Está en la página 1de 3

Automatización en Edificios Inteligentes

¿Qué es?
Se puede definir a un edificio inteligente como aquel inmueble que desde su diseño
incluye la automatización de sus sistemas, además del cuidado del medio ambiente donde
se edificará, y permite obtener ahorros de energía en su operación, incentivar las labores
diarias con instalaciones adecuadas y funcionales, facilitar su administración y
mantenimiento, favorecer la operación y control con programas interrelacionados de
todos los sistemas del edificio: hidrosanitarios, eléctricos, telecomunicaciones, seguridad,
así como una flexibilidad para adecuaciones e innovaciones futuras. Deben asegurar un
mantenimiento eficaz a bajo costo. Asimismo, garantizar una larga vida al inmueble y que
sea flexible a las adecuaciones para su ocupación.

Áreas de aplicación
Climatización

 Ventilación
 Calefacción

Iluminación

 On/Off
 Nivel de luz
 Color de la luz
 Enfoque
 Apertura
 Orientación
 Posición en el espacio

Gestión de los ascensores


Necesidades que resuelve
Arquitectónicos

 Satisfacer las necesidades presentes y futuras de los ocupantes,


propietarios y operadores del edificio.
 La flexibilidad, tanto en la estructura como en los sistemas y servicios.
 El diseño arquitectónico adecuado y correcto.
 La funcionalidad del edificio.
 La modularidad de la estructura e instalaciones del edificio.
 Mayor confort para el usuario.
 La no interrupción del trabajo de terceros en los cambios o
modificaciones.
 El incremento de la seguridad.
 El incremento de la estimulación en el trabajo.
 La humanización de la oficina.

Tecnológicos

 La disponibilidad de medios técnicos avanzados de


telecomunicaciones.
 La automatización de las instalaciones.
 La integración de servicios

Ambientales

 La creación de un edificio saludable.


 El ahorro energético.
 El cuidado del medio ambiente.
Económicos

 La reducción de los altos costos de operación y mantenimiento.


 Beneficios económicos para la cartera del cliente.
 Incremento de la vida útil del edificio.
 La posibilidad de cobrar precios más altos por la renta o venta de
espacios.
 La relación costo-beneficio.
 El incremento del prestigio de la compañía.