Está en la página 1de 9

GEORGES LAKHOVSKY Y LA ENERGIA DE LA VIDA

Georges Lakhovsky fue uno de esos genios a los que, desafortunadamente, hemos relegado al
olvido. Creyó firmemente que la vida, ante todo, es un legado de la energía. Que la vida se
sostiene por la energía. Que, en suma, la vida es energía. Lo interesante es que no sólo fue un
teórico sino un demostrador práctico de sus pensamientos.

Afirmó que las células poseen diminutos circuitos oscilantes de energía. Quiso ver en los
cromosomas y condriomas celulares la fuente de esa energía oscilante. Y todo ello lo explicó
en un tiempo, casi a principios del siglo XX, en el que todas estas cosas sonaban a ciencia
ficción barata

Hoy, sin embargo, sabemos que no erró en sus apreciaciones. Es verdad que las células emiten
energía. La podemos medir. Todo nuestro organismo realiza sus funciones gracias a los
potenciales eléctricos que son capaces de provocar sus células. Lakhovsky creyó que los
cromosomas y condriomas celulares eran, como ya vimos, microscópicos circuitos que oscilan
entre el pulsante mar de ondas que es la vida. Tales elementos, como tubos de materia
aislante entre un líquido semejante en su composición al agua del mar (conductor de la
electricidad) producen casi infinitas gamas de longitudes de onda.

Explicó que esos diminutos circuitos eléctricos celulares son susceptibles de desequilibrarse
por múltiples causas: ondas cósmicas, atmosféricas, telúricas y las producidas por aparatos
eléctricos creados por el propio ser humano, las alteraciones minerales del protoplasma
celular, las agresiones a las membranas celulares (por ejemplo, por los llamados radicales
libres)...

Fue Lakhovsky el pionero práctico en estas materias. Hoy podemos aceptar, sin ninguna duda,
muchos de sus postulados pero no parecemos dispuestos a reconocer que él fue quien
removió el mundo del pensamiento para revolucionar nuestras ideas y hacer avanzar la
ciencia.

Sabemos que las células sanas dispersan una diferencia de potencial que podemos medir en
milivoltios y que cuando enferman disminuye notablemente.

Por todo ello y mucho más Lakhovsky estaba convencido de que era posible estimular a las
células para que su oscilación eléctrica retornase a la normalidad y así revertir el estado
patológico. Pero ¿cómo saber cual será la longitud de onda y la frecuencia apropiada para cada
célula?

Después de numerosas experiencias construyó un aparato capaz de producir un campo


electromagnético que reproducía todas las frecuencias interesantes. Estimulada de esta forma
cada célula puede vibrar en resonancia con su propia frecuencia. Hoy en día es muy sencillo
realizar un instrumento semejante.

El Oscilador de Ondas consistía en un emisor y un receptor basados en el "circuito oscilante"


que ya había utilizado con éxito durante muchos años. Son notables sus experiencias previas
con plantas y animales a los que se provocaban determinados tipos de tumoraciones y que
retornaban a la normalidad con un simple circuito. Se trataba, por tanto, de un oscilador que
reproducía todas las longitudes de onda fundamentales desde 10 centímetros a 400 metros,
con todas las frecuencias entre 750.000 ciclos por segundo a 3.000.000.000 emitiendo,
además, numerosas frecuencias armónicas que ampliaban la gama desde 1 a 300 trillones de
pulsaciones por segundo. Entre esta escala de vibraciones se encuentran todas las
posibilidades vibratorias de las células de nuestro organismo y, por tanto, se consigue (por el
fenómeno de la resonancia) que recuperen su normalidad energética y funcional.

Todo esto sería apenas una teoría medianamente curiosa si no fuera porque desde el año
1930 numerosos médicos y enfermos certificaron la extraordinaria utilidad del oscilador de
Lakhovsky. Antes ya había curado radicalmente muchos casos de los llamados "cánceres
vegetales", por ejemplo, el de los pelargoniums a los que se inocula la Bacterium tumefaciens.

Pero desde principios de los años treinta el aparato de Lakhovsky se utilizó en diferentes
hospitales de París (Hôpital Saint-Louis, Val de Grâce, Calvaire, Hôpital Necker, Dispensaire
Franco-Britannique, laboratorios de la Fédération Nationale de Blessés du Poumon y el Institut
de Physique Biológique). En todos estos hospitales e instituciones se recogen testimonios
firmados y certificaciones de diferentes doctores que nos ponen en la grave tesitura de tener
que explicarnos cómo es que todo esto ha quedado sepultado entre la más flagrante
ignorancia.

No es posible reproducir aquí la ingente cantidad de informes positivos que generó el uso de
su oscilador celular en los años treinta, incluyendo un número elevado de curaciones de casos
de cáncer certificadas por prestigiosos doctores que tuvieron la suficiente amplitud de criterio
como para aceptar probar el aparato.

EL OSCILADOR DE ONDAS MÚLTIPLES Y SUS APLICACIONES

Gracias a diferentes prácticas médicas hechas, sobre todo en Francia, en el tratamiento de


tumores cancerígenos usando para ello el oscilador de ondas múltiples se pudo demostrar, en
la mayoría de los casos una evolución satisfactoria en los pacientes que vieron cómo los
tumores y la metástasis iban desapareciendo, y en los casos donde no se vio una evolución tan
marcada, se consiguió poner fin al crecimiento de los mencionados tumores.

Pero eso no lo es todo, el Oscilador de Ondas Múltiples de Georges Lakhovsky sirve para tratar
cualquier tipo de patología existente en el cuerpo. Podemos tratar de manera exitosa y
obteniendo resultados muy positivos en pocos días problemas relacionados con el Sistema
Óseo, Sistema Muscular, Sistema Respiratorio, Sistema o aparato Digestivo, Sistema Excretor
o Urinario, Sistema Circulatorio, Sistema Hormonal o Endocrino, Sistema Nervioso, Aparato
Reproductor, Sistema Linfático, y el Sistema inmunológico.

TRATAMIENTOS HOLÍSTICOS

Tienen una relación muy estrecha con los resultados de las investigaciones de Lakhovsky,
puesto que ven el tratamiento de las enfermedades desde el punto de vista del cuerpo como
un todo, no se trata de atacar una enfermedad en específico sino de mejorar el cuerpo en su
totalidad para que funcione de la manera correcta y así, él mismo, puede regenerarse y
superar las dolencias.

LA MEDICINA ELECTROMAGNÉTICA:

Al igual que el holismo no se encargan de un solo órgano a la vez, si no del cuerpo como un
todo, y usan en sus tratamientos, con el oscilador de ondas múltiples, buscando crear armonía
y de esta manera que el cuerpo se vea fortalecido alcanzando unos niveles excelentes de
oxigenación y de vitalidad.

CÓMO SE APLICA EL TRATAMIENTO.

El aparato se compone de un emisor y un receptor que provocan un campo electromagnético


de múltiples longitudes de onda. Los dos resonadores citados se colocan uno frente a otro, a
una distancia de 1,3 a 1,5 metros. El paciente se ubica en medio, sentado en una silla no
metálica sino de algún material aislante como la madera.

La duración de la sesión dependerá del estado del enfermo y el estado de la enfermedad. En


principio 15 - 25 minutos son suficientes en cada sesión. Se pueden obtener excelentes
resultados con irradiaciones de cinco a siete minutos cada dos días. Algunos profesionales
opinan que cada sesión debe durar de diez a doce minutos. Finalmente, el número de sesiones
necesarias es extremadamente variable, dependiendo del estado y las reacciones del enfermo.

El paciente no siente ninguna molestia durante la terapia y tampoco existe ningún tipo de
contraindicación. Al contrario, el paciente entra en un estado de tranquilidad y relajación
debido a un leve aumento de saturación de oxígeno.

El Oscilador de Ondas Múltiples, puede ser utilizado por cualquier tipo de terapeuta, médico, o
profesional con la correspondiente formación que ofrece quantumspain.es.

El Oscilador de Ondas Múltiples de Quantum Spain, es el único dispositivo original de Georges


Lakhovsky el cual no solo consta del Oscilador de Ondas y las antenas de Lakhovsky, sino que
también ofrece un gran abanico de posibilidades terapéuticas como por ejemplo:

- Terapia con la Lámpara de Gas de Argón (Oxigenación celular).


- Terapia con la Lámpara de Rife (Terapia Rife – Eliminación de patógenos)
- Terapia para el dolor con la Antena Impresa Plateada (Lesiones, dolores musculares,
patologías focalizadas).
- Terapia de relajación con los cojines terapéuticos (Relajación en general).
- Terapia de alta frecuencia con los Electrodos de Vidrio (Estética, belleza y dolor).
- Generar plata coloidal con el Oscilador de Ondas Múltiples (Accesorio).
Oscilador de Ondas Múltiples en la actualidad:

En la actualidad, el Oscilador de Ondas Múltiples ha sido mejorado y adaptado a los


tiempos ofreciendo así una versión más sofisticada y potente.
Actualmente el Oscilador de Ondas Múltiples de Geroges Lakhovsky se sigue fabricando en una
prestigiosa fábrica Holandesa que cuenta con la única patente original del sistema.

Quantum Spain es el distribuidor oficial en España, Portugal y Latinoamérica.

Para cualquier duda o consulta pueden dirigirse a nosotros a través de:

Departamento técnico y de formación

Tel. 609 515 870

info@quantumspain.es

Félix Sánchez – Director general

Tel. 628 500 877

felix@quantumspain.es

www.quantumspain.es

También podría gustarte