Está en la página 1de 3

tiradas, pues bien, la estrella también se ha utilizado como arquetipo y compendio de la vida y el destino

de las personas, tal es el caso de la tirada de Tarot que forma, en base a sus siete cartas, una estrella de
David.
El procedimiento es muy fácil de realizar y es un tipo de tirada de Tarot indicada tanto para preguntas
completas como para preguntas genéricas, conocidas también como "de repaso".
Para proceder, luego de barajar y cortar las cartas el consultante extraerá siete del mazo. El cartomante
las colocará formando dos triángulos, el primero de vértice superior y el segundo de vértice inferior.
El Primer Triángulo:
•La carta 1, en el vértice, que nos indicará todos los datos sobre el pasado.
•La carta 2, en el vértice inferior derecho, que nos hablará sobre todo lo relacionado con el
presente.
•La carta 3, que deberá ocupar la posición del vértice inferior izquierdo y que hablará sobre el
futuro inmediato.
El Segundo Triangulo:
•La carta 4,se colocará en el vértice inferior, esta lámina nos hablará de las ayudas que están
cerca del consultante.
•La carta 5 ocupará el vértice superior izquierdo y nos hablará de las influencias del entorno en el
consultante.
•La carta 6, que colocaremos en el vértice superior derecho, hablará de las dificultades y
obstáculos que están cerca.
•Finalmente en el centro de la estrella se ubicará la carta número 7, que hablará del futuro y
resultados finales

Tirada Concreta del Futuro (del Tridente)

Esta tirada de Tarot es conocida también con el nombre de "tirada de Tarot de Tridente" , cuenta la
tradición que este nombre le viene a causa del Diablo, porque sólo una tirada de Tarot que hable en
exclusiva del futuro, en la que además las cartas siguen un orden invertido, puede estar guiada por un
demonio. La verdad es que supersticiones al margen, es una tirada de Tarot muy práctica para conocer
una situación de futuro desde un prisma muy concreto.
Para proceder se entregarán las cartas al consultante que deberá barajarlas según la forma convenida,
agrupándolas en un mazo que tomará el operador y del que extraerá un total de quince cartas. Las tres
primeras deberán formar una columna a la izquierda que deberá ser construida de abajo a arriba, es
decir la carta 1 será la base de la columna y la 3 la cúspide, de igual manera pero en el centro se
establecerán las cartas que van del 4 al 6, y de la misma forma pero a la derecha las cartas del 7 a19.
Finalmente en línea horizontal y por debajo de estas tres columnas, comenzando por la derecha y hacia
la izquierda deberemos depositar las cartas que van del 10 al 15.
Siguiendo como hilo conductor la pregunta del consultante, deberemos interpretar las cartas sabiendo
que las del grupo 1, 2 Y 3, nos hablan de las circunstancias que rodean al consultante, favorables y
desfavorables para lograr sus objetivos.
El segundo grupo, formado por las cartas 4, 5 Y 6 manifiesta la fuerza que el consultante pone en sus
deseos y objetivos. Las cartas 7, 8 Y 9 manifestarán las oposiciones y problemas que surgirán en el
camino. Las cartas 10, 11 Y 12 nos hablarán del desarrollo del futuro próximo. Y finalmente las cartas 13,
14 Y 15 indicarán las posibilidades del resultado final.
Tirada del Dragón

Esta tirada está basada en un antiguo oráculo denominado del dragón, que se practicaba en el antiguo
Tíbet con unas cañas que eran tiradas sobre un tablero; en función de la posición en que caían esas
cañas, marcaban una tendencia u otra.
En la aplicación de este sistema de tirada de índole general, el operador deberá barajar las cartas con el
sistema que prefiera y luego de agrupadas en un sólo mazo le pedirá al consultante que corte cuatro
veces, colocando los mazos pequeños de izquierda a derecha.
Seguidamente extraerá de cada uno de los mazos dos cartas que colocará de forma vertical una debajo
de la otra como marca la ilustración. Cuando ya hayan sido extraídas las ocho primeras cartas, el
operador juntará de nuevo los mazos, procederá a barajar las cartas restantes y extraerá dos cartas más.
La primera será el resumen de la tirada y la segunda será el significador o carta que representará al
consultante.
Una vez establecida toda la tirada, se leerán los mazos de izquierda a derecha teniendo en cuenta que
cada uno de ellos marcará unas tendencias, que son las siguientes:
Ver diagrama - Tirada del Dragón
Cartas del mazo 1: Nos hablan en conjunto de las circunstancias del hoy, es decir, del presente que vive
el consultante o la situación por la que se pregunta. También habla de la influencia que pudo haber en un
pasado para llegar a esa situación.
Cartas del mazo 2: Estas cartas mostrarán las situaciones que hallará el consultante en su entorno, ya
sea pareja, familia o amigos y socios en referencia a su problema o cuestión preguntada. También esta
posición nos marca las posibles ayudas o insolidaridades a que se verá sometido el consultante.
Cartas del mazo 3: Se refiere a las propuestas del futuro, es decir a los diferentes aspectos sobre los que
debe comenzar a pensar el consultante para resolver sus dudas o problemas; al mismo tiempo estas
cartas marcarán la tendencia de las acciones a emprender.
Cartas del mazo 4: Nos hablan del futuro, de lo que puede acontecer, de las cosas que se solucionarán y
los nuevos problemas que pueden aparecer.