Está en la página 1de 2

UNIVERSIDAD SIMÓN BOLÍVAR

DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS GENERALES


LA RAZON Y LAS PASIONES – FLX592

Profesora: R. Guerrero

Alumna: Natali Méndez 13-10872

Comentario # 1 -El Banquete-

En el presente comentario se tratara de explicar, según lo entendido, lo expreso en el


dialogo El Banquete entre Sócrates y Diotima en el que se habla de la visión muy peculiar
del amor por parte de Diotima. En este dialogo, la sabia describió su versión de la historia
de Eros, hijo de Poros y de Penia, para desarrollar la idea del amor como el deseo a algo
de lo que estas falto, o mantener algo que ya posees, porque el que ya es alto no desea
ser alto, en cambio alguien rico deseara seguir siendo rico en algún futuro.

De igual forma, recalcó que uno ama lo bello y que las cosas buenas son bellas, lo que por
analogía nos podría llevar a la conclusión que el ser humano es por naturaleza malo pero
eso sería pasar por alto la observación de Diotima de que existe un término medio entre
bello-feo y bueno-malo, además de que existen numerosos experimentos científicos que
demuestran que nacemos con un instinto moral siendo capaces de diferenciar entre el bien
y el mal, no obstante a medida que crecemos, nuestra moralidad se adapta a la sociedad
que nos rodea volviéndonos egoístas y avariciosos, capaces de hacer todo para poseer
algo que deseemos como bien dice la sabia en su discurso “….los hombres están
dispuestos a amputarse sus propios pies y manos, si les parece que esas partes de sí
mismo son malas”.

Ahora bien en su discurso también se menciona el Impulso creador, como el ser humano
busca ser inmortal al reproducirse, ya que su cuerpo se va deteriorando y más importante
aún su alma va cambiando, renovándose pero no marchitándose. Y en esto hago énfasis
ya que según Platón en La Republica, “el alma se asemeja a lo divino y el cuerpo a lo
mortal”, ¿pero que hace al alma inmortal? Permítanme ahora recordar la definición de
Platón del alma como aquella que dirige, gobierna y delibera, y si lo hace de manera virtuosa
es llamada alma ‘justa’ y ‘buena’.

Entonces en resumidas cuentas si el ser humano como se estableció al principio del


comentario ama es lo bello, y por lo mismo lo primero que nace es el amor a la belleza
UNIVERSIDAD SIMÓN BOLÍVAR
DEPARTAMENTO DE ESTUDIOS GENERALES
LA RAZON Y LAS PASIONES – FLX592

corporal, es decir al cuerpo, se puede decir que la procreación de ese ‘amor’ es sólo de
naturaleza egoísta y no de carácter divino, y viene del alma apetitiva. Mientras en cambio
si se le incorpora el amor a la belleza del alma, a la belleza moral, a la conducta entonces
seriamos capaz de reconocer lo bello en todas las actividades y en las leyes, lo que
ocasionaría un amor al conocimiento, y como bien es conocido se sabe que el conocimiento
es algo que perdura, que se renueva, y que por lo tanto es inmortal, entonces el alma es
inmortal. Pero llego aquí al segundo punto, Platón dividió el alma en tres partes: racional,
irascible y apetitiva, de modo que me hago de nuevo la pregunta ¿es el conjunto de todas
estas partes inmortal? Para responder a esta pregunta debo examinar el propósito de cada
una, la parte apetitiva e irascible buscan es satisfacer una necesidad (básica o innobles) en
algún momento, pero el alma racional busca es alcanzar el conocimiento y de esta manera
cumplir con su función de realizar el bien y la justicia, por lo tanto es únicamente esta parte
del alma la que puede ser denominada inmortal. En este último plano, es que se puede
decir que se logró la concepción de Diotima de Eros, aquel donde el amor es hacia la belleza
en sí misma, única, divina y eterna.