Está en la página 1de 3

LOS CINCO ENFOQUES DEL MARKETING

LOS ENFOQUES DEL MARKETING:


UNA FILOSOFIA VISIBLE

1. EL ENFOQUE PRODUCCION:
El enfoque basado en la producción sostiene que los consumidores optarán por los
productos disponibles que sean asequibles y, por consiguiente, sostiene que la
administración se debe enfocar a mejorar la eficiencia de la producción y de la
distribución. Este concepto representa una de las filosofías más antiguas del los
vendedores. Resulta útil cuando la demanda de un producto es superior a su oferta y
cuando el costo del producto es demasiado alto y se requiere aumentar la
productividad para bajarlo.

2. EL ENFOQUE PRODUCTO
El enfoque basado en el producto sostiene que los consumidores preferirán aquellos
productos que ofrezcan gran calidad, rendimiento e innovación y, por consiguiente,
que la organización debe realizar un esfuerzo constante para mejorar los productos.

3. EL ENFOQUE VENTAS
El enfoque basado en la venta sostiene que los consumidores no comprarán bastante
cantidad de producto de una organización, salvo que ésta realice ventas y promociones
a gran escala. El concepto se suele aplicar a bienes no buscados, bienes que los
compradores no piensan comprar normalmente. También se aplica a actividades no
lucrativas, como por ejemplo la política. El concepto de venta adopta una perspectiva
del interior al exterior.

4. EL ENFOQUE MARKETING
El concepto del marketing sostiene que para alcanzar las metas de la organización se
deben definir las necesidades y los anhelos de los mercados meta, a los cuales se les
deben proporcionar las satisfacciones requeridas con mayor eficacia y eficiencia que la
competencia. Adopta una perspectiva del exterior al interior. Suele ser más importante
retener a los clientes que atraerlos. La llave para retener a los clientes es satisfacerlos.

5. EL ENFOQUE MARKETING SOCIAL


El concepto del marketing social sostiene que la organización debe determinar las
necesidades, los anhelos y los intereses de los mercados meta. A continuación debe
ofrecerles las satisfacciones deseadas con mayor eficacia y eficiencia que la
competencia, de tal manera que conserve o mejore el bienestar de los consumidores y
de la sociedad.
El Marketing es una disciplina que ha ido evolucionando en el tiempo. Es sus inicios era
considerada como una rama de la economía en donde se orientaba al estudio de los canales de
distribución, pero posteriormente tomó dirección al Management en donde se buscaban presentar
técnicas que tenían como objetivo la optimización de las ventas.

A día hoy se encuentra abocado a la comprensión de los actores del mercado poniendo especial
énfasis en los compradores y vendedores.

Con respecto a los enfoques de marketing podemos mencionar los distintos tipos:
Enfoque de marketing de producto:
Estudia la distribución que comprende a distintos tipos de productos desde que sale de su
producción hasta llegar al destino final, que puede ser el consumo del bien.

Enfoque de marketing institucionalista:


En este enfoque el centro de interés son las instituciones comerciales, es decir los productores, los
mayoristas y las asociaciones comerciales.

Enfoque de marketing funcionalista:


Aquí se considera que el objeto del marketing es el estudio de las funciones que lleva a cabo la
empresa en especial en el área comercial.
Enfoque de marketing gerencial:
Está basado en las ciencias del comportamiento en donde se analizan los procesos involucrados en
la toma de decisiones, como también las tareas que se deben desarrollan dentro de los mismos.

Enfoque de marketing de intercambio:


Trata la relación de intercambio que se produce entre dos o mas partes, analizando el por qué se
producen los intercambios.

En la actualidad las empresas necesitan determinar enfoques de marketing que sean ágiles y
dinámicos.
Para la aplicación de un enfoque de marketing la empresa debe maximizar la satisfacción del
cliente y la oferta de productos y servicios. Maximizar el consumo del cliente y buscar la mejor
calidad de vida.
Los enfoques distintos en la forma de dirigir las empresas se caracterizan por:
 El enfoque de producto, en que las decisiones se basan en la producción creando mejores
productos. Según este enfoque, se buscan los productos que ofrezcan una mayor calidad,
características más innovadoras o mejores resultados.
 El enfoque de ventas, en que lo importante es la venta. Si no se anima a los potenciales clientes
o clientes a hacer más compras no se conseguirán tantas ventas como se podrían conseguir. El
marketing está pensando para vender más cosas a más gente y conseguir mayores beneficios
con ello. Es ideal para productos que no se consideran “una necesidad” o que no suelen ser
buscados.
 El enfoque de producción. Este enfoque se basa en que los consumidores optan por productos
disponibles asequibles, por lo que se recomienda mejorar la eficiencia de producción y
distribución. Es una buena idea para empresas que quieren ampliar mercado.
 El enfoque de mercadeo, donde lo principal es el consumidor. Se busca detectar y responder
necesidades, en crear productos para los consumidores y no buscar consumidores para sus
productos. Es una vuelva de tuerca al marketing tradicional y probablemente en uno de los más
idóneos en la actualidad.
Actualmente, los enfoques del marketing han cambiado, y en muchos casos se ha pasado de
enfocarse hacia el producto a enfocarse hacia el cliente. Uno de los precursores de este cambio ha
sido Philip Kotler, que piensa que el marketing tradicional ya no es tan efectivo como antes, que la
nueva orientación se basa en conseguir y mantener el cliente, especialmente este último aspecto.

La aplicación de un enfoque permitirá:


 Revalorizar los recursos de la empresa
 Centralizarse en la satisfacción de las necesidades de los consumidores.
 Ofrecer ofertas competitivas a los consumidores
 Definición de ofertas importantes en donde se desataque el aseguramiento de su entrega y
lograr mantener la fidelidad del cliente.
 Interactuar al mercado con las demás áreas de la empresa.
También es interesante saber que existe el marketing holístico, donde “todo importa” y se busca
algo más integrado y amplio en el marketing.

Todo lo planteado debe ser acompañado con una correcta planificación estratégica.