Está en la página 1de 28

Catequesis del Papa Francisco sobre la Familia

1
Catequesis del Papa Francisco sobre la Familia

1. Sínodo Extraordinario 2014 (10.12.14) ................................................................................................ 3


2. La Familia de Nazaret (17.12.14)......................................................................................................... 4
3. La madre en la familia (7.1.15) ............................................................................................................ 4
4. El padre en la familia (1) (28.1.15) ...................................................................................................... 5
5. El padre en la familia (2) (4.2.15) ........................................................................................................ 6
6. Los hijos en la familia (11.2.14).......................................................................................................... 7
7. Los hermanos (18.2.14) ....................................................................................................................... 8
8. Los ancianos en la familia (4.3.15)....................................................................................................... 8
9. Los abuelos en la familia (11.3.15) ...................................................................................................... 9
10. Los niños (1) (18.3.15)......................................................................................................................10
11. Anunciación (25.3.15) ......................................................................................................................11
12. Los niños (2) (8.4.15) .......................................................................................................................12
13. Diferencia y complementariedad varón y mujer (1) (15.4.15)............................................................13
14. Diferencia y complementariedad varón y mujer (2) (22.4.15)............................................................14
15. Matrimonio (1) (29.4.15) ..................................................................................................................14
16. Matrimonio (2) (6.5.14) ....................................................................................................................15
17. Vida en familia (13.5.15) ..................................................................................................................16
18. Educación de los hijos (20.5.15) .......................................................................................................17
19. Noviazgo (27.5.15) ...........................................................................................................................18
20. La pobreza y la familia (3.6.15) ........................................................................................................19
21. La enfermedad (10.6.15)...................................................................................................................20
22. La muerte (17.6.15) ..........................................................................................................................21
23. Crisis matrimoniales (24.6.15) ..........................................................................................................22
24. Las rupturas matrimoniales (5.8.15)..................................................................................................22
24. La fiesta (12.8.15).............................................................................................................................23
25. El trabajo y la familia (19.8.15)……………………………………………………………………….24
26. La Oración en la Familia (26.8.15)……………………………………………………………………25
27. La familia llamada a luchar contra la desertificación de la sociedad (2.9.15)…………………...……26
28. Vinculo entre Familia y Comunidad Cristiana (9.9.15)……………………………………………….27
29. La alianza hombre - mujer ha sido querida por Dios desde la creación (16.9.15)…………………....28

2
1. Sínodo Extraordinario 2014 (10.12.14)
Hemos concluido un ciclo de catequesis sobre la Iglesia. escucha del contexto y de los desafíos de la familia; la mirada
Damos gracias al Señor que nos hizo recorrer este camino fija en Cristo y el Evangelio de la familia; la confrontación con
redescubriendo la belleza y la responsabilidad de pertenecer a las perspectivas pastorales.
la Iglesia, de ser Iglesia, todos nosotros.
Sobre esta primera propuesta de síntesis se tuvo el debate en
Ahora iniciamos una nueva etapa, un nuevo ciclo, y el tema los grupos, que fue el tercer momento. Los grupos, como
será la familia; un tema que se introduce en este tiempo siempre, estaban divididos por idiomas, porque es mejor así, se
intermedio entre dos asambleas del Sínodo dedicadas a esta comunica mejor: italiano, inglés, español y francés. Cada
realidad tan importante. Por ello, antes de entrar en el itinerario grupo al final de su trabajo presentó una relación, y todas las
sobre los diversos aspectos de la vida familiar, hoy quiero relaciones de los grupos se publicaron inmediatamente. Todo
comenzar precisamente por la asamblea sinodal del pasado se entregó, para la transparencia, a fin de que se supiera lo que
mes de octubre, que tuvo este tema: «Los desafíos pastorales sucedía.
de la familia en el contexto de la nueva evangelización». Es
En ese punto —es el cuarto momento— una comisión examinó
importante recordar cómo se desarrolló y qué produjo, cómo
todas las sugerencias que surgieron de los grupos lingüísticos y
funcionó y qué produjo.
se hizo la Relación final, que mantuvo el esquema anterior —
Durante el Sínodo los medios de comunicación hicieron su escucha de la realidad, mirada al Evangelio y compromiso
trabajo —había gran expectativa, mucha atención— y les pastoral— pero buscó recoger el fruto de los debates en los
damos las gracias porque lo hicieron incluso en abundancia. grupos. Como siempre, se aprobó también un Mensaje final del
¡Muchas noticias, muchas! Esto fue posible gracias a la Sínodo, más breve y más divulgativo respecto a la Relación.
Oficina de prensa, que cada día hizo un briefing. Pero a
Este ha sido el desarrollo de la asamblea sinodal. Algunos de
menudo la visión de los medios de comunicación contaba un
vosotros podrían preguntarme: «¿Se han enfrentado los
poco con el estilo de las crónicas deportivas, o políticas: se
padres?». No sé si se han enfrentado, pero que hablaron fuerte,
hablaba con frecuencia de dos bandos, pro y contra,
sí, de verdad. Y esta es la libertad, es precisamente la libertad
conservadores y progresistas, etc. Hoy quisiera contar lo que
que hay en la Iglesia. Todo tuvo lugar «cum Petro et sub
fue el Sínodo.
Petro», es decir con la presencia del Papa, que es garantía para
Ante todo pedí a los padres sinodales que hablaran con todos de libertad y confianza, y garantía de la ortodoxia. Y al
franqueza y valentía y que escucharan con humildad, que final con mi intervención hice una lectura sintética de la
dijeran con valentía todo lo que tenían en el corazón. En el experiencia sinodal.
Sínodo no hubo una censura previa, sino que cada uno podía
Así, pues, los documentos oficiales que salieron del Sínodo
—es más, debía— decir lo que tenía en el corazón, lo que
son tres: el Mensaje final, la Relación final y el discurso final
pensaba sinceramente. «Pero, esto daría lugar a la discusión».
del Papa. No hay otros.
Es verdad, hemos escuchado cómo discutían los Apóstoles.
Dice el texto: surgió una fuerte discusión. Los Apóstoles se La Relación final, que fue el punto de llegada de toda la
gritaban entre ellos, porque buscaban la voluntad de Dios reflexión de las diócesis hasta ese momento, ayer se publicó y
sobre los paganos, si podían entrar en la Iglesia o no. Era algo se enviará a las Conferencias episcopales, que la debatirán con
nuevo. Siempre, cuando se busca la voluntad de Dios, en una vistas a la próxima asamblea, la Ordinaria, en octubre de 2015.
asamblea sinodal, hay diversos puntos de vista y se da el Digo que ayer se publicó —ya se había publicado—, pero ayer
debate y esto no es algo malo. Siempre que se haga con se publicó con las preguntas dirigidas a las Conferencias
humildad y con espíritu de servicio a la asamblea de los episcopales y así se convierte propiamente en Lineamenta del
hermanos. Hubiese sido algo malo la censura previa. No, no, próximo Sínodo.
cada uno debía decir lo que pensaba. Después de la Relación
inicial del cardenal Erdő, hubo un primer momento, Debemos saber que el Sínodo no es un parlamento, viene el
fundamental, en el cual todos los padres pudieron hablar, y representante de esta Iglesia, de esta Iglesia, de esta Iglesia...
No, no es esto. Viene el representante, sí, pero la estructura no
todos escucharon. Y era edificante esa actitud de escucha que
es parlamentaria, es totalmente diversa. El Sínodo es un
tenían los padres. Un momento de gran libertad, en el cual
cada uno expuso su pensamiento con parresia y con confianza. espacio protegido a fin de que el Espíritu Santo pueda actuar;
En la base de las intervenciones estaba el «Instrumento de no hubo enfrentamiento de grupos, como en el parlamento
trabajo», fruto de la anterior consultación a toda la Iglesia. Y donde esto es lícito, sino una confrontación entre los obispos,
que surgió tras un largo trabajo de preparación y que ahora
aquí debemos dar las gracias a la Secretaría del Sínodo por el
gran trabajo realizado tanto antes como durante la asamblea. continuará en otro trabajo, para el bien de las familias, de la
Han sido verdaderamente muy buenos. Iglesia y la sociedad. Es un proceso, es el normal camino
sinodal. Ahora esta Relatiovuelve a las Iglesias particulares y
Ninguna intervención puso en duda las verdades así continúa en ellas el trabajo de oración, reflexión y debate
fundamentales del sacramento del Matrimonio, es decir: fraterno con el fin de preparar la próxima asamblea. Esto es el
indisolubilidad, unidad, fidelidad y apertura a la vida (cf. Sínodo de los obispos. Lo encomendamos a la protección de la
Conc. Ecum. Vat. II, Gaudium et spes, 48; Código de derecho Virgen nuestra Madre. Que Ella nos ayude a seguir la voluntad
canónico, 1055-1056). Esto no se tocó. de Dios tomando las decisiones pastorales que ayuden más y
mejor a la familia. Os pido que acompañéis con la oración este
Todas las intervenciones se recogieron y así se llegó al
itinerario sinodal hasta el próximo Sínodo. Que el Señor nos
segundo momento, es decir a un borrador que se
ilumine, nos haga avanzar hacia la madurez de lo que, como
llama Relación posterior al debate. También esta Relación
Sínodo, debemos decir a todas las Iglesias. Y en esto es
estuvo a cargo del cardenal Erdő, dividida en tres puntos: la
3
importante vuestra oración.

2. La Familia de Nazaret (17.12.14)


El Sínodo de los obispos sobre la familia, que se acaba de hijo a trabajar. Treinta años. «¡Pero que desperdicio, padre!».
celebrar, ha sido la primera etapa de un camino, que se Los caminos de Dios son misteriosos. Lo que allí era
concluirá el próximo mes de octubre con la celebración de importante era la familia. Y eso no era un desperdicio. Eran
otra asamblea sobre el tema «Vocación y misión de la familia grandes santos: María, la mujer más santa, inmaculada, y José,
en la Iglesia y en el mundo». La oración y la reflexión que el hombre más justo... La familia.
deben acompañar este camino implican a todo el pueblo de
Ciertamente que nos enterneceríamos con el relato acerca del
Dios. Quisiera que también las habituales meditaciones de las
modo en que Jesús adolescente afrontaba las citas de la
audiencias del miércoles se introduzcan en este camino común.
comunidad religiosa y los deberes de la vida social; al conocer
He decidido, por ello, reflexionar con vosotros, durante este
cómo, siendo joven obrero, trabajaba con José; y luego su
año, precisamente sobre la familia, sobre este gran don que el
modo de participar en la escucha de las Escrituras, en la
Señor entregó al mundo desde el inicio, cuando confirió a
oración de los salmos y en muchas otras costumbres de la vida
Adán y Eva la misión de multiplicarse y llenar la tierra
cotidiana. Los Evangelios, en su sobriedad, no relatan nada
(cf. Gn 1, 28). Ese don que Jesús confirmó y selló en su
acerca de la adolescencia de Jesús y dejan esta tarea a nuestra
Evangelio.
afectuosa meditación. El arte, la literatura, la música
La cercanía de la Navidad enciende una gran luz sobre este recorrieron esta senda de la imaginación. Ciertamente, no se
misterio. La Encarnación del Hijo de Dios abre un nuevo inicio nos hace difícil imaginar cuánto podrían aprender las madres
en la historia universal del hombre y la mujer. Y este nuevo de las atenciones de María hacia ese Hijo. Y cuánto los padres
inicio tiene lugar en el seno de una familia, en Nazaret. Jesús podrían obtener del ejemplo de José, hombre justo, que dedicó
nació en una familia. Él podía llegar de manera espectacular, o su vida en sostener y defender al niño y a su esposa —su
como un guerrero, un emperador... No, no: viene como un hijo familia— en los momentos difíciles. Por no decir cuánto
de familia. Esto importante: contemplar en el belén esta escena podrían ser alentados los jóvenes por Jesús adolescente en
tan hermosa. comprender la necesidad y la belleza de cultivar su vocación
más profunda, y de soñar a lo grande. Jesús cultivó en esos
Dios eligió nacer en una familia humana, que Él mismo formó.
treinta años su vocación para la cual lo envió el Padre. Y Jesús
La formó en un poblado perdido de la periferia del Imperio
jamás, en ese tiempo, se desalentó, sino que creció en valentía
Romano. No en Roma, que era la capital del Imperio, no en
para seguir adelante con su misión.
una gran ciudad, sino en una periferia casi invisible, sino más
bien con mala fama. Lo recuerdan también los Evangelios, casi Cada familia cristiana —como hicieron María y José—, ante
como un modo de decir: «¿De Nazaret puede salir algo todo, puede acoger a Jesús, escucharlo, hablar con Él,
bueno?» (Jn 1, 46). Tal vez, en muchas partes del mundo, custodiarlo, protegerlo, crecer con Él; y así mejorar el mundo.
nosotros mismos aún hablamos así, cuando oímos el nombre Hagamos espacio al Señor en nuestro corazón y en nuestras
de algún sitio periférico de una gran ciudad. Sin embargo, jornadas. Así hicieron también María y José, y no fue fácil:
precisamente allí, en esa periferia del gran Imperio, inició la ¡cuántas dificultades tuvieron que superar! No era una familia
historia más santa y más buena, la de Jesús entre los hombres. artificial, no era una familia irreal. La familia de Nazaret nos
Y allí se encontraba esta familia. compromete a redescubrir la vocación y la misión de la
familia, de cada familia. Y, como sucedió en esos treinta años
Jesús permaneció en esa periferia durante treinta años. El
en Nazaret, así puede suceder también para nosotros: convertir
evangelista Lucas resume este período así: Jesús «estaba sujeto
en algo normal el amor y no el odio, convertir en algo común
a ellos [es decir a María y a José]. Y uno podría decir: «Pero
la ayuda mutua, no la indiferencia o la enemistad. No es una
este Dios que viene a salvarnos, ¿perdió treinta años allí, en
casualidad, entonces, que «Nazaret» signifique «Aquella que
esa periferia de mala fama?». ¡Perdió treinta años! Él quiso
custodia», como María, que —dice el Evangelio—
esto. El camino de Jesús estaba en esa familia. «Su madre
«conservaba todas estas cosas en su corazón» (cf. Lc 2, 19.51).
conservaba todo esto en su corazón. Y Jesús iba creciendo en
Desde entonces, cada vez que hay una familia que custodia
sabiduría, en estatura y en gracia ante Dios y ante los
este misterio, incluso en la periferia del mundo, se realiza el
hombres» (2, 51-52). No se habla de milagros o curaciones, de
misterio del Hijo de Dios, el misterio de Jesús que viene a
predicaciones —no hizo nada de ello en ese período—, de
salvarnos, que viene para salvar al mundo. Y esta es la gran
multitudes que acudían a Él. En Nazaret todo parece suceder
misión de la familia: dejar sitio a Jesús que viene, acoger a
«normalmente», según las costumbres de una piadosa y
Jesús en la familia, en la persona de los hijos, del marido, de la
trabajadora familia israelita: se trabajaba, la mamá cocinaba,
esposa, de los abuelos... Jesús está allí. Acogerlo allí, para que
hacía todas las cosas de la casa, planchaba las camisas... todas
crezca espiritualmente en esa familia. Que el Señor nos dé esta
las cosas de mamá. El papá, carpintero, trabajaba, enseñaba al
gracia en estos últimos días antes de la Navidad. Gracias.

3. La madre en la familia (7.1.15)


En estos días la liturgia de la Iglesia ha puesto delante de a Jesús, ella nos hace ver a Jesús.
nuestros ojos la imagen de la Virgen María Madre de Dios. El
Continuamos con las catequesis sobre la familia. En la familia
primer día del año es la fiesta de la Madre de Dios, a la cual
está la madre. Cada persona humana debe su vida a una madre,
sigue la de la epifanía, con el recuerdo de la visita de los Reyes
y casi siempre le debe mucho de su existencia sucesiva, de su
Magos. Escribe el evangelista Mateo: “Cuando entraron en la
formación humana y espiritual. La madre entretanto, si bien es
casa vieron el niño con María su madre, se postraron y lo
muy alabada desde el punto de vista simbólico, tantas poesías,
adoraron”. Es la Madre que después de haberlo generado,
tantas cosas bellas que se dicen de la madre..., es poco ayudada
presenta el Hijo al mundo. Ella nos da a Jesús, ella nos muestra
4
en la vida cotidiana, poco considerada en su rol central en la significa solamente ser asesinados; dar la vida, tener espíritu
sociedad. Más aún, muchas veces se aprovecha de la de martirio es dar en el propio deber, en el silencio, en la
disponibilidad que tienen las madres de sacrificarse por los oración, en el cumplimiento honesto del deber; en aquel
hijos, para 'ahorrar' en el gasto social. silencio de la vida cotidiana; dar la vida poco a poco. Sí, como
la da una madre que sin temor y con la simplicidad del martirio
Sucede también en la comunidad cristiana que la madre no
materno, concibe en su vientre a un hijo, lo da a la luz, lo
siempre sea tenida en la debida consideración, que sea poco
amamanta, lo hace crecer y lo atiende con afecto. Es dar la
escuchada. Si bien en el centro de la vida de la Iglesia está la
vida. Y estas son las madres. Es martirio”.
madre de Jesús. Quizás las madres, prontas a tantos sacrificios
por los propios hijos, y no raramente también por los de otros, Sí, ser madre no significa solamente traer un hijo al mundo,
deberían ser más escuchadas. pero es también tomar una decisión de vida, la decisión de dar
la vida. ¿Qué elige una madre, cuál es la elección de vida de
Sería necesario entender más su lucha cotidiana para ser
una madre?, la elección de vida de una madre es dar la vida, y
eficientes en el trabajo, y atentas y cariñosas en la familia;
esto es grande, es bello.
habría que entender mejor a aspiran para expresar los frutos
mejores y auténticos de su emancipación. Una madre con los Una sociedad sin madres sería una sociedad inhumana, porque
hijos tiene siempre trabajo, problemas. Me acuerdo en mi casa las madres saben siempre dar testimonio, mismo en los peores
que éramos cinco, y mientras uno combinaba una, el otro momentos, con ternura, dedicación y fuerza moral.
preparaba otra, y la pobre mamá iba de un lado al otro, pero
Las madres transmiten muchas veces también el sentido más
era feliz. Dio tanto.
profundo de la práctica religiosa: en las primeras oraciones, en
Las madres son el antídoto más fuerte a la expansión del los primeros gestos de devoción que un niño aprende, está
individualismo egoísta. 'Individuo', quiere decir que no se escrito el valor de la fe en la vida de un ser humano. Es un
puede dividir. Las madres en cambio se dividen desde el mensaje que las madres creyentes saben transmitir sin tantas
momento en el que aceptan un hijo para darlo al mundo y explicaciones: estas llegarán después, pero la semilla de la fe
hacerlo crecer. Son ellas, las madres, quienes más odian las está en aquellos primeros y preciosísimos instantes.
guerras que asesinan a sus hijos. Tantas veces he pensado en
Sin las madres, no solamente no habría nuevos fieles, pero la
aquellas mamás cuando recibieron la carta que dice que su hijo
fe perdería buena parte de su calor simple y profundo. Y la
cayó en defensa de la patria. Pobres mujeres, como sufre una
Iglesia es madre, con todo esto, es nuestra madre. Nosotros no
madre.
somos huérfanos, tenemos madre: la Virgen, la Iglesia y
Son ellas quienes dan testimonio de la belleza de la vida. El nuestra madre. Somos hijos de la Iglesia, somos hijo de la
arzobispo Oscar Arnulfo Romero, decía que las mamás viven Virgen y somos hijos de nuestras madres.
un 'martirio materno'. En una homilía cuando un sacerdote fue
Queridas mamás, gracias, gracias por lo que son en las familias
asesinado por los escuadrones de la muerte, él dijo, haciendo
y por lo que dan a la Iglesia y al mundo. Y a ti amada Iglesia
eco al Concilio Vaticano II:
gracias, gracias por ser madre; y a tí María madre de Dios,
“Todos debemos estar dispuestos a morir por nuestra fe, gracias por hacernos ver a Jesús. Y a todas las mamás aquí
mismo si el Señor no nos concede este honor... Dar la vida no presentes les saludamos con un aplauso».

4. El padre en la familia (1) (28.1.15)


Retomamos el camino de catequesis sobre la familia. Hoy nos responsabilidades para construir su futuro y el de la sociedad.
dejamos guiar por la palabra «padre». Una palabra más que
Esto, ciertamente, no es una actitud buena. Y, como sucede
ninguna otra con especial valor para nosotros, los cristianos,
con frecuencia, se pasa de un extremo a otro. El problema de
porque es el nombre con el cual Jesús nos enseñó a llamar a
nuestros días no parece ser ya tanto la presencia entrometida
Dios: padre. El significado de este nombre recibió una nueva
de los padres, sino más bien su ausencia, el hecho de no estar
profundidad precisamente a partir del modo en que Jesús lo
presentes. Los padres están algunas veces tan concentrados en
usaba para dirigirse a Dios y manifestar su relación especial
sí mismos y en su trabajo, y a veces en sus propias
con Él. El misterio bendito de la intimidad de Dios, Padre,
realizaciones individuales, que olvidan incluso a la familia. Y
Hijo y Espíritu, revelado por Jesús, es el corazón de nuestra fe
dejan solos a los pequeños y a los jóvenes. Siendo obispo de
cristiana.
Buenos Aires percibía el sentido de orfandad que viven hoy los
«Padre» es una palabra conocida por todos, una palabra chicos; y a menudo preguntaba a los papás si jugaban con sus
universal. Indica una relación fundamental cuya realidad es tan hijos, si tenían el valor y el amor de perder tiempo con los
antigua como la historia del hombre. Hoy, sin embargo, se ha hijos. Y la respuesta, en la mayoría de los casos, no era buena:
llegado a afirmar que nuestra sociedad es una «sociedad sin «Es que no puedo porque tengo mucho trabajo...». Y el padre
padres». En otros términos, especialmente en la cultura estaba ausente para ese hijo que crecía, no jugaba con él, no,
occidental, la figura del padre estaría simbólicamente ausente, no perdía tiempo con él.
desviada, desvanecida. En un primer momento esto se percibió
Ahora, en este camino común de reflexión sobre la familia,
como una liberación: liberación del padre-patrón, del padre
quiero decir a todas las comunidades cristianas que debemos
como representante de la ley que se impone desde fuera, del
estar más atentos: la ausencia de la figura paterna en la vida de
padre como censor de la felicidad de los hijos y obstáculo a la
los pequeños y de los jóvenes produce lagunas y heridas que
emancipación y autonomía de los jóvenes. A veces en algunas
pueden ser incluso muy graves. Y, en efecto, las desviaciones
casas, en el pasado, reinaba el autoritarismo, en ciertos casos
de los niños y adolescentes pueden darse, en buena parte, por
nada menos que el maltrato: padres que trataban a sus hijos
esta ausencia, por la carencia de ejemplos y de guías
como siervos, sin respetar las exigencias personales de su
autorizados en su vida de todos los días, por la carencia de
crecimiento; padres que no les ayudaban a seguir su camino
cercanía, la carencia de amor por parte de los padres. El
con libertad —si bien no es fácil educar a un hijo en libertad—
sentimiento de orfandad que viven hoy muchos jóvenes es más
; padres que no les ayudaban a asumir las propias

5
profundo de lo que pensamos. una perspectiva verdadera. Los jóvenes se quedan, de este
modo, huérfanos de caminos seguros que recorrer, huérfanos
Son huérfanos en la familia, porque los padres a menudo están
de maestros de quien fiarse, huérfanos de ideales que caldeen
ausentes, incluso físicamente, de la casa, pero sobre todo
el corazón, huérfanos de valores y de esperanzas que los
porque, cuando están, no se comportan como padres, no
sostengan cada día. Los llenan, en cambio, de ídolos pero les
dialogan con sus hijos, no cumplen con su tarea educativa, no
roban el corazón; les impulsan a soñar con diversiones y
dan a los hijos, con su ejemplo acompañado por las palabras,
placeres, pero no se les da trabajo; se les ilusiona con el dios
los principios, los valores, las reglas de vida que necesitan
dinero, negándoles la verdadera riqueza.
tanto como el pan. La calidad educativa de la presencia paterna
es mucho más necesaria cuando el papá se ve obligado por el Y entonces nos hará bien a todos, a los padres y a los hijos,
trabajo a estar lejos de casa. A veces parece que los padres no volver a escuchar la promesa que Jesús hizo a sus discípulos:
sepan muy bien cuál es el sitio que ocupan en la familia y «No os dejaré huérfanos» (Jn 14, 18). Es Él, en efecto, el
cómo educar a los hijos. Y, entonces, en la duda, se abstienen, Camino que recorrer, el Maestro que escuchar, la Esperanza de
se retiran y descuidan sus responsabilidades, tal vez que el mundo puede cambiar, de que el amor vence al odio,
refugiándose en una cierta relación «de igual a igual» con sus que puede existir un futuro de fraternidad y de paz para todos.
hijos. Es verdad que tú debes ser «compañero» de tu hijo, pero Alguno de vosotros podrá decirme: «Pero Padre, hoy usted ha
sin olvidar que tú eres el padre. Si te comportas sólo como un estado demasiado negativo. Ha hablado sólo de la ausencia de
compañero de tu hijo, esto no le hará bien a él. los padres, lo que sucede cuando los padres no están cerca de
sus hijos...». Es verdad, quise destacar esto, porque el
Y este problema lo vemos también en la comunidad civil. La
miércoles próximo continuaré esta catequesis poniendo de
comunidad civil, con sus instituciones, tiene una cierta
relieve la belleza de la paternidad. Por eso he elegido
responsabilidad —podemos decir paternal— hacia los jóvenes,
comenzar por la oscuridad para llegar a la luz. Que el Señor
una responsabilidad que a veces descuida o ejerce mal.
nos ayude a comprender bien estas cosas. Gracias.
También ella a menudo los deja huérfanos y no les propone

5. El padre en la familia (2) (4.2.15)


Hoy quiero desarrollar la segunda parte de la reflexión sobre la consuelo y cuánta recompensa se recibe cuando los hijos
figura del padre en la familia. La vez pasada hablé del peligro rinden honor a esta herencia. Es una alegría que recompensa
de los padres «ausentes», hoy quiero mirar más bien el aspecto toda fatiga, que supera toda incomprensión y cura cada herida.
positivo. También san José fue tentado de dejar a María,
La primera necesidad, por lo tanto, es precisamente esta: que el
cuando descubrió que estaba embarazada; pero intervino el
padre esté presente en la familia. Que sea cercano a la esposa,
ángel del Señor que le reveló el designio de Dios y su misión
para compartir todo, alegrías y dolores, cansancios y
de padre putativo; y José, hombre justo, «acogió a su esposa»
esperanzas. Y que sea cercano a los hijos en su crecimiento:
(Mt 1, 24) y se convirtió en el padre de la familia de Nazaret.
cuando juegan y cuando tienen ocupaciones, cuando son
Cada familia necesita del padre. Hoy nos centramos en el valor despreocupados y cuando están angustiados, cuando se
de su papel, y quisiera partir de algunas expresiones que se expresan y cuando son taciturnos, cuando se lanzan y cuando
encuentran en el libro de los Proverbios, palabras que un padre tienen miedo, cuando dan un paso equivocado y cuando
dirige al propio hijo, y dice así: «Hijo mío, si se hace sabio tu vuelven a encontrar el camino; padre presente, siempre. Decir
corazón, también mi corazón se alegrará. Me alegraré de todo presente no es lo mismo que decir controlador. Porque los
corazón si tus labios hablan con acierto» (Pr 23, 15-16). No se padres demasiado controladores anulan a los hijos, no los
podría expresar mejor el orgullo y la emoción de un padre que dejan crecer.
reconoce haber transmitido al hijo lo que importa de verdad en
El Evangelio nos habla de la ejemplaridad del Padre que está
la vida, o sea, un corazón sabio. Este padre no dice: «Estoy
en el cielo —el único, dice Jesús, que puede ser llamado
orgulloso de ti porque eres precisamente igual a mí, porque
verdaderamente «Padre bueno» (cf. Mc 10, 18). Todos
repites las cosas que yo digo y hago». No, no le dice
conocen esa extraordinaria parábola llamada del «hijo
sencillamente algo. Le dice algo mucho más importante, que
pródigo», o mejor del «padre misericordioso», que está en el
podríamos interpretar así: «Seré feliz cada vez que te vea
Evangelio de san Lucas en el capítulo 15 (cf. 15, 11-32).
actuar con sabiduría, y me emocionaré cada vez que te escuche
Cuánta dignidad y cuánta ternura en la espera de ese padre que
hablar con rectitud. Esto es lo que quise dejarte, para que se
está en la puerta de casa esperando que el hijo regrese. Los
convirtiera en algo tuyo: el hábito de sentir y obrar, hablar y
padres deben ser pacientes. Muchas veces no hay otra cosa que
juzgar con sabiduría y rectitud. Y para que pudieras ser así, te
hacer más que esperar; rezar y esperar con paciencia, dulzura,
enseñé lo que no sabías, corregí errores que no veías. Te hice
magnanimidad y misericordia.
sentir un afecto profundo y al mismo tiempo discreto, que tal
vez no has reconocido plenamente cuando eras joven e Un buen padre sabe esperar y sabe perdonar desde el fondo del
incierto. Te di un testimonio de rigor y firmeza que tal vez no corazón. Cierto, sabe también corregir con firmeza: no es un
comprendías, cuando hubieses querido sólo complicidad y padre débil, complaciente, sentimental. El padre que
protección. Yo mismo, en primer lugar, tuve que ponerme a la sabe corregir sin humillar es el mismo que sabe proteger sin
prueba de la sabiduría del corazón, y vigilar sobre los excesos guardar nada para sí. Una vez escuché en una reunión de
del sentimiento y del resentimiento, para cargar el peso de las matrimonio a un papá que decía: «Algunas veces tengo que
inevitables incomprensiones y encontrar las palabras justas castigar un poco a mis hijos... pero nunca bruscamente para no
para hacerme entender. Ahora —sigue el padre—, cuando veo humillarlos». ¡Qué hermoso! Tiene sentido de la dignidad.
que tú tratas de ser así con tus hijos, y con todos, me Debe castigar, lo hace del modo justo, y sigue adelante.
emociono. Soy feliz de ser tu padre». Y esto lo que dice un
Así, pues, si hay alguien que puede explicar en profundidad la
padre sabio, un padre maduro.
oración del «Padrenuestro», enseñada por Jesús, es
Un padre sabe bien lo que cuesta transmitir esta herencia: precisamente quien vive en primera persona la paternidad. Sin
cuánta cercanía, cuánta dulzura y cuánta firmeza. Pero, cuánto la gracia que viene del Padre que está en los cielos, los padres

6
pierden valentía y abandonan el campo. Pero los hijos La Iglesia, nuestra madre, está comprometida en apoyar con
necesitan encontrar un padre que los espera cuando regresan de todas las fuerzas la presencia buena y generosa de los padres
sus fracasos. Harán de todo por no admitirlo, para no hacerlo en las familias, porque ellos son para las nuevas generaciones
ver, pero lo necesitan; y el no encontrarlo abre en ellos heridas custodios y mediadores insustituibles de la fe en la bondad, de
difíciles de cerrar. la fe en la justicia y en la protección de Dios, como san José.

6. Los hijos en la familia (11.2.14)


Después de haber reflexionado sobre las figuras de la madre y nadie podrá destruir.
del padre, en esta catequesis sobre la familia quiero hablar del
Hoy parece más difícil para los hijos imaginar su futuro. Los
hijo o, mejor dicho, de los hijos. Me inspiro en una hermosa
padres —aludí a ello en las catequesis anteriores— han dado,
imagen de Isaías. El profeta escribe: «Tus hijos se reúnen y
quizá, un paso atrás, y los hijos son más inseguros al dar pasos
vienen hacia ti. Vienen tus hijos desde lejos, a tus hijas las
hacia adelante. Podemos aprender la buena relación entre las
traen en brazos. Entonces lo verás y estarás radiante; tu
generaciones de nuestro Padre celestial, que nos deja libres a
corazón se asombrará, se ensanchará» (60, 4-5a). Es una
cada uno de nosotros, pero nunca nos deja solos. Y si nos
espléndida imagen, una imagen de la felicidad que se realiza
equivocamos, Él continúa siguiéndonos con paciencia, sin
en el reencuentro entre padres e hijos, que caminan juntos
disminuir su amor por nosotros. El Padre celestial no da pasos
hacia el futuro de libertad y paz, tras un largo período de
atrás en su amor por nosotros, ¡jamás! Va siempre adelante, y
privaciones y separación, cuando el pueblo judío se hallaba
si no puede ir delante, nos espera, pero nunca va para atrás;
lejos de su patria.
quiere que sus hijos sean intrépidos y den pasos hacia adelante.
En efecto, existe un estrecho vínculo entre la esperanza de un
Por su parte, los hijos no deben tener miedo del compromiso
pueblo y la armonía entre las generaciones. Debemos pensar
de construir un mundo nuevo: es justo que deseen que sea
bien en esto. Existe un vínculo estrecho entre la esperanza de
mejor que el que han recibido. Pero hay que hacerlo sin
un pueblo y la armonía entre las generaciones. La alegría de
arrogancia, sin presunción. Hay que saber reconocer el valor
los hijos estremece el corazón de los padres y vuelve a abrir el
de los hijos, y se debe honrar siempre a los padres.
futuro. Los hijos son la alegría de la familia y de la sociedad.
No son un problema de biología reproductiva, ni uno de los El cuarto mandamiento pide a los hijos —y todos los somos—
tantos modos de realizarse. Y mucho menos son una posesión que honren al padre y a la madre (cf. Ex 20, 12). Este
de los padres… No. Los hijos son un don, son un regalo, mandamiento viene inmediatamente después de los que se
¿habéis entendido? Los hijos son un don. Cada uno es único e refieren a Dios mismo. En efecto, encierra algo sagrado, algo
irrepetible y, al mismo tiempo, está inconfundiblemente unido divino, algo que está en la raíz de cualquier otro tipo de respeto
a sus raíces. De hecho, ser hijo e hija, según el designio de entre los hombres. Y en la formulación bíblica del cuarto
Dios, significa llevar en sí la memoria y la esperanza de un mandamiento se añade: «Para que se prolonguen tus días en la
amor que se ha realizado precisamente dando la vida a otro ser tierra que el Señor, tu Dios, te va a dar». El vínculo virtuoso
humano, original y nuevo. Y para los padres cada hijo es él entre las generaciones es garantía de futuro, y es garantía de
mismo, es diferente, es diverso. Permitidme un recuerdo de una historia verdaderamente humana. Una sociedad de hijos
familia. Recuerdo que mi madre decía de nosotros —éramos que no honran a sus padres es una sociedad sin honor; cuando
cinco—: «Tengo cinco hijos». Cuando le preguntaban: «¿Cuál no se honra a los padres, se pierde el propio honor. Es una
es tu preferido?», respondía: «Tengo cinco hijos, como cinco sociedad destinada a poblarse de jóvenes desapacibles y
dedos. [Muestra los dedos de la mano] Si me golpean este, me ávidos. Pero también una sociedad avara de procreación, a la
duele; si me golpean este otro, me duele. Me duelen los cinco. que no le gusta rodearse de hijos que considera, sobre todo,
Todos son hijos míos, pero todos son diferentes, como los una preocupación, un peso, un riesgo, es una sociedad
dedos de una mano». Y así es la familia. Los hijos son deprimida. Pensemos en las numerosas sociedades que
diferentes, pero todos hijos. conocemos aquí, en Europa: son sociedades deprimidas,
porque no quieren hijos, no tienen hijos; la tasa de nacimientos
Se ama a un hijo porque es hijo, no porque es hermoso o
no llega al uno por ciento. ¿Por qué? Cada uno de nosotros
porque es de una o de otra manera; no, porque es hijo. No
debe de pensar y responder. Si a una familia numerosa la
porque piensa como yo o encarna mis deseos. Un hijo es un
miran como si fuera un peso, hay algo que está mal. La
hijo: una vida engendrada por nosotros, pero destinada a él, a
procreación de los hijos debe ser responsable, tal como enseña
su bien, al bien de la familia, de la sociedad, de toda la
la encíclica Humanae vitae del beato Pablo VI, pero tener más
humanidad.
hijos no puede considerarse automáticamente una elección
De ahí viene también la profundidad de la experiencia humana irresponsable. No tener hijos es una elección egoísta. La vida
de ser hijo e hija, que nos permite descubrir la dimensión más se rejuvenece y adquiere energías multiplicándose: se
gratuita del amor, que jamás deja de sorprendernos. Es la enriquece, no se empobrece. Los hijos aprenden a ocuparse de
belleza de ser amados antes: los hijos son amados antes de que su familia, maduran al compartir sus sacrificios, crecen en el
lleguen. Cuántas veces encuentro en la plaza a madres que me aprecio de sus dones. La experiencia feliz de la fraternidad
muestran la panza y me piden la bendición..., esos niños son favorece el respeto y el cuidado de los padres, a quienes
amados antes de venir al mundo. Esto es gratuidad, esto es debemos agradecimiento. Muchos de vosotros presentes aquí
amor; son amados antes del nacimiento, como el amor de Dios, tienen hijos, y todos somos hijos. Hagamos algo, un minuto de
que siempre nos ama antes. Son amados antes de haber hecho silencio. Que cada uno de nosotros piense en su corazón en sus
algo para merecerlo, antes de saber hablar o pensar, incluso propios hijos —si los tiene—; piense en silencio. Y todos
antes de venir al mundo. Ser hijos es la condición fundamental nosotros pensemos en nuestros padres, y demos gracias a Dios
para conocer el amor de Dios, que es la fuente última de este por el don de la vida. En silencio, quienes tienen hijos, piensen
auténtico milagro. En el alma de cada hijo, aunque sea en ellos, y todos pensemos en nuestros padres. [Silencio] Que
vulnerable, Dios pone el sello de este amor, que es el el Señor bendiga a nuestros padres y bendiga a vuestros hijos.
fundamento de su dignidad personal, una dignidad que nada ni
Que Jesús, el Hijo eterno, convertido en hijo en el tiempo, nos
7
ayude a encontrar el camino de una nueva irradiación de esta fe con plena alegría. Y os digo: qué hermoso es cuando paso
experiencia humana tan sencilla y tan grande que es ser hijo. entre vosotros y veo a los papás y a las mamás que alzan a sus
En la multiplicación de la generación hay un misterio de hijos para que los bendiga; este un gesto casi divino. Gracias
enriquecimiento de la vida de todos, que viene de Dios mismo. por hacerlo.
Debemos redescubrirlo, desafiando el prejuicio; y vivirlo en la

7. Los hermanos (18.2.14)


En nuestro camino de catequesis sobre la familia, tras haber sobre toda la sociedad y sobre las relaciones entre los pueblos.
considerado el papel de la madre, del padre, de los hijos, hoy
La bendición que Dios, en Jesucristo, derrama sobre este
es el turno de los hermanos. «Hermano» y «hermana» son
vínculo de fraternidad lo dilata de un modo inimaginable,
palabras que el cristianismo quiere mucho. Y, gracias a la
haciéndolo capaz de ir más allá de toda diferencia de nación,
experiencia familiar, son palabras que todas las culturas y
de lengua, de cultura e incluso de religión.
todas las épocas comprenden.
Pensad lo que llega a ser la relación entre los hombres, incluso
El vínculo fraterno tiene un sitio especial en la historia
siendo muy distintos entre ellos, cuando pueden decir de otro:
del pueblo de Dios, que recibe su revelación en la vivacidad de
«Este es precisamente como un hermano, esta es precisamente
la experiencia humana. El salmista canta la belleza de la
como una hermana para mí». ¡Esto es hermoso! La historia,
relación fraterna: «Ved qué dulzura, qué delicia, convivir los
por lo demás, ha mostrado suficientemente que incluso la
hermanos unidos» (Sal 132, 1). Y esto es verdad, la fraternidad
libertad y la igualdad, sin la fraternidad, pueden llenarse de
es hermosa. Jesucristo llevó a su plenitud incluso esta
individualismo y de conformismo, incluso de interés personal.
experiencia humana de ser hermanos y hermanas, asumiéndola
en el amor trinitario y potenciándola de tal modo que vaya La fraternidad en la familia resplandece de modo especial
mucho más allá de los vínculos del parentesco y pueda superar cuando vemos el cuidado, la paciencia, el afecto con los cuales
todo muro de extrañeza. se rodea al hermanito o a la hermanita más débiles, enfermos,
o con discapacidad. Los hermanos y hermanas que hacen esto
Sabemos que cuando la relación fraterna se daña, cuando se
son muchísimos, en todo el mundo, y tal vez no apreciamos lo
arruina la relación entre hermanos, se abre el camino hacia
suficiente su generosidad. Y cuando los hermanos son muchos
experiencias dolorosas de conflicto, de traición, de odio. El
en la familia —hoy, he saludado a una familia, que tiene nueve
relato bíblico de Caín y Abel constituye el ejemplo de este
hijos: el más grande, o la más grande, ayuda al papá, a la
resultado negativo. Después del asesinato de Abel, Dios
mamá, a cuidar a los más pequeños. Y es hermoso este trabajo
pregunta a Caín: «¿Dónde está Abel, tu hermano?» (Gen 4,
de ayuda entre los hermanos.
9a). Es una pregunta que el Señor sigue repitiendo en cada
generación. Y lamentablemente, en cada generación, no cesa Tener un hermano, una hermana que te quiere es una
de repetirse también la dramática respuesta de Caín: «No sé; experiencia fuerte, impagable, insustituible. Lo mismo sucede
¿soy yo el guardián de mi hermano?» (Gen 4, 9b). La ruptura en la fraternidad cristiana. Los más pequeños, los más débiles,
del vínculo entre hermanos es algo feo y malo para la los más pobres deben enternecernos: tienen «derecho» de
humanidad. Incluso en la familia, cuántos hermanos riñen por llenarnos el alma y el corazón. Sí, ellos son nuestros hermanos
pequeñas cosas, o por una herencia, y luego no se hablan más, y como tales tenemos que amarlos y tratarlos. Cuando esto se
no se saludan más. ¡Esto es feo! La fraternidad es algo grande, da, cuando los pobres son como de casa, nuestra fraternidad
cuando se piensa que todos los hermanos vivieron en el seno cristiana misma cobra de nuevo vida. Los cristianos, en efecto,
de la misma mamá durante nueve meses, vienen de la carne de van al encuentro de los pobres y de los débiles no para
la mamá. Y no se puede romper la hermandad. Pensemos un obedecer a un programa ideológico, sino porque la palabra y el
poco: todos conocemos familias que tienen hermanos ejemplo del Señor nos dicen que todos somos hermanos. Este
divididos, que han reñido; pidamos al Señor por estas familias es el principio del amor de Dios y de toda justicia entre los
—tal vez en nuestra familia hay algunos casos— para que les hombres. Os sugiero una cosa: antes de acabar, me faltan
ayude a reunir a los hermanos, a reconstituir la familia. La pocas líneas, en silencio cada uno de nosotros, pensemos en
fraternidad no se debe romper y cuando se rompe sucede lo nuestros hermanos, en nuestras hermanas, y en silencio desde
que pasó con Caín y Abel. Cuando el Señor pregunta a Caín el corazón recemos por ellos. Un instante de silencio.
dónde estaba su hermano, él responde: «Pero, yo no sé, a mí no
me importa mi hermano». Esto es feo, es algo muy, muy Así, pues, con esta oración los hemos traído a todos, hermanos
doloroso de escuchar. En nuestras oraciones siempre rezamos y hermanas, con el pensamiento, con el corazón, aquí a la
plaza para recibir la bendición.
por los hermanos que se han distanciado.
Hoy más que nunca es necesario volver a poner la fraternidad
El vínculo de fraternidad que se forma en la familia entre los
hijos, si se da en un clima de educación abierto a los demás, es en el centro de nuestra sociedad tecnocrática y burocrática:
la gran escuela de libertad y de paz. En la familia, entre entonces también la libertad y la igualdad tomarán su justa
hermanos se aprende la convivencia humana, cómo se debe entonación. Por ello, no privemos a nuestras familias con
convivir en sociedad. Tal vez no siempre somos conscientes de demasiada ligereza, por sometimiento o por miedo, de la
ello, pero es precisamente la familia la que introduce la belleza de una amplia experiencia fraterna de hijos e hijas. Y
fraternidad en el mundo. A partir de esta primera experiencia no perdamos nuestra confianza en la amplitud de horizonte que
la fe es capaz de sacar de esta experiencia, iluminada por la
de fraternidad, nutrida por los afectos y por la educación
familiar, el estilo de la fraternidad se irradia como una promesa bendición de Dios.

8. Los ancianos en la familia (4.3.15)


La catequesis de hoy y la del próximo miércoles estarán condición actual de los ancianos, y la próxima vez, más en
dedicadas a los ancianos, que, en el ámbito de la familia, son positivo, sobre la vocación contenida en esta edad de la vida.
los abuelos. Hoy reflexionamos sobre la problemática

8
Gracias a los progresos de la medicina la vida se ha alargado: siempre, siempre, vienen’. ‘¿Cuándo vinieron la última vez?’
la sociedad, sin embargo, ¡no se ‘ensanchado' a la vida! El Y así, la anciana, recuerdo una especialmente, decía ‘en
número de los ancianos se ha multiplicado, pero nuestras Navidad’. Estábamos en agosto. Ocho meses sin ser visitada
sociedades no se han organizado lo bastante para hacerles sitio, por los hijos. Ocho meses abandonada. Esto se llama pecado
con justo respeto y concreta consideración para su fragilidad y mortal. ¿Entendido?
dignidad. Mientras somos jóvenes, se nos induce a ignorar la
Una vez cuando era pequeño, la abuela nos contaba una
vejez, como si fuera una enfermedad de la que estar lejos;
historia de un abuelo anciano que al comer se ensuciaba
cuando después nos hacemos ancianos, especialmente si somos
porque no podía llevar la cuchara a la boca con la sopa. Y el
pobres, estamos enfermos o solos, experimentamos las lagunas
hijo, o sea el Papa de la familia, había decidido separarlo de la
de una sociedad programada en la eficiencia, que
mesa común. E hizo una mesa en la cocina donde no se veía
consecuentemente ignora a los ancianos. Y los ancianos son
para que comiera solo, y así, no quedaba mal cuando venían
una riqueza, no se pueden ignorar.
los amigos a comer o cenar. Pocos días después, llegó a casa y
Benedicto XVI, visitando un asilo, usó palabras claras y encontró a su hijo pequeño jugando con madera, el martillo,
proféticas: “La calidad de una sociedad, quisiera decir de una los clavos. Y hacía algo. Le dijo, ‘¿qué haces?’ ‘Hago una
civilización, se juzga también por cómo se trata a los ancianos mesa papá’. ‘¿Una mesa, por qué?’ 'Para tenerla cuando te
y del lugar reservado para ellos en el vivir común” (12 hagas anciano, y así puedes comer allí'. Los niños tienen más
novembre 2012). Es verdad, la atención a los ancianos hace la conciencia que nosotros.
diferencia de una civilización. En una civilización, ¿hay
En la tradición de la Iglesia hay una riqueza de sabiduría que
atención al anciano? ¿Hay sitio para el anciano? Esta
siempre ha sostenido una cultura de cercanía a los ancianos,
civilización irá adelante porque sabe respetar la sabiduría de
una disposición al acompañamiento afectuoso y solidario en
los ancianos. En una civilización que no hay sitio para los
esta parte final de la vida. Tal tradición está enraizada en la
ancianos, son descartados porque crean problemas, esta
Sagrada Escritura, como demuestran por ejemplo estas
sociedad lleva consigo el virus de la muerte.
expresiones del Libro del Eclesiástico: “No te apartes de la
En Occidente, los estudiosos presentan el siglo actual como el conversación de los ancianos, porque ellos mismos
siglo del envejecimiento: los hijos disminuyen, los ancianos aprendieron de sus padres: de ellos aprenderás a ser inteligente
aumentan. Este desequilibrio nos interpela, es más, es un gran y a dar una respuesta en el momento justo”.
desafío para la sociedad contemporánea. Incluso una cierta
La Iglesia no puede y no quiere conformarse con una
cultura del lucro insiste en el hacer aparecer a los ancianos
mentalidad de impaciencia, y mucho menos de indiferencia y
como un peso, un “lastre”. No solo no producen, piensa, sino
de desprecio, en lo relacionado con la vejez. Debemos
que son una carga: en conclusión, por ese resultado de pensar
despertar el sentido colectivo de gratitud, de aprecio, de
así, son descartados. Es feo ver a los ancianos descartados. Es
hospitalidad, que hagan sentir al anciano parte viva de su
pecado. No se osa decirlo abiertamente, ¡pero se hace! Hay
comunidad.
algo vil en esta adicción a la cultura del descarte. Estamos
acostumbrados a descartar gente. Queremos eliminar nuestro Los ancianos son hombres y mujeres, padres y madres que han
creciente miedo a la debilidad y la vulnerabilidad; pero estado antes que nosotros sobre nuestro mismo camino, en
haciéndolo así aumentan en los ancianos la angustia de ser mal nuestra misma casa, en nuestra batalla cotidiana por una vida
tolerados y abandonados. digna. Son hombres y mujeres de lo cuales hemos recibido
mucho. El anciano no es un extraño. El anciano somos
Ya en mi ministerio en Buenos Aires toqué con la mano esta
nosotros: dentro de poco, dentro de mucho, pero
realidad con sus problemas. “Los ancianos son abandonados, y
inevitablemente, aunque no lo pensemos. Y si no aprendemos
no solo en la precariedad material. Son abandonados en la
a tratar bien a los ancianos, así nos tratarán a nosotros.
egoísta incapacidad de aceptar sus límites que reflejan nuestros
límites, en las numerosas dificultades que hoy deben superar Frágiles son un poco todos, los ancianos. Algunos, sin
para sobrevivir en una civilización que no les permite embargo, son particularmente débiles, muchos están solos, y
participar, expresar su opinión, ni ser referente según el marcados por la enfermedad. Algunos dependen de cuidados
modelo consumista de ‘solamente los jóvenes pueden ser útiles indispensables y de la atención de los otros. ¿Daremos por esto
y pueden disfrutar’. Sin embargo, estos ancianos deberían ser, un paso atrás? ¿Les abandonaremos a su destino? Una
para toda la sociedad, la reserva de sabiduría de nuestro sociedad sin proximidad, donde la gratuidad y el afecto sin
pueblo. Los ancianos son la reserva de sabiduría de nuestro contrapartida --también entre extraños-- van desapareciendo,
pueblo. ¡Con cuánta facilidad se pone a dormir la conciencia es una sociedad perversa. La Iglesia, fiel a la Palabra de Dios,
cuando no hay amor!” (Solo el amor nos puede salvar, Ciudad no puede tolerar estas degeneraciones. Una comunidad
del Vaticano 2013, p. 83). Y sucede así. Yo recuerdo cuando cristiana en la que proximidad y gratuidad no fueran
visitaba asilos hablaba con cada uno y muchas veces escuché consideradas indispensables, perdería su alma. Donde no hay
esto. ‘¿Cómo está usted?’ ‘Bien, bien’ ‘¿Y sus hijos, cuántos honor para los ancianos, no hay futuro para los jóvenes.
tiene? ‘Muchos, muchos’. ‘¿Vienen a visitarla?’ ‘Sí, sí,

9. Los abuelos en la familia (11.3.15)


En la catequesis de hoy continuamos la reflexión sobre los el Señor no. El Señor no nos descarta nunca. Él nos llama a
abuelos, considerando el valor y la importancia de su papel en seguirlo en cada edad de la vida, y también la ancianidad
la familia. Lo hago identificándome con estas personas, porque contiene una gracia y una misión, una verdadera vocación del
también yo pertenezco a esta franja de edad. Señor. La ancianidad es una vocación. No es aún el momento
de «abandonar los remos en la barca». Este período de la vida
Cuando estuve en Filipinas, el pueblo filipino me saludaba
es distinto de los anteriores, no cabe duda; debemos también
diciendo: «Lolo Kiko» —es decir, abuelo Francisco—, «Lolo
un poco «inventárnoslo», porque nuestras sociedades no están
Kiko», decían. Una primera cosa es importante subrayar: es
preparadas, espiritual y moralmente, a dar al mismo, a este
verdad que la sociedad tiende a descartarnos, pero ciertamente
momento de la vida, su valor pleno. Una vez, en efecto, no era

9
tan normal tener tiempo a disposición; hoy lo es mucho más. E Una gran inyección de sabiduría también para toda la sociedad
incluso la espiritualidad cristiana fue pillada un poco de humana: sobre todo para la que está demasiado atareada,
sorpresa, y se trata de delinear una espiritualidad de las demasiado ocupada, demasiado distraída. Alguien debe incluso
personas ancianas. Pero gracias a Dios no faltan los cantar, también por ellos, cantar los signos de Dios, proclamar
testimonios de santos y santas ancianos. los signos de Dios, rezar por ellos. Miremos a Benedicto XVI,
quien eligió pasar en la oración y en la escucha de Dios el
Me emocionó mucho la «Jornada para los ancianos» que
último período de su vida. ¡Es hermoso esto! Un gran creyente
realizamos aquí en la plaza de San Pedro el año pasado, la
del siglo pasado, de tradición ortodoxa, Olivier Clément, decía:
plaza estaba llena. Escuché historias de ancianos que se
«Una civilización donde ya no se reza es una civilización
entregan por los demás, y también historias de parejas de
donde la vejez ya no tiene sentido. Y esto es aterrador,
esposos, que decían: «Cumplimos 50 años de matrimonio,
nosotros necesitamos ante todo ancianos que recen, porque la
cumplimos 60 años de matrimonio». Es importante hacerlo ver
vejez se nos dio para esto». Necesitamos ancianos que recen
a los jóvenes que se cansan enseguida; es importante el
porque la vejez se nos dio precisamente para esto. La oración
testimonio de los ancianos en la fidelidad. Y en esta plaza
de los ancianos es algo hermoso.
había muchos ese día. Es una reflexión que hay que continuar,
en ámbito tanto eclesial como civil. El Evangelio viene a Podemos dar gracias al Señor por los beneficios recibidos y
nuestro encuentro con una imagen muy hermosa, conmovedora llenar el vacío de la ingratitud que lo rodea.
y alentadora. Es la imagen de Simeón y Ana, de quienes se Podemos interceder por las expectativas de las nuevas
habla en el Evangelio de la infancia de Jesús escrito por san generaciones y dar dignidad a la memoria y a los sacrificios de
Lucas. Eran ciertamente ancianos, el «viejo» Simeón y la las generaciones pasadas. Podemos recordar a los jóvenes
«profetisa» Ana que tenía 84 años. Esta mujer no escondía su ambiciosos que una vida sin amor es una vida árida. Podemos
edad. El Evangelio dice que esperaba la venida de Dios cada decir a los jóvenes miedosos que la angustia del futuro se
día, con gran fidelidad, desde hacía largos años. Querían puede vencer. Podemos enseñar a los jóvenes demasiado
precisamente verlo ese día, captar los signos, intuir el inicio. enamorados de sí mismos que hay más alegría en dar que en
Tal vez estaban un poco resignados, a este punto, a morir recibir. Los abuelos y las abuelas forman el «coro» permanente
antes: esa larga espera continuaba ocupando toda su vida, no de un gran santuario espiritual, donde la oración de súplica y el
tenían compromisos más importantes que este: esperar al canto de alabanza sostienen a la comunidad que trabaja y lucha
Señor y rezar. Y, cuando María y José llegaron al templo para en el campo de la vida.
cumplir las disposiciones de la Ley, Simeón y Ana se
La oración, por último, purifica incesantemente el corazón. La
movieron por impulso, animados por el Espíritu Santo
alabanza y la súplica a Dios previenen el endurecimiento del
(cf. Lc 2, 27). El peso de la edad y de la espera desapareció en
corazón en el resentimiento y en el egoísmo. Cuán feo es el
un momento. Ellos reconocieron al Niño, y descubrieron una
cinismo de un anciano que perdió el sentido de su testimonio,
nueva fuerza, para una nueva tarea: dar gracias y dar
desprecia a los jóvenes y no comunica una sabiduría de vida.
testimonio por este signo de Dios. Simeón improvisó un
En cambio, cuán hermoso es el aliento que el anciano logra
bellísimo himno de júbilo (cf. Lc 2, 29-32) —fue un poeta en
transmitir al joven que busca el sentido de la fe y de la vida. Es
ese momento— y Ana se convirtió en la primera predicadora
verdaderamente la misión de los abuelos, la vocación de los
de Jesús: «hablaba del niño a todos lo que aguardaban la
ancianos. Las palabras de los abuelos tienen algo especial para
liberación de Jerusalén» (Lc 2, 38).
los jóvenes. Y ellos lo saben. Las palabras que mi abuela me
Queridos abuelos, queridos ancianos, pongámonos en la senda entregó por escrito el día de mi ordenación sacerdotal aún las
de estos ancianos extraordinarios. Convirtámonos también llevo conmigo, siempre en el breviario, y las leo a menudo y
nosotros un poco en poetas de la oración: cultivemos el gusto me hace bien.
de buscar palabras nuestras, volvamos a apropiarnos de las que
¡Cuánto quisiera una Iglesia que desafía la cultura del descarte
nos enseña la Palabra de Dios. La oración de los abuelos y los
con la alegría desbordante de un nuevo abrazo entre los
ancianos es un gran don para la Iglesia. La oración de los
jóvenes y los ancianos! Y esto es lo que hoy pido al Señor, este
ancianos y los abuelos es don para la Iglesia, es una riqueza.
abrazo.

10. Los niños (1) (18.3.15)


Después de haber pasado repasado las distintas figuras de la de los cuidados y de la bondad de los otros. Y el Hijo de Dios
vida familiar -madre, padre, hijos, hermanos, abuelos-, quisiera no se ha ahorrado este paso. Es el misterio que contemplamos
concluir este primer grupo de catequesis sobre la familia cada año, en Navidad. El pesebre es el icono que nos comunica
hablando de los niños. Lo haré en dos momentos: hoy me esta realidad en la forma más sencilla y directa.
detendré sobre el gran don que son los niños para la
Es curioso, Dios no tiene dificultad a hacerse entender por los
humanidad. Es verdad. Gracias por aplaudir. Son el gran don
niños, y los niños no tienen problemas para entender a Dios.
de la humanidad, pero también son los grandes excluidos,
No por casualidad en el Evangelio hay algunas palabras muy
porque ni siquiera les dejan nacer. Y la próxima semana sobre
bonitas y fuertes de Jesús sobre los “pequeños”. Este término,
algunas heridas que lamentablemente hacen mal a la infancia.
“pequeños”, indica a todas las personas que dependen de la
Me vienen a la mente los muchos niños que he encontrado
ayuda de los otros, y en particular a los niños. Por ejemplo
durante mi último viaje a Asia: llenos de vida, de entusiasmo
Jesús dice: “Te alabo, Padre, Señor del cielo y de la tierra, por
y, por otra parte, veo que en el mundo muchos de ellos viven
haber ocultado estas cosas a los sabios y a los prudentes y
en condiciones indignas. De hecho, por cómo son tratados los
haberlas revelado a los pequeños”. Y también: “Cuídense de
niños se puede juzgar a una sociedad. Pero no solo
despreciar a cualquiera de estos pequeños, porque les aseguro
moralmente, también sociológicamente. Si un sociedad libre, o
que sus ángeles en el cielo están constantemente en presencia
una sociedad esclava de intereses internacionales.
de mi Padre celestial”.
En primer lugar los niños nos recuerdan a todos que, en los
primeros años de la vida, hemos sido totalmente dependientes
10
Por tanto, los niños son en sí mismos un riqueza para la personas dobles, aún no han aprendido esa ciencia de la
humanidad y para la Iglesia, porque nos llaman duplicidad, que nosotros adultos hemos aprendido.
constantemente a la condición necesaria para entrar en el
Los niños, además en su sencillez interior, llevan consigo la
Reino de Dios: la de no considerarse autosuficientes, sino
capacidad de recibir y dar ternura. Ternura es tener un corazón
necesitados de ayuda, de amor, de perdón. Y todos estamos
“de carne” y no “de piedra” como dice la Biblia. La ternura es
necesitados de ayuda, amor y perdón. Todos. Los niños nos
también poesía: es “sentir” las cosas y los acontecimientos, no
recuerdan otra cosa bonita, nos recuerdan que siempre somos
tratarlos como meros objetos, solo para usarlos, porque sirven.
hijos: también si uno se convierte en adulto, o anciano,
también si se convierte en padre, se ocupa un puesta de Los niños tienen la capacidad de sonreír y de llorar. Algunos,
responsabilidad, por encima de todo esto permanece la cuando los tomo para besarles sonríen. Otros me ven de
identidad de hijo. ¡Todos somos hijos! Y esto nos lleva blanco, creen que soy el médico y que voy a ponerles la
siempre al hecho de que la vida no nos la hemos dado solos, vacuna y lloran, pero espontáneamente. Los niños son así. Reír
sino que la hemos recibido. El gran don de la vida, es el primer y llorar, dos cosas que en nosotros grandes a menudo “se
regalo que hemos recibido. La vida. A veces corremos el bloquean”, ya no somos capaces Y muchas veces nuestra
peligro de vivir olvidándonos de esto, como si nosotros sonrisa se convierte en una sonrisa de cartón, algo sin vida, una
fuéramos los dueños de nuestra existencia, y sin embargo sonrisa que no es vivaz, también una sonrisa artificial, de
somos radicalmente dependientes. En realidad, es motivo de payaso. Los niños sonríen espontáneamente, y lloran
gran alegría escuchar que en cada edad de la vida, en cada espontáneamente. Depende siempre del corazón. Nuestro
situación, en cada condición social, somos y permanecemos corazón se bloquea y pierde a menudo esta capacidad de
hijos. Este es el principal mensaje que los niños nos dan, con sonreír y llorar. Y entonces los niños pueden enseñarnos de
su misma presencia. Solamente con la presencia recuerdan que nuevo a sonreír y a llorar. Debemos preguntarnos a nosotros
todos nosotros y cada uno de nosotros somos hijos. mismos, ¿sonrío espontáneamente, con frescura, con amor o
mi sonrisa es artificial? ¿Aún lloro, o he perdido la capacidad
Pero hay muchos dones, muchas riquezas que los niños llevan
de llorar? Son dos preguntas muy humanas que nos enseñan
a la humanidad. Recuerdo solo algunos. Llevan su modo de
los niños.
ver la realidad, con una mirada confiada y pura. El niño tienen
una espontánea confianza en el papá y en la mamá, y tiene un Por todos estos motivos Jesús invita a sus discípulos a hacerse
confianza espontánea en Dios, en Jesús, en la Virgen. Al como niños porque “a quien es como ellos pertenece el Reino
mismo tiempo, su mirada interior es pura, aún sin contaminar de Dios”.
por la maldad, la duplicidad, lo que ensucia la vida que
endurece el corazón. Sabemos que también los niños tienen el Queridos hermanos y hermanas, los niños llevan vida, alegría,
esperanza, también disgustos, pero la vida es así. Ciertamente
pecado original, que tienen sus egoísmos, pero conservan una
pureza, una sencillez interior. llevan también preocupaciones y a veces problemas; pero es
mejor una sociedad con estas preocupaciones y estos
Los niños no son diplomáticos, dicen lo que sienten, dicen lo problemas, que una sociedad triste y gris porque se ha quedado
que ven, directamente. Y muchas veces ponen a sus padres en sin niños. Y cuando vemos que el nivel de nacimiento de una
dificultad. ‘Esto no me gusta porque es feo’, también delante sociedad apenas llega al 1 por ciento, podemos decir que esta
de las personas. Pero los niños dicen lo que piensan. No son sociedad es triste, es gris porque se ha quedado sin niños.

11. Anunciación (25.3.15)


En nuestro camino de catequesis sobre la familia, hoy tenemos firmó la encíclica Evangelium vitae. Para recordar este
una etapa un poco especial: será una pausa de oración. aniversario hoy están presentes en la plaza muchos
simpatizantes del Movimiento por la vida. En la «Evangelium
El 25 de marzo en la Iglesia celebramos solemnemente
vitae» la familia ocupa un sitio central, en cuanto que es el
la Anunciación, inicio del misterio de la Encarnación. El
seno de la vida humana. La palabra de mi venerado predecesor
arcángel Gabriel visita a la humilde joven de Nazaret y le
nos recuerda que la pareja humana ha sido bendecida por Dios
anuncia que concebirá y dará a luz al Hijo de Dios. Con este
desde el principio para formar una comunidad de amor y de
anuncio el Señor ilumina y fortalece la fe de María, como lo
vida, a la que se le confía la misión de la procreación. Los
hará luego también con su esposo José, para que Jesús pueda
esposos cristianos, al celebrar el sacramento del Matrimonio,
nacer en una familia humana. Esto es muy hermoso: nos
se muestran disponibles para honrar esta bendición, con la
muestra en qué medida el misterio de la Encarnación, tal como
gracia de Cristo, para toda la vida. La Iglesia, por su parte, se
Dios lo quiso, comprende no sólo la concepción en el seno de
compromete solemnemente a ocuparse de la familia que nace
la madre, sino también la acogida en una familia auténtica.
en ella, como don de Dios para su vida misma, en las
Hoy quisiera contemplar con vosotros la belleza de este
situaciones buenas y malas: el vínculo entre Iglesia y familia
vínculo, la belleza de esta condescendencia de Dios; y
es sagrado e inviolable. La Iglesia, como madre, nunca
podemos hacerlo rezando juntos el Avemaría, que en la
abandona a la familia, incluso cuando está desanimada, herida
primera parte retoma precisamente las palabras del ángel, las
y de muchos modos mortificada. Ni siquiera cuando cae en el
que dirigió a la Virgen. Os invito a rezar juntos:
pecado, o cuando se aleja de la Iglesia; siempre hará todo lo
«Dios te salve, María, llena eres de gracia, el Señor es contigo. posible por tratar de atenderla y sanarla, invitarla a la
Bendita Tú eres entre todas las mujeres, y bendito es el fruto conversión y reconciliarla con el Señor.
de tu vientre, Jesús. Santa María, Madre de Dios, ruega por
Pues bien, si esta es la tarea, se ve claro cuánta oración
nosotros pecadores ahora y en la hora de nuestra muerte.
necesita la Iglesia para ser capaz, en cada época, de llevar a
Amén».
cabo esta misión. Una oración llena de amor por la familia y
Y ahora un segundo aspecto: el 25 de marzo, solemnidad de la por la vida. Una oración que sabe alegrarse con quien se alegra
Anunciación, en muchos países se celebra la Jornada por la y sufrir con quien sufre.
vida. Por eso, hace veinte años, san Juan Pablo II en esta fecha

11
He aquí entonces lo que, juntamente con mis colaboradores, Jesús, María y José
hemos pensado proponer hoy: renovar la oración por el Sínodo en vosotros contemplamos
de los obispos sobre la familia. Relanzamos este compromiso el esplendor del verdadero amor,
hasta el próximo mes de octubre, cuando tendrá lugar la a vosotros, confiados, nos dirigimos.
Asamblea sinodal ordinaria dedicada a la familia. Quisiera que
Santa Familia de Nazaret,
esta oración, como todo el camino sinodal, esté animada por la
haz también de nuestras familias
compasión del buen Pastor por su rebaño, especialmente por
lugar de comunión y cenáculo de oración,
las personas y las familias que por diversos motivos están
auténticas escuelas del Evangelio
«extenuadas y abandonadas, como ovejas que no tienen
y pequeñas Iglesias domésticas.
pastor» (Mt 9, 36). Así, sostenida y animada por la gracia de
Dios, la Iglesia podrá estar aún más comprometida, y aún más Santa Familia de Nazaret,
unida, en el testimonio de la verdad del amor de Dios y de su que nunca más haya en las familias episodios
misericordia por las familias del mundo, ninguna excluida, de violencia, de cerrazón y división;
tanto dentro como fuera del redil. que quien haya sido herido o escandalizado
sea pronto consolado y curado.
Os pido, por favor, que no falte vuestra oración. Todos —
Papa, cardenales, obispos, sacerdotes, religiosos y religiosas, Santa Familia de Nazaret,
fieles laicos—, todos estamos llamados a rezar por el Sínodo. que el próximo Sínodo de los obispos
Esto es lo que se necesita, no de habladurías. Invito también a haga tomar conciencia a todos del carácter
rezar a quienes se sienten alejados, o que ya no están sagrado e inviolable de la familia,
acostumbrados a hacerlo. Esta oración por el Sínodo sobre la de su belleza en el proyecto de Dios.
familia es para el bien de todos. Sé que esta mañana os han
Jesús, María y José,
entregado una estampa, y que la tenéis entre las manos. Os
invito a conservarla y llevarla con vosotros, para que en los escuchad, acoged nuestra súplica.
próximos meses podáis rezarla con frecuencia, con santa Amén.
insistencia, como nos lo pidió Jesús. Ahora la recitamos juntos:
12. Los niños (2) (8.4.15)
En la catequesis sobre la familia completamos hoy la reflexión Una vez Jesús regañó a sus discípulos porque alejaban a los
sobre los niños, que son el fruto más bonito de la bendición niños que los padres le llevaban para que les bendijera. Es
que el Creador ha dado al hombre y a la mujer. Ya hemos conmovedora la narración evangélica: “Le trajeron entonces a
hablado del gran don que son los niños, hoy debemos unos niños para que les impusiera las manos y orara sobre
lamentablemente hablar de las “historias de Pasión” que viven ellos. Los discípulos los reprendieron, pero Jesús les dijo:
muchos de ellos. ’Dejen a los niños, y no les impidan que vengan a mí, porque
el Reino de los Cielos pertenece a los que son como ellos’. Y
Muchos niños desde el principio son rechazados, abandonados,
después de haberles impuesto las manos, se fue de allí. ¡Qué
despojados de su infancia y de su futuro. Alguno osa decir,
bonita esa confianza de los padres, y esta respuesta de Jesús!
casi para justificarse, que ha sido un error hacerles venir al
¡Cómo quisiera que esta página se convirtiera en la historia
mundo. ¡Esto es vergonzoso! ¡No descarguemos sobre los
normal de todos los niños!
niños nuestras culpas! Los niños no son nunca “un error”. Su
hambre no es un error, como no lo es su pobreza, su fragilidad, Es verdad que gracias a Dios los niños con graves dificultades
su abandono; y no lo es ni siquiera su ignorancia, o su encuentran muy a menudo padres extraordinarios, preparados
incapacidad. Muchos niños no saben lo que es una escuela. para cualquier tipo de sacrificio y de generosidad. ¡Pero no se
debería dejar solos a estos padres!, deberíamos acompañar su
En todo caso, se trata de motivos para amarlos más, con mayor
fatiga, pero también ofrecerles momentos de alegría
generosidad. ¿Qué hacemos con las solemnes declaraciones de
compartida y de alegría despreocupada, para que no sean
los derechos del hombre y del niño, si después castigamos a
presos solo de la rutina terapéutica.
los niños por los errores de los adultos?
Cuando se trata de los niños, en cualquier caso, no se deberían
Aquellos que tienen la tarea de gobernar, de educar, pero diría
escuchar esas fórmulas de la defensa legal de oficina tipo:
todos los adultos, somos responsables de los niños y de hacer
‘Después de todo, no somos una organización benéfica” o “En
lo que cada uno de nosotros pueda para cambiar esta situación.
lo privado, cada uno es libre de hacer lo que quiere” o también
Me refiero a la pasión de los niños. Cada niño marginado,
“Lo sentimos, no podemos hacer nada”. Estas palabras no
abandonado, que vive por la calle mendigando e intentando
sirven cuando se trata de niños.
sobrevivir de cualquier manera, sin escuela, sin atención
médica, es un grito que sube a Dios y que acusa el sistema que Demasiado a menudo en los niños recaen los efectos de la vida
hemos construido. Y lamentablemente estos niños son presa de de un trabajo precario o malpagado, de horarios insostenibles,
criminales, que les explotan para el tráfico y el comercio de transportes ineficientes… Pero los niños pagan también el
indigno, y los adiestran para la guerra y la violencia. precio de uniones inmaduras y de separaciones irresponsables,
son las primeras víctimas. Sufren los resultados de la cultura
Pero también en los países, así llamados, ricos, muchos niños
de los derechos subjetivos exasperados, y se convierten
viven dramas que les marcan de una forma muy fuerte, por la
después en hijos más precoces. A menudo absorben una
crisis de la familia, de los vacíos educativos y de condiciones
violencia que no son capaces de “disponer”, y bajo los ojos de
de vida a veces deshumanas. En cualquier caso, son infancias
los de los grandes están obligados a acostumbrarse a la
violadas en el cuerpo y en el alma. ¡Pero ninguno de estos
degradación.
niños es olvidado por el Padre que está en el cielo! ¡Ninguna
de sus lágrimas se pierde!, como tampoco se pierde nuestra También en esta época, como en el pasado, la Iglesia pone su
responsabilidad, la responsabilidad social de las personas y de maternidad al servicio de los niños y de sus familias. A los
los países. padres y a los hijos de este nuestro mundo lleva la bendición

12
de Dios, la ternura materna, el reproche firme y la condena nada y estar abandonado a las heridas de la vida y a la
decidida. Hermanos y hermanas, pensemos bien: ¡Con los prepotencia de los hombres”. Que bonita sería esta sociedad.
niños no se bromea! Yo creo que a esta sociedad, mucho le sería perdonado por sus
innumerables errores. Mucho, de verdad.
Pensemos como sería una sociedad que decidiera, de una vez
por todas, establecer este principio: “Es verdad que nos somos El Señor juzga nuestra vida escuchando lo que refieren los
perfectos y que cometemos muchos errores. Pero cuando se ángeles de los niños, ángeles que “ven siempre el rostro del
trata de los niños que vienen al mundo, ningún sacrificio de los Padre que está en los cielos". Preguntémonos siempre: ¿Qué
adultos se juzgará demasiado costoso o demasiado grande, contarán a Dios de nosotros estos ángeles de los niños?
para evitar que un niño piense que es un error, que no vale

13. Diferencia y complementariedad varón y mujer (1) (15.4.15)


La catequesis de hoy está dedicada a un aspecto central del Dios, es posible proyectar la unión matrimonial y familiar para
tema de la familia: aquel del gran don que Dios ha dado a la toda la vida. El vínculo matrimonial y familiar es una cosa
humanidad con la creación del hombre y de la mujer y con el seria, lo es para todos, no sólo para los creyentes. Quisiera
sacramento del matrimonio. Esta catequesis y la próxima tratan exhortar a los intelectuales a no abandonar este tema, como si
sobre la diferencia y la complementariedad entre el hombre y se hubiera transformado en secundario, por el compromiso a
la mujer, que están al vértice de la creación divina; las dos que favor de una sociedad más libre y más justa.
seguirán después serán sobre otros temas del Matrimonio.
Dios ha confiado la tierra a la alianza del hombre y de la
Iniciamos con un breve comentario del primer relato de la mujer: su fracaso aridece al mundo de los afectos y oscurece el
creación, en el Libro del Génesis. Aquí leemos que Dios, cielo de la esperanza. Las señales ya son preocupantes, y las
después de haber creado el universo y todos los seres vivientes, vemos. Quisiera indicar, entre las muchas, dos puntos que yo
creó la obra maestra, es decir, el ser humano, que hizo a su creo que deben empeñarnos con más urgencia.
propia imagen: “Y Dios creó al hombre a su imagen; lo creó a
El primero. Indudablemente debemos hacer mucho más a favor
imagen de Dios, los creó varón y mujer". (Gen 1,27). Así dice
de la mujer, si queremos volver a dar más fuerza a la
el Libro del Génesis.
reciprocidad entre hombres y mujeres. Es necesario, de hecho,
Como todos sabemos, la diferencia sexual está presente en que la mujer no sólo sea más escuchada, sino que su voz tenga
tantas formas de vida, en la larga escala de los vivientes. Pero un peso real, una autoridad reconocida, en la sociedad y en la
sólo en el hombre y en la mujer ésta lleva en sí la imagen y la Iglesia.
semejanza de Dios: ¡el texto bíblico lo repite por tres veces en
La manera amplia con la cual Jesús ha considerado a las
dos versículos (26-27)!: ¡Hombre y mujer son imagen y
mujeres -pero leamos el Evangelio eh, es así- en un contexto
semejanza de Dios! Esto nos dice que no sólo el hombre por su
menos favorable del nuestro, porque en aquel tiempo la mujer
parte es imagen de Dios, no sólo la mujer por su parte es
estaba en segundo lugar, ¿no? Y Jesús la ha considerado de
imagen de Dios, sino también el hombre y la mujer, como
una manera que da una luz potente, que ilumina un camino que
pareja, son imagen de Dios. La diferencia entre hombre y
lleva lejos, del cual hemos recorrido solamente un pedacito.
mujer no es para la contraposición o la subordinación, sino
para la comunión y la generación, siempre a imagen y Todavía no hemos entendido en profundidad cuáles son las
semejanza de Dios. cosas que nos puede dar el genio femenino, qué puede dar la
sociedad y también a nosotros, la mujer. Quizás, ver las cosas
La experiencia nos lo enseña: para conocerse bien y crecer
con otros ojos que complementan el pensamiento de los
armónicamente el ser humano tiene necesidad de la
hombres. Es un camino para recorrer con más creatividad y
reciprocidad entre hombre y mujer. Cuando esto no sucede, se
más audacia.
ven las consecuencias. Estamos hechos para escucharnos y
ayudarnos recíprocamente. Podemos decir que sin Una segunda reflexión concierne el tema del hombre y de la
enriquecimiento recíproco en esta relación –en el pensamiento, mujer creados a imagen de Dios. Me pregunto si la crisis de
en la acción, en los afectos y en el trabajo, también en la fe– confianza colectiva en Dios, que nos hace tanto mal, no hace
los dos no pueden ni siquiera entender profundamente que enfermar de resignación a la incredulidad y al cinismo, no esté
significa ser hombre y ser mujer. también conectada a la crisis de la alianza entre hombre y
mujer. En efecto, el relato bíblico, con el gran fresco simbólico
La cultura moderna y contemporánea ha abierto nuevos
sobre el paraíso terrestre y el pecado original, nos dice
espacios, nuevas libertades y nuevas profundidades para el
precisamente que la comunión con Dios se refleja en la
enriquecimiento de la comprensión de esta diferencia. Pero
comunión de la pareja humana y la pérdida de la confianza en
también ha introducido muchas dudas y mucho escepticismo.
el Padre celestial genera división y conflicto entre hombre y
Por ejemplo, yo me pregunto si la así llamada teoría del género
mujer.
no es también expresión de una frustración y de una
resignación que punta a cancelar la diferencia sexual porque no De aquí viene la gran responsabilidad de la Iglesia, de todos
sabe más confrontarse con ella. los creyentes, y ante todo de las familias creyentes, para
redescubrir la belleza del designio de Dios también en la
Sí, nos arriesgamos a dar un paso atrás. La remoción de la
alianza entre el hombre y la mujer. La tierra se llena de
diferencia, en efecto, es el problema no la solución. Para
armonía y de confianza cuando la alianza entre el hombre y la
resolver sus problemas de relación, el hombre y la mujer deben
mujer se vive en el bien. Y si el hombre y la mujer la buscan
en cambio hablarse más, escucharse más, conocerse más,
juntos entre ellos y con Dios, sin dudas la encuentran. Jesús
quererse más. Deben tratarse con respeto y cooperar con
nos alienta explícitamente a testimoniar esta belleza, que es la
amistad. Con estas bases humanas, sostenidas por la gracia de
imagen de Dios. Gracias.

13
14. Diferencia y complementariedad varón y mujer (2) (22.4.15)
En la catequesis anterior sobre la familia, me detuve sobre el confía la tierra, es generosa, directa y plena. Pero es aquí que
primer relato de la creación del ser humano, en el primer el maligno introduce en su mente la sospecha, la incredulidad,
capítulo del Génesis, en donde está escrito: “Y Dios creó al la desconfianza. Y finalmente, llega la desobediencia al
hombre a su imagen; lo creó a imagen de Dios, los creó varón mandamiento que los protegía. Caen en aquel delirio de
y mujer" (1,27). omnipotencia que contamina todo y destruye la armonía.
También nosotros lo sentimos dentro de nosotros, tantas veces,
Hoy quisiera completar la reflexión con el segundo relato, que
todos.
encontramos en el segundo capítulo. Aquí leemos que el
Señor, después de haber creado el cielo y la tierra “modeló al El pecado genera desconfianza y división entre el hombre y la
hombre con arcilla del suelo y sopló en su nariz un aliento de mujer. Su relación será asechada por mil formas de
vida. Así el hombre se convirtió en un ser viviente" (2,7). Es el prevaricación y de sometimiento, de seducción engañosa y de
culmen de la creación. Pero falta algo. Luego Dios pone al prepotencia humillante, hasta aquellas más dramáticas y
hombre en un bellísimo jardín, “para que lo cultivara y lo violentas. La historia trae consigo las huellas. Pensemos, por
cuidara" (cfr. 2, 15). ejemplo, en los excesos negativos de las culturas patriarcales.
Pensemos en las múltiples formas de machismo donde la mujer
El Espíritu Santo, que ha inspirado toda la Biblia, sugiere por
era considerada de segunda clase. Pensemos en la
un momento la imagen del hombre solo -le falta algo- sin
instrumentalización y mercantilización del cuerpo femenino en
mujer. Y sugiere el pensamiento de Dios, casi el sentimiento
la actual cultura mediática. Pero pensemos también en la
de Dios que lo mira, que observa a Adán solo en el jardín: es
reciente epidemia de desconfianza, de escepticismo e incluso
libre, es señor, pero está solo. Y Dios ve que esto “no está
de hostilidad que se difunde en nuestra cultura –en particular a
bien": es como una falta de comunión, le falta una comunión,
partir de una comprensible desconfianza de las mujeres– con
una falta de plenitud. “No está bien" -dice Dios- y agrega:
respecto a una alianza entre hombre y mujer que sea capaz, al
“Voy a hacerle una ayuda adecuada" (2,18).
mismo tiempo, de afinar la intimidad de la comunión y de
Entonces Dios presenta al hombre todos los animales; el custodiar la dignidad de la diferencia.
hombre da a cada uno de ellos su nombre –y ésta es otra
Si no encontramos un sobresalto de simpatía por esta alianza,
imagen de la señoría del hombre sobre la creación– pero no
capaz de poner a las nuevas generaciones al amparo de la
encuentra en ningún animal el otro similar a sí mismo. El
desconfianza y de la indiferencia, los hijos vendrán al mundo
hombre continúa solo. Cuando finalmente Dios presenta a la
siempre más erradicados de ella, desde el seno materno. La
mujer, el hombre reconoce exultante que aquella creatura, y
devaluación social por la alianza estable y generativa del
sólo aquella, es parte de él: “¡Esta sí que es hueso de mis
hombre y de la mujer es ciertamente una pérdida para todos.
huesos y carne de mi carne!" (2, 23).
¡Debemos revalorizar el matrimonio y la familia! Y la Biblia
Finalmente, hay un reflejo, una reciprocidad. Y cuando una dice una cosa bella: el hombre encuentra la mujer, ellos se
persona –es un ejemplo para entender bien esto- quiere dar la encuentran, y el hombre debe dejar algo para encontrarla
mano a otra, debe tener otro adelante: si uno da la mano y no plenamente. Y por esto, el hombre dejará a su padre y a su
tiene nada, la mano está allí, le falta la reciprocidad. Así era el madre para ir con ella. ¡Es bello! Esto significa comenzar un
hombre, le faltaba algo para llegar a su plenitud, le faltaba camino. El hombre es todo para la mujer y la mujer es toda
reciprocidad. La mujer no es una “replica" del hombre; viene para el hombre.
directamente del gesto creador de Dios. La imagen de la
Por lo tanto, la custodia de esta alianza del hombre y de la
“costilla" no expresa de ninguna manera inferioridad o
mujer, aun pecadores y heridos, confundidos y humillados,
subordinación sino, al contrario, que hombre y mujer son de la
desalentados e inciertos, para nosotros creyentes es una
misma sustancia y son complementarios. También tienen esta
vocación ardua y apasionante, en la condición actual. El
reciprocidad. Y el hecho que -siempre en la parábola- Dios
mismo relato de la creación y del pecado, en su final, nos
plasme la mujer mientras el hombre duerme, subraya
entrega un ícono bellísimo: “El Señor Dios hizo al hombre y a
precisamente que ella no es de ninguna manera creatura del
su mujer unas túnicas de pieles y los vistió" (Gen 3, 21). Es
hombre, sino de Dios. Y también sugiere otra cosa: para
una imagen de ternura hacia aquella pareja pecadora que nos
encontrar a la mujer y podemos decir, para encontrar el amor
deja a boca abierta: la ternura de Dios por el hombre y por la
en la mujer, pero para encontrar la mujer, el hombre primero
mujer. Es una imagen de custodia paterna de la pareja humana.
debe soñarla, y luego la encuentra.
Dios mismo cuida y protege su obra maestra.
La confianza de Dios en el hombre y en la mujer, a los cuales

15. Matrimonio (1) (29.4.15)


Nuestra reflexión acerca del plan originario de Dios sobre la cuando Dios termina la obra de la creación y realiza su obra
pareja hombre-mujer, tras considerar las dos narraciones del maestra; la obra maestra es el hombre y la mujer. Y aquí, Jesús
libro del Génesis, se dirige ahora directamente a Jesús. comienza precisamente sus milagros con esta obra maestra, en
un matrimonio, en una fiesta de bodas: un hombre y una mujer.
El evangelista san Juan, al inicio de su Evangelio, narra el
Así, Jesús nos enseña que la obra maestra de la sociedad es la
episodio de las bodas de Caná, en la que estaban presentes la
familia: el hombre y la mujer que se aman. ¡Esta es la obra
Virgen María y Jesús, con sus primeros discípulos (cf. Jn 2, 1-
maestra!
11). Jesús no sólo participó en el matrimonio, sino que «salvó
la fiesta» con el milagro del vino. Por lo tanto, el primero de Desde los tiempos de las bodas de Caná, muchas cosas han
sus signos prodigiosos, con el que Él revela su gloria, lo cambiado, pero ese «signo» de Cristo contiene un mensaje
realizó en el contexto de un matrimonio, y fue un gesto de gran siempre válido.
simpatía hacia esa familia que nacía, solicitado por el apremio
Hoy no parece fácil hablar del matrimonio como de una fiesta
maternal de María. Esto nos hace recordar el libro del Génesis,
que se renueva con el tiempo, en las diversas etapas de toda la

14
vida de los cónyuges. Es un hecho que las personas que se grande para acoger la Palabra de Cristo, que promete su gracia
casan son cada vez menos; esto es un hecho: los jóvenes no a la unión conyugal y a la familia.
quieren casarse. En muchos países, en cambio, aumenta el
El testimonio más persuasivo de la bendición del matrimonio
número de las separaciones, mientras que el número de los
cristiano es la vida buena de los esposos cristianos y de la
hijos disminuye. La dificultad de permanecer juntos —ya sea
familia. ¡No hay mejor modo para expresar la belleza del
como pareja, que como familia— lleva a romper los vínculos
sacramento! El matrimonio consagrado por Dios custodia el
siempre con mayor frecuencia y rapidez, y precisamente los
vínculo entre el hombre y la mujer que Dios bendijo desde la
hijos son los primeros en sufrir sus consecuencias. Pero
creación del mundo; y es fuente de paz y de bien para toda la
pensemos que las primeras víctimas, las víctimas más
vida conyugal y familiar. Por ejemplo, en los primeros tiempos
importantes, las víctimas que sufren más en una separación son
del cristianismo, esta gran dignidad del vínculo entre el
los hijos. Si experimentas desde pequeño que el matrimonio es
hombre y la mujer acabó con un abuso considerado en ese
un vínculo «por un tiempo determinado», inconscientemente
entonces totalmente normal, o sea, el derecho de los maridos
para ti será así. En efecto, muchos jóvenes tienden a renunciar
de repudiar a sus mujeres, incluso con los motivos más
al proyecto mismo de un vínculo irrevocable y de una familia
infundados y humillantes. El Evangelio de la familia, el
duradera. Creo que tenemos que reflexionar con gran seriedad
Evangelio que anuncia precisamente este Sacramento acabó
sobre el por qué muchos jóvenes «no se sienten capaces» de
con esa cultura de repudio habitual.
casarse. Existe esta cultura de lo provisional... todo es
provisional, parece que no hay algo definitivo. La semilla cristiana de la igualdad radical entre cónyuges hoy
debe dar nuevos frutos. El testimonio de la dignidad social del
Una de las preocupaciones de que surgen hoy en día es la de
matrimonio llegará a ser persuasivo precisamente por este
los jóvenes que no quieren casarse: ¿Por qué los jóvenes no se
camino, el camino del testimonio que atrae, el camino de la
casan?; ¿por qué a menudo prefieren una convivencia, y
reciprocidad entre ellos, de la complementariedad entre ellos.
muchas veces «de responsabilidad limitada»?; ¿por qué
muchos —incluso entre los bautizados— tienen poca Por eso, como cristianos, tenemos que ser más exigentes al
confianza en el matrimonio y en la familia? Es importante respecto. Por ejemplo: sostener con decisión el derecho a la
tratar de entender, si queremos que los jóvenes encuentren el misma retribución por el mismo trabajo; ¿por qué se da por
camino justo que hay que recorrer. ¿Por qué no confían en la descontado que las mujeres tienen que ganar menos que los
familia? hombres? ¡No! Tienen los mismos derechos. ¡La desigualdad
es un auténtico escándalo! Al mismo tiempo, reconocer como
Las dificultades no son sólo de carácter económico, si bien
riqueza siempre válida la maternidad de las mujeres y la
estas son verdaderamente serias. Muchos consideran que el
paternidad de los hombres, en beneficio, sobre todo de los
cambio ocurrido en estas últimas décadas se puso en marcha a
niños. Igualmente, la virtud de la hospitalidad de las familias
partir de la emancipación de la mujer. Pero ni siquiera este
cristianas tiene hoy una importancia crucial, especialmente en
argumento es válido, es una falsedad, no es verdad. Es una
las situaciones de pobreza, degradación y violencia familiar.
forma de machismo, que quiere siempre dominar a la mujer.
Hacemos el ridículo que hizo Adán, cuando Dios le dijo: «¿Por Queridos hermanos y hermanas, no tengamos miedo de invitar
qué has comido del fruto del árbol?», y él: «La mujer me lo a Jesús a la fiesta de bodas, de invitarlo a nuestra casa, para
dio». Y la culpa es de la mujer. ¡Pobre mujer! Tenemos que que esté con nosotros y proteja a la familia. Y no tengamos
defender a las mujeres. En realidad, casi todos los hombres y miedo de invitar también a su madre María. Los cristianos,
mujeres quisieran una seguridad afectiva estable, un cuando se casan «en el Señor», se transforman en un signo
matrimonio sólido y una familia feliz. La familia ocupa el eficaz del amor de Dios. Los cristianos no se casan sólo para sí
primer lugar en todos los índices de aceptación entre los mismos: se casan en el Señor en favor de toda la comunidad,
jóvenes; pero, por miedo a equivocarse, muchos no quieren de toda la sociedad.
tampoco pensar en ello; incluso siendo cristianos, no piensan
De esta hermosa vocación del matrimonio cristiano, hablaré
en el matrimonio sacramental, signo único e irrepetible de la
alianza, que se convierte en testimonio de la fe. Quizás, también en la próxima catequesis.
precisamente este miedo de fracasar es el obstáculo más .

16. Matrimonio (2) (6.5.14)


En nuestro camino de catequesis sobre la familia tocamos hoy significa al servicio los unos de los otros. Y aquí introduce la
directamente la belleza del matrimonio cristiano. Esto no es analogía entre las parejas marido-mujer y la de Cristo-Iglesia.
simplemente una ceremonia que se hace en la iglesia, con las Está claro que se trata de una analogía imperfecta, pero
flores, el vestido, las fotos... El matrimonio cristiano es un debemos comprender el sentido espiritual que es altísimo y
sacramento que tiene lugar en la Iglesia, y que también hace la revolucionario, y al mismo tiempo sencillo, a la mano de cada
Iglesia, dando inicio a una nueva comunidad familiar. hombre y mujer que se encomienda a la gracia de Dios.
Es lo que el apóstol Pablo resume en su célebre expresión: El marido –dice Pablo— debe amar a la mujer “como al propio
«Este es un gran misterio: y yo digo que se refiere a Cristo y a cuerpo”; amarla como Cristo “ha amado a la Iglesia y se ha
la Iglesia». Inspirado por el Espíritu Santo, Pablo afirma que el dado a sí mismo por ella”. ¿Pero maridos que estáis aquí
amor entre los cónyuges es imagen del amor entre Cristo y la presentes, entendéis esto? Amar a la propia mujer como Cristo
Iglesia. ¡Una dignidad impensable! Pero en realidad está ama a la Iglesia. ¡Esto no es broma, es serio! El efecto de este
inscrita en el diseño creador de Dios, y con la gracia de Cristo radicalismo de la dedicación pedida al hombre, por el amor y
innumerables parejas cristianas, aún con sus límites, sus la dignidad de la mujer, sobre el ejemplo de Cristo, debe haber
pecados, lo han realizado. sido enorme, en la misma comunidad cristiana.
San Pablo, hablando de la nueva vida en Cristo, dice que los Esta semilla de la novedad evangélica, que restablece la
cristianos –todos— están llamados a amarse como Cristo los reciprocidad originaria de la dedicación y del respeto, ha
ha amado, es decir, “sometidos los unos a los otros”, que

15
madurado lentamente en la historia, pero al final ha recién casados, digo: “¡He aquí los valientes!” Porque se
prevalecido. necesita valentía para amarse así, como Cristo ama a la Iglesia.
El sacramento del matrimonio es un gran acto de fe y de amor: La celebración del sacramento no puede dejar fuera esta
testimonia la valentía de creer en la belleza del acto creador de corresponsabilidad de la vida familiar en lo relacionado con la
Dios y de vivir ese amor que empuja para ir siempre más allá, gran misión de amor de la Iglesia. Y así la vida de la Iglesia se
más allá de sí mismo y también más allá de la familia. La enriquece cada vez más de la belleza de esta alianza
vocación cristiana a amar sin reservas y sin medida es lo que matrimonial, como también se empobrece cada vez que es
está en la base también del libre consentimiento que constituye desfigurada. ¡La Iglesia, para ofrecer a todos los dones de la fe,
el matrimonio. del amor y de la esperanza, necesita también de la valiente
fidelidad de los esposos a la gracia del sacramento! El pueblo
La Iglesia está plenamente implicada en la historia de cada
de Dios necesita de su camino cotidiano en la fe, en el amor y
matrimonio cristiano: se edifica en sus logros y sufre en sus
en la esperanza, con todas las alegrías y las fatigas que este
fracasos. Pero debemos interrogarnos con seriedad:
camino implica en un matrimonio y en una familia.
¿aceptamos hasta el fondo, nosotros mismos, como creyentes y
como pastores también, esta unión indisoluble de la historia de La ruta está marcada así siempre, es la ruta del amor: se ama
Cristo y de la Iglesia con la historia del matrimonio y de la como ama Dios, para siempre. Cristo no cesa de cuidar a la
familia humana? ¿Estamos dispuestos a asumir seriamente esta Iglesia, la ama siempre, la cuida siempre, como a sí mismo.
responsabilidad, es decir, que todo matrimonio va en el camino Cristo no cesa de quitar del rostro humano las manchas y las
del amor que Cristo tiene a la Iglesia? ¡Esto es grande! arrugas de cualquier tipo. Es conmovedora y muy bonita esta
irradiación de la fuerza y de la ternura de Dios que se transmite
En esta profundidad del misterio de criaturas, reconocido y
de pareja a pareja, de familia a familia. Tiene razón san Pablo:
restablecido en su pureza, se abre un segundo gran horizonte
¡esto es precisamente un misterio grande! Hombres y mujeres,
que caracteriza el sacramento del matrimonio. La decisión de
lo bastante valientes como para llevar este tesoro en los vasos
“casarse en el Señor”, contiene también una dimensión
de barro de nuestra humanidad, estos hombres y mujeres que
misionera, que significa tener en el corazón la disponibilidad
son un recurso esencial para la Iglesia, también para todo el
para hacerse transmisor de la bendición de Dios y de la gracia
mundo.
del Señor para todos. De hecho, los esposos cristianos
participan en cuanto esposos a la misión de la Iglesia. ¡Y se ¡Dios les bendiga mil veces por esto! Gracias.
necesita valentía para eso, eh! Por esto cuando yo saludo a los

17. Vida en familia (13.5.15)


La catequesis de hoy es como la puerta de entrada de una serie La primera palabra es «permiso». Cuando nos preocupamos
de reflexiones sobre la vida de la familia, su vida real, con sus por pedir gentilmente incluso lo que tal vez pensamos poder
tiempos y sus acontecimientos. Sobre esta puerta de entrada pretender, ponemos un verdadero amparo al espíritu de
están escritas tres palabras, que ya he utilizado en la plaza convivencia matrimonial y familiar. Entrar en la vida del otro,
otras veces. Y esas palabras son: «permiso», «gracias», incluso cuando forma parte de nuestra vida, pide la delicadeza
«perdón». En efecto, estas palabras abren camino para vivir de una actitud no invasora, que renueve la confianza y el
bien en la familia, para vivir en paz. Son palabras sencillas, respeto. La confianza, en definitiva, no autoriza a darlo todo
pero no tan sencillas de llevar a la práctica. Encierran una gran por descontado. Y el amor, cuando es más íntimo y profundo,
fuerza: la fuerza de custodiar la casa, incluso a través de miles tanto más exige el respeto de la libertad y la capacidad de
de dificultades y pruebas; en cambio si faltan, poco a poco se esperar que el otro abra la puerta de su corazón. Al respecto
abren grietas que pueden hasta hacer que se derrumbe. recordamos la palabra de Jesús en el libro del Apocalipsis:
«Mira, estoy de pie a la puerta y llamo. Si alguien escucha mi
Nosotros las entendemos normalmente como las palabras de la
voz y abre la puerta, entraré en su casa y cenaré con él y él
«buena educación». Es así, una persona bien educada pide
conmigo» (3, 20). También el Señor pide permiso para entrar.
permiso, dice gracias o se disculpa si se equivoca. Es así, pero
No lo olvidemos. Antes de hacer algo en familia: «Permiso,
la buena educación es muy importante. Un gran obispo, san
¿puedo hacerlo? ¿Te gusta que lo haga así?». Es un lenguaje
Francisco de Sales, solía decir que «la buena educación es ya
educado, lleno de amor. Y esto hace mucho bien a las familias.
media santidad». Pero, atención, en la historia hemos conocido
también un formalismo de las buenas maneras que puede La segunda palabra es «gracias». Algunas veces nos viene a la
convertirse en máscara que esconde la aridez del ánimo y el mente pensar que nos estamos convirtiendo en una civilización
desinterés por el otro. Se suele decir: «Detrás de tantas buenas de malas maneras y malas palabras, como si fuese un signo de
maneras se esconden malos hábitos». Ni siquiera la religión emancipación. Lo escuchamos decir muchas veces incluso
está exenta de este riesgo, que hace resbalar la observancia públicamente. La amabilidad y la capacidad de dar gracias son
formal en la mundanidad espiritual. El diablo que tienta a Jesús vistas como un signo de debilidad, y a veces suscitan incluso
usa buenas maneras —es precisamente un señor, un desconfianza. Esta tendencia se debe contrarrestar en el seno
caballero— y cita las Sagradas Escrituras, parece un teólogo. mismo de la familia. Debemos convertirnos en intransigentes
Su estilo se presenta correcto, pero su intención es desviar de en lo referido a la educación a la gratitud, al reconocimiento: la
la verdad del amor de Dios. Nosotros, en cambio, entendemos dignidad de la persona y la justicia social pasan ambas por
la buena educación en sus términos auténticos, donde el estilo esto. Si la vida familiar descuida este estilo, también la vida
de las buenas relaciones está firmemente enraizada en el amor social lo perderá. La gratitud, además, para un creyente, está
al bien y respeto del otro. La familia vive de esta finura del en el corazón mismo de la fe: un cristiano que no sabe dar
querer. gracias es alguien que ha olvidado el lenguaje de Dios.
Escuchad bien: un cristiano que no sabe dar gracias es alguien

16
que ha olvidado el lenguaje de Dios. Recordemos la pregunta consejo: nunca terminar el día sin hacer las paces. Escuchad
de Jesús, cuando curó a diez leprosos y sólo uno de ellos bien: ¿habéis discutido mujer y marido? ¿Los hijos con los
volvió a dar las gracias (cf. Lc 17, 18). Una vez escuché decir padres? ¿Habéis discutido fuerte? No está bien, pero no es este
a una persona anciana, muy sabia, muy buena, sencilla, pero el auténtico problema. El problema es que ese sentimiento esté
con la sabiduría de la piedad, de la vida: «La gratitud es una presente todavía al día siguiente. Por ello, si habéis discutido
planta que crece sólo en la tierra de almas nobles». Esa nunca terminar el día sin hacer las paces en la familia. ¿Y
nobleza del alma, esa gracia de Dios en el alma nos impulsa a cómo debo hacer las paces? ¿Ponerme de rodillas? ¡No! Sólo
decir gracias a la gratitud. Es la flor de un alma noble. Esto es un pequeño gesto, algo pequeño y vuelve la armonía familiar.
algo hermoso. Basta una caricia, sin palabras. Pero nunca terminar el día en
familia sin hacer las paces. ¿Entendido esto? No es fácil pero
La tercera palabra es «perdón». Palabra difícil, es verdad, sin
se debe hacer. Y con esto la vida será más bonita.
embargo tan necesaria. Cuando falta, se abren pequeñas grietas
—incluso sin quererlo— hasta convertirse en fosas profundas. Estas tres palabras-clave de la familia son palabras sencillas, y
No por casualidad en la oración que nos enseñó Jesús, el tal vez en un primer momento nos causarán risa. Pero cuando
«Padrenuestro», que resume todas las peticiones esenciales las olvidamos, ya no hay motivo para reír, ¿verdad? Nuestra
para nuestra vida, encontramos esta expresión: «Perdona educación, tal vez, las descuida demasiado. Que el Señor nos
nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que ayude a volver a ponerlas en su sitio, en nuestro corazón, en
nos ofenden» (Mt 6, 12). Reconocer el hecho de haber faltado, nuestra casa, y también en nuestra convivencia civil. Son las
y mostrar el deseo de restituir lo que se ha quitado —respeto, palabras para entrar precisamente en el amor de la familia.
sinceridad, amor— hace dignos del perdón. Y así se detiene la
Y ahora os invito a repetir todos juntos estas tres palabras:
infección. Si no somos capaces de disculparnos, quiere decir
«permiso», «gracias», «perdón». Todos juntos: (plaza)
que tampoco somos capaces de perdonar. En la casa donde no
«permiso», «gracias», «perdón». Son las palabras para entrar
se pide perdón comienza a faltar el aire, las aguas comienzan a
precisamente en el amor de la familia, para que la familia
verse estancadas. Muchas heridas de los afectos, muchas
permanezca. Luego repitamos el consejo que os he dado, todos
laceraciones en la familia comienzan con la pérdida de esta
juntos: Nunca terminar el día sin hacer las paces. Todos:
preciosa palabra: «Perdóname». En la vida matrimonial se
(plaza) nunca terminar el día sin hacer las paces. Gracias.
discute, a veces incluso «vuelan los platos», pero os doy un

18. Educación de los hijos (20.5.15)


Hoy, queridos hermanos y hermanas, quiero daros la separación, que no sean usados como rehenes contra el otro
bienvenida porque he visto entre vosotros a numerosas cónyuge, que crezcan escuchando que la mamá habla bien del
familias, ¡buenos días a todas las familias! Seguimos papá, aunque no estén juntos, y que el papá habla bien de la
reflexionando sobre la familia. Hoy nos detenemos a mamá. Para los padres separados esto es muy importante y
reflexionar sobre una característica esencial de la familia, o sea muy difícil, pero pueden hacerlo.
su natural vocación a educar a los hijos para que crezcan en la
Pero, sobre todo, la pregunta: ¿cómo educar? ¿Qué tradición
responsabilidad de sí mismos y de los demás. Lo que hemos
tenemos hoy para transmitir a nuestros hijos?
escuchado del apóstol Pablo, al inicio, es muy bonito: «Hijos,
obedeced a vuestros padres en todo, que eso agrada al Señor. Intelectuales «críticos» de todo tipo han acallado a los padres
Padres, no exasperéis a vuestros hijos, no sea que pierdan el de mil formas, para defender a las jóvenes generaciones de los
ánimo» (Col 3, 20-21). Esta es una regla sabia: el hijo educado daños —verdaderos o presuntos— de la educación familiar. La
en la escucha y obediencia a los padres, quienes no tienen que familia ha sido acusada, entre otras cosas, de autoritarismo,
mandar de mala manera, para no desanimar a los hijos. Los favoritismo, conformismo y represión afectiva que genera
hijos, en efecto, deben crecer sin desalentarse, paso a paso. Si conflictos.
vosotros padres decís a los hijos: «Subamos por aquella
escalera» y los tomáis de la mano y paso a paso los hacéis De hecho, se ha abierto una brecha entre familia y sociedad,
subir, las cosas irán bien. Pero si vosotros decís: «¡Vamos, entre familia y escuela, el pacto educativo hoy se ha roto; y así,
sube!» — «Pero no puedo» — «¡Sigue!», esto se llama la alianza educativa de la sociedad con la familia ha entrado en
crisis porque se ha visto socavada la confianza mutua. Los
exasperar a los hijos, pedir a los hijos lo que no son capaces de
hacer. Por ello, la relación entre padres e hijos debe ser de una síntomas son muchos. Por ejemplo, en la escuela se han
sabiduría y un equilibrio muy grande. Hijos, obedeced a los fracturado las relaciones entre los padres y los profesores. A
padres, esto quiere Dios. Y vosotros padres, no exasperéis a los veces hay tensiones y desconfianza mutua; y las consecuencias
naturalmente recaen en los hijos. Por otra parte, se han
hijos, pidiéndoles cosas que no pueden hacer. Y esto hay que
multiplicado los así llamados «expertos», que han ocupado el
hacerlo para que los hijos crezcan en la responsabilidad de sí
mismo y de los demás. papel de los padres, incluso en los aspectos más íntimos de la
educación. En relación a la vida afectiva, la personalidad y el
Parecería una constatación obvia, sin embargo, incluso en desarrollo, los derechos y los deberes, los «expertos» lo saben
nuestro tiempo, no faltan dificultades. Es difícil para los padres todo: objetivos, motivaciones, técnicas. Y los padres sólo
educar a los hijos que sólo ven por la noche, cuando regresan a deben escuchar, aprender y adaptarse. Privados de su papel, a
casa cansados del trabajo. ¡Los que tienen la suerte de tener menudo llegan a ser excesivamente aprensivos y posesivos con
trabajo! Es aún más difícil para los padres separados, que sus hijos, hasta no corregirlos nunca: «Tú no puedes corregir al
cargan el peso de su condición: pobres, tuvieron dificultades, hijo». Tienden a confiarlos cada vez más a los «expertos»,
se separaron y muchas veces toman al hijo como rehén, y el incluso en los aspectos más delicados y personales de su vida,
papá le habla mal de la mamá y la mamá le habla mal del papá, ubicándose ellos mismos en un rincón; y así los padres hoy
y se hace mucho mal. A los padres separados les digo: jamás, corren el riesgo de autoexcluirse de la vida de sus hijos. Y esto
jamás, jamás tomar el hijo como rehén. Os habéis separado por es gravísimo. Hoy existen casos de este tipo. No digo que
muchas dificultades y motivos, la vida os ha dado esta prueba, suceda siempre, pero se da. La maestra en la escuela reprende
pero que no sean los hijos quienes carguen el peso de esta al niño y escribe una nota a los padres. Recuerdo una anécdota

17
personal. Una vez, cuando estaba en cuarto grado dije una lo sabemos? Y, sobre todo, ¿queremos saberlo? ¿Estamos
mala palabra a la maestra y la maestra, una buena mujer, convencidos de que ellos, en realidad, no esperan otra cosa?
mandó llamar a mi mamá. Ella fue al día siguiente, hablaron
Las comunidades cristianas están llamadas a ofrecer su apoyo
entre ellas y luego me llamaron. Y mi mamá delante de la
a la misión educativa de las familias, y lo hacen ante todo con
maestra me explicó que lo que yo había hecho era algo malo,
la luz de la Palabra de Dios. El apóstol Pablo recuerda la
que no se debe hacer; pero mi madre lo hizo con mucha
reciprocidad de los deberes entre padres e hijos: «Hijos,
dulzura y me dijo que pidiese perdón a la maestra delante de
obedeced a vuestros padres en todo, que eso agrada al Señor.
ella. Lo hice y me quedé contento porque dije: acabó bien la
Padres, no exasperéis a vuestros hijos, no sea que pierdan el
historia. Pero ese era el primer capítulo. Cuando regresé a casa,
ánimo» (Col 3, 20-21). En la base de todo está el amor, el
comenzó el segundo capítulo... Imaginad vosotros, hoy, si la
amor que Dios nos da, que «no es indecoroso ni egoísta; no se
maestra hace algo por el estilo, al día siguiente se encuentra
irrita; no lleva cuentas del mal... Todo lo excusa, todo lo cree,
con los dos padres o uno de los dos para reprenderla, porque
todo lo espera, todo lo soporta» (1 Cor 13, 5-7). Incluso en las
los «expertos» dicen que a los niños no se les debe regañar así.
mejores familias hay que soportarse, y se necesita mucha
Han cambiado las cosas. Por lo tanto, los padres no tienen que
paciencia para soportarse. Pero la vida es así. La vida no se
autoexcluirse de la educación de los hijos.
construye en un laboratorio, se hace en la realidad. Jesús
Es evidente que este planteamiento no es bueno: no es mismo pasó por la educación familiar.
armónico, no es dialógico, y en lugar de favorecer la
También en este caso, la gracia del amor de Cristo conduce a
colaboración entre la familia y las demás entidades educativas,
su realización lo que está escrito en la naturaleza humana.
las escuelas, los gimnasios... las enfrenta.
¡Cuántos ejemplos estupendos tenemos de padres cristianos
¿Cómo hemos llegado a esto? No cabe duda de que los padres, llenos de sabiduría humana! Ellos muestran que la buena
o más bien, ciertos modelos educativos del pasado tenían educación familiar es la columna vertebral del humanismo. Su
algunas limitaciones, no hay duda. Pero también es verdad que irradiación social es el recurso que permite compensar las
hay errores que sólo los padres están autorizados a cometer, lagunas, las heridas, los vacíos de paternidad y maternidad que
porque pueden compensarlos de un modo que es imposible a tocan a los hijos menos afortunados. Esta irradiación puede
cualquier otra persona. Por otra parte, como bien sabemos, la obrar auténticos milagros. Y en la Iglesia suceden cada día
vida se ha vuelto tacaña con el tiempo para hablar, reflexionar, estos milagros.
discutir. Muchos padres se ven «secuestrados» por el trabajo
Deseo que el Señor done a las familias cristianas la fe, la
—papá y mamá deben trabajar— y otras preocupaciones,
libertad y la valentía necesarias para su misión. Si la educación
molestos por las nuevas exigencias de los hijos y por la
familiar vuelve a encontrar el orgullo de su protagonismo,
complejidad de la vida actual —es así y debemos aceptarla
muchas cosas cambiarán para mejor, para los padres inciertos
como es—, y se encuentran como paralizados por el temor a
y para los hijos decepcionados. Es hora de que los padres y las
equivocarse. El problema, sin embargo, no está sólo en hablar.
madres vuelvan de su exilio —porque se han autoexiliado de la
Es más, un «dialoguismo» superficial no conduce a un
educación de los hijos— y vuelvan a asumir plenamente su
verdadero encuentro de la mente y el corazón. Más bien
función educativa. Esperamos que el Señor done a los padres
preguntémonos: ¿Intentamos comprender «dónde» están los
esta gracia: de no autoexiliarse de la educación de los hijos. Y
hijos realmente en su camino? ¿Dónde está realmente su alma,
esto sólo puede hacerlo el amor, la ternura y la paciencia.

19. Noviazgo (27.5.15)

Continuando estas catequesis sobre la familia, hoy quiero esta imagen comprendemos que el amor de Dios, que dio
hablar del noviazgo. El noviazgo (en italiano «fidanzamento») origen al mundo, no fue una decisión improvisada. ¡No! Fue
—se lo percibe en la palabra— tiene relación con la confianza, un trabajo hermoso. El amor de Dios creó las condiciones
la familiaridad, la fiabilidad. Familiaridad con la vocación que concretas de una alianza irrevocable, sólida, destinada a durar.
Dios dona, porque el matrimonio es ante todo el
La alianza de amor entre el hombre y la mujer, alianza por la
descubrimiento de una llamada de Dios. Ciertamente es algo
vida, no se improvisa, no se hace de un día para el otro. No
hermoso que hoy los jóvenes puedan elegir casarse partiendo
existe el matrimonio express: es necesario trabajar en el amor,
de un amor mutuo. Pero precisamente la libertad del vínculo
es necesario caminar. La alianza del amor del hombre y la
requiere una consciente armonía de la decisión, no sólo un
mujer se aprende y se afina. Me permito decir que se trata de
simple acuerdo de la atracción o del sentimiento, de un
una alianza artesanal. Hacer de dos vida una vida sola, es
momento, de un tiempo breve... requiere un camino.
incluso casi un milagro, un milagro de la libertad y del
El noviazgo, en otros términos, es el tiempo en el cual los dos corazón, confiado a la fe. Tal vez deberíamos comprometernos
están llamados a realizar un buen trabajo sobre el amor, un más en este punto, porque nuestras «coordenadas
trabajo partícipe y compartido, que va a la profundidad. sentimentales» están un poco confusas. Quien pretende querer
Ambos se descubren despacio, mutuamente, es decir, el todo y enseguida, luego cede también en todo —y enseguida—
hombre «conoce» a la mujer conociendo a esta mujer, su ante la primera dificultad (o ante la primera ocasión). No hay
novia; y la mujer «conoce» al hombre conociendo a este esperanza para la confianza y la fidelidad del don de sí, si
hombre, su novio. No subestimemos la importancia de este prevalece la costumbre de consumir el amor como una especie
aprendizaje: es un bonito compromiso, y el amor mismo lo de «complemento» del bienestar psico-físico. No es esto el
requiere, porque no es sólo una felicidad despreocupada, una amor. El noviazgo fortalece la voluntad de custodiar juntos
emoción encantada... El relato bíblico habla de toda la creación algo que jamás deberá ser comprado o vendido, traicionado o
como de un hermoso trabajo del amor de Dios; el libro del abandonado, por más atractiva que sea la oferta. También
Génesis dice que «Vio Dios todo lo que había hecho, y era Dios, cuando habla de la alianza con su pueblo, lo hace
muy bueno» (Gn 1, 31). Sólo al final, Dios «descansó». De algunas veces en términos de noviazgo. En el libro de

18
Jeremías, al hablar al pueblo que se había alejado de Él, le Pero luego están contentos y agradecen, porque, en efecto,
recuerda cuando el pueblo era la «novia» de Dios y dice así: encontraron allí la ocasión —a menudo la única— para
«Recuerdo tu cariño juvenil, el amor que me tenías de novia» reflexionar sobre su experiencia en términos no banales. Sí,
(2, 2). Y Dios hizo este itinerario de noviazgo; luego hace muchas parejas están juntas mucho tiempo, tal vez también en
también una promesa: lo hemos escuchado al inicio de la la intimidad, a veces conviviendo, pero no se conocen de
audiencia, en el libro de Oseas: «Me desposaré contigo para verdad. Parece extraño, pero la experiencia demuestra que es
siempre, me desposaré contigo en justicia y en derecho, en así. Por ello se debe revaluar el noviazgo como tiempo de
misericordia y en ternura, me desposaré contigo en fidelidad y conocimiento mutuo y de compartir un proyecto. El camino de
conocerás al Señor» (2, 21-22). Es un largo camino el que el preparación al matrimonio se debe plantear en esta perspectiva,
Señor recorre con su pueblo en este itinerario de noviazgo. Al valiéndose incluso del testimonio sencillo pero intenso de
final Dios se desposa con su pueblo en Jesucristo: en Jesús se cónyuges cristianos. Y centrándose también aquí en lo
desposa con la Iglesia. El pueblo de Dios es la esposa de Jesús. esencial: la Biblia, para redescubrir juntos, de forma
¡Cuánto camino! Y vosotros italianos, en vuestra literatura consciente; la oración, en su dimensión litúrgica, pero también
tenéis una obra maestra sobre el noviazgo [«I promessi sposi» en la «oración doméstica», que se vive en familia; los
- Los novios]. Es necesario que los jóvenes la conozcan, que la sacramentos, la vida sacramental, la Confesión... a través de
lean; es una obra maestra donde se cuenta la historia de los los cuales el Señor viene a morar en los novios y los prepara
novios que sufrieron mucho, recorrieron un camino con para acogerse de verdad uno al otro «con la gracia de Cristo»;
muchas dificultades hasta llegar al final, al matrimonio. No y la fraternidad con los pobres, y con los necesitados, que nos
dejéis a un lado esta obra maestra sobre el noviazgo que la invitan a la sobriedad y a compartir. Los novios que se
literatura italiana os ofrece precisamente a vosotros. Seguid comprometen en esto crecen los dos y todo esto conduce a
adelante, leedlo y veréis la belleza, el sufrimiento, pero preparar una bonita celebración del Matrimonio de modo
también la fidelidad de los novios. diverso, no mundano sino con estilo cristiano. Pensemos en
estas palabras de Dios que hemos escuchado cuando Él habla a
La Iglesia, en su sabiduría, custodia la distinción entre ser
su pueblo como el novio a la novia: «Me desposaré contigo
novios y ser esposos —no es lo mismo— precisamente en vista
para siempre, me desposaré contigo en justicia y en derecho,
de la delicadeza y la profundidad de esta realidad. Estemos
en misericordia y en ternura, me desposaré contigo en
atentos a no despreciar con ligereza esta sabia enseñanza, que
fidelidad y conocerás al Señor» (Os 2, 21-22). Que cada pareja
se nutre también de la experiencia del amor conyugal
de novios piense en esto y uno le diga al otro: «Te convertiré
felizmente vivido. Los símbolos fuertes del cuerpo poseen las
en mi esposa, te convertiré en mi esposo». Esperar ese
llaves del alma: no podemos tratar los vínculos de la carne con
momento; es un momento, es un itinerario que va lentamente
ligereza, sin abrir alguna herida duradera en el espíritu (1 Cor
hacia adelante, pero es un itinerario de maduración. Las etapas
6, 15-20).
del camino no se deben quemar. La maduración se hace así,
Cierto, la cultura y la sociedad actual se han vuelto más bien paso a paso.
indiferentes a la delicadeza y a la seriedad de este pasaje. Y,
El tiempo del noviazgo puede convertirse de verdad en un
por otra parte, no se puede decir que sean generosas con los
tiempo de iniciación. ¿A qué? ¡A la sorpresa! A la sorpresa de
jóvenes que tienen serias intenciones de formar una familia y
los dones espirituales con los cuales el Señor, a través de la
traer hijos al mundo. Es más, a menudo presentan mil
Iglesia, enriquece el horizonte de la nueva familia que se
obstáculos, mentales y prácticos. El noviazgo es un itinerario
dispone a vivir en su bendición. Ahora os invito a rezar a la
de vida que debe madurar como la fruta, es un camino de
Sagrada Familia de Nazaret: Jesús, José y María. Rezar para
maduración en el amor, hasta el momento que se convierte en
que la familia recorra este camino de preparación; a rezar por
matrimonio.
los novios. Recemos todos juntos a la Virgen, un Avemaría por
Los cursos prematrimoniales son una expresión especial de la todos los novios, para que puedan comprender la belleza de
preparación. Y vemos muchas parejas que tal vez llegan al este camino hacia el Matrimonio. [Ave María...]. Y a los
curso con un poco de desgana: «¡Estos curas nos hacen hacer novios que están en la plaza: «¡Feliz camino de noviazgo!».
un curso! ¿Por qué? Nosotros sabemos»... y van con desgana.

20. La pobreza y la familia (3.6.15)


Estos últimos miércoles hemos reflexionado sobre la familia y A pesar de esto, hay muchas familias pobres que buscan vivir
seguimos adelante con este tema: reflexionar sobre la familia. con dignidad su vida diaria, a menudo confiando abiertamente
Y desde hoy nuestras catequesis se abren, con la reflexión, a la en la bendición de Dios. Esta lección, sin embargo, no debe
consideración de la vulnerabilidad de la familia, en las justificar nuestra indiferencia, sino aumentar nuestra vergüenza
condiciones de la vida que la ponen a prueba. La familia tiene por el hecho de que exista tanta pobreza. Es casi un milagro
muchos problemas que la ponen a prueba. que, en medio de la pobreza, la familia siga formándose, e
incluso siga conservando —como puede— la especial
Una de estas pruebas es la pobreza. Pensemos en las
humanidad de sus relaciones. El hecho irrita a los
numerosas familias que viven en las periferias de las grandes
planificadores del bienestar que consideran los afectos, la
ciudades, pero también en las zonas rurales... ¡Cuánta miseria,
generación, los vínculos familiares, como una variable
cuánta degradación! Y luego, para agravar la situación, en
secundaria de la calidad de vida. ¡No entienden nada! En
algunos lugares llega también la guerra. La guerra es siempre
cambio, nosotros deberíamos arrodillarnos ante estas familias,
algo terrible. Además, la guerra golpea especialmente a las
que son una auténtica escuela de humanidad que salva las
poblaciones civiles, a las familias. Ciertamente la guerra es la
sociedades de la barbarie.
«madre de todas las pobrezas», la guerra empobrece a la
familia, es una gran saqueadora de vidas, de almas, y de los ¿Qué nos queda, en efecto, si cedemos al secuestro del César y
afectos más sagrados y más queridos. de Mammón, de la violencia y del dinero, y renunciamos
también a los afectos familiares? Una nueva ética civil llegará
19
sólo cuando los responsables de la vida pública reorganicen el dificultades. A estos factores materiales se suma el daño
vínculo social a partir de la lucha en perversa espiral entre causado a la familia por pseudo-modelos, difundidos por los
familia y pobreza, que nos conduce al abismo. medios de comunicación social basados en el consumismo y el
culto de la apariencia, que influencian a las clases sociales más
La economía actual a menudo se ha especializado en gozar del
pobres e incrementan la disgregación de los vínculos
bienestar individual, pero practica ampliamente la explotación
familiares. Cuidar a las familias, cuidar el afecto, cuando la
de los vínculos familiares. Esto es una contradicción grave. El
miseria pone a prueba a la familia.
inmenso trabajo de la familia naturalmente no está, sin duda,
cotizado en los balances. En efecto, la economía y la política La Iglesia es madre, y no debe olvidar este drama de sus hijos.
son avaras en materia de reconocimiento al respecto. Sin También ella debe ser pobre, para llegar a ser fecunda y
embargo, la formación interior de la persona y la circulación responder a tanta miseria. Una Iglesia pobre es una Iglesia que
social de los afectos tienen precisamente allí su propio practica una sencillez voluntaria en la propia vida —en sus
fundamento. Si lo quitas, todo se viene abajo. mismas instituciones, en el estilo de vida de sus miembros—
para derrumbar todo muro de separación, sobre todo de los
No es sólo cuestión de pan. Hablamos de trabajo, hablamos de
pobres. Es necesaria la oración y la acción. Oremos
instrucción, hablamos de salud. Es importante entender bien
intensamente al Señor, que nos sacuda, para hacer de nuestras
esto. Quedamos siempre muy conmovidos cuando vemos
familias cristianas protagonistas de esta revolución de la
imágenes de niños desnutridos y enfermos que nos muestran
projimidad familiar, que ahora es tan necesaria. De ella, de esta
en muchas partes del mundo. Al mismo tiempo, nos conmueve
projimidad familiar, desde el inicio, se fue construyendo la
también mucho la mirada resplandeciente de muchos niños,
Iglesia. Y no olvidemos que el juicio de los necesitados, los
privados de todo, que están en escuelas carentes de todo,
pequeños y los pobres anticipa el juicio de Dios (Mt 25, 31-
cuando muestran con orgullo su lápiz y su cuaderno. ¡Y cómo
46). No olvidemos esto y hagamos todo lo que podamos para
miran con amor a su maestro o a su maestra! Ciertamente los
ayudar a las familias y seguir adelante en la prueba de la
niños saben que el hombre no vive sólo de pan. También del
pobreza y de la miseria que golpea los afectos, los vínculos
afecto familiar. Cuando hay miseria los niños sufren, porque
familiares. Quisiera leer otra vez el texto de la Biblia que
ellos quieren el amor, los vínculos familiares.
hemos escuchado al inicio; y cada uno de nosotros piense en
Nosotros cristianos deberíamos estar cada vez más cerca de las las familias que son probadas por la miseria y la pobreza, la
familias que la pobreza pone a prueba. Pero pensad, todos Biblia dice así: «Hijo, no prives al pobre del sustento, ni seas
vosotros conocéis a alguien: papá sin trabajo, mamá sin insensible a los ojos suplicantes. No hagas sufrir al
trabajo... y la familia sufre, las relaciones se debilitan. Es feo hambriento, ni exasperes al que vive en su miseria. No
esto. En efecto, la miseria social golpea a la familia y en perturbes un corazón exasperado, ni retrases la ayuda al
algunas ocasiones la destruye. La falta o la pérdida del trabajo, indigente. No rechaces la súplica del atribulado, ni vuelvas la
o su gran precariedad, inciden con fuerza en la vida familiar, espalda al pobre. No apartes los ojos del necesitado, ni les des
poniendo a dura prueba las relaciones. Las condiciones de vida ocasión de maldecirte» (Eclo 4, 1-5). Porque esto será lo que
en los barrios con mayores dificultades, con problemas hará el Señor —lo dice en el Evangelio— si nosotros hacemos
habitacionales y de transporte, así como la reducción de los estas cosas.
servicios sociales, sanitarios y escolares, causan ulteriores

21. La enfermedad (10.6.15)


Continuamos con las catequesis sobre la familia, y en esta giró la cara hacia otro lado. Y cuando un padre o una madre, o
catequesis quisiera tratar un aspecto muy común en la vida de incluso sencillamente personas amigas le llevaban un enfermo
nuestras familias: la enfermedad. Es una experiencia de nuestra para que lo tocase y lo curase, no se entretenía con otras cosas;
fragilidad, que vivimos generalmente en familia, desde niños, la curación estaba antes que la ley, incluso una tan sagrada
y luego sobre todo como ancianos, cuando llegan los achaques. como el descanso del sábado (cf. Mc 3, 1-6). Los doctores de
En el ámbito de los vínculos familiares, la enfermedad de las la ley regañaban a Jesús porque curaba el día sábado, hacía el
personas que queremos se sufre con un «plus» de sufrimiento y bien en sábado. Pero el amor de Jesús era dar la salud, hacer el
de angustia. Es el amor el que nos hace sentir ese «plus». Para bien: y esto va siempre en primer lugar.
un padre y una madre, muchas veces es más difícil soportar el
Jesús manda a los discípulos a realizar su misma obra y les da
mal de un hijo, de una hija, que el propio. La familia, podemos
el poder de curar, o sea de acercarse a los enfermos y hacerse
decir, ha sido siempre el «hospital» más cercano. Aún hoy, en
cargo de ellos completamente (cf. Mt 10, 1). Debemos tener
muchas partes del mundo, el hospital es un privilegio para
bien presente en la mente lo que dijo a los discípulos en el
pocos, y a menudo está distante. Son la mamá, el papá, los
episodio del ciego de nacimiento (Jn 9, 1-5). Los discípulos —
hermanos, las hermanas, las abuelas quienes garantizan las
con el ciego allí delante de ellos— discutían acerca de quién
atenciones y ayudan a sanar.
había pecado, porque había nacido ciego, si él o sus padres,
En los Evangelios, muchas páginas relatan los encuentros de para provocar su ceguera. El Señor dijo claramente: ni él ni sus
Jesús con los enfermos y su compromiso por curarlos. Él se padres; sucedió así para que se manifestase en él las obras de
presenta públicamente como alguien que lucha contra la Dios. Y lo curó. He aquí la gloria de Dios. He aquí la tarea de
enfermedad y que vino para sanar al hombre de todo mal: el la Iglesia. Ayudar a los enfermos, no quedarse en habladurías,
mal del espíritu y el mal del cuerpo. Es de verdad ayudar siempre, consolar, aliviar, estar cerca de los enfermos;
conmovedora la escena evangélica a la que acaba de hacer esta es la tarea.
referencia el Evangelio de san Marcos. Dice así: «Al
La Iglesia invita a la oración continua por los propios seres
anochecer, cuando se puso el sol, le llevaron todos los
queridos afectados por el mal. La oración por los enfermos no
enfermos y endemoniados» (1, 32). Si pienso en las grandes
debe faltar nunca. Es más, debemos rezar aún más, tanto
ciudades contemporáneas, me pregunto dónde están las puertas
personalmente como en comunidad. Pensemos en el episodio
ante las cuales llevar a los enfermos para que sean curados.
evangélico de la mujer cananea (cf. Mt 15, 21-28). Es una
Jesús nunca se negó a curarlos. Nunca siguió de largo, nunca
mujer pagana, no es del pueblo de Israel, sino una pagana que
20
suplica a Jesús que cure a su hija. Jesús, para poner a prueba su de la niña, del enfermo, del abuelo, de la abuela». Y la jornada
fe, primero responde duramente: «No puedo, primero debo continúa con el trabajo. Estas cosas son heroicas, son la
pensar en las ovejas de Israel». La mujer no retrocede —una heroicidad de las familias. Esas heroicidades ocultas que se
mamá, cuando pide ayuda para su criatura, no se rinde jamás; hacen con ternura y con valentía cuando en casa hay alguien
todos sabemos que las mamás luchan por los hijos— y enfermo.
responde: «También a los perritos, cuando los amos están
La debilidad y el sufrimiento de nuestros afectos más queridos
saciados, se les da algo», como si dijese: «Al menos trátame
y más sagrados, pueden ser, para nuestros hijos y nuestros
como a una perrita». Entonces Jesús le dijo: «Mujer, qué
nietos, una escuela de vida —es importante educar a los hijos,
grande es tu fe: que se cumpla lo que deseas» (v. 28).
los nietos en la comprensión de esta cercanía en la enfermedad
Ante la enfermedad, incluso en la familia surgen dificultades, a en la familia— y llegan a serlo cuando los momentos de la
causa de la debilidad humana. Pero, en general, el tiempo de la enfermedad van acompañados por la oración y la cercanía
enfermedad hace crecer la fuerza de los vínculos familiares. Y afectuosa y atenta de los familiares. La comunidad cristiana
pienso cuán importante es educar a los hijos desde pequeños sabe bien que a la familia, en la prueba de la enfermedad, no se
en la solidaridad en el momento de la enfermedad. Una la puede dejar sola. Y debemos decir gracias al Señor por las
educación que deja de lado la sensibilidad por la enfermedad hermosas experiencias de fraternidad eclesial que ayudan a las
humana, aridece el corazón. Y hace que los jóvenes estén familias a atravesar el difícil momento del dolor y del
«anestesiados» respecto al sufrimiento de los demás, incapaces sufrimiento. Esta cercanía cristiana, de familia a familia, es un
de confrontarse con el sufrimiento y vivir la experiencia del verdadero tesoro para una parroquia; un tesoro de sabiduría,
límite. Cuántas veces vemos llegar al trabajo a un hombre, una que ayuda a las familias en los momentos difíciles y hace
mujer, con cara de cansancio, con una actitud cansada y al comprender el reino de Dios mejor que muchos discursos. Son
preguntarle: «¿Qué sucede?», responde: «He dormido sólo dos caricias de Dios.
horas porque en casa hacemos turnos para estar cerca del niño,

22. La muerte (17.6.15)


En el itinerario de catequesis sobre la familia, hoy nos de la mamá, es un gran dolor. Esto sucede continuamente en
inspiramos directamente en el episodio narrado por el las familias. En estos casos, he dicho, la muerte es casi como
evangelista san Lucas, que acabamos de escuchar (cf. Lc 7, 11- un agujero. Pero la muerte física tiene «cómplices» que son
15). Es una escena muy conmovedora, que nos muestra la incluso peores que ella, y que se llaman odio, envidia,
compasión de Jesús hacia quien sufre —en este caso una viuda soberbia, avaricia; en definitiva, el pecado del mundo que
que perdió a su hijo único—; y nos muestra también el poder trabaja para la muerte y la hace aún más dolorosa e injusta. Los
de Jesús sobre la muerte. afectos familiares se presentan como las víctimas
predestinadas e inermes de estos poderes auxiliares de la
La muerte es una experiencia que toca a todas las familias, sin
muerte, que acompañan la historia del hombre. Pensemos en la
excepción. Forma parte de la vida; sin embargo, cuando toca
absurda «normalidad» con la cual, en ciertos momentos y en
los afectos familiares, la muerte nunca nos parece natural. Para
ciertos lugares, los hechos que añaden horror a la muerte son
los padres, vivir más tiempo que sus hijos es algo
provocados por el odio y la indiferencia de otros seres
especialmente desgarrador, que contradice la naturaleza
humanos. Que el Señor nos libre de acostumbrarnos a esto.
elemental de las relaciones que dan sentido a la familia misma.
La pérdida de un hijo o de una hija es como si se detuviese el En el pueblo de Dios, con la gracia de su compasión donada en
tiempo: se abre un abismo que traga el pasado y también el Jesús, muchas familias demuestran con los hechos que la
futuro. La muerte, que se lleva al hijo pequeño o joven, es una muerte no tiene la última palabra: esto es un auténtico acto de
bofetada a las promesas, a los dones y sacrificios de amor fe. Todas las veces que la familia en el luto —incluso
gozosamente entregados a la vida que hemos traído al mundo. terrible— encuentra la fuerza de custodiar la fe y el amor que
Muchas veces vienen a misa a Santa Marta padres con la foto nos unen a quienes amamos, la fe impide a la muerte, ya ahora,
de un hijo, de una hija, niño, joven, y me dicen: «Se marchó, llevarse todo. La oscuridad de la muerte se debe afrontar con
se marchó». Y en la mirada se ve el dolor. La muerte afecta y un trabajo de amor más intenso. «Dios mío, ilumina mi
cuando es un hijo afecta profundamente. Toda la familia queda oscuridad», es la invocación de la liturgia de la tarde. En la luz
como paralizada, enmudecida. Y algo similar sufre también el de la Resurrección del Señor, que no abandona a ninguno de
niño que queda solo, por la pérdida de uno de los padres, o de los que el Padre le ha confiado, nosotros podemos quitar a la
los dos. Esa pregunta: «¿Dónde está papá? ¿Dónde está muerte su «aguijón», como decía el apóstol Pablo (1 Cor 15,
mamá?». —«Está en el cielo». —«¿Por qué no la veo?». Esa 55); podemos impedir que envenene nuestra vida, que haga
pregunta expresa una angustia en el corazón del niño que vanos nuestros afectos, que nos haga caer en el vacío más
queda solo. El vacío del abandono que se abre dentro de él es oscuro.
mucho más angustioso por el hecho de que no tiene ni siquiera
En esta fe, podemos consolarnos unos a otros, sabiendo que el
la experiencia suficiente para «dar un nombre» a lo sucedido.
Señor venció la muerte una vez para siempre. Nuestros seres
«¿Cuándo regresa papá? ¿Cuándo regresa mamá?». ¿Qué se
queridos no han desaparecido en la oscuridad de la nada: la
puede responder cuando el niño sufre? Así es la muerte en la
esperanza nos asegura que ellos están en las manos buenas y
familia.
fuertes de Dios. El amor es más fuerte que la muerte. Por eso
En estos casos la muerte es como un agujero negro que se abre el camino es hacer crecer el amor, hacerlo más sólido, y el
en la vida de las familias y al cual no sabemos dar explicación amor nos custodiará hasta el día en que cada lágrima será
alguna. Y a veces se llega incluso a culpar a Dios. Cuánta enjugada, cuando «ya no habrá muerte, ni duelo, ni llanto, ni
gente —los comprendo— se enfada con Dios, blasfemia: dolor» (Ap 21, 4). Si nos dejamos sostener por esta fe, la
«¿Por qué me quitó el hijo, la hija? ¡Dios no está, Dios no experiencia del luto puede generar una solidaridad de los
existe! ¿Por qué hizo esto?». Muchas veces hemos escuchado vínculos familiares más fuerte, una nueva apertura al dolor de
esto. Pero esa rabia es un poco lo que viene de un corazón con las demás familias, una nueva fraternidad con las familias que
un dolor grande; la pérdida de un hijo o de una hija, del papá o nacen y renacen en la esperanza. Nacer y renacer en la

21
esperanza, esto nos da la fe. Pero quisiera destacar la última modo más concreto el sentido de la fe respecto a la experiencia
frase del Evangelio que hemos escuchado hoy (cf. Lc 7, 11- familiar del luto. No se debe negar el derecho al llanto —
15). Después que Jesús vuelve a dar la vida a ese joven, hijo de tenemos que llorar en el luto—, también Jesús «se echó a
la mamá viuda, dice el Evangelio: «Jesús se lo entregó a su llorar» y se «conmovió en su espíritu» por el grave luto de una
madre». ¡Esta es nuestra esperanza! Todos nuestros seres familia que amaba (Jn 11, 33-37). Podemos más bien recurrir
queridos que ya se marcharon, el Señor nos los devolverá y al testimonio sencillo y fuerte de tantas familias que supieron
nos encontraremos con ellos. Esta esperanza no defrauda. percibir, en el durísimo paso de la muerte, también el seguro
Recordemos bien este gesto de Jesús: «Jesús se lo entregó a su paso del Señor, crucificado y resucitado, con su irrevocable
madre», así hará el Señor con todos nuestros seres queridos en promesa de resurrección de los muertos. El trabajo del amor de
la familia. Dios es más fuerte que el trabajo de la muerte. Es de ese amor,
es precisamente de ese amor, de cual debemos hacernos
Esta fe nos protege de la visión nihilista de la muerte, como
«cómplices» activos, con nuestra fe. Y recordemos el gesto de
también de las falsas consolaciones del mundo, de tal modo
Jesús: «Jesús se lo entregó a su madre», así hará con todos
que la verdad cristiana «no corra el peligro de mezclarse con
nuestros seres queridos y con nosotros cuando nos
mitologías de varios tipos», cediendo a los ritos de la
encontremos, cuando la muerte será definitivamente derrotada
superstición, antigua o moderna (cf.
en nosotros. La cruz de Jesús derrota la muerte. Jesús nos
Benedicto xvi, Ángelus del 2 de noviembre de 2008). Hoy es
devolverá a todos la familia.
necesario que los pastores y todos los cristianos expresen de

23. Crisis matrimoniales (24.6.15)


En las últimas catequesis hemos hablado de la familia que vive Y son heridas que dejan marca para toda la vida.
las fragilidades de la condición humana, la pobreza, la
En la familia, todo está unido entre sí: cuando su alma está
enfermedad, la muerte. Hoy sin embargo, reflexionamos sobre
herida en algún punto, la infección contagia a todos. Y cuando
las heridas que se abren precisamente en el seno de la
un hombre y una mujer, que se comprometieron a ser «una
convivencia familiar. Es decir, cuando en la familia misma nos
sola carne» y a formar una familia, piensan de manera obsesiva
hacemos mal. ¡Es la cosa más fea!
en sus exigencias de libertad y gratificación, esta distorsión
Sabemos bien que en ninguna historia familiar faltan los mella profundamente en el corazón y la vida de los hijos.
momentos donde la intimidad de los afectos más queridos es Muchas veces los niños se esconden para llorar solos...
ofendida por el comportamiento de sus miembros. Palabras y Tenemos que entender esto bien. Marido y mujer son una sola
acciones (y omisiones) que, en vez de expresar amor, lo carne. Pero sus criaturas son carne de su carne. Si pensamos en
apartan o, aún peor, lo mortifican. Cuando estas heridas, que la dureza con la que Jesús advierte a los adultos a no
son aún remediables se descuidan, se agravan: se transforman escandalizar a los pequeños —hemos escuchado el pasaje del
en prepotencia, hostilidad y desprecio. Y en ese momento Evangelio— (cf. Mt 18, 6), podemos comprender mejor
pueden convertirse en laceraciones profundas, que dividen al también su palabra sobre la gran responsabilidad de custodiar
marido y la mujer, e inducen a buscar en otra parte el vínculo conyugal que da inicio a la familia humana
comprensión, apoyo y consolación. Pero a menudo estos (cf. Mt 19, 6-9). Cuando el hombre y la mujer se convirtieron
«apoyos» no piensan en el bien de la familia. en una sola carne, todas las heridas y todos los abandonos del
papá y de la mamá inciden en la carne viva de los hijos.
El vaciamiento del amor conyugal difunde resentimiento en las
relaciones. Y con frecuencia la disgregación «cae» sobre los Por otra parte, es verdad que hay casos donde la separación es
hijos. inevitable. A veces puede llegar a ser incluso moralmente
necesaria, cuando precisamente se trata de sustraer al cónyuge
Aquí están los hijos. Quisiera detenerme un poco en este
más débil, o a los hijos pequeños, de las heridas más graves
punto. A pesar de nuestra sensibilidad aparentemente
causadas por la prepotencia y la violencia, el desaliento y la
evolucionada, y todos nuestros refinados análisis psicológicos,
explotación, la ajenidad y la indiferencia.
me pregunto si no nos hemos anestesiado también respecto a
las heridas del alma de los niños. Cuanto más se busca No faltan, gracias a Dios, los que, apoyados en la fe y en el
compensar con regalos y chucherías, más se pierde el sentido amor por los hijos, dan testimonio de su fidelidad a un vínculo
de las heridas —más dolorosas y profundas— del alma. en el que han creído, aunque parezca imposible hacerlo revivir.
Hablamos mucho de disturbios en el comportamiento, de salud No todos los separados, sin embargo, sienten esta vocación.
psíquica, de bienestar del niño, de ansiedad de los padres y los No todos reconocen, en la soledad, una llamada que el Señor
hijos... ¿Pero sabemos igualmente qué es una herida del alma? les dirige. A nuestro alrededor encontramos diversas familias
¿Sentimos el peso de la montaña que aplasta el alma de un en situaciones así llamadas irregulares —a mí no me gusta esta
niño, en las familias donde se trata mal y se hace del mal, hasta palabra— y nos planteamos muchos interrogantes. ¿Cómo
romper el vínculo de la fidelidad conyugal? ¿Cuánto cuenta en ayudarlas? ¿Cómo acompañarlas? ¿Cómo acompañarlas para
nuestras decisiones —decisiones equivocadas, por ejemplo— que los niños no se conviertan en rehenes del papá o la mamá?
el peso que se puede causar en el alma de los niños? Cuando
Pidamos al Señor una fe grande, para mirar la realidad con la
los adultos pierden la cabeza, cuando cada uno piensa sólo en
mirada de Dios; y una gran caridad, para acercarnos a las
sí mismo, cuando papá y mamá se hacen mal, el alma de los
personas con su corazón misericordioso.
niños sufre mucho, experimenta un sentido de desesperación.

24. Divorciados en una nueva unión (5.8.15)


Con esta catequesis retomamos nuestra reflexión sobre la cuidar a aquellos que, después del irreversible fracaso de su
familia. Después de haber hablado, la última vez, de las vínculo matrimonial, han comenzado una nueva unión.
familias heridas a causa de la incomprensión de los cónyuges,
La Iglesia sabe bien que una situación tal contradice el
hoy quisiera detener nuestra atención sobre otra realidad: cómo
Sacramento cristiano. De todos modos, su mirada de maestra

22
viene siempre de un corazón de madre; un corazón que, En efecto, estas personas no son de hecho excomulgadas, no
animado por el Espíritu Santo, busca siempre el bien y la están excomulgados, y no deben ser absolutamente tratadas
salvación de las personas. He aquí porqué siente el deber, “por como tales: ellas forman parte siempre de la Iglesia.
amor a la verdad” de “discernir bien las situaciones”. Así se
El Papa Benedicto XVI ha intervenido sobre esta cuestión,
expresaba san Juan Pablo II, en la Exhortación apostólica
solicitando un discernimiento atento y un sabio
Familiaris consortio (n. 84), dando como ejemplo la diferencia
acompañamiento pastoral, sabiendo que no existen “recetas
entre quien ha sufrido la separación y quien la ha provocado.
simples” (Discurso al VII Encuentro Mundial de las Familias,
Se debe hacer este discernimiento.
Milán, 2 junio 2012, respuesta n. 5).
Si luego miramos también estos nuevos lazos con los ojos de
De ahí la reiterada invitación de los Pastores a manifestar
los hijos pequeños, los pequeños miran, los niños, vemos aún
abiertamente y coherentemente la disponibilidad de la
más la urgencia de desarrollar en nuestras comunidades una
comunidad a acogerlos y a animarlos, para que vivan y
acogida real hacia las personas que viven tales situaciones. Por
desarrollen cada vez más su pertenencia a Cristo, y a la Iglesia:
esto, es importante que el estilo de la comunidad, su lenguaje,
con la oración, con la escucha de la Palabra de Dios, con la
sus actitudes, estén siempre atentos a las personas, a partir de
frecuencia a la liturgia, con la educación cristiana de los hijos,
los pequeños.
con la caridad y el servicio a los pobres, con el compromiso
Ellos son quienes más sufren estas situaciones. Después de por la justicia y la paz.
todo, ¿cómo podríamos aconsejar a estos padres hacer de todo
El ícono bíblico del Buen Pastor (Jn 10, 11-18) resume la
para educar a los hijos a la vida cristiana, dando ellos el
misión que Jesús ha recibido del Padre: la de dar la vida por las
ejemplo de una fe convencida y practicada, si los tenemos
ovejas. Tal actitud es un modelo también para la Iglesia, que
alejados de la vida de la comunidad como si fueran
acoge a sus hijos como una madre que dona su vida por ellos.
excomulgados? No se deben agregar otros pesos a aquellos que
“La Iglesia está llamada a ser siempre la casa abierta del Padre
ya los hijos, en estas situaciones, ¡ya deben cargar!
[…] Ninguna puerta cerrada. Todos pueden participar de
Lamentablemente, el número de estos niños y jóvenes es de alguna manera en la vida eclesial, todos pueden integrar la
verdad grande. Es importante que ellos sientan a la Iglesia comunidad. La Iglesia […] es la casa paterna donde hay lugar
como madre atenta a todos, dispuesta siempre a la escucha y al para cada uno con su vida a cuestas” (Exort. ap. Evangelii
encuentro. gaudium, n. 47).
En estas décadas, en verdad, la Iglesia no ha sido ni insensible Del mismo modo todos los cristianos están llamados a imitar al
ni perezosa. Gracias a la profundización realizada por los Buen Pastor. Sobre todo las familias cristianas pueden
Pastores, guiada y confirmada por mis Predecesores, ha colaborar con Él cuidando a las familias heridas,
crecido mucho la conciencia de que es necesaria una fraterna y acompañándolas en la vida de fe de la comunidad. Cada uno
atenta acogida, en el amor y en la verdad, a los bautizados que haga su parte asumiendo la actitud del Buen Pastor, que
han establecido una nueva convivencia después del fracaso del conoce cada una de sus ovejas ¡y a ninguna excluye de su
matrimonio sacramental. infinito amor! Gracias.

24. La fiesta (12.8.15)


Hoy abrimos un pequeño camino de reflexión sobre tres Puede suceder que una fiesta llegue en circunstancias difíciles
dimensiones que marcan, por así decir, el ritmo de la vida y dolorosas, y se celebra quizá “con un nudo en la garganta”.
familiar: la fiesta, el trabajo y la oración. Y sin embargo, también en estos casos, pedimos a Dios la
fuerza de no vaciarla completamente. Ustedes mamás y papás
Comenzamos por la fiesta. Hoy hablaremos de la fiesta. Y
saben bien esto: cuántas veces, por amor a los hijos, son
decimos inmediatamente que la fiesta es un invento de Dios.
capaces de apartar las penas para dejar que ellos vivan bien la
Recordamos la conclusión de la narración de la creación, en el
fiesta, ¡gusten el sentido bueno de la vida! ¡Hay tanto amor en
Libro del Génesis que hemos escuchado: «El séptimo día, Dios
esto!
concluyó la obra que había hecho, y cesó de hacer la obra que
había emprendido. Dios bendijo el séptimo día y lo consagró, También en el ambiente de trabajo, a veces - ¡sin fallar a los
porque en él cesó de hacer la obra que había creado» (2,2-3). deberes! - nosotros sabemos “filtrar” alguna chispa de fiesta:
Dios mismo nos enseña la importancia de dedicar un tiempo a un cumpleaños, un matrimonio, un nuevo nacimiento, como
contemplar y a gozar de lo que en el trabajo ha sido bien también una despedida o una nueva llegada…, es importante.
hecho. Hablo de trabajo, naturalmente, no sólo en el sentido Es importante hacer fiesta. Son momentos de familiaridad en
del arte manual y de la profesión, sino en el sentido más el engranaje de la máquina productiva: ¡nos hace bien!
amplio: cada acción con la cual nosotros los hombres y
Pero el verdadero tiempo de la fiesta, suspende el trabajo
mujeres podemos colaborar a la obra creadora de Dios.
profesional, y es sagrado, porque recuerda que el hombre y la
Por lo tanto, la fiesta no es la pereza de quedarse en el sofá o la mujer que han sido hechos a imagen de Dios, el cual no es
emoción de una tonta evasión… No, la fiesta es en primer esclavo del trabajo, sino Señor, por lo tanto también nosotros
lugar una mirada amorosa y grata sobre el trabajo bien hecho; no debemos ser nunca esclavos del trabajo, sino “señores”.
festejamos un trabajo. También ustedes, recién casados, están Hay un mandamiento para esto, un mandamiento que se aplica
festejando el trabajo de un lindo tiempo de noviazgo: ¡y esto es a todos, ¡ninguno es excluido! Y en cambio sabemos que hay
bello! Es el tiempo para ver a los hijos, o los nietos, que están millones de hombres y mujeres, e incluso ¡niños esclavos del
creciendo, y pensar: ¡qué bello! Es el tiempo para mirar trabajo! En este tiempo existen esclavos ¡Son explotados,
nuestra casa, los amigos que hospedamos, la comunidad que esclavos del trabajo y esto es en contra de Dios y en contra de
nos rodea, y pensar: ¡qué buena cosa! Dios ha hecho así la dignidad de la persona humana! La obsesión por el beneficio
cuando ha creado el mundo. Y continuamente hace así, porque económico y el eficientismo de la técnica amenaza los ritmos
Dios crea siempre, ¡también en este momento! humanos de la vida, porque la vida tiene sus ritmos humanos.

23
El tiempo del reposo, sobre todo el dominical, está destinado a hermanas “sin hacer nada” (2 Ts 3,11). El compromiso del
nosotros para que podamos gozar de aquello que no se produce trabajo y la vida del espíritu, en la concepción cristiana, no
y no se consume, no se compra y no se vende. Y por el están en contradicción entre ellas. ¡Es importante entender
contrario vemos que la ideología de la ganancia y del consumo esto! Oración y trabajo pueden y deben estar juntos en
quiere devorar también la fiesta: y también ésta a veces se armonía, como enseña san Benito. La falta de trabajo daña
reduce a un “negocio”, un modo para ganar dinero y gastarlo. también el espíritu, como la falta de oración daña también la
Pero ¿es para eso que trabajamos? La codicia del consumir, actividad práctica.
que comporta el desperdicio, es un virus feo que, entre otros,
Trabajar --repito, en muchas formas-- es propio de la persona
nos hace estar más cansados que antes. Perjudica el verdadero
humana. Expresa su dignidad de ser creada a imagen de Dios.
trabajo, consume la vida. Los ritmos desregulados de la fiesta
Por eso, se dice que el trabajo es sagrado. El trabajo es
causan víctimas, a menudo jóvenes.
sagrado, y por eso, la gestión de la ocupación es una gran
Finalmente, el tiempo de la fiesta es sagrado porque Dios responsabilidad humana y social, que no puede quedar en las
habita en modo especial. La Eucaristía dominical lleva a la manos de unos pocos o descargada sobre un “mercado”
fiesta toda la gracia de Jesucristo: su presencia, su amor, su divinizado. Causar una pérdida de puestos de trabajo significa
sacrificio, su hacerse comunidad, su estar con nosotros… Y es causar un grave daño social. Me entristece cuando veo que no
así, como cada realidad recibe su sentido pleno: el trabajo, la hay trabajo, que hay gente sin trabajo, que no encuentra trabajo
familia, las alegrías y los cansancios de cada día, también el y que no tiene la dignidad de llevar el pan a casa. Y me alegro
sufrimiento y la muerte; todo se trasfigura por la gracia de mucho cuando veo que los gobernantes hacen tantos esfuerzos
Cristo. y tanto trabajo para encontrar puestos de trabajo y para tratar
que todos tengan un trabajo. El trabajo es sagrado, el trabajo da
La familia está dotada de una competencia extraordinaria para
dignidad a una familia. Debemos rezar para que no falte el
entender, dirigir y sostener el auténtico valor del tiempo de la
trabajo en ninguna familia.
fiesta. Pero ¡que bellas son las fiestas en familia, son
bellísimas! Y en particular del domingo. No es casualidad si Por tanto, también el trabajo, como la fiesta, forma parte del
las fiestas en las cuales hay lugar para toda la familia ¡son diseño del Dios Creador. En el libro del Génesis, el tema de la
aquellas que salen mejor! tierra como casa-jardín, a cargo del cuidado y el trabajo del
hombre (2, 8.15), es anticipado con un pasaje muy
La misma vida familiar, mirada con los ojos de la fe, aparece
conmovedor: “Cuando el Señor Dios hizo la tierra y el cielo,
mejor de los cansancios que implican. Nos aparece como una
aún no había ningún arbusto del campo sobre la tierra ni había
obra de arte de sencillez, bella porque no es artificial, no
brotado ninguna hierba, porque el Señor Dios no había hecho
fingida, sino capaz de incorporar en sí misma todos los
llover sobre la tierra. Tampoco había ningún hombre para
aspectos de la vida verdadera. Nos aparece como una cosa
cultivar el suelo, pero un manantial surgía de la tierra y regaba
“muy buena”, como Dios dice al final de la creación del
toda la superficie del suelo” (2,4b-6a). No es romanticismo, es
hombre y de la mujer (cfr Gen 1, 31). Por lo tanto, la fiesta es
revelación de Dios; y nosotros tenemos la responsabilidad de
un valioso regalo de Dios; un valioso regalo que Dios ha hecho
comprenderla y asimilarla hasta el fondo. La Encíclica Laudato
a la familia humana: ¡no la arruinemos! Gracias.
Si’, que propone una ecología integral, contiene también este
mensaje: la belleza de la tierra y la dignidad del trabajo están
25. El trabajo y la Familia (19.8.15) hechas para ir juntas. La tierra se hace bella cuando es
trabajada por el hombre. Van juntas las dos.
Después de haber reflexionado sobre el valor de la fiesta en la
vida de la familia, hoy nos detenemos sobre el elemento Cuando el trabajo se desvincula de la alianza de Dios con el
complementario, que es el del trabajo. Ambos forman parte del hombre y la mujer, cuando se separa de sus cualidades
diseño creador de Dios. La fiesta y el trabajo. espirituales, cuando es rehén de la lógica del beneficio y
desprecia los afectos de la vida, la degradación del alma
El trabajo, se dice comúnmente, es necesario para mantener a contamina todo: también el aire, el agua, la hierba, la comida...
la familia, para hacer crecer a los hijos, para asegurar a sus La vida civil se corrompe y el hábitat se estropea. Y las
seres queridos una vida digna. De una persona seria, honesta, consecuencias golpean sobre todo a los más pobres y a las
lo más bonito que se puede decir: “Es un trabajador”, es uno familias más pobres. La organización moderna del trabajo
que trabaja, es uno que en la comunidad no vive a costa de los muestra a veces una peligrosa tendencia a considerar a la
otros. Hay muchos argentinos hoy, que he visto, y diré como familia una carga, un peso, una pasividad, para la
decimos nosotros ‘no vive de arriba’. ¿Entendido? productividad del trabajo. Pero preguntémonos: ¿qué
productividad? ¿Y para quién? La llamada “ciudad inteligente”
Y de hecho, el trabajo, en sus muchas formas, a partir del de
es sin duda rica de servicios y de organización; pero, por
amo de casa, también cuida del bien común. ¿Y dónde se
ejemplo, a menudo es hostil con los niños y los ancianos.
aprende este estilo de vida trabajador?
A veces, quien proyecta está interesado en la gestión de fuerza-
Antes que nada se aprende en familia. La familia educa al
trabajo individual, para ensamblar y utilizar o descartar según
trabajo con el ejemplo de los padres: el papá y la mamá que
la conveniencia económica. La familia es un gran lugar de
trabajan por el bien de la familia y de la sociedad.
prueba. Cuando la organización del trabajo la tiene como
En el Evangelio, la Sagrada Familia de Nazaret aparece como rehén, o incluso le obstaculiza el camino, ¡entonces estamos
una familia de trabajadores, y Jesús mismo es llamado “hijo seguros de que la sociedad humana ha comenzado a trabajar
del carpintero” (Mt 13,55) o incluso “el carpintero” (Mc 6,3). contra sí misma! Las familias cristianas reciben de esta
Y san Pablo no dejará de advertir a los cristianos: “Quien no coyuntura un gran desafío y una gran misión. Estas ponen en
quiera trabajar, que no coma” (2 Ts 3,10). Una buena receta juego los fundamentos de la creación de Dios: la identidad y la
para adelgazar. Si no trabajas no comes. unión del hombre y la mujer, la generación de los hijos, el
trabajo que hace doméstica la tierra y habitable el mundo. ¡La
El apóstol se refiere explícitamente al falso espiritualismo de
pérdida de estos fundamentos es algo muy serio, y en la casa
algunos que, de hecho, viven a costa de sus hermanos y
común ya hay muchas grietas! La tarea no es fácil. A veces, a

24
las asociaciones de familias les puede parecer que son como Espíritu de Dios tiene su modo especial de decir en nuestros
David contra Goliat… ¡pero sabemos cómo terminó ese corazones “Abbà”, “Padre”, nos enseña a decir padre
desafío! Se necesitan fe y astucia. Que Dios nos conceda precisamente como lo decía Jesús, un modo que no podremos
acoger con alegría y esperanza su llamada, en este momento nunca encontrar solos. Este don del Espíritu es en familia
difícil de nuestra historia. La llamada al trabajo para dar donde se aprende a pedirlo y a apreciarlo. Si lo aprendes con la
dignidad a sí mismo y a la propia familia. Gracias. misma espontaneidad con la que aprendes a decir “papá” y
“mamá”, lo has aprendido para siempre. Cuando esto sucede,
el tiempo de la entera vida familiar viene envuelto en el vientre
del amor de Dios, y busca espontáneamente el tiempo de la
26. La Oración en la Familia (26.8.15) oración.
El tiempo de la familia, lo sabemos bien, es un tiempo
complicado y concurrido, ocupado y preocupado. Siempre es
Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días! poco, no basta nunca. Siempre hay tantas cosas que hacer.
Quien tiene una familia aprende pronto a resolver una ecuación
Después de haber reflexionado sobre cómo la familia vive los
que ni siquiera los grandes matemáticos saben resolver:
tiempos de la fiesta y del trabajo, consideramos ahora el
¡dentro de las veinticuatro horas consigue que haya el doble!
tiempo de la oración. La queja más frecuente de los cristianos
Es así ¿eh? ¡Existen mamás y papás que podrían ganar el
tiene que ver precisamente con el tiempo: “Debería rezar
Nobel por esto! ¿eh? ¡De 24 horas hacen 48! No sé cómo lo
más…; quisiera hacerlo, pero a menudo me falta tiempo”.
hacen, pero se mueven y hacen. Hay tanto trabajo en la
Escuchamos esto continuamente. El disgusto es sincero,
familia.
ciertamente, porque el corazón humano busca siempre la
oración, incluso sin saberlo; y no tiene paz si no la encuentra. El espíritu de la oración restituye el tiempo a Dios, sale de la
Pero para que se encuentre, es necesario cultivar en el corazón obsesión de una vida a la que le falta siempre el tiempo,
un amor “cálido” por Dios, un amor afectivo. reencuentra la paz de las cosas necesarias y descubre la alegría
de los dones inesperados. Unas buenas guías para esto son las
Podemos hacernos una pregunta muy simple. Está bien creer
dos hermanas Marta y María, de quienes habla el Evangelio
en Dios con todo el corazón, está bien esperar que nos ayude
que hemos escuchado; ellas aprendieron de Dios la armonía de
en las dificultades, está bien sentir el deber de agradecerle.
los ritmos familiares: la belleza de la fiesta, la serenidad del
Todo bien. Pero, ¿lo queremos algo también al Señor? ¿El
trabajo, el espíritu de oración. La visita de Jesús, a quien
pensamiento de Dios nos conmueve, nos asombra,
querían mucho, era su fiesta. Un día, sin embargo, Marta
nos enternece?
aprendió que el trabajo de la hospitalidad, si bien es
Pensemos a la formulación del gran mandamiento, que importante, no lo es todo, sino que escuchar al Señor, como
sostiene a todos los demás: “Amarás al Señor, tu Dios, con hacía María, era la cosa verdaderamente esencial, la “parte
todo tu corazón, con toda tu alma y con todo tu espíritu”. La mejor” del tiempo.
fórmula usa el lenguaje intenso del amor, derramándolo sobre
Que la oración brote de la escucha de Jesús, de la lectura del
Dios. Entonces, el espíritu de oración vive principalmente
Evangelio, no olviden... cada día leer un pasaje del Evangelio.
aquí. Y si vive aquí, vive todo el tiempo y no se va nunca.
La oración brote de la confianza con la Palabra de Dios. ¿Hay
¿Podemos pensar en Dios como la caricia que nos mantiene
esta confianza en nuestra familia? ¿Tenemos en casa el
con vida, antes de la cual no hay nada? ¿Una caricia de la cual
Evangelio? ¿Lo abrimos alguna vez para leerlo juntos? ¿Lo
nada, ni siguiera la muerte, nos puede separar? ¿O lo pensamos
meditamos rezando el Rosario? El Evangelio leído y meditado
solo como el gran Ser, el Todopoderoso que ha creado todas
en familia es como un pan bueno que nutre el corazón de
las cosas, el Juez que controla cada acción? Todo es verdad,
todos. Y por la mañana y por la noche, y cuando nos sentamos
naturalmente.
en la mesa, aprendamos a decir juntos una oración, con mucha
Pero solo cuando Dios es el afecto de todos nuestros afectos, el sencillez: es Jesús el que viene entre nosotros, como iba en la
significado de estas palabras se hace pleno. Entonces nos familia de Marta, María y Lázaro.
sentimos felices, y también un poco confundidos, porque Él
Una cosa que tengo en el corazón, que he visto en las
piensa en nosotros ¡y sobretodo nos ama! ¿No es
ciudades... ¡Hay niños que no han aprendido a hacer la señal
impresionante esto? ¿No es impresionante que Dios nos
de la cruz! Tú, mamá, papá, enseña a tu niño a rezar, a hacer la
acaricie con amor de padre? Es muy hermoso, muy hermoso.
señal de la cruz. Esta es una tarea hermosa de las mamás y de
Podía simplemente darse a conocer como el Ser supremo, dar
los papás.
sus mandamientos y esperar los resultados. En cambio Dios ha
hecho y hace infinitamente más que eso. Nos acompaña en el En la oración de la familia, en sus momentos fuertes y en sus
camino de la vida, nos protege, nos ama. pasos difíciles, somos confiados los unos a los otros, para que
cada uno de nosotros en la familia sea custodiado por el amor
Si el afecto por Dios no enciende el fuego, el espíritu de la
de Dios. Gracias.
oración no calienta el tiempo. Podemos también multiplicar
nuestras palabras, “como hacen los paganos”, decía Jesús; o
también mostrar nuestros ritos, “como hacen los fariseos”. Un 27. La familia llamada a luchar contra la
corazón habitado por el amor a Dios convierte en oración
incluso un pensamiento sin palabras, o una invocación delante desertificación de la sociedad (2.9.15)
de una imagen sagrada, o un beso enviado hacia la iglesia. Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!
Es hermoso cuando las madres enseñan a los hijos pequeños a En este último tramo de nuestro camino de catequesis sobre la
mandar un beso a Jesús o a la Virgen. ¡Cuánta ternura hay en familia, abrimos la mirada sobre el modo en que ella vive la
eso! En aquel momento el corazón de los niños se transforma responsabilidad de comunicar la fe, de transmitir la fe, sea en
en lugar de oración. Y es un don del Espíritu Santo. ¡No su interior como al exterior.
olvidemos nunca pedir este don para cada uno de nosotros! El
En un primer momento, nos pueden venir a la mente algunas

25
expresiones evangélicas que parecen contraponer los vínculos familia que escucha la Palabra de Dios y la pone en práctica,
de la familia y el seguimiento de Jesús. Por ejemplo, aquellas nos transformaremos como el vino bueno de las bodas de
palabras fuertes que todos conocemos y hemos escuchado: “El Caná, ¡fermentaremos como la levadura de Dios!
que ama a su padre o a su madre más que a mí, no es digno de
En efecto, la alianza de la familia con Dios está llamada hoy a
mí; el que ama a su hijo o a su hija más que a mí, no es digno
contrarrestar la desertificación comunitaria de la ciudad
de mí; el que no toma su cruz y me sigue, no es digno de mí”.
moderna. Pero nuestras ciudades se han desertificado por falta
Naturalmente, ¡Jesús no quiere anular el cuarto mandamiento de amor, por falta de sonrisas. Muchas diversiones, muchas,
con esto! Se trata del primer gran mandamiento hacia las muchas cosas para perder el tiempo, para hacer reír, pero falta
personas. Los tres primeros están en relación con Dios, este en el amor. Y es especialmente la familia, y es ¡especialmente la
relación con las personas… ¡es grande! Y ni siquiera podemos familia! aquel papá, aquella mamá que trabajan y con los
pensar que el Señor, después de haber realizado su primer niños… La sonrisa de una familia es capaz de vencer esta
milagro para los esposos de Caná, después de haber desertificación de nuestras ciudades y esta es la victoria del
consagrado el vínculo conyugal entre el hombre y la mujer, amor de la familia. Ninguna ingeniería económica y política es
después de haber restituido a los hijos y las hijas a la vida capaz de reemplazar esta aportación de las familias. El
familiar, ¡nos pida ser insensibles a estos vínculos! Esa no es la proyecto de Babel edifica rascacielos sin vida. El Espíritu de
explicación, ¡no! Al contrario, cuando Jesús afirma la primacía Dios, en cambio, hace florecer los desiertos. Debemos salir de
de la fe en Dios, no encuentra una comparación más las torres y de las cámaras blindadas de las élites, para
significativa que la de los afectos familiares. Y, por otro lado, frecuentar de nuevo las casas y los espacios abiertos a las
estos mismos vínculos familiares, dentro de la experiencia de multitudes. Abiertos al amor de la familia.
fe y del amor de Dios, se transforman, son “llenados” de un
La comunión de los carismas --los donados al Sacramento del
sentido más grande y son capaces de trascender a sí mismos,
matrimonio y los concedidos a la consagración para el Reino
para crear una paternidad y una maternidad más amplias, y
de Dios-- está destinada a transformar la Iglesia en un lugar
para acoger como hermanos y hermanas también aquellos que
plenamente familiar para el encuentro con Dios. Vamos hacia
están al margen de cualquier vínculo. Un día, a quien le dijo
adelante en este camino, no perdamos la esperanza, donde hay
que afuera estaban su madre y sus hermanos que lo buscaban,
una familia con amor, esa familia es capaz de calentar el
Jesús respondió, indicando a sus discípulos: “¡Estos son mi
corazón de toda una ciudad, con su testimonio de amor.
madre y mis hermanos! Porque el que hace la voluntad de
Dios, ese es mi hermano, mi hermana y mi madre”. Recen por mí, recemos los unos por los otros, para que seamos
capaces de reconocer y de sostener las visitas de Dios. ¡El
La sabiduría de los afectos que no se compran y no se venden
Espíritu traerá el alegre desorden en las familias cristianas, y la
es la mejor dote del genio familiar. Especialmente en la familia
ciudad del hombre saldrá de la depresión! Gracias.
aprendemos a crecer en aquella atmósfera de la sabiduría de
los afectos. Su “gramática” se aprende allí, de otra manera es
muy difícil aprenderla. Y es precisamente este lenguaje a 28. Vinculo entre Familia y Comunidad
través del cual Dios se hace comprender por todos.
Cristiana (9.9.15)
La invitación a poner los vínculos familiares en el ámbito de la
obediencia de la fe y de la alianza con el Señor no los Queridos hermanos y hermanas ¡buenos días!
mortifica; al contrario, los protege, los desvincula del egoísmo, Quisiera hoy detener nuestra atención en el vínculo entre la
los protege de la degradación, los lleva a un lugar seguro para familia y la comunidad cristiana. Es un vínculo, por así decir,
la vida que no muere. La fluidez de un estilo familiar en las “natural”, porque la Iglesia es una familia espiritual y la
relaciones humanas es una bendición para los pueblos: familia es una pequeña Iglesia.
devuelve la esperanza a la tierra. Cuando los afectos familiares
se dejan convertir al testimonio del Evangelio, son capaces de La Comunidad cristiana es la casa de aquellos que creen en
cosas impensables, que hacen tocar con la mano las obras que Jesús como la fuente de la fraternidad entre todos los hombres.
Dios realiza en la historia, como aquellas que Jesús ha hecho La Iglesia camina en medio de los pueblos, en la historia de los
para los hombres, las mujeres, los niños que ha encontrado. hombres y de las mujeres, de los padres y de las madres, de los
Una sola sonrisa milagrosamente arrancada a la desesperación hijos y de las hijas: esta es la historia que cuenta para el Señor.
de un niño abandonado, que vuelve a vivir, nos explica el Los grandes acontecimientos de las potencias mundanas se
modo de actuar de Dios en el mundo más que mil tratados escriben en los libros de historia, y permanecen allí. Pero la
teológicos. Un solo hombre y una sola mujer, capaces de historia de los afectos humanos se escribe directamente en el
arriesgar y de sacrificarse por un hijo de otros, y no solo por el corazón de Dios; y es la historia que permanece eternamente.
propio, nos explican cosas del amor que muchos científicos no Es este el lugar de la vida y de la fe. La familia es el lugar de
comprenden más. nuestra iniciación --insustituible, indeleble-- en esta
historia. En esta historia de vida plena que terminará en la
Donde están estos afectos familiares brotan estos gestos del contemplación de Dios para toda la eternidad en el cielo, pero
corazón que nos hablan más fuerte que las palabras, el gesto comienza en la familia y por eso, es tan importante la familia.
del amor, esto hace pensar. La familia que responde a la
llamada de Jesús devuelve la dirección del mundo a la alianza El Hijo de Dios aprendió la historia humana por esta vía, y la
del hombre y de la mujer con Dios. Piensen en el desarrollo de recorre hasta el final. ¡Es hermoso volver a contemplar a Jesús
este testimonio, hoy. Imaginemos que el timón de la historia y los signos de este vínculo! Él nació en una familia y allí
(de la sociedad, de la economía, de la política) sea entregado -- “aprendió el mundo”: un taller, cuatro casas, un pueblo. Y sin
¡por fin!-- a la alianza del hombre y de la mujer, para que lo embargo, viviendo durante treinta años esta experiencia, Jesús
gobiernen con la mirada dirigida a la generación que viene. asimiló la condición humana, acogiéndola en su comunión con
Los temas de la tierra y de la casa, de la economía y del el Padre y en su misma misión apostólica. Después, cuando
trabajo, ¡tocarían una música muy diferente! dejó Nazaret y comenzó la vida pública, Jesús formó en torno
a él una comunidad, una “asamblea”, es decir una con-
Si volvemos a dar protagonismo --a partir de la Iglesia-- a la vocación de personas. Este es el significado de la palabra

26
“iglesia”. 30. La alianza hombre - mujer ha sido
En los Evangelios, la asamblea de Jesús tiene la forma de una querida por Dios desde la creación
familia y de una familia acogedora, no de una secta exclusiva, (16.9.15)
cerrada: nos encontramos con Pedro y Juan, pero también al
hambriento y al sediento, al extranjero y al perseguido, a la Queridos hermanos y hermanas, ¡buenos días!
pecadora y al publicano, a los fariseos y a la multitud. Y Jesús
Esta es nuestra reflexión conclusiva sobre el tema del
no cesa de acoger y de hablar con todos, también con el que ya
matrimonio y de la familia. Estamos en la víspera de eventos
no espera encontrar a Dios en su vida. ¡Es una gran lección
bellos y desafiantes, que están directamente unidos a este gran
para la Iglesia! Los discípulos mismos han sido elegidos para
tema: el Encuentro Mundial de las Familias en Filadelfia y
cuidar de esta asamblea, de esta familia de huéspedes de
el Sínodo de los Obispos aquí en Roma. Ambos tienen
Dios. Para que esté viva hoy esta realidad de la asamblea de
importancia mundial, que corresponde a la dimensión
Jesús, es indispensable reavivar la alianza entre la familia y la
universal del cristianismo, pero también al alcance universal de
comunidad cristiana. Podríamos decir que la familia y la
esta comunidad humana fundamental e insustituible que es
parroquia son dos lugares en donde se realiza esta comunión
precisamente la familia.
de amor que encuentra su fuente última en Dios mismo. Una
Iglesia de verdad según el Evangelio no puede no tener la La transición actual de la civilización aparece marcada por los
forma de una casa acogedora. Con las puertas abiertas siempre. efectos a largo plazo de una sociedad administrada por la
Las iglesias, las parroquias, las instituciones con las puertas tecnocracia económica. La subordinación de la ética a la lógica
cerradas no se deben llamar iglesias, se deben llamar museos. del beneficio dispone de recursos sustanciales y de apoyo
mediático enorme. En este escenario, una nueva alianza del
Hoy, esta es una alianza crucial. “En contra de los 'centros de
hombre y de la mujer se convierte, no solo en necesaria, sino
poder' ideológicos, financieros y políticos, volvemos a poner
también en estratégica para que los pueblos puedan
nuestras esperanzas no en estos centros de poder, sino en los
emanciparse de la colonización del dinero. ¡Esta alianza debe
centros del amor. Nuestra esperanza está en estos centros del
volver a orientar la política, la economía y la convivencia civil!
amor. Centros evangelizadores, ricos de calor humano,
Ésta decide la habitabilidad de la tierra, la transmisión del
basados en la solidaridad y la participación”, y también en el
sentimiento de la vida, los lazos de la memoria y de la
perdón entre nosotros.
esperanza.
Reforzar el vínculo entre la familia y la comunidad cristiana es
De esta alianza, la comunidad conyugal-familiar del hombre y
hoy indispensable y urgente. Por supuesto, se necesita una fe
de la mujer es la gramática generativa, el “nudo de oro”
generosa para encontrar la inteligencia y la valentía para
podríamos decir. La fe se basa en la sabiduría de la creación de
renovar esta alianza. Las familias a veces dan un paso atrás,
Dios: que ha encomendado a la familia no el cuidado de una
diciendo que no están a la altura: 'Padre, somos una pobre
intimidad fin en sí misma, sino el emocionante proyecto de
familia y también un poco destartalada', 'no somos capaces',
hacer “doméstico” el mundo.
'tenemos ya tantos problemas en casa', 'no tenemos la fuerza'.
Es verdad. Pero ninguno es digno, ninguno está a la altura, La familia está precisamente en el inicio, en la base de esta
¡ninguno tiene las fuerzas! Sin la gracia de Dios, no podremos cultura mundial que nos salva, nos salva de tantos tantos
hacer nada. Todo nos es dado gratuitamente. Y el Señor no ataques, tantas destrucciones, colonizaciones, como la del
llega nunca a una nueva familia sin hacer algún milagro. dinero o de esas colonizaciones ideológicas que amenazan
¡Recordemos lo que hizo en las bodas de Caná! Sí, el Señor, si tanto al mundo. La familia es la base para defenderse.
nos ponemos en sus manos, nos hace hacer milagros. Milagros
Precisamente de la Palabra bíblica de la creación hemos
de todos los días cuando está el Señor en esa familia.
tomado nuestra inspiración fundamental, en nuestras breves
Naturalmente, también la comunidad cristiana debe hacer su meditaciones de los miércoles sobre la familia. A esta palabra
parte. Por ejemplo, tratar de superar actitudes demasiado podemos y debemos nuevamente volver con amplitud y
directivas y demasiado funcionales, favoreciendo el diálogo profundidad. Es un gran trabajo, el que nos espera, pero
interpersonal y el conocimiento y la estima recíproca. Las también muy entusiasmante. La creación de Dios no es una
familias tomen la iniciativa y sientan la responsabilidad de simple premisa filosófica: ¡es el horizonte universal de la vida
llevar los propios dones preciosos para la comunidad. Todos y de la fe! No hay un diseño divino diverso de la creación y de
debemos ser conscientes de que la fe cristiana se juega en el su salvación. Es por la salvación de las criaturas --de cada
campo abierto de la vida compartida con todos, la familia y la criatura-- que Dios se ha hecho hombre: “por nosotros los
parroquia deben cumplir el milagro de una vida más hombres y por nuestra salvación”, como dice el Credo. Y Jesús
comunitaria para toda la sociedad. resucitado es “primogénito de toda criatura” (Col1,15).
En Caná, estaba la Madre de Jesús, la “madre del buen El mundo creado está encomendado al hombre y a la mujer: lo
consejo”. Escuchemos nosotros también sus palabras: 'Hagan que sucede entre ellos marca todo. Su rechazo a la bendición
todo lo que él les diga'. Queridas familias, queridas de Dios llega inevitablemente a un delirio de omnipotencia que
comunidades parroquiales, dejémonos inspirar por esta Madre, lo estropea todo. Es lo que llamamos “pecado original”. Y
hagamos todo lo que Jesús nos diga, y nos encontraremos ante todos venimos al mundo en la herencia de esta enfermedad.
el milagro, el milagro de cada día. Gracias.
A pesar de esto, no estamos maldecidos, ni abandonados a
nosotros mismos. ¡La antigua historia del primer amor de Dios
por el hombre y la mujer, tenía ya páginas escritas a fuego al
respecto! «Pondré enemistad entre ti y la mujer, entre tu linaje
y el suyo.» (Gn 3,15a). Son las palabras que Dios dirige a la
serpiente engañosa, encantadora. Mediante estas palabras Dios
marca a la mujer con una barrera protectora contra el mal, a la
que puede recurrir --si quiere-- para cada generación. ¡Quiere
decir que la mujer lleva una secreta y especial bendición, para

27
defender su criatura del Maligno! Como la mujer del nuestros errores, nuestros pecados, pero Dios nos ama como
Apocalipsis, que corre a esconder al hijo del dragón. Y Dios la somos y quiere llevarnos adelante con este proyecto. Y la
protege (cfr Ap 12,6). mujer es la más fuerte que lleva adelante este proyecto.
¡Pensad que profundidad se abre aquí! Existen muchos La promesa que Dios hace al hombre y a la mujer, al origen de
estereotipos, a veces incluso ofensivos, sobre la mujer la historia, incluye a todos los seres humanos, hasta el final de
tentadora que inspira al mal. ¡Sin embargo hay espacio para un la historia. Si tenemos suficiente fe, las familias de los pueblos
teología de la mujer que esté a la altura de esta bendición de de la tierra se reconocerán en esta bendición. De cualquier
Dios para ella y para la generación! forma, quien se deja conmover por esta visión, de cualquier
pueblo, nación, religión que sea, se ponga en camino con
La misericordiosa protección de Dios en lo relacionado con el
nosotros. Será nuestro hermano y hermana sin hacer
hombre y la mujer, en todo caso, nunca le faltará a ambos. ¡No
proselitismo. Caminamos juntos bajo esta bendición y bajo
olvidemos esto! El lenguaje simbólico de la Biblia nos dice
este fin de Dios de hacernos a todos hermanos en la ida en un
que antes de alejarles del jardín del Edén, Dios hizo al hombre
mundo que va adelante y nace precisamente de la familia, de la
y a la mujer túnicas de pieles y les visitó (cfr Gn 3, 21). Este
unión del hombre y la mujer.
gesto de ternura significa que también en las dolorosas
consecuencias de nuestro pecado, Dios no quiere que ¡Dios bendiga familias de cada rincón de la tierra! ¡Dios os
permanezcamos desnudos y abandonados a nuestro destino de bendiga a todos!
pecadores.
Esta ternura divina, este cuidado hacia nosotros, lo vemos
encarnado en Jesús de Nazaret, hijo de Dios, “nacido de
mujer” (Gal 4,4). Y san Pablo dice: “Cristo murió por nosotros
cuando todavía éramos pecadores” (Rm 5,8). Cristo, nacido de
mujer, de una mujer, y la caricia de Dios sobre nuestras llagas,

28