Está en la página 1de 7

SESION No.

Estudio de caso

“Un aula de sexto grado”

Curso:

Métodos y Técnicas de Investigación Cualitativa

Nombre del alumno:

Dante Gutiérrez Cruz

Grupo: 06T

Nombre del asesor:

Islem Guadalupe Gómez Escobar

Fecha de entrega: 9 de febrero de 2018

1
INTRODUCCIÓN

El caso que se analiza es el de un alumno de 6to. Grado, de la escuela Frances Harper School, una
escuela que bajos resultados académicos, que fue objeto de la investigación de Robert Stake. La
investigación se realizó a partir de observaciones en la escuela, mediante la asistencia a clases del
autor para recopilar datos, por lo que realiza una investigación cualitativa.

Dentro de este estudio nos presenta el caso de un alumno llamado Adam y su comportamiento
observado en un día de clases. A partir de dicha observación se puede deducir lo siguiente:

 Falta de atención por parte de los padres (el niño asistió a la escuela sin desayunar).
 Gusto por llamar la atención
 Gusto por convivencia con alumnos mayores
 Actitudes negativas en su comportamiento
 Poco interés por las actividades académicas
 Problemas de conducta e indisciplina
 Pertenece al grupo especial de alumnos en riesgo (reprobar
 Indiferencia de los docentes que le rodean.
 Estrategias de aprendizaje tradicionales en el grupo especial

DESARROLLO

¿Cuál es el análisis de la situación?

Se identifican varios problemas en la observación realizada por Stake:

 El primero se centra en la falta del atención que tienen los padres de Adam para con él, por
lo tanto no se involucran con sus actividades académicas.
 El segundo, es la actitud de los profesores ante la situación del alumno, ya que no muestran
interés en su aprovechamiento académico, se centran más es sus problemas de disciplina.
 El tercero, es resultado de los dos anteriores: El bajo aprovechamiento escolar del alumno,
y la situación de riesgo a la cual se encuentra expuesto (reprobar).

¿En qué consiste el problema observado?

Básicamente se centra en las habilidades del docente para enfrentar la problemática de los alumnos
que se encuentran en riesgo (Adam en este caso).

El docente debe de considerar que son alumnos con situaciones diferentes y que su desempeño
académico se ve afectado por las diversas problemáticas que los abordan.

El docente debe planear considerando que este grupo es de alumnos con casos especiales. La
metodología de enseñanza parece ser tradicional ya que los alumnos son receptores, y el docente
expone, y aunque trata de hacerlos participar, no logra establecer un contacto con ellos para
motivarlos lo suficiente en los temas.

2
Los docentes parecen más interesados en la disciplina de este niño, que en la actitud y falta de
motivación que presenta; sin embargo, tratan de obtener resultados académicos para que no
repruebe el año.

¿Qué alternativas elegirías y por qué?

Como posibles soluciones se planten las siguientes:

Involucramiento del docente con el aprendizaje de los alumnos. El docente debe planear
estratégicamente las actividades de aprendizaje, considerando la problemática de los alumnos en
riesgo (en este caso Adam). Aumentar las relaciones positivas entre profesor-padres-alumno, ya
que con ello se puede lograr el involucramiento de los padres.

Se pueden realizar entrevistas, con el fin de identificar la problemática por la que pasa el alumno, y
a través de esos resultados buscar alternativas en las cuales participen los padres de familia. Los
padres al ser considerados en las estrategias podrían sentirse motivados y realizar un
acompañamiento más constante en sus hijos.

En el caso del alumno, el docente debe establecer relaciones de confianza y autoestima en el


alumno, recordando que cada alumno es diferente y que su actitud ante el aprendizaje depende de
su confianza en el mismo.

¿Qué dificultades enfrenta el docente?

Considero que el docente enfrenta una barrera ante la educación inclusiva ya que supone la
implementación de estrategias y recursos de apoyo que ayuden a las escuelas y a profesores a
enfrentar con éxito los cambios que involucra esta práctica.

Es la escuela la que debe estar preparada para incluir a todo niño, considerando que la diversidad
es una condición básica del ser humano.

Cabe destacar que el proceso de inclusión es continuo ya que se debe ir allanando el camino
progresivamente y derribando las diversas barreras que se presentan en toda institución y que
pueden ser de tipo socio-económico, arquitectónico, humanas y administrativas del sistema
educativo convencional tradicional.

La inclusión escolar supone la participación activa de todos los actores de la comunidad educativa:
alumnos, padres, docentes de grado y especializados, directores, administrativos y profesionales de
apoyo con un fin común.

¿Sería necesario realizar un cambio drástico? ¿Cuál propondrías?

Considero que con la implementación de una educación Inclusiva implicaría que todos los niños,
jóvenes y adultos de una determinada comunidad aprendan juntos, independientemente de su
origen, sus condiciones personales, sociales o culturales, incluidos aquellos que presentan
problemas de aprendizaje y/o discapacidad.

3
Según la UNESCO (2003) se trata de un modelo de escuela en la que no existen requisitos de entrada
ni mecanismos de selección o discriminación de ningún tipo, para hacer realmente efectivos los
derechos a la educación, a la igualdad de oportunidades y a la participación.

Se entiende como la educación personalizada, diseñada a la medida de todos los niños en grupos
homogéneos de edad, con una diversidad de necesidades, habilidades y niveles de competencias.

Se fundamenta en proporcionar el apoyo necesario dentro de un aula ordinaria para atender a cada
persona como ésta precisa, entendiendo que podemos ser parecidos, pero no idénticos unos a otros
y con ello nuestras necesidades deben ser consideradas desde una perspectiva plural y diversa.

Supone desplazar el foco de atención desde el alumno mirado en forma individual hacia el alumno
contemplado en su contexto educativo que implica una mayor responsabilidad de parte de los
establecimientos educacionales frente a los resultados de aprendizaje que éstos alcancen.

Estos logros dependen de la forma en que las escuelas organizan los contenidos, las actividades y
las condiciones que se crean en el aula para estimular la participación y apoyar el aprendizaje de
todos.

¿Cuál sería tu plan de acción?

Considero que con la detección de los elementos favorecedores de inclusión que están en cada una
de las instituciones escolares, solo deben de potenciarlos y, a partir de allí, comenzar a trabajar
sobre las barreras que se presentan en múltiples aspectos.

Tomando el concepto de Lopez Melero (2011) quien habla de “estrategias para la construcción de
una escuela sIn exclusiones” centraremos nuestro análisis en los puntos que consideramos esencial
a trabajar para crear una cultura inclusiva que traiga aparejadas políticas inclusivas y prácticas
concretas de inclusión tanto en la institución escolar en general como a nivel del aula (en particular).

Del Cuestionario de Indicadores de Inclusión de Bristol elaborado por Booth y Ainscow (2000)
podemos distinguir tres dimensiones deben guiar las políticas de la escuela y su quehacer diario.

 La dimensión de cultura inclusiva que supone la construcción de una comunidad escolar


segura, acogedora, colaboradora y estimulante en la que cada uno es estimado y el
desarrollo de valores inclusivos, compartidos por todo el personal de la escuela, los
estudiantes y las familias.
 La dimensión de política inclusiva que propone desarrollar una escuela para todos y
organizar el apoyo para atender a la diversidad.
 La dimensión de prácticas inclusivas que implica orquestar el proceso de enseñanza-
aprendizaje y movilizar los recursos.

Los objetivos del dicho Cuestionario de Indicadores de Inclusión de Bristol apuntan a construir
comunidades escolares colaborativas que promuevan en todo el alumnado altos niveles de logro y
ayudar a valorar con detalle las posibilidades reales que existen en las escuelas para aumentar el
aprendizaje y la participación de todos.

4
El propósito final es ayudar a romper las barreras mediante la revisión, consulta, recopilación de
información y diseño de un plan de desarrollo para una escuela inclusiva.

La Institución Escolar, entonces, debería adoptar ciertas estructuras entre las cuales podemos
destacar:

 Apreciar, conocer y tener una cálida relación con los alumnos


 Estar abierta al entorno (Familias, Instituciones, Cultura, Empresa).
 Potenciar la participación de la familia en la organización y vida escolar.
 Diseñar y programar la instrucción en un equipo interdisciplinar.
 Planificar para adaptar la enseñanza a los ritmos y estilos de aprendizaje de los alumnos.
 Poner atención especial en los alumnos con riesgo de fracaso y exclusión social
 Que el Proyecto Educativo se conduzca bajo principios integradores fomentando valores de
colaboración, trabajo en equipo, formación integral, tolerancia y convivencia.
 Que la propuesta curricular común sea flexible, abierta y diversificada.

En este contexto, el papel de los docentes resulta fundamental ya que es el que permite que se
realice una verdadera inclusión tanto pedagógica como social.

En este modelo, todos (profesores ordinarios, de apoyo y especialistas) trabajan de manera


conjunta y coordinada dentro del contexto natural del aula ordinaria, favoreciendo el sentido de
pertenencia a la comunidad y la necesidad de aceptación, sean cuales fuesen las características de
los alumnos.

¿Se presentan casos similares en nuestro país?

En todas las escuelas de nuestro país, y de cualquier índole; la inclusión es una forma de atender y
dar respuesta a cada alumno, con el deseo de respetar la diversidad pedagógica, valorándola como
la riqueza de nuestra aula y no como un problema. Significa conocer, respetar y valorar las
diferencias individuales de los alumnos para favorecer el éxito escolar.

Por ejemplo: Si tengo un alumno en mi clase con alto desarrollo en su inteligencia lingüística, deberé
ofrecerle variadas canciones, trabalenguas, rimas, crucigramas y juegos de lenguaje a fin que pueda,
a través de esa habilidad, aprender temas más complejos.

Animarse a conocer y a trabajar con un grupo de alumnos heterogéneo implica, sin duda, una
valoración de lo distinto, de lo dispar y múltiple que enriquece las prácticas docentes y permite sacar
de sí y del otro lo mejor.

¿Cómo se pueden disminuir este tipo de situaciones en el aula?

El docente mediador tiene la misión de favorecer el aprendizaje, estimular el desarrollo de las


potencialidades de sus estudiantes y corregir las funciones cognitivas deficientes.

No importa qué contenido se esté impartiendo sino se valora el cómo se lo está dictando a fin que
los estudiantes puedan estar implicados activamente en su propio aprendizaje.

5
La inclusión educativa se concreta al diversificar la propuesta educativa en función de lo que cada
aprendiente necesita.

De esta manera se intenta brindar una oferta pedagógica superadora encaminada al respeto de los
diferentes modos y tiempos de aprender.

Así los materiales de aprendizaje portadores de la información se convierten en generadores de


actividades de reflexión y de acción.

CONCLUSIONES

Considero que la tarea del docente y profesor, cualquiera sea el nivel o modalidad en la que esté
trabajando, se torna como protagonista de la inclusión escolar debido a que su rol es insustituible.

Es el que se encarga de planificar, incluir, valorar y potenciar las individualidades sus aprendices
brindando oportunidades reales y concretas para que ellos se desarrollen cognitiva y socialmente
en el ámbito escolar.

La oferta curricular, la organización escolar, las estrategias de enseñanza, los criterios y


procedimientos de evaluación, las expectativas de los profesores, las relaciones con la familia y los
sistemas de participación que se establecen son mecanismos importantes que favorecen o dificultan
el aprendizaje y la plena participación de los alumnos en el proceso educativo.

Se hace necesario, entonces, contar con diferentes recursos didácticos para dar respuesta a las
demandas específicas del alumnado que apunten a comprometer talentos e intereses como
herramientas para poder aprender en comunidad.

Motivo por el cual se deberían renovar las prácticas docentes empleando metodologías de trabajo
diversificadas, elaborando materiales adaptados y realizando nuevas formas de organización áulica
que favorezcan la convivencia escolar.

Las experiencias de inclusión que vemos a diario en algunos establecimientos escolares tienen un
denominador común que es la visión, compromiso y perseverancia de directivos, docentes y padres.

El convencimiento acerca de las ventajas que reporta la inclusión para toda la comunidad educativa
es lo que posibilita, sin duda, implementar una serie de cambios e innovaciones que supone la
atención a la diversidad.

Un contexto educativo diverso es una gran oportunidad de desarrollo, aprendizaje y superación, no


sólo para los alumnos con mayores dificultades sino también para toda la comunidad educativa.

El aula inclusiva necesita de un docente que pueda ubicarse como tal frente a cada uno de sus
alumnos y les ofrezca oportunidades para que se desarrollen cognitiva y socialmente desplegando
al máximo sus posibilidades y competencias.

6
REFERENCIAS BIBLIOGRÁFICAS

 BOOTH, Tony y AINSCOW, Mel, (2000) “Index for inclusión: ping learning and
participationin schools”, Centre for Studies on Inclusive Education, Bristol, Reino Unido.
UNESCO/OREALC.

 DI FRESCO TALA, Carina (2014) El Docente como Protagonista de la Inclusión Escolar.

 Módulo I del Programa Multimedial de Autoformación Docente (ProMAD).


http://www.yosoyigualydiverso.com/product/el-docente-protagonista-de-la-inclusion-
escolar/

 LOPEZ MELERO, M. (2011), Barreras que impiden la escuela inclusiva y algunas


estrategias para construir una escuela sin exclusiones. Innovaciòn Educativa.
Nro.21.2011:pp.37-54.

 UNESCO, UNICEF, Fundaciòn Hineni. (2003)Cada escuela es un mundo. Un mundo de


diversidad. Experiencias de integración educativa. Chile.