Está en la página 1de 3

¿Qué es y cómo funciona una transmisión CVT?

Una transmisión CVT (Transmisión Variable Continua por sus siglas en inglés) es un tipo de
transmisión automática. Se diferencia de otras transmisiones porque no tiene un número fijo
de engranajes o posiciones. En otras palabras, permite hacer los cambios de velocidad de
manera más eficiente y continua.

Tipos de transmisión CVT


 VDP (de polea variable)
 Toroidal
 mCVT (magnética, prototipo)
 Hidroestática (utilizada en motocicletas)

Ventajas
Las principales ventajas de este tipo de transmisiones son la eficiencia de combustible.
Además, permite una aceleración suave y más responsiva. Son particularmente eficientes en
la ciudad, donde es necesario detenerse y acelerar en repetidas ocasiones.
Desventajas
Uno de los problemas que más reportan los usuarios de este tipo de transmisión es la
sensación de aceleración sin control. Normalmente se debe a que el sistema no tiene
posiciones, por lo que “comienza” a acelerar donde se quedó, lo cual puede sonar a que el
auto está más revolucionado. Además, el alto grado de automatización puede requerir
servicios especializados al menor problema. Lo ideal es tener un plan de mantenimiento para
evitar descomposturas mayores.

Autos con transmisión CVT+


 Toyota Corolla
 Chrysler Pacifica
 Mitsubishi Lancer
 Dodge Caliber
 Nissan Tiida/Versa
El diferencial inteligente o automático
Obtener una adecuada tracción sobre todo tipo de terrenos es, sin duda, el gran
rompecabezas del diseño de un todoterreno. El diferencial automático puede ser
una buena solución para los vehículos que pisan tierra de forma asidua. El
diferencial es el dispositivo encargado de repartir el par motor en función de la
demanda de cada rueda de un mismo eje -también los hay que actúan para
repartir el par entre ambos ejes-, por ejemplo, al abordar una curva, donde ambas
ruedan han de girar a distinta velocidad.

Sin embargo, cuando las ruedas


del mismo eje se encuentran sobre
superficies de distinta adherencia,
el diferencial adopta el mismo
comportamiento que en curva,
otorgando más par motor a la
rueda con menos tracción -en
curva la que ha de realizar el
mayor recorrido-.

El resultado suele ser la inmovilización del vehículo y lo mismo ocurre cuando


alguna de las ruedas está en el aire.
Los diferenciales autoblocantes con un determinado tarado no consiguen
garantizar el movimiento de ambas ruedas en situaciones extremas, tan sólo lo
conseguiremos anulando el efecto del diferencial, es decir, bloqueándolo.
CAN Bus
CAN es el acrónimo de Controller Area Network y lo de bus es porque tenemos
una topología en forma de bus (valga la redundancia). Para los profanos en el
mundo de la electrónica esto quiere decir que hay un solo cable que recorre el
vehículo al que se van conectando los diferentes aparatos electrónicos que
necesiten comunicarse. De esta forma reducimos la cantidad de cables que se
necesitan en el coche.
Los coches tienen un conector especial llamado OBD que suele encontrarse
debajo del volante. Este conector nos permite acceder a los buses CAN del
automóvil. Con un adaptador podemos conectar un ordenador, smartphone o
similar y así nos enteraremos de todo lo que se cuece en el interior de nuestro
coche.