Está en la página 1de 1

Leonardo Israel Arriaga Alcántara 13/11/2017

Algunos trabajos más recientes insistieron en la necesidad de trazar la hisotira de


la OTS hasta la tradición del ocultismo y del neotemplarsimo. Cuando se fundó la
OTS, Di Mabro tenía un poco más de sesenta años y habia pasado toda si vida en
el medio de los ocultistas y de los Rosacruces. Mucho más joven, Jouret era un
médico homeópata de renombre internacional y un miembro importante de un
orden neotemplaria, la orden Renovada del Templo (ORT), guiada por Julien
Origas (1920-1983). Bien que no sea implicadode ninguna manera en la tragedia y
que haya evitado con éxito toda entrevista después de esta, el autor esotérico
francés Jacques Breyer (1922-1996) parece haber ejercido una influencia crucial
sobre el nacimiento y sobre la visión del mundo de la OTS.

1.- Las interpretaciones reduccionistas, que consideran al OTS como una simple
pantalla para cubrir actividades criminales no religiosas, no fueron probadas.

2.- Actualmente está confirmado que la perdida del de carisma de Di Mambro


debido a su salud precaria y su autoridad, siempre más cuestionada, fue un
elemento importante en el origen de la primera tragedia.

3.- Como señaló Randall Collins en 1990, las teorias soiologicas frecuentemente
“tienen un macro premisa” que necesita ser “micro traducida. Cuando realizamos
una microtraducciónde la sociología no realizamos forzosamente. una micro
reducción absoluta, sino una reducción de los conceptos macro en verdaderas
interacciones a través de la trama del tiempo somos conducidos a considerar la
importancia de los procesos emocionales.

4.- Las creencias del OTS “son inseparables de la historia del Templo Solar. Las
interpretaciones que quieran hacer abstracción de las creencias nos condenarían
a no comprender nada y a ignorar que hay “ideas que matan”. En efecto que
aceptamos no a la dicotomía entre la pureza hermética y el peligro hermético la
tragedia es una ilustración de la ambigüedad escondida en ciertos tipos de
experiencia oculta o hermética ( donde Mayer recuerda el riesgo de un orgullo
luciferino)