Está en la página 1de 45

Introducción

Los orígenes y las bases de la teoría social moderna: 1750-1920

La teoría social moderna surgió durante el período de la "gran


transformación", término utilizado por Karl Polanyi para describir el
amplio cambio social que se produjo en Europa entre 1750 y 1920.'
En términos prácticos, es posible bosquejar algunos de los pasos que
condujeron a esta evolución si se presta atención a los centros geográfi-
cos de la sociedad europea: Francia, Alemania e Inglaterra. En sentido
general, la historia comienza en Francia en la década de los años ochen-
ta dei siglo XVI cuando Francia se acercaba a su revolución. La Revolu-
ción francesa de 1789 fue uno de los hechos más decisivos que conduje-
ron al desarrollo de una teoría de la sociedad oficialmente separada de
la filosofía. Cuando culminó la revolución, ésta había asestado tres gol-
pes diferentes: la sociedad, la historia y la política.
En primer lugar, al afirmar la existencia real de las libertades y dere-
chos individuales, la revolución sacudió los ftmdamentos políticos y
sociales de los individuos.
Segundo, las consecuencias políticas y económicas de la revolución
estremecieron las bases de la sociedad feudal en su existencia económi-
ca y social.
Tercero, los cambios polfticos y sociales de la revolución sacudieron

el marco de la filosofía en cuanto a su visión interior y existencia intros-


pectiva.

1. Karl Polanyi, The Great Transformation: The Political and Economic Origins of our Time, Bostoit
PDF compression, OCR,
Beacon Press, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
1944.
22 Marx, Durkheim, Weber

Estos ataques a la sociedad, historia, filosofía y política sentaron las


bases para el desarrollo de una teoría social autónoma al crear una divi-
Sión en la filosofía en dos líneas de desarrollo distintas. Por una parte,
necesitaba una ruptura con la tendencia filosófica de mirar al interior a
favor de un encuentro directo con la realidad y la historia. Como Herbert
Marcuse señala, esto acercó la filosofia a la esfera de la historia.2 Por otra
parte, todos los conceptos filosóficos abstractos comenzaron a redefinir-
se en su contenido histórico y social. En 1800, los conceptos históricos y
sociales habían sido llevados en mayor medida a la esfera de la filosofía
y esto se debió, en esencia, a que se basan en el tema de la sociedad y la
historia. Lo anterior tuvo un profundo efecto en el desarrollo de la teo-
ría social ya que todas las teorías económicas y políticas que habían esta-
do confinadas a la mentalidad filosófica desde Platón y Aristóteles, se
habían manifestado externamente en el mundo social e histórico como
consecuencia de la revolución en Francia.
En 1810, el impacto dei desarrollo histórico sobre la filosofía se
materializó dei todo en la obra de Georg Hegel. Fue Hegel quien, en
1806, respondió a los sucesos de la Revolución francesa en sus escritos y,
a pesar de su lenguaje filosófico, sus obras fueron extremadamente inno-
vadoras en su enfoque sobre la sociedad y la historia. La respuesta de
Hegel ante la revolución no sólo cambió la filosofía y la historia sino
también condujo al desarrollo de una teoría social autónoma distinta de
la filosofía. Hegel logró esto en varios sentidos.
En primer lugar, estimó que la Revolución francesa cambió funda-
mentalmente las ideas preestablecidas de la realidad y la historia. Con
anterioridad, la historia había sido vista como inmutable en su existen-
cia política y social. La rápida decadencia de la sociedad francesa des-
pués de la revolución llevó a Hegel a señalar que una forma de existen-
cia política y social sustituía a otra y esto le llevó a ver que la propia
sociedad cambia de una forma a otra. Lo anterior dejaba claro que la eco-
fornía y la política estaban obviamente vinculadas a la sociedad y la his-
toria, algo que no se había planteado de manera tan precisa con anterio-
ridad. Por tanto, fue Hegel el primero en comprender que el cambio
histórico adoptaba una forma social y que esto se manifestaba en térmi-
nos de un conjunto de distintas etapas de desarrollo desde las socieda-
des antigua, feudal e industrial.
2. Herbert Marcuse, Reason and Rzc1uticn, New Yorlcz Humanities Press, 1954, p. 253.
3_ En este sentido, Hegel fue el primero i identificar un o1eto de estudio sodal diferente al de la
historia y la filosofía. Ver The Philosophy ofHisforw, New York Dover, [1830] 1956, capítulos 1-5.
4. Hasta ese momento, el concepto de sodedad" no existía en el conocimiento clásico. Durkheim
10 confirma en su conferencia inaugural de 1888 cuando seftala que, aunque en
el mundo antiguo no

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción
23

En segundo lugar, al trazar una línea directa de desarrollo


politico
desde la esclavitud hasta el Estado moderno, Hegel fue capaz de
conver-
tir las funciones politicas en el centro dei desarrollo social
e histórico.
Este paso dejó claro que la filosofía sólo podía entender la historia si
adoptaba conceptos sociales y que la historia, de hecho, poseía una flaW-
raleza social.
En tercer lugar, la filosofía de Hegel fue progresista en su
enfoque
sobre la libertad individual y la autorrealización. Al hacer al
individuo
parte dei desarrollo histórico, Hegel fue uno de los primeros en conver-
tir la experiencia individual en el objeto de estudio dei análisis
histórico
y social, un paso que se desarrolló, en mayor medida, en los textos de
Marx.
En cuarto lugar, como Hegel creía que la historia estaba marcada
por
distintas etapas de desarrollo, fue el primero en conceptualizar las dife-
rentes etapas de la sociedad como distintas formas sociales que seguían
un patTon de desarrollo histórico y social. Además, según Hegel, todas
estas formas sociales representaban verdaderas formas dei ser el
y pen-
sarniento que podían ser estudiadas por separado al observar las carac-
terísticas políticas y sociales de una sociedad determinada.6
Para 1844-45, muchos de los avances de la filosofía de Hegel comen-
zaron a consolidarse en los textos de Marx y Engels y, como resultado,
los conceptos filosóficos e históricos cambiaron una vez más.
Con Marx
y Engels, los elementos críticos de la filosofía de Hegel comenzaron a
transformarse en teoría social. Donde Hegel había empleado conceptos
filosóficos, Marx usó conceptos económicos y sociales para explicar el
desarrollo histórico. De la misma forma que la Revolución francesa con-
formó la perspectiva histórica de Hegel, los cambios económicos e
industriales en Inglaterra conformaron ei pensamiento de Marx
y
Engels. De igual modo que Hegel integró la sociedad y la historia a la
filosofía, Marx lo hizo con la filosofía en la historia y lia economía esto
y
llevó al uso de conceptos económicos diferentes para comprender
la
sociedad y la existencia social. Este cambio de la filosofía a la economía
necesitaba la segunda transición crítica de los conceptos filosóficos a la
esfera de la economía política y al estudio dei capitalismo industrial.
estaba ausente el debate sobre la "sociedad", '1a mayor parte de las obras de
la filosofía antigua esta-
ban dominadas por ideas que impedían la formación de dertcias sociales".
Ver E. Durkheim, "Inaugu-
rai Lecture at Bordeaux" (1887-8) Sociological Inquiry, 44, 1974,
189-204.
5. J. N. Findlay, Hegel: A Re-Examination, London:
George Allen & Unwin, 1968.
6 Para un estudio de los pasos que siguió Hegel
.
para conceptualizar la sociedad más allá de los
pensadores de la flustración ver The Philosophy of History, New York: Dover, [1830]
1956.
7. Marcuse, Reason and Revolution, pp. 251-257.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
24 Marx, Durkheim, Weber

Al mismo tiempo, en Europa e Inglaterra tuvieron lugar cambios


sociales a gran escala, y se produjeron en diversos frentes.
En primer lugar, en 1830 el capitalismo industrial había sustituido a
las antiguas economías feudales dei período precedente y Adam Smith
había sentado las bases para el primer estudio sobre el capitalismo, lo
que lo convierte en el fundador de la economía política moderna.
En segundo lugar, los descubrimientos mecánicos necesarios para la
producción industrial convirtieron a Inglaterra en el "taller dei mundo"
y, por consiguiente, en un centro industrial. Esto comenzó a disolver la
vieja economía agraria rural y provocó un rápido desarrollo en el comer-
do, la ciencia y la industria. Como resultado, las tierras agrícolas comen-
zaron a utilizarse con propósitos comerciales y los propietarios de tierras
comenzaron a despedir a los cultivadores arrendados de sus propiedades
agrícolas, lo que dejaba a estos sin medios de sustento económico. Esto no
sólo desató un período donde la propiedad de tierras comenzó a privati-
zarse, sino que también comenzó un amplio traslado de la población
campesina de las zonas rurales a los centros industriales, donde se con-
virheron en una dase empobrecida y en un problema demográfico.
En tercero lugar, los cambios económicos que ocurrían en las tierras
y en la mano de obra, precisaban el surgimiento de una nueva clase tra-
bajadora de obreros asalariados que fueron separados a la fuerza de la
tierra como un medio primario de supervivencia económica.8 En esta
etapa, la migración de los conceptos filosóficos a la teoría social y la his-
toña era algo común y estaba más incorporada al pensamiento social, y
cuando Marx publicó El capital en 1867, los conceptos históricos y socia-
les ya estaban incorporados dei todo en el pensamiento social y comen-
zaban a formar las primeras teorías sobre lia sociedad.
En Francia, hubo una evolución similar. Para entonces, el pensa-
miento social francés contaba con pensadores como Saint-Simon (1760-
1825), Auguste Comte (1798-1857) y Emile Durkheim (1858-1917) quie-
nes lidiaron con los temas de la revolución, ei progreso social y el cambio
industrial. Comte y Durkheim, por su parte, fundaron una escuela de
teoría social que se constituyó en gran medida por temas sobre la cien-
cia, por una respuesta conservadora a la Revolución francesa y por un
rechazo a la filosofia como base de la investigación social.
Alrededor de 1830, se dio un importante paso con la aparición de
Filosofia positiva de Comte.9 Por su parte, Comte había descrito la época

s. Para un recuento de este perfodo ver Maurice Dobb, Studies in the Development of Capitalism,
New York Basic Books, 1947.

9. Auguste Comte, Cours de Philosophic Positir,e, Paris: Bacheliet 1830-1842.

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
25

- fu1amenta1mente en términos del desarrollo dei método científico que


ipía extender al estudio de la sociedad.10 En Francia, esto dio lugar a
: 11:LJríodo de reacción contra la filosofía especulativa que cuirninó en la
de Durkheim, quien quería fundar una teoría científica de la socie-
E
Con la publicación de trabajos como La división dei trabajo en 1893
-

.
-. en 1897, Durkheim comenzó a diferenciarse de la teoría social dey
Comte, sobre todo por concebir la sociedad como una estructura de ele-
. iirnLos sociales que existen fuera dei individuo. Esto llevó a Durkheim
.cnIrar su atención en el estudio de lo que él llamaba "las dos grandes
intes de la vida social" que él consideraba formaban "dos tipos dis-
.
de estructura".11 Esto convirtió a Durkheim en el primero en iden-
la "estmctura" como el único objeto de estudio de la teoría social,
! isu1tado los conceptos estructurales comenzaron a incorporar-
e de manera más formal al estudio de la sociedad.
.

Alrededor de 1905, con la publicación de obras como La ideología ale-


y El capital de Marx, La división dei trabajo y Suicidio de Emile Dur-
y La ética protestante y el espíritu dei capitalismo de Max Weber, se
.
irn un cuerpo de conocimiento y surgió una perspectiva común que
: a definir el pensamiento social aparte dei pensamiento históri-
I
oe que condujo a una perspectiva que hacía referenda a una teoría
1gnturat
Basada en las obras de Marx, Durkheim y Weber, la teoría esiructu-
el nombre utilizado para describir un conjunto afín de perspecti-
.ì el pensamiento social que utilizan técnicas específicas
de interpre-
para estudiar la historia, la naturaleza humana y la sociedad y, en
obtiene su nombre de la tendencia a conceptua]izar la sociedad
cno una estructura de campos sociales que existen fuera dei individuo.
La id central es que estas estructuras ante todo constituyen
esferas
cìa1es diversas, que incluyen la economía, la estructura politica, el sis-
familiai y el terreno legal y la religión. Estas esferas sociales fueron
para estructurar la actividad social, imponer límites externos a
acciones y coaccionar a los individuos a actuar en formas que a
irnudo anulan sus consideraciones personales y su voluntad personal.
ILa tei1encia a concebir la sociedad como una estructura de esferas
IO D.. G. Chariton,, Positive Thought in France, London: Verso, 1979; W. M. Simon,
European Positi-
* Nineteenth Century, New Yoric Cornell, 1963.
IL I Durkheim, The Division of Labor in Society, p. 229. Algunos estudiosos consideran que
L.... Dur-
la sociedad como un todo orgánico unificado cuyas partes funcionan
en interrelación
Sii embargo, en la época en que Durkheim escribió La división dei trabajo, habla roto con
esspués de criticar la argumentación de Spencer de que la diferenciación social estaba
esta
reJa-
k rasgos orgánicos de la sociedad.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
26 Marx, Durkheim, Weber

sociales existentes fuera dei individuo y con el poder para estructurar


intercambios sociales, condujo a una tercera transición en el desarrollo
dei pensamiento social que cambió los conceptos una vez más. La afir-
mación de Durkheim de que el pensamiento social era separable de la
filosofía, y que la estructura de la sociedad era separable de la estructu-
ra de la historia, significaba que todo el lenguaje filosófico y crítico de
Hegel y Marx tenía que ser convertido en conceptos investigativos en
y
u_n lenguáje investigativo para identificar los elementos
de la estructura
que fueron ideados como existentes fuera dei individuo.
Por consiguiente, fue Durkheim quien descubrió un objeto de estu-
dio diferente que no le debía nada a las disciplinas ya constituidas de la
filosofía, la psicología o la historia. Durkheim, de hecho, fue el primero
en identificar la estructura externa de la sociedad al esbozar un sistema
de deberes y obligaciones que existían fuera dei individuo que consti-
tula un objeto de estudio nuevo "al que debía aplicáxsele el término
soCja"12 El lenguaje estructuralista de Durkheim
afirmó por primera
vez la existencia de una esfera de actividad social que existía más allá del
individuo, y esto llevó a un estudIo más sistemático de la estructura de
la sociedad como un campo de investigación. En consecuencia, la obser-
vaaón, la descripción y la clasificación sustituyeron la búsqueda de
leyes históricas y los temas subyacentes en el desarrollo económico que
habían sido establecidos por Marx.
En Alemania, la obra de Max Weber (1864-1920) representó un cuar-
to salto en dirección a la teoría social moderna. Aunque nació en 1864,
Weber no escribió su primer trabajo teórico hasta 1903 cuando publicó su
primera teoria formal dei capitalismo. En esta época, la teoría general
sobre la organización económica de Weber había establecido el estudio
del capitalismo como un objetivo central de la teoría social moderna.13 A
diferencia de Marx, que se concentró en los cambios económicos de prin-
cipios del siglo XIX, la obra teórica de Weber en gran medida fue una res-
puesta a los temas de la sociedad moderna dei momento que se centró
en la direcdón dei cambio histórico y los procesos de civilización que
tenían lugar en Occidente. Después, esto condujo a una serie de extensas
obras históricas sobre las economías de la antigüedad, el feudalismo, la
burocracia, la organización doméstica, la formación de la ley racional y
la historia de las religiones mundiales.

12.Durkheim, The Rules of Sociological Method, pp. 1-2.


13. Weberpropuso dos teorías del capitalismo. La primera fue The Protestant Ethic and Spirit
of
Capitalism, New York: Scribnet 1958; Ia segunda fue su General Economic
History, New York Collier,
1%1.

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
introducción 27

Al observar la sociedad desde la perspectiva de lo que se llamó las


esferas sociales superpuestas de la religión, la economfa, la
política y el
derecho, Weber estuvo entre los primeros en asegurar que una teoría de la
sociedad sólo podía concebirse por medio de la observación de las
influencias casuales de varias esferas sociales, que concibió como diferen-
tes "departamentos de la vida". Más que restringir su análisis a la esfera
económica, como hizo Marx, Weber se enfocó en la influencia de la esfera
religiosa sobre las esferas económica y política. De hecho, Weber convier-
te el concepto de "esfera social" en una herramienta metodológica, que
utilizó para estudiar las influencias Ilegales y políticas que conducen a la
formación de las clases sociales modernas y las influencias específicas de
la esfera religiosa en el desarrollo dei capitalismo y la formación de la eco-
fornía moderna. Esto hizo a Weber uno de los primeros en desafiar la teo-
ría del capitalismo de Marx y cuestionar su afirmación sobre el papel que
desempeñaron las fuerzas económicas en el desarrollo social e histórico.14
La visión fundamental de Weber con relación a que la sociedad no
puede comprenderse sin prestar atención al papel desempeñado por las
esferas sociales e institucionales superpuestas no puede sobrestimarse.
Él consideró que las esferas política, económica, religiosa legal de la
y
sociedad definían la naturaleza de la vida social en los cambios que ocu-
rrieron después dei período descrito por Marx en el siglo XIX. Esto le
llevó a prestar atención a las condiciones subyacentes que condujeron a
la formación dei hogar moderno cuando se separó de la esfera dei traba-
jo, y a examinar los cambios que tienen lugar en el sistema de clases
moderno, la formación de grupos de estatus, la función dei estatuto legal
y la formación en general de las economías modernas.15 Con posteriori-
dad, la comparación de Weber de las economías modernas con las anti-
guas y las economías feudales le llevaron a identificar patrones de desa-
rrollo tan diversos como la actividad social resultante de la adopción de
la ley romana en Occidente, hasta la utilización técnica dei conocimien-
to científico con propósitos dei dominio racionál sobre la realidad.
Además de esto estaban las innovaciones metodológicas de Weber y el
papel que estas jugaron en el desarrollo de las ciencias sociales. A diferencia
de Marx o Durkheim, Weber desafió la validez de la adopción de un punto
de vista cientffico simple de la sociedad que se basó en los métodos de las
14. El análisis de Weber sobre la religión y sus efectos en la formación de urta
ética económica puede
afrastarse con la teoría de Marx acerca de la sociedad çomo una sucesión de épocas económicas. La opo-
ión de Weber a la teorfa de Marx sobre la historia puede encontrarse en los tres primeros capítulos
de
L thca donde esboza los efectos de una ética religiosa sobre una ética económica.
protestante,

análisis de Weber sobre estos temas es evidente en sus escritos sobre la organización eco-
15. El
nica
PDF compression, dondeweb
OCR, describe la evolucián
optimization de la a
using economía
watermarked
modernaevaluation copy of CVISION PDFCompressor
después de Marx.
28 Marx, Durkheim, Weber

ciencias naturales. Fue en este momento cuando Weber propuso una teoría
general de la acción socia1, que delineO en una obra titulada Economía ocie-
y
dad, y fue éste el que estableció su diferencia con
Durkheim. Mientras que
Durkheim se concentró de manera explícita en intentar encontrar un méto-
do de investigación que rompía con la filosofía especulativa mediante la
adopción dei positivismo científico, Weber cuestionó la necesidad de la
adopción de los métodos de las ciendas naturales en el contexto de las cien-
cias sociales. En sus ensayos metodológicos, Weber trazó lo que creyó era la
distinción necesaria entre el objeto de las ciencias sociales y el objeto de las
ciencias naturales, y esto le llevó a centrarse en los "actos sociales" humanos
que consideraba diferentes en esencia a los "actos" físicos en la naturaleza.
Esto llevó a Weber a creer que la "evaluación" y el "juicio" subyacen en los
actos humanos y a indagar en la dimensión de los "estados interiores"
humanos al plantear una teoría de la acción sodal interpretativa.
En la medida en que la teoría de la acción social de Weber atrajo la
atención de Durkheim sobre los hechos sociales externos y los cuestionó,
los conceptos cambiaron una vez más. El énfasis de Weber sobre el papel
jugado por el "juicio" y la "evaluación" en la acción social humana cam-
bió el enfoque investigativo de las leyes sociales externas y los "estados
exteriores" descritos por Durkheim, a los "estados interiores" de los pro-
tagonistas y la necesidad de integrar los estados interiores humanos a la
teoría de la sociedad.

Definición de la teoría social moderna

El término teoría social moderna surgió en el marco dei


pensamien-
to social europeo a comienzos dei siglo XIX y comenzó a tomar forma
de
un modo más definido con la transición a los tiempos modernos, el cre-
cimiento de las economías industrializadas, los sistemas políticos
modernos y el desarrollo de un pensamiento social apropiado.16
Por tanto, la teoría social moderna se formó como una disciplina al
abordar el estudio de los cambios que tienen lugar en la estructura de las
instituciones sociales durante la transición de la sociedad feudal a la
industrial.17 Como respuesta formal a los cambios dei
modernismo, los
16. Fueron estos temas los que crearon un objeto diferente para
la teorfa social e identificaron un
dominio cuyo terreno de actividad era distinto al objeto "histórico".
17. Para 1890, eI estudio del tránsito de la sociedad feudal a la
sociedad industrial apareció en dos
obras sociológicas: el estudio de Marx sobre el tránsito de la sociedad feudal
a la industrial en La ideo-
logia alemana, y en el análisís de Weber de
las diferentes formas de dominación política en Economia y
sociedad.

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción
29

escritos de Marx, Durkheim y Weber condujeron al desarrollo de pers-


pectivas explicativas a gran escala sobre la sociedad y la historia, y a la
formación de teorías sobre la sociedad y su estructura objetiva.
De esta manera, la teoría social surgió sobre la base de tres amplias
áreas de investigación. En primer lugar estaba el enfoque sobre la descrip-
ción de las sociedades dei pasado y el presente, y su desarrollo históri-
co. En sí, este adoptó la forma de una comparación histórica entre los
diferentes tipos de sociedades, incluidas las formas de autoridad poiíti-
ca, los medios de producción económica, el desarrollo de las reglas lega-
les, las formas de las creencias religiosas, el papel desempeñado por las
instituciones sociales a gran escala, el crecimiento dei individualismo y
el desarrollo dei capitalismo moderno. Este enfoque adoptó la forma de
la acumulación factual dei conocimiento de diferentes sociedades y se
esforzó en comprender su organización social, política y económica
mediante una comparación entre el sistema de relaciones sociales, los
patrones de formación históricos, la forma de la estructura de clases y el
modo de organización económico y colectivo.18 Con la atención general
en la estructura, fue posible clasificar diferentes sociedades en cuanto a
sus diferentes características estructurales, así como prestar atención a
las instituciones que fueron dominantes durante un período dado de la
historia. Fue este interés el que condujo a Marx, Durkheim y Weber a 11e-
var a cabo una comparación de las diferentes economías, las distintas
formas de organización doméstica, las diferentes formas de administra-
ción, las diversas manifestaciones de la estructura de clases, las distintas
doctrinas religiosas y las diferencias que existían entre las características
dei suicidio en las diversas sociedades.
Una segunda amplia área de investigación en formación dentro de la
teoría social se relaciona con la manera de mirar a la sociedad y la histo-
ria. Este enfoque se relaciona, en primer lugar, con el esquema de la teo-
ría social y su base en la historia dei pensamiento social. Fue este mismo
enfoque posterior el que estableció la conexión formal entre Ita teoría y la
sociedad y, para todos los fines prácticos, se basó en tres concepciones
sobre la sociedad. En primer lugar, estaba la creencia de que la base dei
mundo objetivo de la experiencia cotidiana constituye un sistema de
valores, patrones, éticas y políticas que se deriva de las sociedades dei
pasado y que actúa como condiciones de acción común en el presente.
Estos valores políticos y sociales, por así decirlo, constituyen la base de
18. La ideología alemana de Marx y La división del trabajo de Durkheim
estaban entre las primeras
obras dei siglo XIX en formar cuerpos de conocimiento sobre la organización de economías diferentes,
los distintos sistemas de relaciones sociales y las disímiles características estructurales de la sociedad.

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
30
Marx, Durkheim, Weber

la sociedad y actúan como


condiciones comunes de la acción social
humana. En segundo, estaba la creencia
de que, como los valores y
patrones a menudo se manifiestan en un
sistema de política y ética, la
suposición formal era que ellas podían
emplearse para describir socieda-
des pasadas y presentes, y buscar
los patrones de desarrollo subyacen-
tes y los efectos de este desarrollo
sobre los grupos sociales. En tercero,
estaba la perspectiva que planteaba que,
como toda experiencia humana
se relacionaba de alguna manera
con el mundo social, una teoría de
sociedad no podía estar divorciada de una la
teoría de la política, la econo-
mía, la ética y la religión. Bajo estas
circunstancias, estos "hechos socia-
les" formaban una clase de
fenómenos que eran diferentes de los
"hechos físicos" y debían estudiarse en sí
de conocimiento separado dei mismos, formando un cuerpo
conocimiento dei mundo físico o natural.
En este punto, el propósito central
de la teoría social era separar los
"hechos sociales" de los "hechos físicos",
y crear una teoría sobre cómo
estos hechos sociales se articulan en
patrones de acción social y en la
estructura general de la sociedad.
Una tercera amplia área de
investigación que se gestaba dentro de la
teoría social se relaciona con la
descripción de la manera en que los valo-
res y patrones que han existido
en el pasado histórico y social
actuar sobre nosotros en el presente.19 llegan a
Es decir, hasta el punto en que
prácticas sociales, deberes, obligaciones, las
y el sistema de las relaciones
sociales implica una existencia exterior
a nosotros en la forma de una
estructura social, uno de los intereses que
Marx, Durkheim y Weber
tuvieron, era mostrar cómo la red de estas
les se convierten en patrones de prácticas y obligaciones socia-
acción y sociedades totales que a
do llegan a dominar nuestras menu-
propias elecciones personales y criterios
privados.
Esto nos lleva directamente a la
cuestión dei objeto de la teoría
social. En sentido general, ei objeto de
la teoría social abarca tres dimen-
siones amplias dei cambio social el
y desarrollo: primero están los cam-
bios políticos provocados por la
Revolución francesa y el cambio que
tuvo lugar en la dinámica feudal; en
segundo lugar, están los
nómicos que conducen al crecimiento cambios eco-
de las economías industriales
modernas y al surgimiento dei capitalismo
en Inglaterra; en tercer lugar,
está el desarrollo de la
industrialización y el individualismo.

19. Sheldon Wohn, Politics and


Vision: Continuity and Innovation in Western
ton: Little &own, 1960. Political Thought, Bos-

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 31

EI obleto de la teoría social

i. El cambio político, la dinámica feudal y la Revolución en Francia

Los sucesos que condujeron a la Revolución francesa comenzaron a


conformarse en la década de los ochenta dei siglo XVIII y tuvieron una
violenta culminación en julio y agosto de 1789. Para 1791, toda una
forma de vida política y económica había sido sustituida por nuevas
condiciones sociales y políticas. Para comprender estos acontecimientos,
será necesario observar con mayor atención los cambios sociales y polí-
ticos que tuvieron lugar en Francia en el contexto de la dinámica feudal
en la última mitad dei siglo XVIII.
En este siglo, Francia era en gran medida una sociedad feudal. Las
sociedades feudales se originaron en el campo con la agricultura seden-
tana y la posesión de tierras, y fue esta estructura en conjunto lo que
confirió su inconfundible sello a las sociedades feudales a diferencia de
las sociedades de la antigüedad. Para comprender por qué la dinámica
feudal fue tan importante para comprender los cambios políticos y socia-
les que tuvieron lugar en la época, será importante esbozar la estructura
de la sociedad feudal de manera más general.
La historia de las sociedades feudales comenzó en el campo con la
agricultura y la tenencia de tierras, y la ausencia de pueblos y ciudades.
El feudalismo y las economías feudales pueden definirse como un siste-
ma de propiedad sobre la tierra que era completamente rural y, en lo fun-
damental, tenía dos características estructurales claves: una economía
agrícola, adecuada a la producción de un suministro de alimentos, y un
sistema de relaciones sociales centrado en las distinciones de clases entre
el señor feudal y el siervo agricultor. Desde el punto de vista histórico, las
sociedades feudales han aparecido en diversas formas con diferentes
patrones de desarrollo social e histórico y se encuentran en Asia e India,
y en otras regiones dei Oriente. De hecho, las principales características
de las sociedades feudales -economías agrícolas, clases rígidas o estruc-
tara de castas y relaciones de subordinación centradas en el señor feudal
y el campesino agricultor- han aparecido bajo variadas formas a lo largo
de la historia.20 En Inglaterra y Francia, el modo de vida feudal comenzó
durante el siglo IX e incluyó un modo general de vida económica y poll-
tica a finales del siglo X. La economía feudal era completamente rural, la
20. Sobre la historia de las economías agrícolas de la India ver Irfart Habib, "Economic History of
the Delhi Sultanate: An Essay in Interpretation", Indian Historical Reuiew, 4, 2, 1978, 287-303; y R. S. Shar-
ma, Indian
PDF compression, OCR,Feudalism:
web optimization using aUniversity
c 300-1200, Calcutta: of Calcutta,
watermarked 1965. copy of CVISION PDFCompressor
evaluation
32
Marx, Durkheim, Weber

tierra era utilizada mnicamente con


fines agrícolas, y existía una
ta ausencia de pueblos y vida compie-
urbana.21 Basada
tribución de grandes parcelas de principalmente en la dis-
tierra a una aristocracia política,
Estados feudales estaban formados los
por jurisdicciones políticas y
autónomas, y eran dirigidos por una legales
clase aristocrática que utilizaba
tierra como un recurso de sustento la
económico. La principal actividad dei
Estado feudal, de esta manera,
estaba circunscrita a la producción
cola y, en este sentido, los agrí-
Estados feudales eran política
autónomos, y abarcaban un modo de vida y legalmente
quia, el poblado y varias ramas general, que induía la parro-
de la economía rural.22
En el centro de la sociedad
feudal estaba la producción del
tro alimenticio, una producción suminis-
marcada por un sistema de
sobre la tierra basado en propiedad
relaciones sociales de subordinación
señor feudal y el siervo. Los entre el
siervos ocupaban las posesiones
que consistían en pequeñas agrícolas
parcelas en las que cultivaban la
ducían sus sustentos económicos. tierra y pro-
legal y político del Estado feudal, Mientras el señor feudal era el jefe
un complejo sistema de
derechos tradicionales vinculaban al obligaciones y
campesino al arno.23 Entre estos, se
destacan cinco características sociales
En primer lugar, se distintivas.
encontraban una serie de obligaciones
cas impuestas sobre el siervo económi-
por el arno, y fundamental
ba el sistema obligatorio de entre estas esta-
derechos laborales.24 El derecho al
obligatorio, que era tan importante trabajo
a la ley romana y puede
para la economía feudal, se remonta
definirse como un privilegio legal dei
rio de tierras para obligar o propieta-
decomisar el trabajo de un siervo o un
vo, y para especificar lia escia-
forma y la cantidad de trabajo a
Los derechos al trabajo ser realizado.
obligatorio permitían a los señores
imponer trabajo sin retribución feudales
monetaria a los siervos, ya sea bajo
forma de trabajo en las parcelas la
dei señor feudal o el trabajo
señorial. Como promedio, el trabajo en la casa
en servicios podía ascender
una semana de cuatro. Bajo estas hasta a
ductores directos dei trabajo físico, circunstancias, los siervos eran los pro-
el señor feudal, este último
y mientras los siervos producían para
no producía para el siervo.25
21. Georges Duby, Rural
Economy and Countnj Lfe
of South Carolina Press, in the Medieval West. Columbia, S.C.: University
1%8, pp. 3-11.
22. Perry Anderson, Fasages From
Antiquity to Feudalism.
23. IbId., pp. London: Verso, 1978.
182-1%.
24. Georges Duby, Rural
Economy and Country Lifr, pp. 39-42.
25. Mientras el sistema dei
señor feudal parece estar
des de los poblados de la India, la reproducido en el Oriente en las
formadón dei sistema de comunida-
y sus poderes poiftico y económico, es un subordinación y la clase de intermediarios
tema de debate. Ver Irfan Habib,
'Classifying Pre-Colonial
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 33

En segundo siervos estaban legítimamente subordinados al


iugir, los

arno mediante un sistema de distinciones legales y sociales derivadas de


las divisiones de clases de la sociedad feudal. A pesar de que descansa-
ba formalmente en la coacción física, la subordinación dei siervo estaba
mediada por un complejo sistema de prerrogativas y obligaciones apo-
yado por distinciones políticas, legales y religiosas basadas en la posi-
ción social dei señor feudaL En muchos aspectos, la relación social entre
el arno y el siervo duplicó el mecanismo coercitivo de la esclavitud, aun
cuando el tejido social de la sociedad feudal vinculaba a los individuos
por medio de la obligación y el derecho consuetudinario.26
Una tercera característica de la sociedad feudal era el derecho dei
señor feudal a obtener el control sobre la producción agrícola dei siervo.
En este caso, los señores feudales, podían tomar hasta la mitad de la pro-
ducción dei siervo, que era entregado al arno de manera regular y que
aparecía en la forma de gravámenes impuestos al siervo por el señor feu-
dal.
Una cuartc característica, era el derecho dei señor feudal a imponer
un sistema de exacciones al siervo.27 En muchos casos las exacciones
tomaban la forma de impuestos, tarifas y aranceles sobre la población
campesina. En algunos casos, se manifestaron en la forma de impuestos
al siervo por el uso dei molino, o de instrumentos para desgranar el trigo
y por la utilización de prensas vinculadas a la producción de VjflO.28 En
otros casos un sistema de exacciones, por lo general prestado en la forma
de servicio, existió como renta, tarifas e impuestos que pagaba el siervo
al señor. En otros casos las exacciones tomaron la forma dei derecho del
arno a controlar la producción agrícola dei siervo.29
Una quintcz característica de la sociedad feudal era la tendencia a
desarrollar una jerarquía social fija y im sistema de distinciones sociales
y de clases que eran respaldados por las sanciones legales y religiosas. A
pesar de que existían amplias variaciones dentro de la estructura social
dei feudo y entre el arno y el siervo, las distinciones sociales existentes

India", Journal afPeasunt Studies, 12, 1985, 44-53; Marx, "British Rule In India", en R. Tucker, The Marx-
Engels Reader, Second Ed, pp. 653-58; y H. Fukazawa "A Note on the Corvee System in the Eighteenth
Century Maratha Kingdom", Science cwd Human Progress, Bombay, 1974, pp. 117-30.
26. Alexis De Tocqueville, The Oid Regime und the Frenth Revolution, New York: Anchor Books,
[1856] 1955.
27. Anderson, Pcsrages from Aiitiquiti, to Feudai5?n, p. 193; y Albert Sohoul, The French Revolution
:Ì787-l799, Vol. 1. London: NLB, 1974, pp. 33-67.
28. Esto es analizado por Stephen Marglin, en "What Do Bosses Do? The Origins and Functions
of Hierarchy in Capitalist Production", Review ofRadical Political Economtj, 6, 2, 1974, pp. 33-60.
29. See Duby, Rural Economy and Country Lfe, pp. 56-8.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
34
Marx, Durkheim, Weber

en la estructura de clases de la sociedad feudal definió


no sólo las rela-
ciones de dominio y subordinación entre las clases, sino
también definió
u_n sistema complejo de obligaciones
existentes entre el hogar dei arno y
el dei siervo. Con frecuencia, estas obligaciones
estaban definidas inde-
pendienternente de los deberes específicos dei derecho al trabajo obliga-
tono y eran asignadas a los siervos individuales que eran
responsables
de tareas específicas realizadas en los dominios dei
arno durante ciertas
épocas dei año. Sin embargo, existían otras obligaciones
y restricciones
cuando los siervos realizaban trabajo obligatorio en lugares
remotos por
períodos prolongados de tiempo. Otros deberes eran
impuestos sobre
los siervos que poseían un número fijo de días de
trabajo obligatorio
para el arno durante ciertas estaciones y a quien se le exigía
realizar tra-
bajo obligatorio en las posesiones dei amo.3° Además,
otros siervos esta-
ban obligados a trabajar en pequeñas parcelas y pagar una
renta por
medio de la entrega de su producción agrícola, mientras que
a otro se les
exigía llevar leña y alimentos directamente al feudo.
En los años previos a la Revolución, Francia retuvo
las característi-
cas políticas y económicas de una sociedad feudal:
jerarquía social rígi-
da, desigualdad social y económica, un sistema de
exacciones económi-
cas y trabajo obligatorio sin retribución monetaria.
En 1780, Francia
comenzó a mostrar signos de crisis económica y, en esa época,
a los agri-
cultores arrendatarios les costaba mucho trabajo ganarse la
vida mien-
tras pagaban excesivas tarifas e impuestos. Finalmente,
cultivos pobres,
aumento de precios y mala administración económica condujo
a una cri-
sis, que exigía una reforma económica y política.
Cuando la crisis se pro-
fundizó, la necesidad de una reforma se hizo más urgente
y creció el
antagonismo entre los campesinos y la aristocracia. Para 1787,
miembros
de la clase media comenzaron a formar un comité
revolucionario, que
preparó un grupo de demandas que estaban subordinadas
a la autori-
dad central del Estado francés llamados los Estados
Generales, un cuer-
po politico de trescientos años de antigüedad que
comprendía los tres
órdenes principales de la sociedad: la aristocracia, el clero
y los campe-
sinos.3' Las demandas, o quejas como fueron
denominadas, se convirtie-
ron en el objetivo político central de la reforma y
recibieron una extraor-
dinaria aprobación filosófica con la defensa de los
derechos humanos, la
igualdad y la libertad.

30. IbId., p. 40.


31. Georges Lefebvre, The French Revolution From its Origins to 1793, London: Routledge, 1962.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 35

La caída del ftudalismo y la eliminación de las diferencias sociales

En mayo de 1789, el Comité Revolucionario desafió la autoridad dei


rey y, en respuesta, el rey convocó una reunión de los Estados Generales,
con la esperanza de que la aristocracia y el clero superaran en votos a los
campesinos y evitaran una crisis. Sin embargo, para cuando los Estados
Generales se habían reunido, la lealtad dei clero había cambiado en
apoyo a los campesinos y, poco después, estalló un violento debate sobre
el procedimiento de votación.
El 17 de junio de 1789, el Tercer Estado se separó de los Estados
Generales, con la proclamación de un cuerpo político llamado la Asam-
blea Nacional.32
El 27 de junio, el rey alejado de la confrontación, deja la Asamblea
Nacional como el partido dominante de la reforma social y política.
Entre junio y julio de 1789, los disturbios barrieron Francia y las tropas
aparecieron en París. Para ese entonces, una multitud armada asaltó la
guarnición militar llamada la Bastilla en las afueras de la ciudad en junio
de 1789, la revolución se había vuelto una realidad política.
Poco después de estos acontecimientos, la Asamblea Nacional
redactó la "Declaración de los Derechos dei Hombre", que fue un docu-
mento fundamental en la definición de los derechos humanos y el esta-
blecimiento de las demandas para una reforma. Los derechos políticos y
las libertades proclamadas por la "Declaración" tenían un alcance tan
amplio con relación a la emancipación humana que establedó la norma
para el pensamiento político y social, y crearon el núcleo de la revolu-
ción. La "Declaración" planteaba al principio que todos los seres huma-
nos eran libres de nacimiento e iguales en derechos políticos, sin tener en
cuenta su posición de clase, y esto progreso hasta fijar un sistema de
principios constitucionales basados en la libertad, la seguridad y la resis-
tencia a la opresión. Con autoridad filosófica, la "Declaración" proclamo
que todos los individuos tenían la prerrogativa de ejercer su "derecho
natural" y que la ley en lugar dei monarca era la expresión del interés
común. Esto condujo a la eliminación de todas las distinciones sociales
por una parte, y el derecho a resistir la opresión por la otra.
En agosto, la Asamblea Nacional comenzó a lidiar directamente con
las reformas políticas y legales, primero mediante la eliminación de las
tarifas feudales y los privilegios de trabajo obligatorio, y después con la
abolición de la servidumbre. En segundo lugar, por medio de la imposi-
32. Soboul, The French Revolution 17874799.
PDF compression, OCR, web optimization
33. Lefebvre, usingfrom
The French Revolution a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
its Origins to 1793.

Powered by TCPDF (www.tcpdf.org)


Marx, Durkheim, Weber
36

alte-
ción a la iglesia a que renunciara all diezmo, la Asamblea Nacional
que "todos
ró la autoridad y la posición dei clero. En tercero, al declarar
categorías y
los ciudadanos, sin distinción, pueden ser admitidos en
las dis-
puestos eclesiásticos, civiles y militares", proclamó el fin de todas
tinciones sociales feudales.
A medida que se propagó la crítica a las desigualdades sociales y
a la
políticas por toda la sociedad, se produjo una crítica generalizada
de sub-
desigualdad económica y esto llevó a cuestionar las otras formas
distm-
ordiriación. Con esto vino la idea de que los seres humanos, sin
cion, eran los portadores de los derechos humanos -un
concepto que
Por
tuvo un efecto corrosivo sobre las otras formas de desigualdad-.
de los
último, a partir de las afirmaciones inherentes a la "Declaración
esen-
Derechos", surgió una nueva categoría de individuo social que, en
poi1-
cia, descansaría sobre el concepto de "ciudadano", cuyos derechos
ticos y sociales fueron incorporados a la estructura dei Estado.
Cuando los cambios políticos comenzaron a tomar efecto, se produ-
de
jeron cambios sociales bruscos en la forma de cambio de política y
dos
reorganización política dei modo de vida feudal. Esto trajo consigo
la estruc-
desafíos históricos fundamentales. En primer lugar, transformó
tura de clases existente de la sociedad feudal y condujo a la decadencia
dei privilegio de clase y a un cambio en las relaciones de subordinación
reformas
que existió hasta ese momento. En segundo, puso en práctica
politi-
políticas y legales que provocaron un cambio de una aristocracia
ca basada en la autoridad dei soberano a una república
democrática
basada en los derechos del ciudadano.4

2. Los cambios económicos y ei desarrollo del capitalismo

Otra dimensión dei cambio fue el amplio desarrollo económico de


a
los siglos )(VIll y XIX. Aunque en gran medida limitado a Inglaterra y
la economía rural en las primeras etapas, el cambio económico finalmen-
te se extendió a toda Europa y transformó la estructura económica y
política de la sociedad. Como resultado, se produjo una ruptura
social a
las
gran escala que llevó a una transformación total en el modo en que
personas vivían, en que ganaban su sustento y en cómo trabajaban.
Al principio, los cambios económicos vinieron bajo la forma
de
estarse
amplias transformaciones sociales. Estos comenzaron a manif
34. Para los cambios que tuvieron lugar en el sistema de clases después de la Revolución ver

PDF compression,
PerryOCR, webLineages
Anderson, of the Absolute
optimization usingState, pp. 85-112.
a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 37

como la introducción de una economía industrial, la concentradón de la


vida económica en las ciudades y el crecimiento dei capitalismo indus-
trial. Este fue un período de gran agitación política, económica y social
y, en sentido general, fragmento
la vida social, segmento las institucio-
nes sociales, aceleró las crisis sociales y diferenció a los pueblos y colec-
tividades. Mientras ocurría el cambio a todos los niveles de la sociedad,
el centro de este cambio era el sistema económico, y a la larga condujo a
la transición del feudalismo al capitalismo. Para comprender el impacto
de estos cambios, es importante que observemos más de cerca la estruc-
tura de la economía feudal en Inglaterra en el período anterior al que
estos cambios tuvieron lugar.
Con anterioridad, empleamos el término feudalismo para hacer
referencia a un período de organización feudal y económica definido por
la formación de Estados feudales autosuficientes que eran autónomos
política y económicamente. Los señores feudales obtenían sus poderes
sociales y políticos de los vínculos con una clase aristocrática, cuyos
derechos se centraban en la posesión de la tierra y prerrogativas en las
que los señores feudales tenían poderes sobre los siervos arrendatarios.
Basado en esta posesión de la tierra, el modo de vida feudal implicaba
grandes extensiones de tierra utilizadas sobre todo con propósitos de la
producción agrícola y estas formaban economías independientes, con
distinciones de clase y relaciones de subordinación entre los señores feu-
dales y los siervos basados en gran medida en el derecho obligatorio.
:
En las primeras etapas de la sociedad feudal el modo de vida rural
era universal, existía urta ausencia de poblados y la producción de sumi-
nistros alimenticios dominaba la vida cotidiana.36 Los siervos que culti-
vaban trabajaban en sus propias parcelas agrícolas para satisfacer sus
necesidades económicas y realizaban un trabajo de servicio sin retribu-
ción monetaria en las posesiones dei arno de acuerdo con el derecho obli-
gatorio. A pesar de que los señores feudales poseían jurisdicción sobre la
tierra y se atribuían privilegios, es importante señalar que no poseían la
tierra completamente como propiedad privada. En lugar de la propie-
dad privada existía un elaborado sistema de obligaciones rutinarias que
vinculaba a individuos entre sí y a la tierra.
Dentro dei alcance de estos derechos existían distinciones en los
tipos y usos de la tierra. En primer lugar estaban las tierras dei Estado,

35. Georges Duby, Rural Economy and Country Life, pp. 28-54; Anderson, Pssagesfrom Antiquity to
Feudalism, pp. 16-22.
36. R. H. Hilton, The Oxford: Qarendon. 1975; y
English Peasantry in the Later Middle Ages, The

Transition from Feudalism to Capitalism, London: NLB Humanities Press, 1976, pp. 9-30.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
38
Marx, Durkheim, Weber

que incluían los terrenos agrícolas dei arno.37 En


segundo, estaba la distin-
ción de la tierra cultivable llamada "campos
abiertos", que era directa-
mente utilizada por los siervos con propósitos
agrícolas para obtener su
sustento. En tercero, estaba la distinción de la tierra referida
como "cam-
pos abiertos" que era un término utilizado para
aludir a los terrenos
sobre los que no existía la demanda de arrendamiento,
utilizados por lo
general para apacentar los animales domésticos. A
cambio por el uso de
esta tierra, los siervos estaban obligados a pagar una
"renta en trabajo",
que existía como un derecho dei arno sobre el siervo,
pagable en la forma
de trabajo de servicio en las posesiones dei amo.
Sin embargo, a mediados dei siglo XVI, los
cambios económicos
comenzaron a tener un impacto sobre la economía feudal en
conjunto, y
estas se manifestaron como cuatro amplias
dimensiones dei cambio. Pri-
mero estaba la transformación creada por el
movimiento de cercado y el
desplazamiento demográfico de la población agrícola de
la economía
rural a las economías de industria. En segundo lugar,
estaba el cambio a
las economías urbanas que comenzó a sustituir
las economías feudales
dei campo y a facilitar el desarrollo capitalista. En
tercero, estaba la trans-
formación que siguió a la decadencia dei poder de
los gremios dei
comercio, que hasta esa época habían contenido la
expansión capitalista.
En cuarto, estaba el cambio que ocurrió al nivel del
tratamiento a las "cia-
ses peligrosas" y el problema de la población que
comenzó a generarse
en los centros industriales a medida que las ciudades
se convertían en el
centro de la vida económica y a medida que las
condiciones de trabajo y
la estructura de la jornada laboral comenzó a
fraguarse. Como una com-
prensión completa de la escala de este cambio no es
posible sin un aná-
lisis más profundo, veamos con mayor detalle.

Despoblamiento, el movimiento rural y el desplazamiento


demográfico de la población

Elprimer signo dei cambio industrial se manifestó en


Inglaterra en
forma de cercado de tierras que comenzó a ocurrir
en la economía rural
en una fecha tan temprana como 1560, cuando
los señores feudales
comenzaron a imponer derechos de propiedad privada
sobre la tierra
feudal. En esencia, el movimiento de cercado
puede describirse como im
sistema por medio dei cual los terrenos arrendados la
y agricultura feu-
dal fueron delimitados y se volvieron disponibles
para el uso privado
37. Eric Kerridge, The Agricultural
Revolution, New York: Augustus Kelly, 1968.

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 39

dei propietario.38 Como resultado, las familias campesinas fueron des-


alojadas de sus tierras y expulsadas en muchos casos. Mientras que
muchos de los primeros cercados fueron iniciados por propietarios para
apropiarse de las tierras arrendadas, en las etapas posteriores del cam-
bio fueron utilizadas para abrirle paso al pastoreo de ovejas. No obstan-
te, para 1710 apareció la primera Ley de Cercado que legalizó el cercado
de las tierras arrendadas por Decretos Par1amentarios.9 Con la aproba-
ción parlamentaria, los cercados podían proseguir a una mayor veloci-
dad y con el tiempo se convirtió en un lugar común a mediados de siglo
cuando las transformaciones se aceleraron. Para 1800, 4.000 Decretos
Parlamentarios se habían aprobado y más de seis millones de acres de
tierra habían sido cercados.40
A medida que comenzó a intensificarse la marcha económica, la tasa
de cercado se acelerO hasta el punto que la población de trabajadores
agrícolas desplazada comenzó a aumentar de manera dramática y esto
comenzó a generar un desplazamiento de la población a los centros
industriales. Mientras esto ocurría, fueron designados los comisionados
de los cercados para reportar a los juzgados la clasificación de la canti-
dad de arrendatarios a ser descartados y la cantidad de tierra, combus-
tibie y pasto que debía ser redistribuido. En tanto los comisionados, res-
ponsables, en un principio, dei cercado de las tierras dei Estado como tal,
al final comenzaron a movilizar la fuerza legal necesaria para que los
desalojos y las exclusiones prosiguieran a una escala masiva.41 Como los
decretos establecidos por la ley respaldaban el desalojo por parte de los
propietarios de tierras, los procedimientos legales multiplicaron la cifra
de desalojos locales y a la vez restringieron la utilización de los pastos
para los animales domésticos, prohibieron el uso de tierra cultivable de
la agricultura arrendataria, y desplazaron a los trabajadores agrícolas y
a los aparceros hereditarios.42 En el caso de los cercados en el Tribunal en
38. Ver A. E. Bland, P. A. Brown, y R. J-1.Tawney (eds.), English Economic History: Select Documents,
London: Bell & Sons, 1925; William Lazonick, "Karl Marx and Enclosures in England", Review of Radi-
cal Political Economics, Vol. 6, 2, 1974, 1-32. Kerridge, The Agricultural Revolution, pp. 19-24; Chambers y
Mingay, The Agricultural Retìolution I 750-t8S0.
39. R. H. Tawney, The Agrarian Problem in the Sixteenth Century, p. 62.
40. Lazonick, "Karl Marx and Enclosures in England", p. 10.
41. Las cifras de desalojo de personas y familias se enumeran en The Doomsday ofEnclosures: 1517-
1518, London: Kennikat Press, 1971. Datos de este tipo son útiles para determinar hasta qué punto la
estructura de la sociedad británica fue completamente reestructurada durante este período. Ver también
English Economic History: Selected Documents, A. E. Bland, P. A. Brown, y R. H. Tawney (eds.), London:
Bell and Sons, 1925, p. 525.
42. Los decretos legales alimentaron los desalojos que inundaron la agenda legislativa dei Parla-
mento y consolidaron la ley y las instituciones correccionales. Para una demostración al respecto, ver A.
E. Bland et al., English Economic History: Select Documents, London: G. Beil and Sons, 1925.

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
40 Marx, Durkhem, Weber

Durham, por ejemplo, todas las tierras y terrenos comunes debían ser
"medidos, divididos, delimitados respectivamente y cercados para pro-
vecho dei amo". En esta etapa se produjo una diferenciación más for-
mal de la población sierva restante de los trabajadores agrícolas.
En la práctica, los cercados se convirtieron en un movimiento de
despoblación a escala social alimentado por exclusiones y desalojos
masivos que separaron a los campesinos mediante métodos coercitivos
de sus medios para ganarse el sustento con la eliminación de sus parce-
las agrícolas. En la medida en que los siervos eran obligados a abando-
nar la tierra, los propietarios podían alegar sus derechos de propiedad
privada moderna sobre la tierra de la que con anterioridad sólo poseían
el título feudal. Esto aceleró la transformación de la tierra en un artículo
comercial, en primer lugar, al sujetarla a la compra y la venta, y en
segundo, al extender su capacidad para producir renta en dinero.44
Bajo estas circunstancias, los derechos consuetudinarios y las obli-
gaciones sobre la tierra comenzaron a ser disueltos a la fuerza, y con esto
los lazos que conectaban los campesinos a la tierra a través dei arriendo
y la posesión hereditaria. En cuanto las rentas en dinero sustituyeron las
rentas en trabajo, los campesinos se vieron obligados a centrar su aten-
ción en sus propias posesiones, haciendo de la renta en dinero una con-
dición previa para la supervivencia económica. Quienes no podían
pagar la renta al final se arruinaban o eran desalojados.45 En este punto
llegó a ser posible expresar el valor de la tierra en dinero, y esto condu-
io a la transformación de la tierra en propiedad privada y a la larga en
un artículo comercial. Como la tierra se convirtió en un artículo de corn-
pra y venta, el balance económico entre siervos y propietarios se des-
equilibro y las obligaciones feudales con respecto a la tierra y el susten-
to comenzaron a deteriorarse.
Como la ruptura de tas obligaciones con respecto a la tierra conti-
nuó, comenzó a colocar la población sierva bajo nuevas formas de frag-
mentación y diferenciación social, Esto los colocó a disposición de las
nuevas fuerzas de producción e inició el desplazamiento demográfico
masivo de la población agrícola hacia los centros urbanos, produciendo
una transición más completa a una nueva categoría de trabajo basado en
los salarios. En esta etapa, el flujo de población desde las viejas econo-
43. IbId., pp. 525-6.
44. Ver J. D. Chambers, "Enclosure and the Labor Supply in The Industthl Revolution", Economic
History Review 2nd Series, Vol. V, 1953,
pp. 319-343; Eric Kerridge, "The Movement of Rent, 1540-1640",
Economic History Review 2nd Series, Vol. VI, 1953,
pp. 17-34.
45. Rodney Hilton desarrolla esta linea de razonamiento en su
"Capitalism: What's iii a Name?",
Past and Present, 1, 1952, pp. 32-43.

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 41

mías feudales a las nuevas economías de la industria se convirtió en el


hecho más urgente dei cambio económico, y este comenzó a completar
el proceso de transformación del trabajador agrícola de los siglos ante-
riores en el obrero asalariado de la economía industrial.
Para 1840, la transición a una economía industrial estaba más o
menos completa. El trabajo agrícola fue desalojado de la tierra, las obli-
gaciones feudales con respecto a esta fueron disueltas, los pastos fueron
cercados, y los derechos de propiedad privada moderna fueron impues-
tos.46 Como resultado, los campesinos agricultores fueron alejados de su

papel como productores agrícolas y formaron una clase de trabajadores


desposeídos quienes estaban obligados a buscarse el sustento en los nue-
vos centros industriales.47 En esta etapa, la separación dei trabajador
agrícola de los medios de producción estaba más o menos completa y la
pérdida dei control sobre sus sustentos estaba más o menos formalizada.
Como resultado dei desplazamiento de la población sierva de las
economías rurales se produjeron varias consecuencias. En primer lugar,
las tasas de desalojo y de desplazamiento se volvieron parte de la ant-
mética política de la reestructuración regional de la propiedad y la
población, que se dirigía a fin de cuentas a la reorganización de la vida,
la tierra y ei sustento. En segundo, a medida que proseguía el desplaza-
.
miento de la población, provocó un movimiento social masivo que dis-
,,
persó familias, desmanteló economías locales y socavó los modos de
vida regional y los sustentos.48
Como consecuencia de esto, creó varîos cambios radicales en rela-
ción con la economíaurbana si se compara con la. economía de la agri-
cultura rural. En primer lugar, disolvió la relación dei siervo con relación
a la tierra y alteró el sistema de sustento económico, lo que obligaba a los
siervos a vender su trabajo por un salario, y romper la relación feudal del
siervo hacia los medios de producción agrícola. En segundo lugar, el cam-
bio a una economía industrial significabaque los trabajadores asalaria-
dos estaban incapacitados de emplear los medios de producción de
manera independiente como antes hicieron en una-economía feudal, y
como resultado perdieron el control sobre la habilidad de utilizar los
medios de producción. En como el cambio a una economíaindus-
tercero1

46. Paul Mantoux, The industrial Revolution in the Eighteenth Century, London; Methuen, 19O7
47. B. P. Thompson, The Making ofthe English Working Class, Harmondsworth: Penguin, 1968.
48. El análisis de William Charnbliss sobre la ley de la vagancia y la regulación legal dei período
vinculado a la vagancia muestra cómo la definición legal de la vagancia coincidía con la identificación
de una "clase de personas" que caían dentro de la cláusula, a pesar de que Ea "vagancia" no fuese un deli-
to- Sm embargo, después de la cláusula, la vagancia se convirtió en un delito. Ver W. Chambliss, 'A Sodo-
kgica1 Analysis of the Law of Vagrancy", Social Problems, 12, 1964, pp. 67-77.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
42 Marx, Durkheim, Weber

trial finalizó, la vieja estructura de clases de la sociedad feudal fue susti-


tuida por la formación de una nueva clase comercial que se encontraba
en el centro dei poder y la industria. Esto comenzó a provocar el
traspa-
so de la propiedad de los medios de producción a las clases comerciales
y, como consecuencia, a medida que los medios de producción caían
en
manos privadas, se volvía propiedad de una clase.

El crecimiento de las economías urbanas

Una segunda dimensión dei cambio fue el crecimiento de las econo-


mías urbanas. En las primeras etapas de la economía feudal no existían
poblados como tal. La producción económica estaba confinada a la agri-
cultura rural y a la producción de un suministro alimenticio. Poco a
poco, comenzaron a desarrollarse los poblados y para el siglo XIV el
poblado había comenzado una competencia económica con la economía
rural dei campo.49
Esto tuvo el efecto de disolver gradualmente los vínculos económi-
cos de los Estados feudales y promover economías más abiertas. Para el
siglo XVII, los poblados comenzaron a afianzarse desde el punto de vista
económico sobre la economía rural debido al crecimiento de la concentra-
ción de artesanos y trabajadores cualificados y, a medida que los
pobla-
dos ganaban mayor ventaja, la producción de textiles y tejidos a pequeña
escala en ellos comenzó a operar de forma independiente de la economía
feudal. A pesar de que estas no eran empresas capitalistas de ningún
modo, el desarrollo de nuevas técnicas de producción, el nivel e intensi-
dad de la producción de mercancías, y la división dei trabajo, fueron suif-
cientes para añadir impulso productivo al establecimiento de la
manufac-
tura en los poblados y convertirlos en el centro de la vida
económica
sobre las economías rurales. Esto condujo a la concentración de la
econo-
mía en los poblados y a una decadencia de la economía feudal.
Además,
cambió para siempre la manera en que se ganaban los sustentos.
A medida que se produjo el cambio formal dei centro
económico
gravitatorio de la agricultura a la industria, los poblados se convirtieron
en centros económicos sobre la economía de la agricultura rural.
Como
nuevos intereses de clases comenzaron a ser movilizados
consecuencia1

en las ciudades industriales, y esto llevó a cambios en la


manera en que
se ganaban los sustentos y a cambios en la manera en que se
utilizaban
49. Para un análisis dei desarrollo de los poblados la
y competencia entre las economías rural
y urbana, ver A. B. Hibbert, "The Origins of the Medieval Town Patriciate",
Past and Present, 3, 1953,
pp. 15-27.

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 43

los medios de producción. Como resultado de que las ciudades se con-


virtieran en el centro de la vida económica, se formó un nuevo eje social
sobre el viejo eje de la tierra, la agricultura y el título feudal.°
Esto constituyó la formación de nuevos lineamientos institucionales
basados en el trabajo, la familia y la enseñanza, en oposición a los anti-
guos lineamientos dei monarca, la iglesia y la aristocracia que había sido
la característica dei modo de vida feudal hasta esa época.

La decadencia dei sistema gremial y el comienzo dei desarrollo del capitalismo

Una tercera dimensión dei cambio fue la transformación dei papel


jugado por los gremios artesanales y el sistema de gremios en la vida
económica. El sistema de gremios puede definirse como una asociación
de artesanos cuya función básica era proteger y regular el trabajo vincu-
lado a los oficios.' Estos incluían todos los bienes y servicios por perso-
nas que eran cualificados y que habían pasado un período de entrena-
miento bajo la asesoría de un maestro.
Durante los siglos XVI y XVII, los gremios jugaron un papel predo-
minante en la vida económica al limitar el desarrollo dei capitalismo.
Fundamental entre la función de los gremios era la práctica de restringir
el acceso a los oficios y ocupaciones mediante un sistema de aprendiza-
je y de controlar la entrada a los oficios mediante prácticas restrictivas
como la concesión de licencias. Además, los gremios regulaban los pre-
dos de los artículos y restringían la competencia entre talleres a través
dei control de los mercados rivales.52
De todas las funciones restrictivas realizadas por los gremios, la más
significativa era la regulación de la expansión de los talleres. Los gre-
mios, en efecto, se oponían al desarrollo de las empresas a gran escala y
a la expansión capitalista. Mediante la restricción de la cantidad de
empleados y los tipos de trabajo comunes en los talleres, los gremios evi-
taban que los talleres existentes se convirtieran en empresas capitalistas
a gran escala. También, al desalentar la mezcla de oficios, los gremios
eran capaces de frustrar el desarrollo de una compleja división dei tra-
bajo, lo que bioquea como consecuencia el desarrollo de la especializa-
ción necesaria para la producción capitalista y manufacturera a gran
escala.
50. En ese momento las instituciones dei trabajo, la familia y la enseñanza se convirtieron en los ejes
titraies de la sociedad por encima de los antiguos ejes sodales de la monarquía. el Estado y los gremios.
Ver Antony Black, Guilds and European Political Thought from the Twelfth Century

j 511 . civil Society in

Present, London: Methuen and Co., 1984.


¡krMaurice Dobi', 5/e,dh î» /heDeoeiopîzeiz/ ofCpJIa/îsm, p.94
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
44 Marx, Durkheim, Weber

En 1800, las regulaciones gremiales comenzaron a perder su influen-


cia sobre determinados talleres, dando paso a concentraciones de capi-
tal, la producción agrícola y al trabajo asalariado libre. A medida que la
producción en Inglaterra comenzó a concentrarse casi por completo en
la ropa y los artículos de lana, comenzó a generar una expansión en la
industria hasta el punto que se produjo un crecimiento en los mercados
comerciales y en el comercio mundial. Esto ejerció una presión de la
expansión sobre los centros de producción y, como se incrementO la
demanda de artículos de lana, algunos talleres comenzaron a ser infiltra-
dos por el trabajo no gremial y gradualmente la regulación gremial se
vino abajo en conjunto.53

El tratamiento del problema de la población:

trabajadores desempleados y las clases peligrosas

Una cuarta dimensión dei cambio económico ocurrió al nivel del


tratamiento dado a las clases desempleadas a medida que las ciudades
se convertían en el centro de la vida económica. En lo esencial, este se
produjo cuando las economías feudales fueron sustituidas por las econo-
mías industriales y las viejas condiciones de trabajo, por nuevas condi-
ciones de trabajo asalariado. Amedida que comenzaron a surgir los nue-
vos centros de producción industrial, esto condujo a una autoridad
centralizada y a un nuevo sistema de clases que comenzó a movilizarse
sobre el declive de las viejas clases económicas y la estructura de clases.
Como consecuencia, se produjo un traspaso formal de poder de los seño-
res feudales a las clases comerciales y, poco después, surgió una econo-
mía de mercado central y un sistema de intercambio para la compra y
venta dei trabajo, y la compra y venta de mercancías.
En este punto, comenzaron a formarse nuevos intereses de clases
que crearon la necesidad de una administración dei Estado y la base
para un aparato político estatal. Esto llegó a acelerar el crecimiento de
las ciudades, movilizar el traslado demográfico de la población agríco-
la restante, y completó formalmente el proceso de separación dei traba-
jador agrícola de la tierra donde habían vivido como aparceros heredi-
tarios.
Sin embargo, como el paso dei cambio económico provocó una erra-
dicación más efectiva de la vieja sociedad feudal, las ciudades industria-
les se poblaron con urta numerosa clase de trabajadores libres que se bus-
53. Antony ifiacic Guilds and Civil Societtj in European Political Though t from The Twelfth Century to

PDF compression, OCR,


the Present, webMethuen
London: and Co..
optimization 1984.
using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 45

caban el sustento en las economías industriales recién surgìdas.54 Todo


esto ejerció presión sobre la población de trabajadores desempleados en
ciudades como Manchester, Stoke-on-Trent, Londres y otros centros.
Con el tiempo, los trabajadores libres comenzaron a ser vistos como un
sector problemático de la población quienes, como resultado de estar
fuera de la economía, se convirtieron en el objeto de los estatutos de la
Ley de Pobres, confinamiento en asilo de pobres, y regulaciones estable-
cidas por decreto como la ley de anatomía.
A medida que la población desempleada aumentó, también las
regulaciones legales comenzaron a incrementarse y nuevos procedi-
mientos se implantaron para tratar el problema de la población por
medio de una clasificación de sus necesidades por una parte, y una cia-
sificación de sus anomalías por la otra. Lo anterior incluía una clasifica-
ción por el grado de pobreza, el estado de su higiene, las habilidades que
poseían, las características de los lugares donde vivían y la condición dei
"niño" con respecto a la familia, la vida y el trabajo. Esto condujo a toda
una nueva clase de decretos legales que fueron impuestos bajo la forma
de leyes de la vagancia y la administración de la Ley de Pobres por una
parte, y las regulaciones laborales con respecto a la codificación dei tra-
bajador y a la duración de la jornada laboral por la otra. Todo esto puso
en movimiento la maquinaria para tratar ei problema de la población
que se estaba convirtiendo en un creciente ejército de vagabundos y tra-
bajadores ociosos.
Esto trajo consigo varias consecuencias. En primer lugar, las cifras
dstentes de trabajadores desempleados se convirtieron en parte de la
aritmética política de la reestructuración regional de Ia población urba-
na. En segundo, con el nuevo eje institucional moldeado teniendo en
cuenta la familia, el trabajo y la enseñanza, la población urbana comen-
zó a ser clasificada de acuerdo con su posición social dentro de la fami-
Iy el trabajo. Eso condujo a la identificación de quienes estaban fuera
dei trabajo a ser vistos como un peligro social, y se hizo extensivo a otros

- 54. Durante este período la población rural se había convertido en lo que Marx llamó el "hospi-
ckl ejérdto de reserva de trabajadores desempleados. Para ampliar sobre el confinamiento de esta
Michel Foucault, Madness nd Ci,ilization, New York: Vintage Books, 1988, pp. 38-64.
'Ley de Anatomía" de 1832 exigía que los cadáveres de los vagabundos libres que morían
55_ La
de corrección debían ser entregados a los hospitales para ser disecciortados. Algunos plan-
westo fue una forma de castigo postmortem para cualquiera que fuese un pobre y un marginado.
_l qe la ley de la vagancia con anterioridad, la ley de anatomía marcó el punto en que la pobre-
E.fL*uLulada como un acto Criminal precisamente en e]. momento en que las categorías económi-
==ifr«x dominantes. Para un análisis más profundo sobre la ley de anatomía, el cuerpo de ins-
j.atUm1a y una comparación con el cuerpo de inspección de la fábrica, ver Ruth Richardson,
Des Htute, London: Routledge k Kegan PauL 1987.
mi theoptimization
PDF compression, OCR, web using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
46
Marx, Durkheim, Weber

"peligros", como el peligro de la pobreza, el peligro de


la ausencia de
empleo, el peligro dei crimen y el peligro de la
población criminal.56 Esto
actuó como refuerzo en la bredha que existía entre la
formación de nuevas
institudones de la política, la ley y el gobierno, y las
condiciones bajo las
cuales estas instituciones podían llegar a ser
correctivas. Lo cual condujo a
la definición de funciones sociales establecidas
con mayor nitidez que ini-
ciaron el proceso de contención y corrección de
los nuevos peligros socia-
les de ocio, vagancia, pobreza, crimen,
contagio y enfermedad, etc.57
El siglo XI)(, llevó a la formación de una
nueva política social y al
estudio de la población urbana, esta vez enfocados
al problema dei tra-
bajador industrial y al trabajador pobre. Esto, a su
vez, facilitó una iden-
tificación más precisa de las diferentes dimensiones
dei problema de la
población, donde se incluían: sus condiciones de vida,
nutrición, pobre-
za, tasas de natalidad y mortalidad, ociosidad
y grado en que sus condi-
ciones de vida afectaban la salud de los niños.
La intervención de los decretos legales en
los espacios públicos y
privados condujo a una clasificación más exhaustiva
de los diferentes
tipos de trabajadores y de trabajos; a una distinción
entre los lugares de
trabajo y enseñanza; y a los nuevos poderes de
segregación que comen-
zaron a surgir entre estos espacios y otros espacios
más peligrosos y su
posible aplicación para los espacios sociales y
políticos de la ciudad.58 En
ese momento surgieron todo tipo de
regulaciones legales y ordenanzas
públicas con relación a estos espacios, de manera
que por cada uno de
los posibles elementos de la población -el
trabajador ocioso, el trabaja-
dor pobre, el indigente sano, el niño, las clases
comerciales, el trabajador
pobre necesitado, etc.-, surgieron clasificaciones
y decretos legales cuya
función era separar al vagabundo dei trabajador
ocioso, al trabajador
desempleado dei vagabundo, al trabajador pobre de las
clases adinera-
das. Todo esto sirvió para identificar la pobreza,
la vagancia, la indigen-
cia, la enfermedad y el desempleo, como
formas de existencia que se
encontraban fuera de la norma y sujetas a la Ley y al poder
dei Estado.
56. Es en este momento cuando el
"individuo peligroso" se convierte en un tema de la
tría y el derecho. Ver Michel Foucault, "About the psiquia-
Concept of the 'Dangerous Individual' in
Century Legal Psychiatry", International Journal Nineteenth
ofLaw tznd Psychiatry, 1, 1978, pp. 1-18.
57. Un análisis de la historia de la
vagancia puede encontrarse en Wffliam Chambliss
gical Analysis of the Law of Vagrancy", Social "A Sociolo-
Problems, 12, 1964, pp. 67-77. Ei muestra que
la defini.ciOn
legal de vagancia coincidía con la identificación
criminal de una 'clase de persona" que cumple con la
clusu1a a pesar de que su "vagancia" no era un hecho
criminal de facto.
58. IbId., pp. 6-7.
59. El estudio de Michel Foucault sobre la
aparición dei movimiento de confinamiento, el proce-
so de la separación social y el surgimiento de
las casas de confinamiento es relevante en este
Mad ness and Civilization, New York: Vintage, punto. Ver
1988,
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 47

Por último, esto provocó la adquisición de nuevas formas de cono-


cimiento relacionadas con la prevención dei problema de la población
mediante leyes que restringfan su movimiento. En 1835, en el proyecto
de Ley de Edgard respecto a la vagancia y al trabajador ocioso, se decla-
raha que "ningún trabajador al término de su período de trabajo podía
abandonar el lugar donde residía". Además, las restricciones legales
impedían a los trabajadores desempleados viajar a localidades donde
existiese una acumulación de trabajadores desempleados indigentes.
Más tarde en 1837, se creó la distinción entre personas que estaban des-
empleadas porque no podían obtener un empleo y las personas desern-
pleadas porque no querían trabajar. Esto condujo a decretos que estable-
clari por la fuerza que "los desempleados trabajaran" y "la asignación de
los que no querían trabajar a casas de corrección" 60
En ese momento estaban vigentes los decretos que demandaban pre-
venir la pobreza con la reclusión de los pobres en casas de trabajo. Como
resultado, la regulación legal comenzó a clasificar a los pobres en varios
grupos que comprendían a los indigentes ociosos saxios y a los trabajado-
res sanos. Esto creó una división entre los que trabajaban y quienes no lo
hadan, y, a partir de esta separación, se erigieron una serie de restricdones
contra la mendicidad para aquellos que estaban ociosos en ciertas localida-
des dentro de la ciudad.6 Después se instauraron leyes que asignaban a los
mendigos lugares en los que se les permitía mendigar o recibir ayuda y
lugares donde se les prohibía reunirse. Esta medida tuvo el efecto de con-
finar a los pobres en un lugar donde pudiesen ser observados y clasifica-
dos. Además, atrajo la atención pública a la gran agenda de regulación
egal establecida entre los siglos XVIII y XIX, mostrando un giro diferente
la ley, en dirección a un gran 'entorno laborad" para quienes se encon-
fraban entre la población ociosa, por una parte, y quienes habían sido asig-
rados a "las casas de corrección de acuerdo con la ley", por la otra.62
Cuando se generalizaron estas medidas, se amplió el espacio de las
regulaciones públicas en tres sentidos diferentes. Primeïo, al definir esos
espacios que debían estar sujetos a la regulación pública, se hizo posible
ïmt'lementar infracciones públicas sobre la base de requerimientos lega-
con relación a la pobreza, la mendicidad, la higiene, la enfermedad,
e contagio, las afecciones, el desempleo y la criminalidad.63 Segundo, con
60. AE. Bland, Engli5h Economic History: Select Documents, Londort GBeH and Sons, 1925, p. 364.
61. Ibfd., pp. 366-7.
62.Tbíd., p. 364.
63. Sobre el tema de la nueva clasificación de la población ociosa y los esfuerzos correctivos de la
de la vagancia, ver W. Chambliss, "A Sociological Analysis of the Law of Vagrancy", Sociul Problems,
C. 14, pp. 68-71.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
48 Marx, Durkheim, Weber

el incremento del espacio regulado y la definición de io que era norma-


tivo, se convirtió la ciudad industrial en la esfera de la sociedad civil, de
manera que su comercio, viviendas, lugares de trabajo y esparcimiento
público, se convirtieron en el espacio de clases sociales, familias, talleres
y de la sociedad civil. Por este motivo, fue necesaria la aparición de leyes
relacionadas con la alteración de estos espacios, sobre todo, lo relaciona-
do con crímenes de propiedad corno el merodeo, la embriaguez, la ocu-
pación fraudulenta, el fraude, el acceso ilegal y la entrada por la fuerza.4
Tercero, en tanto la ciudad se convirtió en el punto de partida, se hizo

necesaria que se erigiera, al mismo nivel, una vigilancia constante para


la protección de la propiedad, y esto llevó a concentraciones, dentro de
la propia ciudad, de autoridades municipales cuyos intereses eran man-
tener los niveles de decoro y apariencia de orden público. A su vez, esto
dio pie a la creación de toda ana red de regulaciones que regían las nue-
vas ilegalidades y las nuevas desviaciones de la legalidad.
Cuando se encontró solución a todo tipo de dificultades sociales
comenzaron a desarrollarse medidas sociales de toda índole, como
puede ser la formación de instituciones de enseñanza, las condiciones de
vida de los trabajadores y otras clases, el problema de la superpoblación
o las condiciones sociales dei "riiñO".65 Esto provocó mayores medidas
coercitivas por parte de lias instituciones sociales, Por una parte, se exten-
dió el poder de las instituciones sociales vinculadas a la vida familiar, el
trabajo y la enseñanza, al extender sus leyes y su alcance regulador a
otros dominios institucionales. Dio lugar a nuevas formas de regulación
legal de los espacios sociales públicos -el espacio del pobre, ei espacio
dei alcohólico, el espacio dei comercio, el espacio del crimen-. Lo ante
nor se hizo manifiesto a través de la nueva clasificación legal dei vaga-
bundo ilegal, el trabajador ocioso sin vínculo, el indigente sano y el nece-
sitado, cuya pobreza fue objeto de los decretos con relación a los asilos de
pobres y los asilos de prueba para pobres.66 Como resultado de la defini-
ción de estos espacios, surgió ana nueva categoría de conducta criminal
junto con una nueva clasificación dei espacio público y la sociedad civìl.67

64.Foucault, Discipline and Punish, sobre todo "Gentle way in punishment" pp. 104-13.
65. Michel Foucault, "The Po1ili of Health in the Eighteenth Century", en Power/Knowledge,
New York: Pantheon Books, 1972.
66. La prueba dei asilo de pobres era ana extension de las clsulas de la vagana ya que su ohe-
tivo era penalizar a los que se negaban a trabajar. Para el fundonarniento exacto de la prueba dei asilo
de pobres y el uso de la prueba como un "truco" sobre el trabajador desempleado por las instituciones
oficiales, ver A. E. Bland et Il., English Economic Hístori: Selected Docwnents, London: Beil and Sons, 1925.
67. Sobre este tema ver Michel Foucault, Discipline gnd Punish: The Birth of the Prison, New York:
PDF compression,
VintageOCR,
Books.,web
1979.optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 49

Esto, a su vez, creó la categoría de posible alteración de los espacios


públicos y el concepto de amenaza dei espacio público por mala conduc-
ta, huelgas de trabajadores, trabajadores ociosos desempleados y la pre-

sencia de la criminalidad.

3. El movimiento dual dei individualismo y la ¡ndustriczlizacián

Tras los cambios a gran escala en las bases políticas y económicas de


la sociedad se produjo un tercer desarrollo significativo que afectaba la
relación dei individuo con la sociedad como un todo y con su unidad
colectiva. A este tema, tan esencial para el desarrollo de la teoría social
moderna, se le llamó proceso de individualismo.68 El término "indivi-
dualismo" surgió en el entorno dei pensamiento social europeo que apa-
reció por primera vez durante la Ilustración y la Revolución francesa.
Pensadores como Joseph de Maistre y Henri Saint-Simon fueron los pri-
meros en utilizar el término para criticar la glorificación dei individuo
sobre el dominio de las instituciones sociales y políticas que comenzaron
a ocurrir después de la Revolución francesa.69
Desde el punto de vista histórico, el tema del individualismo hace
iferencia al proceso en la economía y politica moderna que crea priva-
tizaciones para el individuo aislado, cuya relación con la sociedad
asume una nueva forma en la economía industrial moderna. Lejos de
donde las viejas uniones de la sociedad que una vez existieron en la
forma de vínculos sociales a grupos y cuerpos políticos aparte dei indi-
viduo. Lejos de las formas cooperativas de trabajo que existieron en las
viejas economías agrarias. Estas habían sido sustituidas por las nuevas
unidades dei Estado moderno que provocaron el movimiento dual de la
lidustrialización y el individualismo, y que creó una conformidad social
ún precedentes al tiempo que instauró modos de aislamiento, separa-
dón y privatización también sin precedentes.
Pero más allá de esto, el proceso de individualismo define el punto1

&ntro dei desarrollo de la sociedad, en que los individuos comienzan a


68. Steven Lukes, Individualism, Oxford: Basil Blackwell, 1973; C. D. Macphersori. The Politica'
The-

gu*Posessive Individualism, London: Oxford University, 1962; K. W. Swart, "Individualism in the Mid-
-;.-'-nth Century (1826-1860)", Journal ofthe History ofideas, 23, 1962, pp. 77-90.; A. D. Lindsay, '1ndi-
Encijclopedia of the Social Sciences, 7, 1930-33, pp. 674-80.
69. Ver R. R Palmer, "Man and Citizen: Applications of Individualism in the French Revolution",
uL R. Konvitz y Arthur E. Murphy (eds), Essays in Po!itioü Theory, New York: Kennikat
Press.,
Journal of the
Zpp- 130-152; W. Swart, "Individualism in the Mid-Nineteenth Century (1826-1860)",
PDF compression, OCR, web
23, optimization
1962. pp. 77-90.using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
50 Marx, Durkheim, Weber

estar separados de los papeles que una vez jugaron en las sociedades y
economías previas. En este sentido, el individualismo, hace referencia al
proceso de establecer en la sociedad lo que se denomina "individuos";
es decir, personas autónomas, jurídicas y políticas que están sujetas a
ciertos derechos legales y libertades políticas, y cuya unidad con la socie-
dad está representada en la forma del Estado político modemo.° En
esencia, el individualismo alude al proceso de aislamiento entre el indi-
viduo y la sociedad en general que surge durante el proceso de la indus-
trialización y la privatización. Como no es posible una total comprensión
de la teoría social dei siglo XIX sin prestar atención a este proceso y a la
relación entre el individuo y la sociedad, vamos a detenernos en este
punto.
Dentro dei contexto dei pensamiento social europeo, el manteni-
miento colectivo de la sociedad se pensaba que dependía de la preserva-
ción de los poderes institucionales a gran escala que consistían en la Igle-
sia, la monarquía y el Estado. Dentro de este marco sodal, se pensaba
que los individuos participaran en la sociedad y la vida social sólo como
miembros de grupos sociales mucho más grandes, taies como los Esta-
dos y gremios con los que ellos cooperaban y creaban vínculos. Estos
grupos aseguraban derechos colectivos sobre individuos, actuaban
como cuerpos corporativos que ejercían poderes de propietario sobre
ellos y, a la larga, determinaban su lugar en la sociedad.
Además de esto, los vínculos sociales que unían los grupos a cuer-
pos corporativos mayores e instituciones sociales dominantes con fre-
cuencia determinaban los derechos legales individuales y las obligado-
nes sodales. Esto sirvió para definir el lugar dei individuo dentro de la
sociedad en conjunto y determinar el alcance de su vínculo social con el
grupo. Los cuerpos colectivos más grandes, como gremios, iglesias y
Estados feudales, funcionaban como entidades corporativas cuya auto-
ridad, prerrogativas y poderes de propietario sobre los individuos eran
establecidos por el gobierno estatal. En general, estos cuerpos políticos
más grandes dominaban la vida social, controlaban los oficios y regula-
ban las ocupaciones. Aquí, los individuos participaban en la sociedad
sólo como miembros de grupos mayores.7' Muchos eran incapaces de
participar en ocupaciones u oficios excepto como miembros de estos
cuerpos corporativos, y sólo como miembros de estos cuerpos los indi-
viduos participaban en la sociedad. Bajo estas circunstancias, los dere-
70. Ver N. Poulantzas, State, Power, Socialism, London: NLB, 1978,
pp. 50-71.
71. Lukes, Individualism, p. 21; Louis Dumortt, The Modem Conception of the Individual",
y
PDF compression, OCR, toweb
Contributions optimization
Indian Sociology, 8, using a watermarked
1965, pp. 13-61. evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Powered by TCPDF (www.tcpdf.org)
Introducción 51

chos y propósitos de los cuerpos colectivos siempre parecían rebasar los


derechos y propósitos de los individuos.
De tal manera, en los primeros períodos históricos, en su mayoría,
el "individuo aparece como dependiente y como perteneciente a un con-
junto social mayor definido por la familia, luego por la familia extendi-
da hasta el clari y después por las diversas formas de sociedad colectiva
que surge de las formaciones dei clan". Sólo en el siglo XVIII, "el indivi-
duo aparece tan distanciado y aislado de la colectividad en general".72
Entonces, el individualismo es el nombre dado al proceso conjunto que
conduce a la separación politica, social y económica de los individuos
con los vínculos más amplios -que alguna vez tuvieron- con grupos
sociales más vastos e instituciones dominantes.
Históricamente, tres fuerzas inmediatas influyeron para provocar
estos cambios. En primer lugar, después de la Revolución francesa, los
derechos legales que fueron asignados a individuos comenzaron a disol-
ver los viejos poderes de propiedad ithterentes a los cuerpos corporati-
vos.73 En segundo, como resultado de los cambios políticos que
siguieron
a la Revolución francesa, todos los Estados y gremios fueron abolidos y
sus poderes, derechos y prerrogativas se asignaron como derechos a los
individuos. Lo que de esta manera había sido corporativo y colectivo en
naturaleza, de repente, estuvo centrado en el individuo. En tercero, como
resultado dei desarrollo de las economías modernas, la antigua partici-
pación colectiva en la vida económica de repente cambió al individuo
aislado cuyo sustento económico era su propia responsabilidad privada.
En una "sociedad de libre competencia, el individuo aislado aparece así
separado de sus vínculos naturales que en un período histórico anterior
lo convierte en ei accesorio de un conglomerado humano definido y
lin-iitado".4 Este período "produce individuos aislados" que se enfren-

tan entre sí "como un medio para sus propósitos privados"; y en este, el


individuo surge en el escenario de la historia a expensas de las institu-
dones más amplias de la sociedad.

72. Marx, Grundrisse: Poundations of the Critique of Political Economy, Middlesex: Penguin Books,
3, Pp. 83-4.
73. Ver, R. R. PaLmer, "Man and Citizen: Applications of Individualism in the French Revolution",
Milton R. Konvitz y Arthur E. Murphy (eds.), Essrn,'s in Political Theory, New York: Kennikat Press,
2. pp. 130-152.
74. Ver el análisis de Marx sobre los "individuos independientes" aislados en The Grundrisse,
Power and Social
. 3-4 y el análisis de N. Poulantzas sobre el "efecto dei aislamiento" en su Political
lDec. London: Sheed and Ward, 1973, pp. 130-291.
PDF compression, OCR, webGrundrisse,
75.. Marx, optimization usingEngland:
Middlesex, a watermarked evaluation
Penguin Books, 1973, P.copy
84. of CVISION PDFCompressor
52 Marx, Durkheim, Weber

En 1890, el término "individualismo" comenzó a ser utilizado por


Durkheim en La división dei trabajo y en Suicidio para designar los temas
dei egoísmo y la autonomía que se creían habían surgido como conse-
cuencia de la desaparición de los vínculos sociales y los lazos que antes
conectaron a los individuos a grupos mayores. Sin embargo, más allá de
esto, Durkheim encontró que el nivel del vínculo individual a una socie-
dad más amplia depende en gran medida de la estructura de la red gene-
rai de relaciones sociales que atan a los individuos, directamente, a la
sociedad en conjunto. De aquí surgió la idea de que el proceso de indivi-
dualismo tenía un origen social y Durkheim comenzó a indagar en la
manera en que los cambios en la estructura económica de la sociedad y la
división social dei trabajo habrían conducido a la ruptura dei sistema de
vínculos sociales más amplio. Otros pensadores adoptaron la perspectiva
de que la atención progresiva sobre el individuo, evidentes en el aumen-
to de los derechos y las libertades ampliadas que se produjeron después
de la Revolución francesa, pusieron en peligro automáticamente los inte-
reses colectivos más amplios de la sociedad y, para algunos, esto signifi-
caba el colapso de la unidad social y la disolución de la sociedad.
En el propio pensamiento social francés, el individualismo era visto
como una amenaza para añadir al orden social y muchos creían que
socavaría el orden político y social de la sociedad.76 En Francia, donde el
concepto de sociedad se había establecido sobre la base de la autonomía
y el interés dei propio individuo, el proceso de individualismo fue con-
siderado como el equivalente social y político de una crisis. Éste amena-
zó con disolver la sociedad y destruir la unidad colectiva, y en cada nivel
de la sociedad se pensó que significara autonomía, libertad y falta de
control sobre las leyes sociales colectivas.
En 1895, el proceso de individualismo encontró apoyo en una doc-
trina económica llamada liberalismo y, después, en una doctrina política
conocida como utilitarismo. Esta planteaba que las únicas acciones y
leyes correctas eran las que maximizaban la utilidad dei individuo y el
interés privado. Desde esta perspectiva, se pensaba que los individuos
compartían motivos comunes de utilidad individual y ganancia perso-
nal que los impulsaba a perseguir sus intereses privados por medio dei
vínculo económico, pero más allá de esto, el individuo no poseía nada de
la sociedad por derecho propio. En este contexto, la sociedad no era más

76. La reacción de Durkheim al problema dei avance dei individualismo es evidente en su estudio
Suicide y su anlisLs dei problema en "Individualism and the Intellectuals", Political Studies, 17, [1898],
1969, pp. 14-30. También, ver Gregory Claeys, "Individualism, Socialism and Social Science: Further
Notes on a Process of Conceptual Formation 1800-1850", Journal of the History of Ideas, 33, 1986,
pp. 81-93.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 53

que las acciones espontáneas y los intereses de individuos que actúan en


el mundo sobre la base de su utifidad, y como tal el concepto de socie-
dad se reducía a las acciones espontáneas y actitudes de individuos7
Como doctrina econón-iica, el individualismo encontró su base en la
defensa de Adam Smith del sistema dei interés y la empresa privados,
que desarrolló en una obra llamada La riqueza de las naciones, publicada
en 1776.78 En esta, Smith justificó la concepción de la competencia indi-
vidual, al establecer el principio fundamental de la empresa privada, al
plantear que cada individuo era libre de competir entre sus semejantes y
perseguir su interés privado en la forma de ganancia económica priva-
da. A pesar de que esta no parezca extraordinaria en sí misma, los efec-
tos de la competencia universal basada en los actos privados de los indi-
viduos calaron profundamente en el tejido social y en la forma de los
vínculos sociales. Donde los individuos habían estado antes vinculados
a im sistema de obligaciones comunes, trabajo cooperativo y lazos eco-
nómicos, estos fueron sustituidos, de repente, por la búsqueda indepen-
diente dei interés propio, la libre empresa y la ganancia privada. Visto
desde esta perspectiva, la sociedad era poco más que una asociación de
individuos aislados y autónomos que actuaban sobre la base de la utili-
dad privada y el interés económico individual.
La concepción de Smith acerca de la sociedad, al igual que la búsque-
da de la competencia individual, reducía la sociedad y la restricción colec-
tiva a los actos competitivos e intereses espontáneos de los individuos, y,
hasta este punto, la sociedad no tenía propósito en sí misma. En lugar de
concebir la competencia individual como una etapa en el desarrollo histó-
iico y social, Smith pensaba que la competencia individual y la ganancia
privada eran los resultados naturales dei progreso económico.
Lo extraordinario en el planteamiento de Smith, con respecto a la
búsqueda dei interés privado, fue su concepción deli colectivo y la cornu-
nidad de individuos. Su punto de vista era que el individuo era un
miembro "natural" dei orden social sólo por su búsqueda individual de
la ganancia privada, y que únicamente a través de esta ganancia los indi-
'viduos contribuirían a la prosperidad común de la sociedad.9 De acuer-
*k con esta perspectiva, los individuos eran "agentes libres", capaces de
bat-er contratos y de entrar en intercambios económicos sin obligación
oen la sociedad. Concebido de esta manera, las relaciones sociales entre
. 77. A. D. Lindsay, "Individualism", Encydopedia of the Social Sciences, 7, 1930-33, pp. 674-80.

Th_ Adam Smith, The Wealth ofNztions, London: Dent & Sons, [1776] 1910.

9. Ver Jacob Viner, Adam Smith and Laissez Faire", en J. M. Clark y P. H. Douglas et ál., Adam
Z OCR,1776-1926, New York: Augustus Kelly, 1966.
PDF compression, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
54
Marx, Durkheim, Weber

individuos se reducían a un conjunto de transacciones


comerciales e
intercambios económicos; y la idea de la autoridad común
de la socie-
dad, al interés personal y a la utilidad económica
directa.
De esta manera, la justificación económica de la
empresa privada y
la competencia individual de Smith era ingenua.
A pesar de basarse en
una cruda llamada al bien colectivo, concebido en
términos dei "bienes-
tar social" y el deber de acumular riqueza, Smith
pronunció su lógica de
la competencia individual al afirmar que "al buscar
el interés propio, el
individuo promueve el mayor bien para la sociedad al
contribuir con su
riqueza nacional y de ese modo lo hacen más efectivo
que cuando en rea-
lidad intentan promoverla" 80
Al concebir la unidad de la sociedad como una
"prosperidad econó-
mica común", Smith fue capaz de reducir el orden
de la sociedad a fuer-
zas colectivas de interés propio y competencia
económica. Por consi-
guiente, todas las funciones sociales colectivas de la
sociedad reducen el
papel protector de los derechos privados de los
individuos de forma tal
que ellos puedan involucrarse en la búsqueda dei
interés privado y la
ganancia económica.

El pensamiento social moderno y las teorías dei


conocimiento dei siglo XIX

No es posible la comprensión completa de la


historia del pensa-
miento social o de las obras teóricas de Marx,
Durkheim y Weber sin un
análisis de las teorías dei conocimiento
predominantes a finales dei siglo
XIX. De hecho, en estos años, tres
filosofías dominantes estaban en el pri-
mer plano durante el desarrollo de la teoría social
clásica. Estas eran las
filosofías dei idealismo, el empirismo y el positivismo.
Lo más importan-
te a destacar es que, en conjunto, cada una de
estas filosofías influyó en
el desarrollo dei pensamiento sodal y tuvieron
un enorme impacto sobre
la teoría social dei siglo XIX, Comencemos
dando un vistazo al primer
cuerpo de conocimiento llamado idealismo.

EI idealismo clásico

El idealismo filosófico se originó en el


480 a.C. con las obras de
Sócrates y Platón, quienes estuvieron entre los
primeros en establecer los
principios dei pensamiento, los cuales actuaron
como directrices para
80. Adam Smith, The Wealth of Nations,
p. 423.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 55

investigar la existencia de una esfera de conceptos que se consideraba


que existía más allá dei mundo ffsjco.81 Como perspectiva filosófica, el
.

idealismo obtiwo su nombre de una rama dei conocimiento que creía,


como la tarea más importante de la fliosoffa, indagar en un dominio
cuya existencia sólo podía llegar a comprenderse mediante la actividad
teórica, en lugar de la observación directa o el razonamiento lógico
directo.
El desarrollo de la filosofía idealista se comprende mejor en oposi-
aón a uii tipo de pensamiento filosófico que existió en Grecia durante el
siglo V a.C. y que se centró en los orígenes dei mundo natural.82 Entre los
primeros ifiósofos en proponer ana teoría rudimentaria de la naturaleza
y la física estuvieron quienes creían únicamente en la realidad última dei
mundo físico. Entre las ideas expuestas por estos filósofos, estaba la idea
de que, en im inicio, el mundo natural estuvo constituido por la materia
física y que, de acuerdo con este punto de vista, el objeto de la filosofía
:
era explicar cómo tenía lugar el cambio en la realidad y en el propio
mundo físico.
Por tanto, la tradición dei idealismo filosófico puede comprenderse
mejor como una respuesta directa al muy simple punto de vista filosófi-
: CO que insistía en que la realidad debía considerarse como nada más que
que podía determinarse mediante los sentidos y por medio de la per-
embargo,
cepción con relación a la realidad física. En el año 430 a.C., sin
:
Sócrates comenzó a proponer una doctrina idealista que planteaba que,
p
bajo la estructura física básica de la realidad, existía una realidad funda-
mental mayor que daba propósito y significado a la existencia y que, sin
esta, la existencia individual tenía poco sentido. De tal manera, Sócrates
fue el primero en plantear el punto de vista de que bajo la aparente rea-
lidad física de la experiencia debía yacer un patrón o propósito más tras-
cendental y que este patrón no estaba sujeto al cambio, sino que era eter-
110 e inalterable.3
Este desacuerdo en la filosofía sobre el objeto adecuado de la inves-
-
Ligación, entre la "materia física", por una parte, y los "valores" e "idea-
les" relacionado con los universales como la igualdad, libertad y la jus-
fida, por la otra, condujo a la formación de dos escuelas de pensamiento
diferentes; de hecho, dos tendencias diferentes en el conocimiento. La
primera de estas perspectivas asumió el punto de vista de que sólo exis-
t el mundo de la realidad física y que el conocimiento de esta realidad

81. Esta práctica era común en los diálogos de Platón.


8Z Ernest Barker, Greek Political Theory, London: Methuen, 1918.
83. A. E. Taylor, Elemenfs of Metaphysics, London: Methuen, 1956.

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
56 Marx, Durkheim, Weber

puede comprenderse y sacarse a la luz sólo por medio de los sentidos a


y
través de la percepción. La segunda perspectiva, por el contrario, asume
el punto de vista de que el objeto adecuado de la investigación
filosófica
eran las "realidades" y "conceptos" que implicaban el bienestar la
y
igualdad de la comunidad política y social, puesto que eran estas realida-
des las que tienen que ver con las cosas humanas y políticas en
oposición
a los objetos físicos o materiales. Además, como estos
conceptos y reali-
dades se enconfraban por encima de los objetos físicos, se pensaba que
sólo podían arrojar luz mediante la teoría y la actividad teórica.
La distinción entre los objetos "físicos o naturales"
y las cosas
"humanas", fue el punto de partida de la filosofía política idealista el
y
centro de los asuntos políticos y sociales humanos. De tal modo, a dife-
rencia de la realidad física, los objetos estudiados por la rama dei
cono-
cimiento e interesados en la comunidad política humana no podían
conocerse mediante la percepción sensorial, ya que estos implicaban
principios, patrones, ideales y éticas no comprensibles directamente por
medio de los sentidos. De acuerdo con esta visión, las cosas políticas
y
sociales forman una clase de objeto en sí mismas y, por tanto,
deberían
separarse de las cosas ifsicas.
El punto de partida absoluto para el pensamiento
político y social es
La República de Platón. El análisis central sobre esta obra se relaciona con
la importancia de los ideales politicos y sociales y las
normas para la
vida colectiva y para la sociedad. Mientras que muchos creen que
La
República de Platón es una fantasía política, otros asumen la
posición de
que Platón tenía en mente un propósito más serio. De hecho,
La Repúbli-
ca es una de las primeras conversaciones
filosóficas sostenidas sobre la
comunidad social "ideal", y en esta Sócrates plantea el punto de vista de
que el Estado se basa en dos funciones primarias. La primera
de estas
tiene que ver con asuntos prácticos y cosas físicas como la
división del
trabajo, [a producción de un suministro alimenticio, an sistema
de edu-
cación y las condiciones de seguridad y garantía.84 Estas funciones
físi-
cas de la sociedad sirven a fines prácicos y se asocian al
aseguramiento
dei bienestar material de los individuos y la comunidad. Sin
embargo,
Sócrates creyó que el segundo grupo de cosas -formalmente
definidas
como funciones "ideales"- involucra principios, prácticas
y patrones de
la sociedad que se relacionan con el sistema de conducta
humana y de
esta manera implica el bien social y politico de la sociedad.85 A
diferen-
cia de las funciones prácticas, estas funciones se organizan
con respecto
84. Richard Nettleship, Lectures on the Republic of Plato,
London: Macmillan, 1958.
85. Taylor, Elements of Metaphysics, pp. 18-22.

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 57

a las cosas humanas y políticas. En estos términos, el "ideal.", entonces,


puede describirse sencillamente como algo vinculado a la comunidad
política humana en la que se lucha por lo que está más allá dei nivel fun-
donai o práctico de la actividad y que promueve el bienestar de la cornu-
nidad politica humana.
En el ámbito de la filosofia idealista, las cosas prácticas tenían una
sanción utilitaria, mientras que las cosas vinculadas con propósitos o
patrones más amplios de la sociedad y la comunidad política se les con-
cedía una sanción ética extraordinaria.86 Platón creía que el salto de lo
práctico a lo ideal tenía, de hecho, una naturaleza ética y fue ésta la que
creó la base de la filosofía política griega y su enfoque en las institucio-
iies y funciones políticas. Por tanto, la teoría política y social fue un ins-
trumento utilizado, en primer lugar, para hacer que las interrogantes éti-
cas y sociales centrales sobre la sociedad y la necesidad humana
parezcan apremiantes y primordiales, y como un bien político y social
necesario. Como todo depende dei sistema de la ética y valores de la
sociedad en que vivimos, los primeros pensadores políticos y sociales
creyeron que una rama especial dei pensamiento filosófico debía dedi-
carse a asuntos políticos y humanos, y esta rama de pensamiento obtu-
vo su nombre en oposición al cuerpo de pensamiento que estudiaba la
realidad material y las cosas físicas.
Fue entonces Platón quien estuvo entre los primeros en hacer de la
esfera ideal un objeto de debate en sus diálogos, y en asumir que el cono-
cimiento era alcanzable mediante una distinción entre las esferas "ideal"
mundo
y "material". La primera de estas esferas, estimaba Platón, es el
risorial, el mundo de la existencia material cotidiana. Este, según Platón,
el más inmediato y el primer nivel de la experiencia. Sin embargo, aquí
kis objetos del mundo material están en constante cambio y, por tanto, no
piede ser absolutamente conocido puesto que, al estar en constante cam-
bio, ningún objeto mantiene su forma con el tiempo. De tal manera, Pla-
tón razonO que como el mundo de la experiencia inmediata cambiaba
constantemente, algtl'tn conocimiento absoluto de este era imposible.
La segunda esfera reconocida por Platón está conformada por lo
qie llamó los "universales", o de manera más simple "formas" o "con-
ceptos". Básicamente, esta dimensión adquiere su nombre de un conjun-
io de ideas y conceptos tales como la justicia y la igualdad, que los filó-
sofos griegos creían inmutables en esencia ya que estaban relacionados
curt las cosas humanas y se aplicaban de manera universal a todas las cir-
86. La distinción entre sanciones utilitarias y éticas es desarrollada por Laszlo Versenyi, Socratic
PDF compression, OCR, web optimization
New Haven: using
Yale, 1963, pp. 79-98.a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
58 Marx, Durkheim, Weber

cunstancias históricas y sociales.87 Estos "absolutos" obtienen su nombre


de un conjunto de ideas que se pensaron invalidaban el tiempo y el espa-
cio y, por consiguiente, superaban todas las situaciones históricas y
sociales ya que se aplicaban a todas las sociedades. Como se aplicaban
de manera universal a todas las sociedades y se creían inmutables, los
ideales y conceptos se consideraron comunes a todas las comunidades
políticas y sociales humanas.
En este contexto, pueden esbozarse tres características diferentes dei
idealismo clásico. La primera es la confianza en una concepción de la filo-
sofía como un cuerpo de pensamiento dirigido a comprender la existen-
cia mediante conceptos universales, como la historia, la necesidad
humana y la igualdad, que no pueden ser conocidos sólo mediante la
percepción sensorial o por la experiencia. La segunda es la relación filo-
sófica implícita entre el conocimiento de los conceptos universales y el
conocimiento de la estructura de las sociedades humanas como asocia-
ciones cuya línea de desarrollo refleja los patrones y conceptos esencia-
les considerados universalmente válidos. La tercera es la seguridad en
una forma de conocimiento que intenta desarrollar teorías de la socie-
dad, la historia y la existencia, en oposición al conocimiento científico
que intenta desarrollar el conocimiento objetivo dei mundo empírico
natural y el cuerpo humano.88

Ei idealismo hegeliano y Ici teoría dei desarrollo histórico

Una segunda corriente de idealismo filosófico surgió en Alemania


con los escritos de Georg Hegel (1770-1831). Hegel es más conocido por
desarrollar un sistema completo de filosofía idealista, que en el siglo XIX
se había convertido en el sistema filosófico dominante en Europa occi-
dental. Para 1830, él había iniciado investigaciones teóricas sobre la his-
toria, la existencia, la política y el pensamiento social y fue el primero en
introducir el concepto de sociedad en el conocimiento clásico. Sin
embargo, para comprender el impacto de su obra sobre el desarrollo dei
idealismo y la teoría social, debemos prestar una mayor atención.
Hegel nació en 1770 en Stuttgart y estudió teología y filosofía en la
Universidad de Tubingen. En 1806, cuando se encontraba en la Univer-
sidad de Jena, Hegel escribió su primera obra filosófica importante, titu-
lada Fenomenología dei espíritu. Los escritos de Hegel fueron fundamenta-
87. Ernest Barker, Greek Political Theory, pp. 282-283.
88, Nettleship, Lectures on the Republic ofPlato, p. 61.

PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 59

les para el pensamiento politico y social de la época en varios aspectos.


En primer lugar, obligó a la filosofía a enfrentar cuestiones históricas y
sociales, que transformaron los conceptos filosóficos en sociales e histó-

ricos.89 En segundo lugar, los escritos de Hegel actuaron como un entor-

no teórico para las obras políticas y económicas de Marx y Engels ya que


Hegel había identificado la sociedad como un campo de actividad apar-
te de la historia. En tercer lugar, fue el idealismo filosófico de Hegel el
que más tarde daría forma a la crítica de la filosofía de Comte conocida
como "positivismo", que llevaría con el tiempo a una amplia oposición
al idealismo y a su eventual decadencia.
Para poner en perspectiva la obra de Hegel será útil prestar atención
a sus principales escritos teóricos al colocarlos en el contexto dei idealis-
mo clásico. Como destacamos con anterioridad, el idealismo clásico había
adoptado el punto de vista de que el mundo físico no podía conocerse
con ninguna certeza directa porque su existencia material siempre era
cambiante. Esto obligó a fin de cuentas al idealismo clásico a abandonar
el mundo material para concentrarse en el reino de las verdades absolu-
tas sobre el que podía descansar su existencia al considerarlas como obje-
tos de investigación teórica. No obstante, Hegel pensó que la tendencia
en el idealismo clásico a trazar distinciones marcadas entre el mundo
material y el mundo ideal finalmente dividiría la experiencia humana en
dos esferas separadas y esta, creía, cancelaba el estudio dei mundo mate-
rial de la experiencia. Por tanto, la contribución más importante de Hegel
al desarrollo de la teoría social fue la reintroducción dei mundo material
al pensamiento. Esto rescató de inmediato el mundo material de los extre-
mos filosóficos donde había sido colocada desde la antigüedad, sobre
lodo al traerla de vuelta en una teoría dei conocimiento.
La influencia teórica fundamental de Hegel fue Aristóteles.9° Lo que
interesó a Hegel de la obra de Aristóteles fue su rechazo a la doctrina de
Platón dei reino trascendente de los absolutos que tendía a perdurar
sobre el mundo material de la experiencia. Aristóteles sostenía que la
separación de Platón de las esferas material e ideal era innecesaria, y
asumió la perspectiva de que tanto el mundo ideal como el material,
craxi de hecho inherentes a la experiencia humana, y que en esencia esta-
ban unidos y que debían ser tratados como una unidad fiosófica.91

89. Herbert Marcuse, Reason and Revolution; J. N. Findlay, Hegel: A Re-Examination; Sidney Hoolç
hvm Hegel to Marx.
90. J. N. Findlay, Hegel: A Re-Examination, London: George Allen & Unwiri, 1958.

PDF compression, OCR,


91. IbM.web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
60 Marx, Durkheim, Weber

Para Hegel, este fue un paso filosófico clave ya que asumió el punto
de vista de que los principios dei desarrollo social y humano
actuaban
de manera implfcita hacia sus propósitos últimos y que el proceso
de
desarrollo estaba implícito en el contenido social e histórico. Como resul-
tado de la incorporación de Hegel a los principios dei desarrollo mate-
rial y social dentro de la historia, el punto de atención de la
actividad
filosófica y teórica cambió de una investigación de la esfera de los abso-
lutos platónicos ai estudio y explicación de los procesos materiales
dei
propio desarrollo histórico y social. Esto trajo consigo varias
cosas
importantes. En primer lugar, llevó a la introducción dei concepto de
sociedad como una realidad independiente y como un campo de activi-
dad. En segundo, separO el espacio de la sociedad dei espacio de la
histo-
ria de una manera que no se había hecho con anterioridad
hasta ese
momento. En tercero, condujo a la afirmación de que el desarrollo histó-
rico tomó una forma social representada por distintas
sociedades, cuyo
sistema de política, formas de distinción de clases, religión y divisiones
sodales intrínsecas obedecían a principios propios. Estos pasos hacían
evidente que la filosofía sólo podía comprender la historia al adoptar
conceptos sociales y que la historia tenía, de hecho, una naturaleza
social.
Esto llevó a Hegel a introducir lo que llamó los cuatro reinos
socia-
les, o reinados históricos, que constituían una de las primeras
expresio-
nes de las distintas formas sociales en las sociedades pasadas
y presen-
tes.92 De acuerdo con Hegel, existía el modo asiático
donde ei individuo
era parte de la masa social, la religión era dominante, y el
gobernante era
el arno dinástico, la ley era indistinguible de la costumbre
y la moralidad
y "las diferencias de clases se cristalizaban en las castas hereditarias".
También estaban las sociedades de la antigüedad donde, según
Hegel,
los individuos estaban separados de la masa social, la
toma de decisio-
nes se basaba en oráculos, el gobierno adoptaba la forma de
política
compartida, y la existencia estaba dividida en clases de esclavos e indi-
viduos libres. Entonces vino el período feudal, donde la comunidad
estaba estructurada en relación con una economía de agricultura,
y sur-
gió una clase comercial de gremios donde el gobierno tenía la
forma de
soberanía y la existencia estaba dividida en clases de señores
feudales y
siervos agricultores. Lo que no tenía precedentes en la
caracterización de
Hegel de los cuatro reinos políticos de la sociedad fue la
expresión, qui-
92. Los cuatro reinos o reinados históricos son esbozados
por Hege' en The Philosophy of History y
The Philosophy of Right.
93.
HegeL Philosophy of Right, Oxford: Clarendon, 1958, 220.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarkedp.evaluation copy of CVISION PDFCompressor
ntroduçción 61

zás por primera vez en el pensamiento social, dei hecho que las socieda-
des difieren en sus estructuras en térniinos de sus sistemas de clases, sus
instituciones, la forma de su politica, y el grado en que el individuo está
o no, sumergido en la masa social.
En la base de todo esto estaba la afirmación de Aristóteles de que el
mundo social actuaba de acuerdo con los propósitos o fines últimos que,
este punto de vista, estaba actualizado en el principio dei desarrollo.
El nombre que Aristóteles dio a este proceso fue "teleología", un concep-
o que asumía la perspectiva de que las esferas material e ideal estaban
fusionadas en el proceso de desarrollo. Desde este punto de vista, las
cosas humanas y materiales actuaban a fin de cuentas según fines o pro-
pósitos en el proceso de desarrollo social, y la función de la teoría en este
ieithdo es explicar estos procesos dei modo en que aparecen en la forma-
ción de las distintas sociedades. Basado en Aristóteles, Hegel intentó
crear un sistema de pensamiento que intentaba explicar la existencia
humana como un proceso de desarrollo. Dicho de manera sencilla,
Hegel creía que las esferas "ideal" y "material" estaban unidas y que en
esencia estaban arraigadas en [a estructura de la realidad y la historia.
Este paso era de significado filosófico central porque unificaba los con-
ceptos universales de la historia y la necesidad con la existencia, en lugar
de colocarlos sobre la experiencia como había hecho el idealismo clásico.
En este sentido, el idealismo de Hegel de esta forma se basaba en una
teoría de la historia y la sociedad.

5 empirismo y ei crecimienfo de la perspectiva cien tíÑca

Para la segunda mitad dei siglo XIX, era evidente que la filosofía
klealista estaba en decadencia y para ese entonces comenzó a intensifi-
carse el ataque contra esta. Para comprender estas tendencias será útil
prestar atención brevemente a la historia dei empirismo con relación al
desarrollo de una teoría dei conocimiento en las ciencias sociales. En
encia, el término empirismo se origina de la palabra griega "emperei-
ria" que significa "experiencia". Esta puede definirse, en filosofía, como
eI nombre general de la doctrina que sostiene que ei conocimiento dei
mundo material debe basarse en la observación directa y la percepción
sensorial.
Desde el punto de vista histórico se considera a Aristóteles como el
fundador dei empirismo al intentar integrar la experiencia en una teoría
Hook,
Sidneyweb Marx; Findlay, Hegel: A Re-Examination.
From Hegel tousing
PDF compression,94.OCR, optimization a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
62
Marx, Durkheim, Weber

dei conocimiento. Por tanto, a diferencia dei


idealismo el dogma funda-
mental dei empirismo es la creencia de que el
conocimiento es el produc-
to de un encuentro perceptivo directo con el
mundo natural. Finalmen-
te, el empirismo logró su lugar en el
pensamiento occidental debido a su
relación con la ciencia y su énfasis en consolidar
las manifestaciones dei
conocimiento mediante la observación y la acumulación
de hechos.9 A
medida que los éxitos en las ciencias naturales
comenzaron a incremen-
tarse en los siglos XIX y XX, se produjo la
aceptación universal de los
métodos empíricos en las ciencias sociales
y estos se tomaron como
norma en disciplinas como la historia, la
investigación social, la psicolo-
gía y la antropología.
Una de las principales características dei
empirismo es su confianza
en la percepción sensorial. Lo anterior se
expresa en gran cantidad de
premisas claves que caracterizan la postura
empírica. La primera de estas
asume que las cosas en el mundo material
permanecen iguales con el
tiempo y que esthn sujetas a la observación a la
y descripción. En una
segunda el empirismo asegura que,
mientras exista una división entre el
"mundo exterior" de las cosas y el "mundo interior" de
la mente, el cono-
cimiento es el entendimiento o aprehensión dei
objeto en el mundo mate-
rial. De acuerdo con una tercera, los
métodos empfricos asumen que las
explicaciones relacionadas con la validez de la
observación deben darse
con respecto a las operaciones y
procedimientos utilizados para obtener
el conocimiento de las cosas en el mundo
exterior. Donde no pueda darse
una explicación, las afirmaciones pueden no
ser validadas. Según una
cuarta, las metodologías empíricas asumen
que la certeza yace en los
métodos de medición utilizados para obtener el
conocimiento confiable
del mundo físico y cree que estos métodos
son medios indispensables de
representación de la consistencia objetiva dei propio
mundo natural. En
una quinta, el empirismo asume que la
tendencia a cometer errores en la
formación dei conocimiento sólo puede reducirse
cuando incrementamos
nuestra confianza en la observación y la medición.96
Históricamente, fue esta seguridad en la medición la
y creencia de
que el mundo exterior podía medirse, la que,
a fin de cuentas, dio lugar
a la creación de la perspectiva científica al
y método científico y su utili-
zación en las ciencias sociales. Sin embargo,
como veremos después, en
las ciencias sociales hubo
problemas cuando llegó el momento de
cir el conocimiento dei mundo material dedu-
basado en una confianza con
poco sentido crítico en las técnicas científicas
y empíricas.
95. Paul K. Feyerabend, Problems of
Empiricism, London: Cambridge University Press, 1981.
96. IbId.
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation copy of CVISION PDFCompressor
Introducción 63

E! desarrollo del positivismo

Esto nos lleva directamente al desarrollo dei positivismo como una


teoría dei conocimiento que surgió en el siglo )UX. En primer lugar como
una doctrina filosófica asociada con la obra de Auguste Comte, el posi-
tivismo puede definirse como un movimiento científico que comenzó a
crear reformas en la manera en que se adquiría el conocimiento. A pesar
de que Comte publicó su obra sobre la filosofía positivista en 1830, el
positivismo no se convirtió en un movimiento mundial hasta fines dei
siglo XIX, cuando se anunció que la época de la "especulación" y la
lntuición" en la filosofía había llegado a su fin.97 Desde la perspectiva
histórica, el positivismo asumió un lugar predominante cuando aumen-
tó el ataque crítico sobre la filosofía idealista.
En una obra titulada Curso sobre lafilosofía positivista, Comte propu-
so dos premisas básicas. En la primera, aseguraba que todas las filosofías
especulativas dei conocimiento serían. sustituidas por los métodos de las
ciencias naturales y, en la segunda, asumió la postura de que el positivis-
mo era la etapa superior posible en el desarrollo dei conocimiento.
De tal manera, Comte tendió a igualar el positivismo con el progre-
50 científico y la reforma social. Como doctrina científica, el positivismo
enfatizó dos puntos clave de partida con respecto a las filosofías idealis-
¿as que habían sido dominantes hasta esa. época. Enfatizó la confiabili-
dad de la observación como base para una teoría dei conocimiento y
colocó un extraordinario énfasis en la búsqueda de las regularidades
thjetivas que Comte creía conducirían a la formación de leyes generales.
De esta forma, el positivismo constituyó un cambio clave en la filosofia
del conocimiento, en la medida en que insistió en que la antigua busque-
d1a idealista dei significado subyacente y las verdades o causas últimas
fueran abandonadas y sustituidas por ese énfasis en la observación y la
ácripción.
Por tanto, la influencia dei positivismo en el desarrollo de las cien-
cias sociales fue extraordinaria.98 En sentido generai, existían dos afirma-
clones que volvían influyente al positivismo. Primero, "la ley de las tres
apas" de Comte tuvo el efecto de igualar en esencia el uso dei método
científico con el desarrollo histórico y el progreso social. Segundo, Comte
sarrolló un sistema para la clasificación de las ciencias, al organizarlas
oe términos de un orden definitIvo, y al organizar de un modo jerárqui-
las ciencias teniendo en cuenta su complejidad y empleo dei método
97. Auguste Comte, A Generai of Positivism, London: Routledge, 1908.
View'

PDF compression, 98.


OCR, web
Simon, optimization
European using
Positivism in theaNineteenth
watermarked evaluation
Century, pp. 4-18. copy of CVISION PDFCompressor
64 Marx, Durkheim, Weber

científico.9Esto no dejó dudas de que, a diferencia de las ciencias socia-


les e históricas, los métodos de las ciencias naturales habían obtenido
una mayor precisión y habían alcanzado el más alto rango.
A pesar de que la ley de las tres etapas de Comte, en esencia, era
directa, su impacto social fue considerable. Esta había asumido la postura
de que la mente humana se desarrolla en tres fases diferentes e
maltera-
bies: la etapa teleológica, en la que los seres humanos explican las
causas en
términos de la voluntad de los dioses antropomórficos; la etapa metafisica,
en la que se explican las causas en términos de ideas especulativas abstrac-
tas; y la etapa positivista, en la que las causas se explican en términos de las
leyes científicas. Lo que resultó ser controvertido en la afirmación de
Comte de que el positivismo constituía la etapa superior dei conocimien-
to era su afirmación inmediata de que la etapa especulativa dei conoci-
miento debía ser sustituida por la etapa positivista y que el desarrollo
hacia esta etapa era necesario si se pretendía que el pensamiento social
fuese una ciencia creíbie. En esencia, esto significaba que el positivismo
llegó a asociarse en las mentes de muchos con el progreso y la reforma
social. Bajo estas circunstancias, se convirtió en materia de urgencia histó-
rica para las ciencias sociales pasar de la etapa especulativa a la positivis-
ta, lo que marcaba de esta forma su estatura científica. AI respecto, la
filo-
sofía positivista no hizo menos que marcar el fin dei
pensamiento
especulativo que se remontaba hasta la filosofía de la antigüedad.
Además de diferenciarse dei idealismo, el positivismo se diferenciO
dei empirismo. Mientras el empirismo defendió el punto de vista
filosó-
fico general de que la realidad debía igualarse al mundo físico a la
y per-
cepción sensorial, el positivismo era un movimiento social que declaró
la muerte de la filosofía especulativa al prometer resolver la
"anarquía
intelectual" que se creía existía en las ciencias filosóficas.100 Mientras el
positivismo adoptó los principios empíricos de la observación y la per-
cepción sensorial, obtuvo su importancia histórica al proclamar que la
etapa de la filosofía especulativa había terminado.
En 1890, el positivismo se había convertido en una fuerza dominan-
te que abogaba por el cambio científico y las reformas sociales
y que
adoptó los métodos que constituían la base de las ciencias naturales.101
Las características claves dei método positivista pueden esbozarse
de la
siguiente manera. En primer lugar, el positivismo se erigió sobre la supo-

99. IbId.

loo. See Marcuse, Reason and Revolution, pp. 323-360.


101. Para un análisis de las reformas políticas y sociales dei positivismo,
ver D. G. Chariton, Posi-
tiz'e Thought in France During the Second Empire: 1852-70,
Oxford: Darendon copy
PDF compression, OCR, web optimization using a watermarked evaluation Press, of CVISION PDFCompressor
1959.
Introducción 65

sidón de que una búsqueda de los ideales o verdades universales sería


abandonada a favor de una búsqueda de regularidades semejantes a
leyes. En segundo, adoptó la perspectiva de que los únicos objetos legifi-
. Irlos de la investigación científica eran los que estaban sujetos a observa-
clOn, ya que la observación se había convertido en el criterio central de
I

la comprobación. Como la comprobación era preparatoria para la formu-


lación de las leyes generales, las propias leyes estaban sujetas a las prue-
. bas de los hechos. En tercero, con su énfasis en la observación, el positi-
vismo igualó el conocimiento con la experiencia de la regularidad
ob)etiva y esta redujo eiiormemente el papel que la razón había jugado
en la formación de la teoría. Al final, estas distinciones en el conocimien-
.
to provocaron una ruptura en la teoría social entre el estudio de la nece-
sidad humana, la política y la desigualdad social por una parte, y el estu-
.
dio de los hechos y las leyes por otra. En el siglo XX, el estudio de la
politica y la necesidad económica humana fue abandonado por el estu-
dio de los hechos, y la búsqueda dei conocimiento se redujo a una bús-
queda de hechos en el mundo observable. En cuarto, la aceptación direc-
.

ta de las ciencias físicas por el positivismo como un modelo de la certeza


y la exactitud, puso a otras disciplinas sobre aviso de que los métodos de
las ciencias naturales debían ser la meta de todas las disciplinas en su
búsqueda del conocimiento. En quinto, el positivismo sostuvo la postura
de que el progreso y la reforma social dependían de una orientación
hacia los hechos y el conocimiento objetivo.
Es importante recordar que, al abogar por la adopción de los méto-
dos positivistas en las ciencias sociales, Comte respondía a dos desafíos
particulares que creyó representaban una amenaza ante el umbral de una
I

nueva era científica. El primero de estos era la anarquía politica y social


que había provocado la Revolución en Francia. El segundo, era la percibi-
da anarquía de especulación filosófica que había prevalecido desde el
dominio dei idealismo de Hegel en el pensamiento europeo. Comte asu-
mió el punto de vista de que la nueva ciencia de la filosofía positivista
serviría de hecho a dos propósitos específicos. Vería otra vez la sociedad
francesa como un todo al examinar los problemas de la sociedad desde el
.
punto de vista científico, y declararía ei fin de la filosofía especulativa y
su visión mística de la naturaleza, la sociedad y la historìa.102 Visto de esta
manera, el positivismo puede definirse como una perspectiva cientifica
dei mundo que partía de la filosofía especulativa al abandonar la búsque-
da de las verdades o causas primeras, finales o últimas.

PDF compression,102.
OCR,Ver web
D. G. optimization using
Chartton, Secular a watermarked
Religions evaluation
in France 1815-1870, copy
Oxford: of CVISION
Qarendon, 1963. PDFCompressor
Powered by TCPDF (www.tcpdf.org)