Está en la página 1de 5

fundacionisys.

org

Activación de pacientes y Salud Digital


Imma Grau

4-5 minutos

La introducción paulatina del paciente en la gestión de su


enfermedad, está cobrando una importancia sin precedentes en
la última década. Para ello, suele ser necesario “alfabetizar” a
las personas sobre la enfermedad que padecen y su tratamiento.
Con el ejemplo decano de la gestión de la diabetes, otras
enfermedades crónicas se han ido sumando.

Según la OMS, La alfabetización en salud son “las habilidades


cognitivas y sociales que determinan la motivación y la capacidad
de las personas de acceder, comprender y utilizar la información
para promover y mantener un buen estado de salud” (2005).

La situación se complica, cuando la alfabetización se sitúa en el


entorno digital, porque debe existir un conocimiento previo del
medio. Encontramos una definición de eSalud en en eHealth
Literacy: Essential Skills for Consumer Health in a Networked
World , donde se define como "la capacidad de buscar,
encontrar, entender y evaluar la información de salud obtenida
de fuentes electrónicas y aplicar los conocimientos adquiridos
para abordar o resolver un problema de salud" y se utiliza un
gráfico para representar las habilidades necesarias para poderla
llevar a cabo:

La adición de factores repercute en la necesidad de adquirir más


habilidades, si no se tienen, lo que podría producir un riesgo de
potenciar una suerte de “ley de cuidados inversos 2.0”.

Uno de los problemas que aparecen a la hora de llevar a cabo


intervenciones de salud digital es medir el grado de partida de
alfabetización en eSalud y las mejoras obtenidas mediante la
intervención. En 2006 se propuso una escala de 8 ítems llamada
eHeals que ha sido ampliamente utilizada y traducida. Pero sobre
la que, a pesar de tener una consistencia interna elevada, recaen
dudas sobre su validez como instrumento, es decir, sobre si mide
lo que tiene que medir. (Does the eHealth Literacy Scale
(eHEALS) Measure What it Intends to Measure? Validation of a
Dutch Version of the eHEALS in Two Adult Populations 2011).

Pero suponiendo que hemos conseguido alfabetizar a una


persona en los secretos de su patología, el paso siguiente es que
asuma parte de la responsabilidad de su gestión, lo que se ha
venido a llamar “empoderamiento” . Pasar de la teoría a la
práctica,

Para pasar a la acción, la motivación es esencial, y en este


aspecto pueden funcionar los grupos de ayuda mutua, también
en el caso de la salud digital como pueden ser las comunidades
virtuales de pacientes (forumclinic 2011). Pero no siempre es
sencillo “empoderar” a los pacientes, y psicólogos y sociólogos
trabajan en técnicas de persuasión y prueban marcos teóricos,
como los de la Technology Acceptance Model (TAM), o el modelo
de la tríada de Fogg, que postula que el uso de la tecnología se
vuelve atractivo si puede ser empleada como herramienta, medio
o actor social.

Y por último el deseado "paciente activo", que colabora, tiene


criterio e iniciativa. Para medir el grado de activación de un
paciente existe una escala validada, la Patient Activation
Measure o (PAM). Un cuadro elaborado por la empresa Insignia
Health en 2014, nos muestra una estimación de distribución
porcentual de población americana, según el grado de
“activación” en salud, medido con esta escala. 

Ver también: La importancia de la alfabetización en salud 

Imma Grau

Investigadora social en comunicación y salud. Comunicadora


ubuntu. El cocktail: ingeniería, ciencias de la información y
sociología; inmersa en el mundo profesional sanitario y en el de
los pacientes.
Autor: Imma Grau Fecha: 15/01/2018