Está en la página 1de 13

TECNOLÓGICO NACIONAL DE MEXICO

INSTITUTO TECNOLÓGICO DE LA LAGUNA

Materia: Procesos de Separación III

UNIDAD 1
“Tipos de Cristalizadores”

Nombre: Arturo Limón López No. Control: 14131054

Catedrático: Kenia Crispín García

Lugar: Torreón, Coahuila Fecha: lunes 11 de septiembre del 2017


INTRODUCCION
Cristalización es la formación de partículas sólidas a partir de una base
homogénea. La formación de partículas sólidas puede tener lugar a partir de un
vapor, como la nieve, mediante la solidificación de un líquido fundido, como ocurre
en la formación de grandes monocristales, o bien como cristalización de una
solución líquida.
La cristalización de soluciones es importante en la industria debido a la gran
variedad de materiales que se comercializan en forma cristalina. Su amplia utilidad
se debe a dos razones: un cristal formado a partir de una solución impura es
esencialmente puro (excepto que se formen cristales mixtos), y la cristalización
proporciona un método práctico para la obtención de sustancias químicas puras
en una condición adecuada para su envasado y su almacenamiento.
Equipo de cristalización
Los cristalizadores comerciales pueden operar de forma continua o por cargas.
Excepto para aplicaciones especiales, se prefiere la operación continua. El primer
requerimiento de un cristalizador es generar una solución sobresaturada, ya que la
cristalización no puede ocurrir sin sobresaturación. Existen tres métodos para
producir sobresaturación, dependiendo esencialmente de la naturaleza de la curva
de solubilidad del soluto.
1) Solutos como el nitrato de potasio y el sulfito de sodio son mucho menos
solubles a temperaturas bajas que a temperaturas elevadas, de forma que la
sobresaturación se puede conseguir simplemente por enfriamiento.
2) Cuando la solubilidad es casi independiente de la temperatura, como ocurre en
el caso de la sal común, o bien cuando disminuye al aumentar la temperatura, la
sobresaturación se genera por evaporación.
3) En los casos intermedios resulta eficaz una combinación de evaporación y
enfriamiento. Por ejemplo, el nitrato de sodio puede cristalizarse con satisfacción
enfriando sin evaporar, evaporando sin enfriar o bien mediante una combinación
de enfriamiento y evaporación.
Variantes en cristalizadores
Los cristalizadores comerciales pueden diferir en distintos aspectos. Una
diferencia importante reside en la manera en que los cristales se ponen en
contacto con el líquido sobresaturado. En la primera técnica denominada método
de líquido circulante, se hace pasar una corriente de solución sobresaturada a
través de un lecho fluidizado de los cristales en crecimiento, sin la cual la
sobresaturación se elimina por nucleación y crecimiento. En una segunda técnica,
llanada método del magma circulante, todo el magma circula a través de ambas
etapas de cristalización y sobresaturación sin separar el líquido del sólido.
Sobresaturación producida por evaporación despreciable
Cristalizador de superficie raspada
Para aplicaciones en escala relativamente pequeña, se han desarrollado diseños
de cristalizadores que emplean el intercambio directo de calor entre la lechada y
una camisa o una pared doble que contiene un medio enfriador. La superficie de
transferencia de calor se raspa o agita de tal modo que no se pueden acumular
sedimentos. Proporciona un método eficaz y poco costoso para lechadas en
equipos que no requieren instalación costosa.
Cristalizador de tanque agitado
La adición de una hélice o turbina y un sistema de enfriamiento (camisa o
serpentines) hará aumentar considerablemente la capacidad de un cristalizador de
tanque. La agitación suficiente para suspender los cristales introduce la capacidad
de incrementar la nucleación cuando la solución llega a su punto inicial de
cristalización y durante el proceso de enfriamiento a partir de la estimulación
mecánica de la solución sobresaturada y la nucleación de contacto.
Cristalizadores de enfriamiento superficial
Para algunos materiales, como el clorato de sodio, es posible utilizar un
intercambiador de tubo y coraza de circulación forzada, en combinación directa
con un cuerpo de cristalizador de tubo de extracción, como se muestra en la
figura. La trayectoria y la velocidad de flujo de la lechada dentro del cuerpo del
cristalizador deben ser de tal índole, que el volumen contenido en el cuerpo sea
“activo”.
El empleo del desviador interno permite el funcionamiento del cristalizador a una
consistencia de lechada distinta de la que se obtiene naturalmente mediante el
enfriamiento de la alimentación. Permite también la eliminación y la destrucción de
las partículas finas.
Sobresaturación producida por evaporación del disolvente con
poco enfriamiento o sin enfriamiento
Cristalizador de evaporación de circulación forzada
La lechada que sale del cuerpo se bombea a través de una tubería de circulación
y por un intercambiador de calor de coraza y tubo, donde su temperatura se eleva
de 2 a 6 °C. Puesto que este calentamiento se realiza sin vaporización, los
materiales de solubilidad normal no deberían producir sedimentación en los tubos.
El licor calentado, que regresa al cuerpo mediante una línea de recirculación, se
mezcla con la lechada y eleva su temperatura localmente, cerca del punto de
entrada.
Cristalizador cónico-esférico de magma
Aunque se trata del mismo tipo básico que el cristalizador de evaporación de
circulación forzada, esta unidad emplea una entrada de recirculación radial en vez
de tangencial. La entrada LI se diseña de tal modo que favorezca la distribución de
la solución que llega en forma uniforme, a través de la superficie líquida del
recipiente.
Cristalizador evaporador de desviador y tubo de extracción (DTB)
Puesto que la circulación mecánica influye considerablemente en el nivel de
nucleación dentro del cristalizador, se han desarrollado muchos diseños que
utilizan circuladores situados dentro del cuerpo del cristalizador, reduciendo en
esa forma la carga de bombeo que se ejerce sobre el circulador.
La suspensión de los cristales de productos se mantiene mediante una hélice
grande y de movimiento lento, rodeada por un tubo de extracción dentro del
cuerpo. La hélice dirige la lechada hacia la superficie del líquido, para evitar que
los sólidos pongan en cortocircuito la zona de sobresaturación más intensa. La
lechada enfriada regresa al fondo del recipiente y vuelve a recircular a través de la
hélice. En esta última, la solución calentada se mezcla con la lechada de
recirculación.
Cristalizador de tubo de extracción (DT)
Este cristalizador se puede emplear en sistemas que no se desea ni se necesita la
destrucción de las partículas finas. En esos casos se omite el desviador y se
determina el tamaño del circulador interno para que tenga una influencia mínima
de nucleación sobre la suspensión.
Sobresaturación por combinación de enfriamiento y evaporación
en evaporadores adiabáticos.
Cristalizador de refrigeración de contacto directo
Para algunas aplicaciones, como la obtención de hielo a partir del agua de mar, es
necesario llegar a temperaturas tan bajas que hagan que el enfriamiento mediante
el empleo de refrigerantes sea la única solución económica.
El empleo de la refrigeración de contacto directo reduce también las necesidades
generales de energía del proceso, puesto que en un proceso de refrigeración que
incluye dos fluidos se requiere una diferencia mayor de temperaturas, sobre una
base general, cuando el refrigerante debe enfriar primeramente alguna solución
intermedia, y esa solución, a su vez, enfría al licor madre en el cristalizador.
Cristalizador de evaporación Oslo
La solución que sale de la cámara de vaporización en B está ligeramente
sobresaturada dentro de la zona metaestable, de modo que no se forman nuevos
núcleos. El licor que entra en contacto con el lecho en E reacondiciona su
sobresaturación en los cristales en crecimiento y sale por la tubería de circulación
F
La transferencia de licor sobresaturado desde el vaporizador hace que, con
frecuencia, se acumule sal en las turbinas y se reduzca el ciclo operacional de los
equipos de este tipo.
Cristalizador Oslo de enfriamiento superficial
La sobresaturación se desarrolla en el licor que circula mediante la congelación en
el enfriador H. Este licor sobresaturado se pone en contacto con la suspensión de
cristales en la cámara de suspensión situada en E. En la parte superior de la
cámara de suspensión se puede retirar una corriente de licor madre D, que se
utiliza para retirar y destruir partículas finas.
Conclusión
Se puede decir que por cuestiones de tiempos resulta mejor hacer operaciones
continuas en cristalizadores que por lotes, a menos que se requieran cristales muy
específicos. No se podría dar una determinación absoluta sobre cuál equipo de
cristalización es mejor, ya que, dependerá del tipo de proceso y el fin para el cual
se va a emplear.
Es indispensable tomar en cuenta todos los costos que conlleva uno de estos
equipos, debido a que en la industria de procesos se busca economizar en la
mayor medida posible siempre y cuando el producto se obtenga con la calidad
deseada.

Bibliografía
MCCABE, W., SMITH, J., & HARRIOT, P. (2007). Operaciones unitarias en ingeniería química
(Séptima ed.). México, DF: McGraw-Hill. Recuperado el 8 de Septiembre de 2017

Perry, R. H. (1992). Manual del Ingeniero Químico (Sexta ed., Vol. V). México: McGraw-Hill.
Recuperado el 8 de Septiembre de 2017