Está en la página 1de 16

UNIVERSIDAD DE SAN CARLOS DE GUATEMALA

FACULTAD DE CIENCIAS ECONÓMICAS


ESCUELA DE AUDITORIA, AREA PROFESIONAL
JORNADA NOCTURNA
LIC: OSCAR NOÉ LÓPEZ CORDÓN
CURSO: AUDITORIA V

PRINCIPIOS DE CODIGO DE ETICA –IFAC-

SALON: 109
EDIFICIO: S-3
GUATEMALA 22 DE ENERO DE 2018
INTEGRANTES

Carnet Nombre
201404985 David Alejandro Tzoy Borrayo (coordinador)
201216312 Jefferson Antonio Monterroso Salvador
201316525 Anthoni Alexander Zet Cojtin
201316735 Jhonathan Samuel Jimenéz de Mata
201317251 Byron David Salvatierra Hernández
201404703 Maria Rene Ortíz Solis
201404948 Fernando Enrique Pirir Candido
201405330 Flor de María Ceballos García
201405528 Zuly Viviana Róldan Vivas
201405578 Mónica Fabiola De Paz Velásquez
201405616 Walter Leonel Vicente Patzan
Introducción

Un contador profesional debe cumplir con los requerimientos éticos del Código
de ética profesional. Los principios fundamentales de ética profesional para los
contadores públicos necesitan de un marco conceptual para ser aplicados, ya
que éste será el que utilizara en su juicio profesional

Principios Fundamentales:

Integridad (ser honesto y franco)

Objetividad (no tener conflictos de intereses que conlleven a influenciar en su


juicio profesional).

Competencia y diligencia profesionales (Tener adecuados conocimientos y


habilidades profesionales actuando acuciosamente).

Confidencialidad (No revelar información del cliente, salvo mandato legal).

Conducta Profesional (El Contador debe actuar de manera consistente


cuidando la buena reputación de la profesión y abstenerse de cualquier
comportamiento que pudiera desacreditar a la misma).
ÍNDICE

Contenido Pagina

Introducción III

Índice IV

Principio de integridad 1

Principio de Objetividad 1

Principio de Competencia y diligencia

Profesional 2

Principio de Confidencialidad 3

Comportamiento Profesional 3

Conclusión 4

Recomendaciones 5

Bibliografía 6
Principio de Integridad

El principio de integridad obliga a todos los profesionales de la contabilidad a ser


francos y honestos en todas relaciones profesionales y empresariales. La
integridad implica también justicia en el trato y sinceridad. El profesional de la
contabilidad no se asociará a sabiendas con informes, declaraciones,
comunicaciones u otra información cuando estime que la información:

a) Contiene una afirmación materialmente falsa o que induce a error,


b) Contiene afirmaciones o información proporcionada de manera
irresponsable, o
c) Omite u oculta información que debe ser incluida, cuando dicha omisión u
ocultación induciría a error. Cuando el profesional de la contabilidad tenga
conocimiento de que está asociado con información de ese tipo, deberá
tomar las medidas necesarias para desvincularse de la misma.

Principio de Objetividad

Se refiere a la imparcialidad que de forma consciente, conlleva a evitar


prejuicios, conflictos de interés, influencia indebida de terceros que de alguna
forma afecte la independencia y juicio profesional. Este principio está ligado al
de integridad ya que esta es necesaria para actuar con objetividad, y
viceversa.

Principio de Competencia y diligencia profesionales

Este principio permite mantener el conocimiento y la aptitud profesionales al


nivel necesario para asegurar que el cliente o la entidad para la que trabaja,
reciben servicios profesionales competentes basados en los últimos avances de
la práctica, la legislación y de las técnicas y actuar con diligencia, de
conformidad con las normas técnicas y profesionales aplicables, las cuales solo
pueden satisfacerse mediante la formación profesional continua.

El Contador Público deberá contratar solamente trabajos para los cuales, él y


sus asociados o colaboradores cuenten con la capacidad e idoneidad necesarias
para que los servicios comprometidos se realicen en forma eficaz y
satisfactoriamente obligado a actualizar los conocimientos necesarios para su
actuación profesional, especialmente aquellos requeridos para el bien común y
los imperativos de progreso social y económico; actuará con la intención,
cuidado, diligencia de un profesional responsable consigo mismo y con la
sociedad, asumiendo siempre una responsabilidad personal indelegable de los
trabajos por él ejecutados o realizados bajo su dirección.

El servicio profesional competente requiere el ejercicio de un juicio sólido al


aplicar el conocimiento y habilidad profesionales en el desempeño de dicho
servicio. La competencia profesional puede dividirse en dos fases:

a. Desarrollo de la competencia profesional, y


b. Mantenimiento de la competencia profesional.

La diligencia abarca la responsabilidad de actuar de acuerdo con los requisitos


de un trabajo, de manera cuidadosa, minuciosa y oportuna.

Cuando sea apropiado, el Contador Público deberá hacer saber a clientes,


entidades para las que trabaja u otros usuarios de sus servicios o actividades,
las limitaciones inherentes a los mismos.
Principio de Confidencialidad

El principio de confidencialidad indica que: La información obtenida como


resultado de relaciones profesionales y laborales, no debe ser revelada a
terceros sin autorización, ni utilizada para beneficio propio.

Los Auditores son responsables de salvaguardar la información de los clientes


obtenida en la prestación servicio profesional, la confiabilidad de la información
debe permanecer aún después de terminar la relación con el cliente.

La información puede ser revelada únicamente si existe una autorización o


deber legal.

Comportamiento profesional

El principio de comportamiento profesional impone una obligación a todos los


Contadores Públicos de cumplir con las leyes y reglamentos relevantes, y
abstenerse de realizar actos que afecten negativamente la reputación de la
profesión que el Contador Público que conozca o deba conocer, que pueda
desacreditar a la profesión.

Para ello el Contador Público debe tener siempre presente que la sinceridad,
buena fe, y lealtad para con sus colegas, siendo consideradas estas condiciones
básicas para el ejercicio libre y honesto de la profesión y para la convivencia
pacífica, amistosa y cordial de sus miembros y equipo de trabajo; así como
también para con sus clientes, con terceros y público en general
Conclusión

Es indispensable que el auditor actué en su trabajo con ética profesional y sobre


todo practique la independencia e integridad para así llevar con éxito su labor y
desarrollo profesional.

Si el auditor no aplica las normas de ética profesional será sancionado de


acuerdo a la gravedad y tendrá que responder de los daños que haya provocado
a sus clientes.

Existe un código de ética pues ahí se descubre la habilidad, calidad y


características que el auditor debe tener entre estas esta la responsabilidad y
confidencialidad.
Recomendaciones

Es necesario el estudio de la ética no solo por conocimiento sino también para


ponerlo en práctica y evitar comportamientos indeseables.

El auditor deberá ser integro al desarrollar su actividad profesional con rectitud


lo que lo obliga hacer honesto y sincero.
Bibliografía

Código de Ética para Profesionales de la Contabilidad, emitido por International


Federation of Accountants