Está en la página 1de 11

07 DE JUNIO 1880

MARCHA DE BANDERAS
Arriba, arriba, arriba el Perú
y su enseña gloriosa inmortal,
llevad en alto siempre
la bandera nacional.
Tal la llevaron con gloria y honor,
héroes peruanos de invencible ardor.
Arriba, arriba siempre la bandera nacional,
es la bandera del Perú,
de blanco y rojo color,
cual llamarada de amor,
que en Ayacucho y en Junín
victoriosa amaneció con el
sol de la Libertad.
07 DE JUNIO 1880: BATALLA DE ARICA

ALFONSO UGARTE FRANCISCO BOLOGNESI


FRANCISCO BOLOGNESI
Nuestro ejército estaba al mando del coronel Francisco Bolognesi, quien tenía como misión proteger el morro de
Arica.
“Tengo deberes sagrados que cumplir y los cumpliré hasta quemar el último cartucho”, fue la respuesta que
pronunció Bolognesi ante el pedido de rendición que el 5 de junio de 1880 le formuló el emisario chileno Juan de
la Cruz Salvo. Eran a penas mil 600 peruanos que defendían Arica ante los siete mil 400 chilenos fuertemente
armados.
Se recuerda en esta fecha la hazaña de Ugarte y Bolognesi.
Toda institución pública luce la bandera bicolor
este miércoles en su frontis, en los colegios, los
profesores recordarán ese 7 de junio de 1880 en
el que Francisco Bolognesi, con más de 70 años,
Alfonso Ugarte con 33 años y otros héroes
murieron enfrentándose al ejército invasor
“chileno”.
“Mi bandera, mi bandera, cuando pasa el
pabellón, quedo firme y la saludo, y la miro con
amor”. Hoy día también en todo el país se realiza
el juramento a la bandera, donde se promete ante
Dios y la Patria seguir constantemente a la
bandera y defenderla hasta perder la vida. Así de
claro.
INMOLACIÓN DE ALFONSO UGARTE
El coronel Alfonso Ugarte, cabalgando su caballo y con la bandera peruana en mano, se lanzó desde lo alto del Morro
de Arica y se sacrificó para evitar que el Pabellón Nacional caiga en poder de los invasores chilenos. El 22 de Mayo de
1880 participó en la hermosa ceremonia de bendición de la bandera, obsequiada por las señoras de Tarapacá al
Batallón Iquique.
Entonces y en ese momento, fue hecho el juramento
de defenderla hasta morir. Por esos días, Ugarte
escribió a su primo Fermín Vernal una carta en la que
le decía: “Aquí en Arica tenemos solamente dos
divisiones de nacionales (ciudadanos armados y no
soldados de línea). Estamos resueltos a resistir con
toda la seguridad de ser vencidos”.
Acompañó a Bolognesi, con los demás jefes, en la
escena de la respuesta histórica. Luchó
denodadamente el 7 de junio, él de quien se dijera en
un bello artículo que publicó "La Patria" en su
edición del 21 de Junio de1880, que no había nacido
para combates pues su carácter apacible, su dulce
condescendencia con los que le rodeaban,
especialmente con aquellos que formaban el íntimo y
amistoso círculo de cada día, le hacían inaparente para
la severa y áspera carrera de las armas