Está en la página 1de 2

Karen Rodríguez Pérez

Lic. En Psicología
6to. Semestre
Seminario de Violencia Intrafamiliar
GÉNERO: FEMINIDAD Y MASCULINIDAD

El presente ensayo habla sobre las diferencias de género enfocado en la parte de


la masculinidad y feminidad, estos términos se han construido a lo largo de los
tiempos ya que nos concierne a todos por igual. Es por esto que en la actualidad
aún se ven marcados tratos desiguales, distinciones de superioridad e inferioridad,
educación, deberes y obligaciones, poder, roles, entre otros aspectos. El objetivo
es plantear el punto de vista a partir de lo analizado en el texto y la actualidad.

Desde tiempos muy remotos hablar de hombre – mujer son temas que causan
mucha polémica en diferentes contextos ya que ante la sociedad el hombre debe
cumplir el rol de más poder, de quien sustenta los bienes materiales y económicos
a la casa y si estos cometen una falta no son señalados por la sociedad, por el
contrario las mujeres deben mantenerse bonitas, castas, puras para su hombre, y
su plena realización es ser madres y esposas, si estos papeles no son cumplidos al
pie de la letra y si al papel de la mujer se le añade una parte que se considere una
falta está es señalada y mal vista ante la sociedad. Este tipo de ideas son parte de
nuestra cultura y educación porque es desde ahí donde cada individuo sea hombre
o mujer tiene una perspectiva de su género y lo que este implica, pero actualmente
aunque se dice haber igualdad no es así, ya que aunque pertenezcamos a otras
generaciones más recientes aún siguen existiendo situaciones que nos dejan uno
por encima del otro, y un claro ejemplo puede ser la situación familiar que dentro de
esta dinámica existe una figura de más autoridad que es quien toma las decisiones
dentro de la misma. Se han analizado a lo largo del tiempo diferentes posturas que
plantean esta igualdad entre hombres y mujeres y que a pesar de esto aún se siguen
marcando las funciones y obligaciones que cada uno debe cumplir con la diferencia
de que en la actualidad a las mujeres se les han aperturado algunas cuestiones
como lo son el área laboral, el voto, la participación entre otras, pero a pesar de esto
el hombre sigue apareciendo como figura de más poder.

Hablando socialmente la masculinidad es un término mucho más aceptable que la


feminidad y esto debido a que se considera que en esta pare del poder y ejercerlo
Karen Rodríguez Pérez
Lic. En Psicología
6to. Semestre
Seminario de Violencia Intrafamiliar
sobre otro es más frecuente por los hombres aunque desde este punto de vista
estamos dejando de lado la parte de la igualdad entre hombres y mujeres, ya que a
la figura masculina no se le es permitido expresar sus sentimientos y mucho menos
realizar funciones que sean exclusivas para mujeres, teniendo en cuenta que
biológicamente si somos diferentes pero emocionalmente ambos géneros
experimentamos las mismas emociones.

Como se hace mención a lo largo del texto la sociedad y las instituciones tienen un
gran peso sobre nosotros como individuos. Ya que tanto a las mujeres como a los
hombres nos dan múltiples posibilidades actualmente aunque como ya se mencionó
aún existe esa parte de desigualdad, aunque por esto mismo se siguen llevando a
cabo patrones de generaciones anteriores y es por esto que ambos géneros nos
ponemos limitaciones que no nos permiten crecer como individuos en ningún
aspecto e inconscientemente desaprovechamos esta parte de la igualdad para
quedarnos enmarcados en patrones ya establecidos, dejando anulado todo cambio
para crecimiento y posibilidad.

REFERENCIA

Dorantes G. Ma. A., (2014). Perspectiva de género una visión multidisciplinaria.


UNAM, FES Iztacala: Coordinación Editorial.

También podría gustarte