Está en la página 1de 3

Origen

La psicopatología como toda ciencia, tiene un origen cultural, ligado a épocas


históricas, en las cuales se buscaba una explicación a los trastornos mentales,
(Berrios, 2008). Esparcia menciona en su libro tres conceptos, que se relacionan
al origen de la conducta anormal, entre ellos están: concepción mágica (conductas
anormales explicadas mediante magia o fenómenos sobrenaturales) concepción
organicista (explicada mediante disfunciones físicas) y concepción psicogenética
(explicada mediante fenómenos psicológicos o psicosociales). (Esparcia, 2006)

La concepción mágica se da principalmente en las culturas primitivas y


sociedades preclásicas, puesto que creían que, si poseían un trastorno mental,
esto era producto de un castigo divino, o influencia de un demonio (Esparcia,
2006). Entre sus principales “prácticas médicas” o “terapia” estas comunidades
realizaban un “exorcismo” para de esta forma expulsar al “demonio” del cuerpo de
la persona, aparentemente, enferma. Además existió otra práctica, denominada
trepanación, esta consistía en realizar un agujero en el cráneo, de manera que “los
espíritus malignos” se liberaran. (Angesan, 2014)

Dando unos pasos más entre el tiempo nos situamos en las culturas
Grecorromanas, en esta época, aun se consideraba a las enfermedades mentales
como concepción mágica, pero esto de fue tornando falso progresivamente,
mencionando asi que estos son provocados por causas físicas, además en la
misma época, Hipócrates crea la famosa “Teoría de los humores” que relacionada
con las enfermedades mentales, estos se expresan psíquicamente los trastornos
humorales. (Esparcia, 2006). Platón nos menciona por otro lado, cuatro tipos de
locura: profética, teléstica poética y erótica y Aristóteles, tuvo también un papel
importante, pues mencionaba que “la liberación de las emociones o pasiones
reprimidas era un requisito esencial para el tratamiento de la enfermedad mental”
(Angesan, 2014) convirtiéndose así en uno de los primeros terapeutas.

En la Edad media, la Iglesia Católica tenía un poder alto, tanto así que inclusive,
en el siglo XIII se consideraba que una persona loca estaba “poseída por el
diablo” , en donde por obvias razones realizaban prácticas terapéuticas como:
agua bendita, exorcismos, etc., para restaurar el pacto con Dios. Las aportaciones
intelectuales aun eran minoría. (Berrios, 2008)

Como se sabe, el Renacimiento es la época de resurgimiento de las ciencias,


aquí ya se mencionaba que la enfermedad mental era causa natural, y no una
causa divina. Alrededor del siglo XV aparecen los primeros hospitales psiquiátricos
y manicomios, fundados en Londres, Barcelona y Valencia. Weyer es considerado
como el padre de la psicopatología moderna y primer psiquiatra. Ya en el siglo
XVIII se dio un gran auge de la descripción y observación clínica de los diferentes
trastornos y la predisposición a recluirlos en centros e instituciones. (Esparcia,
2006)

A finales del siglo XVIII y primera mitad del siglo XIX podemos destacar dos
procesos importantes: una gran primera reforma asistencial, la que consistía en la
sensibilización a las condiciones inhumanas en las que vivían las personas con
trastornos mentales, amabilidad con el enfermo, compasión y darles esperanzas,
en una sola palabra, un “Tratamiento moral”; y como segundo proceso una nueva
clínica, esta se basaba en la aplicación de un método clínico descriptivo, en el cual
se recopila los casos, se realiza una observación detallada del comportamiento y
síntomas, para de esta forma clasificarlos mediante en tipo de trastorno que
poseen. (Belloch, Sandín, & Ramos , 1995)

Entre los siglos XIX y principios del XX se dan aportaciones importantes en el


campo de la psicopatología, creándose dos teorías explicativas, una de tipo
biologista “El antecesor más importante de la concepción organicista es Griesinger
(1817-1868). Este psiquiatra alemán estaba convencido de que sería posible
establecer una relación directa entre los diferentes trastornos psicopatológicos y
lesiones anatómicas en el sistema nervioso central” (Esparcia, 2006, págs. 23-24);
y una de tipo psicologista como lo menciona Esparcia

“Precursores de esta perspectiva en Europa serían Charcot,


Babinski, Janet,Freud y Bleuler; Meyer lo sería en Estados Unidos. El
planteamiento de una posible causa psicológica en la génesis del trastorno mental
proviene, esencialmente, del psicoanálisis. Con Freud, el centro de interés se
desplaza de los cuadros psicóticos (que básicamente son los que había tratado
Kraepelin) a los cuadros neuróticos, pero además trata la disociación entre
conducta normal y anormal, de manera que posibilita una comprensión más
completa del fenómeno psíquico tanto si es normal como si es morboso. Otro
delos grandes méritos de este autor consistió en sustituir el método clínico de la
anamnesis por el patobiográfico; es decir: se pasa de la historia de la
“enfermedad” a la historia del “enfermo”.” (Esparcia, 2006, pág. 24)

La historia de la psicopatología al igual que otras ciencias es muy compleja, y


se la vine tratando y utilizando desde antaño, obviamente con prácticas diferentes
por épocas y que han ido evolucionado al pasar de los años, yo pienso que en la
época en la que estamos se encuentra muy bien situada, puesto que si es algo
médico, natural y psicológico, y que con un buen tratamiento y sobre todo a tiempo
y en instituciones correctas puede darse un tratamiento y como desencadenante
una posible cura.