Está en la página 1de 8

Expediente : N° 11100581709.

Escrito : Nº 02
Sumilla : Recurso de Apelación contra Resolución
N° 000035627-2017-ONP/DPR.GD/DL 19990
de fecha 31.08.17.
SEÑOR JEFE DE CALIFICACIONES DE LA OFICINA DE NORMALIZACION PREVISIONAL – ICA:
AUGUSTO ENRIQUE SOTOMAYOR MATTA, Identificado con DNI Nº 21494639,
con domicilio real en Calle Cañete 258, del Distrito de Sala, Provincia y
Departamento de Ica, y señalando domicilio Procesal en Calle Raúl Boza Nº
427 (Segundo Piso) Urbanización la Moderna, lugar en que se me harán las
notificaciones, a Usted digo:

Que, mediante Resolución N° 0000035627-2017-ONP/DPR.GD/DL 19990, de


fecha 31 de agosto del 2017, y, notificada a mi parte el día 05 de setiembre del 2017, se me
otorga pensión de jubilación bajo los alcances del D.Ley N° 19990, por la suma mensual de
S/. 857.36, omitiéndose reconocerme la pensión de jubilación bajo los alcances de la Ley
Minera N° 25009, en razón de haber trabajado durante 34 años y 06 meses en un
Complejo Minero Metalúrgico donde estuve expuesto, en todo momento, a riesgos de
toxicidad, peligrosidad e insalubridad; razón por la cual, dentro del término de Ley
establecido en el inciso 207.2 del artículo 207º y el artículo 209° de la Ley de Procedimiento
Administrativo General, Ley Nº 27444, vengo en interponer RECURSO DE APELACIÓN en
contra del acto administrativo antes citado; fundamentando mi pretensión de acuerdo las
siguientes consideraciones:

II. ERRORES DE HECHO Y DE DERECHO DEL ACTO ADMINISTRATIVO


IMPUGNADO:

i) Que, conforme al artículo 107º de la Ley del Procedimiento Administrativo General,


Ley Nº 27444, cualquier administrado con capacidad jurídica tiene derecho a
presentarse personalmente o hacerse representar ante la autoridad administrativa,
para solicitar por escrito la satisfacción de su interés legítimo, OBTENER LA
DECLARACIÓN, EL RECONOCIMIENTO U OTORGAMIENTO DE UN DERECHO, la
constancia de un hecho, ejercer una facultad o formular legítima oposición.

ii) Asimismo, el recurso administrativo de apelación se encuentra reconocido por la Ley


Nº 27444, el cual debe interponerse cuando la impugnación se sustente en diferente
interpretación de las pruebas producidas o cuando se trate de cuestiones de puro
derecho, debiendo dirigirse a la misma autoridad que expidió el acto que se impugna
para que eleve lo actuado al superior jerárquico, en concordancia con el Artículo 209º
de la citada norma.
iii) Que, en principio debo cuestionar el acto administrativo indicado, en razón de existir
en su contenido y expresión, la ausencia de los requisitos mínimos que debe contener
todo acto administrativo, tales como la Finalidad Pública y la Motivación, conforme a
los artículos 3.4, 6.1, 6.2 y 6.3 de la Ley N° 27444, el cual exige que: “El acto
administrativo debe estar debidamente motivado en proporción al contenido y
conforme al ordenamiento jurídico; la motivación deberá ser expresa, mediante una
relación concreta y directa de los hechos probados relevantes del caso específico y la
exposición de las razones jurídicas y normativas que con referencia directa a las
anteriores justifican el acto adoptado; puede motivarse mediante la declaración de
conformidad con los fundamentos y conclusiones de anteriores dictámenes, decisiones
o informes obrantes en el expediente, a condición de que se les identifique de modo
certero y que por esta situación constituyan parte integrante del respectivo acto”; y
que, “No son admisibles como motivación, la exposición de fórmulas que por su
oscuridad, vaguedad, contradicción o insuficiencia no resulten específicamente
esclarecedoras para la motivación del acto”.

A. RESPECTO AL OTRGAMINTO DE LA PENSIÓN DE JUBILACIÓN BAJO LOS


ALCANCES DE LA LEY MINERA N° 25009 Y SU REGLAMENTO APROBADO
POR D.S. N° 029-89-TR:

1. Que, mediante escrito de fecha 11 de Julio del 2017, solicité a la Oficina de Normalización
Provisional de Ica, se me otorgué pensión de jubilación minera, es decir, dentro de los
alcances de los trabajadores mineros - Ley N° 25009 y su reglamento aprobado por D.S. N°
029-89-TR, petición que su representada estaba en la obligación de reconocerme
oportunamente tal derecho, por haber cumplido con los requisitos que exige dicha Ley.

2. Mediante el Decreto Supremo N° 029-89-TR se aprobó el Reglamento de la Ley N° 25009,


que establece el derecho a jubilación especial de los trabajadores mineros que realizan
labores de riesgo para la vida o la salud; así, el artículo 2° señala los requisitos mínimos
para acceder a la jubilación para los trabajadores afiliados al SNP que laboren
directamente en trabajo pesado, en actividad productiva de extracción minera a tajo
abierto, indicando que deben haber cumplido los requisitos de haber estado expuesto a
riesgos de toxicidad, peligrosidad e insalubridad en la modalidad de trabajo predominante.

3. En el presente caso cuando se apertura el Expediente Administrativo N° 11100581709, la


misma que data del 11 de julio de 2017, se solicitó el otorgamiento de la pensión de
jubilación minera bajo los alcances de la Ley N° 25009, para lo cual cumplí con adjuntar
copia legalizada del Certificado de Trabajo, Modalidad de Trabajo respecto a las labores
desempeñadas durante la relación laboral con mis ex – empleadores CENTRO DEL PERÚ S.A.
donde laboré en dos períodos, primero, desde el 15 de octubre de 1979 hasta el 30 de junio
de 1982 (en mi condición de OBRERO); y, segundo, desde el 01 de julio de 1982 hasta el 31
de diciembre de 1992 (en mi condición de EMPLEADO); posteriormente trabajé a órdenes
del HOSPITAL MARÍA REICHE NEUMAN (institución dependiente de EsSALUD), donde me
desempeñé como TÉCNICO ASISTENCIAL en ENFERMERÍAS de SAN NICOLÁS y MINA EN LAS
INSTALACIONES DE LA EMPRESA MINERA SHOUGANG HIERRO PERÚ S.A.A. donde trabajé
desde el 01 de marzo de 1997 hasta el 31 de marzo de 2017; sin embargo, durante la
calificación del otorgamiento de la pensión de jubilación dichos instrumentos documentales
no fueron valorados en su real extensión, es decir, como trabajador minero, hecho que
denota una total transgresión al derecho al debido proceso y a la seguridad social que
esperamos sea corregida a través del pronunciamiento de nuestro recurso impugnatorio;
por consiguiente es pertinente desarrollar, mi condición de ex trabajador de las empresas
mineras antes citadas, así como el riesgo a la cual estuve expuesta durante más de 34 años
de servicios en una empresa minera, por ende, me corresponde se me reconozca la pensión
de jubilación bajo los alcances de la Ley Minera N° 25009, ello en mérito a los fundamentos
siguientes:

- En la resolución impugnada, en ninguna parte de la parte Considerativa, se


reconoce y/o indica que el recurrente ha laborado para su ex – empleador CENTRO
DEL PERÚ S.A. y HOSPITAL MARÍA REICHE NEUMAN – ESSALUD, dentro de las
instalaciones de la empresa minera SHOUGANG HIERRO PERÚ S.A.A. (ÁREAS SAN
NICOLAS y MINA), por el período comprendido de OCTUBRE de 1979 a DICIEMBRE
DE 1992; y de MARZO 1997 a MARZO DE 2017 (34 años y 06 meses); mucho menos,
expresa de forma alguna las labores y condiciones realizadas en el complejo
minero denominado “A Tajo Abierto” como es el caso de las Empresas Mineras
CENTROMIN S.A. y las instalaciones de la empresa Shougang Hierro Perú S.A.A.

- Igualmente, en la resolución, en su parte Considerativa o expositiva, se expresa


respecto al período de aportación efectuado para las empresas mineras citadas y
tan solo se limita en señalar respecto al cumplimiento de los años de aportaciones
(34 años y 06 meses), así como al sistema de cálculo empleado en la liquidación
de la pensión de jubilación sobre la base de aportaciones que fueron reconocidos
y no precisando nada en absoluto respecto al período de aportación realizada
desde el mes de octubre del año 1979 a marzo de 2017 en un complejo minero y
los más curioso, no se indica en que rubro y en qué condiciones laborales ha
trabajado durante el período declarado y no reconocido en la resolución
impugnada, limitándose a expresar solo el cumplimiento de un record de
aportaciones, y nada en lo absoluto respecto al otorgamiento de pensión de
jubilación minera, hecho que denota, en su contexto por omisión, que se le haya
otorgado la pensión de jubilación bajo el régimen “común”.
a) Al respecto es preciso señalar que-, realizado el análisis exhaustivo de las pruebas
aportadas al procedimiento administrativo, se advierte que se ha presentado los
documentos siguientes: Certificado de Trabajo de fecha 04/02/1993, expedido por
el Centro Minero – Metalúrgico A Tajo Abierto - Empresa CENTROMIN S.A., asimismo,
se ha presentado la Declaración Jurada de fecha 31/10/2007, Constancia de Trabajo
de fecha 05/11/1998, Constancia de Trabajo de fecha 05/10/2016 (todos emitidos
por mi último empleador HOSPITAL MARÍA REICHE NEUMAN) y Certificado Médico N°
160-2016 de fecha 03/08/2016 donde se expresa que padezco de las enfermedades
profesionales Hipoacusia Neurosensorial Bilateral y demás enfermedades en el
menoscabo total del 68% de Incapacidad, es decir, en una Incapacidad Permanente
Total declarada por la Comisión Médica Evaluadora de Accidentes y Enfermedades
Profesionales del Hospital Regional “Honorio Delgado de Arequipa”, institución
dependiente del MINSA; cabe precisar que-, en la Declaración Jurada del Empleador
de fecha 31/10/2007 expedido por mi último empleador, se indica con meridiana
claridad que trabajé desempeñando los cargos de: Técnico Asistencial en la Planta
Médica ubicado en el área de Operaciones Mina (Centro de Extracción de Mineral a
Tajo Abierto) – Centro Metalúrgico Mina y San Nicolás (PLANTAS DE SAN NICOLAS y
MINA), conforme se aprecia en el rubro 2) en donde se expresa los riesgos a los cuales
estuve expuesto, siendo éstas las siguientes: “CONTAMINACIÓN AMBIENTAL DEL ÁREA
DE TRABAJO” POLVO, gases de combustión, RUIDO, grasas, aceite, disolventes y
productos químicos, calor, viento, frío y humedad”. Entonces se tiene que-, en la
resolución impugnada, no ha sido valorado por la administración de la ONP, que el
recurrente laboró en una empresa minera a tajo abierto expuesto a riesgos de
toxicidad, peligrosidad e insalubridad durante más de 34 años de forma
ininterrumpida en un complejo minero, hecho que debe ser re-evaluado al momento
de absolver el recurso de apelación que se interpone, disponiéndose el
reconocimiento del régimen pensionario bajo los alcances de la Ley N° 25009.

b) Resulta, por demás insólito y absurdo señalar, pese de existir la prueba documental
expresa que reseña las labores realizadas y la exposición a los agentes contaminantes
a los que ha estado expuesto por más de 34 años, señalar que habría trabajado bajo
el “RÉGIMEN COMÚN”, cuando la prueba instrumental principal y no valorada, señala
con meridiana claridad que he estado expuesto a los riesgos de toxicidad,
peligrosidad e insalubridad –DESEMPEÑANDOSE COMO TÉCNICO ASISTENCIAL EN
LAS ENFERMERIAS DE SAN NICOLÁS Y EN LA MINA, EN FORMA INTERMINENTE EN
HORARIO CONTINUADO-, conforme se detalla en la Constancia de Modalidad de
Trabajo de fecha 05 de noviembre de 1998 (que adjunto en copia legalizada); en ese
sentido, cabe hacer las precisiones normativas siguientes:
i) La Ley de los Trabajadores Mineros N° 25009 establece los requisitos específicos para
acceder a una pensión de jubilación en sus diferentes modalidades, así tenemos que: 1)
Los trabajadores de minas subterráneas, deben tener 45 años de edad y 20 años de
aportación, de los cuales 10 deben haberse efectuado en dicha modalidad; 2) Los
trabajadores de minas a tajo abierto, deben tener 50 años de edad, contando con
25 años de aportación, de los cuales 10 años deben haberse efectuado en dicha
modalidad; y, 3) Los trabajadores de centros de producción minera, siderúrgica y
metalúrgica, deben tener entre 50 y 55 años de edad, contando con 30 años de
aportación, de los cuales 15 años deben haberse efectuado en dicha modalidad, y además
que, en la realización de sus labores, hayan estado expuestos a los riesgos de toxicidad,
peligrosidad e insalubridad. El presente caso se encuentra enmarcada en el caso 2) del
análisis normativo, conforme a las pruebas documentales citado en los puntos
precedentes. Aunado a ello el hecho que como consecuencia de las labores realizadas y
de la exposición a la cual estuve expuesta por más de 43 años, que a la fecha padezco
de: GANARTROSIS BILATERAL, HIPOACUSIA NEUROSENSORIAL SEVERA BILATERAL y
ESPONDOLOARTROSIS DORSO LUMBAR – ESCOLIOSIS DORSO LUMBAR con un menoscabo
del 68% - Incapacidad Permanente Total desde el 03 de agosto de 2016, conforme se
puede apreciar del Informe Médico N° 160 de fecha 03/08/2016 expedida por la Comisión
Evaluadora de Accidentes de Trabajo y Enfermedades del Hospital “Honorio Delgado de
Arequipa” – Ministerio de Salud, prueba instrumental que adjunto en copia legalizada;
por ende, está probado que el recurrente, como consecuencia de las labores de riesgo a
las cuales estuvo expuesto, ahora adolece de la enfermedad profesional relacionado a las
actividades laborales desempeñadas, hecho que prueba la percepción de la jubilación
bajo los alcances de la Ley Minera N° 25009.

ii) Al respecto, importa recordar que en el artículo 3° del D.S. N° 029-89-TR, especifica
cuáles son, para efectos de la ley, los trabajadores que realizan actividad minera. Así,
dentro de dicho rubro están comprendidos los que laboran en minas subterráneas en
forma permanente; los que realizan labores directamente extractivas en las minas a tajo
abierto; los trabajadores de los centros de producción minera expuestos a los riesgos de
toxicidad, peligrosidad de insalubridad; y los trabajadores que laboran en los centros
metalúrgicos y siderúrgicos, siempre que en el desempeño de sus actividades estén
expuestos a los riesgos mencionados anteriormente; como ha ocurrido en el presente
caso, conforme se puede verificar del rubro contaminación ambiental reseñado en la
Carta Modalidad de Trabajo.

iii) De otro lado, el artículo 16º del Decreto Supremo 029-89-TR precisa que los centros de
producción minera son aquellas áreas en las que se realizan actividades directamente
vinculadas al proceso de extracción, manejo, beneficio, transformación, fundición y
refinación de los minerales. Así, conforme al espíritu de la norma legal citada, para que
un trabajador de un centro de producción minera acceda a la pensión de jubilación
regulada por la Ley N° 25009 y el Decreto Supremo 029-89-TR, constituye un requisito
necesario el haber laborado en alguna de las áreas y actividades anteriormente
mencionadas. Por su parte el artículo 17° del mismo reglamento dice: “Entiéndase como
centros metalúrgicos los lugares o áreas en los que se realizan el conjunto de
procesos físicos, químicos, físico-químicos, requeridos para la concentrar y/o
extraer las sustancias valiosas de los minerales”.

iv) En el presente caso, de los Certificados de Trabajo y Carta Modalidad de Trabajo,


obrantes en el expediente administrativo, donde se informa respectivamente, que el
recurrente laboró en las áreas de Mina y San Nicolás (PLANTA DE ENFERMERÍA),
donde existe alto grado de polvo mineralizado producido como consecuencia del
procesamiento y la extracción del mineral; entonces se tiene que-, el área en la que
laboró el administrado, corresponde a uno de los supuestos de hecho previstos en los
artículos 16° (BENEFICIO) y 17° (CONCENTRAR SUSTANCIAS MINERALES) del Reglamento
de la Ley Minera aprobado por D.S. N° 029-89-TR, los cuales señalan que constituyen
centro de producción minera los lugares de áreas en las que se realizan actividades
directamente vinculadas al proceso de extracción, manejo, beneficio, transformación,
fundición y refinación de los minerales.

iv) En tal sentido se advierte del certificado de trabajo y modalidad de trabajo mencionados,
no valorados adecuadamente, que el recurrente ha realizado labores propiamente
mineras en los términos establecidos por el artículo 16° y en los lugares o áreas donde se
realizan un conjunto de procesos físicos y/o de concentración de sustancias de minerales
altamente contaminantes conforme a lo establecido en el artículo 17° del reglamento de
la ley minera; motivo por el cual le corresponde se le reconozca el beneficio de la pensión
de jubilación bajo los alcances de la Ley Minera N° 25009 y su reglamento.

v) Por los fundamentos expuestos, se tiene probado con los instrumentales documentales y
la correcta interpretación del artículo 3° de la Ley N° 25009 y los artículos 16° y 17° del
Reglamento de la Ley Minera, que el recurrente ha cumplido con las exigencias para el
reconocimiento de la pensión en el régimen pensionario especial, es decir, que ha
trabajado por más de 34 años en un centro minero o complejo minero A Tajo Abierto,
donde estuvo expuesto de forma permanente a riesgos de toxicidad, peligrosidad e
insalubridad, conforme se ha expresado en los documentos laborales que han sido
adjuntados en copia legalizado, por ello solicitamos se sirva enmendar el error incurrido
y se declare fundada nuestro recurso de apelación disponiéndose el reconocimiento de la
pensión de jubilación minera.
B. RESPECTO AL INCORRECTO CÁLCULO DE LA PENSIÓN DE JUBILACIÓN:

Sobre, el cálculo de remuneración de referencia, consideran, al promedio que resulte


de dividir entre 60, el total de las remuneraciones o ingresos asegurables, percibidos
por el asegurado durante los últimos 60 meses consecutivos, craso error de cálculo,
es de verse que la aplicación del art. 2° del decreto supremo N° 0099-2002-EF, solo
es de aplicación para los asegurados facultativos y los asegurados obligatorios que
optaron por la continuación facultativa, no resultando de aplicación a los asegurados
obligatorios, como es de verse en el Exp. Nº 11100581709 el que suscribe es un
asegurado obligatorio, el cual corresponde la aplicación de la fórmula establecida en
el decreto Ley N° 25967, es necesario establecer que se debe adoptar la formula
reseñada en el artículo 2° del Decreto Ley N° 25967, el mismo que textualmente
indica: “La remuneración de referencia a los efectos del Sistema Nacional de
Pensiones, se calcula únicamente, de la siguiente manera: a. Para los asegurados que
hubieran aportado durante treinta o más años completos, es igual el promedio
mensual que resulte de dividir entre treinta y seis, el total de las remuneraciones
asegurables, percibidas por el asegurado en los últimos treinta y seis meses
consecutivos inmediatamente anteriores al último mes de aportación”. En merito a
los lineamientos de la Casación N° 2602-2013 – Piura, precedente vinculante –
considerando séptimo:
“Bajo los parámetros anteriores, este supremo tribunal
concluye que la interpretación correcta de los incisos a), b)
y c) del artículo 2° del Decreto Ley N° 2567, es la siguiente:
“para el cálculo de la remuneración de referencia a la que
hacen mención los supuestos contemplados, se debe tomar en
cuenta el promedio mensual que resulte de dividir entre 36,
48 y 60, respectivamente el total de remuneraciones
asegurables de los últimos 36, 48 y 60 meses consecutivos
inmediatamente anteriores al último mes de aportación;
considerando para ello, solo los meses en que existan
remuneraciones asegurables, porque estos generan la obligación
de aportar al sistema y no los meses calendario, en los cuales
se pueden presentar meses donde no se generen aportes al
sistema”.
Es de verse, que mediante Resolución Nº 0000035627-2017-ONP/DPR.GD/DL 19990,
me reconocen 34 años y 06 meses de aportación; por el cual debe aplicarse como
remuneración de referencia, el promedio mensual que resulte de dividir entre 36, el
total de las remuneraciones o ingresos asegurables, percibidos durante los últimos 36
meses consecutivos inmediatamente anteriores al último de aportación.
III. FUNDAMENTOS DE DERECHO:
 Ley de Procedimiento Administrativo General Nº 27444.
Artículo 207° y 209º
 Ley Nº 25009
Artículo 1º y 3°.
 Reglamento de la Ley Minera, aprobado por D.S. N° 029-89-TR.
Artículo 16º y 17°.

Amparo mi apelación en los fundamentos legales precitados

POR TANTO

A Ud. Digo: Sr. Jefe de Calificaciones, se sirva atender la presente apelación


conforme a ley y dentro del plazo legal.

Primer Otro si digo.- Debo hacer presente que la ONP de conformidad con el art. 124.1 de
la Ley de Procedimiento Administrativo General Nº 27444 se encuentra en la obligación de
recibir y dar ingreso el presente recurso sin que en ningún caso pueda calificar, negar o
diferir su admisión; peor aún si se trata de uno de apelación sujeto a plazo para su
interposición. Actuar de manera contraria a lo antes indicado se estaría recortando el
derecho de petición (Art. 2º Inc. 20 de la C.P. del E.) y además de configurarse el delito de
abuso de autoridad (Art. 376º del Código Penal). Se tenga presente.

Segundo otro si digo: Adjunto a la presente los siguientes documentos:


1.- Copia de DNI.
2.- Copia legalizada de la Declaración Jurada LEY N° 25009 de fecha 31/10/2007.
3.- Copia legalizada de la Constancia de fecha 05/11/1998, donde se precisan las áreas donde
trabajé.
4.- Copia de Inspección Judicial y Sentencia de 2da. Instancia dictadas en el Expediente N°
99-632.

Ica, 12 de setiembre del 2017.

AUGUSTO ENRIQUE SOTOMAYOR MATTA


D.N.I Nº 21494639