de instrucción


escogido, el instructor seleccionará visualmente una ruta que
deberá ser tomada por el equipo. El instructor colocará
previamente objetivos humanos a intervalos i regulares en
dirección y contra el viento, sobre la ruta prevista,

103
En el adiestramiento básico los guías han sumido todo la
iniciativa en el adiestramiento del equipo. El perro había
limitado su participación a responder a los mandatos de sus
guías. Sin embargo, al comenzar esta nueva etapa de
entrenamiento especializado, el curso del proceso se limitará a
aprender la técnica de adiestramiento.

Los guías deben recibir instrucción que los capacita para aplicar
los diversos métodos usados para enseñar a un perro para que
detecte y dé silenciosa alerta sobre la presencia del enemigo, así
como la manera de interpretar con propiedad estos avisos.

A pesar de que el olfato y el oído son cualidades innatas del


perro no los sabe utilizar instintivamente para detectar y avisar
la presencia de extraños. Solamente el entrenamiento repetido lo
capacitan para efectuar esta tarea bajo el control del guía.
También es la instrucción la que capacita al guía para leer con
precisión al perro e interpretarle sus señales.

Los objetivos y alcances del adiestramiento especializado son


los siguientes:

El adiestramiento especializado tiene por objeto capacitar


al guía y al perro para trabajar en equipo alertando a las
propias tropas sobre la proximidad de fuerzas enemigas.

El perro es enseñado a dar la alarma solamente en casos de


aproximación de humanos y olores provenientes de ellos
El perro se adiestra para que sus sentidos de olfato, oído y
vista en esta función
Se le enseña a guiarse solamente por el olor aéreo sin que
tenga que acudir al rastreo. Este tipo de rastreo aéreo se
llama oteo o venteo.

104
Se entrena para que de su alarma en forma silenciosa y
para que trabaje con traílla larga floja.
El perro debe ser enseñado a trabajar agregado a cualquier
grupo de fuerzas propias sin alterarle por su presencia.
Se adiestra para que se desempeñe durante prolongados
períodos contra cualquier cantidad de grupos enemigos y
bajo cualquier condición atmosférica o de terreno.
El perro debe cambiar de dirección solamente cuando el
guía se lo ordene.

7.7. EL GUIA DEBE APRENDER DURANTE EL


ADIESTRAMIENTO

A controlar dirigir su perro durante su trabajo en la instrucción.


A disciplinar a su perro siempre que ladre o chille durante el
trabajo.
A conocer el viento, sus peculiaridades y los efectos de sus
variaciones sobre la percepción del perro.
A conocer e interpretar con seguridad las alertas del perro bajo
cualquier tipo de condiciones.
A emplear adecuadamente su perro de acuerdo a las
circunstancia viento, terreno, condiciones tácticas situación, en
general.
A conocer a fondo las limitaciones y capacidades de su animal
con el fin de exigirle solamente lo posible y explotarlo
razonablemente en sus cualidades.

7.8. VOCES DE MANDO USADAS EN LA


EXPLORACION

Para ordenar al perro iniciar la exploración se usará la voz SUG.


Esta orden se deberá repetir las veces que sean necesarias para
mantener al perro trabajando. Se deberá pronunciar en un tono

105
suave, prolongado y apenas audible para el animal. La voz de
SUG se suspenderá una vez que el perro haya dado el alerta.

La segunda voz usada durante la exploración será AUS. Esta


voz demando indicará al perro que debe suspenderla alarma para
pasar a buscar otro objetivo, este comando no es una voz de
represión sino una orden de suspensión de una acción
determinada. Si el perro no obedece la orden, debe utilizarse el
correctivo FUI precedido de la voz AUS.

7.9. TECNICAS BASICAS DE LA EXPLORACION

Como ya se ha mencionado, los casos de exploración y


localización tienen por objeto desarrollar en el perro su actitud y deseo
por detectar y localizar la presencia de extraños que se encuentren
sobre o bajo el nivel de suelo. Al mismo tiempo enseña al guía cómo
manejar y controlar su perro y sacarle todo el partido del caso. En
todos los casos de exploración, el figurante deberá ser colocado a
cierta distancia de la dirección donde viene el viento o perpendicular a
él. Lo importante para el guía no es la distancia que lo separe del
objetivo, sino cómo deberá dirigir y controlar su perro para que la
tarea tenga éxito.

7.10. PREPARACIÓN PARA EL TRABAJO

Antes de iniciar cualquier trabajo de exploración se le


debe quitar al perro el collar de instrucción y reemplazársele con el
arnés o pechera de exploración. El perro ya deberá asociar el arnés con
el trabajo que debe ejecutar a continuación. Para el cambio, el perro
deberá ser colocado de frente al viento o a la dirección que se va a
seguir. Si el perro cambia de posición debe ser inmediatamente
corregido por el guía.

106
7.11. ETAPAS DE ADIESTRAMIENTO
ESPECIALIZADO

El adiestramiento se iniciará con cortas patrullas que no excedan


de 50 metros, para enseñar al animal, por asociación de ideas, lo
que se espera de él. Este procedimiento es indispensable en los
perros principalmente.

Estas patrullas irán alargándose gradualmente hasta que capaz el


animal de localizar más de un objetivo y pueda trabajar en
patrulla en línea recta o zigzag.

A medida que el perro va adquiriendo capacidad para el trabajo


diurno, se les irá cambiando labores en la noche en patrullas de
emboscada y puestos de observación. Durante esta fase de
adiestramiento el EPE aprende a desempeñarse en la oscuridad.
Los guías aprenden a controlar y dirigir su perro y el instructor
conocerá la capacidad del guía para interpretar a sus perro a ver
señales luminosas o cohetes de señales sin asustarse o distraerse.

La etapa final del adiestramiento comprende condiciones


simuladas de combate, donde el animal debe aprender a superar
obstáculos naturales de terreno; localizar cuevas, detectar
sujetos escondidos entre matorrales o túneles, etc.

A través de todas las etapas del adiestramiento especializado


cada guía debe aprender a entender a su perro y dirigirlo
adecuadamente. Los perros deben capacitarse para trabajar por
lo menos tres horas a través de cualquier condición de tiempo o
terreno, localizando la presencia de extraños sobre o bajo el
nivel del suelo.

107
7.12. OBSERVACIONES SOBRE EL EQUIPO DE
TRABAJO

Como ya se ha mencionado, el equipo para exploración


comprende aparte del collar de instrucción y la traílla de cuero
de 150 centímetros, una traílla de 8 metros y el arnés de
exploración. El arnés debe ser colocado solamente cuando el
animal debe empezar a trabajar para lograr que el perro asocie
este elemento con su labor. Cuando el perro deja de trabajar,
inmediatamente debe quitársele el arnés y colocársele el collar
metálico.

7.13. APROVECHAMIENTO DEL VIENTO EN EL


TRABAJO

El viento es la principal consideración que debe tenerse presente


cuando se trabaje con un perro explorador. Hay que tener en
cuenta que el viento trabaje con un perro toda clase de olores
además de los ruidos de los alrededores adecuada para su perro.

Existen varios métodos mediante los cuales el guía puede


conocer la dirección del viento. Uno de ellos consiste en
observar al perro que apuntará su nariz hacia la dirección desde
donde sopla el viento.

Esto es instintivo de los perros. Puede así mismo quitarse su cubre


cabeza, pues sentirá frescura por el lado donde está sentado. También
es posible mojarse un dedo con saliva para sentir el mismo efecto.

Hay algunos otros métodos que no son recomendables el


algunos casos, pues violan normas de seguridad o distraen al
animal. Arrancar perros al pelo para observar en qué dirección
caen o arrancar briznas de hierbas son métodos no
recomendables pues distraen al perro.

108
Cuando se está trabajando con el viento, hay que tener en cuenta
varios puntos, si el sector que va a ser explorado es estrecho, es
decir no mayor de 50 metros de ancho, se podrá avanzar en línea
recta hacia la dirección de donde viene el viento, dejando
avanzar libremente al animal. Se puede hacer en este caso la
cuerda de 8 metros, Por el contrario, si el área es ancha, se
avanzará batiendo el terreno en zigzag y diagonalmente.

Hay que tener presente que el viento es un factor muy variable


que puede engañar al guía y al perro cuando no se procede con
cuidado. El viento suele cambiar repetidamente y muchos perros
se desorientarán en estos casos.- Hay perros que una vez que
han localizado el cono de olor, se olvidan del viento y se dirigen
ciegamente hacia el lugar que primero reconocieron. Esto es un
defecto grave. Si el viento cambia, el perro se saldrá del cono de
olor y se desorientará. Es mejor, cuando el animal haya dado su
señal de alerta,- parar para confirmar la alerta y esperar posibles
cambios de viento. Luego se reiniciará la marcha. Este método
de parar y seguir es recomendable durante todo el patrullaje. En
estos repentinos cambios de viento, el guía debe juzgar si es
conveniente seguir otra vía de aproximación cuando el viento
regresa a su anterior dirección. Cuando el viento sopla en una
dirección siempre se debe tener especial cuidado, pues una
emboscada situada en una línea paralela puede pasar
desapercibida, resultando fatal para la patrulla.

Cuando el guía observa cuidadosamente a su animal, notará a


veces que el perro cambia repentinamente de dirección en
ángulo recto hacia la derecha o izquierda. Puede hacer esto
porque ha encontrado la fuente del cono de olor y se dirige a
donde el olor es más fuerte. Sin embargo es necesario que el
guía observe con suma atención las reacciones y
comportamiento del animal de este momento, para poder

109
determinar si es que el animal se dirige hacia el objetivo y
simplemente ha perdido interés en el trabajo.

7.14. COMO DA EL PERRO SU ALERTA

No existe un método único por medio del cual un perro alerte a


su guía cuando ha localizado algo. Cada animal tiene sus propias
particularidades en este sentido. El conocimiento que debe tener
el guía de su animal deben capacitarlo para conocer cuando el
animal está alertando y cuando no.

Algunos perros pueden expresar su alerta flexionando


ligeramente sus posteriores, erizando los pelos de los lomos,
levantando la cola o moviéndola lentamente a lado y lado
mientras mira fijamente a la dirección que quiere señalar. El
guía debe estar continuamente alerta pues hay perros que dan
avisos tan leves que es fácil pasarlos por alto.

7.15. COMO DEBE TRABAJAR EL PERRO

Algunos perros tiene la tendencia a trabajar muy rápido, debido


a la sobreexcitación y la ansiedad de dar caza al objetivo. Este es
un defecto que debe tratar de correguirse. Un perro en estas
condiciones puede perder fácilmente la pista. Aparte de esto,
existe el problema del ruidoso puede ser oído a centenares de
metros poniendo en peligro al personal de la patrulla.

Desde el principio del entrenamiento debe procurarse


tranquilizar a los perros muy rápidos o ansiosos, sin llegar a
desanimar al animal para el trabajo. Se debe proceder entonces
con mucho tacto. En estos casos se procederá así.

110
Se debe trabajar al perro sin objetivo en algunas ocasiones,
para que no se acostumbre a que siempre va a encontrarse
con uno.
Cuando el animal empiece a halar de la traílla y se excite
por la proximidad del objetivo, se debe tener al animal,
hacerlo echar o sentar hasta que se calme.
Darle golpecitos suaves sobre la grupa con la traílla
cuando se dirige excitado hacia el objetivo, puede ser
recomendable en algunos casos.
El guía debe trabajar tranquilo para influenciar de esta
manera al animal.
Por último, cuando todos los demás métodos han fallado,
se puede atar con una tela las manos del pero para que
caiga si intenta correr.

7.16. IMPORTANCIA DEL FIGURANTE

Los figurantes juegan un papel vital en el entrenamiento del


perro explorador. Un mal figurantes puede perjudicar el
procedimiento de aprendizaje del perro.

En el principio del entrenamiento, el figurante debe cambiar


constantemente las pantallas usadas para esconderse. Si siempre
se oculta tras un mismo tipo de obstáculo, un árbol por ejemplo
el perro irá asociando el árbol con el figurante, y se confiará en
su vista para localizar un figurante detrás de cada árbol. Dejará
de usar su nariz y oído que son los sentidos de los cuales debe
depender. Esto debe ser tenido en cuenta también en lo
relacionado con las áreas de entrenamiento. Deben cambiarse
continuamente para que el perro no asocie el objetivo con un
área determinada.

111
7.17. OBSERVACIONES QUE DEBEN TENERSE EN
CUENTA LOS GUIAS FIGURANTE DURANTE UN
TRABAJO DE EXPLORACION.

Nunca se debe transitar sobre el área que va a ser explorada.


Esto dejará huellas frescas que el perro seguirá cuando tiene
tendencias al rastreo. Cuando un figurante se dirige a su
posición. Debe dar un rodeo para evitar pisar el área prevista.

El guía y el perro no deben ver dónde se va a colocar el


figurante. Esto puede provocar que el guía oriente a su perro
hacia el objetivo en vez de dejar al animal por su cuenta. Si el
perro observa el sitio donde el figurante se ha ocultado, se
confiará solamente en su vista para localizarlo. Esto es
perjudicial para el buen desempeño futuro del animal.

Una vez que el figurante se ha colocado en su escondite debe


permanecer en silencio y fuera de la vista del perro. No es
permitido fumar al figurante mientras ocupa su puesto. Esto
puede inducir al perro a localizarlo orientándose por el humo.

Cuando el perro se dirija a la posición del figurante, éste debe


permanecer quieto para no excitar o asustar al perro. Por el
contrario, cuando el perro esté a unos 5 metros del figurante,
éste se levantará lentamente para darle oportunidad al perro de
satisfacer su curiosidad natural. Luego el figurante de desplazará
hacia el sitio previamente señalado por el instructor in hacer
muecas o movimientos que exciten al animal. El guía se
desplazará por el lado contrario.

Es necesario tener en cuenta que el figurante no siempre debe


huir del perro. Esto se realizará en etapas posteriores del
entrenamiento cuando las condiciones sean más reales. También
se debe tener en cuenta que no en todas las tareas se usará

112
figurante para no acostumbrar al perro a que necesariamente en
toda operación encontrará un objetivo.

7.18. EL PERRO DEBE TRABAJAR EN SILENCIO

El silencio durante el trabajo es un requisito indispensable en un


perro explorador. Un animal que ladra o chilla durante su
trabajo, pone en peligro la seguridad de la patrulla, pues alertará
al enemigo.

Siempre que el perro ladre o chille, cualquiera que sea el sitio o


la situación, debe ser silenciado de inmediato, tomándole el
hocico y pronunciando la palabra de represión FUI.

Cuando el guía no esté presente y el perro empiece a hacer


ruido, cualquier miembro de la patrulla debe tratar de
silenciarlo. Bastará la palabra FUI; en coacciones surge efecto
tirarle cerca un objeto cualquiera que llame la atención o
distraiga al animal.

7.19. COMO IMPEDIR QUE UN PERRO EXPLORADOR


RASTREE

Coma antes habíamos visto, el perro explorador no debe rastrear


pistas al nivel del suelo. es preferible que ventee la vista o
rastreo aéreo. El rastreo se dejará para otro tipo e tareas. un
perro explorador que rastrea pistas bajas puede llevar a las
patrullas hacia una emboscada. Sin embargo no es difícil quitar
al perro explorador del hábito de seguir la pista como un
rastreador.

Hay dos métodos para impedir que el perro se dedique a rastrear


bajo durante una tarea de patrullaje. Cuando el animal agache su

113
nariz al suelo, el guía la levantará la cabeza con un tirón de la
traílla a la vez que le dirigirá la palabra correcta FUI.

El otro medio es el de eliminar en el entrenamiento las oportunidades


e que ele perro encuentre pista en el suelo.

7.20. QUE DEBE HACER EL GUIA PARA LOCALIZAR


EL OBJETIVO

En una situación de combate real el guía nunca cebe dirigirse


directamente hacia el enemigo. Esto puede resultar fatal para el
EPE, además esta no es la misión del guía. Su tarea es la de
localizar la posición del enemigo y comunicársela al
Comandante de la patrulla, quien es el encargado de la parte
ofensiva o defensiva propiamente dicha. El perro nunca es
elemento de combate. Más adelante se darán normas para el
guía en casos de combates o emboscadas.
Si durante le período de adiestramiento que le permite el perro
acercarse al figurante, solamente para estimular su trabajo y de
paso comprobar que el animal esté acertando en sus alarmas.
Es un recurso para mantener la efectividad del animal.

114
CAPITULO VIII

POSIBILIDADES Y LIMITACIONES EL PERRO


EXPLORADOR
8.1. GENERALIDADES

Los perros poseen ciertos sentidos muy desarrollados lo que los


hace valiosos elementos auxiliares para las operaciones de
guerra irregular. Como en el caso de cualquier tipo de equipo
especial, es necesario estar familiarizado con su utilización con
el fin de obtener los máximos beneficios de sus posibilidades.

El guía debe entender a la perfección las posibilidades y


limitaciones del perro. Qué cosas es capaz de realizar con éxito
y cómo lo pueden efectuar las condiciones de viento, tiempo
atmosférico y terrestre.

Los perros exploradores han probado suficientemente su eficacia


en todos los teatros de operaciones donde han sido utilizados
por diferentes ejércitos.

El guía es responsable por el cuidado, mantenimiento y


entrenamiento del perro en campaña. Por lo tanto, es obligación
del guía conocer a fondo las posibilidades y limitaciones que
tiene el perro. Su exacto conocimiento puede ser factor
determinante en el exitoso desempeño el animal.

8.2. LOS SENTIDOS DEL ANIMAL

Los mas importantes mecanismos de defensa del perro, útiles


para los servicios militares son el olfato, el oído y la vista.

115
Un perro debidamente entrenado y utilizado, es capaz de
detectar un olor humano a gran distancia. Sin embargo, aun una
detección y alerta de 30 metros, de suficiente margen de
seguridad para prevenir una emboscada y salvar vidas.

Pero el valor del perro explorador no se limita solamente a su


agudo sentido del olfato, pues es capaz de percibir sonidos
muchos mas leves de lo que es capaz el oído humano.
Traduciendo a términos de valor táctico. Esto significa que un
animal puede captar a un enemigo que trate de infiltrarse en las
líneas propias. Será suficiente con un leve ruido de respiración
jadeante. La rotura de una pequeña rama o pisada que de otra
forma pasarían desapercibidos por un centinela común. También
su oído es capaz de percibir un alambre tendido como trampa
de por la vibración que ese produce por estar expuesto al viento.
Las trampas preparadas conservan el olor humano de quienes les
han elaborado y el perro puede detectar ese leve rastro de olor.

Un perro explorador puede detectar la presencia de un extraño


sobre y debajo del nivel del suelo mediante:

Alertando en forma silenciosa de la presencia del personal


enemigo escondido en cuevas, túneles, árboles, arrozales y
tupidos matorrales.
Localizando el rastro del enemigo partiendo de una
posición recientemente abandonada y orientando a la
patrulla sobre la dirección aproximada en que han huido.

No se debe pretender sin embargo, que el perro sea infalible o


capaz de equivocarse. Tiene limitaciones que son peligrosas
solamente cuando el guía no las conoce e ignora la influencia
que ejerce sobre las capacidades del animal.

116
8.3. ADIESTRAMIENTO Y CAPACITACION FISICA

Un perro explorador no detecta olores humanos por naturaleza.


Debe ser entrenado para lo que haga.

Como ya se ha dicho, el perro explorador no debe rastrear pistas


a nivel del suelo esa es una tarea para otro tipo de perro
explorador y otro rastreador cuando las circunstancias.

El perro se le debe eliminar la tendencia a prestar atención a los


olores de los animales.

El perro explorador debe estar en óptimas condiciones físicas,


pues durante su labor debe soportar climas rigurosos y
movilizarse a través de terrenos difíciles y selváticos por
prolongados períodos de tiempo. Debe ser sometido a
entrenamiento, aun cuando se encuentre en campaña. Este
entrenamiento debe incluir obediencia básica, pasos de
obstáculos y detección de objetivos.

Se deben buscar obstáculos naturales que suelen encontrarse en el


terreno.

8.4. EFECTOS DEL VIENTO Y DEL TERRENO

EL VIENTO.

El viento es el más importante factor a considerar cuando


se emplean perros exploradores.

Es por esto que el perro debe ser colocado en el frente de


la patrulla o el lado por donde está soplando el viento.

117
El guía debe estar capacitado para establecer de que
dirección está soplando el viento, sea cual sea la situación
del momento. Ya se han visto antes qué métodos son
aconsejables para establecer esta dirección.

Las diferentes velocidades del viento producen lo que se


llama el cono del olor. Cuando el viento está soplando
muy levemente, el olor se esparce en forma amplia
cuando sopla más fuerte, el olor se extenderá en un cono
más estrecho.

EL TERRENO

El efecto el terreno es una trayectoria del olor es también


un defecto variable que exige mucha atención por parte
del guía.

El viento que golpea la parte más elevada de una colina, se


desenvuelve en varias ondas de aire. Su efecto es similar
al que produce el agua a un río o arroyo al cocar con una
piedra situada en el medio de la corriente, montañas,
colinas, desfiladeros, zanjas, límites de vegetación. Valles
y demás accidentes del terreno provocan variaciones y
remolinos de viento. Por lo tanto el guía debe estudiar el
terreno para decidir el mejor empleo de su perro.

El único caso en que el viento sopla en forma regular y


ordenada es un terreno abierto y plano.

Una meseta es probablemente el peor sitio para que un


perro explorador busque una persona oculta. Los olores
originados en una meseta pueden dispersarse o diluirse
antes de entrar en contacto con el nivel del suelo. el perro

118
puede en un momento dado localizar el olor para luego
perderlo cuando se acerca a los bordes de la meseta.

Un guía debe ser especialmente cuidadoso en casos de


encontrarse siguiendo un olor cerca a una meseta. El
viento que sopla desde un terreno abierto las faldas de una
meseta, se parte, se regresa y solamente parte, sube y
continua su trayectoria sobre la superficie.

8.5. POSIBILIDADES Y LIMITACIONES DEL PERRO


EXPLORADOR EN OPERACIONES DE SELVA,
ARROZALES, PANTANOS.

8.5.1. UTILIDAD Y PROPÓSITO DE ESTA


INSTRUCCIÓN

Para que un perro explorador tenga éxito en el trabajo auxiliar


con tropas de infantería, debe estar acostumbrado a
desempeñarse en fango, pantanos, y agua, siendo capaz de
detectar la proximidad del personal enemigo

Cuando una patrulla atraviesa terrenos pantanosos, arrozales o


ciénagas, se expone un ataque enemigo, debido a lo penoso que
se torna el avance y la escasa cobertura que se encuentra,
aparte de la mínima visibilidad que se dispone. El apoyo de un
buen perro explorador reduce grandemente este riesgo.

El buen perro explorador debe ser capaz de desempeñarse bien


tanto en terrenos difíciles como en terrenos abiertos.

Debido al ruido natural e inevitable que produce la patrulla al


avanzar, el EPE deberá ir adelante, en la vanguardia, pero
conservando visual con el grueso de la patrulla. En esta forma,
el perro puede trabajar más tranquilo

119
Debido a este tipo de terreno es muy irregular , se debe permitir
al EPE avanzar para sacar más ventaja del viento.

El guía deberá ir lo menos cargado de equipo que sea posible


pues el exceso e peso lo harán hundirse demasiado en el terreno
lodoso o pantanoso, dificultándole el avance.

8.6. LOS PERROS DEBEN SER MUY BIEN


ENTRENADOS Y CONTROLADOS

Los perros que sean peleadores, excitables, nerviosos o


precipitados para trabajar, deben ser corregidos o eliminados del
trabajo de patrullaje. Un perro de estas características no se
podrá desarrollar bien en terreno difícil y solamente servirá para
agotar al guía

Los perros pequeños de menos de 35 kilos son ideales para este


tipo de trabajo.

El uso de cuerda de pista o si es posible, el trabajo suelto serán


de utilidad para dar más libertad al animal. Sin embargo el
animal debe estar siempre bajo el control del guía.

Los guías que estén trabajando en regiones pantanosas deben


caminar en precaución par evitar hundirse en el fango.

Si el perro se dedica a jugar y retozar en el fango, debe ser


corregido de inmediato.

El guía debe cubrirse cuando se abra fuego, y controlar a su


perro durante la acción.

120
Es necesario tener en cuenta que el peso del perro puede no
hacer explotar una mina, o accionar una trampa.

No debe permitirse al perro beber agua sucia pues puede


enfermarse.

Las selvas densas suelen restringir la dispersión de los olores ,


debido a la disminución de la circulación del viento, causada
por la espesa vegetación. Una detección de 15 a 30 metros debe
considerarse buena bajo estas condiciones

Los olores humanos provenientes de trincheras son arrastrados


por el viento, pues al evaporarse son impulsados en la dirección
de éste. Sin embargo estos olores no son tan fuertes como en el
caso de sujetos sobre le nivel del suelo.

Cuando un perro está trabajando en terrenos pantanosos o


húmedos su trabajo será mas lento pero igualmente efectivo que
en terreno seco. El trabajo en zonas montañosas exigirá un
tremendo desgaste del animal, pero si está en buenas
condiciones físicas, su desempeño no tiene porque afectarse.

121
CAPITULO IX

TECNICAS DE ADIESTRAMIENTO DE TRAMPAS


9.1. DETECCION DE TRAMPAS CASERAS, TRAMPAS
CAZABOBOS, MINAS.

Antes de iniciar este período de entrenamiento el guía debe


tener un profundo conocimiento del sistema de trabajo de su
perro, este conocimiento lo adquiere durante el entrenamiento;
es necesario tener en cuenta que, por regla general, todos los
perros tienen su propia particularidad en su trabajo.

Las trampas cazabobos, las minas y las trampas de confección


casera han sido usadas durante las guerras desde hace mucho
tiempo. Estas trampas pueden matar, herir o inhabilitar. Pero el
pero efecto es el impacto sobre la moral de la unidad. Es
probable y peligroso que una patrulla encuentre una mina, así
que el guía debe estar constantemente alerta aunque el perro es
capaz de detectar una mina o trampa, es el guía a quien
corresponde interpretar las alarmas que da el perro. De lo
contrario, si una alerta del perro pasa desapercibida por un guía
descuidado, puede significar la muerte del perro, el guía y
algunos miembros de la patrulla. Recuerde el perro no es
infalible.

9.2. COLOCACIÓN DEL EQUIPO DE EXPLORACIÓN.

Coloque al perro en posición de sentado.


Colóquese sobre el perro de modo que éste quede entre sus
rodillas y piernas.
Coloque el arnés del perro, asegúrelo y pase la traílla del collar
de instrucción al arnés. Retire luego el collar metálico.
De la orden de SUG al animal.

122
Indice el patrullaje en forma lenta y cuidadosa.
Controle permanentemente al perro.

9.3. COMO ENSEÑAR AL PERRO A LOCALIZAR


MINAS, CAZABOBOS Y OTRAS TRAMPAS
CASERAS.

Una vez colocado el equipo al perro de acuerdo a las


instrucciones dadas, se procederá como sigue:

Se colocará una trampa cazabobos, una granada de instrucción o


un cohete de señales de un árbol o arbusto.
Se cruzará a través del camino un alambre de unos 6 a 10 metros
de modo que el instructor pueda con un halón hacer explotar o
accionar la trampa si es necesario.
Si al pasar el perro alerta de la presencia del alambre es
necesario felicitarlo y acariciarlo efusivamente.
El guía debe entonces desarmar la trampa y dar varias vueltas
entorno a ella acariciando al perro y felicitándole.
En muchos casos el perro no dará la alerta en la primera
patrulla; en este caso, haga sentar al perro a una prudente
distancia de la trampa y el instructor hará explotar el artefacto.
Este método suele servir para muchos perros.
algunos otros perros requerirán métodos más drásticos, como
hacer que el animal pise la trampa y la active.
Cuando se produzca la explosión, el guía debe halar al traílla al
animal y castigarlo con la voz de FUI ordenándole a sentarse.
Es posible que el perro asocie entonces la alarma, la explosión y
entienda lo que se desea de él.
Después de algunas prácticas en esta forma, las trampas deben
enterrarse bajo el nivel del suelo.
Nunca se debe repetir estas prácticas en una misma zona pues el
perro asociará las trampas con la zona determinada y se
descuidará en otros ambientes diferentes.

123
Cada guía deberá estudiar a su perro cuidadosamente, pues
algunos perro alertan quedándose quietos y mirando fijamente
hacia el lugar de la alarma, mientras que otros adoptarán una
actitud agresiva e intentarán abalanzarse contra el objetivo.
Otros, mediante entrenamiento adoptarán automáticamente la
posición de sentado.
Las alertas de trampas cazabobos y minas pueden variar de un
perro a otro. Algunos se agacharán rehusándose a proseguir,
mientras que otros regresarán donde el guía o tomará la posición
de sentado, que es lo mejor.
La fase de este entrenamiento es colocar las trampas o minas en
terreno con grama alta, pantanos o lugares donde una patrulla
puede descuidar su seguridad. En estos casos es difícil para el
guía interpretar a su perro, pues el animal avanzará nadando
cuando los miembros de la patrulla avancen vadeando el agua.
No obstante esta dificultad, la experiencia ha demostrado que
algunos EPC han detectado trampas en los cruces de ríos,
pantanos o corrientes de agua. Sin embargo es necesario anotar
que en estos casos la mayoría de perros están preocupados por
nadar y las alarmas son más difíciles de interpretar.

9.3.1. TRAMPA TIPO PUNJI PIT

Debe hacerse un hueco de dos metros cuadrados por uno de


profundidad.

Se cubre e hueco cuidadosamente y se simula con hojas que se


asemejen a la superficie de los alrededores.

Si el perro da la alarma, ordénele SIT y felicítelo.

Aproxímese a la trampa, descúbrala, de vueltas alrededor


acariciando y felicitando al perro.

124
La mayoría de los perros no darán la alarma en la primera
oportunidad. En este caso, en necesario dejar caer al perro
dentro del hueco. Esta experiencia hará que el perro asocie la
caída con el peligro que representa. Durante el entrenamiento, es
lógico que la trampa tipo punji-pit no llevará estacas.

Los guías observarán a su perro durante todo el tiempo, para


apreciar sus reacciones. Muchos perros se detendrán, se echarán
a intentar saltar. Algunos tratarán de rodear el obstáculo. El guía
deberá ordenar a su perro sentarse, una vez que haya captado la
señal de alerta del animal.

No importa el tipo de alerta que dé el perro, el guía debe


felicitarlo efusivamente, como premio a su acción.

125
CAPITULO X

TECNICAS DE DETECCION DE PERSONAL Y


EQUIPO

10.1. DETECCION DE PERSONAL OCULTO BAJO


TIERRA

Primera Etapa, se seguirá el mismo procedimiento que para la


detección del animal oculto sobre el nivel del suelo.

Se cava un hueco trinchera en terreno abierto y se coloca


el figurante en él.
Una vez que el figurante se encuentra en posición, se
inicia la exploración con el perro aprovechando el viento.
Una vez que el perro de la alerta se le obligará a localizar
exactamente el sitio del figurante. Cuando ha localizado
con exactitud el refugio del puesto enemigo, se procederá
así:

Perros tímidos

Se hace sentar al perro y el guía lo acariciará de modo que


el animal vea el objetivo.

Cada 5 0 10 metros el guía le ordenará SIT, lo


tranquilizará y seguirá hacia el objetivo.

Después de varias repeticiones, el perro debe aprender a


tranquilizarse al momento de detectar.

126
Segunda Etapa.

Tan pronto como el perro haya progresado en el


adiestramiento, los figurantes una vez colocados dentro
del hueco, serán cubiertos con un discreto camuflaje.
En estas condiciones el perro debe esforzarse más pues los
olores serán menores por el cubierto del figurante.
Sin embargo, el perro irá entendiendo que también es
posible que debajo de la tierra salgan olores humanos o
reveladores.
Algunos perros deben acercarse cuidadosamente, mientras
que otros aplicarán su nariz a la superficie del hueco
camuflado y tratarán de cavar en el piso.
Algunos perros esperan encontrar al figurante en el sitio
donde la fuente de olor es más fuerte, y se sentirán
confusos cuando no lo hallan. Otros empezarán a describir
círculos olfateando el suelo.
Este es el momento en que el guía debe estar alerta con el
fin de interpretar debidamente a su perro.

Tercera Etapa.(Detección del personal bajo el agua)

La fase del entrenamiento consiste cavar un túnel bajo


nivel de una corriente o arroyo que conduzca a su
escondite subterráneo.
A dicho escondite deben dejársele pequeños agujeros para
efectos de ventilación.
A este tipo de entrenamiento solamente se someterá los
perros que hayan superado con éxito las dos fases
anteriores.
Una vez que los guías han comprobado que hay un
figurante bajo la superficie del suelo, el área es registrada
cuidadosamente y se dará la orden al figurante para que
salga fuera del agua. Esta actitud sorprenderá al perro,

127
pues no estará acostumbrado a ver al figurante emerger del
agua. Después de varias prácticas el animal aprenderá a
localizar las entradas a los escondites. (Fig. ).
La detección de personal escondido bajo la superficie del
agua, respirando a través de tubitos de paja o bambú, es
posible cuando el guía sabe interpretar correctamente las
señales de su perros. (Fig. 50).
Algunos perros al sentir el olor humano saliendo del agua
se lanzarán a ella y seguirán la corriente, pues en este
sentido se desplaza la pista. En esta forma perderán el
rastro. Luego nadarán en sentido contrario y describirán
círculos.
En algunas ocasiones el perro explorador hundirá la
cabeza bajo el agua al darse cuenta de que el olor viene del
fondo. En este caso es probable que el guía no pueda
interpretar oportunamente la señal de alerta de su perro.

10.2. DETECCION DE DEPOSITOS OCULTOS DE


MATERIAL Y EQUIPO

Primera Etapa.

Básicamente se procede en igual forma que el


entrenamiento de detección de objetivos ocultos bajo la
tierra. No obstante, en esta oportunidad se trata de
localizar material oculto como armamento, provisiones o
equipo.
Para iniciar el entrenamiento, se debe llevar al perro en
contra el viento, para que el olor proveniente del material
oculto venga directamente hacia el animal.
Una vez que el perro haya efectuado algunas detecciones
exitosas y sepa qué es lo que se espera de él, se pasará a la
siguiente etapa.

128
Segunda Etapa.

La etapa final consiste en cubrir cuidadosamente el


material con follaje, hierbas o grama con el fin de
mimetizar el escondite con el suelo de los alrededores.
Algunos perros se sentirán confusos en un principio al no
ver el objetivo. Luego sin embargo aprenderán a entender
que el objetivo deberá estar oculto y debe emplear el
olfato para localizarlo.
Luego las tareas se irán dificultando progresivamente y el
material será enterrado en diferentes lugares donde es
lógico que el enemigo lo oculte.

10.3. OPERACIONES DE LIMPIEZA

A menos que sea empleado correctamente, el perro explorador


puede convertirse en un estorbo para las unidades que los
emplean en estos casos. Es probable que el animal se interese
por otros objetivos inútiles como olores, animales (vacas,
gallinas, cerdos). Para evitar en lo posible esta anomalía, se le
debe enterrar desde el principio para que no preste atención a
este tipo de olores.

Métodos de empleo

El EPE debe trabajar en contra de la dirección del viento.


La patrulla debe desalojar a los habitantes de la población
que vaya a ser controlada.
Se debe revisar todas las viviendas en busca de personas
escondidas en techos, doble paredes o túneles.
Se revisará los alrededores en busca de escondites
subterráneos o depósitos de material.
Se inspeccionará a lo largo de canales, arroyos, arrozales o
pantanos en busca de escondites bajo el nivel del agua.

129
Se debe escudriñar alrededor de corrales de cerdos o
ganado, montones de heno o paja, o sitios similares donde
sea posible esconder personas o materiales.

130
CAPITULO XI

ADIESTRAMIENTO ESPECIAL PARA COMBATE


11.1. EL RUIDO PROPIO DEL COMBATE

Todo perro explorador debe estar completamente


habituado a los ruidos propios del combate. Para ello es necesario que
le enseñe a comportar sin alertarse los sonidos de armas de fuego de
todos los calibres. Este tipo de entrenamiento debe iniciarse desde el
período básico de obediencia y continuarse a través de todo el servicio
del animal. El perro debe estar presente con su guía en todos los
simulacros de combate, donde se deberán usar todos los tipos de
armas que usualmente se emplean en condiciones reales, a saber,
artillería, ametralladoras, granadas, humo, etc. Sin embargo se debe
evitar a toda costa que el animal vaya a ser lastimado. El perro debe
estar en condiciones de obedecer cualquier orden dada por el guía bajo
a cualquier condición de combate.

11.2. CRUCE DE PUENTES IMPROVISADOS

La finalidad principal del entrenamiento en el cruce de puentes


improvisados y otro tipo de obstáculos naturales es condicionar
al perro física y mentalmente para superarlos en cualquier
situación de servicio. Sin embargo se debe tener en cuenta que
en dicho entrenamiento los movimientos no deben terminar con
el paso de los mencionados obstáculos, con el fin de que el
animal no crea que el superar uno de estos obstáculos es un
objetivo en sí, sino que entienda que esto es solamente un paso
hacia su tarea específica de exploración.

Los puentes artificiales o improvisados son uno de los


obstáculos más comunes que se encuentran en las operaciones
en la selva. Uno de estos obstáculos puede, en un momento

131
determinado, detener a una patrulla y hacerla vulnerable a una
emboscada. El perro debe estar capacitado entonces para cruzar
el obstáculo en forma segura y rápida, pues de ello puede
depender el éxito de la misión y la seguridad del equipo.

11.3. MÉTODOS DE ENSEÑANZA DE CRUCE DE


PUENTES Y OBSTACULOS

El perro Tímido

El guía se colocará al frente del puente con su perro en la


posición de FUS, tomando el animal con la traílla corta,
que deberá estar tomada solamente con la mano derecha,
sin tener la enrollada en la muñeca, con el fin de soltarla
de inmediato si el perro resbala y cae del puente y no
estrangularlo.
Si el perro se muestra temeroso, el guía deberá
tranquilizarlo con la voz, a la vez que lo animará a pasar
con la orden PASA, felicitándolo efusivamente a cada
paso que el animal de sobre el puente.

Entrenamiento de combate. El perro debe ser acostumbrado a soportar


los ruidos propios de las armas de fuego en el combate. Es
conveniente que el guía asista con su perro a todas las operaciones de
combate simulado.

Técnicas de enseñanza de cruce de un puente improvisado a un perro


tímido.

Si el animal no adelanta, se echa y chilla deberá retirárselo del puente


y esperar otra oportunidad. Es conveniente entonces que se haga pasar
a otro animal que lo haga tranquilamente con el fin de que el perro
observe y se convenza de que no hay peligro.

132
Nunca debe halarse violentamente al animal y empujarse
hacia el puente, pues este procedimiento es
contraproducente y causará más miedo al animal.

El Perro Tranquilo

El ejercicio se debe iniciar, permitiendo al perro que lleve


a su guía hacia el puente, Este debe entonces darle la voz
de PASA
Si el animal trata de pasar demasiado rápido el guía debe
detenerlo con la voz o con ligeros halones a la traílla.
Si el perro pierde el equilibrio, el guía no debe tratar de
ayudar al animal, a menos que la caída pueda representar
un riesgo de cualquier tipo para el perro. De lo contrario,
el guía debe dejar que el animal se recupere por si mismo.
Si el perro cae al agua, el guía deberá soltar
inmediatamente la traílla para evitar el golpe sobre el
cuello del animal, de lo que desanimará en el futuro y
podría lastimarlo. Si el perro cae al agua el guía seguirá
cruzando el puente y animará al perro para que pase
nadando. El perro debe ser inmediatamente regresado al
punto de partida para hacer un nuevo intento.

Cruce sin traílla

Otro método eficiente de enseñanza es permitir al animal cruzar


sin traílla. Es probable que en algunos casos que al sentirse sin
traílla el animal se sentirá más tranquilo, sin traílla el guía
deberá cruzar adelante del animal parando cada pocos pasos,
para detener al perro o animarlo si se retrasa.

133
Observaciones

Es importante que el guía anime y felicite a su perro, no


importa lo lentamente que éste avance. Sin embargo, estos
estímulos deberán hacerse solamente con la voz de
SOISPRAF sin tocar al animal con el fin de no hacerle
perder el equilibrio.
Este tipo de entrenamiento debe hacerse con frecuencia
para que el animal cobre suficiente confianza.
Para adelantar estas prácticas se improvisa un puente
fácilmente atravesando un tronco de 30 centímetros de
diámetro sobre una corriente de agua o una hondonada de
alguna profundidad. Para casos de perros muy tímidos es
preferible el primer recurso para evitar lastimaduras en
caso de caídas. En un principio e tronco debe estar fijo,
mientras los animales toman confianza y equilibrio. Luego
el tronco puede ser móvil.
Los guías deben esperan su turno de pasar colocados en
fila y guardando suficiente distancia entre si para evitar las
riñas entre los animales que en ese momento pueden estar
muy excitados.
Si el animal cae al agua, es necesario limpiarle las patas
para quitarle el barro y la humedad que pueden hacerle
perder firmeza en su próximo intento.
Los guías pasarán por el puente solamente cuando el
instructor encargado así lo ordene. El guía debe
permanecer vigilante a las reacciones del animal.

134
CAPITULO XII

TECNICAS DE RASTREO Y DE EXPLORACION


12.1. RECURSOS DE RASTREO

Existen pequeñas señales en el terreno que denuncian la


presencia inmediata o anterior del enemigo y que el guía debe saber
descubrir para ayudar a su perro. Algunas de ellas son:

Pisadas o porciones de pisada. El guía debe saber distinguir el


tipo de calzado que ha usado el autor de determinada pisada con
el fin de evitar en lo posible confundir las huellas con las
dejadas por las propias tropas.

Dirección de la grama o hierba, ramas dobladas, etc. lo cual


puede indicar la dirección que lleva el enemigo.

Cortes sobre los árboles o arbustos.

Cambios en el color natural de la vegetación, causados por el


estacionamiento de grupos de personas en un lugar determinado
del terreno.

Hilos o partículas de tela en cercas de alambre o arbustos


espinosos.

12.2. CONDICIONES PARA RASTREO EN LA SELVA

Las condiciones favorables para el rastreo en la selva son :

Temperatura uniforme de aire y la superficie del terreno.


Ambiente húmedo y evaporación lenta.

135
Vegetación y suelo húmedo.
Abundancia de sombra sobre el terreno.
Escasa velocidad del viento.

Las condiciones desfavorables para el rastreo son:

Los rayos del sol.


El viento fuerte.
Lluvia intensa.
Las corrientes de agua.

Sistemas de Despiste es posible que las tropas enemigas utilicen


algunos de los siguientes métodos para despistar a sus
perseguidores:

Caminar hacia atrás para dejar huellas invertidas.


Caminar por entre una corriente de agua.
Desviarse a una ruta paralela con frecuencia.
Desintegrar los grupos y avanzar en direcciones diferentes.
Caminar sobre piedras o troncos.
Movilizarse sobre terreno rocoso, sobre el que es difícil
rastrear una pista
Cubrir las huellas o ramas, o barrerlas a medida que se
avanza.

12.3. MÉTODOS PARA EVITAR EL DESPISTE


ENEMIGO

Los métodos antes descritos demorarán y dificultarán el


rastreo. Sin embargo hay que tener en cuenta que ningún enemigo
podrá ocultar por completo las huellas de su paso por determinado
sitio. Un examen cuidadoso el terreno mostrará que método de
despiste ha utilizado el enemigo. Algunos recursos para ello son:

136
Analizar la dirección de la grama y hierba, pues siempre
apuntarán hacia la dirección de avance sin tener en cuenta en
qué sentido estén las pisadas en sí. Esto sirve para prevenir
contra el truco de caminar hacia atrás.
Escudriñar ambos lados de una corriente de agua por lo menos
500 metros en ambas direcciones a partir del punto de entrada.
Si el enemigo se ha dividido en varios grupos, se debe llegar
hasta el punto de disgregación y allí hacer un estudio cuidadoso
antes de elegir la dirección a seguir.
Examinar las piedras y troncos inmediatamente.
Examinar cuidadosamente ambos lados de la ruta seguida por el
enemigo, con el fin de localizar algún signo de alteración del
follaje.

12.4. OBSERVACIONES SOBRE EL PERRO


EXPLORADOR

Teniendo en cuenta que cualquier animal rastreador que se


oriente por medio de la vista es prácticamente inútil en la noche o en
condiciones de visibilidad limitada por la vegetación o las condiciones
atmosféricas, el perro explorador es altamente útil en la exploración y
rastreo de la selva. Su empleo en tropas de infantería o especiales va
está descrito antes, así que solamente trataremos aquí los factores que
pueden ser adversos para su empleo, sobretodo en las rigurosas
condiciones que imperan en nuestras selvas.

El agua como el olor se disuelve en el agua, el desempeño de un


perro explorador será afectado por la lluvia intensa. Inclusive la
lluvia de cierta intensidad puede hacer desaparecer por completo
la fuente de un olor determinado.
El sol los rayos directos del sol destruyen rápidamente un olor o
aroma determinado, lo que limitará notablemente la eficiencia
del perro.

137
La vegetación una vegetación demasiado tupida tiende a impedir
la libre propagación de los olores y mezclarlos con el olor
natural del terreno. El ambiente ideal para el perro explorador
es aquel que se componga de vegetación ligera o campo abierto.
El viento la dirección del viento es definitivo factor que afecta la
efectividad del animal en favor o en contra, el radio de acción
del animal, es ordinariamente de 200 metros, pero este alcance
puede doblarse si el viento sopla desde el objetivo hacia el
perro, o determinarse considerablemente si el viento sopla hacia
el objetivo.
La insolación en otra parte de este trabajo nos referimos ya a
esta novedad, que es común en los perros sin suficiente
entrenamiento. El perro con síntomas de agotamiento por el
calor o la insolación se torna lento y buscará permanentemente
la sombre. La temperatura tendrá un incremento notable y el
perro decaerá rápidamente. Es necesario entonces dejarlo a la
sombre y tratarlo con agua. se debe dejar recuperar lentamente
antes de volverlo al trabajo. Si es posible, se debe buscar otro
perro para que lo reemplace.

12.5. OBSERVACIONES PARA EL GUIA QUE VA A UN


PATRULLAJE

El guía que va a integrar un patrullaje debe, en lo posible,


acompañar al comandante de la patrulla al reconocimiento del
terreno y aconsejarlo en la elaboración del plan de patrullaje
respectivo. Deberá sugerirle la elección de una ruta conveniente
donde el empleo del perro se haga más efectivo.
Si se trata de un patrullaje prolongado deberá asegurarse de
llevar la suficiente cantidad de agua y alimento.
Es necesario hacerles conocer a los miembros de la patrulla el
temperamento y características especiales del perro. También
informará a cada individuo sobre el procedimiento que se deberá
seguir en caso de que el guía resulte muerto o herido.

138
Hay que convenir con el Comandante de la patrulla un sistema
de señales para intercambiar información silenciosa en caso de
que el perro localice al enemigo.
Es necesario inspeccionar cuidadosamente el equipo del animal
para constatar que se encuentre en buen estado. Además se debe
prevenir cualquier ruido del collar o traílla. Si es necesario se
deben envolver con cinta aislante las partes metálicas que sean
susceptibles de causar algún ruido oportuno.
Es conveniente que 15 minutos antes de iniciarse el patrullaje el
guía trabaje unos momentos el perro y lo pasee, con el fin de
que el animal haga sus necesidades fisiológicos y consuma algo
de su energía latente. Con este se logra que el animal inicie su
tarea en forma más tranquila.

139
CAPITULO XIII

EL PERRO CENTINELA
13.1. ADIESTRAMIENTO BASICO

Para el adiestramiento de un perro centinela se requiere el


adiestramiento básico necesario que para un perro explorador.

13.2. OBEDIENCIA AVANZADA

El perro que va a ser adiestrado como centinela debe estar


capacitado para obedecer órdenes sin traílla y sin señales
visuales. Este animal se empleará especialmente de noche, por
lo que debe trabajar mejor con señales auditivas o palabras. El
guía debe ejercer completo control sobre su animal y haber
desarrollado en el animal la necesaria disciplina para el servicio
militar efectivo.
Durante el adiestramiento de obediencia los perros deben estar
suficientemente separados para evitar peleas. Posteriormente
cuando el guía ejerza un control más amplio sobre su animal,
podrá trabajar más cerca del resto. El perro entrenado debe estar
capacitado para trabajar junto con otros animales sin tratar de
atacarlos.

13.3. PISTA DE OBSTACULOS

Los perros centinelas deben estar permanentemente en


buen estado físico que se logra con cuidados y alimentación adecuado
y ejercicio frecuente. Es necesario tener a disposición de los guías
una pista de obstáculos que puede ser construida simplemente y con
materiales rudimentarios, tal como se muestra gráficamente al final
del texto. Dicha pista es un excelente medio de mantener al animal en
buenas condiciones físicas. Todas las unidades militares que tengan

140
asignados perros centinelas deberán contra con una pista como la que
se menciona.

13.4. MISION DEL PERRO CENTINELA

La misión del perro centinela es:

Detectar y avisar.
Perseguir y atacar
Ayudar en la aprehensión de personas.

13.5. UTILIZACIÓN DEL PERRO CENTINELA

El perro centinela se usa principalmente en labores de vigilancia


como perro cuidador. Se entrena para que de aviso a su guía por
medio de gruñidos, ladridos o señales silenciosas.
Habitualmente un perro centinela trabaja tomado con la traílla, y
debe prevenir a su guía sobre la aproximación de extraños al
sitio o instalación militar que está a su cuidado. Una vez que el
perro ha dado aviso, el guía deberá estar preparado a actuar de
acuerdo a las circunstancias que se le presenten, esto es,
investigar el origen de la alarma del perro, localizar y arrestar al
intruso si ese es el caso. El perro, deberá estar sostenido por la
traílla y atacará cuando el guía así lo ordene.
El perro centinela puede ser reemplazado en la custodia de
instalaciones militares tales como:

Areas extensas como bases aéreas o campos de trabajo


especiales.
Depósitos de municiones o explosivos.
Depósitos de suministros militares
Depósito de vehículos
Depósitos de agua o combustibles
Edificaciones especiales

141
Prisiones militares

El perro centinela deberá estar asignado a un solo guía quien lo


alimentará y cuidará exclusivamente.
Siempre que sea posible, el perro debe estar situado en tal forma
que el viento sople desde el sitio de vigilancia, con el fin de
incrementar su capacidad de detección.
En tiempos lluviosos, aunque la efectividad del perro disminuye,
su capacidad de detección siempre será muy superior a la de un
centinela humano.

13.6. SELECCIÓN DE ANIMALES PARA TRABAJO DE


CENTINELAS

Para ser seleccionado para adiestramiento como centinela


un perro debe reunir las siguientes características mínimas:

Inteligencia moderada a alta.


Energía moderada a alta
Agresividad alta.
Sensibilidad moderada.

13.7. CONDICIONES PARA EL ADIESTRAMIENTO

13.7.1. DEBERES DEL GUIA.-

Aparte de enseñar al perro a obedecer las órdenes, debe


enseñarle al perro de que todo ser humano exceptuado a él es su
enemigo. Esto se logra animando al perro que delate la presencia de
cualquier extraño. Es necesario recalcar el hecho de que nunca se
debe permitir que nadie haga amistad con el perro aparte del propio
guía. Es natural que en un cuartel el personal tienda a simpatizar con
el perro y busque acariciarlo o hacerse su amigo. Esto debe evitarse a
toda costa. El guía es el único amigo que el perro debe reconocer

142
como tal. Es el único amo. Por la misma razón el guía solamente
deberá cuidar y acariciar a su propio perro, nunca al del otro
compañero.

13.7.2. DEBERES DEL FIGURANTE.

El figurante es el individuo que se emplea como agitador y


señuelo en el entrenamiento del perro. Es él quien provoca la
agresividad del perro. Su acertada actuación es definitiva en el
desarrollo de la agresividad del perro. Una vez que el figurante
provoca la ira del perro y éste efectúa cualquier movimiento agresivo
hacia él, debe retroceder mostrando temor por el animal. El
procedimiento del figurante variará de acuerdo al temperamento de
cada perro que esté trabajando. Como norma general se debe recordar
que siempre el perro debe ser el ganador. La actuación del figurante es
de enorme importancia en el entrenamiento y debe ser siempre
supervigilada por el Instructor. El guía del perro puede servir como
agitador de otro. Inicialmente el entrenamiento deberá efectuarse en
las horas de la noche.

13.8. EQUIPO NECESARIO PARA EL


ADIESTRAMIENTO

Para el adiestramiento del perro centinela, serán necesarios


los elementos siguientes:

El guía necesita:

Un collar metálico de estrangulamiento.


Una traílla de cuero de 150 centímetros.
Una traílla de 8 metros
Un collar de cuero
Una cadena de perrera

143
El Figurante necesita una fusta flexible, un trozo de coleta y una
manga de ataque.

13.8.1. PROCEDIMIENTOS DEL ADIESTRAMIENTO

El entrenamiento para desarrollar la agresividad de un


perro centinela se divide en tres etapas.

Un perro tímido es el perro que reacciona pasivamente ante el


agitador. Puede quedarse impávido ante las provocaciones o
tratar de ir por temor. Es el animal que más tacto y paciencia
exige para este tipo de entrenamiento. En estos casos, el
agitador deberá aproximarse cautelosamente hacia el perro y
demostrando gran temor al perro. Frente a él hará muecas y
movimientos exagerados, retrocediendo si el animal da las más
leves muestra de reacción. El guía debe imitar el gruñido del
perro mientras avanza. Cuando el perro por protegerse a sí
mismo gruñe o muestra los colmillo, el figurante cesa de hacerle
muecas y retrocede de inmediato simulando temor. En el
entrenamiento de este tipo de perro, es de suma importancia que
el guía exagere las alabanzas y estímulos del animal, cuando
éste muestra las más insignificantes huellas de agresividad. El
figurante debe así mismo exagerar sus demostraciones de temor
ante la reacción del perro. Este procedimiento debe continuarse
y repetirse hasta tanto el animal no cobre confianza en sí mismo
y trate de atacar al figurante tan pronto como este se acerque.
La sesión de agitación debe concluir siempre con las caricias del
guía. El figurante debe desaparecer de la escena.

Perros Moderadamente agresivos es el perro ideal para ser


entrenado como centinela. Gruñe o ladra tan pronto el figurante
aparece, tirando de la traílla y tratando de atacarlo. El figurante
retrocede entonces y se esconde. El guía felicitará al animal.
Una vez que se compruebe que el perro está excitado

144
únicamente por la presencia del figurante, y que no tiene
tendencia a atacar indiscriminadamente, puede pasarse a la fase
de agitación atado a la estaca. Una vez que se haya cumplido
con esta fase, el perro debe ser felicitado por su guía mientras el
figurante desaparece.

Perros muy Agresivos es el perro que cuando está excitado


puede atacar a todo aquel que está a su alcance, incluido el
propio guía. El entrenamiento de este perro debe hacerse atado
a una estaca. El figurante aparece entonces prudentemente son
ponerse al alcance del animal, hablándole y tratando de
tranquilizarlo. Cuando el animal está calmado, se le acercará y
lo acariciará. Este procedimiento deberá repetirse hasta que el
perro comprenda que debe dirigirse su agresividad solamente
contra el figurante. El ejercicio se hará con el perro encadenado
a la estaca hasta que se demuestre que no atacará al guía, no
importa cuan agitado se encuentre.

13.9. TRABAJO CON LA MANGA DE ATAQUE Y LA


COLETA

En primer término se utilizará la coleta para que el perro tenga


un objeto que alcanzar y morder. Para ello se puede proceder en
grupo o individualmente. Es conveniente colocar los perros
tímidos intercalados con los agresivos con el fin de que el
ejemplo los estimule. Hay que conservar distancia suficiente
entre perro y perro para evitar las riñas cuando se encuentren
agitados. El figurante pasará ante la fila de guías y perros
agitando los brazos, a la vez que se sostiene en la mano
izquierda la coleta y en la mano derecha la fusta. En esta forma
los perros agresivos empezarán a gruñir, ladra y tratar de
atacarlo. Cuando estén agitados, se acercará a cada perro y se
abanicará con la coleta por la cara, dándole oportunidad de que
agarre ésta. Una vez que el animal prenda la coleta, el guía lo

145
animará, sosteniéndolo con firmeza, pero sin halarlo hacia atrás.
El figurante entonces moverá la coleta de derecha a izquierda,
halando con alguna fuerza en sentido contrario al perro. Nunca
debe mover la coleta de abajo hacia arriba mientras el perro la
tiene prendida, pues la fibras pueden lastimar las encías del
animal. Una vez que el perro prenda con firmeza la coleta, y
después de los movimientos de derecha e izquierda de figurante,
éste se quedará quieto y el guía ordenará al perro AUS, para que
suelte. En un principio el figurante deberá soltar la coleta para
que el perro cese en su ataque. La fusta que el figurante lleva en
su mano derecha debe suprimir, pero sin tocarlo. Si con la
presencia de la fusta el perro se acobarda, debe suprimirse su
uso hasta que el animal tenga plena confianza en sí mismo.

Cuando todos los animales estén prendiendo la coleta, se pasará


la agitación con la manga de ataque. El figurante usará la manga
de un brazo y la fusta en otra mano. Se colocarán los guías y
perros en una fila o en dos filas, una frente a la otra. El figurante
pasa entonces por entre las filas agitando los brazos. El
procedimiento será entonces el mismo, o sea cuando el perro
prenda la manga moverá el brazo a derecha e izquierda,
quedándose luego quieto para que le guía ordene AUS. Se bebe
tener en cuenta que nunca el guía debe agitar a su propio perro.

Para esta adiestramiento es preferible que le perro lleve puesto


un collar de cuero. Tan pronto como la agitación termine se le
debe quitar el collar. En esta forma el perro asociará el collar
con el ataque y cuando se le coloque el animal inmediatamente
empezará a buscar su agitador. El perro debe así mismo usar
collar de cuero cuando esté en labores de centinela. Este tipo de
ejercicio desarrolla en el perro la agresividad tan necesaria en las
labores de centinela. Cada perro tiene un temperamento
diferente por tanto ante la agitación. De ahí la importancia de
que el figurante sepa su oficio con el fin de que actúe de acuerdo

146
a las necesidades propias del animal. Existen tres métodos
principales para practicar este ejercicio.

13.9.1. AGITACIÓN EN FILA

Los guías se colocan con sus perros en una fila y guardando una
prudente distancia entre si. Los perros deberán estar en la
posición de FUS y tomados con la traílla. El figurante se acerca
por un extremo de la fila y cuando esté frente al primer perro, lo
enfrentará y empezará a provocarlo. El guía debe entonces
estimular y animar al animal, avanzando hacia el figurante quien
retrocede. Una vez que el perro prenda la manga, el figurante
moverá su brazo de izquierda a derecha tal como ya se
describió, mientras que la fusa tocará ligeramente los flancos del
perro. El guía debe dar al perro la voz de FAS.

En la fila deberán intercalarse los perros agresivos con laos que


no son. El figurante aparecerá por un extremo. Algunos perros
gruñirán o ladrarán al ver al figurante. Otros en cambio,
permanecerán pasivos. El figurante deberá dedicar más atención
al los perros que no reaccionan inmediatamente. Una vez que el
figurante aparece los guías deberán dar el comando FAS. Si un
perro no agresivo muestra alguna señal de agresividad, el guía lo
acariciará inmediatamente mientras el figurante retrocede. El
perro debe aprender a confiar en si mismo y convencerse que
cuando él muestra algún síntoma de enojo el figurante o
enemigo desaparece. A medida que el grupo de perros
reaccionan favorablemente contra el figurante, éste cambiará el
sitio por el cual aparece y aumentará la distancia
progresivamente. Los primeros animales que noten la presencia
o aproximación del agitador y se muestren agresivos, serán
premiados con voces y caricias por su guía. (Fig.55).

147
Una vez que todos los perros captan la aproximación del
figurante y traten de atacarlo, se debe cambiar de señuelo. En
esta forma el perro debe aprender que cualquier persona extraña
que se acerque es un enemigo. Los diferentes figurantes pueden
usar distintos trajes para que el perro sepa que el enemigo puede
representarse en cualquier aspecto.

Ahora el guía caminará solo con su perro haciendo el pape de


centinela en un punto determinado. El perro deberá ir en FUS
tomando con la traílla. La zona de vigilancia o puesto deberá
ser cambiada con frecuencia para que el perro sepa que en
cualquier sitio debe proceder igual. Cuando el guía y el perro
caminan, el figurante se acerca desde el lugar donde se había
escondido previamente.

Si el perro ha aprendido lo que se la ha enseñado hasta ahora,


deberá alertar sobre la aproximación del figurante sin la ayuda
del guía. Si el perro no da la alerta, el guía ayudarle dándole la
vos de FAS. Una vez que el perro de la alarma, el figurante
deberá huir en sentido contrario al del perro y esconderse. El
guía alaba al perro y lo anima. Si el perro y reacciona
correctamente, el figurante se esconderá en la ruta del perro y
cuando éste se acerque, saldrá de improviso y le dará un golpe
en la fusta y volverá a ocultarse. Esto alertará y pondrá furioso
al perro. El perro debe aprender que si no da la alarma sobre la
aproximación de in extraño, recibirá castigo de éste.

Cuando el perro detecta y da la alarma sobre la aproximación de


un extraño a una considerable distancia sin ninguna ayuda y en
las horas del día lista para hacer trabajos en la noche. La noche
es la hora ideal para este tipo de trabajo del animal, pues las
condiciones atmosféricas son más favorables, y el olfato y el
oído del perro se desempeñan mejor por la ausencia de ruidos
extraños.

148
13.9.2. AGITACION CON EL PERRO AMARRADO

La agitación con el perro atado se hará a continuación de la


agitación en línea. El perro deberá encadenarse en un árbol,
poste o estaca situada en espacio abierto lejos de la perrera. Este
ejercicio busca afianzar la confianza del animal cuando se
encuentra en lugares que no le son familiares, el perro debe
atarse con una cadena de perrera dotada de buenos mosquetones
a un árbol o poste fuerte. El collar de cuero debe estar en buenas
condiciones. El guía conduce al perro hasta la estaca o poste, le
ordena SIT y lo ata al extremo de la misma.

Se retira unos pasos, y cuando el figurante aparece le da la voz


FAS. Esta voz se usará solamente durante el período de
entrenamiento, pues el perro debe por si mismo localizar al
intruso. La orden FAS debe ser eliminada tan pronto como el
animal ha aprendido que ponerse el collar y la traílla, significa
que está trabajando. La voz de FAS se usa en nuestro caso como
alerta, y no específicamente como orden de ataque. Nunca debe
usarse la voz en tareas de servicio real, pues el animal es el que
alerta al guía sobre un peligro y no el guía el que alerta al perro.

El figurante aparece armado con una fusta y se le acerca al perro


por un costado, le da un golpe leve en un flanco y huye. Una vez
que el figurante lo ha golpeado, el guía ordena al perro FAS en
tono enérgico. El perro debe reaccionar de acuerdo a su
temperamento.

13.9.3. AGITACIÓN CON BOZAL

Este es un ejercicio específico para perros centinelas. El perro


debe estar con bozal puesto y se le permitirá atacar al figurante
él irá vestido regularmente y sin ninguna protección extra. Se
trata de una prueba para establecer si el perro ataca a una

149
persona que no tenga puesta una manga o un traje de protección.
Es posible que algunos perros asocien el traje de ataque con el
enemigo y solamente quiera atacar a un individuo que use el
mencionado traje.

Normalmente, los perros deben recibir ejercicios de agitación


por lo menos dos veces a la semana para mantener su estado de
agresividad. Des de luego que el instructor tendrá en cuenta el
temperamento de cada perro a fin de proporcionarle la cantidad
de ejercicio de este tipo que sea necesario. Nunca debe
someterse a un perro a este tipo de ejercicio sin la presencia de
su propio guía.

150
CAPITULO XIV
ADIESTRAMIENTO AVANZADO
14.1. LA TECNICA DEL CUARTEO

El perro debe aprender a detectar la presencia de una


personal parcial o totalmente escondida bajo o sobre el nivel de
muslo. La fase final del entrenamiento de un perro centinela debe
incluir el trabajo en áreas donde sea posible esconder al figurante en
huecos, cercas naturales, túneles, cuevas, encaramado en ramas de
árboles, etc. En esto casos es preferible trabajar al perro con la traílla
de 8 metros con el fin de que el animal pueda penetrar a cuevas o
edificaciones sospechosas adelante del guía.

El cuarteo es el método que emplea en guía con su perro


centinela para escudriñar en sector determinado de terreno en
busca de un intruso. El recorrido o cuarteo se hará sacando el
máximo provecho del viento. Puede suceder que el perro detecte
un olor determinado estando lejos del objetivo y que otras veces
pase muy cerca de éste sin percibir el olor.

Una vez elegido el sitio para ocultar el figurante, en una


extensión de terreno plana, el instructor elegirá el sitio de partida
sacando el debido provecho del viento. El guía entonces iniciará
el cuarteo del terreno moviéndose en zigzag y en direcciones
perpendiculares a la dirección del viento. Si el perro capta el
olor del figurante y se dirige directamente hacia su objetivo sin
cuartear, el guía debe permitirle dirigirse hacia allá, hasta que el
perro localice su objetivo.

151
14.2. SISTEMA DE ADIESTRAMIENTO

Antes de que el guía y su perro lleguen al campo de


instrucción seleccionada los sitios para localizar a los figurantes y las
rutas que deberá seguir cada guía. El instructor no debe pisar las
pistas de los figurantes pues su olor puede confundir al perro.

El guía y su perro llegan entonces al campo de instrucción


donde están los figurantes. Una vez colocado el collar de cuero
y la traílla corta, el guía se coloca en el sitio de partida y ordena
al perro SUG, dejándolo que inicie su búsqueda. El animal en
un principio tratará de localizar el figurante por medio de la
vista, el oído y el olfato. El figurante debe estar muy bien
ocultado y quieto, con el fin de que el perro se vea obligado a
guiarse únicamente por su olfato. El viento debe ser favorable,
es decir, debe estar soplando desde el figurante al perro.
El perro localizará algún olor distinto de pantalón y chaqueta
elaborada en lona, cuero o tela de algodón muy acolchada.
Estas deberán estar reforzadas y gruesas las partes de las
mangas, brazos y piernas. Sin embargo el traje debe permitir
cierta libertad de movimiento al figurante. También se suele
usar una máscara de red para protección adicional para la cara.

El figurante, vestido con el traje descrito, se esconderá contra el


viento, mientras el guía con el perro entran al campo de instrucción.
El guía pondrá el collar al perro y le ordenará SUG. El perro debe
tratar de buscar al figurante usando el olfato. Cuando el perro localice
el sitio de escondite del objetivo, el guía le felicitará con palabras
suaves y lo animará, pero sin distraerlo de su trabajo. Cuando el guía
y el perro estén a unos tres metros de su escondite, el figurante debe
salir. El guía entonces le ordenará hacer alto y poner la mano sobre la
cabeza. El figurante debe hacer caso omiso de la orden y tratar de
escapar. El guía suelta entonces al perro y le ordena FAS. El perro
ataca al figurante quien después de resistir se quedará quieto y el guía

152
se acercará y le ordenará AUS. Es posible que el perro no quiera cesar
en su ataque por estar agitado. En este caso el guía le colocará la
traílla y le ordenará AUS, halando hacia abajo la traílla para obligarlo
a soltar y ponerse en posición de sentado. Una vez que suelte su presa,
el guía felicitará y acariciará al perro. El perro debe luego situarse a
unos tres metros del figurante. El guía entonces le ordenará al perro
PASAUF y se acerca al figurante para cachearlo teniendo cuidado de
no colocarse en la visual entre el perro y el capturado. Cuando este
haciendo el cacheo, el figurante empujará sorpresivamente al guía,
quien debe rodar por tierra. El figurante huirá. En este caso el perro
debe atacar al que huye sin necesidad de recibir orden del guía.

14.3. ATAQUE CON EL USO DE ARMAS DE FUEGO

El ataque usando armas de fuego se enseñará una vez que


el perro esté capacitado para atacar y cesar el ataque mediante
órdenes. El figurante debe usar el traje de ataque. El procedimiento
será el mismo como el descrito antes, con la adición de que el guía y
el figurante usarán pistolas. El guía disparará primero. El ejercicio se
desarrolla igual, con las consecuencias de persecución, captura y
cacheo. Hay que tener en cuenta que se deben hacer los disparos lo
más cuidadosamente posible para evitar accidentes o quemaduras al
perro si se usan pistolas de fuego.

14.4. CUSTODIA DE PRISIONEROS

A la orden PLATZ, el perro tomará esta posición frente a


un figurante usando el traje de ataque, quien permanecerá quieto. El
perro estará a unos tres metros del sujeto. El guía entonces ordenará
PASAUF para alertar al perro y se alejará del sitio colocándose en un
lugar escondido desde donde puede viajar las reacciones del animal.
El prisionero entonces se empezará a mover lentamente y luego

153
empieza a huir. Si el perro no lo ataca, el guía saldrá de su escondite y
le ordenará FAS. El ejercicio se repetirá hasta que el perro ataque al
figurante apenas se mueva, y sin orden previa. El guía debe hacerse
cargo del prisionero y felicitar al perro.

14.4.1. CONDUCCION DE UN PRISIONERO

El perro debe aprender que no se debe atacar al prisionero


cuando está acompañado por el guía, y caminando adelante y
ligeramente a la izquierda del perro. Cuando se éste desplazando en
esta forma, repentinamente el figurante tratará de huir, ocasión que
aprovecha el guía para soltar la traílla. El perro deberá atacar sin
orden oral. Es posible que al principio pueda ser necesario dar el
comando FAS. El perro está completamente entrenado cuando ataca al
figurante ante cualquier movimiento sospechoso de éste. El guía debe
acariciar y felicitar al animal.

14.5. OBSERVACIONES SOBRE EL ADIESTRAMIENTO

Es importante que durante las tareas de centinela, el guía deje


cierta libertad del animal, es decir le deje suelta o larga la traílla
con el fin de que se dedique a escudriñar los alrededores. En
esta oportunidad el guía no debe llevar al animal en la posición
de FUS, pues el perro puede distraerse de su función.
Es necesario recordar siempre que el perro centinela no debe
hacer amigo entre las personas extrañas a su guía. Para
enseñarle al perro a ser desconfiado con los extraños, se puede
ejecutar el siguiente ejercicio. Va el guía con su perro en FUS.
Una persona extraña se le acerca hablándole cariñosamente al
perro y llamándolo para que se le acerque. El guía permitirá que
el perro haga lo que quiere. Una vez que el perro se acerque en
actitud amistosa hacia el extraño, éste se golpeará la nariz con la
mano o con una fusta que traerá escondida. El figurante una vez
que ha golpeado al perro debe huir. El guía entonces animará al

154
perro para que persiga y ataque al individuo. Se debe practicar
constantemente este ejercicio cambiando a los figurantes hasta
que el perro comprenda que toda persona diferente a su amo que
se le acerque es su enemigo.
El mismo procedimiento puede emplearse para enseñar al perro
a no dejarse conquistar con comidas que le ofrezcan los
extraños. En la misma forma anterior se le acercará el figurante
llamando al perro y ofreciéndole un trozo de carne. El guía
permitirá al perro acercarse. Cuando vaya a tomar la carne que
le ofrece el figurante, este retirará el bocado y con una fusta que
trae escondida en la otra mano le dará un golpe en el hocico. El
guía entonces animará al perro para que persiga y ataque al
extraño. Esto enseñara al perro a no aceptar alimentos de
personas extrañas. Así se previene en gran parte el peligro.
Para enseñar al perro a que no recoja alimentos del suelo, se
dejará atado al perro a un árbol y se le dejará al alcance un trozo
de carne que no ha sido tocado por el guía sino por otra persona.
Una vez que el perro intente tomar la carne que está en el suelo,
el guía que estará escondido pero observando, le llamará la
atención al animal y lo representará la voz FUI. También se
puede utilizar un generador de bajo voltaje que se unirá con un
cable oculto a la carne. Una vez que el perro se acerque a tomar
la carne recibirá una descarga. La carne utilizada para estos
ejercicios no debe ser dada nunca al perro. Debe botar o darse a
otro animal. Este y los anteriores ejercicios enseñarán al perro
que la única persona digna de confianza es su propio guía y que
por el contrario cualquier extraño es su enemigo.

155