Está en la página 1de 4

La población latina es la segunda población de mayor crecimiento, después de los

asiáticos, en cada región del país, y se proyecta una tasa de crecimiento


constante hasta el 2025. Este crecimiento demográfico no tiene precedente en la
historia de este país.
La mayoría de los norteamericanos se despertaron a la realidad de las
características demográficas latinas después de que los resultados del Censo
2000 fueran publicados. Las personas sabían de su presencia –especialmente en
áreas donde los latinos e hispanos se han establecido por generaciones-, pero
los números mostraron ser más relevantes de lo esperado. La información
demográfica siguiente representa un perfil nacional básico de la población latina.
Crecimiento de la población
El Censo del 2000 en los Estados Unidos estimó la población hispana en 35,3
millones, el 12,5 por ciento de población total de los Estados Unidos-, aumentando
más del 60 por ciento entre el 1990 y el 2000.

El Censo del 2010 arrojó un 16.3 por ciento de la población total de los Estados
Unidos, o 50.5 millones de personas.
Durante el período entre 1950 y 1996, la población total creció más del 75 por
ciento. En el mismo período, la población hispana tuvo un aumento de más de 600
por ciento.

Los latinoamericanos son el combustible del crecimiento demográfico de estados


clave. Según el Centro de Recursos Demográficos, ellos representan una parte
vasta de la población que se concentra en gran parte en el Sur y Oeste, y en unas
pocas regiones metropolitanas grandes (especialmente Nueva York y Chicago).
Más de la mitad vive en sólo dos estados, California (11.0 millones) y Texas (6.7
millones).

Cinco estados más tienen poblaciones hispanas de un millón o más: Nueva York
(2.9 millones), Florida (2.7 millones), Illinois (1.5 millones), Arizona (1.3 millones) y
Nueva Jersey (1.1 millones).

La misma fuente indica que los hispanos aumentaron en más del 100 por ciento la
población de 22 estados, inclusive Carolina del Norte (el 394 por ciento), Arkansas
(el 337 por ciento), Georgia (el 300 por ciento), Tennessee (el 278 por ciento) y
Nevada (el 217 por ciento). California, Texas y Florida aumentaron 3.3 millones,
2.3 millones y 1.1 millones de hispanos en esa orden, que representa los
aumentos numéricos más grandes.

Fuentes independientes indican que el Censo dejó fuera muchos latinoamericanos


que viven y trabajan ilegalmente en cada estado, y esos números colocarían a la
comunidad hispana como el grupo minoritario más grande del país. Mientras el
2000 Censo estimó 35,3 millones de latinoamericanos viviendo en Estados Unidos
(y ese número aumentó a 41,5 millones en 2005), el Pew Hispanic Center estimó
que más de 10 millones inmigrantes sin documentar viven en el país, lo que
posiciona los Estados Unidos como el segundo país "hispano" en el mundo
después de México, un país con aproximadamente 107,5 millones de habitantes.
Países de origen
Mexicanos, cubanos, colombianos, dominicanos, puertorriqueños, españoles, y
salvadoreños son parte de los grupos nacionales hispano. Una tercera parte de los
hispanos y latinos que viven en los Estados Unidos son sudamericanos.

Los latinos e hispanos provienen de 19 países de habla hispana


en Latinoamérica y de España: bolivianos, argentinos, costarricenses,
colombianos, chilenos, guatemaltecos, ecuatorianos, dominicanos, cubanos,
puertorriqueños, peruanos, paraguayos, panameños, nicaragüenses, mexicanos,
hondureños, uruguayos, venezolanos, españoles, y salvadoreños.
La población latina es la segunda población de mayor crecimiento, después de los
asiáticos, en cada región del país, y se proyecta una tasa de crecimiento
constante hasta el 2025. Este crecimiento demográfico no tiene precedente en la
historia de este país.
La mayoría de los norteamericanos se despertaron a la realidad de las
características demográficas latinas después de que los resultados del Censo
2000 fueran publicados. Las personas sabían de su presencia –especialmente en
áreas donde los latinos e hispanos se han establecido por generaciones-, pero
los números mostraron ser más relevantes de lo esperado. La información
demográfica siguiente representa un perfil nacional básico de la población latina.
Crecimiento de la población
El Censo del 2000 en los Estados Unidos estimó la población hispana en 35,3
millones, el 12,5 por ciento de población total de los Estados Unidos-, aumentando
más del 60 por ciento entre el 1990 y el 2000.

El Censo del 2010 arrojó un 16.3 por ciento de la población total de los Estados
Unidos, o 50.5 millones de personas.
Durante el período entre 1950 y 1996, la población total creció más del 75 por
ciento. En el mismo período, la población hispana tuvo un aumento de más de 600
por ciento.

Los latinoamericanos son el combustible del crecimiento demográfico de estados


clave. Según el Centro de Recursos Demográficos, ellos representan una parte
vasta de la población que se concentra en gran parte en el Sur y Oeste, y en unas
pocas regiones metropolitanas grandes (especialmente Nueva York y Chicago).
Más de la mitad vive en sólo dos estados, California (11.0 millones) y Texas (6.7
millones).

Cinco estados más tienen poblaciones hispanas de un millón o más: Nueva York
(2.9 millones), Florida (2.7 millones), Illinois (1.5 millones), Arizona (1.3 millones) y
Nueva Jersey (1.1 millones).

La misma fuente indica que los hispanos aumentaron en más del 100 por ciento la
población de 22 estados, inclusive Carolina del Norte (el 394 por ciento), Arkansas
(el 337 por ciento), Georgia (el 300 por ciento), Tennessee (el 278 por ciento) y
Nevada (el 217 por ciento). California, Texas y Florida aumentaron 3.3 millones,
2.3 millones y 1.1 millones de hispanos en esa orden, que representa los
aumentos numéricos más grandes.

Fuentes independientes indican que el Censo dejó fuera muchos latinoamericanos


que viven y trabajan ilegalmente en cada estado, y esos números colocarían a la
comunidad hispana como el grupo minoritario más grande del país. Mientras el
2000 Censo estimó 35,3 millones de latinoamericanos viviendo en Estados Unidos
(y ese número aumentó a 41,5 millones en 2005), el Pew Hispanic Center estimó
que más de 10 millones inmigrantes sin documentar viven en el país, lo que
posiciona los Estados Unidos como el segundo país "hispano" en el mundo
después de México, un país con aproximadamente 107,5 millones de habitantes.
Países de origen
Mexicanos, cubanos, colombianos, dominicanos, puertorriqueños, españoles, y
salvadoreños son parte de los grupos nacionales hispano. Una tercera parte de los
hispanos y latinos que viven en los Estados Unidos son sudamericanos.

Los latinos e hispanos provienen de 19 países de habla hispana


en Latinoamérica y de España: bolivianos, argentinos, costarricenses,
colombianos, chilenos, guatemaltecos, ecuatorianos, dominicanos, cubanos,
puertorriqueños, peruanos, paraguayos, panameños, nicaragüenses, mexicanos,
hondureños, uruguayos, venezolanos, españoles, y salvadoreños.

Los más recientes estudios demográficos han dejado a


muchos con la boca abierta en Estados Unidos. Los
hispanos no son la primera minoría en el país, si no
que además, son la mayoría en 15 de las principales
ciudades.
Cifras publicadas por el Centro del Estudios Hispanos del Centro Pewindican que hay
poblaciones, especialmente en el sur de Texas, en la que los latinos superan el 80% de la
población y en otras, en California, Arizona y Nuevo México, en donde los niños hispanos
son una creciente mayoría.
Miami sigue siendo cubana
Entre las ciudades más grandes de Estados Unidos, el foco urbano de Miami-Hialeah, es la
que tiene una mayor población hispana, con un 64,7%. De los 2,5 millones de habitantes
del área, 1,627 millones son hispanos, con una mayoría que supera el millón de nacidos
fuera de Estados Unidos. Un 54,4% de ellos provienen de Cuba. Las otras mayorías según
el origen son los colombianos, con 6,8% y nicaraguenses con 6,7%.

La edad promedio de los hispanos que viven en Miami es de 39 años y la mayoría llegó al
país después de 1990.
Los hispanos dominan en Texas
De las 15 ciudades estadounidenses en las que los latinos son mayoría, seis quedan en el
estado de Texas, que es el que tiene la mayor frontera territorial con México. La más
grande es la ciudad de San Antonio, donde 55,5% son hispanos, seguida por el eje
de McAllen-Edinburg-Pharr-Mission, TX, cuya población hispana es más del 90,7%.
El resto de las ciudades de Texas con mayoría hispana son Brownsville, con 88% de su
población de latinos, Laredo, con un 95,4%, Corpus Christie con 53,4% y El Paso, con
81,4%.

Más del 80% de los latinos concentrados en estas ciudades son de origen mexicano. El resto
son principalmente oriundos de países de América Central, como El Salvador y Guatemala.
La excepción es Laredo, donde después de los mexicanos, las nacionalidades con mayor
presencia son los puertorriqueños y los ecuatorianos.

California habla cada vez más español


Cinco de las 15 ciudades con mayor presencia hispana en Estados Unidos están en territorio
californiano. Estas son: Fresno, con un 51,4%, Bakerfield, con 50%, el área de Visalia-
Tulare-Porterville, CA, con 61,3%, Merced, con 55,7% y Salinas, con 51,3%.
La mayoría de los latinos que viven en California, un 83% son de origen mexicano,
seguidos por los salvadoreños. Aunque la ciudad de Los Ángeles aún no tiene una
población de mayoría hispana, los expertos calculan que será la primera de las más
populosas del país en tenerla. Las cifras del censo de 2011 indicaban que la población
hispana era del 44, 8%.

Nuevo México y Arizona


A pesar de que en algún momento fueron territorio mexicano, los estados de Nuevo México
y Arizona apenas tienen una ciudad, cada uno, con población mayoritariamente hispana. Se
trata de Las Cruces, en Nuevo México, con un 65,7%, y Yuma, Arizona, con un 60,1%. En
ambas, más de un 80% de los hispanos son de origen mexicano.