Está en la página 1de 2

Expediente: N° 2015-500-FA

Secretario: Maritza Salas R.


Escrito : Nº 01
Interpongo Recurso de Apelación

SEÑOR JUEZ DEL JUZGADO DE PAZ LETRADO DE AYNA:


DINA GAVILAN MAYHUA, en el proceso seguido contra Rodrigo
Ayala Meneses, sobre Prestación de Alimentos, a usted
respetuosamente digo:
Que, en forma oportuna y de conformidad a lo dispuesto por el
artículo 178º del Código de los Niños y los Adolescentes, interpongo RECURSO DE APELACIÓN contra la
sentencia de fecha 09 de diciembre del 2015, que declara FUNDADA en parte la demanda y ordena que
el demandado acuda con una pensión alimenticia de CUATROCIENTOS NUEVOS SOLES a favor de sus
menores hijos, a fin de que REFORMÁNDOLA en el extremo del monto de la pensión de alimentos, fije en
la suma de S/. 1,500.00 nuevos soles mensuales solicitado en la demanda, en mérito a los siguientes
fundamentos:

I. EL AGRAVIO QUE ME CAUSA:


Que, el monto de S/. 400.00 nuevos soles fijado en la sentencia como pensión de alimentos para mis
menores hijos MAILY MAYUMI y JHON RUECHMAN AYALA GAVILAN de DOCE y NUEVE años de edad
respectivamente, les causa agravio, en vista de que con dicha suma no podrán solventar sus necesidades
básicas, por resultar un importe “precario” para poder pagar sus alimentos, sin incluir otras necesidades
como medicinas, útiles escolares, vestido, etc., tal como está establecido en el artículo 92º del Código de
los Niños y Adolescentes.

II. FUNDAMENTOS DEL AGRAVIO:


1º. Que, la recurrente he solicitado tutela judicial efectiva al órgano jurisdiccional a fin de que el
demandado me acuda con una pensión alimenticia de S/. 1,500.00 nuevos soles mensuales, a favor
de DOS HIJOS de 12 y 09 años de edad respectivamente.
2º. Que, el fundamento de la sentencia es que el demandado tiene una “condición precaria” y que su
ingreso mensual es de S/. 700.00 nuevos soles, por lo que debe acudir con una pensión de
S/.400.00 nuevos soles, es decir la cantidad de S/.200.00 nuevos soles para cada uno de sus hijos.
3º. Que, con dicho argumento se ha dado como cierto “un dicho” del demandado, y no ha
considerado la “real” situación de dos menores de edad, de 12 y 09 años de edad, los cuales no
podrán subsistir con los S/. 200.00 nuevos soles que le ha asignado a cada uno de ellos.
4º. Que, si bien es cierto que los medios probatorios tienen por finalidad acreditar los hechos
expuestos por las partes en sus pretensiones, creando convicción en el Juez y fundamentar sus
decisiones, también, es cierto que el Juez debe valorar dichos medios probatorios con un criterio y
una apreciación razonada, y dicho razonamiento debe efectuarse, no sólo por las pruebas
aportadas, sino debe efectuarse considerando “la realidad donde se desenvuelven las personas”.
5º. De acuerdo a éste criterio, no se ha tomado en cuenta que “cualquier” persona iletrada, sin
capacitación, sin “oficio ni beneficio”, obtiene en el Valle del Río Apurímac, Ene y Mantaro
(VRAEM) ingresos superiores a los S/. 1,200.00 nuevos soles.
6º. Entonces, no es cierto que el padre de mis hijos, sea una persona en condiciones “precarias” y que
su ingreso mensual sea de S/. 700.00 nuevos soles, situación que considero un “criterio
equivocado” en la sentencia, dado que no se correlaciona con la realidad de la zona.
7º. Asimismo, no se ha tomado en cuenta principios y “máximas” reconocidos internacionalmente por
el Derecho Humanitario y que tienden a proteger a los niños de las posibles conculcaciones a sus
Derechos, como es el “principio superior del niño”, según la cual, en toda medida que adopte los
poderes del Estado, incluido el Poder Judicial, debe primar el “respeto” a sus derechos, lo cual
incluye, el derecho a su alimentación, elemento primordial para su desarrollo integral, tal como
está reconocido en el artículo 4º de la Constitución Política del Perú. Entonces, de acuerdo a lo
resuelto en la sentencia ¿qué respeto se puede considerar a los niños si se ha fijado una pensión
alimenticia irrisoria, con el cual no podrán sobrevivir?.
8º. Del mismo modo, no se ha tomado en cuenta que “la ley no puede amparar el ejercicio ni la
omisión abusivos del derecho”, principio que no debe quedar soslayado, ya que, si por un lado se
exige la probanza de hechos, no puede permitirse que la parte demandada “sorprenda” al Órgano
Jurisdiccional, mintiendo que es una “persona pobre”, con el único fin de sustraerse de sus
obligaciones con sus menores hijos, por lo que no debe dejarse que el Poder Judicial ampare actos
abusivos en contra de los derechos de los niños y adolescentes.
9º. De acuerdo a ello, se debe tener presente, que se ha solicitado una pensión alimenticia para dos
menores de edad de 12 y 09 años de edad, cuyas necesidades no corresponden a un recién nacido,
sino a personas que pueden ser comparadas como adultos, ya que comen como adulto, necesitan
vestido, medicamento, útiles escolares, uniformes y otros, los cuales no podrán ser solventados
con S/. 200.00 nuevos soles cada uno, puesto que dicho monto ni siquiera cubre los gastos de
comida, en vista de que un menú diario asciende a S/. 15.00 y en forma mensual llega a S/. 450.00
para cada uno; sin embargo se pretende que con la suma asignada sólo coman la mitad de lo que
le debería corresponder en forma diaria.
10º. Que, los considerandos tercero, quinto y sexto de la sentencia me causa agravio por cuanto
precisan que el demandado ha acreditado su condición de pobre, lo cual no es cierto, no
habiéndose valorado debidamente las necesidades de los menores ni se ha apreciado
debidamente todos los medios probatorios en forma conjunta y en forma racional, así como la
edad de mis menores hijos; en cambio, al demandado se le ha dado por cierto todas sus
afirmaciones, de tal forma que se está permitiendo un uso abusivo del Derecho.
Por Tanto:
A usted señor Juez, que se provea conforme a ley.
San Francisco 18 de diciembre del 2015