Está en la página 1de 7

filosofía griega es un periodo de la historia de la filosofía comprendido, aproximadamente,

entre el surgimiento de la filosofía occidentalen la zona de Jonia a principios del siglo


VI a. C. hasta la invasión de Macedonia por los romanos en 148 a. C. En ocasiones también
se denomina filosofía clásica o filosofía antigua, si bien ese período puede incluir también
la filosofía romana.
La filosofía griega se puede dividir en tres subperíodos: el de la filosofía presocrática, que va
de Tales de Mileto hasta Sócrates y los sofistas, la filosofía griega clásica
(Platón y Aristóteles), y el período post-aristotélico o helenístico. A veces se distingue un
cuarto período que comprende a la filosofía cristiana y neoplatónica.1
La filosofía presocrática se caracterizó por una variedad de propuestas distintas sobre cómo
entender el mundo y el lugar del hombre en él. 2 A causa de los avances culturales y el intenso
contacto con las culturas vecinas, las ciudades del mundo griego comenzaron a criticar a la
tradicional concepción mitológica del mundo, y buscaron una concepción alternativa, natural y
unificada. El pensamiento de estos primeros physiólogoi solo nos llega a través de escritos
fragmentarios y reportes de otros pensadores posteriores. 2
Con la aparición de los sofistas a mitad del siglo V a. C., el hombre pasó a ser el centro de las
reflexiones filosóficas.3 Los sofistas se ocuparon en particular de problemas éticos y políticos,
como la cuestión de si las normas y los valores son dados naturalmente o son establecidos por
los hombres. Al mismo tiempo, el ateniense Sócrates desarrolló y aplicó la mayéutica, un
método por el cual conversaba con otras personas y las llevaba por medio de una serie de
preguntas a revelar las contradicciones inherentes a sus posturas. Sus manifestaciones de
independencia intelectual y su conducta no acomodada a las circunstancias, le valieron una
sentencia de muerte por impiedad a los dioses y corrupción de la juventud. 4
Debido a que Sócrates no dejó nada por escrito, su imagen fue determinada por su
discípulo Platón. Sus obras en forma de diálogos constituyeron un punto central de la filosofía
occidental. A partir de la pregunta socrática de la forma «¿Qué es X?» (¿Qué es la virtud? ¿Qué
es la justicia? ¿Qué es el bien?), Platón creó los rudimentos de una doctrina de la definición.
También fue autor de la teoría de las formas, que sirvió de base a la representación de una
realidad con dos partes: el plano de los objetos perceptibles con nuestros sentidos frente al
plano de las Formas sólo accesibles al intelecto mediante abstracción. Sólo el conocimiento de
estas Formas nos brinda una comprensión más profunda de la totalidad de la realidad.
Aristóteles, discípulo de Platón, rechazó la teoría de las Formas como una innecesaria
«duplicación del mundo». La distinción entre forma y materia es uno de los rasgos principales
de la metafísica de Aristóteles.5 Su escuela comenzó a clasificar toda la realidad —tanto la
naturaleza como la sociedad— en los diversos campos del conocimiento, a analizarlos y
ordenarlos científicamente. Además, Aristóteles creó la lógica clásica del silogismo y
la filosofía de la ciencia. Con esto, estableció algunos de los supuestos filosóficos
fundamentales que fueron decisivos hasta la modernidad.
En la transición del siglo IV a. C. al siglo III a. C., tras la muerte de Aristóteles y la decadencia de
las polis, las guerras entre los reyes helénicos por suceder a Alejandro Magnovolvieron la vida
problemática e insegura.6 Surgieron entonces en Atenas dos escuelas filosóficas que, en una
clara oposición a la Academia platónica y al Liceo aristotélico, pusieron la salvación
individual en el centro de sus preocupaciones. Para Epicuro y sus seguidores, por un lado, así
como para los estoicos alrededor de Zenón de Citio, por otro lado, la filosofía servía
principalmente para alcanzar con medios éticos el bienestar psicológico o la paz. Mientras
tanto, los seguidores del escepticismo pirrónico negaron la posibilidad de juicios seguros y de
conocimientos indudables.

Los sofistas y Sócrates


A mediados del siglo V a.C Atenas está en la cumbre de su vida artística: Ictinus y
Calícrates diseñan y construyen el Partenón. Fidias esculpe sus frisos. Píndaro escribe
sus últimas odas. Sócrates presenta Antígona y Edipo Rey. Atenas, además, ha llegado
al máximo de su democracia: se gobierna a sí misma en asamblea de todos sus
ciudadanos varones adultos; cualquiera puede ser electo para cualquier posición;
Pericles ha introducido el pago a los jurados para que los pobres puedan ocupar esos
puestos; hay puestos públicos a los que no se llega por elección sino por sorteo. Otras
ciudades griegas imitan la democracia ateniense. La política es la principal actividad de
los ciudadanos atenienses y de los ciudadanos de las ciudades que también han
establecido la democracia. A cargo de todos está el gobierno de la ciudad. ¿Qué
habilidades hacen falta para participar exitosamente en la vida pública? ¿Cómo se
triunfa en política? Estos son los temas que ahora interesan. Estas son las preguntas
para las que se quieren respuestas. Por ese tiempo habían aparecido unos personajes
que decían tener esas respuestas: Los sofistas.
Los sofistas
La palabra sophistes significaba maestro en sabiduría. Como tales se presentaban
estos personajes que andaban de lugar en lugar, participaban en la política y cobraban
por sus lecciones. Sabían o simulaban saber de todo: astronomía, geometría,
aritmética, fonética, música, pintura. Pero su ciencia no buscaba la verdad sino la
apariencia de saber porque ésta reviste de autoridad. Enseñaban la areté requerida
para estar a la altura de las nuevas circunstancias sociales y políticas (recordemos que
la palabra areté , traducida generalmente por virtud, no tenía entonces las
connotaciones morales que nuestra palabra virtud tiene; era más "lo que es propio
de", o la capacidad para hacer algo bien -como en castellano "ser un virtuoso" del
piano, por ejemplo-).
La primera exigencia de esa areté era el dominio de las palabras para ser capaz de
persuadir a otros. "Poder convertir en sólidos y fuertes los argumentos más débiles",
dice Protágoras. Gorgias dice que con las palabras se puede envenenar y embelesar. Se
trata, pues, de adquirir el dominio de razonamientos engañosos. El arte de la
persuasión no está al servicio de la verdad sino de los intereses del que habla.
Llamaban a ese arte "conducción de almas". Platón dirá más tarde que era "captura"
de almas. No eran, pues, propiamente filósofos pero tenían en común una actitud que
sí puede llamarse filosófica: el escepticismo y relativismo. No creían que el ser
humano fuese capaz de conocer una verdad válida para todos especialmente en el
ámbito de las convenciones (nomos), pero llegaban a dudar, incluso, de que pudiera
lograrlo en el terreno de la naturaleza (phýsis). Cada quien tiene "su" verdad.
Los filósofos anteriores daban generalmente a sus libros el título "Sobre la Naturaleza o
lo existente". Gorgias parece burlarse de ellos cuando titula el suyo "Sobre la
Naturaleza o lo No existente". Con ese libro pretendió demostrar tres cosas: 1) nada
existe, 2) si existiese algo no podríamos conocerlo, 3) si conociésemos algo no
podríamos comunicarlo a los demás. Platón comentó: ¿Son al menos estos principios
verdaderos? Si no, ¿por qué los asegura Gorgias con tanta universalidad? Protágoras
decía: "Como cada cosa me aparece, así es para mí; y como aparece a ti, así es para ti."
El escepticismo alcanzó a los dioses. "No dispongo de medios –dice Protágoras– para
saber si existen o no, ni la forma que tienen; porque hay muchos obstáculos para llegar
a ese conocimiento, incluyendo la oscuridad de la materia y la cortedad de la vida
humana." Y alcanzó a las leyes de las ciudades. Antes se creía que éstas tenían origen
divino, ya fuese porque Apolo hubiese inspirado directamente al legislador –tal era el
caso de Licurgo, legendario fundador de Esparta– ya fuese porque los legisladores
acostumbraban consultar sus proyectos de ley al oráculo de Delfos. Ahora se ha viajado
suficiente para poder comparar las leyes griegas con las leyes de otros lugares y,
sobretodo, se tiene experiencia de cómo se redactan y aprueban leyes en las
asambleas democráticas. Los sofistas eran miembros de esas asambleas. Protágoras
estuvo en el grupo enviado a Turii, en el sur de la actual Italia, para dar leyes a la nueva
colonia ateniense. Para ellos, por tanto, las leyes eran convencionalismos humanos.
Normas que los hombres adoptan para no vivir como animales. En el principio se vivió
así y los fuertes se aprovechaban de los débiles. Las leyes protegen al débil del fuerte.
En ese sentido son convenientes, aunque no tienen otro fundamento. Porque no
tienen otro fundamento los hombres pueden transgredirlas con tal de que los demás
no lo adviertan. Por la misma razón, un hombre fuerte, realmente fuerte, puede
ignorar las leyes, apoderarse del poder y satisfacer sus deseos; en ello brilla la dike (ver
el sentido de esta palabra en la introducción) de la naturaleza.
¿Cómo asimilaron los alumnos estas enseñanzas de sus maestros? A los atenienses no
les basta ser la ciudad principal, quieren ser la ciudad que manda sobre las otras
ciudades y se beneficia de ellas. Si tienen poder para hacerlo les corresponde hacerlo.
Es la dike de la naturaleza. Así, disponen que ciertas causas judiciales sólo puedan ser
vistas en Atenas; el tesoro de la Liga de Delos al que habían contribuido todas las
ciudades de la Liga y estaba guardado en Delos, es trasladado a Atenas para uso
exclusivo de los atenienses; cuando Esparta propone la paz deciden continuar la guerra
entusiasmados con la moción de que, en adelante, la guerra se financie sólo con
tributos de las otras ciudades. También era dike de la naturaleza que la asamblea
ateniense hubiese empobrecido con excesivos impuestos a sus conciudadanos ricos;
también que hábiles acusadores manipulasen las pasiones políticas de los jueces para
quitar a otros sus propiedades; también que los llamados sicofantas tuviesen la
habilidad de ganarse la vida chantajeando a otros con la amenaza de una demanda. La
ciencia y la moral griegas parecen en trance de muerte.
Sócrates

Platón
1(en griego antiguo: Πλάτων, Plátōn; Atenas1 o Egina,2 c. 427-347 a. C.)31 fue un filósofo
griego seguidor de Sócratesn. 2 y maestro de Aristóteles.4 En 387 fundó la Academia,5
institución que continuaría su marcha a lo largo de más de novecientos añosn. 3 y a la que
Aristóteles acudiría desde Estagira a estudiar filosofía alrededor del 367, compartiendo, de este
modo, unos veinte años de amistad y trabajo con su maestro.n. 4 Platón participó activamente
en la enseñanza de la Academia y escribió, siempre en forma de diálogo, sobre los más diversos
temas, tales como filosofía política, ética, psicología, antropología filosófica, epistemología,
gnoseología, metafísica, cosmogonía, cosmología, filosofía del lenguaje y filosofía de la
educación; intentó también plasmar en un Estado real su original teoría política, razón por la
cual viajó dos veces a Siracusa, Sicilia, con intenciones de poner en práctica allí su proyecto,
pero fracasó en ambas ocasiones y logró escapar penosamente y corriendo peligro su vida
debido a las persecuciones que sufrió por parte de sus opositores.6
Su influencia como autor y sistematizador ha sido incalculable en toda la historia de la filosofía,
de la que se ha dicho con frecuencia que alcanzó identidad como disciplina gracias a sus
trabajos. Alfred North Whitehead llegó a comentar:

Aristóteles
(en griego antiguo: Ἀριστοτέλης, Aristotélēs; Estagira, 384 a. C.-Calcis, 322 a. C.)123 fue
un polímata: filósofo, lógico y científico de la Antigua Grecia cuyas ideas han ejercido una
enorme influencia sobre la historia intelectual de Occidente por más de dos milenios.124
Aristóteles escribió cerca de 200 tratados (de los cuales solo nos han llegado 31) sobre una
enorme variedad de temas, entre ellos: lógica, metafísica, filosofía de la
ciencia, ética, filosofía política, estética, retórica, física, astronomía y biología.1 Aristóteles
transformó muchas, si no todas, las áreas del conocimiento que abordó. Es reconocido como el
padre fundador de la lógica y de la biología, pues si bien existen reflexiones y escritos previos
sobre ambas materias, es en el trabajo de Aristóteles, donde se encuentran las primeras
investigaciones sistemáticas al respecto.56
Entre muchas otras contribuciones, Aristóteles formuló la teoría de la generación
espontánea, el principio de no contradicción, las nociones
de categoría, sustancia, acto, potencia y primer motor inmóvil. Algunas de sus ideas, que
fueron novedosas para la filosofía de su tiempo, hoy forman parte del sentido común de
muchas personas.
Aristóteles fue discípulo de Platón y de otros pensadores (como Eudoxo) durante los veinte
años que estuvo en la Academia de Atenas.7 Fue maestro de Alejandro Magno en el Reino
de Macedonia.7 En la última etapa de su vida fundó el Liceo en Atenas, donde enseñó hasta
un año antes de su muerte.7

Estoicos
es una escuela filosófica fundada por Zenón de Citio en el 301 a. C. Su doctrina filosófica estaba
basada en el dominio y control de los hechos, cosas y pasiones que perturban la vida,
valiéndose de la valentía y la razón del carácter personal. Su objetivo era alcanzar la felicidad y
la sabiduría prescindiendo de los bienes materiales.1

Durante el período helenístico adquirió mayor importancia y difusión, ganando gran


popularidad por todo el mundo grecorromano, especialmente entre las élites romanas. Su
período de preeminencia va del siglo III a. C. hasta finales del siglo II d. C. Tras esto, dio signos
de agotamiento que coincidieron con la descomposición social del alto Imperio romano y el
auge del cristianismo.

PRINCIPALES FILÓSOFOS DE LA HISTORIA

DESTACADOS PENSADORES DEL MUNDO


Siddhartha

Gautama (Buda) c. Confucio

563-483 a. C. India Laozi VI a.C. 551-479 a. C.

Fundador del budismo China Fundador China Fundador del

como vía para lograr el del taoísmo, confucianismo, que

nirvana (iluminación interesado por la promueve la

espiritual) y liberarse así actitud vital del armonía social

del ciclo terrenal de la individuo. mediante las

reencarnación. Dao De Jíng. costumbres.

Sócrates 17.469-399 Platón c. 427- Aristóteles 384-

a.C. Grecia 347 a.C. 322 a.C.

Uno de los fundadores Grecia Discípulo de Grecia Filósofo de

de la filosofía occidental, Sócrates; afirmó obra muy amplia

a quien se atribuye la que todo lo que con gran interés

frase: percibimos es una por la clasificación


sombra de su

forma ideal,

«Una vida sin examen no abstracta. La

merece ser vivida». No república (c. 360 lógica. Metafísica

dejó escritos. a.C.). (350 a.C.).

San

Plotino 205-270 d.C. Agustín 354-430

Grecia d.C. N. de África. Tomás de

Imperio romano Transmisor del Aquino 1225-

Fundador del platonismo a 1274 Italia

neoplatonismo, través de la El mayor teólogo

desarrollo de las ideas teología cristiana. medieval. Suma

originales de Platón. La ciudad de Dios teológica (1259-

Enéadas (c. 253-270). (413-426). 1269).

gLA FAMILIA ROMANA: PATER FAMILIAS,


. La base de la sociedad romana fue la familia, la familia integrada de pleno en la gens, la tribu
a la que pertenecía que a su vez se integraba en una sociedad formada por otras tribus
formadas por familias, ramas todas ellas de un mismo árbol fuerte. La sociedad romana era
clasista. Había dos clases principales de ciudadanos, los patricios y los plebeyos, los patricios
eran los descendientes de aquellos patres que formaron el primer senado instituido por
Rómulo al fundar la ciudad en 753 aC, y los plebeyos eran los demás, el pueblo llano que
diríamos ahora, que gozaba de ciudadanía pero que tuvo que luchar duro para arrebatar a la
aristocracia sus derechos. Entre los patricios también había clases, había aristócratas de linaje
remontado hasta la guerra de Troya como la gens Julia a la que pertenecía Julio César y
aristócratas salidos de la nobleza rural local, los que los de rancio abolengo llamaban "Hombres
Nuevos" y a los que solían mirar como a inferiores. Catón ,Cicerón y Pompeyo militaron en el
bando de la aristocracia ultraconservadora, los optimates, sin embargo no pertenecían a la
aristocracia. Todos ellos eran considerados por los "verdaderos romanos" como Hombres
Nuevos, quizá por ello sentían la necesidad de demostrar continuamente lo romanos que
eran... ya se sabe que no hay peor inquisidor que el converso. Todos los romanos pertenecían
obligatoriamente a una gens, a una tribu. Si ya estaban inscritos en una en ella permanecían
hasta su muerte, si eran libertos, esclavos manumitidos a los que se concedía la ciudadanía
romana, eran inscritos en el registro de tribus y se les asignaba una. Como hemos visto, los
romanos tenían tres nombres, el praenomen, el nomen y el cognomen, el nomen, siempre
acabado en IO era el nombre de la tribu a la que pertenecían, así Cayo Julio César pertenecía a
la tribu Julia, como Publio Rutilio Rufo pertenecía a la tribu Rutilia, o Publio Ovidio Nasón
pertenecía a la tribu Ovidia. Había tribus de carácter aristocrático que con el tiempo habían
creado una rama plebeya, pero en tiempos de César la distinción entre los nobles y los
plebeyos era clara y diáfana y estaba perfectamente reglamentada en todos los aspectos.
Como base esencial de esta sociedad, la familia estaba también perfectamente reglamentada.
Los romanos fueron un pueblo que amaba el orden por encima de todo y en Roma todo
(menos las calles) estaba perfectamente ordenado. Cada unidad familiar constaba de un pater
familias o padre de familia bajo cuya