Está en la página 1de 4

3.

-Contorno Estructural

3.1.- Introducción
Este capítulo abarca las técnicas básicas para el contorneado de superficies
continuas y para la construcción de mapas de superficies compuestas. El
contorneado de fallas y superficies con fallas es abarcado en el capítulo 7.

3.2.- Contorneado de Estructuras


Un mapa de contorno estructural es una de las herramientas más importantes para
la interpretación estructural en 3 dimensiones porque este representa la forma
tridimensional completa del mapa horizontal. Las técnicas de mapeo para ser
usadas son igualmente aplicables en interpretación superficial y sub-superficial. Los
pasos requeridos a seguir para producir un mapa de contorno estructural son:
1. Plantear los puntos a ser mapeados.
2. Determinar un intervalo de contorno apropiado.
3. Interpolar las ubicaciones de elevación de contorno entre los puntos de
control. Hay varias técnicas para hacer esto y nos pueden dar diferentes
resultados aun teniendo una reducida cantidad de datos disponibles.
Un mapa de contorno estructural está construido de la información de varios puntos
de observación. Las observaciones pueden ser cualquier punto en x y z en la
superficie, la altura de la superficie o ambos, Si los datos son de un mapa geológico
o un mapa 2D de perfil de reflexión sísmica, obtendremos un elevado número de
puntos junto con varias líneas que representan el seguimiento de las líneas
sísmicas. El número de puntos en este tipo de datos probablemente necesite ser
reducido para que sea mejor interpretado. Incluso si el contorneado es hecho por
computadora, es posible que tenga demasiada información. Esto es porque el
primer paso en el contorneado siempre es identificar los puntos que estén aledaños
en todas las direcciones dadas por los datos; esto suele ser algo complicado y
ambiguo. Antes de contornear, las líneas de los puntos obtenidas por los datos
necesitan ser recolocadas en un intervalo más grande y aun así sigue siendo
pequeño para preservar la forma de la superficie.
Una serie de reglas para el contorneado ha sido empleada a través de los años para
producir una aceptación visual del mapa que representa una superficie geométrica
razonable. La línea de referencia para un mapa de contorno está definida por un
plano de referencia, como el nivel del mar por ejemplo. Las elevaciones son
generalmente positivas arriba del nivel del mar y negativas debajo de este. El
intervalo de contorno seleccionado depende en el rango de elevaciones a ser
representadas y el número de puntos de control. Deberá de haber más curvas
cuando tengamos más datos disponibles. El intervalo de contorno debe ser más
grande que los límites de error involucrados. Errores de 20 ft. (7 m.) Son típicos en
la correlación de registro de pozos de un resultado de desviaciones menores de un
pozo vertical. Las incertidumbres en ubicaciones en el mapeo superficial son
producidas por errores de una magnitud similar. El intervalo de contorno debe ser
lo suficientemente pequeño para mostrar estructuras de interés. El mapa puede ser
leído más fácil si cada quinta o décima curva es pesada. El mapa siempre debe
tener una escala. Una barra de escala es la mejor, porque si el mapa está alargado
o reducido, la escala siempre permanecerá correcta.
El intervalo de contorno en un mapa es siempre constante; aun así, el intervalo
puede ser cambiar con la inclinación. Un intervalo más pequeño puede ser usado
para inclinaciones bajas. Si el intervalo es modificado en un área específica, hacer
el nuevo intervalo un múltiplo simple (o fracción) del intervalo original y marcar
claramente las curvas de elevación y/o mostrar los límites de las regiones donde el
espaciado es cambiado en el mapa.
Las curvas deben obedecer las siguientes reglas (modificado de Sebring 1958;
Badgley 1959; Bishop 1960):
1. Cada curva debe de pasar entre los puntos de la más alta y la más baja
elevación.
2. Las líneas de contorno no deberán combinarse o cruzarse excepto cuando
la superficie es vertical o es repetida debido a pliegues o fallas inversas. Las
curvas repetidas deberán ser descartadas.
3. Las líneas de contorno deberán cerrar dentro del área del mapa o topar con
el borde del mapa o por una falla. Depresiones cerradas son indicadas por
hash marks (tic marks).
4. Las líneas de contorno son repetidas para indicar reversiones en la dirección
de la pendiente. Raramente una curva irá a caer exactamente en la cresta o
a través de la estructura.
5. Las fallas causan frenos en una superficie continua del mapa. Las fallas de
separación normal causan lagunas en el horizonte, las fallas inversas causan
curvas de superposición y las fallas verticales causan discontinuidades
lineares en la elevación.
6. El mapa debe de marcar la tendencia o tendencias en el área presentada.
Rastros de crestas, a través de huellas, pliegues y líneas de inflexión
usualmente forman líneas rectas o líneas delgadas para el estilo estructural
apropiado.
El mapeado a mano usualmente debe de comenzar en las regiones de control
estricto y moverse hace las áreas de menor control. Esto usualmente es mejor para
el mapa obtener dos o tres curvas simultáneas en orden para obtener la pendiente
de la superficie. El contorneado será probablemente cambiando mientras la
interpretación se va desarrollando; por lo tanto, si la redacción es a mano, hacer la
interpretación original en lápiz. El mapa deberá ser hecho en papel de calca o trazar
para que pueda ser superpuesto en otros mapas.

3.3.- Estilo Estructural en el contorneado


El contorneado puede ser hecho usando diferentes estilos, cada uno de los cuales
produce su propio patrón característico (Handley 1954). Con una gran cantidad de
datos espaciados uniformemente, la diferencia entre mapas producidos por
diferentes estilos será usualmente pequeña. Hacer el contorneado usando cualquier
método deberá de ser visto como una interpretación preliminar porque estructuras
desconocidas pueden ser encontradas entre los puntos de control ampliamente
espaciados. Las características de los estilos más comunes de contorneado son
enlistadas a continuación. Las curvas de nivel son usualmente mostradas como
curvas delgadas, aunque esto debería depender del estilo estructural. Los
siguientes ejemplos (Figs. 3.1-3.2) son basadas exactamente en el mismo puntos
en orden para demostrar las diferencias que se pueden obtener por los diferentes
métodos.
3.3.1.- Espaciado igualado
El contorneado de espaciado igualado está basado en la suposición de la magnitud
de inclinación constante sobre la mayor parte del área como sea posible. En el
enfoque tradicional, la inclinación seleccionada es determinada en un área de
control estricto. La misma magnitud de inclinación es entonces usada sobre el mapa
entero (Handley 1954; Dennison 1968). Encontrar la inclinación por los puntos de
control con el método de los 3 puntos, o si la inclinación es conocida, encontrar la
curva de nivel espaciada por la inclinación. Este enfoque proyecta inclinaciones en
áreas sin control o áreas sin inclinación y también creara grandes cantidades de
estructuras que pueden ser artefactos (Dennison 1968). Debido al gran potencial de
producir cierres estructurales inexistentes, este método es usualmente no preferido.
(Handley 1954).

3.3.2.- Paralelo
El contorneado paralelo está basado en la suposición de que las curvas de nivel son
paralelas, en otras palabras, una tendencia linear gruesa está presente. Las curvas
de nivel son dibujadas para ser presentadas lo más paralelo posible y el espaciado
entre estás varía según sea requerido para mantenerlo paralelo (Dennison 1968).
El mapa resultante puede contener cúspides y cambios agudos en la dirección de
las curvas de nivel, pero esto es bueno para áreas con tendencias de pliegues
prominentes (Tearpock 1992). Este método tiende a generar menos cierres entre
los puntos de control que el contorneado de espacio igualado y más que la
interpolación linear.

3.3.3.- Interpretativo
El contorneado interpretativo refleja el conocimiento geológico del interpretador. Los
resultados preferidos son usualmente regulares, delgados y consistentes con el
estilo estructural local y grano estructural. Generalmente, el principio de simplicidad
es aplicado y se elige la interpretación menos compleja que satisfaga los datos es
escogida.