Está en la página 1de 1

CHARLA DE SEGURIDAD INICIO DE TURNO

Tema: PROTECCION CONTRA CONTACTOS ELECTRICOS Nro. 038

PROTECCIÓN CONTRA CONTACTOS ELÉCTRICOS DIRECTOS

Hay tres formas de efectivizar la protección contra contactos directos:


 ALEJAMIENTO DE PARTES ACTIVAS.
 AISLAMIENTO.
 INTERPOSICIÓN DE OBSTÁCULOS.

ALEJAMIENTO DE PARTES ACTIVAS


Consiste en alejar las partes activas de la instalación a una distancia tal del lugar donde las personas
habitualmente se encuentran o circulan, que sea imposible un contacto fortuito con las manos, o por
la manipulación de objetos conductores, cuando éstos se utilicen habitualmente cerca de la
instalación.

AISLAMIENTO
O recubrimiento de las partes activas de la instalación por medio de un aislamiento apropiado capaz
de conservar sus propiedades con el tiempo, y que limite la corriente de contacto a un valor no
superior a 1 mA. La resistencia del cuerpo humano será considerada como de 2.500 ohmios.

INTERPOSICIÓN DE OBSTÁCULOS
Consiste en la interposición de obstáculos, pantallas, barreras que impidan codo contacto accidental
con las partes activas de la instalación. Los obstáculos de protección deben estar fijados de forma
segura y resistir a los esfuerzos mecánicos usuales que pueden presentarse en su función.
Si los obstáculos son metálicos y deben ser considerados como masas, se aplicará una de las medidas
de protección previstas contra contactos indirectos (puestas a tierra).

PROTECCIÓN CONTRA CONTACTOS ELECTRICOS INDIRECTOS

El Reglamento Electrotécnico de Baja tensión efectúa la siguiente división:


- Con tensiones de hasta 50 voltios con relación a tierra en emplazamientos secos y no
conductores o de 24 voltios en locales húmedos y mojados, no es necesario establecer ningún
sistema de protección.
- En cualquier local donde exista la posibilidad de estar sometido a más de 50 voltios al tocar
simultánea e involuntariamente elementos conductores puestos a tierra y masas de aparatos
de utilización y en aquellos locales con tensiones superiores a 250 voltios con relación a tierra,
se establecen sistemas de protección.

Los Sistemas de Protección se agrupan en:


Clase A: reducen el riesgo por sí mismos impidiendo el contacto entre masas y elementos
conductores y haciendo que los contactos no sean peligrosos.
Clase B: se consideran como sistemas activos y desconectan o cortan la alimentación cuando se
detectan condiciones peligrosas, estos tipos de sistemas se basan en la puesta a tierra directa o la
puesta a neutro de las masas de los receptores, asociando un dispositivo de corte automático que
asegura la desconexión de la instalación en un tiempo lo más rápido posible.