Está en la página 1de 4

25 de enero de 2018

Reseña de​ Pacto Matrimonial: Una perspectiva temporal y eterna


Por Wency L. Bonilla Díaz

Pacto Matrimonial: Una perspectiva temporal y eterna ​es un libro escrito por John Piper, pastor
por más de 30 años de la Iglesia Bautista Bethlehem en Minneapolis, Minnesota, EEUU. Junto
a su esposa, Nöel Piper, tuvo 5 hijos; Karsten, Benjamin, Abraham, Barnabas y Talitha.
Conocido por su predicación apasionada con empeño por la gloria de Dios y el gozo del
creyente en Él.

Luego de 40 años de matrimonio, Piper escribe ​Pacto matrimonial​, un libro dedicado, como
revela el título al tema del matrimonio y evangelio. Ese aspecto me llamó la atención, pues el
autor hablaría con experiencia. Me parece que eso sirve para dar una perspectiva veterana al
considerar asuntos importantes y esto abordándolo en un solo volumen corto.

El libro contiene 15 capítulos cortos, apropiado para todo tipo de lector. Piper, como señalaré
adelante, cubre temas sobre el concepto bíblico de matrimonio con algunos aspectos prácticos
importantes; tales como: los roles del esposo y la esposa; la soltería; la sexualidad; la
procreación y la crianza; y el divorcio. Todo eso en menos de 180 páginas. Es una buena
referencia que presenta de forma general el tema principal y otros relacionados.

Me gustaría hacer mención en estas notas sobre el contenido de la portada. La edición en


español de ​Pacto Matrimonial​, publicada por TYNDALE ESPAÑOL, comienza con una portada,
que a mi entender luce espectacular. La misma fue diseñada por Matt Manthooth, y podría
darnos luz sobre uno de los enfoques principales que el autor utiliza durante su escrito: la
eternidad de la cruz y la temporalidad del ser humano (en este caso particular, el matrimonio).
[Espero que esto despierte el interés de lanzarse a apreciar el buen arte que acompaña el
libro.]

Hay tres elementos principales que son guías en la lectura. En primer lugar, el autor hace un
esfuerzo para que su presentación esté fundamentada en la Escritura; segundo, su contenido
está obstinadamente dirigido por y para el evangelio de Cristo; y por último, dirige a la
perspectiva temporal y eterna del matrimonio. Generalmente la literatura de este tipo de tema
que es catalogada “evangélica” (especialmente aquella de mayor venta), se basa
principalmente en experiencias humanas y el posicionamiento de la psicología humana; en el
mejor de los casos con una que otra cita bíblica. No obstante, Piper presenta un pasaje bíblico
base para cada capítulo y sobre el mismo desarrollarsu reflexión. Por otro lado, en lugar de
enfocarse a la pasajera gloria humana apunta a la gloria de Dios y la irreemplazable centralidad
1
del evangelio en el matrimonio. Esto consistentemente se observa en cada capítulo.

1
Esto no significa que esté no tengamos desacuerdos con en algunos de sus planteamientos. Por
ejemplo, algunos puntos hermenéuticos. Sin embargo, tengo que reconocer su esfuerzo por procurar un
escrito centrado en la Palabra.
El libro comienza con un prefacio encargado por Nöel Piper, esposa del autor. Bajo el título
Péndulos e imágenes​, Nöel presenta unas ilustraciones (pg. ix) que ayudan a ver unos
aspectos del matrimonio en Cristo; tanto su firmeza y flaqueza, como su misión . Esto como
base para reflexionar y desarrollar por medio de la lectura un enfoque del retrato de Cristo y la
Iglesia ​en ​el matrimonio.

La introducción tiene como título Matrimonio y martirio​. Tremenda forma de empezar, ¿no? En
ella el autor establece un hilo conductor que será clave durante el resto del libro: “El significado
del matrimonio es la representación del amor fiel al pacto entre Cristo y la Iglesia.” (pg. xiv).
Para poner las cosas en perspectiva, deja claro que aunque el matrimonio es una imagen de
ese pacto, es ​sombra del cumplimiento de ese pacto (Pg. xiii). En esta sección, Piper citó un
pensamiento de Dietrich Bonhoeffer, que llamó mi atención. El cual exponía que el matrimonio
involucra dos cosas: una posición y responsabilidad “para con el mundo y con la humanidad”.
Eso es parte de la extensión de ese llamado.

En el capítulo 1, ​Permanecer casados no se trata principalmente de permanecer enamorado, el


autor nos contrasta la perspectiva bíblica del matrimonio con la cultura. Para eso explica cómo
Dios es la causa y el objetivo mismo del matrimonio con sus componentes; no una construcción
social. En el capítulo siguiente, ​Desnudos pero no avergonzados​, presenta la vergüenza de la
desnudez a causa de la caída y como ella puede ser redimida por el amor dentro del pacto
matrimonial. El capítulo 3 (​La representación del Dios de la gracia en el pacto​) tiene la intención
de plasmar como el matrimonio sirve para mostrar la ​gracia ​del nuevo pacto, enfatizando en
aplicar la obra de Dios, como ejemplo la justificación, en mi relación con mi prójimo (en este
caso con el/la cónyuge). Él lo expresa así: “vivir verticalmente y exteriorizarlo después” (pg. 33).

Perdón y tolerancia​, es el título del capítulo 4. Como bien nos podemos imaginar, y el autor lo
enfatiza, este es un tema muy necesario dentro de la relación matrimonial. Piper expresa que
eso debe a que: “habrá conflicto en basado en el pecado” de parte de ambos; es “un trabajo
duro y áspero”; y Dios es glorificado en ello (pg. 38). Enseña sobre eso basado en Col. 3.12-19.
(Probable, como a mi novia y a mi, les guste la imagen de su experiencia y la “pila de
estiércol”.). Por otro lado, el próximo capítulo Ir en pos de la semejanza [de] Cristo en el pacto​,
es una introducción al tema de los roles en el matrimonio y la manera en que ambos deben
buscar crecer a la imagen de Él ​mediante el sacrificio​.

El capítulo 6 (​Valiente como un león y manso como un cordero-- El esposo cristiano como
cabeza: Fundamentos de liderazgo​) es parte de la sección que se enfoca en los deberes y
responsabilidades de los padres. Este capítulo se enfoca en el fundamento y la exposición de
lo que ​no ​considera que es el liderazgo masculino en la familia. El siguiente capítulo (​Valiente
como un león y manso como un cordero-- El esposo cristiano como cabeza: ¿Qué significa
liderar?​), se dirige principalmente a la aplicación del liderazgo del padre. Fue de mucho
beneficio para mí, ayudándome de manera sencilla a tener una visión clara de la masculinidady
cómo se debe ejercer el rol de cabeza: sirviendo, protegiendo y proveyendo al hogar de
acuerdo a “la semejanza de Cristo” (pg. 77). Termina esta sección con ​La fe hermosa de la
sumisión con amor​. Basado en 1 Pedro 3, Piper presenta 4 aspectos principales del retrato de
la feminidad bíblica y el rol de sumisión. Esto último llevándose a cabo al “honrar y afirmar el
liderazgo de su esposo” y ayudándolo en su llamado como cabeza.

Desde el capítulo 9 se comienzan a cubrir algunos temas adyacentes al matrimonio y otros que
siguen siendo parte del mismo. Para sorpresa de algunos, se dirigen varios capítulos a las
personas solteras. El capítulo 9 tiene como título ​Soltero en Cristo: Un nombre mejor que el de
hijos e hijas​. A pesar de que no concuerdo con todo lo que plantea en este capítulo, su fin es
que se ponga en su justa perspectiva el matrimonio y no caigamos en idolatría (objetivo que
logró en mí); presentar la relación entre la soltería y el matrimonio dentro del propósito supremo
de Dios; y a que personas en ambos estados- casados o solteros- vivan como parte de la
familia de Dios. Aquí plantea la superioridad de la familia espiritual (eterna), sobre la familia
terrenal (pasajera). Por lo que los solteros no son excluidos de las mayores bendiciones de la
gracia.

Considero que el capítulo siguiente parte de su visión y su deseo como pastor. En ​Soltería,
matrimonio y la virtud cristiana de la hospitalidad​, expone como Cristo, mediante la
hospitalidad, puede ser exaltado en las relaciones entre solteros y casados.

El capítulo 11, que me hubiese gustado leerlo junto al capítulo 2, tiene como título ​Fe y sexo en
el matrimonio​. En este, Piper presenta cómo honrar el matrimonio mediante la satisfacción del
placer sexual dentro del pacto matrimonial. Además presenta 4 maneras en que se relaciona la
fe y el sexo en los conyugues. Aunque muy breve y general creo que es una buena
presentación de lo que algunos llaman “sexo centrado en el evangelio”. (Por cierto, me es
imposible olvidar uno de los subtítulos del capítulo, en el que recomienda a los casados
“derrotar a Satanás a través del sexo frecuente”. Cp. 1 Cor. 7.3-5) [pg. 129]

Seguido, en el capítulo 12 comienza hablar de la crianza de los hijos en el matrimonio. Bajo el


título ​El matrimonio es para hacer hijos… discípulos de Jesús: ¿Cuán absolutos es el deber de
procrear?​, el pastor expone que el propósito de procrear es más allá que “agregar cuerpos al
planeta”, sino “incrementar los seguidores de Jesús” (pg. 135). Luego, considerando el nuevo
pacto, presenta la razón por la que la procreación no es absoluta y culmina con 5
observaciones sobre las responsabilidades del padre y la madre dentro de la crianza. En el
capítulo 13: ​El matrimonio es para hacer hijos… discípulos de Jesús: La conquista del enojo en
el padre y el hijo​, Piper se concentra en el padre; su responsabilidad en la crianza y como de
forma centrada en el evangelio se puede vencer el enojo que surge en ese proceso.

Los últimos dos capítulos lo dirige al problema, que también es un hecho; el divorcio. ​Lo que
Dios ha unido que no lo separe el hombre: El evangelio y la nueva obediencia radical​, capítulo
14, está dirigido a las implicaciones del matrimonio en los divorciados y los nuevos
matrimonios. También, señala la santidad del matrimonio, las maneras de ser comprensivos y
compasivos con los divorciados y discute la enseñanza de Jesús sobre el tema. Piper concluye
que el llamado del Señor es a “nunca divorciarse y volver a casarse” (pg. 162) (aunque pudiera
no estar considerando las condiciones que la Biblia presenta para tal práctica).

Por otro lado, el capítulo 15, ​Lo que Dios ha unido que no lo separe el hombre: El evangelio y
los divorciados​, desde su posición sobre el tema, atiende cuatro preguntas importantes acerca
del asunto, incluyendo la muerte del cónyuge, como deben responder los recasados, el
matrimonio con el cónyuge no creyente y si existen excepciones en la prohibición del volverse a
2
casar.

Finalmente, en la conclusión Piper menciona por qué su enfoque principal no estuvo en


asuntos prácticos (que son importantes), sino en la gloria que representa y debe mostrar el
matrimonio para que se dé lo práctico. Finaliza recordando el significado del matrimonio y los
beneficios superiores de su consumación en el regreso de Cristo.

En conclusión, me parece que es una buena referencia para que los creyentes estudien el
tema. Como en mi caso, opté por leer este libro antes que otros sobre el tema, debido a que es
abarcador en su contenido y ayuda al desarrollo de una visión del matrimonio centrada en el
evangelio y la gloria de Dios. ​Pacto matrimonial nos brinda el modelo y el blanco para llevar a
cabo un matrimonio en verdad exitoso, con una perspectiva balanceada, del presente y la
eternidad. No según el concepto de éxito del mundo, sino según la visión de Dios.

2
De forma consciente, Piper asume una posición diferente a la que históricamente eruditos de la
Escritura han llegado sobre las únicas condiciones para el divorcio: muerte del cónyuge o adulterio.