Está en la página 1de 2

1.

OBJETIVOS
 Determinar la penetración en los especímenes de cemento asfaltico, haciendo uso
de la aguja de Vicat.
 Observar la diferencia entre asfaltos duros y blandos.
 Establecer parámetros para utilización de asfaltos duros y blandos en la ejecución
de pavimentos flexibles de acuerdo al clima y la altitud.
 Determinar la ductilidad del asfalto haciendo uso del equipo ductilometro.

2. MARCO TEORICO
2.1. PENETRACION

El ensayo de penetración determina la dureza o consistencia relativa de un cemento asfáltico,


midiendo la distancia que una aguja normalizada penetra verticalmente en una muestra de asfalto
en condiciones especificadas de temperatura, carga y tiempo. Cuando no se mencionan
específicamente otras condiciones, se entiende que la medida de la penetración se hace a 25 ºC,
que la aguja está cargada con 100 g y que la carga se aplica durante 5 s. La penetración
determinada en estas condiciones se llama penetración normal. La unidad penetración es la
décima de milímetro. Es evidente que cuando más blando sea el betún asfáltico mayor será la cifra
que indique su penetración.

Los cementos asfálticos se clasifican en grados según su dureza o consistencia por medio de la
penetración. El Instituto del Asfalto ha adoptado cuatro grados de betún asfáltico para
pavimentación con penetraciones comprendidas dentro de los márgenes siguientes: 60-70, 85-
100, 120-150 y 200-300. Además, el Instituto tiene especificaciones para un betún asfáltico de
penetración comprendida en el margen 40-50, que se usa en aplicaciones especiales e industriales.
Los aparatos y procedimientos para realizar el ensayo de penetración se describen en el Método
AASHTO T49 y en el ASTM D5.
2.2. DUCTILIDAD

La ductilidad es una característica de los cementos asfálticos importante en muchas aplicaciones.


La presencia o ausencia de ductilidad, sin embargo, tiene usualmente mayor importancia que el
grado de ductilidad existente. Los betunes asfálticos dúctiles tienen normalmente mejores
propiedades aglomerantes que aquellos a los que les falta esta característica. Por otra parte,
los betunes asfálticos con una ductilidad muy elevada son usualmente más susceptibles a los
cambios de temperatura. En algunas aplicaciones, como las mezclas para pavimentación, tienen
gran importancia la ductilidad y el poder aglomerante, mientras en otras, como la inyección bajo
losas de hormigón y en el relleno de grietas, la propiedad más esencial es una baja susceptibilidad
a los cambios de temperatura.

Las condiciones normalizadas para este ensayo se determinan detalladamente en los métodos
AASHTO T51 y ASTM D113.