Está en la página 1de 308

Valores éticos y jurídicos

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


cuaderno de trabajo
El Cuaderno de trabajo de la Unidad “Valores Éticos y Jurídicos” fue
elaborado en el marco del Curso de Formación Inicial de la Policía
Estatal Acreditable.

SISTEMA NACIONAL DE SEGURIDAD PÚBLICA


SECRETARÍA DE GOBERNACIÓN
José Francisco Blake Mora
Secretario

SECRETARIADO EJECUTIVO DEL SISTEMA NACIONAL


DE SEGURIDAD PÚBLICA
Juan Miguel Alcántara Soria
Secretario Ejecutivo

Álvaro Vizcaíno Zamora


Secretario Ejecutivo Adjunto

Enrique F. Galindo Ceballos


Director General de Planeación y responsable de la implementación

Francisco Martín Camberos Hernández


Director General de Apoyo Técnico y responsable de la capacitación

Coordinación general de la obra


José Ramón Ulloa Herrero y Ma. Luisa Crispin Bernardo

Autores
Área 1: FILOSÓFICO-AXIOLÓGICA
Hilda Ana María Patiño Domínguez
Área 2: ETICA POLICIAL
José Ramón Ulloa y Araceli Delgado Fresán
Área 3: VALORES DEL TRABAJO EN EQUIPO Y LIDERAZGO
Pablo Gaitán Rossi y José Ramón Ulloa Herrero
Área 4: DESARROLLO INTEGRAL DEL POLICIA
Pablo Gaitán Rossi y Ma. Luisa Crispín Bernardo

Revisión técnico-pedagógica
Adriana Jiménez Romero
Araceli Delgado Fresán

Revisión de contenido
Araceli Delgado Fresán

Corrección de estilo
Soad Lozano Peters

Diseño Editorial
Marisol Parra San Juan

Mayo de 2011
ÍNDICE

INTRODUCCIÓN..................................................................................................................... 6

ÁREA 1 FILOSÓFICO-AXIOLÓGICA.................................................................................... 13
1.1. La persona. Elementos de antropología filosófica........................................................... 14
1.1.1. La persona: unidad bio-psico-social...................................................................... 17
1.1.2. Sensibilidad, inteligencia, voluntad, libertad y responsabilidad.............................. 19
1.1.3. La persona, un ser de relación............................................................................. 22
1.1.4. Capacidad de transformar la realidad y apertura a lo Trascendente...................... 24
1.1.5. Dignidad de la persona y bien común.................................................................. 27

1.2. Ética y moral................................................................................................................. 31


1.2.1. Ética, moral y derecho......................................................................................... 32
1.2.2. El ser y el deber ser.............................................................................................. 35
1.2.3. Actos humanos y actos no voluntarios................................................................. 38
1.2.4. Características del acto moral.............................................................................. 40
1.2.5. El criterio de moralidad........................................................................................ 43
1.2.6. El juicio práctico: fines y medios........................................................................... 44
1.2.7. Bienes, fines y valores.......................................................................................... 46

1.3. Valores.......................................................................................................................... 49
1.3.1. Crisis de valores................................................................................................... 50
1.3.2. ¿Qué son los valores?.......................................................................................... 52
1.3.3. Valores y fines..................................................................................................... 54
1.3.4. Propiedades de los valores................................................................................... 55
1.3.5. Jerarquía de valores............................................................................................. 57
1.3.6. Valores morales fundamentales........................................................................... 58

1.4. Valores y virtudes.......................................................................................................... 63


1.4.1. Las virtudes como realización de los valores......................................................... 63
1.4.2. Virtudes morales fundamentales.......................................................................... 64
1.4.3. ¿Cómo se adquiere la virtud?.............................................................................. 68
1.4.4. Otras virtudes...................................................................................................... 69
1.4.5. Campos de aplicación de las virtudes morales...................................................... 70

1.5. Ética social.................................................................................................................... 72


1.5.1. Persona y sociedad.............................................................................................. 72
1.5.2. Ética social........................................................................................................... 74
1.5.3. Ámbitos de realización de los valores sociales: familia, grupos de pertenencia,
identidades colectivas, Nación y comunidad internacional.............................................. 75
1.5.4. Principios de la ética social: personalidad, bien común, autoridad,
propiedad, justicia social, solidaridad e igualdad proporcional, subsidiaridad,
tolerancia y diferencia.................................................................................................... 81

1.6. Valores constitucionales................................................................................................. 86


1.6.1. ¿Qué son los valores constitucionales?................................................................. 86
1.6.2. Valores de: dignidad humana, amor a la Patria, solidaridad e independencia........ 87
1.6.3. Derechos humanos.............................................................................................. 90
1.6.4. Valores democráticos........................................................................................... 92
1.6.5. Multiculturalismo................................................................................................. 95
1.6.6. Valores de las instituciones de seguridad pública: legalidad, objetividad,
eficiencia, profesionalismo, honradez............................................................................ 97

ÁREA 2 ÉTICA POLICIAL.................................................................................................. 114
2.1. Misión del policía........................................................................................................ 115
2.1.1. Historia y misión de la policía............................................................................. 115
2.1.2. Misión de la policía y sus valores........................................................................ 117

2.2. El policía como agente y referente social..................................................................... 119


2.2.1. Lo que los ciudadanos esperan de la policía y la policía de los ciudadanos.......... 121
2.2.2. Cambios en la relación entre policías y ciudadanos............................................ 122

2.3. Ética Policial................................................................................................................ 125


2.3.1. Profesión y vocación.......................................................................................... 125
2.3.2. La vocación de un policía................................................................................... 126
2.3.3. Las grandes satisfacciones de la carrera policial.................................................. 127
2.3.4. Ética y profesión................................................................................................ 129
2.3.5. Códigos de Ética policial.................................................................................... 130
2.3.6. Toma de decisiones éticas.................................................................................. 133

2.4. Virtudes de la policía................................................................................................... 137


2.4.1. Virtudes de la policía......................................................................................... 137

2.5. Buenas prácticas policiales........................................................................................... 145


2.5.1. Elementos de una buena práctica policial........................................................... 145
2.5.2. Buenas prácticas en la relación de la policía con los ciudadanos......................... 148
2.5.3. Buenas prácticas en la relación de la policía con la comunidad........................... 150

2.6. Normas comunes para los integrantes de las Instituciones de Seguridad Pública.......... 151
2.6.1. Perfil Axiológico................................................................................................. 151
2.6.2. Disposiciones de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública........ 157
2.6.3. Aplicación de valores, virtudes y liderazgo para reforzar la Seguridad Pública..... 158
ÁREA 3 VALORES DEL TRABAJO EN EQUIPO Y LIDERAZGO......................................... 171
3.1. Comunicación efectiva......................................................................................... 172
3.1.1. Comunicación................................................................................................... 174
3.1.2. Obstáculos de la comunicación.......................................................................... 178
3.1.3. Inteligencia emocional....................................................................................... 182

3.2. Trabajo en equipo....................................................................................................... 186


3.2.1. Planeación y organización del equipo................................................................ 192
3.2.2. Cooperación, subsidiariedad e interdependencia............................................... 195
3.2.3. Espíritu de cuerpo.............................................................................................. 197
3.2.4. Presión de pares................................................................................................ 199

3.3. Liderazgo en la policía................................................................................................. 205


3.3.1. Liderazgo en la historia...................................................................................... 207
3.3.2. ¿Qué es el liderazgo?....................................................................................... 209
3.3.3. Estilos de liderazgo............................................................................................ 210
3.3.4. Competencias del liderazgo en la policía............................................................ 212
3.3.5. Liderazgo basado en principios. ........................................................................ 225

ÁREA 4 DESARROLLO INTEGRAL DEL POLICIA.............................................................. 241


4.1. Conocimiento de sí mismo................................................................................... 242
4.1.1. ¿Quiero ser policía?........................................................................................... 244
4.1.2. Imagen personal y social del policía................................................................... 247
4.1.3. Conocimiento de sí mismo y autoestima............................................................ 250
4.1.4. Consecuencias personales, físicas y espirituales de la decisión de ser policía....... 254
4.1.5. Mi familia y mi decisión de ser policía................................................................ 256
4.1.6. ¿Cómo vive un policía?...................................................................................... 256

4.2. Manejo de estrés......................................................................................................... 259


4.2.1. Normalidad y anormalidad del estrés................................................................. 260
4.2.2. Reacciones frente al estrés................................................................................. 262
4.2.3. Técnicas de manejo del estrés............................................................................ 263
4.2.4. Manejo cotidiano del estrés............................................................................... 266

4.3. Plan de vida y carrera.................................................................................................. 269


4.3.1. Responsabilidad de la elección vocacional.......................................................... 270
4.3.2. Armonización de un plan de vida y carrera multidimensional............................. 271

4.4. El policía como agente de cambio............................................................................... 290

PARA SABER MAS: BIBLIOGRAFÍA GENERAL....................................................................... 301

ANEXO: DISPOSICIONES COMUNES A LOS INTEGRANTES DE LAS INSTITUCIONES DE


SEGURIDAD PÚBLICA......................................................................................................... 305
INTRODUCCIÓN

Estimado estudiante:
Bienvenido a la primera Unidad del Curso de Formación Inicial.
Esta Unidad está dedicada al estudio de los Valores Éticos y Jurídicos que son el alma de la
profesión policial.
Ser policía es sobre todo amar profundamente a México, el México en el que todos quere-
mos vivir: un México con justicia, con oportunidades para todos, en el que las familias se puedan
sentir seguras y los niños puedan ir a la escuela sin temor a la violencia.
Pero hay quienes quieren un México diferente, que por dinero y por poder están dispuestos
a hacer de México un lugar lleno de temor, violencia e inseguridad, un México en el que no se
respeta la vida ni la integridad, ni la justicia.
Ser policía es decidirse por el México en el que se respetan la ley y los derechos de las per-
sonas, por un México en el que se puede vivir en paz y con tranquilidad, un México en el que
la paz permite el desarrollo de todas las actividades que pueden llevar a la población a mejores
niveles de vida.
Ser policía es decidirse por un México mejor para nosotros y para nuestros hijos, ser policía
es un privilegio porque ser policía es tener la decisión de servir al México que todos queremos
hasta el heroísmo.
Ser policía es una de las profesiones más honorables que un mexicano puede asumir y
merece el respeto y el agradecimiento de los ciudadanos.
Sean cuales sean las razones por las que Ud. ha elegido la profesión policial, si quiere ser
policía sepa que ha elegido un camino de gloria, pero también de dificultades y de riesgos y
que más vale retirarse a tiempo antes que traicionar la confianza que la Nación y los ciudadanos
han puesto en usted.
La finalidad de esta Unidad es ayudarle a Ud. a reflexionar en los motivos por los que la
profesión policial es digna de respeto y orgullo y contribuir a que conozca y aprecie los valores y
desarrolle las virtudes que requiere la práctica excelente de la tarea policial.

OBJETIVOS GENERALES DE LA UNIDAD


Se espera que al terminar esta unidad usted:

1. Fortalezca su capacidad para discernir dilemas éticos, optando por el bien, o en su caso, el
mal menor.
2. Reconozca la importancia y aplicación de los valores éticos y morales en el campo laboral.
3. Analice los valores que rigen la actuación policial y reconozca el tipo de conducta a la que
debe sujetarse y las consecuencias que sus propios actos tienen sobre las personas y la
sociedad.
La unidad sobre Valores Éticos y Jurídicos tiene una duración de 120 horas y se divide en las
siguientes cuatro grandes áreas:

6 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Área I. Filosófico-Axiológica
Un buen policía se valora como persona, es consciente de su libertad y de la capacidad que tiene
de tomar su propia vida en sus manos y realizar los valores y adquirir las virtudes que lo perfec-
cionan como persona y le ayudan a transformar la sociedad tanto en el campo familiar, como
en el laboral y en el social. Entre los valores que orientan la acción del policía se encuentran los
principios de la convivencia social y los valores consignados en la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos, cuya observancia hará de México una gran Nación.
En esta Área, se presenta el fundamento de las restantes áreas del curso. Se describe a la
persona como un ser relacional, que se relaciona consigo misma, con los demás con el mundo y
con lo trascendente. Se analizan las dimensiones de la persona: biológica, racional, psicosocial,
moral y espiritual. Se hace énfasis en que la persona está en continuo crecimiento mediante el
desarrollo de todas sus potencialidades. A lo largo del desarrollo del área es importante destacar
que la persona humana es un ser libre capaz de tomar decisiones, realizar valores y asumir la
responsabilidad de sus actos. Se estudia la diferencia entre ética y moral y se hace una reflexión
sobre los distintos campos de de la decisión ética. Se presentan principios de ética social para
entender mejor y reconocer los derechos y responsabilidades que implica vivir en sociedad. Se
describen las virtudes intelectuales y morales y se explica la importancia de desarrollarlas. Final-
mente se estudian los valores constitucionales que sirven de base para el ejercicio ético de la
profesión policial.

Área II. Ética Policial


Un buen policía conoce y asume la misión de la policía y está dispuesto a adquirir las virtudes
intelectuales y morales que se requieren para desempeñar su tarea eficientemente. Sabe que
es la cara del Estado para la mayoría de los ciudadanos y que su imagen gana en respeto y au-
toridad en la medida en la que toma decisiones que son éticas, seguras y eficientes. Así, en el
desempeño de sus tareas, realiza los valores éticos y jurídicos propios de todos los integrantes de
las Instituciones de Seguridad Pública.
En esta área, se define la importante misión que cumple la policía en la sociedad y se re-
flexiona sobre la necesidad de contar con una policía que sea eficiente y leal a su comunidad.
Se estudia la imagen del policía como agente y referente social, se explica que ser policía es
una profesión que implica una vocación y que el adecuado ejercicio de la profesión implica
asumir tanto las leyes correspondientes como un código de ética profesional. Se hace notar que
para cumplir normas y leyes es indispensable que el policía desarrolle su capacidad de tomar
decisiones éticas y adquiera un conjunto de virtudes que le permitan desempeñar con eficacia,
legalidad y honradez su profesión y cumplir así su misión de servir y proteger a los ciudadanos.
Finalmente se estudia el perfil axiológico que debe caracterizar a los miembros de las institucio-
nes de seguridad pública así como las disposiciones de la Ley General del Sistema Nacional de
Seguridad Pública, a las cuales deben sujetar su conducta.

Área III. Valores del trabajo en equipo y liderazgo


Un buen policía se sabe comunicar en forma veraz y eficiente con los ciudadanos, con sus com-
pañeros, con sus superiores y son sus subordinados. Es leal, solidario y honrado en el trabajo
en equipo y dado el caso, tiene las bases necesarias para ejercer el mando actuando y haciendo
actuar al grupo en forma ética y eficiente para el mejor servicio a la ciudadanía.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
7
En esta área, “Valores del trabajo en equipo y liderazgo” se estudia la necesidad de que
el policía desarrolle un conjunto de competencias, es decir de actitudes y habilidades para el
buen desempeño de su trabajo en grupo. Se consideran aquí competencias tales como la co-
municación interpersonal, el trabajo en equipo y la inteligencia emocional; se reflexiona sobre el
espíritu de cuerpo y la fortaleza requerida para resistir las presiones que puede ejercer el grupo.
Se concluye exponiendo conceptos básicos sobre el liderazgo y la importancia de que el policía
desarrolle, de acuerdo con las tareas que tiene asignadas, un liderazgo basado en principios
éticos, es decir, que tenga una influencia positiva sobre sus compañeros y los ciudadanos me-
diante su adhesión a los principios de actuación prudente, veracidad y justicia.

Área IV. Desarrollo integral del Policía


Un buen policía se conoce y se respeta a sí mismo, es consciente de las consecuencias perso-
nales, físicas, económicas, familiares laborales y espirituales de la decisión de ser policía, sabe
manejar el estrés y planea su vida para ir logrando metas que lo llevan al crecimiento y la reali-
zación de valores en cada uno de los aspectos de su vida personal y laboral.
En esta área, “Desarrollo integral y plan de vida y carrera” se reflexiona sobre la importancia
de que el policía se desarrolle tanto en el campo personal como en el campo profesional y que
logre una armonía entre los dos ámbitos. Se trata de que los participantes hagan un ejercicio
de autoconocimiento en el que revisen cuáles son sus motivaciones, necesidades y valores, que
clarifiquen sus metas y sus prioridades y que identifiquen tanto sus fortalezas como las áreas
en las que puedan mejorar. Considerarán las implicaciones éticas de su decisión de ser policías
y asumirán la tarea de su propio mejoramiento y el de la sociedad mediante la elaboración de
un Plan de vida y carrera. Además se estudia la importancia del policía como agente de cambio.

Agradecemos a los estudiantes del primer curso de profesores multiplicadores sus valiosas
aportaciones para el mejoramiento de este Cuaderno de Trabajo.

8 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
OBJETIVOS ESPECÍFICOS Y TEMARIO

AREA 1 FILOSÓFICO-AXIOLÓGICA

Objetivos Temas

• Explicará que la persona es un ser 1.1. La persona. Elementos de antropología filosófica.


bio-psico-social, con inteligencia, 1.1.1. La persona: unidad biopsicosocial.
sensibilidad y voluntad, capaz de 1.1.2. Sensibilidad, inteligencia, voluntad, libertad y respon-
ejercer su libertad y de asumir con sabilidad.
responsabilidad las consecuencias 1.1.3. La persona, un ser de relación.
1.1.4. Capacidad de transformar la realidad y apertura a lo
de sus propios actos.
Trascendente.
1.1.5. Dignidad de la persona y bien común.

• Comparará las semejanzas y dife- 1.2. Ética y moral.


rencias entre la ética, la moral y el 1.2.1. Ética, moral y derecho.
derecho para identificar sus interre- 1.2.2. El ser y el deber ser.
laciones. 1.2.3. Actos humanos y actos no voluntarios.
1.2.4. Características del acto moral.
1.2.5. El criterio de moralidad.
1.2.6. El juicio práctico: fines y medios.
1.2.7. Bienes, fines y valores.

• Explicará cómo en determinados 1.3. Valores.


contextos y/o situaciones, una per- 1.3.1. Crisis de valores.
sona puede entrar en un conflicto 1.3.2. ¿Qué son los valores?
de valores. 1.3.3. Valores y fines.
1.3.4. Propiedades de los valores.
1.3.5. Jerarquía de valores.
1.3.6. Valores morales fundamentales.

• Explicará la razón por la cual las 1.4. Valores y virtudes.


virtudes se pueden desarrollar a lo 1.4.1. Las virtudes como realización de los valores.
largo de su vida y particularmente 1.4.2. Virtudes morales fundamentales.
en el ejercicio de su profesión poli- 1.4.3. ¿Cómo se adquiere la virtud?
cial. 1.4.4. Otras virtudes.
1.4.5.Campos de aplicación de las virtudes morales.

• Identificará los valores inherentes a 1.5. Ética social.


la ética social y la manera en que se 1.5.1. Persona y sociedad.
ponen en juego al asumir decisio- 1.5.2. Ética social.
nes en la profesión policial. 1.5.3. Ámbitos de realización de los valores sociales: familia,
grupos de pertenencia, identidades colectivas, Nación y
comunidad internacional.
1.5.4. Principios de la ética social: personalidad, bien común,
autoridad, propiedad, justicia social, solidaridad e igual-
dad proporcional, subsidiaridad, tolerancia y diferencia.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
9
• Reconocerá la importancia de los 1.6. Valores constitucionales.
valores constitucionales para vivir 1.6.1. ¿Qué son los valores constitucionales?
en una sociedad justa y democráti- 1.6.2. Valores de: dignidad humana, amor a la Patria, solidari-
ca en la que se respete la digni- dad e independencia.
dad humana y se busque el bien 1.6.3. Derechos humanos.
1.6.4. Valores democráticos.
común.
1.6.5. Multiculturalismo.
1.6.6. Valores de las instituciones de seguridad pública: legali-
dad, objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez.

AREA 2 ÉTICA POLICIAL

Objetivos específicos Temas

• Explicará lo que es la policía y la 2.1. La misión del policía.


importancia de su misión en la so- 2.1.1. Historia y misión de la policía.
ciedad 2.1.2. Misión de la policía y sus valores

• Explicará la relación entre la actua- 2.2. El policía como agente y referente social.
ción e imagen de policías y ciu- 2.2.1. Lo que los ciudadanos esperan de la policía y la policía
dadanos. de los ciudadanos.
2.2.2. Cambios en la relación entre policías y ciudadanos.

• Apreciará la importancia de asumir 2.3. Ética Policial.


y cumplir un código de ética poli- 2.3.1. Profesión y vocación.
cial. 2.3.2. La vocación de un policía.
• Tomará una postura ante diversos 2.3.3. Las grandes satisfacciones de un policía.
dilemas éticos, reconociendo los va- 2.3.4. Ética y profesión.
2.3.5. Códigos de Ética policial.
lores y las normas que la sustentan.
2.3.6. Toma de decisiones éticas

• Explicará las principales virtudes del 2.4. Virtudes de la policía


policía en relación con su servicio a 2.4.1. Virtudes de la policía.
la comunidad.

• Identificará los valores que guían las 2.5. Buenas prácticas policiales.
buenas prácticas en la relación de la 2.5.1. Elementos de una buena práctica policial.
policía con los ciudadanos. 2.5.2. Buenas prácticas en la relación de la policía con los ciu-
dadanos.
2.5.3. Buenas prácticas en la relación de la policía con la comu-
nidad.

• Explicará la forma de aplicar cada 2.6. Normas comunes para los integrantes de las Institu-
norma de que consta el Perfil Axio- ciones de Seguridad Pública.
lógico de los Integrantes de las Ins- 2.6.1. Perfil Axiológico.
tituciones de Seguridad Pública (24 2.6.2. Disposiciones de la Ley General del Sistema Nacional de
normas). Seguridad Pública.
2.6.3. Aplicación de valores, virtudes y liderazgo para reforzar
la Seguridad Pública

10 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
AREA 3 VALORES DEL TRABAJO EN EQUIPO Y LIDERAZGO

Objetivos específicos Temas

• Valorará la importancia de la comuni- 3.1. Comunicación efectiva.


cación interpersonal en el desempeño 3.1.1. Comunicación.
de su trabajo como policía. 3.1.2. Obstáculos de la comunicación.
3.1.3. Inteligencia emocional.

• Identificará sus habilidades para par- 3.2. Trabajo en equipo.


ticipar en equipos de trabajo eficientes 3.2.1. Planeación y organización del equipo.
y efectivos que adopten un espíritu de 3.2.2. Cooperación, subsidiariedad e interdependencia.
cuerpo. 3.2.3. Espíritu de cuerpo.
3.2.4. Presión de pares.

• Reconocerá y valorará las caracte- 3.3. Liderazgo en la policía.


rísticas de un líder con orientación al 3.3.1. Liderazgo en la historia.
servicio para ser un agente de cohesión 3.3.2.¿Qué es el liderazgo?
social, proactivo y mediador de conflic- 3.3.3.Estilos de liderazgo.
tos en la corporación, en el trabajo en 3.3.4. Competencias del liderazgo en la policía.
equipo y en la comunidad. 3.3.5. Liderazgo basado en principios.

AREA 4 DESARROLLO INTEGRAL DE LA POLICÍA

Objetivos específicos Temas

• Se valorará como una persona única y 4.1. Conocimiento de sí mismo.


digna, a través del reconocimiento de 4.1.1. ¿Quiero ser policía?
sus principales cualidades, valores y las 4.1.2. Imagen personal y social del policía.
áreas en las que necesita mejorar. 4.1.3. Conocimiento de sí mismo y autoestima.
4.1.4. Consecuencias personales, físicas y espirituales de la
decisión de ser policía.
4.1.5. Mi familia y mi decisión de ser policía.
4.1.6. ¿Cómo vive un policía?

• Identificará algunas manifestaciones 4.2. Manejo de estrés.


del estrés y del miedo para controlarlas 4.2.1. Normalidad y anormalidad del estrés.
asertivamente mediante técnicas utili- 4.2.2. Reacciones frente al estrés.
zables antes de la acción laboral y en la 4.2.3. Técnicas de manejo del estrés.
vida cotidiana. 4.2.4. Manejo cotidiano del estrés.

• Elaborará un plan de vida y carrera, con 4.3. Plan de vida y carrera.


metas y estrategias considerando las 4.3.1. Responsabilidad de la elección vocacional.
áreas espiritual, física, personal, fami- 4.3.2. Armonización de un plan de vida y carrera multidi-
liar, social y profesional; siempre pro- mensional.
curando la armonía entre los distintos
aspectos que se consideran

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
11
• Reconocerá que puede ser un agente de 4.4. El policía como agente de cambio
cambio que contribuya a la creación de
una sociedad segura y libre de violencia.

En este cuaderno encontrará usted numerosas lecturas sobre los distintos puntos de la unidad,
así como indicaciones de ejercicios a realizar. Para utilizar este cuaderno apropiadamente du-
rante la unidad deberá seguir las indicaciones que le dé su profesor.

¡BIENVENIDO A ESTA EXPERIENCIA DE APRENDIZAJE!

12 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
área
Filosófico-Axiológica
Objetivo general:
• Reconocer la dignidad humana que caracteriza a todas las personas, como el funda-
mento de los valores constitucionales necesarios para vivir en una sociedad justa y
democrática, y como criterio para la toma de decisiones en situaciones de conflicto de
valores.

Objetivos específicos:
Al finalizar el área, el participante:
• Explicará que la persona es un ser bio-psico-social, con inteligencia, sensibilidad y volun-
tad, capaz de ejercer su libertad y de asumir con responsabilidad las consecuencias de sus
propios actos.
• Comparará las semejanzas y diferencias entre la ética, la moral y el derecho para identifi-
car sus interrelaciones.
• Explicará cómo en determinados contextos y o situaciones una persona puede entrar en un
conflicto de valores.
• Explicará la razón por la cual las virtudes se pueden desarrollar a lo largo de su vida y par-
ticularmente en el ejercicio de su profesión policial.
• Identificará los valores inherentes a la ética social y la manera en que se ponen en juego al
asumir decisiones en la profesión policial.
• Reconocerá la importancia de los valores constitucionales para vivir en una sociedad justa
y democrática en la que se respete la dignidad humana y se busque el bien común.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
13
Esquema temático

La persona
elementos de antropología
filosófica

DIGNIDAD DE LA PERSONA
Ética y moral Ética social
BIEN COMÚN

Virtudes morales Valores constitucionales

Valores morales Valores democráticos

Valores de
seguridad pública

Tema 1.1. La persona. Elementos


de Antropología Filosófica
Para empezar
La actuación de los seres humanos está orientada por valores. Los valores que las personas pue-
den elegir en su vida como fines son de diferentes tipos: artísticos, de conocimiento, de bienestar
económico, de diversión, de competencia técnica y profesional y muchos otros.
Entre los valores hay unos que tienen importancia especial porque de su realización depende
la realización de la persona humana, estos son los valores morales; por ejemplo, la fortaleza, la
lealtad y el agradecimiento.
Hay valores morales que son indispensables para lograr una convivencia armoniosa de las
personas en la sociedad. La realización de estos valores permite que la persona y la sociedad se
relacionen de tal manera que ambas puedan crecer y desarrollarse para beneficio mutuo; entre
estos valores sociales se encuentran el bien común, la tolerancia, la autoridad, la solidaridad y la
justicia, por ejemplo.
Las normas jurídicas son las leyes y reglamentos establecidos por las autoridades competentes
con el fin de regular la vida social para lograr el bien común. De esta manera, toda norma jurídi-
ca se establece para lograr un valor. Frecuentemente los valores que sustentan a las normas son
también valores morales, como es el caso de la justicia, la honradez, la protección de la vida y
de la libertad, aunque hay también valores jurídicos que no tienen que ver directamente con la

14 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
moral, como es el caso de la norma de que los autos deben circular por el carril derecho o de que
haya varias instancias para decidir un litigio, etc. De cualquier manera, una de las obligaciones
morales de todo ciudadano es el acatamiento de las leyes justas establecidas por la autoridad
legítima.
En este curso estudiaremos los valores éticos y aquellos valores jurídicos que están espe-
cialmente relacionados con la realización de la persona y con el desarrollo más pleno de la vida
social. Hay numerosos valores éticos y jurídicos que norman la actividad de la policía para lograr
estas finalidades.
Tanto los valores éticos como los valores jurídicos fundamentales están orientados en última
instancia al bien de los seres humanos y tienen su razón de ser en la dignidad de la persona, esto
es, en el respeto que se le debe a todo ser humano por el hecho de ser humano.
Por eso, en esta área empezaremos por abordar las cuestiones más generales sobre la reali-
dad del ser humano como persona, así como la razón de ser de su dignidad y su capacidad de
tomar decisiones éticas. También trataremos el significado de la ética, el papel de los valores y de
las virtudes en la conducta, los procesos de valoración y los conflictos de valores y terminaremos
con una reflexión sobre la importancia de los valores que están consignados en nuestra Consti-
tución Política así como las obligaciones que se siguen de ellos para la actuación de la Policía.

La palabra filosofía viene de los vocablos griegos “filos” que significan “amor” y “sofía” que
significa “sabiduría”, así que etimológicamente quiere decir “amor a la sabiduría”.
La filosofía se dedica al estudio de las causas que han originado las cosas de este mundo. Por
eso es posible apreciar varias áreas de investigación, entre las que se encuentran:
• La antropología filosófica, que estudia qué es el ser humano.
• La ética, que estudia la bondad y maldad de los actos humanos.
• La axiología, que es el estudio de los valores.

Actividad 1: Autoconocimiento
• Para explorar un poco el conocimiento que tiene de sí mismo como persona, clasifique
en la columna de la izquierda cada valor utilizando los números del 1 al 14, siendo el 1 el
valor de más importancia para usted y el 14 el de menor. No repita número alguno.
• En la columna que está a la derecha, escriba una breve descripción de lo que significa
cada valor para usted y recuerde que no hay respuestas correctas o incorrectas para este
ejercicio.

CLASIFICACIÓN VALOR DESCRIPCIÓN

Gozar de la vida

Autorrealizarme

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
15
CLASIFICACIÓN VALOR DESCRIPCIÓN

Ser reconocido

Dar cuenta de mi actos

Comer

Confiar en los demás

Disfrutar el arte

Tener buena autoestima

Investigar la verdad

Ser aceptado

Hacer el bien

Descansar

Trascender

Razonar

• Compare sus respuestas con las necesidades que se ejemplifican en el cuadro “Dimensión…
Necesidad…” que está más adelante (página 19) e identifique cuál de esas dimensiones
humanas es la más importante para usted en este momento, de acuerdo con el número
que le haya dado al responder este ejercicio.
• Escriba en su cuaderno de apuntes una pequeña reflexión en la que explique cómo se sin-
tió al descubrir cuál es la dimensión que aparece cómo la más importante.

16 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Para entrar en materia:
1.1.1. La persona: unidad biopsicosocial
Cuando preguntamos por aquello que define a las personas, entramos al terreno de la Antropo-
logía filosófica, que se dedica al estudio de la esencia del ser humano, independientemente de
la cultura en la que se desarrolle.
En Grecia, en el siglo IV antes de Cristo, Aristóteles definió al ser humano como un “animal
racional” para explicar así que el hombre es el conjunto de dos realidades inseparables:
El aspecto biológico, en el que se incluyen los instintos, las necesidades fisiológicas y todos
los aspectos que tienen que ver con el cuerpo.
El aspecto racional, en el que se incluyen las facultades de la inteligencia y voluntad, así
como todas las características espirituales que nos distinguen de los animales.
La inteligencia se orienta al conocimiento y la búsqueda de la verdad, y nos hace capaces
de comprender la realidad mediante operaciones mentales como: relacionar, comparar, clasifi-
car, analizar, sintetizar, juzgar, evaluar, razonar, etc.
La voluntad se orienta a la realización del bien y nos hace capaces de querer y decidir.
De acuerdo con lo anterior, gracias a nuestra racionalidad podemos hacer grandes cosas,
tales como obras de ingeniería, descubrimientos científicos, creaciones artísticas, desarrollos
tecnológicos, etc., pero también podemos ser capaces de grandes crueldades como la tortura
o el asesinato, estafas, engaños y muchas otras maldades si no tenemos una formación ética y
una conciencia moral desarrollada.
Lo anterior es especialmente importante en la profesión de policía, pues para cumplirla
cabalmente se requiere de una actuación racional que nos haga más humanos y contribuya a la
formación de una sociedad segura y libre de violencia.

¿Qué es ser persona?


La persona es un ser complejo en la que se relacionan instintos, razonamientos, emociones,
pensamientos, poder de decisión, voluntad de acción, actitudes y valores.
Sin embargo, una persona no es la suma de materia y espíritu, mente y cuerpo, o de racio-
nalidad, emotividad, afectividad, etc., sino una unidad en la que existe e interactúa todo lo ante-
rior. Ningún comportamiento humano será nunca completamente racional o sólo afectivo, sólo
social o sólo instintivo, porque la persona es una unidad estructurada1 de factores biológicos,
psicológicos y sociales, en la que coexisten varias dimensiones relacionadas entre sí:

Psicoafectiva Racional
¿Me valoro? ¿Esto es verdad?
¿Qué es lo que quiero?

Biológica persona Moral


Mi salud ¿Esto es bueno para
mí y para los demás?

Social Espiritual
¿Cómo me relaciono ¿Cuál el sentido
con los demás? de mi vida?

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
17
• La dimensión biológica, que se refiere a todo lo relacionado con nuestro cuerpo. Somos
una especie biológica, tenemos una anatomía y fisiología distinta de otras especies, pero
al igual que los demás seres vivos, nacemos, crecemos, nos reproducimos y morimos. De
ahí que necesitemos cubrir necesidades básicas de alimento, techo, protección contra el
clima, etc.
• La dimensión social, que concierne a la necesidad que tenemos de los demás no sólo
para nuestra supervivencia biológica, sino para desarrollarnos integralmente. En este
sentido, el lenguaje es uno de los productos sociales por excelencia, pues gracias a él
podemos expresar nuestros pensamientos y sentimientos individuales y ser entendidos por
los demás.
• La dimensión psicoafectiva, que corresponde a la sensibilidad, es decir, a las emociones,
pasiones y, en general, a los afectos que surgen de la interacción con nuestros semejantes.
El universo de la afectividad es lo que permite la creación artística y la experiencia estética,
por ejemplo.
• La dimensión racional, que dispone de dos facultades: la inteligencia y la voluntad, es
decir, la capacidad de conocer y la capacidad de querer, que nos permiten tomar decisiones
y ejercer nuestra libertad. Gracias a la dimensión racional somos capaces de hacer ciencia y
tener vida moral, pues nos permite reflexionar y decidir el curso de nuestras vidas.
• La dimensión moral, que, en estrecha relación con las dimensiones psicoafectiva y ra-
cional, corresponde al fenómeno humano en el que se dan las cualidades necesarias para
formular juicios de valoración ética, es decir, los relacionados con el bien y el mal.
• La dimensión espiritual, que nos lleva a preguntarnos por el sentido último de nuestra
existencia. Esta característica puede encontrarse en valores fundamentales como la justicia
o en instituciones como la Patria, en la misma naturaleza o en el Dios propio de las reli-
giones. Gracias a esta dimensión nos relacionamos con la realidad trascendente y somos
capaces de experimentar fe, amor, reverencia, compasión o misericordia, por ejemplo. Estos
sentimientos implican muchas veces la captación de lo sagrado como una realidad límite
que logramos vislumbrar, pero no somos capaces de explicar cabalmente.

Todas estas dimensiones se encuentran estrechamente relacionadas unas con otras en la vida
y en las acciones de todos nosotros, de tal manera que podemos decir que la persona es una
unidad biopsicosocial capaz de autorrealizarse a sí misma gracias al ejercicio responsable de su
libertad.
De todas las dimensiones de la persona se derivan algunas necesidades, como se puede
apreciar en el siguiente cuadro:

18 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Cuadro Dimensión Necesidad
Dimensión… Necesidad…

Biológica Comer, dormir, descansar, hacer ejercicio, etc.

Social Comunicarse, ser aceptado, ser reconocido, pertenecer…

Tener una buena autoestima, dar y recibir amor, apreciar la música, disfrutar el arte, gozar
Psicoafectiva
la vida, confiar en los demás…

Captar, conocer, entender, razonar, investigar, deliberar, ponderar la evidencia, tomar de-
Racional
cisiones…

Moral Dar cuenta de mis actos, hacer el bien, evitar el mal…

Espiritual Encontrar un sentido a la vida, trascender, autorrealizarse…

Actividad 2: Autoconocimiento II
Escriba en su cuaderno de apuntes, lo primero que se le venga a lamente al leer las siguientes frases:

- Estoy muy cansado(a) porque…


- Todas las religiones son...
- Sería feliz con...
- Las diferencias culturales son...
- Mis deberes son...
- Quiero saber…

• Si lo desea, puede escribir en su cuaderno otras frases que no estén en el listado y que a
usted le parezcan importantes.
• Al terminar, participe en la puesta en común para decidir en grupo cuáles son las frases más
importantes, para después relacionarlas con las dimensiones y necesidades establecidas en
el cuadro anterior.
• Escriba en su cuaderno de apuntes una pequeña reflexión explicando cómo se sintió al des-
cubrir cuál es la dimensión que aparece como la más importante.

1.1.2. Sensibilidad, inteligencia, voluntad, libertad,


responsabilidad
La autorrealización personal
Gracias a nuestra inteligencia y voluntad, las personas podemos tomar decisiones y ejercer nuestra
libertad, de tal manera que esas decisiones poco a poco nos dan una identidad concreta. Aunque
hay cosas que no decidimos, como nacer en determinada época y lugar, provenir de determinada

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
19
familia, contar con ciertos rasgos físicos, etc., hay muchas otras cosas que dependen de nuestras
propias decisiones y, por lo tanto, configuran nuestra identidad.
Ahora bien, las decisiones que tomamos están motivadas por nuestra interacción con las
demás personas y el contexto en el que actuamos. Pueden ser decisiones que nos lleven a conver-
tirnos en mejores personas y que ayuden a otros a ser mejores o, por el contrario, acciones que
nos destruyan a nosotros mismos y a otras personas.

Así, la libertad es la capacidad de elegir qué nos hace dueños de nuestros propios ac-
tos. Toda elección se realiza por medio de la voluntad que, en general, se dirige hacia el
bien y cuando nos encontramos delante de bienes concretos nos lleva a preferir unos y
desechar otros, como cuando elegimos lo que queremos comer.

Como condición necesaria para que tomemos una decisión es preciso que la inteligencia vislum-
bre que hay diferentes opciones, para que la voluntad pueda elegir alguna de ellas. Por ejemplo,
para decidir a qué profesión me quiero dedicar, necesito conocer qué posibilidades tengo y así
poder escoger cuál prefiero, ya sea policía, técnico en computación, ingeniero, etc.
En la colaboración de la inteligencia con la voluntad se da la deliberación, que significa
poner en balanza las razones en pro y en contra de las diversas opciones que propone la in-
teligencia, para elegir una de ellas. En muchas ocasiones la deliberación es casi automática,
especialmente en el caso de los policías, cuando tienen que tomar decisiones en situaciones de
urgencia.

PROS CONTRAS

PROCESO DE DELIBERACIÓN

Al contrario de lo que muchas veces se piensa, la libertad no es una facultad para escoger entre
el bien y el mal, sino que siempre se inclina por lo bueno, aunque no siempre elegimos bien. Por
ejemplo, si padezco obesidad y me como unos tacos de carnitas, elijo un bien, pues los tacos
“son buenos”, pero elijo mal, porque daño mi salud. El bien o el mal se refieren a la elección
misma, no a la cosa elegida.

La libertad nos hace capaces de decidir y establecer nuestros propios fines y, por eso mis-
mo, nos hace responsables de dar cuenta de ello, es decir, de participar de sus beneficios
si son buenos o reparar los perjuicios que producen si no lo son.

Es así como la libertad nos permite generar un cambio en nuestras vidas y comprometernos con
ello, porque en el fondo todo acto libre es una experiencia de nuestra apertura a lo posible, al
futuro o la novedad. Dicho de otra forma, la libertad es la capacidad de romper con la repetición,
con las limitaciones externas y con todo aquello que nos ata y pretende mantenernos estáticos.

20 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Actividad 3: Experiencias de vida
En su cuaderno de apuntes dibuje una gráfica en la cual:
• El eje horizontal simbolice la trayectoria de su vida desde el día en que nació hasta el día
de hoy y marque en ella los eventos más importantes de la misma.
• La línea vertical represente el impacto de los acontecimientos en su vida, en una escala del
0 al 100.
• Anote los problemas, éxitos, etc., más importantes de su vida, según la edad en que los
vivió y el impacto que tuvieron en su vida, de acuerdo con el siguiente ejemplo:

100
Elección
80 profesional

Etc.
60 Dificultades
Enfermedad económicas
grave
40

20

0
10 años 20 años 30 años 40 años

• Distinga cuáles de esos eventos fueron fruto de su propia decisión y cuáles no, y comparta
sus hallazgos con sus compañeros en grupos de 4 o 5 personas.
• Posteriormente, escriba en su cuaderno de apuntes:
- Cómo se sintió al compartir sus vivencias y cómo al escuchar las de sus compañeros.
- Qué lo motivó a ser policía.

Actividad 4: Lo que me gusta y lo que me disgusta de mí


Anote en su cuaderno de apuntes las 3 cosas que más le gusten de usted y las 3 que menos le
gusten. No anote lo primero que le viene a la mente, sino piense qué es lo que le gusta más de
cómo es, de su personalidad, de cómo se comporta con los demás, de cómo se desempeña en
su trabajo, de sus habilidades, etc.
Lo que me gusta de mí

1.

2.

3.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
21
Lo que no me gusta de mí

1.

2.

3.

• Una vez que las tenga anotadas, escriba varios ejemplos de la vida real en donde efecti-
vamente haya sido así. Por ejemplo, si una de las cosas que anotó es “Trato bien a los an-
cianos”, deberá recordar por lo menos unas 5 o 6 ocasiones en las que efectivamente fue
amable. Por ejemplo: 
- El día en que ayudó a un hombre mayor a cruzar la calle.
- La vez que le pagó una medicina a la viejita que había perdido su monedero.
• Finalmente, escriba en su cuaderno de apuntes:
- Cómo se siente al haber identificado lo que más le gusta de usted y lo que menos le
gusta.
- Qué le gustaría cambiar en su vida.

1.1.3. La persona, un ser de relación


Ser persona
Las personas no nacemos completamente formadas, sino que tenemos que realizarnos a noso-
tras mismas mediante acciones libres y responsables que contribuyan al desarrollo de nuestras
dimensiones biológica, social, psicoafectiva, racional, moral y espiritual. Lo hacemos por ejem-
plo, cuando lo que elegimos para comer resulta saludable para nuestro cuerpo; cuando nuestra
interacción con los demás nos lleva a un mejor entendimiento entre todos, a generar actitudes
de solidaridad; cuando nos preguntamos por el sentido último de la existencia y tomamos deci-
siones sobre el curso de nuestras vidas.
Sin embargo, a pesar de que cada quién es responsable de sus actos, nadie puede desarro-
llarse en soledad. Todos estamos condicionados por el tipo de entorno familiar, social, cultural,
económico, etc., en el que vivimos y por las relaciones que generemos en cada uno de ellos.
Las personas sólo llegamos a la vida gracias a otros seres humanos. El hecho mismo de
la concepción muestra que nuestra naturaleza es relacional. Después del nacimiento también
necesitamos de otros para poder sobrevivir, así como para crecer normalmente. Y todo tipo de
convivencia con otras personas contribuye a moldear nuestra forma de ser.
Para desarrollarnos como personas requerimos de una maduración física de nuestro cuerpo,
pero también necesitamos del aprendizaje, que es un fenómeno interpersonal. Mediante el
contacto con los demás aprendemos a emplear nuestras habilidades y talentos de acuerdo con
el ejemplo y la reacción que otros nos muestran.
Así como las otras personas nos resultan indispensables para sobrevivir y desarrollarnos,
también son insustituibles para nuestra madurez, pues todos nacemos, crecemos y madura-
mos dentro de una comunidad en relación. Con las cosas nos relacionamos por medio de los

22 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
sentidos, pero entramos en relación con las personas por medio del gesto y/o la palabra.
Y cu-
ando hemos adquirido una cierta madurez, podemos entrar en relación con nosotros mismos
mediante la reflexión, que es cuando “hablamos con nosotros mismos”. Por eso los demás son
indispensables para el autoconocimiento.
Finalmente, podemos relacionarnos con lo trascendente, con el totalmente “Otro”, que
para algunos puede ser Dios, algún valor como el amor, la Patria, etc.

Relación conmigo

Relación con Relación con


persona
la naturaleza lo trascendente

Relación con los otros

Por la capacidad que tenemos de decidir el curso de nuestra vida por encima de las circunstan-
cias en las que nos ha tocado vivir y porque siempre tomamos nuestras decisiones en relación
con los demás, los seres humanos no somos solamente algo, sino alguien. Nuestras decisiones
nos configuran de manera única e irrepetible y nos constituyen como un fin en nosotros mismos,
pues no somos un simple medio para lograr otras finalidades.
De igual manera, porque somos capaces de conocernos, de poseernos y de entrar en comu-
nicación con otras personas, también podemos darnos libremente a otros. Cuanto mayor sea
nuestro desarrollo humano, tanto más podemos vivir ya no por los otros, sino para los otros, en
una entrega generosa de nosotros mismos, como es el caso de la vocación policial. En este sen-
tido podemos orientar nuestras elecciones a la realización de valores trascendentes, tales como
la verdad y la justicia, y en esto radica nuestra dignidad.
Porque existimos por otros y para los otros, ser persona significa “ser de relación”.

Actividad 5: Historia de una imagen


• Dibuje una imagen y constrúyale una historia, es decir, un “pasado” y un “futuro”.
• Comparta su historia en grupos de 3 o 4 personas y explique:
- Qué partes de su vida, sus experiencias, su familia, etc., puso en la historia que inventó.
- Qué importancia tuvieron las personas que lo rodeaban en los hechos que usted incluyó
en la historia.
- En qué momento(s) el protagonista se manifiesta como “alguien” que se autorrealiza a
lo largo de la historia.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
23
1. 1. 4. Capacidad de transformar la realidad
y apertura a lo trascendente.
¿La realidad es inmutable o podemos transformarla?
Así como hay cosas y situaciones que no elegimos, sino que nos son dadas, como la familia y el
momento en que nacemos, hay otras que requieren de nuestra intervención, como por ejemplo
decidir qué quiero ser en la vida. En este sentido, nuestra libertad nos lleva a conformarnos con
aquello que nos fue dado o bien a transformarlo con nuestras elecciones.
Las personas vivimos a partir de nuestras circunstancias, pero tenemos un futuro cargado de
posibilidades, en el que podemos construir el mundo en el que queremos vivir. Por el hecho de ser
personas que viven con otros tenemos que hacernos cargo del entorno que nos rodea, para
acondicionarlo a nuestra manera de ser, en lugar de simplemente adaptarnos a él, como hacen
los animales.
Y esa transformación permanente de las circunstancias que nos rodean a través del tiempo
constituye nuestra realización personal, al crear un mundo dotado de sentido, en el que pode-
mos convivir en la vida diaria con las libertades de las otras personas. Ciertamente las condicio-
nes de vida hoy en día no son las mismas que las de la antigüedad, ni las de un país son iguales
a las de otro, pues cada persona o grupo de personas acondiciona su mundo de acuerdo con su
proyecto de futuro.
Cuando aprovechamos las posibilidades que el mundo nos brinda para, por ejemplo, hacer
que la sociedad en que vivimos sea más segura para quienes que habitamos en ella, transfor-
mamos los obstáculos que encontramos, como podría ser la inseguridad, en condiciones para
una vida mejor.
Nuestras dimensiones social, psicoafectiva, racional, moral y espiritual van más allá del mero
crecimiento de nuestra dimensión biológica, que tiene un fin determinado, para no dejarnos
dominar por las dificultades y abren nuestro horizonte personal a maneras de vivir siempre nue-
vas y esperanzadoras.
Decidir la manera en que queremos vivir implica reconocer las obras de todos aquellos que
han contribuido a conformar el mundo que habitamos y la responsabilidad que tenemos para con
los que nos sucedan. Por eso, si tenemos la oportunidad de contribuir a transformar la sociedad
en función del bien de todas las personas, no hacerlo sería quedar en deuda con la humanidad.

Actividad 6: Lectura crítica


• Lea el siguiente texto que José Manuel Guevara S., que publicó en “En Busca de Antares”.
• Posteriormente reúnase en pequeños equipos de trabajo y respondan a las preguntas:
- ¿Cuál es el propósito del autor al escribir este artículo?
- ¿Cuál es la postura del autor sobre el tema?
- ¿A qué conclusión llega el autor?
- Desde su punto de vista ¿el problema de la inseguridad en México se puede controlar?
¿Por qué?
- ¿Cuáles serán las consecuencias, a corto plazo y largo plazo, de la guerra contra el nar-
cotráfico?

24 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
- ¿Qué otras problemáticas pueden estar relacionadas con la inseguridad?
- ¿Considera que en nuestro país se manifiesta este tipo de inseguridad con la misma
intensidad que en otros países? ¿Por qué?
- ¿Qué podemos hacer en nuestro país para corregir esta problemática?
- ¿Qué relación tiene el contenido de este tema con usted?
- Plantee dos inquietudes que hayan surgido como resultado de su reflexión en torno a
esta lectura.
• Escriban sus respuestas en una hoja de rotafolio.
• Elijan a un representante para que comparta sus respuestas con el resto del grupo.

Lectura: La seguridad pública en México2


En 1990 los índices de criminalidad se empezaron a elevar en toda América Latina. Hablamos de todo tipo de
delitos, desde  secuestros, asaltos bancarios, narcotráfico, robo de coches, hasta los delitos de más reciente
creación como el secuestro “express”.
Durante muchos años ya, el tema de la inseguridad aparece como uno de los principales problemas en
todo el continente, en México o en un Brasil que se desarrolla a grandes pasos, pero no logra disminuir del
todo sus índices de delincuencia. En este punto incluso podríamos considerar a los Estados Unidos, siempre
escuchamos en los noticieros acerca de violentos crímenes en el vecino país del norte.
Lo anterior no es coincidencia, uno de los factores que han permitido este aumento del crimen “armado”
es que existen armas disponibles. En América Latina los conflictos históricos (Guerrillas principalmente) y el
tráfico de armas han contribuido en este sentido.
El tema de la inseguridad es extremadamente profundo y primordial en la vida de cualquier Estado. Son
problemas que preocupan al ciudadano y al gobernante, —al mismo nivel que la economía del país— afectan
a todas las clases sociales y sin excepción.
Un dato muy revelador que nos brinda un diagnóstico realizado en 2002, es que tan solo el 17% de los
individuos encuestados se sentía seguro. Un número extremadamente bajo. Imaginemos esta encuesta ante
nuestra actual situación.
El documento habla de algunos factores que han provocado este escenario: el deterioro de las condiciones
de vida, una brecha cada vez más grande entre ricos y pobres, el fin de los conflictos armados en la región —ha
dejado armas disponibles— y elementos sociales como el consumo del alcohol y drogas (estos especialmente
ligados a los crímenes violentos).
Ante los actuales procesos de democratización, son muchos los intelectuales y estudiosos que piden una
modificación en el término seguridad pública, esta debería ser ciudadana. Con lo anterior se pretende que los
ciudadanos se involucren cada vez más en estos temas y que la seguridad esté enfocada hacia los mismos, a
proteger y guardar la integridad de los ciudadanos.
Es difícil hablar de una definición única de seguridad pública, pues involucra factores objetivos y subjetivos
siempre. Pero y desde mi particular punto de vista, el nuevo reto de la seguridad pública en México es el nar-
cotráfico. El crimen en nuestro país creció sin precedentes en la década de los noventas, ahora en un periodo
no mayor a 4 años (cuando empezó la guerra contra el narcotráfico) el número de ejecuciones se ha elevado
año tras año.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
25
Es innegable que la actual situación de nuestro país es desalentadora: desempleo, lento crecimiento
económico, desastres naturales, delincuencia, escasez de agua, pobreza, división política y corrupción, en-
tre algunos otros problemas. En este pesimista escenario, la guerra contra el narcotráfico es la que capta
principalmente la atención de ciudadanos, organismos, instituciones, medios de comunicaciones y actores,
nacionales e internacionales.
A casi cuatro años de iniciada esta guerra, no se cuenta con elementos suficientes para pensar que se
está ganando y muy por el contrario, los números de ejecuciones van en aumento y Estados de la República
que antes gozaban de “paz”, se han empezado a contaminar con este conflicto. Este problema ha generado
un entorno violento e intolerante, ha llenado de miedo a la sociedad, y de la mano de la delincuencia y el
secuestro ha puesto en tela de juicio al Estado mexicano:
Un “42% de las 1.266 personas que respondieron afirma que se siente más inseguro que hace un año…;
22% de los mexicanos que participaron en la encuesta dijo conocer directamente a alguien que estuvo o está
vinculado al negocio del narcotráfico… En todo 2007 hubo 2.700 ejecuciones o asesinatos. Hasta agosto
de este año, la cifra ya bordeaba los 3.000 muertos…; 9% de los encuestados dijo haber sido afectado di-
rectamente por la violencia vinculada al narcotráfico, y 32% fue afectado de modo indirecto…; 80% de los
encuestados considera que la cultura de las pandillas narcotraficantes está siendo cada vez más exaltada en
México y 81% opina que el narcotráfico está penetrando distintos aspectos de la cultura del país” (Redacción
BBC Mundo, http://news.bbc.co.uk/hi/spanish/specials/2008/narcomexico).
Hobbes y Locke decían que los individuos vivimos en sociedad para protegernos de otros o de nosotros
mismos. Existe un punto digno de analizarse en este caso, pues los narcotraficantes se juntan como ningún
otro grupo criminal, trabajan, cooperan y se defienden del Estado con gran eficiencia.
Finalmente, creo que los ciudadanos debemos participar más, debemos involucrarnos más y factores
como la confianza en las policías es fundamental, pero creo que la solución a este problema va más allá de
estas acciones.
Ante este panorama, no es suficiente responder en un sólo frente. Intelectuales, politólogos, economis-
tas, artistas, estudiantes; la sociedad civil expresa y reconoce que es necesario desarrollar otras líneas de ac-
ción, medidas alternas y complementarias.
“Una transformación radical en la manera de afrontar el problema de las drogas sería, en resumen, la
única alternativa. Ello no significa abandonar la guerra contra el narcotráfico porque esté perdida—ni pactar
con los delincuentes en secreto–, sino discutir estrategias que permitan enfrentar el problema desde múltiples
ángulos, de la legislación de ciertas sustancias a la puesta en marcha de un amplio sistema de salud que pueda
atender a los adictos en Estados Unidos y otras partes”.3

¿Qué es la apertura a la trascendencia?


La posibilidad de transformar nuestro presente y diseñar nuestro futuro nos coloca frente al
problema del sentido último de la existencia. La experiencia de crecimiento que tenemos cuando
logramos transformar nuestras circunstancias nos lleva a pensar en la trascendencia como sen-
tido de nuestro actuar, de nuestro proyecto de vida.
La conciencia de que podemos trascender lo inmediato nos pone ante la cuestión de por
qué o para qué transformarlo, es decir, de encontrar un orden que le dé sentido pleno a nuestra
vida y le confiera valor al mundo que nos rodea.

26 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
La perspectiva de considerar nuestra vida como un “proyecto” nos coloca frente a la incóg-
nita de nuestro “yo”. Un yo personal que organiza todo en torno de sí como centro de conver-
gencia, pero que al mismo tiempo se remite siempre a una posibilidad más, a otra manera de
hacer las cosas.
En este punto entronca nuestra tendencia a ir más allá de los límites que no nos dejan vivir como
queremos, con la pregunta de hacia dónde nos dirigimos en este afán de ir siempre “más allá”.
Ahora bien, si siempre buscamos superar los límites que nos impiden vivir como queremos
es porque apuntamos en todo momento hacia una meta más alta, allende los logros particu-
lares que alcanzamos. Esto indica que buscamos un porvenir definitivo que rebasa todos los
resultados parciales y que nos inscribe en la pregunta por el absoluto, sin que ello signifique que
es fácil encontrar la respuesta. No obstante, toda pregunta lleva consigo la posibilidad de una
respuesta.
En algunos casos, nuestra dimensión espiritual nos lleva a encontrar esa respuesta en valores
fundamentales como la justicia o en instituciones como la Patria, en la naturaleza o en Dios,
pues muchas veces captamos lo sagrado como una realidad límite, aunque no seamos capaces
de explicarla cabalmente.

Actividad 7: Construcción de un mundo mejor


• Reúnanse en pequeños equipos de trabajo y resuelvan el siguiente problema:
El mundo fue destruido totalmente por bombas de hidrógeno, pero en un lugar subterrá-
neo, usted y otras cinco personas lograron sobrevivir con todo lo necesario para muchos
meses. Ustedes van a volver a la superficie y tendrán que reconstruir del mundo, debe ser
mejor que el actual.
• El equipo debe decidir:
- ¿Qué principios o normas fundamentales deben orientarlos para reconstruir el mundo?
- ¿Qué actitudes deben adoptar para lograrlo?
- ¿Qué deben evitar para que no suceda lo mismo que con el mundo actual?
- ¿Con qué acción concreta van a comenzar?

1.1.5. Dignidad de la persona y bien común


Para pensar sobre la sociedad, la política, la economía, la cultura, etc., debemos entender primero
qué es el ser humano y cuál es su verdadero bien. En este sentido, lo que nos constituye funda-
mentalmente como personas y nos hace ser humanos es la dignidad, que va más allá de nuestro
desarrollo biológico.
La dignidad humana consiste en que cada uno de nosotros, por el hecho de ser humano,
constituye un fin en sí mismo al estar orientado a la realización de valores trascendentes. Así,
todas las personas tenemos una dignidad inalienable porque cada uno de nosotros es único e
irremplazable. En consecuencia, ninguna persona puede ser tratada como un simple medio u
objeto que se utiliza para lograr ciertas finalidades y se puede desechar cuando ya no sirve.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
27
Al valor de la dignidad humana le corresponde una actitud de respeto, de cuidado de la
vida, de la integridad física, de los bienes y de los demás derechos de toda persona y, por eso,
constituye el fundamento para los derechos humanos.
El conjunto de las condiciones sociales que permiten a las personas realizarse colectiva e
individualmente es el bien común, ya que las personas alcanzamos nuestra perfección no en el
aislamiento de los demás, sino dentro de comunidades. Somos individuos, pero nos realizamos
con y para los demás.
El egoísmo que a veces nos impulsa a buscar nuestro propio bien en detrimento de los
demás se supera con un compromiso con el bien común, que no es exclusivamente mío o tuyo,
ni es la suma de los bienes de los individuos, sino que crea un nuevo sujeto –“nosotros”– en el
que cada uno descubre su propio bienestar en comunidad con los demás.
Por ello, el bien común no pertenece a una entidad abstracta como el Estado, sino a las per-
sonas como individuos en comunidad. 
Puesto que las personas somos seres fundamentalmente
relacionales y sociales, el bien común es necesario para nuestro bien personal, pero no se opone
al bien particular de cada individuo.
El bien común es contrario al utilitarismo, a la idea de la felicidad o placer más grande po-
sible para el mayor número de personas, que inevitablemente conduce a la subordinación de la
minoría a la mayoría. La excelencia e inviolabilidad de la persona humana individual excluye la
posibilidad de subordinar el bien de uno al de los demás, de tal modo que se convierta el primero
en un medio para la felicidad de los demás.

Actividad 8: ¿El ladrón tiene dignidad humana?


• Lea el siguiente texto y responda en su cuaderno de apuntes y de manera individual las
preguntas que aparecen a continuación del mismo:

Perú: policía salva la vida de ladrón que iba a ser quemado por turba
17 de Febrero de 2011

LIMA.- La policía peruana salvó la vida de un ladrón que fue descubierto in fraganti
con su botín robado, y tras ser golpeado y castigado estuvo a punto de ser quemado
por una turba enfurecida.
El suceso ha sido recogido hoy por América Televisión, que muestra al sujeto en
el suelo, cubierto con una manta y custodiado por la Policía. Junto a él, en un bulto
aparece su botín de unas pocas herramientas y cables de luz eléctrica.
Según la cadena, el sujeto había protagonizado varios robos en el barrio de
Chiguata de la ciudad de Arequipa (sur del país), y fue capturado en el momento en
que salía de una casa con un hatillo.
Ante la voz de alarma, varios vecinos enardecidos acudieron hacia el ladrón, le
golpearon, lo desnudaron y le arrojaron agua hirviendo, causándole diversas heridas.
Seguidamente se disponían incluso a quemarlo vivo, pero la policía evitó los hechos.
Los linchamientos de delincuentes son relativamente frecuentes en zonas rurales
de Perú, donde los pobladores se quejan de la ineficacia de la Policía y la lentitud de
la Justicia para castigar al delincuente 4 .

28 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
• Piense con cuál de las siguientes afirmaciones está usted más de acuerdo y explique por qué:
- La policía debía salvar al ladrón de ser quemado porque:
· Así lo manda la ley.
· Nadie tiene derecho a torturar y matar a otro.
· Quieren evitar que los critiquen de que son lentos para castigar a los delincuentes.
· Deben cuidar que se respete la dignidad de todas las personas y sancionarlas de
acuerdo con los canales legales.
- El ladrón atenta contra el bien común de la comunidad porque:
· Busca su propio bien en detrimento de los demás.
· Su acto se opone a la realización de las personas de su comunidad al generar una
condición de falta de respeto por los otros.
· Es un delincuente reincidente.
· Generó la ira de los vecinos, en lugar de felicidad.
- Comparta con un compañero las opciones con las que está más de acuerdo y exponga
las razones para ello.
- Dialoguen entre los dos para identificar al menos tres condiciones sociales que permitan
a las personas realizarse colectiva e individualmente.

Para concluir y aplicar lo aprendido:

Actividad 9: Semejanzas y diferencias


• En la columna de la izquierda, clasifique cada valor utilizando los números del 1 al 14,
siendo el 1 el valor de más importancia para usted y el 14 el de menor. No repita número
alguno.
• En la columna que está a la derecha, escriba una breve descripción de lo que significa
cada valor para usted y recuerde que no hay respuestas correctas o incorrectas para este
ejercicio.

CLASIFICACIÓN VALOR DESCRIPCIÓN

Gozar de la música

Dar y recibir amor

Comunicarme

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
29
CLASIFICACIÓN VALOR DESCRIPCIÓN

Pedir perdón

Resolver problemas

Hacer ejercicio

Estudiar

Encontrarle sentido a mi vida

Competir en un deporte

Tomar decisiones

Evitar el mal

Respetar a los demás

Inscribirme a un club

Hacer oración

• Compare sus respuestas con las necesidades que se ejemplifican en el cuadro “Dimen-
sión… Necesidad…” e identifique cuál de esas dimensiones humanas es la más impor-
tante para usted en este momento, de acuerdo con el número que le haya dado al res-
ponder este ejercicio.
• Compare este resultado con el que obtuvo en la Actividad 1. Autoconocimiento y
escriba en su cuaderno de apuntes una pequeña reflexión que refleje lo que aprendió al
ponderar las semejanzas y diferencias entre dichos resultados.
• Explique qué tuvieron que ver su inteligencia, voluntad y sensibilidad con la clasificación
de valores que hizo.
• Identifique de qué manera influye en su realización personal o proyecto de vida la dimen-
sión personal que resultó ser la más importante para usted en este momento y qué conse-
cuencias se siguen de ello.

30 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Tema 1.2. Ética y Moral

Para empezar:

Actividad 1: ¿Está bien o mal?


Lea o escuche el siguiente razonamiento:

Toda persona tiene dignidad porque es un fin en sí misma, pero a veces las tratamos
como medios para alcanzar nuestros propios fines. Por ejemplo, mi amigo Juan es doc-
tor y cuando lo llamo para que me atienda porque estoy enfermo, lo utilizo como un
MEDIO para recuperar la salud.
Sin embargo, cuando Juan tuvo el accidente de coche y lo llamé para preguntar por
su salud, lo consideré como un FIN en sí mismo, pues me di cuenta de que nadie lo po-
dría sustituir si perdía la vida. Yo podría conseguir otro doctor, pero ningún otro amigo
como él.

De manera individual identifique en las siguientes oraciones, cuándo se trata a una persona
como medio y cuándo como un fin:

• Cuando mi jefe me aconseja que tenga cuidado al bajarme de la patrulla, pues puede
haber algún delincuente esperando para hacerme daño, me trata como un…

• Si le pido a mi compañero que vaya a comprar unos refrescos porque yo estoy muy cansa-
do, lo trato como un…

• Cuando un ciudadano me da las gracias por haberlo ayudado, me trata como un…

• Si alguien me pide que le llame la atención a unos vecinos que hacen mucho ruido, me
trata como un…

• Cuando rescato a una víctima del delito, la trato como un…

• Si alguien me ofrece una “recompensa” para que no lo detenga, me trata como un…

Como usted puede apreciar, tratar a una persona como medio no necesariamente está mal, el
problema es saber en qué condiciones es válido hacerlo y en cuáles no. Para averiguar lo que
está bien y lo que está mal nos puede ayudar la ética, la moral y el derecho, ya que los problemas
que tratan tienen un carácter eminentemente humano.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
31
Para entrar en materia:
1.2.1. Ética, Moral y Derecho
La Ética y la Moral son dos términos estrechamente relacionados. De hecho, por su origen eti-
mológico, ambos significan lo mismo, aunque en diferentes idiomas. La palabra Ética viene del
griego ethos y la palabra Moral viene del latín mor, moris. Ethos y mor significan “costumbre”,
es decir, lo que se acostumbra, lo que un grupo de personas considera como la conducta que
debe seguirse en determinada circunstancia. En este sentido, tanto la Ética como la Moral se
refieren al deber ser, es decir a las conductas que deben ser realizadas por las personas a fin de
que se les juzgue como correctas y válidas en un contexto específico.

Griego
Ética Ethos
“costumbre”

Latín
Moral Mor, moris
“costumbre”

Ahora bien, la palabra Ética también se utiliza para referirse a la parte de la filosofía que estudia
“los actos humanos en cuanto buenos o malos” y explica por qué calificamos algo de “bueno” o
de “malo”. En este sentido, se trata de un conjunto sistemático de conocimientos racionales y ob-
jetivos acerca del comportamiento humano, que nos proporciona cierta guía u orientación para
actuar correctamente; aunque eso no significa que pueda darnos “recetas” para actuar bien.

Ética también se utiliza para referirse a la parte de la filosofía que estudia “los actos hu-
manos en cuanto buenos o malos” y explica por qué calificamos algo de “bueno” o de
“malo”.

Por su parte, la Moral constituye un conjunto de normas cuyo origen se remonta a las tradicio-
nes y formas de relacionarse entre los seres humanos pero, a diferencia de la Ética, no hace una
reflexión racional sobre estas normas y conductas. Por ejemplo, en ciertos pueblos, sus costum-
bres y, por lo tanto, su “Moral” consideran “buenos” ciertos actos como vender a las mujeres
porque así lo han hecho desde la antigüedad. La diferencia en este caso es que la Moral no se
pregunta si esa práctica es buena o mala, mientras que la Ética sí lo hace.

Las palabras “Moral” y “Ética” se utilizan como sinónimos, quizá porque ambas tienen
que ver con aquellas normas de conducta que seguimos por convicción.

32 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
No obstante, en el lenguaje común muchas veces las palabras “Moral” y “Ética” se utilizan como
sinónimos, quizá porque ambas tienen que ver con aquellas normas de conducta que seguimos
por convicción. Dichas normas se relacionan con la conciencia moral, pues no son coercitivas,
es decir, no necesariamente existe una sanción externa si no las cumplimos. La sanción propia
del incumplimiento de estas normas es interna: sentimos culpa, vergüenza o arrepentimiento si
hemos actuado mal, o bien satisfacción y tranquilidad si hemos hecho algo bueno. De aquí viene
la frase “dormir con la conciencia tranquila”.
Consideremos ahora la Moral y el Derecho. Tanto la moral como el derecho tienen en común
que se ocupan del deber ser.

La moral como el derecho tienen en común que se ocupan del deber ser.

Pero mientras que el derecho se ocupa de la conducta social de las personas principalmente en
su aspecto externo la moral se ocupa también de la intención o interioridad de la conducta social
del hombre.
Otra diferencia es que la Moral considera la conducta social del hombre desde el punto de
vista de la perfección de la persona que la práctica, mientras que el Derecho considera la con-
ducta social del ser humano desde el punto de vista de su ordenación al logro de los fines de la
sociedad.
Así, por ejemplo, el moralista considera la justicia desde el punto de vista de la perfección
moral de la persona, mientras que el jurista considera la justicia desde el punto de vista de la
necesidad de solucionar en forma oportuna y práctica los problemas surgidos de la convivencia
humana.5
Otra diferencia importante es que la moral es siempre una obligación interna que tiene tam-
bién una sanción interna como es la vergüenza, el remordimiento y el arrepentimiento, mientras
que el incumplimiento de las normas jurídicas tiene una sanción externa impuesta por el Estado,
por ejemplo, las multas o el encarcelamiento.

La moral es una obligación interna. Cuando no se cumple tiene una sanción interna como
la vergüenza o el remordimiento
El incumplimiento de las normas jurídicas tiene una sanción externa, por ejemplo una
multa o el encarcelamiento.

Una diferencia más es que la norma moral es interior a la conciencia mientras que la norma
jurídica no tiene validez como tal mientras no es promulgada públicamente por la autoridad
legítima y de acuerdo con lo que al respecto establece la Constitución.
Pero a pesar de estas diferencias entre la moral y el derecho, cabe notar que hay una relación
muy importante entre ellos. En efecto, toda norma jurídica es establecida por el legislador con
el fin de preservar o realizar algún valor. En la medida en que las normas jurídicas se ordenan a
preservar valores que son exigidos por la dignidad de la persona humana e indispensable para lo-
grar el bien común de la sociedad, los valores jurídicos son también obligatorios en conciencia y
no sólo por la posibilidad de coacción del estado.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
33
De ahí que los valores morales y los valores que son protegidos por las normas jurídicas
principales son valores morales que deben regular la actuación tanto de la policía como la de los
ciudadanos.

Los valores morales y las normas jurídicas que protegen valores fundamentales son ob-
ligaciones morales que regulan la actuación tanto de la policía como de los ciudadanos.

Así, por ejemplo, es una norma ética o moral es ser el derecho a ser libre que descubrimos en
nuestra propia naturaleza, y este mismo derecho está protegido por la prohibición de la esclavi-
tud que es una norma positiva consignada en el Artículo 1º de la Constitución Política de los
Estados Unidos Mexicanos.
Sin embargo, se da también el caso de valores morales que no estén protegido por una
norma jurídica, como es el caso del agradecimiento y de normas jurídicas que no corresponden
directamente a un valor moral, como es la regla de que haya una cámara de diputados y otra
de senadores.
Se llama legal a todo lo que se encuentra establecido por la ley.

Actividad 2: Tipos de norma


Marque con una “x” a qué tipo de norma corresponde cada una de las que aparecen a conti-
nuación:

Moral Derecho
• Los pueblos indígenas tienen derecho a mantener y desarrollar su iden-
tidad étnica y cultural, cosmovisión, valores, espiritualidad y sus lugares
sagrados y de culto.

• Haz el bien y evita el mal.

• La educación que imparta el Estado tenderá a desarrollar armónicamente


todas las facultades del ser humano y fomentará en él, a la vez, el amor a
la Patria y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independen-
cia y en la justicia.

• Los pueblos indígenas tienen derecho a sus propias medicinas tradicio-


nales y a mantener sus prácticas de salud, incluida la conservación de sus
plantas medicinales, animales y minerales de interés vital.

• Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o nacio-


nal, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condi-
ciones de salud, la religión, las opiniones, las preferencias, el estado civil o
cualquier otra que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto
anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas.

• Debes hacer a los demás lo que quieres que los demás te hagan a ti.

34 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Actividad 3: ¿Lo hago o no lo hago?
• En su cuaderno de apuntes describa alguna ocasión en que usted o algún conocido suyo
se haya enfrentado a:
- Una tarea que no esté mandada por la ley, pero que usted perciba la obligación moral de
realizarla (por ejemplo, ayudar a un enfermo a pagar sus medicinas, auxiliar a las víctimas
de un terremoto, etc.) y explique por qué cree que debe ser así.
- Algo que no esté prohibido por la ley, pero que moralmente sea reprobable (por ejemplo,
gastar el sueldo en bebidas alcohólicas sin pensar en la familia) y explique por qué cree
que es así.
• Comparta lo que escribió con un compañero y expliquen por qué unas acciones son desea-
bles (buenas) y otras, reprobables (malas).

Actividad 4: Estudio de caso


• Reúnase en pequeños equipos de trabajo para resolver los siguientes casos y anote las res-
puestas en una hoja de rotafolio.
• Elijan a un representante del equipo para que explique las respuestas.

1. Juan era un niño que trabajaba en las minas de carbón en un país y en una época
en que no estaba legislado ni prohibido el trabajo infantil. Juan trabajaba 16 horas
diarias, no tenía seguridad social y recibía la mitad del salario que recibían los adul-
tos que cubrían la misma jornada en la mina.

¿La situación de Juan era legal? ¿Por qué?


¿Era moralmente buena? ¿Por qué?

2. Juan es un bracero que cruzó el Río Bravo sin papeles en busca de mejores opor-
tunidades de ingreso para él y su familia. Trabaja con un agricultor americano que
le ha tomado cariño porque es muy honesto y servicial. Cuando la “migra” llegó a
la granja a buscar ilegales, su patrón lo ocultó y no lo denunció.

¿Lo que hizo el patrón de Juan es legal? ¿Por qué?


¿Es moralmente bueno? ¿Por qué?

1.2.2. El ser y el deber ser


Los hechos de la vida cotidiana nos llevan a experimentar que algunas cosas que suceden no de-
berían ser, a la vez que algunas cosas que no suceden sí deberían ser. Las nociones de ser y deber
ser las obtenemos de nuestra propia experiencia. Por ejemplo, cuando en el cumplimiento del
deber nos encontramos ante algún crimen abominable, estamos ante algo que es, pero al mismo

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
35
tiempo eso que es nos produce una fuerte inclinación a condenar el hecho, a considerarlo como
algo que no debería ser.
Lo que vivimos personalmente, los testimonios judiciales, las enseñanzas de la ciencia, las
noticias de los periódicos, describen los hechos, lo que no podemos cambiar pues ya sucedió. Sin
embargo, lo que nosotros sí hacemos es tomar postura con respecto a esos hechos en función
de lo que queremos que suceda en realidad. Por ejemplo, ante un delito no podemos pensar
que no sucedió, pero sí reprobamos el hecho. Por eso podemos distinguir dos planos en nuestro
entorno:

• El del ser, que se refiere a la realidad tal como es: las características, cualidades o defectos
que presentan las cosas, animales, personas, situaciones, acciones, etc.
• El del deber ser, que se refiere a lo que idealmente consideramos como la mejor repre-
sentación posible de la realidad. En el plano del deber ser se encuentran las normas
ideales con respecto a las cuales juzgamos la calidad de las obras o de acciones en cual-
quier campo: el arte, la técnica, la ciencia, etc. De todas ellas las más importantes son las
normas morales, pues nos permiten juzgar la bondad o maldad de los actos humanos.

Podemos encontrar estos dos planos en muchas esferas de la vida humana, por ejemplo, si
asistimos a un concurso de danzón, el plano del ser está dado por las parejas que bailan en la
pista, mientras el plano del deber ser está representado por los jueces que califican la actuación
de las parejas conforme a la norma ideal que define los pasos del danzón y, por lo tanto, sirve
para calificar como buen bailarín a quien la siga conforme al tiempo, ritmo, tipo de pasos, etc.,
y descalificar al que no lo haga.
Pasando ahora a un ejemplo en el campo moral, si recorremos las calles de una ciudad, el
plano del ser está dado por las personas que nos encontramos, entre las cuales hay niños que pi-
den limosna para sobrevivir. En este caso el plano del deber ser está dado por el derecho que
tienen todos los niños a la satisfacción de sus necesidades de alimentación, salud, educación
y esparcimiento para su desarrollo integral, por el sólo hecho de ser personas. Nuestra Consti-
tución Política reconoce este derecho en su Artículo Cuarto.
Si bien es imposible alcanzar la perfección en la vida diaria, los ideales nos sirven para seguir
intentando acercarnos una y otra vez a lo que pensamos que “debería ser” porque le dan sen-
tido a nuestros esfuerzos. De aquí se deriva lo que se entiende como sentido del deber.
Ahora bien, si en todas las profesiones es importante tener sentido del deber, en la policial
lo es especialmente, debido a que su función es justamente vigilar que se cumplan las leyes,
prevenir la comisión de delitos, mantener el orden dentro de la sociedad.

La actividad de un policía es respetable porque su misión busca hacer que nuestra socie-
dad sea como debe ser, que nuestro mundo sea el mejor de los mundos posibles.

36 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Actividad 5. Ser o deber ser
• Indique si en las siguientes situaciones se habla del plano del ser o del deber ser.

SITUACIÓN SER DEBER SER

1. Las cosechas de jitomate se perdieron en Sinaloa durante las heladas de


principio de año y eso puso en riesgo el abasto alimenticio nacional.

2. Es necesario que exista una estrategia para prevenir la pérdida de las cose-
chas, a fin de no poner en riesgo el abasto de alimentos a nivel nacional.

3. El índice delictivo de robo de autos en la Ciudad de México ha bajado dos


puntos porcentuales con respecto al año pasado.

4. Lo que ayudaría a solucionar el problema de la corrupción en el país sería


contar con una policía eficiente y sólidamente formada en valores morales.

5. Para aprobar este curso lo que hay que hacer es estudiar todos los días,
cumplir las tareas y realizar todos los ejercicios solicitados.

6. El curso al que asistí estaba muy bien organizado y hubo un ambiente de


respeto e interés por aprender.

Actividad 6: ¿Qué puedo hacer?


• Reúnase en equipos de 3 o 4 personas y escriban en su cuaderno de apuntes lo que a
continuación se les pide:
- Enuncien al menos 3 situaciones que hayan enfrentado en su vida como policías, en las
que los hechos que vivieron (plano del ser) los llevaron a pensar que esas cosas no ten-
drían que suceder (deber ser).
- Propongan al menos una alternativa para que no vuelva a suceder lo que no debió ser
en esos casos.
- Anoten las respuestas en una hoja de rotafolio para que un representante del equipo las
exponga ante el resto del grupo.

Actividad 7: ¿Cómo “debería” ser la policía?


• De acuerdo con su experiencia profesional, analice cómo son los policías y cómo deberían
ser y escriba su respuesta en su cuaderno de apuntes. Utilice como guía el siguiente
cuadro:

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
37
PLANO DEL SER PLANO DEL DEBER SER
En la realidad, los policías: Idealmente, los policías deberían:

• Una vez que haya escrito cómo deberían ser los policías, proponga tres normas que usted
considere convenientes para encauzar la actuación policial hacia ese ideal.
• Intégrese en un equipo de 4 o 5 personas y comparta sus respuestas con el resto de sus
compañeros.
• Elijan entre todos una sola norma para presentarla al grupo en plenaria.

1.2.3. Actos humanos y actos no voluntarios


La Ética y la Moral se refieren a la conducta de las personas, pero no a todo comportamiento, ya
que nosotros actuamos en dos niveles:
• El de los “actos no voluntarios”, que son producto de nuestra dimensión puramente bio-
lógica, sobre la que no tenemos control, como por ejemplo el ritmo cardiaco, los reflejos
condicionados, el proceso digestivo, etc.

“Actos no voluntarios”, que son producto de nuestra dimensión puramente biológica,


sobre la que no tenemos control, como por ejemplo el ritmo cardiaco, los reflejos condi-
cionados, el proceso digestivo.

Se trata de acciones que tenemos en común con los animales y que no son objeto de la ética o
la moral, porque los realizamos sin que intervenga nuestra conciencia ni nuestra libertad y, por
lo tanto, no somos responsables de ellos.
• El nivel de los “actos humanos”, que provienen de nuestra dimensión racional, pues para
realizarlos es necesario que intervengan la inteligencia y la voluntad, como por ejemplo
leer, trabajar, tocar el piano, etc.
En este nivel de actuación nos distinguimos de los animales, porque realizamos los actos de
modo consciente y libre, y por eso somos responsables de sus consecuencias. En un momento
dado, un acto no voluntario como podría ser respirar, se puede convertir en un acto humano si,
por ejemplo, lo altero consciente y libremente para mejorar mi desempeño en algún deporte.

“Actos humanos”, que provienen de nuestra dimensión racional, pues para realizarlos es
necesario que intervengan la inteligencia y la voluntad, como por ejemplo leer, trabajar,
tocar el piano.

38 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Los actos humanos sí son objeto de la ética o la moral, pues entre ellos se encuentran los actos
“morales”, que nos acercan o nos alejan del bien, es decir, de nuestra autorrealización como
personas. En este sentido, las acciones que valoramos ética o moralmente se dan en el ámbito
de distintas relaciones
- Con uno mismo.
- Con las personas que comparten nuestros códigos de normas y costumbres (la familia, los
amigos).
- Con otros que no necesariamente comparten nuestros códigos morales (la sociedad, la
escuela, el trabajo, la acción política, económica y cultural).
- Con la Nación o la Patria (unidad política de individuos que comparten una cultura y una
historia común).
- Con el ámbito internacional y el resto de la humanidad (culturas, pueblos, nacionalidades
distintas).
- Con otros seres vivos y con la naturaleza6.

Los actos humanos sí son objeto de la ética o la moral

Y en medio de las interacciones que tenemos en estos ámbitos con diferentes personas, costum-
bres, normas, culturas, etc., es imprescindible no perder de vista en qué consiste nuestra manera
de ser individual, para poder asumir responsablemente las consecuencias de nuestros actos.

Actividad 8: ¿Qué he hecho?


• En equipos de 3 o 4 personas, discuta si los siguientes actos son humanos o no voluntarios:

Acto Acto
humano no voluntario
- Cometer un asesinato.

- Perseguir a un delincuente.

- Quedarse dormido en la patrulla.

- Hacer ejercicio para estar en forma.

- Recibir un balazo.

- Ponerse el chaleco antibalas.

- Tener miedo en medio de una balacera.

- Jadear después de corretear a un ladrón.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
39
• Comparta sus respuestas con el resto del grupo y dé ejemplos de por lo menos un acto
humano y uno no voluntario que usted haya realizado durante su servicio como policía.
• Discutan entre todos si los ejemplos que presenta cada uno son efectivamente actos huma-
nos y actos no voluntarios.

1.2.4. Características del acto moral


Todo acto moral es un acto humano porque depende de la deliberación de nuestra razón y la
libertad de nuestra voluntad. Si por algún motivo no usamos nuestra razón para tomar alguna
decisión o alguien nos obliga a actuar en contra de nuestra voluntad, esa acción no depende de
nosotros y, en consecuencia, no puede juzgarse como moral.
Como los actos morales son siempre voluntarios, pueden ser juzgados como buenos o
malos, de acuerdo con tres aspectos que se consideran las ‘fuentes’ o elementos constitutivos
de la moralidad de los actos humanos:
• El objeto, que es en lo que el acto consiste y, por lo tanto, es el elemento esencial. Res-
ponde a la pregunta ¿qué hice? Por ejemplo: robar, matar, decir la verdad, etc.
• El fin o intención que tuvimos al actuar. Responde a la pregunta ¿por qué o para qué lo
hice? Según la respuesta, un acto será más o menos bueno o malo. Por ejemplo, matar es
siempre malo porque destruye la vida, pero no es lo mismo matar en defensa propia que
matar para vengarse.
• Las circunstancias, que señalan los elementos accidentales que rodean al acto voluntario.
Responden a las preguntas ¿cómo?, ¿dónde?, ¿cuándo?, etc., y pueden atenuar o au-
mentar la culpabilidad de alguien. Por ejemplo, no es lo mismo matar a alguien con pre-
meditación que hacerlo por miedo, en una situación particular.
• Comprendidas entre las circunstancias, se encuentran las consecuencias, que son ele-
mentos secundarios de un acto moral. Pueden agravar o disminuir la bondad o la maldad
moral del acto, así como la responsabilidad del que obra, pero no pueden modificar la
calidad moral del acto, pues no pueden convertir en buena una acción que de suyo es
mala, como robar una gran cantidad de dinero con la intención de ayudar a una ONG.

ACTO MORAL

Objeto Circunstancias
El acto Elementos accidentales
¿Qué hice? ¿Cómo, dónde, cuándo?
¿Cuáles fueron las consecuencias?
Fin
La intención al actuar
¿Por qué o para qué?

40 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Sin embargo, las consecuencias sí pueden afectar a una acción que haya sido buena en su objeto
y fin, pero cuyos efectos sean nocivos, como es el caso de los aerosoles, que tienen una función
buena en sí misma, pero que han ocasionado daños en la capa de ozono. Así, un invento bueno,
con intenciones positivas, ha tenido consecuencias malas.
Ahora bien, cuando las consecuencias no pueden preverse, tampoco pueden calificar la
moralidad del acto. Pero cuando es posible anticiparlas y, a sabiendas de que son adversas, se
realiza el acto, entonces sí califican al acto como moralmente malo. El problema es que es impo-
sible prever todas las consecuencias que acarrea un acto, ya sea a corto o largo plazo y es casi
imposible que un acto tenga consecuencias sólo buenas o sólo malas, independientemente de
la bondad o maldad del acto en sí.
De ahí la importancia de la deliberación de la razón previa a la decisión de la voluntad, para
elegir de la mejor manera posible lo que hacemos, identificar la intención que tenemos al ha-
cerlo y estimar, en la medida de lo posible, las potenciales consecuencias por las que tendremos
que responder ante nosotros mismos y ante los demás.
“Las consecuencias de los actos nunca son estrictamente individuales, pues se inscriben en
el mundo en el que están otros. Si ocultamos hoy una verdad, si no nos decidimos a actuar en
una circunstancia que exija nuestra acción, o si dejáramos de participar en los asuntos sociales
a los que pertenecemos, con seguridad afectaremos a otras personas. La responsabilidad no se
funda solamente en lo que hacemos sino también en lo que dejamos de hacer. En otras palabras,
no solo somos responsables por las acciones, sino también por las omisiones7”.
Ahora bien, todo lo que interfiera con nuestra posibilidad de deliberación y libre decisión
atenúa nuestra responsabilidad con respecto a lo que hacemos, a saber:
• La ignorancia, por ejemplo, cuando un chofer de autobús no sabe que en la carretera
unos bandidos colocaron piedras para no dejarlo pasar y al tener que detenerse, los ma-
leantes aprovechan para robar a los pasajeros. Estos daños son involuntarios por parte del
chofer y, por lo tanto, no es responsable de ellos.
• La pasión, por ejemplo, cuando alguien descubre a su pareja con otra persona y en un
ataque de celos la agrede. Aunque esa persona sigue siendo responsable de la agresión,
haberla realizado cegado por sus sentimientos disminuye su responsabilidad porque no
tiene el pleno uso de sus facultades.
• La violencia, por ejemplo, cuando un detenido inculpa a alguien que es inocente porque
lo están torturando y el dolor no le deja actuar consciente y responsablemente.
• El miedo, por ejemplo, si accedo a cometer un delito porque me amenazan con matar a
alguien de mi familia y yo quiero evitar que eso suceda.
• Las enfermedades psíquicas, por ejemplo, cuando alguna crisis psicótica o los efectos
de las drogas debilitan la capacidad de pensar y decidir de alguna persona, e inicia una
balacera sin motivo aparente.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
41
Actividad 9: ¿Hicieron algo bueno?
• Reúnase en pareja y resuelvan los siguientes dos casos que se presentan.
• Identifiquen el objeto, el fin, las circunstancias y las consecuencias de la conducta moral
del personaje que se le indica y anótelo en su cuaderno de apuntes.

Caso 1
Un muchacho y una muchacha son asaltados por un drogadicto en un puente peatonal. El
drogadicto le pide al joven todo el dinero que tiene, a continuación, abre su gabardina y le
deja ver un gran cuchillo, dándole a entender que si no le da lo que traiga le hará algo a su
acompañante. El muchacho le da el dinero y el drogadicto huye.

- Sujeto moral: un drogadicto.


- Objeto (qué hizo):
- Fin (para qué lo hizo):
- Circunstancias (cómo, dónde, cuándo, con qué):
- Consecuencias (qué efecto tuvo la conducta):

Caso 2
Un hombre descubre que su esposa lo engaña y, lleno de celos y de rabia, decide cobrar ven-
ganza. Espera el momento de sorprender a su mujer y su amante “in fraganti” y les dispara
a ambos, pero la puntería le falla y salen ilesos. Entre la mujer y su amante logran someterlo
y llevarlo ante las autoridades.

- Sujeto moral: un hombre engañado.


- Objeto (qué hizo):
- Fin (para qué lo hizo):
- Circunstancias (cómo, dónde, cuándo, con qué):
- Consecuencias (qué efecto tuvo la conducta):

• Cada uno de ustedes relate una experiencia propia, tal como haber utilizado la violencia
para detener a un delincuente, haber ayudado a alguna persona, etc., e identifiquen el
objeto, el fin, las circunstancias y las consecuencias de esas conductas para valorar si fue-
ron actos buenos o malos, moralmente hablando.

42 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
1.2.5. El criterio de moralidad
No siempre es fácil saber si una acción es moralmente buena o mala, por eso es necesario contar
con un criterio de moralidad para juzgar cada caso. Esto significa que una acción será buena
si está de acuerdo con ese criterio y mala si no lo está.
Algunos piensan que el valor moral de un acto depende de su conformidad con una norma
externa, de modo que un acto es bueno si está permitido y es malo si está prohibido por alguna
ley. Otros piensan que el valor moral depende de algo interno al acto mismo, pues hay ciertas
acciones que son buenas o malas independientemente de cualquier mandato o prohibición. Por
ejemplo, salvar a una persona que se está ahogando es bueno, aunque ninguna ley lo mande.
Así, podemos reconocer al menos dos criterios de moralidad para orientar las decisiones que
tomamos:
• La ley, que estipula cuáles acciones son justas y cuáles indebidas, y sanciona su
cumplimiento. En este caso se trata de un “criterio objetivo” de moralidad.
• La conciencia moral, que nos indica si estamos haciendo bien o mal. En este caso se trata
de un “criterio subjetivo” de moralidad.
Lo anterior es así porque las personas nacemos dentro de una sociedad en la cual existe una se-
rie de normas que nosotros interiorizamos a medida que comprendemos por qué son benéficas
para la convivencia armónica con otros seres humanos. De esta manera se forma nuestra con-
ciencia moral, que es la que nos da la capacidad de juzgar nuestros actos como buenos o malos.
La conciencia se manifiesta como esa voz interior que nos hace sentirnos satisfechos cuando
actuamos correctamente o que nos provoca remordimiento si nos conducimos mal.

Dos criterios de moralidad:


- La ley, “criterio objetivo de moralidad”.
- La conciencia moral “criterio subjetivo”

Puesto que la conciencia moral se desarrolla por medio de la convivencia con los demás, en
nuestro interior escuchamos no sólo nuestra propia voz, sino la de todos aquellos que nos
inculcaron principios y normas morales conforme a los cuales juzgamos las conductas.
Antes de tomar cualquier decisión, nuestra conciencia moral se nos hace presente como un
llamado a hacer lo que es correcto en determinadas circunstancias. Después de haber tomado
nuestra decisión, volvemos a experimentar la conciencia moral como tranquilidad o satisfacción
si hemos actuado bien, o como arrepentimiento, culpa o remordimiento si actuamos en sentido
contrario.

Gracias a la conciencia percibimos el sentido del deber o de la obligación moral, es decir,


el carácter normativo y obligatorio del comportamiento moral.

Aun cuando estamos obligados a seguir la voz de la conciencia, debemos esforzarnos tam-
bién por formar nuestra conciencia. Para formar la conciencia es necesario establecer la corres-
pondencia de nuestros actos con la razón, pues gracias a ella somos responsables de decidir

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
43
libremente lo que hacemos y asumir las consecuencias. Pero no se trata de la simple razón, sino
de la recta razón, que busca lo que es mejor para realizarnos verdaderamente como personas.
Por ejemplo, sabemos que ver la televisión es divertido, pero si nos desvelamos constantemente
por verla y eso nos impide estudiar, nuestra conciencia bien formada juzgará que es preferible
estudiar que dedicarse a ver televisión, porque lo primero nos acerca más a nuestra plena reali-
zación como personas.
Lo anterior implica considerar que las personas estamos orientadas no sólo a nuestras ten-
dencias biológicas, sino también a la realización de los valores. Así, se considera que un acto
es moralmente bueno o malo cuando está de acuerdo con un valor que puede ser aprobado o
reprobado por cualquier persona que tenga conciencia recta. Por eso decimos que entramos en
el mundo de la moralidad cuando nos elevamos de las convicciones personales a los principios
universales.
De acuerdo con esta idea, algo es bueno cuando se puede aplicar a todos como ley univer-
sal. Así, por ejemplo, “robar” no es un acto que podamos considerar como válido para todos
aunque lo hiciéramos con la intención de ayudar a alguien, porque al hacerlo perjudicaríamos
a otros. Además, a la larga, acabaríamos siendo víctimas de aquello que hicimos y tarde o tem-
prano todo el orden social se vendría abajo.

Actividad 10: La ley, la conciencia y la razón


Reúnase en pequeños equipos de trabajo y relaten o inventen:
• Una historia basada en un hecho real en la que se lleve a cabo un acto moral bueno, que
sea obligatorio para ley y para la conciencia moral del equipo, y que pueda ser aprobado
por cualquier persona que tenga conciencia recta.
• Una historia basada en un hecho real en la que se lleve a cabo un acto moral bueno, que
no sea obligatorio para ley, pero sí para la conciencia moral del equipo, y que pueda ser
aprobado por cualquier persona que tenga conciencia recta.
• En ambos casos, recuerde justificar de qué manera el “acto bueno” ayuda a alguna perso-
na y/o a la sociedad a realizarse plenamente y por qué es posible aplicarlo a todos, como
una “ley universal”.

1.2.6. El juicio práctico: fines y medios


Todo acto moral tiene un fin o intención, pero para lograrlo es necesario que elijamos los medios
adecuados. Al hecho de tomar una decisión de tipo moral sobre los medios más adecuados para
conseguir un fin se le llama “juicio práctico”, por ejemplo, cuando digo: “Quiero hacer algo por
México y para lograrlo, voy a ser policía”.
Para emitir un juicio práctico necesitamos:
• Determinar que el fin que queremos alcanzar es bueno (hacer algo por México).
• Sopesar cuáles son los mejores medios para lograrlo (dedicarme a la política, ser policía,
fundar una ONG, estudiar para maestro, etc.).

44 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
• Distinguir que cierto acto o actos serían más adecuados que otros para lograr dicho fin
(tengo más aptitudes para ser policía que para las demás opciones).
• Elegir y, después, realizar la acción (decido que seré policía y lo hago).
Aunque la voluntad mediante la cual realizamos esta elección se dirige al bien en general, cuan-
do nos encontramos delante de diversos bienes, nos lleva a preferir unos sobre otros. Pero para
saber cuál de esos bienes es preferible, necesitamos ver con inteligencia las posibilidades a esco-
ger y no proceder a ciegas. Precisamente en la interacción entre la voluntad y la inteligencia que
tiene lugar el fenómeno de la deliberación, que significa sopesar razones en pro y en contra de
los posibles caminos a escoger.

JUICIO PRÁCTICO

¿Qué fin quiero alcanzar?

¿De qué medios dispongo para lograrlo?

¿Cuál es el mejor medio para lograrlo?

¿Cuál acto es el más conveniente?

¿Qué decisión tomo?

Realizar la acción

De acuerdo con las circunstancias en las que se dé el juicio práctico, la deliberación puede ser
casi automática o ser motivo de largas reflexiones. En el caso de los policías, es frecuente que
tengan que tomar decisiones urgentes sobre los medios a utilizar en determinadas circunstan-
cias, por ejemplo, al detener a un delincuente agresivo; por eso es importante que cultiven la
prudencia, que consiste en saber elegir en los casos concretos y de acuerdo con los pormenores
de la situación.
Para que un juicio práctico sea moralmente bueno es necesario que tanto los fines como los
medios sean buenos, ya que un fin bueno puede corromperse si se usan medios deshonestos.
Suponga que usted quiere ser policía y, para lograrlo, soborna o amenaza a los profesores del
curso de formación para que lo aprueben sin asistir. En ese caso estaría usted corrompiendo a
la policía misma desde el inicio de su participación, porque los fines “se van gestando con los
medios que elegimos, con nuestros actos concretos y cotidianos. De modo que si queremos la
paz y el respeto, por ejemplo, tenemos que dirigirnos a los demás en términos no violentos y res-
petuosos; asimismo, si queremos que los demás sean solidarios, justos o amorosos con nosotros,
hemos de comenzar por comportarnos de esta manera con ellos”8.
Cuando deliberamos para hacer un juicio práctico llevamos a cabo un proceso de valora-
ción, que incluye preguntarnos “qué”, “para qué”, “por qué” y “desde dónde” decidimos
algo. El “qué” corresponde a lo que queremos hacer, el “para qué” a la finalidad de nues-
tra decisión y el “por qué” a los valores y las normas que sustentan nuestra decisión y el

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
45
“desde dónde” a las circunstancias concretas en las que nos encontramos. Por ejemplo, decido
estudiar para ser policía: para tener un país más seguro, porque todos los ciudadanos tenemos
derecho a vivir con tranquilidad y yo tengo las aptitudes necesarias para hacer un buen trabajo
en este sentido.

Actividad 11: Análisis de caso


Lea o escuche el siguiente caso y responda las siguientes preguntas en su cuaderno de apuntes.
• ¿Cuál es el fin del policía?
• ¿Qué medios utiliza el policía para lograr su fin?
• ¿Cómo califica la acción del policía desde el punto de vista moral?
• ¿Cómo califica la actuación del joven desde el punto de vista moral?
• ¿Qué valores sustentan la conducta del joven?
• ¿Qué puede hacer el joven?

Un muchacho va en su coche, no lleva las placas puestas porque se las acaban de dar,
pero las lleva adentro, junto con los papeles que explican la situación.
Una patrulla detiene al muchacho por no traer las placas puestas y el muchacho ex-
plica que acaba de recoger las placas y que apenas llegue a su casa las pondrá. El policía
le dice que eso no le concierne, que no debe andar por la ciudad sin placas y que se lo
va a tener que llevar al corralón, a menos, claro, que “le suelte una lana”.
El muchacho le dice que no, que le parece una injusticia y que si quiere se lo lleve
al corralón. Una vez que llegan al lugar, el muchacho pasa horas discutiendo y cuando
termina de realizar todos los trámites que necesita para salir de ahí, se acerca el policía
que lo detuvo por no darle mordida y le dice: “No te preocupes, en cuanto salgas te
vuelvo a atorar”.

1.2.7. Bienes, fines y valores


Aclaremos tres conceptos que están relacionados:
Se llama bien cualquier cosa que puede atraernos o ser objeto de nuestra estimación. Por
eso llamamos bienes a los objetos materiales que posee una persona o que deja en herencia, ya
que esos objetos atraen a los herederos.
Desde este punto de vista, también un periódico es un bien porque en un momento dado
puede atraernos leer una noticia en él.
El valor, en cambio, es aquello por lo que una cosa nos interesa o nos atrae. Así, en el ejem-
plo, un periódico es valioso para un hombre de negocios para leer una noticia que le interesa
mientras que es valioso para un pordiosero para envolverse en él y calentarse así en una noche
fría. Para el hombre de negocios el periódico tiene entonces el valor de la información mientras
que para el pordiosero tiene el valor de bienestar o supervivencia.

46 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
El fin es cualquier cosa que convertimos en objeto de nuestra acción porque nos parece
valiosa. Así, en el ejemplo anterior, el periódico es un fin, ya que el hombre de negocios paga
dinero para obtenerlo y el pordiosero se toma la molestia de recogerlo cuando el hombre de
negocios lo tira.
Vemos entonces que un mismo bien (el periódico) puede ser valor (información o bienestar)
y fin (algo que una persona se esfuerza en conseguir).
Como puede apreciarse, fin y valor son dos aspectos inseparables del bien, por eso podemos
decir que todo lo que tiene valor (honradez) puede ser deseado como fin (hacer un acto hon-
rado) y nada es deseado como fin si no tiene valor. Por ejemplo, un coche es un bien en sí mismo
porque tiene ciertas características propias, pero si yo lo necesito para transportarme, se con-
vierte en un valor para mí y si me propongo comprarlo, pasa a ser un fin.
Cuando se tienen recursos limitados y hay que elegir uno entre varios fines (por ejemplo,
entre pagar el enganche de una casa o irse de vacaciones) se presenta un conflicto de valores
(¿elijo la casa propia o el descanso?), de manera que frecuentemente en la vida hemos de elegir
unos valores sobre otros.

Actividad 12. Bueno, alcanzable y valioso


Responda en su cuaderno de apuntes de manera individual:
• ¿Por qué mantener el orden público es bueno?
• ¿Por qué quiero ayudar a mantener el orden público?
• ¿Por qué vale la pena mantener el orden público?
Intégrese en un equipo de 3 o 4 personas, comparta sus repuestas con sus compañeros y, entre
todos, integren una sola propuesta para presentar al resto del grupo.

En resumen:
Cosas Manera excelente de ser
Plano del ser Animales Plano del deber ser Tipo ideal de la realidad
Personas, etc Un modelo a alcanzar

La moral Conjunto de costumbres aceptadas socialmente


Buena
Norman la conducta de una persona
Mala

La ética Reflexión filosófica sobre la moral

El derecho Conjunto de leyes que también rige la conducta humana

Sanción externa Es coercitivo

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
47
El objeto (el qué)
El fin (las intenciones)
Para juzgar moralmente un acto
Las circunstancias
Las consecuencias

La ley
Criterios de moralidad La conciencia moral Orientar las decisiones
La “razón recta”

Como nuestra vida moral requiere de deliberación y libertad, todo lo que interfiera con
alguno de esos elementos atenúa nuestra responsabilidad con respecto a lo que hacemos,
por ejemplo: la ignorancia, la pasión, la violencia, el miedo y las enfermedades psíquicas.
La deliberación para escoger los medios adecuados para lograr un fin determinado
de antemano, la realizan la inteligencia y la voluntad, y su expresión constituye el juicio
práctico.

Para concluir y aplicar lo aprendido

Actividad 13: Hoy me propongo…


• Escriba en su cuaderno de apuntes y de manera individual:
- Descríbase a sí mismo(a) en este momento: edad, sexo, estudios, complexión, etc. (Ser).
- Describa el modelo de persona que usted piensa que debería ser: un personaje famoso,
un pariente al que usted admira, etc. (Deber ser).
- Señale alguna cosa que se proponga hacer para parecerse a ese modelo: ayudar a los
demás, por ejemplo (fines).
- Identifique cómo lo puede lograr: entrar a la policía, estudiar para ser abogado, hacer
trabajo social, etc. (Medios).
- Considere atenta y detenidamente los pros y contras de los medios que identificó y
distinga cuál sería el más adecuado para lograr lo que se propuso, de acuerdo con sus
propias circunstancias: ser policía, por ejemplo (deliberación).
- Exprese su decisión: quiero ser policía para ayudar a los demás (juicio práctico).
• Analice si lo que se propuso (fin) y el camino que escogió para lograrlo (medio) son bue-
nos, es decir, si están dentro de la ley, si contribuyen a su plena realización como persona
y si podrían ser aprobados por todas las personas.

48 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Tema 1.3. Valores

Para empezar:
En el tema uno hemos visto las dimensiones de la persona humana y la importancia de la digni-
dad humana en la búsqueda del bien común. También hemos estudiado que el ser humano es
un ser libre con capacidad de tomar decisiones y de asumir las consecuencias de sus actos con
responsabilidad. De alguna manera hemos visto que la persona elige conforme a ciertos valores
que convierte en fines de su acción.
En el tema 1 en la lectura “La seguridad pública en México” se resalta la percepción de gran
inseguridad que tienen los mexicanos ya que sólo el 17% de las personas encuestadas se sentía
seguro. En esa misma lectura se ve que es innegable, que la actual situación de nuestro país
es desalentadora; desempleo, lento crecimiento económico, desastres naturales, delincuencia,
escasez de agua, pobreza, división política y corrupción, entre otros problemas. En este difícil es-
cenario, la lucha contra el narcotráfico es la que capta principalmente la atención de ciudadanos,
organismos, instituciones, medios de comunicaciones y actores, nacionales e internacionales.
Los graves problemas que vive nuestra sociedad como la violencia, la delincuencia, las adic-
ciones, la falta de respeto a la vida humana, la pérdida de sentido… reflejan una crisis de valores
del sistema social, en el que el individualismo, el consumo voraz, la búsqueda de satisfactores
inmediatos, la pérdida de esperanza en el futuro, la confusión sobre qué está bien y qué está mal
han terminado por dañar el tejido social con menoscabo de la dignidad humana y la solidaridad.

Reconstruir el tejido social, buscar el apoyo mutuo, ser corresponsables, ser solidarios,
respetar la vida y la dignidad humana, buscar la paz y una sociedad libre de violencia.

Gran parte de la problemática de vio-


lencia e inseguridad tiene que ver con
la crisis de valores que vive nuestra so-
ciedad, los referentes respecto a lo que
está bien o mal son confusos, la socie-
dad ya no manda mensajes claros cuan-
do alguien hace algo que no es correcto,
parece que todo se vale y que es normal
que haya un cierto número de asesina-
dos cada día. El sentido moral nos im-
pulsa a decir ¡Ya basta! ¡No podemos seguir así! Cada uno de nosotros tiene la responsabilidad
de hacer algo, los padres de familia, el gobierno, la sociedad, los ciudadanos en general y uste-
des que son o van a ser policías pueden hacer mucho para mejorar la situación.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
49
1.3.1. La Crisis de valores
Actividad 1 ¡Ya basta!
• Lea o escuche el siguiente texto y responda a las siguientes preguntas en su cuaderno de
apuntes:
• ¿Qué pensamientos le vienen a la mente al leer este texto?
• Póngase en el lugar del padre a quien le acaban de matar un hijo
• ¿Qué refleja este texto respecto a los valores o antivalores que estamos viviendo en esta
sociedad?
• El grito de ¡ya basta! ¿Qué sentimientos provoca en usted?

El poeta Javier Sicilia, cuyo hijo fue asesinado junto con otros jóvenes, hizo un llamado al
gobierno de México y a los delincuentes intitulado ¡Ya basta!, exigiendo que cese la violen-
cia y los asesinatos. Este llamado, en el que el poeta expresa su dolor y su indignación puede
consultarse en la siguiente dirección de Internet:
http://www.proceso.com.mx/rv/modHome/detalleExclusiva/90229
Posteriormente, el C. Presidente de la República, Felipe Calderón, en su discurso del
15 de abril de 2011 en la toma de protesta de la mesa directiva del Consejo Directivo de la
CANACAR, retomó la expresión “¡Ya basta!” cuando dijo, entre otras cosas, lo siguiente:
“La violencia que hoy padece México es generada por el crimen y avanza sobre la debili-
dad de las instituciones y sobre el titubeo de los gobernantes. Nada favorece más al crimen,
que el ataque a las instituciones mismas.
Por eso, el esfuerzo y el anhelo de todos por recuperar la paz debe enfocarse en contra
de los criminales, que nos han arrebatado la paz; debe enfocarse contra los criminales, más
que en contra de quienes están combatiendo valientemente a los criminales. En efecto, se
debe exigir que el Gobierno cumpla con su responsabilidad, y así lo aceptamos en el Go-
bierno Federal.
Pero no olvidar que debemos unirnos contra quienes son los verdaderos enemigos de
México. Y el verdadero enemigo de los mexicanos es la criminalidad.
No sólo eso. Es necesario, también, que entre todos reconstruyamos nuestra sociedad
y recuperemos nuestros valores. Especialmente, tenemos que cuidar a nuestros jóvenes.
Tenemos que cambiar la cultura de la violencia, que crece, por una cultura de respeto a los
demás, por una cultura de paz; tenemos que inculcar los valores que se han perdido, de
justicia, de legalidad y de trabajo honrado y, al mismo tiempo, debemos abrir a nuestros
jóvenes oportunidades de empleo, de educación y de esparcimiento.

50 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Ese debe ser esfuerzo del Gobierno, pero también esfuerzo compartido por la sociedad.
Por eso, estoy de acuerdo que debemos decir: Ya basta. Ya basta a los criminales. Ya basta a los
enemigos de México.
Debemos decir también: Ya basta, a quienes optan por la inacción, por la apatía o por la
indolencia. Debemos decir: Ya basta, a las autoridades y políticos que se escudan en un doble
discurso y no cumplen su labor.” 9.

Actividad 2: Fortalecer el tejido social


Lea el texto que sigue y a continuación, de manera individual responda en su cuaderno de
apuntes a las preguntas siguientes:
• ¿Qué dice el autor acerca de la razón y la pasión para sustentar una ética humanitaria?
• ¿Qué valores son imprescindibles para lograr vivir de forma más humana? De al menos
dos ejemplos.
• Describa una acción que usted puede llevar a cabo desde su profesión como policía, para
contribuir en el fortalecimiento del tejido social.

Lectura: Ética y formación de valores


Dice el pensador Leonardo Boff10: “La mala calidad general de vida y la violencia creciente en todos los
niveles derivan, en gran parte, de una vasta crisis de valores afectando los fundamentos de la ética. Los ma-
pas conocidos no orientarán más y la brújula perdió su Norte.
Dos fuentes de la moral orientaron a las sociedades hasta hoy: las religiones y la razón. Las religiones
continúan siendo los nichos de valor privilegiados para la mayoría de la humanidad. La razón desde que
irrumpió en todas las culturas mundiales en el siglo VI a.C. en el así llamado tiempo del eje (Jaspers) in-
tentó establecer códigos éticos universalmente válidos. Esos dos paradigmas no quedan invalidados por
la crisis pero necesitan ser enriquecidos si queremos estar a la altura de las intimidaciones que nos vienen
de la realidad de hoy globalizada.
La crisis crea la oportunidad para ir a las raíces de la ética y descender a aquella instancia donde se
gestan continuamente valores. La ética debe nacer de la base última de la existencia humana. Esta no reside
en la razón como siempre pretendió el Occidente. La razón no es ni el primero ni el último momento de la
existencia. Por eso no explica todo ni abarca todo. Ella se abre hacia abajo de donde emerge de algo más
elemental y ancestral: la afectividad.
Se abre hacia arriba, para el espíritu que es el momento en que la conciencia se siente parte de un todo
y culmina en la contemplación. Por tanto, la experiencia de base no es “pienso, luego existo”, sino “siento,
luego existo”.
En la raíz de todo no está en la razón (Logos), sino la pasión (Pathos). Daniel Goldman diría, en el fun-
damento de todo, está la inteligencia emocional.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
51
Afecto, emoción, en una palabra, pasión es un sentir profundo. Es entrar en comunión, sin distancia,
con todo lo que nos rodea. Por la pasión captamos el valor de las cosas. Y el valor es el carácter precioso
de los seres, aquello que los vuelve dignos de ser y los hace apetecibles. Solo cuando nos apasionamos
vivimos valores. Y es por valores que nos movemos y somos.
A partir de los griegos, a esa pasión la llamamos Eros, amor. El mito arcaico dice todo: “Eros, el dios
del amor, se levantó para crear la tierra. Antes, todo era silencio, desnudo e inmóvil. Ahora todo es vida,
alegría, movimiento”. Ahora todo es precioso, todo tiene valor, por causa del amor y de la pasión.
Pero la pasión es habitada por un demonio. Dejada por sí misma, puede degenerar en formas de
goce destructivo. Todos los valores valen, pero no todos valen para todas las circunstancias. La pasión es
un caudal fantástico de energía que, como aguas de un río, necesita de márgenes, de límites y de la justa
medida para no ser avasalladora. Es aquí que entra la función insustituible de la razón. Es propio de la
razón ver claro y ordenar, disciplinar y definir la dirección de la pasión.
He ahí que surge una dialéctica dramática entre la pasión y la razón. Si la razón reprime a la pasión,
triunfa la rigidez, la tiranía del orden y la ética utilitaria. Si la pasión prescinde de la razón vigoriza el delirio
de las pulsiones y la ética hedonista, del puro placer. Pero si se fortalece la justa medida y la pasión se
sirve de la razón para un autodesarrollo proporcionado, entonces emergen las dos fuerzas que sustentan
una ética humanitaria: la ternura y la fuerza. La ternura es el cuidado hacia el otro, el gesto amoroso que
protege. La fuerza es la contención sin la dominación, la dirección sin la intolerancia.
Aquí se funda una ética, capaz de incluir a todos en la familia humana.
Esa ética se estructura alrededor de los valores fundamentales ligados a la vida, a su cuidado, al tra-
bajo, a las relaciones cooperativas y a la cultura de no violencia y de la paz”.

Para entrar en materia:


1.3.2. ¿Qué son los valores?
Si buscamos en un diccionario el significado de la palabra valor, encontramos lo siguiente:

“Grado de utilidad o aptitud de las cosas, para satisfacer necesidades o proporcionar


satisfacción o bienestar”.

Todo aquello que queremos lograr, todo aquello que apreciamos, todo aquello que nos inte-
resa, todo aquello que nos atrae, nos apasiona y despierta nuestro entusiasmo y admiración; lo
queremos lograr, lo apreciamos, nos interesa, nos apasiona, nos entusiasma nos atrae y provoca
nuestra admiración porque tiene valor para nosotros. Valor es aquello por lo que las cosas nos
interesan, nos atraen y nos mueven a actuar.

Valor es aquello por lo que las cosas nos interesan, nos atraen y nos mueven a actuar.

52 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Así, gastamos dinero en la medicina porque la salud es un valor para nosotros, asistimos a un
concierto porque la música es un valor para nosotros, hacemos ejercicio porque el vigor y la
buena apariencia son valores para nosotros, vamos de excursión porque la belleza del paisaje
es un valor para nosotros, gastamos en libros y en educación porque el conocimiento es un
valor para nosotros, visitamos a nuestros amigos enfermos porque la amistad es un valor para
nosotros, gastamos en vestirnos a la moda porque el reconocimiento de los demás es un valor
para nosotros, etc.
De acuerdo con esta definición de valor, existen diferentes tipos de valores para satisfacer
diversos tipos de necesidades. Ya vimos en el tema uno que el ser humano es multidimensional
y en las diferentes dimensiones tiene diferentes necesidades, recuerde: a la dimensión biológica,
la necesidad de comer, dormir, descansar, hacer ejercicio; a la dimensión psociafectiva, tener
una autoestima sana, sentir seguridad, dar y recibir amor; a la intelectual, conocer, entender,
razonar deliberar, crear; a la social comunicarse, ser aceptado, pertenecer a diferentes grupos,
organizaciones o comunidades; a la dimensión moral tomar decisiones, ejercer su libertad, lograr
la autorregulación y la autonomía.
El psicólogo Abraham Maslow hizo la siguiente clasificación de las principales necesidades
humanas:

Pirámide de las necesidades de Maslow

AUTORREALIZACIÓN

RECONOCIMIENTO

AFILIACIÓN

SEGURIDAD

FISIOLÓGICAS

• Las necesidades fisiológicas: son la base en la que se sustenta la vida, tales como comer,
beber, abrigarse, dormir, etc.
• Las necesidades de seguridad: se relacionan con la necesidad de vivir en un entorno se-
guro sin amenazas, a ello contribuye, por ejemplo, tener un empleo seguro en el que se
pueda progresar.
• Las necesidades de afiliación o de pertenencia: son necesidades de compañía y relación
social. Incluyen la necesidad de pertenecer a un grupo u organización y/o comunidad.
• Las necesidades de estima o reconocimiento: Una persona necesita ser reconocida por
sus logros, y ser respetada y apreciada por los demás.
• Las necesidades de autorrealización son aquellas relacionadas con el sentido último de
la vida y con los valores morales y espirituales. Incluyen el impulso de realizar algo por
los demás, por la sociedad y por aquello que lo trasciende, que es mayor que uno mismo.
Podemos ver que estas necesidades corresponden a las distintas dimensiones del ser humano.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
53
Actividad 3: Necesidades y valores
Recupere los valores que escribió en la actividad 2 en la segunda pregunta y relaciónelos con
las necesidades de la pirámide de Maslow. Por ejemplo, si escribió que un valor muy importante
para usted es tener un empleo seguro, este corresponde a una necesidad de seguridad.
En el siguiente cuadro existe una serie de necesidades y de valores, relacione cada necesidad
con un valor, observe en el ejemplo:

Necesidades Valores

Autorrealización

Reconocimiento

Afiliación

Seguridad Ejemplo: empleo seguro.

Fisiológicas

Las necesidades y valores que acaba de relacionar son sólo algunos ejemplos. Una característica
fundamental del ser humano es su capacidad para valorar, es decir, para discernir lo que vale la
pena, lo que desea o lo que es bueno para sí mismo.

Actividad 4: Autorrealización y valores


Reúnase en pareja y respondan en su cuaderno de apuntes las siguientes preguntas:
• ¿Usted cree que los narcotraficantes tratan de satisfacer estas necesidades?
• ¿Con qué valores o antivalores tratan de satisfacerlas?
• ¿Usted cree que llegan a satisfacer sus necesidades de autorrealización vinculadas a los
valores morales y religiosos? O ¿se limitarán a satisfacer sus necesidades fisiológicas, de
seguridad, de afiliación y de reconocimiento?
• ¿De qué manera satisfacen ellos sus necesidades de reconocimiento?
• ¿Cree usted que “se vale querer ser reconocido por el poder y el dinero a costa de la vio-
lencia, el crimen y la deshumanización total”?

1.3.3 Valores y fines


Un valor es lo deseable en una estructura de desarrollo moral y social. Los valores que asuma una
persona como suyos, son fundamentales porque de ellos se derivarán sus actitudes y conductas.
Los valores orientan las decisiones y acciones de una persona, y pueden constituir concep-
ciones de lo que es deseable, como proyectos ideales de vida. Cuando un valor se acepta como

54 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
ideal de vida suele implicar una exigencia de realización y, por lo tanto, generar un conjunto de
obligaciones para la persona que lo acepta.
Hay muchos valores que nos parecen admirables en los demás, pero que no nos interesa rea-
lizar nosotros mismos, así admiramos al futbolista y al cantante aunque nosotros no tengamos
interés en ser futbolistas o cantantes, admiramos al sabio aunque nosotros no estamos dispues-
tos a dedicarle años a adquirir ese tipo de sabiduría.
Pero hay valores que nos atraen tanto que estamos dispuestos a sacrificar tiempo, esfuerzo
y dinero para conseguirlos, cuando esto ocurre, convertimos estos valores en fines de nues-
tra acción. Así es como se forman los grandes sabios, militares, policías, artistas, santos y los
que han decidido seriamente realizar un valor que les apasiona.

Cuando un valor nos atrae tanto que estamos dispuestos a sacrificar tiempo, esfuerzo y
dinero para conseguirlo, convertimos ese valor en un fin de nuestra acción.

Actividad 5: Conocimiento de sí mismo


• Escriba en su cuaderno de apuntes al menos dos valores que se hayan convertido para
usted en fines y explique por qué son importantes para usted y qué ha hecho para con-
seguirlos.
• ¿Le parece a usted importante luchar por preservar la paz y por vivir en una sociedad libre
de violencia? ¿Podría esto convertirse en un fin para usted? ¿Estará dispuesto a luchar por
tan noble valor?

1.3.4. Propiedades de los valores


Una propiedad de los valores es que son bipolares, lo que quiere decir que para cada valor
podemos encontrar un antivalor, por ejemplo: belleza contra fealdad, riqueza contra pobreza,
justicia contra injusticia, la salud y la enfermedad, la fuerza y la debilidad, etc.
Otra propiedad es que los valores trascienden lo dado, de tal manera que ningún objeto,
situación o acto puede realizar plenamente un valor, sino que lo realiza de una manera limitada.
Ni la justicia, ni la verdad, ni la belleza se realizan plenamente en este mundo. Todos sabemos la
desilusión que sigue muchas veces a la realización de nuestros sueños11.
Los valores son históricos en el sentido de que cambian con el tiempo; lo que valorábamos
en la infancia no es lo mismo que valoramos hoy y aquello a lo que aspiramos hoy no es lo
mismo, tal vez, que aquello a lo que aspiraremos mañana.12
Los valores tienen un aspecto subjetivo, ya que se necesita de la percepción de la persona
para captar el valor, pero también tienen un aspecto objetivo, porque expresan la cualidad que
existen en los objetos, independientemente de que el sujeto los perciba o no. De esta forma, el
valor aparece en la relación entre el objeto y el sujeto que lo percibe.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
55
Aspecto subjetivo:
Persona que lo capta

Universales:
Aspecto objetivo:
Paz
Cualidad del objeto
PROPIEDADES DE
LOS VALORES
Bipolares: Relativos:
Belleza - Fealdad Moda

Trascendentes:
No se realizan plenamente Históricos:
Justicia -Acto justo Cambian con el tiempo

Jerarquizables:
Un valor por encima de otro

Gracias a su aspecto objetivo se puede afirmar que hay valores universales, como cualidades
que deben preferirse independientemente de la cultura a la que se pertenezca. Tal es el caso los de-
rechos humanos fundamentales, la justicia, la paz, la tolerancia, y en general todos aquellos
valores que están basados en la afirmación de la dignidad humana. Estos valores son fruto de un
proceso histórico en el que la conciencia humana colectivamente va descubriendo su significado.
Otros valores, en cambio, son relativos a las épocas y las culturas y por tanto cambian
constantemente, como por ejemplo el buen gusto en el vestir, el concepto de belleza física, el
aprecio por cierta comida, etc.

Actividad 6: Valores vs Antivalores


Reúnanse en pequeños equipos de trabajo y:
• Elijan una noticia del periódico donde identifiquen tres antivalores de los valores del
siguiente cuadro:

Valor Antivalor
Paz
Solidaridad
Honestidad
Verdad
Salud
Justicia
Honradez

56 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
• En su cuaderno de apuntes respondan a las siguientes preguntas:
- ¿Cómo consideran que han cambiado los valores identificados en la noticia, a lo largo de
la historia?

1.3.5. Jerarquía de valores


Los filósofos que han meditado sobre el valor consideran que las cosas son valiosas para nosotros
porque satisfacen nuestras necesidades y nuestras aspiraciones o tendencias y así, han clasifi-
cado diferentes tipos de valores de acuerdo con las necesidades o tendencias humanas.
Cada persona forma su propio sistema de valores, es decir, jerarquiza unos como más im-
portantes que otros. El sistema de valores de una persona puede variar a lo largo de la vida o
dependiendo de circunstancias concretas, es decir, a veces se pone un valor por encima de otro
a través de un proceso de valoración donde se sopesan las razones, se distinguen las consecuen-
cias, se realiza un juicio y se fundamenta una decisión. Esto lo hace de acuerdo a ciertos valores,
normas o principios, considerando la situación particular en la que se encuentra.
No se ha de rechazar ningún valor, pero sí es conveniente distinguir la importancia relativa
de cada uno de ellos para alcanzar la plenitud humana. De acuerdo con Scheler, hay valores
superiores e inferiores según los siguientes criterios:
• Son preferibles los bienes duraderos a los pasajeros y cambiantes.
• Son preferibles los bienes que pueden ser poseídos por muchos a los que tienen que divi-
dirse.
• Son preferibles los valores que son fines en sí mismos que los que se buscan como medio
para lograr un fin.
• Son preferibles los bienes cuya realización produce una mayor satisfacción, una vivencia
de cumplimiento.

Así, una de las características de los valores es que se jerarquizan, y existen diversos crite-
rios para jerarquizar los valores.

Una manera de ordenar los valores es la siguiente13:


• Valores vitales: los que tienen que ver con la conservación de la vida y la salud de nuestro
cuerpo, por ejemplo: salud, buena alimentación, ejercicio, manejo del estrés, etc.
• Valores estéticos: los que tienen que ver con la belleza y la expresión artística en la músi-
ca, la escultura, la pintura, etc. Por ejemplo: armonía, proporción, ritmo, elegancia, fuerza
expresiva, originalidad, creatividad, etc.
• Valores intelectuales: los que tienen que ver con la producción de los conocimientos
humanísticos, científicos y técnicos, por ejemplo: verdad, certeza, coherencia lógica, pro-
fundidad, reflexión, honestidad intelectual, etc.
• Valores técnicos/utilitarios: los que tienen que ver con la economía y la tecnología, por
ejemplo: productividad, rentabilidad, eficiencia, eficacia, ganancias, riqueza, etc.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
57
• Valores morales: los que tienen que ver con la dignidad de la persona humana y la con-
vivencia justa y armónica con los semejantes, por ejemplo: justicia, igualdad, libertad, soli-
daridad, honestidad, etc.
• Valores trascendentales: Los que tienen que ver con el sentido último de la vida y que
surgen de las cosmovisiones filosóficas y de las religiones, por ejemplo: la santidad, lo sa-
grado, la fe.
Valores
trascendentales
Jerarquía de valores
Valores morales

Valores
intelectuales

Valores estéticos

Valores
técnicos utilitarios

Valores vitales

De acuerdo con estos criterios, los valores superiores son los valores morales y trascenden-
tales y los valores inferiores son los valores vitales y técnicos.

1.3.6. Los valores morales


En relación con todos los demás valores, un valor moral (tal como la justicia o la honradez) tiene
las siguientes características:
• Es estimable, apreciable por sí mismo y no como un medio para lograr otras cosas. En esto
se parece a la verdad y a la belleza.
• No puede dejar de realizarse para realizar otro valor distinto. En esto se distingue de la
verdad y la belleza. Puedo dejar de estudiar para conservar mi salud, pero no puedo dejar
de hacer lo que debo para cuidar mi salud o disfrutar de la belleza.
• Es obligatorio. La obligación se expresa en forma de un mandato, de una necesidad: hay
que hacer el bien y evitar el mal. El valor moral presenta una exigencia de realización
absoluta: hay que hacer esto, hay que evitar aquello, no porque lo imponga la ley o la so-
ciedad sino porque así lo percibe mi conciencia.
La raíz de estas características es que el valor moral se refiere a la realización de la persona en lo
que tiene de más íntimo y valioso, de manera que al actuar en contra del valor moral la persona
pierde su integridad y se degrada, fracasa no como artista, como pensador o como estudiante,
sino como ser humano.
Los principios y valores morales como la libertad, la justicia y la vida se deben respetar
incluso en oposición a la mayoría de un grupo social determinado. Alcanzar el más alto nivel

58 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
de desarrollo moral implica seguir principios éticos universales de justicia, igualdad de derechos
humanos, respeto a la dignidad de la persona, elegidos en forma consciente y libre por uno
mismo. Las leyes concretas o acuerdos sociales son válidos si se respetan dichos principios.

Actividad 7: Cuando tuve que sacrificar mi bienestar


personal por un bien mayor
• Recuerde alguna situación de su vida en donde haya tenido que tomar una decisión y
actuar anteponiendo los valores morales a su bienestar personal.
• Narre en esta situación: ¿por qué lo hizo?, ¿lo volvería a hacer?, ¿cómo se sintió al haber
cumplido con su deber?
• Reúnase en pequeños equipos de trabajo y compartan su narración.
• Finalmente escriba en su cuaderno de apuntes, una reflexión sobre los valores morales y
su aplicación en la vida diaria.

Actividad 8: Valores en conflicto


A continuación se presentan dos casos en donde entran en competencia varios valores. Reúnase
en pequeños equipos de trabajo y contesten las preguntas que se solicitan.

Caso 1:
La herencia de Juan
Juan, que es un abogado muy hábil, por azares de la vida se encuentra en un grave problema
financiero cuando su padre muere. No ha podido pagar la hipoteca de su casa y están a punto
de embargarle el negocio. El testamento de su padre indica que los dos herederos de los
bienes son él y su hermana. Juan sabe que su hermana confía en él, pues nunca han tenido
ningún conflicto con ella por dinero, así que, ante esta situación tan desesperada, Juan decide
tomar la parte de la herencia que le corresponde a ella y, haciendo uso de sus conocimientos
jurídicos, la engaña, logrando que firme unos papeles en los que sin saber renuncia legal-
mente a su herencia.

• ¿Qué valores están en conflicto en la decisión de Juan?


• ¿Cuáles privilegió en su decisión?
• ¿Qué valores no tomó en cuenta o no le importaron para tomar su decisión?
• ¿Juan actuó libremente?
• ¿Su actuación fue éticamente correcta? ¿Por qué?
• ¿Qué consecuencias le acarreará a Juan esta decisión?
Juan no actuó en contra de la razón, pues calculó hábilmente la mejor manera de estafar a su her-
mana: su acción fue razonada pero se orientó a su propio beneficio, sin considerar el sufrimiento
de su hermana, sin ser solidario y justo con ella. En este sentido, Juan tiene una conciencia moral

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
59
muy poco desarrollada. Esto se nota porque en su jerarquía de valores no considera los valores
morales en primer lugar.

Caso 2:
El Candidato
“Mariana es diseñadora gráfica y trabaja en una agencia de publicidad muy importante. No
le va mal, pero siente que puede hacer cosas mucho más serias de las que se le han asignado,
algo que sea un verdadero desafío para su desarrollo profesional. Esta mañana, la oportuni-
dad parece haberse hecho realidad, ya que el candidato de un partido fuerte a un puesto de
gobierno, ha elegido a la empresa donde trabaja para que le diseñe la imagen de su campaña.
Conociendo la calidad del trabajo de Mariana y su alto grado de responsabilidad, el director de
la agencia le ha propuesto a Mariana la coordinación de este proyecto tan relevante.
Por una parte, Mariana se siente muy entusiasmada, ya que se trata de la oportunidad
que había estado esperando, del reto para su creatividad que tanto añoraba. Sin embargo,
Mariana está confusa: el candidato al que debe ayudar a promover es una persona por quien
ella nunca votaría para un puesto de gobierno. Gracias a unos amigos de su familia, ella ha
tenido acceso a ciertas evidencias de que el candidato en cuestión ha participado en opera-
ciones de lavado de dinero, razón por la cual no lo considera confiable para participar en la
administración del país.
Si Mariana colabora en el diseño de imagen del candidato, tendrá que ayudar a crear una
gran mentira para convencer a las personas de que voten por él. En el caso de que la campaña
tuviera éxito, habría logrado su cometido como diseñadora gráfica, pero estaría actuando
no sólo en contra de su conciencia, sino de sus propios conciudadanos. Por otra parte, si no
colabora, perderá su gran oportunidad de desarrollo profesional y tal vez se le cierren las puer-
tas para que la tomen en cuenta para nuevos proyectos de esa magnitud.” (Delgado Fresán,
Araceli. Formación valoral a nivel universitario. UIA, 2001).

• ¿Qué valores entran en competencia en esta situación?


• ¿Qué creen que deba hacer Mariana?

Actividad 9: “Un ejemplo a seguir”


Lea o escuche la siguiente noticia donde entregan reconocimientos a policías del DF.

ALDF entregará la Medalla al Mérito Ciudadano 2010 a héroe del metro Balderas.
2010-04-2

El pleno de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal (ALDF) entregó la medalla al Mérito Policial
2009 a elementos de la Secretaría de Seguridad Pública y de la Procuraduría General de Justicia
capitalinas, entre ellos a Juan Manuel Velázquez Ruiz, quien detuvo al homicida del Metro Balderas
el 18 de septiembre de 2009. (Nota, El universal).

60 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
La V Legislatura de la Asamblea Legislativa del Distrito Federal entregó un reconocimiento
a elementos de la Policía de Investigación, por actos de honradez, eficiencia, profesionalismo y
valor, informó la Procuraduría local.

Responda en pareja y en su cuaderno de apuntes a las siguientes preguntas:


• ¿Qué valores demostraron estos policías con su actuación?
• ¿Qué valores se pusieron en conflicto?
• ¿Le gustaría a usted seguir el ejemplo de estos policías y por qué?

Las personas siempre estamos en un proceso de crecimiento, así como nos desarrollamos física-
mente, también crecemos en nuestro desarrollo intelectual, afectivo y moral. Como somos una
sola persona con distintas dimensiones, el desarrollo físico, intelectual, afectivo, social, moral y
espiritual se dan conjuntamente.
Cuando el niño es pequeño, aprende una serie de normas sociales, por ejemplo: cómo ves-
tirse, comer y comportarse en determinados lugares. También, aprende normas morales como
no llevarse algo de la tienda sin pagarlo y no dañar a otro. Aprende lo que se vale hacer y lo
que no se vale, porque sus conductas tienen consecuencias: si hace algo que no es correcto
lo regañan o lo castigan y si hace lo correcto, tiene la aprobación de los otros. Poco a poco se va
dando cuenta de que lo bueno o lo justo tiene que ver con actuar conforme a las necesidades
propias, y que los demás tienen el mismo derecho que él.
A medida que crece, se da cuenta que es “bueno” vivir de acuerdo a lo que los demás
esperan de él y que es “bueno” mantener relaciones mutuas de respeto, confianza y gratitud.
Empieza a ver las cosas no sólo desde su propio punto de vista, sino desde el punto de vista del
otro. Un buen ejercicio es aprender a ponerse en los zapatos del otro y darte cuenta de que los
demás, igual que usted, tienen necesidades de afecto, deseos, intereses y formas de pensar que
no siempre son iguales a las suyas y que tiene que aprender a respetar.
A medida que la persona va madurando, se cuestiona si los valores y las pautas de conducta
que le que le han enseñado valen la pena. Es cuando uno se pregunta si algunas de las normas
sociales que le enseñaron tienen razón de ser, por ejemplo cómo se tiene uno que vestir, cómo se
tiene uno que comportar en determinados lugares, etc. Pero también uno se empieza a pregun-
tar qué es realmente bueno o justo. Es el momento de apropiarse y asumir en forma consciente
sus propios valores.

Para concluir y aplicar lo aprendido:

Actividad 10 Los valores en los diferentes ámbitos


de mi vida.
Describa en su cuaderno de apuntes ¿qué es lo más importante en cada uno de los siguientes
ámbitos y por qué?

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
61
Ámbito ¿Qué es lo más importante para mí? Porque…

En mi vida familiar

En mi vida personal

En mi vida profesional en
la corporación

En mi preparación profesional

En mi vida en comunidad

En mi responsabilidad como
ciudadano de mi país

En mi responsabilidad con
el mundo

Actividad 11 ¿Cuáles serán los valores más importantes


para la policía?
Hasta ahora hemos repasado que hay diferentes tipos de valores y que los más importantes son
los valores morales. Escriba todos los valores que vengan a su mente y que considere que son im-
portantes para que un policía pueda cumplir con su importante función de cuidar a la ciudadanía.

VALORES
Se caracterizan por: Se CLASIFICAN EN: Se REALIZAN EN: Se REALIZAN EN:

Objetivos - subjetivos Vitales Ámbitos de la práctica


moral
Universales - relativos Técnicos
Bipolares Estéticos Individuo
VIRTUDES
Trascendentes Intelectuales
Familia
Históricos Morales
Jerarquizables Trascendentales Sociedad

Estado, Patria y Nación

Comunidad internacional

62 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Tema 1.4. Valores y virtudes

Considerar en nuestra vida los valores morales como un patrón de conducta implica hacerlos
hábito en nosotros, convertirlos en nuestras virtudes. A continuación revisaremos el concepto de
virtud y su importancia para la vida humana.

Para empezar
1.4.1. Las virtudes como realización de los valores

Actividad 1: Recuerdo de una persona que vivió conforme


a los más altos valores morales
Recuerde a alguna persona que haya conocido que se distinguiera por vivir conforme a los valo-
res morales como la justicia, la honradez, la lealtad, la generosidad, etc.
Responda en su cuaderno de apuntes las siguientes preguntas:

• ¿Cómo era esa persona? ¿Qué hacía? ¿Cómo se comportaba con los demás y por qué
considera usted que él o ella es una persona valiosa?
• ¿Cómo se sentiría consigo misma? ¿Qué sentiría su familia?
• ¿Qué le gustaría aprender de ella? ¿Cree que es una persona virtuosa?

Hemos visto que las personas somos libres, que ejercemos nuestra libertad eligiendo valores y
que mediante estas elecciones vamos escribiendo nuestra propia historia personal e influyendo
en la sociedad a la que pertenecemos. Nos referiremos a continuación a la realización de los
valores morales por medio de las virtudes.
Los valores morales se realizan por medio de las acciones humanas. La justicia, la honradez,
la veracidad, el patriotismo, sólo pueden existir en el mundo si hay personas que eligen la Justi-
cia, el respeto a lo ajeno, la Verdad y el bien de la Patria como fines de su acción.
Cuando decimos que una persona es justa, honrada o veraz no queremos decir que de vez
en cuando es justo o que a veces dice la verdad, sino que lo hace siempre, de una manera habi-
tual, como si fuera una costumbre.
Cuando una persona actúa de esa manera constante y buena, decimos que es una persona
virtuosa. La virtud es precisamente la actitud constante, la disposición firme y estable de realizar
los valores morales.
La virtud es entonces el hábito de hacer lo que es moralmente bueno mientras que el vicio,
que es lo opuesto a la virtud, es el hábito de hacer lo que es moralmente malo.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
63
Actividad 2: Mis virtudes vs mis vicios
• En su cuaderno de apuntes y de manera individual, escriba cuáles son las tres principales
virtudes que le gustaría desarrollar a lo largo de su vida.
• Escriba cuáles son los tres vicios que le gustaría evitar y por qué.
• Escriba cómo sus virtudes le pueden ayudar a evitar los vicios.

Para entrar en materia


1.4.2. Las virtudes morales fundamentales
Se distinguen desde la antigüedad cuatro virtudes morales fundamentales, llamadas también
cardinales, porque alrededor de ellas gira toda la vida moral de la persona. Estas virtudes son la
prudencia, la justicia, la fortaleza y la templanza.

Lectura: Las partes del alma y sus virtudes


Platón fue el primero que sistematizó el tema de las virtudes morales, llamadas también cardinales, por-
que, así como los cuatro puntos cardinales nos orientan geográficamente, las cuatro virtudes cardinales
orientan y guían nuestra vida moral. Platón presentó estas virtudes a través de una alegoría, es decir, de
una imagen simbólica, llamada “alegoría del carro alado” mediante la cual muestra el alma como un carro
manejado por un auriga que lleva las riendas de dos caballos, uno blanco y uno negro.
Para Platón, el alma humana se divide en tres partes:
El caballo negro representa la tendencia humana a gozar todo aquello que proviene de nuestros sentidos,
como el placer sexual, o el comer y beber, por ejemplo. Bien encauzado, este apetito concupiscible nos
permite disfrutar de una vida más plena y feliz, pero, de darle rienda suelta a este “caballo”, acabaríamos
sumergidos en la pura búsqueda del placer sensual, haciéndonos presas de la lujuria, de la gula, del alco-
holismo o de todo tipo de adicciones, por ejemplo, o, en el otro extremo, si reprimiéramos constantemente
estos apetitos nos volveríamos insensibles, rígidos, amargados, incapaces de gozar los placeres de la vida.
La virtud que ayuda a esta parte del alma a expresarse de manera equilibrada es la templanza, que es el
hábito de saber moderar, dosificar y gozar sanamente del placer sensible.
El caballo blanco representa la tendencia humana a la agresividad; es esa fuerza de carácter que nos im-
pulsa a seguir adelante y enfrentar las adversidades de la vida. Bien encauzado, este apetito irascible nos
ayuda a superar los fracasos y obstáculos, a perseverar y lograr nuestros propósitos, pero si lo manejamos
mal y dejamos que este “caballo” lleve las riendas de nuestra vida, acabamos como esclavos de nuestra
propia ira, nos volveríamos poco comprensivos, crueles, o, de reprimirlo constantemente, nos volveríamos
débiles, pusilánimes, laxos, displicentes o perezosos, en el otro extremo. La virtud que ayuda a esta
parte del alma a expresarse correctamente es la fortaleza, que es el hábito de saber enfrentar la adversidad
sin dejarse llevar por la furia y la impaciencia o por la depresión y desesperanza.

64 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
El auriga es el conductor del carro y representa la parte racional del alma humana, que es la más
importante. La razón debe encauzar y conducir a nuestras tendencias concupiscibles o irascibles: su papel
es saber en qué momento debe soltar las riendas a cualquiera de los caballos, y en qué momento debe
jalarlas, como buen jinete, para llevar a buen término este carro. Manejar de este modo la vida requiere
de la prudencia, que es una virtud en parte teórica y en parte práctica, porque implica tener un conoci-
miento de la realidad y sentido común, pero también implica la voluntad y la libertad humana para actuar.
La prudencia es así una virtud teórico-práctica que nos ayuda a saber hacer y decir lo que hay que hacer
y decir en el momento preciso. Es la virtud por excelencia que debe tener un buen político para conducir
los asuntos de la vida pública.
Finalmente, nos falta por referir la cuarta virtud cardinal, la justicia, que en la alegoría de Platón
consiste en el orden armónico de las partes del alma entre sí, es decir, en que los apetitos se sometan a la
razón, así como los caballos se someten al auriga. De este modo, Platón define la justicia como la virtud
que permite que cada parte haga lo que le corresponda hacer para que exista armonía en el todo. Aplicada
a la vida social, la justicia consiste en cada quien cumpla las funciones y tareas que le corresponden según
su papel en la sociedad para que se logre el bien de todos, que es el bien común.

Adquirir la virtud para gobernar nuestras propias tendencias no es un proceso sencillo: requiere
del esfuerzo, la disciplina y la autovigilancia o autorregulación constante para que, al repetir
ciertas conductas, éstas se hagan parte de nuestra vida.

Prudencia
N

Templanza O E Justicia

S
Fortaleza

Prudencia:
Es el arte de decidirse bien. La persona prudente discierne en cada circunstancia cuál es el ver-
dadero bien y cuáles son los medios más adecuados para alcanzarlo.
La prudencia es contraria tanto a las decisiones irreflexivas y precipitadas como a la indeci-
sión. Es uno de los requisitos indispensables del liderazgo, ya que el líder prudente es aquél que
prevé los efectos posibles de sus decisiones y decide de tal manera que minimiza los riesgos,
respeta las leyes y los valores éticos y obtiene los resultados deseados.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
65
Templanza:
Es el hábito de saber moderar, dosificar y gozar sanamente del placer sensible. Tiene que ver con
el cuidado de la salud e implica saber medirse en el comer y en el beber, evitar las drogas y otras
adicciones y practicar el ejercicio conveniente.
La persona templada es también moderada en el deseo de placeres y de bienes, de tal ma-
nera que no se deja arrastrar por ellos hasta el punto de ser injusto, desleal y degradarse a sí
mismo y a los demás.

Justicia:
Es la firme disposición de dar a cada quien lo suyo, es decir, de darle a cada quien aquello a lo
que tiene derecho.
La justicia se aplica a las relaciones de las personas entre sí, a las relaciones de las personas
con el Estado y a las relaciones del Estado con las personas.

Fortaleza:
Es la virtud que nos hace capaces de vencer el miedo, incluso a la muerte, y de hacer frente a
las pruebas y las persecuciones. Nos capacita para ir hasta la renuncia y el sacrificio de la propia
vida por defender una causa justa.
A la fortaleza o presencia de ánimo se asocia: “La sangre fría, la serenidad y la calma”, que
se requieren tanto.

Hay muchas otras virtudes morales, relacionadas con las anteriores, pero que tienen que ver con
las circunstancias y actividades propias de cada persona. Más adelante veremos cuáles son las
virtudes morales propias de los servidores públicos y especialmente de la policía.

Actividad 3: Las virtudes cardinales


• Una vez que se ha revisado en qué consisten las cuatro virtudes cardinales, reúnanse en
cuatro equipos.
• Cada equipo representará una virtud cardinal. Su tarea será llevar a cabo una dramatiza-
ción en la que se ejemplifiquen dos casos: uno en el que la conducta de los personajes
refleje la virtud y otro en el que se refleje la ausencia de esa misma virtud. Así, por ejem-
plo, si a un equipo le toca la prudencia, deberá idear y actuar una escena en la que uno o
varios personajes sean prudentes, y otra en la que sean imprudentes. Traten de exagerar
ambas representaciones para hacer un trabajo más ágil y divertido.
• Mientras sus compañeros actúan usted evalúe el ejercicio con las siguientes preguntas:
– ¿Le pareció que las dramatizaciones de sus compañeros reflejaban efectivamente la
virtud y “antivirtud” que se les solicitó?,
– ¿Este ejercicio le ayudó a comprender mejor la importancia de la virtud en la vida de
las personas?,
– ¿Qué cosas mejoraría del ejercicio?

66 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Lectura: La virtud está en el término medio
Lo más difícil de la vida moral es el equilibrio. Platón lo vio con claridad cuando tomó la imagen del carro
alado para representar las virtudes del alma y a la prudencia como la virtud rectora de la vida moral. Man-
tener el equilibrio significa no caer ni en los excesos ni en los defectos, y lograr que “los caballos” caminen
en una misma dirección.
Aristóteles, a quien ya hemos mencionado, y que fue discípulo de Platón, es quien más claramente
desarrolló la idea de que la virtud está en el término medio entre dos extremos. Por ejemplo, la virtud de
la valentía está en el medio de dos extremos: o ser un cobarde que no se atreve a nada o ser un temerario
que se arriesga irresponsablemente.
Estar en el término medio no significa estar en la mediocridad, sino en el difícil punto que permite a
un equilibrista no caerse de la cuerda floja. Si lo pensamos bien, es muy claro: tener el hábito de comer
sanamente no significa comer tan poco que el cuerpo humano no tenga los minerales, vitaminas, proteínas
y carbohidratos que necesita para que sus órganos funcionen, ni significa comer tanto que tenga todos
estos nutrientes en exceso y se conviertan en grasa peligrosa para el organismo.
Pero saber de antemano cuál es el término medio en la vida concreta de cada quien no es nada fácil, ni
se dan prescripciones infalibles: lo que para alguien puede ser saludable, para otro puede resultar dañino.
Por eso, encontrar nuestro término medio requiere que nos conozcamos a nosotros mismos. Es preciso
desarrollar habilidades para observarnos, para autovigilarnos e ir pulsando las consecuencias de nuestras
decisiones y conductas hasta hallar un término medio adecuado a nuestra idiosincrasia.

Actividad 4: Impedir un delito


• De manera individual lea el siguiente texto y responda a las preguntas.

Juan es un policía con un gran sentido del deber. Su actividad principal consiste en vigilar, con su patrulla
y compañero, la zona que tiene asignada, donde coexisten casas de tipo residencial con zonas de mucha
pobreza y callejones oscuros. En cierta ocasión, Juan viajaba solo en la patrulla cuando vio un hombre que
trepaba la barda de una propiedad privada y quiso detenerlo. Se bajó de la patrulla, desenfundó su pistola
y se acercó al portón de entrada de la propiedad, cuando el hombre que estaba en el interior repentina-
mente abrió la puerta y le disparó en el pecho sin más. Juan cayó al suelo por el impacto de la bala y en ese
momento el agresor aprovechó para huir, internándose en los callejones de la colonia. Afortunadamente,
Juan llevaba puesto su chaleco antibalas, pero ese día aprendió una gran lección.

– ¿Juan fue valiente? ¿Por qué?


– ¿Juan fue prudente o imprudente? ¿Por qué?
– ¿Cómo aplicarían en este relato la idea de que la virtud consiste en el término medio?
– ¿Cuál creen que fue la lección que aprendió Juan?

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
67
1.4.3. ¿Cómo se adquiere la virtud?
El hábito, bueno o malo, es una conducta que se adquiere a fuerza de repetirla muchas veces,
hasta que acaba por convertirse en parte de nuestra naturaleza y por definirnos a nosotros
mismos. Mientras que la adquisición del hábito implica al principio un esfuerzo, una vez que se
adquiere se realiza de manera casi automática. Llega un momento en que lo hacemos de ma-
nera natural, como si fuera parte de nuestra manera de ser y así decimos, si tenemos el hábito
de la puntualidad, que somos personas puntuales, o si tenemos el hábito de fumar, que somos
fumadores. Una vez adquirido un hábito no es sencillo quitarlo. Por eso es tan importante culti-
var buenos hábitos y evitar los malos.

El hábito, bueno o malo, es una conducta que se adquiere a fuerza de repetirla muchas veces,
hasta que acaba por convertirse en parte de nuestra naturaleza

¿Cuándo se dice que un hábito es bueno? Cuando refleja un valor positivo. Podemos tener bue-
nos hábitos de estudio, o buenos hábitos alimenticios, o buenos hábitos de higiene o deportivos.
Todos estos hábitos nos ayudan a vivir una vida más sana y feliz. También hay hábitos que nos
perfeccionan en el terreno moral: generalmente a esos hábitos se les llama virtudes. Así, la virtud
moral puede definirse como una disposición firme y estable de hacer el bien.
En la medida en que la persona practica las virtudes morales, se desarrolla, crece su libertad,
se integra más consigo misma y con sus semejantes. Si practica lo contrario (los vicios) se va
volviendo esclava de su egoísmo y finalmente se destruye a sí misma y daña a quienes la rodean.
Para desarrollar las virtudes por lo tanto, lo primero es conocer los valores para entonces
convertirlos en fines de nuestra acción para realizarlos en nuestra vida hasta convertirlos en parte
de nuestra manera de ser.

Tal vez la forma más poderosa de llegar al conocimiento del valor y de las virtudes morales es ver-
las realizadas en personas concretas, que se convierten entonces en modelos o guías de nuestra
acción. Como dice el refrán “las palabras mueven pero los ejemplos arrastran” y es que la virtud
vivida mueve no solamente la inteligencia sino también el corazón.

Una vez conocido el valor debemos autorregular nuestra conducta y automotivarnos para reali-
zar ese bien y ser constantes. La adquisición de virtudes es la verdadera formación del carácter
y un factor que ayuda a lograrlo es la reflexión diaria sobre nuestro comportamiento, es decir
preguntarnos al finalizar el día ¿qué sucedió hoy? ¿Me siento tranquilo conmigo mismo porque
actué conforme a los valores que persigo y quiero que sean parte de mí? ¿En los diferentes mo-
mento en los que tuve la oportunidad de practicar al virtud lo hice? Si no fue así ¿Qué puedo
hacer para que esto no vuelva a suceder?
La persona virtuosa es como un artista que genera el bien en su propia vida y en la de los
demás. Hay múltiples campos de aplicación de las virtudes: personal, familiar, Estado, comuni-
dad internacional, etc., que veremos con detalle más adelante.

68 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Actividad 5: Conocimiento personal y acción
En la actividad 2 usted nombró algunas virtudes que le gustaría desarrollar y algunos vicios que
le gustaría evitar.
Elija alguna de las virtudes que acaba de mencionar, la que le parezca más importante en
este momento de su vida, y responda:
• ¿Por qué le parece muy importante y por qué le gustaría desarrollarla?
• ¿Cómo podría adquirir esa virtud?
• ¿Qué podría hacer para que se convirtiera en un hábito?

Ahora elija el vicio que menos le gustaría tener, explique por qué y diga qué puede hacer
para evitarlo.

1.4.4. Otras Virtudes


Así como las virtudes morales se obtienen mediante la práctica reflexiva de un valor moral que
hemos convertido en fin de nuestra acción, podemos hablar también de virtudes cuando nos
referimos a la pericia o destreza que adquiere una persona mediante la práctica reflexiva de ac-
tividades relacionadas con valores utilitarios, científicos o artísticos.
Cabe recordar que descubrimos la importancia y el atractivo de algunas virtudes sólo cuan-
do vemos ejemplos de personas que tienen esas virtudes.
Veamos algunos ejemplos de estas virtudes, que corresponden a diferentes campos de la
creatividad humana:

Las virtudes que persiguen como fin el conocimiento se llaman virtudes intelectuales. Éstas se
adquieren por medio del estudio y la reflexión sobre un campo del conocimiento como la Física,
la Astronomía, la Química, el Derecho, etc. La persona que estudia estas ciencias adquiere con los
años la facilidad de entender, explicar, hacer progresar y aplicar los conocimientos propios de cada
una de ellas. En este sentido, podemos decir que un buen científico tiene la virtud de la ciencia.
Una de las habilidades propias de toda ciencia y de toda profesión es la de razonar correctamente.

Las virtudes que persiguen como fin el conocimiento se llaman virtudes intelectuales. Éstas se
adquieren por medio del estudio y la reflexión sobre un campo del conocimiento

El buen ejercicio de la actividad policial requiere también la adquisición de conocimientos éticos


y jurídicos, así como estratégicos y tácticos.
Existen también las virtudes propias de quienes dominan oficios útiles para la vida huma-
na, tales como la jardinería, la plomería, la agricultura, la herrería, etc. Quienes dominan estos
oficios tienen la virtud y son capaces de enseñarlos a otros, por ello se les domina maestros en
su oficio. A estas actividades se asocia el dominio de ciertas técnicas, tales como las técnicas
policiales.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
69
Otro tipo de virtudes es la de quienes persiguen la belleza en la música, la escultura, la pin-
tura, etc. A quienes dominan la habilidad de producir obras bellas en cada uno de estos campos
se les llama virtuosos y también artistas. Hemos de considerar también poseedores de pericia o
virtuosos en su campo a quienes cultivan con excelencia las artes marciales y los deportes.
De esta manera, las diferentes actividades humanas se pueden perfeccionar mediante el
ejercicio repetido y reflexivo hasta llegar al grado de permanencia, facilidad de ejecución y do-
minio, propios de la virtud.

Para concluir y aplicar lo aprendido

Actividad 6: Virtudes y más…


• En su cuaderno de apuntes escriba qué virtudes intelectuales le gustaría desarrollar y expli-
que cómo puede hacerlo.
• ¿Qué virtudes cree que será importante desarrollar en su trabajo como policía y por qué?
¿Como las desarrollará?
• Puede apoyarse del siguiente cuadro:

¿Cómo puedo darme cuenta


Virtud intelectual que ¿Cómo pienso
de que estoy avanzando en
quiero desarrollar hacerlo?
la adquisición de esa virtud?

1.4.5. Campos de aplicación de las virtudes morales


Las virtudes morales se relacionan no sólo con los valores que tienen que ver con la realización
de la persona individual, sino que consideran también el cuidado y el perfeccionamiento de
la amistad, la familia, la escuela, la profesión, la Patria, la comunidad internacional y el medio
ambiente.

Actividad 7. Campos de aplicación de las virtudes


Revise los valores que consideró más importantes en la actividad 10 del tema anterior. Ahora
reflexione y escriba ¿qué virtudes morales puede desarrollar en cada uno de los siguientes ám-
bitos de su vida?

70 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Ámbito Virtud moral que quiero desarrollar
Personal
Familiar
En tu trabajo
En tu vida como ciudadano
En el cuidado del medio ambiente

En resumen
Subjetivo-objetivo El sujeto precibe algo valioso en un objeto
Lo que es digno
Los valores dependen de la cultura pero hay
de ser apreciado
VALOR = Relativo-universal valores universales como los valores éticos
o prefrerido,
lo estimable

Bipolar A cada valor corresponde un antivalor

Los valores se ordenan por su importancia a la


Jerárquico
hora de tomar una decisión

Valores:
• Vitales
• Estéticos
• Intelectuales
• Técnico/utilitarios
• Morales
• Atienden a la dignidad
• Se eligen libremente
• Son universales
• Perfeccionan inteligen-
temente a la persona

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
71
Tema 1.5. Ética Social
En el tratamiento de este tema veremos que la persona humana realiza valores no solamente en
el ámbito individual, sino también en el campo social y que de esta manera además de desarro-
llarse como persona, contribuye al desarrollo de la sociedad.
Empezaremos por recordar que la persona humana tiene una dimensión social y revisaremos
las relaciones que hay entre la persona y la sociedad. Hay muchos grupos a los que puede per-
tenecer la persona, pero aquí nos referiremos a algunos de ellos particularmente importantes,
entre ellos: la familia, la escuela, el grupo profesional, la Nación y la comunidad internacional.
Veremos que cada una de estos grupos es un ámbito de realización de valores morales.
Reflexionaremos también sobre los principios de la ética social, que son normas o valores
que regulan la convivencia de las personas entre sí y con los grupos de los que forman parte para
generar una sociedad próspera y justa en la que las personas puedan convivir armónicamente
y lograr el más amplio desarrollo de sus potencialidades para el bien de todos. Estos principios
éticos son los de personalidad, solidaridad, subsidiariedad, bien común, justicia social, igualdad
proporcional, tolerancia y diferencia.

Para empezar

1.5.1. Persona y sociedad


En la primera sesión hablamos de las dimensiones de la persona humana. Una de estas dimen-
siones es la social. La persona es un ser social porque para nacer, crecer y desarrollarse en sus
distintas dimensiones necesita de los demás. En la lectura que se ofrece a continuación reflexio-
naremos más sobre esta realidad

Lectura: Persona y sociedad


“Desde que el ser humano nace, recibe de sus padres o de otras personas alimento, abrigo, cuidados y afecto
y con ellos establece vínculos afectivos estrechos. A diferencia de los animales, el hombre no posee instintos
naturales que le permitan sobrevivir solo, en cambio, aprende a ser humano a través de la interacción con los
otros, primero en la familia, luego en la escuela y también en su comunidad más cercana.
El niño va formando su autoimagen, es decir se va formado una idea de lo que él es, a través de los
mensajes que recibe de sus padres y de otras personas que le rodean. El niño o niña se forma una imagen
de sí positiva cuando ha crecido en un ambiente de cuidado, aceptación, cariño y respeto. En este caso, y de
de manera natural, él también muestra afecto por los demás y aprende a su vez a quererse y a respetarse.”14
La persona requiere también de la escuela para instruirse, de los médicos para curarse, de la organización
económica para desarrollar un trabajo productivo, de los agricultores, fabricantes y comerciantes para ad-
quirir lo que necesita para vivir y de numerosos otros grupos deportivos, culturales, religiosos y políticos para
desarrollar plenamente sus capacidades humanas.
La persona se realiza no sólo recibiendo los beneficios que le aporta la sociedad, sino también desarro-
llando sus capacidades y poniéndolas al servicio de los demás. La realización social de la persona consiste en

72 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
la generación y el intercambio de bienes y servicios con los demás miembros de la sociedad. Cada persona
tiene aportaciones que sólo ella puede hacer a la sociedad y ha de descubrir cuál es esa vocación, esa aporta-
ción que le corresponde, esa realización de valores que la perfecciona a ella misma y beneficia a la sociedad.

La interconexión entre la persona y la sociedad se expresa con gran profundidad Octavio Paz en este
fragmento del poema “Piedra del Sol”:

Para ser yo he de ser otro


Salir de mí, buscarme entre los otros.
Los otros que no son si yo no existo.
Los otros que me dan plena existencia

Actividad 1: Para crecer como persona necesitamos de otros


Trate de hacer un recuento de algunas cosas importantes que haya recibido de las personas
cercanas a usted: por ejemplo.
• ¿Quién le enseñó a hablar o a caminar?
• ¿Quién le enseñó a leer y a escribir?
• ¿Quién le mostró el valor de la amistad o de la generosidad?

Y a su vez ¿qué es lo que ha dado usted a los demás?


En su cuaderno de apuntes complete las siguientes frases:

• Mis padres me han dado/enseñado/…


• Mis maestros me han dado/enseñado/…
• Mis amigos me han dado/enseñado/…
• Yo le he dado/enseñado a mis padres…
• Yo le he dado/enseñado a mis maestros…
• Yo le he dado/enseñado a mis amigos…

En la medida en que somos capaces de ayudar a los demás nos sentimos útiles, nuestro au-
toconcepto se fortalece y por tanto nuestra autoestima crece. La profesión policial sin duda
requiere una fuerte vocación de servicio a los demás, pero al mismo tiempo es una de las que
puede proporcionar mayores satisfacciones porque el servicio que presta beneficia a un gran
número de personas y le permite al policía, si lo hace bien, ganar el aprecio y el reconocimiento
de la sociedad.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
73
Para entrar en materia
1.5.2. Ética Social
¿Qué es la ética social?
Mientras que la ética individual se refiere a los principios y normas que debe observar cada
persona para lograr su realización, la ética social considera a la persona como miembro de la so-
ciedad y estudia los principios y normas que deben regular las relaciones entre ésta y los grupos
para lograr el bien común de la sociedad.
La ética social reflexiona sobre los principios y normas que regulan los ámbitos económico,
social, político y cultural de la sociedad.
El ámbito económico es el que se ocupa de la producción, distribución y consumo de los
bienes y servicios. En este ámbito es de particular importancia la propiedad. En todo grupo es
importante la justa regulación de la propiedad, por la cual distinguimos lo que es propio de lo
que es ajeno, lo que es nuestro y lo que debemos compartir con otros.
En el ámbito social es de particular importancia la familia, que constituye la base de la socie-
dad. Es propio de la familia el reconocimiento del valor de la persona humana, a la que la familia
aprecia por sí misma más que por lo que puede hacer o dar.
En el ámbito político es de particular importancia el Estado y su autoridad para lograr el bien
común. La vida política actual implica la participación de los ciudadanos en las decisiones no sólo a
nivel municipal, sino también de la entidad federativa, de la Nación y de la comunidad de naciones.
En el ámbito de la comunidad internacional es necesaria la cooperación internacional para
ayudar a las naciones afectadas por desastres naturales, coordinar esfuerzos para enfrentar
organizaciones delictivas internacionales, favorecer el comercio justo y procurar la paz mundial.
En todo grupo son importantes el respeto a la persona humana, la propiedad, la autoridad
y el bien común de ese determinado grupo.
Las realidades sociales deben ser reguladas por los principios éticos, mediante los cuales la
interacción de las personas contribuye al logro de la cohesión, el orden y la productividad del
grupo en beneficio de todos sus miembros.

Actividad 2: Problemas en la sociedad


Identifique tres problemas que tendría que contribuir a resolver la ética social, y por cada uno
mencione usted qué haría para solucionarlos desde su rol de policía. Piense: ¿cómo policía, yo
qué puedo aportar para la solución de estos problemas?
Puede apoyarse del siguiente cuadro:

Problemas de la sociedad Cómo los puede resolver la ética social ¿Qué puedo aportar?

74 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
1.5.3. Ámbitos de realización de los valores sociales
La familia
“El ser humano es un ser individual y social al mismo tiempo. Sólo a través de la relación perso-
nal con los otros es como se realiza un mundo humano. Cuando estamos en contacto personal
con el otro, a quien hablamos, en quien confiamos, con quien colaboramos y por quien nos
preocupamos es cuando se hace patente la dimensión social de la persona humana como un ser
de relación. De esta forma, la persona vive en comunidad y en sociedad. La sociedad mayor se
constituye con base en muchas entidades menores de las que la familia es la primera y básica
forma de organización social”.15
La familia es la más simple de las formas de la sociedad humana. Idealmente es una comuni-
dad de padres e hijos que tiene la finalidad de satisfacer las necesidades tanto materiales como
psicoafectivas y espirituales de sus miembros, especialmente las de criar y educar a los hijos para
que logren la autonomía. Para que la familia pueda efectivamente brindar protección, apoyo,
sentido de pertenencia, seguridad a sus miembros, es preciso que existan relaciones de mutuo
respeto y de amor entre sus miembros.
Como señala Fernando Savater: “La educación familiar funciona por vía del ejemplo, no por
sesiones discursivas de trabajo, y está apoyada por gestos, humores compartidos, hábitos del
corazón”16. El aprendizaje en la familia es el resultado de una identificación del niño con los mo-
delos de los adultos con los que convive, por eso en la familia las cosas se aprenden de manera
distinta a la de la escuela: la enseñanza se apoya más en el contagio y en la afectividad que en la
racionalidad. Es en la familia donde se adquieren los valores y las primeras normas y principios
de conducta moral, y por ello, la familia tiene la principal responsabilidad en la conformación de
una sociedad ética.
Una de las tareas fundamentales de la familia es la formación profunda de una actitud posi-
tiva respecto de la propia vida, el mundo y el sentido de la existencia. La experiencia vital positiva
en la familia va formando en el ser humano pequeño la convicción intelectual y afectiva de que
él es bien recibido y querido en este mundo, donde descubre buena voluntad y amor entre la
gente, junto con carencias y dificultades que nunca justifican la opción a favor de la nada y de
la muerte.17
Se sabe que una familia funcional es uno de los factores más poderosos en la prevención
del delito juvenil, mientras que una mayoría de los jóvenes delincuentes provienen de familias
desarticuladas.
La familia es una sociedad básica que a su vez forma
parte de estructuras sociales más complejas tales como el
barrio, la colonia, el poblado, el municipio, la ciudad, etc.,
hasta llegar a la Nación.
La persona pertenece a la familia por haber nacido en
ella, pero hay otros grupos a los que la persona se integra
más o menos libremente para el logro de diferentes propósi-
tos, económicos, sociales, culturales, recreativos, deportivos,
profesionales y políticos. Un ejemplo particularmente impor-
tante de este tipo de grupos a los que pertenece la persona
son la escuela y el grupo de trabajo.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
75
Las comunidades indígenas son un ejemplo de solidaridad y comunidad, un grupo de per-
sonas que tienen algo en común y se identifican.

Grupos de pertenencia: la escuela y el grupo de trabajo


Como dice el Contralmirante Redondo “En la escuela, a diferencia de la familia, nos encontra-
mos con personas con otras costumbres y creencias, con otros estilos de vida y la aceptación de
unos por otros no está garantizada. Tenemos que aprender a conocer y reconocer las diferen-
cias, tenemos que construir el vínculo con los demás y conquistar su amistad”.18
Sabemos que uno de los fines fundamentales de la escuela es la educación, que de acuerdo
con el Mtro. González Morfín “consiste en la actualización consciente y libre de las capacidades
del ser humano. Para ello es necesario que la educación se arraigue en los verdaderos valores y
virtudes de la persona humana. La educación ha de enfrentar particularmente los falsos valores
y modelos propuestos a veces por los medios, que reducen la realización humana al logro del
poder y del dinero.
Señala también el Contralmirante Redondo que “En la escuela se han de realizar particular-
mente los valores de respeto recíproco y tolerancia. También debe existir la autoridad racional,
pues los maestros y directores, por el hecho de tener más conocimientos y experiencia, son
responsables de guiar a niños y jóvenes hacia su desarrollo, pero sin recurrir al uso arbitrario e
irracional de la autoridad.
Uno de los valores más importantes que puede transmitir la escuela, es la capacidad de
razonar por sí mismo, que se requiere para la crítica de los falsos valores y el crecimiento en
el gobierno de sí. Esta capacidad se alcanza mediante la búsqueda del conocimiento y de la
verdad.
En el grupo u organización de trabajo, la persona ejerce su profesión y tiene la oportunidad
de realizar una serie de valores relacionados con su actividad laboral, como son: la capacitación
y actualización constante para dominar el campo de trabajo al que se dedica, la disposición de
hacer siempre bien el trabajo, con sentido de responsabilidad, concentración, entrega, cuidado e
inteligencia, el cumplimiento fiel de lo ofrecido y el sacrificio que requiere muchas veces la buena
realización de un trabajo.

Actividad 3: Valores en la familia


De manera individual responda a las siguientes preguntas:
• ¿Qué valores me dio mi familia?
• ¿Qué valores aporto a mi familia?
• De estos valores ¿cuáles aplico día con día en trabajo como policía?

Al formar parte de un grupo y compartir valores comunes, costumbres, modos de ver la vida,
etc., la persona también adquiere en mayor o menor grado una identidad colectiva. Ésta es parti-
cularmente marcada en el caso de los habitantes de algunas naciones, regiones y grupos étnicos.
En la lectura que sigue se explicará brevemente lo que es una identidad colectiva.

76 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Lectura: Identidades colectivas
“La identidad de una persona, de un grupo, de una nación, expresa quiénes somos y quiénes queremos ser. En
ella se entretejen elementos descriptivos y elementos evaluativos.
Identificar significa singularizar, distinguir algo dentro de un conjunto. En este sentido, identificar a un
pueblo equivale a distinguirlo de los otros a partir de ciertas características.
El concepto de identidad se refiere en primer lugar a lo que singulariza, a lo que permite distinguir a un
individuo o a un grupo, su unicidad. Entre los rasgos que caracterizan a una persona se encuentran: los hábi-
tos, las disposiciones cognoscitivas y conductuales, los valores y las normas que regulan sus acciones, los idea-
les, deseos, necesidades, proyectos, e ideas que tiene acerca de lo que es importante; todos estos elementos
conforman su identidad, todos estos rasgos se unifican en la conciencia de sí que tiene cada persona a través
del tiempo. Por ello, la memoria es indispensable para reconocer nuestra identidad, a pesar de los cambios de
circunstancias, modos de pensar y necesidades.
Sin embargo, nuestra propia identidad está íntimamente relacionada con la identidad del grupo al que
pertenecemos.” (Contralmirante Redondo, Láminas 304-306 de la obra citada).
“Usted aprende a vivir en comunidad primero por la forma en que se relaciona con los miembros de su
familia, con sus padres, hermanos, abuelos. Aprende a comunicar sus necesidades, pensamientos e ideas.
Aprende a ser sociable primero en la familia y luego en la escuela y en otros grupos de su comunidad. Aprende
a respetar a los otros y a que le respeten a usted. A compartir, a dar y a recibir. También aprende lo que es
valioso para su familia y su comunidad, aprende las reglas para la convivencia y lo que debe y no debe hacer
para sobrevivir y para convivir con los otros.”19
“Todo esto le da una identidad no sólo como individuo, sino también como miembro de un grupo. Ade-
más de los rasgos únicos e irrepetibles que lo hacen ser quién es, cuenta con otros rasgos que lo distinguen
como miembro de un grupo que puede ser su familia, su pueblo de origen, su etnia, su grupo religioso, su
gremio profesional y su país, etc. Estos grupos le dan a usted un sentido profundo de pertenencia, que es
una necesidad humana básica. Por nuestra naturaleza social necesitamos sentir que somos aceptados y reco-
nocidos como miembros de un grupo. A esto le llamamos identidad colectiva.
Considerada de esta manera, la identidad de un grupo humano “es un modo de entender, sentir y ac-
tuar, un conjunto de formas de vida compartidas que nos permite identificarnos como miembros del mismo
grupo.”20
Cada grupo o colectividad tiene sus propias tradiciones, costumbres, expresiones de lenguaje, maneras de
vestir, creencias, símbolos, etc. Es decir, cada comunidad tiene su propia cultura. Así, la identidad colectiva es
la conciencia que algunos individuos comparten y por la que reconocen y expresan su pertenencia a una cierta
categoría de personas.
Las identidades colectivas distintas a aquellas a las que pertenecemos merecen respeto no sólo por las
personas que pertenecen a ellas, sino también porque encierran valores que pueden enriquecer nuestra forma
de ser humanos.
Identidades colectivas particularmente importantes en México son las de los pueblos indígenas y la de la
Nación mexicana.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
77
Actividad 4: Identidades colectivas
• Reúnanse en equipos de cuatro a seis personas, todas de preferencia de la misma entidad.
• Identifiquen algunas características de la entidad federativa a la que pertenecen: algo de
sus costumbres, tradiciones, símbolos y formas de relación, por ejemplo, y representen
esta identidad colectiva en tres aspectos:

– Un símbolo que los identifique como miembros de esa entidad federativa.


– Un lema o símbolo que refleje esta identidad colectiva.
– Una tradición especial que los identifique como miembros de esa entidad federativa.

Todos estos elementos, símbolos, lemas, tradiciones, etc., que se acaban de representar son
elementos culturales. Nos dan identidad y sentido de pertenencia y representan también valores
para nosotros. ¿Podríamos mencionar alguno de estos valores?

Nación, Patria y Estado


Como vimos antes, el ser humano pertenece a una familia y a otras identidades colectivas,
como podría ser, por ejemplo, una determinada etnia. Mediante su pertenencia a estos gru-
pos y a otros en los que participa libremente para lograr fines económicos, sociales, políticos,
culturales y religiosos, la persona desarrolla sus capacidades y colabora en la realización de los
demás.
Dentro de estas diversas sociedades o grupos a los que pertenece la persona para la reali-
zación de sus fines, hay uno que contempla de manera muy amplia el conjunto de las necesi-
dades y aspiraciones humanas, y dispone de los medios necesarios para facilitar su realización:
el Estado.
Aunque en el lenguaje ordinario usamos indistintamente las palabras Estado y Gobierno, es
posible hacer una distinción entre ellas:
El Estado es un conjunto que incluye tanto al pueblo como al gobierno, mientras que el
Gobierno es la parte del Estado encargado de conducir al pueblo a la realización del bien común
integral.
En el Estado podemos distinguir además dos elementos: el elemento humano, al que llama-
mos pueblo, nación o patria y el elemento físico, que es el territorio.
El pueblo, “es una congregación o asociación de personas para la intercomunicación de
bienes. En su sentido más cercano, el pueblo es una agrupación de familias que conviven en una
localidad21”.
A veces nos referimos también al Estado con los nombres de Patria, País o Nación. Cada
una de estas palabras hace referencia a diferentes aspectos del Estado.

• “País hace referencia sobre todo al área geográfica del Estado.


• Patria a la tierra de origen o tierra de los padres.
• Nación a la lengua y a la historia, mientras que Estado destaca más bien el aspecto jurídico
y político”22.

78 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Los sentimientos y valores asociados a cada uno de estos aspectos son diferentes. Una buena
expresión de lo mejor de ellos se encuentra en el discurso que pronunciara Ernesto Renan en una
conferencia dictada en la Sorbona en 1882, de la cual transcribimos lo siguiente:

“Una nación es un alma, un principio espiritual. Dos cosas que, a decir verdad, no son más que
una, constituyen esta alma, este principio espiritual. Una está en el pasado, la otra en el presente.
La una es la posesión en común de un rico legado de recuerdos; la otra es el consentimiento actual,
el deseo de vivir juntos, la voluntad de continuar haciendo valer la herencia que se ha recibido in-
divisa. El hombre, señores, no se improvisa. La nación, como el individuo, es la consecuencia de un
largo pasado de esfuerzos, de sacrificios y de desvelos. El culto a los antepasados es el más legítimo
de todos; los antepasados nos han hecho lo que somos. Un pasado heroico, grandes hombres, la
gloria (me refiero a la verdadera); he aquí el capital social sobre el cual se asienta una idea nacional.
Tener glorias comunes en el pasado, una voluntad común en el presente; haber hecho grandes
cosas juntos; querer hacerlas todavía, he aquí las condiciones esenciales para hacer un pueblo.
Se ama en proporción a los sacrificios soportados, a los males sufridos. Se ama la casa que se ha
construido y que se trasmite. El canto espartano (‘Somos lo que vosotros fuisteis; seremos lo que
vosotros sois) es, en su simplicidad, el himno compendiado de toda patria”.

A diferencia de los grupos a los que se pertenece solamente por tener la misma lengua, raza
o vecindad, a la nación se pertenece por la adhesión a un principio ético o moral al alcance de
cualquier persona que quiera realizarlo: el bien común. Por eso Renan añade:

“El hombre no es esclavo ni de su raza, ni de su lengua, ni de su religión, ni del curso de los ríos,
ni de la dirección de las cadenas de montañas. Una gran agregación de hombres, sana de espíritu
y cálida de corazón, crea una conciencia moral que se llama nación”.

La finalidad del estado es el logro del Bien Común del pueblo, el cual está constituido por los
bienes de los que todos pueden disponer para su mejor realización. Entre estos bienes se en-
cuentran:
a) El ejercicio de los derechos humanos
b) La paz y la seguridad pública
c) El bienestar social
d) El desarrollo económico
Para lograr el bien común, que es su finalidad, el Estado dispone de autoridad para establecer
leyes y utilizar la fuerza. En efecto, el Estado ejerce la soberanía en el territorio que le correspon-
de, la soberanía significa que tiene la autoridad suprema en ese territorio y que es el único al
que le corresponde el uso legítimo de la fuerza.
En efecto, de acuerdo con lo que establece la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos en sus artículos 39 y 41:
a) La soberanía nacional reside esencial y originariamente en el pueblo.
b) Todo poder público dimana del pueblo y se instituye para beneficio de éste. El pueblo
ejerce su soberanía por medio del gobierno.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
79
Aun cuando el Estado o Nación es la agrupación más amplia, hay circunstancias (como por
ejemplo el tráfico de armas, los desastres naturales, las crisis financieras, los conflictos entre na-
ciones, etc.) que sólo pueden superarse adecuadamente mediante la cooperación entre distintas
naciones. Para ello se requiere considerar una agrupación a nivel mundial, que es la Comunidad
Internacional.

Actividad 5: Mi País, mi Estado, mi Nación


Responda en su cuaderno de apuntes las siguientes preguntas:
• ¿Qué es para usted el Estado?
• ¿Qué representa para usted decir que pertenece a esta Patria?
• ¿Qué acciones hace en su vida diaria, como policía y como miembro de esta Nación, para
poner en alta el nombre de México?
• De un ejemplo de algún problema que haya sucedido en otra parte del mundo y que haya
afectado a los mexicanos.
• ¿Usted cree que México es un país solidario cuando en otra parte del mundo sucede una
catástrofe?

La Comunidad Internacional
De acuerdo con Kofi Annan, quien fuera Secretario General de las Naciones Unidas, vivimos en
un mundo en el que ningún individuo y ningún país pueden mantenerse aislados de los demás.
A continuación resumimos algunos de los puntos en los que Kofi Annan aclara lo que es la co-
munidad internacional:

“Cada uno de nosotros vive en su propia comunidad y al mismo tiempo en el mundo.


La actual interacción mundial (globalización) nos ofrece bienes potenciales pero también
grandes riesgos, como por ejemplo, conflictos mortales en que los civiles son las principales víc-
timas, así como la persistencia de la pobreza y la injusticia, apuntan a la necesidad de identificar
áreas en las que es posible la acción colectiva para salvaguardar los intereses de la humanidad.
¿Qué nos une en una comunidad internacional? Nos une la visión compartida de un mundo
mejor para toda la gente del planeta. Nos une el sentido de nuestra común vulnerabilidad ante
el calentamiento global o la diseminación de las armas de destrucción total. Nos unen también
el marco del derecho internacional y los tratados y convenciones sobre derechos humanos.
La comunidad internacional es un trabajo en progreso, juntos somos más fuertes.
Que la comunidad internacional no es un mero sueño o buen deseo lo muestran ejemplos
tales como: la corte penal internacional, la ayuda a las víctimas de desastres, la presión para
que los gobiernos perdonen las deudas de los países pobres y la prohibición del uso de minas
terrestres”23.
Ante esto ¿Comparte usted la preocupación por cuidar los bosques de la Tierra? ¿Por con-
trolar los desechos nucleares? ¿Por cuidar el agua? ¿Por reciclar la basura? ¿Por hacer respetar
los derechos humanos? Estas son preocupaciones que lo definen no como miembro de un país
o una nación, sino como miembro de la comunidad internacional.

80 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Actividad 6: Red semántica
• De manera individual complete el siguiente esquema.
• En cada círculo escriba una palabra que indique acciones que usted realiza para promover
desde su profesión policial, la ética social en cada uno de los ámbitos.

Identidades
colectivas

Familia Nación,
Patria y
Ámbitos de
Estado
la realización
de los
valores

Comunidad
Internacional

1.5.4. Principios de la ética social


Para lograr una mejor sociedad es necesario que las relaciones entre los individuos, los grupos
y el Estado estén reguladas adecuadamente por principios éticos que permitan a las personas
en sociedad lograr sus fines. Algunos de estos principios importantes son: el de personalidad, el
de solidaridad, el del bien común, el de autoridad, el de propiedad, el de justicia social y el de
tolerancia y diferencia. Se explicará brevemente cada uno de ellos

Actividad 7: Principios…
• Reúnase en pequeños equipos y definan con sus propias palabras y en su cuaderno de
apuntes cada principio de la ética social.
• Al finalizar compare sus definiciones con las que aparecen en las definiciones de la si-
guiente página.
• Completen las definiciones si identificaron algo que les faltó.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
81
Personalidad
El principio de personalidad establece que la persona es el principio, origen y fin de la vida social, de tal ma-
nera que cualquier organización social debe estar al servicio de la persona.
El principio de personalidad implica que las relaciones entre los miembros de una sociedad deben estar basadas
en el respeto, la justicia, la buena voluntad, la actitud de servicio y la contribución al desarrollo del bien común.24
Por ejemplo, sería contrario al principio de personalidad, establecer programas o fines políticos, económicos,
sociales o religiosos en nombre de los cuales se promoviera el desprecio de unos ciudadanos hacia otros.

Solidaridad
La solidaridad consiste en la relación de compromiso y dependencia mutua entre las personas de un grupo.
Implica la disposición de cada miembro del grupo a proporcionar ayuda a aquellos otros que lo necesitan y a
poner lo que esté de su parte para que el grupo pueda funcionar.
“Somos solidarios en sentido ético cuando asumimos la frase del sabio Romano Terencio: ‘Nada humano
me es ajeno’, es decir, cuando comprendemos que no podemos ser indiferentes al destino de los demás,
sino que, por el contrario podemos hacer algo por ellos. La solidaridad se convierte en virtud ética cuando
ejercemos, en la medida de lo posible, la responsabilidad de hacer algo para mejorar la vida de aquellos que
conviven en nuestro entorno”25.
La solidaridad se resume en la famosa frase “Todos para uno y uno para todos”.

Subsidiaridad
La subsidiaridad es un principio que regula las relaciones entre el Estado, los grupos y los individuos26. El
principio establece que, dentro de la sociedad, cada persona y grupo debe tomar las decisiones y asumir las
responsabilidades que le corresponden, y que las autoridades o grupos superiores deben sólo intervenir para
ayudarlas (subsidium) cuando esas personas o grupos menores no pueden por alguna razón realizar adecua-
damente sus propias tareas.
La razón de este principio es que la gente se asocia para complementarse, desarrollarse y lograr lo que no
podría con sus propias fuerzas, pero no para destruir su libertad y su responsabilidad.26

Bien común
El bien común es el fin del Estado, de ahí se deriva el derecho del Gobierno tanto para establecer leyes
como para obligar a su cumplimiento y de ahí se deriva la obligación de los ciudadanos de cumplir las leyes.
El bien común o bien del pueblo, consiste en el conjunto de todos aquellos bienes que los seres humanos
requieren para su plena realización en sociedad. Estos bienes consisten en que haya en la sociedad:
a) Respeto a la dignidad de la persona humana y sus derechos.
b) Condiciones para desarrollar las actividades económicas, sociales, políticas y culturales mediante las
que los seres humanos satisfacen sus necesidades y desarrollan sus capacidades.
c) La seguridad y la paz requeridas para el ejercicio de los derechos.
Corresponde al Gobierno establecer las condiciones para el logro del bien común, de manera que todas las
personas puedan ejercer sus derechos y poseer sus bienes en un ambiente de seguridad y paz, y le corres-
ponde también poner las condiciones para que todos los miembros de la nación puedan desarrollar trabajos
productivos y disponer de vivienda y servicios de salud y educación.
Claramente le corresponde a la policía una tarea especialmente importante en la preservación y acrecenta-
miento del bien común.
La autoridad es la facultad que tienen algunas personas u organismos de emitir órdenes y leyes y esperar la
correspondiente obediencia por parte de las personas a quienes van dirigidas estas órdenes.
Una sociedad bien ordenada y justa requiere de gobernantes que ejerzan una legítima autoridad para el logro
del bien común. Los funcionarios estatales tienen la facultad de mandar y dar órdenes, que deben ser acata-
das siempre que actúen con respeto a las leyes y normas vigentes.

82 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Autoridad
Para tener legitimidad moral, las leyes y órdenes de la autoridad deben estar orientadas hacia el logro del
bien común.
De ahí que la autoridad sólo se ejerza legítimamente si busca el bien común del grupo en cuestión y si, para
alcanzarlo, emplea medios moralmente lícitos. Para evitar los abusos de autoridad, es deseable que un poder
esté equilibrado por otros poderes y otras esferas de competencia que lo mantengan en sus justos límites. A
ello se orienta el principio de la división de poderes.
Debe notarse que la autoridad de la policía deriva de la autoridad del Gobierno y, como ésta, se justifica por
su servicio al bien común.

Propiedad
Para vivir humanamente necesitamos poseer cosas. Cosas como el vestido y el calzado, que son una necesi-
dad básica, pero también cosas que nos generan entretenimiento, diversión, o nos prestan ayuda para hacer
la vida más sencilla. Un refrigerador o una lavadora, un televisor o un radio, un teléfono celular o un auto,
todos ellos son bienes materiales.
La convivencia pacífica de la sociedad requiere que haya un orden en la posesión de los bienes materiales. Sa-
bemos que una de las causas principales de las guerras tanto en la historia de las familias como en la historia
de las naciones, son los conflictos por la posesión de las tierras y que un gran número de delitos se originan
en el deseo desordenado de posesiones.
Y es que no es lo mismo tener posesiones que ser poseído por las cosas. Un principio ético fundamental es
que los bienes materiales son un medio para vivir y no la vida misma. Esto tal vez resulta difícil de aceptar en
una sociedad en la que los medios de comunicación nos hacen creer que el éxito en la vida y el reconocimien-
to de los demás consisten en tener dinero.
Existen diferentes tipos de propiedad, tales como la propiedad pública y la propiedad privada, que a su vez
puede ser individual o colectiva.
La propiedad privada de los bienes es legítima para garantizar la libertad y dignidad de las personas y para
atender las necesidades de cada uno y de las personas que tiene a su cargo.
En efecto, es más digno y corresponde mejor al ser humano adquirir los bienes mediante su esfuerzo honesto, su
creatividad y su iniciativa que recibirlos de otra instancia, posiblemente a cambio de la dependencia y la sumisión.
Sin embargo, la propiedad privada no es un derecho absoluto, sino que está limitada por su función social, de
tal manera que su ejercicio puede ser regulado por la autoridad política para el logro del bien común.
Por encima del bien individual está el bien común y así, por ejemplo, si una propiedad privada está siendo
utilizada para operaciones de narcotráfico o para secuestrar personas, es lícito, moralmente hablando, que la
autoridad gubernamental “extinga el dominio” de esa propiedad en vistas a salvaguardar el bien común. La
función social de la propiedad se lleva a cabo también mediante la realización de la justicia social, de la que
hablaremos a continuación.

Justicia social
Hemos visto que la justicia es la firme disposición de dar a cada quién lo suyo, es decir, de darle a cada quién
aquello a lo que tiene derecho.
La justicia se aplica a las relaciones de las personas entre sí, a las relaciones de las personas con el Estado y a
las relaciones del Estado con las personas.
Cuando pensamos en las relaciones de las personas entre sí, por ejemplo, un contrato de compraventa o un
contrato entre el trabajador y el patrón, se debe aplicar la justicia conmutativa, que previene el abuso de una
de las dos partes interesadas.
Cuando hablamos de justicia social, nos referimos a las relaciones que debe haber entre las personas y el todo
social. Por ejemplo, la persona que percibe determinados ingresos debe contribuir al bien común mediante
el pago de impuestos. La justicia social procura en este caso que la persona con mayores ingresos haga una
contribución mayor al bien común.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
83
Igualdad proporcionall
Por otra parte, la justicia social debe normar la relación del Estado con los ciudadanos, de tal manera que se
asigne un mayor número de recursos a quienes tienen menos posibilidades económicas, educativas y cultu-
rales con el fin de que puedan desarrollarse y lograr condiciones de vida más parecidas a los otros sectores
sociales.
Vemos entonces que la justa relación entre las personas y la sociedad no consiste en asignarles a todas las
personas las mismas cargas y los mismos beneficios, sino en distribuir las cargas y los beneficios proporcional-
mente a las posibilidades y a las necesidades de las personas, de manera que todos tengan lo necesario para
vivir dignamente y se reduzcan las grandes desigualdades en la sociedad.
A este aspecto de la justicia social que consiste en que aporte más el que más tiene y reciba más el que menos
tiene se le llama igualdad proporcional.
De la realización de la justicia depende la paz tanto entre las personas como entre las naciones.

Tolerancia y diferencia
El mundo actual se caracteriza por la diversidad, que es la convivencia de personas con diferentes culturas,
religiones y modos de expresión y de ser humanos. A esta diversidad debe corresponder la tolerancia, que es
lo contrario al desprecio a los demás o la imposición de la uniformidad.
De acuerdo con la Declaración de principios sobre la Tolerancia hecha por la UNESCO en 1995:

“La tolerancia consiste en el respeto, la aceptación y el aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro mundo,
de nuestras formas de expresión y medios de ser humanos. La fomentan el conocimiento, la actitud de apertura, la
comunicación y la libertad de pensamiento, de conciencia y de religión. La tolerancia consiste en la armonía en la
diferencia. No sólo es un deber moral, sino además una exigencia política y jurídica. La tolerancia, la virtud que hace
posible la paz, contribuye a sustituir la cultura de guerra por la cultura de paz”.

“Conforme al respeto de los derechos humanos, practicar la tolerancia no significa tolerar la injusticia social ni re-
nunciar a las convicciones personales o atemperarlas. Significa que toda persona es libre de adherirse a sus propias
convicciones y acepta que los demás se adhieran a las suyas. Significa aceptar el hecho de que los seres humanos,
naturalmente caracterizados por la diversidad de su aspecto, su situación, su forma de expresarse, su comportamien-
to y sus valores, tienen derecho a vivir en paz y a ser como son. También significa que uno no ha de imponer sus
opiniones a los demás”27.

Para concluir y aplicar lo aprendido

Actividad 8: Los principios de la ética social


• Lea o escuche el siguiente caso.
• Reúnanse por parejas y contesten en su cuaderno de apuntes a las siguientes preguntas:
– ¿Cuál es el bien común en este caso?
– ¿Cómo se refleja el principio de solidaridad?
– ¿Cómo funcionó el principio de tolerancia y diferencia?
– Si Macrina hubiera llegado a un arreglo secreto con quienes tenían intereses en las
tierras comunales para darles lo que querían y asegurarse ella su permanencia en el
cargo de presidenta ¿qué principios éticos hubiera violado?

84 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Macrina28
Macrina es una mujer indígena del municipio de San Juan Lalana Oaxaca, que estaba involucrada
en la lucha de su comunidad por defender sus tierras de particulares ganaderos que querían apro-
piárselas.
Ella se postuló para presidenta municipal y ganó las elecciones porque los particulares que tenían
intereses en las tierras comunales no le formaron un expediente judicial que la invalidara para el
cargo, como habían hecho antes con otros candidatos opuestos a sus intereses, porque no se ima-
ginaron que una mujer indígena pudiera llegar a ser presidenta municipal. Gracias a este descuido
de sus enemigos, Macrina ganó las elecciones, pero una vez en el cargo se enfrentó con el rechazo
de los hombres de su propia comunidad, pues aunque muchos de ellos habían votado por ella, a
la hora de verla como presidenta sintieron desconfianza de que una mujer pudiera gobernarlos.
Consciente de esto, la primera medida política de Macrina fue ganarse la confianza de su pueblo
asistiendo a las asambleas ejidales para exponer su interés por ayudar.

Cuando los hombres del municipio la vieron en las asambleas, se empezó a ganar su confianza y
esto le permitió encabezar la lucha por defender sus tierras y, afortunadamente, ganarla.

En resumen:
PERSONA HUMANA SOCIEDAD

Dimensión social

Ámbitos de realización de
valores morales

Ética social

Principios

• Personalidad.
• Solidaridad.
• Subsidiariedad.
• Bien común.
• Justicia social.
• Igualdad proporcional.
• Tolerancia y diferencia.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
85
Tema 1.6. Valores Constitucionales
En este tema veremos la importancia de los valores establecidos en nuestra Constitución Política
para vivir en una sociedad justa y democrática, en la que se respete la dignidad de la persona y
se promueva su desarrollo sin distinción de género, origen étnico o condición socioeconómica.
Revisaremos los valores establecidos en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexi-
canos, tales como la Dignidad Humana, el Amor a la Patria, la Solidaridad, la Independencia, los
Derechos Humanos, los Valores Democráticos, el Multiculturalismo y los valores que deben regir
la actuación de las Instituciones de Seguridad Pública.
En la medida en la que vivamos estos valores, contribuiremos a la grandeza de México y a
nuestro desarrollo como personas.

Para empezar
1.6.1. ¿Qué son los valores constitucionales?
La organización política y forma de gobierno que hoy disfrutamos los mexicanos no siempre ha
sido la misma. Fue necesario pasar por un largo proceso y una serie de vicisitudes para llegar a
la conformación de nuestra actual Constitución Política, que nos rige desde 1917.
Nuestra Constitución defiende valores que se centran en el respeto a la dignidad de la per-
sona humana, como es el caso de los derechos humanos que la Constitución protege mediante
las “Garantías individuales”, consignadas en varios artículos, los cuales establecen la obligación
de respetar los derechos que tienen todas las personas por el hecho de serlo.
Las normas constitucionales, como todas las normas y leyes, tienen la finalidad de proteger
valores. Siendo la Constitución Política la ley suprema del país, sus normas son válidas para todos
los mexicanos.
Los valores constitucionales se llaman así porque se encuentran consignados en nuestra
Constitución Política. Así, por ejemplo, el amor a la patria, la independencia, los valores demo-
cráticos y la solidaridad son valores que, de acuerdo con el Artículo 3º, se deben fomentar en la
educación en México.
El Artículo 21 constitucional dedica una fracción a hablar de las características de la seguri-
dad pública, que a la letra dice:

“La seguridad pública es una función a cargo de la Federación, el Distrito Federal, los Estados y
los Municipios, que comprende la prevención de los delitos, la investigación y persecución para
hacerla efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas, en los términos de la ley,
en las respectivas competencias que esta Constitución señala. La actuación de las instituciones de
seguridad pública se regirá por los principios de legalidad, objetividad, eficiencia, profesionalismo,
honradez y respeto a los derechos humanos reconocidos en esta Constitución”.29
La dignidad humana se menciona en el Artículo 1° y el multiculturalismo o pluriculturalismo en el
Artículo 2°.

En lo que sigue, explicaremos brevemente cada uno de estos valores, cuyo reconocimiento es
resultado de un largo proceso histórico y cuya realización nos conduce a una vida mejor como
personas y como sociedad.

86 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Para entrar en materia
1.6.2. Valores de: Dignidad Humana, Amor a la Patria,
Solidaridade Independencia
Actividad 1: Valores constitucionales
Reúnase en pequeños equipos de trabajo y lean la descripción de cada uno de los valores consti-
tucionales y que acuerdo con su experiencia como policías, escriban, en su cuaderno de apuntes,
una situación en la que hayan vivido estos valores.

Dignidad humana
La dignidad humana consiste en que todo ser humano, por el hecho de serlo, constituye un fin
en sí mismo por estar orientado a la realización de valores trascendentes. En consecuencia, el
ser humano no puede ser tratado solamente como un simple medio u objeto que se utiliza para
lograr otras finalidades y se puede desechar cuando ya no sirve. Al valor de la dignidad humana
corresponde una actitud de cuidado y respeto a la vida, la integridad física, los bienes y los de-
más derechos de toda persona.
La dignidad humana se encuentra mencionada explícitamente en el Artículo 1° de la Consti-
tución que, a la letra, dice: “Queda prohibida toda discriminación motivada por origen étnico o
nacional, el género, la edad, las discapacidades, la condición social, las condiciones de salud, la
religión, las opiniones, las preferencias, el estado civil o cualquier otra que atente contra la digni-
dad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y libertades de las personas”.
Por su vocación, el policía es un guardián de la dignidad de la persona humana.

Amor a la Patria
Como vimos antes, “patria” significa “tierra de los padres”. La mera tierra física, el lugar adon-
de están enterrados los antepasados, por extensión pasa a significar un ámbito cultural y físico
formador o hacedor del hombre y en el cual debe ser, obrar y realizar su destino:

“La Patria pertenece al mundo misterioso de lo que nos es dado. Admitir la realidad de la Patria, es
admitir que estamos ligados a un mundo que no proviene de nosotros. Y ligados en un sentido de
dependencia. En ese sentido, contemplar la realidad de la Patria es en cierto modo, adoptar una
actitud “religiosa”, de religación ante algo que nos supera y de lo que dependemos; una actitud
de dejarse medir y no creerse medida de todas las cosas.
“La patria se compone de nuestro suelo, nuestro paisaje, del recuerdo de nuestros próceres y de
nuestras tradiciones; pero también es algo más.
“Ese algo más es al mismo tiempo tradición y unidad. O sea, un doble vínculo simultáneo: con la
tradición histórica de las generaciones que nos han precedido y las que vendrán, y un vínculo con
todos los hombres del país, nuestros contemporáneos.
“Y es todavía un poco más: es la conciencia de que este grupo de personas que, sea por naci-
miento, por inmigración o por otras causas, están relacionadas entre sí. De esto surgen los deberes

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
87
que tenemos hacia la Patria, que no deben confundirse con los que tenemos hacia la forma de
gobierno que rige, en alguna circunstancia histórica, el país.
“El patriotismo se manifiesta principalmente de cuatro modos:
“El amor de predilección sobre las demás naciones; perfectamente conciliable con el respeto a
todas ellas y la caridad universal, que nos impone el amor al mundo entero.
“El respeto y honra de su historia, sus tradiciones, sus instituciones, su idioma y sus símbolos (en
particular su bandera).
“El servicio: como expresión efectiva de nuestro amor y veneración. El servicio a la patria consiste
principalmente en el fiel cumplimiento de sus leyes legítimas, especialmente aquellas que son
necesarias el crecimiento y engrandecimiento (tributos e impuestos legítimos); y también en el
desempeño desinteresado y leal de los cargos públicos que exige el bien común.
“Finalmente se manifiesta en la defensa contra sus perseguidores y enemigos interiores o exterio-
res: en tiempos de paz, con la palabra o con la pluma, en tiempos de guerra defendiéndola con las
armas y si es necesario dando la vida por ella.
“Ejercer y preservar la soberanía y unidad territorial, honrar a los héroes y próceres, cuidar y seguir
las normas que aseguran el bienestar común a los individuos del territorio, son valores derivados
del amor a la Patria”.30

“El amor a la Patria se menciona en el Artículo 3° constitucional: “La educación que imparta el
Estado tenderá a desarrollar armónicamente todas las facultades del ser humano y fomentará en
él, a la vez, el amor a la Patria y la conciencia de la solidaridad internacional, en la independencia
y en la justicia”.

“El policía ama a la Patria de una manera especial porque previene la injusticia y busca preservar
el orden y la paz, que son bienes del pueblo.”

Solidaridad
Es la ayuda mutua entre los miembros de una sociedad. Consiste en el reconocimiento del deber
que tenemos los miembros de una comunidad de ayudarnos unos a otros y contribuir al logro de
los fines de la unidad a la que pertenecemos. La solidaridad es una virtud que se aplica a todas
las sociedades a las que pertenecemos: la familia, la unidad policial, la Nación y la Comunidad
Internacional.
Como vimos, la Constitución menciona la solidaridad internacional en su Artículo 3°. Reco-
noce la necesaria cooperación e interdependencia entre las naciones, pero establece que estas
relaciones se han de llevar a cabo de tal manera que no afecten la independencia nacional ni
sean contrarias a la justicia.
Estos principios deben atenderse en la cooperación internacional, cada vez más necesaria
para la prevención de la delincuencia organizada, que hoy en día no está ya limitada por las
fronteras nacionales.

Independencia
El término independencia se entiende como la posibilidad que tiene un país, una región o una
comunidad cualquiera para autogobernarse sin el dominio o tutela que pueda provenir de otra
región o ente político.31

88 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Las luchas por la independencia han marcado la historia humana desde los tiempos más an-
tiguos. Recordemos que, por ejemplo, México se independizó de España a principios del siglo xix.
La independencia política está relacionada con la económica, ya que si un país no produce lo
necesario para sostenerse a sí mismo, pueden producirse situaciones de dependencia indeseable
con respecto a otras naciones.
Representa también un peligro para la independencia la dificultad de mantener el orden
público y el respeto a la ley en todo el territorio. En la medida en que un país se puede gobernar
a sí mismo, podrá ser más independiente.
Como valor constitucional, la independencia se menciona en el Artículo 3º: “La Educación
será nacional, en cuanto -sin hostilidades ni exclusivismos- atenderá a la comprensión de nues-
tros problemas, al aprovechamiento de nuestros recursos, a la defensa de nuestra independencia
política, al aseguramiento de nuestra independencia económica y a la continuidad y acrecenta-
miento de nuestra cultura”.
Se menciona también en el Artículo 31, al hablar de una de las obligaciones de los mexi-
canos: “Alistarse y servir en la Guardia Nacional, conforme a la ley orgánica respectiva, para
asegurar y defender la independencia, el territorio, el honor, los derechos e intereses de la Patria,
así como la tranquilidad y el orden interior”.
Esto significa que el mexicano debe estar dispuesto a luchar y sacrificar su vida si es nece-
sario para preservar la independencia de México. El amor a la independencia nacional no es
contrario a la solidaridad internacional, por la que estamos dispuestos a colaborar con personas
o entidades de otras naciones con el fin de obtener beneficios mutuos y lograr la justicia y la paz
mundiales.

El policía contribuye a la Independencia de México asegurando el imperio de la ley en todo el


territorio mexicano.

Actividad 2: Reflexionemos
De manera individual responda en su cuaderno de apuntes las siguientes preguntas:

• ¿Cómo contribuye la policía a salvaguardar la dignidad humana?


• ¿Cómo contribuye la policía a la solidaridad social?
• ¿Cómo contribuye la policía a la independencia de México?
• ¿Cómo fomenta la policía el amor a la Patria?

A continuación, le ofrecemos un fragmento del poema “La suave Patria”, en el que el gran poe-
ta zacatecano Ramón López Velarde expresa bellamente su amor por México:

“Suave Patria: tú vales por el río


de las virtudes de tu mujerío.
Tus hijas atraviesan como hadas,
o destilando un invisible alcohol,
vestidas con las redes de tu sol,
cruzan como botellas alambradas.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
89
Suave Patria: te amo no cual mito,
sino por tu verdad de pan bendito;
como a niña que asoma por la reja
con la blusa corrida hasta la oreja
y la falda bajada hasta el huesito.

Inaccesible al deshonor, floreces;


creeré en ti, mientras una mejicana
en su tápalo lleve los dobleces
de la tienda, a las seis de la mañana,
y al estrenar su lujo, quede lleno
el país, del aroma del estreno”32.

1.6.3. Derechos humanos


Los derechos humanos son derechos que tienen todos los seres humanos por el sólo hecho de
serlo y que les permiten la realización de una vida digna.
Se han de respetar los derechos de todos los seres humanos sin importar su credo, raza,
apariencia, situación económica o cualquier otra condición.
Por estar basados en la dignidad de la persona humana son universales e inalienables (es
decir, no se puede renunciar a ellos).33
Los derechos humanos están garantizados en nuestra Constitución Política en los artículos
relativos a las garantías individuales, de las cuales hablaremos más adelante al tratar de la misión
de la policía.
En todo caso, es obligación estricta de la policía respetar y hacer que se respeten los dere-
chos humanos garantizados por nuestra Constitución Política.
El origen histórico de los derechos humanos se sitúa en Francia, país en el que se redactó
la primera Declaración Universal de los Derechos Humanos. Posteriormente, estos derechos se
han integrado a las constituciones de diferentes Estados, y han sido reconocidos en numerosos
tratados internacionales, de modo que tienen hoy en día una gran fuerza jurídica.
Los derechos humanos se mencionan explícitamente en la Constitución, por ejemplo en los
artículos 2°, 21, 102 y 105, pero como dijimos antes, se encuentran enunciados en todos los
artículos relativos a las garantías individuales, que tienen que ver con la manera en que el estado
garantiza el ejercicio de esos derechos.
De particular importancia para la labor policial es la obligación establecida en el Artículo 21,
que menciona que la actuación de las instituciones de seguridad pública deberá respetar en su
actuación los derechos humanos.
Entre los principales derechos humanos que son particularmente importantes para el des-
empeño de la labor policial, nos limitaremos a mencionar aquí la prohibición de la tortura, de la
privación arbitraria de la libertad y de la vida y la prohibición de la detención arbitraria.
Una dimensión particularmente importante del respeto a los derechos humanos es la pro-
tección de los derechos de las minorías y grupos vulnerables:

La protección de los derechos de las minorías


El “principio de igualdad proporcional” que estudiamos anteriormente indica que aunque la
dignidad humana es igual en todas las personas, en la realidad social existen grupos que viven

90 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
en desventaja con respecto a la sociedad general por tener condiciones especiales que no com-
parten con la mayoría. Tal es el caso de los pueblos indígenas en México, o de personas con
capacidades diferentes, o las que tienen creencias religiosas que no son compartidas por la ma-
yoría de la población, etc. La Organización de las Naciones Unidas, en el artículo 27 del Pacto
Internacional de Derechos Civiles y Políticos dispone: “que en los Estados en que existan mino-
rías étnicas, religiosas o lingüísticas, no se negará a las personas que pertenezcan a dichas mi-
norías el derecho que les corresponde, en común con los demás miembros de su grupo, a tener
su propia vida cultural, a profesar y practicar su propia religión y a emplear su propio idioma.”34
Entre los grupos que requieren una especial atención del Estado para la protección de sus
derechos humanos, se encuentran los llamados grupos vulnerables, sobre los cuales afirma la
Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH):
“Grupos vulnerables son aquellos grupos o comunidades que, por circunstancias de pobre-
za, origen étnico, estado de salud, edad, género o discapacidad, se encuentran en una situación
de mayor indefensión para hacer frente a los problemas que plantea la vida y no cuentan con los
recursos necesarios para satisfacer sus necesidades básicas. La vulnerabilidad coloca a quien la
padece en una situación de desventaja en el ejercicio pleno de sus derechos y libertades.
“La vulnerabilidad fracciona y, por lo tanto, anula el conjunto de garantías y libertades
fundamentales, de tal forma que las personas, grupos y comunidades en esta situación tienen
derechos únicamente a nivel formal, ya que en los hechos no se dan las condiciones necesarias
para su ejercicio.
“Esta circunstancia viola los derechos de los miembros más débiles de la sociedad y los mar-
gina, razón por la cual el Estado tiene la responsabilidad de proteger a estas personas, quienes
frecuentemente desconocen cuáles son sus derechos, ignoran los medios para hacerlos valer y
carecen de los recursos necesarios para acudir ante los sistemas de justicia“.35
Entre estos grupos se encuentran los migrantes que proceden de otros países y cruzan el
territorio nacional.
La atención especial a los derechos de los grupos vulnerables coincide con lo establecido
en los Artículos primero y segundo de nuestra Constitución Política, la cual ordena también el
establecimiento del organismo de protección de los derechos humanos.

El policía debe ser especialmente cuidadoso con la protección de los derechos de personas per-
tenecientes a minorías y a grupos vulnerables.

Respeto a la Dignidad humana


Como hemos visto, la Constitución, en su Artículo 1°, prohíbe toda forma de discriminación
que atente contra la dignidad humana y tenga por objeto anular o menoscabar los derechos y
libertades de las personas.
Quienes discriminan dan un trato diferente a las personas según el color de su piel, etnia,
sexo, edad, cultura, religión o ideología. Los individuos que discriminan tienen una visión dis-
torsionada de la dignidad humana y se atribuyen a sí mismos características o virtudes que los
ubican un escalón más arriba que ciertos grupos de personas. Desde esa “altura” juzgan, recha-
zan y desprecian a otras personas por características que no tienen que ver con sus actos. Este
rechazo se manifiesta de muchas maneras: con la mirada, con la exclusión de lugares públicos,
con el trato grosero y descortés y, sobre todo, con la falta de respeto a la integridad, la vida, los
bienes y otros derechos humanos de las personas discriminadas.36

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
91
Por su vocación, el policía es un guardián de la dignidad de la persona humana y de sus derechos.

Actividad 3: Una noticia


Escuche o lea con atención la siguiente noticia y en parejas respondan a las siguientes preguntas:

• ¿Cómo y por qué se violan los derechos humanos de los niños en México?
• ¿Qué podría contribuir a resolver este problema?

Urge CNDH a detener violación a derechos de niños que trabajan37

En México más de tres millones de niños trabajan y son los sectores agropecuario y comercial los que utilizan
mayoritariamente la mano de obra infantil, afirma la Comisión Nacional de Derechos Humanos (CNDH) y
urge detener las violaciones a los derechos de esos infantes.
El organismo afirma que situaciones económicas adversas propician que niñas y niños abandonen la
escuela y se integren al mercado laboral, aunque más de la mitad de los menores trabajadores estudian y
trabajan.
“Tienen que desempeñar alguna actividad productiva para satisfacer sus necesidades de alimentación,
vestido, educación, o bien, contribuir con su ingreso al gasto familiar”, explicó la institución que encabeza el
ombudsman Raúl Plascencia Villanueva. 
Detalló que de 32.49 millones de menores de 14 años que existen en el país, 3.014,800 integran la tasa
de ocupación infantil.
El trabajo infantil se concentra básicamente en el campo agropecuario con 42% y en el comercial con
22%, aunque son un centenar las ocupaciones en las que se desempeñan, algunas de las cuales pueden
afectar su salud, como es el caso de la fabricación de ladrillos, la “pepena” de basura o el lavado de tanques
industriales, donde se les utiliza por su menuda fisiología.
En todos los casos, según afirma la CNDH, el trabajo infantil llega a repercutir negativamente en su
desarrollo personal y emocional.
De acuerdo con esta misma institución, entre las principales violaciones a los derechos humanos de los
niños que trabajan están la falta de protección a su salud y a su integridad física así como la discriminación,
la marginación y, en ocasiones, la violencia.

1.6.4. Valores democráticos


Actividad 4: Los valores democráticos y mi deber
como policía
Reúnase en equipos de trabajo y con dibujos traten de dar respuesta a los siguientes puntos:

• Definición de valores democráticos.


• Tres acciones que todos los ciudadanos deberíamos llevar a cabo para respetar y aplicar los
valores democráticos.

92 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
• Tres acciones que como policías, ustedes deben llevar a cabo para respetar y aplicar los
valores democráticos.

Valores democráticos38
De acuerdo con su significado original,  democracia  quiere decir gobierno del pueblo por el
pueblo.

El término democracia y sus derivados, provienen de las palabras griegas demos (pueblo) y cra-


tos (poder o gobierno). La democracia es, por lo tanto, una forma de gobierno, un modo de or-
ganizar el poder político en el que lo decisivo es que el pueblo no es sólo el objeto del gobierno,
es decir, aquél que hay que gobernar, sino también el sujeto que gobierna. A esto se le llama
soberanía popular.
Como sabemos, México es un país democrático, ya que en su Artículo 41 la Constitución
establece que: “Es voluntad del pueblo mexicano constituirse en una República representativa,
democrática, federal, compuesta de Estados libres y soberanos en todo lo concerniente a su
régimen interior; pero unidos en una federación establecida según los principios de esta ley
fundamental”.
La democracia como forma de gobierno implica no sólo el derecho de los ciudadanos a
participar, sino también la obligación de hacerlo.
Una primera forma de participación, muy importante, de los ciudadanos es en la elección de
los gobernantes, sea votando por los candidatos de su preferencia o siendo electo para ejercer
funciones de gobierno. A este respecto el Artículo 41 establece que: “Los partidos políticos tie-
nen como fin promover la participación del pueblo en la vida democrática”.
Otra forma de participación de los ciudadanos en el ejercicio del poder es la que señala el
Artículo 26 de nuestra Constitución:

“La ley facultará al Ejecutivo para que establezca los procedimientos de participación y consulta
popular en el sistema nacional de planeación democrática, y los criterios para la formulación, ins-
trumentación, control y evaluación del plan y los programas de desarrollo.”39

Y otra forma importante de participación de los ciudadanos en la vida pública es la que indica el
Artículo 21: “Se determinará la participación de la comunidad que coadyuvará, entre otros, en
los procesos de evaluación de las políticas de prevención del delito, así como de las instituciones
de seguridad pública”.
Pero la democracia no es sólo un sistema de gobierno y una estructura jurídica, sino que, de
acuerdo con el artículo 3° de la Constitución, la democracia es un “sistema de vida fundado en
el constante mejoramiento económico, social y cultural del pueblo”.
Desde este punto de vista, tres son los valores característicos que inspiran desde su origen la
vida social en las democracias modernas: libertad, igualdad y fraternidad.

La libertad significa que el individuo es libre para expresarse, opinar, asociarse con otros,
etc., con la limitación de que en el ejericio de esa libertad no debe perjudicar a otros.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
93
La igualdad significa equidad de condiciones ante la ley, es decir, queda prohibido cualquier
trato discriminatorio de los individuos.

La fraternidad es otro nombre para expresar la solidaridad que llama a los seres humanos a
no verlos con indiferencia o enemistad, sino a apoyarse los unos a los otros.

Hemos hablado ya de la tolerancia, que consiste en la actitud de respeto a las diferencias. En un


sistema democrático, la tolerancia es particularmente importante porque la democracia implica
el pluralismo, esto es, la libertad de expresar diferentes opiniones y proponer distintas formas
de lograr el bien común, lo cual sólo puede hacerse en paz si hay tolerancia.
En lo que sigue, nos basamos libremente en el texto presentado por el Sr. Contralmirante
Eduardo Redondo Arámburo:

Para que la democracia logre sus objetivos se requiere una educación cívica que nos ayude a pre-
pararnos para participar como ciudadanos en la vida democrática, y para lograrlo tenemos que
adquirir las habilidades y las actitudes requeridas para ello. Estas habilidades y actitudes son princi-
palmente las que necesitamos para dialogar de forma razonable con los demás ciudadanos acer-
ca de lo que es mejor para México, nuestra entidad federativa, nuestra región o nuestro municipio.
¿Qué quiere decir ser razonable?: a) Guiarnos por razones; b) Ver el problema desde nuestra pers-
pectiva y también desde el punto de vista del otro; c) Pensar en las consecuencias de nuestras pro-
puestas; d) Estar dispuestos a cambiar nuestros puntos de vista si encontramos otro que sea mejor.
Así, para que, a pesar de las diferencias de opinión y de propuestas, los ciudadanos y los partidos
puedan llegar a acuerdos y tomar decisiones para el bien del país, es fundamental el diálogo
racional o razonable.
El diálogo tiene la finalidad de llegar al entendimiento, al acuerdo y al consenso. El diálogo racio-
nal entre los ciudadanos acerca de los asuntos que les competen es vital para el funcionamiento
de la democracia. Se basa en la información veraz e implica la inclusión de todos los interesados,
la libertad de expresión, la argumentación correcta y el respeto mutuo.
Este diálogo requiere también apertura, que es la disposición para escuchar y tratar de entender
los puntos de vista y los argumentos de los demás, especialmente si son distintos a los propios.
Implica la disposición a cambiar el propio punto de vista si se encuentra que es equivocado o que
hay una propuesta mejor.
La inclusión significa que todos aquellos capacitados para participar en el diálogo deben ser in-
cluidos, que todos los participantes pueden cuestionar, argumentar o expresar sus necesidades,
deseos y puntos de vista. Ninguna fuerza o descalificación externa o interna debe impedir que los
participantes ejerzan ese derecho, una de cuyas características principales es el derecho a disentir.
El consenso significa que los participantes en el diálogo tienen el deseo de lograr un acuerdo, ex-
presan y defienden solo aquello que consideran verdadero y respetan al interlocutor a pesar de no
estar de acuerdo en lo que dice, ya que reconocen su sinceridad y su deseo de llegar a un acuerdo.
Este deseo de alcanzar acuerdos debe estar animado por el amor a México y presupone que los
participantes no intentarán engañar, manipular ni confundir al otro.
Una propuesta de reglas para el diálogo racional del que hemos hablado aquí ha sido formulada
por el filósofo alemán Jurgen Habermas. El modelo de Habermas tiene tres tipos de reglas: a) Que

94 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
los participantes hablen el mismo lenguaje, es decir, que todos entiendan los términos que usan
en el mismo sentido; b) Que los participantes quieran sinceramente llegar a un acuerdo; c) Que
la única fuerza sea la fuerza de la razón, de manera que sólo el mejor argumento haga que los
participantes cambien de punto de vista.
La democracia es más que una forma de gobierno, es un modo de vida común y experiencia co-
municada; posee un sentido moral, más aun, es un ideal moral que consiste en la confianza en los
seres humanos pueden generar juntos fines y métodos para crecer ordenadamente. La democracia
se nutre de la diversidad de perspectivas, del dialogo abierto y de la búsqueda del consenso40.

Actividad 5: Los valores democráticos y nosotros.


De manera individual responda en su cuaderno de apuntes, las siguientes preguntas:
• ¿Considera Ud. que es importante el derecho al voto para elegir a nuestros gobernantes?
• ¿De qué manera pueden participar los ciudadanos en la prevención de los delitos?
• ¿Puede identificar en las personas que conoce e incluso en usted mismo algunas de las
actitudes democráticas que se señalan?,
• ¿Qué podemos hacer para mejorar nuestra democracia?

1.6.5. Multiculturalismo
El Artículo 2º de nuestra Constitución señala que “la Nación Mexicana es única e indivisible”41,
pero reconoce la pluralidad étnica y cultural de su composición, especialmente la existencia de
los pueblos indígenas, y así señala que: “La Nación tiene una composición pluricultural susten-
tada originalmente en sus pueblos indígenas, que son aquellos que descienden de poblaciones
que habitaban en el territorio actual del país al iniciarse la colonización y que conservan sus
propias instituciones sociales, económicas, culturales y políticas, o parte de ellas”42.
Para comprender un poco mejor qué significa el valor del multiculturalismo, también lla-
mado pluriculturalismo, detengámonos un poco en el concepto de cultura:

“La cultura es una construcción colectiva que se expresa en diferentes ámbitos:

a) En las diversas relaciones que los seres humanos establecen con el mundo social, natural y
simbólico;

b) En las formas en las que se construyen, transmiten y desarrollan el conocimiento, los valores
y los tipos de organización social;

c) En la lengua como mediación de la cultura misma;

d) En los bienes y objetos materiales que un pueblo considera como propios43.

“Las culturas presentan dos aspectos que podríamos llamar, en afán de simplificar, externo e in-
terno. El aspecto externo de una cultura está compuesto por factores que podemos observar, los
productos materiales de esa cultura: construcciones, vestidos, artesanías, arte, relaciones sociales,

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
95
modos de comunicación, lenguajes. Por otro lado, el aspecto interno es todo aquello que da vida a
las expresiones externas, como son: los valores comunes, las creencias, las intenciones o fines. Las
culturas aportan a todos sus miembros modos de vivir que les dan un sentido. Estos modos de vida
abarcan la educación, la religión, la economía, los modelos de organización política y social. Todo
ello va formando una tradición común que identifica a los miembros de esa cultura entre sí”44.

Se dice que tal o cual nación es multicultural cuando en ella convive más de un pueblo, ya sean
varios pueblos originarios, como es el caso de nuestro país donde hay más de 62 pueblos indios
o el caso de otros países como Estados Unidos donde si han llegando a través del tiempo perso-
nas de otros países como resultado de la migración.
La Constitución, como hemos visto, reconoce que Méxi-
co es un país multicultural. Aceptar la multiculturalidad no
debe ser visto como un problema, sino como un valor al que
accedemos al reconocer la riqueza humana que cada cultura
nos puede aportar 45. Así, la interculturalidad significa valorar
positivamente la diversidad de culturas que enriquecen mate-
rial y espiritualmente una sociedad.
“Cada región de nuestro país representa rasgos propios
que enriquecen a las demás. Es tarea de todos los mexicanos
apreciar y conservar ese patrimonio cultural, y enriquecerlo
con aportaciones que, al tiempo que se nutren de ese patri-
monio, lo desarrollen en nuevas y ricas manifestaciones cultu-
rales. Pero no debemos olvidar que tenemos también por de-
lante una tarea de justicia. Muchos de nuestros compatriotas
viven en la pobreza y en la ignorancia, y para ellos no es posible compartir ese rico patrimonio
cultural que también les pertenece.46”
Lograr el reconocimiento de una cultura por otra, implica la posibilidad de “comprender lo
diferente mediante la comparación y la analogía con lo propio47” y más aún, reconocer el dere-
cho a la diferencia que tiene el otro.
Atendiendo al principio de la “igualdad proporcional” que vimos en la sesión dedicada a la
ética social, es preciso señalar que los pueblos indígenas, por estar en muchas desventajas eco-
nómicas, educativas, de salud, etc., requieren de un mayor apoyo del Estado para su desarrollo.
En el mismo artículo 2º se señala la necesidad de “promover la igualdad de oportunidades de
los indígenas y eliminar cualquier práctica discriminatoria” de modo que la Federación, los Esta-
dos y los Municipios “establecerán las instituciones y determinarán las políticas necesarias para
garantizar la vigencia de los derechos de los indígenas y el desarrollo integral de sus pueblos y
comunidades, las cuales deberán ser diseñadas y operadas conjuntamente con ellos.”48

Actividad 6: El multiculturalismo en México


• Reúnase en equipos de trabajos y dibujen en su cuaderno de apuntes, un mapa de la
República Mexicana, en él ubiquen los lugares en donde ustedes conozcan pueblos indíge-
nas y describan algunas de sus características.

96 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Actividad 7: Otra noticia
• Lea o escuche con atención la siguiente noticia.
• Reúnase en parejas y responda las siguientes preguntas:
- ¿Cuáles son las culturas que se enfrentan según este artículo?
- ¿Qué valores e ideas entran en conflicto al prohibir el uso del velo a las mujeres musul-
manas en Francia?
- ¿Cómo podrían relacionarse los valores de independencia y multiculturalismo en este
caso?

El velo islámico: mediación frente a prohibición


Por Miguel Pajares49

No creo que haya sido acertada la decisión del presidente francés, Chirac, y su comité de sabios de prohibir
a las chicas musulmanas el uso del velo en las escuelas (…). Explicaré por qué.
Se ha dicho que el velo es un símbolo religioso, y creo que efectivamente lo es, aunque es algo más;
es un símbolo cultural que abarca más razones que las religiosas, pero, sin duda, éstas son muy importan-
tes. [El velo] Está originalmente relacionado con la tradición que impedía a las chicas elegir por sí mismas
la pareja para el matrimonio; su invisibilidad, cubriéndose lo más posible, estaba en consonancia con el
hecho de que no debían atraer la atención de ningún chico, porque era la familia la que se encargaría de
emparejarlas.
Cuando se trata de mujeres ya casadas, el uso del velo tiene también algo que ver con la sumisión a
los maridos. Lo que me han explicado algunos amigos marroquíes es que hay hombres que necesitan que
sus mujeres vistan el velo porque de otra forma se sienten menospreciados ante los demás hombres de la
comunidad musulmana. Para ellos, el tener a sus mujeres vestidas como ordena la tradición es una cuestión
de prestigio y valoración.
Así pues, creo que el uso del velo simboliza, en cierto modo, la discriminación de la mujer; (…) Aquí
surgen las preguntas: ¿se corrige la discriminación prohibiendo el velo? ¿Se ataca a la discriminación elimi-
nando aquello que sólo es un símbolo externo de la misma? El efecto inmediato de la prohibición es que
se refuerza el simbolismo identitario del velo, y su uso se convierte en una reivindicación que tenderá a
implicar a todos los musulmanes (…).

1.6.6. Valores de las instituciones de seguridad


pública: legalidad, objetividad, eficiencia,
profesionalismo y honradez
La seguridad pública y los valores
“¿A quién no le gustaría vivir en una sociedad en la que no hubiera necesidad de cerrar las puer-
tas de las casas porque se podría estar seguro de que nadie intentaría entrar a robar en ellas?
¿En una sociedad en la que todo el mundo pudiera andar por la calle a cualquier hora del día

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
97
o de la noche, sin el menor temor de ser asaltado, violado o asesinado? ¿En una sociedad en la
que no hubiera ninguna razón para sospechar que las frases de cortesía y las sonrisas de ama-
bilidad son mera fachada tras la que se esconden quienes en realidad codician nuestros bienes,
nuestro empleo, nuestro cuerpo, y no tendrían escrúpulo alguno en satisfacer sus deseos a costa
nuestra si les fuera posible? ¿En una sociedad en la que todos trataran bien a todos, y todos
estuvieran satisfechos con su suerte?”50
Con este párrafo inicia el escritor Xavier Ortiz Monasterio el primer capítulo de su libro “Para
ser humano”. En efecto, todos, sin lugar a dudas, elegiríamos, de ser posible, una sociedad así.
Pero sabemos que eso nunca será totalmente alcanzable porque el ser humano no es perfecto,
porque comete errores, porque se inclina al mal y hace sufrir a los demás.
La formación ética busca hacernos conscientes de nuestras debilidades y de la importancia
de trabajar a favor de nuestra propia mejora, desarrollando virtudes que nos permitan una con-
vivencia más armónica y justa y que nos lleven a una vida buena y feliz.
Esta “vida buena y feliz” puede ser vista como una utopía, como un ideal que nos sirve de
guía para caminar en esa dirección, luchando en la medida de lo posible contra el mal, el desor-
den, la injusticia, la crueldad, los delitos y los crímenes.
Esa es la razón de ser de la función de seguridad pública, una función que compete al Es-
tado como el encargado de promover la realización del bien común. La función policial es un
instrumento del Estado para cumplir con su encomienda de garantizar el orden y la paz pública
y prevenir el delito, un medio necesario para reducir al mínimo el peligro y la amenaza que sig-
nifican los individuos y las organizaciones criminales para el resto de los ciudadanos honrados.

Actividad 8: Preguntas y preguntas…


• El grupo se dividirá en tres equipos.
• Cada uno constestará una de las siguientes preguntas:
- Equipo 1: ¿Qué pasaría si las personas e instancias encargadas de la función de la
seguridad pública no actuaran conforme a los valores de la legalidad, la objetividad, la
eficiencia, el profesionalismo o la honradez?
- Equipo 2: ¿A quién podría entonces recurrir la víctima de un delito, la mujer violada, el
hombre secuestrado, el anciano golpeado o el que ha sido despojado de sus bienes?
- Equipo 3: ¿Cuál es la razón de ser del trabajo de las instituciones de seguridad pública?

Legalidad51
El valor de la legalidad hace referencia a un sistema de leyes que debe ser cumplido. La legalidad
es todo lo que se realiza dentro del marco de la ley, la cual aprueba o sanciona determinadas
acciones.
Este valor es muy importante para lograr la cohesión y el orden social, de manera que las
leyes de una sociedad han sido establecidas con el fin no sólo de solucionar conflictos o disputas,
sino también con el objetivo de organizar y ordenar la vida cotidiana en innumerables aspectos.

98 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
La legalidad como actitud es la firme disposición de actuar conforme a lo que establece
la ley. Lo menos que se espera del policía es que se conduzca con apego a la ley en todas sus
actuaciones.

Profesionalismo
“La actitud de profesionalismo significa que, a la hora de ejercer su tarea o actividad, la persona
se desempeña de acuerdo a los mejores parámetros o normas de su profesión”52. En el caso de
la policía, estos parámetros o normas son los de una buena práctica policial, es decir: eficacia,
apego a los principios éticos y jurídicos, y minimización del riesgo para los participantes en la
situación.
El profesionalismo exige una actitud de aprendizaje constante por parte del policía.
“La profesión es un tipo de oficio adquirido de manera legítima por una persona que le
otorga las capacidades técnicas, los conocimientos y las habilidades específicas para la actividad
elegida”53. Profesionalismo es actuar conforme a las mejores prácticas de una profesión, y man-
tenerse siempre actualizados.
Hemos visto también que el profesionalismo exige del policía la disposición de hacer siempre
bien el trabajo, con sentido de responsabilidad, concentración, entrega, cuidado e inteligencia,
el cumplimiento fiel de lo ofrecido y el sacrificio que requiere muchas veces la buena realización
de un trabajo.53

Objetividad
Desde el punto de vista de los valores que deben respetarse en la seguridad pública, la objetivi-
dad aparece como la capacidad de ser neutral e imparcial y no dejarse llevar por los prejuicios a
la hora de emitir un juicio o dar un testimonio, por ejemplo. Ser objetivo es basar las afirmacio-
nes en evidencias suficientes y claras, en lugar de basarse en suposiciones.
La objetividad se relaciona con la veracidad, que consiste en no mentir, en no falsear los he-
chos intencionalmente. La veracidad es tener la intención de expresar los hechos tal como son.
A la veracidad corresponde también no hacer afirmaciones sin tener el soporte de datos o
hechos reales, no hacer suposiciones ni basarse en información de oídas y el no falsear las prue-
bas ni alterar los hechos.
Toda forma de comunicación de un policía ha de ser veraz, tanto en la palabra como en el
llenado de informes o en cualquier respuesta a las preguntas de las autoridades competentes.

Eficiencia
Esta palabra tiene su origen en el término latino efficientia y se refiere a la “capacidad de dispo-
ner de alguien o de algo para conseguir un efecto determinado”.54 Alguien es eficiente cuando
utiliza los recursos de la mejor manera posible para lograr los objetivos que se propone. La efi-
ciencia consiste en lograr lo que uno se propone y es una de las características más importantes
del profesionalismo, porque una persona que actúa de manera profesional en su trabajo sabe
utilizar los recursos a su alcance para lograr sus metas. Por sí misma, la eficiencia es un valor
instrumental, es decir, siempre es un medio para lograr algo. En este sentido, también se puede
ser muy eficiente para cometer delitos o enriquecerse ilícitamente, por ejemplo. Por eso es muy

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
99
importante que la eficiencia esté al servicio de valores de carácter ético, como la honradez, la
justicia o la honestidad, tal como vimos cuando hablamos del “juicio práctico”.

Honradez
La honradez consiste en respetar la propiedad ajena, en no tomar lo ajeno contra la voluntad
de su dueño. La honradez en la conducta prohíbe no sólo el robo, sino también el abuso de
confianza y el fraude.
El policía honrado no aprovecha su posición y su poder para quitarles a los demás sus bienes
y obtener beneficios que no le corresponden.

Para concluir y aplicar lo aprendido

Actividad 9: Alberta y Teresa55


• Lea o escuche con atención el siguiente caso y responda de manera individual y en su
cuaderno de trabajo, las siguientes preguntas:

– ¿A cargo de qué instancias está la seguridad pública?


– ¿Cuáles son los valores por los que debe regirse la actuación de las instancias de segu-
ridad pública?
– ¿Qué valores de las instituciones de seguridad pública se ven presentes y cuáles ausentes?

La Comisión Nacional de los Derechos Humanos (CNDH) consideró que se ha hecho justicia en


el caso de las indígenas queretanas Alberta Alcántara y Teresa González, luego que la Suprema
Corte de Justicia de la Nación (SCJN) ordenara este miércoles la inmediata liberación de am-
bas mujeres.
Las indígenas habían sido acusadas de secuestrar a seis policías de la desaparecida AFI, y
sentenciadas a 21 años de prisión.
La CNDH había exigido la liberación y el respeto a los derechos humanos de las mujeres y
había emitido la recomendación 47/2009, en la cual manifestó que no se habían encontrado
elementos de juicio suficientes para demostrar los delitos que se les imputaban.
En un comunicado, el organismo solicitó también la reparación del daño a las dos mujeres.
Teresa González, de 26 años, y Alberta Alcántara, de 31, fueron detenidas en agosto de
2006, en el marco de un proceso legal iniciado por la  Procuraduría General de la Repúbli-
ca (PGR) contra los pobladores de Santiago Mexquititlán, que habían tenido un enfrentamiento
con agentes de la extinta Agencia Federal de Investigaciones (AFI).
El conflicto comenzó cuando, en marzo de ese año, agentes de la AFI vestidos de civil rea-
lizaron un aseguramiento de mercancía en el tianguis de ese poblado queretano. El operativo
terminó en una confrontación entre los comerciantes y los policías.
Las mujeres fueron encontradas culpables por el Juez Cuarto de distrito de Querétaro por los
delitos de privación ilegal de la libertad en su modalidad de secuestro contra servidores públicos.

100 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
El 17 de marzo, la Suprema Corte atrajo el caso del recurso de apelación y este miércoles
el máximo tribunal ordenó la liberación de las indígenas, por considerar que no se comprobó la
acusación formulada en su contra por la PGR.
En un boletín dado a conocer por la vocera de una fracción partidista, en la Cámara de Di-
putados, se reconoció la sensibilidad de los ministros que aprobaron por unanimidad la ponencia
de la ministra Olga Sánchez Cordero, la cual analiza las irregularidades procesales del caso.
La vocera precisó que el siguiente paso es revisar a fondo la sentencia del máximo tribunal
para determinar si se pueden promover sanciones contra los funcionarios que no impartieron
justicia en su momento y privaron de la libertad a estas mujeres.55

En resumen:
Artículo 21: Valores de la función de la seguridad pública:
Son los valores que • Legalidad
nos definen como • Objetividad
Valores Nación
constitucionales • Eficiencia
• Profesionalismo
Aparecen en la • Honradez
Constitución
Política de los Artículo 3:
Estados Unidos • Independencia
Mexicanos Diálogo, apertura,
• Valores democráticos pluralismo, inclusión
y tolerancia
• Amor a la Patria

Artículo 2:
• Multiculturalismo, pueblos indios

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
101
GLOSARIO

Antropología filosófica. Estudio de la esencia del ser humano, independientemente de la cultura en la


que se desarrolle.
Ancestral. Algo de origen muy remoto. Aquello que pertenece a los antepasados.
Apertura. Cualidad de estar abierto, de mostrar disposición para escuchar y entender al interlocutor en
un diálogo.
Apetito concupiscible. Llama así Santo Tomás al apetito que lleva a la búsqueda de los bienes sensibles
así como a huir de éstos. Como consecuencia, este acto puede llevar a una persona hacia los bienes
sensibles contrarios al bien de la razón. Apetito moderado por la virtud de la templanza.
Apetito irascible. En la tradición aristotélico-tomista, es el apetito inferior responsable de la pasión hacia
los bienes difíciles de conseguir o audacia y de la pasión hacia los males difíciles de evitar o temor.
Santo Tomás llamaba “fortaleza” a la virtud que modera este apetito.
Arcaico. Algo muy antiguo, que se refiere al pasado remoto.
Auriga. Hombre que en las antiguas Grecia y Roma gobernaba los caballos de los carros en las carreras
de circo.
Autoconcepto. Imagen del “yo-conocido” de cada persona, cómo ésta se percibe a sí misma.
Autoestima. Valoración, generalmente positiva, de sí mismo.
Autoimagen. Lo que cada persona piensa de sí misma.
Avasallador (a). Algo que sujeta, que somete por impotencia o debilidad ante quien tiene poder.
Axiología. Rama de la ética o filosofía moral que se dedica al estudio de los valores.
Coercitivo. Que sirve para forzar la voluntad o la conducta de alguien.
Conciencia moral. Capacidad de juzgar nuestros propios actos como buenos o malos. La conciencia se
manifiesta como esa voz interior que nos hace sentirnos satisfechos cuando actuamos correcta-
mente o que nos provoca remordimiento si nos conducimos mal.
Criterio de moralidad. Es el parámetro o medida gracias a la cual podemos juzgar si una acción es mo-
ralmente buena o mala. Esto significa que una acción será buena si está de acuerdo con ese criterio
y mala, si no lo está. Existen dos grandes criterios de moralidad: la ley y la conciencia moral
Consenso. Acuerdo producido por consentimiento entre todos los miembros de un grupo o entre varios
grupos.
Deliberación. Acción y efecto de deliberar. Considerar atenta y detenidamente los pros y contras de los
motivos de una decisión antes de adoptarla, y la razón o sinrazón de los votos antes de emitirlos.
Delirio(s). Confusión mental caracterizada por alucinaciones, reiteración de pensamientos absurdos e
incoherencia.
Derecho positivo. Conjunto de leyes escritas en el ámbito territorial que abarca toda la creación jurídica
del Legislador, tanto del pasado como la vigente, recogida en forma de ley.
Diálogo. Plática entre dos o más personas, que alternativamente manifiestan sus ideas o afectos. Discu-
sión en la que las partes involucradas buscan llegar a un acuerdo.
Diseminación. Acción y efecto de diseminar. Extender lo que está junto o amontonado.

102 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Displicente(s). Que desagrada y disgusta. Indiferencia y disgusto en el trato entre las personas.
Dosificar. Dividir o graduar las dosis; graduar la cantidad o porción de otras cosas.
Envilecer. Rebajar, perder la estimación que se tenía.
Envilecido. Haber hecho vil y despreciable a alguien o algo
Ética hedonista. Postura ética que considera que el crietrio de moralidad es la búsqueda de placer.
Gula. Exceso en la comida o bebida, y apetito desordenado de comer y beber
Hedonismo. Doctrina filosófica que proclama el placer como fin supremo de la vida.
Identidad colectiva. Estado de conciencia implícitamente compartido de unos individuos que reconocen
y expresan su pertenencia a una categoría de persona, a una comunidad o una nación.
Idiosincrasia. Rasgos, temperamento, carácter, etc., distintivos y propios de un individuo o de una colec-
tividad.
Inclusión. Acción y efecto de incluir, de considerar a alguien sujeto de derechos como todos los demás.
Su contrario es la exclusión, la discriminación.
Inculcaron. De inculcar. Repetir con empeño muchas veces algo a alguien.
Infalible. Aquello que no puede fallar, lo que es seguro y cierto.
Inteligencia. Capacidad que se orienta al conocimiento y la búsqueda de la verdad, y nos hace capaces
de comprender la realidad mediante operaciones mentales
Intimidación. Acción o efecto de causar miedo, de infurndir temor en alguien.
Instancia. Institución, organismo. Nivel o grado de la Administración Pública o de cualquier institución
política o social. En Derecho, Cada uno de los grados jurisdiccionales que la ley tiene establecidos
para ventilar y sentenciar, en jurisdicción expedita, lo mismo sobre el hecho que sobre el derecho,
en los juicios y demás negocios de justicia. También se usa como adverbio: “En primera instancia”:
por primera vez, o “en última instancia”: como último recurso.
Insustituible. Que no puede ser sustituido por otra cosa.
Irrumpir. Entrar violentamente en un lugar
Invalidado(s). Algo a lo que se le ha negado valor, que no se reconoce su validez.
Laxos. Dicho de la moral: relajada, libre o poco sana.
Libertad. Capacidad de elegir qué nos hace dueños de nuestros propios actos.
Lujuria. Vicio consistente en el ilícito o en el apetito desordenado de los deleites carnales
Masacrado. Asesinato colectivo con especial crueldad y violencia
Mito. Narración maravillosa situada fuera del tiempo histórico y protagonizada por personajes de carácter
divino o heroico. Con frecuencia interpreta el origen del mundo o grandes acontecimientos de la
humanidad. Historia ficticia o personaje literario o artístico que condensa alguna realidad humana
de significación universal.
Mito arcaico. Narración ficticia muy antigua que trata sobre el origen de alguna realidad.
Multiculturalismo. Convivencia de distintas culturas.
Nicho (s). Lugar donde se coloca algo específico
Pluralidad étnica. Variedad de pueblos de distintos orígenes y razas

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
103
Pluralismo. Sistema por el cual se acepta o reconoce la pluralidad de doctrinas o posiciones
Preferible. Digno de ser elegido o preferido sobre otros.
Proceso de valoración. Serie de pasos que damos para elegir algo con base a los valores que percibimos
y que están en juego en neustra decisión.
Pulsiones. En psicoanálisis, energía psíquica profunda que orienta el comportamiento hacia un fin y se
descarga al conseguirlo. Equivale a nuestros instintos o tendencias inconscientes.
Pusilánime (s). Falto de ánimo y valor para tolerar las desgracias o para intentar cosas grandes. 
Racionalidad. Dimensión humana gracias a la cual podemos conocer, juzgar y decidir nuestras acciones
con base en la lógica. Las facultades de la inteligencia y la voluntad constituyen la racionalidad
humana. Tmabién, gracias a la racionalidad el ser humano es capaz de hacer ciencia y llegar a un
conocimiento más cabal de la realidad.
Razonable. Aquello que es justo, conforme a la razón.
Sentido de pertenencia. Arraigo a algo que se considera importante: personas, cosas, grupos organiza-
ciones o instituciones.
Soberanía. Autoridad suprema del poder públicoLa que reside en el pueblo y se ejerce por medio de sus
órganos constitucionales representativos
Sustentar. Defender o sostener determinada opinión con argumentos razonables.
Unidad estructurada. Una unidad compuesta por varias partes que se articulan coherentemente.
Vicisitudes. Órdenes sucesivas o alternativas de algo. Inconstancia o alternativa de sucesos prósperos y
adversos.
Voluntad. Se orienta a la realización del bien y nos hace capaces de querer y decidir
Vulnerabilidad. Cualidad de vulnerable, adjetivo que se utiliza para aquello que puede ser herido o recibir
una lesión física o moral.

104 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
MI AVANCE
Responda los siguientes reactivos:

1. Elija la dimensión humana a la que, a primera vista, pertenecen cada uno de los siguientes
ejemplos. Marque con una X la respuesta correcta:

Dimensión Dimensión Dimensión Dimensión Dimensión


Ejemplo
biológica social psico-afectiva racional espiritual
Pensar los pros y con-
tras de una decisión
Un dolor de muela
Investigar los móviles
de un asesinato
Asistir a la fiesta de
graduación
Tener fe en valores que
fundamenten la vida
Descubrir la ley de la
gravedad universal
Tener frío
Orar por la paz del
mundo
Amar a una pareja
Compartir los senti-
mientos propios con un
amigo

2. Para las siguientes situaciones, elija si se trata del plano del ser o del deber ser.

Situación Ser Debe ser


1. Atendiendo al número de delincuentes detenidos, la eficiencia policial en
México es 15 veces menor a la de países como Canadá o Inglaterra.
2. Es necesario que la policía tenga una sólida formación ética y un amor a la
Patria a prueba de todo tipo de extorsión.
3. El índice delictivo de robo de autos en la Ciudad de México ha bajado dos
puntos porcentuales con respecto al año pasado.
4. Lo que ayudaría a solucionar el problema de la impunidad es la instaura-
ción de un verdadero sistema de derecho.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
105
3. Relacione la descripción con el concepto correspondiente:

Descripción Concepto
1. Son todos aquellos comportamientos que no son producto ( A ) La conciencia moral
de nuestra libre decisión, sino de nuestra dimensión puramen-
te biológica sobre la que no tenemos control. (  )
2. Es todo acto voluntario, es decir, es una acción que depen- ( B ) Circunstancias
de de la libre decisión de la persona. (  )
3. Es en lo que el acto moral consiste, y por tanto es el ele- ( C ) Fin
mento más esencial. Responde a la pregunta: ¿qué hizo el
sujeto? (  )
4. Es la intención que tuvo el sujeto al actuar. Responde a la ( D ) Objeto
pregunta ¿por qué o para qué lo hizo? (  )
5. Señalan los elementos accidentales que rodean al acto vo- ( E ) Actos humanos
luntario. Responden a las preguntas cómo, dónde, cuándo,
con qué. (  )
6. Se forman por las normas y principios que hemos aceptado ( F ) Actos del hombre
de nuestra familia, escuela, amigos, etc., y gracias a ellas po-
demos darnos cuenta de la calidad moral de nuestros actos.
(  )
7. Son producto de una deliberación sobre los medios más (G) Juicios prácticos
adecuados para lograr los fines previstos. (  )

4. Marque la “V” si el enunciado es verdadero o la “F” si es falso:

4.1. La persona es un ser individual e irrepetible, pero también es un ser social. Al formar parte
de un grupo y compartir valores comunes, costumbres, modos de ver la vida, etc., la persona
también adquiere una identidad colectiva.
(  ) V (  ) F

4.2. La persona es un ser individual, único e irrepetible, por tanto es contradictorio hablar de que
tiene también una identidad colectiva.
(  ) V (  ) F

4.3. El Gobierno es un conjunto que incluye tanto al pueblo como al Estado, mientras que el
Estado es la parte del Gobierno encargado de conducir al pueblo a la realización del bien común
integral.
(  ) V (  ) F

4.4. El Estado es un conjunto que incluye tanto al pueblo como al Gobierno, mientras que el
Gobierno es la parte del Estado encargado de conducir al pueblo a la realización del bien común
integral.
(  ) V (  ) F

106 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
4.5. Patria, País o Nación son palabras que hacen referencia a diferentes aspectos del Estado.
(  ) V (  ) F

4.6. La finalidad del Estado es el logro del Bien Común del pueblo y para ello no tiene autorizado
el uso de la fuerza.
(  ) V (  ) F

4.7. La finalidad del Estado es el logro del Bien Común del pueblo y para ello tiene autorizado
el uso de la fuerza.
(  ) V (  ) F

5. Relacione ambas columnas poniendo en el paréntesis de la columna B, la letra que correspon-


da de la columna A:

COLUMNA A: Principios de la ética social COLUMNA B:


A. Igualdad proporcional ( ) Consiste en que aporte más el que más tie-
ne y reciba más el que menos tiene.
B. Solidaridad ( ) Establece que las autoridades o grupos su-
periores deben sólo intervenir para ayudar
C. Subsidiariedad cuando esas personas o grupos menores
no pueden, por alguna razón, realizar ade-
D. Personalidad cuadamente sus propias tareas.
( ) Consiste en la relación de compromiso y
E. Bien Común
dependencia mutua entre las personas de
un grupo. Implica la disposición de cada
miembro del grupo a proporcionar ayuda
a aquellos otros que lo necesitan.
( ) Consiste en el conjunto de todos aquellos
bienes que los seres humanos requieren
para su plena realización en sociedad.
( ) Es el principio de respeto a la dignidad de
la persona, que es el origen y el fin de la
vida social

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
107
6. Relacione la descripción con el concepto correspondiente:

Descripción Concepto
1. Es una disposición habitual y firme a hacer bien las cosas. ( A ) Legalidad, objetividad, eficien-
(  ) cia, profesionalismo, honradez
2. Es el bien u objeto en cuanto es estimado o apreciado por ( B ) Valores Constitucionales
un sujeto. (  )
3. Es aquel que perfecciona integralmente a la persona y es ( C ) Fortaleza
producto de su libre elección. (  )
4. Es la virtud que nos ayuda a hacerle frente a las situaciones ( D ) Valor moral
adversas de la vida. (  )
5. Son los valores que defiende la Constitución Política de los ( E ) Valor
Estados Unidos mexicanos. (  )
6. Son valores que están asentados en el Artículo 21 de nues- ( F ) Virtud
tra Constitución. (  )
7. Este valor implica basarse en las pruebas para juzgar, no (G) Objetividad
alterar los hechos ni mentir. (  )

7. Relacione ambas columnas poniendo en el paréntesis de la columna B, la letra que correspon-


da de la columna A:

COLUMNA A: COLUMNA B:
A. Ejercicio responsable de la ( ) Consiste en la capacidad de los sujetos de ejercer su liber-
libertad tad al tomar decisiones y regular su comportamiento de
manera autónoma y responsable, al trazarse metas y esfor-
B. Respeto y aprecio de la di- zarse por alcanzarlas.
versidad ( ) Consiste en reconocernos como miembros activos y res-
ponsables de diversos grupos sociales de nuestro entorno.
C. Sentido de pertenencia a
( ) Consiste en la capacidad para comprender, practicar, apre-
la Comunidad Internacional
ciar y defender la democracia como forma de vida y de
organización política.
D. Participación social y po-
lítica ( ) Se refiere a la capacidad para reconocer la igualdad de las
personas en dignidad y derechos, así como a respetar y
E. Apego a la legalidad y sen- valorar sus diferencias en su forma de ser, actuar, pensar,
tido de justicia sentir, creer, vivir y convivir.
( ) Esta actitud implica que las personas se interesen en asun-
F. Comprensión y aprecio por tos vinculados con el mejoramiento de la vida colectiva y
la democracia desarrollen su sentido de corresponsabilidad con represen-
tantes y autoridades de organizaciones sociales y políticas.
( ) Esta actitud alude a la capacidad de actuar con apego a las
leyes y las instituciones como mecanismos que regulan la
convivencia democrática y protegen nuestros derechos.

108 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
8. En los enunciados que siguen, marque el paréntesis de la letra V si considera que la afirmación
es verdadera o el paréntesis de la letra F si cree que es falsa:

8.1. En muchas realidades multiculturales como la nuestra existen profundas asimetrías, es


decir, relaciones de poder en las que unas culturas se discriminan con relación a otras, ge-
nerándose así situaciones de segregación y desigualdad.
(  ) V (  ) F

8.2. En el contexto multicultural de México existen asimetrías que afectan sobre todo a los pue-
blos indígenas: asimetría económica, asimetría política, asimetría valorativa y asimetría educati-
va, que ha puesto a los pueblos indígenas en una situación de desventaja.
(  ) V (  ) F

8.3. Asumir la diversidad no implica necesariamente aceptar al otro y desechar los estereotipos
discriminatorios y los prejuicios raciales arraigados en nuestro país.
(  ) V (  ) F

9. Relacione ambas columnas poniendo en el paréntesis de la columna B la letra que correspon-


da de la columna A:

COLUMNA A: COLUMNA B:
( ) Este término se refiere a la opción ética que
A. Etnocentrismo
mantiene que nuestra manera de entender
el mundo es sólo una de las posibles y que
B. Universalismo
todos los valores culturales están deter-
minados por dos variables: el espacio y el
C. Multiculturalismo
tiempo. Ninguna cultura es superior a otra
y todos los valores valen lo mismo.
( ) Este término se refiere a la postura que
sostiene que hay ciertos valores que tras-
cienden las culturas, como el respeto a la
dignidad humana y los derechos humanos.
( ) Este término describe la creencia por la que
cada grupo social piensa que sus valores,
sus normas y, en definitiva, todos los aspec-
tos que definen su cultura son los correctos
y, por lo tanto, todos deberían adoptarlos
como norma de vida.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
109
REFERENCIAS
1
Adaptado de Gil Martínez, Ramón (1998). Valores humanos y desarrollo personal. Madrid: Editorial Es-
cuela Española, p. 14.
2
http://enbuscadeantares.wordpress.com/2010/08/17/la-seguridad-publica-en-mexico/, Consultado el 06-
04-11.
3
Volpi (2009) en http://enbuscadeantares.wordpress.com/2010/08/17/la-seguridad-publica-en-mexico/,
Consultado el 06-04-11.
4
http://www.terra.cl/actualidad/index.cfm?id_cat=303&id_reg=1596129, Consultado el 06-04-11.
5
Miguel Villoro, Introducción al Estudio del Derecho, Editorisl Porrua, México, 1966, pp. 62-64.
6
Contralm.. Eduardo Redondo Arámburo; Curso de Formación Inicial. Propuesta de Programa y Contenido
Temático. México: 2011. Presentación en power point. Lámina 132.
7
Contralm.CG.DEM. Eduardo Redondo Arámburo; Curso de Formación Inicial. Propuesta de Programa y
Contenido Temático. México: 2011. Presentación en power point. Lámina 69.
8
Contralm.Eduardo Redondo Arámburo; Curso de Formación Inicial. Propuesta de Programa y Contenido
Temático. México: 2011. Presentación en power point. Lámina 65.
9
Calderón Hinojosa, Felipe. Discurso del 15 de abril de 2011 en la toma de protesta de la mesa directiva
del Consejo Directivo de la CANACAR
10
Boff, Leonardo. Etica y formación de valores. Consultado en http://www.servicioskoinonia.org/boff/
articulo.php?num=016 , abril de 2011
11
De Finance, Ethique Genérale. Presses de la Université Grégorienne. Roma, 1967. P.50
12
Contralmirante.CG.DEM. Eduardo Redondo Arámburo. Propuesta de Plan de estudios. Marzo 2011.
13
Tomado, con modificaciones de: Velasco Mendoza Gloria, Raúl C. Arellano y José R. Álvarez (2008)
Orientación y tutoría. México: Editorial Kyron, p. 51.
14
Crispín, María Luisa y Alejandra Delgado (s/a) Formación Cívica y Ética. México, versión mecanográfica,
p.41.
15
Crispín, María Luisa y Alejandra Delgado (s/a) Formación Cívica y Ética. México, versión mecanográfica, p. 44.
16
Savater, Fernando (1997) El valor de educar. México: Instituto de Estudios Sindicales de América Latina,
p. 64.
17
Gonzalez Morfin. Formar Personas. México 2002. P.100
18
Contralm.. Eduardo Redondo Arámburo; Curso de Formación Inicial. Propuesta de Programa y Conteni-
do Temático. México: 2011. Presentación en power point. Láminas 307-308
19
Adaptado de Crispín, María Luisa y Alejandra Delgado (s/a) Formación Cívica y Ética. México, versión
mecanográfica, pp. 42-43.
20
Contralm.. Eduardo Redondo Arámburo; Curso de Formación Inicial. Propuesta de Programa y Conte-
nido Temático. México: 2011. Presentación en power point. Láminas 306.
21
Véase: Campo Urbano, Salustiano del, Juan F. Marsal, José Antonio Garmendia (1987) Diccionario
Unesco de Ciencia Sociales. Barcelona: Editorial Planeta-Agostini.
22
Véase: González Schmal, Raúl (2003) Programa de Derecho Constitucional, México: Editorial Limusa,.
pp 169-163.
23
Traducción del Discurso de Kofi Annan en inglés, disponible en : http://www.aquaac.org/dl/99nl4art3.
html Consultado el 13 de marzo 2011.
24
Cfr. Efraín González Morfín. Op.Cit. P.98
25
Contralm.. Eduardo Redondo Arámburo; Curso de Formación Inicial. Propuesta de Programa y Conte-
nido Temático. México: 2011. Presentación en power point. Lámina 180.

110 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
26
Cfr. Efraín González Morfín. Op. cit., pp. 98-99.
27
Consultado en http://portal.unesco.org/es/ev.php-URL_ID=13175&URL_DO=DO_TOPIC&URL_SEC-
TION=201.html , 29 de abril de 2011
28
Sintetizado de Dalton, Margarita “Mujeres presidentes y el poder local en Oaxaca” CIESAS, Veracruz,
2002. Consultado en: http://www.ciesas-golfo.edu.mx/istmo/docs/mujerespoder/mujeres2.htm el 25 de
enero 2011.
29
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Artículo 21. Consultado en: http://www.diputa-
dos.gob.mx/LeyesBiblio/pdf/1.pdf el 20 de marzo del 2011
30
Tomado de : http://www.churchforum.org/que-consiste-propiamente-amor-patria.htm
31
Tomado, con modificaciones, de: http://www.definicionabc.com/general/independencia.php
Consultado el 14 de marzo 2011.
32
López Velarde, Ramón “La Suave Patria”, consultado en: http://www.poemas-del-alma.com/ramon-
lopez-velarde-la-suave-patria.htm el 21 de marzo 2011.
33
Adaptado de: http://definicion.de/derechos-humanos/ Consultado el 14 de marzo 2011.
34
Organización de las Naciones Unidas, Pacto Internacional de Derechos Civiles y Políticos , Artículo 27
Consultado en: http://www.hchr.org.co/documentoseinformes/documentos/html/informes/onu/cdedh/
Observacion%20Gral.%2023%20Art%2027%20PDCP.html, consultado el 29 de abril de 2011.
35
Comisión Nacional de los Derechos Humanos. http://www.cndh.org.mx/losdh/losdh.htm. Consultado el
10 de abril de 2011.
36
Adaptado de ¿Quiénes discriminan? Comisión de Defensa de los Derechos Humanos para el Estado de
Nayarit. http://www.cddh-nayarit.org/archivos-pdf/triptico-discriminacion.pdf. Consultado el 10 de abril
de 2011.
37
Diario “La Prensa”, México, D.F., 21 de marzo 2011. Consultado en: http://www.oem.com.mx/laprensa/
notas/n2011510.htm
38
Adaptado de: http://www.ife.org.mx/documentos/DECEYEC/principios_y_valores_de_la_democ.htm
Consultado el 16 de marzo 2011.
39
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Artículo 26º. . Consultado en: http://info4.juridi-
cas.unam.mx/ijure/fed/9/2.htm?s= el 28 de marzo de 2011
40
Contralm. Eduardo Redondo Arámburo; op.cit., diversas láminas.
41
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Consultado en: http://info4.juridicas.unam.mx/
ijure/fed/9/2.htm?s= el 28 de marzo de 2011.
42
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Artículo 2º.. Consultado en: http://info4.juridicas.
unam.mx/ijure/fed/9/2.htm?s= el 28 de marzo de 2011.
43
http://www.definicionabc.com/social/multicultural.php Consultado el 14 de marzo 2011
44
Contralm.. Eduardo Redondo Arámburo; Curso de Formación Inicial. Propuesta de Programa y Conte-
nido Temático. México: 2011. Presentación en power point. Láminas 350-351.
45
Citado por Crispín, María Luisa y Alejandra Delgado, op. cit., p. 6.
46
Contralm.. Eduardo Redondo Arámburo; op. cit., Lámina 347.
47
Ibídem., lámina 365.
48
Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos, Artículo 2º. Consultado en: http://info4.juridicas.
unam.mx/ijure/fed/9/2.htm?s= el 28 de marzo de 2011.
49
Resumido del Diario EL PAIS | Opinión - 13-01-2004. Consultado en: http://www.aulaintercultural.org/
article.php3?id_article=486 Consultado el 25 de marzo 2011.
50
Ortiz Monasterio, Xavier (1987) Para ser humano. México: Universidad Iberoamericana, p. 17.
51
Adaptado de: http://www.definicionabc.com/derecho/legalidad.php Consultado el 14 de marzo 2011.
52
Adaptado de de: http://www.definicionabc.com/negocios/profesionalismo.php consultado el 14/03/2011

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
111
53
Contralm. Eduardo Redondo Arámburo; Curso de Formación Inicial. Propuesta de Programa y Conteni-
do Temático. México: 2011. Presentación en power point. Lámina 145.
54
Tomado de http://definicion.de/eficiencia/ Consultado el 25 de marzo 2011.
55
Tomado, con adaptaciones de: http://mexico.cnn.com/nacional/2010/04/28/la-cndh-celebra-la-libera-
cion-de-dos-indigenas-acusadas-de-secuestro Consultado el 25 de marzo de 2011.

112 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
área
Ética policial
Objetivos generales:
• Valorar el servicio público como una vocación en la que es posible convertirse en un refe-
rente social y un actor que colabore en la construcción de una sociedad segura y libre de
violencia.
• Explicar y valorar las implicaciones éticas de ser policía en función del servicio a su comunidad.
• Analizar los valores que rigen la actuación policial y reconocer el tipo de conducta a la que
debe sujetarse y las consecuencias que sus actos tienen para las personas y la sociedad.

Objetivos específicos:
Al finalizar la unidad el participante:
• Explicará lo que es la policía y la importancia de su misión en la sociedad.
• Explicará la relación entre actuación e imagen de policías y ciudadanos.
• Apreciará la importancia de asumir y cumplir un código de ética policial.
• Tomará postura ante diversos dilemas éticos, reconociendo los valores y las normas
que la sustentan.
• Explicará las principales virtudes del policía en relación con su servicio a la comunidad.
• Identificará los valores que guían las buenas prácticas en la relación de la policía con
los ciudadanos.
• Explicará la forma de aplicar cada norma de que consta el Perfil Axiológico de los Inte-
grantes de las Instituciones de Seguridad Pública (24 normas).

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
113
Esquema temático

LA POLICÍA

Ética policial

Misión Principios Valores Normas

Código de ética

Agente social

Perfil axiológico del policía

Tema 2.1. Misión del policía

Para empezar
En este tema usted reflexionará sobre la misión de la policía y los valores en los que se susten-
ta. Para ello, revisará brevemente la historia de la institución y algunas definiciones de su misión.
Verá que la misión de la policía está orientada a la preservación de valores fundamentales que
son apreciados y queridos por todas las personas. Se le pedirá que conteste cuestionarios, realice
algunas lecturas y haga diversos ejercicios.

Actividad 1: Diagnóstico
Imagínese una ciudad o un pueblo sin policía. Responda en su cuaderno de apuntes las siguien-
tes preguntas:
• ¿Cómo sería la ciudad?
• ¿Para que existe la policía?
• ¿Qué pasaría si actualmente no existiera la policía?

114 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
2.1.1. Historia y misión de la policía
Para entrar en materia
Lectura: Historia y Misión de la policía
La palabra policía viene de la palabra griega politeia, que significa gobierno de la ciudad. De ahí la tomaron
también los romanos para designar un cuerpo creado para mantener el orden público.
La policía existió en diversas formas entre los griegos y los romanos y también en México, tanto en la
época Prehispánica como en la época de la Colonia y la de la Independencia.
De acuerdo con el Mtro. Efrén Ramírez “las culturas azteca, maya y texcocana alcanzaron un alto
grado de desarrollo en el tema de policía, seguridad y justicia en general”.
“En la cultura azteca, por ejemplo, el policía tenía un gran papel y era respetado. Al pie de un gran
Teocalli, en solemne ceremonia, el nuevo policía o calpullec recibía una cinta de color, a manera de braza-
lete, que indicaba el grado y el barrio al que iba a ser asignado”. El callpulec estaba encargado de man-
tener el orden. Había también los tianquizpan, que eran los guardianes de los mercados.”1
Durante la Colonia las funciones de vigilancia de la ciudad estaban a cargo de los llamados alcaldes
ordinarios. Una especie de policía de esta época era el sereno que encendía las farolas y vigilaba las calles
de noche. Este personaje ha sido inmortalizado en la canción de las Mañanitas. Además de los vigilan-
tes nocturnos había los alguaciles, funcionarios dependientes de los jueces para la práctica de diligencias,
hacer comparecer a testigos y ejecutar aprehensiones.2
En el México independiente, la policía adoptó diferentes formas y en algún momento algunas funcio-
nes de la policía estuvieron a cargo de grupos de vecinos encargados de mantener el orden.
A partir del siglo XIX, de acuerdo con José Portugal Ayestas, Inspector peruano, se reconocen dos
modelos policiales: el modelo latino (también conocido como modelo francés, continental o napoleónico),
creado a partir de la gendarmería nacional francesa en 1791. Este modelo, de manera esquemática, se
caracteriza por su estructura militar, centralizada y extendida por todo el territorio en forma de tela de
araña y por su vocación de servicio al Estado.
El otro modelo es el anglosajón, creado a imagen de la policía metropolitana de Londres e inspirado
en los principios de Sir Robert Peel.3
En efecto, en Inglaterra la policía profesional, tal como la conocemos hoy, fue fundada en Londres por
Sir Robert Peel en 1829. De acuerdo con Peel, la finalidad de la policía es prevenir (evitar) los delitos y el
desorden. Peel enunció algunos principios para la policía que conservan su actualidad hasta la fecha (ver
el cuadro con los principios de Sir Robert Peel en el apartado de Material de consulta). Cabe notar que se
trata de una policía con vocación de servicio a los ciudadanos.
Los elementos distintivos de los que dotó Peel a la policía fueron un sombrero, un gorro, una insignia
en forma de estrella y un tolete de madera.
La policía profesional ha sido aceptada prácticamente por todos los países del mundo y su misión
incluye los mismos elementos que definió Peel. Así, leemos por ejemplo en la Constitución de Paraguay
que “La misión de la policía es preservar el orden público legalmente establecido, así como los derechos y
la seguridad de las personas y entidades y de sus bienes, ocuparse de la prevención de los delitos, ejecutar
los mandamientos de la autoridad competente y, bajo dirección judicial, investigar los delitos”.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
115
En México, el artículo 21 de la Constitución establece que la “Seguridad Pública es una función a
cargo de la Federación, el Distrito Federal y los Municipios, que comprende la prevención de los delitos; la
investigación y persecución para hacerla efectiva, así como la sanción de las infracciones administrativas,
en los términos de la ley, en las respectivas competencias que esta Constitución señala”.
El Artículo 100 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública (LGSNSP), que reglamenta
el Artículo 21 Constitucional, establece que “Las Instituciones Policiales exigirán de sus integrantes el más
estricto cumplimiento del deber, a efecto de salvaguardar la integridad y los derechos de las personas,
prevenir la comisión de delitos, y preservar las libertades, el orden y la paz públicos”.
Observamos entonces que la misión de la policía incluye los siguientes elementos:
Mantener el orden público, proteger la integridad física de las personas y sus bienes, prevenir la comi-
sión de delitos y salvaguardar los derechos de las personas.

En resumen:
La palabra policía viene de la palabra griega politeia, que significa gobierno de la
ciudad. De ahí la tomaron también los romanos para designar un cuerpo creado para
mantener el orden público.

Cuadro 1: Historia de la policía

Calpullec - barrios Tianquizpan - mercados

Serenos - cuidado de noche Alguaciles - diligencias


Teocalli

Maya Azteca Texcoco Alcaldes ordinarios

Época prehispánica Época colonial

POLICÍA
México

Artículo 21 S. XIX
Constitución
Prevención Gendarmería
Infracción Persecución

Delitos Desorden Estructura


militar
Investigación Prevención de delitos

116 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
La misión de la policía incluye los siguientes elementos:
• Mantener el orden público;
• proteger la integridad física de las personas y sus bienes, y
• prevenir la comisión de delitos y salvaguardar los derechos de las personas.

En México se distingue entre policía preventiva, que tiene la función de mantener el orden
público y prevenir los delitos y faltas administrativas, y la policía judicial o ministerial que es
auxiliar del ministerio público y de los jueces.
Actualmente, la policía preventiva tiene también la tarea de investigar, aunque su investiga-
ción está destinada a la prevención de los delitos.

Actividad 2. Trabajo en equipos


Reúnanse en pequeños grupos de trabajo, elijan un secretario y un representante, posterior-
mente contesten en su cuaderno de apuntes las siguientes preguntas:
• ¿Qué significa ser policía en México?
• ¿Cuál es la insignia de los policías en el México actual?
• ¿Cuál es la misión de la policía? O bien ¿Para qué existe la policía?
• Den un ejemplo de lo que significa prevenir los delitos.
• Den un ejemplo de lo que significa mantener el orden público.

2.1.2. Misión de la policía y sus valores


Lectura: Misión de la policía y sus Valores
Hemos visto que, de acuerdo con la historia de la policía y las leyes mexicanas, la misión de la policía es salva-
guardar la integridad y los derechos de las personas, prevenir la comisión de delitos y preservar las libertades,
el orden y la paz públicos.
De esta manera, la razón de ser de la policía consiste en la preservación de ciertos valores. Recordemos
que un valor es un bien que nos interesa, es un bien que es importante para nosotros.
Los bienes que preserva la policía son importantes para cualquier persona, para cualquier ciudadano, no
solo para el Gobierno ni para unos cuantos; son bienes valiosos para todos, veamos una breve explicación de
cada uno de ellos: 4

a) La vida y la integridad de las personas


La vida es el valor fundamental que debe preservar el Estado a través de la función de Seguridad Pública. La inte-
gridad de las personas tiene que ver con la salud, integridad y disposición sobre su organismo, a la que se opo-
nen actos tales como la detención arbitraria, la tortura, la mutilación, las marcas, los azotes, el tormento, etc.

b) Los derechos y libertades de las personas


(Para ver el cuadro con los textos constitucionales ir a Material de consulta: “Garantías Individuales”)

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
117
Se trata de los derechos fundamentales y las garantías individuales reconocidas a todos por la Constitución.
Estas garantías se encuentran agrupadas bajo los siguientes valores: Libertad, Igualdad, Propiedad y Seguri-
dad Jurídica.
Las garantías de igualdad tienen por objeto evitar los privilegios injustificados y colocar a todos los
gobernados en la misma situación frente a la Ley.
Las garantías de libertad son un conjunto de derechos públicos subjetivos para ejercer, sin vulnerar los
derechos de terceros, libertades específicas que las autoridades del Estado deben respetar, y que no pueden
tener más restricciones que las expresamente señaladas en la Constitución.
En cuanto a las garantías de propiedad, el artículo 27º Constitucional establece en su primer párrafo el
reconocimiento de la propiedad privada que la nación puede establecer sobre las tierras y aguas a favor de
los particulares.
Las garantías de seguridad jurídica, en realidad protegen contra los actos de autoridad que exceden lo
permitido por estos artículos constitucionales, o dicho de otra manera, la autoridad debe de actuar apegada
a estas disposiciones, son su regla y son su límite.

c) El orden y la paz pública


El orden y la paz pública significan que cualquier persona puede realizar sus actividades cotidianas con la
confianza de que su vida, su integridad, su libertad, su patrimonio y otros bienes tutelados por las leyes están
exentos de todo peligro, daño o riesgo.
Tales son los valores que preserva la policía, valores que a todos los ciudadanos interesan y que por su
gran importancia son la grandeza de la misión de la policía y deben ser la tarea y el orgullo de las personas
que hacen suya esa misión. El policía es un servidor de los ciudadanos, un guardián de sus bienes más pre-
ciados y sus derechos, un verdadero servidor público.

Actividad 3: Dramatizaciones
Se reunirán en equipos de tres personas, cada equipo deberá representar un tipo de delito. El
resto del grupo deberá identificar de qué delito se trata y cómo prevenirlo.

Para concluir y aplicar lo aprendido:

Actividad 4: El lema
1. Escriba junto con sus compañeros un lema sobre lo que es ser policía.

Actividad 5: La carta
2. Escriba una carta a su hijo sobre los motivos por los que se siente orgulloso de ser policía.

118 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Tema 2.2. El policía como agente
y referente social
Para empezar:
En este tema usted considerará que la actuación cotidiana del policía se realiza principalmente
en su relación con los ciudadanos y que de esta actuación depende en gran medida la imagen
que los ciudadanos se forman de la policía y del Gobierno, cuya autoridad representan.
Si la imagen que los ciudadanos se forman es positiva, se dice que la policía es un referente
social de valores tales como seguridad, cortesía, servicio, honestidad, valentía, etc. Si la imagen
que los ciudadanos se forman es negativa, la policía se vuelve un referente social de actitudes
contrarias a lo que debieran ser sus virtudes.
Por otro lado, la imagen que el policía se forma de sí mismo, de su misión como tal y de los
ciudadanos repercutirá en su manera de actuar, así como la imagen que la ciudadanía se forma
de la policía influirá en su manera de comportarse con ésta.

Actividad 1: Reflexionar
Reúnanse en pequeños equipos de trabajo para realizar un cartel con recortes de revistas, sobre
uno de los siguientes grupos de preguntas:
Grupo 1: Cuál es la imagen que tienen sus amigos sobre:
• ser policía como un trabajo
• la eficacia de la policía
• la honradez de la policía
• el trato de la policía a los ciudadanos
Grupo 2: Cuál es la imagen que el equipo de trabajo tiene acerca de:
• la manera en que los ciudadanos tratan a los policías
• la honradez de los ciudadanos
Grupo 3: Cuál sería la imagen que le gustaría que se tuviera:
• sobre los policías
• sobre el trato de los ciudadanos a los policías

Para entrar en materia:


El policía debiera ser visto como un agente social que simboliza (representa o es imagen de) la
autoridad del Estado y tiene a su cargo mantener el orden público.
De hecho, junto con los militares, los policías son los únicos funcionarios del Estado que
utilizan uniformes que los distinguen y representan así, visiblemente, la cara del Estado para los
ciudadanos.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
119
Por su misión y profesión el policía es el guardián del orden, la seguridad y los derechos
de las personas. Por la importancia de estos valores y las virtudes de legalidad, valor y servicio
a los ciudadanos, debiera ser un referente social, es decir, un modelo o ejemplo de esos valores
y virtudes para los miembros de la sociedad. Por lo elevado de esta misión, aun su porte debe
inspirar respeto, confianza y seguridad.
El policía es también un funcionario que, para lograr los altos fines de su misión, está inves-
tido de autoridad para hacerse respetar y obedecer por los demás. La autoridad de la policía
y su posibilidad de utilizar la fuerza tienen la finalidad de facilitar el servicio que presta a la
comunidad y se fortalece en la medida en la que sirve realmente a ese propósito.
El policía es un agente social porque su actuación contribuye a que la sociedad mejore o se
deteriore, es un agente social porque se encuentra en muchas situaciones a la vista del público,
y de su actuación depende la imagen que los ciudadanos se forman no sólo de él, sino de la
policía en general.
En la medida en la que el policía cumple correctamente con su misión, se gana el respeto de
los ciudadanos y contribuye a mejorar no sólo la imagen que el público tiene de la policía, sino
también el comportamiento de los ciudadanos con los mismos policías y su postura con respecto
a la observancia de la ley.
De esta manera, si la policía desempeña bien su papel como agente social puede contribuir a
que tengamos una sociedad más segura, justa, productiva y democrática, y como resultado
su imagen será positiva y ganará el respeto, el aprecio e incluso la admiración de los ciudadanos.
Pero si, por el contrario, actúa mal o no actúa, caerá en el deshonor y en el oprobio y contri-
buirá a generar una sociedad insegura, injusta, improductiva y desordenada de la cual terminará
siendo víctima también él y su familia.
Como actor social, el policía desempeña su papel de acuerdo con la imagen que tiene de
sí mismo y como hemos visto, esta imagen no debiera estar determinada por lo que la sociedad
piensa de la policía sino por lo que éste sabe que está llamado a ser y quiere ser: un funcionario
del Estado revestido de autoridad y de fuerza para salvaguardar los bienes y los dere-
chos de todos los seres humanos; una persona que es valiente ante el peligro y es dueño de
su temperamento; que tiene buen juicio y conocimiento de la normas y procedimientos
policiales, y que tiene además fortaleza moral para enfrentar las amenazas y las tentaciones
de corrupción y de todo aquello que no es digno de sí ni de su misión.
Finalmente, hay que notar que otro factor que influye en la imagen que los ciudadanos
tienen de la policía son los medios de comunicación, que tienden a destacar las fallas de la
policía y en ocasiones no dan la misma importancia a sus logros.

“La policía debe buscar y preservar la buena opinión de los ciudadanos sirviendo impar-
cialmente a la ley y no tratando de complacer a la opinión pública”.
Sir Robert Peel

120 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
2.2.1. Lo que los ciudadanos esperan de la policía y
la policía de los ciudadanos
Lectura: Lo que los ciudadanos esperan de la policía
y la policía de los ciudadanos

Como hemos dicho, la imagen que los ciudadanos tienen de la policía y viceversa tiene su origen principal
en la interacción cotidiana entre ambos. Así lo confirma el código europeo de ética policial que señala: “la
confianza de la población en la policía se encuentra estrechamente ligada a la actitud y comportamiento de
esta última con respecto a esa población y, en particular, al respeto de la dignidad humana y las libertades y
derechos fundamentales de la persona”.
De acuerdo con Ulises Urusquieta5:
Los tipos de interacción frecuentes entre policías y ciudadanos son los siguientes:
a) ...Detenerlos por delitos, infraccionarlos cuando viajan en automóvil, y en el mejor de los casos para
brindarles ayuda o apoyo ante una situación violenta o delictiva.
b) Los ciudadanos generalmente establecen relación con los policías para pedirles informes sobre al-
guna calle o dirección, solicitarles ayuda o denunciar un posible delito.
Por otro lado, los investigadores Garza Falla y Tello Peón6, que trabajaron en el Modelo de Comunidad Segura
señalan:
En lo que se refiere a los delitos, en muchas colonias de las grandes ciudades el delito más frecuente es
el robo a transeúntes, seguido del robo a vehículos y autopartes y por último el robo a casa habitación.
Preocupa a los ciudadanos también el problema de la seguridad por el tráfico de drogas en las escuelas.
Con relación a la prevención de delitos, lo que los ciudadanos quisieran es una mayor presencia de los
policías, que haya un policía siempre que pasa algo malo. Les gustaría también que los policías respetaran
la ley, que tuvieran mayor formación, que los niños y los policías fueran amigos y que los que deseen ser
policías quieran a la gente.
Lo que los policías quisieran de los ciudadanos es que respeten la ley, que tengan conciencia no sólo
de sus derechos, sino también de sus obligaciones, que en caso de ser víctimas de algún delito tengan
más disposición a colaborar con la policía para realizar las diligencias que se requieren ante el ministerio
público, y les gustaría también que los ciudadanos no fomentaran la corrupción, ya que, de lo contrario,
será muy difícil erradicar esa plaga.
Al parecer, todos reconocen que entre lo que los policías y los ciudadanos son en realidad y lo que
debieran ser, hay una distancia.
En encuentros que se han realizado entre policías y ciudadanos se ha observado que hay la voluntad de
cambiar esta situación empezando por cosas tan sencillas y difíciles a la vez como:
a) Que policías y ciudadanos se comprometan a saludarse
b) Que los ciudadanos se comprometan a no dar “mordida” y los policías a no recibirla.

(Recuerde que la “mordida” es una práctica contraria a la ley)

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
121
2.2.2. Cambios en la relación entre policías
y ciudadanos
La relación entre policías y ciudadanos puede cambiar
El policía puede ser un líder que hace una diferencia positiva en la sociedad. La relación y la
imagen que policías y ciudadanos tienen los unos de los otros puede cambiar para beneficio de
ambos.

Actividad 2: Cambio en la relación


Observe con atención el video que se le presentará o lea el texto “Un agente más cercano” y
vaya contestando de manera individual y en su cuaderno de apuntes las siguientes preguntas:
• ¿Cuál fue el cambio que se dio en el barrio con relación a la policía?
En cuanto al policía Bolaños:
• ¿Qué se propuso al llegar al barrio?
• ¿Cuáles son los resultados que logró?
• ¿Qué habrá hecho para lograr obtener esos resultados?
• ¿Por qué cambio la relación?
• ¿Que hizo que cambiará la relación?

Lectura: Un agente más cercano


“En Bogotá, Colombia, un nuevo concepto de seguridad permite que policías y vecinos trabajen juntos para
prevenir el crimen y la violencia”.
Por Charo Quesada

Cuando la camioneta de la policía se adentra en el barrio de La Libertad, dentro de la alcaldía menor bo-
gotana de Bosa, hace rato que desaparecieron calles pavimentadas, semáforos, casas pintadas, comercios
o cualquier signo que denote algo más que una subsistencia rozando los mínimos. Dentro de los estratos
de 1 a 6 que Bogotá aplica a sus localidades para clasificarlas según su nivel económico y social, Bosa, de
410.000 habitantes, está entre 1 y 2. El nivel cero es pobreza absoluta.
El capitán Elver Oviedo, coordinador de la zona sur de la Policía Nacional de Bogotá, asegura que una
visita a La Libertad es la mejor manera de mostrarle a una periodista la difícil y dedicada labor de un policía
comunitario. Saliendo de la camioneta, Oviedo se acerca a dos jóvenes policías comunitarios que han de-
jado aparcadas sus bicicletas contra el muro de un modesto taller de carpintería y charlan animadamente
con unos vecinos.
“A ver Bolaños”, pregunta Oviedo, “cuente lo que hace y por qué está usted aquí”. El agente Mauri-
cio Bolaños explica que los cuatro años que lleva en este barrio no han sido fáciles, pero los resultados se
empiezan hoy a sentir. Pero antes de que el policía pueda entrar en detalles, Jorge Duque, presidente de la
Junta de Acción Comunal del barrio, lo interrumpe.

122 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
“Mire”, dice Duque, “en esta parte del barrio le estaba vetada la entrada a la policía. Tres familias con-
trolaban el negocio del narcotráfico y el crimen, y han estado empleando a niños y jóvenes en robos y venta
de drogas bajo amenaza de represalias y pagándoles con droga. Bolaños se propuso sacar a los chicos de esa
espiral y hoy su conducta se ha modificado”.
Bolaños admite con modestia que hoy una gran parte del barrio confía en él, le cuenta lo que ocurre y le
advierte de los peligros. También dice que entre el grupo de chicos que le rodea en la esquina están algunos
que se han convencido de que quizás valga la pena probar otra forma de vida, aunque el convencimiento sea
todavía frágil.
Romper la tradición. El policía comunitario —definido como el agente dedicado a patrullar diariamente
un barrio y establecer una relación estrecha con sus residentes— es todavía un concepto incipiente en Améri-
ca Latina. La mayor parte de los países de la región tienen sistemas de policía nacional dependientes de la bu-
rocracia central. Una consecuencia de esta situación es que la policía no responde al control de gobiernos lo-
cales o municipales y, por lo tanto, carece de incentivos para desarrollar buenas relaciones con los residentes.7

En resumen:
Cuadro 2: Un agente mas cercano

Narcotráfico
Delincuentes MISIÓN DEL
POLICÍA
Robos

Jóvenes y niños Crimen Confianza

Nueva forma de vida

Para concluir y aplicar lo aprendido:

Actividad 3. ¿Qué tanto es tantito?


Un dilema es una situación en la que hay que tomar alguna decisión, pero no es fácil hacerlo,
pues se encuentran varios valores en conflicto, por ejemplo, cuando hay que elegir entre “que-
dar bien” con los ciudadanos y aplicar la ley.
Lea el siguiente dilema y escriba en su cuaderno de apuntes lo que usted haría si se encon-
trara en una situación parecida:

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
123
En el nuevo sector de vigilancia que les han asignado a su pareja y a usted, hay una
miscelánea atendida por una señora que siempre les regala los refrescos y les presta el
teléfono cuando les hace falta.
Esta mañana, usted y su pareja salen de la unidad con la consigna de retirar a unos
“franeleros”* que operan cerca de ese lugar, pero cuando intentan hacerlo ellos les dicen
que los dejen en paz, que no están haciendo nada malo. En ese momento, sale la señora
de la tiendita y les pide que por favor “dejen trabajar” a los muchachos, que son sus nie-
tos y necesitan el dinero para salir adelante.
Aunque usted está dispuesto a cumplir con la consigna, su pareja le sugiere que
dejen en paz a los “franeleros”, pues en realidad no están haciendo daño alguno y su
abuela es muy amable con ustedes. Además, aunque los quiten de ahí el día de hoy,
mañana volverán otros a hacer lo mismo.

*(Franelero: persona que cobra a los automovilistas para dejarlos estacionarse en la calle).

¿Qué hace usted?

Una vez que haya escrito su respuesta, compárela con las opciones de respuesta que le presente
el profesor y sus respectivas consecuencias e identifique a cuál se parece más lo que usted es-
cribió. Al terminar la revisión de las opciones presentadas por el profesor, vuelva a leer lo que
usted escribió y responda las siguientes preguntas en su cuaderno de apuntes:
• ¿De qué manera colabora mi respuesta a realizar la misión de la policía con respecto a los
ciudadanos?
• Lo que yo propuse, ¿de qué manera ayudaría a mejorar las condiciones de vida en la co-
munidad?
• ¿Lo que yo haría podría ser propuesto como ejemplo de comportamiento para otros
policías? ¿Por qué?
• Después de haber revisado lo anterior, ¿qué pienso que debería hacer cualquier policía
que se encuentre en una situación similar?

124 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
TEMA 2.3. Ética policial

Para empezar:

Actividad 1: Soy policía… ¿y el código de ética?


Responda en su cuaderno de apuntes las siguientes preguntas:
• ¿Cómo sabe cuál debe ser el comportamiento de un policía?
• ¿Qué es un Código de Ética Policial?
• ¿Basta saber cuál es el comportamiento correcto para realizarlo?
• ¿Existe un Código de Ética Policial en su Estado?
• ¿Recuerda alguna de las normas de ese Código?

Ser policía es una profesión que incluye la ética como uno de los elementos fundamentales de
su ejercicio y el comportamiento ético del policía se consigna en los códigos de ética policial,
aunque sólo puede realizarse en la práctica por medio de las virtudes morales.

Para entrar en materia:


2.3.1. Profesión y vocación
Lectura: Profesión y vocación
De acuerdo con el Diccionario de la Real Academia Española de la Lengua la profesión es el empleo, facultad u
oficio que alguien ejerce y por el que percibe una retribución. De esta manera se habla de la profesión médica,
de la profesión legal y, claro está, de la profesión policial.
Generalmente hay que dedicar mucho tiempo a la práctica, el estudio y la reflexión para dominar todo lo
que requiere el buen ejercicio de una profesión.
Un concepto estrechamente ligado al de profesión es el de vocación y aunque generalmente lo hemos
limitado al llamado a la vida religiosa, es aplicable a la inclinación a cualquier profesión.
Vocación significa llamamiento y de acuerdo con el Diccionario consiste en la inclinación a cualquier es-
tado, profesión o carrera. Por eso, cuando hay inclinación al trabajo policial, hablamos de la vocación para ser
policía.
Un indicio de que se tiene vocación para ser policía es que se disfruta del trabajo policial, se realiza con
gusto y con ilusión, y además se experimenta gran satisfacción en las ocasiones en las que logra servir a los
ciudadanos protegiendo su vida, su integridad, sus bienes y el disfrute de sus derechos.
De acuerdo con Servera8: la experiencia y la práctica prueban que, en muchas ocasiones la afición por una
profesión determinada viene después de probarla.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
125
La mejor piedra de toque para dilucidar si uno ha elegido su profesión vocacionalmente, es decir, de
acuerdo con las raíces más auténticas de su identidad, es la ilusión. ¿Qué empresa o quehacer llena nuestra
vida y nos hace sentir que, por un momento, somos nosotros mismos?

Con base en lo anterior: ¿Considera que tiene vocación para ser policía? ¿Por qué?

2.3.2. La vocación de un policía


Actividad 2: Vocación
Escuche o lea con atención los siguientes fragmentos de una entrevista en la que una subcomi-
saria habla de su vocación como policía:9

La vocación de una policía

“La Subcomisaria de la policía de Mendoza (Argentina) Nidia Evangelina Ríos dice en la entrevista con un
periodista:

Periodista: Nidia, la subcomisaria, es una mujer inteligente y directa; a su cargo, están 45 policías, de
los cuales –como dato muy interesante– 42 salen a patrullar calles y se encuentran en excelentes condiciones
físicas. La entrevistada no sólo hizo el nivel terciario de la Escuela de Cadetes de Policía, sino que también se
recibió de profesora de Educación Física.
Sin duda, el ingreso creciente de mujeres en la institución la ha humanizado y aportado limpieza. De
hecho, son escasísimos los hechos delictivos en los que han tenido algún protagonismo las mujeres policías.
Vamos a entrevistarla:
-Periodista: No me vas a decir que existe la vocación de ser policía…
-Nidia: En mi caso, sí. Existe totalmente. Yo siempre quise ser policía, desde que era niña. El uniforme
me cautivó. Me sedujo la marcialidad con que se usa, lo impecable que se ve… Sin duda existe la vocación en
mí. Después de veinte años y con lo ingrato que es este trabajo a veces, debe ser por vocación que estoy tan
entregada a esto y nunca me ha planteado dejarlo.
- Periodista: Y veías series de televisión de policías cuando eras chica…
- Nidia: Claro, recuerdo que me encantaba la serie “Los Profesionales”. No me la perdía nunca. También
veía la serie de Hunter y la detective Dee Dee McCall.
- Periodista: Te pregunto sobre la vocación porque si me dieran a elegir, elegiría ochenta profesiones
antes que la de policía. Y también porque es innegable que muchos chicos que no consiguen salida laboral
terminan en la fuerza para conseguir un sueldo y cierta seguridad social.
- Nidia: Sí, es verdad que eso ocurre, pero no hay que generalizar. Muchos estamos acá por vocación,
en una tarea que te alcanza para vivir y en algunos casos para vivir bien. Pero nadie se hace rico con lo que
se gana en la Policía.
- Periodista: Te lo digo con franqueza porque yo soy de las personas que desconfía de los policías.
¿Cómo trabaja la Policía para tener una imagen y una conducta más amigable con la sociedad?
- Nidia: Yo creo que el rechazo social existe en mucha gente. Hace unos años atrás, yo recuerdo que si
entrabas con el uniforme a algún lugar, todo el mundo te miraba mal. Yo creo que, al menos tenuemente,

126 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
esto ha cambiado y espero que cambie mucho más. Yo también creo que hay mucho bombardeo de parte de
ustedes…
- Periodista: ¿Hablas de los medios de comunicación?
- Nidia: Veo que exageran mucho los hechos negativos en algunos policías involucrados. Hacen ver de-
masiado lo malo y muy poco lo bueno que tenemos”.

De manera individual conteste en su cuaderno de apuntes las siguientes preguntas:


• ¿Qué fue lo que impulsó a Nidia a ser policía?
• ¿Cómo se da cuenta de que tiene vocación para ser policía?
• ¿Cómo se dio cuenta de cuál era su vocación?
• Elabore una línea del tiempo sobre su vida, desde que nació hasta el día de hoy, y en ella
marque los sucesos importantes que le fueron indicando cuál es su vocación.

“La mejor piedra de toque para dilucidar si uno ha elegido su profesión vocacio-
nalmente, es decir, de acuerdo con las raíces más auténticas de su identidad, es la
ilusión. ¿Qué empresa o quehacer llena nuestra vida y nos hace sentir que, por un
momento, somos nosotros mismos?”10.

2.3.3. Las grandes satisfacciones de un policía


Actividad 3: Satisfacciones de un policía
De las frases que se encuentran en las paredes del aula o del texto que aparece a continuación
elija tres con las que se identifique, coloque un “marcador” sobre la frase, y de manera indi-
vidual, escriba en su cuaderno de apuntes por qué se identifica con ellas.

Lectura: Las grandes satisfacciones de un policía


Hace más de 25 años un policía, con la preocupación de saber si volvería a ver a su hijo, le escribió una carta
que, entre otras frases, tenía las siguientes:
“Sí, hijo mío, soy policía… mi trabajo es modesto y tú lo sabes, apenas nos alcanza para vivir, pero dentro
de su modestia tiene muchas satisfacciones”.
“Créeme, hijo, da gusto servir a los demás y nos sentimos importantes cuando salvamos una vida
o protegemos a un inocente”.
“Si a veces no te veo es porque en este ingrato pero emocionante trabajo no tenemos horario, pues
bien es cierto que trabajamos 12 horas, pero en ocasiones por una necesidad del servicio nos doblamos en
horarios”.
“Lo siento, hijo, nosotros nunca decimos que no cuando sabemos que otros nos necesitan para
su seguridad, porque es cierto que cuando la sociedad descansa o duerme nosotros estamos de pie y vigi-
lando…”.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
127
“Quisiera poder estar a tu lado velando tus sueños, mirándote crecer, sonriendo conmigo, pero me con-
formo con verte de vez en cuando; de todas maneras siempre estoy contigo, pensando en ti, porque nunca te
olvido; ahora estudio para ser mejor policía y eso también me impide verte más tiempo… Perdóname hijo,
me gusta ser policía y lucho con mis compañeros para que tú y otros niños, jóvenes y adultos se puedan
desarrollar con seguridad, llegar a la escuela libres de sobresaltos y miedos, para eso estoy aquí, por eso soy
policía, no importa que todos nos ataquen y la gente nos acuse de golpear o matar”.
“Hijo mío, quiero que comprendas y que sepas que por ser policía no puedo atenderte como mereces
y darte lo que necesitas; sólo puedo dejarte como herencia: mi honor, mi orgullo y mi dignidad de hombre.
Recibe un abrazo con mucho cariño… Tu padre”.

(Adaptado del periódico “El Siglo” de la Ciudad de Torreón).

Escribe el policía José Carlos González:

“El Policía es un funcionario que llama la atención. Muchos desearían portar su uniforme, pero al mismo
tiempo nadie quisiera estar en sus zapatos por el riesgo que se corre. ¡Cuán equivocados están! Si supieran por
un instante la satisfacción que se siente cuando una señora en la calle le da una bendición al Policía; cuando
ven las lágrimas de alegría de una madre cuando el funcionario devuelve al niño extraviado; cuando rescatan
a una joven que venía “encajuelada” gracias a la percepción del Policía, que sospechó del nerviosismo de un
simple infractor vial; cuando evitan el robo, el asalto o el secuestro y las personas agradecen con todo corazón
el haberlos salvado; cuando los hijos de policías ven a sus padres o madres con admiración y respeto hasta el
grado de tomar la decisión de convertirse, también ellos, en policías”11.

Cuadro 3: Vocación

VOCACIÓN PROFESIÓN

TRABAJO

SATISFACCIONES

Personales Profesionales

Familia Uno mismo Reconocimientos

Amigos
Autoridad Comunidad

¡SOY POLICÍA!

128 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
2.3.4. Ética y profesión
Lectura: Ética y profesión
El buen ejercicio de una profesión no solo requiere practicarla de una manera eficaz sino también practicarla
de una manera ética, es decir, respetando a las personas y actuando de acuerdo con los valores que son
propios de la misión que tiene esa profesión.
En efecto, los miembros de una profesión no sólo desarrollan la competencia que requieren para ejercer
eficientemente su ocupación, sino que además asumen ciertas reglas de conducta honorable propias de la
profesión.

“‘Hacer profesión de’ es declarar en voz alta lo que se es, lo que se cree, lo que se quiere ser,
pidiéndole al otro que crea en esta declaración bajo palabra”.12

Por lo tanto, la profesión de policía no significa solo dedicarse a esa ocupación y vivir de ella, sino que significa
también profesar y comprometerse con los grandes valores éticos que están en la base de esa profesión.

El estudio de los deberes profesionales o de la manera en que debe comportarse el miembro de


una profesión se llama Ética profesional o Deontología.

Códigos de Ética: conjunto de principios o normas de comportamiento que deben ser asumi-
dos por los miembros de una profesión para lograr adecuadamente los fines que persigue el
ejercicio de esa profesión.

Hay ciertos elementos13 que son comunes a toda profesión, entre ellos:
a) Preparación adecuada para el desempeño del oficio (se requiere capacitación y estudio).
b) Ejercicio competente y honesto de la profesión. No usar mal el poder que se tiene.
c) Realización de las tareas profesionales en favor del bien común. La profesión debe en-
tenderse como un servicio a la comunidad.

Cuadro 5: Deontología
ÉTICA PROFESIONAL Principios éticos
(Deontología) (Normas)

Códigos de ética

Deberes profesionales

1. Tener presentes los valores y normas que deben regir la conducta profesional.
2. Actuar de la mejor manera en ciertas circunstancias.
3. Asumir un compromiso con los valores y con las personas que se pretende servir.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
129
2.3.5. Códigos de Ética Policial
En México hay diversas entidades federativas que cuentan con algún código de Ética Policial,
por ejemplo el Estado de Tamaulipas y la Procuraduría General de Justicia del Distrito Federal
(PGJDF), que se encuentra en el Artículo 85 de su Ley Orgánica.
Existen también normas de carácter internacional, de las cuales tomaremos como ejemplo a
las Naciones Unidas, que establecen el Código de conducta de la Naciones Unidas para los
funcionarios encargados de hacer cumplir la ley14.

Código de conducta de la Naciones Unidas para los funcionarios encargados de


hacer cumplir la ley
ART. 1

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley cumplirán en todo momento los deberes que les
impone la ley, sirviendo a su comunidad y protegiendo a todas las personas contra actos ilegales,
en consonancia con el alto grado de responsabilidad exigido por su profesión.

En el desempeño de sus tareas, los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán y
ART. 3 ART. 2

protegerán la dignidad humana y mantendrán y defenderán los derechos humanos de todas las
personas.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley podrán usar la fuerza sólo cuando sea estricta-
mente necesario y en la medida que lo requiera el desempeño de sus tareas.

Las cuestiones de carácter confidencial de que tengan conocimiento los funcionarios encargados de
ART. 4

hacer cumplir la ley se mantendrán en secreto, a menos que el cumplimiento del deber o las nece-
sidades de la justicia exijan estrictamente lo contrario.

Ningún funcionario encargado de hacer cumplir la ley podrá, infligir, instigar o tolerar ningún acto de
tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes, ni invocar la orden de un superior
o circunstancias especiales, como estado de guerra o amenaza de guerra, amenaza a la seguridad
ART. 5

nacional, inestabilidad política interna o cualquier otra emergencia pública, como justificación de la
tortura u otros tratos o penas crueles, inhumanos o degradantes.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley asegurarán la plena protección de la salud de las
ART. 7 ART. 6

personas bajo su custodia y, en particular, tomarán medidas inmediatas para proporcionar atención
médica cuando se precise.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley no cometerán ningún acto de corrupción. Tam-
bién se opondrán rigurosamente a todos los actos de esa índole y los combatirán.

Los funcionarios encargados de hacer cumplir la ley respetarán la ley y el presente Código. También
ART. 8

harán cuanto esté a su alcance por impedir toda violación de ellos y por oponerse rigurosamente a
tal violación.

130 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Aun cuando no existe un código de ética policial a nivel nacional, podemos observar que los
deberes que se establecen en los Artículos 40 y 41 de la Ley General del Sistema Nacional
de Seguridad Pública, pueden servir de base para el texto que se propone a continuación: Un
código ético para la policía mexicana15.

1. Cumpliré en todo momento los deberes que me impone la ley, sirviendo a mi co-
munidad y protegiendo a todas las personas contra actos ilegales, en consonancia
con el alto grado de responsabilidad exigido por mi profesión.

2. Me conduciré siempre con dedicación y disciplina, así como con apego al orden
jurídico y respeto a las garantías individuales y derechos humanos reconocidos en
la Constitución;

3. Preservaré la secrecía de los asuntos que conozca por razón del desempeño de mi
función, en términos de las disposiciones aplicables;

4. Prestaré auxilio a las personas amenazadas por algún peligro o que hayan sido víc-
timas u ofendidos de algún delito, y brindaré protección a sus bienes y derechos.
Mi actuación será congruente, oportuna y proporcional al hecho;

5. Cuando tenga necesidad de usar fuerza lo haré de manera racional, congruente,


oportuna y con respeto a los derechos humanos;

6. Cumplir mis funciones con absoluta imparcialidad y sin discriminación alguna;

7. Me abstendré en todo momento de infligir o tolerar actos de tortura, aún cuando


se trate de una orden superior o se argumenten circunstancias especiales, tales
como amenaza a la Seguridad Pública, urgencia de las investigaciones o cualquier
otra; si me entero de ello, lo denunciará inmediatamente ante la autoridad com-
petente;

8. Observaré un trato respetuoso con todas las personas, absteniéndome de todo acto
arbitrario y de limitar indebidamente las acciones o manifestaciones que en ejer-
cicio de sus derechos constitucionales y con carácter pacífico realice la población;

9. Desempeñaré mi misión sin solicitar ni aceptar compensaciones, pagos o gratifica-


ciones distintas a las previstas legalmente. Me opondré a cualquier acto de corrup-
ción y, en caso de tener conocimiento de alguno, lo denunciaré;

10. No ordenaré ni realizaré la detención de persona alguna sin cumplir con los requi-
sitos previstos en los ordenamientos constitucionales y legales aplicables;

11. Velaré por la vida e integridad física de las personas detenidas;

12. Informaré al superior jerárquico, de manera inmediata, las omisiones, actos indebi-
dos o constitutivos de delito, de mis subordinados o iguales en categoría jerárquica.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
131
Es importante mencionar que el Artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos
Mexicanos señala que:

“La actuación de las instituciones de seguridad pública se regirá por los principios de legalidad,
objetividad, eficiencia, profesionalismo, honradez y respeto a los derechos humanos reconocidos
en esta Constitución”.

Principio de legalidad: significa que en su conducta, las instituciones se apegarán a lo que


señala la ley.
Principio de objetividad: significa que deberán buscar y preservar la verdad histórica del delito,
sin callar, ocultar o alterar los hechos.

Actividad 4: Nuestro código de ética


Reúnanse en pequeños equipos de trabajo y complementen el código de ética propuesto. Cuan-
do terminen pregúntense: ¿Están considerados los principios de legalidad y objetividad en los
artículos del código?

Actividad 5: Una “ayudadita”


Recuerde que los policías muchas veces se encuentran en situaciones en las que tienen que to-
mar alguna decisión, pero no es fácil hacerlo, pues encuentran diversos valores en conflicto, por
ejemplo, cuando hay que elegir entre “resolver un caso” y ser leal a la ética policial.
Lea el siguiente dilema y escriba en su cuaderno de apuntes lo que usted haría si se encon-
trara en una situación parecida:

De acuerdo con la consigna que le dieron, usted detiene a un miembro de una banda
de secuestradores. El detenido alega que es inocente, sin embargo, los indicios de los que
usted dispone apuntan claramente a que ha participado en varios secuestros y que tiene
información de uno, aún no resuelto.
Usted y su compañero quieren obtener información para resolver ese delito, pero el
sujeto insiste en que no sabe de qué le hablan. Ustedes lo presionan para que confiese
lo que sabe, pero no tienen éxito. Lo peor es que si no consiguen una confesión, tendrán
que soltarlo sin haber podido resolver el secuestro que los ocupa.
La única alternativa que les queda sería endurecer la manera de cuestionarlo, de tal
manera que no le quede otra salida al detenido que confesar. Aunque para ello quizá
tendrían que “darle una ayudadita” con algún tipo de coerción física que le pudiera cau-
sar gran dolor…
¿Qué haría usted?

132 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Una vez que haya escrito su respuesta, compárela con las opciones de respuesta que le presente
el profesor y sus respectivas consecuencias e identifique a cuál se parece más lo que usted es-
cribió. Al terminar la revisión de las opciones presentadas por el profesor, vuelva a leer lo que
usted escribió y responda las siguientes preguntas en su cuaderno de apuntes:
• ¿De qué manera colabora mi respuesta a realizar la misión de la policía con respecto al
servicio a la comunidad?
• Lo que yo propuse, ¿está de acuerdo con el código de ética policial? ¿Por qué?
• ¿Lo que yo haría podría ser propuesto como ejemplo de comportamiento para otros
policías? ¿Por qué?
• Después de haber revisado lo anterior, ¿qué pienso que debería hacer cualquier policía
que se encuentre en una situación similar?

2.3.6. Toma de decisiones éticas


Hemos visto que un Código de Ética Policial constituye una forma de tener presentes los grandes
principios y valores en los que se ha de inspirar la actuación de la policía en el cumplimiento de
su misión. Hemos visto también que las normas del Código sirven de orientación para decidir
qué actuaciones son correctas y cuáles son incorrectas desde el punto de vista ético. Esta orien-
tación, junto con lo que establecen las leyes correspondientes, son la guía a la que el policía
debe ajustar su conducta.
No obstante, los policías a veces se enfrentan con situaciones muy complejas, en las que
deben tomar una decisión de actuar de una manera o de otra, sin tener mucho tiempo para
pensar cuál sería la mejor. Por supuesto, su decisión debe estar basada en lo que establecen los
códigos éticos y las leyes, pero a veces no es fácil saber cuál es la decisión correcta, pues todas
presentan algunos inconvenientes.
Algunas preguntas que pueden ayudar a tomar decisiones correctas desde el punto de vista
ético son16:
• ¿Esta conducta está de acuerdo con lo que señala la ley? ¿Por qué?
• ¿Esta conducta está de acuerdo con el Código de Ética Policial? ¿Por qué?
• ¿Cuáles son los resultados o consecuencias de esta acción o decisión y a quiénes afecta?
• ¿Generan más mal que bien?

Actividad 6: ¿Qué vale más?


Recuerde que la misión de la policía está orientada a la realización de valores fundamentales que
son apreciados y queridos por todas las personas, sin embargo, los policías muchas veces se en-
cuentran en situaciones en las que tienen que tomar alguna decisión entre dos o más valores. Se
trata de situaciones complejas en las que hay que tomar decisiones inmediatas, sin mucho tiempo
para pensar cuál sería la mejor opción y todas ellas tienen alguna consecuencia indeseable.
Lea el siguiente dilema y escriba en su cuaderno de apuntes lo que usted haría si se encon-
trara en una situación parecida:

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
133
Desde hace unos días, usted y su compañero han recibido la consigna de detener a los
integrantes de una red de robo de coches, pero aún no lo han logrado. Una tarde, identi-
fican a un integrante de dicha red y tratan de detenerlo, pero a él le da tiempo de subirse
a un coche y darse a la fuga.
Inmediatamente, usted y su compañero comienzan a perseguirlo, pero en el camino
ven cómo un grupo de delincuentes está asaltando una pequeña tienda de abarrotes,
utilizando armas de fuego para amedrentar a los presentes.

¿Qué hace usted: continúa la persecución o se detiene a ayudar a las personas


de la tienda?

Una vez que haya escrito su respuesta, compárela con las opciones de respuesta que le presente
el profesor y sus respectivas consecuencias e identifique a cuál se parece más lo que usted es-
cribió y responda las siguientes preguntas en su cuaderno de apuntes:
• Lo que yo propuse:
- ¿Está de acuerdo con el Código de Ética Policial? ¿Por qué?
- ¿Genera más bien que mal?
- ¿Podría ser propuesto como ejemplo de vocación para otros policías? ¿Por qué?
• Después de haber revisado lo anterior, ¿qué pienso que debería hacer cualquier policía
que se encuentre en una situación similar?

Actividad 7: Casos éticos


En el siguiente recuadro encontrará 3 casos éticos, el primero lo trabajarán con el grupo, los
siguientes los deberá resolver en pareja y anotar en su cuaderno de apuntes las conclusiones a
las que lleguen.
Para resolver estos casos puede ayudarse con las siguientes preguntas:
• ¿Cuál es el problema en este caso?
• ¿La policía tiene derecho a hacer lo que hizo para cumplir con su misión? ¿Por qué?
• En este caso, ¿los policías se comportaron de acuerdo con el Código de Ética Policial? ¿Por qué?
• ¿La conducta de estos policías es honorable y digna de ser imitada por otros? ¿Por qué?

Caso 1:
Al realizar actividades de patrullaje, dos elementos de la policía encontraron un automóvil
con varias personas que circulaba en sentido contrario sobre una avenida. Como el sujeto
que conducía el vehículo no respondió a la señal de los policías de que se detuviera, pidieron
apoyo a otros elementos y comenzaron a perseguirlos por lo menos 3 ó 4 patrullas.

134 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
En su afán por detener al que huía, los policías lo cercaron con sus patrullas y ac-
cionaron sus armas de fuego en su contra. Cuando el automóvil ya se había detenido y los
policías estaban a ambos lados del mismo, continuaron realizando disparos a corta distancia
e hirieron a varios de los que iban en el interior. Posteriormente, uno de ellos murió a conse-
cuencia de los balazos que recibió.
Tanto las personas que sobrevivieron como los testigos que presenciaron el incidente
negaron que hubiera existido enfrentamiento alguno entre los elementos de la policía y
quienes viajaban en el automóvil.

Caso 2:
Sin exhibir la orden de la autoridad competente, los elementos de un grupo de la policía en-
traron de forma violenta a unas viviendas, preguntando en dónde estaba la droga o las armas
y, bajo pretexto de que las estaban buscando, rompieron con mazos las puertas y las ventanas,
causando destrozos en los inmuebles.
Los habitantes de esas viviendas reportaron que los policías los amenazaron, insultaron,
golpearon y manosearon a las y los agraviados y sus familiares, incluso menores de edad.
También se señala el robo de joyas, celulares, grabadoras, aparatos de sonido, dinero, etc.

Caso 3:
Elementos de un grupo de la policía, sin identificarse como tales y sin portar uniforme, lle-
garon a un tianguis en un pueblo y despojaron a varios comerciantes de sus mercancías con
lujo de violencia, alegando que se trataba de “piratería”. Los tianguistas afectados exigieron
a los agentes su identificación y la exhibición de la orden que avalara su proceder, pero ellos
se negaron. La tensión aumentó y varios comerciantes afectados comenzaron a protestar.
El jefe regional de los policías y el agente del Ministerio Público acudieron al pueblo para
dialogar con la gente afectada y les ofrecieron pagar en efectivo los daños ocasionados. Ar-
gumentaron que debían trasladarse a la ciudad para conseguir el pago y, como “garantía”
de que regresarían, ordenaron a uno de los agentes que permaneciera en el pueblo. Según
testimonios, durante el tiempo que dicho agente se quedó en el pueblo estuvo comunicado
y jamás fue violentado en su integridad física.
Seis meses después, algunos agentes que participaron en el operativo anterior volvieron
al pueblo y llevaron a una señora, con engaños, a la ciudad. Allí, al ser presentada ante los
medios de comunicación, la señora se enteró de que la acusaban, con otras dos mujeres, de
haber secuestrado al agente que se había quedado en el pueblo como ‘garantía’ durante los
hechos ocurridos unos meses antes.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
135
Para concluir y aplicar lo aprendido:

Actividad 8: Toma de decisiones éticas y aplicación de la


ética policial
• Reúnanse en pequeños equipos de trabajo y observen la representación que algunos de
sus compañeros realizarán.
• Escriba en su cuaderno de apuntes cuál sería la peor actuación posible de la policía ante la
situación presentada y sus consecuencias.
• Observe nuevamente la representación de sus compañeros y ahora explique cuál sería la
mejor actuación posible de la policía ante la situación presentada y sus consecuencias.

Es usted un policía que ha demostrado su competencia profesional y está asignado a


una unidad que hace actividad encubierta para descubrir narcotraficantes. Se hace pasar
por uno de ellos y está muy cerca de conocer a los principales jefes de una organización
distribuidora de drogas.
Va acompañado de varios miembros de esa organización delictiva para asistir a una
operación de venta de drogas muy importante. Mientras que el auto se detiene en un
semáforo, usted y los demás en el coche observan que dos hombres golpean salvaje-
mente con la cacha de su pistola al propietario de una tienda que están asaltando.
¿Qué debería hacer? ¿Por qué?
Traducido de Edwin S. Delattre. Character and Cops.

136 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
TEMA 2.4. Virtudes de la policía

Para empezar:
Los códigos policiales y las leyes ofrecen al policía una guía para saber cuál es la acción ética o
moralmente correcta, pero no es lo mismo saber cuál es la acción correcta que realizarla. La
realización de la acción correcta depende de las virtudes morales, que se vieron anteriormente.
¿Cuáles son estas virtudes o actitudes morales fundamentales?

2.4.1. Virtudes de la Policía

Para entrar en materia:


Los valores son aquellas cualidades que tienen los objetos y las acciones por las cuales los con-
sideramos estimables. Así, la belleza hace estimable a la arquitectura y la salud hace estimable
a la medicina17.

Hemos visto también que las normas y las leyes son importantes porque se establecen con la
intención de preservar valores tales como la dignidad de la persona humana, la vida, la integri-
dad, el orden público o la libertad.
Pero no basta que se definan los valores o se establezcan las leyes para que los valores se
realicen efectivamente.
Los estudiosos pueden definir en qué consiste el valor de la justicia y explicar la razón de ser
de su necesidad, los legisladores pueden establecer leyes para que las acciones de las personas
se orienten a la realización de la justicia, pero ni los estudiosos ni los legisladores pueden hacer
que las personas quieran la justicia y la realicen en su vida diaria, para ello se necesita la virtud.

La virtud no está en los valores, ni en las leyes, ni en los códigos, la virtud está en las personas,
es una cualidad, una fuerza interna de las personas. Como dice el proyecto de “Código de Va-
lores y Virtudes Militares”, la “virtud es la actitud permanente para hacer el bien”18.

“El premio de la virtud es la apertura del ser humano a un horizonte de perfeccionamien-


to constante, sin más límite que la voluntad del propio individuo para ser una persona
de excelencia”19.

Las virtudes morales propias del policía son aquellas actitudes fundamentales que le permiten
realizarse como persona y cumplir excelentemente lo que requiere su profesión de servicio al
público. Estas virtudes se adquieren y se desarrollan practicándolas.
Cuando Sir Robert Peel fundó la policía profesional de Londres, le dio como señal de auto-
ridad solamente un sombrero y una insignia de metal en forma de escudo con una estrella de
varios picos que se colocaba cerca del corazón del policía.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
137
Algunos consideran que el escudo es un símbolo de que el policía es un guardián o protec-
tor de los ciudadanos y que los picos de la estrella representan las virtudes o actitudes morales
fundamentales que debe tener un policía para realizar su misión.
Así como muchas policías del mundo han adoptado el escudo y la estrella como insignias,
también han hecho una lista de las virtudes que tienen en más estima. Por ejemplo, en México
la Policía Federal porta como insignia el emblema cuyas siete puntas significan sacrificio, lealtad,
disciplina, honor, dignidad, autoridad y moral.
Se vio anteriormente que las virtudes son disposiciones o actitudes para hacer el bien. La
persona virtuosa actúa bien no sólo una vez o algunas veces, sino que actúa bien permanente-
mente.
Las virtudes son positivas porque son los modos adecuados de realizar las tendencias funda-
mentales del ser humano. Así, las cuatro virtudes fundamentales son:

Cuadro 6: Las virtudes

Consiste en el buen manejo de la relación de la persona con los


JUSTICIA
demás seres humanos

FORTALEZA Consiste en el buen manejo de la relación con el peligro

Consiste en el buen manejo de la relación con el placer de tal manera


TEMPLANZA que no se dañe la salud ni se pierda el respeto a las personas ni el do-
minio de sí mismo

Es la virtud que regula a todas las demás ya que consiste en determinar


PRUDENCIA en cada circunstancia o contexto concreto como actuar con justicia, con
fortaleza y con templanza.

De estas virtudes se derivan muchas otras que tienen que ver con las distintas ocupaciones y
situaciones humanas.
Todo ser humano necesita practicar las virtudes para realizarse como persona, pero hay
ciertas virtudes que son indispensables para el cumplimiento de la misión de la policía. A estas
virtudes que se requieren para que un policía pueda cumplir con su misión de servir y proteger
a los ciudadanos, les llamamos virtudes policiales.
Hay muchas de estas virtudes, pero aquí nos limitaremos a explicar brevemente las siguien-
tes: Integridad, Justicia, Lealtad, Legalidad, Honradez, Fortaleza, Prudencia, Disciplina y Honor.

Actividad 1: Virtudes
De la descripción de cada una de las virtudes que se presentarán a continuación, escriba en su
cuaderno de trabajo una situación en la que usted haya estado involucrado e identifique cómo
aplicó la virtud correspondiente.20

138 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Integridad
• Es la base de las demás virtudes
• Es la “firme disposición, la determinación y el hábito de hacer lo correcto sin que nadie
lo obligue a ello más que uno mismo”

La integridad se llama así porque en la medida en la que la persona hace lo que es correcto, logra
que haya un mayor acuerdo o integración entre sus palabras, sus sentimientos y sus acciones.

La grandeza de una nación se mide por el grado en el que sus ciudadanos cumplen con la ley sin
que haya necesidad de que alguien los obligue a ello 21.

Justicia
• Es la firme disposición de dar a cada quién lo suyo, es decir, de darle a cada quién
aquello a lo que tiene derecho.

Hay virtudes relacionadas con la justicia que son necesarias en el trabajo policial:

Lealtad
• Consiste en la firme determinación de cumplir o ser fiel a los compromisos adquiri-
dos. En el caso de la policía estos compromisos son principalmente el compromiso de
servir y proteger a los ciudadanos y el compromiso de colaborar eficientemente con
sus compañeros.

Cuando un policía es leal, los superiores, los subordinados, los compañeros y los ciudadanos
pueden tener la seguridad, la confianza, de que el policía hará lo correcto en todas las circuns-
tancias. La virtud de la lealtad se manifiesta sobre todo cuando resulta difícil o peligroso cumplir
con los compromisos. Por eso, un ejemplo eminente de la virtud de la lealtad es el de un policía
que arriesga su vida por salvar a un compañero o a un ciudadano.
Para que la lealtad a las personas sea virtud es necesario que la fidelidad a los compromisos
se refiera a aquello a lo que esas personas tienen derecho. Como nadie tiene derecho a que un
policía sea cómplice de sus malas acciones, la lealtad del policía no consiste jamás en ayudar a
otras personas o a sus compañeros a realizar u ocultar una mala acción.
A quien no es leal se le llama traidor.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
139
Legalidad
• Consiste en la firme voluntad de cumplir la ley y hacerla cumplir. El policía que tiene
esta virtud procederá en todos los casos conforme a lo que establecen las leyes y nor-
mas correspondientes a la situación.

A quién no respeta la legalidad se le llama delincuente o infractor, según el tipo de falta que
cometa.

Honradez
• Consiste en respetar la propiedad ajena. El policía honrado no aprovecha su autoridad
y su poder para quitarles a los demás sus bienes y obtener beneficios que no le corres-
ponden.

A quien no es honrado se le llama ladrón.

Fortaleza
• Es principalmente el valor, la valentía. El valor no consiste en no tener miedo ante el
peligro sino en superar ese miedo.

La fortaleza como virtud no consiste en lanzarse irreflexivamente al peligro ni tampoco en ser


prepotente y agresivo. La fortaleza es una virtud al servicio de la justicia. Ser fuerte significa
oponerse a la injusticia, a veces desde una postura más débil, y enfrentar los inconvenientes y
peligros que ello implica. La fortaleza se manifiesta no sólo en atacar, cuando es necesario, sino
también en saber resistir con firmeza.22
En relación con la fortaleza debe notarse que el arma del policía no es ya, en muchos casos,
solo el tolete de madera de la policía de Peel sino que incluye también las armas de fuego.
Es propio de las personas valientes utilizar la fuerza de manera proporcionada a las circuns-
tancias, esto es, valiéndose de ella como último recurso y nunca utilizando una fuerza mayor
que la que se requiere para disuadir o controlar al adversario. El que abusa de su fuerza o se
ensaña con el que ya no opone resistencia no es valiente sino cobarde.
A este respecto es útil consultar la escala racional del uso de fuerza que se encuentra
más adelante en la sección titulada “Material de consulta”.
En México y en el extranjero suelen otorgarse condecoraciones a los policías que se dis-
tinguen por su extraordinario valor, por el valor heroico en el cumplimiento de sus tareas. Este
valor extraordinario implica generalmente poner en riesgo la integridad física o la propia vida en
el cumplimiento de la misión de servicio y protección a los ciudadanos.23

140 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Prudencia
• Es el arte de decidirse bien. Como se dijo antes, está virtud es necesaria para la práctica
inteligente de las demás virtudes.

Para actuar bien y para hacer el bien no basta la buena intención, sino que es necesario también
tomar en cuenta las circunstancias y prever los posibles efectos de nuestra actuación. Hemos
visto que el policía se ve a veces en la necesidad de tomar decisiones acerca de cómo manejar
una situación, y que no siempre es fácil saber cuál es la decisión correcta a tomar. Además de no
ser fácil, el policía se ve en la necesidad de tomar la decisión rápidamente y sin poder aconse-
jarse de alguien. La prudencia consiste precisamente en tomar buenas decisiones en estos casos.
Consiste en el buen juicio para actuar bien. La prudencia es contraria a las decisiones impulsivas
e irreflexivas.

Disciplina
• Es la disposición del policía de sujetarse a un ordenamiento para lograr los valores pro-
pios de su misión como policía.

Como afirma el Artículo 99 de la LGSNSP, la obediencia es la base del funcionamiento y orga-


nización de las instituciones policiales. La disciplina permite que el grupo actúe como una sola
persona, para preservar la vida de sus miembros y lograr eficazmente su misión.
La disciplina incluye la obediencia, que consiste en la disposición a cumplir de manera efec-
tiva las órdenes que el superior emite de forma legítima, precisa y oportuna. Por ella el superior
puede exigir al subordinado y esperar de él que las órdenes sean ejecutadas con exactitud y sin
vacilación.
En lo que se refiere al superior, la disciplina exige que sepa mandar de forma adecuada a
sus subordinados y requiere también el respeto y consideración mutua entre quien ostente un
mando y sus subalternos.
La disciplina comprende además el aprecio de sí mismo, la pulcritud, los buenos modales,
el rechazo a los vicios, la puntualidad en el servicio, la exactitud en la obediencia, el escrupuloso
respeto a las leyes y reglamentos y el respeto a los derechos humanos.
Se manifiesta visiblemente en la cortesía, actitud de servicio y buena presentación de los
policías, así como en la limpieza y buen orden de las instalaciones policiales.

Honor
• Es por una parte la integridad, o disposición a cumplir los deberes que se tienen con
uno mismo y con los demás y por otra parte, el honor es la gloria o buena reputación
que sigue a la virtud, al mérito o a las acciones heroicas.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
141
Combinando los dos sentidos podemos decir que el Honor es la estima que el policía tiene de
sí mismo, de su profesión, de su corporación, de su familia y de lo más sagrado que tiene en
su corazón24. Cuando la persona nace se le pone un nombre en el bautizo o en el registro civil.
Le toca a él con sus actos escribir la historia de ese nombre. Si sus acciones son virtuosas hará
que su nombre sea respetado por sus parientes, amigos y las demás personas, de lo contrario, la
persona manchará su nombre con el desprecio y el oprobio.
Además del honor personal existe el honor grupal, que es la disposición de ganar mediante
el comportamiento virtuoso un buen nombre para la unidad a la que se pertenece. El honor
del grupo está asociado al llamado espíritu de cuerpo, que es la adhesión de los miembros del
grupo a la misión grupal de tal manera que se genera entre ellos un alto grado de compañeris-
mo y solidaridad, el orgullo de pertenecer al grupo, una moral elevada y el deseo de ganar
el reconocimiento y la gloria para la unidad a la que se pertenece mediante acciones que la
engrandezcan.

El espíritu de cuerpo se corrompe cuando el compañerismo presiona en el sentido de la complici-


dad en el mal o del encubrimiento de las malas acciones de uno o más de los miembros del grupo.

Una vez que haya escrito en su cuaderno las situaciones personales de cada virtud, identifique
si existe otra virtud que le parezca importante explicar, por ejemplo: amor a la Patria, Serenidad,
Templanza, Veracidad, Cortesía, Imparcialidad, etc.
El actuar bien repetidamente es lo que genera ese hábito positivo que es la virtud. Pero es
importante también estar en guardia contra aquellos factores que pueden alejarnos de la prác-
tica de la virtud. ¿Qué es lo que puede motivar a un policía a actuar de forma contraria a la ética
policial?:
Los siguientes factores pueden impulsar al policía a incurrir en un comportamiento contrario
a las virtudes que se han presentado25:

EMOCIONES ESTEREOTIPOS MENTALIDAD DE VÍCTIMA

Un ejemplo de un tipo de conducta en Consisten en la evaluación nega- Entendida como la idea de que
la que las emociones llevan a actuar tiva de las características de un se tiene derecho a una compen-
en forma contraria a la virtud es la grupo al cual pertenece una per- sación de los ciudadanos por
agresividad que se manifiesta durante y sona. Las características del grupo toda la violencia física y verbal
después de las persecuciones a gran ve- se pueden deber a su origen que el policía debe padecer para
locidad. Algunos policías movidos por la étnico, su religión o su situación protegerlos.
adrenalina generada en tales persecucio- socioeconómica, por ejemplo.
nes se conducen después de manera im- Estos estereotipos puede llevar
prudente y tratan con excesiva violencia a que el policía detenga a una
verbal y física al conductor perseguido. persona o la trate en forma irres-
El trabajo policial en la calle genera petuosa no por el mal comporta-
emociones negativas tales como la frus- miento de esa persona sino por la
tración, la cólera y el temor. Algunos imagen que el policía se ha for-
policías no logran dominan estas emocio- mado del grupo al que pertenece
nes lo cual los impulsa a comportamien- esa persona.
tos agresivos, irrespetuosos y abusivos.

142 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
PRESIÓN DE LOS PARES PRESIÓN EXTERNA ALIENACIÓN

Hemos visto que la solidaridad Otro factor que indudablemente Entendida como la desilusión debida
es una de las condiciones para puede impulsar a un comporta- a la exposición repetida al mundo
el éxito y la supervivencia de la miento contrario a la ética dádivas corrosivo de las calles y a los actos de
policía pero también que el com- de los ciudadanos y las amenazas crueldad de los delincuentes así como
pañerismo puede llevar a una de los delincuentes. a las fallas y los conflictos dentro de la
actuación contraria al código de propia organización policial.
ética policial o a las leyes La persona víctima de la desilusión
ve el mundo como un lugar hostil y
degenerado poblado por gente indig-
na, con lo cual se debilitan sus motiva-
ciones para ser un buen policía.

Basado en Un modèle socio-psychologique du comportement policier contraire à l’éthique et non professionnel de D. F. Sunahara.

Actividad 2: Dilema 1. No veo, no oigo


Lea el siguiente dilema y escriba en su cuaderno de apuntes lo que usted haría si se encontrara
en una situación parecida:
Cuando Julián y Pedro estaban en su patrulla, se les acercó un individuo y, después de
darles muestras de que conocía quiénes eran y dónde vivían sus familiares, les dijo que
la próxima vez que los llamaran para un operativo en las calles aledañas a ese lugar no
hicieran caso y que por ello luego recibirían “un sobre”.
De momento, Julián no le dio importancia al asunto, pero un rato después recibieron
una llamada de la Unidad para perseguir a unos delincuentes que acababan de ser sor-
prendidos en una operación de narcomenudeo. Pedro –que estaba al volante– se niega a
emprender la marcha, pues dice que ya acudieron al llamado varias patrullas.
¿Qué debe hacer Julián?

Una vez que haya escrito su respuesta, compárela con las opciones de respuesta que le presente
el profesor y sus respectivas consecuencias e identifique a cuál se parece más lo que usted es-
cribió. Al terminar la revisión de las opciones presentadas por el profesor, vuelva a leer lo que
usted escribió y responda las siguientes preguntas en su cuaderno de apuntes:
• Para formular mi respuesta:
- ¿De qué manera influyeron las amenazas de los delincuentes?
- ¿De qué manera influyó la actitud de Pedro?
- ¿De qué manera influyó la posibilidad de recibir dinero por no responder a un llamado
de auxilio?
• ¿Lo que propuso que debe hacer Julián podría ser un ejemplo de alguna virtud policial?
¿Por qué?
• Después de haber revisado lo anterior, ¿qué piensa que debería hacer cualquier policía
que se encuentre en una situación similar?

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
143
Dilema 2 ¿Quién puede más?
Lea el siguiente dilema y escriba en su cuaderno de apuntes lo que usted haría si se encontrara
en una situación parecida:
Usted vigila una zona problemática debido al alto índice de robos de coche. Una noche,
usted sorprende a un ladrón en el momento de abrir un coche ajeno, con la intención
de llevárselo. Su compañero de patrulla y usted proceden a detenerlo, pero él se resiste
y agrede a su compañero con un aerosol que le causa una gran irritación en los ojos y la
garganta, lo que le impide continuar con el arresto.
Usted forcejea con el delincuente y recibe algunos golpes. Finalmente, lo tira al suelo
y le pone un pie en la cabeza para inmovilizarlo y poder ponerle las esposas. Mientras
tanto, su compañero no deja de quejarse y le grita que “le dé su merecido” al ladrón por
haberlos agredido de esa forma, que no lo deje “así nomás”.

¿Qué hace usted?

Una vez que haya escrito su respuesta, compárela con las opciones de respuesta que le presente
el profesor y sus respectivas consecuencias e identifique a cuál se parece más lo que usted es-
cribió. Al terminar la revisión de las opciones presentadas por el profesor, vuelva a leer lo que
usted escribió y responda las siguientes preguntas en su cuaderno de apuntes:
• Para formular mi respuesta:
- ¿De qué manera influyó que el delincuente haya agredido a mi compañero?
- ¿De qué manera influyó la actitud de mi compañero?
- ¿De qué manera influyó mi lealtad al Código de Ética Policial?
• ¿Mi decisión fue legal? ¿Por qué?
• Después de haber revisado lo anterior, ¿qué pienso que debería hacer cualquier policía
que se encuentre en una situación similar?

Para concluir y aplicar lo aprendido:

Actividad 3: Mi diagnóstico y mis acciones


• Identifique un personaje (real o ficticio) que considere tiene todas las virtudes que se traba-
jaron durante la sesión y explique por qué considera que las tiene y cómo las lleva a cabo.
• Realice un diagnóstico sobre el grado de conocimiento del Código de Ética de la policía y de
las virtudes policiales, y escriba en su cuaderno de apuntes qué virtudes necesita reforzar.
• Escriba las acciones que usted llevará a cabo para aplicar tanto el Código de Ética como
las virtudes policiales.

144 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
TEMA 2.5. Buenas prácticas policiales
2.5.1. Elementos de una buena práctica policial
Para empezar:

Actividad 1: Reflexión
Responda a las siguientes preguntas en su cuaderno de apuntes:
• ¿Cuáles son los elementos de una buena práctica policial?
• Describa una buena práctica profesional, real o ficticia.
• Describa una mala práctica profesional, real o ficticia.
• ¿Cómo me gustaría que fuera la relación de la policía con los ciudadanos para la preven-
ción del delito?
Las prácticas o acciones policiales pueden ser buenas o malas. En este tema considerará cuáles
son los elementos de una buena práctica profesional y discutirá algunos casos de buenas y ma-
las prácticas policiales. Estudiará también algunas nuevas prácticas de relación entre policías y
ciudadanos y los valores en los que se basan.

Para entrar en materia:


Una buena práctica profesional es una forma de hacer las cosas que es consistente con los
principios y valores de una profesión y que sirve como ejemplo o guía a los que la ejercen.
Así, por ejemplo, para un médico es una buena práctica profesional comunicarse eficaz-
mente con sus pacientes, lo cual implica saber escucharlos y responder en un lenguaje com-
prensible a sus preguntas.
Una buena práctica policial es aquella que:

1. Está de acuerdo con los principios éticos y jurídicos que rigen la actuación policial.
2. Es eficaz, pues logra su objetivo de conservar el orden público, prevenir el delito, etc.
3. Es segura porque reduce en lo posible el riesgo para todos los participantes (policías y
ciudadanos que se encuentran en el lugar de la acción).

Una práctica policial no es buena si le falta alguno de los anteriores elementos.


De la definición se desprende que, para que un policía domine su profesión, no basta que
tenga un buen conocimiento de las leyes y los códigos pertinentes a su labor y que tenga las
virtudes morales que se han descrito con anterioridad, sino que es necesario además que posea
los conocimientos específicos y las habilidades necesarias para realizar de manera eficiente
su trabajo.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
145
Así, por ejemplo, el policía debe dominar las técnicas operativas requeridas para la de-
fensa personal, el uso razonable de la fuerza, el esposamiento, los distintos tipos de vigilancia,
el trato con presuntos responsables, etc.

Esto significa que además de los valores éticos, dos valores importantes a considerar en
el trabajo policial son la eficacia y la reducción del riesgo.

Las habilidades, como las virtudes, se desarrollan ejercitándolas, practicándolas.


De esta manera, el policía se va desarrollando en su profesión a medida que adquiere los
conocimientos pertinentes y desarrolla las virtudes y las habilidades que le son propias.

Por ello es muy importante para el policía el deseo de aprender.

Las buenas prácticas no se limitan al trabajo individual del policía o a sus aspectos tácticos y
operativos, sino que pueden darse también a nivel estratégico. Tal es el caso cuando se concibe
de una manera diferente a la tradicional relación entre la policía y los ciudadanos para el mejor
logro de los valores de la misión policial.

Actividad 2: ¿Una buena práctica policial?


Lea la siguiente buena práctica policial en grupo:

Pandillas Juveniles 26

En un municipio había enfrentamientos continuos entre pandillas rivales, potenciados


por el alcohol y las drogas, que terminaban con frecuencia en agresiones físicas, daños
en la vía pública, etc., lo que provocaba un gran temor en la población.
Por su parte, los policías tenían problemas para mantener el orden, pues cuando lo
intentaban eran apedreados por esos jóvenes.
A raíz de una balacera en las inmediaciones de un colegio, los vecinos denunciaron
los hechos y la delegación gestionó iniciativas comunitarias para promover la comu-
nicación entre los pandilleros y los policías, así como para obtener información sobre
hechos delictivos. Estas prácticas se dieron en dos modalidades:
Reuniones informativas sobre las problemáticas cotidianas del sector, tales como
prevención y control de adicciones, violencia escolar e intrafamiliar, etc.
Espacios recreativos deportivos para el personal de la unidad policial y los integrantes
de las pandillas.
En dichas reuniones se vio que el origen de los problemas estaba relacionado con el
hecho de que los pandilleros no asistían a la escuela ni contaban con espacios recreativos,
pero sí pertenecían a familias con un alto grado de violencia intrafamiliar y consumo de
alcohol y drogas.
Por su parte, los jóvenes comenzaron a revelar sus problemáticas y reflexionar acerca
de temas personales, etc., lo que dio paso a relaciones de mayor confianza con la policía,

146 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
independientemente de su pandilla de origen. Los jóvenes reconocían sus propios pro-
blemas en el material que les facilitaba la policía, el cual incluía alternativas para que ellos
pudieran salir por sí mismos del entorno de violencia y delincuencia.
A su vez, los encuentros deportivos dieron espacio para que las pandillas resolvie-
ran sus diferencias y reconocieran al personal policial como parte de la comunidad. Se
fortaleció la buena convivencia entre los jóvenes al conocerse en un contexto en el que
todos eran parte de un mismo equipo que competía contra otros de fuera, lo que les hizo
desarrollar un sentido de compañerismo.
Según información policial, las denuncias de riñas, enfrentamientos, agresiones y ro-
bos por parte de integrantes de las pandillas se han reducido durante el último año y los
integrantes de las pandillas no han registrado nuevos delitos desde hace varios meses.
Además, la mayoría de los jóvenes está haciendo alguna actividad laboral, por lo que
tampoco han aumentado los integrantes de pandillas.
Estos resultados se deben al entendimiento del ambiente en el cual viven los pandi-
lleros y los factores que explican su comportamiento antisocial: la deserción escolar y la
violencia intrafamiliar han dado lugar a que estos jóvenes crearan sus propios vínculos
de protección y ganancia económica, así como de respeto y autoridad ante sus pares. 
Las metas y objetivos de la práctica fueron alcanzados porque se logró que los
jóvenes que eran rivales de territorio pudieran compartir una cancha de fútbol sin com-
portamientos violentos, sin agresiones, situación que logró trascender a la convivencia
con los vecinos. Aún existe consumo de drogas y alcohol entre los jóvenes, pero gracias
al compromiso adquirido entre ellos y los policías, no han delinquido o participado indi-
rectamente en delitos.
Por otra parte, la búsqueda de información delictual también ha dado buenos re-
sultados, al obtener datos relevantes relacionados con el tráfico de drogas, la venta de
mercancía robada, etc. Cabe señalar que existe un pacto de anonimato entre policías e
informantes, con el fin de proteger su identidad y posibles represalias a raíz de la infor-
mación entregada.

Al terminar la lectura, intégrese en un equipo con otros cuatro o cinco compañeros y respondan
las siguientes preguntas en una hoja de rotafolios:
1. ¿Cuáles eran los problemas a resolver en el municipio?
2. ¿Cómo se puede saber si la estrategia de la delegación:
- Se apegó a los principios éticos y jurídicos que rigen la actuación policial
- Logró conservar el orden público, prevenir el delito, etc.
- Redujo el riesgo para todos los participantes: policías, pandilleros y demás vecinos que se
encontraban en el lugar del conflicto
3. ¿Qué tipo de relación creó la policía con los pandilleros?
4. ¿Qué fue lo que contribuyó a un mejor logro de los valores de la misión policial?

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
147
Una vez que se haya respondido lo anterior, se colocarán las hojas de rotafolio en las paredes del
aula y un miembro de cada grupo será el responsable de explicar sus respuestas a los demás. Al
finalizar, algún voluntario sacará una conclusión sobre la manera en que los policías contribuy-
eron a resolver el problema de las pandillas juveniles.

2.5.2. Buenas prácticas en la relación de la policía


con los ciudadanos
Lectura: Historias exitosas de cambio en la relación entre policías
y ciudadanos
Hemos visto que una misión básica de la policía es la prevención de los delitos. Generalmente se ha con-
siderado que el papel de la policía era el de prevenir los delitos y atrapar a los delincuentes mientras que el del
público era el de denunciar los delitos y proporcionar a la policía la información de la que dispusiera para que
ésta pudiera prevenir los delitos y atrapar a los delincuentes.
Actualmente, en todo el mundo se está desarrollando un enfoque diferente de la prevención del delito al
que podemos llamar prevención social del delito, que consiste en promover una mayor participación de la
ciudadanía en la prevención del delito.
Sir Robert Peel, el fundador de la policía profesional londinense, consideraba que la cooperación entre
policías y ciudadanos es indispensable para la acción eficaz de la policía y así lo estableció en los siguientes
tres principios:

• Cuando se asegura la cooperación de los ciudadanos disminuye proporcionalmente la necesidad del uso
de la fuerza.
• La habilidad de la policía para efectuar sus deberes depende de la aprobación de las acciones policiales
por parte de la sociedad.
• La policía en todo momento debe mantener una relación con los ciudadanos que haga realidad la
tradición histórica que señala que la policía es la gente y la gente es la policía. El cuerpo policial está
compuesto por ciudadanos a los que se les paga para dar una atención de tiempo completo a ciertos
deberes que interesan a todos los ciudadanos para el bien y la existencia de la comunidad.
De acuerdo con este concepto, se le ha tratado de dar a la ciudadanía una mayor participación en la labor
de la policía por medios tales como la formulación de políticas públicas, la supervisión del trabajo policial, las
quejas y la denuncia de los delincuentes.
Algo relativamente novedoso en esta línea es la llamada policía comunitaria, que se basa en los siguien-
tes dos principios27:
a) La asociación entre policías y comunidad para la prevención del delito
b) Un concepto proactivo de la función policial, orientado a la solución de problemas.
La asociación entre policías y comunidad para la prevención del delito requiere que la policía se acerque a la
comunidad, la entienda y logre su confianza y participación.
El enfoque proactivo de solución de problemas significa que la policía no espera que surjan incidentes
aislados para responder a cada uno de ellos cuando se presente, sino que desarrolla una estrategia orientada
a resolver los problemas persistentes de la comunidad buscando sus causas subyacentes.

148 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
De acuerdo con los Carabineros de Chile las buenas prácticas policiales son:
• Innovadoras de alguna manera con respecto de las establecidas en la labor tradicional.
• Resolutorias, implementando acciones pertinentes y efectivas en función de las causas y los factores
involucrados.
• Dirigidas principalmente a la prevención del delito, en tanto buscan disminuir los factores que posibili-
tan la ocurrencia de los actos delictivos y promover factores protectores en la población.
• Integradoras, dado que propician el trabajo conjunto con la comunidad y las redes sociales, promovi-
endo el trabajo colaborativo para enfrentar de manera conjunta los problemas de inseguridad que
afectan a la población.
• Eficientes, por cuanto optimizan el uso de recursos que se utilizan en su implementación.

Actividad 3: Por la buena o por la mala.


Lea el siguiente dilema y escriba en su cuaderno de apuntes lo que usted haría si se encontrara
en una situación parecida:
Usted y su compañero investigan una denuncia de venta de mercancía robada en un
tianguis y se dirigen al lugar en cuestión para realizar una inspección ocular. Apenas
llegan, perciben que se oyen unos silbidos y que varias personas se desplazan rápida-
mente de un lugar otro, de tal manera que llama su atención un edificio con apariencia
de bodega.
Cuando ustedes llaman a la puerta del edificio, aparece un “encargado” y, ante sus
preguntas sobre el uso de la bodega, les responde que ahí se almacena mercancía para
su distribución. Ustedes continúan la pesquisa y el encargado les dice que él no sabe de
dónde proceden los artículos, pero que ya dejen de molestarlo con tantas preguntas,
pues tiene muchas otras cosas que hacer.
Con firmeza y seguridad, ustedes le piden los papeles que respaldan la legitimidad
de la mercancía almacenada, pero el encargado dice no tener acceso a ellos. Finalmente,
le solicitan hablar con el dueño del negocio, pero el encargado responde que no lo co-
noce y, de pronto, cierra violentamente la puerta de la bodega.

¿Qué hacen ustedes: fuerzan la puerta de la bodega para poder revisar el inte-
rior o se retiran para buscar una orden que les permita ingresar al local?

Una vez que haya escrito su respuesta, revise si está de acuerdo con los principios éticos y
jurídicos que rigen la actuación policial, si es eficaz y segura, de acuerdo con la información
que le presente el profesor. Al terminar la revisión, vuelva a leer lo que usted escribió y responda
en su cuaderno de apuntes:
• ¿Qué tipo de relación generan las buenas prácticas policiales entre la policía y los ciudadanos?

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
149
• ¿Lo que yo respondí ayudaría a generar una buena relación entre los ciudadanos y los
policías? ¿Por qué?
• Después de haber revisado lo anterior, ¿qué otra buena práctica podría proponer para re-
solver el problema?

2.5.3. Buenas prácticas en la relación de la policía


con la comunidad
Para concluir y aplicar lo aprendido

Actividad 4: ¿Cómo hacer una buena práctica policial?


Responda en su cuaderno de apuntes las siguientes preguntas:
• Observamos que la buena práctica policial tiene las siguientes partes: contexto, descripción
de la problemática inicial, objetivos, metodología, principales resultados y conclusiones.
Pensando en el lugar en el que vivimos, ¿podemos imaginar alguna buena práctica de
cooperación de los ciudadanos con la policía? Elabore una práctica que incluya una descrip-
ción del contexto, una definición del problema y los objetivos a lograr.
• Explique el por qué de las siguientes habilidades, una o dos podrían ser más necesarias
para un policía en la labor comunitaria: trabajo en equipo, comunicación efectiva, creativi-
dad, deseo de aprender, solución de problemas, tenacidad, manejo del estrés.

150 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
TEMA 2.6. Normas comunes para los integran-
tes de las Instituciones de Seguridad Pública

Para empezar:
Es el momento de concretar todo lo que hasta este momento hemos estudiado: Historia y misión
de la policía, El policía como agente y referente social, Ética policial, Código de ética policial,
Virtudes de la policía y Buenas prácticas policiales.
Para ello, consideraremos algunos valores que deben caracterizar el buen desempeño profe-
sional del policía y cuya práctica constante se ha de convertir en un hábito.
Estos valores, que son comunes a todos los integrantes de las instituciones de seguridad
pública, se encuentran contenidos en su mayor parte en nuestra Constitución Política y también
en la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública.
Los estudiaremos a continuación:

2.6.1. Perfil Axiológico


Para entrar en materia:
Perfil axiológico
Hablar de perfil axiológico es referirse al conjunto de valores y virtudes que debe tener la persona
que se dedica a salvaguardar la vida y la integridad de las personas, los derechos y libertades
humanos, y el orden y la paz pública: El policía.

Actividad 1: Aplicaciones del perfil axiológico


Escriba en su cuaderno de trabajo un ejemplo de una conducta contraria al perfil y que, por lo tanto, es algo
contrario a lo que se espera que haga un policía.

Valor Descripción
Dignidad humana Consiste en que todo ser humano, por el hecho de serlo, constituye un fin en sí mismo al estar
orientado a la realización de valores trascendentes. En consecuencia, el ser humano no puede
ser tratado como un simple medio u objeto que se utiliza para lograr otras finalidades y se pue-
de desechar cuando ya no sirve. Al valor de la dignidad humana corresponde una actitud de
cuidado y respeto a la vida, la integridad física, los bienes y los demás derechos de toda persona.
Por su vocación, el policía es un guardián de la dignidad de la persona humana.

Conducta contraria:

Derechos Son derechos que tienen todos los seres humanos por el sólo hecho de serlo y que les permiten
humanos la realización de una vida digna.
Es obligación estricta de la policía respetar los derechos humanos garantizados por nuestra
Constitución Política en sus artículos sobre las garantías individuales.

Conducta contraria:

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
151
Valor Descripción

Respeto El policía ha de respetar no sólo a sus compañeros, superiores y subordinados, sino también a
todas las personas a las que trata. Las ha de considerar como si fueran él mismo.
El respeto a las personas no se opone al uso legítimo y proporcionado de la fuerza cuando es
necesario para preservar el orden público y prevenir el delito.
El respeto del policía se manifiesta no sólo en la protección de los derechos humanos de todas
las personas, sino también en la cortesía y en la disposición a servir a quien lo necesita.

Conducta contraria:

Tolerancia Consiste en el respeto, la aceptación y el aprecio de la rica diversidad de las culturas de nuestro
mundo, de nuestras formas de expresión y los distintos medios de ser humanos (UNESCO).
Son contrarias a la tolerancia todas las formas de discriminación, burla o maltrato por motivo de
raza, sexo, condición económica, religión o apariencia física, por ejemplo.
El buen policía trata por igual a todos, no discrimina a nadie.

Conducta contraria:

Bien común o bien Consiste en el conjunto de todos aquellos bienes que los seres humanos requieren para su plena
del pueblo realización en sociedad.
El bien común es superior al bien individual, lo cual implica que hemos de estar dispuestos a
subordinar nuestro beneficio personal al de la patria. El bien común del pueblo es el fin del Es-
tado y de ahí se deriva el derecho del gobierno, tanto para establecer leyes como para obligar a
su cumplimiento, y también la obligación de los ciudadanos a cumplir las leyes.
El policía es un servidor del bien común y su autoridad se basa en el servicio al bien común.

Conducta contraria:

Solidaridad: Es la ayuda mutua entre los miembros de una sociedad. Consiste en el reconocimiento del deber
que tenemos los miembros de una comunidad de ayudarnos unos a otros y contribuir al logro
de los fines de la unidad a la que pertenecemos.
La solidaridad es una virtud que se aplica a todas las sociedades a las que pertenecemos; la
familia, la unidad policial, la Nación y la Comunidad Internacional.
El buen policía es solidario con sus compañeros, con las comunidades a las que pertenece y
sobre todo, con los ciudadanos.

Conducta contraria:

152 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Valor Descripción

Prudencia Es el arte de decidirse bien. La persona prudente discierne en cada circunstancia cuál es el ver-
dadero bien y cuáles son los medios más adecuados para alcanzarlo.
La prudencia es contraria tanto a las decisiones irreflexivas y precipitadas como a la indecisión.
Es uno de los requisitos indispensables del liderazgo, ya que el líder prudente es aquél que prevé
los efectos posibles de sus decisiones y decide de tal manera que minimiza los riesgos, respeta
las leyes y los valores éticos y obtiene los resultados deseados.
El buen policía ejerce un liderazgo prudente en la sociedad.

Conducta contraria:

Fortaleza Es la virtud que nos hace capaces de vencer el miedo, incluso a la muerte, y de hacer frente a
las pruebas y las persecuciones. Nos capacita para ir hasta la renuncia y el sacrificio de la propia
vida por defender una causa justa.
A la fortaleza o presencia de ánimo se asocia: “La sangre fría, la serenidad y la calma”, que se
requieren tanto más en un jefe cuanto más crítica sea la situación.
La fortaleza es una virtud esencial del policía, y en el cumplimiento de su misión ha de estar
dispuesto a llegar al heroísmo.

Conducta contraria:

Templanza Es el hábito de saber moderar, dosificar y gozar sanamente del placer sensible. Tiene que ver
con el cuidado de la salud e implica saber medirse en el comer y en el beber, evitar las drogas y
otras adicciones y practicar el ejercicio conveniente.
La persona templada es también moderada en el deseo de placeres y de bienes, de tal manera
que no se deja arrastrar por ellos hasta el punto de ser injusto, desleal y degradarse a sí mismo
y a los demás.
Es parte de la disciplina del policía el aprecio de sí mismo y el rechazo a los vicios.

Conducta contraria:

Justicia Es la firme disposición de dar a cada quien lo suyo, es decir, de darle a cada quien aquello a lo
que tiene derecho.
La justicia se aplica a las relaciones de las personas entre sí, a las relaciones de las personas con
el Estado y a las relaciones del Estado con las personas.
De la realización de la justicia depende la paz, tanto entre las personas como entre las naciones.
La misión del policía es de una gran dignidad porque consiste en prevenir la injusticia.

Conducta contraria:

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
153
Valor Descripción

Honestidad o Consiste en comportarse coherentemente con los valores que uno profesa. La integridad es la
Integridad base de las demás virtudes. Es la “firme disposición, la determinación y el hábito de hacer lo
correcto sin que nadie te obligue a ello mas que tú mismo”.
La integridad se llama así porque en la medida en que la persona hace lo que es correcto, logra
mayor coherencia entre sus palabras, sus sentimientos y sus acciones. El ejemplo del líder ínte-
gro es el verdadero y más eficaz forjador de la disciplina del subalterno. El mejor reglamento del
subordinado es la conducta intachable del superior.
El policía íntegro es un factor de mejoramiento de su corporación y de la sociedad en general.
Conducta contraria:

Verdad A este valor le corresponde la obligación de ser veraz, esto es, de no falsear los hechos intencio-
nalmente. La veracidad es tener la intención de expresar los hechos tal como son.
A la veracidad corresponde también no hacer afirmaciones sin tener el soporte de datos o
hechos reales, no hacer suposiciones ni basarse en información de oídas y el no falsear las prue-
bas ni alterar los hechos. Se relaciona con el principio de objetividad, que obliga no solo a ser
veraz sino también a actuar sin prejuicios o parcialidad.
Toda forma de comunicación de un policía ha de ser veraz, tanto en la palabra como en el
llenado de informes o en cualquier respuesta a las preguntas de las autoridades competentes.
Conducta contraria:

Profesionalismo Significa que a la hora de ejercer su tarea o actividad, la persona se desempeña de acuerdo a
los mejores parámetros de su profesión. En el caso de la policía, estos parámetros o normas son
los de una buena práctica policial, es decir: eficacia, apego a los principios éticos y jurídicos, y
minimización del riesgo para los participantes en la situación.
El profesionalismo exige una actitud de aprendizaje constante por parte del policía.

Conducta contraria:

Honor Es la estima que el policía tiene de sí mismo, de su profesión, de su corporación, de su familia


y de lo más sagrado que tiene en su corazón. El honor consiste en sentir profundamente la
necesidad de estimarse a sí mismo y de obtener la estima de los demás mediante acciones que
lo engrandezcan.
El honor policial no consiente la mentira, ni la falta de la palabra empeñada.
Conducta contraria:

Orden El orden y la paz pública significan que cualquier persona puede realizar sus actividades cotidia-
nas con la confianza de que su vida, su integridad, su libertad, su patrimonio y otros bienes
tutelados por las leyes están exentos de todo peligro, daño o riesgo.
Este es uno de los valores fundamentales del bien del pueblo que la policía debe preservar.
Conducta contraria:

154 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Valor Descripción

Honradez Consiste en respetar la propiedad ajena. La honradez en la conducta prohíbe no solo el robo
sino también el abuso de confianza y el fraude.
El policía honrado no aprovecha su posición y su poder para quitarles a los demás sus bienes y
obtener beneficios que no le corresponden.
Conducta contraria:

Lealtad Consiste en la firme determinación de cumplir los compromisos contraídos. Implica el


cumplimiento de la palabra dada y la fiel ejecución de los compromisos. En el caso del policía
éstos son principalmente el de servir y proteger a los ciudadanos, y el compromiso de colaborar
eficientemente con sus compañeros.
Traicionar la palabra dada y no cumplir los compromisos es ser desleales y redunda en detri-
mento de nuestro honor.
Conducta contraria:

Espíritu de Consiste en el orgullo que siente el policía de pertenecer a su unidad. Por el espíritu de cuerpo
cuerpo se da la unión de cada uno entre sí y con el grupo al que se pertenece. Esta unión es la que
asegura el éxito de las misiones que emprende el grupo.
Por esta virtud nuestros actos van encaminados invariablemente a contribuir al prestigio, buen
nombre, gloria, supervivencia y respeto de nuestra unidad.
Por el espíritu de cuerpo nos hiere toda ofensa a nuestra corporación y nos llena de legítimo
orgullo el reconocimiento de la ciudadanía para todo lo noble y bueno que hace o hay en ella.
La tarea principal del líder policial es la de fortalecer el espíritu de cuerpo.
El buen policía está orgulloso de pertenecer al cuerpo policial y no hace nada que pueda man-
char su nombre y el de su unidad.
Conducta contraria:

Disciplina Constituye la fuerza fundamental de un Cuerpo Policial y el factor más poderoso de su éxito.
La disciplina permite que el grupo actúe como una sola persona para preservar la vida de sus
miembros y lograr eficazmente su misión.
La disciplina incluye la obediencia, que consiste en la disposición a cumplir de manera efectiva
las órdenes que el superior emite de forma legítima, precisa y oportuna. Por ella el superior
puede exigir al subordinado y esperar de él que las órdenes sean ejecutadas con exactitud y sin
vacilación. La obediencia consiste así en la subordinación consciente de la propia voluntad en
provecho del conjunto, independientemente de toda consideración de amistad, parentesco,
simpatía o posición social.
En lo que se refiere al superior, la disciplina exige que sepa mandar de forma adecuada a
sus subordinados y requiere también el respeto y consideración mutua entre quien ostente un
mando y sus subalternos.
El buen policía sabe mandar y obedecer.
Conducta contraria:

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
155
Valor Descripción

Autoridad El policía es un funcionario que, para lograr los altos fines de su misión, está investido de la
autoridad del Estado para hacerse obedecer y respetar por los ciudadanos. La autoridad de
la policía y su posibilidad de utilizar la fuerza tiene la finalidad de facilitar el servicio que presta
a la comunidad y se fortalece en la medida en la que sirve realmente a ese propósito. El policía
pierde autoridad conforme actúa de manera descortés o prepotente y utiliza la fuerza en forma
desproporcionada o para sus propios fines y no para el bien de la comunidad.
Como líder, la función primordial del policía será la de ser el líder de su personal y demostrar en
su comportamiento una conducta intachable. Su cargo lo coloca en una posición de autoridad
en la que su deber será dar las órdenes que el servicio requiera y supervisar el cumplimiento de
las mismas.
El buen policía no solo tiene autoridad sino que se la ha ganado por su conducta intachable.

Conducta contraria:

Sacrificio Es parte de la misión del policía el estar en peligro o en algún trabajo que representa un riesgo
grave. Los policías cumplen con cualquier trabajo que se le asigne, así sea peligroso o desagra-
dable, porque para los miembros del Cuerpo Policial lo más importante es el cumplimiento de
su misión. Actuar así es un acto de abnegación o sacrificio.
El buen policía cumple con misión encomendada renunciando a sus intereses personales y de-
jando a un lado todas las comodidades, afectos y sentimientos ajenos al servicio.

Conducta contraria:

Legalidad Es la firme disposición de actuar conforme a lo que establece la ley. Este es uno de los principios
básicos del Estado de derecho y de la seguridad jurídica.
El policía debe conducirse con apego a la ley en todas sus actuaciones.

Conducta contraria:

Amor a la Patria Es el amor a México, a sus tradiciones, a su historia y sus valores, así como el respeto a sus sím-
bolos. Se realiza consagrándose al engrandecimiento de la nación por el respeto a sus leyes y
a sus habitantes y, conforme a las posibilidades de cada quién, mediante la defensa de nuestra
independencia política y la integridad del territorio nacional, el aseguramiento de nuestra inde-
pendencia económica y la continuidad y acrecentamiento de nuestra cultura.
El policía ama a la Patria de una manera especial porque previene la injusticia y busca preservar
el orden y la paz, que son bienes del pueblo.

Conducta contraria:

156 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Valor Descripción

Independencia Consiste en la capacidad de una región o de una comunidad cualquiera para gobernarse a sí
misma sin estar bajo el dominio o tutela de otro poder político. El buen mexicano debe estar
dispuesto a luchar y sacrificar su vida si es necesario para preservar la independencia de México.
El amor a la independencia nacional no es contrario a la solidaridad internacional, por la que es-
tamos dispuestos a colaborar con personas o entidades de otras naciones, con el fin de obtener
beneficios mutuos y lograr la justicia y la paz mundiales.
El policía contribuye a la independencia de México asegurando el imperio de la ley en todo el
territorio mexicano.

Conducta contraria:

2.6.2. Disposiciones de la Ley general del Sistema


Nacional de Seguridad Pública
La Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública (LGSNSP) es la que reglamenta el
artículo 21 de la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos en materia de seguridad
pública, de manera que sus disposiciones son aplicables a todos los miembros de las institucio-
nes de seguridad pública del país.
De esta ley destacamos los siguientes artículos:

Establecen obligaciones y sanciones de los integrantes


Artículos 40 y 41 de las Instituciones de Seguridad Pública. Hemos visto
ya algunas de estas obligaciones al tratar del Código
de ética Profesional.

Artículos 100, 101 y 102 Se refieren a la disciplina.

Artículos 112 y 113 Se refieren al registro administrativo de detenciones.

Actividad 2: Lo más importante de los artículos


• Revise los artículos mencionados y elija tres fracciones (partes del artículo) que le parezcan
importantes. Los puede encontrar al final del cuaderno.
• Escriba en su cuaderno de apuntes esas tres fracciones en su propio lenguaje y explique la
razón por la que le parecen importantes en la labor policial.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
157
2.6.3. Aplicación de Valores, Virtudes y liderazgo
para reforzar la Seguridad Pública
Para que el policía tenga un comportamiento ético es muy importante que conozca los valores y
las leyes que han de regir su actuación. Sin embargo, esto puede no ser suficiente.

Actividad 3: Si yo fuera…
Responda en su cuaderno de apuntes ¿qué haría para promover la práctica de estos valores y el
desarrollo de las virtudes correspondientes? Inicie su escrito con la siguiente frase: “Si estuviera
al mando de un grupo policial haría…”

Para concluir y aplicar lo aprendido:

Actividad 4: Retomemos el diagnóstico


• Imagínese una ciudad o un pueblo con una policía que cuenta con el perfil axiológico que
se acaba de presentar. Escriba en su cuaderno de apuntes las respuestas a las siguientes
preguntas:
- ¿Cómo sería esa ciudad?
- ¿Para qué existe la policía?
- ¿Qué pasaría si actualmente existiera una policía con estas características?
• Ahora compare las respuestas con el diagnóstico que trabajó al principio de esta sección y
responda:
- ¿Qué diferencias existen?
- ¿Qué tiene que hacer usted para subsanar estas diferencias?

158 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
MI AVANCE
Una vez finalizado el estudio de esta unidad y con el propósito de evaluar sus propios apren-
dizajes, resuelva los siguientes dilemas:

Dilema 1: ¿Quién tiene la razón?


Lea el siguiente dilema y escriba en su cuaderno de apuntes lo que usted haría si se encontrara
en una situación parecida:
Para protestar por la falta de agua en la colonia, un pequeño grupo de vecinos está blo-
queando una calle con mucha afluencia de tránsito y ha provocado un verdadero caos vial.
Usted sabe que ellos tienen razón en su queja, pues han recurrido a los canales le-
gales para solicitar que les resuelvan el problema y éste persiste. Sin embargo, como no
tienen permiso oficial para semejante acto, usted se presenta para darles instrucciones
de que se retiren.
Los manifestantes no lo obedecen y le responden que se trata de una protesta pací-
fica para defender sus derechos como ciudadanos. Mientras tanto, el embotellamiento
vehicular aumenta y los conductores dan muestras de impaciencia.
Usted y su compañero insisten en negociar con los vecinos y les advierten que si no se
retiran voluntariamente, tendrán que recurrir a otros medios. Como los quejosos no ceden,
su compañero toma del brazo respetuosamente a un hombre para que comience a mo-
verse, pero éste se queja de que lo está maltrando.
Por su parte, los conductores siguen tocando el claxon y lanzando voces diciendo
que tienen prisa, que van a llegar tarde al trabajo, que no les van a recibir a los niños en
la escuela, que hagan su trabajo y quiten a los que están bloqueando la calle, etc.
Para acabar de empeorar la situación, aparece un camarógrafo de un noticiario de
televisión que está transmitiendo en vivo.

¿Qué hace usted?

Una vez que haya escrito su respuesta, compárela con las opciones de respuesta que le presente
el profesor y sus respectivas consecuencias e identifique a cuál se parece más lo que usted es-
cribió. Al terminar la revisión de las opciones presentadas por el profesor, vuelva a leer lo que
usted escribió y responda las siguientes preguntas en su cuaderno de apuntes:
• ¿De qué manera afectaría a la imagen de la policía lo que propuse en mi respuesta?
• ¿De qué manera influyó en mi respuesta la posibilidad de aparecer en la televisión?
• ¿Cómo me sentiría si tuviera que hacer lo que propuse en mi respuesta?
• Lo que propuse en mi respuesta, ¿es lo que se espera de la policía? ¿Por qué?
• Lo que propuse en mi respuesta, ¿es una buena práctica policial comunitaria? ¿Por qué?

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
159
Dilema 2: ¿Quién fue?
Lea el siguiente dilema y escriba en su cuaderno de apuntes lo que usted haría si se encontrara
en una situación parecida:
El agente del ministerio público recibe una denuncia de robo de coche en vía pública,
abre la averiguación correspondiente y usted comienza la investigación sobre el hecho
denunciado.
Usted examina el lugar de los hechos y confirma que sucedió en una zona de alta
incidencia de robo de vehículos. Después entrevista a varias personas que tienen comer-
cios cerca del lugar, pero ninguno proporciona información útil, pues todos dicen que
“no vieron nada”. Los compañeros policías encargados de la vigilancia del cuadrante
tampoco reportan novedades.
Una semana después, usted recibe una llamada anónima que le advierte que el co-
che reportado como robado será utilizado en el asalto a un banco y le propone brindarle
más información sobre el caso, a cambio de inmunidad.

¿Qué hace usted?

Una vez que haya escrito su respuesta, compárela con las opciones de respuesta que le presente
el profesor y sus respectivas consecuencias e identifique a cuál se parece más lo que usted es-
cribió. Al terminar la revisión de las opciones presentadas por el profesor, vuelva a leer lo que
usted escribió y responda las siguientes preguntas en su cuaderno de apuntes:
• ¿Cómo me sentiría si tuviera que hacer lo que propuse en mi respuesta?
• Lo que propuse en mi respuesta, ¿es lo que se espera de la policía? ¿Por qué?
• Lo que propuse en mi respuesta, ¿es una buena práctica policial comunitaria? ¿Por qué?

Actividad complementaria:
1. Los valores básicos de la misión policial son preservar: la vida e integridad de las personas,
sus derechos y libertades, y el orden y la paz públicos. En la tabla siguiente anote a la iz-
quierda de cada uno de los artículos del código el valor básico de la misión con el que está
relacionado.

Valores de la Misión Compromiso del Código

1. Cumpliré en todo momento los deberes que me impone la ley, sirviendo


a mi comunidad y protegiendo a todas las personas contra actos ilegales, en
consonancia con el alto grado de responsabilidad exigido por mi profesión.

2. Me conduciré siempre con dedicación y disciplina, así como con apego


al orden jurídico y respeto a las garantías individuales y derechos humanos
reconocidos en la Constitución.

160 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Valores de la Misión Compromiso del Código

4. Prestaré auxilio a las personas amenazadas por algún peligro o que hayan
sido víctimas u ofendidos de algún delito, y brindaré protección a sus bienes
y derechos. Mi actuación será congruente, oportuna y proporcional al hecho.

5. Cuando tenga necesidad de usar fuerza, lo haré de manera racional,


congruente, oportuna y con respeto a los derechos humanos.

6. Cumpliré mis funciones con absoluta imparcialidad y sin discriminación


alguna.

7. Me abstendré en todo momento de infligir o tolerar actos de tortura.

8. Observaré un trato respetuoso con todas las personas, absteniéndome de


todo acto arbitrario y de limitar indebidamente las acciones o manifestacio-
nes que, en ejercicio de sus derechos constitucionales y con carácter pací-
fico, realice la población.

9. Desempeñaré mi misión sin solicitar ni aceptar compensaciones, pagos o


gratificaciones distintas a las previstas legalmente. Me opondré a cualquier
acto de corrupción y, en caso de tener conocimiento de alguno, lo denun-
ciaré.

10. No ordenaré ni realizaré la detención de persona alguna sin cumplir con


los requisitos previstos en los ordenamientos constitucionales y legales apli-
cables.

11. Velaré por la vida e integridad física de las personas detenidas.

2. En la columna de “Conducta de la policía” se señalan conductas de la policía que son con-


trarias a un compromiso del Código o al principio de objetividad. Indique en la columna de
la izquierda el número de compromiso del Código al que es contraria la conducta.

Número de
Compromiso del Código Conducta de la policía
compromiso

0. Principio de objetividad Entrar a una casa para buscar a


un delincuente conocido.
1. Cumpliré en todo momento los deberes que Dejar que otros detenidos mal-
me impone la ley, sirviendo a mi comunidad y traten a un delincuente.
protegiendo a todas las personas contra actos
ilegales, en consonancia con el alto grado de
responsabilidad exigido por mi profesión.

2. Me conduciré siempre con dedicación y dis- Ocultar o alterar las pruebas


ciplina, así como con apego al orden jurídico y relacionadas con un delito.
respeto a las garantías individuales y derechos
humanos reconocidos en la Constitución.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
161
Número de
Compromiso del Código Conducta de la policía
compromiso

4. Prestaré auxilio a las personas amenazadas Dejar que los vecinos linchen a
por algún peligro o que hayan sido víctimas u un presunto delincuente.
ofendidos de algún delito, y brindaré protec-
ción a sus bienes y derechos. Mi actuación será
congruente, oportuna y proporcional al hecho.

5. Cuando tenga necesidad de usar la fuerza, Solicitar una recompensa al dueño


lo haré de manera racional, congruente, opor- por haber recuperado el dinero
tuna y con respeto a los derechos humanos, que le habían robado unos delin-
cuentes.

6. Cumpliré mis funciones con absoluta impar- Tratar con mayor respeto a una
cialidad y sin discriminación alguna. persona bien vestida que a un
vagabundo andrajoso.

7. Me abstendré en todo momento de infligir o Torturar a un presunto delincuente


tolerar actos de tortura. para que confiese su delito.

8.Observaré un trato respetuoso con todas las Desobedecer a un superior.


personas, absteniéndome de todo acto arbi-
trario y de limitar indebidamente las acciones o
manifestaciones que, en ejercicio de sus dere-
chos constitucionales y con carácter pacífico,
realice la población.

9. Desempeñaré mi misión sin solicitar ni acep- Dispersar a un grupo de mani-


tar compensaciones, pagos o gratificaciones festantes que protestan pacífica-
distintas a las previstas legalmente. Me opondré mente contra una nueva ley.
a cualquier acto de corrupción y, en caso de
tener conocimiento de alguno, lo denunciaré.

10. No ordenaré ni realizaré la detención de Golpear a un delincuente por


persona alguna sin cumplir con los requisitos haberlo insultado.
previstos en los ordenamientos constitucionales
y legales aplicables.

11. Velaré por la vida e integridad física de las No atender la llamada de auxilio
personas detenidas. de un ciudadano.

3. Escriba sobre la raya correspondiente los números de los compromisos del Código que serán
más apreciados por :
Los delincuentes
Los ciudadanos ordinarios
Los inocentes a los que, por error, se les considera culpables de un delito

162 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
4. En el lugar en el que usted vive, ¿cuáles son las violaciones al Código que más dañan la
imagen de la policía entre los ciudadanos?



5. Suponiendo que usted debiera elegir a las personas que ingresan a la policía, ¿en qué cinco
cualidades principales se fijaría para elegirlas?


6. ¿Cuál es la mejor señal de que un cuerpo de policía de una localidad cumple con su misión?
Tache la letra de la que considere la mejor respuesta:
a) El número de delincuentes que detiene.
b) La cantidad de delitos que ocurren en la localidad.
c) La calidad del equipo del que disponen los policías.
d) El aprecio que tiene por la población de la localidad.
e) El nivel de estudios de sus elementos.

7. ¿Cuáles de las siguientes acciones son propias de la policía comunitaria? Tache las letras de
las respuestas que le parezcan más adecuadas.
a) Prevenir los delitos.
b) Mantener el orden público.
c) Investigar las causas de los delitos.
d) Establecer relaciones de confianza con la comunidad.

8. ¿De qué depende que una persona sea íntegra? Tache la letra de la que le parezca la mejor
respuesta:
a) De la educación que recibió.
b) De su situación económica.
c) De los amigos que tiene.
d) De lo que ella quiere ser.
e) Del trato que le dieron en la infancia.
f) De la imagen que tienen de él los demás.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
163
9. Un policía está en el proceso de detener a un delincuente cuando ve que una anciana se
cayó al cruzar la calle y puede ser arrollada por un automóvil. Si el policía ayuda a la anciana,
el delincuente se escapará.
¿Qué debe hacer el policía?




¿Por qué?

164 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
GLOSARIO

Buenas prácticas. Las buenas prácticas profesionales son formas de hacer las cosas que son consistentes
con los principios y valores de una profesión y que pueden servir como ejemplo o guía a los que
ejercen esa profesión.
Buenas prácticas policiales. Las buenas prácticas policiales se caracterizan por los siguientes elementos:
• Están de acuerdo con los principios éticos y jurídicos que rigen la actuación policial.
• Son eficaces (logran su objetivo de conservar el orden público, prevenir el delito, etc.)
• Son seguras: reducen en lo posible el riesgo para todos los participantes (policías y ciudadanos
que se encuentran en el lugar de la acción).
Código de ética. Conjunto de principios o normas de comportamiento que deben ser asumidos por los
miembros de una profesión para lograr adecuadamente los fines que persigue el ejercicio de esa
profesión.
Deontología. Es el estudio de los deberes profesionales o de la manera en que debe comportarse el
miembro de una profesión.
Escala racional de uso de la fuerza. Es una descripción del tipo y magnitud de la fuerza que puede usar
legítimamente un policía en proporción al tipo y magnitud de resistencia que presente un sujeto.
Integridad. Es la firme disposición, la determinación y el hábito de hacer lo correcto sin que nadie obligue
a ello más que uno mismo.
Insignia. Emblema distintivo de una institución, asociación, o marca comercial que se usa prendido en la
ropa como muestra de vinculación, pertenencia o simpatía.
Misión de la policía. La misión de la policía es preservar el orden público así como los derechos y la
seguridad de las personas y entidades y de sus bienes, y ocuparse de la prevención de los delitos.
Oprobio. Se refiere al hecho de perder la honra: ignominia, afrenta, deshonra.
Orden público. El orden público significa que cualquier persona puede realizar sus actividades cotidianas
con la confianza de que su vida, su integridad, su libertad, su patrimonio y otros bienes tutelados
por las leyes están exentos de todo peligro, daño o riesgo.
Principio de legalidad. Significa que en su conducta, los funcionarios se apegarán a lo que señala la ley.
Seguridad pública. Sistema a través del cual cada país brinda protección y asistencia a la población, a sus
bienes y a su entorno.
Valor. Es aquella cualidad que tienen las personas, las acciones y los objetos por la cual los consideramos
estimables.
Virtud. Es la actitud o disposición firme y permanente de hacer el bien.
Virtudes policiales. Son aquellas virtudes que se requieren para el buen ejercicio de la profesión policial.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
165
MATERIAL DE CONSULTA
Garantías Individuales
1. Garantías de Igualdad
Con el fin de poder localizarlos más fácilmente, se presentan a continuación artículos constitu-
cionales relativos a las garantías individuales. Se indica sólo el contenido del artículo o parte de
éste. Se recomienda leer el texto completo del artículo en la Constitución Política de los Estados
Unidos Mexicanos.
• Art. 1: Prohibición de la esclavitud y de la discriminación.
• Art. 2: Derecho de los pueblos indígenas a decidir sus formas internas de convivencia y
organización social, económica, política y cultural.
• Art. 3: Derecho a la educación.
• Art. 4: Igualdad de sexos ante la ley.
• Art. 12: No se concederán ni reconocerán títulos nobiliarios ni prerrogativas y honores he-
reditarios.
• Art. 13: Nadie puede ser juzgado por leyes privativas ni por tribunales especiales. Subsiste
el fuero de guerra para los delitos y faltas contra la disciplina militar.
• Art. 22: Prohibición de la pena de muerte y de cualquier otro tipo de mutilación, de infa-
mia, la marca, los azotes, los palos, el tormento de cualquier especie, la multa excesiva, la
confiscación de bienes y cualesquiera otras penas inusitadas y trascendentales. Toda pena
deberá ser proporcional al delito que sancione y al bien jurídico afectado.

2. Garantías de libertad
• Art. 5: Libertad de definir su profesión. Derecho de trabajo con justa retribución y consen-
timiento.
• Art. 6: Libertad de expresión: manifestación de ideas, réplica o información.
• Art. 7: Libertad de escribir y publicar.
• Art. 8: Funcionarios y empleados públicos respetarán el derecho de petición siempre y
cuando este sea por escrito y de manera pacífica.
• Art. 9: Libertad de asociación y reunión libre con objetivos lícitos.
• Art. 10: Derecho a poseer armas en domicilios salvo las prohibidas por la Ley Federal.
• Art. 11: Libertad de tránsito, entrada y salida, para extranjeros y derecho de establecer su
residencia en este país.
• Art. 16: Nadie puede ser molestado sin mandamiento escrito. Derecho a la protección de
datos personales.
• Art. 24: Libertad de creencia religiosa.

166 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
3. Garantías de propiedad
• Art. 27: El estado es propietario de tierras y aguas del territorio nacional, éste tiene el
derecho de transmitir el dominio de ellas a los particulares constituyendo la propiedad
privada.
• Art. 28: Prohibición de monopolios.

4. Garantías de seguridad jurídica


• Art. 14: Ninguna ley tendrá efecto retroactivo en prejuicio de persona. Nadie podrá ser
privado de vida, libertad o propiedades a menos que se llegue a esto como sanción legal
por un delito cometido.
• Art. 16: Nadie puede ser molestado en su persona, familia, domicilio, papeles o posesio-
nes, sino en virtud de mandamiento escrito de la autoridad competente, que funde y
motive la causa legal del procedimiento.
• Art. 17: Ninguna persona podrá hacerse justicia por sí misma, ni ejercer violencia para
reclamar su derecho.
• Art. 18: Sólo por delito que merezca pena privativa de libertad habrá lugar a prisión pre-
ventiva. El sitio de ésta será distinto del que se destinare para la extinción de las penas y
estarán completamente separados.
• Art. 19 Ninguna detención ante autoridad judicial podrá exceder del plazo de setenta y
dos horas, a partir de que el indiciado sea puesto a su disposición, sin que se justifique con
un auto de vinculación a proceso en el que se expresará: el delito que se impute al acusa-
do, el lugar, tiempo y circunstancias de ejecución, así como los datos que establezcan que
se ha cometido un hecho que la ley señale como delito y que exista la probabilidad de que
el indiciado lo cometió o participó en su comisión.
• Art. 20: Define lo que es un proceso penal y enumera las garantías de la persona procesada.
• Art. 21: La investigación de los delitos corresponde al Ministerio Público y a las policías,
las cuales actuarán bajo la conducción y mando de aquél en el ejercicio de esta función.
• Art. 23: Ningún juicio criminal deberá tener más de tres instancias. Nadie puede ser juzga-
do dos veces por el mismo delito, ya sea que en el juicio se le absuelva o se le condene.

Principios de Sir Robert Peel sobre la policía


• La misión principal de la policía es prevenir los delitos y el desorden.
• La capacidad de la policía para cumplir sus deberes depende del grado en el que cuenta
con la aprobación pública.
• La policía debe promover la disposición de la gente a cumplir voluntariamente con la ley
para poder así asegurar y mantener el respeto de los ciudadanos.
• El grado de cooperación de la gente con el cual se puede contar, disminuye en proporción
a la necesidad del uso de la fuerza física.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
167
• La policía debe buscar y preservar la buena opinión de los ciudadanos sirviendo imparcial-
mente a la ley y no tratando de complacer a la opinión pública.
• La policía utiliza la fuerza física en la medida en que es necesario para asegurar la obser-
vancia de la ley o restituir el orden y sólo cuando la persuasión, el consejo y la advertencia
resultan insuficientes.
• La policía es la gente y la gente es la policía; la diferencia es que la policía son aquellos ciu-
dadanos a los que se les paga para dedicarse de tiempo completo a los deberes que inte-
resan a todos los ciudadanos para asegurar la existencia y el bienestar de la comunidad.
• La policía debe siempre limitar sus acciones a las tareas que tiene encomendadas y nunca
usurpar las funciones de los jueces.
• La prueba de la eficiencia de la policía no consiste en que se le vea combatiendo el delito y
el desorden, sino en que no hay delitos ni desorden.

Escala racional del uso de fuerza


Acciones del sujeto que se resiste Técnica de control del policía

ADVERTENCIAS VERBALES O TÉCNICA SUAVE


RESISTENCIA PSICOLÓGICA O PASIVA
(Presencia, instrucciones verbales, presión física que cause
(No obedece instrucciones verbales)
dolor leve o moderado sin lesión)

RESISTENCIA DEFENSIVA TÉCNICA SUAVE


(No arremete pero evita ser controlado) (Presión física que cause dolor leve o moderado sin lesión)

RESISTENCIA AGRESIVA FUERZA NO MORTAL O TÉCNICA DURA


(Intenta lesionar al policía) (Agentes químicos, armas no letales u otras)

RESISTENCIA AGRESIVA AGRAVADA


FUERZA MORTAL
(Agresión que puede causar lesiones graves
(Uso de armas u otras técnicas extremas o letales)
o la muerte al policía o a terceras personas)

Esta escala del uso razonable de la fuerza se encuentra en el Manual operativo del uso de la fuerza para los cuerpos de segu-
ridad pública del Distrito Federal http://sre.gob.mx/derechoshumanos/images/poli_guberna/manualusofuerzaDF.pdf
Criterios adicionales para el uso racional de la fuerza pueden encontrarse en la Ley que regula el uso de la fuerza de los
cuerpos de seguridad pública del Distrito Federal, publicada en la Gaceta Oficial del Distrito Federal el 22 de abril de 2008).

El objetivo inmediato que se persigue con el uso de la fuerza es el control. Una vez que se logra
controlar al detenido es absolutamente indispensable modificar el método y la técnica de con-
trol, así como el trato que se le debe dar.

168 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
REFERENCIAS
1
Ramírez, Ramírez, Efrén,. 2009. La ética en la formación de la policía. México: Porrúa, 2009. ISBN 978-
607-09-0187-4. Pág. 116-117
2
Javier Piña y Palacios en Rojo García, Manuel, 2001. Tesis: La investigación policial en México. México:
Universidad iberoamericana, Ciudad de México. Pág. 18.
3
Portugal Ayestas, José. Cursos para compartir lo que sabes. [En línea] [Citado el: 7 de Marzo de 2011.]
http://www.mailxmail.com/curso-seguridad-inseguridad-ciudadana/seguridad-ciudadana-orden-publico.
4
González Fernández, José Antonio. [En línea] [Citado el: 7 de Marzo de 2011]. http://www.bibliojuridica.
org/libros/1/419/12.pdf
5
Urusquieta Salgado, M. Ulises. 2011. Animal Político. [En línea] enero de 27 de 2011. [Citado el: 7 de
marzo de 2011.] http://www.animalpolitico.com/blogueros-el-blog-de-alianza-civica/2011/01/27/la-rela-
cion-entre-policias-y-ciudadanos-como-un-factor-de-inseguridad-ciudadana/.
6
Garza Falla, Tello Peón. Biblioteca Jurídica Virtual. [En línea] [Citado el: 7 de marzo de 2011.] http://www.
bibliojuridica.org/libros/1/359/9.pdf.
7
Quesada, Charo. BIDAmérica. [En línea] [Citado el: 7 de marzo de 2011.] http://www.iadb.org/idbameri-
ca/index.cfm?thisid=2818.
8
Servera Muntaner, José Luis. Ética Policial. Editorial Tirant Lo Blanch, 1999.
9
Naranjo, Ulises. MDZ. [En línea] [Citado el: 7 de marzo de 2011]. http://www.mdzol.com/mdz/
nota/189894-antes-el-policia-era-un-referente-social-y-ahora-no/.
10
Servera Muntaner, José Luis. Ética Policial. Editorial Tirant Lo Blanch, 1999. Págs.131-132.
11
González, José Carlos. [En línea] [Citado el: 7 de marzo de 2011.] http://www.3dediana.com.mx/la_mi-
sion_de_ser_policia.html.
12
Adaptado de La universidad sin condición. Jacques Derrida. Conferencia pronunciada en 1998.
13
Luka Brajnovic, en Servera Muntaner, José Luis. Ética Policial. Editorial Tirant Lo Blanch, 1999. Págs.131-132.
14
Puede consultarse también la Declaración sobre la policía hecha por el Consejo de Europa.
15
Basado en los Artículos 40 y 41 de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública, reglamen-
taria del Artículo 21 de la Constitución Política de los estados Unidos Mexicanos.
16
(British Columbia, 2011). Basado en el British Columbia Code of Ethics, http://www.saanichpolice.ca/
about/bcpolicecode.pdf
17
Ramírez Ramírez, Efrén. 2009. La ética en la formación de la policía. México: Porrúa, 2009. ISBN 978-
607-09-0187-4. Pág.108.
18
Mendoza Jardines, Marcelino. 2009. Código de valores y Virtudes Militares (Proyecto). México: s.n.,
2009. Pág. 21.
19
Mendoza Jardines, Marcelino. 2009. Código de valores y Virtudes Militares (Proyecto). México: s.n.,
2009. Pág. 21.
20
Delatree Edwin, J. 2002. Character and cops. Washington, D.C.: The AEI Press, 2002. ISBN-0-8447-4217-1.
21
Ramírez Ramírez, Efrén. 2009. La ética en la formación de la policía. México: Porrúa, 2009. ISBN 978-
607-09-0187-4. Pág. 139.
22
Pieper, Josef. 1984. Antología. Barcelona: Herder, 1984. ISBN-84-254-1411-3. Pág. 79.
23
Pieper, Josef. 1984. Antología. Barcelona: Herder, 1984. ISBN-84-254-1411-3. Pág. 61.
24
Ramírez Ramírez, Efrén. 2009. La ética en la formación de la policía. México: Porrúa, 2009. ISBN 978-
607-09-0187-4. Pág. 142.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
169
25
Sunahara, D.F. Un modèle socio-psychologique du comportement policier contraire à l’éthique et non
professionnel. [En línea] [Citado el: 7 de marzo de 2011].
26
Tomado de Pandillas Juveniles del Cerro 18, 53º Comisaría de Lo Barnechea, http://buenaspracticas.
carabineros.cl/blog/index.php?id=pandillas-juveniles-del-cerro-18, Consultado el 27 de marzo de 2011.
27
Miller, L. Hess K. M, Orthmann, C.H. (2011) Community Policing. New York: Delmar, p5.

170 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
área
Valores del trabajo en
equipo y liderazgo

Objetivo general:
• Valorar la importancia del trabajo en equipo así como el ejercicio del liderazgo basado en
principios como elementos fundamentales en el servicio policial.

Objetivos específicos:
Al finalizar la unidad, el participante:
• Valorará la importancia de la comunicación interpersonal en el desempeño de su trabajo
como policía.
• Identificará sus habilidades para participar en equipos de trabajo eficientes y efectivos que
adopten un espíritu de cuerpo.
• Reconocerá y valorará las características de un líder con orientación al servicio, basado en
principios, para ser un agente de cohesión social, proactivo y mediador de conflictos en la
corporación, en el trabajo en equipo y en la comunidad.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
171
Esquema temático

VALORES DEL TRABAJO


EN EQUIPO Y LIDERAZGO

Trabajo en equipo Liderazgo

Comunicación
Inteligencia
Emocional

Espíritu de cuerpo Competencias de


liderazgo en la policía

Presión de pares Liderazgo basado


en principios

Tema 3.1. Comunicación efectiva

Para empezar
Si se le preguntara a la mayoría de la gente “¿a qué dedica un policía la mayor parte del día?”,
es probable que respondiera que a detener ladrones, interceptar vendedores de drogas y arres-
tar asesinos, lo cual sería una respuesta equivocada. Es curioso que pocos se den cuenta que
esos sólo son los momentos de mayor adrenalina, los que aparecen en el periódico y luego se
vuelven película; los policías reales saben que gran parte de su tiempo lo dedican a otro tipo de
actividades más cotidianas. Ellos –usted–, los policías reales, saben que es más frecuente ayudar
a los ciudadanos en pequeños problemas, orientar a quien está perdido, apoyar a una persona
de edad avanzada, ayudar a los familiares de un desaparecido, mediar en peleas y facilitar el
trabajo de los servicios médicos de emergencia, entre muchas e incontables actividades llamadas
“de rutina”. Probablemente, la mayoría de la gente también diría que una de las principales
herramientas de trabajo de un policía es su arma. Los policías reales, no los de película, saben
que el arma importa, pero lo que siempre utilizan en todas las situaciones anteriores es un arma
de naturaleza muy distinta: la comunicación efectiva.
En este primer tema, usted estudiará la importancia de comunicarse de manera eficiente y
obtendrá herramientas para eliminar los obstáculos que no le permiten llevar a cabo este proceso.

172 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Actividad 1: ¿Es importante para un policía saber
comunicarse?
Responda en su cuaderno de apuntes las siguientes preguntas:
• ¿Considera usted que saber comunicarse es una habilidad importante para un policía?
¿Por qué?
• ¿Se le ocurre alguna situación en donde la comunicación efectiva hubiera podido salvar
una vida?

Los policías reales, cuando sus labores son preventivas, entienden que la fuerza represiva es
el último recurso, ¡y uno peligroso! En cambio, cuando la comunicación se utiliza de manera
adecuada, es una fuerza de enorme poder que puede desactivar muchas situaciones de crisis.
La comunicación efectiva salva vidas. ¿Le parece exagerado? ¿Alguna vez había pensado
que la habilidad de tranquilizar a una persona en una situación extrema puede evitar un com-
portamiento violento? ¿Y que el arte de conciliar las partes en una pelea le puede ahorrar un ojo
morado? Es más, ¿ha notado cómo la simple presencia de un policía impone orden? Todo esto
implica comunicación.
La comunicación aparece en todos lados. Es un elemento fundamental para trabajar con sus
compañeros. Si va a toda velocidad en su patrulla y usted no conoce las claves que le transmiten
por la radio sobre lo que sucede en el lugar al que se dirige, simplemente no sabrá cómo pre-
pararse, no sabrá si debe de impedir el robo a un banco o verificar un ruido que atenta contra la
tranquilidad del vecindario. Igual de peligroso sería si debe dar la orden para que la gente a su
mando entre en acción y usted no encuentra las palabras precisas. Todo esto requiere de una
comunicación efectiva.
La comunicación no sólo salva la propia vida y la de los compañeros. También puede preser-
var la de los ciudadanos. La comunicación comprensiva puede aliviar la angustia de una víctima
y la información oportuna previene errores mortales, como puede ocurrir en situaciones de de-
sastres. Los policías trabajan con la gente, y trabajar bien depende de una buena comunicación.
Nunca olvide que, como se mencionó en el área 2, Ética y valores, la satisfacción de los ciudada-
nos es un factor clave para conseguir la alianza con la comunidad a la que sirve.

Actividad 2: La importancia de la comunicación


¿Todavía cree que es exagerada la importancia que se le da a la comunicación? Vamos a com-
probarlo con un ejercicio.
• Observe la dramatización que sus compañeros llevarán a cabo.
• Una vez que haya terminado la dramatización, responda en su cuaderno de apuntes las
siguientes preguntas.
- ¿Qué situación representaron sus compañeros?
- Describa el papel de cada uno de los actores.
- ¿Quién la pasó peor en esta situación? Justifique su respuesta.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
173
- ¿Considera que las estrategias de comunicación para resolver la situación fueron las ade-
cuadas?
- ¿Qué otra cosa hubieran podido hacer?

Para entrar en materia:


El hecho de que todo mundo se comunique es una obviedad tan grande que impide mostrar que
hay formas más útiles que otras para transmitir lo que se quiere y alcanzar un objetivo.
A continuación se revisará qué es la comunicación y algunas de las características más im-
portantes a tomar en cuenta si se pretende ser un comunicador eficaz.

3.1.1. Comunicación
La definición más básica de comunicación es la de un proceso por el cual se intercambia infor-
mación con algún objetivo. El proceso supone transmitir y recibir ideas, sentimientos, datos, ac-
titudes, valores, órdenes y opiniones. Para que ocurra la comunicación, el emisor y el receptor
deben de compartir el código y un canal por medio del cual se transmite el mensaje. Por ejem-
plo, un chino y un mexicano no podrán intercambiar información verbal porque no comparten el
mismo código, que en este caso es el idioma. Sólo podrán comunicarse si alguno puede cambiar
al código del otro o si los dos hablan un tercer idioma, como el inglés. La comunicación que
busca causar un efecto tiene una meta, que es la de que el receptor comprenda el mensaje de
la manera más precisa posible1.
Podemos sintetizar el proceso de la comunicación con la siguiente figura2:

Elementos
Contexto

Emisor Mensaje Código Receptor Objetivo

Proceso
Quién Dice qué Por qué canal A quién Con qué efecto

Otro factor determinante para la comunicación es la situación en la que ocurre. Será más fácil
que un padre le explique a su hijo cómo arreglar una licuadora si lo hacen en la tranquilidad de
su cocina que si lo intenta en el medio tiempo de un partido de futbol. Una situación inadecuada
puede impedir que el mensaje se transmita de forma correcta.
Una de las situaciones de comunicación más comunes es la llamada “comunicación inter-
personal”, es decir, entre personas, como en una conversación. En esta situación la figura que
se presentó arriba se convierte en un círculo. El receptor, quien originalmente escucha el men-
saje, le contesta al emisor, quien ahora debe tratar de comprender el mensaje que le regresan. Si

174 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
el proceso es lineal, como en la primera figura, es posible imaginar que el emisor da una orden
que el receptor comprende. En la comunicación interpersonal, el que recibe puede contestar e
iniciar una conversación en la que se intercambian mensajes.

Contexto

Emisor Receptor

Receptor Emisor

Actividad 3: Características de la comunicación


Lea el texto “Comunicación interpersonal” y responda, en su cuaderno de apuntes, las siguien-
tes preguntas:
• Señale todos los elementos que componen el proceso de comunicación.
• ¿Cuál es la principal diferencia entre el proceso de comunicación lineal y el circular?
• ¿Cuál es la principal desventaja de la comunicación no verbal?
• Identifique tres factores que le impiden una comunicación efectiva.

Lectura: Comunicación interpersonal


Otra característica importante que influye en la efectividad de la comunicación es el tipo de relación que
existe entre emisor y receptor. Entre militares, si un superior le da una orden a su subordinado, a nadie le
sorprendería que la ejecutara al instante. En cambio, si su compañero de banca le ordenara que le trajera un
refresco, probablemente la reacción sería muy distinta. En el primer caso la relación entre superior y subordi-
nado es jerárquica y vertical: la comunicación avanza de arriba hacia abajo. En cambio, en el segundo caso,
la relación es entre iguales, por lo que una orden es una forma inapropiada para este tipo de relación. A un
amigo se le trata de convencer; con una orden se corre el riesgo de enojarlo.
La comunicación puede ser intencional y no intencional. Lo anterior se pone de manifiesto en los dos
grandes tipos de comunicación, la verbal y la no verbal. Por un lado, la comunicación verbal es la más común
porque se relaciona con el lenguaje; puede ser oral, como en una conversación, o puede ser escrita, como en
una carta. Por el otro, en la comunicación no verbal se utiliza un código basado en acciones o símbolos. El
lenguaje corporal de las posiciones que adopta una persona o de los gestos de la cara para mostrar felicidad
o disgusto son ejemplos de acciones que comunican sin palabras. ¿Usted puede saber si una salsa le picó en
exceso a su compañero aun cuando no diga una sola palabra? También, cuando se observa la vestimenta de
un sacerdote, aunque no realice ninguna acción, los símbolos que utiliza en su ropa comunican que es una
persona que merece el respeto de sus fieles.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
175
En la comunicación no verbal se utilizan muchos códigos que a veces manejamos de manera incon-
sciente. Imagine que usted va a una farmacia a comprar una medicina. Normalmente no le prestaría de-
masiada atención al vendedor y simplemente supondría que quien trabaja ahí sabe lo que hace. ¿Aceptaría
la medicina con la misma naturalidad si el vendedor estuviera vestido de payaso o si fuera un vagabundo con
las uñas largas y sucias? La comunicación no verbal suele ser no intencional y por lo mismo es menos precisa
que la verbal. Se olvida con mucha facilidad todo lo que se comunica con la ropa que se usa y con la aparien-
cia personal. De todas maneras es claro que, aun en silencio y sin moverse, la comunicación es inevitable.
A partir de todos los elementos anteriores, se puede observar que la comunicación no es un proceso
transparente. A veces se piensa que con mandar un mensaje es suficiente pero esto no es así. Un mensaje
todavía se tiene que interpretar, ambas partes tienen que esforzarse por comprenderse. Entender el men-
saje depende del contexto en el que sucede la comunicación. El contexto en la comunicación es más que la
situación inmediata. Hace referencia a las experiencias previas que se tienen sobre el mensaje, a ideas o pre-
juicios, a los sentimientos que despierta, a las actitudes y a lo que uno suele pensar que sucederá como
consecuencia. A veces un policía que se acerca a ayudar puede ser rechazado por el ciudadano. El contexto
de ese ciudadano puede ser que, a partir de experiencias previas negativas, tenga la idea de que la policía
es abusiva; como siente miedo, asume una actitud negativa y supone, equivocadamente, que el policía le
hará daño. El policía no puede controlar el contexto pero sí debe tomarlo en cuenta, lo que implica hacer
el esfuerzo para que no se pierda su mensaje de ayuda.3

Un comunicador competente es capaz de transmitir con precisión un mensaje mediante


códigos verbales y no verbales, a la persona adecuada, en la situación correcta y tomando
en cuenta el contexto en el cual sucede.

En el proceso de comunicación es tan importante la manera en la que se transmite un mensaje


como la forma en la que se comprende. Cuando un policía observa a un “sospechoso”, lo que
ocurre es que cree interpretar un mensaje no intencional que le comunica una persona. Por lo
general se admiran las habilidades de observación de un policía y su talento para detectar a dis-
tancia lo que el otro quiere esconder. Sin embargo, a veces no se señala que eso ocurre dentro
de un proceso de comunicación no verbal. El problema, como se vio más arriba, es que la policía
basa una parte esencial de su labor en un tipo de comunicación poco preciso.
Trate de hacer memoria sobre la última vez que caminó de noche por una calle solitaria con
su pareja. Si en ese momento vio “algo” en una persona que también caminaba por ahí, ante
la tensión del momento, tal vez usted extremó sus precauciones por temor a un robo o una
agresión. ¿Puede recordar qué tenía de particular esa persona? ¿Cómo era el sujeto que sólo por
su apariencia lo obligó a tensar sus músculos y endurecer su vigilancia?
Si en esa ocasión no ocurrió nada es posible que su sospecha fuera falsa. Si esta apreciación
exagerada ocurre un día cualquiera, el exceso de precaución no afecta a nadie, pero un policía
vive en estado de alerta y no puede darse el lujo de menospreciar tanto la comunicación no ver-
bal como el contexto. Para el policía, un error de juicio es peligroso y puede provocar numerosos
problemas para mucha gente.

176 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Por lo general existen ciertas personas que generan una sensación de sospecha y de peli-
gro. La dificultad para nombrar “ese algo” que le provoca estar en alerta es la imprecisión de la
comunicación no verbal. Además, dicho “algo” incluye el contexto entre emisor y receptor. La
reacción le debe mucho a experiencias anteriores.
La misma imprecisión en el lenguaje no verbal de un policía que juzga equivocadamente a un
sujeto puede ocurrir en sentido inverso. El policía, con su uniforme imponente y su arma a la vista,
bajo la luz roja y azul, puede intimidar a un ciudadano con su sola presencia. Los ciudadanos pue-
den asustarse ante la presencia de éste aunque sus intenciones sean de ayuda. Un buen policía
conoce el mensaje y el efecto de la comunicación no verbal que inevitablemente envía, por lo que
tiene la precaución de siempre tranquilizar al ciudadano de manera verbal.

Actividad 4: Actividad diaria de un policía


Observe con atención el video que se le presentará o lea el texto siguiente, donde un policía le
explica a una entrevistadora lo relacionado con su actividad diaria, y conteste, de manera indi-
vidual y en su cuaderno de apuntes, las siguientes preguntas:
• ¿Cuál(es) de los tipos de persona que describe el policía le parecerían sospechoso(s) si
usted los observara a las dos de la mañana mientras está de servicio?
• ¿En quién confía el policía?
• Basándose en la lectura sobre comunicación, explique qué es lo que “siente” el policía del
cual escuchó o leyó.
• ¿Considera que el policía valora la comunicación no verbal? Justifique su respuesta.
• ¿Por qué se “estremece” el “pandillero” al ver llegar al policía, si éste no ha dicho una
sola palabra?

Si un hombre va desfajado, tomado, bamboleándose, mal vestido, estilo “cholo” o, como


se suelen vestir, con pantalones demasiado acampanados o con pañoletas. ¡Eso a las tres
de la mañana deja qué pensar! ¿Adónde va este tipo? ¿Es o no es su calle? En el primer
cuadro de la ciudad una persona a las dos o tres de la mañana resalta. Uno lo detiene y
puede tratarse de un chavo al cual nada más le gusta la moda, pero también puede ser
que se esté topando con un pandillero de marca. Entonces, uno tiene que seguir la base
psicológica. La persona se estremece al verme y oigo que dice: “Me asustó”. Pero puede
decir, de manera agresiva: “¡Qué!”. Entonces, ahí viene el pendiente.

- ¿Qué le hace pensar que alguien es sospechoso?

- ¡Porque se siente! ¡Uno lo siente! Así, es algo nato de ser policía, así se siente, se siente.
Ves algo y dices: “Este carro me late, como que me late que trae algo”. Y ya empiezan
como que muy sospechosos porque parecen muy serenos. Pues ya dices: “No, pues este
carro me late, me late”. Y ya es cuando los revisas. No siempre funciona, pero hay mu-
chas veces que resulta cierto.4

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
177
Actividad 5: La portación de la cara
Escuche o lea el texto que a continuación se presenta, complementando lo que dijo el primer
policía, y responda las siguientes preguntas en su cuaderno de apuntes:
• ¿Qué significa la afirmación del licenciado Burgoa sobre que el delito más perseguido en
México es la “portación de la cara”?
• ¿Cómo se relaciona esa afirmación con la comunicación no verbal?
• ¿Cuáles son las consecuencias de la imprecisión de la comunicación no verbal?

- Por ahí dice el licenciado Burgoa que el delito más perseguido en México es la porta-
ción de la cara… ¡Y yo creo que tiene mucha razón! El policía dice: “Ah, ése tiene cara
de sospechoso”. ¿Por qué? Porque nos hace falta técnica. Nos hace falta una forma de
saber distinguir. Nos hace falta estudio, obligar al policía a que estudie, a que sepa cuáles
son las verdaderas faltas y por qué se puede seguir a una persona. Que no tengamos el
estereotipo del delincuente. Porque en la actualidad el delincuente más peligroso puede
ser el que va trajeado. No es el pobre delincuente al que ve uno “acá tipo cholo”, como
nosotros decimos. A lo mejor ese delincuente asalta una tiendita y se lleva unos cincuen-
ta o sesenta pesos, pero el verdadero delincuente es de otro tipo. Por eso le digo que nos
hace falta técnica, preparación e inculcarle al personal lo que realmente es la psicología
criminal, lo que es realmente la imagen del delincuente. Pero volvemos a la ideología del
mexicano. Seguimos castigando al pobre por ser pobre. Seguimos castigando a la gente
que nos parece sospechosa, sin que el ser sospechoso sea un delito ni una falta adminis-
trativa. Sigue habiendo segregación y discriminación a la gente de escasos recursos. ¿Por
qué? Porque a lo mejor es más fácil y es menos problemático detener a una persona que
no tiene dinero para pagar un abogado, que detener a un sujeto que trae un “carrazo”
y que nos va a causar un problemón 5 .

Actividad 6: Un sospechoso que resultó inocente


• Reúnase en pequeños grupos de trabajo y narren alguna anécdota en la cual “lo que se
siente” ante un “sospechoso” resultó falso y cuáles fueron las consecuencias.
• Escojan una anécdota de todas y escríbanla en su cuaderno de apuntes.

3.1.2. Obstáculos para una comunicación efectiva


Ahora que ya quedó clara la importancia de la comunicación no verbal en la labor policial, es
momento de revisar la verbal. Como se mencionó al principio de este tema, el policía trabaja con
gente y eso supone contar con habilidades de comunicación verbales y no verbales.
Una de las funciones más importantes de un policía es obtener información de un ciudada-
no de manera voluntaria, sin recurrir a la confrontación y a la fuerza física. Su objetivo es emitir y
recibir los mensajes necesarios para conseguir los datos que requiere. Al mismo tiempo, siempre

178 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
debe tener en mente que todo contacto interpersonal es potencialmente peligroso. Por ejemplo,
para tratar con ciudadanos enojados y hostiles, es necesario que el policía se muestre calmado.
Al tratar con gente que tiene dificultades para entender el español, el policía debe ser paciente.
Hablarle de una manera dura o con palabras de menosprecio a un testigo puede fomentar su
silencio y frenar una investigación.
A continuación se le presenta un cuadro en el que aparecen los principales obstáculos para
una comunicación efectiva y algunas recomendaciones para mejorar sus habilidades de comu-
nicación interpersonal.

Evite lo siguiente 6

• Mentir • Una actitud de “ya lo sé todo”

• Interrumpir • Intentos de control o manipulación

• Actitudes de superioridad • El uso de estadísticas confusas y


de términos legales imprecisos

• Prejuicios • Apresurarse si tiene mucha


información que comunicar
• Afirmaciones obvias o sin sentido
• Involucrar historias personales
cuando no son necesarias
• El exceso de información

• Cambiar de tema si el emisor no


• Generalizaciones vagas ha terminado

• Preguntar lo que ya sabe • Adelantar conclusiones

RECOMENDACIONES 7

EMISOR RECEPTOR

• Sea claro con el objetivo que persigue. • Siempre escuche con atención.

• Cuide el elemento afectivo de la relación • Muestre interés.

• Hable con respeto. • Pregunte si no entiende algo.

• Minimice las diferencias de status, autoridad y/o • Ofrezca alguna señal de que entiende el mensaje.
poder con una víctima. • Trate de recordar lo que le dicen.
• Sea directo y evite rodeos. • Aleje los pensamientos que no se relacionen con
• Elimine distractores. la conversación.

• Trate de distinguir una opinión personal de un • Mantenga una mente abierta.


hecho basado en evidencia. • Detecte las ideas principales.
• Si el receptor no hace caso utilice un lenguaje más • Trate de enfocarse en el contenido del mensaje y
contundente. no en la manera en la que se lo comunican.
• Tome en cuenta que el receptor pudo no haber • Tenga una actitud colaborativa.
entendido el mensaje aun cuando diga que sí. • Muestre una actitud positiva para obtener mayor
información.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
179
Actividad 7: ¿Cómo evitar los obstáculos de la comunicación?
La lista de obstáculos y recomendaciones no termina aquí. Trate de completarla con sus compañe-
ros a lo largo del curso en la medida que descubra qué es lo que le funciona mejor.
Recuerde la representación con la que empezó este tema:
• ¿Evitaron estos obstáculos y siguieron las recomendaciones?
• ¿Considera que habrían hecho una diferencia?

Para hacer un uso flexible de la comunicación, es necesario conocer las habilidades que se tienen
para manejarla.

Actividad 8: ¿Cómo son mis habilidades comunicativas?


A continuación aparece una serie de preguntas. Respóndalas en su cuaderno de apuntes. Al
terminar le indicarán cómo interpretar sus respuestas y la manera de entender los resultados.
Conteste, por favor, a todas las preguntas según los indicadores de abajo8:

Totalmente Totalmente
En desacuerdo Neutral De acuerdo
en desacuerdo de acuerdo

TD D N A TA

1. Me siento mejor solo/a que acompañado/a.

2. Abrirse a los demás puede acarrear inconvenientes y no muchas compensa-


ciones.

3. La opinión de los otros no me ayuda a conocerme mejor.

4. Siento que cuando me critican, me hace daño.

5. En la convivencia normal, hay que tener mucho cuidado con lo que dices y no
comprometerte demasiado.

6. La comunicación con los demás es necesaria, pero manteniendo a salvo


mi intimidad.

7. Nadie se conoce mejor que uno/a mismo/a.

180 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
8.Cuanto menos hables de ti, mejor; en boca cerrada no entran moscas.

9. Mis sentimientos son algo muy personal, por tanto difícilmente comunicables.

10. Realmente es difícil que alguien te indique algo nuevo e importante de tu


persona, que tú mismo ignores.

11. Las personas no necesitan de los demás para conocerse a sí mismas.

12. Me resulta muy difícil encontrar personas en las que pueda confiar para
comunicar mis sentimientos.

13. Cada persona tiene determinadas ideas, opiniones o creencias personales


que no veo necesario comunicar a los demás.

14. Muchas veces me he arrepentido de haber hablado, pero pocas de haber


callado.

15. Siento inseguridad al recibir la opinión de los demás sobre mí.

16. Me dan miedo las situaciones en las que tengo que relacionarme con los
demás.

17. Las impresiones de los demás sobre mí, no me ayudan a conocerme mejor.

18. Es difícil querer al que te dice las verdades.

19. El conocimiento propio se basa, de una manera primordial y casi exclusiva,


en la capacidad de auto-análisis (reflexión sobre uno mismo).

20. Me cuesta aceptar las opiniones que los demás emiten sobre mí

Una vez que haya interpretado sus respuestas, conteste las siguientes preguntas en su cuaderno
de trabajo:
• ¿Qué le parecieron los resultados?
• ¿Considera que se acercan a la opinión que tenía de usted mismo?
• ¿Cree que necesita trabajar en sus habilidades de comunicación?
• Escriba qué habilidades puede mejorar y cómo piensa hacerlo

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
181
Siempre tenga en mente que el aspecto común de trabajar con el sospechoso de un
delito, con el testigo de un crimen, con una víctima alterada, con un herido de gravedad,
con una muchedumbre enfurecida, con sus compañeros de trabajo, o con policías bajo
su responsabilidad, es la comunicación efectiva. Dominarla es un componente crítico y
necesario de un policía efectivo.

3.1.3. Inteligencia Emocional


La comunicación es un elemento importante para profundizar en el tema de la inteligencia emo-
cional. Sin haberlo entendido con anticipación, difícilmente hubiera podido llegar a este punto,
pues su aplicación nos permite establecer relaciones interpersonales.

Actividad 9: Mis emociones


Reflexione y responda en su cuaderno de apuntes lo siguiente:
• ¿Qué hace cuando está enojado?
• ¿Qué hace cuando está contento?
• ¿Se da cuenta cuando una persona se está enojando?
• ¿Sabe qué hacer para calmarla?

Actividad 10: ¿Qué característica comparten


los profesionales más competentes y humanos?
Realice la lectura “¿Usted sabe qué característica comparten los profesionales más competentes
y humanos?” y responda en su cuaderno de trabajo las siguientes preguntas.
• ¿Qué papel juega la comunicación en la inteligencia emocional?
• Explique en sus palabras las 5 emociones que describe el texto.
• ¿Cómo puede ayudar la inteligencia emocional en el trabajo con el ciudadano?
• ¿Cuál es la importancia de la inteligencia emocional en la construcción de la confianza?

Lectura: “¿Usted sabe qué característica comparten


los profesionales más competentes y humanos?”
La respuesta no es la inteligencia, ni los diplomas universitarios y ni siquiera el dinero con el que nacie-
ron, sino algo que se conoce como Inteligencia Emocional. La Inteligencia Emocional es la habilidad interper-
sonal que permite tomar conciencia de las propias emociones, conocer los sentimientos y las necesidades del
otro, controlarse a uno mismo y actuar en sentido constructivo9.

182 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Para desarrollar la Inteligencia Emocional una persona requiere de las habilidades de comunicación
que estudió previamente. Es importante ser capaz de sintonizarse con el mensaje del otro para abordar
cuestiones difíciles. Así se podrá promover la comunicación sincera y permanecer abierto tanto a las buenas
noticias como a las malas.
Desarrollar las habilidades de comunicación le permitirá aprovechar la diversidad de la gente con la que
se rodea. A partir de la comprensión emocional del otro podrá aprovechar sus múltiples conocimientos. Por
ejemplo, si es capaz de respetar y relacionarse con personas de varios niveles socioeconómicos, entonces
podrá conocer a mayor profundidad contextos que le pueden ser extraños pero en los que deberá trabajar.
Conocer al otro le permite comprender y sensibilizarse ante las muchas visiones del mundo que existen.
La Inteligencia Emocional supone un ejercicio de confrontación con los prejuicios y la intolerancia, tanto
propia como ajena. Un policía necesita entender cómo es el mundo del ciudadano que tiene enfrente y
no puede suponer que es igual al propio. En una situación cotidiana puede encontrarse con personas para
las que ciertos objetos son sagrados. Quien no consiga entender lo que éstas significan emocionalmente,
corre el alto riesgo de ofender lo más profundo de la sensibilidad de toda una comunidad. Y quien no lo
comprende, puede perder el apoyo vital de esa gente.
Para desarrollar la Inteligencia Emocional se favorecen actitudes de respeto, de disponibilidad y de
cooperación hacia el otro, en este caso el ciudadano y los compañeros. Cuando la Inteligencia Emocional se
aplica a un equipo se busca despertar la participación y el entusiasmo de las personas con las que se trabaja.
Cuando se consigue esta habilidad de comunicación interpersonal comienza un cambio importante
en los equipos. Inicia un proceso de transformación en el que el grupo se considera capaz de eliminar obs-
táculos cuando se trabaja en sintonía interpersonal. Este tipo de equipos se caracteriza por la disposición
para aprovechar colectivamente las oportunidades y los desafíos. La actitud grupal es aquella en la que se
persiguen objetivos más allá de los que se requieren o se esperan.
La Inteligencia Emocional no es magia, sólo es un tipo de relación basada en la comprensión de los
sentimientos del otro que puede ayudar a la movilización para intentar esfuerzos innovadores. Lo anterior
se consigue porque se busca la negociación hasta alcanzar consensos en un diálogo respetuoso que toma
en cuenta los intereses y sentimientos del otro. Esto ayuda a manejar a personas difíciles y reduce la tensión
de situaciones complicadas, porque se recurre al tacto y a la diplomacia frente a una agresión desnuda. Se
busca el debate y la discusión abierta para resolver los desacuerdos; se resuelven los conflictos en lugar de
evitarlos.
En un equipo, las emociones que pueden dificultar el trabajo armónico se presentan en dos sentidos,
hacia la tarea y hacia los compañeros.
Hacia la tarea:

- Apatía: Cuando a alguien no le interesa el objetivo.


- Miedo: Cuando se piensa que como equipo o individuo no se cuentan con las habilidades o recursos
para alcanzar el objetivo.

Hacia los compañeros


- Enojo: Cuando se sintió alguna agresión de otro compañero.
- Envidia: Cuando se quiere alguna característica o posesión de otro.
- Egoísmo: Cuando se busca el éxito personal antes que el del equipo.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
183
La Inteligencia Emocional pretende neutralizar los sentimientos negativos. Se favorece el compromiso con la
tarea y con la propia capacitación. También se busca la confianza para expresar una opinión sin que se con-
sidere agresión; se prefiere colaborar y compartir antes que acumular y se comparten los méritos de todos
los éxitos.
En última instancia, la Inteligencia Emocional es la capacidad de reconocer y recompensar los logros y
el desarrollo de los miembros del equipo. Se refiere a la capacidad de hacer una retroalimentación útil,
que no dañe al otro, y a la vez sea una crítica constructiva. En suma, la Inteligencia Emocional es la capa-
cidad para identificar los intereses y sentimientos de los compañeros para dirigirlos hacia un fin positivo.10

Inteligencia Emocional

Habilidad interpersonal Habilidad de comunicación Actitudes

Conciencia Comprensión
Respeto Disponibilidad Cooperación
para el otro

Emociones Sentimientos Necesidades


Reducción de
tensión

Emocional Al otro Mundo

Capacidad para identificar los intereses y sentimientos de


los compañeros para dirigirlos hace un fin propositivo

Actividad 11: Identificar emociones


• De acuerdo con las indicaciones de su profesor, en pequeños equipos de trabajo, definan
una situación donde esté implicada una emoción que no se maneja adecuadamente y
represéntenla frente a los demás.
• Los integrantes del grupo deberán descubrir qué emoción es la que actúan y ofrecer una
alternativa para neutralizar la emoción negativa.

184 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Actividad 12: Reflexión personal: ¿Cómo es su inteligencia
emocional?
Responda en su cuaderno de apuntes:
• ¿Cómo es su inteligencia emocional?
• ¿Qué aspectos de su inteligencia emocional podría mejorar?
• Finalmente, defina un aspecto que le gustaría mejorar, en cuanto a su inteligencia emocio-
nal, que le permita ser un mejor miembro de su corporación, vista ésta como un equipo.

Para concluir y aplicar lo aprendido:


Desde que se levantó ha estado comunicando muchos mensajes. Responda en su cuaderno de
apuntes a partir de lo que ha vivido sólo el día de hoy:
• ¿Qué habilidades comunicativas ha puesto en práctica?
• ¿Cuál ha sido el mayor contraste entre sus primeros 15 minutos de la mañana y ahora?
• ¿De los obstáculos que se mencionan en la tabla anterior en cuáles ha caído?
• ¿Cuáles de las sugerencias para el emisor y el receptor ha utilizado hoy?
• ¿Por qué la inteligencia emocional ayuda a que el trabajo en equipo sea más eficiente?
Vale la pena enfatizar que la comunicación efectiva es uno de los tantos elementos que tra-
bajaremos durante esta unidad, pues forma parte del trabajo en equipo y del liderazgo: si no
sabemos comunicarnos, difícilmente podremos desarrollar adecuadamente esos aspectos del
trabajo policial.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
185
TeMA 3.2. Trabajo en equipo
Para empezar:
“La unión hace la fuerza”. ¿Cuántas veces se escucha esta frase y con qué facilidad se pronun-
cia? Se menciona a propósito de un equipo deportivo que enfrenta a un rival complicado, en
una familia que se encuentra en una situación difícil o en el discurso de un líder cuando anuncia
el mejor remedio para una crisis de terribles consecuencias. Es sorprendente que tanta gente
esté de acuerdo con esta frase. Resulta tan evidente, que parece que no hace falta reflexionar
sobre ella. Desafortunadamente, el problema no está en aceptar la frase, sino en cumplirla. La
dificultad se encuentra en cómo ponerla en práctica.

Actividad 1: ¿Vamos a trabajar en equipo o vamos a trabajar


juntos?
Responda en su cuaderno de apuntes:
• ¿Existe alguna diferencia entre decir “vamos a trabajar en equipo” o “vamos a trabajar
juntos”? ¿Por qué si o por qué no?
Una de las confusiones más comunes del trabajo en grupo es cuando se confunde el trabajar
juntos y el trabajar en equipo. Si piensa en una fábrica de coches, tal vez le venga a la mente un
conjunto de personas concentradas en su tarea. Uno mete un tornillo, otro acomoda la llanta y
alguno más le pone la pintura. El trabajo podría ser eficiente pero en esta fábrica sólo importa
la función de cada individuo. No importa si hoy es Juan el que pone el tornillo y mañana lo hace
Pedro siempre y cuando el tornillo esté puesto. El trabajo se hace, lo cual es importante, pero la
“gente que trabaja junta” no conforma un equipo.
El trabajo en equipo tiene características muy específicas y si se cumplen –lo cual no es tan
fácil– entonces la unión hará la fuerza. Como lo verá en las siguientes páginas, el trabajo policial
debe ser un trabajo en equipo.
Un equipo es un pequeño número de personas que, con conocimientos y habilidades com-
plementarias, unen sus capacidades para conseguir determinados objetivos mediante la real-
ización de actividades orientadas a alcanzarlos.
La característica principal del trabajo en equipo es el espíritu de complementariedad y de
apoyo mutuo al realizar las actividades de las que todos se consideran responsables en cuanto
grupo cooperativo con un propósito en común. Para conseguir lo anterior, el trabajo en equipo
debe realizarse en un clima de respeto y gran confianza para que las actividades resulten satis-
factorias y gratificantes11.
El término “equipo” proviene del francés y se utiliza para definir a la tripulación de un barco;
se refiere a los marineros que, con su trabajo, unido consiguen llegar a puerto. El equipo son los
marineros que trabajan como si fueran uno solo para sobrevivir juntos y alcanzar su destino a salvo.
Como lo sugiere la definición anterior, conformar un equipo y hacerlo funcionar bien es
una tarea complicada. Cuando existe una labor que realizar y se decide que la mejor manera de
abordarla es mediante el trabajo en equipo, es importante hacerse dos preguntas clave, antes
de conformarlo:

186 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
• La primera es: ¿Quién sabe sobre la tarea? Lo ideal para formar un equipo es que todo el
talento que se necesita para realizar la tarea se encuentre entre las personas que confor-
men el equipo. Si se consigue esto y se cuenta con los medios necesarios para realizar la
tarea, entonces los límites del equipo son los que se impongan ellos mismos.
• La segunda pregunta es: ¿A quién le importa? Si no se consigue que todos los miembros
se comprometan a trabajar por la misma meta, entonces no hay equipo.
Si se encuentra a las personas que cumplen ambos requisitos, se abren grandes y fructíferas
posibilidades de éxito.

Actividad 2: Condiciones para el trabajo en equipo


Antes de señalar las habilidades necesarias para un trabajo en equipo efectivo y eficiente, revise
cuáles son las condiciones previas para que exista un equipo. Lea el siguiente texto.

Lectura: “Condiciones para el trabajo en equipo”


La convicción sobre la importancia de trabajar en equipo se observa en dos sentidos. El primero es que mejo-
ra la calidad del trabajo porque se aprovechan las capacidades de todos los miembros y se generan soluciones
creativas para una gran cantidad de problemas. Los equipos tienden a ser más productivos y veloces que los
individuos.
El segundo es que supone un crecimiento personal por las relaciones que se crean al trabajar juntos y
de manera intensa. Ningún barco puede ser navegado por una sola persona y muchas veces, a pesar de los
conflictos, los marineros se vuelven amigos.
Los equipos efectivos y eficientes comparten las siguientes características:
Una tarea a realizar. Puede ser un problema para resolver, un asunto para investigar o algún propósito
que se refleja en un resultado. Sin objetivo colectivo, no hay equipo. Un barco sin destino podría quedarse
quieto a la mitad del océano.
Valores en común. La importancia de una tarea se comprenderá mejor si los integrantes del equipo pu-
eden situarla en el mismo orden y de forma similar en su escala de valores. Los marinos que regresan a casa
comparten el valor del trabajo, de la familia y más que nada, a la mitad del océano, el de la supervivencia.
Estructura de organización y funcionamiento. Para conseguir los objetivos es necesario que se dis-
tribuyan las tareas según las habilidades y conocimientos de cada uno. También será fundamental definir las
reglas con las que funcionará y el método para conseguirlo. En un barco, todos saben lo que se debe hacer
y dónde. Saben que la desobediencia altera la forma de trabajo y compromete los objetivos y su seguridad12.
Espíritu de cuerpo. Como se vio en el área 2, Ética y valores, éste es el proceso de comunicación y
confianza mediante el cual los miembros del equipo se entienden como partes de un todo y se sienten
orgullosos de pertenecer al mismo. Aquí se comprende que la unión hace la fuerza: se asimila el equipo
y se fortalece la cohesión grupal. Si el espíritu se refiere al alma que une al grupo, el cuerpo es el lugar
en donde se expresa. Cuando hay espíritu de cuerpo se pertenece a un lugar, se es parte vital de una
institución. El trabajo de cada miembro es motivo de orgullo para todos, de acuerdo con el Código de
valores y virtudes militares.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
187
Es el momento en que los marinos confían en la presencia de su compañero y comprenden que
como individuos aislados no pueden navegar. Es la manera en que se experimenta la interdependencia
y el apoyo colectivo. Al interior del barco lo que le afecta a uno, le afecta a todos.

Objetivo Escala de valores


Colectivo

Tareas a realizar Valores en común

Condiciones para
el trabajo en equipo

Espíritu de cuerpo Organización y


funcionamiento

Sentido de pertenencia Método Reglas Distribución


de tareas

Una vez que ya se tiene a aquellos que saben y les importa la meta que persigue el equipo, se
puede iniciar el trabajo. Los requisitos que se plantearon en la sección anterior corresponden a
un proceso y no siempre se presentan de manera clara y diferenciada. En la siguiente sección se
desarrollarán algunas habilidades esenciales para que los equipos funcionen de manera eficiente
en su operación cotidiana y sean eficaces para alcanzar sus metas.

Actividad 3: Vamos a experimentar la confianza


¿Por qué es tan importante la confianza para el trabajo en equipo?
Lo mejor para comprender qué es la confianza, es vivirla en carne propia, por lo que se reali-
zará el siguiente ejercicio. El profesor le dará las indicaciones.
Ahora que terminó la actividad anterior, revise el siguiente texto sobre la confianza enten-
dida como la capacidad de mostrarse vulnerable ante el otro, sin sentir una gran incomodidad.

Lectura: “¿Qué tan importante es la confianza en el trabajo en equipo?”


La confianza es el fundamento de un equipo cohesionado y funcional. Sin ella, el trabajo en equipo es imposible.
En el contexto de la construcción de un equipo, la confianza es la seguridad que tienen sus integrantes
en cuanto a que las intenciones de sus compañeros son buenas y a que no hay razón para ser ni desconfiado
ni precavido dentro del grupo. Esencialmente, los compañeros de equipo tienen que sentirse cómodos expo-
niendo sus debilidades los unos a los otros.

188 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
La definición anterior es muy distinta de la tradicional, según la cual confianza es la capacidad de pre-
decir la conducta de una persona según la experiencia anterior. Por ejemplo, uno debe “confiar” en que un
compañero de equipo rendirá al máximo porque así lo ha hecho antes. Eso puede ser muy deseable, pero no
basta para representar el tipo de confianza que es propio de un gran equipo. Esto requiere que los miembros
de éste se muestren como son y que tengan la seguridad de que sus respectivas vulnerabilidades no serán
utilizadas contra ellos. Aquí, dichas vulnerabilidades se pueden entender como debilidades, deficiencias de
capacidad, defectos en las relaciones personales, errores y peticiones de ayuda.
Por insignificante que pueda parecer, sólo cuando los miembros de un equipo se sienten verdaderamente
cómodos al estar expuestos unos a otros, empiezan a actuar sin preocuparse de protegerse a sí mismos. Deja
de importar el quedar bien frente al otro, se pierden los egoísmos personales y se comienza a trabajar como
equipo. El resultado es que pueden centrar completamente su energía y atención en el trabajo y dejan de
actuar sólo como individuos.
Lograr una confianza basada en la exposición frente al otro no es fácil, porque la mayor parte de la
gente exitosa aprende a ser competitiva con sus compañeros y a proteger su reputación. Controlar esos ins-
tintos por el bien del equipo constituye todo un desafío, pero es lo que se requiere para que todos trabajen
como si fueran uno.
El costo de fracasar en esto es muy alto. Los equipos en los que falta confianza desperdician una cantidad
enorme de tiempo y energía controlando su conducta e interacciones dentro del grupo. Suelen temer a las
reuniones y evaden asumir riesgos. El resultado es que la moral de los equipos desconfiados suele ser muy
baja y las renuncias o cambios de personal son comunes.
Desgraciadamente, la confianza basada en la vulnerabilidad no se puede construir de la noche a la
mañana. Requiere compartir experiencias en el tiempo y una comprensión profunda de las virtudes de los
miembros del equipo13.

Los miembros de un equipo donde no hay confianza14

• Se ocultan mutuamente sus debilidades y errores.


• Dudan antes de pedir ayuda o compartir impresiones constructivas.
• Dudan antes de ofrecer ayuda fuera de sus propias áreas de responsabilidad.
• Llegan a conclusiones acerca de las intenciones o aptitudes de otros sin tratar
de aclararlas.
• No reconocen ni examinan mutuamente sus capacidades y experiencias.
• Pierden tiempo y energía controlando su conducta para causar una buena
impresión.
• Temen las reuniones y buscan razones para evitar pasar tiempo juntos.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
189
Los miembros de equipos donde hay confianza

• Admiten debilidades y errores.


• Piden ayuda.
• Aceptan preguntas y aportaciones sobre las áreas de las que son responsables.
• Dan a cada uno el beneficio de la duda antes de llegar a conclusiones negativas.
• Se arriesgan a intercambiar impresiones sinceras.
• Aprecian e indagan las capacidades y experiencias de los demás.
• Dedican tiempo y energía a asuntos importantes y no a las luchas de poder.
• Ofrecen y aceptan disculpas de inmediato.
• Propician las reuniones y otras oportunidades para trabajar como grupo.

Actividad 4: ¿Qué tan importante es la confianza


en el trabajo en equipo?
Responda en su cuaderno de trabajo:
• Identifique las dos definiciones de confianza y explique en sus palabras por qué una es
mejor que la otra para el trabajo en equipo.
• ¿Qué entiende el autor por “vulnerabilidades”’?
• Señale con un ejemplo, de acuerdo con su experiencia, cómo se relaciona la confianza con
la “petición de ayuda”.
• ¿Por qué la competencia en un equipo puede ser perjudicial?
• ¿Cuáles son los riesgos en el trabajo policial cuando no hay confianza en un equipo?
• En las dos listas que aparecen en el recuadro final de la lectura, seleccione las dos car-
acterísticas que usted considere más relevantes de cada una de ellas. Después anote un
ejemplo de cada una de las características que le parecieron importantes.
La confianza es un elemento fundamental para el trabajo en equipo y, cuando no se consigue
construir, los equipos tienen gran dificultad para funcionar como un solo cuerpo. Así que la
pregunta urgente es: ¿cómo construir la confianza del equipo?
De acuerdo con el filantropo Andrew Carnegie, “el trabajo en equipo es el combustible que
le permite a la gente ordinaria lograr resultados extraordinarios”. Pero el precio de este combus-
tible es el sacrificio.
Uno de los valores y virtudes que se requieren para el trabajo en equipo es la disposición a
sacrificar tiempo, recursos y preferencias individuales para la realización de la tarea grupal.
Esto es particularmente claro en los casos de heroísmo extremo, como el de Jesús García,
el ferrocarrilero de Nacozari, que salvó de la explosión de un tren cargado de dinamita a toda
la población a costa de su propia vida. Hay también muchos casos de soldados y policías que
han arriesgado su vida para distraer al enemigo mientras que sus compañeros se repliegan o

190 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
toman una posición más ventajosa. Pero el sacrificarse por el grupo se da no sólo en situaciones
extremas, sino que debe ser una disposición constante que se manifiesta de muchas maneras:
cuando hay que proteger la vida de un compañero o suplirlo cuando está enfermo y hacer su
trabajo además del propio o cuando hay que redoblar esfuerzos para obtener mejores resultados
o cuando hay que multiplicarse para cumplir a tiempo una misión. Así como el grupo aumenta la
fuerza de sus miembros y les brinda seguridad y pertenencia, exige también de ellos el sacrificio
de todas aquellas preferencias e intereses que son ajenos a la misión que hay que cumplir.
Para entender mejor este concepto, consideremos el ejemplo de un equipo de foot-ball.
Imagine Ud. que se trata de un equipo cuyos jugadores tienen mucho talento cada uno de
ellos individualmente. Javier es el entrenador del equipo y hay cinco jugadores destacados: Juan,
Alberto, Luis, Pedro Alfonso y Javier, el entrenador.
Juan es un excelente goleador pero le gusta que lo alaben y prefiere fallar el tiro antes que
pasarle el balón a un compañero que está en una posición más ventajosa que él para meter el
gol. Alberto es un excelente pasador, pero le cae mal Luis, que es un delantero y por eso trata
de no pasarle el balón mientras que Pedro, el portero, juega muy bien cuando no está desvelado
aunque casi nunca duerme lo suficiente porque le encanta ir a fiestas. Por otra parte, Javier, el
entrenador casi nunca mete a jugar a Alfonso, que es un excelente jugador, porque prefiere
meter a Luis, al que considera como un hijo.

Actividad 5: ¿Debe sacrificar sus intereses por los


del grupo?
De manera individual y en su cuaderno de apuntes, responda las siguientes preguntas:
• ¿Considera Ud. que este equipo de foot-ball es un buen equipo? ¿Por qué?
• ¿Que necesitaría sacrificar cada una de los personas mencionadas para que el equipo
mejorara?
• ¿Cuáles considera que pudieran ser los principales sacrificios que tienen que hacer los
miembros de un equipo policial para que el equipo funcione bien?
El jugador de basket-ball Michael Jordan dijo una vez: “En todos los deportes hay muchos
equipos que tienen grandes jugadores y a pesar de ello no ganan campeonatos. La mayor parte
de las veces esto sucede porque esos jugadores no están dispuestos a sacrificarse por el bien
mayor que es el del equipo. Lo curioso es que a la larga la falta de espíritu de sacrificio de estos
jugadores hace que también les cueste más trabajo lograr sus metas individuales. Creo plena-
mente que si uno piensa y actúa como un equipo los triunfos individuales se darán por si solos.
El talento puede ganar juegos pero el trabajo en equipo y la inteligencia son los que ganan
campeonatos”
¿Le parece que puede aplicarse esta frase al trabajo en equipo en la policía?

Recuerde que en el trabajo en equipo la meta es grupal y lo individual queda en un se-


gundo plano. Detectar lo fundamental para el grupo, en este caso su seguridad y super-
vivencia, se convierte en una guía útil para saber cómo proceder.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
191
3.2.1. Planeación y organización del equipo
Al comenzar esta unidad se señalaron algunas características que volvían efectivo el trabajo en
equipo. La primera de ellas era la convicción de que trabajar en equipo tenía ventajas induda-
bles frente a un trabajo individual e incluso al de personas que “trabajan juntas”. Después se
señaló que un equipo necesita dirigirse a algún lado, requiere de un objetivo o una meta que
se expresa en la tarea por realizar. Como verá más adelante, en ocasiones la definición de una
meta depende del líder, pero es fundamental que el equipo la acepte como propia. Si no se está
convencido del objetivo de la tarea, entonces el equipo no trabajará unido. Por lo general,
este convencimiento depende de los valores que se comparten entre los miembros. En el área
anterior ya pudo corroborar los valores compartidos con sus compañeros, lo cual favorece que
puedan trabajar como si fueran uno.
Ahora es momento de avanzar otro paso. El equipo no puede funcionar únicamente con
base en el convencimiento sobre las metas. También requiere orden y método.
Las dos preguntas para hacer un equipo son: ¿quién quiere? y ¿quién sabe? Ya se vio la im-
portancia de querer estar en un equipo, pero falta la parte del conocimiento. En el resto de su
formación policial le darán las herramientas necesarias para el trabajo de campo, las habilidades
y conocimientos para un trabajo metódico y de calidad. Sin embargo, esto tampoco es suficiente.
Es necesario poder seguir reglas y respetar la planeación con la que funciona un equipo.
Existe la falsa creencia de que las reglas son una molestia y que se deben de seguir porque
sí. Pero rara vez se explica cómo es que éstas pueden beneficiar a quien las sigue. En un equipo,
acatar las normas permite anticipar lo que hará el compañero. Recuerde que si se puede prever,
entonces se puede confiar. Seguir las reglas es una manera segura de trabajar para alcanzar la
meta. En un partido de futbol, si un compañero mete la mano, se hace expulsar y el equipo
queda en una seria desventaja. Para que un equipo triunfe es necesario respetar las reglas.

Actividad 6: Autonomía y heteronomía


Esta actividad se divide en dos partes:
1) Realice la lectura “La importancia de las normas para el trabajo en equipo” y responda
en su cuaderno de trabajo de manera individual:
• ¿Qué es la heteronomía? Piense en un ejemplo familiar.
• ¿Qué es la autonomía? Piense en un ejemplo familiar.
• ¿Cuál de las dos considera que prevalece en la policía? Justifique su respuesta.
• ¿Cuáles son las dos formas de autorregulación?
• ¿Qué relación tiene la autorregulación con las reglas?
• ¿Por qué seguir las reglas permite una mejor convivencia?

192 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Lectura: “La importancia de las normas para el trabajo en equipo”

Las dos formas básicas con las que se decide un reglamento y se regulan las acciones de un grupo son la
heteronomía y la autonomía.
El prefijo “hetero” significa “otro” o “distinto”, mientras la palabra “nomos” se refiere a una norma,
regla o ley. La heteronomía ocurre cuando uno se rige por reglas definidas por otros. Cuando entró a la Aca-
demia y le explicaron el horario y el orden en el que hay que realizar las actividades cotidianas, como hacer la
cama, ducharse y desayunar, entonces las reglas se definieron de manera heterónoma; es decir, las decidieron
las autoridades por considerar que es la mejor manera de formarlo como policía. Lo mismo ocurre en esta
clase cuando el profesor le pide puntualidad, silencio, atención y trabajo.
En cambio, la autonomía es la posibilidad de decidir y funcionar por reglas que decide uno mismo. En la
Academia usted puede decidir qué hacer en su descanso y con quién hablar. En la clase usted decide dónde
sentarse y es libre para elegir sus ejemplos. ¿En dónde más ejerce su autonomía dentro de la Academia?
Los límites de la autonomía son las leyes y los reglamentos de la Academia y la corporación, es decir, las
reglas heterónomas. Sin embargo, usted tiene la autonomía para elegir si respeta las reglas o no, siempre y
cuando usted esté dispuesto a aceptar las consecuencias de su elección, como puede ser abandonar la carrera
policial.
La principal diferencia entre ambas es quién decide las reglas. La autonomía y la heteronomía no son
excluyentes –una o la otra– sino que todo el tiempo conviven juntas. Con frecuencia, la autonomía es una
manera de complementar la heteronomía. La autonomía implica la responsabilidad de las acciones que se
deciden dentro de un marco de legalidad heterónomo.
La relación entre heteronomía y autonomía también se presenta en el trabajo en equipo. Puede ser que la
heteronomía sean las reglas del grupo y que la autonomía consista en el modo en que las ejecutan los miem-
bros. Pero también el equipo puede decidir su funcionamiento interno de manera autónoma mientras se rige
por las reglas heterónomas que impone la institución, en este caso la Academia o lo corporación policial.
¿Cómo se consigue conciliar la autonomía y la heteronomía?
Existen muchas respuestas a esta pregunta pero aquí sólo se mencionará una: la autorregulación. Por
autorregulación se entiende la capacidad de controlar los propios impulsos para apropiarse de los límites ex-
ternos y así promover una convivencia ordenada. La autorregulación es la capacidad de soportar la frustración
porque no siempre se puedan cumplir los deseos personales. La autorregulación permite tolerar un “no”.
Es el mecanismo básico de la disciplina y por eso es una característica fundamental del policía. La au-
torregulación le permite a un policía limitarse a mostrar su arma para disuadir de una acción violenta, con
la autorregulación puede cortar cartucho sin disparar. Es el mecanismo psicológico con el cual una persona
consigue poner un freno a su primer impulso. Un buen policía nunca es impulsivo.
La autorregulación puede ser de dos clases, externa e interna.

• Externa: Es la capacidad de respetar las reglas heterónomas. Las más claras son los reglamentos de la
policía, aunque también se incluyen todas las reglas de convivencia social, las reglas escritas y no escritas
de conducta, como respetar un semáforo, aguantar las necesidades físicas hasta encontrar un baño o tener
paciencia ante un niño. La autorregulación externa ayuda a convivir con las costumbres de la gente y las
reglas civiles, de igual manera que permite funcionar adecuadamente en las distintas instituciones sociales.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
193
Por ejemplo, en un mercado, alguien que esté hambriento puede tener un enorme antojo por los tacos que
se venden, pero necesita formarse en una larga fila para preservar la convivencia social. La capacidad de
entender las reglas heterónomas y posponer el deseo personal por un bien social refleja la autorregulación
externa.

• Interna: Con frecuencia podrá enfrentar situaciones en las cuales las reglas no estén previamente defini-
das. En las situaciones nuevas e inesperadas, usted deberá de actuar con base en valores. La capacidad para
respetar sus valores y frenar sus impulsos iniciales es la autorregulación interna. Es la capacidad de controlar
las reacciones de uno mismo sin que existan los otros que controlan las reglas. Cuando no hay un policía
que lo vigile, la autoridad que debe entrar en escena es el juez interno. Si uno camina por el parque y un
balón de futbol lo golpea en la cabeza, la primera reacción será la de gritarle a los niños que jugaban y,
en caso extremo, reventarles su balón. Seguramente, si a usted le ha ocurrido, no reaccionó así. Lo más pro-
bable es que se hubiera autorregulado, que prudentemente hubiera pospuesto su reacción hasta entender
la situación. Al darse cuenta de que los niños sólo jugaban y no tenían una mala intención, una disculpa le
habría bastado para regresar el balón y seguir su camino sin mayor confrontación. La autorregulación interna
es el mecanismo con el que se evita que un conflicto se convierta en una batalla cuando no hay un árbitro
que regule lo que sucede.
Ambos tipos de autorregulación son fundamentales en el trabajo en equipo. Permiten soportar la frus-
tración si no se cumplen los deseos personales y se consiguen evitar peleas. Es probable que todo equipo se
enfrente a este tipo de diferencias, sólo que el autocontrol permite un intercambio pacífico y respetuoso de
ideas hasta alcanzar acuerdos convenientes para ambas partes.
Toda autorregulación es un autocontrol, sólo que en diferentes contextos. La autorregulación interna
implica una relación con las reglas de autonomía, mientras que la autorregulación externa es una forma de
interactuar con la heteronomía. La heteronomía se convierte en una guía sobre la forma de actuar y ayuda a
conocer lo que se debe hacer en ciertas situaciones. La autonomía es una organización interna de esa guía
para alcanzar la meta del equipo.

2) Ahora reúnase en equipos de trabajo y lean la siguiente historia. Posteriormente, de


acuerdo con el rol que les indique el profesor, respondan las preguntas ya sea para los
observadores o para los actores.
El día de hoy hubo un fuerte temblor y el edificio donde trabaja colapsó. Sabe que hay
dos de sus compañeros atrapados bajo los escombros y lo más importante es rescatarlos
lo antes posible para que puedan ser atendidos en el hospital. Sin embargo, para llegar
a ellos, además de los escombros que hay que remover, se da cuenta que hay un cable
de luz que pone en peligro tanto el rescate como su vida y la de sus compañeros, ya
que hay una gran fuga de agua. La caja de fusibles desde donde se puede desconectar
la electricidad se encuentra a mitad del camino, y es una tarea complicada, ya que debe
conocer cuáles son los cables que tiene que cortar. Además, encima de ella hay una
gran viga que no puede quitar, aunque sí puede levantarla lo suficiente para tener la
posibilidad de llegar a la caja.

194 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Preguntas para los observadores:
• ¿La organización fue autónoma o heterónoma? Expliquen por qué.
• ¿Qué equipo definió mejor su manera de proceder para conseguir su objetivo?
• ¿En qué equipo fue más adecuada la comunicación?
• ¿Quiénes funcionaron mejor como equipo? Expliquen por qué.

Preguntas para los actores:


• ¿Cómo es la personalidad del personaje que le tocó?
• ¿Cómo se sintió interpretando ese papel?
• ¿Cómo le ayudaron los otros miembros del equipo a lograr su objetivo?
• ¿Qué le hizo falta para alcanzar la meta?
• ¿Qué tan importante cree que fue su papel?
• ¿Qué le ayudo a llegar al objetivo?

Las reglas heterónomas en muchas situaciones imprevistas resultan insuficientes y se vuelve fun-
damental una buena organización autónoma. El éxito de un equipo dependerá, en gran medida,
de la efectividad de su organización interna.

3.2.2. Cooperación, subsidiariedad e interdependencia


Un equipo depende de la capacidad de sus miembros para respetar las reglas y seguir el método
elegido para alcanzar la meta. El método se refiere a la organización mediante la cual se divide el
trabajo y se reparten las tareas. Como verá a continuación, existen al menos dos formas comple-
mentarias de organización en grupos.
Dos de los tipos más comunes de organización del trabajo en equipo son la cooperación y
la subsidiariedad.
Por cooperación se entiende una de las formas más básicas de un equipo. Co-operación
significa operar o trabajar con otro, hombro a hombro, en la misma tarea. Si recuerda el ejemplo
del barco, la imagen más clara de cooperación surge entre quienes reman juntos y en armonía
para avanzar. En esa actividad todos comparten la misma responsabilidad y el trabajo es el mismo.
La cooperación es lo opuesto a la competencia. En una organización por competencia, dos
individuos luchan uno contra el otro para obtener algo, donde es común que uno gane y el otro
pierda. Por esta razón la organización por competencia no es propia de un equipo. En ocasiones
ésta se puede dar entre dos equipos, lo que puede generar mayor productividad. Sin embargo,
dentro de un equipo, la única forma de ganar es si el compañero también gana.15
La subsidiariedad es una forma más compleja de organización porque el trabajo se divide
entre los miembros del equipo de acuerdo a sus habilidades y conocimientos. Mientras que en la
cooperación los miembros del equipo son iguales, aquí son distintos por su experiencia, jerarquía,
capacitación, etcétera. Esta diferencia se acompaña de una diferencia en responsabilidades.
La división del trabajo por subsidiariedad obedece a algunos principios. El primero es que
cada quien, desde su posición, aunque sea la más simple, debe realizar su trabajo con todas sus

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
195
fuerzas y al máximo de sus capacidades. Segundo, las posiciones de cada miembro del equipo se
delimitan según sus habilidades y todos los demás deben respetar el campo de trabajo de cada
uno. Tercero, como la organización es jerárquica y cada quien hace su trabajo al máximo de sus
capacidades, entonces una posición superior no debe realizar el trabajo de una inferior porque
no siempre puede hacerlo mejor. Recuerde que las posiciones se eligieron según quién funciona
mejor para cada una de las actividades que debe realizar un equipo. Y cuarto, si alguien no
puede realizar el trabajo que le corresponde, el resto del equipo lo complementa en una actitud
cooperativa16.
¿Recuerda alguno de los ejemplos de subsidiariedad que estudió en el área anterior?
En el ejemplo del barco, la subsidiariedad se refleja en que el capitán y el remero tienen res-
ponsabilidades distintas y fundamentales. El primer principio se observa en que el remero debe
esforzarse al máximo para avanzar y el capitán debe esforzarse al máximo en mantener una di-
rección precisa. El segundo principio se observa en que uno es remero porque tiene la fuerza
que se requiere y el otro es capitán porque sabe cómo leer los mapas y la brújula. Además, la
organización por subsidiariedad exige que el capitán, aunque ocupe un lugar más alto en la je-
rarquía de mando dentro del barco, no debe unirse al grupo de remeros. ¿Usted cree que un
capitán podría remar con la misma fuerza y coordinación que quien practica, día con día, junto a
sus compañeros? Sin embargo, si faltara un remero, sus compañeros deberían de trabajar más,
de dar el extra para cubrirlo. Y la responsabilidad del capitán, en tanto líder, es la de garantizar
las condiciones para que se reincorpore el remero. A final de cuentas, la organización por sub-
sidiariedad es una división del trabajo que permite realizar una tarea compleja de manera más
eficiente.
La última característica de la subsidiariedad es la fuerte interdependencia que se genera
entre los miembros del equipo. El capitán depende de la fuerza de los remeros en la misma
medida en que los remeros dependen de la precisión del capitán si todos, como equipo, buscan
llegar a puerto. La interdependencia también se genera en la cooperación, aunque en menor
medida. Un barco aún puede avanzar con un remero menos, pero no tendría a dónde ir si faltara
el capitán. La interdependencia es lo que consigue que el equipo sea mayor que un grupo de
individuos. Como se suele decir, el todo, el conjunto, el organismo que funciona como uno, es
mayor que todas sus partes trabajando por separado.
La interdependencia de un equipo crea una fuerza intensa que liga entre sí a todos sus
integrantes. Los lazos de unión que forman a un equipo y que le permiten trabajar en confianza,
unos con otros, aun cuando sus funciones sean distintas, crean lo que comúnmente se llama
solidaridad. Ésta es la prueba de la integración y la cohesión de un equipo. El trabajo solidario
es la culminación del proceso mediante el cual se construye la confianza y es la característica más
potente de un buen equipo. La solidaridad ya no es el remero o el capitán, sino el barco mismo
que atraviesa el mar con determinación17.
¿Recuerda alguno de los ejemplos de solidaridad que estudió en el área anterior?

Actividad 7: Los tres conceptos


Reúnase en equipos de trabajo y respondan a las siguientes preguntas:
• Identifique dos diferencias entre cooperación y subsidiariedad.

196 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
• Señale un ejemplo cotidiano en su actividad policial que refleje la cooperación y otro de
subsidiariedad.
• Señale un ejemplo cotidiano en su actividad policial, que refleje la interdependencia.
• ¿Qué relación tiene la interdependencia con la seguridad personal en un contexto policial?
• ¿Por qué es importante la solidaridad? Explíquelo con un ejemplo.

3.2.3. El espíritu de cuerpo


La mayor parte de los equipos, cuando consiguen un alto nivel de solidaridad con una orga-
nización adecuada, son capaces de trabajar para conseguir una meta sobre la que existe un con-
senso basado en valores compartidos. Pero los equipos policiales no son como los demás equipos.
Los policías se rigen por estándares más altos, pues tienen responsabilidades mayores y arriesgan
la vida para conseguir la meta que se han propuesto. Por esta razón, los equipos policiales deben
de ir un paso más allá en su trabajo solidario: todos los miembros requieren funcionar como si
fueran uno mismo.
Hay gente que al ver una hormiga piensa que se encuentra frente a un insecto insignificante
e, incluso, considera que puede aplastarla tan sólo para alejarla de su vista. Esta actitud cambia
cuando alguien se enfrenta a la colonia entera, es decir, al conjunto organizado de hormigas
que operan en varios kilómetros a la redonda. Pocos lo saben, pero esas insignificantes hormi-
gas se encuentran a lo largo y ancho del planeta y consiguen sobrevivir en los climas más
hostiles. ¿Sabe cuál es su secreto? El espíritu de cuerpo. Las hormigas desarrollaron una orga-
nización de colaboración y de subsidiariedad en la cual funcionan como un mismo organismo
que conquista un territorio muy amplio, con lo cual ganan un poder incomparable. La colonia –y
no la hormiga– es la que les permite sobrevivir ante cualquier adversidad.
El espíritu de cuerpo ocurre cuando en una pareja dejan de funcionar como si fueran indivi-
duos para siempre pensar en términos de dos. Más aún, el espíritu de cuerpo se expresa cuando
en una familia se comprende que la supervivencia depende de que se funcione como un solo
equipo en el que todos velan por todos. La desgracia de uno es problema del equipo y el logro de
otro es el éxito de todos. La fuerza se adquiere del grupo.
El espíritu de cuerpo es la culminación de un intenso proceso de comunicación y confianza
mediante el cual, los miembros del equipo se entienden como partes de un todo organizado.
Es tanto un sentimiento de unión grupal como una forma de funcionar en la que se contempla
el sacrificio personal por el bien de todos. En ocasiones, una hormiga puede morir al realizar su
tarea, pero siempre se hace para preservar la colonia, que nunca muere.
La expresión máxima de la identidad colectiva es el espíritu de cuerpo. Cuando se es parte
de un colectivo unido, el grupo ofrece pertenencia. El espíritu de cuerpo da un nombre, un lugar
y una función; se es parte de algo fuerte y valioso. Cuando se es parte de un grupo unido, el
trabajo cobra una importancia distinta. La interdependencia grupal genera la sensación de que
la labor personal es única y fundamental para un fin superior y de gran alcance. Por ello, la afilia-
ción al grupo se convierte en el pegamento que une los distintos equipos de una corporación.
De manera similar a un tatuaje, el uniforme permite a los miembros reconocerse entre sí
como parte de una misma tribu o familia. El uniforme también es la señal que se da a al resto
de la gente de que existe una fuerza y un nombre que respalda a cada uno de sus miembros.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
197
El espíritu de cuerpo se consigue en el momento en que el organismo del que se forma par-
te ya no sólo es el cuerpo individual sino el colectivo. El uniforme se convierte en una segunda
piel y la misión de la corporación se adopta como la primera prioridad.
¿Cómo saber si se vive el espíritu de cuerpo? Eso no lo podrá leer en ningún libro, sino que
lo tiene que experimentar. Tal vez sienta un orgullo particular cuando mira la bandera de México
y así se sabe parte de una nación. Esto es muy evidente con la genuina emoción que siente
mucha gente cuando gana la Selección Mexicana de Fútbol. En menor escala, le puede ocurrir
cuando se encuentra a alguien de su comunidad en un lugar distante. Y seguramente siente un
vínculo tan especial con sus familiares que lo obliga a ayudarlos incondicionalmente. Ese vínculo
de sangre conforma el espíritu de cuerpo.
¿Cómo saber cuando en la corporación se ha alcanzado tal grado de solidaridad, que se vive
como un lazo de sangre, como una familia que conforma una sola unidad?

Actividad 8: ¿Cómo se vive el espíritu de cuerpo?


Ver el video: Día del Policía 2010, Secretaría de Seguridad Pública, San Luis Potosí (http://www.
youtube.com/watch?v=aYTIsEN3VDw)
Responda en su cuaderno de apuntes:
• ¿Qué está ocurriendo?
• ¿Qué sienten las personas que aparecen ahí?
• ¿Qué experimentan ustedes?
• ¿Por qué les impacta la imagen si no conocen al policía que falleció?
• ¿Por qué le duele a todos la muerte de un miembro de la corporación?
• ¿De qué manera sigue su compañero vivo?

El espíritu de cuerpo es un vínculo tan cercano que implica que el sacrificio personal no
sólo sea por el compañero que lo protege día a día, sino el sacrificio por el ciudadano. La
lealtad es para el compañero, para la corporación, y para el ciudadano. El puerto hacia el
que se dirige el barco no es otro que la seguridad del último.

Como se ha visto, el espíritu de cuerpo es fundamental en el trabajo de la policía, sólo se puede


arriesgar la vida cuando uno tiene la certeza de que no está solo y que un compañero será capaz
de sacrificar la suya por la de los demás. Esto es la lealtad hacia la cooperación, los compañeros
y la comunidad.

Actividad 9: ¿Vale la pena sacrificarse por un compañero?


Reflexione y escriba en su cuaderno de apuntes:
• ¿Siente que vale la pena sacrificar su vida por la de un compañero?
• ¿Qué sentiría su familia?

198 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
• ¿Qué sentiría el compañero al que salvó su vida?
• ¿Qué diría la sociedad?
• ¿Por qué es importante la lealtad?

3.2.4. Presión de pares


Seguramente, en un día normal de trabajo, su vecino no piensa que ocurrirá una tragedia, ni que
presenciará un asalto y, mucho menos, que tendrá que salvar a alguien de un evento terrible.
Tampoco lo está pensando el carnicero de la cuadra ni el peluquero del barrio. Para ellos, cada
día de trabajo es un día casi igual al anterior y se dedican a las labores cotidianas en un ambiente
conocido y seguro. Existe un orden predecible en su vida y su trabajo.
El trabajo del policía no es así. El día normal de uno puede representar la anormalidad del
de todos los demás. Se desarrolla en un ambiente donde potencialmente existe un desorden
constante y su responsabilidad es regresar el caos a su orden anterior. Incluso el policía que se
dedica a investigar se enfrenta, en lo cotidiano, a sucesos que marcan de por vida a los ciudada-
nos con los que convive.
La exigencia de mantener el orden público lo obliga a manejar mucha presión que viene
desde distintas direcciones. La presión más conocida es la que proviene del ciudadano mismo.
Aparece cuando el ciudadano corrupto, al salirse del orden, intenta orillar al policía a la ilegali-
dad por medio de una “mordida”. En estas situaciones, el policía tiene la obligación de resistirse
y de aplicar la ley, por tentadora que pueda ser la presión del ciudadano para pasarla por alto.
La presión del ciudadano no es la única que debe resistir el policía. A veces la presión por
alejarse del orden proviene de las personas que menos espera. Conocidos que se dicen “ami-
gos” pueden tentarlo para que se desvíe del orden con el fin de alcanzar un supuesto beneficio
mutuo.
Aunque tal vez la presión más fuerte que sufre el policía viene de las personas más queridas:
la familia. No siempre es una presión intencional, pero le pueden exigir un salario mayor, más
tiempo y un trabajo más seguro; siempre para tener una mayor calidad de vida. Indirectamente,
esto puede provocar que un policía se sienta obligado a generar un mayor ingreso para cumplir
con las necesidades y las expectativas de aquélla. A veces, quien se desespera y no tiene la for-
taleza para buscar los caminos legales para incrementar sus ingresos, puede caer en acciones
ilegales para obtener beneficios personales que traicionan tanto la confianza pública como la de
la corporación que le asignó la responsabilidad que conlleva el uniforme.
La otra gran presión que debe soportar el policía también proviene de un lugar querido y en
el cual deposita toda su confianza: la propia institución policial. Una de las presiones más difíciles
de manejar aparece cuando el propio equipo de trabajo lo empuja a desviarse de la legalidad de
su acción. Este tipo de presión es particularmente delicada, pues involucra la confianza de la cual
depende la vida de todos los integrantes, incluida la propia.
La máxima tensión de esta presión se concentra en el interior de un policía. La única resis-
tencia que encuentra toda esta presión es la solidez de sus valores y la fortaleza para defenderlos
y preservarlos. En las ocasiones en las que un policía no tiene a otro policía que lo vigile, sólo el
juez interno puede conseguir que se mantenga en el camino de la ley y el orden.
Así, una de las batallas cotidianas que enfrenta un policía se encuentra entre las presiones
externas que lo inclinan hacia el desorden y las presiones internas que lo ayudan a resistirse y a
obrar correctamente.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
199
Actividad 10: Situaciones difíciles que enfrenta un policía
Lea o escuche el siguiente testimonio para analizar una de las situaciones más difíciles a las que
se enfrenta un policía que se integra a un equipo y conteste las siguientes preguntas:
• ¿Cómo se sintió el policía joven al escuchar al policía viejo?
• ¿Cómo se sintió el policía viejo al pedirle al joven que registrara los bolsillos al borracho?
• Además de los intereses económicos, ¿qué otros intereses tiene el policía viejo cuando le
dice al joven qué hacer?
• ¿Por qué intereses termina aceptando el joven?
• Si usted fuera el policía joven, ¿qué haría para resolver esta situación sin corromperse?
• Si usted fuera el policía viejo y su nuevo compañero de patrulla lo incita a cometer actos
corruptos, ¿qué haría para resolver esta situación?

Situaciones difíciles que enfrenta un policía

Una vez que estuve en las filas como patrullero, tuve que hacer pareja con un policía viejo. Y lo primero que
me dice:
- “¡Qué hubo! ¿Cómo te sientes?”
- “Pues bien.”
- “¿Ya sabes lo que hay que hacer en la calle?”
- “No, voy a aprender.”
- “Bueno, aquí nada más vas a hacer lo que yo te diga.”
- “Bueno, si está dentro de la ley y el reglamento, pues adelante.”
- “No, aquí nosotros utilizamos otros métodos. Si tú no sabes hacer nada, no conoces; si no tienes expe-
riencia, vas a guiarte por mí y aquí se va hacer lo que yo ordene.”
- “Bueno, jefe… Vámonos, hay que hacerlo.”
Resulta que en los primeros días, como que me empezó a conocer este señor. Él era chofer, yo era su
acompañante. Tendría alrededor de 50 años, 25 de servicio, y me empezó a intimidar. Me decía que había
peligros en la calle y que no me los habían enseñado en la Academia y tenía razón. ¡Tenía razón! Una cosa
es la materia, o más bien lo teórico, y otra cosa es la experiencia en la calle. Hay una gran diferencia en este
aspecto y tenía razón. Decía: “Mira, ahí vienen dos borrachos, páralos y regístralos”. Yo sí sabía registrarlos
porque me habían enseñado en la Academia. ¡Pero cómo me habían enseñado en la Academia! Y yo le decía:
“No trae nada”.
- “No, regístrale los bolsillos.”
- “Oye, ¿pero cómo le voy a registrar los bolsillos?”,
- “Regístrale los bolsillos.”
Pues registraba los bolsillos y lógicamente algunos traían dinero, otros no, y yo decía:
- “Oye, pues no trae nada.”
- “Quítale los centavos.”
- “No, espérate. ¿Cómo voy a quitarle los centavos? Son de él.”

200 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Y ahí empezaba la discusión y tuve que cambiar alrededor de unos ocho choferes porque no me gustaba
la forma en que trabajaban y por fin tuve que aceptarlos de esa manera. ¡Porque no había de otros!
Así era y si no, te bajaban de la patrulla y decían: “vete a la puerta”. Yo prefería irme a la puerta que andar
con esos cuates. Así empieza, así empieza el policía. En aquellos años, nosotros jóvenes con poca experiencia
pero… ya existía, precisamente la corrupción, la extorsión, el robo. ¡Ya existía esto! Pero todo depende de
cómo uno tome las cosas. Sobre todo que algunas veces tuve que hacerlo para mantener mi puesto, tuve que
hacerlo. ¡Bueno, ni modo, así se trata! ¿Pero qué es lo que sucedía con esto? Me unía a una banda, a unos
servidores públicos que eran iguales. Y que teníamos que… Ahora, por ejemplo, yo tenía que extorsionar, tenía
que… No robar, se oye muy feo, no robar… (ríe).Extorsionar para poder dar a mi jefe. “Mi jefe, dame una
patrulla, dame una buena área, pero yo tengo que reportarme contigo”. Y así sucedía. Pero resulta que esto
no da resultados. No, no… Yo en mi interior no me sentía a gusto18.

Ahora que pudo debatir sobre lo complicado de esta batalla entre las presiones externas e inter-
nas, revise dos hipótesis acerca de las razones por las que existe la corrupción en el interior de
una institución como la policial.

Lectura: “La hipótesis estructural o de afiliación”


Desde la hipótesis estructural se piensa que, por el duro trabajo policial, las deficientes condiciones en las que
se realiza éste y con la poca supervisión que tiene, poco a poco el policía va perdiendo la fe en la humanidad, la
convicción en sus valores se debilita, su capacidad de pensar en un futuro optimista disminuye y, por lo tanto,
busca soluciones rápidas y sencillas a sus problemas sin medir las consecuencias. En estas circunstancias, la
corrupción no sólo se vuelve algo inevitable sino hasta racional. Este tipo de corrupción surge como efecto de
las condiciones en las que se hace el trabajo policial y no respeta las diferencias individuales: le afecta a todos.
Por lo general se trata de una corrupción que comienza con algo tan pequeño que la persona no la con-
sidera ilegal. Por ejemplo, puede ser cuando a un supervisor le “regalan” un jugo a cambio de un horario
de trabajo más cómodo. El supervisor podría pensar: “sólo es un jugo y hará su trabajo, ni que estuviera
robando”. Este pequeño “regalo” no se vive como un acto de corrupción, sino como un arreglo “entre” com-
pañeros de equipo.
Desde esta hipótesis, la corrupción no es producto de un individuo corrupto sino una forma de orga-
nización del equipo para adaptarse a condiciones desfavorables. La corrupción sería, entonces, una corrupción
de la institución.
El gran peligro de este tipo de corrupción es que la conducta ilegal comienza a considerarse como una
conducta normal y aceptada dentro de la institución. Es común que, al igual que en el testimonio anterior, los
policías jóvenes sean influenciados por sus colegas veteranos en los hábitos de corrupción dentro del departa-
mento. La corrupción del equipo se sostiene en una lealtad mal entendida que se basa en el secreto. Además,
la normalización de aquélla se complementa con que pocos policías esperan consecuencias de sus actos. No
se sienten perseguidos por la ley ni temen ser castigados por su conducta ilegal.
En síntesis, el proceso de la desviación estructural ocurre así: (1) si una persona con valores sólidos pero
poca experiencia en la dureza del contexto de trabajo del policía (2) entra a un mundo que muestra lo peor de
las personas y (3) es entrenada e influida por colegas superiores que han perdido la fe en el trabajo policial; (4)

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
201
si la persona joven debe establecer cierta relación de confianza mutua y dependencia hacia otros compañeros
que utilizan su trabajo para llenar sus bolsillos y obtener su parte de lo que todos los demás están robando,
(5) si sus superiores no suelen apoyar los esfuerzos por un comportamiento honorable, (6) si la posibilidad de
castigo por corrupción es insignificante, (7) entonces la persona joven probablemente aceptará estas condi-
ciones y se unirá a prácticas corruptas, quizá al principio con sentimientos de vergüenza, pero a la larga, sin
remordimiento alguno.
Por definitiva que parezca esta situación, es importante recalcar que esta teoría no explica por qué existen
muchos policías honestos. Tampoco justifica por qué en algunas personas los valores son de hierro. La decep-
ción ante las expectativas del joven o la frustración ante las condiciones de trabajo no son suficientes para
corromper a alguien. Muchos individuos nunca tomarían un centavo que no les pertenezca. Ni siquiera estar
muy desilusionados de los ciudadanos hace corrupto a cualquier policía. Para ser corrupto, los policías deben
rendirse ante ellos mismos, no sólo ante los demás.

Ahora revise la segunda teoría:

La hipótesis de la manzana podrida


Esta hipótesis sugiere que es el individuo el irremediablemente corrupto y que el problema tiene su raíz en los
pobres métodos de reclutamiento de personal que tienen las academias de policía. La infancia y las vivencias
individuales son las que germinan la corrupción. La única falla de la institución está en su necesidad de aceptar
personas que no son adecuadas para el trabajo de agentes de la ley. Un problema importante es que la gran
necesidad de crecimiento del cuerpo policial ha producido contrataciones indiscriminadas y un inadecuado
entrenamiento.
El hecho de que la policía trabaja en el límite entre el orden y el desorden, entre lo legal y lo ilegal, se
convierte en un atractivo para todas las personas que ya eran deshonestas. La responsabilidad de ejecutar la
ley y la percepción de una escasa supervisión se convierten en los incentivos para que una persona deshonesta
busque ocupar posiciones donde le sea fácil cometer un delito.
Si en la hipótesis estructural el origen de la corrupción está en la organización de la institución, en la de
la manzana podrida, la corrupción está en la persona. En el testimonio anterior la hipótesis estructural la rep-
resenta el policía viejo y la de la manzana podrida se encarna en un joven que busca las posiciones desde las
cuales se le facilite cometer un delito. La pregunta incómoda para esta hipótesis es: ¿por qué personas hones-
tas han cometido actos de corrupción?19

Actividad 11: ¿La fortaleza o la corrupción?


En pareja responda a estas preguntas, que se basan en la lectura anterior:
• ¿Cuál de las dos hipótesis que explican la corrupción, le parece a usted más correcta y por qué?
• ¿Qué puede hacer una institución con un elemento corrupto?
• ¿Por qué una persona honesta cede ante la presión de sus pares para corromperlo aun cuando
tiene a las leyes y a la institución de su parte?
Una institución puede tomar varias medidas para abatir los actos de corrupción. Una de las más comunes
y que mejor funcionan para detectar la corrupción tanto de equipos como de individuos es la unidad
de Asuntos Internos. El contar con una figura que sea el policía de los policías permite contrarrestar la

202 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
enorme presión que sufre un agente honesto para no corromperse. Tomar la decisión de repor-
tar a un compañero es muy dura, por lo que esta medida se ha complementado con la posibili-
dad de hacer denuncias anónimas por teléfono y por internet.
Sin embargo, la medida más efectiva que puede tomar una institución para evitar que la
presión de pares conduzca a actos corruptos es la de fortalecer un liderazgo basado en prin-
cipios. La figura más importante a la que puede recurrir un policía cuando tiene que soportar los
distintos tipos de presión es su líder. Por ello, la situación de presión más aguda para un policía
ocurre cuando su propio superior lo incita a cometer un acto de corrupción; cuando la presión
para corromperse “viene de arriba”. En esos momentos su estatura moral se pone a prueba, ya
que para ser leal a la institución y a los ciudadanos, como exige la ley, debe de reportarlo con el
siguiente superior. Hacerlo es la prueba más palpable de la fortaleza moral de un policía.
Desafortunadamente, lo anterior no siempre ocurre. Como seguramente se evidenció en las
discusiones grupales, la situación es más complicada. Un policía puede no denunciar porque su
vida depende de la unión que existe con su equipo. Cuando la unión grupal se orienta a fines
distintos a los que pide la institución, como puede ser extorsionar a un ciudadano, entonces el
policía sufre la presión de ser leal a un equipo deshonesto. La presión de los pares para cometer
un acto de corrupción puede ser tan intensa, que se chantajea al policía honesto haciéndole sen-
tir que en una situación donde requiera la ayuda de sus compañeros para sobrevivir –si no cede a
la presión del grupo– no le llegará el apoyo y se le abandonará. Así que, en casos de corrupción
grupal, el problema es la vulnerabilidad de un policía aislado, sin un equipo que lo respalde cuan-
do su vida corre peligro. En muchos ocasiones, eso es lo que impide denunciar la corrupción.
Así es como se construye una perversión de la lealtad. La solidaridad que se requiere para
un buen trabajo en equipo, se trastorna en una falsa “hermandad” para cometer una serie de
ilegalidades. Se suele decir con cinismo y como chantaje: “perro no come perro”. La solidaridad
está mal entendida cuando se utiliza para encubrir delitos.
Ahora la pregunta es: ¿realmente se encuentra aislado el policía honesto? Como se vio al
tratar el espíritu de cuerpo, un policía es parte de varios equipos al mismo tiempo. Efectiva-
mente, su vida depende de su equipo más cercano, de los compañeros con los que trabaja día
con día y que lo apoyan en situaciones de emergencia. El policía sabe que para recibir la ayuda
de sus compañeros necesita confiar en ellos. Los policías requieren ser leales entre sí.
Lo que a veces pasa inadvertido es que la lealtad no sólo se la debe a sus compañeros, como
ocurre en una banda de delincuentes, cuya lealtad ocurre únicamente entre ellos mismos. Una
diferencia decisiva es que el policía tiene dos lealtades más. La primera es a la corporación poli-
cial. Cada acto de corrupción daña al cuerpo policial, aun cuando parezca que todo el equipo
está de acuerdo. Lo daña porque le impide cumplir con la misión que es su razón de ser, que es
la protección y no el delito. Además lo daña porque ensucia su imagen, lo aleja del ciudadano y
aísla de la comunidad, dejándolo a merced de los delincuentes. Lo más peligroso para un policía
no es perder a su equipo, sino trabajar en una institución débil. Si la institución es fuerte, enton-
ces podrá denunciar a su equipo de inmediato con confianza y sin que su vida peligre.
La segunda lealtad que tiene el policía es a la sociedad, al ciudadano. Éste deposita su
confianza en el policía porque le confía su seguridad y la de su familia. La lealtad a un equipo
corrupto es la traición al ciudadano y a la corporación. El policía honesto nunca está solo porque
tiene a su favor los reglamentos de la policía y la ley, es decir, el apoyo de los ciudadanos. El peor
peligro para un policía no es denunciar los actos de corrupción, sino divorciarse de los ciudada-
nos. Por eso su deber es denunciar. Sólo con la protección de la corporación y de los ciudadanos
estará realmente seguro.
Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable
Unidad Valores Éticos y Jurídicos
203
A veces los policías veteranos solicitan que se tengan servicios exclusivos para los policías,
como escuelas, hospitales e incluso lugares de recreación. Estas exigencias tienen una justifi-
cación por las agresiones que a veces se sufren por parte de los ciudadanos. No obstante, la idea
de crear un “mundo aparte”, donde sólo habiten los policías, es peligrosa porque agranda la
distancia con el ciudadano, a quien la policía dirige su misión. No debe olvidar que la policía es
la gente y la gente es la policía. La mejor protección que tiene un policía es la ley, su corporación
y el apoyo de los ciudadanos20.

Actividad 12: Ponte en el lugar del otro: “se puede ser


honesto y leal”
Lea el siguiente testimonio y responda a las preguntas en su cuaderno de trabajo.

Yo la verdad quiero ser policía bien. Como le digo, yo he pasado un sin número de cosas y la verdad
quiero echarle muchas ganas. ¡Muchas ganas! No ser corrupto, la verdad.
Pues la verdad no cuesta trabajo, sino que tanto… Tanto estás en eso que al rato revienta. ¿Y a
dónde vas a parar? ¡Vas a parar a lo peor! ¡Vas a parar a la Penal! Y la verdad no, no es el caso. ¿Por qué
ser así? O sea, si mal eres, si mal te portas, te va a ir de lo peor. Vale más comerse un plato de frijoles bien
comido y no un pollo que se te esté atorando por lo mismo. ¡Sí!21

• ¿Cómo se siente el policía que ha logrado resistir a la corrupción?


• ¿Cómo se siente quien no ha tenido la fortaleza de hacerlo?
• ¿Qué sienten las familias de ambos policías?
• ¿Le gustaría ser como el policía del texto anterior? ¿Por qué?
• ¿Cómo lo puede lograr?

Para concluir y aplicar lo aprendido

Actividad 13: Acciones concretas


• ¿Qué es lo más importante de este tema, para usted? Elabore, en equipos, un mapa
conceptual para sintetizar las nociones más importantes de este apartado.
• ¿Cuáles son las enseñanzas que puede aplicar en su vida personal y en su desempeño
como policía?
• Escriba cinco frases que le sirvan como guías de valor para orientar su conducta. Puede
consultar el código de ética que estudió en el área 2, Ética policial.
• ¿Qué puede hacer para tener la fortaleza, la lealtad y la honradez que requiere su trabajo?
• Escriba un ejemplo en que se exprese el espíritu de cuerpo de la policía y se muestre tanto
el componente de solidaridad como el de pertenencia.
• A partir de lo que aprendió en los temas anteriores, escriba al menos 4 cosas que pueda
aplicar en su trabajo cotidiano.

204 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
TEMA 3.3. Liderazgo en la policía

Para empezar
Hemos visto que una base firme para el comportamiento honesto del cuerpo policial es la exis-
tencia de mandos virtuosos, de líderes íntegros que sean un ejemplo viviente de los valores pro-
pios de la misión de la policía y que motiven y apoyen a sus subordinados para que muestren el
comportamiento digno de su alta vocación de servicio a la sociedad.
El cuerpo policial se fortalecerá moralmente en la medida en que cuente con líderes cuyo
comportamiento se base en principios éticos que contribuyan a generar el gran cambio que re-
quiere nuestra sociedad para vivir en la paz, en la justicia y en el respeto mutuo. En la actualidad,
el liderazgo en la policía tiene dos vertientes:

• La primera consiste en el ejercicio de la autoridad dentro de la corporación, para orien-


tarla, hacer converger los esfuerzos de todos al logro eficaz de la misión y motivar a los
elementos para que realicen sus tareas con competencia, honradez y dedicación.
• La segunda se enmarca en el concepto de prevención social del delito y se refiere al
liderazgo de la policía en relación con los ciudadanos y sus comunidades. En este caso,
el líder policial deberá relacionarse con la comunidad y encontrar en conjunto con ella
mejores formas de prevenir el delito, motivando la participación ciudadana en la denuncia
de los hechos ilícitos y fomentando el respeto de los ciudadanos a la policía y a la ley.

En esta parte del curso se revisará la importancia del liderazgo policial y se estudiarán las compe-
tencias que debe desarrollar el líder policial, de tal manera que el participante tenga una visión
amplia de las tareas y habilidades de un líder de este tipo y se despierte su interés por ejercer y
desarrollar, en su ámbito de competencia, las cualidades de un líder con orientación al servicio.
Esto le permitirá ser un agente de cambio en la sociedad, proactivo y mediador de conflictos en
la corporación, en el trabajo en equipo, en el trato con los ciudadanos y en la comunidad.
Se estudiará qué es el liderazgo, los diferentes estilos que hay, las competencias de comu-
nicación, motivación y resolución de problemas, así como las de planeación, organización,
ejecución y evaluación.
Se destacará la importancia que, para el desarrollo del líder, tiene el conocimiento y el go-
bierno de sí mismo como condiciones para dirigir a otros.
Finalmente, se estudiará el liderazgo basado en principios éticos y se mostrará de qué mane-
ra el ejercicio de un liderazgo prudente y comprometido con los principios de justicia y veracidad
es el único que genera credibilidad y resulta apropiado a la misión de la policía y a los grandes
retos que enfrenta en la actualidad para servir a la ciudadanía eficazmente.
A lo largo de los puntos tratados en esta sección, se efectuarán diversos ejercicios que
tienen la finalidad de ayudar al participante a entender mejor los conceptos y a tener algunas
experiencias que le sirvan como base para empezar a practicar algunas de las competencias del
liderazgo. Conviene recordar que la práctica y la reflexión en torno a ésta es el modo de desa-
rrollar las competencias.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
205
Actividad 1: Vamos a experimentar el liderazgo
El objetivo de esta actividad es tener la experiencia de ser parte de un equipo donde alguno
asume la función de conducir (liderar) al grupo, de organizarlo y de animarlo.
La tarea a realizar es el siguiente problema, conocido como el rompecabezas de Einstein.
Para trabajarlo, reúnase en pequeños equipos de trabajo y sigan las instrucciones que se les
entregarán.
La información con la que se cuenta es la siguiente:
1. El británico vive en la casa roja.
2. El sueco tiene perros.
3. El danés toma té.
4. La casa verde está a la izquierda de la blanca.
5. El que vive en la casa verde toma café.
6. El que es dueño de las aves practica polo.
7. El dueño de la casa amarilla practica hockey.
8. El que vive en la casa del centro toma leche.
9. El noruego vive en la primera casa.
10. El que practica béisbol vive junto al que tiene gatos.
11. El dueño de caballos vive al lado del que practica hockey.
12. El que practica billar bebe cerveza.
13. El alemán practica futbol.
14. El noruego vive al lado de la casa azul.
15. El que practica béisbol es vecino del que bebe agua.

La pregunta a responder es:


• ¿Cuál es la nacionalidad de la persona que tiene peces como mascotas, qué bebida consu-
me, cuál es el color de su casa y qué deporte practica?
Cuadro de ayuda:

Color de casa

Nacionalidad

Bebida

Deporte

Mascota

206 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Al terminar la actividad, respondan en su cuaderno de apuntes a las siguientes preguntas:

• ¿Cómo se sintieron durante el trabajo?

• ¿Ayudó en algo el coordinador del equipo? ¿En qué ayudó?

• ¿En algún equipo, el coordinador no hizo nada?

• ¿Cómo se sintieron en el trabajo en equipo y con su coordinador?

• ¿Qué es para ustedes un líder?

Para entrar en materia


3.3.1. Liderazgo en la historia
Uno de los primeros autores modernos que estudiaron el tema del liderazgo fue Max Weber,
quien en su obra, Los tres tipos de gobierno legítimo se preguntó la razón por la cual, a lo largo
de la historia, unas personas han obedecido a otras. Encontró que las personas están dispuestas
a obedecer a otra cuando reconocen en esa persona tiene derecho a mandar en virtud de:

a) Sus cualidades personales.

b) Lo que establece una tradición venerable.

c) Lo que establecen la ley y el derecho.

De acuerdo con estas tres fuentes de la autoridad, distinguió tres tipos de liderazgo:

a) El liderazgo carismático: que se apoya en las cualidades extraordinarias del líder cuya
misión y visión inspira a los seguidores.

b) El liderazgo tradicional: que se basa en el respeto a la tradición y se recibe general-


mente en forma hereditaria.

c) El liderazgo racional-legal: que se funda en el respeto a la ley, que tiene su origen en


la naturaleza humana. En este caso la obediencia no se le rinde a una persona en lo
particular sino a principios generales22.

Lo que tienen en común los tres tipos de liderazgo es la capacidad del líder de influir en el com-
portamiento de las personas. Y en este sentido, todos podemos ser líderes.
Las organizaciones, especialmente aquellas que requieren grandes cambios, necesitan lí-
deres que no sólo tengan el puesto en virtud de los procedimientos formalmente establecidos,
sino que además tengan la visión y las cualidades o carisma que inspira, mueve y entusiasma a
los colaboradores.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
207
Liderazgo en la historia

Fuente de autoridad Tipos de liderazgo


Racional
y legal
Cualidades de Tradición Ley y
personalidad venerable derecho
Carismático Tradicional

Tipos de liderazgo

Actividad 2: ¿Quién es un líder?


En su cuaderno de apuntes, responda las siguientes preguntas:
• Recuerde a una persona que haya influido en su vida. ¿De qué manera lo hizo?
• ¿Qué características o cualidades de esa persona hicieron que pudiera influir en usted?
Ahora reúnase en equipo y compartan sus experiencias:
• Traten de hacer una lista con las características más comunes de un líder.
• Una persona con esas cualidades, ¿sería un líder carismático, tradicional o racional-legal?
• De acuerdo con la lectura anterior, ¿cuál sería un ejemplo de un gobernante que tiene
autoridad tradicional y de uno que tiene autoridad racional-legal?

Actividad 3: Liderazgo y rasgos de personalidad


Reúnase en equipos de trabajo y lean el siguiente texto:

Lectura: Liderazgo y rasgos de personalidad


De acuerdo con algunos estudiosos –uno de ellos es Lewis Goldberg–, hay cinco grandes rasgos de personalidad
que permiten distinguir a los seres humanos. Éstos son: la extroversión, la afabilidad, el sentido del deber, la sus-
ceptibilidad y la apertura a la experiencia.
De acuerdo con la Enciclopedia Wiki, el significado de cada uno de estos rasgos es el siguiente:
Apertura a la experiencia: significa interés por el arte, las aventuras, lo novedoso, la emoción y la curiosidad.
Sentido del deber: alude a la autodisciplina, la tendencia a actuar de acuerdo con el deber, y la búsqueda
del logro.
Extroversión: es la tendencia a buscar la realización en la relación con otros, la tendencia a convivir con los
demás.
Afabilidad: es la inclinación a ser compasivo y cooperativo más que frío y poco amable en la relación con
los demás.
Susceptibilidad: es la disposición a experimentar emociones negativas fácilmente, tales como el enojo, la
ansiedad y la depresión.

208 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Una vez realizada la lectura, ordenen en la tabla de abajo, los rasgos de personalidad que consi-
deran que son más importantes, háganlo poniendo 1 al más importante y 5 al menos importan-
te (del más al menos significativo).

Rasgo de Respuesta del Respuesta de


Mi respuesta Resta
personalidad grupo los expertos
Apertura a la
experiencia
Sentido del
deber
Extroversión
Afabilidad
Susceptibilidad

3.3.2. ¿Qué es el liderazgo?


Si bien el liderazgo es la capacidad de influir en las personas, generalmente empleamos la pala-
bra para referirnos a quienes lo hacen sobre un grupo para que éste logre sus finalidades, enton-
ces el liderazgo es la capacidad de influir en un grupo de personas para lograr un fin común23.

De acuerdo con Kotter (citado por Lowney) las tareas principales de un líder con relación al
grupo son:
a) Trazar el rumbo: exponer una visión del futuro que puede lograr el grupo, así como las
estrategias a seguir para producir los cambios necesarios para realizar dicha visión.
b) Alinear a la gente cuya cooperación se requiere; comunicar el rumbo verbalmente y con
hechos, de manera que influya en la creación de equipos y coaliciones que entiendan la
visión y las estrategias además de aceptar su validez.
c) Motivar e inspirar: infundir vigor a las personas con el fin de superar los obstáculos que
se oponen al cambio y satisfacer así necesidades básicas que a menudo permanecen insa-
tisfechas.
Por ejemplo, una de las residentes de la unidad habitacional, considerando la cantidad de basura
que tiran los transeúntes en los jardines de ésta, reúne a los vecinos y los convence de que es po-
sible vivir en una unidad habitacional limpia y por lo mismo más higiénica. Logra que entre todos
hagan un plan para evitar que se tire basura y consigan los recursos para llevarlo a cabo, como
poner botes de basura en lugares apropiados de los jardines y letreros de “Cuida tus jardines, no
tires basura”, así como lo necesario para que el camión recoja la basura cada tres días. También
anima a los vecinos a seguir adelante a pesar de que hay quienes en un principio siguen tirando
basura en el jardín y logra que mantengan la vigilancia y la presión sobre los vecinos que aún no
respetan los espacios comunes. ¿Qué funciones del liderazgo realizó la vecina?
El liderazgo hace que cambien las cosas no porque el líder las cambia sino porque influye en
las personas para que ellos realicen los cambios.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
209
3.3.3. Estilos de liderazgo
Después de Max Weber, los estudiosos de la administración han clasificado el liderazgo de
diferentes maneras. Las investigaciones sobre los tipos de liderazgo han sido importantes por-
que ayudan a entender mejor los distintos aspectos de la relación entre dirigentes y dirigidos,
mientras que ofrecen sugerencias acerca del mejor modo de ejercer la autoridad en puestos de
mando o de servicio a la comunidad.

Liderazgo centrado en las personas y liderazgo


centrado en la tarea
Hemos visto que todo líder influye en un grupo de personas para lograr una meta, un propósito
o una misión común. De esta manera, según Tannenbaum y Schmidt, el líder tiene que relacio-
narse por una parte con las personas del grupo y, por la otra, con el trabajo requerido para
lograr la meta o fin común.
Atendiendo a estos dos aspectos: la relación con las personas y la relación con el trabajo
requerido para lograr la meta, Blackey y Mouton distinguieron dos tipos principales de liderazgo:
el del líder que está preocupado sobre todo por el bienestar de la gente; y el que está preocu-
pado principalmente porque se realicen las tareas que permiten lograr los resultados deseados.
El líder preocupado por la gente, se ocupa de cosas tales como elevar la moral del grupo, de
reducir conflictos y de llevarse bien con los integrantes del grupo.
El líder preocupado por los resultados, se encarga de cuestiones tales como definir con
exactitud las metas a lograr, evaluar los resultados que se van obteniendo y proponer soluciones
y apoyar cuando hay algún problema que puede afectar los resultados.
Estas dos dimensiones del liderazgo pueden combinarse, lo que da lugar a cuatro estilos de
liderazgo:
a) El que tiene bajo interés por la tarea y bajo interés por la persona (líder apático o desinte-
resado).
b) El que tiene bajo interés por la persona y alto interés por la tarea (líder duro, inhumano).
c) El que tiene bajo interés por la tarea y alto interés por la persona (líder blando, complaciente).
d) El que tiene alto interés por la tarea y alto interés por la persona (líder integrador).

ESTILOS DE LIDERAZGO
Interés por las
personas

complaciente integrador

apático duro

Interés por la
tarea

210 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Como vemos, algunos líderes le dan más importancia a un aspecto que otro, sin embargo, pues-
to que tanto las personas como los resultados son importantes, lo ideal es ejercer un liderazgo
integrador orientado tanto a motivar a las personas, como a que la tarea se realice de manera
adecuada. En este sentido, es muy importante que el líder motive y haga ver la importancia de la
tarea a realizar y, que al mismo tiempo, dé seguimiento a la empresa encomendada de manera
que pueda ver los avances y orientar la realidad de la misma.

Liderazgo situacional
Partiendo de los conceptos anteriores, Hersey y Blanchard consideran que, para determinar la
efectividad de un líder, no hay que fijarse sólo en el estilo del líder; hay que tomar también en
cuenta las características de sus seguidores, especialmente su madurez. Para aquéllos, la madu-
rez de los colaboradores del líder se basa en dos aspectos igualmente importantes: el grado de
competencia técnica que tienen los seguidores para realizar la tarea y el grado de interés que
tienen en llevarla a cabo.
El punto que hay que destacar aquí es que, de acuerdo con estos autores, no hay un estilo
de liderazgo ideal sino que, a distinto grado de madurez del grupo, debe corresponder distinto
estilo de conducción del líder. Para elegir el mejor estilo de liderazgo que requiere un determi-
nado grupo, el líder necesita conocer la situación de madurez de sus colaboradores.
Esto significa que el líder debe ejercer un liderazgo situacional, lo que significa que, de-
pendiendo de la situación de sus colaboradores en cuanto a grado de madurez, en algunos
casos el líder tendrá que darles mayor apoyo emocional, en otros ejercer un mayor control, en
ocasiones darles más orientación técnica y en otros dejarles una mayor libertad.
El líder situacional es el que utiliza distintos estilos con el grupo o con la misma persona
pero en distintos momentos. Para lograrlo ha de desarrollar dos habilidades fundamentales, la
de diagnosticar y la de ser flexible:
• Diagnosticar: determinar la disposición y capacidad de sus colaboradores en una situación
determinada.
• Ser flexible: asumir un estilo de liderazgo acorde con la situación diagnosticada.
Con base en el grado de experiencia o competencia técnica y en el grado de interés o motiva-
ción, Hersey y Blanchard distinguieron los siguientes cuatro niveles de madurez de los grupos o
de las personas en un grupo:
Capacidad Alta
G1: Personas sin experiencia y sin motivación. Motivación Alta
G4

G2 Personas sin experiencia pero que de-


muestran alto interés. Capacidad Alta
G3
Motivación Baja
G3: Colaboradores con poca experiencia y
baja motivación.
Capacidad Baja
G4: Expertos con mucha experiencia y mucha G2
Motivación Alta
motivación.
Capacidad Baja
G1
Motivación Baja

L1 L2 L3 L4
Dirigiendo Orientando Apoyando Delegando

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
211
El estilo de liderazgo más adecuado para cada uno de estos grupos es el siguiente:
• L1 “Mandar” a los G1: da instrucciones muy detalladas acerca del modo de llevar a cabo
la tarea y supervisa cercanamente el desempeño de los subordinados.
• L2 “Persuadir” a los G2: ofrece instrucciones muy detalladas acerca de la tarea que hay
que llevar a cabo, aunque escucha las opiniones que tengan y les brinda el apoyo técnico
que requieren para el buen desempeño de la tarea.
• L3 “Apoyar” a los G3: en este caso, el líder permite la participación del grupo y mantiene
el apoyo emocional para atender los problemas de motivación o interés, sin necesidad de
supervisar mucho el desempeño de la persona.
• L4 “Delegar” en los G4: proporciona el mínimo indispensable de dirección y apoyo aun-
que mantiene la supervisión.

Actividad 4: Liderazgo situacional


• Reúnase en equipos de trabajo.
• Cada equipo asumirá las características de un nivel de madurez: G1, G2, G3 y G4.
• En cada grupo se asignará a una persona que funja como líder, una persona que actúe
conforme el grupo lo necesita y una persona que haga lo contrario.
• Actuarán la situación que el profesor les indique, sin dejar de considerar el nivel de madu-
rez que tienen.
• Al finalizar la dramatización, respondan en su cuaderno de apuntes las siguientes pre-
guntas:
– ¿En qué consiste el liderazgo centrado en las personas?
– ¿En qué consiste el liderazgo centrado en la tarea?
– ¿En qué consiste el liderazgo situacional?
– ¿En qué casos conviene principalmente mandar?
– ¿En qué casos conviene principalmente persuadir?
– ¿En qué casos conviene principalmente apoyar?
– ¿En qué casos conviene principalmente delegar?
– Haga una lista de aquellas competencias o habilidades que considera debe tener un
líder en la policía.

3.3.4. Competencias del liderazgo en la policía


La institución policial, como toda organización, requiere liderazgo para llevar a cabo su misión.
De acuerdo con Ortmeier, para realizar adecuadamente sus funciones en una organización
policial moderna, se requieren las siguientes competencias o capacidades:

212 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Competencias de liderazgo
en la organización policial

Comunicarse • Planear
de manera • Organizar
efectiva • Ejecutar
• Evaluar
Motivar considerando las Tomar decisiones y
necesidades del grupo resolver problemas

El desarrollo de estas competencias o capacidades dependerá, en gran medida, del tipo de labor
que la persona desempeñe en la policía.

Las tres competencias necesarias en todas las actividades policiales son las de comunicación
efectiva, motivación y toma de decisiones.
Las de planeación, organización, ejecución y evaluación son más propias de los que ejercen
el mando en la jerarquía policial o realizan labores de policía comunitaria.

Lectura: Comunicación efectiva


En el primer tema de esta área hemos visto que la comunicación interpersonal es muy importante en el trabajo
en la policía; aprendimos que la comunicación efectiva es aquélla que logra el propósito del comunicador. Dos
propósitos o finalidades principales de la comunicación son: proporcionar información (informar) y motivar a la
gente a la acción (persuadir).
Por ejemplo, la finalidad de redactar un Informe policial homologado es proporcionar información veraz
a las autoridades para la toma de decisiones. De acuerdo con lo que establece el Artículo 43 de la LGSNSP, el
informe homologado “debe ser completo, los hechos deben describirse con continuidad, cronológicamente y
resaltando lo importante; no deberá contener afirmaciones sin el soporte de datos o hechos reales, por lo que
deberá evitar información de oídas, conjeturas o conclusiones ajenas a la investigación”. Si el informe no tiene
estas cualidades, no es efectivo.
En cambio, la finalidad de una comunicación tal como dar una orden o hacer una exhortación, es mover a
las personas a que realicen una determinada acción:
Por lo que se refiere a la orden dada por un superior a un subordinado, ésta debe ser clara y precisa, de
manera que al subordinado no le quepa duda alguna de lo que se le pide hacer. Una orden confusa e imprecisa,
que se presta a diferentes interpretaciones, no es una orden eficaz.
En cambio, cuando se trata de una exhortación, como puede darse cuando el policía se enfrenta a un
grupo de personas que están perturbando el orden público, la escala racional del uso de la fuerza sugiere que
el policía debe dirigirse a ellos con el ímpetu de su presencia y con instrucciones verbales de persuasión y
negociación. La última hace referencia a que el policía debe estar atento a lo que dicen y sienten aquellos a los
que se dirige.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
213
Para persuadir es conveniente ponerse en el lugar de aquellos a quienes se está uno dirigiendo, considerar
por qué se comportan de esa forma, escuchar sus razones y hacerles notar que sus acciones no son la mejor ma-
nera de lograr lo que buscan. Una exhortación efectiva es aquella que logra su propósito, en este caso, impedir
que se perturbe el orden público o se realice una acción contraria a la ley.
La competencia de comunicación, tanto escrita como oral, es una competencia que el policía deberá de-
sarrollar y, como es el caso de todas las competencias, la mejor manera de desarrollarla es practicándola y
reflexionando sobre la forma en la que se ha hecho y los resultados que se obtuvieron para hacer entonces las
correcciones necesarias.

Actividad 5: Comunicación efectiva


Con base en la lectura anterior, responda en su cuaderno de apuntes las siguientes preguntas:
• ¿Cuáles son las dos finalidades principales de la comunicación?
• ¿Cuándo es efectiva una comunicación?
• ¿Qué cualidades tiene un informe policial efectivo?
• ¿Qué tipos de persuasión se mencionan en el texto?
• Escriba un ejemplo de cada uno de esos tipos de persuasión.
• ¿De qué manera se puede desarrollar la competencia de comunicación?

Actividad 6: Incidente callejero y reporte


de los acontecimientos
• Algunos de los integrantes del grupo participarán en la simulación de un incidente calleje-
ro; para ello, cada integrante del grupo redactará un informe individual y, posteriormente,
se formaran equipos para elaborar un informe por equipo.
• Se compararán los informes de los diferentes equipos, tomando en cuenta las cualidades
establecidas por la ley para llenar un informe.
• Finalmente, escriba en su cuaderno de apuntes la conclusión del ejercicio, según las ins-
trucciones del profesor.

Actividad 7: ¿Cómo persuadir a una multitud


de vecinos furiosos?
Un ladrón se robó la imagen de un santo, los vecinos lo atraparon y lo están golpeando. Usted
y un compañero llegan al lugar de los hechos y quieren evitar el linchamiento.
Responda en su cuaderno de apuntes:
• ¿Cómo se dirigiría usted a estas personas para evitar que sigan golpeando al ladrón?

Todas las personas son únicas y diferentes y cada una tiene distintas necesidades, valores y prio-
ridades o urgencias a lo largo de la vida que orientan su conducta.

214 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Actividad 8: Conócete a ti mismo y conoce
a tus colaboradores o subordinados
Este ejercicio pretende ayudarle a reflexionar acerca de cuáles son sus prioridades en este
momento:
• Lea cada una de las necesidades que se encuentran en la columna de la izquierda.
• En la columna del centro, califique su importancia en una escala del 1 al 10, donde 1 es lo
mínimo y 10 es lo máximo.
• Una vez que lo haya hecho, califique en la columna de la derecha el grado en el que se
encuentra satisfecha esa necesidad. Asigne 1 a aquella que se encuentre, desde su punto
de vista, mejor satisfecha y 10 a aquella que resulte más apremiante.

¿Qué tan importante es en ¿Hasta qué punto


Necesidad
este momento para mí? está satisfecha?
• Alimentación y vestido
• Vivienda
• Trabajo estable
• Pertenecer a un grupo u organización
• Tener amigos
• Ser reconocido por los demás
• Tener prestigio
• Tener poder
• Trabajar para el servicio a los ciudadanos
• Trabajar por un mejor país
• Ganar el respeto de mis hijos y del resto de mi
familia
• Ser recordado por mi comportamiento ejemplar

Ahora reflexione: ¿cuáles son algunas de sus habilidades y disposiciones para el trabajo?:

Habilidad Muy bueno Bueno Regular


Observador
Cuidadoso
Rápido
Comunicador
Animador
Ordenado
Disciplinado
Conciliador
Capaz de resolver problemas
Motivador

Cuando usted sea el jefe o el líder de un equipo, es importante conocerse a sí mismo y también
a los integrantes del grupo para que motive a los miembros de éste. Esto le permitirá, a su vez,
aprovechar de la mejor manera las cualidades y características de cada uno.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
215
Al tratar el tema de las buenas prácticas policiales en el área 2, Ética y valores, se señaló que
una buena práctica policial es aquella que se hace conforme a principios éticos y jurídicos, que
logra su propósito con eficacia y que preserva la seguridad tanto de policías como de ciudadanos.
Para que el líder policial pueda conducir al grupo y sus elementos de esta manera, es im-
portante que, de acuerdo con lo que se dijo al hablar de liderazgo situacional, conozca al grupo
como conjunto y a cada uno de sus elementos.
En cuanto a los elementos que integran el grupo, es importante que el líder tome en cuenta
los conocimientos, habilidades y actitudes que tienen para que, en lo posible, pueda asignarles
aquellas actividades en las que se desarrollarán mejor. Debe saberlos escuchar y conocer tam-
bién sus cualidades y defectos. Asimismo es muy relevante poder detectar aquellos cambios
en su comportamiento habitual que puedan ser indicadores de riesgo, violación de las normas
éticas o mal desempeño.
Por lo que se refiere al grupo, el líder debe conocer el grado de integración que hay entre
sus elementos y los ejercicios que requieren para mejorar su desempeño como equipo. Le co-
rresponde al líder promover la solidaridad y subsidiariedad del grupo, esto es, la capacidad para
combinar sus fortalezas y apoyarse unos a otros para compensar sus áreas débiles. Para ello, el
líder deberá promover la camaradería, el respeto mutuo y el espíritu de grupo, así como estar
atento para intervenir situaciones en las que decaiga la moral y para detectar oportunamente
conflictos o inconformidades que dificulten la tarea del grupo, lo debiliten y pongan en riesgo.
El conocimiento del grupo y de sus elementos le permitirá tener bases para tomar decisiones
en lo concerniente a la promoción y capacitación de sus subordinados.

Motivación
Recordemos que una de las funciones principales del líder es la de motivar a sus seguidores; esto
es, moverlos a la acción para el logro de las metas de la organización policial.
Las teorías de la motivación tratan de responder a la pregunta: “¿qué es lo que mueve a las
personas a actuar?”
Una primera respuesta es que lo que propicia la acción de las personas es la satisfacción de
sus necesidades.

Motivación intrínseca y extrínseca


Comúnmente se acepta que los motivos que impulsan a las personas a actuar pueden ser inter-
nos o externos y, de acuerdo con ello, la motivación es intrínseca (interna) o extrínseca (externa).
Hablamos de motivación intrínseca cuando la persona encuentra una satisfacción en la
acción misma que realiza aunque no espere una recompensa o tema un castigo proveniente de
fuera. En este caso, lo que mueve a la persona a realizar la actividad es la satisfacción personal
que representa para ella realizar la actividad. Por eso, cuando el líder asigna a las personas las
actividades que pueden realizar mejor o persuaden a una persona de la importancia que tiene
hacer algo, tanto para la organización como para ella misma, es más probable que el colabora-
dor realice su tarea animado por una motivación intrínseca.
La motivación extrínseca en cambio, consiste en realizar algo para recibir una recompensa
o evitar un castigo que viene de fuera. En este caso, la persona no realiza la tarea porque en-
cuentre una satisfacción en ella, sino para obtener un beneficio o evitar un perjuicio.
En la práctica se requieren tanto la motivación extrínseca como la intrínseca ya que, como
hemos visto, no todas las personas tienen las mismas preferencias ni la misma competencia o

216 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
disposición frente a una tarea determinada. De ahí que a veces sea necesario premiar y elogiar
o castigar y reprender a los subordinados para impulsarlos a hacer una tarea.

Locus de control24
En la medida en que una persona progresa como ser humano, dependerá menos de los castigos
o los premios externos para hacer bien lo que debe. La auto-motivación se refiere al proceso
por medio del cual la persona se motiva (mueve) a sí misma para conseguir lo que considera
valioso.
Para que las personas puedan avanzar hacia la auto-motivación es importante que reflexio-
nen sobre aquellos factores a los que atribuyen sus éxitos y sus fracasos. Los factores pueden
ser internos, tales como la propia capacidad o el esfuerzo realizado, o externos, tales como la
suerte o la ayuda de los amigos.
Cuando una persona tiende a pensar que la causa de sus éxitos y fracasos no dependen de
ella, sino únicamente de factores externos, se dice que pone el control de su vida fuera de sí mis-
ma, que su locus (lugar) de control es externo. En este caso, la persona atribuye lo que le pasa
a la suerte o a otras personas y no se siente responsable de sus propias acciones ni motivada a
cambiar, pues considera que no puede hacer nada para modificar la situación. Por otra parte,
puede no sentir satisfacción cuando ha logrado el éxito, ya que considera que su éxito depende
del azar o de otros factores que escapan a su control.
En cambio, las personas con locus de control interno, son aquellas que consideran que sus
éxitos y fracasos dependen principalmente de sí mismos, que suponen que hay una relación cau-
sa-efecto entre lo que hacen y los resultados que obtienen, de tal manera que son responsables
de lo que les pasa y asumen las consecuencias de sus actos. Estas personas se sienten motivadas
a dirigir su propia vida y, en consecuencia, su autoestima es mayor.
En la medida en que reconocemos nuestro poder para controlar los factores internos, podre-
mos aprovechar nuestras fortalezas, superar nuestras deficiencias y cambiar nuestras actitudes
para dirigir nuestra vida hacia las metas que nos proponemos.
Con el fin de favorecer la auto-motivación, el líder puede ayudar a sus colaboradores a
reflexionar sobre el locus de control de sus acciones, para que, si es necesario, lo desplacen de
fuera hacia dentro. Así lograrán un mayor control de sí mismos e incrementarán su interés en
superar sus deficiencias y mejorar su desempeño.

Motivación

Intrínseca Extrínseca Locus de control

Situación personal Obtener beneficios Auto motivación

Factores
Interno Externo

Capacidad Suerte

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
217
Actividad 9: ¿Qué motivaría a un grupo de vecinos?
Reúnase en parejas y contesten, en su cuaderno de apuntes, las siguientes preguntas:
• De acuerdo con la teoría de Maslow, ¿qué motivaría a un grupo de vecinos para mantener
a la policía informada acerca de las personas desconocidas que merodean por una vecin-
dad en la que ha habido muchos robos?
• Den 3 ejemplos de frases que ustedes hayan utilizado o cualquier otro policía, que ejem-
plifiquen un locus de control externo y uno de control interno.

Para motivar es importante que el líder tenga un buen conocimiento de sus subordinados en lo
que se refiere a sus necesidades e intereses, así como a sus capacidades y limitaciones para em-
prender diferentes tareas. Para ayudarlos a crecer en el deseo de logro, los invitará a reflexionar
sobre la necesidad de asumir sus fortalezas y deficiencias como algo propio sobre lo cual puede
tener el control; de esta manera se podrá proponer metas para mejorar en el desempeño de sus
tareas.

Actividad 10: Para reflexionar y conocerse mejor


Responda en su cuaderno de apuntes:
1. Cuando usted se encuentra en una situación en la que las cosas le salieron muy bien, ¿qué
dice?
a) Tuve muy buena suerte.
b) La situación ayudó a que se pudieran tener estos resultados.
c) Me siento satisfecho porque trabajé mucho por lograr este resultado.
2. Si usted está en una situación en que las cosas le salieron mal, ¿qué dice?
a) Fue mi culpa porque no me esforcé lo suficiente.
b) Si me organizo de mejor manera, la próxima vez obtendré buenos resultados.
c) Tuve muy mala suerte, espero que la próxima vez la tenga mejor.
d) Estoy seguro de que puedo mejorar mis habilidades y lograr un mejor desempeño si le
dedico suficiente tiempo y esfuerzo.
e) No es posible hacer algo para combatir la corrupción mientras la gente siga ofreciendo
dádivas a los policías.
3. La mayor satisfacción para mí sería:
a) Ser reconocido por mis superiores.
b) Proteger a los ciudadanos.
c) Lograr salvar una vida.

218 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
d) Detener a un delincuente y cumplir con mi misión.
e) Tener un mejor salario.
f) Sentirme satisfecho por el deber cumplido.
g) Ser un motivo de orgullo para mi familia.
Si respondió: 1 c, 2 a, 2 b, 2 d, seguramente usted tiene un locus de control interno.
Si respondió: 1 a,1 b, 2 a, 2 c, 2 e, seguramente usted tiene un locus de control externo.
Si usted respondió: 3 a, 3 e, 3 g, significa que tiene motivación externa.
Si usted respondió: 3 b, 3 c, 3 d, 3 f, usted tiene motivación interna.

Para que la retroalimentación que ofrece el líder sea efectiva, se requiere que logre ese objetivo
y en ello influye no sólo lo que se dice (fondo), sino también el modo en el que se dice (forma).

¿Qué significa la siguiente frase?


“Ser suave en la forma y duro en el fondo”
O, dicho de otro modo,
“Mano de hierro en guante de terciopelo”

Actividad 11: ¿Cómo dar retroalimentación?


Imagine que usted tiene a cargo varios subordinados. ¿Qué le diría a uno que hace lo siguiente?:
a) Ha llegado tarde a las juntas anteriores.
b) Realiza un trabajo en forma deficiente, pero se esfuerza en hacerlo bien.
c) Realiza un trabajo en forma deficiente, pero no muestra interés en hacerlo bien.
d) Realizó el trabajo en forma excelente.
e) No ha entregado todavía el trabajo que se le encomendó.
Escriba sus respuestas en su cuaderno de apuntes.

Una retroalimentación efectiva es clara, no humilla, va a la causa por la que la persona no hizo
bien su trabajo, le anima a hacer mejor las cosas, y le transmite la confianza en que, si se esfuer-
za, va a lograrlo.

Además de comunicarse efectivamente, y de motivarse a sí mismo y de motivar a sus subordi-


nados, el policía debe ser capaz de tomar decisiones basadas en principios éticos y jurídicos, a la
vez que resuelve problemas.
Ya hemos visto lo relativo a la toma de decisiones cuando hablamos de hacerlo de forma
ética en el área 2, y se mencionó que se necesita actuar con prudencia, pues ésta es una virtud
que muestra la capacidad de tomar decisiones correctas y, desde el punto de vista ético y jurídi-
co, eficaces; por eso las buenas decisiones se llaman decisiones prudenciales.
Nos referiremos ahora brevemente a la competencia de resolución de problemas.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
219
El policía requerirá esta competencia, especialmente si tiene la oportunidad de realizar tra-
bajo de investigación o de policía comunitario.

Lectura: Un método de resolución de problemas


Un problema es una situación que un individuo o una comunidad quisieran cambiar por otra que consideran
mejor, aunque no saben bien la forma de hacerlo.
La mejor situación a la que se quiere llegar es la meta y la forma de alcanzarla se llama estrategia.
Un método muy utilizado para la solución de problemas, es el método llamado SARA (por sus siglas en
inglés) que incluye las siguientes cuatro etapas o pasos:
1. Examen de la situación e identificación del problema.
2. Análisis para determinar la causa o causas del problema.
3. Diseño y ejecución de la solución.
4. Evaluación de resultados.
1. En lo referente al examen de la situación y la definición del problema, lo que se requiere generalmente es
identificar aquellos incidentes que se repiten en una localidad determinada, por ejemplo, robos a transeúntes o
a casa habitación en ciertas calles de una colonia.
2. En la fase de análisis se intenta determinar cuál es la o las causas del problema.
Para efectuar el análisis se puede utilizar el diagrama de causa-efecto o Diagrama de espina de pescado
propuesto por Kaoru Ishikawa.

Causa

Problema
Causa

Se llama espina de pescado porque recuerda a una de ellas. En cada “espina” se escribe una posible causa del
problema. Esta herramienta es útil porque permite analizar los problemas de forma más integral, pues general-
mente éste no tiene una sola causa.
Otra herramienta útil para el análisis del problema es el llamado “Triángulo del delito” (Crime Triangle),
derivado de la teoría criminológica de Cohen y Felson.

Controlador Administrador

Delincuente Lugar

Problema

Objetivo/víctima
Guardián/protector

220 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
El triángulo del delito se basa en la idea de que si faltan controles efectivos, los delincuentes atacarán objeti-
vos (víctimas) vulnerables. De acuerdo con este concepto, para que haya un delito es necesario que el posible
delincuente se encuentre con el objetivo o víctima (persona o propiedad) en un tiempo y lugar determinados
(estos son los tres lados del triángulo: el delincuente, la víctima y la situación o lugar).
Hay que considerar también aquellos elementos que pueden ejercer una influencia positiva de control
sobre el delincuente, la víctima o el lugar.
En el caso de los posibles delincuentes estos elementos se llaman controles y pueden ser los padres del
posible delincuente, sus parientes cercanos, sus maestros, etc.
En el caso del objetivo o víctima, los factores que pueden protegerla se llaman guardianes o protectores,
tales como policías, guardias de seguridad privada, vecinos, amigos, etc.
Finalmente, por lo que se refiere al lugar, los factores que pueden ejercer una influencia preventiva se lla-
man administradores del lugar y son quienes ejercen el control o propiedad del sitio tales como empleados de
limpieza, vendedores, vigilantes de un estacionamiento, vecinos, etc.
En la medida en la que los factores de control están ausentes o son débiles, aumenta la probabilidad de
que se cometa el delito.
Una imagen de este triángulo (y versión en español) se puede encontrar en “Centro para una policía orien-
tada a la solución de problemas”, http://www.popcenter.org/learning/pam/help/theory.cfm)

3. En la fase de diseño y ejecución de la solución, se trata de proponer una estrategia o plan para el reme-
dio del problema y llevarlo a cabo.
4. Finalmente, la evaluación de resultados consiste en determinar si los efectos obtenidos coinciden con
los esperados.

Para ilustrar estas etapas, consideremos a manera de ejemplo, el caso de la Municipalidad de


Cerro 18 que trabajamos en la unidad 2:

Narcotráfico
Delincuentes MISIÓN DEL
POLICÍA
Robos

Jóvenes y niños Crimen Confianza

Nueva forma de vida

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
221
El examen de la situación se encuentra en la descripción de la circunstancia de inseguri-
dad debida a repetidos incidentes delictuales repetidos en el municipio llamado Cerro 18.
El problema identificado consistía en la guerra entre jóvenes de pandillas rivales de la
localidad.
Al analizar las causas del problema, se encontró que los jóvenes no contaban con espacios
recreativos y de esparcimiento y que tampoco asistían en forma constante a la escuela lo que les
dejaba mucho tiempo libre que utilizaban para delinquir. Se constató también que estos jóvenes
provenían de familias con alto grado de violencia intrafamiliar y que sus padres consumían alco-
hol y drogas, por lo que no era extraño que tuvieran comportamientos violentos.
Por lo que se refiere al diseño de la solución, la meta propuesta fue: evitar nuevos enfren-
tamientos entre las pandillas de la localidad y contribuir a la disminución del temor del resto de
la población producida por estos comportamientos delictuales.
Para lograr la meta, se propuso la siguiente estrategia:
a) Realizar reuniones o charlas de tipo informativo destinadas a los integrantes de las pandi-
llas y sus familiares, consistentes en problemáticas que viven cotidianamente.
b) Generar espacios recreativos y deportivos en los que participaran, conjuntamente, perso-
nal de la unidad policial y los integrantes de las pandillas.
La ejecución de esta solución estuvo a cargo de la Comisaría de Policía correspondiente a
la zona.
La evaluación del plan mostró que:
a) Las denuncias de riñas, enfrentamientos, agresiones y robos por parte de integrantes de
las pandillas del Cerro 18, se han reducido.
b) Los grupos de jóvenes que antes pertenecían a diferentes pandillas pueden compartir aho-
ra una cancha de fútbol sin enfrentamientos violentos, agresiones o rivalidades.
c) Aumentó el respeto y la cercanía de la población con la policía.
d) La policía ha obtenido información relevante sobre los autores de delitos en la comunidad.

Actividad 12: Aplicación del método de resolución


de problemas EADE (SARA)
En su cuaderno de apuntes responda las siguientes preguntas con base en lo anterior:
a) ¿Qué es un problema?
b) ¿Cuáles son las etapas del método EADE?
c) ¿En qué consiste cada una de las etapas del método EADE?
d) Dibuje el triángulo del delito y explique cada uno de sus elementos.

Actividad 13: Vamos a resolver un problema


Reúnase en pequeños equipos de trabajo y por medio de las fases del método EADE, propongan
una solución al siguiente problema:

222 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Problema 1:
Durante los meses de enero a diciembre de 2007, se registraron 56 denuncias por robo a
vehículos en el cruce de la Avenida Tres con la Calle Cuatro.
Los robos a vehículos en movimiento se realizan aprovechando la disminución de veloci-
dad debida a la densidad del tráfico así como a los topes y al cruce peatonal que se encuentra
ahí. Los delincuentes rompen el vidrio del costado derecho delantero de los automóviles,
para sustraer en no más de 30 segundos lo que los conductores llevan en ese asiento.
Una vez cometido el ilícito, el delincuente se da a la fuga por los callejones del sector.
La ocurrencia del delito se ve facilitada por las condiciones físicas del lugar de los hechos,
que cuenta con múltiples callejones y calles cortas que dificultan la persecución del infractor.
Cabe notar que, junto al lugar en el que se cometen los delitos, hay un pequeño parque
abandonado y lleno de basura en el cual hay algunos juegos para niños rotos, viejos y oxi-
dados.
Imagine los datos sobre la situación que sean necesarios para resolver el problema

(Basado en “Buenas prácticas policiales”, Carabineros de Chile)

Problema 2:
En una colonia, los vecinos se quejan de que se ha multiplicado la pinta de grafiti en las bardas
de las casas habitación.
Siga los pasos del sistema EADE (SARA) para definir el problema y proponer una solu-
ción. Idee los datos sobre la situación que sean necesarios para resolver el problema.

Competencias para la planeación, organización, ejecución


y evaluación
Al hablar de la solución de problemas, encontramos que llega un momento en el que para resol-
ver el conflicto es necesario elaborar un plan de acción. Una vez que éste fue creado, se requiere
organizar las actividades y recursos que se van a emplear para ejecutarlo. Tras realizar lo anterior,
se debe implementar el plan y evaluar sus resultados.

Actividad 14: ¿Qué competencias tengo?


Imagínese que va a realizar un viaje, antes de hacerlo seguramente usted se hace algunas pre-
guntas que le ayuden a organizar ese viaje para que todo le salga bien.
De la misma manera que se planea un viaje, un líder estratégico debe planear cómo cumplir
sus metas o resolver un problema. ¿Qué preguntas se haría?
Para responder, copie el siguiente cuadro en su cuaderno de apuntes y complete la columna
que falta:

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
223
Aspectos que tomo en cuenta cuando voy Aspectos que debo tomar en cuenta cuando
a planear un viaje necesito cumplir una meta
¿A dónde me dirijo?
¿Cómo se puede llegar?
¿Qué recursos tengo?
¿Con cuánto tiempo cuento?
¿Con quién realizaré el viaje?
¿Realmente quiero ir a ese lugar?
¿Preferiría ir a otro lado? ¿Qué ventajas puedo
obtener al ir a ese lugar?
¿Cómo me daré cuenta de que escogí la ruta
adecuada y si voy por un buen camino?
¿Qué señal podré ver para darme cuenta de que
ya llegué?

La planeación, organización, ejecución y evaluación son tareas básicas de la administración de


cualquier organización, como lo señaló el ingeniero Fayol en 1916.
Para realizar adecuadamente estas actividades administrativas, se requieren, desde luego,
las correspondientes competencias relacionadas con planeación, organización, ejecución y eva-
luación. Los policías que requerirán en mayor grado estas competencias son los que trabajan
como policías comunitarios y los que tienen un puesto de mando en la corporación policial.
A continuación describiremos brevemente cada una de estas competencias:
1. Planeación: consiste en imaginar una secuencia de actos con la finalidad de alcanzar una
meta. Para diseñar un plan se necesita ordenar las actividades en fases25. Un plan no es
entonces otra cosa que una descripción ordenada de las acciones que hay que realizar
para el logro de la meta.
2. Organización: implica determinar quién hará las actividades planeadas, cuándo y con qué
recursos, quién rinde cuentas a quién y quién toma las decisiones en cada caso. Es impor-
tante que las tareas se asignen a las personas que tienen mayor capacidad y disposición
para esa tarea.
3. Ejecución: la ejecución reside en que se lleven a cabo las acciones planeadas en los tiem-
pos previstos. En este aspecto son muy importantes el liderazgo y la supervisión con el fin
de corregir las desviaciones que se presenten con respecto a lo establecido en la etapa de
organización.
4. Evaluación: una vez concluida la ejecución del plan, la evaluación consiste en determi-
nar en qué grado se lograron las metas pretendidas y las causas de las deficiencias. Para
realizar adecuadamente la evaluación es necesario que las metas o resultados esperados
del plan se hayan establecido con mucha claridad. Se evalúa tanto la pertinencia del plan
como el desempeño de quienes participaron en su diseño y ejecución.

224 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Planear

Organizar Evaluar

Ejecutar

Actividad 15: ¿Cómo lo haría?


Escriba en su cuaderno de apuntes:
• Si usted fuera el líder responsable de llevar a cabo la planeación, ¿en qué se fijaría para
asignarles tareas a sus colaboradores o subalternos?
• ¿Alguna vez ha realizado estas actividades? Dé un ejemplo de cómo lo ha hecho.

3.3.5. Liderazgo basado en principios


Hasta ahora usted ha estudiado qué es el liderazgo, sus tipos y las competencias propias del
liderazgo policial. Un aspecto fundamental de éste es que el líder actúe conforme a principios
éticos y jurídicos.

Actividad 16: ¿Qué significa para usted ser un líder ético?


Responda las siguientes preguntas en su cuaderno de apuntes:
• ¿Qué significa para usted ser un líder ético?
• ¿Qué principios o valores sustentan las competencias de comunicación, motivación, reso-
lución de problemas, planeación y organización y de evaluación?
• ¿Por qué es importante que exista un liderazgo ético en la policía?

Lectura: Liderazgo basado en principios


Entendemos aquí por liderazgo basado en principios uno que se basa en principios éticos, es decir, un liderazgo
ético. Los valores en los que se basa consisten en las virtudes y en el compromiso con los valores que sustentan
la misión de la policía. Este es el cimiento moral sobre el que se apoyan las decisiones y el comportamiento del
líder ético.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
225
El líder ético es una persona automotivada para hacer el bien, esto significa que:
• Tiene la voluntad de hacer lo que es moralmente bueno: se trata de la integridad, que como hemos
visto, es la primera de las virtudes.
• Se conoce a sí mismo: está consciente de sus fortalezas, debilidades y los valores que26 realmente lo
mueven.
• Es proactivo: tiene la capacidad de gobernarse a sí mismo –tiene un locus de control interno¬–, una
visión de lo que quiere lograr en la vida para bien de México y lleva a cabo las acciones necesarias para
alcanzarla.
El líder basado en principios se distingue del líder sin escrúpulos, tramposo, oportunista, falso, hipócrita y enga-
ñador.27 Aquél sabe que el comportamiento ético de sus subordinados depende, más que del conocimiento de
los reglamentos y los códigos éticos, de las virtudes del líder, del ejemplo y compromiso firme y constante con
los valores.

¿De qué manera se manifiestan los principios del liderazgo ético


en las actividades del líder policial?
El líder policial ético es un profesional, ya que está comprometido con la misión y vocación de la policía:
hacer valer la ley para lograr la justicia, prevenir el delito y lograr así un orden público en el que los ciudadanos
puedan disfrutar de sus derechos.
Es importante señalar que este fin superior al que aspira el líder, es compartido actualmente por muchos po-
licías en México y constituye la base ética sobre la cual se puede renovar el cuerpo policial, que es una institución
fundada en valores éticos de servicio al público.
– Planeación: Cuando el líder ético define la visión y los objetivos a lograr, a la vez que planea la forma de
conseguirlos. Se basa en la virtud de la prudencia, que le lleva a proponerse una perspectiva de mejo-
ramiento del mundo inspirada en la justicia, el derecho y las demás virtudes. Pero aunque se inspira en
esta elevada misión, lo hace con los pies firmemente puestos sobre la tierra; considera lo que realmente
puede y no puede realizar con los recursos con los que cuenta.
– Motivación: Este tipo de líder estimula el comportamiento ético porque el compromiso con los valores
no consiste sólo en reconocerlos de palabra, sino en verlos en acción. La ética se basa en el principio de
hacer lo correcto; el poder que emana del compromiso real del líder con los principios, motiva en los
seguidores una voluntad de arriesgarse a hacer las cosas correctas porque éstas son valoradas, personi-
ficadas por el líder y aprobadas por la visión que él comunica. Como dice el refrán, las palabras mueven,
pero el ejemplo arrastra28.
– Comunicación: La comunicación del líder ético se caracteriza por su veracidad, esto significa no sólo
que dice la verdad, sino que, además, sus palabras están respaldadas por sus obras. En consecuencia, el
líder ético es uno al que se le puede creer: es un líder confiable.
– El líder ético toma decisiones basadas en valores éticos y jurídicos, como se vio al hablar de la ética
policial. En este sentido, todo policía en la calle puede ser un líder ético, porque le corresponde tomar
personalmente muchas decisiones que deben ser consistentes con los valores, las virtudes y los princi-
pios de esta índole. En la medida en la que actúe correctamente, el policía ganará autoridad moral entre
los ciudadanos.

226 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
– En el trato con los compañeros y subordinados, el líder ético es cortés y respetuoso. Promueve ade-
más el respeto mutuo entre sus compañeros y subordinados. Es justo porque reconoce los logros de cada
uno, pero es también exigente, porque espera que cada quien dé lo mejor de sí mismo. Su sentido de
la lealtad lo lleva a apoyar a sus subordinados cuando corren peligro y fomentar su superación para que
hagan rendir sus talentos.
– El líder ético conoce a sus subordinados; tiene una concepción de la persona que integra sus necesi-
dades de seguridad, pertenencia, reconocimiento y autorrealización. Sabe escuchar a sus subordinados y
está atento a lo que les sucede.
– Motiva a sus colaboradores para que se desarrollen como personas de acuerdo a sus potencialidades y
los invita a que colaboren con el logro de la misión que la policía tiene encomendada. De esa manera se
podrán realizar como personas a través del servicio a los demás, contribuyendo a que exista una mejor
sociedad para todos. Un líder ético procura que sus colaboradores incrementen su motivación intrínseca
y la satisfacción del deber cumplido, pero también les ofrece reconocimiento personal y social; en la me-
dida de su competencia, procura que tenga buenas condiciones de trabajo. Prefiere orientar y estimular
más que castigar, aunque impone sanciones sin titubear cuando es necesario.
– Supervisa el trabajo de sus subordinados consciente de que es necesario controlar el cumplimiento
de las órdenes para corregir las fallas en su ejecución. Establece también, en la medida de lo necesario,
procedimientos de control que ayudan a los subordinados a prevenir las faltas contra las normas éticas
y jurídicas. Pero todo esto lo hace enterado de que, como se dice, no hay mejor reglamento que la con-
ducta del jefe.

Si consideramos la descripción del líder basado en principios, veremos que no es muy diferente de la imagen que
muchos policías mexicanos actuales tienen de lo que sería un jefe ideal: justos en el otorgamiento de promocio-
nes, profesionales, actualizados, que den buen ejemplo, que sean honestos, sepan mandar y dirigir, que formen
un buen equipo de trabajo, que ayuden a sus subordinados a superarse, que los respete y los escuche, que sea
fuertes física y espiritualmente y que inculque en sus subordinados el concepto de solidaridad, ética, y amor por
el trabajo29.

Actividad 17: Liderazgo basado en Principios


• Reúnase en equipos de trabajo y con base en la lectura realizada, respondan a las siguien-
tes preguntas en su cuaderno de apuntes:
• Recuerden una situación en su actividad diaria como policías e identifiquen:
a) ¿Cómo planea un líder ético y uno que no lo es?
b) ¿Cómo motiva a sus subordinados un líder ético y uno que no lo es?
c) ¿Cómo se comunica un líder ético y uno que no lo es?
d) ¿Cómo toma decisiones un líder ético y uno que no lo es?
e) ¿Cómo trata a sus subordinados un líder ético y uno que no lo es?
f) ¿Cómo evalúa a sus subordinados el líder ético y uno que no lo es?

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
227
• Describan cuál será la reacción (sentimientos y comportamiento) de los colaboradores con
un líder ético y con uno que no lo es.

Actividad 18: Recomendaciones para el ejercicio del mando


• Escoja cuatro de las frases que más le gustaron de las que a continuación se presentan.
• Explique en su cuaderno de apuntes, con sus propias palabras, el significado de cada una
de estas frases y compártala con sus compañeros.
• ¿Le gustaría añadir alguna más? Invente alguna y compártala con algún compañero.

Frases de diferentes autores conocedores del tema sobre el ejercicio del mando30.
La disciplina es la base del funcionamiento y organización de las Instituciones Policiales, por lo
que sus integrantes deberán sujetar su conducta a la observancia de las leyes, órdenes y jerar-
quías, así como a la obediencia y al alto concepto del honor, de la justicia y de la ética. (LGSNSP)

• La disciplina demanda respeto y consideración mutua entre quien ostenta un mando y sus
subordinados. (LGSNSP)
• Las Instituciones Policiales exigirán de sus integrantes el más estricto cumplimiento del
deber, a efecto de salvaguardar la integridad y los derechos de las personas, prevenir la
comisión de delitos, y preservar las libertades, el orden y la paz públicos. (LGSNSP)
• Quién no ha aprendido a obedecer nunca será un buen comandante. (Aristóteles)
• Hay que escuchar mucho y hablar poco para gobernar bien. (Cardenal Richelieu)
• Yo elogio en voz alta y reprendo en voz baja. (Catalina II de Rusia)
• Un hombre no es más que otro si no hace más que otro. (Miguel de Cervantes)
• Busco hombres que crean que no hay cosas imposibles. (Henry Ford)
• Triunfar no consiste en vencer siempre sino en nunca desanimarse. (Napoleón Bonaparte)
• La función del líder es producir más líderes, no más seguidores. (Ralph Nader)
• Un buen líder estimula a los demás a que le digan lo que necesita saber y no lo que quiere
oír. (John C. Maxwell)
• El liderazgo es una oportunidad de servir, no de lucirse. (J. Donald Walters)

228 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Para concluir y aplicar lo aprendido

Actividad 19: Comité de Ética


• Reúnase en pequeños equipos de trabajo.
• Cada equipo formará un comité que ha recibido el encargo, de un superior, de diseñar un
plan para favorecer el comportamiento ético de la policía de una entidad federativa.
• Este plan deberá incluir metas claras y precisas, además de estrategias para lograrlas y
criterios para determinar en su momento en qué grado se lograron los objetivos del plan.
• Además del plan deberán proponer una forma de organización que permita llevarlo a
cabo y estimar el tiempo en el que se podrá poner en operación.
• Se deberá señalar también cuáles son los principales obstáculos que podrían encontrarse
en la ejecución del plan y la forma de enfrentarlos.
• Una vez elaborado el plan con los elementos anteriores, cada equipo hará una exposición
ante el plenario en la que se harán comentarios, observaciones, preguntas y respuestas.
• Finalmente se hará una votación en la que cada persona elegirá los tres proyectos que le
parecieron mejores para lograr el resultado.
• El grupo que quede en primer lugar, deberá perfeccionar el plan con base en las observa-
ciones recibidas y lo entregará al profesor.

Actividad 20: Reflexión personal


Usted ha visto la importancia que tiene para la policía el contar con un liderazgo ético basado en
principios. A partir de lo estudiado, responda en su cuaderno de trabajo de manera individual:
• ¿Cuáles son los principios más importantes?
• ¿Qué virtudes son las que debería desarrollar un policía para realmente poder actuar de
manera ética?
• ¿Conoce usted a algún policía que le parezca un modelo a seguir? Describa cómo es.
• ¿De qué manera podría aplicar lo que ha aprendido en esta sección en su vida profesional
como policía?

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
229
MI AVANCE
I. Responda las siguientes preguntas.
1. Explique brevemente a qué se refiere cada uno de los elementos del proceso de la comuni-
cación.
2. ¿Qué distingue a la comunicación interpersonal de otras formas de comunicación?
3. ¿Cuáles son las principales diferencias entre la comunicación verbal y la no verbal? Dé un
ejemplo de cada una.
4. ¿Por qué es importante que la comunicación sea apropiada a la situación en la que ocurre?
5. Cuándo el capitán de un barco le da una orden a sus marineros, ¿qué tipo de comunica-
ción está estableciendo con ellos?
6. Destaque tres componentes del “contexto” en el que ocurre la comunicación que pueden
afectar la interpretación del mensaje.
7. ¿Cuáles son las dos principales finalidades de la comunicación? Escriba un ejemplo de
cada una de ellas.
8. Explique cómo se manifiestan los valores en el liderazgo en la policía.
9. De la siguiente lista de conceptos, elija el que completa los enunciados siguientes escri-
biendo sobre la línea la letra que corresponda.
A. Confianza
B. Supervivencia
C. Espíritu de cuerpo
D. Empatía
E. Tarea a realizar
F. Trabajo en equipo
Su característica principal es la complementariedad y la interdependencia entre los miembros
para conseguir una tarea común bajo determinada forma de organización. Comparten valores y
puede generar un espíritu de cuerpo. _________________________________________________
La seguridad que tienen los miembros de un equipo de que las intenciones de sus compa-
ñeros son buenas, hace que los compañeros del equipo se sientan cómodos siendo vulnerables
unos con otros. ___________________________________________________________________
Es el proceso de comunicación y confianza mediante el cual los integrantes del equipo se
entienden como partes de un todo. Se basa en la solidaridad del grupo y en el sentimiento de
pertenencia. _____________________________________________________________________
Valor fundamental para el trabajo en equipo que comparten los tripulantes de un barco y los
policías cuando se encuentran a la mitad de una acción peligrosa. ____________________________
Es la capacidad para “ponerse en los zapatos del otro” y entender sus valores, sus motiva-
ciones, sus intereses y sus sentimientos. _______________________________________________
La ausencia de esta condición hace que el trabajo en equipo sea inútil, ya que no se sabe qué
se espera conseguir. Se debe reflejar en un resultado. ___________________________________

230 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
II. Ponga una “V” si el enunciado es verdadero o “F” si es falso:
1. La autonomía ocurre cuando uno se rige por reglas establecidas por otros y la heterono-
mía cuando las reglas son definidas por uno mismo.
(  ) V (  ) F
2. La autorregulación interna permite saber qué hacer en una situación desconocida para la
cual no existe una regla explícita que seguir.
(  ) V (  ) F
3. En la organización por subsidiariedad, un individuo con una jerarquía superior debe evitar
realizar las funciones de uno con jerarquía inferior.
(  ) V (  ) F
4. En la organización por cooperación, todos comparten el mismo trabajo y las mismas res-
ponsabilidades.
(  ) V (  ) F
5. En un equipo, cuando los conocimientos y habilidades de cada miembro son distintos, no
es tan importante definir claramente las tareas de cada quien. Lo importante es trabajar
mucho para obtener los resultados esperados.
(  ) V (  ) F
6. La subsidiariedad permite realizar tareas complejas de manera eficiente porque cada quien
hace sólo el trabajo que mejor sabe hacer con toda su energía y capacidad.
(  ) V (  ) F
7. La interdependencia crea una fuerza interna que liga a todos los miembros de un equipo y
hace necesaria la solidaridad.
(  ) V (  ) F
8. Para ser líder sólo basta tener una gran personalidad.
(  ) V (  ) F
9. Un líder es una persona que logra motivar a los demás para que logren un objetivo.
(  ) V (  ) F
10. Las principales competencias de de un líder en la policía son motivar, comunicarse de
manera efectiva, resolver problemas y planear, organizar, dar seguimiento y evaluar.
(  ) V (  ) F

III. Lea la siguiente explicación y responda a las preguntas que aparecen a continuación
El cuerpo humano se compone de varios aparatos compuesto por distintos órganos. Cada uno de
ellos cumple una función particular y muy importante. Todo órgano, si está aislado y sin la conexión
con los otros, no sirve de nada: necesita de los demás para que el cuerpo entero funcione bien. Por
ejemplo, el aparato digestivo no podrá cumplir con su función de alimentar al cuerpo a menos que la
boca y los dientes reciban y trituren la comida. Tampoco lo conseguirá si el esófago no la transporta
al estómago. Después se requiere que el estómago, por medio de la acción de los jugos gástricos, ab-
sorba los nutrientes que se necesitan y el intestino concluya al desechar lo que no le sirve al cuerpo. Si
el proceso falla, el individuo no será nutrido e irremediablemente morirá. Juntos, todos estos órganos

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
231
y sus funciones forman un aparato, cuya actividad permitirá, a su vez, que los demás aparatos del
organismo (como el respiratorio) puedan cumplir con su trabajo adecuadamente, lo cual dará como
resultado la sobrevivencia de todo el cuerpo humano y su funcionamiento óptimo.

A partir del texto anterior, explique cómo se aplican al funcionamiento del cuerpo humano los
siguientes conceptos:
1. Tarea compartida:
2. Valores en común:
3. Cooperación:
4. Subsidiariedad:
5. Interdependencia:
6. Solidaridad:
7. Espíritu de cuerpo:

IV. Responda las siguientes preguntas


Elija la respuesta correcta, encerrándola en un círculo
1. El liderazgo ético es importante en la policía porque:
a) Es necesario que existan superiores que sean agentes de cambio que impulsen a sus
subalternos a mejorar el desempeño policial para cumplir con su misión
b) Es importante que sepan convencer a la ciudadanía para que colabore con la policía
c) Es necesario cambiar la imagen del policía para que las personas confíen en ellos
2. Como sabemos, la disciplina es una virtud de los policías. La disciplina requiere el cumpli-
miento estricto de las órdenes recibidas sin titubeos y sin discusión. ¿Cuál considera usted
que es el motivo principal por el que la disciplina policial es tan estricta?
a) Porque así se ha hecho siempre y hay que obedecer la tradición
b) Porqué sin la disciplina un grupo no sobreviviría en caso de peligro
c) Porque los jefes tienen más información sobre lo que hay que hacer
d) Porque si todos pudieran discutir las órdenes no se haría nada
e) Porque así lo establece la ley
3. Describa las siguientes características de los líderes basados en principios
1. La planeación
2. La motivación
3. La comunicación
4. La toma de decisiones
5. El trato con compañeros y subordinados

232 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
4. Suponga que usted es un comandante y tiene a su cargo una persona que según los
informes tiene cierta tendencia al alcoholismo ¿qué hace con esta persona?
5. Lea el siguiente testimonio del un policía:

“Me he dado cuenta de las carencias de que adolecen muchos policías, que en buena parte no son eco-
nómicas sino espirituales, muchos de ellos compensan el haber sido despojados de su autoestima refu-
giándose en las drogas y el alcohol. Seguramente esta lacra no permanece oculta para quienes pueden
combatirla, pero le vuelven la espalda pensando “por lo menos así están contentos”. Pero ¿acaso creen
que alguien puede ser feliz esclavizado a un vicio? Sufren, su vida es un artificio[i]

De acuerdo con el testimonio anterior:


• ¿Qué es lo que ha despojado de su autoestima o aprecio de sí mismos a esos policías?
• ¿A qué faltas contra la misión de la policía puede conducir la situación de estos policías?
• ¿Qué debió haber hecho el superior o líder de estos policías para prevenir la situación?
• ¿Qué debe hacer una vez que se da cuenta la situación?

6. Explique por qué es importante el trabajo en la policía

7. ¿Cuáles son los principales valores del trabajo en equipo?

8. ¿Conoce algún líder policial que basa su actuación en principios éticos? Diga cómo es

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
233
9. Diga cuáles de las siguientes conductas de un jefe son éticas y cuáles no.

Comportamiento Comportamiento
no ético ético
El jefe otorga ascensos basados en el buen desempe-
ño de los policías
El jefe es prepotente y abusa de su autoridad
El jefe inculca el concepto de solidaridad, de ética y
de amor por el trabajo
El jefe es una persona de mucha capacidad, pero su
soberbia hace que desprecie a los que trabajan con él
El jefe no tolera las faltas contra el código de ética de
la policía
El jefe apoya a los elementos que quieren tener un
comportamiento ético
El jefe otorga promociones sólo a los que le caen bien
El jefe se atribuye todo el mérito del éxito en las mi-
siones y no reconoce el trabajo de los subordinados
Los subordinados del jefe no actúan en forma inmoral
porque tienen miedo del jefe
El jefe establece procedimientos para verificar el buen
comportamiento de sus subordinados

10. Explique brevemente cada una de las siguientes funciones del líder:
• Planeación
• Organización
• Ejecución
• Evaluación
11. Qué significa que un líder sea:
• Veraz
• Justo
• Prudente
12. Dividir el grupo de alumnos en equipos de 7 a 8 personas, que elijan a un líder que con-
duzca el trabajo. La tarea consiste en decidir quiénes de los integrantes del grupo serían
más adecuados para realizar cada una de las tareas que se requieren realizar parta cumplir
bien con esta misión. Como puede haber dudas sobre los detalles del accidente, los miem-
bros del grupo pueden añadir los detalles que quieran a las circunstancias de la misión.
• Nos dirigimos al lugar de un accidente múltiple, nuestra misión es proteger y, dado el
caso, rescatar a las víctimas, evitar que la curiosidad de los transeúntes y de los conduc-

234 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
tores provoque nuevos accidentes, y asegurar que los heridos puedan ser conducidos lo
antes posible a un hospital.
• Alguien tiene que hablar con la multitud, sea de viva voz o por altavoz (voz fuerte,
clara, con autoridad).
• Alguien tiene que hablar con las víctimas del accidente y sus parientes (tranquilizar y
obtener la información necesaria) y con la prensa, si se presenta.
• Alguien tiene que ver que las víctimas estén aisladas de la multitud de curiosos.
• Alguien debe desviar a los automóviles y hacer fluida la circulación en lo que llegan las
ambulancias.
• Alguien debe coordinar la operación, dar las órdenes y tomar las decisiones ante impre-
vistos. Debe supervisar y animar a los miembros del equipo y supervisar que los proce-
dimientos se realicen conforme a los estándares y normas. Puede ayudarse de alguien
que tenga las cualidades para esto último.
• Alguien debe resolver los conflictos o confusiones que puedan darse entre los miem-
bros del equipo.
• Alguien debe hacer el reporte de lo ocurrido, en forma clara y veraz, dando el debido
reconocimiento a los miembros del equipo.
De los integrantes del grupo, los más adecuados (poner el nombre de la persona dónde dice
“alguien”) para cumplir una o más de las tareas que requeridas para el cumplimiento de la
misión son (las razones deben ser el gusto y la habilidad):

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
235
GLOSARIO
Apático. Que muestra o siente flojera y no tiene interés por nada ni por nadie.
Apoyo emocional. Capacidad de proporcionar seguridad, interés, aceptación, comprensión, respeto,
ayuda, acompañamiento y ánimo en momentos de dificultad o tensión.
Automotivación y motivación al logro. Se refieren a los procesos a través de los cuales el sujeto se
motiva a sí mismo para conseguir lo que considera valioso.
Azar. Casualidad, sin orden, sin planeamiento; aleatoriedad.
Código. Sistema de signos y de reglas que permite formular y comprender un mensaje
Complaciente. Que consiente o se consiente; Propenso a consentir.
Comunicación efectiva. La comunicación que logra el propósito de lo que se quiere transmitir o recibir.
Dentro de la comunicación efectiva el transmisor y el receptor codifican de manera exitosa el men-
saje que se intercambia, de modo que el mensaje trasmitido es claro para ambas partes.
Competencia. Conjunto de conocimientos, habilidades y destrezas, tener un titulado para satisfacer
plenamente las exigencias sociales. Las competencias son capacidades que la persona desarrolla de
forma gradual a lo largo de un proceso educativo
Corrupción. Acción de sobornar con dádivas a cualquier autoridad para obtener un beneficio indebido
de ella.
Decisiones prudenciales. Una decisión es una elección consciente y racional, orientada a conseguir
un objetivo, que se realiza entre diversas posibilidades de actuación o alternativas. Una decisión
prudencial será aquella que calcula cuál será el resultado de escoger una alternativa determinada.
Evalúa las consecuencias previsibles para cada alternativa al tomar la decisión, así como los esce-
narios diversos de la toma de decisiones.
Espíritu de cuerpo. Consiste en el orgullo que siente el policía por pertenecer a su unidad. La unión de
cada uno entre sí y con la unidad es la que asegura el éxito de las misiones que emprenden.
Ejecución. La ejecución consiste en que se lleven a cabo las acciones planeadas en los tiempos previstos.
En este aspecto son muy importantes el liderazgo y la supervisión, con el fin de corregir las desvia-
ciones que se presenten con respecto a lo establecido en la etapa de organización.
Evaluación. Se da una vez concluida la ejecución del plan la evaluación; consiste en determinar en qué
grado se lograron las metas pretendidas y las causas de las deficiencias. Para realizar adecuadamen-
te la evaluación es necesario que las metas o resultados esperados del plan se hayan establecido
con mucha claridad. Se evalúa tanto la pertinencia del plan como el desempeño de quienes parti-
ciparon en su diseño y ejecución.
Exhortación. Advertencia o aviso con que se intenta persuadir a alguien de que haga o deje de hacer
algo.
Líder policial ético. Es un profesional, ya que está comprometido con la misión y vocación de la policía:
hacer valer la ley para lograr la justicia, prevenir el delito y lograr así un orden público en el que los
ciudadanos puedan disfrutar de sus derechos.
Liderazgo situacional. Un líder debe ejercer un liderazgo situacional, lo que significa que, dependiendo
de la circunstancia de sus colaboradores en cuanto a grado de madurez, en algunos casos, aquél
tendrá que darles mayor apoyo emocional, en otros, ejercer un mayor control, en ocasiones darles
más orientación técnica y en ocasiones dejarles una mayor libertad. El líder situacional es el que uti-

236 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
liza distintos estilos con el grupo o con la misma persona pero en distintos momentos. Para lograrlo
ha de desarrollar dos habilidades fundamentales, la de diagnosticar y la de ser flexible.
Locus de control. Cuando una persona tiende a pensar que la causa de sus éxitos y fracasos depende
principalmente de sí misma, se dice que tiene un locus de control interno, mientras que si considera
que esa causa depende únicamente de factores externos, se dice que pone el control de su vida
fuera de sí misma, que su locus de control es externo.
Motivación. Motivo, causa o razón que impulsa una acción. Estimulación para animar e interesar.
Motivación intrínseca. Es la que se encuentra en la acción misma que se realiza, aunque no se espere
una recompensa o se tema un castigo venido de fuera.
Motivación extrínseca. Consiste en realizar algo para recibir una recompensa o evitar un castigo que
vienen de fuera de la persona.
Orden público. El conjunto de principios e instituciones que se consideran fundamentales en la organiza-
ción social de un país y que inspiran su ordenamiento jurídico.
Organización. Organizar consiste en determinar quién hará las actividades planeadas, cuándo y con qué
recursos, quién rinde cuentas a quién y quién toma las decisiones en cada caso. Es importante que
las tareas se asignen a las personas que tienen mayor capacidad y disposición para esa tarea.
Planeación. Planear consiste en imaginar una secuencia de actos con la finalidad de alcanzar una meta.
Un plan no es entonces otra cosa que una descripción ordenada de las acciones que hay que rea-
lizar para el logro de la meta.
Retroalimentación. Significa ‘ida y vuelta’ y es el proceso de compartir observaciones, preocupaciones
y sugerencias, con la intención de recabar información, a nivel individual o colectivo, para intentar
mejorar el funcionamiento de una organización o de cualquier grupo formado por seres humanos.
Solidaridad. Organización basada en el trabajo interdependiente que al compartir valores consigue la
unidad y la cohesión del grupo
Subsidiaridad. Principio que establece que cada persona y grupo debe tomar las decisiones y asumir las
responsabilidades que le corresponden, y que las autoridades o grupos superiores deben sólo inter-
venir para ayudarlas cuando esas personas o grupos menores no pueden por alguna razón realizar
adecuadamente sus propias tareas.
Triángulo del delito. El Triángulo de Análisis de Problemas, más comúnmente conocido como el Trián-
gulo del Delito, proporciona una forma de evaluar y analizar los problemas recurrentes del delito y
de la alteración del orden público.
Veracidad. Que tiene la característica de ser veraz. Mientras veraz es que dice, usa o profesa siempre la
verdad.
Vulnerabilidad. Es la cualidad de ser vulnerable. Vulnerable es que puede ser herido o recibir una lesión
física o emocional.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
237
REFERENCIAS
1
Ortmeier, P.J. y E. Meese III (2010). Leadership, Ethics and Policing. Challenges for the 21st Century.
Nueva Jersey: Prentice Hall.
2
Marroquín, M. y Villa, A. (1995). La comunicación interpersonal . Medición y estrategias para su desarro-
llo. Bilbao: Ediciones Mensajero. Pág.23.
3
Ortmeier, P.J. y E. Meese III (2010). Leadership, Ethics and Policing. Challenges for the 21st Century.
Nueva Jersey: Prentice Hall.
4
Suárez de Garay, M. E. (2006). Los policías: una averiguación antropológica. Guadalajara: ITESO y Uni-
versidad de Guadalajara. Pág. 283.
5
Suárez de Garay, M. E. (2006). Los policías: una averiguación antropológica. Guadalajara: ITESO y Uni-
versidad de Guadalajara. Pag. 284.
6
Ortmeier, P.J. y E. Meese III (2010). Leadership, Ethics and Policing. Challenges for the 21st Century.
Nueva Jersey: Prentice Hall.
7
Ortmeier, P.J. y E. Meese III (2010). Leadership, Ethics and Policing. Challenges for the 21st Century.
Nueva Jersey: Prentice Hall.
8
Marroquín, M. y Villa, A. (1995). La comunicación interpersonal . Medición y estrategias para su desarro-
llo. Bilbao: Ediciones Mensajero. Pág.112.
9
Goleman, D. (2000). La inteligencia emocional. México: Ediciones B. Pág. 16.
10
Ander-Egg, E. (2005). El trabajo en equipo. Argentina: Editorial Espartaco Córdoba.p. 95- 97.
11
Ander-Egg, E. (2005). El trabajo en equipo. Argentina: Editorial Espartaco Córdoba.
12
Ander-Egg, E. (2005). El trabajo en equipo. Argentina: Editorial Espartaco Córdoba.
13
Lencioni, P. (2007). Las cinco disfunciones de un equipo. Un inteligente modelo para formar un equipo
cohesionado y eficaz. Barcelona: Empresa Activa.
14
Lencioni, P. (2007). Las cinco disfunciones de un equipo. Un inteligente modelo para formar un equipo
cohesionado y eficaz. Barcelona: Empresa Activa. p.185- 187.
15
Papadimitriou, G. y S. Romo (2005). Capacidades y competencias para la resolución no violenta de con-
flictos. México: McGraw-Hill Interamericana.
16
McCadden, C. (1992). El principio de subsidiariedad y el tratado de Maastricht. Mexico: ITAM, Recupe-
rado el 6 de abril de 2011, de http://biblioteca.itam.mx/estudios/estudio/letras30/notas2/sec_1.html
17
Papadimitriou, G. y S. Romo (2005). Capacidades y competencias para la resolución no violenta de con-
flictos. México: McGraw-Hill Interamericana.
18
Suárez de Garay, M. E. (2006). Los policías: una averiguación antropológica. Guadalajara: ITESO y Uni-
versidad de Guadalajara. Pág. 184-185.
19
Delattre, E.J. (2002). Character and Cops. Ethics in Policing. Washington: The AET Press.
20
Azaola, E. (2006). Imagen y autoimagen de la Policía de la Ciudad de México. México: CIESAS.
21
Suárez de Garay, M. E. (2006). Los policías: una averiguación antropológica. Guadalajara: ITESO y Uni-
versidad de Guadalajara. p.174.
22
Max Weber, Traditional, Legal-Rational, and Charismatic Authority by Dana Williams, http://danawi-
lliams2.tripod.com/authority.html
23
(Basado en Northhouse, Northouse, G. (2007). Leadership theory and practice. (3rd ed.) Thousand Oak,
London, New Delhe, Sage Publications, Inc.)
24
Acosta C.M(1998). Creatividad, motivación y rendimiento académico. Málaga. Aljibe y Burón, J. (1997).
Motivación y aprendziaje. Bilbao. Ediciones Mensajero y Sanz de Acedo Lizarraga (1998). Inteligencia y
personalidad en las interfases educativas. Bilbao. De Brower.

238 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
25
Las competencias en el nuevo paradigma educativo para Europa. Disponible el 7 de enero de 2004.
http://www.ugr.es/vic_plan/planes/doc/Analisis_de_Competencias_Europa.doc. (pág. 10).
26
En Búsqueda de un perfil policial mexicano. Bernardo Gómez del Campo Díaz Barreiro. Editorial Porrúa,
México, 2010.
27
Azaola, Imagen y Autoimagen de la policía de la Policía de la Ciudad de México. México: CIESAS. P.100
28
(Covey, 136).
29
Azaola, Imagen y Autoimagen de la policía de la Policía de la Ciudad de México. México: CIESAS. P.100

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
239
área
Desarrollo integral
de la policía

Objetivo general:
• Identificar las repercusiones que tiene la elección de ser policía en las múltiples dimensio-
nes que conforman a la persona.
• Elaborar un plan de vida y carrera multidimensional, armónico y viable a corto y largo
plazo, que le permita identificar su motivación personal, la responsabilidad ante su elec-
ción vocacional y que le ayude a asumirse como agente de referencia y cambio social.

Objetivos específicos:
Al finalizar la unidad, el participante:
• Se valorará como una persona única y digna, mediante el reconocimiento de sus principales
cualidades, sus valores y las áreas en las que necesita mejorar.
• Identificará algunas manifestaciones del estrés y del miedo para controlarlas asertivamente
mediante técnicas utilizables antes de la acción laboral y en la vida cotidiana.
• Elaborará un plan de vida y carrera, con metas y estrategias, considerando las áreas espiritual,
física, personal, familiar, social y profesional, procurando la armonía entre los distintos aspec-
tos que se consideran.
• Reconocerá que puede ser un agente de cambio que contribuya a la creación de una socie-
dad segura y libre de violencia.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
241
Esquema temático
DESARROLLO INTEGRAL DE LA POLICÍA

Conocimiento de sí mismo Plan de vida y carrera

¿Quiero Conocimiento
ser policía? de sí mismo Visión Misión
y autoestima

Imagen personal y Metas a corto y


social del policía largo plazo

Consecuencias personales, Recursos y Armonización


físicas y espirituales de la obstáculos y priorización
decisión de ser policía de metas

Mi familia y mi decisión ¿Cómo vive un Definición


de ser policía policía? de acciones

Manejo del estrés

Tema 4.1. Conocimiento de sí mismo

Para empezar
A lo largo del curso ha tenido muchas oportunidades para comprobar las similitudes y diferen-
cias que existen entre usted y sus compañeros. Es probable que con algunos coincida en el lugar
de nacimiento; con otros, en la pasión por un deporte o equipo e, incluso, unos comparten
su mismo gusto por la comida. Sin embargo, las similitudes serán en un aspecto y sólo con un
número limitado de sus compañeros. Si hiciera una comparación detallada de sus vidas, compro-
baría que hay más diferencias que similitudes. Aun así, ¿sabe cuál es una de las características
que seguramente comparte con todos sus compañeros? La decisión de ser policía.
No importa si fue una decisión reciente o que tomó desde hace años; da igual si cada quien
dirige su interés a una posición diferente dentro de la corporación; todos y cada uno de sus
compañeros, como usted, en algún momento dijeron: “Quiero ser policía”.
En ejercicios anteriores comprobó que la vocación tiene diferentes fuentes y que la gráfica
de “Experiencias de vida” que elaboró en el Área 1, no es igual a la de sus compañeros. Ten-

242 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
drán distintas razones para haber elegido esta profesión pero, cualesquiera hayan sido éstas,
todos coincidieron en la misma elección.
Afortunadamente, eso no se quedó en el aire, como tantas cosas que se dejan para el día
siguiente. Esta frase fue diferente. La decisión se tomó con tal convicción, que usted dio los pa-
sos necesarios para estar leyendo estas líneas. Es muy probable que tuviera que superar pesados
obstáculos para estar hoy tomando este curso y, por eso, nadie mejor que usted sabe todo lo
que está detrás de la frase “quiero ser policía” y actuar en consecuencia.
Usted ya tuvo oportunidad de profundizar en lo que significa tomar una decisión, ahora es
el momento de reflexionar un poco más acerca de las consecuencias de su decisión. Convertirse
en policía determina en gran medida qué es lo que tiene que estudiar, cómo va a vivir y qué
tipo de actividades realizará día a día, así como la forma en que se jubilará. Más aún, la decisión
de ser policía tiene un impacto duradero que afecta directamente a las personas más queridas,
como son los familiares o los amigos.
Elegir convertirse en policía demanda sacrificios importantes que no todos están dispuestos
a hacer: se le exige estar como interno, alejado de su familia, amigos y lugares más queridos.
Más adelante, ésta será una decisión que impactará en los horarios que tendrá, las situaciones
que enfrentará, la remuneración que recibirá y los riesgos vitales que correrá.
A nadie se le obliga a ser policía, pero quien así lo decide, se compromete a vivir de acuer-
do con estándares éticos más altos que la mayoría de la gente, lo que supone una renuncia
importante a preferencias personales con el fin de ganarse la confianza pública.
Lo más deseable para aceptar un compromiso de esta naturaleza es hacerse, con toda
sinceridad, la pregunta: “¿Quiero ser policía?”. Pero, cuidado. No basta con responder un “sí”
automáticamente. La respuesta, sea la que sea, deberá ir acompañada de una deliberación
completa. Es necesario poner sobre una balanza los elementos a favor y en contra de la decisión.
Por desgracia, es más común que la gente tome esta decisión tan importante sin meditarlo
lo suficiente. Su jerarquía de valores se oculta para ellos. Muchas personas sólo causan alta en la
corporación por el sueldo que promete un anuncio en el periódico o por seguir una tradición
familiar. Aun cuando ambas razones son válidas y legítimas para decidir ser policía, necesitan
ir acompañadas de una reflexión sincera sobre lo que los trajo aquí y hacia dónde quieren ir.
Hay quien dice que la vocación se tiene de nacimiento, pero no siempre es así. Existen
muchos casos de policías experimentados que, a pesar de no sentir un llamado especialmente
claro o fuerte hacia la corporación, poco a poco se apasionan por su trabajo. Lo mismo sucede
al revés. Algunos que están seguros de querer tener el privilegio de portar un uniforme, poco a
poco se vuelven apáticos y distraídos.
El secreto de la vocación es que la decisión de convertirse en policía derive de una delibera-
ción cuidadosa. El sustento o fundamento de aquélla es, precisamente, la conclusión que se
obtiene de poner múltiples elementos en una balanza. Si usted no tuvo oportunidad de refle-
xionar lo suficiente sobre las consecuencias de su decisión, en esta sección tendrá la oportunidad
de realizar ejercicios para conocerse a sí mismo y descubrir los elementos que debe colocar en su
balanza. Verá cómo hasta aquellos que presumen de estar muy convencidos de su decisión, se
darán cuenta de que no han considerado todas las consecuencias de su elección.
El objetivo de las siguientes páginas es ayudarle a articular su proyecto de autorrealización
en un plan de vida que incluya sus distintas dimensiones o necesidades personales y profesiona-
les en un programa coherente. De lo que se trata es de trazar una especie de mapa que lo orien-
te en medio de las incertidumbres de la vida y le ayude a alcanzar el tipo de policía y persona
que usted quiere ser.
Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable
Unidad Valores Éticos y Jurídicos
243
Para entrar en materia
4.1.1. ¿Quiero ser policía?

Actividad 1: Razones por las cuales quiero ser policía


Comience por ensayar una respuesta a la pregunta que seguiremos como guía en estas refle-
xiones: ¿Quiero ser policía? Ya empezó esta reflexión desde la primera parte del curso cuando
tuvo la oportunidad de recapacitar sobre sus valores y las virtudes que le gustaría desarrollar;
también en otros momentos del curso ha podido meditar sobre algunas de las características que
implica ser policía en lo referente a su responsabilidad y compromiso ético, además de las habi-
lidades necesarias para el trabajo en equipo y el liderazgo basado en principios. Revise por favor
los ejercicios que ha realizado en su cuaderno de apuntes relativos a su autoconocimiento.
Después de considerar lo que ha pensado y aprendido a lo largo del curso, haga una lista
de tres razones para ser policía y anótelas en su cuaderno de apuntes. Escriba las que sean más
importantes para usted, pensando sobre todo en aquellos aspectos del trabajo o misión de la
policía que más le atraen y que, seguramente, seguirán motivándolo en el futuro.
¿Tuvo dificultad para escribir esas razones? ¿Se parecen a sus respuestas anteriores? A veces
no es fácil poner en palabras las razones por las cuales se decide hacer algo y además no estamos
acostumbrados a tomar decisiones pensando en el futuro. Hay muchas de ellas en las que eso no
es importante, pero cuando se trata de la elección de una profesión, pensar en las situaciones a
futuro puede ayudarnos a fortalecer nuestra elección.
Tal vez le pueda servir de ayuda comparar sus razones con las de otros compañeros. A con-
tinuación se presenta una serie de motivos que han llevado a muchas personas a decidirse por
la carrera policial.

Actividad 2: Buenas razones…


Lea cuidadosamente la siguiente lista1 y diga si usted coincide con las razones de sus compañe-
ros. Ponga una cruz sobre la letra B cuando crea que es una buena razón, sobre la M cuando
crea que es una mala razón y una sobre la N cuando crea que es una razón neutral o no tan
importante. Sólo elija una respuesta para cada pregunta.

• Mantener a las personas seguras. B M N

• Portar un arma, una placa y usar un uniforme. B M N

• Asegurarse de que la ley se aplique y se obedezca equitativamente. B M N

• Pertenecer a una sólida e histórica hermandad. B M N

• Ser elogiado por los medios de comunicación. B M N

244 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
• Decirle a la gente lo que debe hacer. B M N

• Sacar de la colonia o del país a gente indeseable. B M N

• Ser respetado por los ciudadanos. B M N

• Asegurarse de que los delincuentes no estén en las calles. B M N

• Detener a los narcotraficantes. B M N

• Asegurarse de que los criminales condenados permanezcan bajo


B M N
custodia humanitaria.
• Multar por exceso de velocidad a cualquiera que conduzca un carro
B M N
de lujo.

• Mantener el orden y la paz públicos. B M N

• Prevenir los delitos. B M N

Sus respuestas le dan pautas para reflexionar sobre los motivos por los que eligió ser policía y lo
que más valora de la profesión. Posteriormente veremos cómo dichas causas y valores pueden
traducirse en una misión que le dé sentido a su vida.
El siguiente es un texto con algunas sugerencias para que una persona valore si tiene lo que
se necesita para ser un buen policía.

Lectura: “Cualidades básicas de un buen policía”


Verdad: La verdad o veracidad no es sólo un buen punto de inicio, es el único. La verdad deberá ser el
punto de partida para una carrera policial. Decir la verdad en su prueba de confianza le hizo acertar las res-
puestas correctas y así evitó las respuestas exageradas sobre usted mismo o aquellas que algunos creen que
impresionan a las autoridades. En la policía se trata de reconocer las cosas buenas y malas sobre uno mismo.
Es interesante notar que las personas que más fanfarronean, son las que tienden a estar equivocados sobre sí
mismas. Cuando se trata de reconocer las cosas negativas sobre uno mismo, desde las debilidades hasta las
vulnerabilidades, la mayoría evita admitir la verdad.
Resulta difícil ser honesto con uno mismo, aunque no es una misión imposible. Usted debe decirse la ver-
dad y necesita hacer un esfuerzo por convertirlo en hábito. Decir y decirse la verdad es una constante a lo largo
de cualquier carrera que implique el ejercicio de la ley.

Reconocimiento de fortalezas y debilidades: Es importante pensar en aquellas cosas que, incluso si le


cuestan trabajo, puede mejorar. Se pueden fortalecer las áreas donde usted presenta debilidades. Obviamente
algunas cosas son más fáciles que otras, pero necesita sentirse capaz de hacer el esfuerzo y luchar con persis-
tencia hasta conseguirlo.
Cuando decide seguir una carrera policial, usted necesita preguntarse: ¿Cuáles son mis fortalezas y debili-
dades? ¿En qué soy bueno? ¿Cuáles son mis talentos o habilidades?.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
245
También es preciso hacerse la pregunta: “¿Para qué cosas no soy bueno?”, “¿Qué me cuesta mucho
trabajo?”, “¿Con qué cosas lucho constantemente?”

Claridad mental: Tener claridad mental significa mantener la cabeza fría y los pies en la tierra, lo cual resulta
esencial para un policía o un investigador, ya que, de no lograrlo, correrá el riesgo, por ejemplo, de que se
le escapen patrones de información evidentes o algún detalle de un reporte crucial. Es fácil tener claridad
mental en situaciones apegadas al reglamento, en las actividades diarias. Lo difícil viene cuando la adrena-
lina entra en juego, ya sea por un peligro físico, uno emocional o ambos. Si deja que el enojo se apodere de
usted, tendrá una visión parcial de las cosas que suceden a su alrededor. Esto representa un grave error en
un policía. Si un oficial pierde la visión de la perspectiva más amplia, no sólo pondrá en riesgo la seguridad
personal sino también la de la gente a la que está protegiendo y su trabajo se perderá. Nada en el ejercicio
de la ley se le presentará fácil y en orden. La mayor parte del trabajo no es lineal y, con frecuencia, ocurre
muy rápido y de manera caótica.

Buen juicio: Es el objetivo de la claridad mental; no es posible tener un buen juicio sin ella. Si usted tiene
claridad en su mente, será capaz de organizar la información útil y descartar la innecesaria, lo cual le per-
mitirá emitir juicios adecuados sobre dicha información.
Si usted consigue un equilibrio entre la razón y las emociones, entre confianza y moderación, y entre
paciencia y determinación, seguramente usted es alguien que podrá tomar decisiones basadas en el buen
juicio. Esto es especialmente relevante debido a que en su trabajo cotidiano no tendrá un supervisor en todo
momento que apruebe sus acciones, por lo que usted tiene que ser capaz de tomar decisiones difíciles rápi-
damente y actuar con base en ellas sin supervisión.

Integridad: Recuerde que ésta, además de ser una virtud, como lo revisó en el Área 2, es una inquebranta-
ble adherencia a un estricto código moral o ético. Tener integridad significa nunca tomar el lado más fácil,
nunca buscar un beneficio propio, nunca facilitarse las cosas a uno mismo si hacerlo conlleva el costo de
sacrificar lo que para usted es moral o éticamente correcto.

Respeto a la autoridad: Este punto también lo trabajó en el Área 2, como parte del perfil axiológico y por
eso es importante revisarla ahora desde la perspectiva de cualidad.

Primero, los oficiales y agentes deben respetar la autoridad suprema de la ley. Aprenderla, estar atentos
a su cumplimiento y estar informados acerca de los cambios que realizan los legisladores, para obedecerla y
reforzarla.
Segundo, los oficiales y agentes deben respetar la autoridad de las reglas y regulaciones propias de su
departamento o área. Deben trabajar dentro del sistema y, si ahí se presenta un problema, resolverlo con-
forme a las reglas del mismo.
Tercero, deben respetar la autoridad de sus superiores y obedecerlos, esto es, tener la disposición de
cumplir, de manera efectiva, las órdenes que el superior emite en forma legítima, precisa y oportuna.
Actuar conforme a la ley requiere límites. No puede haber anarquía, ni siquiera muy localizada. En
cualquier nivel, el respeto a la autoridad asegura que el proceso se realice de manera óptima y eficiente.
Algunas personas tienen problemas para recibir órdenes porque desprecian a aquellos que tienen poder y
se sienten superiores a ellos. A otras les encanta romper o transgredir las reglas, ya que creen que están por
encima de ellas. Las personas que tienen problemas con la autoridad no deben entrar a una profesión que
implique el cumplimiento estricto de la ley.2

246 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
CUALIDADES BÁSICAS DE UN BUEN POLICÍA

Verdad Reconocimiento Claridad Buen Integridad Respeto a la


de fortalezas y mental juicio autoridad
debilidades
Virtud
Honestidad
Cabeza Organizar
Código de Ley Superiores
información Reglas y
¿En qué soy fria ética Suprema
regulaciones
bueno?
Punto de Descartar
Partida Pies en la información
¿Para qué Departamento
tierra
cosas no soy o área
bueno?
Juicios
Carrera
Cumplimiento
Policial
de órdenes
Equilibrio

Razón Emociones Legítimas Oportunas

Precisas

Actividad 3: Retomemos lo trabajado


Reúnase en equipos de trabajo y respondan a las siguientes preguntas:
• Las cualidades que se mencionan en la lectura, ¿son compatibles con sus motivos para
elegir la profesión?
• Relacione cada una de las cualidades mencionadas con alguna virtud estudiada en el Área
2. Justifique su respuesta.
• Identifique qué virtudes falta mencionar.
• Complete las cualidades con las virtudes faltantes. Recuerde que debe escribirlas con su
propio lenguaje y para que lo entienda cualquier persona.

4.1.2. Imagen personal y social del policía


La decisión de convertirse en policía es inseparable de la imagen que se tiene de la institución.
Esta es muy engañosa y varía de una persona a otra o de acuerdo al estado en el que se en-
cuentre. Para algunos, la imagen de un policía es la de un padre fuerte, honesto y que siempre
respetó las reglas, mientras que para otros puede ser la de un uniformado que inspira miedo y
lo único que se sabe de él es que acosó a su grupo de amigos cuando intentaban divertirse. Con
frecuencia, las experiencias personales moldean la imagen que se tiene de la policía. Un proble-
ma común es que la imagen que un ciudadano se ha formado, con base en sus experiencias
personales, la suele generalizar a todo el cuerpo, como si todos los policías fueran iguales a uno
que él conoció. Como en todos los casos de generalización indebida, es necesario hacer una
crítica de la imagen y darse cuenta de que no todos los policías son iguales, así como no todos
los médicos ni todos los políticos lo son.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
247
Actividad 4: Mi imagen
• Intente clarificar cuál es la imagen que usted tiene de la policía y escriba en su cuaderno
de trabajo, tres características positivas que tienen los policías y tres defectos que, en su
opinión, son recurrentes.

Actividad 5: Mi compañero de patrulla.


Imagine que usted está a cargo de la selección de los nuevos elementos del cuerpo policial.
Tiene en sus manos los datos de los aspirantes, los resultados de las pruebas de confianza, las
transcripciones de sus motivos personales para ingresar a la policía y la interpretación de todas
las pruebas psicológicas que le aplicaron. Suponga que tiene toda la información sobre un grupo
de personas y usted debe elegir a una para que sea su compañero de patrulla. Para usted no hay
secretos sobre los aspirantes.
• Escriba en una hoja de papel cinco características que debiera tener el aspirante al que
usted elegiría como compañero. ¿Cómo le gustaría que fuera su compañero? Tenga en
mente todo lo que depende de la persona que prefiera, como por ejemplo, su propia se-
guridad en las misiones cotidianas, así que piense con cuidado en las características que
debe tener la persona que va a seleccionar.
Muchas veces se tiene una imagen negativa y devaluada de la policía. Seguramente usted podrá
comprobarlo leyendo el periódico cualquier día. Hemos visto que los medios de comunicación
pueden influir en esta percepción. Que muchos policías hagan bien su trabajo rara vez es no-
ticia para la prensa. En cambio, si un policía de alto rango incurre en un acto de corrupción,
los periódicos lo destacan; y si un grupo de policías abusa de su fuerza, entonces aparece en la
televisión en cadena nacional. Esto puede contribuir a que el público se vuelva desconfiado y
tenga miedo de la policía.
Esto no significa que se deba rechazar a los medios. Así como la policía es la cara visible del
Estado para la mayoría de los ciudadanos, los medios influyen de una manera especial en la ima-
gen que los ciudadanos se forman de las cosas. Si en general llama más la atención lo malo que
lo bueno, se debe a que hacer un buen trabajo es lo normal y lo esperado. Como del médico o
del sacerdote, el ciudadano espera mucho del policía. Hay un desequilibrio entre la exigencia de
que el policía haga bien su trabajo y la intolerancia ciudadana a que cometa cualquier error. El
desequilibrio es causado por las altas expectativas que el ciudadano deposita en su policía como
guardián de su vida, sus bienes y su seguridad. El problema es que este desequilibrio en la valo-
ración del trabajo del policía, hace más difícil mantener en alto su imagen. Esto afecta tanto a
los policías dentro de la institución como a los ciudadanos que confían en ellos. Y, por supuesto,
también tiene un impacto en quien quiere pertenecer a ésta y en quien busca fortalecer el nuevo
modelo policial.

Actividad 6: Un testimonio.
A continuación se presentan las palabras de un oficial que habla de su propia experiencia con
respecto a la imagen de la policía.

248 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Lea o escuche con atención y después, de manera individual, responda en su cuaderno de
apuntes a lo siguiente:
• ¿Usted ha pensado así de la policía?
• Compare la lista de cualidades que escribió antes, con la lista de defectos que, según este
oficial, atribuyen muchos ciudadanos a la policía. ¿En qué se distinguen?
• ¿Cuál es más apegada a la realidad?
• ¿Por qué cree que exista una diferencia tan marcada entre lo que ustedes quisieran que
fuera un policía y la imagen que se presenta en el testimonio y que, tal vez, cree una parte
de la sociedad?

Antes de ingresar a la corporación tenía el pensamiento de que ser policía era denigrante
y un empleo que no correspondía al sacrificio que había hecho para estudiar el bachille-
rato. Cuando era estudiante, los policías eran el centro de los malos comentarios, burlas
y la base de muchas bromas relacionadas con la corrupción, la ineptitud y la ignorancia.
La opinión que tenía es la misma que tienen muchas personas en la actualidad:
pensaba que el ser policía era de lo peor, que los policías eran gente golpeadora, que
extorsionaba. Yo era de las personas que, cuando veía a una patrulla deteniendo a un
conductor, los insultaba… Pensaba que ser policía uniformado era denigrante, que era
gente que no tenía educación suficiente. Estaba en todos los aspectos en contra de la
policía. Cuando ingresé, en muchas ocasiones fui insultado y agredido y hasta golpeado
por gente que piensa como yo pensé en algún momento 3 .

Resulta enigmático que puedan convivir dos imágenes tan distintas de la policía. Por un lado,
hay quienes tienen un concepto muy devaluado de ésta. Hay quien cree (sin necesidad de pro-
barlo) que el policía es ignorante, que no tiene sentimientos, que abusa de su autoridad, que
acepta mordidas y que se adhiere a un código de silencio para no delatar a sus compañeros.
También algunos sospechan que la policía se basa en prejuicios y que ataca a ciertos grupos
mientras protege a otros; que aplica la ley de manera desigual y que escoge qué leyes sí respetar
y cuáles no. Muchos otros piensan que siempre se favorece la fuerza bruta sobre la estrategia
racional aunque esto ocurra en pocas ocasiones. Es común que se presuma la culpabilidad de
los policías sin tener evidencia; basta con mirar el uniforme para activar los prejuicios.
Por otro lado, también existen muchos que tienen una buena imagen de la policía. Hay
ciudadanos que le deben la vida, su negocio, su libertad o alguna propiedad a la policía. Han
podido comprobar que es una profesión muy noble cuya esencia es ayudar a la gente. Incluso
la mayoría de los que quieren ingresar en la policía lo hacen porque ofrece una vida digna, res-
petable y es motivo de orgullo. Nadie duda que un buen policía sea un héroe. Tal vez la situa-
ción en la que se hace más evidente la buena imagen de que también goza la policía son esos
momentos de emergencia en los que todos los ciudadanos buscan a un oficial. Si una persona,
cuando su vida corre peligro, llama a la policía y no a alguien más, significa que sigue confiando
en ella. A pesar de la imagen devaluada que puedan tener algunas personas, el lazo con el ciu-
dadano no está roto.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
249
Ahora bien, las dos caras de esta moneda seguramente se le han presentado cuando tomó
la decisión de ingresar a la Academia. Usted sabe que hay buenos y malos policías, lo importante
es decidir qué tipo de policía quiere ser usted.
Hay personas que se sienten atraídas por la imagen de los buenos policías, de lo que éstos
debieran ser y, precisamente por eso, entran a la corporación Si éste es su caso, usted necesita
considerar también que enfrentará la opinión de muchos, incluso amigos y parientes, que tienen
una imagen deteriorada de la profesión. ¿Ha pensado en cómo soportar la presión para man-
tener la imagen positiva de su profesión ante una posible oleada de críticas, burlas, insultos y
hasta agresiones? Resistir la presión y mantener en alto, ante sí mismo y los demás, la imagen
de la policía puede no ser una tarea fácil.
También puede darse el caso de una persona que simplemente tiene una imagen negativa
de la policía y, a pesar de ello, decide entrar. Es importante que aquélla evalúe con mucho cui-
dado los motivos que lo impulsan a ser policía. ¿Qué hará cuando deba arriesgar su vida para
salvar la de sus compañeros o ciudadanos? ¿Cómo podrá inspirar confianza a sus compañeros,
de los que depende en gran parte su propia seguridad? ¿Qué explicación digna le dará a su
familia sobre el trabajo que eligió? ¿Qué tan capaz se sentirá de realizar su trabajo si no puede
portar el uniforme con orgullo y seguridad?
Independientemente de los lados de la moneda que haya considerado en su decisión, al
elegir ser policía usted se compromete a defender y respetar la imagen de la institución. Cuando
un elemento daña la imagen de la policía pone en peligro la vida de todos los demás, ya que
debilita el apoyo de la comunidad. La percepción que se tenga de lo que debe ser la policía será
parte de la que se tenga de usted. Esa es la imagen a la que dedicará buena parte de su vida. Es
la cara con la que se mostrará, tarde o temprano, frente a todo el mundo.
Por ello, uno de los grandes retos es convencerse, auténticamente, de que es valioso ser un
buen policía, de que no sólo trabaja para la comunidad sino también con la comunidad. Re-
cuerde: la policía es la gente y la gente es la policía.
¿Usted es capaz de asumir la responsabilidad de mantener una buena imagen de la policía?

4.1.3. Conocimiento de sí mismo y Autoestima


Como pudo comprobar en ejercicios anteriores, profundizar en la decisión de ser policía exige el
valor de conocerse a sí mismo, sin importar los sentimientos o creencias que uno descubra en su
interior. La fuerza de ser honesto consigo mismo trae beneficios importantes, como es la satis-
facción de realizar con plenitud lo que a uno le gusta y disfruta. Para conseguirlo, el autoexa-
men debe de involucrar, necesariamente, la exploración de los propios sentimientos. Conocerse
a sí mismo es el análisis de la relación emocional con uno mismo.

Autoconocimiento y autoestima
El primer paso para el autoconocimiento es tomar conciencia de uno mismo, la cual se
refiere al entendimiento de nuestras necesidades, deseos, valores, aspiraciones y capaci-
dades. Como esto es muy amplio, se puede concretar como el ejercicio continuo de auto-
observación con el fin de detectar las ventajas y desventajas que se tienen para realizar
alguna tarea. En su caso, y en esta ocasión, la tarea es la profesión de policía, así que el

250 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
primer paso es responder: ¿cuáles de sus características personales son más o son menos
apropiadas para tareas policiales?
Esta pregunta se debe examinar con cuidado, pues a veces nos faltan los datos o las
experiencias para responderla acertadamente.
Es posible que usted crea que tiene características que no son apropiadas para ser
policía pero, si conociera la gran diversidad de tareas que existen en la institución, es
probable que haya alguna adecuada para usted, porque corresponde a sus aptitudes.
En parte, por eso algunos de sus compañeros realizarán trabajos diferentes dentro de la
corporación.
Por ejemplo, ¿usted cree que una persona ciega es apta para ser policía? Tal vez su
respuesta inmediata sea que no, que habría que cuidarla todo el tiempo y que eso pondría
en peligro cualquier operación. Ello se debe a que con frecuencia se piensa que la policía
se reduce a los elementos uniformados en una patrulla. Esto no es así. En la institución
existen personas con discapacidad visual que manejan la central de comunicaciones e
interconectan los pedidos de ayuda con los servicios de emergencia para coordinar los
operativos de rescate. La discapacidad visual, que puede parecer una desventaja para ser
policía, se complementa con un oído afinado y una enorme capacidad para imaginar con
precisión, desde una oficina, una situación de desastre. Las habilidades con las que esta
persona compensa su ceguera se convierten en una ventaja invaluable para salvar muchas
vidas. Esto nos indica que la conciencia de sí mismo, conocer las aptitudes personales
para diferentes tareas, no determina si se puede o no ser policía, sino más bien ayuda a
detectar la posición en la que uno puede funcionar de manera óptima.
Cuando se cuenta con la disposición para un autoexamen, el ejercicio sólo se puede
considerar completo si se incluyen las emociones. Cuando se realiza la autocrítica de uno
mismo, es fundamental tomar en cuenta la autoestima. Por ella se entiende el valor que
una persona se asigna a sí misma; por ejemplo, qué tanto se acepta como es, en qué me-
dida se siente querido, qué tan satisfecho se encuentra con sus acciones y decisiones, qué
tan capaz se siente de realizar su trabajo, con que vigor defiende sus ideas e intereses y,
en general, qué tanto siente que tiene derecho a ser feliz.
La autoestima implica el juicio sobre la propia persona y la calidad afectiva de la rela-
ción con uno mismo. Hay personas que tienen una pobre opinión y aprecio de sí mismos
y de ellos se dice que tienen una autoestima baja, mientras que hay otros que las tienen
exageradamente alta. Hay quienes se plantean severas exigencias, mientras que otros
son “conchudos” y tienen un juicio blando o casi inexistente sobre ellos mismos y sus
acciones.
Idealmente, la sana autoestima consiste en valorarse a sí mismo como una persona
única y digna de respeto, así como suponerse capaz de perseguir y realizar metas altas y
valiosas, aunque sean difíciles. La autoestima requiere una crítica moderada y realista de
uno mismo.
¿Cuál es su situación con respecto a la autoestima?
Un último elemento para el conocimiento de sí mismo es la madurez emocional.
¿Por qué cree que uno de los requisitos para ser policía es la mayoría de edad? No se trata
sólo de la madurez para manejar un arma, también se requiere para juzgar si las conclusio-
nes del examen de sí mismo son realistas, objetivas y están de acuerdo con los requisitos

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
251
para ser un policía. La madurez emocional permite decidir responsablemente si uno quiere
seguir adelante o es mejor renunciar. A veces las personas inmaduras prefieren evitar la
responsabilidad de su decisión y se engañan a sí mismas. La madurez emocional ayuda a
enfrentar la propia realidad y, así, hacerse responsable de las propias acciones.
Un autoexamen a profundidad, cuando se combina con una buena autoestima y con
la decisión de hacerse responsable de las consecuencias, puede favorecer la autorreali-
zación en el trabajo. La autorrealización laboral ocurre cuando una persona siente que
hay un buen ajuste entre su trabajo cotidiano y su vocación. Esta concordancia asegura la
satisfacción en el trabajo y el orgullo de usar el uniforme4.

Ahora es el momento de ejemplificar lo que se ha discutido con una breve fábula. Lea el siguien-
te texto y realice las actividades que se indican.

Actividad 7: Fábula del aguilucho


Lea o escuche con atención la siguiente fábula y reúnase en pareja para contestar las siguientes
preguntas:
• ¿Por qué no podía volar el aguilucho?
• ¿Por qué el biólogo creía que sí era capaz?
• ¿Por qué el biólogo le pidió al granjero que se fijara en las posibilidades más que en los
obstáculos?
• ¿Qué provocó que el aguilucho pudiera volar?
• ¿Por qué el biólogo llevó al aguilucho a lugares más altos?
• ¿Cuál es la relación entre la fábula del aguilucho y la autoestima?
• ¿En qué se parecen la fábula del aguilucho y la formación de un policía?

Fábula del aguilucho


Érase una vez un granjero que, mientras caminaba por el bosque, encontró a un aguilucho malherido. Se lo
llevó a su casa, lo curó y lo puso en un corral, donde pronto aprendió a comer el mismo alimento que los pollos
y empezó a comportarse como ellos.
Meses después, un biólogo especialista en aves, al ver al aguilucho convivir entre los pollos, le preguntó al
granjero:
–¿Por qué este aguilucho, el rey de todos los pájaros, permanece encerrado en el corral de los pollos?
El granjero contestó:
–Lo encontré malherido en el bosque. Como le he dado la misma comida que a los pollos y le he enseñado
a ser como un pollo, no ha aprendido a volar. Se comporta como ellos y ya no es un águila.

252 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
–Creo que al recogerlo y cuidarlo has hecho lo correcto. Le has dado la oportunidad de sobrevivir y le has
proporcionado la compañía y el calor de los pollos de tu corral. Sin embargo, tiene corazón de águila y seguro
que aún puede volar. ¿Qué te parece si le damos la oportunidad?
–No entiendo lo que me dices. Si hubiera querido volar, ya lo hubiera hecho. Yo no se lo he impedido.
–Es verdad, tú no se lo has impedido; pero como tú muy bien dijiste, le enseñaste a comportarse como los
pollos y por eso no vuela. ¿Crees que podamos recordarle cómo volar como las águilas?
–¿Por qué insistes tanto? Mira, se comporta como los pollos y ya no es un águila, ¿qué le vamos a hacer?
Hay cosas que no se pueden cambiar, respondió el granjero.
Sin embargo, el biólogo no se desanimó. Y añadió.
–Es verdad que en éstos últimos meses se ha comportado como los pollos, pero tengo la impresión de que
te fijas demasiado en sus dificultades para volar. ¿Qué te parece si nos fijamos ahora en su corazón de águila
y en sus posibilidades de volar?
–Tengo mis dudas porque… ¿qué es lo que cambia si en lugar de pensar en las dificultades pensamos en
las posibilidades? Preguntó el granjero.
–Me parece una buena pregunta la que me haces. Si pensamos en las dificultades es más probable que
nos conformemos con su comportamiento actual. Pero, ¿no crees que si pensamos en las posibilidades de vo-
lar, esto nos da la ocasión de creer en que, efectivamente, pueda lograrlo? No empecemos con desconfianza.
–Es posible–, aceptó el granjero.
¿Te parece, entonces, que probemos? Insistió el biólogo.
Probemos.
Animado, el biólogo sacó el aguilucho del corral, lo abrazó suavemente y lo llevó hasta una loma cercana.
Le dijo:
– Tú perteneces al cielo, no a la tierra. Abre tus alas y vuela. Puedes hacerlo.
– Estas palabras persuasivas no convencieron al aguilucho. Estaba confundido y, al ver desde la loma a
los pollos comiendo, se fue dando saltos hasta reunirse con ellos. El aguilucho tuvo miedo y no creyó tener la
capacidad para volar.
Sin renunciar con tanta facilidad, el biólogo llevó al aguilucho al techo de la granja y le animó diciendo:
–Eres un águila. Abre las alas y vuela. Puedes hacerlo.
Pero el aguilucho volvió a sentir miedo. Nunca había contemplado la granja desde aquella altura. Tem-
blando, miró al biólogo y saltó una vez más hacia el corral.
Muy temprano al día siguiente el biólogo llevó al aguilucho a una elevada montaña. Desde la cima, una
vez más, lo animó diciendo:
–Eres un águila, abre tus alas y vuela.
El aguilucho lo miró fijamente a los ojos. El biólogo añadió:
–No me sorprende que tengas miedo, es normal. Pero ya verás cómo vale la pena intentarlo. Podrás reco-
rrer distancias enormes, jugar con el viento y conocer otros corazones de águila. Además, durante estos días,
has podido comprobar la fuerza que tienen tus alas.
El aguilucho miró alrededor. Primero hacia abajo, donde estaba el corral. Luego hacia arriba, al cielo. El
biólogo lo levantó hacia el sol y lo acarició suavemente. El aguilucho abrió lentamente las alas y, con un grito
de triunfo, voló a cielo abierto.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
253
El proceso del aguilucho involucró varios pasos. El primero fue conocerse a sí mismo, recordar
que era el rey de las aves. Después tuvo que evaluar aquello de lo que se sentía capaz, qué tanto
confiaba en sus propias capacidades. Si hubiera vuelto al corral, habría concluido que no era
capaz de volar sin haberlo intentado. Sin embargo, tuvo fe en sus habilidades, se probó y tuvo
éxito.
Un policía, cuando asiste a cursos como este, se ve obligado a realizar un proceso similar.
Tiene que conocerse y valorar si sus características son las adecuadas para la responsabilidad que
adquiere al recibir un nuevo entrenamiento: ¿Puede con las nuevas funciones? ¿Se considera
capaz?
A usted se le está formando para un nuevo modelo policial; pasó las pruebas de inicio y
ahora la corporación confía en que usted puede asumir la responsabilidad.

Actividad 8: ¿Cómo soy?


A lo largo del curso usted examinó y escribió qué cosas le gustan y disgustan de usted. A partir
de lo que ha leído y estudiado, trate de profundizar un poco en sus respuestas. Responda en su
cuaderno de apuntes, y de manera completamente privada, lo siguiente:
• Yo soy…
• Mi forma de ser es…
• Mis principales ideales en la vida son…
• Mis valores son…
• Creo que soy una persona valiosa, porque…

4.1.4. Consecuencias personales, físicas y


espirituales de la decisión de ser policía
Al estudiar el tema de liderazgo, usted revisó qué tan importante es la habilidad de conseguir
que todo un equipo se comprometa con la tarea que debe de cumplir. Ahora es el momento
de retomar esos conceptos pero con una pequeña diferencia. En lugar de pensar en un equipo,
piense en usted mismo y después considere que la tarea que ha de enfrentar es su decisión de
ser policía.
En el tema de liderazgo se vio que existen dos grandes motores para la motivación. Uno de
ellos es el interno, que en este caso se refiere a su vocación de ser policía, misma que se sostiene
en un cuidadoso autoexamen que toma en cuenta la autoestima y la responsabilidad ante las
propias decisiones.
Por más importante que sea el motor interno, la motivación intrínseca no es suficiente, ya
que nadie vive aislado ni el mundo se ordena a voluntad. Por el contrario, vivimos con gente dis-
tinta a nosotros, en instituciones con determinada organización y en una sociedad con leyes que
todos debemos respetar. Así que el motor interno debe funcionar en conjunto con un segundo
motor, el externo, el cual genera la motivación extrínseca.
Con frecuencia hacemos cosas por los demás, que aun cuando no parezcan traernos bene-
ficios externos, nos provocan una satisfacción íntima y personal. Por ejemplo, tener la cena

254 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
navideña en familia obedece a una motivación intrínseca, pues causa una gran satisfacción per-
sonal. Pero poder comprar la cena navideña supone que usted ahorró una parte de su sueldo
mensual y que cumplió con sus labores cotidianas en la institución, de tal manera que dio los
pasos necesarios para recibir el sueldo, que es una forma de motivación extrínseca. En resumen,
los dos tipos de motivación se relacionan todo el tiempo.
La decisión responsable de convertirse en policía requiere una reflexión en la que se consi-
deran tanto las motivaciones internas como las motivaciones externas.
La debilidad o ausencia de motivaciones internas para realizar los valores propios de la mi-
sión policial y la dependencia excesiva de las motivaciones externas, centradas en valores de tipo
sensible o económico, pueden llevar a traicionar dicha misión.

Actividad 9: Elemento nocivo.


Para continuar con esta reflexión en dos direcciones, lea el siguiente fragmento del testimonio
de un policía que traicionó su misión y responda en su cuaderno de apuntes las siguientes pre-
guntas:
• ¿De qué manera traicionó su misión el policía?
• ¿Qué es lo que lo motivó a hacerlo?
• ¿Para qué quería el dinero?
• ¿Para qué usó en realidad el dinero?
• ¿Cómo se siente en su situación actual?
• ¿Cuál es la imagen que tiene de sí mismo?
• Si fuera su amigo, ¿qué le sugeriría hacer?

“Con ciertos compañeros empecé a deformar mi función como policía pues, al ser
algunos drogadictos como yo, lo único que hacíamos en la calle era extorsionar, chan-
tajear, vejar y abusar de la ciudadanía al fabricarles delitos o faltas administrativas, todo
producto de mi drogadicción y de mi corrupción con premeditación, alevosía y ventaja.
He violado los derechos y garantías de los ciudadanos, todo con el fin de tener dinero
que, según yo, era para mi familia y, sin embargo, sólo me sirvió para [destruirme] y
fugarme de la realidad en el infierno de las drogas. A lo largo de estos poco más de 9
años que llevo en la corporación, puedo decir que he sido un elemento negativo, nocivo
e indeseable como servidor público”5.

Actividad 10: Carencias espirituales


De acuerdo con el siguiente testimonio, conteste en su cuaderno de apuntes:
• ¿Qué entiende por carencias espirituales?
• ¿Cuál es el sentimiento de esos policías?

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
255
• ¿Usted piensa que el autor del testimonio debió de haber elegido la carrera de policía?
Justifique su respuesta.

Me he dado cuenta de las carencias de que adolecen muchos policías, que en buena
parte no son económicas sino espirituales, muchos de ellos compensan el haber sido
despojados de su autoestima refugiándose en las drogas y el alcohol. Seguramente esta
lacra no permanece oculta para quienes pueden combatirla, pero le vuelven la espalda
pensando “por lo menos así están contentos”. Pero ¿acaso creen que alguien puede ser
feliz esclavizado a un vicio? Sufren, su vida es un artificio 6 .

De acuerdo con los dos testimonios responda en su cuaderno de apuntes.


• ¿Qué es lo que ha despojado de su autoestima o aprecio de sí mismos a esos policías?
• ¿De qué manera compensan la pérdida de su autoestima?
• ¿Quiénes pudieron haber combatido esta degradación?
• ¿De qué manera se puede desarrollar la dimensión espiritual?

4.1.5. Mi familia y mi decisión de ser policía.


Como se señaló anteriormente, el motor interno no se puede entender sin su gemelo, el motor
externo. ¿La satisfacción de apoyar a la familia es algo interno o externo?
Es probable que en su grupo existan diversos tipos de familia, pero de una u otra manera,
para todos importa lo que piensen las personas más cercanas sobre la decisión de ser policía.
¿Ha podido explicar su decisión a las personas más queridas por usted? ¿Fueron conversaciones
complicadas? ¿Cómo justificó su decisión?

Actividad 11: Mi familia y mi decisión de ser policía.


• Reúnase en pareja o en pequeños equipos de trabajo.
• Algunos equipos representarán una conversación con algún familiar en la que explicarán
su decisión de ser policía.

4.1.6. ¿Cómo vive un policía?


Nunca nadie dijo que ser policía es fácil. Al contrario, a lo largo de todo el curso se ha tratado de
subrayar la gran responsabilidad que entraña y los sacrificios que demanda. Por eso la selección
es tan importante. Algunos no están a la altura de la tarea. No todos son un águila que pueda
volar.
Hasta ahora se ha buscado que sopese varios elementos en la balanza para que su decisión
de ser policía sea hecha a partir de un proceso reflexivo y responsable. Sólo si sabe en lo que se
introducirá, puede hacer una elección responsable. Uno de los elementos que requiere conocer
es el estilo de vida que se asume al convertirse en policía.

256 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Una manera excelente de conseguirlo es informándose de cómo es un día común y corriente
en la vida de un policía.

Actividad 12: ¿Cómo vive un policía?


• El grupo deberá dividirse en dos equipos; uno lo conformarán las personas que han tenido
experiencia como policías y el otro las que no.
• El equipo que no ha tenido experiencia escribirá en su cuaderno de apuntes cómo se
imaginan un día normal de trabajo.
• El equipo que ya tiene experiencia describirá cómo es un día normal de trabajo.
• Los dos equipos compartirán sus descripciones.

Para concluir y aplicar lo aprendido


En las historias que ha leído, en las opiniones que ha escuchado durante el curso y en las con-
versaciones entre clase y clase, usted no sólo ha ido descubriendo las diferentes formas de ser
policía, sino que se ha ido imaginando cómo vive, qué piensa, en qué cree, en qué sueña, a quién
quiere, cómo es su familia, qué hace en su tiempo libre y cuáles son sus quejas más comunes.
Hasta aquí hemos visto la conveniencia de reflexionar acerca de la decisión de ser policía,
de las razones para tomar esa decisión, de la necesidad de enfrentar la imagen personal y social
que se tiene de la policía; hemos analizado que, para decidirse por la imagen digna y honorable
de la profesión policial, es necesario ponerla sobre la base sólida del conocimiento, el respeto
y el aprecio de sí mismo y que, para hacer una elección responsable de la profesión, hay que
considerar las consecuencias espirituales, físicas y familiares de la decisión.
Para terminar lo invitamos a recordar el tema “¿Qué es ser persona?” del Área 1, en el que
estudió las dimensiones de la persona y, considerando que es usted un policía, lo invitamos a
escribir una pequeña frase diciendo cómo le gustaría ser en cada una de las dimensiones de la
persona:

Dimensión Me gustaría

Biológica

Social

Psicoafectiva

Racional

Moral

Espiritual

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
257
¿Recuerda cuáles son algunas de las características y virtudes que conforman a un buen policía
en sus distintas dimensiones? Decir la verdad a los otros y a uno mismo, reconocer sus fortalezas
y debilidades, contar con claridad mental y utilizar el buen juicio, ser íntegro y respetar la autori-
dad, cuidarse, apoyar y ayudar a su familia, son algunas de las cualidades que se requieren para
fundamentar su elección profesional. La decisión de ser policía también se apoya en la imagen
que se tiene de la institución, la cual a veces se engrandece y otras se devalúa. Parte de cono-
cerse a sí mismo implica revisar qué idea tiene sobre la profesión y la institución a la que decide
dedicar su vida profesional. Además, esta decisión determina un estilo de vida específico, pues
tiene un fuerte impacto personal en lo que se refiere a la salud; también en lo social por el efecto
que puede tener en la pareja y en la familia; y está relacionada además con un plano espiritual,
en el que la decisión adquiere un sentido trascendental.
El conocimiento de sí mismo es un proceso que involucra muchas emociones. Al contestar
a la pregunta “¿Cómo soy?”, al mismo tiempo se lleva a cabo una valoración personal, lo que
incluye la autoestima. Ésta es la calidad afectiva de la relación y juicio sobre uno mismo. Es impor-
tante mantener una buena autoestima y procurar hacer una reflexión constante para evaluarse
constantemente y hacer los cambios necesarios para reforzar las cosas buenas que hay en usted.
Fortalecer su autoimagen y valorar su profesión, impactará positivamente en la imagen de la cor-
poración, lo cual le hará sentir mayor orgullo al portar el uniforme, realizar su trabajo de manera
óptima y comportarse honorablemente.

258 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
TEMA 4.2. Manejo de estrés

Para empezar:
No podemos terminar el examen de las consecuencias que se siguen de la decisión de ser policía
sin considerar un elemento psicoemocional que juega un papel muy importante en esta profe-
sión: el estrés. Por su importancia, le dedicaremos un apartado especial.
Distintos estudiosos coinciden en que la profesión policial está relacionada estrechamente
con el estrés, debido a que “la mayoría de las veces, el policía desarrolla su profesión y su labor
en un entorno conflictivo y arriesgado, sobre todo, cuando debe actuar o intervenir en situacio-
nes de seguridad y atención ciudadana.”7

Actividad 1: ¿Qué síntomas de estrés presenta usted?


Señale en el siguiente recuadro, con qué frecuencia ha tenido los siguientes síntomas durante la
semana o incluso el día de hoy.
Utilice los siguientes parámetros:

0 1 2 3
Casi Nada A veces Varias veces Casi siempre

0 1 2 3

1. Sensación de desorientación

2. El corazón late muy rápido.

3. Sentimientos de miedo y/o nerviosismo.

4. Dolor en cuello, hombros y/o espalda.

5. Dificultades para descansar y/o dormir.

6. Enojos frecuentes.

7. Sudar de manera injustificada.

8. Constante frustración ante lo que hacen los demás.

9. Temor a perder el control.

10. Pérdida de interés por las cosas del día a día.

11. Aumento en el consumo de comida, tabaco y/o alcohol.

12. Aislamiento y evitación de reuniones con familia o amigos.

13. Falta de concentración.

14. Bajo rendimiento en el trabajo.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
259
4.2.1. Normalidad y anormalidad del estrés
Para entrar en materia
El ritmo acelerado de la vida actual, la gran carga de trabajo y la constante preocupación por
cubrir las necesidades propias y familiares, hacen que la presión cotidiana aumente y la energía
vital disminuya. Todo esto desgasta poco a poco el funcionamiento del cuerpo, causándole mo-
lestias y pequeños trastornos a nivel físico y mental. A la expresión corporal de esta presión se
le llama estrés.
El estrés es un estado de tensión en la persona que se manifiesta por una serie de síntomas
físicos y mentales. Puede presentarse debido a causas concretas que el individuo es capaz de
identificar o a situaciones que no alcanza a entender.
Por lo general el estrés es normal y todo mundo es capaz de adaptarse y manejarlo. Sin em-
bargo, quien no lo consigue, empieza a sentir una gran tensión y angustia por lo que le rodea,
además de que lo invade una sensación de descontrol general en su vida.
Mientras el dominio del individuo sobre los acontecimientos de su vida sea menor, mayor
será su tensión y angustia para tratar de encontrar una reacción acertada a las relaciones, com-
promisos y responsabilidades que acepta y asume.
En la policía, el estrés es un elemento con el que inevitablemente se debe convivir todos
los días. Un policía tiene que enfrentar personas y situaciones peligrosas. Trabaja con lo peor
de las personas y en sus peores momentos. También necesita lidiar con sus superiores y con
todos los representantes de la ley. En ocasiones, el policía siente que está rodeado por muchos
adversarios que no puede controlar: desde abogados o funcionarios de derechos humanos
que parecen defender a los criminales, hasta ciudadanos agresivos que lo tratarán como delin-
cuente, e incluso superiores que le exigirán cuentas y no dejarán de examinarlo. En situaciones
estresantes como las que vive, el policía puede sentir como si el mundo estuviera al revés.
Cuando el estrés se vuelve inmanejable, comienza a afectar la calidad del trabajo, las rela-
ciones de pareja y familiares se tensan, los amigos lo perciben como hostil y el mundo parece
estar contra uno. Si el estrés aumenta demasiado, puede tener serias consecuencias. En Estados
Unidos se encontró que los policías se divorcian más que la gente que se dedica a otras ocupa-
ciones y que tienen ocho veces mayor probabilidad de suicidarse que de morir en el servicio8.
Esto evidencia que el manejo del estrés es una habilidad fundamental para todo policía, debido
al tipo de trabajo que tiene que realizar.
¿Cómo se manifiesta el estrés?
El estrés se presenta como un conjunto de síntomas que desequilibran el funcionamiento del
organismo. Estos pueden aparecer a nivel físico, psicológico y social.
Efectos físicos: cuando una persona está estresada, el sistema de defensa de su organismo
se ve afectado y disminuido. Entonces su salud se ve amenazada, ya que se encuentra mucho
más expuesta a las enfermedades que otras personas que tienen un nivel mínimo de estrés.
Algunas señales físicas del estrés son:
• Caída del cabello.
• Alteraciones del corazón, como cuando late muy rápido.

260 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
• Molestias en el estómago como agruras, inflamación, dolor y/o ardor.
• El estrés afecta también el acto sexual: en el hombre puede provocar eyaculación precoz
y hasta impotencia. En las mujeres puede producir la ausencia temporal de la menstrua-
ción (amenorrea).
• En la piel pueden aparecer pequeños granitos, ésta puede descamarse, inflamarse o enro-
jecerse, lo cual produce comezón, ampollas y costras.
• Pueden suscitarse tics nerviosos, temblores y dolores musculares.
• Las enfermedades respiratorias como la gripa pueden avivarse cuando el sujeto está bajo
mucho estrés.
En términos generales, una persona estresada puede tener dolores de cabeza repentinos o cons-
tantes; síntomas de gripa sin estar resfriado; subidas o bajadas de la presión arterial; mareos y
debilidad muscular; molestias estomacales; y variaciones en la temperatura del cuerpo.
Efectos psicológicos:

La persona puede verse afectada por ansiedad,


Efectos psicológicos irritabilidad, insatisfacción, aburrimiento, depresión,
frustración y sentimiento de estar vacío.

• Falta de concentración y dificultad para tomar decisiones.


A nivel mental • Tendencia a malinterpretar hechos o personas.
• Desorientación y reacciones lentas ante lo que sucede a su alrededor.
• Olvido de los pensamientos.
• Pérdida del sueño y de la noción del tiempo.

• Dificultad para encontrar momentos de tranquilidad y relajación.


A nivel emocional
• Inseguridad.
• Nerviosismo y desesperación para resolver problemas familiares,
personales y de trabajo.
• Tendencia a alejarse de los demás e irritabilidad por no conseguir
lo que se desea.

• Problemas en la relación con la pareja.


A nivel familiar
• Problemas para comunicarse entre los miembros de la familia.
• Falta de tiempo para disfrutar en común de las actividades sociales
que tienden a unir a los integrantes de la familia.
• Frustración al no conseguir una buena relación con los otros.

• Problemas graves en la relación con los otros.


• Tendencia al tabaquismo, al alcoholismo o a la drogadicción.
• Tendencia a consumir medicinas con el pretexto de encontrar tranquilidad
y relajación al consumirlos.
• Bajo rendimiento, inconformismo, ausentismo y relaciones personales
deterioradas en el trabajo.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
261
Un ámbito en el que el estrés puede afectar de forma significativa es en el trabajo. Algunas de
las causas más conocidas de tensión en el trabajo son9:
• El exceso de trabajo.
• La presión del tiempo.
• Alejarse de los compañeros y/o tener conflictos con ellos.
• Falta de apoyo por parte de los compañeros o jefes.
• Puestos o cargos que requieren de más responsabilidad que autoridad.
• Un medio ambiente en el trabajo que no ofrece apoyo o reconocimiento.
• Carencia de reglas, políticas y procedimientos para realizar las actividades laborales.
• Falta de comunicación.
• Confusión acerca de los roles laborales que le corresponden a cada trabajador.
• Temor al fracaso, al rechazo y a la competencia.
• Falta de coincidencia entre los intereses y valores de la organización en la que se trabaja y
los personales.

4.2.2. Reacciones frente al estrés


El estrés no siempre es negativo. Se puede considerar como el mensaje no verbal del cuerpo de
que necesita descanso y relajación. Puede motivar o estimular positivamente a una persona y
llevar a otra hacia la tristeza, dependiendo de la capacidad de adaptación a las circunstancias
que se enfrentan en la vida.
Cuando la energía vital es utilizada para dejar que el cuerpo se adapte a los constantes cam-
bios de la vida, el estrés es positivo para la persona. En otras palabras: cuando la tensión –que
da lugar al estrés– no rebasa los límites de resistencia y control del individuo, se puede convertir
en una impulso positivo. Por el contrario, cuando esa tensión supera la capacidad de tolerancia
de la persona, entonces le produce un desequilibrio interno y puede llegar a paralizarlo en el
momento de actuar.
Existen distintos grados de estrés. Cuando éste se intensifica, se convierte en miedo. Si al-
guien se encuentra en una situación que le da miedo, el cuerpo responde con una serie de reac-
ciones que lo preparan para enfrentar el peligro, ya sea luchando o escapando. Estas reacciones
se asocian con la producción de adrenalina, la cual se relaciona con la percepción del peligro.
La respiración se hace profunda, el corazón late rápidamente y aumenta la presión arterial. Estas
respuestas son la preparación para luchar contra el peligro. Todos estos cambios buscan que el
organismo sea más efectivo en el manejo de la situación de emergencia. El estrés y el miedo,
cuando no son extremos, le permiten a un policía prepararse para la acción.

262 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Actividad 2: ¿Qué siento? ¿Qué hago?
Lea o escuche el siguiente testimonio, en el que puede apreciar lo que sintió una policía en una
situación complicada.
Responda en su cuaderno de apuntes a las siguientes preguntas:
• ¿Qué es lo que sintió la policía?
• ¿Qué características de la situación intensificaron su sentimiento?
• ¿Considera que ese sentimiento afectó su labor policial? Justifique su respuesta.
• ¿Cómo cree que terminó la historia?
• ¿Cómo cree que se sentiría al estar en la misma situación?
• ¿Cómo podría controlarse a sí mismo?

Hubo una manifestación violenta pero fuerte, fuerte, fuerte, aquí en Guadalajara. Pues
sucede que nos mandan a 50 antimotines nada más. Duramos tres días a las afueras del
predio grandote que se quería apropiar un líder agrícola. Pues en ese predio hay mucha
gente engañada y viven ahí. Eran como unas 200 personas. El gobierno del estado les
ordenó dos días antes que desalojaran porque no les pertenecía eso; les dijeron que
ellos iban a buscar una manera de darles vivienda. ¡Pues la gente dijo que no! En vez
de salirse, se alebrestaron.
Entonces, al tercer día, nos avisaron que el desalojo iba a ser a la una de la ma-
ñana. Ya nos ordenaron: “Todos con equipo antimotines”. Pues era casco, el chaleco,
el escudo y el tolete, nomás. ¡Y pues a oscuras! Caminamos como unos dos kilómetros
hacia arriba. Había un alambrado. Entonces… te digo, éramos nomás 50 antimotines.
La gente estaba así orillada. Ellos estaban arriba y nosotros íbamos de abajo hacia
arriba. Ellos nos estaban viendo, traían reflectores, luces grandes, muchas luces y así.
Y empezaban a… Traían piedras y las golpeaban. Pues imagínate el sonido que pro-
ducían. Un sonido espantoso. Lógicamente te están atemorizando con el puro sonido.
Y empezaron a gritar: “Damos la vida por los predios y los vamos a matar” y puras cosas
de ese tipo. No… pues uh… Tú ves tanta gente, tanto sonido, pues lógicamente dices:
“Ah Dios, pues qué va a pasar”. Pero pues estás ahí, eres nuevo, ni modo que digas:
“Me voy pa’atrás”. No, nos ordenaron: “¡Todos pa’dentro!” 10.

4.2.3. Técnicas de manejo de estrés


Son muchos los problemas que el estrés y el miedo pueden ocasionarle al ser humano. De ahí la
importancia de aprender a evitar las situaciones de esta índole, comenzando por el autocontrol
personal, siguiendo por mantener las tensiones en un nivel en el que la energía vital se alimente
de ellas y no rebasen el punto crítico de adaptación y resistencia. Es necesario aprender a respe-
tar las señales del estrés y del miedo, así como aprovechar sus beneficios, realizando actividades
propicias para conservar la salud.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
263
Hay algunas técnicas que ayudan a controlar el estrés. Son procedimientos sencillos y fáciles
de realizar, con los cuales usted tendrá la posibilidad de evitar que las tensiones diarias se acu-
mulen y lleguen a estresarlo de manera intensa y constante.

Respiración:
Generalmente, el ser humano respira sólo lo necesario para subsistir sin darse cuenta de que
en la respiración se oculta una increíble fuerza vital que ayuda a reanimar el cuerpo, avanzar
más rápido, moverse con facilidad y, en general, producir un bienestar inmediato. No es casual
que en la meditación, una de las actividades más relajantes que existen, la respiración sea un
elemento fundamental.
El ejercicio de respiración que a continuación se explica, sirve para controlar el estrés. Con-
siste simplemente en respirar suave y profundamente. Todo mundo respira, pero no siempre se
hace en la forma adecuada para que el organismo reciba la cantidad de oxígeno necesario.
Normalmente, cuando el médico pide a un paciente que respire profundamente, lo primero
que hace es forzar las fosas nasales, pensando que de esa manera entrará más oxígeno.
Aquí intente lo opuesto: para que la respiración sea suave necesita inhalar y exhalar por la
nariz pero sin forzarse. La entrada de aire debe ser imperceptible. Dice un antiguo dicho: “El
oído quiere escuchar a la nariz, pero la nariz no quiere que la oigan”.
Una vez que controle que la entrada de aire sea suave, concéntrese en su abdomen. Para
tomar conciencia de la respiración abdominal, en un primer momento puede colocar sus manos
sobre éste para verificar que al inhalar se hinche y al expirar se deshinche. Al realizar la respi-
ración, el punto de concentración siempre será el abdomen.
Practique el ejercicio acostado, sentado o de pie. Cualquiera de las tres posiciones le per-
mitirá hacer suya la respiración; lo importante es concentrarse en el abdomen.
Cuando lo intente acostado, si nota que no llega el suficiente oxígeno al abdomen, apoye
las plantas de los pies doblando levemente las rodillas; esta posición puede ayudar a que la
respiración sea más profunda.
Cuando lo intente sentado, mantenga siempre la concentración en el abdomen y simple-
mente coloque su columna derecha pensando que desde la cabeza tira un hilo hacia arriba, sin
elevar el mentón.
Cuando lo intente de pie, es muy posible que la entrada de aire llegue hasta el pecho o bien
que llegue muy poco aire al abdomen; en ese caso piense que está sentado en un banco muy
alto (esta posición adelantará levemente su pelvis) y que desde la cabeza tira un hilo hacia arriba.
Concéntrese como siempre en el abdomen.
Realice este ejercicio de respiración cinco o seis veces al día. Aunque cada práctica no le
lleve más de medio minuto, si lo hace con concentración, pronto se convertirá en su forma de
respiración natural. Estará relajado pero atento a los inconvenientes cotidianos. Sólo necesita la
disciplina y la voluntad para practicarlo a diario.
Al hacer el ejercicio de respiración suave y abdominal, sus órganos internos reciben el aire
necesario para ser masajeados; esto los relaja y su mente, al concentrarse en el ejercicio de respi-
ración, también se oxigena debidamente y se mantendrá clara y serena.
La respiración es una técnica fácil para manejar el estrés. Puede utilizarla en cualquier mo-
mento, incluso cuando esté nervioso o sienta miedo al dirigirse al lugar de un acontecimiento
peligroso. Esto le ayudará a sentirse más tranquilo y se le facilitará controlar la tensión y el temor,

264 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
lo que se reflejará en su rendimiento laboral. También puede practicar su respiración cuando la
acción haya terminado y se encuentre en el camino de regreso a casa11.
Las técnicas de respiración son las más utilizadas para manejar el estrés, debido a que se
pueden intentar en todo momento, tanto en circunstancias que producen miedo como estrés.
Aquél se presenta con mayor frecuencia justo antes de la situación de peligro, mientras que el
estrés se puede presentar en todo momento.
Además de la respiración, la otra gran recomendación para manejar el miedo es orar. Como
se discutió anteriormente en el tema de espiritualidad, el rezo ayuda a sentir una gran fortaleza
y seguridad ante los retos que aparecen como más difíciles. Una de las ventajas indudables del
rezo es que incrementa la sensación de control justo antes de entrar en una situación de peligro.
El estrés y el miedo tienen una estrecha relación con la posibilidad de controlar una situa-
ción. La seguridad de que se es capaz de manejar un evento peligroso se relaciona con la po-
sibilidad de centrarse en lo que sí depende de uno. Sentirse indefenso es una de las peores
sensaciones que puede tener la persona. Incluso en las condiciones más extremas, hay quien
centra su atención en lo más incierto, mientras otros se enfocan en lo que sí pueden manejar.
Quienes dirigen su acción a lo que sí pueden controlar, manejan mejor el miedo ante el peligro
y la incertidumbre.

Control:
El control y la seguridad en una situación de peligro se obtiene de tres maneras:
1. Con un entrenamiento adecuado.
2. Con información suficiente sobre lo que ocurrirá.
3. Con experiencia en situaciones similares.
En la historia anterior, el hecho de que la narradora fuera una policía novata añadió estrés a la
situación, ya que tenía pocos antecedentes sobre cómo son las operaciones de ese estilo. Ella
podía pensar que 50 es un número muy pequeño frente a 200, pero ignoraba que con una
estrategia adecuada se podía contrarrestarlos. Lo mismo con su equipo. Con el entrenamiento
apropiado es probable que fuera suficiente para resistir el embate de las piedras. Y si no lo fuera,
alguien con experiencia sabría que puede confiar en que, de ser necesario, llegarían refuerzos.
De ahí que la formación y la experiencia policial sea una medida invaluable para disminuir el
estrés. Seguramente compañeros con más experiencia tendrán una infinidad de anécdotas sobre
todo lo que sufrieron las personas que carecieron de un buen entrenamiento. Uno de los más
claros errores de cálculo de la policía novata fue que no consideró que la gente común y co-
rriente no tiene el entrenamiento especializado que los policías sí reciben. Esa es la principal
ventaja de la policía.
La tercera característica también involucra al líder. La incertidumbre ante el peligro disminuye
en la medida en que se tenga más información sobre la situación que habrá que enfrentar. Esto
facilita que una persona se enfoque en lo que sí puede controlar. Por razones de seguridad, un
líder puede considerar que es conveniente que su equipo desconozca los detalles de la opera-
ción. Sin embargo, tendrá que evaluar que el precio es un mayor estrés en el equipo. Mientras
más información consiga compartir, más seguridad tendrán en el momento de la acción.
En lo que corresponde al equipo, será muy importante que pregunte lo que se espera de
usted. Entender las órdenes lo tranquilizará. Si tiene dudas sobre lo que le toca hacer, de cómo

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
265
lo tiene que hacer o de lo que su superior o sus compañeros requieren, es muy importante
que lo aclare hasta quedar satisfecho con la respuesta que obtiene. La confusión en la comuni-
cación añade estrés y afecta el rendimiento.

4.2.4. Manejo cotidiano del estrés.


Las recomendaciones anteriores tienen un efecto directo en los momentos más críticos y ayudan
a disminuir el miedo. No obstante, hay otro tipo de hábitos que le permitirán relajarse y controlar
mejor el estrés cotidiano que enfrenta un policía por el tipo de trabajo que tiene que hacer. Las
siguientes sugerencias funcionan incluso para quien no trabaja en la calle sino en una oficina:

Ejercicio:
Una medida efectiva para disminuir el estrés, y totalmente acorde con los objetivos de la policía,
es el ejercicio. Cuando éste es sistemático y regular tiene muchos beneficios. A veces los horarios
son tan demandantes que disminuyen la posibilidad de ser constantes. Por ello, en lo que respec-
ta al estrés, basta con un ejercicio ligero, que le exija un poco más de esfuerzo al corazón y a los
pulmones, lo que produce que haya un mayor bombeo de sangre y más oxígeno en el cuerpo.
Todo esto proporciona al cuerpo fortaleza y resistencia. Para que el ejercicio reduzca el estrés,
es mejor que no implique competencia; elija algo que le brinde placer, diversión y satisfacción.
Algunos ejemplos de este tipo de ejercicio son: caminar, subir y bajar escaleras, hacer labores
domésticas, arreglar un jardín, correr una distancia determinada y otras actividades similares.

Descanso:
El complemento necesario para el trabajo, el ejercicio y el estrés es el descanso. Dormir bien y
relajarse es indispensable para estar en forma y trabajar correctamente. Hacerlo implica que el
sueño sea continuo, tranquilo y suficiente, ya que la falta de éste provoca, desde la simple fatiga
hasta la desorientación y la torpeza.
El descanso es básico para combatir el estrés y mantener el cuerpo y la mente en buenas
condiciones. Por descanso se entiende no sólo el sueño y las vacaciones. También los pasatiem-
pos, el tiempo en familia y las actividades recreativas con los amigos, distraen y permiten a la
mente y al cuerpo relajarse sin estar en reposo12

Comunicación:
La última sugerencia para disminuir el estrés cotidiano y que comúnmente no se asocia con la
salud, es hablar de lo que se enfrenta día a día. Algunos elementos han reportado que sería ne-
cesario un servicio de psicología disponible sólo para los policías. Aun cuando esto sería desea-
ble, no siempre es posible. Lo que expresan es que su cotidianidad está llena de impresiones muy
fuertes y situaciones extremas que muchas veces son difíciles de digerir.
Hay personas que después de ver heridos graves, de descubrir situaciones escalofriantes o
de intentar resolver un problema sin éxito, en lugar de compartir sus sentimientos y frustracio-
nes, consideran que lo mejor es guardárselo. Algunos no hablan de su trabajo porque es confi-
dencial. Pero son los datos lo que constituye un secreto, no la ansiedad y los sentimientos de un
trabajo estresante. Otros piensan que al no hablar de lo que sienten en su trabajo protegen a su
familia de las impresiones tan fuertes que tuvieron. Prefieren sufrir solos. Las personas que re-
nuncian al apoyo que pueden brindarles los demás, viven el estrés con mayor intensidad. Com-

266 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
partir experiencias duras, como la muerte de un compañero o la impotencia ante la realidad,
son maneras de hacer más ligera la carga con el apoyo de los seres queridos. De lo contrario, si
no comparte con sus seres queridos lo que le ocurre diariamente, podrá dañarlos más, ya que
además del riesgo de sufrir algunas de las numerosas enfermedades relacionadas con el estrés,
la búsqueda de descanso puede desviarse al lugar equivocado, como son la bebida y las drogas.
Poder hablar y compartir con sus compañeros los eventos cotidianos que viven en un día
difícil también resulta muy benéfico para todos. El policía puede convertirse en una especie
de olla de presión que necesita desahogarse compartiendo sus experiencias. Recuerde que los
policías no son máquinas que deban resistirlo todo sin expresarlo. Ellos, como todos los seres
humanos, no sólo piensan y trabajan, sino que también sienten, a veces con gran intensidad, y
necesitan expresar sus sentimientos. Aprenda a pedir ayuda y a apoyarse en quien lo quiere13.

Para concluir y aplicar lo aprendido:


El trabajo del policía provoca muchas tensiones y cada quien deberá probar cuáles de las ante-
riores recomendaciones le resultan de mayor utilidad para enfrentar el estrés. Lo que el policía
no debe hacer es descuidar este aspecto tan importante para su rendimiento profesional y su
bienestar personal.

Actividad 3: Viabilidad de las recomendaciones.


Reúnase en pequeños equipos de trabajo.
• Identifiquen tres posibles estrategias para poner en práctica, en su vida como policía,
alguna de las recomendaciones anteriores. Escríbalas en su cuaderno de apuntes,
• Discutan cuáles son los beneficios que ustedes encuentran al apoyarse en su familia y en
sus compañeros después de experimentar una situación estresante.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
267
En resumen:

Estrés
Emocionales

Estado de De salud
tensión Físicos

Síntomas Familiares
Perturbaciones

Mentales De pareja

Social

Laboral

Prepararse
para acción

Controlable Respiración

Fuerza para Rendimiento


la acción Información laboral

Técnicas
Ejercicio
Desadaptativo

Incontrolable Descanso Calidad


Miedo de vida

Comunicación

268 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
TEMA 4.3. Plan de vida y carrera

Para empezar
Seguramente recuerda la teoría de la motivación de Maslow. Él definió una serie de necesidades
que deben estar cubiertas para que una persona pueda ser feliz con lo que hace, es decir, para
que se sienta satisfecha en el camino que decidió tomar. Al elegir convertirse en policía, usted
apuesta porque sea una carrera que le permita satisfacer estas necesidades e, incluso, llegar a la
cima de ellas, a la punta de la pirámide, que es la autorrealización.
Para Maslow, la autorrealización es la meta de la vida de las personas. Él utiliza esta palabra
porque cambia de persona a persona. Para algunos puede ser la de conservar el negocio familiar
mientras para otros puede ser la de ayudar a los más necesitados. Para Maslow, la autorrealiza-
ción se relaciona con la sensación de satisfacción y plenitud con lo que uno hace.
Al reflexionar sobre lo visto en el curso, se dará cuenta que ya ha tocado cada uno de los
pisos de la pirámide, y también del último, cuando se habló acerca del ajuste entre la ocupación
que uno realiza y su vocación. Cuando hizo su cuadro sobre las necesidades básicas de una
persona, reflexionó acerca de qué tan bien están atendidas las necesidades fisiológicas. El se-
gundo piso, el de la seguridad, se ha tocado en varios puntos por ser una que requiere especial
atención en la vida de un policía. En lo que se refiere a la necesidad de pertenencia, podemos
considerar que está satisfecha por ser parte de la corporación.

La corporación le da no sólo seguridad sino también pertenencia, identidad y un legíti-


mo sentimiento de orgullo. El cuerpo policial le da también un lugar en la sociedad, un
nombre y una actividad que le permite vivir dignamente. Todo esto genera el espíritu de
cuerpo, que es un sentimiento profundo de pertenencia y de afiliación.

Si consideramos el siguiente piso, que es la necesidad de reconocimiento, encontramos que se


atiende mediante tres factores importantes:

• Primero, mediante la aprobación de la institución, encarnada en su líder.


• Segundo, por el reconocimiento de los ciudadanos, a quienes se dedica la vida.
• Tercero, por la aceptación y el cariño de la familia y de los seres queridos, cuya expresión
más fuerte es la posibilidad de constituirse en un ejemplo admirable para los hijos.

Al principio del curso usted revisó un texto sobre la autorrealización, que se encuentra en el
último nivel de la escala. No es uno como los anteriores, ya que se trata de la culminación del
impulso al crecimiento o perfección del ser humano que consiste en la actualización de sus
potencialidades. En la autorrealización se relacionan y se armonizan los niveles anteriores.
Además, la autorrealización incluye la autenticidad, esto es, que la persona asuma su futuro
como propio, que se sienta responsable de sus logros y fracasos, y que viva con orgullo sus de-
cisiones y acciones. ¿Recuerda la historia que escribió sobre su imagen?

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
269
El objetivo de las siguientes páginas es el de articular su proyecto de autorrealización en
un plan de vida que incluya las distintas dimensiones o necesidades de la persona en un
programa de acción coherente. De lo que se trata es de dibujar una especie de mapa que lo
oriente en medio de las incertidumbres de la vida y le ayude a realizar el tipo de policía y persona
que usted quiere ser.

4.3.1 Responsabilidad de la elección vocacional


Lectura: La visión y la misión personal
La mayoría de las instituciones, empresas y negocios exitosos, definen su misión y su visión. En su misión expre-
san lo que son, la razón de ser de su existencia y a qué sector de la población se dirigen; en su visión describen
lo que quieren lograr y cómo esperan verse en unos 10, 15 o 20 años. Para el logro de la visión y la misión, es
necesario establecer una estrategia basada en metas considerando todas las áreas que la constituyen.
Una persona también tiene una misión y una visión personales, sólo que a diferencia de las instituciones
y de las empresas, rara vez las pone por escrito. Para definir el propósito de su vida o su misión es importante
primero tener una “visión de uno mismo”: imaginarse cómo se verá uno en diez o veinte años o, lo que es lo
mismo, preguntarse “¿cuáles son mis sueños?”.

VISIÓN: MISIÓN
Cómo me veo Mi propósito
en el futuro en la vida

CONTEXTO
Mis ideales y sueños.
Mis oportunidades.
Mis valores.
Mis capacidades.
Mis necesidades.
CONOCIMIENTO DE UNO MISMO

PLAN DE VIDA Y CARRERA

270 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Misión y visión personal
Una vez definidos sus sueños, la persona puede preguntarse acerca de cuál es el sentido de su vida. Por ejemplo,
si un investigador médico se imagina que en veinte años quiere descubrir una cura para el cáncer, podrá ver que
su misión en la vida es trabajar por crear procedimientos y o medicamentos que remedien esa enfermedad y
disminuir así el sufrimiento y el dolor de las personas.
La misión de una persona es el sentido de su vida, el cual está orientado por los valores que son más im-
portantes para ella, aquellos por los cuales estaría dispuesta a sacrificar su vida. La visión es la forma en que
se reflejará el cumplimiento de esa misión, en logros concretos, en distintos ámbitos o campos de realización.
Cuando definimos nuestra visión es importante considerar esos diferentes ámbitos, por ejemplo: el personal,
familiar, laboral (trabajo y profesión), económico y social.
Tener claridad en lo que queremos ser y en el propósito de nuestra vida nos ayuda a enfocarnos y a dirigirnos
hacia el cumplimiento de nuestros ideales.

4.3.2 Armonización de un plan de vida y carrera


multidimensional

Personal

Familiar

Visión Laboral o profesional

Económica

Social

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
271
Para entrar en materia
Considere el siguiente ejemplo de una mujer llamada Eloísa, que tiene 25 años y se imagina
cómo quisiera que fuera su vida dentro de 10 años. Ella ha descrito su visión de la siguiente
manera:

Campo de realización Visión


Su vida personal. Me imagino como una persona sana que tiene el hábito del ejercicio
• Cuidado de su cuerpo y de su salud. diario y se alimenta de manera saludable.
Tengo estabilidad emocional, porque me entiendo con mi esposo y,
• Crecimiento intelectual y emocional.
cuando tenemos problemas, somos capaces de hablar sobre ello y re-
• Desarrollo moral. solver los conflictos que se presentan.
• Crecimiento espiritual. He crecido intelectualmente porque estudié una maestría y además he
adquirido el hábito de leer y mantenerme al día en mi campo de co-
nocimiento.
Tengo mayor madurez moral porque ahora soy capaz de hacer las cosas
por convicción propia y no sólo por temor a las represalias o al castigo.
Me siento tranquila y satisfecha porque cumplo con mi deber y trato
de reflexionar antes de actuar, siempre con base en el respeto a la dig-
nidad de las personas y la búsqueda del bien común.
En el aspecto espiritual, confió en que no estoy sola y que, cuando trato
de hacer bien las cosas para construir un mundo mejor, hay Alguien
que me da fuerzas para continuar realizando mi misión en la vida.
Su vida familiar. Mi esposo y yo hemos logrado organizarnos para el cuidado de la casa
y de nuestros dos hijos que ya van a la escuela. Son dos niños traviesos
pero muy buenos; son la alegría de nuestro hogar y nos dan fuerza
para trabajar con ánimo todos los días.
Su carrera o desarrollo profesional. Soy responsable del programa de formación de profesores en una ins-
titución educativa de prestigio y los resultados de mi trabajo se tradu-
cen en el aprendizaje de los jóvenes y en una educación de calidad, que
les permite ser profesionales comprometidos con su país.
Tanto los jóvenes como los que les dan trabajo, se sienten satisfechos
con la formación recibida en esa institución.
Su situación económica. El salario me alcanza para vivir modestamente, tengo un seguro médi-
co, y espero obtener un crédito para comprar una casita.
Su vida social y cívica. Tengo amigos, participo en una comisión de la organización de mi colo-
nia para tener una mayor seguridad, y cumplo con mis deberes cívicos,
tales como participar en las elecciones informándome y dando mi voto
con responsabilidad.

En lo concerniente a su misión personal y profesional, Eloísa las describe de la siguiente manera:


• Mi misión personal es ser una buena madre y esposa, amar y educar a mis hijos para que sean personas
de bien en la sociedad y para que sean felices.

272 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
• Mi misión profesional es contribuir a la formación de jóvenes que se comprometan, con
calidad, en la construcción de una sociedad en la que haya mayor justicia, solidaridad y
productividad.

Actividad 1: La visión y la misión personal


De acuerdo con el ejemplo de Eloísa, responda en su cuaderno de apuntes y de manera indivi-
dual, las siguientes preguntas:
• ¿Qué es una misión personal?
• ¿Qué es una visión personal?
• ¿Cómo se relaciona tanto la misión y la visión con un ejercicio profesional?
La misión se refiere al sentido de vida, el cual necesita incluir su carrera pero no se agota ahí.
La misión es más que el trabajo y por eso incluye las dimensiones del hombre. Así, es posible
que un apoyo sea al mismo tiempo parte de la misión. Por ejemplo, usted puede sentir que su
familia es un apoyo fundamental para seguir su carrera policial, ya que ellos lo animan y le dan
la fuerza para seguir adelante. Por lo mismo, usted trabaja para ellos. Su felicidad le da sentido
a su trabajo diario. Si usted se empeña en ser un policía modelo, no sólo lo hace para tener una
carrera exitosa, también se constituye como un ejemplo de honestidad, integridad y trabajo duro
frente a su hijo. Su éxito profesional se acompaña de su misión familiar. Lo mismo sucede con
otras áreas de la vida de las personas. ¿Cómo cree que tratan a un héroe sus familiares, colegas,
amigos, vecinos y líderes?

Actividad 2: Visión y misión en las diferentes áreas de mi


vida y carrera
Ahora usted haga un ejercicio similar al de Eloísa en el que, después de reflexionar, escriba en
su cuaderno de apuntes cómo quisiera que fuera su vida dentro de 10 años. Puede basarse en
el siguiente cuadro:

Campo de realización Visión

Su vida personal.
• Cuidado de su cuerpo y de su salud.

• Crecimiento intelectual y emocional.

• Desarrollo moral.

• Trascendencia o espiritualidad.

Su vida familiar.

Su carrera o desarrollo profesional.

Su situación económica.

Su vida social y cívica.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
273
Describa ahora su misión personal y profesional (la profesional ya está escrita, es la misión del
policía):
Mi misión
Mi misión personal es :

Mi misión como policía es:


Salvaguardar la integridad y los derechos de las personas, prevenir la comisión de delitos y preservar las libertades, el
orden y la paz públicos.
¿Le agradaría añadir algo o decirlo de otra manera?
¿Se identifica usted con esta misión?

La mejor piedra de toque para dilucidar si uno ha elegido su profesión vocacionalmente, es decir, de acuerdo con
las raíces más auténticas de su identidad, es la ilusión. ¿Qué empresa o quehacer llena nuestra vida y nos hace
sentir que, por un momento, somos nosotros mismos?14

Con base en lo anterior: ¿Considera que tiene vocación para ser policía? ¿Por qué?

¿Considera usted que su visión y su misión son compatibles?

Las distintas dimensiones de la persona se relacionan entre sí. Por ejemplo, usted puede sentir
que su familia es un apoyo fundamental para seguir su carrera policial, ya que ella lo anima y le
da la fuerza para seguir adelante en su trabajo. Pero al mismo tiempo, usted trabaja para ellos y
su felicidad le da sentido a su trabajo diario. Si usted se empeña en ser un policía modelo desa-
rrolla una carrera exitosa pero al mismo tiempo crece en su dimensión moral y se constituye en
un ejemplo de honestidad, integridad y trabajo duro para sus hijos, colegas, amigos y vecinos.
Lo ideal es entonces que las distintas dimensiones de la persona y, en especial, su carrera o tra-
bajo profesional y su vida estén en armonía y se refuercen mutuamente para que pueda lograr
la autorrealización.
La autorrealización está acompañada de un gran sentimiento de orgullo por lo que se
hace, el cual impacta positivamente en las personas que uno más quiere en el mundo. La auto-
rrealización se persigue toda la vida y en todo momento, pero sus frutos se recogen a lo largo
de cada parte del camino.
Por el contrario, cuando la misión no hace un aporte positivo a la comunidad, los sentimien-
tos que se tienen son los opuestos. Cuando se traiciona la confianza pública también se traiciona
la propia misión y con ello se pierde la posibilidad de beneficiar a quienes permitieron que uno
sea quien es. A esto se une la pena de no ser un buen ejemplo para los seres queridos. Un hijo
debe estar orgulloso y no avergonzado de sus padres. Por eso los valores morales constituyen
una guía segura para organizar el plan de vida.

274 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
PLAN DE VIDA Y CARRERA

MISIÓN: VISIÓN:
Vida Vida y carrera

METAS

OBSTÁCULOS RECURSOS
Redefinición de metas:
• prioridades
• posibilidades
• armonización entre plan
de vida y carrera

ACCIONES

Los planes tienen que estar ubicados en un tiempo y lugar determinados. Hoy muchos de us-
tedes están iniciando su formación policial, aun cuando varios ya tienen experiencia. Por ahora
comparten banca, pero pronto irán a realizar funciones distintas. Eso hace que sólo compartan
en algunos aspectos el punto de inicio.
A continuación le proponemos seguir con los siguientes pasos para definir su propio plan
de vida y carrera.

1. Definir metas iniciales a partir de la visión que ya estableció


En esta sección describirá las metas que se propone lograr en distintas áreas o aspectos de su
vida. Una meta es una situación a la que queremos llegar o una cualidad que queremos adquirir.
Ejemplos de metas son: adquirir el hábito de la lectura y ser Inspector General.
A lo largo de la sección se irán considerando cada una de esas áreas o aspectos y se le pedirá
que escriba la meta o metas correspondientes al área que se ha explicado.
Las áreas que se considerarán son las siguientes:

Personal

Familiar

Metas Carrera policial

Económico

Social

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
275
Usted ya definió la visión de lo que quiere lograr en lo relativo a su desarrollo personal, el cual
incluye, entre otros aspectos, el cuidado del cuerpo y de la salud.
Comenzaremos por explicar algunos factores relacionados con el cuidado del cuerpo y la
salud para que pueda usted proponerse ciertas metas en relación con ello:

Cuidado de la salud y del cuerpo:


a) La condición física
¿Cómo afecta su decisión de ser policía un aspecto de su vida personal particularmente im-
portante: la condición física? El cuidado de su fortaleza física es fundamental para ser policía.
Considere usted el siguiente perfil físico atlético que debe cumplir el personal que integra las
instituciones de seguridad pública15. En la columna de Cumplimiento anote si cumple o no con
el criterio que está a la izquierda:

Criterio Cumplimiento
1. Alcanzar el peso saludable de acuerdo con el Índice de Masa Corporal
2. Realizar salto de longitud, con distancia mínima de 2.10 m.
3. Correr 100 m. Planos en un tiempo de 14 segundos.
4. Realizar 10 dominadas de brazos en una barra fija.
5. Realizar 20 abdominales en 40 segundos.
6. Nadar 100 metros en 5 minutos.
7. Correr 3,000 metros en 14 minutos.
8. Realizar 20 lagartijas en 40 segundos (apoyar manos y puntas de los
pies en el piso, cuerpo rígido, flexionar y extender los brazos).
9. Abstenerse de consumir cualquier tipo de droga y evitar la adicción al
consumo de bebidas alcohólicas.
10. Mantener una dieta balanceada, control del colesterol y azúcar en la
sangre.

El cuidado de su salud y condición física es fundamental para su vida personal y el trabajo poli-
cial. Usted deberá presentarse periódicamente a evaluaciones físico-atléticas y es necesario que
cumpla con los criterios establecidos. El estar atento a estos criterios y poner en práctica las
medidas para alcanzarlos, le ayudará a tener una vida más sana y plena; además de desarrollar
con agilidad, fuerza y seguridad sus actividades policiales.

b) La alimentación16
Para lograr el perfil de salud deseado es necesario comer de manera correcta.
• Incluya al menos un alimento de cada grupo en cada una de las tres comidas del día.

• Coma la mayor variedad posible de alimentos.

• Consuma muchas verduras y frutas, en lo posible crudas y con cáscara.

276 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Prefiere las de temporada que son más baratas y de mejor calidad.
Consuma:
• Suficientes cereales (tortilla, pan integral, pastas y galletas, arroz o avena) combinados con
leguminosas (frijoles, lentejas, habas o garbanzos).
• Pocos alimentos de origen animal. Prefiera el pescado o el pollo sin piel a las carnes de
cerdo, borrego, cabrito o res.
• Coma de acuerdo con sus necesidades y condiciones. Ni de más, ni de menos.

• La menor cantidad posible de grasas, aceites, azúcar y sal.

• Prefiera los aceites vegetales a la manteca, mantequilla o margarina.

• Cocine con poca sal; endulce con poca azúcar. No ponga azúcar ni sal en la mesa y mode-
re el consumo de productos que los contengan en exceso.
• Beba agua pura en abundancia.

• Procure la máxima higiene al almacenar, preparar y consumir los alimentos.

• Beba únicamente agua hervida o desinfectada con cloro o plata coloidal.

• Lave y desinfecte las verduras y frutas que se comen crudas.

• Lávese las manos con agua y jabón antes de comer y después de ir al baño.

Una alimentación correcta, se basa en el Plato del Bien Comer y sugiere:

c) Las adicciones
Las adicciones pueden afectar a cualquier persona de todas las edades; por ejemplo, una per-
sona tiene una adicción al alcohol o a las drogas cuando no puede controlar el deseo de con-
sumirlas. Es decir, la persona se vuelve esclava del alcohol o de las drogas y deja de ser dueña
de sí misma.
La persona adicta debe tomar conciencia del daño que se hace, no sólo a si misma sino tam-
bién a las personas que lo rodean, pues como se vio anteriormente, una adicción puede afectar
todos los ámbitos de su vida.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
277
Hay personas que, al tener dificultades y sentirse solas o deprimidas, buscan refugio en el
alcohol o las drogas… ¡Nada peor que eso! Lejos de encontrar ahí una solución, agrava sus
problemas y puede llegar a destruir su vida y la de los demás.
Como sabemos, el consumo y el consiguiente tráfico de drogas es una de las razones por las
que la sociedad se encuentra en un grave estado de violencia y de corrupción. Debemos decir:
¡NO a las DROGAS!
Otro aspecto que usted debe cuidar en su actividad policial es el manejo de estrés. Ya ha
tenido oportunidad de tratar este tema a profundidad, de hacer un autoanálisis y de revisar al-
gunas estrategias para controlarlo.

Actividad 3: Mi meta para el cuidado de la salud


Se han revisado las cuestiones de la condición física, la alimentación, las adicciones y el estrés,
que tienen que ver con el área de su vida relativa al cuidado del cuerpo y de la salud. ¿Tiene us-
ted una o varias metas que proponerse en este aspecto? Escríbalas en su cuaderno de apuntes.

Mi(s) meta(s) para el cuidado de mi salud y cuerpo son:

Aspecto económico
El aspecto económico es algo importante en su vida y que usted debe planear. Como vimos,
el ser humano tiene que satisfacer sus necesidades básicas y las de su familia, como son habi-
tación, educación, salud, y vestido. Seguramente usted soñará con tener una casa, darles una
educación a sus hijos y con hacer un plan para su jubilación. La institución puede ser un apoyo
fundamental para cumplir su sueño. Por ello es importante que usted esté bien informado acer-
ca de cuáles son las prestaciones que le ofrece el trabajo policial.
Para lograr estos propósitos, usted necesita analizar cuál es su situación actual y proponerse
algunas metas.

278 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Actividad 4: Revisión de mis ingresos
Revise cuáles son sus ingresos y cuáles sus gastos; y escríbalos en su cuaderno de apuntes. Puede
basarse en el siguiente cuadro:

Gastos Cantidad
En alimentación
Vivienda: renta, luz, gas
Transporte
Vestido
Educación
Diversión
Pago de préstamos
Ahorro para inversión
Total

Ahora haga la siguiente operación:

Total de ingresos

Total de gastos

Ahora conteste las siguientes preguntas:


• ¿Considera que está manejando bien sus gastos o qué podría ahorrar en algún rubro?
¿Cuál y cómo?
• ¿Qué aspectos positivos encuentra usted en el aspecto económico al decidir ser policía?

• ¿Qué puede hacer para crear un patrimonio? (Por ejemplo, ahorrar mensualmente una
cantidad e invertirla para obtener intereses).
• ¿Qué metas a corto y a largo plazo se propone en el aspecto económico?

Finalmente, escriba sus objetivos en el ámbito económico:

Mi(s) meta(s) en el ámbito económico son:

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
279
Mi familia
Las familias son las células de la sociedad. Ya vimos durante el curso que ésta, es una de las
principales formas en la que la persona puede desarrollarse, que es ahí donde primero apren-
demos los valores y las actitudes que han ido conformando lo que somos actualmente. Como
hijos, como pareja y como padres, tenemos una serie de obligaciones y de satisfacciones. Por
ejemplo, ¿qué mayor satisfacción que ver a un hijo realizado como una persona que contribuye
a que la sociedad sea mejor? ¿O poder disfrutar un día de descanso con la familia?
La familia nos sostiene y nos da fuerza. Cuando uno llega cansado del trabajo a su hogar y
es bien acogido, se siente reconfortado. En cambio, si cuando uno encuentra solo problemas, se
incrementa el cansancio y el malestar.
Las relaciones dentro de la familia necesitan cuidarse; recordemos que el ser humano ne-
cesita sentirse parte de un grupo, necesita cariño y comprensión. Procurar cumplir con las obli-
gaciones familiares es importante: aportar la parte del gasto que corresponde, contar con
tiempo para platicar con la pareja, los hijos o los padres, destinar tiempo para convivir y
para demostrar a los otros que nos interesan.

Muchas veces tenemos problemas porque estamos encerrados en nosotros mismos y no


nos ponemos en el lugar del otro. La comunicación y el respeto son dos factores clave
para que las relaciones familiares funcionen. La reconstrucción del tejido social involucra
a la familia, porque ahí es donde aprendemos a respetarnos y a hacernos responsables de
nosotros mismos y de los demás.

Recuerde que cuidar el núcleo familiar es un elemento básico para que uno pueda realizar sus
sueños, incluso en el ámbito profesional. Todo necesita un equilibrio: destine tiempo de calidad
a su familia; dialogue, comprenda y esfuércese por ser un buen hijo o hija, padre o madre, her-
mano o hermana.

Actividad 5: Mi meta familiar


Ahora escriba de manera individual y en su cuaderno de apuntes su meta en relación su familia.

Mi(s) meta(s) en relación con mi familia son:

280 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Crecimiento intelectual y emocional.
El desarrollo intelectual y emocional es fundamental para ser un buen policía. El primero incluye
cosas tales como el estudio de las leyes, los códigos y los reglamentos, así como el aprendizaje
de las técnicas policiales. También se refiere a mejorar sus habilidades para resolver problemas,
y tomar decisiones acertadas.
El aspecto emocional se vincula con el desarrollo de las habilidades de comunicación inter-
personal, de la inteligencia emocional, de la capacidad para manejar el estrés, de trabajar en
equipo y de ejercer un liderazgo ético. ¿Cómo se siente usted con relación a esos aspectos?

Actividad 6: Mi meta en cuanto a lo intelectual y emocional:


Responda en su cuaderno de apuntes:
• ¿Qué meta se puede proponer para mejorar su desarrollo intelectual y emocional para
ejercer mejor su carrera policial?
• ¿Hay alguna otra cualidad intelectual o emocional que quisiera desarrollar, aunque no
tenga que ver con la profesión policial? (Por ejemplo, conocer la historia de México, tocar
guitarra, etc.)
Otro aspecto que se puede considerar es elevar su nivel cultural. Un ejemplo de lo anterior sería
adquirir el hábito de la lectura, si no lo tiene, ya que los libros, además de instruirnos y entrete-
nernos, nos ayudan a mejorar la habilidad de escribir, expresarnos y comunicarnos. Otro aspecto
que se puede considerar aquí es el de las relaciones interpersonales, de las cuales se habló al
tratar el tema de la comunicación.
• Finalmente, escriba su meta para el desarrollo intelectual o cultural y emocional.

Mi(s) meta(s) para el desarrollo intelectual o cultural son:

Mi(s) meta(s) para el desarrollo emocional son:

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
281
Desarrollo moral y comportamiento ético
La persona que se realiza lo hace siempre con los demás y no de forma aislada. A lo largo del
curso hemos visto la importancia de la ética social y de los valores constitucionales. También se
trabajó sobre la importancia de la misión de la policía para alcanzar un estado de bienestar en
donde la gente pueda sentirse tranquila, donde se perciba un clima de paz y no de violencia.
Ser policía implica un alto grado de desarrollo de la conciencia moral. A lo largo del curso es-
tudiamos los valores y las virtudes morales y, en particular, aquellas que resultan más necesarias
para un policía: integridad, prudencia, fortaleza, disciplina, lealtad, honor, espíritu de cuerpo y
respeto a los derechos humanos. ¿Cómo se siente usted con relación a las virtudes que debería
tener un policía?
Todos los profesionales deben cumplir con su código de ética, pero el policía debe hacerlo
con especial rigor por la elevada misión que le corresponde como representante del Estado para
garantizar la seguridad de los ciudadanos. Por favor revise en el Área 2, las normas del Código
de Ética Policial.

Actividad 7: Mi meta para el desarrollo moral


Responda en su cuaderno de apuntes:
• ¿Considera usted que tiene las cualidades y la fortaleza necesaria para cumplir con el códi-
go de ética de la policía? Justifique su respuesta.
• ¿Qué tan bien puede aplicar la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública y
las normas del Código de Ética para tomar decisiones con respecto a los dilemas éticos
que se le han presentado? Si lo considera conveniente, dé un ejemplo; este le puede servir
para distinguir cómo los ha aplicado.
• Escriba en su cuaderno de apuntes su meta para el desarrollo moral.

Mi(s) meta(s) para el desarrollo moral son:

Dimensión trascendente o espiritual


Ya sabemos que el ser humano se realiza cuando encuentra el sentido último de su vida; cuando
la persona supera sus necesidades básicas y puede dar un paso más allá para caer en la cuenta
de que su realización está en su vínculo con lo Trascendente, en darse a los demás y contribuir a
que México se transforme en una sociedad más justa, equitativa, solidaria y productiva.

282 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Usted, al ejercer la profesión policial, tiene la oportunidad de autorrealizarse porque:
• Ser policía es decidirse por un México en el que se respetan la ley y los derechos de las
personas, por un México en el que se puede vivir en paz y con tranquilidad, un México en
el que la paz permite el desarrollo de todas las actividades que pueden llevar a la pobla-
ción a mejores niveles de vida.
• Ser policía es decidirse por un México mejor para nosotros y para nuestros hijos.

• Ser policía es un privilegio porque es tener la decisión de luchar hasta el heroísmo por el
México que todos queremos que sea.
• Ser policía es una de las profesiones más honorables que un mexicano puede asumir y me-
rece el respeto y el agradecimiento de los ciudadanos.
Es en esta dimensión es donde se encuentra propiamente la misión del policía.

Actividad 8: Mi meta para el desarrollo espiritual


Responda en su cuaderno de apuntes.
• ¿Qué puede hacer para fortalecer la entrega generosa a su misión?

• Escriba su meta para desarrollar la dimensión espiritual o trascendente.

Mi(s) meta(s) para desarrollar mi dimensión espiritual o trascendente son:

Aspecto social, cívico o comunitario


La participación en la vida de nuestro barrio, de nuestra ciudad, de nuestro país y de nuestro
mundo, es algo importante. Estar enterados de lo que sucede e involucrarse en la medida de
nuestras posibilidades, con la resolución de los problemas de nuestra comunidad es parte de
nuestros deberes como ciudadanos.

Actividad 9: Mi meta en cuanto a lo social.


Conteste en su cuaderno de apuntes:
• ¿Cómo le gustaría contribuir al desarrollo de su comunidad?

• Escriba su meta en el aspecto social.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
283
Mi(s) meta(s) en el aspecto social son:

Mi carrera policial
Usted ha imaginado o soñado lo que desea ser en las diferentes dimensiones de su vida y lo ha
hecho tomando en cuenta que ha elegido ser policía. Conviene que ahora le dedique su aten-
ción a lo que significa la carrera policial:
En el aspecto jurídico, el plan de carrera de un policía está definido en el Capítulo Segundo
del Título Quinto de la Ley General del Sistema Nacional de Seguridad Pública que trata sobre
la Carrera Policial y la Profesionalización.
En el artículo 78 de esta Ley se establece que: La Carrera Policial es el sistema de carácter
obligatorio y permanente, conforme al cual se establecen los lineamientos que definen los pro-
cedimientos de reclutamiento, selección, ingreso, formación, certificación, permanencia, evalua-
ción, promoción y reconocimiento; así como la separación o baja del servicio de los integrantes
de las Instituciones Policiales.
En el artículo 79 se establecen los fines de la carrera Policial:
I. Garantizar el desarrollo institucional y asegurar la estabilidad en el empleo, con base en un es-
quema proporcional y equitativo de remuneraciones y prestaciones para los integrantes de las
Instituciones Policiales;
II. Promover la responsabilidad, honradez, diligencia, eficiencia y eficacia en el desempeño de las
funciones y en la óptima utilización de los recursos de las Instituciones;
III. Fomentar la vocación de servicio y el sentido de pertenencia mediante la motivación y el esta-
blecimiento de un adecuado sistema de promociones que permita satisfacer las expectativas de
desarrollo profesional y reconocimiento de los integrantes de las Instituciones Policiales;
IV. Instrumentar e impulsar la capacitación y profesionalización permanente de los Integrantes de
las Instituciones Policiales para asegurar la lealtad institucional en la prestación de los servicios,
V. Los demás que establezcan las disposiciones que deriven de esta Ley.

En el artículo 85 se describen los elementos que comprende la Carrera Policial:


La Carrera Policial comprende el grado policial, la antigüedad, las insignias, condecoraciones, es-
tímulos y reconocimientos obtenidos, el resultado de los procesos de promoción, así como el re-
gistro de las correcciones disciplinarias y sanciones que, en su caso, haya acumulado el integrante.

Como vemos, en la Ley se describen los lineamientos jurídicos de la Carrera Policial. El Plan de
vida y carrera de un policía incluye la visión y las metas de la Carrera Policial.

284 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Actividad 10: Mi meta en la carrera policial
Piense en qué grado le gustaría alcanzar el tipo de reconocimientos, condecoraciones o estímu-
los que aspira a recibir, el tipo de actividades que esperaría realizar y con base en ello escriba en
su cuaderno de apuntes cuál es la meta de su carrera policial.

La meta o metas de mi carrera policial son:

Actividad 11: ¿Metas a corto o a largo plazo?


Para avanzar en el desarrollo del plan de vida y carrera que está elaborando, es necesario reto-
mar las metas que usted ha escrito para cada una de las diferentes dimensiones.
En relación con cada meta, decida si considera que puede realizarla en el corto plazo o en
largo plazo y escríbala en la columna correspondiente. Es conveniente que si ésta es a largo pla-
zo, escriba también una meta a corto plazo que le ayude a realizar la primera.
Cópielas en su cuaderno de apuntes en un cuadro como el siguiente y deje dos columnas
más para que, después, pueda escribir los posibles obstáculos y las acciones concretas que lleva-
rá a cabo para alcanzar las metas propuestas.

Metas corto plazo Metas largo plazo


Área
Entre hoy y 5 años De 10 años en adelante
Personal
• Cuidado de mi cuerpo y de mi salud
Personal
• Desarrollo intelectual y cultural
Personal
• Desarrollo emocional
Personal
• Desarrollo moral y comportamiento ético
Personal
• Dimensión trascendente o espiritual
Familiar

Económico

Social, cívico o comunitario

Carrera policial

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
285
2. Revisar su situación actual y los recursos con los que cuenta
En relación con cada una de las metas que ha escrito, considere cuáles son los recursos o apo-
yos con los que cuenta para realizarla. Por recursos se entienden aquí los conocimientos, bienes
o medios de los que dispone; los apoyos están conformados por las personas que le pueden
ayudar a realizar sus metas.
Por ejemplo, si para su desarrollo intelectual se propone como meta la lectura, los recursos
son los libros de los que dispone o puede pedir prestados en una biblioteca, mientras que un
apoyo podría ser el maestro de la escuela del barrio que le puede aconsejar qué tipo de libros leer.
Anote esos recursos y apoyos en el cuadro correspondiente a cada una de las metas, como
se muestra más adelante.

3. Detectar posibles obstáculos


Ya que escribió las metas que desea alcanzar y los recursos y apoyos con los que cuenta, es con-
veniente que piense en los obstáculos que seguramente enfrentará. No basta con desear algo
para que ocurra, es indispensable superar las dificultades que se encuentran en el camino para
lograr lo deseado.
Por obstáculo se entiende aquí cualquier situación personal o del entorno que le dificulte
lograr una meta, por ejemplo, un obstáculo para alcanzar un puesto de mando puede ser la falta
de herramientas para hablar en público o ante un equipo de manera clara, firme y convincente.
Si usted se ha propuesto la meta de dedicar diariamente a la meditación unos minutos, un
obstáculo proveniente del entorno puede ser un ambiente ruidoso.
Entonces, para lograr las metas, deberemos considerar también la manera de superar esos
obstáculos.

Actividad 12: Definir recursos, apoyos y obstáculos


para las metas
• Anote en su cuaderno de apuntes los obstáculos en el cuadro correspondiente a cada una
de las metas, como se muestra a continuación:

Metas Recursos o apoyos Posibles obstáculos

En este momento, el cuadro ya ofrece una visión de lo que quiere lograr en su vida. Incluye me-
tas, recursos o apoyos y posibles obstáculos pero no la forma de superar los últimos. Éstos se
pueden derribar –por ejemplo, la falta de libros se suple con los préstamos de una biblioteca–,
rodear –por ejemplo, la falta de un entorno tranquilo se suple yendo a un parque o a una igle-
sia– o aceptar y buscar otro camino –por ejemplo, tal vez no logre tener lo suficiente para un
auto, pero puede comprar una bicicleta.

286 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
Complete su cuadro calificando cada uno de los obstáculos con las tres palabras anteriores
(rodear, aceptar o buscar otro camino).

4. Armonía entre las metas de su vida personal


y las de su carrera
Ahora que ya incluyó los obstáculos tiene una perspectiva realista de su plan de vida. La armo-
nización consiste en revisar sus metas, sus recursos y sus apoyos para ver si existe coherencia
entre ellos. Por coherencia busque que no sean contradictorios entre sí. Por ejemplo, sería poco
coherente buscar una condecoración por su trayectoria policial y en el corto plazo querer dedi-
carse de tiempo completo al negocio familiar. En lo personal también puede existir la dificultad
para estar con los hijos todo el tiempo que se quisiera cuando busca ser el mejor en un puesto
con un horario muy largo. El objetivo de la armonización es encontrar un equilibrio entre su vida
profesional y su vida personal, su familia, el aspecto económico y su autorrealización.

Actividad 13: Revisar armonía entre metas


• Revise de nuevo las metas que se propuso; trate de que no sean muchas, porque es difícil
diversas cosas al mismo tiempo, pero, de cualquier modo, priorícelas en función de la
visión que desea realizar. ¿Qué meta es más importante que la otra? Enfóquese en las más
importantes y deles un orden en el cual las quisiera cumplir.
Procure aprovechar sus fortalezas, sea realista y autocrítico acerca de sus posibilidades y defec-
tos, sin embargo, tenga confianza que usted puede lograr sus metas si se lo propone y confíe
en usted mismo ¡Acuérdese del aguilucho!

Procure la armonía entre su vida personal y profesional. Si usted se encuentra bien con
usted mismo podrá dar lo mejor de sí en su carrera policial. Busque el equilibrio.

5. Redefinir las metas


Antes de pasar al siguiente punto, tiene la oportunidad de ajustar lo que ha escrito hasta el
momento.

Actividad 14: Priorización de metas


• A partir de lo que priorizó, ajuste las metas menos importantes para que no le dificulten
cumplir las más importantes. Tome en cuenta que ahora la coherencia no sólo es entre las
metas, también debe de ser con la visión. Las prioridades se enfocan hacia la misión y los
pasos a seguir se construyen por medio de metas.
En cuanto haya hecho estos pequeños cambios, su plan de vida debería de ser más armónico
con su visión y misión personales; se espera que sea más clara la manera de cumplirlo.

Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acreditable


Unidad Valores Éticos y Jurídicos
287
6. Establezca acciones en el tiempo que le permitan alcanzar
la meta deseada
Actividad 15: Diez acciones…
Para terminar de hacer su plan de vida y carrera, en su cuaderno de trabajo, escriba diez acciones
clave para cumplir con la mayoría de sus metas y, por consiguiente, aproximarse a su visión y rea-
lizar su misión. Si lo desea, puede redactar una acción para cada meta, pero trate de distinguir
las que son más importantes.
Las acciones clave son aquellas que le permiten lograr las metas que tienen un alto impacto
en su vida. Cuando realizó el ejercicio sobre sus “Experiencias de vida”, tuvo que identificar los
momentos decisivos en su pasado. Ahora intente crearlos usted mismo. Señale cuáles son las
acciones decisivas que habrá de realizar para que su vida tome la dirección que desea.
Por ejemplo, si se propuso como meta importante adquirir el hábito de la lectura, una acción
clave sería leer un libro durante al menos 30 minutos diarios.

Recuerde que las acciones clave no son un buen deseo que algún genio nos va a conceder,
sino que son una tarea a realizar; son la conclusión de su plan de vida y carrera y están
basadas en una reflexión cuidadosa sobre usted mismo y lo que quiere ser.

Trate de ser lo más específico que pueda en la descripción de las acciones. Mientras las describa
con mayor claridad, más fácil será llevarlas a cabo, porque el camino se mostrará por sí mismo.
Recuerde que usted es una persona libre y que esto implica ser responsable. Usted es quien de-
cide lo que quiere hacer con su vida.

Alimentación Familia

Aspecto Crecimiento intelectual


Condición física
económico y emocional

Lo que se Cuidado de la salud Autorrealización


Uno
quiere ser y el cuerpo y dimensión trascendente
mismo
Basadas
en reflexión Aspecto social,
cívico y comunitario
Conclusión 1. Metas
Carrera policial Conocimientos
del plan

2. Situación actual Bienes


Tareas 6. Acciones
Plan de vida y apoyos
en el tiempo Recursos
a realizar
y carrera Medios
3. Redefinir metas Apoyos
y prioridades 3. Obstáculos
Revisión 4. Armonía Personas
de metas entre metas
Situación

Del
Priorizarlas Visión Personales De carrera Personal entorno

Equilibrio No lograr
metas

288 Curso de Formación Inicial • Policía Estatal Acr